Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

DRAMA KINGS {Edward W.}

Ian Howells el Miér Mar 01, 2017 3:32 am


Flashback de mitad de enero
Sábado por la noche


Era mitad de enero e Ian había decidido emborracharse duramente en medio de cualquier sitio. ¿Por qué? Pues porque podía. Podía porque era una persona joven y libre de responsabilidades... por lo menos por el momento. ¿Porque qué pasaría cuando naciera el bebé? ¿Eh? ¿Qué pasaría? Que él tendría entonces muchas responsabilidades y ya no podría cogerse esas borracheras monumentales que siempre le habían gustando tanto. Iba a perder la mejor etapa de su vida por emborracharse y olvidarse de ponerse el condón en un desenfreno de pasión. ¿Sabes cómo se le llama a eso? Gilipollismo agudo con severo retraso mental. Es que no había otra. Era eso, gilipollismo agudo con severo retraso mental, eso era lo que tenía Ian.

Cuando recordaba lo que se le venía encima, se deprimía muchísimo. ¿Qué iba a hacer él con un bebé? ¡Nada! ¿Pero acaso tenía valor como para simplemente dejar que Eris se encargase de él? No, claro que no. No tenía valor para nada de eso porque le parecía lo más ruin y por muy gilipollas y retrasado que fuera, tenía intención de ir a mejor y hacerse responsable de su errores.

Así que había metido una botella de whisky en el interior de un cartucho de papel y caminaba por las calles de Londres turístico con eso en la mano, bebiendo directamente de la botella. Parecía un borracho. Bueno, espera, ¿cómo que lo parecía? Era un jodido borracho en aquel momento. Hasta tenía barba de unos cuantos días que le había dado pereza afeitarse antes de salir ese día de casa. Necesitaba contarle sus penas a alguien, aunque fuese a un muggle borracho de la calle o tirado en el baño de alguna discoteca o pub. Era terriblemente frustrante tener algo que te pesa tanto y no poder decírselo a nadie de confianza con el cual desahogarte.

Llegó a la zona de fiesta por excelencia de Londres y quiso entrar en dos discotecas, pero ninguna de ellas le dejó entrar con una botella en la mano, por lo que finalmente tuvo que optar por entrar en un pub bastante más tranquilo. Había música country de fondo, lo suficientemente alta como para que las personas pudiesen hablar igualmente en el interior sin dejarse su garganta y cuerdas vocales por el camino. Se sentó entonces en una mesa en donde había una pareja de chicas, dejándose caer en la silla libre con todo su peso.-Ay...-Suspiró cual viejo anecdótico.-Hablemos sobre la importancia de ponerse el preservativo, chicas.-Dijo de repente a las dos jóvenes. Ellas, directamente, cogieron su copa y se levantaron, yéndose de allí.

Él se quedó en la misma posición, inamovible, con la mirada perdida en un punto fijo mientras se remaba con las patas traseras de la silla. Tenía un rostro bastante afligido, aunque cualquiera que lo viese simplemente podría relacionar ese rostro con un estado de inopia fruto del alcohol que ahora mismo estaba en su organismo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Edward Westenberg el Vie Mar 03, 2017 1:08 am

Tomo otro sorbo de la botella pero…Mierda, ya no quedaba nada en ella. ¿Cómo había agarrado tanto vuelito? Pensó, frunció el ceño y miró alrededor ¡Sabía que debía haberse comprado una botella nueva!... Que desastre, además no tenía ni puta idea dónde estaba…¡maravilloso!. Ahora ¿dónde habría más alcohol? Era sábado pero dónde se encontraba  ni los grillos- los insectos más ruidosos y molestosos del planeta-  se dignaban a sonar. Suspiro y se encogió de hombros, se levantó de la acera a duras penas y comenzó a caminar sin rumbo fijo.

Intentó una vez más sacar hasta la última gota que quedaba de su botella de whisky, pero nada. Gruño por lo bajo, estiro su cuerpo a duras penas.  Hace dos noches que había sido luna llena y él en ese preciso momento era lo más parecido a un trapo sucio en forma humana que podía existir, ese trapo que no se lava en semanas y es olvidado en un rincón.

Camino, camino, y camino hasta que por fin ante sus ojos, o más bien oídos llegó un poco de música, y esas risas idiotas de gente borracha que no hicieron más que sacarle una a él y de paso hacer que su hombro se manejara solo y empezara a moverse al ritmo de…¿country? ¡¿Estaba bailando country?! Vaya… sí que estaba borracho.

Aun así, de seguro dónde sea que proviniera esa música e indicios de humanidad había alcohol y eso es lo que él quería en ese momento  con suma  urgencia.  Así que volvió a caminar, y jugando mentalmente el juego “Marco…¡Polo!” con el local de dónde provenía el country, por fin, ahora sí que sí ante su ojos apareció aquel pequeño bar.

- ¡Tú!.- gritó apuntando con su dedo índice al local.- ¡Tú me darás alcohol!.- le exigió entrecerrando los ojos, como si no dejará que este de vuelta le diera una negativa.  Camino, o más bien se arrastró hacia el local, y mientras más se acercaba la música country más retumbaba en sus oídos, hizo una mueca. Siempre había sentido una especie de amor y odio con ese estilo de música, es que te provocaba bailarla pero era tan gringa y nacionalista que le provocaba repelús. Pero estaba lo suficientemente borracho como para entrar al local, sentirse a gusto y hasta llegar a mover el hombro con la música, es que un borracho perdía todo respeto y dignidad.

- Hola, hola, hola…¡Quiero todo!.- exclamó sonriente mientras dejaba caer todo su peso en la barra. De respuesta sólo recibió una ceja enarcada por parte del bar-man. El licántropo frunció el ceño.- Que seriedad…- le dijo mirando al chico, para luego desviar su mirada a su compañera, su muy guapa compañera, sonrió.- Hola, he venido respondiendo el llamado del country. Y esta noche sólo vengo a pedir un poco (mucho) de alcohol , tú me lo darás ¿cierto?.- le preguntó ofreciendo una de sus mejores sonrisas. Pero repito, en estos momentos Edward era lo más parecido a un trapo sucio, y …¿a quién le gusta un trapo?

La morena sólo rodeó los ojos y le tendió el menú  de tragos.- Apúrate sólo quedan quince minutos antes de que se acaban las promociones…- le gruño, pero si Edward no se equivocaba había visto una pequeña sonrisa de lado por parte de la chica, quizás sólo estaba alucinando pero ¡Que va! Miró el menú. Se alejó un poco al ver que de cerca sólo veía manchas, lo movió un poco al aire tratando de pillar el lugar indicado en donde se viera nítidamente y… lo logró.- ¡¿cinco shoot de tequila a ese precio?! ¿Estoy en el cielo?.- preguntó emocionado y con la sonrisa de par en par. Pero luego negó con la cabeza divertido al pensar que estaba en un local de música country en Londres y que ofrecía tequila… ¡Viva la multiculturalidad!. En eso un par de chicas- bastante guapas por cierto- pasaron por su lado murmurando algo como “idiota” “gilipollas” y todos sus derivados, frunció el ceño, mientras su mirada se dirigía hacia el lugar de dónde provenían pillándose con la sorpresa de un rostro conocido.- ¡Hey, tú! ¡Yo a ti te conozco!.- le gritó como si nada al chico que tenía rostro de perro apaleado bajo la lluvia. O sea, en resumidas cuentas, un ser desgraciado y borracho al igual que él.

- ¿Quieres sumarte a mi ronda de tequila? ¡Yo invito!.- le exclamó con una sonrisa invitándolo a sentarse junto a él en la barra. Los desgraciados del mundo debían unirse. Sabía que lo conocía de alguna parte, aún sus neuronas no se juntaban para indicarle de dónde, pero algo le decía que tarde o temprano descubriría de dónde, ahora lo importante era beber. Y eso es lo que haría, con o sin él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 12.661
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 340
Puntos : 219
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Ian Howells el Lun Mar 13, 2017 2:28 am

Aquellas chicas decidieron por alguna extraña razón irse de su lado, cuando estaba claro que Ian era lo más divertido que podían encontrar en aquel sitio de mierda. Porque Ian era diversión, Ian era entretenimiento, era pura picardía y perversidad y, sin duda, podías jugar con él como te diera la gana, además de que iba a dejarte por los cielos echándote piropos y cumplidos con que solo fueras del montón, ya que cuando Ian estaba borracho solía ver a las chicas más guapas de lo que realmente eran. Efectos un poco catastróficos del alcohol, pero bueno. ¡Eso sí, a las feas feas las seguía viendo feas! ¡Y a las gordas gordas!

Pero se fueron y se quedó allí, solo, recordando que quizás ya no era tan divertido, ni tan entretenido, ni tampoco tan pícaro ni perverso. Quizás había perdido su sex appeal y su incuestionable arte de ligoteo al convertirse el padre. Quizás ahora, al tener en camino a un bebé, se le notaba en sus genes y materia orgánica interior. Quizás salgo había cambiado.

Cuando ya estaba preocupándose de más y demasiado en el sentido de la vida después de tener un bebé, fue cuando una voz conocida apareció a su lado. Claro que lo conocía. Era el león de Westenberg, ese tipo con el que había pasado prácticamente siete años como compañero y un tipo que en realidad no tenía en demasiada estima. No obstante, ahora mismo estaba borracho, se sentía un viejo desaprovechado y aquel tío se había convertido en un reflejo de su juventud, EN LA ENCARNACIÓN DE LO QUE FUE UN DÍA. En aquel momento no había ninguna otra idea que le llamase más que aceptar esa invitación a tequilas, aunque era consciente de que el tequila ERA UNA PUTA MIERDA DE BEBIDA, pero no importaba. Worth.

Se levantó y le señaló con el dedo índice.-¡Yo también te conozco, leoncillo!-Le respondió mientras se acercaba a él, para luego darse un golpecito en el pecho.-Esta serpiente acepta tu invitación. Ahora que no estamos en Hogwarts no tenemos que andarnos con tonterías clasistas entre casas, que ambos sabemos que para mantener el tipo teníamos que odiarnos y esas cosas nazis que pasan entre los Slytherin y los Gryffindor, ¿no?-Bromeó, obviamente, dándole un golpe en el hombro. En realidad a Ian le solía caer mal todo el mundo ajeno a Slytherin de sexo masculino, pero para ser sinceros, con Westenberg no había tenido apenas trato.-Aunque ahora o apoyamos lo mismo, o nos sacrifican por traidores, así que supongo que eres un amigo.-Le dio otro golpe en el hombro, con una sonrisa de lo más  borracha-divertida.-¡Camarero, dos tequilas!-Gritó al camarero, sentándose junto a su nuevo amigo.-¡Dos chupitos, no dos botellas de tequilas, que nos morimos!-Rectificó rápidamente, riéndose.-¿Por qué quieres brindar? A mi me gustaría brindar por...-Se hizo el pensativo un momento, mirando a un neón fluorescente como si mirase a un atardecer inspirador.-Por la casual desdicha fruto de un placer incondicional que puede convertir tu vida en un infierno de incertidumbres.-Asintió con la cabeza, convencido por su hartada de palabras aparentemente lógicas que intentaban conformar una frase con sentido.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Edward Westenberg el Sáb Mar 25, 2017 6:48 pm

Bajo el lema “Borrachos del mundo, uníos” es que invitó sin pensarlo ni por un segundo al chico, que su rostro se le hacía conocido pero su estado no le permitía  que sus neuronas hicieran click, o salieran de ese letargo en el que se encontraban. Es que ahora en su cabeza sólo sonaba un “I´m a country boy” con una mezcla de “¡viva México, cabrones!” y una extraña lluvia de tequila. Sacudió su cabeza, para volver a estar en estado presente.

¿Leoncillo? Frunció el ceño, y entrecerrando los ojos cómo si con aquel simple gesto entendiera la dirección de la vida misma, reconoció el ser que tenía frente a sus ojos ¡Era Howells! Un Slytherin de su misma generación, que a decir verdad poco de atención le había dado en su etapa en el Castillo, por la básica razón de que los de aquella casa le valían menos que una mierda. Pero cómo bien había dicho él, ya no formaban parte de la escuela y de esas guerrillas, además el ya no escupiría más al cielo, y menos si de un Slytherin se trataba que ya había recibido un mega escupitajo de vuelta en vacaciones. Además, estaba borracho, y Edward era de esos que se ponen felices y amigos de todos.
Es que repetía; ¡Borrachos del mundo, uníos!.

- Hufflepuff, Gryffindor, Ravenclaw, Slytherin, pepito, pepita, tú, yo, aquel ¿qué más da? ¡Hoy es noche de borrachera!.- exclamó con una enorme sonrisa en su rostro, y los parpados caídos que le hacían tener una aspecto gracioso e idiota a la vez. – ¡No digas más! Hoy haremos leyenda, como la noche en qué una serpiente, y un león se pegaron la mejor tomatera de la vida.- dijo exagerando en sus movimientos, y sobre articulando las palabras para que se lograran entender mejor.

- ¡Que no son dos, son cinco!.- exclamó mostrándole la cartola de tragos.- Nos quedan quince minutos de la hora feliz.- apuntó el reloj, mientras volvía a acercarle más la cartola, en indicarle con la misma  mano en dónde salía la promoción.

¿Brindar? Joder, frunció el ceño. ¿Por qué puñetera cosa quisiera brindar si estos últimas días todo había sido mierda?, arrugó más su nariz de manera pensativo, mientras miraba hacia el otro lado, y a diferencia de Howells, el buscaba encontrar su inspiración en un stickers de una cerveza con rostro que al parecer estaba bailando conga. El Slytherin volvió a hablar y lo miró.

- Por la casual desdicha de…de…dfhksdfh infierno.- intentó repetir el salud del chico sin mucho éxito, cuando los shoots llegaron frente a ellos, y Edward tomó enseguida uno entre sus manos y lo elevó a modo de salud, tomó aire .- Yo…yo hago un salud por…- intentó una vez más encontrar inspiración en la pegatina, pero nada. Desvió su mirada, topándose con la bar-woman.- ¡Por ti guapa!.- exclamó con una sonrisa que quería ser coqueta mientras elevaba su vaso hacia ella, pero para los demás espectadores sólo fue una mueca de un borracho.La chica rodeó los ojos a modo de respuesta, pero Edward no le dio mayor importancia y sólo terminó riendo estúpidamente y volvió hacia dónde el chico para chocar su vaso y de un trago tomarse todo el contenido.

Sintió el líquido recorrer por su garganta y quemar todo a su paso, arrugó levemente su ceño para luego sacudir su cabeza y dejar de golpe nuevamente el vaso en la mesa. Tomó una mitad de limón y se lo llevó a la boca. – Y dime, ¿cómo ha estado todo fuera de Hogwarts?.- le preguntó sin mirarlo ya que en esos momentos toda su atención estaba dedicaba a la extraña textura del endocarpio del limón.- ¡Que pregunta más jodida! .-agregó arrugando su ceño.- Yo al menos para responderla necesito beber más.- resopló, tomando otro vaso de tequila, ya que últimamente sus días habían sido una real mierda.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 12.661
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 340
Puntos : 219
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Ian Howells el Miér Mar 29, 2017 4:29 am

¿¡A QUINCE MINUTOS DE LA HORA FELIZ!? ¡Eso había que amortizarlo hasta la muerte! Iban a ser los quince minutos más jodidamente mortíferos (en el sentido alcohólico, claro) que hubiese tenido en mucho tiempo. Si ya estaba borracho ya, iba a asegurarse de que cuando terminasen esos quince minutos, en su cuerpo no cupiese ni una sola gota de alcohol más. Ese día iba a ser el día en el que si Eris Masbecth lo viese, definitivamente le retiraría la custodia de su hijo PARA TODA SU VIDA y eso que todavía no había nacido. Así que esperemos que la magia de la casualidad esta vez no le juegue una mala pasada y no le ponga a Eris delante. Aunque teniendo en cuenta que está casi de siete meses, no es recomendable que asista a ese tipo de locales, mucho menos a beber alcohol. Así que a PRIMERA INSTANCIA estaba a salvo.-¡Tenemos que amortizar esos quince minutos!-Golpeó la barra con la mano abierta, tanto que le dolió.-¡Camarero! ¡Señor! ¡Señor camarero!-La "R" no la pronunciaba para nada bien, parecía que el alcohol se lo ponía difícil a la hora de pronunciar correctamente.-¡Que sean diez!-Miró al Gryffindor para elevar el pulgar.-Mejor diez, así podemos brindar por más cosas.-Como si brindar fuese importante o algo así.

El camarero con una cara de pocos amigos les comenzó a poner las bebidas en pequeños vasos de chupito y fue Ian el primero en brincar por la mala suerte que había tenido al follarse a una tía y que ésta se quedase embarazada y que no supiese que hacer. Aunque lo había dicho con algunas palabras más bonitas que no dejaban entrever en su totalidad su verdadera intención... aunque vamos, estaba tan borracho que ahora mismo podría hasta contarle a Circe que había dejado preñada a su hermana y seguramente ni le dolería la patada de los huevos que se llevaría. Bebió su chupito y rió divertido al ver la cara de asco de la tipa de la barra cuando Edwarsimundo le dijo guapa.-Te ha mirado con todo el asco, ¿pero te has visto la cara? ¿Acaso esa es tu cara de seducción? Porque creo que tienes que mejorarla si quieres obtener resultados, ¿eh?-Se burló de él con diversión.-Parecía más que intentabas lanzarle un mal de cara directamente. Todo falló.-Se rió, llevándose el limón, con retraso a la boca y chupándolo. Le gustaba el sabor del limón. Estaba rico.

Entonces a Edwarsimundo se le ocurrió la brillante idea de preguntarle por cómo iba todo fuera de Hogwarts e Ian cogió otro chupito y se lo bebió de golpe, sin sal, sin limón Y SIN NÁ. ¿Por qué le preguntaba eso? ¿Quería ponerle triste o qué?-Yo también.-Dijo cuando él dijo lo evidente y volvió a beber otro chupito de tequila. Ian se apoyó sobre la barra, decaído.-Siento que mi vida fuera de Hogwarts se ha ido a la MIERDA.-Resaltó esa palabra con sumo énfasis, remarcando con sus dos manos un cuadro imaginario en donde se me imaginaba una gran mierda.-Siempre quise ir a la universidad, tirarme a todas las chicas habidas y por haber, probar todo tipo de drogas, sacarme la carrera con la nota mínima y luego ir pensándome eso de sentar cabezas, ¿sabes? ¡Lo típico que quiere un jodido adolescente convencional! ¡¡Pero no!! Ian Howells tenía que cometer la gilipollez de tener sexo sin condón y dejar embarazada a una mujer. ¡¿Te puedes creer mi mala suerte?! UN PLENO. AHÍ DE LLENO.-Gesticuló con los brazos como si hubiese metido algo dentro de otro algo con mucho énfasis.-¡Un polvo sin protección y PUUUUUM! ¡¡TOMA ESPERMATOZOIDES IMPACIENTES!! -Gritó alzando los brazos.-Un bebé.-Se desahogó, cogiendo otro chupito de tequila para hincárselo sin miramientos. Luego se puso el vaso vacío en la frente y apoyó la misma contra la barra.-Voy a ser padre, tío. Yo. Yo. El inútil de yo.-Dijo mirando a la barra como si allí hubiese un botón de RESET. De repente, pareció que Ian se había roto, pues se quedó con la mirada fija en un chupito.

No lo había dicho así nunca. Se había intentando comportar como una persona racional cada vez que hablaba del tema con Eris o con su familia, pero seamos sinceros... Ian no era una persona racional ni mucho menos madura y estaba CAGADO DE MIEDO. No tenía ni puta idea de nada y no sabía ni cuidar de sí mismo, ¿¡cómo se supone que va a cuidar de un bebé!? Si hasta había pasado por una racha de fobia a las tetitas. ¡Él, Ian Howells, fobia a las tetitas! Pero tenía miedo no fuese a hacer aparición otra vez los superpoderosos de sus espermatozoides y atravesasen el preservativo para dejar preñada a otra. No, no, no.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Edward Westenberg el Jue Abr 20, 2017 7:31 pm

Para aquella noche Edward tenía un objetivo claro: tomarlo todo hasta olvidarlo todo. Así de simple, sin tapujos y eso es precisamente lo que haría. Con Howells o no, con la bar-woman o no, con la música country o no, con tequila o… bueno se entiende ¿no?. La cosa era tomar hasta que su cuerpo  no diera más y terminará por ahí.” ¡Pero que poco cuidado con él mismo!”, dirían algunos o “¡que irresponsable!” dirían los más conservadores desde su esquina, pero es que a él en esos momento poco y nada le importaba que pasara con su existencia. Estaba en una época en que ni él sabía que quería hacer con él mismo así que …¡a la joda el mundo en sí!.  

Aunque habían personas, que en vez de mirarlo de mala manera o juzgar su accionar preferían irse por otro camino, su camino. Esa persona era Ian Howells quien se encontraba pidiendo más chupitos al camarero para aprovechar de buena manera los quince minutos de hora feliz. Y esa era exactamente la clase de persona que quería encontrarse Edward aquella noche. Personas que al igual que él quisieran sumergirse en el nocturno mundo que ofrecía el alcohol y olvidarse un poco de la mierda que tenían encima.

No sabía si era por su desenfoque ganado gracias al alcohol que ya tenía en su cuerpo o qué, pero de un momento a otro los chupitos se duplicaron cosa que no hizo más que engrandecer la sonrisa por parte del Gryffindor. Howells fue el primero en brindar por algo que Edward olvidó al segundo de decirlo - o hacer el intento de-para luego él de manera pátetica para el resto, pero que él veía como coquetería pura hacer un saludo por la chica de la barra que claramente sólo le dedico una mirada de poco amigos, de seguro pensando que ya estaba otro idiota borracho tratando de coquetearle. - ¿Qué tiene de malo mi cara?.- preguntó o más bien balbuceo para elevarse un poco de la silla y mirarse en un espejo que se encontraba tras las botellas de alcohol.  Entre ellas pudo ver su rostro que lo hizo reír como idiota, tenía una cara de borracho a más no poder, pero a su modo de ver uno divertido, buen chato, no de un troll o algo así.- ¡Bah! Yo creo que mi cara está bien, sólo que es incomprendida.- dijo mientras comenzaba a mover las cejas o poner rostros de clásico de galán, para luego hacer un ademán con su mano y volverse a sentar.- O simplemente es el karma del sector femenino a mi persona….- le soltó al ex – Slytherin junto a un suspiró.- La maaaaldición recaerá sobre ti y toda tu estirrrpe Westenberg. .- dijo abriendo sus manos y poniendo una voz de bruja del Oeste al más estilo Mago de Oz.- JODER ME MUERO SI ES ASÍ.- terminó por decir dejando caer su cara hacia la barra y comenzar a darse golpes en la frente, para luego re-incorporarse, tomarse dos chupitos de una y luego engullirse de lleno la mitad de un limón.

Luego a Edward se le ocurrió la “brillante” idea de preguntar por sus vidas fuera de Hogwarts ¿QUÉ MIERDA? De todas las preguntas del mundo se le tenía que ocurrir ESA JODIDA pregunta. AL parecer el alcohol lo pone más amigable pero jodidamente idiota. Si es por su vida fuera de esa Castillo que ahora se encuentra como un trapo de borracho en un bar de Country en los suburbios de Londres y a él se le ocurre preguntarlo.

Pero al parecer el castaño no lo había pasado mejor que él, enarcó una ceja cuando escuchó que su vida también había sido una mierda, y debería ganarse un premio o algo porque pese a su extrema falta de concentración puso todo de su parte para mirarlo y escucharlo con atención.

Pero para eso necesitaba estar más borracho, así que sin dejar de escucharlo tomó un chupito, pero para su total desgracia justo cuando se lo llevó a la boca , escuchó como Howells le decía que sería padre  y el tequila salió disparado de su boca (vamos que no puede haber una borrachera sin que alguien bote o escupa alcohol) ¡JODER! ¡que notición! De seguro no recordaría nada la mañana siguiente, pero qué más da ahora sentía una terrible empatía por él Slytherin.  

- Joder tío, yo…woo.- fue lo único que pudo articular después de limpiarse la boca, y poner rostro de niño angelical a los de la barra y no terminaran echándolo a patadas del local.- Yo, no sé qué decir sólo que…wow.- siguió balbuceando, es que de la nada comenzó a imaginarse una  piscina enorme de bebés dónde Howells y él se hundían y un escalofrío le recorrió toda la columna, sacudió su cabeza.- La culpa de todos nuestros males la tienen las putas hormonas.- logró decir con el ceño fruncido, es que así era. Las jodidas estaban en tu cuerpo para sí ayudarte a crecer, y de paso  hacerte pasar buenos ratos pero en su puto manual tienen en letra pequeña que mezcladas con el alma juvenil generaban un arma  letal.

- Joder, y yo que pensaba que estaba cagado…-soltó sin siquiera pensar en sus palabras y se mordió la lengua cuando las escuchó.- digo…yo…lo siento es que soy pésimo para consolar a las personas y esas cosas.- se excusó con una mueca en sus labios, es que era verdad, se volvía muy torpe y siempre terminaba soltando comentarios como aquellos que más que ayudar, agravaban todo.- Pero sí te puedo ofrecer alcohol, oídos, más alcohol,  y una noche de jarana inolvidable. Además, aún te queda tiempo ¿no? Digo para que…bueno ya sabes…nazca.- sí le daba hasta cosa pronunciar la palabra bebé, no vaya a ser que de tanto decirle la llamara a su vida. – Aún te quedan noches de libertad,¡ y vamos! hoy es una de ellas y hay que aprovecharla.- terminó por decir con una amplia sonrisa, tomó torpemente un par de chupito le tendió uno a Howells y el otro se lo quedo él.- ¡SALUD POR NUESTRAS JODIDAS VIDAS!.- exclamó.

Se tomó de sopetón su vaso, y dejó de un golpe el vaso en la barra.- Este verano me convertí en  licántropo, engañe a mi novia con una chica que se supone que detesto, casi medio Hogwarts me odia, me tuve que volver carroñero para no ser más odiado por los putos magos, y la única persona en el mundo que me tiene un poco de cariño se encuentra desaparecida desde el ataque.- dijo todo de una casi sin siquiera respirar hasta el final, que soltó un gran suspiro, para luego toma otro vaso de tequila.- ¿otro salud?.- preguntó, es que  habían dos opciones reír o llorar ante la desgracia, y bueno Edward prefería…tomar
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 12.661
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 340
Puntos : 219
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Ian Howells el Vie Abr 28, 2017 6:49 pm

Si ahora mismo hubiese un detector de tristeza, drama y desgracia en algún radar cercano a Londres, señalaría el pub en donde estaban Ian y Edward con un gran punto rojo parpadeante, en plan alarma mundial. Tanta desgracia junta debería de ser casi tan peligrosa como una bomba nuclear. Menudas vidas de mierda. ¿Para eso de gradúan en Hogwarts? Casi que era mejor quedarse dentro del castillo con esa nueva dirección nazi, ya que a ninguno de los dos le sentó nada bien eso de graduarse.

Fue el exSlytherin el primero en soltar la mierda que tenía que soltar. Era necesario y un alivio poder soltar todo lo que pensabas en voz alta frente a una persona que no tiene nada que ver en tu vida y, sobre todo, estando borracho. Cuando uno está borracho como que lo que dice y cómo lo dice está dicho con más sentimiento. Además, siempre era como todo mucho más intensificado, por lo que el drama que podría suponer esa noticia por norma general se veía altamente agrandado ahora que estaba borracho.-¿Las hormonas? ¡¡EL ALCOHOL!!-Señaló el vaso que tenía en la mano. Las hormonas eran la excusa de los jóvenes, pero había dejado a una tía más grande que él y no creo que sea por hormonas, sino porque estaba más borracha que una cuba. No le reconfortaba para nada lo que le decía Edward, pero era consciente de que tampoco había nada que pudiesen decirlo que le hiciera sentir mejor, por lo que tendría que conformarse.-Sí, queda para que nazca, pero menuda mierda. ¡Uno así no disfruta saliendo de fiesta! Antes follaba prácticamente cada tres días, desde que sé que voy a ser padre me da miedo meter el pene en cualquier mujer. ¡Es la primera vez que follo sin preservativo y voy y la dejo embarazada! ¡Mi esperma es infalible!-Ahora Ian tenía la sensación de que sus super espermatozoides serían capaces de romper esa fina barrera de plástico de los preservativos con el fin de dejar embarazada a la siguiente mujer. Muchos no se lo creerían, pero llevaba ya bastante tiempo sin mojar el churro. Sujetó entonces el vaso que le tendió Edward nuevamente y lo alzó ante su nuevo salud. ¡No tenía otra que beber, beber y que al menos esa noche fuese lo suficientemente desestresante como para no pensar en lo que le estaba por caer! Quién sabe, a lo mejor se desinhibe lo suficiente como para ligar con alguien y no espantarla hablándole de su futuro hijo.

Si Ian se consideraba un desgraciado por ser una persona normal que iba a tener descendencia (que si nos ponemos a juzgarlo objetivamente, en realidad era lo lógico que debía de hacer un humano convencional), cuando escuchó a Edwardsimundo contarle su historia, por casi no se descojona delante de su cara. ESO sí que era tener mala suerte. Se carcajeó de una manera divertidísima, para finalmente negar con la cabeza.-¡OTRO TRAGO, sin duda tu historia se merece otro trago!-Volvieron a beber de sopetón otro chupito, para entonces Ian mirarle.-Tío lo siento por reírme de tu desgracia, pero me hace feliz no ser el único desgraciado del planeta.-Ian nunca se había caracterizado por ser precisamente empático.-Pero qué putada, ¿eh? Un licántropo, eso debe de ser una puta mierda. ¿Cómo narices te convertiste? ¿Te atacaron?-Bueno a ver, obvio, pero ahora mismo Ian estaba muy borracho como para hacer preguntas coherentes.-¿Y eso duele? Bueno espera, que me estoy centrando en el tema equivocado.-Dijo después, alzando la mano divertido.-¿Engañaste a tu novia con una tía que detestas? Qué sucio. ¡Y te lo digo yo! Yo al menos cuando engaño a mis parejas lo hago con personas a las que prefiero, no a las que detesto. Eso es hundirte en el pozo, tío.-Rió divertido.-¿Quién era tu novia y con quién la engañaste? Supongo que ambas eran de Hogwarts. Yo engañé a mi primera novia porque no me daba sexo, con otra con la que sí me lo dio.-Se encogió de hombros, dándole a entender que no le iba a juzgar. Él era tan cabrón como él en cuanto a honestidad y fidelidad se hablaba. No se sentía orgulloso de engañar a su primera novia, pero oye, valió la pena perder la virginidad con Circe. La otra era una aburrida.

Ahora estaba un poquito más feliz. ¿Sabéis el refrán de "males de otros, consuelos de tonto"? Bien, Ian era muy tonto y sabía que estar feliz por la desgracia ajena no iba a solucionar su propia desgracia, peeeeero... estaba borracho, mucho. Ahora mismo lo único que quería era despejarse un poco y olvidarse de que iba a ser padre. Aún no sabía como iba a lidiar con esa situación. No sabía como lidiar actualmente, imagínate cuando nazca... Ian no sabía nada. Ian de las Nieves.

Suspiró con desgana y le dio un golpecito en la espalda a Edward.-Somos lo puto peor. Un licántropo carroñero del que no se puede fiar y un subnormal retrasado incapaz de hacer SOLO UNA COSA BIEN: ponerse un puto preservativo. ¿Eres consciente de que ni tú ni yo somos el futuro de esta sociedad, verdad?-Se carcajeó.-Y yo encima tengo descendencia. Espero que salga a la madre porque como salga a mí la sociedad mágica cada vez irá peor.-Negó con la cabeza divertido, robándole a la chica que tenía al lado su vaso con lo que parecía un cóctel de vodka. Bebió por la pajita y luego miró a Edward con cara de duda.-¿Es muy malo eso de ser licántropo? En verdad no es para tanto, ¿no? Sólo te conviertes en luna llena.-Obviamente Ian era un ignorante y para él no era "tanto" aunque en realidad si lo fuese. Claramente era por que él no tenía que sufrir lo que se sufría en luna llena, además de que le daba igual hacer daño a la gente con el descontrol.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Edward Westenberg el Sáb Mayo 06, 2017 6:25 pm

Lo más seguro que al otro día no recordase nada, y despertaría  con una  caña moral de puta madre  y con las enormes ganas de querer sacarse la cabeza dejándola por ahí tirada a su suerte. Pero ahora que se encontraba en esa barra borracho hasta las orejas no pensaba en nada de eso.  Estaba disfrutando de saber que al igual que él habían más jodidos por el mundo, y dónde lugares como aquellos lo hacían reunirse.

La gracia de todo aquello es que se había topado con alguien de Hogwarts y de su misma generación. – ¿Sabes algo de otros de nuestra generación? ¿Estarán igual que nosotros? Que al parecer estamos malditos, joder.- bromeó divertido. Que vamos, era mejor tomarse todo aquello con gracia sino vamos al puente más cercano y tirémonos en picada libre.

El tequila quién no tenía culpa alguna voló por los aires cuando el castaño le contó  el porqué de su desgracia.  Un bebé, iba a ser padre. Joder el sólo hecho de imaginarlo le daba urticaria. Edward había sido hijo único, por lo que jamás tuvo que compartir con esas cosas que botan baba, mocos y caca por toneladas. Ok, si si podían ser algo más que eso, y ser “la alegría del hogar” para algunos, pero si fuera por gusto propio el se quedaba con otras alegrías como un perro, un gato o hasta un loro, pero ser padre claramente estaba muy lejos de sus panoramas próximos.

- Joder ¿estabas borracho?.- le preguntó para luego negar con la cabeza, luego por inercia llevó su mano al bolsillo izquierdo de sus negros jeans, sacó su billetera para mirar dentro de ella, suspirando aliviado al ver un preservativo. Que no sabía cómo podía terminar esa noche, pero se negaba al hecho de que un día cualquier llegará una chica y le dijera “Hola, eres padre” .  Le volvió a prestar atención – dentro del posible- e hizo una mueca, para luego soltar una carcajada.- Esperma infalible JAJAAJA.- exclamó entre risas, ignorando las miradas que recibió al decir aquello más fuerte de lo planeado. – Joder, ni siquiera lo digas. Vamos, como bien dijiste tú sólo fue el alcohol, puedes seguir disfrutando pero sin esta cosa tan buena encima.- le dijo encogiéndose de hombros para luego volver a hacer una salud y echarse otro chupito a la boca ¿cuántos iban ya?, ni idea.

Y luego vino su turno, soltó todo de una sin siquiera darse espacio para respirar. Y vaya que se había sentido bien haberlo hecho. - ¡Hey!.- dijo abriendo ambos brazos falsamente indignado al escuchar la carcajada por parte de Howells, pero luego se le sumo, que cómo bien dice Bergston “La última expresión de la desesperación es la risa”, que ya no vale nada llorar bajo la leche derramada ¿no?. – No merecemos todos los putos tragos de esta barra.- agregó entre risas para volver a tomar.- LO QUEREMOS TODO.- exclamó apoyándose sobre la barra.- Broma, broma guapa, estamos bien así.- le dijo nuevamente a la barwoman, quién sólo se dedicó a rodear los ojos y seguir con los suyo. – Definitivamente no le agrado.- comentó haciendo una mueca y encogiéndose de hombros.

Hizo un gesto con su manos de “no hay problema”.- Me mordieron en el verano.- le dijo sin más. Muy pocas personas sabían de aquello, de hecho para ser precisos Stella y la chica que lo inscribió, y bueno al parecer ahora serán tres. Aunque ahora que lo pensaba mejor no era la primera vez que se emborrachaba así, quizás cuántas personas más habían tenido que escuchar que era Licantropo, joder pagaría por recordar los rostros de los muggles cuando este le daba el momento de sinceridad. Le iba a responder la siguiente pregunta, pero Howells quiso cambiar de rumbo yéndose al plano amoroso que ahora era una mierda del porte del Titanic en su vida.- En mi defensa debo decir que es extremadamente guapa y aquella tarde no estaba tan insoportable como otras veces.- dijo levantando sus manos en plan “soy inocente”, aunque sabían que eran unas excusas de mierda y que su comportamiento habían sido de un gilipollas nivel gold. – Si, ambas son de Hogwarts. Mi novia era Synnove Sorense y bueno la engañe con Anabeth Valmont.- al instante que dijo sus nombre una voz en su cabeza le dijo que no había sido lo correcto, pero ya ¿qué más da? Si ya medio Hogwarts lo sabía gracias a la bocota de la Slytherin y joder, estaban en “La hora feliz” y nadie podía juzgarte en una hora así ¿no?.

Soltó una fuerte carcajada al escuchar sus siguientes palabras y asintiendo con a cabeza ante su pregunta.- Somos lo peor del mundo mágico.- agregó entre risas, y luego una pregunta atravesó por su cabeza.- A todo esto ¿quién es la madre? ¿Es de Hogwarts?.- se atrevió a preguntar, que vamos estaban en el momento de sinceridad, mínimo que le cuente toda la historia bien ¿no? Con nombres y apellidos. Miró como le quitaba el vaso a la chica del lado, y frunció el ceño al comprobar que no le quedaban más chupitos, y antes de responder su última pregunta se levantó de su asiento y se dirigió hacia dónde la guapa barwoman.- Hola guapa, sé que ya no es la hora feliz, pero tú me haces feliz.- dijo  con una sonrisa idiota y recibiendo sólo una ceja enarcada de su parte.- Hey, no me mires así, sólo son bromas. Me das algún trago con vodka, por favor. Lo dejo a tu elección, sorpréndeme. Yo por mientras estaré ahí junto a mi amigo en desgracia. – ella sintió rodeando los ojos y casi podía asegurar escuchar un “que idiota” pero lo dejo pasar.

- Es una mierda.- dijo al sentarse nuevamente frente suyo.- Una completa y gran mierda.- volvió a recalcar.- Los días anteriores y posteriores es como si un gigante te tomara de los pies y te golpeara con todos sus fuerzas al árbol más cercano. Y la noche en sí, bueno, no recuerdas nada, despiertas al otro día vaya a saber uno dónde como una noche de borrachera pero mil veces peor, porque no sabes si esa noche pudiste haber destrozado en mil pedazos a alguien, habértelo comido,  mordidos o quizás, si tienes suerte  sólo te pasaste corriendo por la pradera como un lobo feliz.- terminó por decir encogiéndose de hombros.- Y bueno también a es sumarle que cada vez que alguien sabe de mi condición me mira con un desprecio tal como si fuera el mismísimo demonio.  Es un sueño de vida a decir verdad.- terminó por decir irónicamente para luego echar a reír.

En eso un grupo de chicas - todas increíblemente guapas- pasaron por su lado dedicándole más de una mirada coqueta, Edward las siguió con la vista deleitándose.-¿Crees que podemos ir a hablarles sin decirles al minuto nuestra desgraciada vida?.- le preguntó, como si Howells estuviera más cuerdo que él en ese momento. Es que joder, hace siglos que no se rodeaba del sector femenino y su humanidad ya se lo estaba exigiendo a gritos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 12.661
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 340
Puntos : 219
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Ian Howells el Mar Mayo 09, 2017 1:50 am

Alzó el dedo índice y negó con él de manera larga y tendida.-Que yo sepa la gente de nuestra generación está bien. A Circe y Lluna la aceptaron en un equipo de quidditch y encima ambas están estudiando una carrera universitaria. ¡Las dos cosas! ¡Y yo estoy ahogándome con una sola carrera y encima me viene el bebé a mí! ¡Arg!-Se quejó. En verdad no le deseaba ni a Circe ni a Lluna que se embarazase, las pobres. Ellas lo tenían mil veces peor, que tenían que parir. Al menos Ian iba a tener un hijo, pero quién sufría el parto era otra persona. ¡Y menos mal!

Lo del esperma infalible le hizo gracia y la verdad es que era gracioso. Ian, como un tonto, al volver a escucharlo esbozó una sonrisa divertida, aunque no demasiado tiempo, ya que hablar de ese día le traía más nervios que diversión, pero bueno.-Tío en serio, super infalible, que es la primera vez en mi vida que tengo sexo sin puto preservativo y mira. Puta mala suerte en serio, esto solo me pasa a mí. Yo creo que fue el karma, que llevaba esperando mucho tiempo a que no me pusiese el gorrito en el pene para hacerme de las suyas.-Contó su teoría, la cual era una puta mierda de teoría, pero estando borracho todo cobraba sentido.-¡Y claro que estaba borracho! Si no ni de coña cometo la estupidez de no ponérmelo. De hecho, en su momento pensé que me lo había puesto. El whisky es cosa mala...-Dijo finalmente, negando con la cabeza ante todo.

Llevaba casi un año siendo licántropo e Ian lo veía bastante bien. Él no tenía mucha idea de licantropos, pero oye, veía a Edward muy bien como para ser uno. ¿No deberían de ser así como medios chungos, desaliñados, peludos y extraños? Él parecía un tipo normal. Eso es que lo llevaba bien. O que fingía de puta madre y en verdad estaba de puta pena, que podría ser perfectamente, ya que el alcohol ayuda mucho a desentenderte de las preocupaciones y aparentar ser quién no eres. Por eso Ian ligaba mucho más estando borracho. Sin embargo, tuvo que hacer especial hincapié cuando nombró a las dos tías.-Synnove... ¿Esa es la pecosa que cambia de color?-Preguntó sin mucha idea.-Anabeth está muy buena, pero no entiendo como te tiras a semejante engendro de mujer. Iugh.-Puso una mueca de asco, deformando su cara y su boca para demostrar todavía más su disgusto por la Slytherin.-Yo me hubiera qeudado con la pecosa. Tiene un no sé qué, qué sé yo que... yo me follaría.-Se encogió de hombros, divertido.-¿Y por qué se la pegaste? ¿No te daba sexo o qué?

Cogió su último chupito y se lo bebió de golpe tras la pregunta de Edward.-La hermana de mi mejor amiga. Y mi mejor amiga no lo sabe porque su hermana no me deja decírselo. Qué desgracia... Cuando se entere me voy a quedar sin más descendencia de la patada en los huevos que me va a pegar.-Le respondió, para luego soltar un suspiro amplio y profundo.

Luego le contó lo puta mierda que era ser un licántropo e Ian le escuchó con una sonrisa. Quizás era un poco capullo escucharle con una sonrisa, pero le hacía gracia tanta desgracia junta en un solo monólogo. Y le gustaba no ser el único desgraciado, era estúpido pero se sentía liberado de tanta carga por sus responsabilidades. ¡Y no era el único que las tenía! ¡Él también tenía una responsabilidad todos los meses de no matar a nadie por el resto de su vida! E Ian tenía la responsabilidad de criar un bebé y que no saliese como él, así que ambos tenían duro su cometido.-Bueno, me has dicho que eres licántropo y yo no te he mirado mal, pero porque estoy borracho. Pero en verdad es una tontería, ¿no? O sea, entiendo tu frustración y eso, pero es una vez al mes. ¿Por qué esa vez al mes no te apareces en el puto Himalaya, donde sabes que no le harás daño a nadie y luego al día siguiente vienes? Digo, si tu preocupación es hacer daño, claro. Que en verdad es fácil alejarte de ello, ¿no? No seas tan tonto de esperar en casita a que salga la luna llena.-Comentó divertido como si fuese la idea más inteligente del universo, pensando que a ningún licántropo se le hubiera ocurrido antes.

La pregunta de Edward parecía sencilla, pero en realidad no lo era, no cuando ambos estaban tan borrachos y tenían tanta desgracia en su interior. Además, Ian en estas ocasiones era muy victimista y batalla, por lo que quizás la cagase soberanamente delante de las chicas. No obstante, como se la sudaba una mierda lo que pensasen la chica, decidió arriesgarse.-¡Venga, vamos a intentarlo!-Le dio un golpecito en el hombro, sonriendo como un idiota.-Tenemos que prometernos que no hablaremos de los temas tabú. Ni tu capacidad para transformarte en perrito ni de mi esperma infalible, ¿vale? Si alguien saca el tema, el otro le puede pegar un puñetazo.-Puso el puño delante para que Edward le chocase puño con puño.-Vamos a ver si hoy follamos.-Miró para atrás para ver a las chicas otra vez y, antes de salir, añadió:-Me pido a la pelirroja. Es mía.-Las pelirrojas eran sagradas para Ian. Le enamoraban las chicas pelirrojas, eran su puntillo débil.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Edward Westenberg el Sáb Mayo 20, 2017 9:26 pm

Abrió sus ojos sorprendido, se sentía realmente feliz por sus compañeras de generación pero al mismo tiempo profundamente miserable. Pensó que las desgracias al parecer le sucedían a 2 de cada ocho personas, un pensamiento sin ningún sentido pero que su estado etílico lo aceptaba sin preocupación alguna. – Yo ni siquiera entre a la Universidad.- agregó risueño, a decir verdad le traía al menos sin cuidado ese punto. Siempre tuvo la idea de vivir un poco antes de amarrase nuevamente a una Institución, aunque jamás imagino todo lo que le traería ese vivir recién un par de semanas de haber salido de Hogwarts.

- 2 de cada ocho, 2 de cada ocho…- le dijo con un tono totalmente seguro, haciendo en voz alta su pensamiento anterior.- Tu eres uno, yo soy el dos.- agregó como si en ese preciso momento todo lo que les había pasado durante el último tiempo tuviera sentido por ese porcentaje inventado. Ay dios la ebriedad a veces…hacía estas cosas. – Malditos bastardos…- dijo de reojo a las botellas de alcohol de la barra, culpándolos de todos los males del mundo. Miró al chico y suspiro, jodida mierda de vida que estaban teniendo. Hasta se volvía ya cómico, lo que hizo que comenzará a reírse cada vez más fuerte, hasta se le asomaron un par de lágrimas por los ojos.- No sé qué habremos hecho en otra vida Howells, pero algo me dice que nada bueno para tener este karmon encima.- dijo aún entre risas. Repito, “La última expresión de la desesperación es la risa”.

No sé cómo pero terminaron hablando de su vida amorosa, otro caos más dentro de aquel tornado que llevaba por vida,  intentó explicarle algo que él ni si quiera comprendía del todo. Sabía que era una excusa de mierda, pero de verdad durante toda su vida se ha caracterizado por actuar antes de pensar, él no era de esos de “Pienso, luego éxito” No, él simplemente era existo y punto. Y eso muchas veces le ha traído desgracias y al mismo tiempo muy buenos momentos. Y sobre las dos chicas…ay, era complicado.- Metamorfomaga.- agrego ate el comentario del castaño, mientras se llevaba un limón a la boca, le había entrado al hambre.- Valmont, también tiene sus cosas buenas, digo… es guapa, pero además no sé tiene como un…algo. .- dijo haciendo un gesto con su manos al decir "algo", para luego encogerse de hombros. Es que sí a veces- por no decir la mayoría del tiempo- la rubia era sumamente insoportable pero habían segundos que no sé aparecía ese...ese no se qué, no se cómo, ese… “algo”.  Le dedicó una mala mirada a Howells cuando escuchó lo de que se follaría a Synnove, pero no le duró más de medio segundo tras sentirse sumamente descarado al sentirse ofendido. – Pues, no, no lo hice por eso. De hecho podría asegurarte que cuándo la engañe sentía un profundo cariño por Synnove, simplemente…las cosas se dieron muy rápido y comprendí que no puedo estar amarrado de nada ni nadie porque ni siquiera me puedo hacer cargo de mí mismo, o más que eso  fui consciente de mi jodido e irracional accionar, y para no pasar dando explicaciones simplemente mejor no deberle nada a nadie. – dijo todo como un bombardeo de ideas que mientras las decía iban apareciendo, y al terminarlas sintió un profundo alivio, como si todo se hubiera aclarado, lamentablemente todo sería olvidado al día siguiente. – Y estar en una relación es eso, deber cosas, o no sé…hay códigos, cómo en la amistad, y eso cuesta, digo  el ser fiel a esos códigos. Por ejemplo es preocuparte, y me he dado cuenta que mejor no deberle a nadie porque después uno sufre, como Stella, odio esa sensación horrible de pensar todo el día dónde está, si estará viva, muerta, estará sufriendo, la estarán torturando o estará en las Bahamas al sol y ni siquiera se acuerda de mí. – lanzó todo de una, quizás Howells no era consciente de eso, ya que  ni Edward lo era pero estaba soltando todo su pensar que hace meses lo llevaba guardado, se estaba sincerando con alguien que a pesar de pasar siete años en Hogwarts jamás había cruzado más de dos palabras.- Mierda, me perdí ¿de qué hablábamos?.- y ahí aprecia nuevamente el bloqueo, al darse cuenta que al parecer estaba hablando más de la cuenta, al no comprender si quiera porque había terminado hablando de eso, y eso siempre era un indicio de que te estabas yendo por el camino equivocado.

Definitivamente se había acabado la hora feliz.

Luego escuchó la respuesta de Ian y ya le dieron ganas de llorar, ¡iba a tener un bebé de la hermana de su mejor amiga!, definitivamente fueron unos hijos de putas en sus vidas pasadas, o no sé el que inventó el Crucitus o una jodida parecida. Pero en vez de llorar, prefirió tomar más, así quizás poéticamente hablando se le ahogarían las penas o cursilerías así.- Pues…- llevó una mano al hombro del castaño y mirándolo a los ojos.- …éxito.- terminó diciéndole en modo “Estoy contigo, Bro”, no sabía que más decir ya que la patada en las bolas que mencionaba al menos a su modo de ver era inminente. – Necesito un trago.- agregó para ir a pedirse otra cosita más.

- ¿Y qué crees?¿ Que hago un fiesta justo en luna llena para comérmelos a todos?.- preguntó entre risas negando con la cabeza. Claro que se iba lo más lejos posible cuando sabía que el lobo iba a venir, para así causar el menor daño posible, pero jamás podría jurar durante la noche no había hecho nada de lo que pudiera arrepentirse simplemente porque no se acordaba de absolutamente nada.- Y sobre el Himalaya, pues… lo más lejos que ido es a Noruega a visitar a mi tía Liliana. Así que si me quieres regalar pasajes para el Himalaya en mi próximo cumpleaños, yo feliz los acepto.- bromeó con una sonrisa.

Su nuevo vaso alcoholizado llegó a sus manos.- Gracias.- dijo secamente, no quería seguir molestando a la chica porque podía estar borracho y todo pero entendía que al menos ahí no había posibilidad. Pero como angelitos caídos del cielo, frente a sus ojos se apareció un grupo de chicas que le dedicaron más de una mirada coqueta al par. Edward dudó por uno segundos si era posible ir a entablar un conversación sin que los dos terminaran lanzándoles todo su dramon, pero Howells fue el empujón que necesitaban y chocando su vaso contra el suyo partieron en busca del grupete.

--------------------------------

Veinte minutos después…

Ambos se encontraban sentados en la acera de afuera del local, no habían durado ni diez minutos sin que se les saliera a borbortones sus vidas, algo nada bueno observando su estado y la promesa idiota que se habían hecho antes de ir a hablarles. Ambos se habían dado un puñetazo de aquellos, empezando posteriormente una pelea que ocasiono que los guardias prácticamente los echaran volando del local.- Bueno, al menos lo intentamos ¿no?.- dijo soltando una pequeña risa, con su mano en  su ojo derecho que lo más seguro al otro día estuviera de un morado fosforescente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 12.661
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 340
Puntos : 219
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Ian Howells el Lun Mayo 29, 2017 3:09 am

Ian se partió el culo de risa al escuchar a Edward.-¿Karma por otra vida? ¡Qué dices! Yo he sido lo suficiente cabrón en esta vida como para que el karma de mierda que tengo ahora mismo sea de esta misma. ¡O eso espero! Porque como este karma sea de otra vida y todavía tenga que llegarme cuentas de esta, la llevo clara. El niño me sale el doble de retrasado que yo, lo menos.-Bromeó, aunque luego tocó madera del taburete en el que estaba sentado, por si acaso. ¡No fuese a salirle tan retrasado como el padre, que eso era lo peor que podría pasar!

No podía con el juego de tetas de Edward. ¿Dejar a la pecosa modosita por la zorra de Valmont? ¿En serio? Iugh. Ian se quedaba con la pecosa modosita por muy buenorra que estuviese la rubia, de eso no cabía duda.-¿Un algo? Una patada en el culo es lo que tiene esa.-Se rió por su chiste de mierda, para dejarla ya de lado, ya que tenía más interés en por qué un hombretón como él prefirió a ella en vez de a la otra. Ian era un superficial de mierda y lo sabía, pero Edward parecía más de esos hombres de ensueño que se enamoran de la tipa rara y es fiel hasta la saciedad. Obviamente no todo lo que reluce es oro.-Pero... para tenerle cariño a la Synnove, fuiste un poco capullo, ¿no? ¿Qué cariño de mierda es ese?-Se rió irónicamente, ya que había algo que no le encajaba.-Obviamente atarse es una puta mierda y en eso estamos de acuerdo, pero no te has portado como un caballero, Edwarsimundo.-Pero entonces habló de Stella. ¿Stella Thorne? ¿¡Qué había pasado con ella!? ¿Cómo era posible que hubiesen tantas posibilidades?-¿Pero Stella no está en Hogwarts? Siempre que acepte lo que hay, estará bien. ¿Cómo narices va a estar en las Bahamas al sol?-Preguntó, sintiendo como su mente explotaba por no saber de qué narices estaba hablando.-¿Estamos hablando de la misma Stella?-Añadió finalmente.-Yo hablo de la buenorra de Gryffindor que va de inocente pero en verdad tiene a un tigre interior deseoso de violarme. Esa.  

El universitario se pidió una copa a la vez de Edward y sacó los dineros para invitar a su nuevo amigo a esa ronda. Era rico y estaba borracho, ¡era momento de compartir! Y claro, Ian le mostró su facilidad para ver los problemas de la licantropía, los cuales eran bastante pero de fácil solución. Coño, o te encierras o te vas a un sitio amplio en donde no hagas daño a nadie, como puede ser el puto Himalaya.-Pues te los regalaré, si me acuerdo. Me lo vas a tener que recordar porque soy lo puto peor recordando cosas que prometo cuando estoy borracho.-Le dijo con sinceridad, divertido.-Pero yo te los regalo para fomentar la seguridad en nuestro querido Londres mágico. No quiero a un pulgoso rabioso por ahí queriendo morder a personas, quita, quita.-Puso cara de asquito. Lo dijo de broma, pero en realidad era verdad. ¿¡Quién cojones quiere algo así?



Las cosas con aquellas chicas no salieron del todo bien... Es que jopé, era muy difícil que no saliesen los temas tabú cuando son tan importantes en tu vida y encima estás tan borracho. ¡Era imposible que no saliesen! Desde que Edward soltó que era un licántropo, Ian le pegó un puñetazo en el ojo. Ya ahí las chicas empezaron a dudar de la confianza de aquellos chicos... Ya cuando Ian soltó que iba a ser padre y se formó la pelea épica... Pues claro, huyeron de ellos. ¿Y ellos? Bueno, a ellos los sacaron de una patada de allí. Sentado en la acera, con el labio partido, miró al horizonte (lo cual era un edificio feo) con una mirada sabia.-Pues hoy no follamos.-Dijo finalmente, descojonándose después.-¿Quién va a querer follar con un licántropo y con un tío con esperma infalible? Tío, es que así no se puede. Tenemos que pensar en otra táctica o quedarnos sin polvo. Mejor nos quedamos sin polvo, que pensar ahora... puff... qué pereza.-Dijo finalmente, aún más divertido. Se pasó ambas manos hacia atrás por el pelo, despeinándose por completo.-Ahora me fumaría uno de marihuana, de esa que te deja en otro mundo... Oh, sí. Es el momento definitivo... ¿Te apuntas? Tengo en mi casa.-Se levantó de la acera. Le estaba diciendo que se iba para su casa, quedaba en su mano si acompañarle o no.-No me voy a desaparecer, que estoy muy borracho. Voy en moto.-¡JÁ, NO SÉ QUÉ ES PEOR! Pero Ian tenía absoluta confianza en él y su habilidad de conducción temeraria estando ebrio.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Edward Westenberg el Jue Jun 29, 2017 7:33 pm

Frunció el ceño como un niño que le cuesta aceptar una verdad inminente. Es que Edward tenía la terrible manía de  jamás aceptar cuando las cagaba. Siempre se llenaba de excusas varias para poder justificar sus actos, para así no tener que asumir o mejor dicho hacerse cargo de su impulsivo y hormonal andar. Pero aunque le costase aceptarlo, el Slytherin tenía razón, en esta vida la había cagado, y en esta vida lo tendría que pagar. Joder, maldito karma.

- ¡Hey! No digas eso de… - se detuvo en su impetuoso reclamo para luego suspirar.- Bueno sí, a veces (por no decir la mayoría de las veces) Anabeth es una patada en el culo.- sonrió bobamente, aún no entendía el por qué, pero era precisamente lo que más hastiaba de la rubia lo que por curioso que sonase más le atraía. No, no hagan el intento de comprenderlo, ya que ni él lo hace. Miró de reojo a Howells y resopló por lo bajo, ahora le dará clases de moral o ¿qué?  Frunció el ceño algo molesto, pero más con él mismo que con cualquier otra persona. Porque sabía que las palabras del chico eran ciertas: tanto en su terrible forma de demostrar su cariño, como también en que había sido de todo menos un caballero. - ¿Edwardsimundo? .- preguntó divertido, para luego abrir los ojos como platos al venirle ese recuerdo a la cabeza.- Joder, como los odie esa vez.- admitió divertido. Ya había sido hace un buen tiempo, no es que le guardará rencor ni nada por el estilo. Ademáss, el alcohol en sus venas ayudaba mucho, ya que sin él no sabía si se llevarían tan bien, como lo llevaba haciendo hasta ahora con el castaño.

Hizo una mueca y lo miró con un rostro de idiota monumental. ¿Stella en Hogwarts? ¿Ah? ¿Qué? ¿Cómo? Arrugó su rostro a punto de que los pocos cables despiertos que le iban quedando hicieran corte circuito. Pero para su sanidad mental las siguientes palabras de Howells lo salvaron del torbellino que se había comenzado a formar en su cabeza.- ¡No! Yo no hablo de esa.- dijo entre risas.- Esa está loca, que a ti te querrá violar, pero lo que es a mí en su última carta me dejo bastante claro que cuando me vea me dejará sin descendencia.- rodeó los ojos. Ok, entendía que era la mejor amiga de la chica con que se había comportado como un real capullo, pero joder su carta era de alto calibre, casi que la enmarcaría. – Yo me refería a Stella Moon, no sé si has oído hablar de ella, trabaja en el Ministerio, bueno…trabajaba. ¡Bah! No sé, ella.- suspiró algo derrotado.

Una nueva ronda de tragos logró que Edward saliera del pantano que siempre entraba cuando Stella entraba al baile, para olvidar, tomar. Y él quería olvidar muchas cosas, así que ¡salud por siempre! – Lo haré. Y si me haces la desconocido te iré a recordártelo presencialmente un noche de luna llena.- bromeó con una sonrisa de medio lado.  Quizás ni el mismo lo recordase a la mañana siguiente, pero ojala si lo hiciera que el viajar e irse lejos era una excelente opción durante el último tiempo. - ¡Hey! Peludo sí, pero pulgoso no ¿eh? Aunque no se note mucho el día de hoy jejé.- soltó una risa llevándose las manos al rostro, de seguro tenía un aspecto deplorable, no se había afeitado hace semanas y a decir verdad ese día ni siquiera había recibido una gota que no fuera de alcohol sobre su cuerpo.

Y de pronto, sacándolos de toda conversación ante sus ojos unas chicas sacadas de Los ángeles de Charlie le hicieron ojitos al par. Quienes sin dudarlo ni un segundo fueron como perritos a moverle la cola. Pero en resumen, y para no dejarlo tan patéticamente parados ambos terminaron en la acera, con un ojo morado y los labios heridos.  
Y sí, sin chicas.

Edward suspiró derrotado para luego echarse de espalda sobre la acera, como gesto dramático y de fin de mundo se llevó ambas manos al rostro para soltar un resoplido.  Pero luego, para su sorpresa Howells pronunció las palabras mágicas, se levantó de un sopetón quedando sentado nuevamente y con una sonrisa traviesa en su rostro.- ¿Realmente lo preguntas? Una oferta así, jamás, pero jamás se niega. Si uno lo hace recibe un castigo de siete años de mala cosecha.- bromeó divertido, para levantarse y comenzar a caminar animadamente.- ¡Vamos, vamos!.- agregó, para luego detenerse y girarse.- Eh, ¿dónde tienes la moto? .- preguntó desordenándose el cabello.

Sí lo más sensato era decirle que en ese estado ni de joda se fueran, pero Edward ya estaba en ese punto terrible y hermoso a la vez en que todo, pero todo te valía carajo. La cosa era seguir divirtiéndose y ya.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 12.661
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 340
Puntos : 219
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Ian Howells el Lun Jul 03, 2017 2:34 am

El universitario le echó una mirada divertida cuando dijo que a veces era una patada en el culo. ¡Venga ya! Pero no dijo nada sobre eso porque no era divertido meterse con Anabeth si ésta no estaba presente. Eso sí, cuando recordó por milagros del alcohol que lo habían llamado Edwarsimundo, su reacción hizo que Ian sonriese ampliamente. -¿Con quién estabas, que no lo recuerdo? -Preguntó con sinceridad, ya que solo se acordaba de él. No obstante, recordaba haberse metido más con la otra persona con la que estaba. Era raro, pero su mente alcoholizada ahora mismo no atendía a cosas lógicas.

Tuvo la sensación de que hablaba de Stella Thorne porque había nombrado el nombre de "Stella" y, claro, como él solo conocía a una, la relación fue directa. Soltó una carcajada cuando le dijo lo que le había dicho la Stella que él decía, para entonces negar con la cabeza. -A veces es un poco impulsiva. -¿¡A veces!? Siempre lo era, pero bueno. -Pues que sepas que quiere violarme y yo no me dejo. Es una pesada. Ian que si esto, Ian que si lo otro, Ian que si dame un besete. -Intentó imitar la voz de Stella, pero obviamente le salió algo feo y un poco degradante. -Es broma, en realidad el que quiere tener sexo ahí soy yo, pero como ahora estoy traumatizado, tampoco me estoy dando muchas prisas en intentar llevármela a la cama. -Le contó su vida aunque no se la hubiera preguntado. Hombre, Stella era actualmente una de las pocas chicas que llamaban la curiosidad de Ian a pesar de lo que le había sucedido con Eris y, después de todo lo que había pasado entre ellos, lo tenía ya como un asunto que resolver. ¡Esa tensión tenía que resolverse en algún momento! -¿Y a ti por qué quiere dejarte sin descendencia? Aunque oye, si no quieres tener hijos te hace un favor. Así no te preocupas de los condones por dejar embarazada a la gente. -Miró el lado positivo de la cosa. -Tú asegúrate que no te la encuentras, porque creo que si te ve, seguramente cumpla su promesa.

¿Stella Moon?, ¿y esa quién era? Ian se encogió de hombros. -No sé quién es. ¿Está buena? -Preguntó divertido, con una sonrisa de lo más pervertida. -¿Quién es esa mujer?, ¿otra a la que le has puesto los cuernos?

Rió ante lo de pulgoso, ya que con las pintas que tenían ambos en ese momento podrían asegurar que hasta ellos tenían más pulgas que cualquier perro de la calle. ¡Pero qué pasa! ¡Estaban depresivos! ¡Era totalmente lógico que tuviesen esas pintas de indigentes! Las chicas cuando estaban depresivas se quedaban en casa bajo la manta, despeinadas y comiendo helados... bien, ellos al menos se vestían e iban a beber para saciar sus penas con el alcohol.

Una vez fuera, Ian tenía ganas de irse para su casa y convertirse en una mujer. No para comer helado, sino más bien para fumarse uno de esos que le dejase catatónico perdido en su cama, flipando en colores psicodélicos como a él le gustaba. Sólo la mercancía de los mejores conseguía eso. Invitó a Edwarsimundo porque le había caído bien esa noche y no le apetecía fumársela solo, ya que flipar en colores psicodélicos era mejor si estabas acompañado, para flipar en conjunto. Así que cuando él aceptó, le dio un golpe en el hombro. -Eso es lo que quería escuchar. -Dijo orgulloso. -Ahí en la esquina. Ven.

Caminaron hasta allí y, cuando estuvieron justo al lado de su espectacular moto, se agachó para darle un beso en el cuenta kilómetros. -Esta es mi verdadero amor. Ahora vas a montarte en ella, así que con respeto, ¿eh? -Le advirtió, señalándole con el dedo. Tenía voz de borracho, en realidad todo este tiempo la ha tenido, como si le costase terminar las palabras y se quedasen a medias. Se metió la mano en el bolsillo izquierdo, luego en el de atrás, luego en el otro de atrás y finalmente en el derecho, para encontrar ahí dos miniaturas de cascos. Sacó la varita y, tras ojear que no había nadie a su alrededor, soltó un pequeño "jiji" y los aumentó hasta que quedasen perfecto para ser utilizados. Le tendió uno a él. -Que yo soy un chico responsable, ¿vale? No me monto en la moto sin cascos, póntelo que si no nos multan. -Pero claro, sí se montaba estando jodidamente borracho. Sin duda Ian no era precisamente ni el hombre más inteligente ni el más lógico. ¿Pero sabes que pasaba? Que él se veía perfectamente capacitado para llevar esa moto hasta su casa. Y seguramente lo fuese.

Se subió en el asiento del piloto y se puso el casco, encendiendo la moto. -Vamos sube. Llegaremos a Godric en un santiamén. -Y era verdad, porque Ian iba siempre a toda hostia y, por muy lejos que estuviese, no iban a tardar más de media hora.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Edward Westenberg el Jue Jul 27, 2017 5:39 am

- Bah, con esa hufflepuff de gato arruina pociones.- hizo una mueca al recordar aquella tarde. Se había pasado toda la jodida noche haciendo esa poción para que viniera ese gato regordete y carilarga a arruinarlo todo. - ¡Ivanova!.- cambió drásticamente de gesto elevando ambos brazos al recordar el apellido de la chica, mientras intentaba hacer una horrible imitación de un Ruso.

Frunció el ceño cuando escuchó la risa de Howells, es que él no le veía nada de gracia a todo aquello. Ok, tampoco es que realmente le tuviera miedo a esa Gryffindor. Pero prefería tener que ahorrarse problemas, y más en estos tiempos. Rió ante la imitación del castaño, y lo miró divertido. Mira, jamás los hubiera imaginado a los dos en un mismo cuadro. Pero debía admitir que eso también era por qué antes de esa noche jamás había pensado mucho en ninguno de ellos ni por separado.- Ánimo, ya lograras superarlo.- le apoyó dándole palmaditas en su espalda con su mano derecha, para luego  con la izquierda llevar el vaso a la boca y terminar con lo último que quedaba de alcohol en el. – Es la mejor amiga de Synnove, Y Anabeth.- soltó para luego suspirar y encogerse de hombros.  – Bah, no le tengo miedo. Además, no sería lo mejor para ella molestar en estos tiempos a un carroñero. – se apuntó a su mismo para indicar que él era uno. No es que realmente fuera capaz de ello, o quizás sí…Se detuvo a pensar unos segundos, pero luego se encogió de hombros mentalmente, es que , quién sabe siquiera qué sería de él al día siguiente.

Le dirigió una mirada no amigable al castaño, pero luego suspiró.- Sí es un guapísima.- admitió, él jamás la había visto de esa manera. O bueno, quizás sí un poco la primera vez que la vio. Pero por más que ahora ya no la viera de esa forma no podía negar lo innegable. – Pero te recomiendo que no te le acerques si no quieres terminar literalmente en mil pedazos.- agregó sonriente. Joder, la extrañaba. – ¡Hey!.- exclamó haciéndose el ofendido ante la pregunta del chico. Pero luego suspiró y sonrió levemente, es que simplemente no podía tener el descaro de molestarse por aquello.- No, es..- hizo una pausa mientras pensaba en cómo podía describir de la mejor manera lo que era Stella para él, o que especie de relación tenían los dos.- Es..mi hermana. También licántropa.- terminó por decir. Sí, definitivamente eso era para él la castaña.  

¡Hijole, wey! Que esto se está poniendo muy melodramático. Súbame la música maestro. Grito una especie de mexicano en la cabeza de Edward que lo hizo cambiar de postura sobre el asiento y mirar a sus alrededores y encontrarse con un trío de chicas roba miradas nivel mil. Ambos fueron hacia ellas con el mejor de sus rostros, que para todo aquel que los hubiese visto tomar desde que llegaron podrían atestiguar que no eran los mejores rostros de la noche. Nada podía salir bien con una combinación como aquella. Ya que entre el lobo pone cuernos y sin hermana y él de espermass infalibles sólo cabía un escenario posible; los dos tirados a las afueras y con una marca de un puño en sus rostros de regalo.

Todo parecía perdido. Pero siempre en momentos como aquel en que todo pareciera indicar que la noche había llegado a su fin… Howells pronuncia las palabras mágicas. Logrando que Edward se levantase de la acera en la cual había estado pensando seriamente fundirse y lo mirara con una gran sonrisa aceptando su invitación. Se levantó de sopetón del suelo, sintió que todo le daba vueltas por unos segundos haciéndolo reír bobamente.

- La esquina, ok.- repitió  como si lo hubieran inyectado de energía. Caminó hacia allá y se encontró con una magni… no, no, no…maravillo…no, esplendorosa moto. Joder, cómo soñaba tener él una como esa. Pero con el dinero que recibía con suerte le alcanzaba para comprarse una escoba usada en el mercado negro.

- Prometido.- levantó estúpidamente su mano izquierda haciendo el mundialmente conocido gesto scout para cerciorarle al ex – Slytherin que mientras él tuviera consciencia trataría a su motocicleta como se lo merecía. Acompañó de manera idiota y completamente borracha los “jijiji” del castaño cuando este hizo que los mini cascos crecieran. Tomó rápidamente el suyo y se lo puso, Joder quería subirse a esa moto y saber de qué era capaz. De seguro podía ir a mil por segundo, sonrió ampliamente ante aquel pensamiento y se subió rápidamente.

¿En un santiamén? Joder, no había alcanzo ni  a decir Santi y ya estaban en la casa de Howells. Había sido el mejor puto viaje que había tenido en su vida. Podía haber muerto por su nulo equilibrio cuando en medio del camino, eufórico elevó ambos brazos y empezó a gritar con loco. Pero no murió, seguía intacto y no sabía si era posible, pero estaba casi complemente seguro que se encontraba más borracho que antes.

- Joder tío, ahora entiendo por qué es el amor de tu vida. También lo sería de la mía.- le admitió sonriente cuando se bajó. Le devolvió su casco, le dedicó una última mirada de admiración y profundo amor a la moto para luego girarse y mirar la casa de Howelles.

- Wow, eres millonario o qué.- preguntó asombrado. Era una casa enorme, rió divertido al recordar su habitación en el Caldero. Reafirmando que cuando uno ve que se encuentra en la mierda absoluta sólo queda reír.

Además, no todo ha de ser tan malo. Acaba de bajarse de una moto irreal, y se dirigía a fumar uno volador. No tenía de qué quejarse aquella noche.  Eso si dejamos de lado su completo fracaso con Las Ángeles de Charlie claramente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Encargado Caldero Chorrea
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 12.661
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 340
Puntos : 219
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Ian Howells el Jue Sep 14, 2017 10:37 pm

-¿Si es un guapísima?-Se volvió a descojonar. Estaba tan borracho que no podía ni hilar una frase bien sin parecer retrasado. ¡Que oye! ¡A él también le pasaba! Eran los efectos del alcohol, que eran traicioneros. Pero luego se mostró sorprendido por la noticia que le había dado repentinamente de que su hermana era también licántropa. ¿Pero qué le pasa a esa familia que son todos unos desgraciados? -Broma. Tiene que ser una broma. -Porque claro, Ian había asumido que era una hermana de verdad, es decir, de sangre. -¿En serio tu familia es tan desgraciada para que ambos hermanos hayan sido mordidos por un licántropo y convirtiéndose en bestias? Vaya por Dios... -Se alejó un paso de él haciendo una cruz con los dedos. -Aléjate de mí, portador de la mala suerte. Pero tu hermana no, a tu hermana si un guapísima le dejo que se me acerque aunque tenga pulgas. -Dijo finalmente, divertido y sonriente.

Pero no iban a quedarse ahogando sus penas en ese sitio, siendo rechazados ya no solo por las chicas, sino incluso por los pesados que decían que estaban montando una escenita y era mejor tenerlos fuera de su bar. ¡Malditos armarios! Los porteros tenían una especie de coalición de odio hacia Ian. Él lo tenía claro. Jamás en su vida se había llevado bien con un portero. ¡Así que por algo sería!

Se dirigieron a la moto de Ian y éstos, muy responsablemente, se pusieron el casco para poder ir en moto hasta el Valle de Godric. Era gracioso porque iban jodidamente borrachos. Era gracioso porque podrían haberse muerto, ¿pero qué más da? ¡No pasa nada! ¡La vida son dos días y conducir borracho es un placer que vale la pena experimentar! En fin, su madre iba a matarle. Cuando llegaron al Valle de Godric se alejaron a la periferia, encontrando la casa de Ian. ¿Sabéis la casa de los Hobbits de el Señor de los Anillos, que están como metidas dentro de un valle o montaña? Pues la casa de Ian era así, aunque era muchísimo más grande. Por dentro, en realidad, era como un palacio y por fuera todo era un hermoso jardín que dejaba entrever una casa bastante "modesta" cuando en realidad no lo era. Eso sí, tenía un aspecto por fuera que denotaba claramente la clase de posición económica en la que se encontraban los Howells. -Mis padres son millonarios. Mi madre es actriz y mi padre escritor. ¡Algo bueno tenía que tener esta familia ya que yo salí rana! -Exclamó divertido, cogiendo el casco que Edward le tenía. Los volvió a hacer pequeños y se los metió en el bolsillo, pasando la puerta del jardín y caminando hasta la principal. -Quizás nos encontremos con mi madre, pero tú ignórala y sube las escaleras, ¿vale? Yo creo que todo el estrés de su trabajo lo suelta en casa. ¡Ah! -Hizo una pausa y volvió a mirar a Edward, señalándole con el dedo acusador.- Y no le mires la delantera o te pego.

Y efectiviwonder.

Nada más abrir la puerta de la casa, apareció la madre en camisón y bata rosa, todo de seda.

-¡¡ESTÁS BORRACHO!! -Exclamó la madre.

-Huye, huye, sube las escaleras, vete... ¡Y no le mires la delantera a mi madre! -Susurró eso a Edward mientras Cassidy, su madre, continuaba caminando hacia él. Sólo le faltaba quitarse la zapatilla para que pareciese todavía más amenazante.

-¿Has venido en moto? ¡No me puedo creer que hayas venido en moto! ¡Y tú no te vas a ningún sitio, señorito al que desconozco! -Cogió de la manga a Edward para que no se fuese a ningún lado, dejándolo al lado de Ian.

-No hemos venido en moto mamá, ¿de verdad te crees que somos tan irresponsable? ¡Que estoy borracho! -Le dio un codazo super poco disimulado a Edward para que le siguiese la broma.

-Ya... claro... -La madre metió la mano en el bolsillo de Ian, sacando los dos cascos en miniatura. -¿Y esto? ¿¡Qué me dices de esto!?

-¡No sé cómo ha llegado esto ahí!

-¡YO TE PARÍ, NO INTENTES MENTIRME! ¡TE PODRÍAS HABER MATADO! ¡Y PODRÍAS HABERLE MATADO A ÉL! ¡ES QUE NO APRENDES, ERES SUPER IRRESPONSABLE Y... [...]

Probablemente en ese momento, tanto para Edward como para Ian, todo lo siguiente que dijo la madre de Ian durante el próximo minuto y medio se resumiese a: 'blablablablabla', así que nos lo podemos ahorrar.

-Pero mamá... -La interrumpió cuando se dio cuenta de que estaba a punto de quedarse dormido con los ojos abiertos. -No me he muerto. Estoy vivo. Deberías echarme la bronca cuando me pase algo, no cuando no me pasa nada. Esto no tiene ningún sentido. Él también está vivo. -Le dio un golpecito en el pecho a Edward. -Se llama Edward y no es mi amigo en realidad, pero hoy hemos hablado por primera vez y nos hemos dado cuenta de que ambos somos igual de desgraciados, así que vamos a comernos unos bocadillos porque estamos hambrientos. -Le volvió a pegar un codazo a Edward para que le siguiese la broma.

-¿Desgraciados? ¡Desgraciado te voy a dejar yo de la colleja que te voy a dar! ¡Disgustos, que solo me das disgustos!

Pero Ian esquivó la colleja con una maestría digna de un señor del Kung Fú y continuó su camino escaleras arriba, haciéndole una señal a Edward para que corriese si no quería sufrir la ira de Cassidy Gray. Tenía tantas tetas como mala leche esa mujer.

Una vez arriba caminaron por el pasillo principal, con suelo de piedra perfectamente pulido cubierto por unas alfombras que perfectamente costarían miles de galeones. A ambos lados del pasillo habían cuadros de los antiguos Howells y Gray de la familia, así como muchas cosas extrañas de un arte super abstracto que a sus padres les gustaba. No obstante, no siguieron mucho más allá, ya que entraron en una de las habitaciones que se encontraban a la izquierda, la cual era de Ian. Su habitación tenía dos paredes negras y otras dos de color morado. Tenía decoraciones tanto de quidditch, como de tías buenas, como de accesorios de kickboxing. Poseía varias estanterías, la gran mayoría repleta de libros y películas y una cómoda justo a los pies de la cama que tenía una televisión. La habitación tenía su propio baño. -Bienvenido a mi paraíso.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.