Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Edward W.Mejor PJ ♂
Abigail GreyMejor PJ ♀
Henry KerrMejor User
Zoe LevinsonMejor roler
Circe MasbecthMejor Mortifago
Fiona ShadowsOrden del Fenix
Alex & ZoeMejor dúol
Denzel S.Premio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

HALLOWEEN 2016 - Fiesta de alumnos

Cuenta de Ambientación el Vie Oct 14, 2016 11:16 pm

Recuerdo del primer mensaje :


El Gran Comedor había sido el encargado aquel año de albergar la fiesta de Halloween, la cual había sido preparada por los Elfos Domésticos del castillo y por el propio director, quien no podía estar más feliz de congregar un año más a sus alumnos en una festividad como aquella.

La música ya estaba preparada y el Gran Comedor se había convertido en un lugar oscuro y tétrico. Unas ventanas estaban tapiadas mientras que otras dibujaban siluetas de muertos en su interior que luchaban por entrar al Gran Comedor. Las cuatro mesas de las casas habían desaparecido y sólo había dos en los laterales donde la comida se amontonaba. Había algunas mesas de menor tamaño para aquellos que quisieran sentarse a charlar, aunque la poca luz que había en el Gran Comedor sería un inconveniente.

Había telarañas y un extraño olor en toda la habitación. La música iba cambiando según entraban los invitados para que estos pudiesen comenzar a bailar al son de los temas que podían ir pidiendo a uno de los Elfos Domésticos mientras que el resto de estos paseaban por el Gran Comedor con bandejas llenas de dulces zombies, disfrazados ellos mismos también de estas míticas criaturas.

En alguna que otra ocasión, los elfos se metían demasiado en su papel y daban pequeños mordiscos en las pantorillas a aquellos que más les apetecía para luego salir corriendo con una sonrisa divertida en sus labios. Y es que aquel día, se las había permitido molestar a los alumnos siempre y cuando no se saliesen de su papel de zombies. Aquella noche, hasta los elfos domésticos del castillo pasarían una gran velada.

El director y gran parte del claustro de profesores se encontraban en el lugar que había ocupado su mesa para las comidas los días anteriores. Pero en aquella ocasión, no había mesa alguna donde sentarse, solo un lugar donde conversar y controlar que no se produjese algún altercado a lo largo de la noche. Y es que en la noche más mágica del año, cualquier cosa es posible.

OFF: Este post permanecerá abierto hasta el 15 de noviembre y solo pueden acudir a ella alumnos y profesores de Hogwarts. El uso de disfraces es OBLIGATORIO y la cumplimentación de retos acordados por MP no es necesaria pero conlleva una recompensa en caso de cumplirse.

Se deben tener en cuenta los siguientes puntos:


  • La fiesta tiene lugar en el Gran Comedor de Hogwarts, por lo que sólo pueden acceder a ella alumnos y profesores del centro.
  • No haberte apuntado a la fiesta no te impide entrar en ella. Y, por el contrario, haberte apuntado no te obliga a participar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 330
Puntos : 201
Ver perfil de usuario

Dave Blackshine el Sáb Oct 22, 2016 10:09 pm

Mención a Neferet, interacción con Josh.


¿Por qué le intentaba molestar? Esa pregunta fue la que hizo que detuviese el movimiento que había mantenido al escuchar la primera y detener mi distanciamiento de la muchacha se. Aquel tonto baile de un lado a otro se quedó congelado mientras veía a la chica marchar y me quedé allí plantado durante unos segundos, unos segundos en los que intenté entender mi comportamiento. "¿He sentido satisfacción en algún momento?" Me pregunté mientras comenzaba a dar pasos hacia una de las mesas para alejarme de la multitud y esclarecer mis pensamientos.  

"¿Tenía frío? Si... Si tenía frío, pero era algo común, tener frío en las mazmorras. Un poco de frío no era importante. ¿Por qué iba con este disfraz? Ni yo lo sabía, podía haber ido de Woody zombi pero... Este era más... Menos educado. ¿Como en las fábulas? ¿Tenía que entender algo que estaba haciendo mal? ¿Tendría el fin de todo el que hacia el mal en las fábulas? ¿ Por qué tenía que molestarles? ¿Solo porque ellos no se habían acordado de mi cumpleaños?" Quería irme de allí, ahora quería largarme cuanto antes y desaparecer. Otra vez estaba dudando de mi mismo y de mi posición. Era así como debía de ser, pero y si no lo era. Los Slytherin, las serpientes. Nunca entendí que suponía ser de esta casa y siempre odié serlo. "No jodas... ¡Vamos coño! Eres un Slytherin, Dave." Intenté animarme. "Vas a ir ahora mismo y le va a lanzar un tragababosas a esa criaja, vas a joderla bien y..." Algo tocó mi hombro y mi cuerpo se movió instintivamente lanzando mi mano hacia un bol con palomitas, cogiéndolo fuertemente y girándome con brusquedad para romperlo en la cabeza de aquel que se había acercado a mi. Detuve mi ataque poco antes de que impactara contra la cabeza del zombi al que me quedé mirando perplejo. ¿Cómo que cerebros? Negué con la cabeza un momento para aclarar mis ideas y después deje el bol sobre la mesa. - Lo siento... Si, soy yo. - Dije intentando que la voz no se me quebrase e ignorando lo que había traído para mi. Le observaba reírse desde debajo de aquella mascara donde tragué saliva y por algún extraño motivo, sonreí. El ver a Josh ahí me reconfortó. Me alegraba de que estuviese ahí y si no hubiese estado lleno de aquel potingue con el que parecía de verdad un muerto, yo fuese quien era y estuviésemos en mitad de tanta gente y con una baja probabilidad, quizás le hubiese abrazado.  

Incliné mi torso para observar su mano y una cajita en forma de cerebro se situó en mi campo visual. -¿Y eso? - Pregunté volviendo a enderezarme y escuche la explicación, algo que me hizo sentirme aún más imbécil por mi comportamiento. Me mordí el labio, oculto bajo el pelaje de aquel oso. Mi mano rozó la suya al coger la caja y la abrí para encontrarme aquel líquido que me pareció excesivamente bonito. - N-no deberías... De haberme regalado nada... - Dije algo avergonzado. - Pero muchas gracias. - Sonreí, metí la poción en la cajita y la fui a meter en mi bolsillo, algo que fue imposible porque no tenía. - Om... - Las palabras del chico sobre mi disfraz me hicieron reír. - Bueno, iba de oso... boxeador... - Mentí usando las palabras de Neferet. - Y bueno, si te preocupa que pase frío siempre puedes ayudarme a no tenerlo. - Dije cruzándome de brazos de forma chistosa... Bueno, en realidad cualquier gesto hecho con la cabeza de aquel oso encima parecía chistosa y absurda. - Debería de haber hechizado las cejas del oso para que ahora subiesen y bajasen un poco... - Me quejé mientras comenzaba a reír y daba una suave palmadita en el brazo del chico. - Por cierto, tu disfraz esta curradísimo, me gusta aunque das un poco de miedo, ya ves, intenté abrirte el cuenco de las palomitas en la cabeza. Por cierto, ¿podrías guardar mi fantástico cerebro? Pero con cuidado, no me gustaría que se rompiese que es muy especial. - Le pedí ofreciéndole la caja que me había dado momentos antes y que temía que se rompiese si la mantenía en mi mano toda la noche. - Me ha gustado mucho, de verdad. - Volví a referirme al regalo y me dolió tener que abandonarlo durante las horas que durase la fiesta. - ¿Te esta gustando la fiesta? - Pregunté intentando que se quedase un rato más conmigo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Francisco Lachowski
Edad del pj : 17
Ocupación : Slytherin 7º Curso
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.750
Mensajes : 154
Puntos : 109
Ver perfil de usuario

Invitado el Dom Oct 23, 2016 7:54 pm

Disfraz:

Interacción: Con nadie en particular.
Mención a los maestros y a Dave.



¿En que momento se había dejado arrastrar a ese lugar? Entrar en el personaje le había resultado lo más difícil del mundo y habían sido horas intentando ocultar esas pecas rebeldes que se negaban a abandonar su presuntuoso lugar. Pero al fin, su rostro mostraba una apariencia pálida y sus ojos se teñían de un color un poco más obscuro de lo habitual, pero quizás, lo más destacable era el cabello de color negro. ¡Negro! Jamás se había visto sin el tono rojizo anaranjado de su cabello, no era capaz de reconocerse en el espejo.

Sus pasos se encaminaron hacia el gran comedor, donde se habían juntando ya la mayoría de las personas y fue casi increíble ver nuevamente aquella celebración. Porque en Hogwarts se acostumbraban a ver cosas extrañas, no era como el mundo muggle, donde disfrazarse de fantasma era aceptable y lo niños temían, pero aquí no, la ironía estaba en la cantidad de disfraces que hacían referencia a ese mundo en el que ella había nacido. Samy nunca era la que daba el primer paso, o casi nunca, así que dio un suspiro resignado cuando su amiga se encaminó a la mesa de aperitivos, obligando a sus pie a seguirla. Entre todos los rostros maquillados, apenas y podían destacar los varones, porque era casi normal que ellos no excedieran en el maquillaje. Tomó un vaso de zumo, uno de un color rojo intenso que de seguro iba a manchar sus labios en cuanto lo probase.... y así fue, era de un sabor agradable a guinda, pero tenía una consistencia un poco más densa de lo habitual. Mejor no preguntar...

Supongo que duraremos poco tiempo por aquí. No logro ver a nadie conocido... o no los reconozco, que va.. dijo a su amiga, alcanzando a reconocer un par de maestros y a lo sumo, unos tres miembros de su casa, más allá, todos le parecían ajenos a sus recuerdos. Con excepciones, era inevitable no reconocer al Slytherin con su escasez de ropa, su nulo maquillaje y una cabeza de ... ¿Era uno oso, no? La pelirroja rodó los ojos, demasiado vistoso para su gusto.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Oct 23, 2016 8:48 pm

Primero con Samantha, luego parada en mitad del comedor teniendo una imagen de algo que había pasado en un hospital muy raro hacía ya años.

Seguía bajo la mesa, no sabía exactamente que había querido decir Dave con aquello, ¿Sus gestos qué indicaban? ¿Había hecho un corazón con sus dedos? Pues no era eso lo que habíamos pactado de palabra, pues no quiso que nos hiciéramos hermanos de sangre por culpa de unas bacterias, a las cuáles ni me habían presentado. Ya les valía a las dichosas bacterias.

Terminé viéndole los pies, pero llevaba un buen rato debajo de la mesa, fuera del mundanal ruido y saludando a los elfos que disfrazados casi como yo se paseaban intentando alcanzar las pantorrillas de los presentes.

Salí de debajo, era una fiesta, se suponía que tenía que entablar conversaciones animadas y divertirme, no podía estar de mal humor o triste, siempre había cometido fallos en mi vida, pasé por unos faldones largos y zapatos de medio tacón ancho con calcetines blancos, unas piernas de alguien, ¡Pero no miré para arriba!, no quería descubrir así si era chico o chica y cuando estuve en pie le di unos toquecitos en la espalda a la persona, para agradecerle el no haberse movido demasiado mientras pasaba entre sus piernas- Gracias por no pisarme -le dije con una sonrisa en aquella cara de zombie- Soy Ziva, tú eres... -los rasgos me sonaban, pero sin aquellas pecas no podía ser Samantha y le faltaba el pelo de fuego, ese que no era para nada como el de la profesora Brandford, a Samantha le quedaba bien su pelo rojo, como a Stella, que por más que dijeran que era castaña yo también la veía un poco pelirroja, no tanto como Samantha, pero sí con el pelo con reflejos rojos.

No podía asegurar quien era, hasta que ella dijera algo, pero tampoco podía quedarme mucho tiempo allí, porque tenía que ir a por una tarta de cumpleaños con velas para dos personas, una la había conocido en el Lago Negro, e iba que daba miedo con el disfraz ese con los dientes de "It", la otra era muy importante para mí, porque siempre me daba cariño. Pero no lo podía ver.

Fuí andando hasta dar con un elfo con el que había estado aquella tarde en las cocinas y le dije que ya era hora de hacer aparecer las tartas de cumpleaños, una para "La Pelos", que la dejaran en sus manos y otra para Dave, que hicieran lo mismo, la de la Pelos con 61 velitas y la de Dave con 18, encendidas. Daba igual el elfo que fuera, porque todos eran tan especiales que lo sabían todo, y podían aparecerse y desaparecerse dentro de Hogwarts, eran los únicos que podían hacer eso, los magos no podíamos, y eso me daba a entender que su magia era mucho más poderosa que la nuestra, ¿Por que entonces nos ayudaban tanto? Ser bueno debía ser genial, porque ellos lo eran, y estaban al servicio de los magos. Papá y mamá no tenían razón.

Iba a dar un paso pero me quedé parada en medio del salón, mientras la música seguía sonando y ameneizando la fiesta, algunos bailaban, las tartas aparecieron en las manos de los cumpleañeros que conocía llevadas por elfos con sus respectivas velitas. En la de Dave ponía: Para mi hermano que no quiere ser de sangre, en la de La Pelos, para la profesora más divertida de Hogwarts, y en ambas, con cariño, Ziva.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Oct 24, 2016 2:14 am

Disfraz (ignorar la cara de p*ta):
Interacción con Elizabeth M. Bonnefoy

Esa noche se celebraban 18 años desde el día de su nacimiento ¿Y quién lo sabía? Nadie, salvo algunos miembros de su familia realmente interesados quizás pero al ser una festividad poco celebrada no existía registro de la misma en años anteriores... No era nada raro, estaba cumpliendo la mayoría de edad y empezaba a darle vueltas al asunto de que hacer con su futuro, veía más cerca el momento de establecerse sola y forjar su camino a gusto propio y había que confesar que le causaba algo de temor.

Le costó elegir un disfráz pero acabó por improvizar a falta de algo mejor, ni siquiera le gustaba Blanca Nieves y no había considerado asistir a la fiesta hasta última hora. Entró al Gran Comedor y vio con regocijo que no era la única "princesa".

Avanzó apenas unos pasos y observó todo a su alrededor, algunos rostros le eran más que familiares y otros los recordaba muy a penas de las clases más no encontró precisamente el que buscaba -quizás ni siquiera asistiría- alcanzó a ver también a Cosmas cerca de la mesa de bebidas y se sintió tentada a hablarle de un asunto que le estaba comiendo la mente pero esperaría un poco más, finalmente era el Jefe de casa y realmente Anne no tenía a quien recurrir para la situación.

Se dirigia a ella una alumna reciente, eran de la misma casa así que la recordó facilmente pero no tenía idea de que tenía problemas de visión, la chica caminó sin intenciones de parar y VonBranberg la detuvo por los hombros antes de que le diese un contundente golpe con el bastón.

-Bonnefoy -le dijo -¿Necesitas ayuda para ir a algún lado? Casi acabas con mi tobillo -

Off: ¿Qué todo mundo cumple años de Halloween? XDDD
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Oct 24, 2016 12:30 pm

Mención a Dave, interacción con Danny y Neferet
QUIEN QUIERA UNIRSE AL BAILE ES BIENVENIDO

Las palabras de Danny hicieron que las mejillas de Amelia cambiaran de color y ahora estuvieran sonrojadas. - ¿A m-mí? – Miró su vestido y la miró a ella después, no encontraba motivo para que la vieran a ella solamente, Danny estaba muy bonita también. - ¿D-debería de haberme p-puesto s-sangre falsa? – Preguntó con un pequeño puchero, ¿Había fallado en su disfraz? Entonces de la nada sintió cómo un caramelo le daba en toda la frente. - ¡Au! – Se quejó e intentó buscar de dónde venía, pero no pudo averiguarlo. - Creo que me saldrá un moratón de aquí… – Se frotó la frente durante unos segundos, hasta que el dolor desapareció.

-Tía, sé que el instinto es el equipo de los Hufflepuff, pero… Articuno es mi pájaro legendario preferido, no podía irme a otro equipo. – No mentía, desde que jugó por primera vez a pokémon, Amelia siempre había sido fan de esa ave tan majestuosa y hermosa. Asintió cuando le preguntó lo de Pikachu, ¡Le había aparecido cinco veces y no pudo capturarlo en ninguna! Eso sí que era ser gafe de narices. - Lo sé, no me lo recuerdes… ¿Tú lo tienes? – Quizá Danny si había podido conseguir capturarlo y, si era así, le podía pedir consejo de cómo hacerlo para una próxima vez.

Negó con la cabeza, realmente no era algo secreto lo que iba a hacer, sino más bien algo vergonzoso. - No, no es secreto… – Y entonces observó cómo una persona conocida apareció. - ¡Qué guapa vas Neferet! – Esa chica sí que iba cómo una verdadera Alice. Negó con la cabeza, realmente ella no iba de conejo sino de Alice… Aunque a su estilo. - Bueno, aunque no lo parezca voy de una Alice que creé. Me inspiré en un videoclip. Danny va de conejo, la convencí para que fuera a conjunto conmigo. – Dio un mordisco a su pastel y lo saboreó unos segundos.

Observó a Cosmas cuando su amiga rubia lo mencionó, ¿Quién diablos era Anakin Skywalker? - Ehm… No me mates Danny, pero… No sé de quién va disfrazado… – Cerró los ojos para esperarse una colleja, estaba preparada para recibirla. Segundos más tarde sonó una canción que hizo recordar lo que Amelia quería enseñarle a Danny. - ¡Ven Danny! – Agarró un vaso de agua con una mano y con la otra llevó a su amiga a la pista con ella. - Verás que baile, espero que te guste. – Y empezó a mover los pies al ritmo de la música. - I have a vaso – Agarró el vaso. - I have a agua – Meneó el vaso para hacer ver que había el agua. - Uh, VasoAgua. – Se lo puso en la cabeza y bailó cómo una hawaiana, esperando que alguien más se uniera a ella y así saber que no hacía el ridículo.


Última edición por Amelia Bones el Lun Oct 24, 2016 3:55 pm, editado 2 veces
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Oct 24, 2016 3:51 pm

Parloteando con Deiv.

— ¡Ouuuchhh! — se quejó de forma sonora, el golpe le dio de lleno en la cabeza y eso le dolió, no mucho pero lo suficiente para quejarse. No le culpaba, después de todo fue su idea acercarse de esa forma vistiendo un traje de zombi y ese maquillaje que puede asustar. Se sobo la cabeza después de darle su regalo de cumpleaños esperando que fuese lo suficiente como para robarle una sonrisa, pero con esa máscara de oso va ser que no iba a poder ver eso.

— Es tu cumpleaños, ¿por qué no habría de darte un obsequio? Además es algo que necesitas, me gusta dar regalos que realmente les sirvan y puedan usar. Aceptalo — dice sonriendo, a pesar de tener la quijada llena de sangre falsa y medio rostro descompuesto gracias al maquillaje. —Te daría tu abrazo pero ya veo que el contacto físico no es tu fuerte — dice sobándose la cabeza pues aún le dolía el golpe.

Pasó por alto el chiste, la verdad es que no le molestaba pero lo que si es que le hizo gracia eso de la máscara — deberías, así no nos estaríamos preguntando cuales son tus reacciones y te lo agradezco Dave, la verdad es que si he llegado tarde, apenas unos minutos porque pasé demasiado tiempo arreglando esto, halloween es mi época favorita del año, solía ir a pedir truco o trato con mis amigos en Canada desde que tengo memoria y aquí no lo puedo hacer porque estoy encerrado — lamenta, pero por eso la fiesta es un evento importante para él.

— Lo poco que he visto si, hay unos disfraces muy trabajados y eso es genial — asegura — ¿Por qué has decidido venir de oso? Seguro que tienes una historia detrás, yo de zombi porque me gustan las pelis de ese tema, me fascinan — la tripa le ruge en esos momentos y se lleva la mano al estómago. — Tengo hambre, si no quieres que te coma los sesos sugiero que vayamos a la mesa del bufette — le hace una seña para que lo siga.
avatar
InvitadoInvitado

Myrtle Brandford el Lun Oct 24, 2016 5:21 pm

Como ya había dicho antes Freya sería la siguiente protagonista de mis supuestas visiones, era la victima perfecta ya que acaba de hacer su aparición en la fiesta y no había modo de que supiera lo ocurrido con Lily, a la cual pareció importarle bien poco lo que le dije, si luego se cumplía de verdad no era asunto mío, quien avisa no es traidor. Con un paso lento y silencioso caminé entre la multitud hasta situarme a su espalda acercando mi boca a su oreja y exhalando de forma exagerada cerca de esta, rozándola con ellos. -Vas a sufrir... he visto tu muerte y vas a sufrir más que ninguno de los aquí presentes, menos Dave, ese sufrirá por todos nosotros, literalmente, nosotros seremos quien le torturemos, pero esa es otra visión no tan desagradable. Vas a morir... una noche no muy lejana, a esta misma hora y con esta misma luna observando el cielo te encontrarás vagando por el bosque prohibido, buscando algo, a una persona sin embargo tu serás a la que encuentren, bueno, a lo que quede de ti después de que una araña casi tan grande como esta habitación SE ABALANCE SOBRE TI Y TE INYECTE SU VENENO EN EL ABDOMEN, ¿SABES QUE ES LO PEOR? QUE NO MORIRÁS EN EL ACTO, SINO QUE QUEDARÁS PARALIZADA PUDIENDO VER COMO ESTA TE ENVUELVE POCO A POCO CON SU TELA DE ARAÑA HASTA CONVERTIRTE EN LA CENA PERFECTA DE SUS CRÍAS.- Conforme iba relatando la terrible historia sobre la muerte de aquella alumna mi tono se fue elevando hasta terminar en un grito que intentaba hacer sombra a la música que ambientaba el Gran Comedor.

Una vez más mi actuación había sido un éxito, debería de haberle dicho que si a Pedro Almodovar cuando me ofreció el papel para una de sus películas, ¿quien rechazaría algo así para dar clase a una banda de críos con las hormonas revolucionadas? Nadie, solo yo. Por cierto, aún espero las gracias por parte de la Penelope esa, si no hubiera rechazado esa estaría limpiando mis Oscar ahora mismo.

Fue entonces cuando sentí como alguien o algo tiraba del bajo de mi andrajoso vestido a mi espalda, me giré de mala gana ya que Freya apenas había tenido tiempo de reaccionar ante mi actuación y no quería perderme su cara de terror por nada del mundo, si es que no era otra insensible como la Gryffindor. -¿Hmm?- Al darme la vuelta sobre si mismo no vi a nadie, al menos a primera vista ya que tuve que desviar la mirada hacia mis pies para poder verlo. Se trataba de uno de los elfos que estaban ayudando con la fiesta aquella noche, en sus manos llevaba una tarta. ''Ziva...'' Pensé antes de leer lo que en el pastel ponía poniéndome de rodillas frente al portador de este. -Oooh... esta Ziva... no hay cosas mas adorable que ella en todo el castillo, aunque tu tampoco te quedas atrás pequeñajo adorable-. En mi vida había cometido errores sin embargo aquella noche cometí uno de los más vergonzosos hasta la fecha. Nunca llaméis pequeñajo adorable a un elfo, no les gusta.

Cuando mis manos viajaron hasta la tarta con la intención de librar a la criatura de su peso este saltó hacia delante envuelto en cólera estampando la tarta contra mi cara. Me quede paralizada mientras escuchaba como el elfo se alejaba de allí refunfuñando cosas que no llegué a escuchar, aunque tampoco las entendería.

Estaba completamente avergonzada, no obstante había leído en más de una ocasión que lo mejor para deshacerte de la vergüenza en publico cuando te pasa algo así es reírte de ti misma, eso hice, ponerme aún mas en evidencia. -¡ALGUIEN QUIERE TARTA? ESTA DELICIOSA-. Grité con la tarta aún en mi cara. En verdad estaba deliciosa, debía de buscar a Ziva para darle las gracias y darle un trozo antes de que toda cayera al suelo. Empecé así su búsqueda por el gran comedor olvidando por completo la reacción de Freya.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Frances Conroy
Edad del pj : 60
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 825
Lealtad : Orden del Fenix
Mensajes : 112
Puntos : 66
Ver perfil de usuario

Invitado el Mar Oct 25, 2016 2:19 am

Con Anne

Estaba siendo una mala noche para la joven aún así intentó pensar las cosas de la mejor manera por lo que luego de ser regañada por el profesor y que este le dijera que tenía que usar su bastón siguió su consejo, claramente sabía bien como caminar con el mismo y el movimiento que tenía que hacer para tantear las cosas con el mismo sin llegar a golpear fuertemente a una persona, o al menos no taaan fuerte, tenía que tantear por donde iba y que no hubiera objetos con los que se pudiera golpear por lo que era un movimiento a ambos lados, de tal forma que el bastón se salía de su linea de paso por así decirlo y lo mas lógico es que las personas a su alrededor se distanciaran o al menos así lo veía, pero claramente no es algo que pasa en una fiesta en la que muchos están distraídos y ella no sabe para donde ir, tanto por la música como por no saber como era el lugar en si, además que le estaba estorbando el báculo.

Debía admitir que se llevó un pequeño susto con el acto de Anne que la hizo dar un paso hacía atrás y casi tropezarse con el elfo domestico que justo pasaba por ahí, lo que la llevó a desestabilizarse y sentir que casi iba a caer aunque no fuera realmente lo que fuera a pasar - Disculpa - Dijo cuando sintió que estaba en su lugar, no sabía con quien hablaba, le parecía que era alguien de su año eso si, posiblemente de otra casa, pero no estaba segura, no al 100% lo mismo que había pasado con el profesor Cosmas, además que sentía el impulso de reconocerla por el tacto, pero tenía ambas manos ocupadas, sin embargo la chica ofrecía su ayuda - Realmente lo siento y creo que me podrías ayudar con dos cosas, no se si andas tu varita pero si es así no podrías por favor encoger este báculo para poder guardarlo, me es incómodo andar con ambas manos ocupadas y también me serviría lo de ayudarme a ir a algún lugar, solo que no se a cual, lo siento - diría entre incómoda y tímida esperando que ella le hiciera ambos favores o al menos uno de ellos.

- Por cierto espero no estar molestándote, seguro tienes cosas mas interesantes que hacer que ayudarme en este momento - diría poco después, estaba segura de eso, no creía que fuera nada divertido ayudar a una ciega.

FdR: Mi pj los ha cumplido en esa fecha desde que la conoces XDD
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Oct 25, 2016 3:19 am

Disfraz:

Hablo a Ziva, me topo con Amelia

Apenas alcanzó a votar sin pisar a la chica que salía de abajo de la mesa y que le hizo fijar su mirada. Por poco y la hubiera pisado, porque no era algo premeditado, al contrario, se había salvado de suerte. Pestañeó un par de veces sin quitar su mirada de ella y sus labios hicieron una expresión de "Oh" al saber de quien se trataba. Una risa había aparecido en su rostro de forma inevitable, verla aparecer de la nada pudo ser lo más terrorífico que podía pasar.

No, no. Déjalo. Samantha, de Gryffindor. Porque si no le sonaba su nombre, quizás si lo hacía su casa. Prontamente le vio desaparecer, como si la noche no fuera lo suficientemente larga para ella. La dejó marchar sin más, mientras dejaba la mesa para internarse en aquel grupo de personas. Eso, hasta detenerse de golpe, viendo a una... ¿Alice? Aunque lo que realmente llegó a reconocer fue el disfraz de conejo Eso, si es bailar no muy lejos de ella creyó escuchar la voz de la maestra, pero le pareció una locura, a lo que siquiera volteó.

A la chica la ubicaba, su rostro le era demasiado familiar y no porque fuera su amiga, sino, por los años de convivencia. Sam no tenía preferencia por alguna casa, bien.... tal vez con las serpiente no llegaba a llevarse bien, pero el resto no le suponían ningún reto. Era lo suficientemente accesible como para hablar con todos sin que eso pareciera molesto y hasta donde sabía, nunca se había metido en problemas con nadie, solo algunos molestos que nunca faltaban, pero del resto... su experiencia en Hogwarts no era un mal recuerdo.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Oct 25, 2016 4:09 am

Ingreso a la fiesta, interactuo con la pecosa Turner


Disfraz:

Halloween ¿había fiesta mejor que aquella? Si, el cumpleaños de Balthazar y es que para él no había nada más importante que sí mismo y su familia lo hacía notar. Ahora mismo estaba dando sus últimos retoques al maquillaje, no se consideraba un artista en dicho asunto pero gozaba de tener buena cercanía con algunas chicas de su casa que llevaban años echándose todo tipo de cosas en su rostro para verse más guapas. Se giro sobre sus talones y camino en dirección de su cama en la cual reposaba un sombrero de copa baja con algunos artilugios adornando, haciendo clara mención a un estilo más Steampunk. Sus manos acariciaron con suavidad el terciopelo negro, un pedazo de tela exquisita sin duda alguna.

Salió de la habitación de Hombres en dirección a los pasillos que dirigían al gran comedor donde hace un rato ya deberían de haber comenzado la fiesta, Balthazar odiaba llegar de los primeros a alguna congregación de personas, le apestaba la idea de ser el primero y estar completamente solo, así que era habitual en él siquiera llegar mucho antes de la hora de clases y en mas de alguna ocasión se había topado con las puertas cerradas de las aulas. No le sorprendió el ver a tanta gente reunida, muchos sosteniendo vasos con extraños líquidos que solo los elfos de la cocina podían saber su composición. Los adornos llenaban cada rincón de la gran estancia y los diferentes disfraces hacían casi imposible reconocer a algún conocido, hasta el mismo Lockwell se veía extraño cuando se aprecio en el espejo.

Se abrió paso entre medio del tumulto y llego hasta una larga mesa donde habían diferentes tipos de bebidas, se decanto por una de color carmesí que le llamo la atención y al dar un primer sorbo tímido intento saber que era lo que estaba bebiendo pero desistió de inmediato al no poder definir el sabor, lo mejor era salir de ahí y ver si podía encontrar a algún compañero de casa, aunque lo veía bastante complicado aquella noche. Su brazo impacto contra una pequeña figura de cabello negro azabache, el rostro de la chica estaba bastante pálido, se notaba que había cierta dedicación en su disfraz. -¡Hey, disculpa, pero entre tanta gente no me fije que estabas parada justo en mi camino - Su mano se rasco la nuca mientras sonreía, aunque debido a su maquillaje la sonrisa amigable más bien parecía una sacada de película de terror, sus ojos no podían trasmitir calidez gracias a las lentillas que llevaba puesto. -Tu rostro, me suena tan conocido estoy seguro que nos hemos visto en mas de alguna ocasión - Si, definitivamente la conocía pero no podía asociarla a nadie.
avatar
InvitadoInvitado

Stella Thorne el Miér Oct 26, 2016 1:04 pm

Con Danny, Nef y Amelia <3

Si tuviera una lista Halloween definitivamente estaría en mi top 5 de celebraciones favoritas, pelearía rudamente por estar en el primer lugar junto con navidad sino fuera por el disfraz, no era muy fanática de disfrazarme más que nada por pereza que cualquier otra cosa. Pero el hecho de salir a pedir dulces (y si tenía suerte me daban chocolates) y si no te daban hacer una travesura, era demasiada felicidad para mí.

Por lo que le pedí  a Robert por medio de una carta que me arrendará un disfraz del sombrerero loco de Alicia en el país de las maravillas, quería alegrar a Synnove y si tenía ese disfraz quizás la convencía de que bajará aunque sea un poco de su habitación y así divertirse un poco. Pero esa semana con suerte la vió un par de veces, intercambiaron un par de palabras y nada más, lo que me llevó a escribirle una carta y mandarse por la lechucería. Eso me hizo retrasarme un poco y ahora me encontrarme frente al espejo, ya sin ninguna de las chicas en la habitación y no precisamente vestida de lo que quería. Robert no había encontrado aquel disfraz, y no tenía cómo culparlo, claramente se lo pedí a última hora y ya se había agotado.

Me miré en el espejo y me encogí de hombros, debo conformarme con ser otro personaje de aquel libro, esta noche seré la Reina Blanca versión zombie, Robert se había encargado de enviarme unas pinturas, porque decía que me vería muy buena sólo con ese disfraz, y la cosa era asustar aunque sea un poco en estas fechas. Y de paso me mando su propio tarro de dulces y chocolates, eso me hizo sonreír al pensar que tal vez ya no estaba tan enojado conmigo, después de todo Robert tenía corazón de abuelita.

Bajé al gran comedor se escuchaba un bullicio enorme, y música muy agradable, sonreí un poco y sacudí mi cabeza, esta noche era para pasarla bien, y  comer muchos dulces, así que eso haría, apresuré mi paso, y cuando llegué a la entrada me detuve en seco y abrí mis ojos sorprendida, este año se habían pasado con las decoraciones, esta hermoso. Hice un paneo general entre los que estaban, pero por la luz y los disfraces me costó mucho reconocer a las personas, pero de pronto alguien que estaba bailando de forma muy divertida llamó mi atención, entrecerre los ojos para poder enfocar de mejor manera...era Danny, Amelie y Neferet, y estaban todas de Alicia en el país de las maravillas ¡YEEEI!

Corrí hacia ellas y me puse al lado de Amelie siguiendo sus pasos.- I Have a vaso.- dije tomando un vaso.- i have a agua.- moví el vaso como había visto que lo movía.- ¿y qué seguía ahora?.- pregunté divertida.- ¡Ah! Uh vasoagua.- repetí poniendomelo en la cabeza y comenzando a bailar, pero no me duró ni medio segundo sobre la cabeza y terminé riendo.- ¡Que baile más divertido Amelia! ¿Cómo están chicas? además de guapísimas.- le preguntó mirandolas con una amplia sonrisa.- Al parecer hoy es la noche de Alicia en el país de las maravillas.- dije mirando nuestros disfraces.- Aunque yo quise ponerle un poco de maldad, es que la reina blanca es muy buena, así que la hice versión zombie, versión The Walking Dead.- agregué divertida, miré nuevamente alrededor.-  Este año se han pasado ¿no? .- dijo con ojos brillantes, en eso me fijó en donde había comida.- Ñam, esos dulces se ven asquerosamente sabrosos.- dijo observando especialmente los que eran una especie de muffin con ojos encima.

Disfraz:


Última edición por Stella Thorne S. el Vie Nov 04, 2016 2:30 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 10.330
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 637
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Danielle J. Maxwell el Miér Oct 26, 2016 1:53 pm

Con Lia y Stella

Asentí convencida cuando Amelia repitió que la miraban a ella. Estaba preciosa y quién no lo viera era tonto. Era normal que la gente la mirase dos veces para cerciorarse de que efectivamente era de las más guapas de la fiesta; una de las muchas ventajas de no echarte sangre o ir por ahí con maquillaje asqueroso simulando ser un zombie.

Es que Articuno es muy bonito. Es mi segundo favorito, pero me parece fatal que no hayas elegido el equipo amarillo tía, eres una deshonra para Helga —Le di la razón ante su buena decisión pero luego me metí con ella solo por diversión, aunque obviamente estaba de broma—. Sí tengo a Pikachu. Pero solo he encontrado uno en todo el verano. ¡Uno! Y fue de potra en casa de mi abuela. Jamás volvió a aparecer. Y también capturé un Gyarados —De repente, el tema pokemon para mí fue lo primordial en aquella conversación—. Bueno, mentira. TENGO un Gyarados, pero lo conseguí a base de Magikarp. ¡400 Magikarp capturé para poder tener a un maldito Gyarados!

Vino una niña muy mona disfrazada de Alicia —para variar— y habló a Lia. Yo no la conocía, pero por lo que acababa de decir mi amiga se llamaba Neferet. Sí es cierto que la había visto por Hogwarts, pero creo que nunca he tenido una conversación con ella ni nos han presentado.

Puede llegar a ser una chica muy persuasiva —añadí al comentario de Amelia cuando dijo que me había convencido, viendo como la pequeña se volvía a ir corriendo.

Ante mi momento fangirl mitigado por la vergüenza, le dije a Lia que el profesor Cosmas iba disfrazado de Anakin Skywalker y ella, sin ser consciente de que me acababa de romper el corazón, dijo que no sabía quién era. ¿Por qué me haces sufrir? ¿POR QUÉ ME DICES ESTAS COSAS QUE ME HACEN DAÑO, AMELIA? La miré con seriedad, toda la seriedad que podía albergar mi rostro pintado como un conejo.

¿Me puedes recordar por qué somos amigas? —pregunté con seriedad, mirándola con una pasividad que ocultaba mi tristeza. Luego sonreí y me acerqué a ella para darle un abrazo cariñoso. No por ella, sino más bien por mí. Después de esa noticia necesitaba un abrazo—. Voy a tener que darte algunas lecciones sobre Star Wars para que dejes tu vida de hereje. Me parece indignante que seas mi amiga y todavía no hayas tenido una dosis de frikismo por parte de Danny Maxwell. Estate atenta, un día de estos te raptaré y tendrás que soportarme en mi modo fangirl —dije finalmente, separándome de ella y advirtiéndole divertida con el dedo índice apuntándole.

Entonces llegó el momento en el que Amelia me mostró su hermoso baile. Cogió un vaso con agua y... sin duda la letra debía de haberle llevado horas y horas de preparación. ¿Y el baile? Yo creo que esa complicada coreografía solo podía haberla sacado de un profesional dancer de Youtube. Ese movimiento de caderas hawaiano tenía su complicación, ¿eh? Al verla no pude evitar sonreír, aunque evité reír solo para no distraerla y que aquel vaso con agua le cayese encima. Me uní a ella, ya que las buenas amigas tienen la obligación de unirse a la ridiculez y ahí me veías, a su lado intentando imitar sus movimientos con el vaso en la cabeza.

I have a vaso. I have a agua... —Fruncí el ceño y puse el vaso en mi cabeza—. ¡Uh! VasoAgua. —Canté finalmente, haciendo un movimiento amorfo con el cuerpo intentando imitar al hawaiano, para que no se me cayese aquello de la cabeza. Sonreí ampliamente y antes de poder decir nada apareció Stella. ¡Me encantaba aquella mujer! Y encima iba con un disfraz genial—. ¡Hola! —La saludé, riendo ante su unión al baile de Lia—. Yo genial. Diría que tú también estás guapísima, pero te ha salido demasiado bien el maquillaje de zombie. —Oye, eso podría considerarse un halago, ¿no? Reí divertida—. Ya tenemos a dos Alicia, un conejo y la Reina Blanca. ¿Creen que por ahí estará el resto del elenco de Alicia en el País de las Maravillas? —Observé como Stella miraba toda la comida con aspecto horrible y le señalé al pastel con forma de cerebro humano—. Eso sabe a limón y está muy rico, aunque no lo parezca —le informé mientras cogía otro pastelito y me disponía a pensar cuál sería mi próximo objetivo con mi pokebola, o más bien, pastelitobola—. ¿Tu jugaste a Pokemon GO, Stella? ¿De qué equipo eras? —pregunté tras sentir la necesidad.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 36.370
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1255
Puntos : 684
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Invitado el Jue Oct 27, 2016 12:51 am

Primero con Danny, Lia;
Luego con Elizabeth y Anne.

- ¿El Videoclip, de la primer película de Alice? Si, me pareces a ella, también a la Reina Blanca pero me gusta tu disfraz, hay muchos disfraces diferentes de Alice y muchas Alice - diría recordando que hasta había descubierto que había una Alice gore, pero eso era otro tema - Me gusta tu traje de conejo, Lia hizo muy bien en llegar a persuadirte - dijo con una sonrisa antes de retirarse a comer mas dulces.

Cuando fue se encontró con un medio oso que intentó hacerla sentir mal pero no lo logró, estaba tan animada que ella simplemente ignoró a esta persona y empezó ha hacerle varias preguntas del disfraz y al parecer lo espantó por lo que se fue por lo que ella aún comiendo dulces fue a buscar a otra persona, pensó en acercarse al zombie unicornio pero terminó cambiando de dirección al ver otro disfraz que llamó mas su atención.

Había una Maléfica, como la de la película y una especie de Blancanieves, pero no era la tradicional y como a ella le gustaban las princesas no tardó en acercarse a ambas, notando que Maléfica, era no vidente y eso realmente la sorprendió pero primero se fijó en Anne - Eres Blancanieves, me gusta tu disfraz, es una de mis princesas favoritas, pero todas las princesas me gustan a decir verdad, pero te queda muy bien, te vez muy bonita además te va bien por que eres blanca y tienes cabello oscuro - dijo con una sonrisa mientras la miraba para luego ver a Maléfica - El tuyo también me gusta mucho, es como el de la película de Maléfica, si ya se que si eres Maléfica, yo voy de Alice in Wonderland, el bastón es por que no puedes ver o parte del disfraz, supungo que por que no puedes ver, Maléfica no lleva bastón para no videntes, pero no sabía que no vieras, en clase no lo has demostrado ¿por que es? - preguntó, si estaba siendo algo impertinente pero era el exceso de azúcar, no podía evitarlo, pero al menos Elizabeth no parecía molesta, no para nada, estaba bastante tranquila y tal vez estaba pensando en como responder su pregunta pero no se veía nada disgustada.
avatar
InvitadoInvitado

Dorcas Meadowes el Jue Oct 27, 2016 5:27 pm

Con Adae West (:

Disfraz:

Cuando uno es niño jamás deja de hacerse preguntas, por todo, como por ejemplo : ¿Por qué el cielo es azul? ¿Por qué se estornuda? ¿Qué es ese agujero que parece en las mejillas al sonreír? ¿Por qué se llora si uno siente felicidad? y más preguntas así, o asa, pero preguntas al fin y al cabo. Pues bueno, creo que jamás dejaré de ser una niña en mi interior, o algo así. Porque las preguntas siempre han formado parte de mí. Uno nunca deja de aprender, y eso lo comprendí muy bien cuando cumplí los once años de edad, y una mujer había llegado un día a mi casa diciéndome que era maga. Y ahí fue cuando una fuerte lluvia de preguntas apareció en mi cabeza. Debo confesar que en un comienzo el ser hija de muggles resulto ser muy abrumante, es que entender todo de sopetón no es muy fácil, por ejemplo entender que realmente existen los dragones fue todo un caso, y el darse cuenta que son más al estilo Game of thrones que How To Train Your Dragon, también lo fue.

Ahora ¿Por qué estoy pensando esto?
Hadas, pequeña estatura, niñez, preguntas, dragones.
wow...vaya vuelta que me había dado.

Me miré al espejo, y en seguida mis mejillas volvieron a ponerse rojas, es que si ya era pequeña en la vida vestida de forma común, ahora con este disfraz había pasado de ser un hobbit a una cosa más pequeña aún ¿es que acaso eso era posible? ¿Cómo podía seguir viéndome más pequeña de lo que ya era? suspiré, eso me pasa por confiar en mi madre y simplemente decirle en mi carta que buscará una disfraz que a su gusto me quedará bien...y ahora aquí estoy vestida de tinker bell, al parecer mi madre me mira como un pequeña hada gruñona, que vamos por más que Disney se haya encargado de hacerla una hada dulce pero Barrie no la ve necesariamente así ¿cuál exactamente será la visión que habrá escogido mi madre? la Disney claro,  suspiré para luego encogerme de hombros, después de todo ¿qué es la vergüenza? simplemente es algo subjetivo, psicológico ¿no?.

Bajé de la sala común de los hufflepuff, estuve muy tentada a quedarme cerca de la chimenea de los tejones leyendo un libro, pero me había prometido compartir más este año y atreverme a dejar mi vergüenza subjetiva-psicológica de lado.

Llegué al gran comedor, y sonreí ampliamente, esta terroríficamente decorado ¿quién habrá echo todo esto? ¿Dumbledore? ¿Los profesores? ¿Los elfos? ¿todos?,  ya pronto lo averiguaría.  

Me acerqué a una de las mesas donde había comida, mire divertida toda la clase de cosas que había, ¿cómo sabrá ese con forma de cerebro? Me reí, tendí mi mano para sacar un poco de aquel cerebro, y luego observé a un pequeño al lado mío, estaba solo comiendo en un rincón, me lleve un poco del lóbulo temporal de aquel cerebro, si fuera real en este preciso momento había dejado a aquella persona sin ver o hablar, y pensar eso era más terrorífico aún, pero el sabor a limón hizo que se me olvidará aquel pensamiento y me hiciera sonreír gustosa, adoraba el gusto ácido.

- ¿Sabías que este cerebro sabe a limón? Jamás se me hubiera imaginado ponerle ese sabor a un cerebro.- comenté con una sonrisa al pequeño vestido de Iron Man a un costado.- ¿ A qué saben esos pastelitos?.- le pregunté curiosa, para ver si sacar uno de esos ahora.- Esta terroríficamente decorado el Gran Comedor hoy ¿no? Realmente se han esmerado…- seguí diciéndole mientras echaba nuevamente un rápido vistazo a todo.- A todo esto, soy Dorcas Meadowes, prefecta de Hufflepuff, ¿quién eres tú? Aparte de ser el gran Iron Man.- le pregunte sonriente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Kiernan Shipka
Edad del pj : 17
Ocupación : 7º curso
Pureza de sangre : Hija de muggles.
Galeones : 4.975
Lealtad : Dumbledore.
Patronus : tejón<3
Mensajes : 151
Puntos : 79
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3324-dorcas-meadowes http://www.expectopatronum-rpg.com/t3332-relaciones-dorcas-meadowes http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Dave Blackshine el Jue Oct 27, 2016 7:56 pm

Interacción con Ziva y Joshua.
Repulsión hacia Myrtle y Amelia.

Aquel estúpido aguilucho se estaba volviendo especial, podía verlo en la forma que me hacía comportarme y en como me hizo sonreír que se acordase de mi cumpleaños. Era un estúpido puesto que sabía que aquello acabaría mal, como siempre.  

Sonreí ante sus recuerdos, unos recuerdos que buscaron hacer que los míos emanasen, se escapasen de la prisión donde los había encerrado, que luchasen por emerger desde las profundidades donde los retenía. Mis se posaron a los lados de la cabeza de mi disfraz y me agaché para quitarme aquella cabeza y dejar mi rostro al descubierto. Cogí aire fresco y moví suavemente los hombros, los tenía cargados del peso de aquel cabezón. Mi mano pasó por mi cabello, peinándolo.  

- Bueno, este año estas aquí con nosotros, eso es inmejorable ¿no? - Pregunté, esta vez si, alzando mis cejas haciendo aquel gesto con mi mano que representaba la obviedad de que estaba en lo cierto. Pregunté por la fiesta y parecía que no iba a marcharse aún. - Evidentemente, con muy trabajados te refieres al mío. - Bromeé dando varios golpecitos a la cabeza del oso que había dejado sobre la mesa. Su pregunta sobre el motivo de mi disfraz me hizo dudar, en realidad no iba a venir con esta mierda, pero era lo mejor para joder a la gente. - Em... No encontré a nadie que me maquillase para venir de Buddy zombi, así que. - Mentí encogiéndome de hombros.  ¿Y tu? - Pregunté antes de reírme de su chantaje. - No se si dejaría que me comieras a mi como bufete. - Volví a bromear. - A todo esto, entonces ¿ya has visto a tus amigos y tus amiguitas? - Aquella pregunta vino acompañada de el guiño de mi ojo derecho, mientras cogía la cabeza y avanzaba hacia la mesa que había propuesto el águila, en ese momento mi mirar quedó clavado en Amelia, estaba haciendo algo con un vaso de agua, algo en lo que esperaba no verme inmerso y mucho menos después de la conclusión de aquella fantástica canción ante la que abrí los ojos horrorizado y mi gesto de trauma apareció de la nada. - ¿Ves a aquella loca de allí? - Comenté señalando con la cabeza.- No la conozco de nada, si la conozco no me acuerdo y no haré por conocerla jamás. Si me habla no pienses que tengo relación alguna con ella.- Confesé en aquella decisión que estaba casi pensando en voz alta y decidiéndolo seriamente.  

Acto seguido giré algo más mi cabeza para estudiar el escenario y la pelos estaba haciendo lo que tan bien se le daba: llamar la atención. Gritaba con aquella cara de piraña albina y preferí no seguir mirando hacia aquella dirección, acción que me salvó de pisar a un pequeño elfo que llevaba algo en las manos.  

El fuego de las velas colapsó mi atención, las llamas bailaban sobre aquel pastel en el que había algunas palabras escritas, unas palabras que me hicieron reír y buscar a Ziva por el salón. No tardé en encontrarla, allí estaba en mitad de la nada sola, otra vez sola. Me agaché para que el elfo me diese la tarta con más comodidad. Le sonreí y se lo agradecí, algo raro en mi, pero allí estaba, dedicándole al pequeño trabajador unas palabras de gratificación para después levantarme.  

- ¿Me acompañas un momento? Si lo haces te podrás dar un banquete con tarta, no es un cerebro pero esta buena. - Le dije a Josh, aún con la sonrisa en los labios y enseñándole la lengua. La pequeña bola verde del piercing brilló bajo las luces del gran comedor y tras aquello me fui hacia Ziva. - ¡Enana! Muchas gracias... - Le dije clavando mi rodilla derecha en el suelo. - Pero esta tarta tenemos que soplarla los dos, tengo diecisiete años gracias a que has sido mi hermana pero no de sangre porque yo no he querido. - Comenté entre carcajadas y dejando la cabeza del oso en el suelo. - Por cierto, el oso era yo. ¿En serio no me conoces a no ser que me veas la cara? Mal, mal... En fin, a la de tres soplamos, pide un deseo y después te presento a Josh, que es un amigo mío.- Propuse empezando a contar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Francisco Lachowski
Edad del pj : 17
Ocupación : Slytherin 7º Curso
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.750
Mensajes : 154
Puntos : 109
Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.