Situación Actual
8º-17º
23 noviembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Lohran M.Mejor PJ ♂
Astlyr C.Mejor PJ ♀
Egon A.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ayax & JoshuaMejor dúo
Ast A.Mejor novato
Abigail M.Especial I.
Ryan G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Llueve, me temo [Flashback, Elizabeth M. Bonnefoy]

Invitado el Jue Dic 15, 2016 8:07 am

Barrio Londinense no especificado, una semana antes del inicio de las clases.


Cerró el paraguas, ignorando esa lluvia tan parecida a la niebla y dejándose ambas manos libres para seguir configurando el teléfono móvil. Dos semanas con el aparatito apagado habían acabado con las preferencias de Elaine y quería ponerse un fondo de pantalla nuevo, o al menos intentarlo mientras esperaba la llegada de su hermana. Porque Elizabeth solía ser puntual, pero era Elaine la que se había confundido leyendo el reloj y había acabado en la plazoleta diez minutos antes de lo que tocaba, vestida como una muggle cualquiera para no llamar mucho la atención y refugiándose bajo el tejadillo de un quiosco.

Estaban a menos de cinco minutos de la casa de sus tíos paternos y Elaine se había llegado a plantear el quedar en ese lugar, aún más viendo que la previsión del tiempo era de lluvia, pero al final no lo había hecho. Quería ver a Elizabeth fuera de Hogwarts, a solas, comprobar en persona cómo se encontraba y cómo llevaba la pérdida de su novia. Porque Liza era fuerte, pero no insensible. Y dado que no compartían ni dormitorio ni residencia habitual, Elaine quería estar allí para ella al menos esa vez, para apoyarla en esa última visita.

De hecho, a Elaine aún le costaba no apretar los puños cuando oía hablar del incidente, o cuando leía en la prensa acerca de los asesinatos y las desapariciones que estaba trayendo esa guerra que se luchaba en las sombras del mundo mágico. Suspiró, cambiándose el peso de pie y colgándose el paraguas del brazo antes de acercarse a la estatua que presidía la plazoleta. No sabía a quién representaba, pero tampoco le importó mucho. Oía pasos en su dirección, y si no eran pasos era el viento en los tejados. No era preocupante: se encontraban en una urbanización con muchos muggles, lejos del Londres mágico, y ella llevaba su varita. No tenía miedo. Y si estaba en problemas, su tía materna tenía siempre el móvil encendido.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Jue Dic 29, 2016 10:08 pm

Faltaba poco para que entraran a las clases y había hablado solo un par de veces no su hermana en esas semanas, básicamente para las cosas relativas para el colegio, aún cuando hasta hace un par de semanas no tenía la menor idea de si siempre iría a Hogwarts o no, le había pedido que la dejara ir a comprar sus cosas para salir un poco de su aislamiento, aunque claramente luego se las había mandado por otros medios, hasta este día se verían cara a cara y verían como estaban las cosas, además sería un día algo complicado por que sería la despedida a su querida Juliette, realmente extrañaba a su antiguo amor, pero tenía que despedirse.

Agradecía a Elaine el haberla ayudado a que obtener las cenizas de su amada cuando esta murió y ahora sería esta misma la que la acompañaría a despedirla, realmente estaba nerviosa y se notaba en su andar, además que se sentía algo complicada en ese momento tenía que llevar la urna en un bolso, a su pequeño en brazos y una sombrilla para poder cubrirse de la lluvia y principalmente cubrir a su pequeño, tal vez hubiera sido mas fácil llevarlo en una carriola con un cobertor para que no se mojara, pero había preferido llevarlo en brazos.

Su pequeño estaba muy tranquilo y esto le facilitaba las cosas, por que estaban en el Londres muggle que a ella tanto le incomodaba, no es que odiara a los muggles, solo les temía, era inevitable y en especial cuando estaba con su pequeño quien este día al igual que ella vestía de luto, solo que el pequeño usaba un gorro como siempre que salían para ocultar su peculiaridad de metamorfomagia.

Tardó un poco en encontrar a su hermana pero en teoría ella estaba a tiempo, aunque el verla ya ahí en ese sitio de encuentro la hizo dudar entre si no se había atrasado demasiado para encontrarse con ella - Lannie, disculpa el retraso - dijo al llegar con su hermana, quería abrazarla y darle un beso en ambas mejillas pero estaba complicada con la situación así que tuvo que contenerse y solo sonreír a su hermana menor.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Ene 25, 2017 8:02 pm

No pudo evitar sonreír suavemente cuando una figura más que conocida fue visible a pesar de la lluvia y, aunque esa sonrisa suya distaba de ser totalmente feliz, a Elaine la tranquilizaba ver allí a su hermana, sana y salva. A ella, claro, y al pequeño Alphaeus. Aún se le hacía raro ser tía, incluso a pesar de los meses que habían pasado ya. Nunca sabía si era buena idea regalarle pañales al pequeño o si ya se había pasado la época.

Eso sí, en cuanto estuvieron a una distancia adecuada Elaine caminó hacia ellos dos y se inclinó para besarle la frente al pequeño (el material del gorro a punto estuvo de hacerla estornudar) y acariciarle la manita con un dedo. -Cada vez eres más mono. -Musitó, antes de volverse hacia su madre. Le había sido difícil decidir a quién saludaba antes, pero la imposibilidad de abrazar a Elizabeth había acabado por decantar la balanza. Con un gesto, Elaine se ofreció a llevar el paraguas para ayudar a su hermana.

-Me alegro mucho de verte. -Le susurró, y la voz a punto estuvo de rompérsele. Había visto ya la urna en manos de Elizabeth y no pudo evitar cierto pesar. En cualquier otra ocasión le habría dicho a su hermana que estaba preciosa, pero ahora se tomaba por descontado. A pesar de haberse vestido con sus mejores prendas muggles, Elaine se sentía algo fuera de lugar. Y le agradecía de corazón a su hermana que le hubiese permitido acompañarla en esos momentos.


-Tía Damienne se ha ofrecido a llevarnos en coche, pero he pensado que preferirías caminar a subir a un vehículo muggle. -Le confesó, tras unos segundos. -Puedo llamarla si el tiempo se hace insoportable o si lo prefieres. -Añadió, antes de recordar que lo primero que le había dicho Liza era una disculpa por el retraso. Ya era tarde para decirle que no importaba (y no era la primera vez que se le desordenaban las cosas en la cabeza) pero igualmente se sintió algo mal.

Miró de nuevo a Elizabeth, intentando no ser demasiado brusca con sus palabras. Nunca se le había dado bien hablar de esas cosas. -¿Quieres ir ya? ¿O hay algún sitio por el que desees pasar antes?
No era necesario que aclarase a qué se refería, la urna se sobreentendía con facilidad.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Ene 29, 2017 4:53 am

Siempre era bueno ver a su hermana, era un rayo de luz en un día lluvioso, aunque sonara cliché dado el clima que estaban presentando en ese momento, pero vamos era necesario decirlo o al menos pensarlo, claramente no podían abrazarse por lo complicado de la situación así que no pudo mas que sonreír cuando vio que su hermana besaba la cabecita de su pequeño quien estaba feliz con su tía y extendía los bracitos hacía ella - Tita... tita - balbuceo el pequeño que ya estaba aprendiendo a hablar y a decir algunas palabras, tal vez no sabía muchas pero si algunas, las mas importantes por así decirlo.

- Gracias, Lanny - dijo con una sonrisa cuando su hermana se ofreció a ayudarla con el paraguas dado que para ella llevar tantas cosas se le complicaba un poco y el peso de la sombrilla hacía que se le tambaleara un poco, sentía que era mas fácil cubrirse de la lluvia cuando se hacía con una varita pero no podía usar la suya con muggles por obvias razones.

- Yo también, te extrañé mucho, lamento no verte en persona hasta ahora, solo por nota y casi que solo para pedirte favores, pero creo que ya estoy mejor - le diría, sentía algo de vergüenza con su hermana menor por sentirse un poco como una carga con ella, tal vez si hubiera sido otras las circunstancias, pero ahora solo sentía que daba problemas a sus seres queridos y nada mas.

- No me molestan los vehículos muggles, ya he tenido que usarlos antes, lo que me inquietan son los muggles en si, hubiera preferido que nos viéramos en un lugar mas solitario o netamente mágico - admitió, su miedo eran los muggles y nada mas, eso incluía a la pareja de su tía, fuera de eso ella no tenía inconveniente con sus cosas, aunque no entendía mucho de muchas de ellas.

- Creo que lo ideal es ir de una sola vez - diría con algo de melancolía.

- ¿Donde crees que sea un lugar apropiado? - preguntaría poco después realmente no estaba segura, solo que quería que fuera un lugar especial y natural, o al menos eso pensó, pero claro todo en su vida se daba para que las cosas no se dieran como ella lo planeaba, cerca de ellas logró ver a alguien desagradable que no esperaba ver y que la obligaría a posponer sus planes.

- Lanny, ¿puedes quedarte un rato con el pequeño? luego te alcanzaré - dijo mientras le pasaba a su bebe y se alejaba de los dos, no sin darle un beso al pequeño en la frente para ir a enfrentar a esa persona, ya mas tarde en algún momento volvería a ver a su hermana pero de momento se iría a resolver asuntos inesperados.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.