Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Año 2016 - 1 de Septiembre [Trama Global]

Albus Dumbledore el Jue Sep 01, 2016 10:48 pm

Recuerdo del primer mensaje :

~~~~~~~~


1 Septiembre, año 2016



El tren está dividido en vagones y los vagones en compartimentos. Cada compartimento puede llevar 6 personas con comodidad más sus equipajes de mano. El tren tiene capacidad para transportar 144 personas (sin contar al conductor).
En la locomotora no pueden viajar alumnos y tampoco en el vagón de equipajes. Normalmente viaja algún profesor en el tren y otros adultos (como la señora del carrito) en el primer vagón.



___________________________________________________

1.- Recuerden que es obligatorio que todos los alumnos viajen a Hogwarts a través del Expreso. No se permiten autos, ni vacas voladoras.
2.- El tema se ha abierto el día 01 de Septiembre y se mantendrá el viaje hasta el lunes 3 de octubre; hasta entonces pueden rolear en la estación cuando llegan a tomar el tren, en el expreso mismo, fuera del colegio (para cerrar escenas) y dentro del colegio... Pero por favor, mantengan un rol de de espacio/tiempo coherente.
3.- No es obligatorio rolear en este tema antes de hacerlo en el Colegio. Sin embargo, se premiará la participación en él con puntos adicionales para sus casas.
4.- La cuenta de Albus Dumbledore será la encargada de avisar cuando el tren salga de la Estación, hasta entonces el viaje no comienza y damos tiempo para que todos suban al tren. Si alguien no ha podido rolear que sube al tren, daremos por hecho que lo hizo y podrá rolear dentro como si ya estuviera allí antes.
5.- Pongan entre corchetes al inicio de vuestro mensaje dónde se desarrolla vuestro rol, tal como se indica en los siguientes ejemplos:

  • Ejemplo 1: [A las afueras de King's Cross]
  • Ejemplo 2: [King's Cross]
  • Ejemplo 3: [Anden 9 y 3/4]
  • Ejemplo 4: [Vagón 2, Compartimento 11]
  • Ejemplo 5: [Pasillo del vagón 4]
Moderador
Expecto Patronum


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 17
PB : Michael Gambon.
Edad del pj :
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Orden del Fénix.
Patronus : Fénix (Parlante)
Mensajes : 356
Puntos : 9
Ver perfil de usuario

Adae West el Vie Sep 09, 2016 2:23 pm

[Vagón 4, cabina 20] (Ziva)

—Hola —saludó al chico con una sonrisa en su rostro, aunque no tardó en parecer preocupado y salir del compartimento. Adae se apartó y frunció el ceño—. ¡Adiós! —Se despidió.

Parecía simpático.

Entonces la puerta del compartimento se cerró detrás de Adae, aunque mal, por lo que podía oírse todo el alboroto que pasaba afuera. Sin embargo, como él no quería salir porque tenía que cuidar de Pikachu y porque estaba Synnove ahí fuera, decidió ignorarlo un poquito.

—¡Es un hámster! —contestó a su amiga con una efusividad que, aparentemente, parecía superior a la simple banalidad que le estaba contando—. Te explico, atenta. —Sabía perfectamente que su amiga no sabría lo que era un Pikachu, así que iba a explicárselo con tranquilidad—. Hay una serie de televisión que va de animales con poderes y el protagonista de la serie es una pequeña rata amarilla de mofletes rojos que controla la electricidad. ¡Y este hámster es igualito! Siempre he sido fan de ese personaje y acabo de encontrarme con un chico en el Andén que tenía a este animal y me lo ha prestado. ¿Te gusta? ¿Quieres cogerlo? —Se lo tendió. Ashton no le había dado permiso para prestar a Pikachu, pero Adae confiaba plenamente en su amiga, aunque a veces hiciera unas cuantas locuras—. Ten cuidado. —Le pidió preocupado, aunque no tardó en sonreír ante la bonita noticia de que se había encontrado un galeón encima del tren—. ¡Genial! Qué rico. —Se mostró contento, aunque confundido. ¿Cómo había llegado un galeón hasta el techo del tren?

Adae se sentó justo al lado de Ziva, cruzando las piernas encima del sillón para escuchar entonces su confusión con los gritos.

—No lo sé, estarán cabreados. Bajo mi experiencia como hijo de dos mujeres, sé que ellas gritan cuando tienen la imperiosa necesidad de dar argumentos ante una discusión. Y claro, como están cabreadas y ambas quieren hablar... pues se estresan y se gritan para sobresalir sobre la otra y hacerse escuchar. ¡Con lo fácil que es callar y escuchar y luego quejarte! —Se quejó Adae—. Pero luego se arrepienten y se piden perdón.

El niño no entendió quién era el metamorfomago ni tampoco quién era Elizabeth, pero él miró hacia donde le señalaba el dedo de Ziva como si lo que hubiera allí fuera lo más interesante del universo. Eso sí, cuando habló sobre el método de reproducción humana, Adae la miró con el ceño fruncido.

—¡Sí, de eso quería yo hablarte, ya sé cómo se hacen los bebés! Y antes de explicártelo he de decirte que no tenemos que preocuparnos por las semillas del profesor Odiseo, no son peligrosas para las chicas de Hogwarts —dijo antes que nada, con una sonrisa. Luego se giró en el asiento y se quedó sentado en la misma posición pero mirando directamente hacia ella. Usó la expresión de sus manos para poder explicar mejor lo que iba a explicar, de hecho, no paraba de moverlas—. Verás, me lo ha explicado mi hermana. Olvídate de la metálola y de las semillas, ESO ERA TODO FALSO —resaltó con misterio, moviendo las manos hiperactivamente—. Para hacer niños es totalmente necesario que haya una mujer y un hombre y se tienen que acostar juntos. ¿Sabes eso del sexo? Pues eso, tienen que tener sexo. Se unen y entonces el hombre deposita en el interior de la mujer una cosa que no me acuerdo del nombre y se junta con una cosa de la mujer y, de ahí, se forma el bebé. —El niño sonrió orgulloso al recordar la teoría, ya que cuando su hermana se lo contó en la playa mientras observaban a una mujer embarazada, lo único que podía pensar era en contárselo a su amiga. Bueno, al principio, luego solo podía mirar raro a su hermana cuando ésta le decía que "la cosita que le cuelga a Adae" y lo que no le cuelga a las mujeres, es por donde se unen un hombre y una mujer—. Supongo que por eso de "depositar algo" a nosotros de pequeños nos dicen que es una semilla. Aunque si no nos quitan esa idea de la cabeza al final termina siendo confuso, ¿sabes? ¿Me expliqué bien? ¿Lo entendiste?

Adae estaba contento por varias cosas: por ver de nuevo a su amiga, por tener a un Pikachu durante el transcurso del Expreso de Hogwarts y por haberle explicado a su amiga como se hacen los niños. Pero se sintió fatal cuando Ziva le dijo lo de Synnove, de hecho, su sonrisa en el rostro se borró por completo al escucharla.

—¿Qué? —preguntó casi por inercia—. ¿Pe-pero por qué le has dicho nada? ¡No deberías haberle dicho nada! ¡Se va a pensar que soy subnormal! —No sabía si subnormal era la palabra, pero algo por el estilo. Además, él se sentía subnormal ahora mismo—. ¡Ella me saca cuatro años, está claro ahora mismo no va a querer nada conmigo! Jopé tía, no deberías haberle dicho nada. Yo sé arreglármelas solo en el amor, sobre todo cuando sé quién está a mi alcance y quién no. —Puso un mohín triste y se cruzó de brazos, volviendo a sentarse normal para evitar mirarla directamente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Ty Simpkins
Edad del pj : 13
Ocupación : Preso
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 12.315
Lealtad : Al sapo Croac
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 271
Puntos : 192
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3312-adae-west-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t3313-relaciones-de-adae-west http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Vie Sep 09, 2016 6:03 pm

[Vagón 4, compartimento 20](Interacción con Adae)

¿Aquello era un hámster? Pues era el hámster más chulo que había visto en toda mi vida. Escuché lo que me quería decir Adae, siempre que se ponía así solía explicar cosas cosas muy interesantes, así que intenté prestar atención. Estiré los brazos para cogerlo, pero me cabía en una mano y lo miré sonriente- Es muy mono -acerqué mi nariz para frotarla con el animalito, eso de la electricidad no sabía lo que era, pero ahora lo importante era el bicho.

Pero al moverme lo que estuviera dentro de la caja se espachurró por completo y por los bordes comenzó a salir un olor delicioso- Mmmm...huele a chocolate, canela, y cerezas, ¿verdad? -me levanté del sillón y miré la caja completamente aplastada- Oh, oh...no sé si se enfadará, dijo que la protegiéramos con nuestra vida, y me da que mi vida ha llegado a su fin como ella -esperaba que no se enfadara mucho, porque era muy bueno con la varita y me sacaba como medio cuerpo por encima de la cabeza, así que si quería golpearme también podía, y no podría ni defenderme.

- Espermatozoides, y el chico introduce el pene en la vagina de la chica, pero eso son cosas de mayores, yo no quiero tener sexo -me quedé mirándolo con los ojos entrecerrados cuando se cruzó de brazos- SÓLO TE ESTABA AYUDANDO, ADAE. PERO NO VOLVERÉ A AYUDARTE CON NINGUNA CHICA, NO TE PREOCUPES, A PARTIR DE AHORA TE LAS VENTILAS TÚ SOLITO, QUE PARECE QUE TÚ SI QUIERES TENER SEXO CON SYNNOVE -estaba muy enfadada, encima que lo ayudaba me lo recriminaba.

Con el hámster en la mano, con los ojos picajosos por las ganas que tenía de llorar por haberle tenido que gritar a mi mejor amigo y cogiendo la caja de lo que fuera de chocolate de Sirius, salí del compartimento hacia el pasillo, en donde un grupo grande de chicos y chicas mayores obstaculizaban el paso.

[Vagón 4, pasillo](Interacción general)

- Necesito pasar, por favor -dije lo más alto que pude y que me permitía el nudo que se había alojado en mi garganta. Sólo quería llegar hasta donde estuviera Sirius para darle la caja aplastada y poder salir al final del vagón para colgar las piernas y poder llorar a solas. Bueno, con Pikachu, el hámster ese que salía en la tevelisión, al menos él no gritaba y miraba curioso- Quiero darle su caja a Sirius.

No entendía muy bien porqué, pero salvo con Danny, nombrabas a Sirius delante de una chica y daba la sensación de que se fuera a derretir. Empezaban a emitir suspiros por la boca y mirar al cielo. A veces me preguntaba para que teníamos que aprender hechizos tan difíciles si total había ciertas palabras que dejaban al otro totalmente idiota.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Sep 09, 2016 7:02 pm

[Vagón 5 y luego el 4]

Estar hablándole a Sirius y que este le diera la espalda fue un golpe fuerte para la cambiante, al final no terminó ni de hablar por que no podía y por que para hablar con alguien que a medio dialogo se iba como si no importaba nada de lo que tuviera que decir, se sentía muy herida en ese momento y solo quería que el ojigris se fuera para ella también poder irse, quería llorar de lo mal que sentía, ya había llorado en la mañana con los dichosos muffins que en ese momento no sabía para que los había hecho y ahora una vez mas, por lo que la migraña volvió mas fuerte que nunca.

Que Sirius creyera que intentaba hacerlo sentir culpable solo por darle a conocer lo que pensaba, por defenderse y por no poder ocultar sus emociones era otra cosa que también la lastimó, había avanzado un poco mas en esas vacaciones en no demostrar sus emociones a los demás a controlar nuevamente su habilidad, pero estaba con el cabello gris y dejaba ver que estaba mal, estaba llorando y no tenía que hacer eso, tenía que tragarse todo lo que sentía y no exteriorizarlo, pero estaba fallando en eso.

Asintió a las palabras de Sirius, pero seguía algo dolida con él y no sabía a que jugaba en ese momento, mira que decirle esas cosas y luego cambiar, pero aún así lo quería y no quería enojarse con él, no realmente.

Lo que pasó a continuación fue una discusión contra la chica nueva 3 contra uno ella no se metió solo se sentó en un baúl intentando calmarse, dejar de llorar y que su cabello volviera a su color normal o a algún color que no fuera gris, tal vez tal vez rubio con degrado multicolor, aunque si escuchó un poco la conversación y sintió algo de pena por la chica y por su primo y algo de odio por sus abuelos, por que ellos eran los causantes de todo, pero no podía decirlo, decirlo era decir que tenía una parte de la familia mestiza y no era por que ella se avergonzara de ellos si no por que le daba miedo que si lo decía ellos estuvieran en peligro por que su familia paterna era muy purista, pero a su vez en ese momento sentía que eran mejores familiares aún cuando fueran mortifagos de lo que eran sus abuelos maternos.

Al final la situación parecía arreglarse, aunque sintió muy feo con la chica y se preguntaba con respecto a sus palabras si la chica sabía algo de embarazos y todas las cosas que pueden pasar al tener sexo sin protección cunado estuvo con su primo o si por el contrario al igual que ella misma no sabía nada al respecto cuando tuvo su primera vez, aunque no estaba segura de Tenney, según recordaba sus abuelos eran muy tabú con el sexo aunque no era algo que ella hablara con ellos o les preguntara pero recordaba que de niña alguna vez alguien preguntó algo de eso y no fue "bien recibido" ni contestado, sus tíos si los recordaba un poco mas abiertos al tema, pero no estaba segura. Tal vez igual que para el resto de la familia era tabú.

En fin, las cosas parecían calmarse y Synnove quien había ayudado y a su amiga, le había ofrecido que fuera con ellas, a lo que esta asintió y se puso de pie para ir con ellas, sin embargo las cosas una vez mas se complicaron con la aparición de la supuesta hermana de la chica, una Slytherin pelirroja, según recordaba metamorfomaga como Synnove y ella, quien decidió ofender a las presentes llamándolas sangre sucia, ella lo captó como un insulto mal efectuado, parecía muy molesta por el ataque hacia su hermana, razón por la que olvidó la astucia de las serpientes y solo se lanzó como una gata a la pelea y ella realmente se quería ir.

Para la cambiante no pasó por alto la reacción de la rubia, algo en toda la situación la hizo tener una especie de ataque de pánico mientras la bocazas de su hermana no paraba ni una y ella no por la chica si no por Stella quería que pararan las cosas además cuando vio a Synnove que era prefecta notó que estaba estaba herida, posiblemente por ayudar a su amiga, así que las prioridades pasaban a ser otras.

- Stella, Synnove tiene razón no vale la pena, además si llega otro prefecto pueden terminar en problemas Synnove y tu y no vale la pena que eso pase y Synnove ocupa descansar y algo para el dolor, yo tengo una poción en mi bolso, pero tenemos que irnos - claramente al cambiante se iría con ellas, como le propusieron antes aunque esta vez con al intensión de atender la herida de a la Ravenclaw y el posible moretón de la mano de Stella, además estaba muy preocupada por ellas.

- Y tu Winter aprende a cerrar la boca en especial por que de no ser por estas a las que llamas "sangre sucia" que por cierto estás empleando muy mal el termino y Sirius, tu hermanita no estaría ahora dentro de este tren, Synnove se llevó un gran golpe en la cabeza por ayudarlas, Stella la instó a subir por que ella no parecía hacer nada por alcanzar el tren y Sirius sin conocer a tu hermana ni tener que hacerlo montó en su escoba para recogerlas y subirlas al tren - No es que fuera amiga de Estephanie o que la conociera muy bien, pero habían sido compañeras por seis años así que mínimo conocía su nombre y casa - Tu hermana fue una desagradecida con ellos por eso la discusión, por que todos se arriesgaron con ella y esta se desquitó con ellos por estar molesta con el padre de su hijo cuando con quien debería estar molesta es con los abuelos de este, por que para que sepas él perdió la memoria en un accidente cuando sus padres desaparecieron - No pensaba hablar de Tenney, en sus años en Hogwarts siempre lo trató como un desconocido al frente de los demás, nadie sabía que tenían el mínimo de relación y ahí estaba defendiéndolo y revelando cosas que solo un familiar o una buena amiga sabría - En fin, mas que intentar ofenderlos, lo que les debes es una disculpa y un gran GRACIAS, pero dudo que alguien lo quiera, así que solo encárgate de tu hermana que parece estar muy asustada de lo que te puedan hacer y no te vuelvas a meter con mis amigos que ahí si me conocerás - ella no se había metido en nada hasta el momento, pero ya para ese punto tenía que decirle todo lo que pensaba a la chica, había atacado sin conocer los hechos y le parecía algo demasiado tonto e impulsivo, por otro lado realmente quería ir a un compartimento a descansar y ver las heridas de las chicas.
avatar
InvitadoInvitado

Stella Thorne el Dom Sep 11, 2016 6:55 pm

[Vagón 4]
 ft ; Synnove, Sirius, Alice, Elizabeth, Estephanie, y Ziva

Por más que pase mas de todo el verano en clases, no fue hasta la última sesión que nos dejaron competir contra un otro real, ya que todas las sesiones cada cual tenían su propio saco al cual golpear y practicar los distintos movimientos. Pero todo aquello no era ni comparado al sentir de cuándo realmente se golpea carne humana, que es mucho más blanda que el saco, y uno logra sentir - dependiendo del movimiento de ataque - como es que la carne o los huesos del adversario se mueven, se quejan. Y eso fue lo que sentí al golpear el rostro de esa pelirroja-habladora, al estrellar mi puño con su rostro es como si se liberará en ello toda mi rabia, pero a la vez subiera toda la adrenalina de mi cuerpo.

Sabía que la chica estaba en desventaja, sabía que no estaba siendo justo, pero es que la chica estaba demostrando ser una vergüenza de Slytherin ya que en estos momentos estaba siendo muy poco astuta, característica que se le atribuía a los de su casa. ¡Se había dignado a decir nuevamente esas palabras! ¡Definitivamente esa chica quería morir! Sentí como nuevamente me subía la sangre a la cabeza y estaba dispuesta a golpearla nuevamente, pero esta más fuerte que un simple Jab frontal, quizás un Cross de izquierda más una patada High Kick, sí eso sería maravilloso...pensé mientras escuchaba como Sirius comenzaba a hacer apuestas a su alrededor que no hizo más que sacar una sonrisa de medio lado en mi rostro,  estaba comenzando a tomar la postura para atacar nuevamente a la pelirroja cuando sentí que alguien tomaba de mi hombro, me giré a la defensiva, pero me relaje enseguida al escuchar y ver el rostro de Synnove .- ¡Animales! ¡truffo!.- pensé y como si me hubiera sacado por completo de algo, comence a buscar con mi mirada hacia donde se encontraba la jaula con mi gato Truffo dentro de ella, y mi cuerpo se relajó al verla en una esquina todo calmado aún lamiéndose el cuerpo, al parecer hoy había sido la mañana de baño para el. Cuando comprobé que mi gato estaba bien, volví a mirar a la pelirroja que se veía de lo más bonita callada y con la mano en su rostro donde antes había golpeado, suspiré, quizás su amiga tenía razón era hora de parar...además tenía una hambre voraz.

Giré mi cuello rápidamente al escuchar decir a Synnove que le estaba saliendo sangre, y fruncí el ceño al comprobar que era cierto, ceño que no duró mucho tiempo así ya que la ravenclaw había nombrado algo que había llamado  mi atención.- ¿una sorpresa? ¿para mí?.- pregunté sintiendo como mis ojos se ponen brillosos, como una niña de once años que ve por primera vez Honeydukes.

En eso hablo Alice, y volví a suspirar comprendiendo que sus amigas tenían razón, por más que tenían unas enormes ganas de seguir rompiendo a pedazos a esa chica, sabía que lo más sensato era dejar todo allí sino quería que pasará aún más a mayores todo esto, sentí como de a poco el color rojo-furia se comenzaba a ir y volvía a mirar todo con normalidad, mire todo el lugar... estaba hecho un desastre, no llevaba ni 15 minutos dentro del expreso y ya se había mandado un desastre así, unas ganas de reír tremenda se apoderaron de mí, pero me frené en seco sabiendo que no era lo más adecuado para la situación.

- Esta bien, esta bien vamonos...- dije suspirando y destense ya mi cuerpo por completo, pero antes no dude en girar y apuntar con mi dedo a la pelirroja.- Esta vez te has salvado Winter, pero vuelvas a decir o hacer algo como esto frente mio, y te puedo comprobar que se mucho mas golpes que el que te acabo de dar.- le dije masticando cada palabra y lo más fría posible, para luego volver a girar y sonreír débilmente a todos, pero en eso un sollozo llamó mi atención, vi a Elizabeth recogida en un rincón y con las manos en sus oídos, fruncí el ceño y sentí un sabor amargo en la boca, no podía dejarla así...me acerqué hacia ella, y me agache, poniendo sutilmente mi mano en el hombro para que no se asustara.- Ya está Elizabeth, ya he parado, no te pongas así...tranquila.- le dije pausado y calmada, miré a Winter y de manera fría le dije.- Ven a ver a tu hermana, y cuidala... de buena forma claro, no impulsivamente como lo haz hecho hasta ahora.- le dije para luego volver a mirar a Elizabeth.- después conversamos...- le dije a lo bajo a ella, para luego pararme e ir donde se encontraba Synnove y Alice, pero no sin antes detenerme en donde se encontraba Sirius apoyado.

- ¿Sabes? haz logrado que ya jamás te confunda con James, ahora eres el de sonrisa sexy y rescatadores de expreso.- le dije bromeando divertida diciéndole lo último de forma baja para que sólo lo escuchara Sirius, ya que sabía que algunas personas se lo podían tomar un poco mal, en especial la parte de sonrisa sexy .- Gracias, a pesar de que algo me dice que fuiste el causante de que esa pequeña no me dejara subir...gracias.- terminé por decir con una leve risa.- Y hazle caso a Synnove y ve a pasarte por nuestro compartimiento que al parecer tiene sorpresas para todos.- le dije emocionada como una niña pequeña, si alguien entrará en esos momentos jamás se hubiera imaginado que mi persona hace apenas unos segundos estaba hecha una furia repartiendo golpes.

- Vamos a arreglarte esa herida...- le dije cuando volví a acercarme a Synnove, y la tomaba de un brazo.- a todo esto te ves guapísima con ese nuevo corte, bellísima.- le dije sonriente para darle luego un beso en la mejilla a su mejor amiga, para luego del otro tomar a Alice y tomarla del otro brazo.- y tú claramente no acompañas bonita.- le dije sonriéndole mientras comenzaba a caminar, en eso veo a la pequeña mordedora en la puerta, con una caja que ya conocía y brillos en los ojos llamando a Sirius, brillo que no delata alegría.- Sirius, creo que alguien te busca por aquí...- le dije al moreno,mientras me dirigía hacia la niña.- ¿estas bien?.- le pregunté mirándola, y en eso sentí el olor de los muffins llegar a mi nariz, sí era definitivo...eran de chocolate, estaba completamente segura.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 10.170
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 675
Puntos : 366
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Adae West el Dom Sep 11, 2016 7:41 pm

[Vagón 4, pasillo] Interacción Ziva y Stella

¡¡Y AL FINAL ERA ADAE EL MALO!! El Ravenclaw observó con sorpresa lo que estaba diciendo su amiga, gritando enfadada. ¿¡No debería estar enfadado Adae cuando Ziva traiciona su confianza y le dice a la chica que le gusta que le gusta y esas cosas!? ¡No entendía nada! Aparte de quedar de subnormal con Synnove, ahora quedaba de retrasado con Ziva. ¿Pero qué le pasa al mundo? Ahora entendía eso que decían algunos chicos de que algunas mujeres están locas. Ahí tenías la misma prueba viviente de por qué los adultos gritan. ¡Pues porque están enfadados!

Frunció el ceño ante las palabras de Ziva, ya que le estaba gritando. ¡Le estaba gritando! ¿¡Que quería tener sexo con Synnove!? ¡Pero qué cosa más fea! ¡No sabía lo que estaba diciendo!

—¡Pero tía! —Y se dirigió a la puerta. ¿Pero es que ella no entendía a Adae? Adae entendía su punto de vista, el por qué de haberlo hecho —más o menos— y que se pudiera sentir mal, por eso mismo se lo preguntó de buenas y no enfadó cual loco. ¿Pero ella no entendía que había hecho mal porque Adae no quería que Synnove se enterase porque sabía que no iba a ser correspondido? ¡Es que a ver ahora como le iba a dirigir la palabra!

Abrió la puerta y salió al exterior, por lo que Adae se colocó las gafas y apretó los puños con impotencia por tener que ir detrás de ella. ¡Debería haber pedido perdón por cagarla y no enfadarse! ¡Pero no, ahora Adae tenía que ser el subnormal tonto que va detrás de la que lo ha hecho mal para pedirle perdón por haberse enfadado por lo que ella había hecho! ¡Es que no tenía sentido!

Adae respiró profundamente. Todo sea por la amistad... Salió también del compartimento y se encontró a un montón de gente. Vio a Ziva intentando abrirse paso entre tanta gente alta y la persiguió.

—Ziva, no te enfades —le dijo sin ser consciente de que esa frase, a una mujer, podía ser el detonante masivo e instantáneo para hacer que se enfadara. Pobre niño iluso... Entonces Adae vio a Stella, aquella chica de Gryffindor con la que tuvo que compartir su experiencia en San Mungo en aquella cuarentena. Movió la mano cual saludo para saludar a Stella y escuchó la pregunta que le hizo a Ziva.—Está enfadada conmigo porque me he molestado con ella porque ha hecho algo por mí que yo no quería que hiciera. —¿Lo había explicado bien? Había hablado tan rápido que no sabía si lo había explicado bien o mal. Solo quería que Ziva no se enfadase y que le devolviese a Pikachu, que no era suyo y tenía que cuidarlo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Ty Simpkins
Edad del pj : 13
Ocupación : Preso
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 12.315
Lealtad : Al sapo Croac
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 271
Puntos : 192
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3312-adae-west-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t3313-relaciones-de-adae-west http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Lun Sep 12, 2016 12:07 am

[Vagón 2, Compartimento 8]

Un nuevo año iniciaba, la última vez en la que se montaría en el expreso para ir al colegio, era algo melancólico a decir verdad, pero a la vez era algo que la emocionaba, estaba por terminar una etapa e iniciar una nueva, solo les faltaba ese año en el colegio y al siguiente iría a la universidad, ocupaba esforzarse bastante ese año por los EXTASIS y lo haría, también tenía un año mas su responsabilidad de prefecta, así que haría todo lo que estuviera en sus manos para cumplir las normas y realmente esperaba que ese año ganaran la copa, aunque para que eso pasara Sirius y James tendrían que dejar de perder puntos y dudaba que esto pasara, que ellos dejaran de hacer sus trastadas, pero no cuesta nada soñar ¿verdad?

Ese día llegó temprano a la estación, se despidió de sus padres con un abrazo y un beso en la mejilla a cada uno antes de entrar al andén, le había dolido un poco que su hermana no hubiera querido ir a despedirla, pero tenía que acostumbrarse, ya eran varios años en los que pasaba eso y aunque le doliera Petunia se separaba cada vez mas de ella con cada año que pasaba estaba mas lejana y no podía hacer nada para impedirlo y eso que una y otra vez había intentado acercarse a la misma todas las veces en las que estaba en casa pero no lo conseguía aunque no se rendía, después de todo la esperanza es lo último que muere.

Fue triste el no poder despedirse de su hermana en ese momento pero aún así ingresó al andén y dejó sus pertenencias con las demás para que las subieran al vagón de equipaje, luego buscó con la mirada por si había alguna de sus amigas, pero no vio a ninguna, así que pensó que seguro llegarían tarde, lo que la llevó a subir algo desanimada al expreso, decidiendo subir al segundo vagón y quedarse en el octavo compartimento, donde tomó uno de sus libros y empezó a leerlo, puede que sus amigas no estuviera ahí, pero siempre tenía con ella algún libro que la ayudaba a pasar el rato, ya fuera uno de las clases que veía o simple literatura, un libro siempre lograba captar su atención, además sabía que posiblemente tendría que ir al compartimento de los prefectos en cualquier momento y luego dar algunas rondas por el tren, pero mientras eso pasaba, se quedaría en ese lugar leyendo un poco.
avatar
InvitadoInvitado

S. Lyssandra Østberg el Lun Sep 12, 2016 1:39 pm

[Vagón 5, puerta.]

Ya el momento había pasado, quería pasar de todo aquello que había pasado. Se había alegrado que Stella hubiera parado, aunque la sorpresa ya no iba a ser una sorpresa. El mal momento había pasado, quería que todo pasara. Podía sonar repetitivo pero así se escuchaba en la cabeza de Synnove mientras trataba de de tranquilizarse. Mientras trataba de olvidar todos los malos recuerdos de sus familiares. Estaba dolida ya que su propia familia sabía que no era sangre sucia y le trataba como tal. Como una paria social. Aquellas palabras no le habían dolido porque hubieran salido de la boca de esa idiota. Realmente el dolor provenía por los sentimientos del pasado, e incluso muchos presentes, que le hacían recordar lo que era para sus familiares y lo desgraciada que podía ser de no ser por sus amigos. Realmente estaba agradecida con todos ellos, incluso con Alice por sus palabras tan sensatas para este momento. — Tienes razón, Alice. Igual nos vamos a ver demasiado  como para empezar peor todavía.— Entonces vio a Stella alejarse para dirigir unas palabras a la rubia y luego dirigió unas palabras a Sirius.

Synnove estaba demasiado aturdida para entonces como para prestar demasiada atención al resto de las cosas y lo único que quería era irse al compartimento de una vez por todas. Sentía que esos segundos en los que esperaba a Stella eran eterno, no entendía por qué. A penas habían sido unos segundos, o minutos, que le habían pasado lentos por las ganas de salir de aquel lugar. Aun así, por fin su amiga había decidido que era la hora de ir a curar la herida. — Si, lo mejor será curarla antes de que se me infecte. — Coincidiría con la idea de Stella y luego se sonrojó un poco las mejillas por el cumplido. No esperaba que en una situación como esta se hubiera dado cuenta del corte de cabello. — Muchas gracias, es un corte de verdad. — Sabía que Stella, como los que se hubieran fijado -porque no era muy complejo- hablaba de que el corte no había sido mediante la metamorfomagia. Y cuando vio que Stella tomaba del brazo a Alice sonrió un poco más. — Claro, vente con nosotras. Tengo una bolsa grande de misterio. —Reiría con suavidad mientras iba con Stella hasta toparse con la pequeña del pasillo que intuyó que le había dicho algo.

Ciertamente no recordaba que había pasado y el que luego Adae saliera para confirmar que estaban enfadados entre si por algo había entendido que seguramente algo le hubiera dicho Ziva con respecto él, ya que el hecho de que Adae sintiera algo por Synnove era bastante visible, al menos para la filandesa. Aquel pequeño realmente era puro amor, trataba de manera genial a Synnove y hacía mucho por ella si tenía dificultades a la hora de encontrar un libro o algo. ¡Aquel niño era puro amor! Claro que Synnove se había la loca, como la que no se daba cuenta de nada. — Ays, dame un momento Stella. Disculpa Alice... — Les diría a ambas mientras retiraba el brazo para luego apartar con cuidado a la pequeña. — Disculpa, pequeña... — Diría para finalmente acercarse a Adae.

[Vagón 4, pasillo]

Se acercó a Adae para darle un abrazo sin preguntárselo. ¡Hacía mucho tiempo que no lo veía! — ¡ Pero si es mi águila preferido !— Era raro de Synnove dar abrazos pero había sido un cambio importante en este verano que se estaba viendo con aquellos cercanos a sí. Entonces acarició para remover un poco la cabellera del rubio y ajustarle con cuidado las gafas. — ¿Qué hace un caballero como tú enfadando a una jovencita? No soy capaz de creer esas palabras. — Se giró a ver a la pequeña que buscaba a Sirius con total tranquilidad. — ¿Qué es lo que dio que dijo que no querías que dijera? — Acabaría por preguntarle con una gran sonrisa mirándole y poco a poco sorprendiéndose. — Has crecido... ¿Verdad? — Luego rió un poco y se acabaría por sacar un paño para limpiarse los dedos de la sangre que había cogido de la cabeza antes. — Disculpa por no enviarte correo, mi lechuza está con un ala mal. ¿Te importa si hablamos cuando lleguemos o más tarde? Tengo que limpiarme la herida. — Le mostraría el paño con una sonrisa y luego miró a Stella y Alice. — Venid al vagón tres, el compartimento lo dejaré abierto para que vengáis.

Entonces se fue un poco rápida y ligeramente tambaleada porque le empezaba a hacer efecto la pequeña pérdida de sangre y el dolor de cabeza por el enfado.- Nos vemos, me adelanto para sentarme. - Diria mientras se iba muy centrada en llegar al compartimento para finalmente sentarse en donde se habia sentado con anterioridad. Descansando un poco la cabeza en la mano, apoyada en la ventana.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Freya Mavor
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitaria (Inefable)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 4.050
Lealtad : Nadie en particular.
Patronus : .
Mensajes : 243
Puntos : 150
Ver perfil de usuario
S. Lyssandra ØstbergUniversitarios

Invitado el Lun Sep 12, 2016 10:49 pm

[Vagón 4]

Le dedicó una sonrisa a la cambiante antes de fijar una vez mas su atención en Stella, no quería que las cosas se tornaran una vez mas complicadas, una vez mas habían cosas mas importantes que hacer que seguir peleando, pero esta no parecía que se pondría a pelear de nuevo, al parecer solo fue a tranquilizar a la rubia y luego a agradecer a Sirius, aunque sus palabras las que no dijo en voz baja si le causaron algo de gracia por que ella pensaba lo mismo que fue Sirius el causante de que Ziva no dejara entrar a su amiga al tren y a decir verdad eso fue lo que causó casi todo y la hizo pensar que de haber sabido que los muffins harían tanto problema no los hubiera realizado, hubiera dicho algo como que se le olvidó o que los dejó o alguna excusa barata, pero las cosas estaban como estaban.

- Stella no ofrezcas lo que no sabes que tienes - diría a su amiga en una especie de regaño pero con una sonrisa, en todo caso ella misma vería si traía con ella alguna golosina o algo, tenía que tener algo con ella solo que en ese momento no lo recordaba, eran tantas cosas las que habían pasado en tan poco tiempo que no recordaba lo que tenía y dejaba de tener y si tenía mas de un dulce, después de todo su idea era darles un muffin de los cuatro que en teoría eran de ella, Sirius debería estar contento con el resto que le dejó, después de todo había traído de mas.

Dejó que su amiga le tomara del brazo con una sonrisa, le gustaba esta Stella, al menos había regresado rápido a ser ella misma, no le gustaba que estuviera en medio de una pelea, era su amiga pero no sentía que fuera ella misma en momentos como el pasado. Le gustaba mas la Stella loca de ese momento - Claro voy con ustedes, además Synnove, si me lo permites quiero curarte esa herida y darte algo el posible dolor de cabeza y no, no pienso estudiar para sanador, tal vez si, pero lo importante es que la herida necesita ser limpiada y parar el sangrado y eso - diría claramente divagando un poco, pero a veces era inevitable y realmente le preocupaba la herida que se hizo al recibir a su amiga cuando cayó del cielo.

Claramente ese día las cosas no serían fáciles, no para ella y no para irse, una vez mas tuvieron una interrupción, pero ahora de los pequeños del colegio, bueno ya no tan pequeños pero aún así, eran mas chicos de ellos, parecían haber tenido una pelea, Ziva parecía a punto de llorar y Adae intentaba explicar las cosas, ella rápidamente captó de que iban las cosas y prefirió no meterse por que ella sintió que apoyaría un poco al pequeño, Ziva lo había delatado hace un rato y hay cosas que no hay que decir además, le parecía un buen gesto del niño que buscara a su amiga para arreglar las cosas aun cuando no era su obligación. Pero una vez mas la cambiante no se metería en nada de eso, solo dejaría que Synnove y Stella lo resolvieran y cuando una de ellas o ambas fueran al compartimento iría con ella o ellas, mientras sería muda o menos eso pensó en un instante por que luego volvió a ver Sirius - Ha este punto deduzco que te los quedarás todos, así que si quieres puedes darle dos de los míos a los niños y quedarte el resto - lo estaba comprometiendo y él tendría que hacerse el loco o darle dos de los dulces a los niños, ella ya luego vería que haría con su amiga, al menos no le había dicho con anterioridad que le daría un muffin, si no que problema.

Pasado un par de minutos Synnove decidió que era tiempo de volver al compartimento por lo que la cambiante vio a Stella en una clara pregunta de ¿Te quedas o vamos? en todo caso, la cambiante se dirigió a donde estaba Synnove, le preocupaba bastante su seguridad.

[Vagón 3, Compartimento 16]

Cuando llegó al compartimento la vio descansando la cabeza en una mano por lo que se acercó con cuidado aunque sin tocarla solo se acomodó en el asiento al frente de ella - Synnove, procura no dormirte - ella se había caído un par de veces y siempre le decían lo mismo el que no podía quedarse dormida, así que ella dijo lo mismo a la Ravenclaw mientras sacaba de su bolso que no era tan pequeño como le hubiera gustado un pañuelo y su varita, ya fuera que la dejara a ella curarle o que se lo pidiera a Stella tendría las cosas listas y lo primero que tenía que hacer era cortar el pañuelo a la mitad y luego hacer que una de las mitades se humedeciera con agua y el otro se llenara de espuma jabonosa para limpiar la herida. No tenían pociones ni mas cosas con ellas para hacer el trabajo mas fácil y siempre se había escuchado que lo mejor era el agua y el jabón, así que eso se usaría.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Sep 13, 2016 4:57 am

[Vagón 4, Pasillo]



Se quedó mirando la reacción de Elizabeth entre sorprendido y compadecido, se veía tan asustada que le parecía incluso irreal, pero cuando Synnove habló otra vez, toda su atención se desvió hacia ella porque esa chica si que tenía una lengua afilada y potente cuando quería.

—Hey, mas respeto con mi lechuza —interrumpió cuando la Ravenclaw dijo que no sabía que el Expreso transportaba animales —, Cara de Portazo también tiene sentimientos.

Hizo un pequeño morrito, pero entonces la chica le sonrió y no supo porque lo hacía hasta que ésta le dio las gracias y le dijo que se pasara por su compartimiento para compensarlo con algo.

—¿Agradecerme? No lo necesitas.

Negó con la cabeza, y es que realmente ni siquiera se le había pasado por la cabeza. Él simplemente había actuado por instinto, como siempre lo hacía cada vez que escuchaba el calificativo de “Sangre Sucia” y es que para él era una ofensa bastante grande y tampoco soportaba a los bravucones que se creían superiores por un asunto de sangre, precisamente porque ese tema le tocaba muy en lo personal debido a su familia.

Esperó a que todos entraran realmente al tren y él se quedó atrás para ir a cerrar nuevamente el vagón del equipaje y luego entrar de regreso al vagón, mientras Alice hablaba también con la Slytherin. ¿Dónde diablos se había metido James? ¿Por qué aún no llegaba a donde ellos estaban?

Cuando regresó volvió a apoyarse en la puerta y entonces Stella se giró para hablar con él y decirle que nunca más le confundiría con James.

—¿En serio? —preguntó más irónico que entusiasmado —Tú NUNCA deberías haberme confundido —le señaló con el dedo y luego se llevó la mano al pecho —. Yo, pobre de mi, me quedaré con el orgullo herido de por vida.

No mentía tanto y es que su orgullo era una parte grande, MUY GRANDE dentro de él y eso era algo que no olvidaría fácilmente. La chica tendría que regalarle mil chocolates o hacerle un favor muy grande para dejarlo en el pasado.

Fue en ese momento que sintió la voz de Ziva buscándolo y a Stella corroborando lo que había escuchado. Se acercó a la pequeña y sus ojos fueron inmediatamente a la caja que ésta tenía en sus manos y que estaba toda aplastada. Su boca de abrió por la sorpresa, pero un segundo después no pudo retener más la carcajada.

—¿Qué demonios has hecho con la caja? ¿Te sentaste arriba de ella? —preguntó entre risas.

Tomó la caja de cartón en sus manos y la abrió para ver toda aquella docena de hermosos muffins totalmente acribillados como bolitas aplastadas, por lo que meneó la cabeza aún riendo.

—Lastima que el reparo no funcione en alimentos, pero me imagino que el sabor aún es el mismo.

Alzó los hombros, aun cuando ello le significaba buscar un plan B para su estrategia inicial, la cual aún pensaba llevar a cabo.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Sep 13, 2016 5:40 pm

Vagon 4, pasillo(Interacción con Stella, Adae y Sirius)


La primera en darse cuenta de que estaba allí fue Stella, la chica a la que le había lanzado el Aquaeructo y había esquivado con tanta habilidad, esperaba que cuando fuera mayor yo también pudiera esquivar hechizos así tan fácilmente como ella- Siento haberte intentado hechizar, un hijo de Slytherin me dijo que estabas poseída y loca, y temí que fuera contagioso, dijo que les cambiaba el pelo, que tú eras castaña, pero eres pelirroja, ¿Verdad? -porque ahora con la luz dentro del tren no lo podía asegurar a todas luces.

Hablar de otra cosa igual hacía que se me pasara el cabreo que tenía con Adae, una ayudaba a su amigo con una chica, y luego se lo recriminaban de esa manera tan déspota.

Y mira por donde ahí estaba el causante de mi mayor enfado, diciéndome que no me enfadara. Me giré despacio con los ojos entrecerrados, con ganas de estamparle lo que quedaba dentro de la caja en toda la cara, pero no podía hacer aquello, la caja no era mía- Te salva que la caja es de Sirius, porque sino te comes hasta el cartón -¿A quien se le ocurría entregar pasteles de chocolate rellenos en una caja que cambiaba de forma? Lo que se podía aplastar se ponía en cajas rígidas o hechizadas para que no perdieran su forma. Como miraba directamente a Pikachu se lo entregué.

Volviendo a darle la espalda, ahora tendría derecho también de decirme cuando me podía o no me podía enfadar cuando me hacían daño.

Vi acercarse a Sirius y subí la caja con cara de disculpa, como me gritara me iba a echar a llorar, había dado en el clavo a la primera. Bueno él había dicho que la debíamos proteger con nuestra vida antes de abandonar el compartimento, y salvo que me sentara encima y la caja pasara desapercibida, no creía que en caso de venir alguien y querer quitármela no lo consiguiera- Sí, me senté encima, para protegerla de los abusones -era verdad, y él se rió, así que sonreí y respiré más tranquila, al menos no se había enfadado.

Ya le había dicho a Adae que no pensaba ayudarlo con ninguna chica más, y aquello lo cumpliría. Llevaba aún el galeón que me había encontrado encima del techo del vagón, seguramente se me había caído del bolsillo al llevar un agujero, o se le había caído a alguien que también llevaba agujeros en los bolsillos. Pero nadie había reclamado aquella moneda, así que sino aparecía su dueño, me la gastaría en el carrito a mitad de viaje.

Me aparté de todos y crucé todo el pasillo hasta abrir la puerta y sentir el aire en mi rostro, antes de sentarme y dejar los pies colgando entre los barrotes dl tren. Allí no molestaría a nadie. Echaba de menos a mis primos, no sabía dónde estaban Robert y Anne. Aunque Anne debía estar en el tren, este año haría séptimo en Hogwarts, en la casa de Gryffindor.

Apoyé la frente entre los barrotes y se deslizó entre ellos, chocando los hombros con los mismos. Bueno, así sabía que no me caería si me quedaba dormida. Me gustaba sentir el viento en la cara, era como cuando volabas en escoba.
avatar
InvitadoInvitado

Adae West el Miér Sep 14, 2016 12:53 am

[Vagón 4, Pasillo] (Synnove y Stella)

¿Y ese odio inesperado? Adae se quedó totalmente callado; incómodo. No sabía que contestarle a su amiga después de haber intentado continuar con la conversación para disculparse por algo por lo que no debía disculparse, por lo que ante esa amenaza gratuita se sintió claramente ofendido y todavía más subnormal. Frunció el ceño cuando le tendió a Pikachu —gesto que internamente agradeció— y Ziva le volvió a dar la espalda.

Adae fue a rechistar, pero no le dio tiempo, ya que vio como Synnove se acercaba a él. Se puso ligeramente nervioso por si decía algo en relación con lo que le había dicho Ziva, pero los nervios se le pasaron rápidamente cuando la rubia le dio un abrazo junto a la exclamación de que era su águila favorita. Le revolvió el pelo y le colocó las gafas y Adae sonrió ampliamente ante la dulzura que Synnove desprendía y a él le encantaba. Es que era tan... ¡Ay! ¡Y olía tan bien! ¡Ay!

—No era mi intención que se enfadase conmigo, de hecho estoy casi seguro de que debería ser yo el que estuviera enfadado —dijo antes que nada para que Synnove no pensara que iba por ahí enfadando a sus amigas y demostrar claramente su confusión ante el tema—. Nada, una tontería... —Zarandeó la mano para así no darle importancia al tema. Si no se había enterado Synnove... pues mejor que mejor, así no tenía que darle explicaciones ni afrontar ninguna situación incómoda—. Sí, he crecido tres centímetros. Yo creo que mi estirón está a la vuelta de la esquina, cuando menos te lo esperes vas a ser tú la que tenga que mirar para arriba para hablar con el otro. —Bromeó el pequeño con la mirada clavada en el iris de la Ravenclaw—. Claro, claro... A ti el verano te ha sentado fenomenal, estás, si es posible, hasta más guapa desde la última vez que te vi —dijo con una sonrisa, haciendo fuerza para evitar sonrojarse. Pero entonces frunció el ceño al ver la sangre en sus dedos y cuando dijo que tenía una herida—. ¿Necesitas ayuda? —preguntó visiblemente preocupado, aunque ella se mostró despreocupada, digiriéndose a sus amigas para luego irse en dirección al vagón cuatro. Él se hubiera presentado como tributo para ayudarle con cualquier cosa, pero para ser sinceros, parecía bastante agobiada como para que Adae estuviera atosigándole.

Adae vio como se iba y entonces se giró para mirar a Stella, aquella Gryffindor tan simpática y que le caía tan bien. ¿Ves? Adae sabía que era de las mejores amigas de Synnove, su vena romántico-stalker había servido para algo. Se sonrojó inevitablemente ante la idea de que en aquel momento Stella le habría visto/escuchado hablar con Synnove y bajó la mirada.

—Un placer volver a verte, compañera de misión. Si algún día necesitas a alguien que se haga el muerto... ya sabes en dónde encontrarme... —Soltó una risilla nerviosa y, con un guiño, se metió en el compartimento en dónde antes había estado con Ziva.

[Vagón 4, Compartimento 23]

No se dio cuenta de a dónde se había ido Ziva, por lo que sin poder hacer demasiado ni por su amor, ni tampoco por su amiga, ni tampoco por nadie porque no sabía dónde estaban sus demás amigos, se quedó en aquel compartimento del vagón cinco jugando con el hámster de Ashton.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Ty Simpkins
Edad del pj : 13
Ocupación : Preso
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 12.315
Lealtad : Al sapo Croac
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 271
Puntos : 192
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3312-adae-west-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t3313-relaciones-de-adae-west http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Jue Sep 15, 2016 8:12 pm

[Vagón 4, Pasillo] (con Ziva y Alice)

Sonrió ante la explicación de Ziva, le pareció bastante dulce que se hubiese sentado encima de la caja de muffins para así protegerla de los abusones, por lo que sólo se limitó a asentir con la cabeza y a decirle:

—Muchas gracias.

No iba a enfadarse con la chica luego de que ella hubiese hecho lo mejor, a su modo de ver, para hacerle el favor, además de haberle seguido antes el juego y hacerle protegido del par de locas dementes que lo perseguían para quitarle sus hermosos y preciados muffins de chocolate y berries.

Se giró para ver como Ziva se alejaba de todos y pensó que iría a alguna otra parte o a juntarse con sus otros amigos, por ello no la siguió. Además que en ese momento Alice se acercaba a él para hablarle también de los muffins, diciéndole que los compartiera con los niños por lo que Sirius frunció el ceño y los escondió rápidamente detrás de su espalda como si realmente fuera él el mas pequeño de los niños, pero entonces se echó a reír y los sacó nuevamente de su escondite, para abrir la caja delante de ella.

—No creo que ya haya mucho que compartir —sonrió, pues estaban todos aplastados y desmigajados, lo que parecía un sólo trozo de un gran pastel medio abollado —. Ziva se sentó sobre ellos, habrá que sacar pedazos con las manos.

Alzó los hombros y estiró el cuello una vez más para buscar a James que, para variar se le había perdido nuevamente, lo más probable es que se hubiese encontrado con Lily, por lo que se sólo pensarlo rodó los ojos y puso cara de pocos amigos. Si había algo que odiaba de las mujeres es que le quitaban la atención de sus mejores amigos.

Y, por estar pensando en James y en sus infantiles celos hacia Lily, fue que Alice se le escabulló entre la gente y acabó metiéndose en el siguiente vagón antes de que él espabilara y le llamara para poder hablar con ella. Resopló apoyándose en la pared con cansancio, cuando vio a Synnove hablando con un niño pequeño delante de él y entonces pensó que era su hermano menor. Curioso, pero Sirius siempre parecía pensar que en Hogwarts habían hermanos por doquier.



[Vagón 3, Pasillo] (con Stella, Synnove y Alice)

Esperó a que el par desocupara el pasillo o al menos diese lugar para poder pasar, para seguir su camino hacia el tercer vagón, al final siguiendo también a Synnove para llegar finalmente a donde estaba Alice, por lo que no entró al compartimiento en sí, sino que se quedó parado en la puerta desde donde miró al trío, con Alice y Stella preocupadas de Synnove a quien por fin le vio la herida. Inmediatamente, Sirius abrió su morral y con la varita conjuró silenciosamente un frasco que llegó volando a su mano y que tendió a Stella para que ésta lo recibiera. Contenía un líquido de color amarillo, medio viscoso y nada atractivo.

—Esencia de Murtlap, sólo mójale un poco con un paño o algo y verás como al herida se cierra enseguida. Infaltable en el bolso de quienes vivimos metidos en peleas y líos —le guiñó un ojo con una sonrisa traviesa —. Cuídamelo, luego vendré por el frasco.

Era una de sus pociones más precisadas y nunca salía de casa sin ella. Varias veces se había trenzado a golpes, duelos de varita o había tenido accidentes estúpidos tratando de escaparse de algún lugar o en un aterrizaje de emergencia con su motocicleta voladora. Si las chicas no salían de casa sin un pintalabios en la cartera, él no salían sin la viscosidad del murtlap en su morral o maleta.

—Alice —llamó entonces a la cambiaformas —¿Podemos hablar un momento?

Preguntó esperando a que la chica se pusiera de pie para alejarse de la puerta y que ella le acompañase al pasillo en donde le esperaría.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Jue Sep 15, 2016 9:47 pm

[Vagón 4, Pasillo]

La cambiante estaba mas preocupada por sus amigas que por otra cosa, razón por la que en un primer instante no se dio cuenta que su esfuerzo de la mañana terminó convirtiéndose en migajas, dado que no había escuchado la conversación de Sirius y Ziva, le preocupaba mas que la pelirroja dijera otra tontería o hiciera alguna otra tontería que llevara a que un nuevo enfrentamiento se llevara acabo, además le preocupaba la herida de Synnove, pero esta parecía que antes de irse a descansar y que pudiera ver la herida se irá a hablar con el pequeño amigo de Ziva, al parecer habían tenido un problema los niños, siendo esta la razón por la que dejó a su amiga para acercarse a Sirius y mencionar lo de los muffins.

Para la cambiante era algo molesto y descolocante los cambios de ese momento de Sirius con ella, no lo entendía, primero le pedía muffins, luego se enojaba con ella, luego la abrazaba y ahora actuaba como el Sirius de siempre que ella conocía y quería y ella no sabía a que atenerse, que cambio tendría después, aunque de momento en lo que se concentró fue en ver como su trabajo de la mañana que no había sido muy fácil para ella, había terminado hecho migas y aplastado, tuvo que hacer un gran esfuerzo para no hacer un puchero - Bueno, esto pasa por no querer compartir - diría al final, dando a entender que tal vez no hubiera pasado nada de haber dado los muffins concernientes en su momento aunque principalmente lo decía para restar importancia al asunto mientras se encogía de hombros, aunque al final terminó retirándose del lugar cuando Sirius se despistó, una vez mas tenía prioridades.

[Vagón 3, compartimento 16 y Pasillo]

Estaba a punto de cortar su pañuelo a la mitad cuando apareció Sirius con Esencia de Murtlap, algo que realmente era mas útil que su idea, aunque su idea era por si no tenían nada, pero ahora que si lo tenían, podían recurrir a algo mucho mas efectivo - Gracias, Sirius - respondió la cambiante ante la ayuda que le estaba brindando a las chicas aunque sonando un poco mas seria por no decir algo incómoda, en ese momento seguía confundida y no quería que una vez mas se molestara con ella por quien sabe que.

Estaba a punto de pedirle a Stella el frasco para realizar la curación pero en eso Sirius una vez mas habló y ahora para dirigirse a ella, no sabía que le iba a decir o si le reclamaría algo mas y por un lado no quería acompañarlo, solo quería quedarse donde estaba pero al final decidió que era mejor ver que pasaba y no dejar que las cosas escalaran, por que realmente no lo entendía - Ok, ya voy - diría mientras tendía su pañuelo a Stella para que curara a Synnove y sacaba de su bolso una poción para migraña - Es una poción para migraña, si quieres puedes tomarla - diría tendiéndole la poción a Synnove, ella misma también tenía un fuerte dolor de cabeza pero estaba algo mas acostumbrada y luego buscaría que tomarse - Ahorita regreso - dijo con una pequeña sonrisa dejando su bolso en el compartimento para luego salir al pasillo a encontrarse con Sirius.

- Ya estoy estoy aquí - diría con una sonrisa algo circunstancial.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Jue Sep 15, 2016 10:57 pm

[Vagón 3, Pasillo] (con Stella, Synnove y Alice)


¡Uuuuuuuggghhhh!! ¡Alice! ¡Siempre tan seria y regañona! Odiaba cuando se ponía así, con complejo de Lily Evans. De hecho, más de alguna vez se había sentado a pensar si acaso eran parientes.

‹‹Bueno, esto pasa por no querer compartir.››

Tuvo ganas de imitarla por detrás y hasta de sacarle la lengua como el más inmaduro de los pendejos, pero se contuvo y sólo se le escapó exteriorizar una mueca con la nariz arrugada cuando la cambiante de marchó dándole la espalda.

Así resopló y se quedó apoyado en la muralla esperando a que el par de Ravenclaw que eran Synnove y Adae despejasen el camino para poder pasar y así finiquitar finalmente un par de asuntos pendientes que nuevamente le llevaron a llamar a Alice fuera del compartimiento que compartía con Stella y Synnove para así poder hablar.

—Gracias.

Respondió a Alice, inmediatamente ésta le comunicó que ya estaba ahí, como si acaso él que la estaba mirando no se hubiese dado cuenta, por lo tuvo que contener las ganas de echarse a reír por ello, pues él también hacía ese tipo de comentarios estúpidos de cuando en vez y es que… a quién no le gustaba decir “¿Te caíste?” cuando efectivamente veía a alguien en el suelo.

Así, iba a abrir la boca, cuando notó que con la puerta abierta aún las chicas escuchaban todo, por lo que se acercó un poco a Alice —que estaba de ese lado— para cerrar la puerta y así tener algo más de privacidad, ya que si mantenían la voz baja, con el traqueteo del tren y la puerta cerrada, dudaba que Stella y Synnove les pudiesen escuchar aún cuando ambas pudiesen verles a través de la ventana de la puerta.

Sirius se rascó la cabeza sin saber bien por donde empezar y se apoyó de regreso en la otra muralla del pasillo.

—Buuuueno… yoooo… —comenzó extendiendo las palabras, pero enseguida soltó todo el parrafón en una sola frase casi ininteligible —queríapedirtedisculpasporlasobrereaccióndealláatrás.

Dejó escapar el aire de su boca como si desinflara lentamente y enseguida le sonrió. Estaba nervioso y no sabía muy bien porque, pues aún le costaba entender de aquellas cosas, pero su fuerte no era ni pedir perdón, ni entender a las mujeres. Enfrentarse con una fémina con quien habías tenido algo y a quien seguías teniendo mucho aprecio y por tanto no querías joderla, era un verdadero desafío y deporte aventura para un adolescente de diecisiete años.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Sep 16, 2016 12:54 am

[Vagón 3, Pasillo]

- ¿De nada? - si, en efecto era una de esas situaciones en las que no sabes que decir por que al menos para ella las cosas en ese momento estaban bastante incomodas entre ellos y tenía un fuerte dolor de cabeza para pelear si fuera el caso pero esperaba que no lo fuera, además en ese momento notó algo y es que había dicho una estupidez, el decir "Ya estoy estoy aquí" se sobre entendía con su propia presencia, pero al parecer cuando lo dijo y hasta hacía 2 segundos no había pensando en eso, pero al final le restó importancia, seguro Sirius tenía que decirle algo mas importante.

Esperó atenta lo que Sirius iba a decir pero este luego de abrir la boca no dijo nada y solo se acercó a ella lo que la llevó instintivamente a dar un paso hacía atrás, no sabía que era lo que pasaba por la mente del ojigris, al menos no fue así si no hasta que este hizo lo que tenía que hacer que era cerrar la puerta, a ella se la había olvidado ese detalle, pero el Gryffindor no lo pasó por alto.

Ahora con la puerta cerrada una vez mas esperó a ver que era lo que tenía que decirle Sirius, esté parecía algo nervioso y era algo que la cambiante veía extraño, pero esperó pacientemente a ver que era lo que tenía que decir, él empezó alargando las palabras y terminó hablando tan rápido que le costó un poco entenderle y seguirle el ritmo pero creía haber captado la idea principal.

- No te entendí - si había entendido mas o menos, pero quería que le dijera las cosas con mas calma y que se entendieran mejor, había entendido que se disculpó pero ocupaba escucharlo con palabras entendibles.

- Sirius, ¿Que fue lo que pasó allá atrás? - preguntaría poco después, quería alguna especie de explicación para entender lo que había pasado por que aún no entendía la actitud que tomó con ella, ni siquiera le había dado un beso en los labios como el que él le robó en el banquete de despedida del curso pasado, ella solo le dio un beso en la mejilla con las palabras gracias y había sido por ayudar a Stella, quien era muy importante para ella y además en todo ese tiempo ella nunca le había exigido nada, ninguna relación mas allá de la que tenían y no lo entendía.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 6 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.