Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Edward W.Mejor PJ ♂
Abigail GreyMejor PJ ♀
Henry KerrMejor User
Zoe LevinsonMejor roler
Circe MasbecthMejor Mortifago
Fiona ShadowsOrden del Fenix
Alex & ZoeMejor dúol
Denzel S.Premio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

HALLOWEEN 2016 - Fiesta de alumnos

Cuenta de Ambientación el Vie Oct 14, 2016 4:16 pm

Recuerdo del primer mensaje :


El Gran Comedor había sido el encargado aquel año de albergar la fiesta de Halloween, la cual había sido preparada por los Elfos Domésticos del castillo y por el propio director, quien no podía estar más feliz de congregar un año más a sus alumnos en una festividad como aquella.

La música ya estaba preparada y el Gran Comedor se había convertido en un lugar oscuro y tétrico. Unas ventanas estaban tapiadas mientras que otras dibujaban siluetas de muertos en su interior que luchaban por entrar al Gran Comedor. Las cuatro mesas de las casas habían desaparecido y sólo había dos en los laterales donde la comida se amontonaba. Había algunas mesas de menor tamaño para aquellos que quisieran sentarse a charlar, aunque la poca luz que había en el Gran Comedor sería un inconveniente.

Había telarañas y un extraño olor en toda la habitación. La música iba cambiando según entraban los invitados para que estos pudiesen comenzar a bailar al son de los temas que podían ir pidiendo a uno de los Elfos Domésticos mientras que el resto de estos paseaban por el Gran Comedor con bandejas llenas de dulces zombies, disfrazados ellos mismos también de estas míticas criaturas.

En alguna que otra ocasión, los elfos se metían demasiado en su papel y daban pequeños mordiscos en las pantorillas a aquellos que más les apetecía para luego salir corriendo con una sonrisa divertida en sus labios. Y es que aquel día, se las había permitido molestar a los alumnos siempre y cuando no se saliesen de su papel de zombies. Aquella noche, hasta los elfos domésticos del castillo pasarían una gran velada.

El director y gran parte del claustro de profesores se encontraban en el lugar que había ocupado su mesa para las comidas los días anteriores. Pero en aquella ocasión, no había mesa alguna donde sentarse, solo un lugar donde conversar y controlar que no se produjese algún altercado a lo largo de la noche. Y es que en la noche más mágica del año, cualquier cosa es posible.

OFF: Este post permanecerá abierto hasta el 15 de noviembre y solo pueden acudir a ella alumnos y profesores de Hogwarts. El uso de disfraces es OBLIGATORIO y la cumplimentación de retos acordados por MP no es necesaria pero conlleva una recompensa en caso de cumplirse.

Se deben tener en cuenta los siguientes puntos:


  • La fiesta tiene lugar en el Gran Comedor de Hogwarts, por lo que sólo pueden acceder a ella alumnos y profesores del centro.
  • No haberte apuntado a la fiesta no te impide entrar en ella. Y, por el contrario, haberte apuntado no te obliga a participar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 330
Puntos : 201
Ver perfil de usuario

Invitado el Mar Oct 18, 2016 8:08 pm

Ziva, Neferet y Myrtle

Lily era una persona tranquila se llevaba con casi todos, hasta uno de los que fueron sus grandes amigos había sido Slytherin, claramente se llevaba bien con los Hufflepuff y con los de su misma casa pero la pequeña Ziva por algún motivo empezaba a desagradarla, posiblemente por su forma de ser, aunque bueno era una niña, pero su forma de expresarse no era la mejor y seguro le traía muchos problemas de grande - ¿No has pensado que tal vez tenga algo que ver con mi disfraz o algo que vaya a hacer en la fiesta? - intentó no rodar los ojos, era la clase de personas que prefería la paz que la guerra por así llamarlo pero cuando se molestaba y la provocaban sabía defenderse pero en este caso, claramente empezaba a molestarse con la actitud de la chica con ella.

Aún así había sido lo suficientemente amable para tenderle la mano cuando se cayó y de preguntarle como estaba, lo que no esperaba era la respuesta que ella le dio, no se refería a cuando le dijo que estaba bien, si no la del disfraz, había sido muy amable para que le dijera cucaracha, habían muchas mas opciones que la de una cucaracha, claramente la molestó sonrojó y la hizo sentir un poco mal e incomoda, pensó que tal vez se hubiera tenido que disfrazar de otra cosa pero en ese momento pasó una pequeña Alice, era Neferet la pequeña de Ravenclaw la que explicó que era así que la pelirroja le dedicó una sonrisa antes de volver con Ziva dado que la rubia se fue tan rápido como llegó - Lo que ella dijo, es la viuda negra, una heroína de comics - aunque posiblemente no la dejarán terminar de hablar por que la chica se fue tan rápido como apareció.

Lo odiaba pero realmente la sacaba de quicio, sin embargo en ese momento llegó la profesora de Adivinación lo que no le dio tiempo de seguir pensando en la tejona, aunque claramente en un primer momento no la reconoció solo la sorprendió mucho por su horrendo disfraz, aunque esta rápidamente la... ¿Sería una de las de aquellas de esa película muggle, creía que eran brujas que comían niños? ¿será? Bueno, ya se lo preguntaría - Profesora no la reconocí - diría en un principio antes de empezar a hablar de su disfraz - Su disfraz me recuerda a una película muggle que no recuerdo el nombre de brujas en las que convertían a niños en ratas y creo que también se comían a los niños - comentó, con curiosidad de si era o no era.

- No sabía que le gustaba Marvel - diría sin saber que ella leyera comics pero era algo que realmente la sorprendía, estaba a punto de decirle otra cosa cuando la profesora empezó a convulsionar y claramente le pegó un susto de muerte - ¿Profesora está bien? - preguntó asustada antes de la predicción de la profesora que la asustó un poco pero a la vez no, casi muere en vacaciones, así que no supo que decir, se quedó muda.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Oct 19, 2016 1:31 am

Con Danny

Disfraz:

Convencer a Danny de que la acompañara al baile no fue muy difícil, lo que más le costó fue que ésta se vistiera de conejo blanco para hacer juego con su disfraz. Tardó un par de días en acabar de convencerla, pero por su suerte, Danny había accedido a ir conjuntas con el disfraz. La rubia no sabía lo feliz que estaba Amelia tras escuchar un sí de sus labios. Desde pequeñita que la morena siempre quiso vestirse de Alicia en el país de las maravillas, pero su madre le decía que para hacerlo tenía que llevar peluca o teñirse de rubio. Era cierto, la Alicia que todos conocen era la chica rubia con su vestido azul y su lazo, por ese motivo Amelia iba a ir de su propia Alicia. Un vestido blanco largo y de copa de honor, como si fuera un vestido de novia, unas medias blancas y negras a juego con sus zapatos negros y en su cabeza un gorro muy extravagante. ¿Parecía Alicia? No, si la veías así no, pero por ello la morena se hizo un reloj para que se lo pudiera colgar del cuello y así jugar con él y con Danny.

Ya preparadas bajó las escaleras al lado de Danny y se dispuso a entrar al gran comedor. La cara de sorpresa que tenía Amelia era para enmarcarla. ¿Quién le diría que todo estaría tan jodidamente fantástico? Cuando un elfo mordió a su amiga rubia, la morena no pudo evitar reírse. - La verdad es que sí. – La sala ya estaba bastante llena de gente y las mejillas de Amelia se sonrojaron cuando algunos de los presentes no paraban de mirarlas. - C-Creo que… N-no paran de mirarnos… – Por una vez en sus diecisiete años, Amelia Bones no estaba avergonzada, o al menos, no lo suficiente como para huir a un rincón. - Seguro que todo está riquísimo, Danny, incluso los cerebros. – Así que sin negarse, siguió a la rubia hacia dónde estaba la comida.

Cortó un par de trozos de pastel y le dio uno a Danny. - ¿A Pokémon Go? – Entonces recordó que era ese juego del que tanto le había mencionado la rubia en verano. - ¡Ah, sí! Aunque me quedé a nivel 20. ¿De qué equipo eres? Yo me uní al team mystic. – Le dio un mordisco a su pastel, realmente estaba delicioso. - Por cierto, luego… Tengo una cosa que enseñarte. – Añadió con ilusión, llevaba mucho tiempo queriendo que la fiesta llegara pues ahí era dónde iba a enseñarle a Danny un baile que aprendió.
avatar
InvitadoInvitado

Dave Blackshine el Miér Oct 19, 2016 9:39 am

Ziva, Neferet, Lily y Myrtle


Mis pasos me alejaban de aquella pareja cuando aquel diminuto microbio vestido de muerta se acercó a mi después de hablar con la maravillosa Viuda Negra que se encontraba algo más hacia allá y con la que estaba hablando o de cucharas o de cucarachas, no sabía bien, algo que me dio una ligera idea para después, cuando me hubiese deshecho de la pequeña zombie. Su voz me hizo adivinar quien era, la pequeña Ziva y estaba claro que se refería a mi con lo de "señor Semioso".  

Ante su pregunta me incliné hacia delante varias veces en aquella respuesta afirmativa, hubiese movido solo la cabeza pero no se hubiese apreciado porque el disfraz aquel estaba más rígido que la pata de un muerto. El movimiento se detuvo cuando la tercera pregunta me impactó directa en mi raciocinio dejándome con aquella cara de imbécil bajo el peludo casco que me ocultaba. Negué con el cuerpo, claro que no quería que me quitasen mis pantalones, ¡y eran pantalones no calzoncillos! Ziva estaba totalmente salida para su corta edad y eso deberíamos de hablarlo más en privado.  

Le señalé con mi dedo y le hice una seña de retroceso, intentando que entendiese que me refería a las preguntas anteriores en las que me había preguntado por Dave, es decir, por mi. Tras ello señalé disimuladamente a Cosmas y después hice como si me cogiese una falda imaginaria y la levantase. En resumidas cuentas quería decir que Dave se encontraba bajo las ropas de aquel profesor y que si ella quería verle debería de introducirse allí abajo.  

Era cruel por mi parte, pero era un trasto y sería divertido que lo hiciese, además, no le quitarían puntos ya que estábamos en una fiesta, o eso esperaba. Sin embargo, la pequeña tejona, pareció que le interesaba más otra cosa, buscar a la cara fea contra la que le debería defender. También podría dar juego a mi maravilloso plan para aquella noche. Asentí de nuevo moviendo el cuerpo.  

Sabía que si cambiaba la voz sería suficiente para que Ziva no me reconociese puesto que el maldito oso ya distorsionaba bastante la voz, pero era mejor prevenir que curar y si todo podía llevar a un mal entendido mejor. Le tendí la mano y avanzamos hacia su destino, pero algo se interpuso en su camino. Se puso a dialogar con un elfo asqueroso que tenía un ojo asqueroso salido de forma asquerosa y colgando aún más asquerosamente de su cara y al que preferí no ver por lo que librándome de la pequeña con sutileza me escapé de allí acercándome a la Gryffindor con la que estaba una blancuza al borde de la muerte, es decir, la fea calva y pálida que había visto al entrar al comedor.  

La fiesta estaba bastante más animada, había más gente, más disfraces y más presas. La segunda de aquella noche sería Lily, se llamaba Lily ¿verdad? Bueno se llamase como se llamase iba vestid de forma original, si no me equivocaba, de la Viuda Negra.  

Me acerqué mientras la loca calva le gritaba que iba a morir y sin demasiada preocupación la chica contestó de forma extraña, pero algo había sacado de allí, si no había oído mal, la calva era la profesora Myrtle, algo bastante lógico y que patentaba mi teoría sobre que lo que llevaba en la cabeza el resto del año era un fenix desplumado. En fin, era el momento de interferir.

- No sabía que tendríamos servicio de striptease esta noche. -
Comenté acercándome a Lily. - O... ¿Querías ir de cucaracha y el presupuesto no te llegó para las alas? - Añadí deteniéndome a poca distancia de ella y mirándola de arriba a abajo.- No, de cucaracha no puede ser... También te faltan patas. - Reí a carcajadas bajo el disfraz. De siempre es sabido que, en la mayoría de casos, si a alguien le hablan de algo varias veces y personas distintas comienza a pensar en ello y, si no había escuchado mal, Ziva le había comentado algo de cucarachas, o de cucharas, no sabía exactamente bien el qué, pero lo importante era insultarla y si pensaba en esos maravillosos insectos que a la mayoría de las chicas les aterrorizaba, mejor que mejor. Por último me giré hacia la profesora. - Sois las dos bellezas del Comedor, si.- Y con aquello intenté largarme de nuevo hacia otra flor a la que pudrir.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Francisco Lachowski
Edad del pj : 17
Ocupación : Slytherin 7º Curso
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.750
Mensajes : 154
Puntos : 109
Ver perfil de usuario

Invitado el Miér Oct 19, 2016 10:44 am

Neferet, Lily, Dave, Elizabeth, Cosmas, Myrtle.

Neferet me explicó qué era el disfraz de Lily, pues a mi me parecía de cucaracha tan apretada que iba. ¿Podría respirar con aquello? Debía ser molesto a más no poder, uff, esperaba que cuando tuviera su edad no me diera por tener que llamar la atención de esa manera, ¿Qué con el pelo color fuego no tenía suficiente? Si Lily nunca pasaba desapercibida de lo guapa que era.

- ¿La Viuda Negra?- ¿Quien en su sano juicio se disfrazaba de algo así? De viuda, pero para ser viuda debías haber estado casada antes, ¿no? ¿Por que iban todos con disfraces tan raros el día de Halloween? ¿No era una fiesta en honor a los muertos?- Perdona, Lily -la miré arrepentida, aunque bajo tanto maquillaje seguramente se me viera cara de sádica- No se me había ocurrido que fueras a gastar ninguna broma con todos esos papeles. ¿Con quien te has casado y luego matado para convertirte en viuda? -y además heroína- No me gustan los héroes, todos terminan muertos -negué con la cabeza. Yo no quería morir.

El monstruo aquél horrendo no era nada más ni nada menos que "La Pelos", porque ella misma se presentó y le dijo a Lily que se iba a morir- Pues anda que novedad, comoque se va a quedar aquí para marchitarse -todos nos íbamos a morir algún día, tampoco era para hacer tanto drama. Me encogí de hombros y me acerqué al semioso, pero éste me indicó quien era Dave, y cuando me dirigía hacia él para darle dos besos tropecé con uno de los elfos zombies que me querían morder las piernas.

Pero no por ello me detuve, y el semioso se soltó de mi mano, tampoco importaba, quería saludar a mi mejor amigo, casi mi hermano, y luego irme a ver si encontraba a Danny y al resto de mis compañeras de casa, y jugar un rato con Adae o intentar gastarle alguna broma a alguien. Esta noche teníamos vía libre sin castigos de por medio, ¿no?

Me planté al lado de Elizabeth la cuál llevaba un disfraz superchachi de maléfica, hablaba con "Dave", el semioso me lo había dicho, que él era Dave disfrazado de no se qué con la careta del señor Cosmas, jo, sí que daba miedo- Como te has currado la careta, Dave. No te disculpes, Elizabeth, te están tomando el pelo, es mi amigo Dave. ¡Como te pasas con los Hufflepuff, Dave, ya te vale! La próxima vez no me contendré cuando tengamos un duelo y te voy a romper todos los huesos del cuerpo -eso no se hacía, que la pobre chica tenía un apuro encima que no había por donde pillarla- ¡Vas guapísima, Elizabeth!¿Te vienes a la mesa a picar algo y a ver si vemos a Danny y Alice?- le di la mano libre y sonreí.

Volví a mirar a "Dave" y le saqué la lengua- Te has quedado sin beso por meterte con una amiga mía, ale.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Oct 19, 2016 10:53 am

Con el que postee después de mi.


¿Vieron cuando uno se levanta por la mañana con una cantidad de brillo esparcida por el cuerpo para irradiar todo el día? No, no me creo Edward Brillantina Culllen, pero el planteo que hago en realidad nace recién hoy.  Y a “brillo” me refiero a esa sensación de que lo puedes todo, que tienes a tope la motivación para realiza cualquier actividad que te propongas. Desde lo banal hasta lo más osado. Como si ESTE fuese mi día para BRILLAR.

No puedo estar más enamorada de mi misma, podría abrazar a mi ego y casarme con él porque me creo la chica más afortunada. Y me siento tan importante, que quisiera compartir aquello con cualquiera, mi boda sería un espectáculo digno de ver. Espera, ¿Qué mierda me pasó para sentirme así de amada? No lo sé a ciencia cierta, ayer era un día común, que no salía de lo típico de un estudiante hasta había tenido mi lectura diaria como el morreo semanal. Cabe resaltar, que los dos hechos me fueron fatal, el libro era del mundo muggle ficticio y hablaba de un vampiro que brillaba con la luz del sol junto a una humana que no hacía más meter la pata porque era su hobby. Y el morreo, pues no había estado con nadie desde la clase de herbología y  las urgencias aparecen en la vida por lo que el chico que me acompañó no fue santo de devoción, era el niñato que me había estornudado. Y sí, había dicho que lo mataría al encontrarlo pero cuando hay situaciones extremas hay que tomar medidas extremas. Y así me fue. Terminó con un ojo morado, aunque el muy masoquista quería más, por esa razón terminé huyendo. La razón del golpe fue porque me estornudó nuevamente aunque esta vez en cuello. Mejor ni recordar.

Hoy era la fiesta de Halloween y tenía un disfraz, en esta oportunidad nada cachondo, donde daba un poco de miedo si hacía la cara correcta como si fuese una psicópata. No voy a aburrir diciendo que comí dulce, cité un poema histórico o hice una caminata lunar en mi habitación porque no tiene realmente ninguna gracia mi camino de la torre hacia el Gran Comedor.

Ya en comedor que era el lugar asignado para celebrar la fiesta de Halloween, observé poco la decoración. Se encontraba lo típico de las telarañas, uno que otro ojo que se movía en las mesas queriendo ser devorado, la música ambientaba la habitación y había… ¿Qué es ese olor? Arrugué mi nariz y avancé por la sala.

¿Ahora es el momento de hacer sociales? Porque me han surgido unas ganas de contar mi vida que nadie lo podría creer, yo que me mantengo callada con ciertas cosas de mi pasado. Pero me siento tan superada, y mi autoestima está por los cielos que se lo debo todo a los hechos que me han pasado. La gente debería aprender de mí, como me gusto. PESADA DE MIERDAAAAA gritaba mi conciencia, sin embargo la silencié y me dispuse a hablarle a quien se acercara a mí.

SPOIIIIILEEEEEER:
avatar
InvitadoInvitado

Myrtle Brandford el Miér Oct 19, 2016 11:01 am

con Dave y Lily


El tiempo que había estado ocultando la risa en mis labios había estado también pensando esa muerte tan horrible que hacía unos segundos había fingido augurarle, no obstante no se me ocurría nada, mi mente estaba en blanco, no obstante el medio oso, que supuse que sería Dave al haberlo visto de la mano con Ziva, llegó salvando mi broma pesada, me había dado una idea con uno de sus comentarios. No obstante eso no le salvaría por haberse metido con ambas de aquella forma tan cruel.

Cerrando los ojos para controlar mi respiración y fingir seriedad me incorporé de nuevo y clavé mis ojos en los de la chica haciendo caso omiso al joven. -Esta noche, cuando las campanas anuncien las dos de la madrugada tu tripa estará tan llena de dulce que sufrirás un fuerte empacho seguido de un terrible dolor de tripa por el que te verás obligada a meterte en el baño del segundo piso, no querrás que nadie escuche la salida de tanta golosina. Bien... ahí, una punzada en el estomago te dará, sin poder evitarlo al suelo caerás y la conciencia perderás. Cuando vuelvas en si tus gritos se verán ahogados por que la boca de cucarachas se te habrá llenado. Acabarás muriendo ahogada y en compañía de mi tocaya, quien por in tendrá una amiga con la que pasar la eternidad-.

En mi cabeza resonaban aplausos y ovaciones por mi gran actuación, no obstante mi cara mostraba únicamente tristeza y terror, más o menos lo que debería de intentar mostrar la de la pelirroja por mi predicción, nadie normal se tomaría bien algo de ese calibre, aunque claro, estábamos en el colegio Hogwarts de magia y hechicería, allí lo normal no abundaba mucho.

Mientras dejaba a Lily asimilar todo aquello mi cuerpo se giró sobre si mismo hasta quedar frente a frente con el enmascarado. Lo observé con detenimiento, sobretodo su cuerpo desnudo. -¿Sabes? Deberías de tener cuidado...- A mitad de la frase una de mis manos viajó a toda velocidad hasta uno de sus visibles pezones agarrándolo con fuerza y retorciéndolo levemente. -... de que no te muerdan los elfos, son muy traviesos-.

Cada vez entraba más gente en el Gran Comedor, lo que significaba más bromas pesadas y más sustos garantizados, lo ideal para una noche de Halloween. Y ahí estaba mi siguiente victima, la Ravenclaw Freya D. Howll. -Freya D. Howll, eres la siguiente.- Le dije con la voz tosca que había utilizado anteriormente para asustar a los dos niños, sin moverme de donde me encontraba, únicamente clavando mi mirada sobre ella.


Última edición por Myrtle Brandford el Miér Oct 19, 2016 11:10 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Frances Conroy
Edad del pj : 60
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 825
Lealtad : Orden del Fenix
Mensajes : 112
Puntos : 66
Ver perfil de usuario

Invitado el Miér Oct 19, 2016 11:02 am

Inicialmente con Elizabeth y Dave, posteriormente con los bebestibles (?).


Enarcó una ceja al notar que la chica, pese a lo que a acababa de decirle, alzó una de sus manos para buscar su rostro y palparlo como si de una verdadera no vidente se tratase. ¿De verdad había sido incapaz de reconocer su voz? Eso fue un golpe en su orgullo, él mismo se recordaba de las voces de sus alumnos si las escuchaba ya de manera frecuente, aunque reconocía que quizás para él fuese más fácil debido a su entrenamiento de Auror, ya que tuvo que aprender tempranamente a prestar atención a los mínimos detalles.

Por otro lado, Iorwerth recordaba perfectamente el problema de Elizabeth y no sólo por la nota médica que ella le había entregado en su primer día de clases con él, sino porque el ex-auror además de profesor era el Sub-Director y tenía la obligación, en conjunto con el Director Dumbledore, estar al día con todos los problemas que tuviesen los alumnos y que, por supuesto, éstos hubiesen reportado, pues ni siquiera Albus era un verdadero adivino como para saberlo todo y ellos no habían llegado al nivel de contratar espías invisibles como habían llegado a hacer otros.

—¿Qué nota?

¿Acaso estaba Iorwerth metiéndose con Elizabeth? ¿El mismo profesor al que todos le temían por ser conocido como el más estricto del Castillo, el amargado, serio y según los mismos alumnos “Falto de sexo”?

—¿Lo qué yo diga?

Se llevó la mano a la barbilla. Hogwarts estaba de fiesta y aún cuando él no estaba borracho (aún) se había tomado un par de copas para relajar el día y acababa de liberar endorfinas en el campo de quidditch. Ser cabrón era parte de su naturaleza y, si estaba de humor ¿porque no ocupar sus poderes para su propia diversión? Tentado estuvo de pedirle que se pusiese a bailar sola en medio de la pista, pero fueron interrumpidos.

En ese momento, la voz de otro estudiante, un joven de Slytherin al cual había tenido en clases, comenzó a dar su opinión en el asunto sin que nadie se la pidiera y, lo que era peor, comenzó a aconsejarle que camino seguir; él, como si un alumno apenas cubierto en sus partes más intimas pudiese saber más que un profesor.

—Personalmente, Señor Blackshine —nótese la ironía de utilizar sus propias primeras palabras —, no creo que la opinión de un mocoso que apenas recuerda ponerse pañales de plástico para ir a una fiesta en medio de la noche sea una opinión de fundamentos.

Respondió en voz alta, lo suficiente para escuchase cualquier persona un par de metros hacia la redonda, al mismo tiempo que retomaba el semblante serio que, hasta ese momento, parecía haber dejado fuera de la fiesta. Si el alumno le conocía, sabría que el profesor incluso estaba siendo un poco condescendiente de no ponerse a restar puntos ahí mismo —por que sí, podía— por lo que no le convendría mucho seguir poniéndole a prueba.

—Use su bastón, Señorita Bonnefoy —dijo antes de volver a mirar a la rubia —. El día que deje de sentir vergüenza de si misma y de sus acciones, de seguro será el primer paso que le falta para convertirse en una gran mujer. Con su permiso.

Le dedicó una pequeña reverencia, aunque la alumna no le viera y se dirigió hacia la mesa de los bebestibles, aún a sabiendas de que no encontraría nada con alcohol en el menú, pero de todos modos le serviría para apaciguar un poco la sequedad de su garganta.
Disfraz:
avatar
InvitadoInvitado

Danielle J. Maxwell el Miér Oct 19, 2016 3:06 pm

Junto a Amelia. Mención a Cosmas.

No paran de mirarte a ti. ¿Has visto el vestido tan bonito que llevas? —pregunté retóricamente porque yo tenía bien claro que nadie me estaba mirando a mí. Hola, soy Danny, la invisible de Hufflepuff. Por favor—. Muchos te miran porque vas muy guapa y otros te miran porque no das miedo y se supone que en Halloween hay que vestirse de cosas terroríficas que den infartos y esas cosas —expliqué mi infalible teoría.

Nos acercamos a la mesa de comidas y bebidas para coger un poco de esas cosas que tenían una pinta muy asquerosa mientras le preguntaba a Lia que si había jugado a Pokemon GO. Acepté su trozo de pastel de cerebro y lo probé con desconfianza, llevándome la grata sorpresa de que sabía a limón. ¡A LIMÓN! Creo que hubiera sido el último sabor que hubiera pensado que tendría.

Parece mentira —dije falsamente indignada—. Yo soy del Equipo Instinto tía, el amarillo, como Hufflepuff —añadí entonces entre risas—. En realidad lo cogí porque Zapdos es mi pokemon legendario favorito y los tipo eléctricos son mi segundo tipo de pokemon favorito, así que eran demasiado señales. —Y sin poder resistirlo, le lancé el pastelito que había cogido en un principio al Pikachu asesino que había visto, directo a la cabeza, como si fuera una pokebola y quisiera capturarlo. Luego, sin más, me di la vuelta para que no viera quién había sido—. ¿Sabes lo difícil que era capturar un Pikachu en el juego? —le dije a Lia intentando aguantarme la risa—. Está rico el pastelito, ¿eh? —agregué como quién no quiere la cosa.

Abrí los ojos sorprendida ante su premisa de que tenía algo que enseñarme, con esa voz tan misteriosa y alcé las cejas, llevándome la mano al mentón haciéndome la interesante.

¿El qué? ¿Algo secreto? —pregunté más entusiasmada de lo que me hubiera imaginado.

Entonces, de repente, mi mirada se encontró con el disfraz más perfecto de la historia del ser humano. Un disfraz de Anakin Skywalker. ¿Y quién era esa maravillosa persona que lo portaba? Iorwerth Cosmas, mi padrino y profesor. Encima tenía la trencita. Ay, qué mono. Era igualito que Anakin Skywalker en el ataque de los clones pero en versión madurito. Sonreí ampliamente y aprovechando que estaba al lado de Lia y de mí, le hice una señal a mi amiga para que lo mirase. Sopesé la idea de ir a hablar con él, pero suponía que me tendría bastante vista y prefería relacionarse con el resto de profesorado, así que preferí no molestarlo y sufrir mi felicidad de fangirl con mi amiga Lia.

Va de Anakin Skywalker. ¿Este año no hay votaciones para votar al mejor disfraz, o qué? Me parece injusto. Injustícimo. —Volví a mirar a su profesor—. En verdad es el mejor, no entiendo como a algunas personas les puede caer mal —dije convencida, sin entender al resto de humanidad en Hogwarts que le tenía miedo o al que le podía caer mal. ¡Va de Anakin Skywalker! Cualquier persona que se vista de Anakin Skywalker es una persona que mola y fin. Es ley de vida.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 36.370
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1255
Puntos : 684
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Invitado el Miér Oct 19, 2016 4:26 pm

Inicio con Ziva, sigo con Myrtle y Dave y termino con Cosmas mi interacción


- Si, es una heroína de los comics - diría cuando la pequeña preguntó, aunque no sabía que ella se tomaría tan a pecho lo de la viuda, no era de esa clase de viudas si no una araña llamada así, aunque mas adelante lo aclararía - No te preocupes, pero no juzgues las cosas o a las personas tan rápido - dijo por que realmente le desagradaba eso en todo caso ella tenía que buscar a Stella, así que no prestó mucha atención a eso y le restó importancia, al menos hasta que habló del disfraz y no pudo evitar contener una carcajada, no de burlarse de ella si no que le pareció divertido - El nombre no viene de la araña con este mismo nombre, Viuda Negra fue un programa de espías en el que mi personaje Natasha Romanoff fue la mejor y por eso se quedó con el nombre de Viuda Negra - dijo con una pequeña sonrisa, claramente había estudiado un poco del personaje antes de disfrazarse de ella, por mas aburrido que sonara, si, lo hizo.

- Es algo triste que pienses así, pero es la verdad, aun así los de Marvel, la cadena de mi personaje de hoy tiene la particularidad que creo que es en la que mas mueren y reviven sus héroes de una forma u otra - diría recordando el gran caos que era para ella esa serie de comics, nunca se los había leído, no por completo pero lo sabía bien.

La profesora le había augurado la muerte y claramente esto la hizo palidecer aunque las palabras del semioso la hicieron molestar, seguro había escuchado algo y se había ido a meter con ella - No, no soy ni stripper ni cucaracha, soy la Viuda Negra - rodó los ojos conteniéndose de responderle de mala forma, estaba al frente de una profesora por lo que dejó para si misma todo lo que se le había ocurrido decir en respuesta a las palabras de ese oso incluido recalcar su falta de ropa.

Respiró hondo y una vez mas se concentró en la profesora cuya predicción la hizo reír, claramente era una broma la que le había hecho, pero esta la mató de la risa aunque a la vez le pareció algo repugnante y asqueroso, pero en todo caso la llegó a divertir un poco y quitarle el mal humor que le había dejado el chico, aunque también rió por el acto de la profesora con el pezón del chico.

La profesora se fue y con ello Lily por fin avanzó un poco desde su lugar yendo a los bebibles donde vio al profesor Cosmas vestido de Jedi - Profesor Cosmas, que buen disfraz el que está usando - dijo inevitablemente al verlo, le recordaba a Anakin antes de caer en el lado oscuro de la fuerza, nuevamente como con los comics, no era fan pero había visto alguna que otra película por eso lo reconocía.

Se sirvió una bebida a la cual le dio un trago mientras veía si aparecía su fiel amiga en algún momento pero no parecía cercano a pasar.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Oct 19, 2016 5:44 pm

Con Cosmas y Dave, posteriormente con el siguiente en entrar

O Merlín, por que a ella le pasaban esas cosas, era el profesor Cosmas, claramente lo había descubierto por su voz, pero estaba el hecho de que aún así tenía que asegurarse, lo peor es que este le preguntaba por que nota y la hacía dudar de si le había dicho que era ciega, pero vamos su padre tuvo que haberlo puesto en los papeles cuando la inscribió, ella misma lo había dicho al director cuando entregó los papeles faltantes de su cambio de apellido, como es que no lo sabía como es que no sabía su problema y lo peor es que estaría en problemas por esto, estaba muy estresada por todo eso, por que tuvo que ser un profesor y no un alumno y por que tuvo que tener un reflejo como ese.

- La que le entregué en la primera clase - dijo muy acongojada sin saber que mas decir, pero cuando este preguntó que si cualquier cosa esta asintió con la cabeza, claramente no le pasaba por la mete que le podría pedir el profesor pero dudaba que fuera algo malo, realmente lo dudaba, era un profesor, claro que no sería nada raro o malo.

- ¿Que? No es cierto - dijo cuando alguien apareció, intentó ver de donde provenía la voz lo que la hizo llevar la mano en esa dirección solo que claramente no alcanzó al individuo y solo tocó el aire, luego nuevamente volvió a ver donde estaba el profesor, esperaba que no creyera en sus palabras no era cierto, odiaba esa discapacidad.

El chico no dejaba de hablar y Elizabeth de sentirse aún peor estando en ese lugar en el que estaba "Que buen cumpleaños Elizabeth, felicidades" una vocecilla dentro de su cabeza le dijo haciéndola sentir un poco peor mientras dirigía su mirada a donde creía que estaba el profesor pero al menos este no hizo caso al chico, si no que mas bien lo regaño y fue algo que hizo sentir un poco mejor a la francesa, al menos le quitó el nudo que tenía en el estómago desde que el semioso que no podía ver empezara a hablar, además le dio curiosidad el disfraz que pudiera estar usando este, tenía que ser un cupido, era lo único que recordaba que usaba pañal o eso era lo que creía que era, aunque de ser así no tenía mucho amor en su corazón.

- Si, profesor - respondió, sus palabras le llegaron muy profundo, no las esperaba pero realmente las atesoraría, lo vio como un gran hombre y profesor en ese momento, aún cuando fueran unas palabras tan simples, realmente le llegaron.

Hizo lo que este le indicó, se acomodó el báculo de forma de que este no se le cayera y como pudo sacó el bastón de entre sus cosas y lo desplegó, posteriormente con algo de dificultad cambió el báculo a su mano izquierda dejando el bastón en la derecha, ya con esto listo, lo usó para movilizarse como era debido, no sabía hasta donde estaba caminando, solo que esta vez no tropezaría con nadie, esperaba llegar a una de las mesas o a los comestibles, cualquiera de los dos estaba bien para ella.
avatar
InvitadoInvitado

Adae West el Miér Oct 19, 2016 6:58 pm

Contesto a Myrtle
Interacciono con Neferet

Ziva se fue corriendo y Adae se quedó con aquella aberración humana con voz de Profesora Brandford. Se relajó cuando se dio cuenta que detrás de ese horrible disfraz estaba aquella tan simpática profesora y sonrió a sus palabras.

—Me parece un trato justo y muy bueno, aunque estoy absolutamente seguro de que Ziva es la chica que menos protección necesita —admitió divertido al conocer a su buena amiga—, pero yo me encargaré de protegerla, por si acaso.

Justo en ese momento una persona le atacó por la espalda para taparle los ojos con unas ganas increíbles. Por el cariño con el que lo había hecho y la voz que había escuchado, reconoció a su amiga Neferet al momento, aunque le sorprendió verla tan activa. Normalmente era más cortada.

—Eres Nef —dijo como respuesta definitiva, dándose la vuelta para ver a su amiga y admirarla de arriba abajo—. Eres Alicia, pero real. Pareces ella y no un disfraz. Estás muy guapa —le dijo amistosamente. Luego sonrió cuando habló a la profesora y asintió—. Creo que es el disfraz más terrorífico de toda la fiesta, vino asustándonos y casi me da un infarto.

La profesora Brandford le señaló al chico en donde estaba Ziva y él asintió convencido ante la misión que tenía que ejercer.

—¿Vamos a pillarnos unos refrescos? —le preguntó a su amiga, para así acercarse a Ziva y vigilarla cual protector.

En realidad no se metió en ninguna conversación que tenía con varios alumnos ya que él no pintaba nada y no conocía a nadie de ellos demasiado. Es más, prefirió quedarse al margen mientras disimuladamente cogía un pastelito demoníaco de la mesa y se lo comía como si estuviese esperando a alguien. Se sentía el típico guardaespaldas que pasa desapercibido en la vida de todos y se intenta relacionar para no parecer un forever alone.

Solo esperaba que Ziva no se metiese en líos, porque en verdad le daba pereza tener que meterse de por medio. Bastante miedo tenía ya con la sensación de que iba a perder una pierna como para encima engrandecer las posibilidades de ello.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Ty Simpkins
Edad del pj : 13
Ocupación : Preso
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 11.115
Lealtad : Al sapo Croac
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 259
Puntos : 181
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3312-adae-west-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t3313-relaciones-de-adae-west http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Jue Oct 20, 2016 12:51 pm

Sola.

A Elizabeth la había asustado realmente Dave, si es que era Dave y el "Semioso", o el chico que llevaba como único disfraz la cabeza de oso tan grande no me había engañado y yo le había reñido al profesor Cosmas, porque la verdad es que la voz era suya, y encima le había sacado la lengua. Mejor ahuecar el ala cuanto antes, no fuera a ser que sacara su "buen" humor y me viera metida en un buen lío, y no me apetecía que estaba de fiesta.

Lily hablaba con la profesora Brandford, que estaba debajo de aquel horripilante disfraz, hoy llevaba el pelo gris en vez de anaranjado, y sólo un pequeño revuelo de pelos sobre esa calva, ¿Alguien se había fijado en esos dientes? Parecían como los del payaso "It", del cuento ese de Stephen King, el que me había leído en la sala común cuando alguien se lo había olvidado sobre una mesa, y me produjo tantas pesadillas seguidas.

No sabía dónde se había metido Dave, pero estaba claro que no quería que nos vieran juntos por algo, seguro que era una mala influencia para él. Adae hablaba con Alicia en el País de las Maravillas, pero estaba molesta con Neferet, porque cuando había intentado defenderla en la clase de Vuelo, ella había tenido que decir que casi se ahoga, bien podría haber seguido mis palabras y asentir con la cabeza si no quería mentir, una rampa daba muchas veces cuando hacías mucho ejercicio, pero por lo visto, los Ravenclaws no eran muy dados al ejercicio físico, y eso de tener que decir siempre la verdad, aunque fuera por dejar mal a quien te había defendido se les daba de maravilla. Con amigos así, ¿Quien quería enemigos?

Debía de ir acostumbrándome, porque al año que viene mis mejores amigos ya no estarían en Hogwarts, tenía que ir empezando a estar sola, y aprender por mi propia cuenta. Ser más silenciosa para no molestar a mis compañeros de casa, convertirme poco más o menos de lo que hoy iba disfrazada, una muerta.

Con el vaso pegado en la mano fui andando tranquilamente hacia una de las mesas que estaban repletas de comida y bebida, metí la mano en el bol de ponche y cargué el vaso, sin mojarme ni tocar el líquido con mi piel, era muy útil aquel hechizo, igual si lo aprendía podría pegar mi varita a mi mano izquierda y así no saltaría cada vez que me lanzaban el Expelliarmus y no era capaz ni de esquivarlo ni de protegerme.

Busqué un plato medio vacío y comencé a llenarlo de cosas que aunque en aspecto fueran repugnantes, si las habían cocinado y preparado los elfos de las cocinas, debían ser deliciosas, y una vez el plato repleto de cerebros sangrantes, dedos de zombies, arañas caramelizadas, calderos de calabaza recubiertos de chocolate y algunas otras guarrerías, me alojé debajo de la mesa, tapándome con el mismo mantel. Allí pasaría el resto de la velada, hablando con mis amigos descuartizados, seguro que ellos no se extrañaban de verme con aquel atuendo, de todas maneras era lo que querían, que me uniera a ellos. Porque también se sentían muy solos.
avatar
InvitadoInvitado

Dave Blackshine el Jue Oct 20, 2016 3:19 pm

Ziva, ataque al ojo de Amelia y Neferet.


Dos veces que había intentado meterme con alumnos cercanos a los cortaroyos de los viejos del salón, dos veces que me habían regañado y aquella vez había sido un repizco en el pezón que aún me estaba acariciando mientras me alejaba de la Viuda Negra y de la loca come hombres. "¿Qué narices hago yo ahora?" Había demasiada gente a mi alrededor. Visualicé a Amelia, después a Ziva, esta última, sola por lo que se convirtió en mi siguiente objetivo.  

Avancé hacia ella y cuando estuve a su lado le saludé con la mano sin mediar palabra. Me dio la ligera sensación de que se sentía mal o enfadada así que me puse de cuclillas a su lado y moví el cuerpo para que pareciese que el oso movía la cabeza.  

Con ello señalé al profesor Cosmas y después encogí los hombros. El siguiente gesto fue el de un corazón con los dedos, le señalé a ella y posteriormente hice como si mis dedos caminaran y acabé señalando a Amelia, o a aquella novia en busca de sexo que se parecía a ella. ¿De dónde había sacado ese disfraz? Volví a señalar a la pequeña y tras ello cogí un caramelo con forma de calabaza amarilla, lo que supuse que sería de limón, lo levanté como si buscase que Ziva saltase a por él y después lo lancé con fuerza hacia el ojo de Amelia.  

Di varios saltitos y me despedí con la mano por el momento, volvería después a raptarla, pero por ahora esperaba que si aquel caramelo le había dado a la chica, fuese a socorrerla o a ponerle un ojo de repuesto.

Llegaba el momento de ir a por el tapón de alberca: Neferet. Mis pasos comenzaron a ir con el ritmo de la música y con algunas zancadas y algún que otro salto acabé llegando a la Ravenclaw.  

- Que original. - Comenté. - Jamás me hubiese imaginado que alguien vendría disfrazado de elfo doméstico disfrazado de cenicienta en sus días pobres. ¿Tu familia no tenía presupuesto para al menos haberte puesto unos calcetines en vez de esta media mugrienta en el pelo? - La insulté mientras movía el torso de un lado a otro para que pareciera que el osito bailaba. - Me metería más contigo pero es que eres un tapón, no hay mucho de donde sacar, espero que crezcas porque si sigues así solo te querrán para quitar los chicles de debajo de las mesas. - Me detuve y el lado de mi puño derecho impactó con la otra palma como si hubiese caído en algo.- ¡No puede ser! ¿Es que ya trabajas en eso y ese es tu uniforme? Espero que cobres porque después de esto como mucho podrás aspirar a tener de amigos a los cocineros de Hogwarts. - Las últimas de mis palabras vinieron acompañadas de aquellas carcajadas que me obligaron hasta sujetar la cabeza de oso para que no cayera. - Bueno ten una buena noche, intentaré poner algún que otro chicle para que te paguen extra.  

Y ahí iba el insulto para la pequeña Alicia en el país de las maravillas, en realidad ese disfraz también me gustaba y le sentaba muy bien, pero no tanto como me había sentado a mi meterme con ella. Con varios saltitos fui retrocediendo con la intención de marcharme.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Francisco Lachowski
Edad del pj : 17
Ocupación : Slytherin 7º Curso
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.750
Mensajes : 154
Puntos : 109
Ver perfil de usuario

Invitado el Vie Oct 21, 2016 8:37 pm

Con Adae y luego con Amelia y Danny,
siguiendo con Dave y finalmente caminando hacia Freya

Adae la había reconocido por lo que soltó una risilla y dejó de taparle los ojos y se dispuso a darle un abrazo y un beso en la mejilla sin embargo el fue mas rápido y se movió antes de poder hacerlo por lo que se contuvo por un momento, estaba realmente activa, tenía ganas de saltar, correr y hablar con todos en esa fiesta, sentía que no se podía quedar quieta ni por un segundo - Gracias, tu también estás muy guapo con ese disfraz de Iron Man, hace un rato vi a..a..a... como era que se llamaba, yo corregí a Ziva que la llamó cucaracha cuando no es una cucaracha es un tipo de araña, es de la misma serie que tu como era... - dio un par de saltitos en su lugar mientras hacía todo lo posible por recordar como era que se llama - Ya recordé Black Widow, hay una Black Widow en la fiesta y ella esta - se volvió para buscarla, recordaba que estaba con Ziva.

Aún cuando estaba distraída buscando a Lily escuchó las palabras de Adae por lo que volvió de nuevo a verlo asintiendo enérgicamente con la cabeza a sus palabras, para luego ver como se iba la profesora ella tampoco quería seguir en el mismo color habían muchas personas y quería hablar con todos - Ahí esta - dijo de repente señalando a Lily la profesora había ido con ella - Ella es la Black Widow que vi - dijo con mucha emoción.

- Mejor unos dulces - dijo muy animada mientras veía la mesa de los comestibles, siendo ese el momento en el que vio a dos conejos blancos que llamaron su atención - Conejos, de Alice - dijo con una sonrisa dando mas saltitos antes de la nada prácticamente se lanzó a los brazos de su amigo para darle un gran abrazo y un beso, después se alejó de su lado rápidamente para buscar a alguien mas con quien hablar.

- Eres el conejo de Alice in Wonderland, me gusta mucho tu disfraz, yo soy Alice - dijo entre risas dando una vuelta con su disfraz dirigiéndose a Danny para luego ver a Amelia y de la nada darle un gran abrazo - Lia tu también eres un conejo, aunque tu disfraz me recuerda a una cantante que cantó una vez una de las canciones de Alice, en teoría ella estaba vestida como Alice, no recuerdo el nombre, era de la primera película ¿te estas vistiendo como su versión de Alice? Si no aún así estas muy bonita eres una bonita Alice conejo... Uh confites - dijo de la nada mientras tomaba algunos de los confites y sin rechistar o criticar nada se los empezó a comer.

Estaba comiendo dulces cuando apareció ese Oso o semi Oso que parecía querer insultarla y en otro momento se hubiera puesto a llorar pero estaba demasiado animada para esto así que mientras él hablaba que la verdad le parecieron aburridas sus palabras la pequeña empezó a hablar - ¿Por que estás vestido así? ¿Eres un boxeador con cabeza de oso? ¿Eres un oso que le cortaron el pelaje y quedó en ropa interior como las fabulas? ¿No tienes frío? ¿Por que me intentas molestar? - Hubiera seguido preguntando pero entonces perdió la concentración y se aburrió de hablar con él por lo que simplemente se retiró dando saltitos con algunos dulces en sus manos, caminando hasta la unicornio asesina.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Oct 22, 2016 10:43 am

Buscando comerse el cerebro de Dave.

Disfraz

 La música se podía escuchar aun desde la torre Ravenclaw, la fiesta de Halloween había comenzado desde hace rato pero el águila aún no había podido terminar con su disfraz. Sus compañeros y amigos de casa todos ya se encontraban en el gran comedor, solo había unos pocos que decidieron no asistir a la fiesta pero esa es una celebración que al canadiense le encanta, por lo que siempre pone un poco de esfuerzo en lo que se va a poner. Pasó media tarde encargándose de que su vestuario fuera modificado de forma que parecieran trapos viejos y rotos, aquello le tomó tiempo pues todo lo hizo de forma manual y sin uso de la magia.


La prótesis del estomago fue lo que más tardaba, pues recordar el tutorial que había visto en YouTube era tarea difícil, teniendo en cuenta que fue hace tres meses y no tiene acceso a la tecnología muggle dentro del castillo. Cuando logró el vestuario lo último fue el maquillaje del rostro, se paró frente al espejo de tamaño completo que les ofrece el dormitorio logrando buscar un efecto un tanto realista pues verse bien en el aspecto de que parezca un disfraz que te haga lucir guapo no es lo que le gusta hacer en su persona, le gusta causar miedo que es de lo que se trata la celebración que tanto ama.

Le llevó cerca de una hora terminar el maquillaje y lograr que su cabello pareciera de recién levantado de la cama. Salió del dormitorio asustando a un par de chicos que iban bajando, había al menos conseguido eso. A pesar de lo que aparenta, iba caminando a paso apresurado si quería alcanzar algo de la fiesta, tenía un poco de hambre pero también quería divertirse. En su bolsillo llevaba una cosa que necesitaba entregar.


Al entrar en el gran comedor pudo percatarse de lo bien que lo montaron, la escenografía era tenebrosa pero a su vez te invitaba a pasar un buen rato ahí. Escudriñó con la mirada el panorama en búsqueda de sus amigos y algunos conocidos. Muchos llevaban máscaras y eran difíciles de encontrar. Siendo uno de los Ravenclaw que lo localizó y lo jalaron hacia su grupo. Ahí se dedicó a dar cumplidos por los disfraces, conversó con ellos unos minutos antes de mencionar que quería saludar a más personas y así desapareció entre el mar de draculas, hombres lobos y criaturas de Frankenstein que eran los más vistos, por supuesto también habían muchos con el mismo disfraz que el del canadiense, quien se movía de forma lenta, arrastrando el pie izquierdo tal cual había visto en películas. No buscaba ser original, pero sí divertirse con su atuendo.


Andaba saludando gente aquí y allá, incluso pudo jurar haber visto a alguien disfrazado de Pikachu, eso le hizo gracia pues es muy fan de Pokemon, pero cuando quiso ir en esa dirección ya no le vio más. Lo que sí hizo fue preguntar por la persona a la que le llevaba algo que entregar. Muchos le dijeron cómo iba disfrazado, algunos tenían comentarios malos para él otros simplemente le indican donde lo habían visto por última vez así que se dispuso a ver un oso semidesnudo por la fiesta hasta que lo encontró más adelante, teniendo que pasar en medio de las tortugas ninjas.


A paso lento fue arrastrándose para llegar trar aquel con cabeza de oso hasta que le tocó el hombro derecho para que volteara. — ¡Cerebroooss!  — habló con un tono de voz lúgubre para luego reírse. — ¿Dave, no? Te he andado buscando, esto es para ti, abrelo — de su bolsillo saca lo que da la impresión de ser un cerebro porque lo es, pero no es más que una caja. — Alguien me ha dicho que es un día especial, así que he pensado en obsequiarte aquello que querías — dice haciendo referencia a la vez que hablaron en la biblioteca y los libros que estaba buscando para hacer una poción, finalmente él la había hecho y pensó en obsequiarsela. — Vaya disfraz, seguro que pasas frío, eres la versión humanoide del oso yogi — dice riéndose.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.