Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Año 2016 - 1 de Septiembre [Trama Global]

Albus Dumbledore el Jue Sep 01, 2016 10:48 pm

Recuerdo del primer mensaje :

~~~~~~~~


1 Septiembre, año 2016



El tren está dividido en vagones y los vagones en compartimentos. Cada compartimento puede llevar 6 personas con comodidad más sus equipajes de mano. El tren tiene capacidad para transportar 144 personas (sin contar al conductor).
En la locomotora no pueden viajar alumnos y tampoco en el vagón de equipajes. Normalmente viaja algún profesor en el tren y otros adultos (como la señora del carrito) en el primer vagón.



___________________________________________________

1.- Recuerden que es obligatorio que todos los alumnos viajen a Hogwarts a través del Expreso. No se permiten autos, ni vacas voladoras.
2.- El tema se ha abierto el día 01 de Septiembre y se mantendrá el viaje hasta el lunes 3 de octubre; hasta entonces pueden rolear en la estación cuando llegan a tomar el tren, en el expreso mismo, fuera del colegio (para cerrar escenas) y dentro del colegio... Pero por favor, mantengan un rol de de espacio/tiempo coherente.
3.- No es obligatorio rolear en este tema antes de hacerlo en el Colegio. Sin embargo, se premiará la participación en él con puntos adicionales para sus casas.
4.- La cuenta de Albus Dumbledore será la encargada de avisar cuando el tren salga de la Estación, hasta entonces el viaje no comienza y damos tiempo para que todos suban al tren. Si alguien no ha podido rolear que sube al tren, daremos por hecho que lo hizo y podrá rolear dentro como si ya estuviera allí antes.
5.- Pongan entre corchetes al inicio de vuestro mensaje dónde se desarrolla vuestro rol, tal como se indica en los siguientes ejemplos:

  • Ejemplo 1: [A las afueras de King's Cross]
  • Ejemplo 2: [King's Cross]
  • Ejemplo 3: [Anden 9 y 3/4]
  • Ejemplo 4: [Vagón 2, Compartimento 11]
  • Ejemplo 5: [Pasillo del vagón 4]
Moderador
Expecto Patronum


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 17
PB : Michael Gambon.
Edad del pj :
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Orden del Fénix.
Patronus : Fénix (Parlante)
Mensajes : 356
Puntos : 9
Ver perfil de usuario

Invitado el Lun Sep 05, 2016 9:39 pm

[Anden 9 y 3/4] (Interacción con Sirius y Stella)

Le encantó la reacción de Sirius, aunque todas sus reacciones le gustaban, bueno casi todas, en fin, también le preguntó para que la había puesto a hornear para él pero este no le respondió, habían dos opciones, para él y sus amigos o para hacer una trastada, esperaba que fuera la primera opción, en todo caso no era algo que le importara mucho, los hizo para él para lo que él gustara. Luego de eso le preguntó por "remedios caseros".

- Esta bien, además no me quejo si me das algo de información al respecto cuando lo hagas - diría antes de ver aparecer a Stella en el lugar quien les dio un abrazo a ambos con lo que la cambiante no pudo mas que sonreír - Hola, Stella, bien y ¿tu? - preguntó con una sonrisa, que se convirtió en una mueca de incredulidad al escuchar que Stella no sabía diferenciar a Sirius de James - Como es posible, James usa anteojos y Sirius es mas atractivo, Stella no tienes perdón de Dios - diría antes de captar otra cosa que dijo sin vergüenza alguna la frente de Sirius - ¿Entonces cuando te conté que me gustaba Sirius creíste que me gustaba James o nunca supiste cual de los dos era? - preguntaría de forma inevitable, es que realmente le sorprendía que luego de 6 años y al menos ellos en la misma casa no los diferenciara.

Luego de esto, Sirius empezó a correr - DEMONIOS, SIRIUS, AL MENOS UN PAR ME PERTENECEN YO LOS HICE - le gritó, al final ni había desayunado por hacerle los dichosos muffins y ella ¿no los probaría? no, eso si que no, así que empezó a correr junto con Stella persiguiéndolo - Lo haré, de hecho uno tenía que ser tuyo y si, son de chocolate - diría antes de volver a correr pero antes de entrar por la puerta del vagón se detuvo y se dirigió a Stella una vez mas - Stella, si hablas con Tenney, dile que ya me enteré de lo que hicieron Giselle y Americh, dile que yo también estoy molesta y sentida - diría antes de seguir corriendo, no sabía si ella sabía los nombres de sus abuelos, pero esperaba que no, por que por lo mismo ella no los llamó abuelos, si no por su nombre de pila, para poder ser confundidos con otros.

[Vagón 4 - Pasillo] (Interacción con Ziva y Stella)

Corrió detrás de Sirius por los pasillos hasta que llegó al 4to, se había atrasado un poco por las personas que se movilizaban por los vagones y por haberse detenido a hablar con Stella antes, esperaba que esta llegara pronto, pues ya estaban llamando cuando se despidieron y ya estaban sonando los silbatos, iban por el tercero, seguro ahorita se la topaba, o eso pensó antes de ver por la ventana de un compartimento como esta corría con otra chica.

Maldijo por lo bajo mientras se apresuraba a llegar al otro compartimento donde vio a una Ziva loca, esa pequeña que ese año entraba a tercer año y que el año pasado aborreció por robar al profesor Cosmas y causar una gran perdida de puntos para su casa, además de su pésimo desempeño cuando ella misma no estaba jugando, niña que esperaba que no le diera mala reputación a su casa y ahí estaba estaba atacando a su amiga y dando mala reputación a los tejones.

Alice, claramente se molestó mucho, pero consiguió que su cabello no cambiara de color dado que también estaba pensando en eso y que no podía tratarla mal, era prima de uno de sus amigos, pero eso no quitaría el tono algo hostil de su voz en ese momento - Por el amor a Merlín, Ziva ¿Que demonios haces y de que hablas? Stella no está enferma de nada, ¿quien te dijo esa tontería? - preguntaría con evidente molestia, aunque al escuchar su pregunta caminó hasta una posición en la que vio a su primo y realmente esperaba que no estuviera atacando a Stella por que vio a un metamorfomago, pues sabía que ella estaba con él antes - Él es un metamorfomago - diría con irritación realmente esperando que el cambio de color del cabello de su primo no tuviera nada que ver, por que este con el niño en brazos, ¿por que tenía un niño en brazos? no sabía y no era lo importante, lo importante es que era el único individuo raro y era por que por algún motivo al igual que ella a veces no estaba controlando su pode.

- STELLA, ENTRA EN EL OTRO VAGÓN - le gritaría a su amiga esperando que le hiciera caso y se montara en el siguiente, ya luego buscaría a Sirius, lo mas importante era su amiga en ese momento.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Sep 05, 2016 10:11 pm

[Andén 9 y 3/4]

- Tenney no te equivoques que no hago esto por ti o por que crea que vayas a ser un buen padre o lo que quieras creer, tu solo eres mi última opción nada mas, no te confundas, que de no ser por esto ni a dos metros estarías de mi bebé - puede que fuera cruel, pero era verdad, no le daría falsas ilusiones o hacerlo creer que las cosas estaban bien o serían una pequeña familia feliz, no lo serían, todo era por que ella fue instada a terminar sus estudios ahí, nada mas.

Pasaron los minutos y las cosas fueron dichas y la rubia estaba lista para darle un beso a su hijo y entregarlo con su padre, el pequeño ya sabía que se quedaría con él y quien era él por que le había enseñado un par de fotos que aún no había cortado quien sabe por que motivo en el que salían ellos, aunque lo relevante de eso era el hecho de que con ella pudo mostrarle quien era y hablar no tan mal de él.

Estaba a punto de desprenderse de su pequeño cuando una voz conocida sonó cerca de ella, no podía verla por que estaba en punto muerto para ella pero si escucharla, al menos hasta que se acercó a un lugar donde si podía observarla, era Annabeth - Valmont - fue lo único que dijo antes de verla besar a Tenney, claramente eso no la molestó, Tenney podía hacer lo que quisiera, a ella no le importaba, pero que le dijera zorra, eso era otra cosa, por mas que el metamorfomago intentó arreglarlo no lo haría, ya el daño estaba hecho y ella no tenía la menor intención de que su hijo tuviera algo que ver con su padre o sus amiguitas.

Se tuvo que contener para no llamarse estúpida por que si lo hacía seguro su niño lo repetiría como ahora hacía con la palabra "zorra" sin saber que era una ofensa hacía ella - Ni un día te vas a quedar con mi niño Tenney, no te quiero cerca de él - diría la rubia completamente molesta, no le importaba que estuvieran sonando los silbatos ella no se pensaba ir - prefiero al padre de Stella cuidándolo que a ti - añadiría ignorando como Stella intentaba obligarla a marcharse y a darle su hijo a Tenney mientras ella se negaba, aunque al final lo consiguió, pero no por que ella quisiera si no por que tuvo que soltarlo al ver como se puso a llorar por que lo estaban lastimando, estuvo a punto de golpear a la castaña, pero esta no le dio tiempo cuando la obligó a correr - Stella suéltame, que no pienso ir a ese colegio - le diría intentando frenarla pero sin éxito al ser arrastrada - STELLA QUE ME SUELTES, QUE NO QUIERO IR - gritó a un molesta intentando zafarse de su agarre, ella no quería ir a Hogwarts y la estaban obligando, su pequeño estaba llorando y posiblemente quería ir con ella pero ella no parecía tener escapatoria, no quería que este estuviera con Tenney.
avatar
InvitadoInvitado

S. Lyssandra Østberg el Lun Sep 05, 2016 10:21 pm

[Vagón 3, c16] (Interacción con Stella, Ziva & Alice. Mención a los del pasillo del vagón 4.)

Hoy quizá fuera uno de sus mejores días. Siempre y cuando no tuviera en cuenta otros días muy felices de tiempo atrás. Aquel día iba a ser un paso grande hacia otra etapa nueva de su vida, lejos de sus familiares. Sus hermanos ya habían emigrado de casa, al menos durante un tiempo, y este curso haría que la chica pudiera acceder también a esa libertad que daba ser adulta. ¿Quería ser adulta? Ciertamente aquella idea le aterraba un poco porque no estaba segura si iba a estar preparada. Aun así agradecía tener a gente tan agradable junto a ella, como podía ser Sibyll y Stella, como también lo empezó a ser en cierto modo Sirius. ¡Por no decir a Edward!

Había llegado con tiempo para poder permitirse el lujo de subir con tiempo al vagón y así elegir el compartimento que así quisiera. No fue difícil porque quería el compartimento más atrás del vagón tercero. Lo primero que hizo cuando entró al compartimento fue dejar sus cosas y disfrutar que por ese momento estaba sola. Bueno, realmente sola no porque porque había sacado uno de sus libros para disfrutar de una lectura agradable antes de marchar. No estaba segura de como le iba a sus compañeras, porque había llegado con su familia y se subió a los primeros vagones como alguien bastante seria y fuera de su personalidad para finalmente llegar hasta donde estaba asentada. Estaba deseando que el tren se pusiera en marcha por séptima vez en su vida y esperaba que eso fuera para bien. Aún así le faltaba algo en aquel compartimento y no estaba segura qué era aquello que le faltaba. Aunque daba gracias, al menos su subconsciente, de que estuviera muy embarcada en la lectura para olvidar malos momentos del pasado.

Cuando quiso adentrarse más en el mundo de su lectura escuchó gritos de afuera del tren que no le daban muy buena espina y lo único que vi fue gente corriendo y... ¿¡STELLA!? Se asomó porque no estaba segura de lo que había escuchado. Comprobó que efectivamente algo malo estaba pasando y los gritos le informaban que aquello era todo producto de una... ¿Locura? Tras darse cuenta de que su amiga estaba afuera del vagón mientras este estaba en marcha... ¿¡Pero que narices le pasaba!? Fue corriendo desde su compartimento al cuarto vagón porque a lo mejor desde allí podía ayudarla a subirse. ¡No podía perder el tren!

[Vagón 4, Pasillo, comienzo y final de este.]

Cuando llegó al cuarto vagón observó que había varias personas allí, una pequeña justo en la puerta diciendo cosas que no comprendía y vio a Alice, aquella chica que conocía por su gato y también por la quedada del té. — ¿Qué ocurre? ¿Por qué no está Stella arriba? ¿Qué está pasando? — Estaba claro que Stella no iba a poder subirse si no ocurría un milagro. O así veía Synnove. ¡No quería dejarse a su amiga atrás! — ¡Voy a por ella, no podemos dejarla ahí! No os preocupéis.— Diría toda nerviosa para, con cuidado de no llevarse por delante a nadie, correr al final del cuarto vagón tratando de llegar a la última puerta que daría al comienzo del vagón cinco y encontrar allí una posibilidad de darle la mano a Stella. — ¡Stella sigue corriendo! ¡Dame la mano! ¡ESTOY AQUÍ! — No sabía que estaba pasando, había escuchado pero las cosas no le habían quedado muy claro. Ella esperaba que, sacando la mano por fuera, pudiera así tomar a Stella con todas sus ganas para subirla. No estaba segura de lo que estaba pasando, todo pasaba muy rápido. ¿Quién había iniciado todo esto? Esperaba que esto tuviera solución.

¡No quería quedarse sin hermana!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Freya Mavor
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitaria (Inefable)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 4.050
Lealtad : Nadie en particular.
Patronus : .
Mensajes : 243
Puntos : 150
Ver perfil de usuario
S. Lyssandra ØstbergUniversitarios

Invitado el Lun Sep 05, 2016 11:52 pm

[Vagón 4, pasillo](interacción con Alice y Synnobe)

Estaba dispuesta a que ninguno de los contagiados con aquel hechizo entrase en el tren, pero Alice llegó por el pasillo y me tuve que dar la vuelta. Abriendo mucho los ojos al escuchar que aquel chico era un metamorfomago, como ella. ¡Anda, pues era verdad! A la mayoría les cambiaba el pelo de color- Oye, ¿Y los metamorfomagos no pueden hacer más cosas que cambiar el color de su pelo? ¿Stella es también metamorfomaga? -no quería pelearme con Alice, porque no sabía si le caía bien a Danny o no, pero no me la iba a jugar.

¿Locura? ¿Desde cuando era una locura intentar defender a la gente para que no se contagiaran? ¿Quien me había dicho que hiciera esto? Desde luego no lo iba a delatar, pero Sirius me iba a deber una muy gorda, ya me podía comprar dulces del carrito por si ponían coles en la cena como el curso anterior, porque me iba a atiborrar- Ahmmm...cuanto lo siento -puse cara de pena y dejé pasar a la chica que le gustaba a mi amigo Adae- ¿Sabes? Deberías salir con Adae, porque él está enamorado de ti y tú casi no le haces caso -volví a dirigir la mirada hacia Alice- Fue un chico mayor de Slytherin, muy feo y con el pelo grasiento. Creo que se llama Snape, pero no estoy segura- mordisqueé la punta de mi varita.

Pasé por delante de ella para meterme en el compartimento en que se había metido Sirius y al cerrar la puerta me quedé mirándolo con los ojos entrecerrados, bloqueándola con mi pequeño cuerpo.

[Vagón 4, cabina donde está Sirius](Interacción con Sirius)

- Tenías razón, están locas, pero lo peor es que son unas aburridas -me deslicé hasta quedarme sentada en el suelo con la espalda pegada en la puerta, para poder hacer palanca con piernas y manos en caso de que quisieran entrar- El chico era un metamorfomago, ¿Sabes? No estaban hechizadas, pero de haber sido algún hechizo seguro que sería uno de los que gastan en Slytherin, así que le eché la culpa a ellos, de todas maneras si les bajaran puntos los iban a recuperar enseguida -me encogí de hombros, pero todo se lo había dicho tan bajito que ni siquiera sabía si me había oído- Oye, ¿Que hay dentro de esa caja?
avatar
InvitadoInvitado

Stella Thorne el Mar Sep 06, 2016 1:14 am

Ni siquiera alcance a reaccionar a las palabras de Alice ya que desde allí todo pasó muy rápido ¿cuándo aprendería a llegar antes al expreso para no tener que siempre subirse de las últimas? JAMÁS, porque este ya sería su último año y al parecer empezaría más loco que nunca.

Apresure mi paso cuando escuché el primer silbato de advertencia de que el expreso dejaría la estación, tome mi carro y me dirigí hacia donde estaba Tenney, Elizabeth y el bebé. Intente poner todo de mi en el corto tiempo que nos iba quedando para destensar un poco el ambiente, dandome cuenta que quizás después de todo no había sido una buena idea dejarlos solos, ya que ahora Eli prácticamente estaba matando a Tenney con la mirada,  " prefiero al padre de Stella cuidándolo que a ti alcance a escuchar "oh...oh" pensé en mi cabeza , ya que aquello no sé escuchaba nada bien, "mala idea dejarlos solo, mala, mala idea" en eso el expreso lanzaba su segundo silbido de advertencia , miré con desesperación a Elizabeth.- Robert estará encantado, pero ahora pásale el bebé a Tenney.- le dije mientras que prácticamente tuve que sacarle al bebé de las manos a Elizabeth para que no nos quedamos a abajo, cuando ya le pase el bebé le dije muy a lo bajo al gryffindor.- ya hablaré yo con ella...- mientras le guiñaba un ojo, y tomaba a Elizabeth del brazo para llevarme al expreso, cosa que no me lo estaba haciendo nada fácil la rubia.

Estábamos a punto de llegar a una puerta del expreso, al parecer del cuarto vagón, cuando una pequeña niña al más estilo Smaug el dragón de El Hobbit cuidaba de la puerta mientras me apuntaba con su varita a mi dirección ¿QUÉ ESTÁ PASANDO?. Intenté calmadamente, no sin sacar primero mi varita que uno nunca sabía que podía suceder, y prefería estar precavida ¿qué raro suena en mí no? pero es que se veía pequeña y uno a esa edad a veces prueba hechizos, y no quería ser parte de un experimento de un niña pequeña, al menos no al comienzo de las clases y perderse el banquete de inicio de curso ¡NI LOCA!. En eso la pequeña grita " Estás contagiada y no puedes subir al tren a contagiar a los demás " .- ¿QUÉ YO QUÉ?.- pregunté confundida, y gracias a mis reflejos logré ver como la pequeña después de aquello me lanzaba un "Aquaeructo" a mi dirección mientras que yo lograba lanzar un hechizo de protección antes de que llegará a destino, salvando de comenzar mi año mojada con un gato bajo la lluvia. - ¿QUÉ BICHO TE HA PICADO A TI?.- grité tras lograr esquivar su hechizo.

En eso observo que aparece Alice dentro de la habitación, y suspiré aliviada al menos la hufflepuff hará entrar en razón a la niña para que deje de lanzarme cosas, qué de seguro se había confundido que no recordaba haberse topado con ella antes, sólo en pasillos tal vez...Todo ese jaleo no me permitió ser consciente ni escuchar el último silbido del expreso que comunicaba que ya comenzaría a salir de la estación, por lo que abrí los ojos sorprendida cuando comence a ver que el tren comenzaba a moverse.- No, no, no, no...- comence a decir a lo bajo, mientras tomaba mi carro, quería comenzar a mover a Elizabeth pero estaba estaba hecha un bloque, la mire, mire el expreso que comenzaba a moverse, miré mis cosas, mire que adentro estaban en una conversación o al menos al ver la cara de Ali en un regaño, mire nuevamente el expreso, a Truffo lamiéndose aún su pelaje, a Eli, al expreso.- ¡AAAAAAH!.- grité frustrada, mientras tomaba aire, y me arremangaba las mangas con un sólo objetivo "no quedarse abajo de ese expreso".- Ahora tu te vienes conmigo como sea.- le dije con tono serio a Elizabeth, mientras la tomaba con poco cariño del brazo, y comenzaba a correr con ella, y mi carro a cuestas tras el expreso.

Agradecí mentalmente haber tomado las clases de Kickboxing en verano, ya que me hacían estar en mejor forma, sino, en estos precisos momentos estaría derrotada en el suelo del andén, en vez de ir corriendo tras ese expreso con mi carro y Eli a cuestas, en eso una voz muy familiar me hizo levantar la vista.- SYNNO.- grité con una amplia sonrisa al ver el rostro de su mejor amiga y casi hermana estirar su mano para que subiera, y como si aquel gesto fuera lo que necesitaba para recobrar fuerzas, logré correr un poco más rápido hasta que logré tomarle la mano a Synnove, pero eso significaba soltar mi carro pero estaba ¡TRUFFO! tome mi carro, solté a Synnove de esa mano para agarrarla con la otra, con ese movimiento solté a Elizabeth.- Eli por favor, pon un poco de tu ayuda..- dije afligida para ver si así la rubia corría sola en vez de que la arrastrará, espero un segundo pero al ver que la rubia no reaccionaba me devuelvo, tomo de la mano a Elizabeth, suelto el carro, ¡ARG! ¡acá hacen falta más manos! terminé por tomarle la mano a Synno y de la otra a Elizabeth- AAAARG ALGUIEN MÁS PUEDE AYUDARNOS POR FAVOR.- grité por si alguien más de ese compartimiento salía a ayudarnos, ya que con las manos de su amiga  no era suficiente para subir a las dos, y ya que había decidido no soltar a Elizabeth, tenía que subir cuanto antes para salvar a su gato de quedar abandonado en el andén, menudo comienzo de año.


Última edición por Stella Thorne S. el Mar Sep 06, 2016 3:01 am, editado 2 veces
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 10.170
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 675
Puntos : 366
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Maestro de Dados el Mar Sep 06, 2016 1:14 am

El miembro 'Stella Thorne S.' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 2584
Puntos : 1234
Ver perfil de usuario

Adae West el Mar Sep 06, 2016 1:29 am

[Andén 9 y ¾] (Me relaciono con Ashton, Anabeth y Ziva)

La cara de Adae adoptó una pose sorprendida, con la boca semiabierta cuando la chica rubia le dio un besito en la mejilla con esa dulzura tan maternal. El pequeño la miró como si se tratase de una Diosa y es que acababa de sentirse querido y Adae solía ser muy cercano cuando se sentía querido, sobre todo por una chica tan atenta y buena.

—G-gracias... —titubeó. ¿Gracias por qué? ¿Por haberle dado un beso! ¡Pero será tonto! ¡Por eso no se dan las gracias! Ese beso le había roto los esquemas, definitivamente. Entonces miró al chico cuando la chica rubia se fue y le preguntó directamente—. ¿Es tu novia? Deberían ser novios, los dos son guapos y simpáticos. —Y obviamente si dos personas son guapas y simpáticas, tienen que estar juntos para así tener hijitos guapos y simpáticos y que la raza humana sea siempre guapa y simpática. Así no habría malos en el mundo. Ni feos, pero eso es lo de menos... hay gente fea y simpática. Y menos mal. ¿Te imaginas a un feo antipático? Pobre desgraciado.

Entonces Adae jugueteó con Pikachu, ese hámster con tanto parecido a ese pokemon que había visto sobre salir por el bolsillo del chico. Cuando sonó el aviso del conductor del tren, Adae se supuso que tendría que devolverle a su hámster, pero el chico, muy simpático, le dijo que podía quedárselo un rato más y luego devolvérselo. Es más, le dio una bola con forma de pokéball para que lo guardara. Adae se quedó flipando, con los ojos como platos.

—¡GRACIAS! —exclamó entusiasmado—. ¡Lo cuidaré y mimaré! ¡Se lo tengo que enseñar a mi amiga! —Aunque Ziva seguro que no apreciaba el arte de tener un Pikachu, básicamente porque no sabría lo que es un Pikachu... Pero bueno, se lo enseñaría igual. Al ver como su nuevo mejor amigo, Ashton, se iba al tren, él hizo lo mismo, dirigiéndose al vagón en dónde antes había visto a Ziva.

Pero no le hizo falta encontrar a su amiga, ya que Ziva le encontró a él con un grito, advirtiéndole de que corriera hacia ella. Al principio corrió por felicidad, puesto que la Huffle le gritaba que corriera hacia ella y él lo relacionó con las ganas que tenía de verle, pero rápidamente el gesto de Ziva y sus palabras cambiaron, diciendo que no sé quién estaba hechizado y que era contagioso. ¿¡HECHIZOS CONTAGIOSOS!? ¡Lo que le faltaba! ¡Desde la cuarentena en San Mungo estaba metido en el saco de la mala suerte de los contagios! Aunque después de aquella experiencia había deducido de que era inmune a casi todos. Aún así y por si acaso, Adae corrió junto a Ziva.

Subió al tren y la miró.

—¡HOLA! —dijo exhausto, priorizando el saludo a la pregunta clave—. ¿Quién está hechizado? —Pero antes de que Ziva pudiera contestarle, el Pikachu de Ashton intentó suicidarse y comenzó a correr por el vagón, por lo que Adae, priorizando nuevamente lo que no hay que priorizar, corrió detrás del bicho, dejando a Ziva sola en la puerta. Menos mal que no eran zombies.

[Vagón 4, pasillo]
(Synnove ❤)

Una vez encontró al hámster en una esquina, observando la vida, lo recogió entre sus brazos, lo acarició mientras estaba de cuclillas y, cuando se levantó para darse la vuelta e ir junto a su amiga, se encontró a Synnove corriendo por el vagón. Adae se puso nervioso por la emoción, pero no hizo ni dijo nada, ya que se puso demasiado nervioso. Vio como Synnove pasaba de largo y su increíble aroma le embelesaba, pero no hizo nada. Solo huyó en dirección contraria hasta dar con Ziva ya que su corazón había empezado a ir muy rápido. ¡El amor es peligroso!

[Vagón 4, Compartimento 20] (Ziva y Sirius)

Encontró a Ziva sentada al otro lado de la puerta de un compartimento, en compañía de un Gryffindor. No le conocía, pero le sonaba su cara. Tampoco se sabía su nombre, pero seguro que si se lo decían, Adae lo habría escuchado en algún momento de su vida. El Ravenclaw tocó la puerta con su mano libre, ya que en la otra tenía al hámster y la bola con forma de pokeball.

Tock, tock...

—¡Ziva, hola! —Saludó a través del cristal de la puerta, moviendo la mano—. ¿Me dejas pasar, porfis? —Le pidió, ya que al intentar hacer fuerzas no pudo abrir pues Ziva estaba bloqueando la entrada.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Ty Simpkins
Edad del pj : 13
Ocupación : Preso
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 12.315
Lealtad : Al sapo Croac
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 271
Puntos : 192
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3312-adae-west-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t3313-relaciones-de-adae-west http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Mar Sep 06, 2016 3:28 am

[Vagón 4, Compartimento 20]

Realmente reía a carcajadas, no podía creer que una de sus ideas más improvisadas hubiese resultado tan genial como aquella. De seguro anotaría a la pequeña Ziva para que le ayudase en una siguiente vez en alguna de sus travesuras. De hecho, la diversión estaba tan buena, que incluso sacó de su bolso su oreja super extensible para que ésta se asomara por abajo de la puerta y seguirse desternillando por todo lo que estaba ocurriendo. Pero comenzó a darle calor, por lo que se sacó la chaqueta y se puso de pie para abrir la ventana.

Volvió a enrollar su oreja extensible cuando pareció que la emoción comenzó a calmarse y, aún estaba enrollándola, cuando Ziva entró en su compartimiento por lo que se metió la oreja al bolsillo e intentó mirarle con seriedad.

—Te lo dije, esas mujeres no deberían estar admitidas en Hogwarts, ponen en peligro nuestra integridad.

Le sonrió y fingió poner cara de sorpresa cuando la pequeña le confesó que Tenney era un metamorfomago.

—¿En serio?

Preguntó llevándose una mano a la boca, como si aquel fuese uno de los mayores descubrimientos de la historia, pero rió después cuando Ziva además le confesó de que había culpado a los Slytherin.

—¡Buen trabajo! —alzó la mano para que ella le chocara los cinco —. Y sí, no te preocupes de los puntos, yo siempre los pierdo y me siento orgulloso de ello.

Sonrió aún más ampliamente y entonces la chica preguntó por lo que tenía en la caja, por lo que él iba a responderle cuando alguien tocó la puerta, así que Sirius cerró la boca y cruzó miradas con Ziva, pero ella pareció reconocer la voz, así que le dejó entrar.

—Hola.

Saludó con una sonrisa al otro pequeño e iba a preguntarle su nombre cuando escuchó los gritos de Stella a través de la ventana. Se puso de pie para mirar a través del cristal y vio a Stella corriendo son su carro, baúl y una chica que él desconocía ¡y el tren ya se estaba moviendo!

—Ok… —dijo girando para mirar a los niños e intentando pensar lo más rápido posible —¡Cuídenlos con su vida!

Señaló a la misteriosa caja de la que aún no se sabía su contenido, pero si los chicos se acercaban a oler o le abrían, descubrirían más de una docena de muffins de chocolate y berries.



[Vagón 4, Pasillo, Pisaderas y fuera del Tren]

Sirius salió corriendo al pasillo y corrió a través de éste pasando a llevar a algunos estudiantes. Rápidamente abrió la puerta del final del vagón y vio ahí a Synnove estirando la mano a Stella quien no se la podía tomar, pues ya llevaba a la otra rubia de una mano y a su carro con la otra y el Andén estaba a punto a de acabar.

—¡Carpe retractum!

Apuntó con la varita hacia la jaula y enseguida se la puso a Synnove sobre las manos.

—¡Accio baúl!

El Anden se acabó y el carro vacío cayó un par de pies al suelo de tierra mientras Sirius dejaba el baúl en el suelo. Para la siguiente vez que miró a las chicas, estas se alejaban cada vez más del tren, por lo que se cruzó al carro de equipajes e intentó abrirlo con la varita, pero la puerta no cedió, así que sacó su navaja abre cerraduras que funcionaba aún con aquellas puertas que la magia no podía abrir y ¡Bingo!

—¡Accio Saeta de Fuego!

Cogió su escoba con la izquierda e inmediatamente se montó sobre ella, aunque no sin antes decir a Synnove:

—¡Quédate ahí!

Voló a toda velocidad de regreso al anden o en donde estuvieran las chicas para aterrizar a su lado, sin ningún tipo de cuidados pues llevaba prisa y tenían que moverse rápido antes de que él tren entrase nuevamente en el área muggle por lo que quedaba de Londres.

—Una se sube y la otra cuelga —dijo Sirius, pero para apresurar la situación y como confiaba ya en Stella dijo —. Ok, tú te subes y Stella cuelga.

Cogió a Elizabeth bruscamente del brazo y la sentó en la escoba por detrás de él, para luego coger a Stella del brazo.

—¡Sujétate!

Dio una nueva patada en el piso y echo a volar con ambas chicas, agazapándose a la escoba para tomar más velocidad, pues los límites de la ciudad volvían a acercarse. Sintió que Stella comenzaba a resbalársele, por lo que se apresuró aún más, hasta que finalmente llegó junto al tren.

—¡Agárrala!

Gritó a Synnove antes de dejar caer a Stella sobre ella y, al segundo siguiente estrellarse también (y a propósito) en la pisadera del carro del equipaje. Era eso o acabar volando en escoba en un área muggle.

Sirius maldijo por lo bajo, antes de levantar la cabeza y mirar alrededor, corroborando de que ambas estuviesen a bordo y poder respirar tranquilo por lo que, cuando las vio, ya dejó caer otra vez la cabeza y cerró los ojos, intentando acompasar la respiración.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Sep 06, 2016 3:51 am

[Vagón 4 - Pasillo]

- No lo se, se tuvo que atrasar estaba con unos amigos y luego está que esta niña la está atacando para que no entre - diría haciendo mención de Ziva, realmente le molestaba eso, pero ya sabría que es lo que pasó - Tienes razón no podemos - le diría una vez mas a Synnove, Stella tenía que hacer su último año y realmente esperaba que no la dejara el tren.

Luego priorizar a Stella hizo caso de las palabras de la niña que estaba atacando a todos como si nada - Si, él es un metamorfomago y si podemos cambiar mas que el cabello y Stella no es metamorfomaga - diría aún molesta y haciendo todo lo posible por no cambiar de color el cabello a causa de la molestia que sentía con la pequeña, estaba haciendo que una de sus mejores amigas se quedara fuera del expreso y era algo muy molesto.

En un también se preguntó como es que no era mas como sus primos, mas con Robert, cuando se hicieron amigos hasta ese año, ella lo apreciaba mucho y se preocupaba mucho por él y era mas sensato que esta niña, cierto que al final del curso anterior se agarró a golpes por Sirius pero tenía sus razones, pero esta niña, la hacía cambiar de color y era molesto y no lo permitiría.

Sintió algo de lastima por el pequeño al cual venían dejando al descubierto, para amigos así... posiblemente el pequeño moría de la vergüenza pero no diría nada al respecto solo se concentró en la información y la niña escogió la peor persona de la que decir una mentira, Snape era la persona mas seria de su año, no era de ponerse en esas cosas y estaba segura que de hacer algo lo haría solo - Vieras que no te creo - respondió creía mas que el responsable era Sirius, sin embargo en ese momento le interesaba mas Stella, estaba preocupada por ella, pero antes de que pudiera hacer algo apareció Sirius quien al parecer se dignó a ir a ayudar en especial por que todo era su culpa, caminó hasta donde estaban pero sin incomodarlos o estorbar, le preocupaba su amiga en especial por que el andén se acababa y Stella la tenía muy complicada, realmente esperaba que pudieran hacer algo por ella.

Al menos el Gryffindor aún metiendo la pata sabía como mas o menos arreglar las cosas y logró salvar a las chicas de una difícil situación, no sabía con cual ir primero si con su amiga o con la amiga de Stella, fue primero con la castaña - ¿Están bien? - preguntó a la castaña y a la cambiante aunque posiblemente no las dejaría responder antes de acercarse al otro par - ¿Y tu estás bien? - preguntó a la rubia pues seguía sin creer que Sirius fuera el causante, aún así le agradecía por lo que hizo por ayudar a su amiga - Gracias - diría antes de agacharse y darle un beso en la mejilla para luego ponerse de pie - Pero eso no quitas que me debes algo Black, en especial por el susto que pasaron este par - diría mientras hacia un gesto hacia Stella y la chica nueva.
avatar
InvitadoInvitado

Anabeth Valmont el Mar Sep 06, 2016 4:09 am

[Plataforma 9 y 3/4 - Pasillo del Vagón 3]

Oui, mon cher, háblame de su responsabilidad cuando aprenda a cerrar las piernas.

Dijo más para sí misma que para ellos, pues ya les había dado la espalda y se dirigía a abordar el Expreso de Hogwarts, luego de que Tenney saliera con aquel estúpido comentario de que Elizabeth era una mujer responsable.

No caminó mucho en aquel vagón cuando se encontró de frente con su amigo Ashton.

—Aquí estoy —le respondió con una sonrisa coqueta mientras abría la puerta del compartimiento más cercano.



[Vagón 3, Compartimento 18]

Entró sacándose el delgado chaleco que llevaba encima y lo dejó caer sobre el respaldo de uno de los asientos, para luego abrir la ventana del compartimiento y sentarse sobre el sillón para cruzarse de piernas y sonreír a su viejo amigo.

—Qué increíble es que nos encontremos aquí, mon amie. Yo ya llevo un año en Hogwarts —mencionó alzando los hombros —. Te acostumbrarás, aunque llevará un poco de tiempo.

En eso escuchó los gritos de Stella, por lo que miró a través de la ventana y vio a la pobre Gryffindor corriendo detrás de el tren con Elizabeth colgando de uno de sus brazos, lo que hizo que la rubia soltase una carcajada tapándose la boca.

¡Oh, mon dieu. Pauvres filles!

Rió indicándole a Ashton que mirase por la ventana también y así disfrutara del espectáculo y es que para ella no existía nada mejor que reírse de Elizabeth Bonnefoy.

—Conocí a esa chica, la que tiene cara de “jodanme todos” en mi bien-aimé Francedijo llevándose ambas manos al pecho —. Es la primera vez que la veo aquí, por lo que no serás el único alumno de curso superior al que le toque pasar por la selección de las casas. ¿Te han dicho de que va? —preguntó poniéndose de pie para sentarse a su lado y posar una mano sobre su rodilla —Hay cuatro casas en Hogwarts que separan a los alumnos por determinadas cualidades que creen que les permitirían mayor afinidad con sus compañeros de casa. Yo estoy en Slytherin, en donde se supone que estamos los ambiciosos y astutos —le sonrió —. Gryffindor en donde están los estúpidos, Ravenclaw los que se creen inteligentes y en Hufflepuff todo el resto. Y por supuesto que hay rivalidad por alcanzar mayor puntaje y otras cosas que a mi francamente me dan igual.

Entonces abrió su cartera y sacó un espejo de bolsillo para mirar su reflejo, acomodarse el cabello y asegurarse que no se le hubiese corrido la máscara de pestañas, para finalmente retocarse el labial y mirar a Ashton una vez más.

—¿Qué tal me veo? —le sonrió coqueta y volvió a acercarse a él —¿Y tú, que es lo que te hizo caer por aquí?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Amber Heard
Edad del pj : 16
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : Sangre "puramente in
Galeones : 10.700
Lealtad : Neutral
Mensajes : 152
Puntos : 94
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3305-anabeth-isabelle-valmont http://www.expectopatronum-rpg.com/t3308-bienvenue-dans-ma-vie http://www.expectopatronum-rpg.com/t2459-el-giratiempos-y-sus-viajeros#56372 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3473-ecrivez-moi-buzon-de-anabeth-valmont

Invitado el Mar Sep 06, 2016 5:40 am

[Anden 9 y 3/4]

- No se lo pienso dar, Stella - diría la rubia segura de sus palabras pero al final su amiga le arrebató a su hijo de las manos y antes de que pudiera hacer algo para recuperarlo, estaba corriendo por el andén con su amiga, expresando a cada segundo que la soltara que ella no pensaba montarse en ese tren que no pensaba ir con ella que no quería tener nada que ver con ese colegio, pero esta no le hacía caso la llevaba arrastrada, junto a su equipaje.

Hubo un momento en el que la soltó, momento en el que pudo intentar detenerse y darse la vuelta para irse por donde iba, no le importaba su equipaje, no le importaba su gato, no le importaba nada, solo quería quedarse, pero claramente la castaña no la dejó una vez mas la tomó del brazo y la instó a correr, realmente la estaba odiando en ese momento.

La situación cada vez era mas complicada, además de ellas ahora tenía la mano de otra chica y carro y realmente todo se complicaba mas y mas al menos hasta que llegó un chico y ayudó a que el baúl y gato de Stella ingresaran al tren, ahora solo faltaban ellas pero ella se negaba a hacer algo además ya los había dejado el tren, habían llegado al final del andén.

- Bien, ya nos dejó el tren, no pienso ir a Hogwarts - diría mientras intentaba zafarse del agarre de Stella para regresar por donde había venido - Así que suéltame - exigió solo que ahora la cosa se complicaba para ella, un amigo de Stella venía hacia ellas con su escoba y Stella no la soltaba, no la dejaba ir.

- No yo no subo, yo no iré - le dijo al amigo de Stella, pero al parecer los ingleses no la entendían ni les importaba su opinión, ¿sería que estaba hablando en francés? no, no era eso, estaba segura que era ingles en lo que hablaba y aún así no les importaba lo que ella quisiera o dejara de querer por que antes de poder evitarlo terminó montada en la escoba del joven y esta emprendiendo el vuelo por lo que se tuvo que sujetar de él por que era una buena escoba, eso no quitaba que lo maldijera.

Al final Stella terminó sobre una de sus amigas y ella terminó en el suelo junto al joven, se apartó de él y se reincorporó, estaban en el vagón de equipaje y realmente estaba molesta, en especial cuando una chica de cabello de colores le preguntó como estaba - No, no estoy bien, ustedes los ingleses no parecen entender cuando uno dice "No quiero ir" - diría sumamente molesta, en ese momento no quería saber nada de ellos, no quería saber nada de Stella en ese momento, solo estaba frustrada - Y ahora si me disculpan voy a buscar a esa víbora de Valmont - diría con la intención de ir a buscarla.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Sep 06, 2016 10:00 pm

[Andén 9 y 3/4-vagón 3]

Chasqueó la lengua volviendo a a buscar con la mirada a su mejor amigo, había llegado con él a la estación, con sus padres tras ellos, como cada año—Ya sabes que a mamá le hace ilusión... es nuestro último año...—había susurrado también, sabiendo de antemano que su madre gozaba de muy buen oído cuando quería.  Había asentido con la cabeza dándole la razón al chico. Solo esperaba que a su madre no le dieran esos típicos brotes de madre y los abrazara en medio del andén, ante todos sus compañeros de colegio. Eso sería horrible.

No le había pasado desapercibido el movimiento de Sirius pero había decidido que era mejor no decir nada.Una vez pasada la barrera le había perdido de vista, su padre le había llamado para no recordaba qué y al girarse su amigo no estaba. "Vaya que es rápido cuando quiere..." había pensado, revolviéndose el pelo.

Así que lo buscó por todo el andén, justo como en ese momento, sabía que había dejado su baúl ya en el montón del equipaje porque lo había visto al ir a dejar el suyo, pero no había ni rastro de él. Aunque... para ser sinceros... no era a Sirius al único que estaba buscando. También estaba pendiente por si veía cierta melena pelirroja... pero no, tampoco. Parecía que  ambos se había evaporado.

Lily... tenía muchas ganas de ver a la chica después de su cita, pero no había habido más oportunidades y sus esperanzas habían sido puestas en ese momento: el momento de abordar el expreso de Hogwarts por última vez. Pero nada, ni rastro.

Tras despedirse de sus padres por tercera vez (su madre intentó arrastarlo a un abrazo de oso amoroso que James esquivó con la habilidad de quien lo ha sufrido mucho tiempo) y escuchar el silbido que anunciaba la pronta partida del tren, pegó un salto y se subió justo antes de que se pusiera en marcha.

Y empezó su camino en busca de sus amigos perdidos (y de su amor, claro), empezó entrando en todos los compartimentos del vagón tres, abriendo las puertas, mirando rápidamente y cerrando sin decir nada, quizá con mirar a través del cristal de las puertas habría sido suficiente pero no quería arriesgarse, bueno, eso y que no quería parecer un perturbado mental que espía a los demás.

En varios de los compartimentos reinó el silencio cuando abrió la puerta tan bruscamente, varios alumnos dieron botes ante la repentina interrupción de sus animadas charlas, otros le miraron como se mira a un  intruso, como si fueran los dueños del vagón... pf.


[entrando al vagón 4]

Ante la el nulo resultado de sus esfuerzos decidió probar otro método así que llenó sus pulmones de aire y...—¡SIRIUUUUS!—lo dejó salir con toda su potencia de grito. Probablemente hasta los elfos domésticos de Hogwarts le hubieran escuchado... o quizá no.—¡SIRIIUUS!—repitió mientras daba unos pasos, esperando alguna respuesta que no pareció llegar.

Bufó, necesitaba encontrarlos rápidamente, tenían un plan que cumplir y no podían estar perdiendo el tiempo vagando por ahí.
avatar
InvitadoInvitado

Stella Thorne el Miér Sep 07, 2016 2:23 am

"Despierta Stella que o si no llegarás justa a tomar el expreso" Fue lo que le dijo esta mañana Robert y donde yo sólo me limitaba a responder por octava vez "cinco minutos más" . Si sumamos todos esos minutos que pase bajo la cama, en donde alcance hasta tener un par de sueños, como orugas púrpuras bailando la conga, y otro donde ella se tragaba un bludger que después en su boca se volvían en margaritas, típico sueños que ocurren en los famosos y nunca bien ponderados "cinco minutos más". 

Quizás fue por aquello, o qué jamás debería haber dejado a Tenney, Elizabeth y el bebé solos, o que simplemente no podía comenzar su último año en paz es que ahora se encontraba corriendo tras el expreso como si la vida dependiera de ello, donde la rubia no ayudaba mucho tampoco, era casi como arrastrar a un bloque. En eso escuchó una voz que le hizo recobrar fuerzas, era su casi hermana Synnove que le tendía una mano para ayudarla a subir, pero por más de tener las mejores intenciones era casi imposible poder tomarle la mano, ya que tenía a Elizabeth-bloque por un lado y el carro con mi adorado Truffo en el otro. Sólo atine a gritar por más ayuda, sabía que armaría un escándalo que muy pronto le traería muchos problemas, pero era eso o quedarse abajo del expreso y ahí no sabía cómo eran los protocolos a seguir.

El andén ya se estaba terminando, y mi fuerza ya no daba para mucho más, en especial el brazo en donde empujaba prácticamente a Eli, le dedique una mirada de casi derrota a la ravenclaw y bajé la mirada dispuesta a detener la corrida, ya que no quería quedar incrustada en la pared que señalaba el fin del andén, pero en eso sentí volar la jaula de Truffo, levanté la vista y observé a lo lejos que Sirius se le unía a Synnove, y una sonrisa amplia se apoderó de mi rostro, al parecer no estaba todo perdido, luego observó cómo volaba su baúl, ya estaban todas sus cosas y Truffo, pero aún Eli ni ella estaba arriba, corrí lo más rápido que pude, ¿ dónde se había metido sirius? me pregunté al ver sólo a Synnove nuevamente, pero sólo bastaron unos segundos para ver al Gryffindor volar en su Saeta de Fuego, volando en ella se acercó a nosotras, tomo a Eli y a mí me dijo que me tomará de la escoba, no dude en hacerle caso, era lejos la mejor opción que tenían en esos momentos, me agarré fuertemente con mis manos de la escoba, sentí como Sirius comenzó a andar.- No...p-puedo...mucho m-más...- dije a duras penas después de un rato, tratando de enfocar toda mi fuerza en poder mantenerse agarrada de esa escoba. Sirius aumento la velocidad y llegó justo al tren, escuché un "Agarrala" antes de ceder mis manos y soltarme, cerré mis ojos esperando el golpe de lleno en el suelo, pero fue el cuerpo de su amiga quien la recibió cayendo las dos al suelo de golpe.- ¡SYNNO! ¿ESTÁS BIEN?.- pregunté enseguida sin importarme el enorme dolor que tenía en mis rodillas en estos momentos, al ver que la ravenclaw estaba bien, suspire dejándome caer de espalda a un lado en el suelo del compartimiento, pero enseguida toque el suelo me volví a parar de golpe ¡SIRIUS Y ELIZABETH!, sentí el golpe en el compartimiento de equipajes. En eso Alice apareció ante su vista.- Si...estoy bien..- respondí casi por inercia ya que mi objetivo era comprobar que los otros estaban bien,  me levanté  le tendí una mano a Synnove para que se parara, y le daba un fuerte abrazo.- eres la mejor.- le dije muy agradecida mientras le daba un pequeño beso en la mejilla e iba  hacia el compartimiento del equipaje para ver cómo estaban los dos.- Chicos ¿están bien?.- pregunté preocupada mientras buscaba a los dos entre las maletas, en eso veo como Alice se agacha antes un par de maletas y da un beso, me apoye sólo en los dedos de mis pies para agrandar unos centímetros mi estatura y ver a quién había besado a Alice y una sonrisa se apareció en mi rostro al ver a Sirius y al parecer bien, en eso Elizabeth se para bruscamente de entre unas maletas lo que me hizo saltar hacia atrás y además ¡se levantó gritandonos! Fruncí el ceño, esto era irreal, quizás era otro de sus famosos sueños de "cinco minutos más".- Que tú no sales de este lugar si no le das las gracias a Sirius y Synnove.- le dije fría y muy seria mientras le impedía el paso, algo muy extraño de ver en mí pero es que realmente si Elizabeth seguía así ya muy pronto la sacaría de sus casillas, si es que ya no lo estaba logrando .- Deja de preocuparte por esa rubia, no vienes acá a pelear, se supone que quieres estudiar Eli ¡casi nos quedamos abajo! y tú sólo... ¡arg!.- no logré terminar la frase cuando algo me comenzaba  a molestar en ese nivel ni las palabras me salían del todo. En eso se escucha un fuerte grito con el nombre de Sirius, me giré y ví a James- Al parecer James tiene un radar para saber si estuviste o estas en problemas...- le dije a Sirius divertida.- gracias..- terminé por decirle con una sonrisa débil más que nada por la impresión, sentía que aún tenía mi corazón en la garganta, ya luego se le ocurría algo para agradecerles a los dos.- ACÁ ESTÁ SIRIUS.- grité de vuelta, ya veía que James podía gritar como mínimo 15 veces a todo pulmón hasta toparse con su amigo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 10.170
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 675
Puntos : 366
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

S. Lyssandra Østberg el Miér Sep 07, 2016 11:33 am

[Vagón 4, final del mismo] (Interacción con los del pasillos. Sois muchos(?))

No muchas cosas se le podían pasar por la cabeza en ese instante. Su amiga estaba siendo el centro de su atención en aquel instante desde el momento en el que sintió que necesitaba ayudarla. No sabia, ni entendía, como podía meterse en líos tan fácilmente. ¿Por que todo este problema? Ni si quiera el consejo de una pequeña sobre su relación con su pequeño caballero era motivo de distraerla al ayudar a la rubia de su vida. Solo veía en aquel momento que su amiga corría y que había alguien mas con ella que no parecía tener mucha intención de tomar el tren.

Y como si fuera un rayo, en menos de lo que se dio cuenta escuchó a Sirius para acabar viéndole volar con la escoba. ¿Pero que hacia? Aunque no iba a mentir que mala idea no era, apreciaba que hiciera eso por dos personas por lo que quizá no tuviera un motivo aparente. Synno estaba lista para recibir a su amiga, puesto que según el plan del mismo iba a caer Stella del cielo y no iba a permitir que se hiciera daño. Aunque todo paso tan rápido que el tiempo de reacción fue casi impredecible.

Suerte tuvieron ambas de que Synnove se pudiera colocar abajo y que su hermana cayese encima. Todo pudo haber salido peor de lo que se esperaban. Estuvo durante un rato intercambiando tenuemente entre varios colores su cabello, siendo podo apreciable, pero se había llevado un buen golpe en la cabeza. Al menos las exclamaciones de Stella sirvieron para mantenerla despierta. - Si, si... Estoy bien. - Y sabia que la contraria también lo estaba. Solo había que verla como después marchaba a la parte de las maletas.

Todo parecía un sueño pero el golpe le había demostrado que no era así.

Synnove se mantuvo con los ojos cerrados y aun algo aturdida. Había dejado que Stella se volviera a le y a saber en que lío se metía otra vez. Lo que le despertó del aturdimiento fue los gritos del león a los que Synnove respondió con un gesto señalando hacia donde se encontraba... Pero Stella tenia buen torrente de voz como para hacer alarma y señalización. Tras escuchar los gritos de Stella, se levantó y caminó hacia la voz, como quien camina hacia la luz en su muerte.

- ¿Estais todos bien? ¿En que estabais pensando? ¿Es que os faltan dedos de frente o la emoción de subiros os ha aturdido? - Diría con notable molestia y preocupación por ambas corredoras de la estación. - No se puede decir que se haya empezado mal el curso.. Con instinto aventurero sin duda. - Suspiró llevándose la mano a la cabeza, algo dolida. - ¿Alguien puede explixarme? Lo agradecería... - Y medio atontada se quedó mirando al resto sin entender mucho lo que había pasado pero que sin duda le estaba dando el viaje.

Al menos estaban todos bien.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Freya Mavor
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitaria (Inefable)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 4.050
Lealtad : Nadie en particular.
Patronus : .
Mensajes : 243
Puntos : 150
Ver perfil de usuario
S. Lyssandra ØstbergUniversitarios

Invitado el Miér Sep 07, 2016 4:00 pm

[Vagón 4, Pasillo, Pisaderas y fuera del Tren]


Sintió movimiento alrededor y supuso que el resto se estaba poniendo de pie, más él no se quería mover aún, le dolía todo y además el corazón aún le latía a mil por hora, por ello permaneció tirado en el piso, con los ojos cerrados, aunque notoriamente consciente pues resoplaba por la boca. Claro, hasta que sintió la respiración de alguien muy cerca de él, pero cuando abrió los ojos ya Alice estaba besándole en la mejilla.

¡¿Qué demonios?! Pensó Sirius sentándose rápidamente.

Alice se echaba al suelo para besarle UNA VEZ MÁS, porque sí, luego de en Andén ya haber hecho lo mismo y, además, haber soltado a viva voz que a ella le gustaba él. ¿Qué demonios pasaba ahí? Apenas la había visto en esas dos ocaciones y su comportamiento ya le hacía sentir que prácticamente le estaba meando encima para marcarlo como parte de su territorio ¿y a costa de qué? Si no había tenido noticias suyas en todo el verano hasta que fue él quien le escribió para pedirle los muffins porque sabía que cocinaba bien, es decir… Alice a penas hacía caso de su existencia por meses y de un día para otro, cuando había más gente alrededor, le marcaba como loba territorial y, para rematarla, además le echaba la culpa de que esa loca que él no tenía idea quien era, quisiera quedarse abajo del tren.

—¿Qué mierda pasa contigo? —preguntó limpiándose la mejilla, para luego ponerse de pie —No me hablas en todo el verano, pasas la mitad del curso anterior encerrada en tu cuarto con depresión y yo nunca tuve idea de nada porque ni siquiera te dignaste a decirme ni una palabra de ello, y ahora, de la nada vienes a decirle a todo el mundo que yo te gusto y darme besos cada vez que se te da la gana ¡Para ya! Yo no soy propiedad de nadie y tampoco soy un juguete de goma que tiras bajo la cama y sólo sacas cuando se te da la gana. Y NO tuve nada que ver con que esa estúpida que ni conozco se haya quedado abajo del tren.

Sirius no estaba cabreado, estaba MUY cabreado… Por eso cuando ya desvió la mirada y vio también a la otra rubia desconocida, quien ya se estaba dirigiendo a la entrada del otro vagón mientras Stella se le paraba en frente y le impedía el paso, por lo que Sirius se apresuró también en alcanzarla, aunque sin llegarle a tocar.

—¿Y tú de que vas, furcia? —le plantó cara sujetándose de la baranda que separaba ese vagón del carro de equipajes —¿Qué te crees muy importante como para venirte a pasar por encima de todos como si nada, todo porque “la reina” —agregó con ironía —no quería subirse al tren? Jamás te he visto en mi vida, pero que sepas que de este momento me caes como el mismísimo culo y no precisamente por tu infantil y estúpida pataleta de querer perder el tren, que tal vez si hubiese escuchado tus razones hasta te entendía, pero tienes una actitud bastante mierda que ya me la sudan tanto tus disculpas como tus razones. Sinceramente, no vales la pena quien quiera que seas, pero que sepas de ante mano que si sigues tratando como la mierda a mis amigos, te vas a enterar de quien soy yo.

Dijo antes de pasar por su lado para ir en busca de James a quien había escuchado gritándole y también a Stella responderle, por lo que dio una pequeña palmadita en la espalda tanto a Synnove como a Stella, cuando pasó junto a ellas para abrir la puerta del vagón y hacer un gesto con el brazo a James para que se acercara.

—Gracias por la ayuda Synnove, buena atajada.

Sonrió a la Ravenclaw, guiñándole un ojo, para luego volver a mirar hacia el pasillo y asegurarse de que James se acercara.

—Aún estoy esperando que la furcia me de las gracias —agregó sin mirar a nadie, pero con notoria referencia a lo anteriormente dicho por Stella.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 3 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.