Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

Ten years —Apolo Masbecth

Sam J. Lehmann el Sáb Sep 10, 2016 3:11 am


El hecho de que Sam fuera una experimentada Legeremaga, de las mejores que había probablemente en el Ministerio de Magia, hacía que fuera bastante demandada por todas aquellas persona que necesitaran a una experta en el ámbito. Así mismo, ella se había vuelto mucho más crítica a la hora de limitar sus trabajos, ya que no podía permitirse hacer cosas que no le gustasen a Rodolphus o que pudieran ir en contra de la aberración que él defendía. Fuera como fuese, Sam ahora mismo podía negarse a trabajar en ciertos casos y dedicarse a otros que no afectaran directamente a algunos asuntos que prefería no tocar.

Ese día había colaborado con un dragonolista, no para tratar dragones, evidentemente, sino para acudir junto a él a un juicio de un hombre que había robado y asesinado a tres dragones. O por lo menos se le acusaba de ello. El experto en cuestión, Apolo, había sido el encargado de hacer las preguntas y de guiar a Sam por lo que debía buscar, mientras que Sam fue la encargada de traspasar las barreras de aquel asesino y averiguar si verdaderamente lo había hecho o no.

Después del juicio, Sam y Apolo, como dragonolista al cargo y la legeremaga que acudió al caso, debían de hacer un informe que entregar al Ministerio para que decidieran la sentencia adecuada para el hombre, por lo que como los dragonolistas no tenían un lugar facilitado para ellos en el Ministerio, Sam ofreció su pequeño despacho de su departamento en donde impartía las clases de legeremancia.

Por el camino, más concretamente cuando ambos se metieron en el ascensor del Ministerio y dejaron de hablar de cosas concernientes al caso, Sam decidió hacer de aquello algo más personal y es que desde que había visto a ese apuesto chico y había sabido su nombre, le sonaba cantidad. Así que mientras el ascensor se movía y la chica estaba sujeta a la parte superior para no caerse, miró a su acompañante—. Apolo Masbecth... —dijo en voz alta su nombre—. Perdona que salte con esto ahora... pero llevo todo el rato pensándolo y creo que fuimos juntos a Hogwarts. ¿Por casualidad fuiste Slytherin? Es que me suena tu cara un montón, por no hablar de tu nombre.

Samantha había dejado su curiosidad para el final, para cuando ya no estaban en un ambiente serio y profesional. Si bien siempre dejaba a un lado cualquier tipo de relación interpersonal en el trabajo, en aquel momento le parecía de lo más nostálgico recordar y reencontrarse a una persona con la que compartió sus siete años en Hogwarts, aunque no tuviera una gran relación con él. Decidió refrescarle un poco la memoria al rubio, sonriendo levemente—. Yo soy Samantha Lehmann. Algunos me llamaban Jota en clase, era una Ravenclaw, esa típica Ravenclaw que intenta pasar desapercibida y que siempre levanta la mano cuando el profesor hace una pregunta muy difícil que nadie sabe contestar, como última opción. Esa. —Intentó hacer una broma.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 17.321
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 895
Puntos : 641
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Apolo Masbecth el Miér Sep 14, 2016 2:22 pm

Los juicios que se llevan a cabo en aquella sala especial del ministerio no es algo que le apasiona, de hecho los odia aun cuando tenga que interpretar el papel del verdugo o el que hace las preguntas en este caso. Tiene que ver con el asunto de ser un mortífago e imaginarse del otro lado de la silla, en la de los acusados siendo juzgado y mandado a Azkaban, es una posibilidad latente cuando trabaja para las filas del señor tenebroso, razón por la cual es muy cuidadoso sobre ese asunto y lo trata con la mayor discreción posible, pero su ansiedad y preocupación le siguen pasando aun a estas alturas del juego.


Da gracias que terminó el juicio y regresa con aquella chica rubia y tez blanca hacia el despacho de la misma. La verdad es que no se imaginaba volver al ministerio y estar encerrada en un compartimento tan pequeño como probablemente sería su oficina o el ascensor, los dos solos. Siempre que va a ese sitio es para tener una reunión con alguno de los hombres más guapos de Inglaterra, reunidos en ese mismo edificio gubernamental. Y que ahora fuese una mujer le resultaba divertido, tanto que sus labios se curvaron para formar una sonrisa, una que comenzó a desvanecerse y convertirse en un rostro de incredulidad.


- ¿En serio? - pregunta, pues la verdad es que no la recuerda de nada, no se llevaba con nadie más que de su casa, por lo cual no le extraña no recordarla además si fue como lo dice pues tampoco, Apolo siempre fue de los chicos populares y no tenía tiempo para socializar con gente que prefería pasar desapercibida. - Si soy Slytherin, soy de la generación que salió hace diez años, si tú también entonces supongo que si somos de la edad, pero no te recuerdo, creeme, te recordaría - dijo mirando de arriba a abajo estudiando su anatomía, una chica bonita, las caras no suelen olvidarse al rubio a menos que hayan sufrido un gran cambio que es normal durante esa edad si es que así ha sido.


- Bueno no importa, ahora nos conocemos, ya nos han presentado al inicio del juicio, así que ya sale sobrando, ¿no? - sonríe y sale del ascensor cuando este se abre, conoce a la perfección cada uno de los pasillos y pisos en el ministerio pues es un lugar al que suele ir bastante aunque no trabaja ahí. - Creo que la oficina de legeremancia es una de las pocas que no conozco de este lugar, y creeme, conozco varias   - dice con un dejo de sonrisa fantasma, pues recuerda varias experiencias pasadas que es mejor no pensar en ese momento.


- La sigo, señorita, Lehmann - hace un ademán con su mano para dejarla pasar y le muestre el camino, sabe perfectamente donde está ubicada la oficina pero nunca ha entrado, además que es un invitado y tiene que esperar por su anfitrión. - Le agradezco el que comparta su oficina, los dragonolistas aunque somos una rama del departamento de criaturas mágicas no estamos asentados aquí, como verá, afortunadamente, no podría estar encerrado en cuatro paredes - comentó, pues él prefiere salir al aire libre y estar en el hábitat natural de las criaturas que estudia.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Sam J. Lehmann el Jue Sep 22, 2016 11:01 pm

Por su manera de actuar, el hombre no recordaba lo más mínimo a Sam y a la legeremaga no le sorprendió lo más mínimo. Teniendo en cuenta que lo único que tenían para recordarse era el físico ya que no habían tenido prácticamente relación en Hogwarts y que el físico de Sam había mejorado notablemente desde que había salido de Hogwarts... era normal que no recordase a aquella rubia de pelo ondulado y largo, cuyas gafas y pelo tapaban su cara.—No, créeme tú a mí, no creo que me recordases. —Sonrió divertida ante la mirada que le echó—. Fui de la generación que se graduó hace diez años también, pero en aquella época era muy diferente. Está claro que reconocerme por el físico que tenía en Hogwarts es muy improbable.

La legeremaga se encogió de hombros ante la premisa del dragonolista. Cierto era que ya habían sido presentados, pero le parecía curioso coincidir con aquel niño con el que un día compartiste pupitre. Te hacía sentirte más cercano a alguien de lo que verdaderamente eras.—Viene sobrando, sí. —Le dio la razón con una amable sonrisa, para luego añadir:—Bueno, es la más aburrida de todas si no vienes como un alumno. Teniendo en cuenta que viene a rellenar un informe, me temo que no será la visita más emocionante de todas —bromeó la rubia.

Pasó por delante de él ante su galante ofrecimiento y camino decidida por los pasillos. El ascensor les había dejado en la entrada del departamento de misterios, justo en frente de los grandes pasillos de piedra verde y brillante y luz suave. El departamento de legeremancia y oclumancia estaba allí abajo, pero lo suficientemente separado de los inefables para no interferir en su trabajo.

Por el camino, el simpático dragonolista —ya que a Sam, lo poco que había tratado con él, le caía bien—, habló sobre los trabajos.—No hay de qué, creo que de las opciones, era lo más cómodo para ambos —contestó con tranquilidad—. Hombre, teniendo en cuenta su trabajo, me imagino que no es un hombre que se contente con cumplir solo con la burocracia. Es un trabajo activo y peligroso, lo que me hace pensar que le gusta la adrenalina —dijo, sonriendo. Había conocido a dos dragonolista en toda su vida y a pesar de que la primera hubiera optado por dejar el trabajo de campo, estaba claro que había que ser valiente y bastante atrevido para tener ese trabajo—. ¿Siempre supo que no querría estar encerrado entre las cuatro paredes del Ministerio? —preguntó por curiosidad—. Porque por raro que suene, yo siempre quise estar encerrada entre las cuatro paredes, impartiendo clases. Lo de los juicios, sin embargo, me vino de rebote... —admitió encogiéndose de hombros. Ella no había estudiado legermancia para los juicios, sino para volcarse a fondo en su carrera hasta ser la mejor legeremaga y dar clases, pero teniendo en cuenta su nivel, era elegida por Wizengamot para ejercer de legeremaga oficial en muchos de los juicios más importantes.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 17.321
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 895
Puntos : 641
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Apolo Masbecth el Sáb Sep 24, 2016 3:01 pm

Hay que admitirlo, la rubia ante sus ojos está hecha un bombón, tiene ojos y por eso puede decirlo. Si tal como ella dice ha cambiado bastante desde hace 10 años entonces supuso que debía haber sido un patito feo que se ha transformado en un cisne. Aunque también cabe la posibilidad de que no la recuerde porque estuvo más ocupado viendo a los chicos guapos que a las chicas, para que hacerse tonto. - Entiendo - da por terminado el tema sobre si se reconocieron o no, pues acaban de entrar al ala de los misterios, claro que conoce perfectamente ese sitio, sus amigos Allen y Forman trabajan ahí, así que por un momento se vio tentado en pasar a saludarlos pero por otro lado no lo veía oportuno pues sus visitas fugaces terminan llevando más tiempo de lo esperado y no haría esperar a la rubia.


Emocionante o no, la visita a la oficina de la mujer ha sido estrictamente por el encargo que le han dado así que debe cumplir con ello y hasta ahora no se ha aburrido que ya es mucho decir en su persona. - Bueno, de igual forma gracias. Y si, la adrenalina es lo que mueve mi mundo, sin ella todo me parecería tan aburrido, intento estar lo más activo que puedo - sonríe ligeramente al momento en que llegan a la puerta de la oficina de ella, esperando que sea la primera en entrar.


Esperó con calma hasta estar dentro para continuar hablando, a medida que miraba de reojo a su alrededor para conocer un poco más de ella pero la voz de la chica lo atrajo de vueltga a la conversación - Si, al menos sabía que no iba a estar en un trabajo de oficina pero no tenía idea de que, hasta que un día nos llevaron a una excursión de campo con la asignatura de criaturas mágicas y fuimos a ver dragones, al conocerlos me enamoré de tan majestuosas criaturas y estuvo escrito. Me dedicaría a su cuidado y estudio - dice de forma animada, aquello es un tema del cual ama hablar. Lo que si no le diría es que ya tiene un dragón propio, cosa que muy pocos conocen.


- Sin embargo, respeto a las personas que se dedican a esto, tener una oficina y venir a trabajar de nueve a cinco todos los días, mis mejores amigos trabajan aquí mismo, inclusive mi esposa, así que no piense que los menosprecio porque no compartan mi punto de vista - comenta irónico, pues si eso se aplicase al estatus de la sangre ahí estaría sonando un tanto hipócrita. - Bueno, ¿que es lo que debo llenar entonces? Odiaría hacer que pierdas el día conmigo llenando papeles, seguro debe estar muy ocupada   - dice mientras toma asiento tras elegir una de las sillas frente a su escritorio.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Sam J. Lehmann el Jue Sep 29, 2016 6:45 pm

La legeremaga sonrió ante el carácter del dragonolista, ya que nunca se había visto a sí misma ni había sido muy amiga de nadie que se moviese por la emoción de la adrenalina. Era una emoción que por lo menos a ella le agobiaba, pues la relacionaba en muchas ocasiones con cosas malas. Aunque si es verdad que, como cualquier otra persona, hay ciertas situaciones en tu vida en donde tu cuerpo expulsa una exuberante cantidad de adrenalina por algo bueno y evidentemente es gratificante, pero no es que le pasara de manera muy asidua.—Debe de tener una vida muy intensa —contestó con algo de admiración.

Samantha entendía perfectamente esa sensación de encontrar algo y enamorarte de tu propia vocación, una sensación que no muchas personas comprendían porque nunca sentían eso por ninguna materia. A ella no le había pasado con los dragones, pero le había pasado con los misterios de la mente. Desde que se dio cuenta de lo poderosa que era la Legeremancia y la Oclumancia, no tardó en querer convertirse en una experta en esos temas. Y ahí estaba, haciendo tal cual lo que había ambicionado hace años.

La chica sonrió amablemente.—Somos personas privilegiadas. Conozco gente de nuestra edad que todavía no sabe cual es su vocación en la vida. No muchos niños consiguen en Hogwarts encontrar algo que realmente les apasione y a los que quieran dedicarse... —le dijo, moviendo levemente los hombros hacia arriba—. No hay nada mejor que hacer algo que te apasione, ¿no? —Añadió. No había tenido personas en su vida que odiaban lo que hacían solo para poder pagarse el día a día... Samantha sonrió ante la matización del apuesto hombre, sonriendo levemente ante ella—. Me imagino. Al fin y al cabo no todos somos iguales. ¿Tiene esposa? —preguntó sorprendida—. No me malinterprete, pero es usted joven como para imaginarme que estuviera casado. ¿Puedo saber quién es? —agregó con curiosidad, para ver si la conocía.

Una vez en el despacho de la rubia, le instó al hombre a sentarse en una de las sillas que estaban en frente de su mesa. Ella, para no recurrir al formalismo total de estar con la mesa de por medio, recogió algunos informes y se sentó en la silla de al lado de él.—No me hace perder el tiempo. Es mi trabajo al fin y al cabo y a esta hora ya no tengo que dar ninguna clase. —Al fin y al cabo, Samantha era instructora de legeremancia, un trabajo que muchas veces no parecía realmente su prioridad debido a las varias cosas que hacía dentro del Ministerio—. Es sencillo... —Le tendió un informe ejemplo—. Tiene que rellenar los campos en blanco. El por qué de acusar al hombre en cuestión, las preguntas que le ha hecho, vuestra opinión respecto al caso, la valoración de la legeremaga en cuestión... —Se señaló divertida a sí misma—, y si cree que es inocente o no. Luego evidentemente, pone la resolución del caso y el veredicto oficial de los jueces. Teniendo en cuenta que recién acabamos de salir de allí, será coser y cantar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 17.321
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 895
Puntos : 641
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Apolo Masbecth el Mar Oct 04, 2016 2:55 am

- Estoy de acuerdo, somos privilegiados como bien dices, deberían envidiarnos por ello - admite mientras le da espacio para que se siente a su lado, la verdad es que aunque las mujeres no sean de su agrado si se habla de forma sexual, sí que está acostumbrado a convivir con ellas y no le ponen nervioso, por lo tanto estar en su compañía no representó problema alguno. - En mi familia siempre nos hemos jactado de saber lo que queremos - si, aun su hermano el más odiado, el primogénito tenía en claro que quería ser un vago vendedor de droga pero al fin y al cabo sabe lo que quiere.


La idea de tener una esposa al principio fue bastante rara pero ahora al acordarse se reía porque es lo que queda, reírse de una situación así, lo que más le sorprende es no haberse divorciado aun. - Su nombre es Abi McDowell, debes conocerla, trabaja para el ministro de magia - en este caso la máxima autoridad del ministerio era una mujer lo cual resultaba refrescante y muy buen cambio. - Deja de hablarme de usted, si soy joven, pero hablarme de usted me hace sentir viejo. Además mi esposa no se pondrá celosa porque me tutees, te lo aseguro - le guiña un ojo sonriendo y tomando los papeles que le son asignados, para comenzar a leer de forma detallada pues no quiere que se le escape ninguna cosa.


Dar un veredicto para el acusado es fácil, si él fuese parte del jurado sabe cuál sería su destino, todo estaba bastante claro para el rubio, pero no sabe si para ella es igual. - Es obvio que culpable, las pruebas lo respaldan, matar a una criatura tan majestuosa es una atrocidad que no merece el perdón de nadie, si de mi dependiera no estaríamos ni siquiera teniendo este juicio ridículo, pero es la ley, patrañas
 
-  murmura esa última palabra y de su garganta salen unos sonidos quejumbrosos. Se dispone a rellenar los campos con lo que él cree es lo correcto.


- ¿Tendrás algo para beber? Agua incluso - pide de forma educada, aunque en esos momentos lo que se le antoja es un buen licor no cree que ella pueda tener en su oficina, no parece de ese tipo así que opta por pedir algo simple. - ¿Tú que crees? Eres experta en saber si alguien miente, ¿lo consideras inocente o culpable? - pregunta interesado en la respuesta, la legeremancia es una cosa muy fascinante pero que él nunca ha aprendido, aunque ya le gustaría - es un poder muy útil el que tienes, espero que sepas utilizarlo con sabiduría - dice de forma seria, en su caso lo emplearía con el enemigo para sacar la mayor ventaja posible.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Sam J. Lehmann el Jue Oct 06, 2016 3:39 pm

El apellido de los Masbecth era conocido en el mundo mágico tanto por su dinero como por sus influencias, por lo que Sam no tardó en relacionar su éxito con su predisposición, tal cual había dicho Apolo de tener las cosas claras en su familia.—Con razón habéis llegado tan lejos. Vuestro apellido es conocido por sus éxitos, ahora entiendo por qué. —Hizo una pequeña pausa—. Por norma general, uno implica lo máximo de sí mismo solo cuando lucha por lo que verdaderamente quiere. Por eso hay gente que se queda a mitad de sus propias metas; porque no saben exactamente lo que es para ellos. —Observó con tremenda paciencia, dando evidentemente su opinión. Ella había llegado tan lejos en el ámbito de la legeremancia por dos razones, primero porque era una cabezota de campeonato y segundo porque desde cuarto de Hogwarts, siempre había sido su máxima ambición: ser de las mejores legeremagas del mundo mágico.

Claro que Sam conocía a su esposa. Abigail McDowell era la asistente del Ministro y en muchas ocasiones había rondado por el Departamento de Misterios a hacer cosas. Era una mujer que físicamente es difícil de olvidar y que a pesar de que tuvo una actitud afable y totalmente respetuosa hacia Sam, algo le hacía pensar a la legeremaga de que esa mujer no era precisamente de fiar. Ella hubiera jurado que pensaba que Abigail y Caleb Dankworth estaban juntos, pero ante la noticia del matrimonio, sin duda alguna había errado.—Es una mujer preciosa, enhorabuena. ¿Lleváis mucho casados? —preguntó, por ordenar sus propias ideas en su cabeza—. Lo siento. —Se disculpó avergonzada por haberle estado hablando de usted, una manía que tenía desde hacía muchísimo tiempo y que nunca vio como algo que cambiar—. Es la costumbre, en el trabajo trato de usted a todo el mundo, sea mayor o menor.

Sam le dijo a Apolo las cosas que debía de rellenar y éste saltó totalmente convencido con que era culpable. La legeremaga también estaba totalmente convencida de que el acusado era culpable, pero aún así, consideraba que era muy necesario los juicios.—¿Y qué hubieras hecho? —Preguntó, tuteándolo, con un tono de voz dulce—. Sin juicio no hay ley. Y sin ley, sólo hay anarquía. Y con una anarquía a saber qué atrocidades se puede hacer para tomar la justicia por la propia mano. Cierto es que en ocasiones la ley a veces se equivoca con los más culpables de todos... —dijo, consciente de que ella misma era quien a veces fomentaba esas equivocaciones—, pero sin ellas, este mundo sería un caos.

La chica asintió y se acercó a un mueble vidriera en dónde sacó una jarra de agua algo fría. Sirvió en un vaso largo y se lo puso al lado de los documentos de Apolo, escuchando entonces lo que dice. Sam sonríe ante las palabras de saber usarlo con sabiduría y se encoge de hombros. No lo estaba usando con sabiduría, definitivamente, pero si no quería morirse ahí mismo por un ataque al corazón mejor seguir aparentando que sí.—El acusado es totalmente culpable. —Afirmó con rotundidad, sentándose entonces en la silla que estaba en frente de él—. Llevo muchísimos años estudiando Legeremancia y después de tanto tiempo me he dado cuenta a no solo dejarme llevar por la magia, sino incluso por las expresiones corporales. El hombre sabía que había una legeremaga intentando entrar en su mente y si hubiera sido inocente, no se hubiera puesto tan nervioso, negativo y a expulsar sudor por cada poro de su piel cuando me acerqué a él. Posiblemente estaba intentando cerrar su mente con la oclumancia, aunque no lo consiguió —le explicó con tranquilidad—. Cuando conseguí abrirme paso a través de su mente, lo vi con claridad. Pude ver perfectamente cómo ejecutó al animal. Sin duda se merece pasar mucho tiempo en Azkaban y si no sale mejor. No sé si sabe cómo lo hizo, pero revivirlo en su mente ha sido horrible. Nunca he soportado muy bien los asesinatos hacia criaturas inocentes. Bien es cierto que los dragones son peligrosos, pero por naturaleza. Lo que verdaderamente da miedo son esas personas que deciden ser peligrosas por voluntad propia, creyéndose los reyes de la supremacía o algo así. —Añadió la chica poniendo al final los ojos ligeramente en blanco por el tema, aunque le resultaba agradable poder tener ese tipo de conversaciones y desahogarse un poco.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 17.321
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 895
Puntos : 641
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Apolo Masbecth el Sáb Oct 08, 2016 1:52 am

Lo que se trataba de una reunión meramente de trabajo se había tornado en una conversación amena, no estaba aburrido aunque creyó que podría pasar al tener que ir a la oficina para rellenar papeleo, pero para su sorpresa no fue así. Lo que si es que le dio mucha risa la pregunta de si estaban mucho tiempo juntos. Decía conocer a los Masbecth pero estaba claro que no conocía al menos al que tiene frente a ella. - ¿No has escuchado de mi? O eres demasiado educada como para no hacer la observación. Da igual, te lo diré - dice con un dejo de sonrisa en el rostro que se desvanece a medida que sigue hablando. - El matrimonio es una farsa, si no te lo digo yo lo verás en mi mente de igual forma. Estábamos ebrios cuando sucedió, es bien sabido en el mundo mágico y revistas rosas del corazón que soy homosexual, nunca lo he ocultado - comenta orgulloso porque no le da pena alguna mencionarlo.


- Incluso tengo un hijo, vamos, que la vida se ríe de mí al parecer - dice comentando con cierta jocosidad. Pues en verdad lo cree así, que su destino es tener una vida llena de ironía. Pronto el tema cambió a uno más serio, ahí ya no reía, su rostro se oscureció - cuando se trata de mis dragones la verdad es que estoy dispuesto a llegar a las últimas, no te mentiré - y si, era capaz de hacer lo que fuese para protegerlos, incluso matar de ser necesario.


Estaba de acuerdo con ella, a pesar de ser jóvenes tenían un poco de sabiduría, aunque no toda la del mundo. - Es verdad, las personas así dan miedo, creeme, lo sé - dice de forma seria pues a lo largo de su vida ha conocido muchas personas así, él incluido. Se dio cuenta entonces que es peligroso estar cerca de una chica así, que puede entrar en la mente de las personas. Él conoce un poco de oclumancia pero no es experto, por lo que no es lo mejor pensar en cosas que puedan perjudicar, así que intenta tener la mente en blanco, aunque duda que se ponga a indagar en el interior de su cabeza, eso no es de personas educadas y parece serlo.


- Pues creo que ya he terminado, ¿para cuando crees que den un veredicto? Pasar días en el ministerio no es mi estilo. Además es culpable no hay duda, debe terminar pronto - dice más para si mismo que para la chica, no quiere estar mucho más tiempo ahí, si le llaman a asistir el día siguiente eso le afecta en su trabajo. - Se supone que mañana debo estar en Dinamarca, estudiando a unas crías de dragón que han nacido la semana pasada - comenta mientras termina de rellenar el último formulario y finalmente lo deja sobre la carpeta para despues cerrarla. - He terminado, por fin - dice sonriendo y entonces se termina el agua de su vaso que le ha refrescado un poco pues todo ese papeleo le ha estresado un tanto.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Sam J. Lehmann el Lun Oct 17, 2016 11:12 am

Por casi no se le cae la cara de vergüenza a Sam por lo que le dijo Apolo. ¿Acaso debería haber escuchado de él y saber de su vida? Y ella qué iba a saber que era homosexual y que el matrimonio con Abigail era solo una farsa... ¡Qué inocente, madre mía!—Ah... —Sonrió un tanto divertida por la situación—. No lo sabía, estoy un poco alejada de los rumores y las revistas del corazón, como bien acaba de quedar claro... —Añadió como excusa, ya que no le gustaban absolutamente nada esas revistas y, por tanto, no las leía. Prefería invertir el tiempo en leerlas en leer un buen libro—. Entonces Abigail está con Caleb Dankworth, ¿verdad? Porque eso sí llegó a mis oídos. —Preguntó para cerciorarse de lo que sabía—. Una ya no sabe qué rumores tomar como ciertos y cuales no. ¿No han pensado en divorciarse? —preguntó por curiosidad, ya que en realidad era una pregunta que le daba igual obtener respuesta o no. Más bien era por saber qué les había movido a un Masbecth homosexual con un hijo y a una mujer con pareja estable a permanecer con ese matrimonio.

Le pareció curioso que Apolo dijese que sabía que las personas así daban miedo y se quedó ligeramente confundida. Ella lo sabía también, básicamente porque trataba con esas personas en un trato directo, pero él... No sabía lo que ocultaba detrás de esa respetuosa y elegante máscara de dragonolista.—¿Malas experiencias? —preguntó por curiosidad, interesándose por él. Sam separaba muy bien la legeremancia del trabajo a lo personal y rara vez leía la mente de nadie. Mucho menos ahora, que no le debe nada a nadie y apoya una causa que no comparte.

El hombre terminó de rellenar el formulario burocrático y Sam se cruzó de piernas para contestarle las preguntas.—Normalmente este tipo de veredictos suelen tardar menos de lo normal. La declaración del hombre no fue nada concluyente y después de tu opinión y la mía, francamente, creo que ese hombre se va a pegar unos buenos años en Azkaban. —Sonrió—. No se preocupe, viaje a Dinamarca. Si por alguna casual se le necesita en el Ministerio, se lo haré saber con un correo, aunque creo que puedo responder por ti en el caso de que tu presencia sea necesaria para cualquier tontería. Entiendo perfectamente que para alguien acostumbrado al aire libre, pasar dos días en el Ministerio pueda resultar agobiante... —Confesó con una dulce sonrisa—. ¿Cuándo estará de vuelta en Londres? Por si preguntan.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 17.321
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 895
Puntos : 641
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Apolo Masbecth el Miér Oct 19, 2016 7:23 pm

Las revistas rosas o también llamadas del corazón no es algo que forme parte de su lectura diaria, pero cuando llega a sus oídos que se ha hablado de él es cuando las compra solo para corroborar que sea algo bueno y casi nunca lo es, chismes baratos, no se molesta, le causan gracia pero a sus padres son los que si les preocupa la imagen de la familia y el aparecer ahí. El único consuelo es que su hermano el mayor es quien ha aparecido más veces en los artículos de chismes que el rubio y sus padres lo saben. - No te culpo, es bueno para la salud no leer esas cosas que luego salen ulceras - comenta divertido, recuerda la última nota sobre él y sobre su amigo Matt Forman y una referencia a la bandera de Japón que le ha hecho soltar una pequeña risa por el recuerdo. - Digamos que he salido en más de una ocasión, con gente que trabaja aqui, quienes quizás conozcas - sonríe, tampoco piensa decir detalles.


- Oh sí, están juntos, adulterio, sin duda eso requiere de un divorcio y así me quedo con la mitad de sus bienes, mira que poner los cuernos a alguien como yo - hace ademanes con las manos señalando su cuerpo, no es por sonar presuntuoso sino por hacer una broma. - La verdad es que no, no hemos hablado de divorcio ni nos importa mucho el hacerlo, aunque como la cosa vaya muy en serio con el hombre ese igual y me lo pide, pero por ahora disfrutamos de estar casados y cada quien por su lado - es cierto, pues el estar unidos de forma legal le da ciertos beneficios a los dos que ambos estaban disfrutando.


- Pues mira, pienso ir mañana, normalmente no se puede saber cuanto tiempo me va tomar estar en un sitio, casi siempre surge algo y tengo que estar fuera del país por períodos largos de tiempo. No obstante, lo bueno de ser magos es el poder ir a cualquier lado del mundo en un abrir y cerrar de ojos, así que si me necesitan solo tienen que llamarme y vendré en cuanto pueda - asiente mientras se levanta de su asiento pues ya ha terminado y no quiere quitarle más su tiempo. A decir verdad, no lo reconoce, pero se siente un tanto nervioso estando frente a una persona declarada públicamente como experta en legeremancia, tiene que estarse cuidando de no decir algo que pueda incriminarlo o hacer que ella quiera buscar en  su mente.  - ¿Falta mucho para que salga? - pregunta sin saber que más decir en esos momentos. Lo que si es que quiere salir de esas cuatro paredes cuanto antes porque lo que ella ha dicho es cierto, no soporta estar encerrado mucho tiempo y menos en espacios tan pequeños como lo es aquella oficina.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Sam J. Lehmann el Sáb Oct 22, 2016 5:52 pm

Samantha no era consciente de lo que salía en las revistas del corazón, pero estaba cien por cien segura de que ella no saldría en nada de eso. Siempre había pasado bastante desapercibida, así que dudaba mucho que pudiera estar ahí o que alguien se molestase en mandar nada de ella. Cuando Apolo mencionó que había salido con gente que trabaja aquí... fue entonces cuando a Sam se le iluminó la bombillita. ¡Madre mía, cómo había tardado en relacionar las piezas del puzzle! ¡Era Apolo! ¡El Apolo del Matt! ¡Ese chico con el que se ha estado comiendo la cabeza! Era el mismo Apolo que había estado en clase con Sam y encima nada más ni nada menos que uno de los hermanos Masbecth. Vaya por Dios. Sonrió sin poder evitarlo.—Bueno si trabaja aquí es lo más probable. —Se supuso que hablaba de Matt, ya que después de todo lo que ha pasado entre ellos no le extrañaría que salieran en esa prensa rosa—. De todas maneras todo lo que sale ahí es mentira, ¿no? O por lo menos la gran mayoría. Tengo entendido que todo lo que ponen es para el morbo y para sacar provecho de las mentiras que pueden enviar la gente. Ni siquiera son noticias cien por cien fiables. —Ella no tenía ni idea, pero ya que él leía esas cosas y había salido en ellas, suponía que podía explicárselo.

La chica sonrió divertida ante lo que había dicho Apolo.—Teniendo en cuenta de la familia que vienes, Apolo, creo que ella saldría ganando si deciden compartir los bienes —dijo afablemente, sin ánimo de ofender, solo diciendo lo que ella pensaba al ser él un Masbecth. Asintió con la cabeza ante el lógico razonamiento del dragonolista—. Entonces genial —le contestó con jovialidad, con una sonrisa un tanto risueña.

La legeremaga se percató de que Apolo había ignorado la pregunta de las malas experiencias, lo cual le dio pie a sospechar todavía más de él. Sam nunca había apoyado ninguna causa, por lo que aún si no hubiera estado bajo un juramento inquebrantable de Lestrange, tampoco hubiera hecho nada al respecto ni intentado leer su mente. Sin embargo, ese tipo de cosas era evidente para ella. El lenguaje corporal, las palabras con doble sentido, frases que aparentemente no quieren decir nada a veces quieren decir mucho... Sam estaba muy acostumbrada a ese tipo de cosas en su profesión.

Atendió a la explicación de Apolo y se puso en pie a la vez que él se levantó, con intención de acompañarlo hasta la puerta. Suponía que la pregunta anterior le había incomodado y por eso la había ignorado, además de que entendía perfectamente  que estar al lado de una persona como ella podía resultar un tanto violento, sobre todo para aquellas personas que tienen secretos.—Nada, puede irse ya si lo desea. Ha terminado aquí por hoy —le contestó la joven—. Reportaré este informe junto al mío que haré ahora en un momento y le avisaré si le hace falta o si bien sale la resolución —añadió con profesionalidad—. Espero que pase un buen día y tenga mañana un buen viaje. —Sonrió con un gesto risueño.

Apolo era tremendamente atractivo desde el punto de vista de Sam y eso como mujer homosexual como que tenía más peso, por lo que ya era mucho decir. Además tenía una actitud super cálida y amable, por lo menos profesionalmente. Era normal que Matt se sintiese atraído por él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 17.321
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 895
Puntos : 641
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.