Situación Actual
10º-14º // 30 de abril luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Leo L.Mejor PJ ♂
Sam L.Mejor PJ ♀
Denzel S.Mejor User
Ryan G.Mejor roler
Leo y EvaMejor dúo
Beatrice B.Más cotilla
Evans M.Más voluble
Juliette H.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Don't let me remember [Noah]

Dave Blackshine el Lun Nov 21, 2016 12:46 am

17 de diciembre de 2016, cuarto callejón a la izquierda, pasado Cabeza de Puerco en Hogsmeade.


El mundo como lo había visto hasta aquel día llegaba a su final.


- Querido hermano, parece que ha llegado el momento. Tus ojeras me dicen que has pasado malos días ¿no? Lo de papá fue muy triste y sé que todo esto supone un cambio demasiado inmenso para ti, pero eres un Blackshine, somos el resplandor de la oscuridad, lo llevamos dentro y no puedes evitarlo. Siempre acaba llegando.

Lo veía, lo oía y le olía allí, a escasos centímetros de mi, observándome mientras su compañero me inmovilizaba por detrás. No podía mover la cabeza para evitar su mirar penetrante en mis ojos, en mi interior. Mis brazos también estaban bloqueados por los suyos y el mover mis piernas supondría caer de bruces.  

- No sé de que coño hablas, las ojeras son de follar toda la noche, no veas Hogwarts parece un prostíbulo últimamente y a todo esto, creo que esto no es necesario. - Farfullé, refiriendome a mi inmovilización, antes de recibir aquel puñetazo en mi mandíbula.  

- Oh... Bueno... Si no nos hubieses lanzado un bombarda nada más vernos aparecer, quizá no sería necesario. - Su sonrisa sarcástica se aproximó a mi más de lo que me gustaría. ¿De verdad aquel era Jeff? Parecía un psicópata más que el chico dulce que había sido siempre conmigo.  

- Si no hubieseis aparecido de esa forma. - Rechisté y mi captor hizo que un dolor intenso se alzara desde mis hombros hasta mi nuca como castigo por mis "malos modales".  

- Gracias, Math. - Si, Math era el nombre del que me tenía cogido por detrás, una fantástica persona y alegría de hombre. Nótese la ironía. - Como iba diciendo, antes de tu interrupción, al ser un Blackshine llevas contigo la marca del señor tenebroso en tu destino, esta te guía por los senderos de la vida hasta el día de hoy.

- Pues que maravilloso, casi me estoy corriendo de la aleg... Aaah... - De nuevo el dolor.  

- Querido hermanito, por favor, no vengas con tus sarcasmos, papá ya no está para reírte la gracia y, personalmente, siempre me pareciste un gilipollas malcriado que creía que el mundo iba contra él. - Mi cara de estupefacción era suficiente para que mi hermano no necesitase entrar en mi cabeza para saber que me estaba cagando en todo él y me sobraba mierda para el que se encontraba detrás. - La vida es así Dave, yo sufrí mucho, muchísimo y no sabes cuanto, pero convencí a padre de que esto no podía ser así para mi hermano pequeño. No, no quería lo mismo para ti. Por eso hicimos lo que hicimos, para hacerte fuerte, desde pequeño fuiste preparado y ahora eres lo que eres por nosotros.

- ¿Qué soy exactamente? - Intenté ajustar el cuerpo para que cuando el mortífago me castigase por hablar me doliese menos, fue absurdo.  

- Hermano, has venido a nosotros, ya casi eres uno de los vencedores, solo te falta la última prueba.

- Antes de presentarme a la prueba... ¿Están todos como tu o eres el único grillado? - Pregunté algo cansado de aquel estúpido jueguecito en el que llevaban ya un rato.  

- ¡Qué no me interrumpas! ¡Crucio! - Mis ojos se abrieron de par en par y una milésima de segundo después me encontraba retorciéndome en el suelo, intentando no gritar, no darle la satisfacción, pero aquel dolor era incontrolable, sentía como cada hueso de mi cuerpo se partía en mil pedazos y los músculos eran atravesado por las astillas. Sentía como los espasmos hacían golpear mi cuerpo contra el suelo, sentía como aquellos pocos segundos se convertían en horas. Cesó. Mi respiración era rápida, tanto como el latido de mi corazón. Aún me dolía todo cuando el tal Math me volvió a coger y levantar. Ahora comprendía perfectamente porque era una puta maldición imperdonable. - Bien, Dave, te dejaré algo claro antes de seguir. Para mi eres prescindible, para nosotros eres prescindible y para este mundo... Eres prescindible. No eres nada ni nadie, y verdaderamente no destacas en nada. Fuiste Slytherin porque nosotros te pusimos ahí, en realidad habrías sido un puto Gryffindor, un fracasado que es lo que eres. Pero padre quiso darte una oportunidad, yo le dije de escoger a Arenna, pero era cierto... Arenna era demasiado bondadosa. Tu en cambio eras imbécil y valiente, la valentía a veces sirve para que ese muera en tu lugar. Así que cierra la boca y procura no demostrarme muchas más veces que no vales nada. Solo limítate a cumplir órdenes, así tendrás el reconocimiento que quieres y olvídate de esos a los que buscas llamar amigos. No son más que estorbos y morirán tarde o temprano, quizás los tengas que matar tú mismo y entonces también tendrás ese reconocimiento que sé que tanto quieres, así que aprende a odiarlos o a prescindir de ellos. No pierdas tu tiempo con el amor, hace a la gente inservible, y tu tienes que servir para algo. Hermano, padre te eligió a ti...

- Lo dijiste antes, no te repitas.

- ¡LA PRÓXIMA VEZ TE TENDRÉ UN MINUTO ENTERO BAJO TORTURA! Así que silencio... - Sus ojos se abrieron mientras chistaba y se acercaba de nuevo a mi rostros para después volver a alejarse y seguir dando vueltas. De aquí para allá y de allá para aquí. - Bueno, veo que eres fiel a la causa, me odias, y yo te odio, ¿sabes? Pero eso da igual porque lo que importa es el señor tenebroso y tu estas ansioso de venganza, aunque hay un asuntito que no llevas bien. ¿Cómo que no te molesta que un sangre sucia te mire?

- ¿Podrías de dejar de meterte en mi mente? - Golpeó mi cara con el reverso de su mano y mi nariz se arrugó en aquellas ansias por matarlo. - Es simple, no necesito odiar a alguien para matarlo. - Contesté intentando morderme la lengua.  

- Bien, me parece magnífico. Al menos la valentía te sirve para algo. Y deja de imaginar que me revientas con bombardas, es incómodo ver tan lúcido mi cuerpo siendo mutilado. Bueno... Empecemos. No quiero alargar mucho esta estancia junto a ti, ya tuviste suficiente con absorber la vida de tu gemela como para que ahora vengas a devorar la mía. Me causas hemorragias internas.

- ¿Pero qué coño hablas? Puto enfermo. - Le pregunte, esta vez sin morderme la lengua, frunciendo el ceño y entrecerrando los ojos. Su seriedad me indicó lo que se avecinaba.  

El periodo de dolor esta vez pareció más largo, la agonía se intensificó y cuando se detuvo apenas tenía ya fuerzas para gritar, para quejarme o para moverme. Iba a matar a aquel desgraciado, pero no en aquel momento, no en aquel lugar, no era cuestión de precipitar las cosas y dejarles mal porque un chico torturado les había vencido a los dos... ¿Corto el royo no?  

Al abrir los ojos lo encontré justo frente a mi, su rostro no reflejaba la locura anterior, sino tristeza, sus ojos miraban mis labios y su mano apartaba el pelo de mi frente mientras situaba su varita cerca de mi cabeza.  

- Te revelo, la verdad. - Una espesa y blanca niebla invadió mi visión, y algo comenzó a vislumbrarse, una escena, una cara, unos ojos abiertos sin vida, unos labios tiritantes por algún nervio que aún luchaba por sobrevivir, y sangre, sangre de un cuerpo roto, reventado por la caída y yo... Yo a escasos centímetros de ese cuerpo, de esa niña, de mi hermana. Todo se movió a cámara rápida y dolió, todo dolió. Vi la imagen de mi padre regañándome, reiteradas veces, demasiadas veces, sonrisas, más momentos felices de los que antes recordaba pero también sentía los golpes como un dolor punzante en el cráneo. Voces, gritos por parte de nuestros padres. El cinturón, sus ojos llenos de ira, sus ojos llenos de júbilo, los golpes, las caricias, besos y abrazos. ¿Por qué habían eliminado esa parte? ¿Por qué buscaban ocultar también momentos felices? ¿Así conseguirían que me convirtiese en la persona solitaria que no buscase a nadie? Eliminando los momentos felices con gente, no puedes saber que con gente hay momentos felices...  

Y ahora una luz que se escapa por la rendija de una puerta, una puerta a la que me acerco...

Turn off the lights:
"La luz en el gran pasillo era tenue, la gran sala se encargaba de iluminarla y yo me encontraba observando desde el borde de la puerta. Mi madre y su novio se peleaban con Arenna en una acalorada discusión por los derechos de los animales y la cabeza del jabalí que aquel hombre había traído a casa... No... No es por eso, aquello es el recuerdo anterior, el que lo solapaba. Ellos no están discutiendo, hablan algo de los mortífagos, de la orden, pero no consigo escucharlos puesto que murmuran, sin embargo, se que lo hacen, quizá por la información añadida de Jeff a este recuerdo.
En ese momento mi atención se desvió al notar como me tapaban la boca y me arrastraban hacia atrás en aquel cálido abrazo. Era el mismo hermano que minutos antes me había estado torturando. Era mucho más alto que ahora, no, tampoco era eso, yo era demasiado pequeño en ese recuerdo.  
- ¿Se puede saber que haces aquí?  
- Arenna esta blablando otra vez con mamá y el señor.  
- Es hablando... Y ya sabes que están hablando, de eso que a papá no le gusta y después le pegará una paliza por hacerlo si se entera. Si tuviese algo más de inteligencia lo mismo conseguía algo en esta vida, pero esa es su naturaleza.
- ¿Naturaleza? ¿Cuál es la tuya, her?  
- Observar y aprender. Soy un Ravenclaw, lo mío es el saber y utilizarlo después.  
- Eso es mentira, te lo estas inventando, Jeff.  
Su sonrisa era tan cálida como sus abrazos.  
- Bueno, soy inteligente, lo demás ya es cosa propia.  
- Tu lo que eres es un reído.  
- Se dice creído. - Dijo negando con aquella ceja alzada.- Y si fuese así, sería un sucio Slytherin. - Aquellas palabras me hicieron mirarle confuso.
- ¿Y yo? ¿Yo seré también un sucio Slyrerin?  
- Slytherin, Dave. Y no, tú tienes pinta de gatito. Serás un Gryffindor seguramente.  
- Yo no soy un gatito. - Dije golpeando su brazo.  
- Si, eres un gatito, un gatito valiente que no le tiene miedo a nada y que juega con su ovillo de lana.  
Fruncí el ceño y cuando quise contestarle sonó aquel golpe que nos hizo mirar a los dos hacia el interior de la habitación. Mi hermana había golpeado a mi madre y el hombre se disponía a salir en su defensa. Sin dudarlo entré en el cuarto corriendo hacia su posición.  
- ¡No toques a mi hermana, rararacho! - Grité mientras mi madre miraba confusa mi entrada y la de Jeff que iba tras de mi con los brazos cruzados y mirando la escena incrédulo.  
- ¿De que coño vas alzando la mano a mi hermana?  
- No os metáis, mocosos.  
Dijo antes de que le diera una patada en la espinilla, su gruñido reflejó lo insignificante que había sido y sus manos cogieron mis hombros para lanzarme al estampado sofá verdoso que se encontraba allí al lado. Mi madre gritó regañándome y mi hermano alzó la voz más que ella para recriminarle que no me regañase a mi. Sus siguientes palabras me hicieron mirarle con los ojos como platos ante lo malsonantes que eran y entonces mi madre le contestó con aquello que no comprendí en aquel momento.
- ¿¡Por qué no entendéis que yo solo quiero salvaros!? Vuestro padre no os quiere, solo os va a llevar por el camino de las tinieblas, como el resto de su estirpe. Por favor hijos míos venid conmigo... - Ella lloraba rogándonos de rodillas.  
- ¡BASTA! - La voz ronca de papá entró por la puerta haciendo que el silencio reinase en aquel cuarto. - Son mis hijos y no van a ir a ningún sitio. No pensé que podías caer tan bajo como para querer quitármelos... ¡Y eso no va a ser así! - Mi padre sacó la varita y apuntó al novio de mama.- Viscera expulso. - Jeff fue el qué tapó mis ojos mientras los gritos invadían la sala. Algo líquido había impactado contra mi mejilla y ahora se precipitaba por mi mejilla. - Vas a marcharte ahora mismo de aquí. No recogerás tus pertenencias pues todo lo he pagado yo. Sal por la puerta y espero que marches lejos. Tan lejos como te sea posible porque si volvemos a cruzarnos hare todo lo que esté en mi mano para que os tu cadáver no se encuentre.  
- Jeremy... - Balbuceo mi madre sin fuerzas.
- ¡FUERA!"


Más momentos felices, más castigos, más dolor, más lágrimas, más felicidad y sonrisas, pero no solo mías sino de mis hermanos. La niebla se disipa y aparezco en aquella flamante sala.

Forget:
"Estoy una silla sentado, frente a mi, mi padre y mi hermano de pie a su lado.
- ¿Lo entiendes, Dave? Ocultaremos tus recuerdos y cuando llegué el momento te lo devolveremos, simplemente los taparemos como con una mantita.  
- Padre, eso le dejaría con lagunas, tendría una vida incompleta, afectará a su desarrollo.
- Jeff... No, sé lo que hago, implantaremos recuerdos suficientes para que su mente pueda crear los que le hagan falta, no serán lagunas inmensas... Solo pequeños agujeros.  
- Padre esto no es una pared que tapar, es la memoria de un niño, si borramos todos sus recuerdos ¿Qué seremos para él? - El sonido de un tortazo invadió la sala.  
- Deja de ser cobarde, Jeff. No seremos más que su familia, pero no tendrá recuerdos agradables de nosotros, simplemente habrá vacío. Buscaremos tapar todo lo que podamos, con recuerdos negativos de mamá, que es tan mala como ella sola, eso no puede olvidarlo. Así que tenemos que empezar desde ya... ¿Estas de acuerdo Dave? ¿Quieres ser como papa? Valiente, astuto y justo.  
- ¡Si! Quiero ser como papá.  
- Que así sea... Jeff, comienza tu entrenamiento, recuerda que si fallas... es su vida la que destrozarás.
- Si padre... "


Otra decena de escenas, gritos impactan con mi cráneo, golpes al caer por las escaleras, noto la calidez de un recuerdo, se desvanece. Otro emerge pero es golpeado por el frío grito de alguien. Llora, Arenna llora y Jeff le consuela, le dice algo en voz baja pero yo no estoy allí, ese recuerdo no es mío. Arenna dice que no quiere morir, Jeff le promete que no le dolerá. Entonces él me mira, a mi, al yo de ahora. Mira con tristeza y entonces se desvanece como el humo, y entro a la última escena, a aquella que llamó a la parca.  

Goodbye my past:
"Estamos en aquel enero de 2007, días antes de que acabaran las vacaciones, Arenna me llevaba de la mano mientras subíamos a la torre de la mansión.  
- Esto esta muy alto Arenna, me canso.  
- De verdad, Dave, no se como el año que viene entrarás en Hogwarts con tu flojera. Ese colegio es solo para gente fuerte.  
- Pero ¿para que quiero andar en el colegio?  
- ¿Para ir de clase a clase?  
- Pero están todas en la misma planta, no tendré que subir escaleras. - La risa de mi hermana me corroboró que me equivocaba.  
- No digas tonterías. Hogwarts es inmenso, aún no he visto todos sus rincones ni creo que los vea. - Dijo con cierto tono melancólico.  
- ¿Y qué vamos a hacer? - Le pregunté.  
- Ya lo verás, gatito. - Contestó mientras subía los últimos peldaños para alcanzar la cima de la torre. Sin embargo, había algo extraño, ¿gatito? Arenna no me llamaba gatito a mi, ese era Jeff.  
Alcanzamos la última planta, el suelo de madera cruje por nuestros pasos, los cuales se detienen al ver a mi hermano y a mi padre allí, observándonos. Bueno, papá observa, Jeff simplemente está. Es entonces cuando lo comprendo, mi hermano controla a Arenna que suelta mi mano y avanzaba por aquel ático. Abre la ventana e intenta salir al pequeño saliente que había en la parte exterior.  
- ¡Ten cuidado Arenna! ¡Caerás! - Grito mientras corro hacia ella pero aquel hechizo impacta conmigo y me laza por los aires hasta un montón de tablones y sillas viejas apiladas en un rincón. Gruño por el dolor y tras eso me levanto para volver a correr hacia ella. De nuevo otro hechizo y la voz de mi padre resuena por aquellas paredes.  
- ¡Hazlo! ¿A que estas esperando Jeff? Sed valientes, por favor.
- ¡NOOO! - Grito de nuevo, pero ahora es una exclamación de guerra mientras corro hacia mi padre, él se ríe sin comprender que pretendo. La parte superior de mi cabeza impacta contra su entrepierna en aquel salto que el adulto esperaba poder evitar, pero yo ya tenía manejo en dar cabezazos en hurling ¿lo practicaba desde tan pronto? No había tenido recuerdos sobre aquello.
Tras aquel ataque me dirijo hacia Jeff y le muerdo la pierna tan fuerte como pudo. Es entonces cuando noto golpes en mi cabeza, duros golpes que terminan con una patada en mi costado. Los gritos de mi hermano mayor me indican que he ganado algo de tiempo, pero mi cuerpo me duele, me muevo a duras penas mientras mi padre sigue gritando al mayor que continuase, que terminase el trabajo. - Arenna, ven... Arenna... - Lloro mientras me acercaba a ella a gatas, acabo cogiendo su mano.
- Dave por favor, déjame hacerlo... - Me suplica entre lágrimas y yo me niego. - Es para salvarte... - Sus ojos muestran la desesperación de la muerte, su lucha por anteponerme a ella.  
- No her... Podemos salvarnos junt... - Algo impacta contra mi cuerpo, me lanza contra Arenna y caemos al vacío.  
El golpe seco de un cuerpo al reventar contra el suelo, solo un solo golpe. Abro los ojos y allí veo los de Arenna, sin vida, mirándome, suspendido en el aire a escasos centímetros de ella. El pánico reina en mi interior e inmoviliza cada uno de mis músculos. El labio inferior de mi hermana tiembla por algún extraño motivo, la sangre esta esparcida por el suelo como si su cuerpo hubiese reventado. Había muerto, mi hermana había muerto. Me encuentro mareado, siento un hormigueo en mis manos y mi vista se nubla mientras me ahogo en cada respiro. Lo siguiente de ese recuerdo es cuando me levanté en el hospital. Pasé varios meses entre el blanco de aquellas habitaciones hasta que las lesiones creadas por mi padre se curaron..."


"Todos estos momentos, desapareceran, solo quería enseñartelos para que sepas que fuiste feliz, es un último regalo de tu hermano mayor... Pero las ordenes son borrarlos para siempre, solo te quedarás con los que necesitas... Y una cosa más, padre se esconde".

Aquellas palabras se repiten en mi mente antes de que aquella sensación termine mientras me encuentro en los brazos de mi padre con un pequeño león de juguete al que mordisqueo. A mi izquierda Arenna sonríe a la camara y a la derecha Jeff saca pecho como para todas las fotos y pone aquella sonrisa de tonto soberbio. Lanzo un grito de felicidad mientras saco el muñeco de la boca. Pero al igual que todos aquellos recuerdos felices que pasaron volátiles por mi mente, comienza a deteriorarse, como si el fuego los estuviera devorando, desaparecen todos y cada uno, sé que fui feliz, sé que madre nos intentó salvar, sé que padre planeo todo, sé que él fue el asesino de mi hermana, son solo aquellos tres recuerdos los que quedan intactos, los que me solapan a los que antes me definían. Ya no recuerdo apenas que era lo que había visto, que me hacía feliz, dudo si verdaderamente lo fui, dudo de la veracidad de donde estoy. No soy un asesino, pero soy Dave Blackshine, el Slytherin sin amigos, el grano en el culo de muchos, el que se aisló por la muerte de su hermana. Sigo siendo yo ya que mi hermana sigue muerta, mi madre sigue siendo la desgraciada que no luchó por nosotros y mi hermano la herramienta de mi padre. Soy Dave Blackshine, el mismo que todos estos años atrás, pero ahora tengo un objetivo: quiero venganza.


Mi cuerpo cayó desplomado en aquel callejón, aún seguía con la mente nublada, los recuerdos se volatilizaban para siempre, perdía por segunda vez mi pasado, un pasado que ya no quería recuperar, un pasado que solo decia lo que una vez fui, pero el hombre no es lo que fue, es lo que es ahora y por lo que lucha para el futuro.  

- ¿Ya está, Crow?

- Así es, todo finalizado, ya tiene sus recuerdos. Ahora a ver hacia que bando se dirige.

- ¿Puede dudar de estar con nosotros?

- Lo hará.  

- Pero eso significa... El señor tenebroso...

- Lo sé. - Algo sonó al final del callejón, alguien se acercaba. - Todo tuyo, Math. - El otro mortífago asintió y mi hermano, Jeff para mi, Crow para aquella banda, despareció sin más.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Francisco Lachowski
Edad del pj : 17
Ocupación : Slytherin 7º Curso
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.750
Mensajes : 154
Puntos : 109
Ver perfil de usuario

Invitado el Lun Nov 21, 2016 10:14 pm

Clock, clok, clok, clok, clok, clok. Sin detenerse ante nada mi reloj analógico contaba cada uno de los segundos de aquella aburrida tarde que había decidido pasar en solitario en la biblioteca. Las vacaciones estaban cerca y con ellas los exámenes de navidad, no obstante la biblioteca estaba vacía, bueno, casi, había algunos alumnos de primero de Ravenclaw dando vueltas por ahí y una o dos tejonas. El caso es que yo tampoco estaba allí preparándome los exámenes, ya los tenía más que preparados, aquella tarde estaba allí leyendo todo lo posible sobre los licántropos, algo que no hubiera leído ya. Desde que había tenido aquella conversación con Remus no había tenido ocasión de coger un libro para algo que no fuese estudiar, hasta ese momento.

De repente otro ''clock'' llegó a mis oídos desde mi muñeca y mis manos, de una forma brusca, cerraron el libro posándose cada una en una de las portadas de este. Vale, si, era un fanático de la lectura, como cualquier empollón, no obstante aquel día no estaba inspirado y mucho menos con el reloj desafiando mis nervios. Después de llevar el libro al estante al que pertenecía resoplé y comencé a caminar hacia mi cuarto pensando que podría hacer.

Pocos alumnos encontré en mi camino a la sala común de mi casa, al parecer todos había salido a comprar los regalos de navidad para sus familias, ese era el ultimo fin de semana que teníamos ''libre'' antes de los exámenes y las vacaciones. -Quizás deberíamos hacer lo mismo Noah, podríamos acercarnos a Hogsmeade y comprar chuches para llevárselas a la familia, no hay mejor regalo-. Mi otro yo babeaba con la idea de ir a comprar a Honeydukes, no obstante no era una buena idea. -Ni hablar, sabes que nos las comeríamos antes de salir por la puerta, aunque... ¿que les podríamos comprar? Lo tengo, iremos a Zonko, seguro que allí encontraremos algo que nos pueda servir-. El goloso intentó rebatirme, no obstante no lo consentí, comencé a tararear una de mis canciones favoritas, Carry you home.

Como era fin de semana, a pesar de estar dentro del colegio, no me vestí con el uniforme, sino con algo mio. No era de esos chicos pijos a los que les gustaba ir de punta en blanco, no, yo era más de sudaderas, vaqueros desgastados, deportivas, esas cosas, aunque eso si, siempre luciendo bien. Como una de mis ''amigas'' solía decirme iba arreglado pero informal. El cuarto estaba tan exento de vida como cuando me había ido exceptuando a Medianoche y a la lechuza de uno de mis compañeros de dormitorio que siempre miraba empanada hacia la pared. ''¿Se le caería al suelo en primer año y le pasó el carrito por encima?'' En más de una ocasión me había preguntado eso al mirar al animal. el gato también la miraba, aunque no me quedaba claro si con ganas de matarla o pensando lo mismo que yo, me gustaría preguntárselo, ¿había alguna poción o hechizo para hablar con los animales?

Después de coger mi capa del baúl y algo de dinero volví a abandonar el cuarto no sin antes despedirme de mi mascota. Me hubiera gustado llevarla conmigo, pero el tiempo se me echaba encima y no quería llegar excesivamente tarde al castillo, ella me retrasaría.

Tras una ''breve'' caminata llegué a mi destino, Hogsmeade. Parecía que el colegio se había trasladado allí, estaba repleto de alumnos e incluso de profesores. Cubriendo mi cabeza con la capucha de la capa atravesé las calles dirección Zonko. Cuando había dejado atrás la asquerosa taberna de cabeza de puerco, en uno de los callejones, comencé a escuchar unas voces acompañadas de unos gritos, eso me hizo detenerme. Estaba a punto de darme la vuelta para ir por otra calle cuando una de las voces se me hizo familiar, era la de Dave, ¿que hacía allí... gritando? Podía ser que los alumnos de los que abusaba se hubieran reunido para vengarse, se lo tendría merecido, no obstante esa idea era demasiado descabellada a si es que decidí asegurarme.

Con mucho cuidado de no ser descubierto me asomé al callejón y vi como la serpiente se retorcía en el suelo mientras dos tíos la mar de sospechosos le rodeaban. Uno de ellos, el que estaba frente a Dave alzó la vista y rápidamente retrocedí para impedir ser visto, aunque no hizo falta para hacerles saber que estaba allí ya que en mi retroceso golpee los restos de una jarra de cristal de la taberna que había en el suelo llamando la atención de estos. Cuando volví a mirar uno de ellos había desaparecido, saqué mi varita y revelé mi posición, total, ya me había descubierto.

-Hey, ese de ahí es compañero mío, alumno del castillo, no creo que a mis profesores les agrade saber que tu y tu amiguito el cobarde estáis abusando de el, aléjate, por las buenas-. Odiaba meterme en peleas, era un pésimo duelista, no obstante era buen estudiante y bueno con los hechizos, sabía defenderme. Además no podía dejar ahí a Dave aunque fuera un idiota insoportable.

Mis pies comenzaron a moverse de nuevo acercándome cada vez más a aquellos dos, aún tenía la esperanza de que aquel tío siguiera los pasos de su amigo y saliera de allí por patas. Por si acaso, con varita en mano, estaba preparado para un enfrentamiento. -Hagamos esto por las buenas-.

*Tiro dado de iniciativa


Última edición por Noah Gallagher el Lun Nov 21, 2016 10:14 pm, editado 1 vez
avatar
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Lun Nov 21, 2016 10:14 pm

El miembro 'Noah Gallagher' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3077
Puntos : 1352
Ver perfil de usuario

Dave Blackshine el Miér Nov 23, 2016 12:37 pm

Era ajeno de lo que sucedía en aquel callejón en el que yacía en una lucha interna por comprender quien era, por esforzarme en creer que seguiría siendo el chico al que todos miran con asco esperando que no me acerque a ellos, seguía siendo la misma serpiente solitaria.  

La oscuridad se expande por el infinito en el que me encuentro. Miro mis manos y allí están, resquebrajándose, amenazantes mientras me sigo repitiendo mi nombre, mientras repito quien soy, pero aquellas palabras cada vez pesan más. Me estoy perdiendo. ¿Estoy soñando? Me pregunto tras escuchar la risa de unos niños a lo lejos, entonces el dolor de cabeza me obliga a retorcerme. Veo pedazos de mi caer como si fuese una escultura de barro.  

Imágenes inconexas golpean mi mente, las veo pero no comprendo que son, no entiendo que hago. Recuerdos antiguos en los que faltan rostros, figuras sin forma, sonrisas sin labios. Jeff había dañado las estructuras de mi memoria y ahora estoy sumergido en un puñado de memorias rotas, escenarios ambiguos. Mi pasado esta destrozado, el pasado que una vez crearon para mi.  

¿Eh? Miro hacia todos lados, una voz que conozco esta ahí, no se quien es... Pero la conozco por lo que sigo hurgando en esos recuerdos, busco escenas que pueda completar, pero no existen, no están. Juro que sé de quien es, pero no encuentro la procedencia. Giro sobre mi mismo en busca de una señal, en busca de su propietario y entonces veo a mi hermano en el ático. Concentrado, esta controlando a Arenna y aún necesita demasiada concentración para ello. Va a matarla y entonces, frente a mi, veo los ojos de la muerte. Ese es mi pasado.  

¿Qué he sido hasta ahora? Solo un titere, una marioneta de personas que decían quererme, un simple juguete de aquellos a los que les ofrecí mi amor. ¿Para que quiero un pasado que no es mio? ¿Por qué aferrarme a unos recuerdos rotos?  

Escucho de nuevo la voz y aquella mirada aparece como un latido frente a mis ojos, le veo a lo lejos sentado en el pupitre de una clase, siempre le he visto allí, de lejos. Miro a mi alrededor y encuentro a mis compañeros de clase. Estoy en Hogwarts y estoy de pie en el centro de la clase, todos me miran. Trago saliva y el tiempo retrocede, retrocede tan rápido que veo como aquellas personas van cambiando hasta volver a convertirse en los niños que fuimos un día. Tenemos 11 años y todo es tal cual lo recordaba. Soy Dave Blackshine. Me repito mirando a mi alrededor. Me doy cuenta de que mis recuerdos de la escuela no han cambiado, no han sido modificados, la amnesia que padecía no les afectaba, no había olvidado los años que acabaron definiéndome.  

La risa de una niña llama mi atención y miro, es Arenna, corre por las mazmorras, feliz y con un pequeño hurón entre sus brazos, lo ha salvado y ahora lo adoptará. Intento llamarla pero no puedo, mi voz no sale, al igual que mis pasos no me hacen avanzar. Mi nombre resuena en mi cabeza, miro hacia atrás y allí están sus ojos, sin vida, el pánico se apodera de mi pero entonces estos parpadean y se convierten en aquellos dulces ojos, vivos y llenos de alegría. Su mano se posa en mi pecho y oculta el escudo de Slytherin bordado en mi túnica. Retira su mano con suavidad dejando a la luz aquel otro rojiverde donde la serpiente abraza al león, mirando hacia delante amenazantes, ambos en un mismo escudo, en una misma túnica, en una misma persona y un mismo corazón.  

"El ser humano no puede ser tan simple como para caracterizarse por ser de una sola manera. Todos somos parte de más de lo que nos hacen ver y nadie puede convertirse en una sola cosa, en algo que no es."  

Sus labios desaparecen, el brillo de sus ojos me abandona y me deja allí con aquellas palabras, dolorido y confuso.


- ¿Esta mierda es tu compañero? Siento decirte que no sabes elegir compañeros, y amenazas tampoco. - Comentó el mortífago mientras las agresivas zancadas le acercaban a Noah, riendo por su ofrecimiento de hacer aquello por las buenas y con aquella expresión amenazante en su rostro. Parecia estar poseido por la sed de sangre, parecía querer matarlo. Iba a hacerle sufrir y disfrutar de ello.- ¿En serio? ¡Menuda nenita, creo que no tendré problemas con destrozarte! ¡Depulso! - Conjuró.- ¿Dónde estan ahora tus putos profesores, sucio infiel?

Mortifago:
RP+8 / Conjuro silencioso

*Dado de iniciativa.


Última edición por Dave Blackshine el Miér Nov 23, 2016 12:45 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Francisco Lachowski
Edad del pj : 17
Ocupación : Slytherin 7º Curso
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.750
Mensajes : 154
Puntos : 109
Ver perfil de usuario

Maestro de Dados el Miér Nov 23, 2016 12:37 pm

El miembro 'Dave Blackshine' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3077
Puntos : 1352
Ver perfil de usuario

Dave Blackshine el Miér Nov 23, 2016 12:46 pm

**Dado de ataque por ganar en tirada de iniciativa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Francisco Lachowski
Edad del pj : 17
Ocupación : Slytherin 7º Curso
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.750
Mensajes : 154
Puntos : 109
Ver perfil de usuario

Maestro de Dados el Miér Nov 23, 2016 12:46 pm

El miembro 'Dave Blackshine' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3077
Puntos : 1352
Ver perfil de usuario

Invitado el Miér Nov 23, 2016 8:09 pm

Mi otro yo, el Noah con el que mantenía conversaciones diarias dándole motivos a la gente para tacharme de loco, asintió con la cabeza ante las palabras de aquel hombre, esas en las que dejaba a Dave por los suelos. Estaba claro que no sabía elegir mis compañías, aunque a decir verdad a aquel Slytherin cascarrabias no lo había elegido yo, era algo que se me había impuesto, una broma pesada del destino, no obstante, a pesar de todo eso, no podía simplemente darme media vuelta e irme, por más que odiara a su casa y en ocasiones a él, no estaba en mi personalidad abandonar así a las personas, el no sería una excepción. Además aquella situación no era una simple riña entre alumnos, no, aunque no entendía muy bien cual era la situación. ''¿Serán mortifagos? Espero por su bien que no esté metido en líos de ese índole...''. Pensé. Fuera como fuese ya preguntaría después, aquel no era el momento.

Mientras el señor con cara de pocos amigos echaba pestes por su boca sobre Dave, los profesores y sobre mi sus pasos lo dirigían hacia mi con ninguna buena intención. No tardé mucho en corroborarlo cuando sacó la varita y me apuntó con ella conjurando un Depulso. Bueno, tampoco era tanto como me esperaba. Durante su avance mis pies retrocedían evitando de cualquier forma que la distancia entre ambos se acortara, los ataques, cuanto más distancia separe a los duelistas, mas fáciles eran de esquivar o eso pensaba yo. -¡Protego!- Conjuré en un pequeño grito mientras agitaba la varita sobresaltado deteniendo así el hechizo de mi rival.

La cara del tío fue un poema, algo digno de ver, para nada se esperaba que un simple alumno de séptimo curso le dejara en evidencia, no obstante aquello no había hecho más que empezar y aquel Depulso era lo menos que estaba dispuesto a lanzarme, estaba seguro. Sin embargo ahora me tocaba a mi atacar, no estaba dispuesto a simplemente defenderme, si quería ganar tenía que dar todo de mi y más sin saber a quien me estaba enfrentando y de lo que era capaz, aquello no era como los duelos de practicas del colegio, aquello podría ponerse feo, tanto que le costase la vida a alguno de los dos... ¿estaba preparado para aquello?

-Petrificus Totalus-. Prenuncié mientras agitaba mi varita contra él. Quizás no era la mejor opción para un duelo de tales características, no obstante no tenía la intención de alargar mucho la cosa, lo único que quería era salir corriendo de allí con Dave y ponernos a los dos a salvo, si ese hechizo funcionaba, lo conseguiría.

Noah:
4 + 7RP


Última edición por Noah Gallagher el Miér Nov 23, 2016 8:18 pm, editado 2 veces
avatar
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Miér Nov 23, 2016 8:09 pm

El miembro 'Noah Gallagher' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3077
Puntos : 1352
Ver perfil de usuario

Invitado el Miér Nov 23, 2016 8:17 pm

Off: Lanzo dado de ataque. Vengaa.
avatar
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Miér Nov 23, 2016 8:17 pm

El miembro 'Noah Gallagher' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3077
Puntos : 1352
Ver perfil de usuario

Dave Blackshine el Jue Nov 24, 2016 11:48 am

Suena un corazón, es el mío o eso creo antes de girarme y comprobar que los latidos vienen de aquella blanca carta que arde sin quemarse. Me acerco a ella y mi piel entra en contacto con ella, es fría, tan fría como el beso de la muerte y late, una y otra vez. Late.

¡Explota! Veo mi cuerpo tirado en el oscuro vacío en el que me hallo, estoy muerto y todo ha acabado. Las risas llegan a mis oído, carcajadas de aquellos que querían que fracasara, de los que me querían muerto. Estoy muerto y solo, tan solo como lo he estado siempre en mis recuerdos. No hay nadie a mi alrededor pues elegí el camino incorrecto y el reconocimiento que un día desee a nadie le importa, todos pasan por el lado de un cadáver, algunos lo pisan y otros le escupen mientras gritan mi apellido. Estoy sucio, mi nombre me ensucia ¿o no? No es el nombre el que ensucia a una persona, sino los actos los que ensucian el nombre, actos que conllevan sangre, traición, odio y miradas muertas como la que me amedrentaba cada noche.  

"Venganza. Limpia. Borra. Mata"  

Esas palabras se repiten en mi mente y comienzo a visualizarlas, se añaden la traición, la ira, la maldad... Palabras que se relacionan con mi familia, con mi apellido y conmigo.  

"Ellos me mataron para crearte a ti, pero no saben que no pueden crear algo, solo hacerlo más fuerte"  

Noto el tacto de mi hermana mi hermana otra vez. Ella esta detrás de mi, su mano en mi hombro y sus palabras en mi mente.  

"Ellos hicieron más fuertes en ti las ganas de venganza, la fuerza y el miedo a ser dañado. Tu fuiste quien lo tradujo en la soledad, en el egoísmo y la apatía, pero eso no define tu corazón, solo la barrera con lo que lo proteges."  

Desaparece de allí y entonces se postra ante mis ojos con un corazón en su mano, late, creo que es el mío y eso me pone nervioso haciendo que ese se acelere.

"Nadie puede modificar un corazón, porque si alguien intenta moldearlo." Aprieta con fuerza y el dolor de mi cabeza vuelve a azotarme con aquella violencia a la que no me acostumbraba. "No les des una fuerza que no tienen, ellos no han hecho nada, solo pusieron variables frente a ti y tu las usaste para construir el muro que impedía que la luz de tu corazón fuese visible, pero ese muro es parte de ti, aunque no hubiesen estados esas variables, el muro habría aparecido de igual forma pero de forma menos sólida, un muro no tan alto, pero un muro que te protegiera de las maldades del mundo. Todo el mundo tiene ese muro, un muro que se establece aquí" Su dedo indicé entró en contacto con mi frente. "Todo corazón esta constituido por muchas cosas, el temperamento del mismo y la fuerza de la mente son dos factores importantes." Vuelve a desaparecer y quedo solo.


El mortífago frunció el ceño cuando vio su hechizo extinguirse como si de una pequeña y delicada mosca llameante se tratase.  

- Un oponente medianamente digno, no esta nada mal. - Comentó relamiéndose los labios con el cuerpo estático durante varios segundos antes de mover sus hombros de forma rara. - Vamos nenita, enséñame de lo que eres capaz. - Dijo sonriendo con sadismo. - ¡¿Un petrificus?! - Gritó mientras recitaba "protego" en su mente y movía la varita para protegerse de aquello. - Eres una mierda... - Comentó entre carcajadas. - Pero voy a divertirme algo más contigo... ¡Circumvensus Ventus! - Y una potente ráfaga de viento avanzó rápidamente hacia el Ravenclaw.

*Lanzo dos dados para evitar cuatro post seguidos.
** 1er dado: Defensa, si se supera el 2do dado será el próxmio ataque.
***Si no se supera la defensa, obviar el 2do dado.


Última edición por Dave Blackshine el Jue Nov 24, 2016 12:02 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Francisco Lachowski
Edad del pj : 17
Ocupación : Slytherin 7º Curso
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.750
Mensajes : 154
Puntos : 109
Ver perfil de usuario

Maestro de Dados el Jue Nov 24, 2016 11:48 am

El miembro 'Dave Blackshine' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3077
Puntos : 1352
Ver perfil de usuario

Invitado el Jue Nov 24, 2016 6:15 pm

Con un simple movimiento de su varita, mi rival de deshizo de mi petrificus como si de cualquier cosa se tratase. ¿De verdad aquel tipo era tan fuerte? No lo había notado en ese Depulso con le que había intentado derribarme, ¿acaso estaba dejando que me confiase o... es que yo era demasiado débil? Montones de dudas comenzaron a asaltar mi cabeza cuando los gritos de aquel lunático me obligaron a deshacerme de ellas. Debía poner toda mi atención en el duelo si no quería salir malparado.

Ahí venía ese segundo ataque que estaba esperando. Resultó ser el hechizo Circumvensus Ventus, un conjuro que crea una potente ráfaga de viento capaz de hacer un daño bastante considerable. Esperaba tener la misma suerte que antes y poder contrarrestarlo o de lo contrario la cosa se pondría muy fea. -¡Lapidem clipeus!-. Volví a conjurar a pleno pulmón mientras daba un salto hacia atrás para agrandar aún más la distancia entre ambos. Nunca era suficiente.

A consecuencia de mi conjuro, rápidamente, las baldosas del suelo comenzaron a elevarse formando un muro frente a mi con la misión de detener aquella potente ráfaga de viento que amenazaba con lanzarme volando y que desgraciadamente lo consiguió. Cuando el conjuro enemigo impactó en el muro este no pudo resistir la potencia de este y fue destruido, el viento mandó a volar las baldosas hacia mi haciendo que algunas de estas me golpeasen en diversas partes del cuerpo como el abdomen y el hombro izquierdo y después me hizo volar a mi expulsándome del callejón quedando tirado en mitad de la calzada.

Ahí quede por unos instantes, no tenía fuerzas para levantarme, ¿por que me habría metido en aquel berenjenal? Si Dave estaba en problemas no me correspondía a mi salvarle el culo, no era mi amigo como para tener que hacer, ni si quiera me trataba bien, ni me miraba en clase, entonces, ¿por que lo habría hecho? Lanzando un suspiro apoyé las manos en el suelo advirtiendo que mi hombro izquierdo se encontraba dislocado. Me dolía, demasiado. Cuando por fin me puse de pie corrí hacia él y de nuevo grité intentando lanzar un nuevo hechizo que funcionase de verdad.
Off: 1) Lanzo dado de defensa que como era de esperar, ha salido menor.


Última edición por Noah Gallagher el Jue Nov 24, 2016 6:44 pm, editado 2 veces
avatar
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Jue Nov 24, 2016 6:15 pm

El miembro 'Noah Gallagher' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3077
Puntos : 1352
Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.