Situación Actual
19º-23º
25 septiembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Nathaniel B.Mejor PJ ♂
Claryssa O.Mejor PJ ♀
Bianca V.Mejor User
Samantha L.Mejor roler
Danny & EdwardMejor dúo
Ryan G.Especial I
Samantha L.Especial II.
S. Rox J.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Escape [Patrick Burton][Priv]

Invitado el Lun Ene 30, 2017 6:36 pm

- Anne, debemos irnos de aquí-dijo volteándose hacía su amiga olvidándose por completo de su víctima. Otra nueva explosión bastante fuerte resonó haciendo temblar las paredes. – No hay tiempo-extendió su brazo hacia ella esperando que lo sujetara y desaparecer ambos.
...


No permaneció demasiado tiempo en cunclillas, se levantó rápido cuando supuso que el trabajo estaba hecho ¿Deberian seguir adelante? ¿Auxiliar a los heridos? ¿Entregar a los mortífagos con Dumbledore? No tenía idea de como proseguir, lo que si sabía era que ahora se sentía segura y mejor aún apoyada, ningún obstáculo era demasiado ¿O si?

Pasos y explosiones, a lo lejos sonaban conjuros que no provenían de estudiantes, Patrick al igual que Anne sospechó lo peor y era momento de tomar una decisión crucial, literalmente era una decisión de vida o muerte. Estaban rodeados de mortífagos, la seguridad de Hogwarts se había ido a la mierda y luego de ver lo que habían hecho con ese par podrían acabarlos en un abrir y cerrar de ojos; finalmente eran sólo dos estudiantes de séptimo contra un montón de fanáticos sanguinarios.

VonBranberg echó una última mirada a los trozos rotos del que fuera su hogar, fue breve pues en ese justo instante pensaba que sería momentáneo, que Dumbledore los aceptaría de vuelta sin miramientos a sabiendas de lo horrible de la situación... Si tan sólo supiera que eso jamás volvería a ser como pensaba.

Se tomó del brazo de Patrick justo cuando seis mortífagos doblaban la esquina, fue lo último que vio antes de aparecer en los alrededores de Grimmauld Place.

-Mierda -dijo en voz baja, jalando a Burton tras unos arbustos, había poco movimiento general sin embargo dos extraños saliendo de la nada no eran nada positivo para ellos en ese instante.

-Necesitamos movernos, no se que esté pasando pero quizás lo mejor es esperar a que amanezca y ver que dice El Profeta.

Ahora fue ella quien ofreció su mano y en cuanto él la tomó desaparecieron de ahí.
Silencio.

Aparecieron en la sala del hogar de los VonBranberg, todo estaba en completa oscuridad y cuando Anne intentó encender las luces nada pasó, alzó su varita con un Lumos y el panorama no era el que esperaba...

Los muebles se encontraban revueltos, decoración y vasijas rotas e incluso algunas gotas de sangre esparcidas por el suelo. Empezó a buscar desesperadamente dentro de las habitaciones, el baño, la cocina pero no había más rastro que el de esa parte de la casa y no podía significar más que una cosa.

-Mi papá... -dijo, volviéndose a mirar a Patrick -Mi papá estuvo aquí y alguien vino a buscarlo, tal vez se lo llevó o...

Podía sentirlo, estaba al borde de un colapso ¿Qué era lo que realmente estaba pasando en el mundo mágico?


Última edición por Anne VonBranberg el Mar Ene 31, 2017 3:32 pm, editado 1 vez
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Ene 31, 2017 1:59 pm

Hizo el movimiento de forma perfecta, y sintió el tirón desde sus entrañas que lo revolvió y escurrió como si se tratara de un trapo. Todo se volvió negro y confuso, pero apenas en un abrir y cerrar de ojos sus pies aterrizaron sobre el duro asfalto haciéndole tener que rápidamente reaccionar para no caer al suelo y tirar consigo a Anne.

No había tenido tiempo para pensar con claridad en donde aparecerse, lo primero que apareció en su mente fue una callejuela en Grimmauld Place y allí fue donde aparecieron. La noche todavía estaba en su esplendor lo que ayudó a ocultarlos en las sombras y que prácticamente no hubiera transeúntes en la zona. En caso contrario corrían el riesgo ya que era un barrio mayoritariamente muggle.

Todavía mantenía la guardia en alto con su varita en una mano, permanecía en estado de alerta. Sentía que si habían logrado vulnerar Hogwarts ya ningún lugar sería seguro para ellos. Volteó hacia Anne, quería abrazarle, preguntar cómo se encontraba, hasta besarle, la adrenalina del duelo y la victoria todavía corría por su cuerpo. Pero ella tenía razón, no podían permanecer mucho allí. Y aunque ya no estaba tan seguro de que pudieran confiar en lo que publicara el profeta, ya que temía que se tratara de un ataque a gran escala, prefirió discutirlo luego.

Sujetó su mano y otra vez volvieron a desaparecer, esta vez fue mucho peor ya que ella fue quien les hizo desaparecer y no pudo controlar sus movimientos ni saber a dónde irían. Aparecieron dentro de un edificio súbitamente. Sus piernas flaquearon provocando que cayera de rodillas al suelo y se sujetó el estómago con ambas manos. Como un baño de realidad de pronto comenzó a revivir las imágenes de la masacre del pasillo de Hogwarts, la sangre, cadáveres y hasta sesos repartidos en el suelo. Recién ahora estaba tomando dimensiones de lo que acababa de suceder y la crudeza de las imágenes que invadían su mente. El malestar de volver a aparecerse en tan poco tiempo le provocó náuseas y quiso vomitar. Seguramente lo hubiera hecho si se encontraba solo, pero frente a ella hizo su mayor esfuerzo respirando de forma pausada y bien hondo para evitarlo e intentar serenar su estómago.

Desde su posición no podía reconocer donde se encontraban ni tampoco había la luz suficiente para ver con claridad, entonces ella conjuró un Lumos y de a poco las siluetas y sombras comenzaron a tomar forma y lógica. Era la sala de una casa y llamativamente todos los muebles y decoraciones estaban fuera de lugar y en malas condiciones. Un gesto de preocupación apareció en el rostro de Anne y ahí supo que algo andaba mal y se trataba de algo importante para ella. Se puso de pie como pudo y le siguió por la casa mientras ella iba de una habitación a la otra buscando a algo o a alguien.

Entonces fue que se detuvo como dándose cuenta de que era en vano y volteó a verle. Allí fue cuando Patrick terminó de comprender donde estaban y lo que sucedía. Sin decir una palabra se acercó y la abrazó pegándola a su pecho y apoyó la barbilla sobre su cabeza. No podía decírselo así sin más, pero dudaba mucho que el padre de Anne siguiera con vida.

- ¿Cuál crees que es la habitación más segura? -preguntó todavía sin separarse, esperó que ella respondiera y luego la acompañaría allí. Tenían mucho que discutir.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Ene 31, 2017 4:24 pm

No comprendía o más bien no quería comprender que eso era señal casi inequívoca de que Albert estaba probablemente muerto, la noticia del ataque debió haberse esparcido tanto que llegó a oídos de su padre y había ido a buscarla ¿Si no qué más podría ser? En la casa no faltaba nada, incluso las habitaciones se encontraban intactas.

Patrick la atrajo hacia si y no opuso resistencia, agradecía no estar sola y que fuera precisamente él quien la acompañaba... descansó la cabeza en su pecho y dejó un par de lágrimas correr pero mantuvo la compostura. Era una Gryffindor y lo sería hasta el día de su muerte el cual ya no veía tan lejano ahora.

Se secó los ojos con las manos y volvió el rostro hacia su compañero, reamente había muchas cosas que debían discutir y necesitaban estar seguros.

-Creo que ambas habitaciones estarán bien, están al fondo, cerca del baño.

Sonrió sin ganas de hacerlo, se separó un poco de Patrick y selló la puerta con un movimiento de varita, acto seguido conjuró un Repello inmicum y un imperturbate para guiarlo después a su propio cuarto.

Dentro estaba todo tal y como lo había dejado en el verano, abrió el armario solo para asegurarse de que no hubiese nada raro dentro y efectivamente las cosas seguían en su lugar; era la habitación normal de cualquier chica de su edad, había incluso un reproductor de música muggle en una esquina y algunos posters de películas y bandas en las paredes además de un par de osos de peluche descansando en la cabecera. Junto a la cama había un pequeño escritorio.

Repitió los conjuros por si a caso y apenas pudo se sentó sobre la cama, destrozada y con un montón de imagenes desagradables en la mente. Se tapó el rostro con ambas manos y respiró hondo intentando olvidarse de esos pequeños Ravenclaws en el suelo.

-Esto es horrible Patrick... ¿Viste cuántos más iban hacía nosotros? Nos habrían hecho pedazos y lo peor de todo es que por un momento me sentí igual que ellos, disfruté lastimarla...

Se destapó el rostro y observó al rubio, alarmada, ¿Qué clase de monstruo era el que llevaba dentro?

-Confio en que Dumbledore haya hecho algo, se supone que el colegio es el lugar más seguro del mundo mágico, tengo la esperanza de que podremos vover pronto en cuanto la situación acabe y atrapen a los mortífagos... ¿O qué piensas tú?
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Ene 31, 2017 5:12 pm

Asintió en silencio y esperó a que Anne realice los hechizos de seguridad respectivos en la puerta de entrada del hogar, luego lo guio por la casa hacia el fondo. No sabía que cuarto sería ese, pero al entrar lo supo en un instante. Se detuvo justo bajo el umbral de la puerta sin atreverse a poner un pie dentro aún.

Observó con completa curiosidad cada rincón, cada poster, cada detalle, intentó imaginarla allí pasando las horas en un día habitual de verano. Jamás había visto el cuarto de otro adolescente ni tampoco imaginaba que iba a conocer el de Anne. La vista de una habitación normal de alguien de su edad le resultaba sumamente llamativa. Ingresó temeroso, como con miedo a romper algo y vislumbró los rostros en los posters que colgaban de las paredes, algunos supo reconocerlos lo que le hizo emitir una débil sonrisa cómplice. Luego giró la vista a la cama y le imaginó durmiendo allí.

La puerta se cerró detrás suyo y Anne también aplicó allí los conjuros, le imitó haciendo lo mismo en las ventanas que se encontraban con las persianas bajas. La única luz que tenían era la de sus varitas. Extrajo el chivatoscopio y lo dejo sobre el escritorio al lado de su varita iluminada, no iban a poder tomarlos por sorpresa.

Le acompañó y se sentó a su lado en la cama. Tragó saliva y exhaló dejando caer un gran peso de sus hombros, creía que al fin tenían algo de tranquilidad.

- Hay quienes digan o piensen que fuimos cobardes, pero huir fue lo sensato-comenzó justificando lo que habían decidido hacer, pero luego se percató que él había sentido algo parecido a Anne- Desde el secuestro y torturas que sufrimos, desde ese día estuve con la idea fija de agarrar a ese mortifago y hacerlo sufrir, lastimarlo, escucharlo gemir de dolor, hacerlo mierda Anne…y hoy tuve esa revancha. No se trataba de la misma persona, pero lo disfrute de igual forma. Por momentos temí que él estuviera jugando conmigo y fuera a salirme el tiro por la culata, pero no fue así. Lo domine y le deje mal herido. -explicó sus sensaciones del duelo, los ojos le brillaban y la voz le temblaba de emoción- No quise detenerme, tuve intención de tomar su propia daga, esa con la que degolló y asesino a compañeros nuestros, gente que conocía, al menos de vista, pero que eran inocentes, que eran parte de nuestras vidas, quise tomar esa misma daga y tallar su rostro, pero luego escuché las corridas y tuve que tomar la decisión que nos trajo aquí…-culminó con un dejo de desilusión por no haber podido completar su idea.

Meneó la cabeza débilmente con las facciones más apagadas -La situación no era nada favorable, ¿oíste las explosiones? Eran cada vez más cercanas y continuas. A mí no me pareció que fuera a mejorar, y para peor seguían llegando mortifagos. Quedarse era morir o quien sabe que planes tenían esos hijos de puta. El castillo debe haber sido tomado. Y a juzgar por la soltura con la que se manejaban, parecía que habían tenido acceso muy fácil al castillo, casi sin resistencia alguna. Esto no me sabe nada bien, ¿Por qué no aparecieron aurores? Solamente puede significar que fue un ataque masivo y no atacaron solo Hogwarts-cada palabra le pesaba, el castillo era su verdadero hogar y por muy antisocial que fuera, tenía sentido de pertenencia con el lugar y no le agradaba nada tener que verse obligado a huir de allí. Rostros conocidos surcaban su mente y se preguntaba que habría sido de su destino.

- No sé si habrá otros que hayan huido también, no sé si optaran por perseguir a quienes se hayan escapado. No se siquiera si podamos confiar en las noticias que leamos en el Profeta. Tendremos que ser cautos, y por lo pronto mantener un perfil bajo. No podemos permanecer mucho tiempo aquí-

- Hay que buscar la forma de contactar a alguien del castillo…-
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Ene 31, 2017 7:01 pm

Anne suspiró, las cosas pintaban mal... Era la primera vez que usaba protecciones en su casa y se sentía amenazada dentro de ella, se sintió un poco aliviada a ver el chivatoscopio y se lamentaba de nunca haber comprado uno.

Se encogió de hombros, si alguien pensaba que era cobarde no era una cosa que le preocupara, la situación era delicada y otros en su caso hubieran hecho lo mismo pues no tenía nada de sensato intentar enfrentar a tantas personas.

Sintió entonces un mundo de diferencia entre ambos, si bien ella había sentido las mismas ganas de hacer sufrir a la chica con la que se había enfrentado le resultaba imposible aceptar que quería más de eso, se consideraba una buena persona en cierta medida y llevaba la sombra de su apellido muy grabada en la sangre ¿Quería ser como ellos? Quizás se parecía más de lo que pensaba.

-Yo tampoco quise detenerme pero cuando lo pienso detenidamente me da miedo, no quiero ser así y terminar siendo como esa clase de gente, a fin de cuentas sean malos o buenos no es como se supone que yo deba actuar o lo que mi padre me enseñó.

Suspiró otra vez, la incertidumbre era un peso poco ligero y Patrick tenía mucha razón en casi todo lo que decía.

-Estoy de acuerdo -dijo -Es más que obvio que esto tenía meses cocinandose, seguramente había traidores entre nosotros y entre los mismos maestros por lo que burlar toda la protección debió ser cosa fácil ¿Viste a la chica que me atacó? Ni siquiera llevaba máscara y estoy casi segura de que ella se graduó con Robert, no debe ser la única.

Anne recargó la cabeza en el hombro de Patrick, estaba cansada después de tanto ajetreo y ya era de madrugada sin embargo sabía que le sería casi imposible dormir.

-La noticia corrió si no mi padre no vendría a Londres sólo porque si, se que no podemos confiar en El Profeta pero habrá algo de información que nos deba decir como actuar... Por ahora debemos pasar la noche aquí y movernos mañana, no se si nos busquen pero tengo un mal presentimiento de todo esto y debo averiguar que pasó con mi padre y donde mierda está Robert ahora que se necesita. ¿Qué hay de tu familia?

Si bien ella no tenía mucho más y la esperanza de que su padre se encontrara bien se veía ya lejana, sabía que Patrick tenía a su madre más ignoraba si era bruja o en que condiciones se encontraba por lo que quizás estuviera preocupado.

-Esperemos un poco, luego intentamos comunicarnos... Mi lechuza y mi murciélago se quedaron allá, un Draconifors no llegará lejos y salir a buscar una lechuza será arriesgado.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Feb 01, 2017 6:00 pm

Al escuchar las palabras de Anne comprendió la diferencia entre ambos y de pronto temió haber revelado demasiado pronto las intenciones que tenía con ese mortifago. Ella no parecía tener tanta sed de venganza ni deseos de realizar esa clase de daño. A diferencia de ella, él no había tenido un padre que le enseñara como actuar. Y a diferencia de ella, él no tenía una moral y sentido de la justicia tan marcadas que definieran como actuar. Más bien definía su propio sentido de la justicia y ahora lo que más le motivaba era la justicia por mano propia.

- Es una mierda, todo ese tiempo en el castillo rodeados de quienes podían ser aspirantes a mortifagos o espías que ayudaron a elaborar el ataque. Quisiera saber sus nombres y sus rostros. Traicionaron a Dumbledore, a todos-un gesto de repulsión se gestó en su rostro.

Al sentir la cabeza de Anne sobre su hombro volvió en sí y le separó apenas para abrazarle y atraerla hacía su pecho. Además de querer cobijarla necesitaba oler su pelo, era de las cosas que más le relajaban y disfrutaba hacer.  

No quiso volver a tocar el tema de su padre, aunque sabía que tarde o temprano tendrían que hablar de eso. Pero en cambio fue ella quien volvió a nombrarlo. La situación era algo confusa, no había grandes daños, pero todo estaba revuelto y las señales de sangre no podían significar nada bueno.

- ¿Qué crees que podía estar haciendo tu padre aquí? ¿Por qué motivo podían buscarle a él? Había rastros de sangre en la sala donde aparecimos…-preguntó pensativo y antes de terminar de derrumbar sus esperanzas volvió a hablar- sin embargo, su cuerpo no parecía estar en ningún lugar, puede que lo hayan capturado y llevado con vida-no estaba para nada seguro de eso.

Ignoró la pregunta sobre su familia por unos instantes, parecía que habían pasado mil años desde la carta que le había llegado hacía apenas un par de horas. De pronto parecía que el destino había elegido que ambos quedaran huérfanos al mismo tiempo, pero estaban juntos para sobrellevarlo.

- Tarde o temprano tendremos que salir, conseguir una lechuza es la mejor opción. Es vital saber cómo sigue todo en el castillo-dijo moviendo la cabeza hacia una ventana en señal de alerta, creyó escuchar un sonido. Permaneció en silencio unos segundos a la espera, pero luego pareció volver a relajarse y dio un largo suspiro encogiéndose de hombros.

- Ya no hay más mi familia, mi familia es lo que ves frente a ti. Mi madre murió, recibí una carta apenas antes de iniciado el ataque-dijo con una calma alarmante, como quien responde una pregunta sobre el clima.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Feb 03, 2017 3:07 am

La chica asintió, Patrick tenía razón y el solo pensar en quienes podrían ser los traidores le llenaba la cabeza de ideas. ¿Cuántas veces compartieron mesa? ¿Cuántas veces tomaron clases con ellos, bromearon o intercambiaron palabras de animo? Sentía su estómago revolverse ante la sola idea de alguien tan frívolo como para ser capáz de engañarlos a todos de esa manera.

-Pensar en quien o quienes no nos servirá, al final nada queda oculto y ellos saldrán a la luz... Y pagarán, aunque ahora seamos nosotros los que se ocultan.

Él la abrazó. Después de lo sucedido a volver de clases la forma en que se llevaban había cambiado, especialmente en la parte física. No es como que hubieran repetido los besos pero al menos el chico ya no se sobresaltaba, igualmente sin importar la clase de contacto con solo sentir el roce de sus dedos algo crecía en ella, las mariposas en el estómago no se detenían y la sensación de seguridad era inminente.
Aun a pesar de la situación, en sus brazos sabía que todo estaría bien.

-Escucha... Creo que la sangre es algo que no te importa ¡a mi tampoco! Pero esto es algo que me ha perseguido por años y no estaría en peligro ahora si no fuera por que mi abuelo y mis tíos son unos puristas extremos.

Se tomó una pausa para pensar en como ser breve, no tenía miedo pero era la primera vez que le contaba eso a alguien.

-Ellos viven en Alemania, yo nací en Londres porque mis padres tuvieron que huir de los VonBranberg que dicho sea de paso son en gran parte culpables de la muerte de mi mamá -Lo miró un momento, luego prosiguió -Son mortífagos linaje perfecto, estudios impecables en Durmstrang y todo bonito hasta que mi papá decidió ser un "traidor" y se casó con mi mamá, no tuve oportunidad de conocerla... Ya sabes, la típica historia donde hay que elegir entre la mamá y el bebé, en fin.

Intentaba hacerlo ver como algo sencillo y realmente para ella lo era, no tener madre ya no era algo que le pesara y al no haberla conocido ni siquiera podía extrañarla.

-La cosa es que por alguna razón extraña mi padre creyó que yo tendría mejor vida si volvíamos a Alemania pero fue una pesadilla, yo era como la oveja negra sólo por que mi sangre es mestiza, aun así se evitaron la verguenza obligandolo a casarse de inmediato con una bruja pura que desapareció al poco tiempo y es por eso que todos en el mundo mágico e incluso mis documentos dicen que mi sangre es pura. Se que ellos esperaban el momento de parecer los buenos y deshacerse de nosotros para que la mancha no siguiera ahí, al parecer ahora con todo esto encontraron su oportunidad y vinieron por nosotros.

VonBranberg volvió a asentir, no pudo evitar notar la forma en que Patrick pasó de largo la pregunta sobre su familia pero pronto sabría el porque de eso

-Patrick... -susurró lo miró fijamente y pasó uno de sus brazos sobre su pecho para abrazarlo mejor -Lo siento mucho, ¿Por eso seguías despierto? De verdad lo lamento

Le preocupaba la suma calma con la que él lo decía ¿Qué no quería a su madre? ¿Estaba a caso en shock? ¿Podía ser tan bueno para esconder lo que sentía?

-Al parecer estamos solos y juntos en esto, y prometo no renunciar.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Feb 07, 2017 7:49 pm

Se limitó a asentir en silencio sobre quienes los habían traicionado y como tarde o temprano serian capturados. Su idea de la justicia era bastante diferente en esos momentos y no estaba seguro de que ella pensara como él.

Cada vez se le daba de forma más natural ofrecer un abrazo o caricia en forma de contención a Anne, había llevado mucho tiempo y gran confianza llegar a ese punto y disfrutaba hacerlo. Aunque aún sufría respingos cuando ella le sorprendía por detrás o sin esperarlo.

Negó para confirmar la sospecha de ella y continuó escuchando con atención. Anne tenía razón, él no era alguien que se fijara en la sangre de los demás. Pensaba que había aspectos más importantes que forjaban a la persona que su mera condición sanguínea, había conocido hijos de puta en ambos bandos, así también como magos muy honorables. La historia de la familia de Anne aclaraba muchos aspectos que desconocía sobre sus raíces y origen y también del estado en el que habían encontrado la casa. Al momento en que ella habló sobre su madre él se aferró más fuerte a ella como dándole su apoyo. A pesar de que ella pareciera tenerlo superado y tratarlo con liviandad, creía conocer cuando estaba intentando ser fuerte.

Los motivos por los cuales el padre de Anne había optado por regresar a Alemania parecían irracionales, como si hubiera estado actuando por desesperación. Le parecía idiota pensar que regresar a Alemania era una buena opción para criar a una mestiza como la Gryffindor.

- No fue una decisión sabia de tu padre, no sé qué pensó que pasaría al regresar a Alemania. Prácticamente fue como volver a la cueva del lobo-dijo al fin soltando su pensamiento sin esperar que la chica compartiera su pensar. Más allá de eso, parecía cuadrar con la escena que habían encontrado, lo único que no terminaba de descifrar era por qué lo habían capturado en lugar de simplemente matarlo allí.

Finalmente, pareció quebrarse su coraza protectora, su semblante frio y distante, las palabras de Anne tras revelar la muerte de su madre causaron un efecto inesperado en él. Como si ya no hiciera falta seguir aparentando que no importara. Quiso responder a su pregunta, pero solamente atinó a asentir con la cabeza y tragó hondo. Sentía un nudo que le apretaba en la garganta y le impedía hablar con soltura.

Hizo el esfuerzo de tragar y miró en otra dirección para poder hablar – Apenas antes del ataque recibí la carta, era algo que veía venirse de todas formas…-se interrumpió de forma abrupta. Él mismo se sentía abrumado y sorprendido por esta invasiva sensación de desolación que le afectaba. Creía que tenía controlado el tema, pero abordarlo con Anne le hacía realmente darse cuenta lo que había sucedido y su solitario paradero en el mundo.

-Gracias-
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.