Situación Actual
8º-17º
23 noviembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Lohran M.Mejor PJ ♂
Astlyr C.Mejor PJ ♀
Egon A.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ayax & JoshuaMejor dúo
Ast A.Mejor novato
Abigail M.Especial I.
Ryan G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Charitable volunteer [Priv. Clementine Boot J.]

Laith Gauthier el Dom Mar 05, 2017 9:10 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Había días como ese que simplemente se levantaba motivado. No debían pasar de las nueve de la mañana cuando ya estaba buscando lo más nomaj que tenía para salir de casa, luego de haber hecho una llamada a uno de los lugares a los que frecuentaba ir a hacer voluntariado. A veces terminaba muy hastiado del mundo mágico, especialmente aquel tiempo en que todo parecía estar bañado en odio, así que aprovechó su día libre del trabajo para poder escaparse un poco de la magia y convivir entre los nomaj como hacía usualmente. De fondo sonando Simon Curtis, incluso arreglarse parecía una pequeña fiesta privada y personal.

Luego de un nutritivo desayuno de fideos instantáneos salió de casa con rumbo a un asilo de ancianos. La varita guardada en un bolsillo oculto del pantalón donde pudiera acceder a ella fácilmente en caso de peligro, los audífonos por lo alto que apenas escuchaba el mundo a su alrededor. Pensó que al terminar ahí podría ir a otro sitio, quizá un orfanato o a ayudar a pasear los perros de una perrera. O a limpiar, que por algún motivo siempre terminaba limpiando nada más veía algo sucio, una agotadora manía tenía que decirlo.

And if I hit rock bottom, I’m gonna smile and dance with every step I take. Go, tell everyone under the sun: I’m on my way —siguió el ritmo de la música mientras caminaba, con una mano en el bolsillo mientras miraba a su alrededor buscando no perderse, que le sucedía con relativa frecuencia. A veces los otros transeúntes se le quedaban mirando, pero en realidad Laith estaba acostumbrado a hacer el tonto por la calle, así que tampoco es que le importase demasiado.

Al final llegó a aquel lugar donde empezaría su día, a pocos minutos de las diez y cuarto. Luego de saludar a las encargadas, le dieron una lista de cosas por hacer, la primera de ellas decidió saltársela por el bien de todos: ayudar a preparar la comida. No quería envenenar a los pobres ancianos, así que iba a dejar a gente más capacitada que él para hacer eso, pasando a la segunda de sus tareas. Había guardado sus audífonos, pues muchos de los mayores hablaban en tonos bajos que no escuchaba.

Él se divertía en las causas así, sin importar lo deprimente que pareciera para muchos. Si conseguía darles un par de horas agradables con su buen ánimo, habría cumplido su objetivo diario. Su día no estaba hecho si no conseguía que al menos una persona sonriese por su causa. Debió pasar quizá media hora o lo que quedaba para las once cuando se le pidió que empezara a llevar a los ancianos que le habían pedido cuidar al comedor, cosa que hizo de buena gana, de vez en cuando bromeando con las personas que necesitaban un apoyo físico para caminar o directamente para avanzar.

Una vez hecho esto, su día tampoco estaba hecho sin otra cosa: Laith era sumamente torpe. No importaba el cuidado que intentara ponerle a las cosas, llevando un plato hacia las mesas sus manos de mantequilla acabaron resbalando el plato hasta que se chocó contra el suelo, derramando su contenido y por supuesto frustrándolo. Pero con enojarse no conseguía nada, acabando por reír. — ¿Alguien sabe dónde encuentro algo para limpiar esto? —preguntó, levantando el plato que al ser de plástico no se había roto, pero sí derramado todo su contenido.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 25.505
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 969
Puntos : 796
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Clementine Boot el Mar Ago 15, 2017 2:27 am

Rió ante sus palabras y se encogió de hombros.- No sé si aliens e iluminatis. Pero que hay vida fuera, la hay. Y también, a modo personal,  creo fervientemente que los planetas rigen nuestro andar. Muy pronto entraremos a Mercurio retrogrado, hay que prepararse.- le indicó con los ojos abiertos. Todas las personas que le diera un poco de curiosidad ese mundo sabrían que pronto se acercaba una “etapa de cambios”.

Al instante de llegar al refugio de animales ya se encontraba rodeada de ellos. Se había abalanzando como niña de seis años hacia los regalos en la mañana de navidad. Con una sonrisa de par en par y los ojos brillosos se dedicó a recibir y dar mimos de esas ternuritas de seres. Adoraría adoptar uno de aquellos perros pero sabía  que sus gatos Hola, ¿Cómo estás? y Muy bien se ponían muy territoriales cuándo otro animal cruzaba el umbral de su puerta.
Laith regresó y sin muchas ganas se alejó de los adorables mueve colas, acepto la mano del chico y se levantó para escoger ocho del grupo que irían junto a ella.- Me lleven o los lleve lo haré feliz igual.- terminó por decir sonriente.- ¿Verdad? Sería hermoso.- dijo con el mismo tono anhelante que el sanador.

Al salir y sentir el calor del sol sobre su cuerpo y el viento rozar su rostro se sintió en paz. El día no podía haber tomado un rumbo mejor que aquel.  Momentos como ese le hacía pensar lo equivocados que estaban los magos al rechazar a los muggles. No comprendían que acá también podían vivir momentos mágicos o conocer a gente maravillosa.  Ella no podía estar más feliz.

- ¿Dibujas? ¡Buenísimo!.- exclamó animada.- Del dibujo a la pintura hay sólo un paso.- continuó diciéndolo para animarlo. Siempre que podía le gustaba  potencir a la gente a que entre al hermoso mundo del arte. – Las dos cosas no son excluyentes. Puedes sanar vidas y en tus ratos libres ponerte a dibujar, dicen que es el mejor panorama para despejarse y descansar.- terminó por decir sonriente.  Se agacho un poco para acariciar el lomo de los perros a su lado que al segundo se pusieron hiperactivos y comenzaron a lengüetearle la mano haciendo que soltará risas productor de las cosquillas que le producían tales gestos de cariño por parte de los animales.

- ¡Oh! También amo la música. Pero más amo cantar, soy una eterna fan de los karaokes, voy todos los viernes sin excepción. Si quieres podemos ir un día de estos.- le invito sonriente. Es que amaba cantar, pero más si iba acompañada ya que allí podía hasta cantar duetos. – No lo había escuchado, pero le encuentro todo el sentido del mundo. – le dijo haciendo una mueca pensativa.- En la actualidad creo que no tengo el que me de dinero, por eso las cosas que hago para mi bienestar como tejer, pintar o cocinar ahora las estoy cobrando para poder subsistir jejé .- suspiró y se encogió de hombros.- Pero ya vendrán tiempos mejores.- agregó.- ¿Tú los tienes?.- le preguntó curiosa.

Su andar era intermitente ya que pese a que había ganado fuerza gracias a su entrenamiento ganado en India, la verdad es que no podía ejercerla contra esos seres, por lo que se dejaba  llevar a su ritmo ya que se negaba a tirarlos para retenerlos, pensando que sus correas podían ahogarlos o causarles algún dolor.  Sólo lo hacía en casos de vida o muerte, como el hecho de que alguno quisiera cruzar la calle y corriera riesgos, pero si ese no era el caso que corrieran o se detuviesen cuento quisiesen, ella no tenía problemas con aquello.

Miró a Laith ante su pregunta y sonrió ampliamente, arrugó su nariz pensativa mientras miles de recuerdos aparecían en su cabeza.- Que difícil escoger sólo uno…- comenzó a decir divertida, hasta que uno resaltó más que el resto.- El último momento más gracioso que tuve fue con Od… con un amigo y una amiga.- se detuvo ella misma antes de decir el nombre de sus amigos Odiseo y Mildred. Sabía que estaba en el mundo muggle y que allí de seguro nadie sabía de su querido amigo y vaca, pero ella podía ser una despistada de primer nivel, pero en cuanto se trataba de sus seres queridos era el triple de precavida. – Viajamos hace poco a India. Y el primer día que llegamos no entendíamos nada, y nos dedicamos a recorrer simplemente. Hasta que de pronto al doblar en una esquina quedamos impactados…- hizo una pausa dramática y detuvo su andar repitiendo el gesto que había hecho aquel día; boca y ojos abiertos en modo sorpresa.- Era día de carnaval. Eran calles y calles repleta de personas. No pasaron ni tres segundos y ya estábamos los tres llenos de espuma, pañuelos de colores, serpentinas, y papeles. Y sin importar no comprender en nada lo que nos decían bailamos, reímos y  jugamos hasta la madrugada. Y terminamos a las 3 de la mañana arriba del escenario bailando y cantando junto a la banda del momento. Hace mucho que no me reía tanto, hasta el punto de llorar. A la mañana siguiente desperté con dolor en los abdominales y de sólo reír.- mientras que iba avanzando en el relato su sonrisa iba en aumento hasta que terminó por soltar una risa rutilante. Pensó por un momento que podría escribir un libro con todas las aventuras que ha vivido junto a Odiseo y Mildred. Quizás, ahora que tenía algo más de tiempo podría comenzar a hacerlo. - ¿Y la tuya?.- le preguntó de regreso con suma curiosidad.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 137
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Laith Gauthier el Sáb Ago 19, 2017 9:00 am

Clementine hablaba tan convencida de aquellos cambios que consiguió que el sanador sonriese ligeramente, él no estaba tan seguro de lo que ella decía, pero como sanador tenía que saber un par de cosas que a veces se lo ponían en duda, así que podría decirse que era un tanto agnóstico en esos temas. No lo creía, pero tampoco rechazaba que fuese falso por completo, pero por suerte no era del tipo de temas que le quitaban el sueño por las noches. — Entonces, ¿qué es lo que dice Mercurio retrógrado? Para saber cómo prepararme… —le dio el beneficio de la duda preguntando por aquello.

Cuando empezaron a hablar sobre el hecho de que ella pudiese ser llevada por los perros o al revés, el rubio chasqueó los dedos con un guiño ante la acertada respuesta de la muchacha, simplemente les haría feliz con sacarlos sin importar quién liderase, además de que Laith no pensaba dejar que la arrastrasen si tenían la intención de hacerlo. Hacer las actividades que le gustaban en buena compañía era una de las cosas que más le gustaban en el mundo, no podía evitar sentirse increíblemente tranquilo con la presencia de Clementine a su lado.

Una de las cosas que más valoraba en las personas era la amabilidad, y esa chica parecía tener siempre una palabra agradable para decir en cualquier tema de conversación, sacándole espontáneas sonrisas cuando de pronto le decía algo así. — Tienes toda la razón, de hecho es lo que hago, en mi tiempo libre del tiempo libre —mencionó con una sonrisa traviesa, porque en su tiempo libre solía estar haciendo las cosas que ella lo vio haciendo, o saliendo con los amigos, poco tiempo le quedaba para estar solo realmente. Y no había nada mejor en el mundo que no estar solo, siempre que no fuese mal acompañado.

Al hablar sobre la música, ella lo tomó por sorpresa invitándolo a un karaoke. No solía ir a karaokes, no se consideraba la gran cosa cantando, pero qué demonios. — Yo encantado, cuando quieras me avisas y quedamos para ir —había poquísimas invitaciones que no aceptaría. Entonces la dejó pensar en sus tres hobbies de acuerdo a la filosofía de Laith, poniendo un gesto pensativo mientras jugaba con las orejas del perro más próximo a su mano. — Pues… Podrías decir que la parte creativa y el dinero van a un mismo lado, supongo, pero ya verás que pronto encuentras un buen trabajo estable —la animó también, estaba seguro de que con su forma de ser no tardaría en encontrarlo.

¿Yo? Claro —le sonrió, era su filosofía a seguir después de todo. — Adoro ayudar a las personas, y en el hospital me pagan por ello; para mi creatividad tengo la música y el dibujo y para ponerme en forma practico kickboxing y taekwondo —le contó un poco más de él al decirle cuáles eran sus cinco cosas favoritas para hacer. Por el primero a veces y más con la situación del gobierno actual tenía que hacer altruismo sin paga cuando curaba a algún fugitivo o cosas parecidas, pero naturalmente no era algo que iba a contarle a Clementine, una nomaj hasta que se demostrase lo contrario.

En cuestión de los perros iba al mismo ritmo que Clementine, a veces se detenía y otras veces tenían que apurar el paso, pero normalmente lo llevaba bastante bien. Le gustaban mucho los perros después de todo, no podía evitar querer hacer el paseo más ameno para ellos. Aquello iba ligado a él mismo tener paz con la caminata y qué mejor manera de hacerlo que con preguntas espontáneas, ella no pareció sorprendida sino que rápidamente la abordó empezando a pensar un recuerdo que pudiese compartirle. No pasó desapercibida la omisión del nombre, pero no le dio vueltas, sólo lo hizo a un lado en su mente.

Escuchó con atención la anécdota de la India contada con tanta emoción que hasta imitaba los gestos de entonces. Se sonrió, contagiado de su diversión mientras ella le contaba la grandiosa historia, realmente pensaba que aquello era sumamente gracioso y le llenaba un poco la curiosidad que le nació al hacer aquella pregunta, pensando que seguramente aquello debiese haber sido emocionante, una experiencia digna de vivir.

Consideraré visitar la India en época de carnaval —comentó con una amplia sonrisa, — suena a mucha diversión —complementó. Ahora era su turno de pensar una anécdota graciosa, moviendo el cuello de modo que crujió. — La más reciente… Ah… pues… de hecho, y hablando de culturas distintas, hace unos años estuve en África en un proyecto médico, y dio la casualidad de que un par de días apenas de mi llegada hubo una… celebración, imagino, impresionante. Entre los juegos con los niños de la tribu, los bailes tradicionales y los tambores, todo digno de recordar —le comentó, teniendo que omitir muchos detalles pero hablando con tal fluidez que no lo pareciese. Como que la celebración, de hecho, fue para honrar la muerte de su curandero, o la parte mágica del evento.

No estaba seguro si era lo más gracioso, pero era lo que se le había venido a la mente con la historia de ella, así que tenía un poco de razón en mencionarlo. — Si pudieras tener un superpoder… ¿cuál sería? —le gustaba hacer preguntas de la nada cuando se quedaba unos minutos en silencio, y era más divertido cuando no conocía bien a la otra persona, ¿no era una manera fácil y sencilla de conocer a alguien? Por supuesto que sí.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 25.505
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 969
Puntos : 796
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Clementine Boot el Dom Sep 24, 2017 12:40 am

Sonrió animada, a la castaña le gustaba hablar de esas cosas y muy pocas veces tenía la oportunidad de hacerlo.- Muchos lo ven como un período algo malo, ya el nombre como que te lo insinúa ¿no?.- le preguntó haciendo una mueca.- Pero, yo lo veo de manera distinta. Más bien como una etapa de cambios, y por eso hay que estar más atento para tomar las mejores decisiones. Y bueno si no las tomamos, no será ni la primera ni la última vez que nos pase, así que…hay que prepararse. Pero con nuestros mejores vestuarios porque el verano se nos va y hay que despedirlo a lo grande con un gran carnaval.- terminó por decir abriendo sus brazos animadamente mientras improvisaba unos pasos divertidos.

¿Cómo es que terminaron hablando de carnavales si es que estaba hablando de los planetas y horóscopos? Nadie lo sabe, sólo podría llegar a saberlo algún animoso legeremante que quisiera entrar a las tierras desconocidas y pérdidas dentro de la cabeza de nuestra querida squib. Es que ella veía luz o fiesta hasta en los días más oscuros, es que a veces una sonrisa pueda calmar más que cualquier cosa y sobre todo si es compartida. Por ejemplo; a unos pocos kilómetros de allí donde ni Ralph con sus ochenta y nueve años ni siquiera se imagina, hay magos perseguidos, torturados, encerrados. Los cuales Clementine aunque aprendiera todas las artes marciales del mundo los podría ayudar, por eso ella estaba aquí. Paseando o dejándose llevar por perros y sonriendo junto a un agradable joven. Porque ella cree que si todos ayudamos con un granito de arena (tanto para muggles magos, squibs, y animales) algún día no muy lejano se armara una gran playa con el mejor carnaval de todos.

- Pues me encantaría poder ver tus dibujos.- le dijo sonriente. Es que Clementine siempre ha creído que el simple acto de tomar un lápiz y trazar una línea es un acto revolucionario. Es irrumpir pero al mismo tiempo crear, es opinar, es expresión. Ver dibujos o pinturas de otros era como leer un gran libro de las más extraordinarias historias para Clem. Por eso, sin excepción una vez al mes iba en búsqueda de una galería donde ir a viajar un poco a otros mundos.  Y la castaña estaba segura que las historias de Laith serían grandiosas.

- ¡Yeeeey!.- exclamó animada lo que hizo que un par de perritos la mirasen con ojos brillosos moviendo sus colas como locos queriendo fervientes unirse a su alegría.-  Yo voy todos los viernes sin excepción ¿te animas a este?.- le preguntó sin rodeos, más que mal era la verdad y si no podía este viernes ya podría alguno. – Ojalá.- agregó esbozando una sonrisa de medio lado a modo de responder sobre el tema del trabajo. Le hubiera gustado decirle que todo era un poco más complicado de lo que se veía a simple vista. Pero por más que aquel joven le cayera de maravillas hoy menos que nunca era un buen momento para romper alguna ley del mundo mágico.

- Wow ¿y tú cuándo descansas? .- le pregunto sorprendida y al mismo tiempo admirada. Es que a ella le gustaba mucho ayudar, salir y estar con amigos. Pero a veces disfrutaba enormemente simplemente estar en su hogar con sus adorables gatos sentada en el sofá que da al jardín sintiendo los rayos de sol atravesar la ventana, así sin más.

La caminata seguía sin mayor percances, sólo los comunes como la aparición de un gato en algún ventanal, o un árbol de esos que sin saber por qué son como un imán para los perros. El día seguía siendo de maravilla, y la compañía aún mejor.  Sonrió ampliamente cuando le pregunto sobre algún momento gracioso de su vida, es que venían tantos a la cabeza de la squib que era como una explosión de colores y risas saca lágrimas. Pero escogió uno de los últimos pero no por eso menos mágicos. India, la gloriosa India junto a sus adorables amigos.  Mientras lo iba narrando era como si volviera a estar allí, y cuando terminó sintió como si hubiera recobrado fuerzas del simple hecho de recordar que aún quedaba tanta belleza en el mundo por la que valía la pena seguir levantándose por las mañanas.

- Con o sin carnaval, India es…increíble. De verdad, si alguna vez tienes la oportunidad no lo pienses simplemente ve y…disfruta.- le dijo suspirando con ojos brillantes de recuerdos. - ¿África? .- preguntó emocionada.- ¡Que hermoso ha de haber sido! .- exclamó enseguida sonriente. Miró para todos lados mientras inspiraba una gran bocanada de aire.- Hay tantos lugares mágicos por el mundo, que ganas de salir a descubrirlos ¿no?.- le preguntó para luego soltar el aire en un gran suspiro.

Ser metamorfomaga. Le hubiera gustado contestar a la castaña. Es que él no sabía pero no era la primera vez que le preguntaban aquello. Era un squib, una entre millones que por más que tuviera padres mágicos al parecer su sangre se reveló y no quiso dejar entrar lo que sea que deba estar en la sangre de los magos.  Jamás a sido algo que le ha quitado el sueño, pero si algunas tardes mientras observaba a Jeremy el amigo de su padre cambiar innumerables veces de rostros sólo para hacerla reír deseaba por unos minutos poder tener aquel increíble don.

- Volar.- mintió, es que traducir la metomorfomagía para los muggle sería decir “ poder cambiar mi apariencia cuando yo quisiera” y hasta para la misma Clementine esa respuesta no le sonaba muy apropiada para alguien con quién acabas de conocer y que no le podías explicar lo graciosas que podían ser los rostros inventados del tío Jeremy. Además, volar no era para nada una mala opción.- ¿y tú?.- le preguntó de vuelta curiosa.

En eso observó a una cuadras un parque.- Hey mira.- le dijo señalando con su cabeza el gran parque.- Vamos para allá y dejamos correr un poco a estos cariñosos.- le propuso sonriente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 137
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Laith Gauthier el Lun Oct 02, 2017 5:40 am

Le hizo una pregunta sobre esas cosas astrales y tal, no tanto porque a él le interesara sino todo lo contrario, porque a ella le interesaba. ¿Saben ese brillo que la gente tiene en la mirada, esa luz en el rostro, cuando habla sobre las cosas que más le gustan? Eran detalles que Laith adoraba. Por ello le prestaba toda la atención del mundo, asintiendo con la cabeza si era necesario para hacerle ver que realmente prestaba atención. Una etapa de cambios, es lo que ella dijo, y decisiones. Se preguntó qué cambios y decisiones podrían darse en su vida, aunque esperaba que no demasiados, le gustaba la tranquilidad con que se había hecho de unos años hacia acá.

Sonrió divertido al oír que el verano debía irse con un gran carnaval, despedido a lo grande. Dudaba que eso fuese a ocurrir. Le dio la razón con una risa entre dientes, de todos modos, no le importaba hacerlo si ella se sentía feliz con ello. Además, vamos, ¿alguien había oído su conversación? Habían saltado como ranas de tema en tema hasta acabar en carnavales desde hace tiempo, parecía que no tenían ni una consideración en mantener un tema más de quince minutos sin cambiarlo a otro totalmente diferente, y con ello salían muchos más. Eran ese tipo de conversaciones que, casi sin sentido, llenan de calma.

Me aseguraré de mostrarte alguno la próxima vez —le sonrió, asumiendo que iban a tener un siguiente encuentro, con tantas cosas que ya habían acordado para entonces sería raro. Como por ejemplo, esa salida al karaoke en la que Laith debía hacerse responsable de sus palabras y no decir que “le avisara” para “no poder” cuando le avisa. — Este viernes ahí me tendrás —hizo un gesto condescendiente con la cabeza. Debía mover un par de turnos, pero el viernes lo tendría libre como que él se llama Laith.

A veces pensaba cómo sería su vida de haber nacido en una familia distinta. A veces pensaba que de ser un fugitivo de sangre impura, él volvería a su país hasta que todo se estabilizara. Y luego pensaba. No lo hacía, precisamente, porque sentía pertenencia, porque Reino Unido le había abierto puertas y brazos cuando llegó, ya siete años atrás, no podía abandonarle cuando le necesitaba. Porque, por poco que fuese, ayudaba tanto como podía proveyendo servicios médicos a la resistencia, ayudando a sanar a los heridos entre las sombras mientras a la luz del día era un cada vez más reconocido sanador. Eran cosas tan complicadas.

Descansar es para los débiles —le guiñó un ojo con un gesto divertido. — Me cuesta quedarme quieto, creo que nos hago un favor a todos teniendo tanto por hacer —confesó al final, con un ademán breve con los hombros. Podía ponerse necio y muy exasperante si no lo dejaban hacer algo y tenía demasiada energía acumulada. Era como, de hecho, un cachorro con mucha energía. Si no la liberaba podía volverse ese zapato roto o la basura fuera del cesto.

En ocasiones tenía que responder a los perros cuando veían algo que les llamaba la atención y no era bueno para ellos, como cierto coche al pasar u otros animales. Pero entretanto hablaba con la mujer, oyendo sobre ese carnaval en la India que tan divertida parecía. Si algún día le daban ganas de viajar, tenía un destino en la lista, al menos. Él, en respuesta, le contó su experiencia en África, lo que podía contarse. Las anécdotas en las que creería que estaba muy colocado como para que hubiesen sido ciertas siempre se las reservaba para sí mismo.

Para ser honesto, no soy un viajante apasionado, se me dan mal los viajes —suspiró, no era algo que le estropease la vida, pero a veces le gustaría que su cuerpo no fuese tan susceptible a los cambios de localización. A veces le daban ganas de ser como sus amigos que cogen un vuelo a ningún destino y volvían plagados de anécdotas e historias fascinantes, él definitivamente no era ese amigo que prefería viajar y no moverse durante mucho tiempo antes de volver a moverse de sitio.

El tema de los superpoderes siempre era fascinante. En especial cuando uno hablaba con nomaj, los magos eran tan aburridos. “Eso lo haces con tal o cual hechizo”, decían, como si la magia les resolviese la vida. Bueno, lo hacía, pero no era como que viviesen con la varita encarnada en la mano, siempre podía faltarles en algún momento. Volar era un buen poder, y como mago pensó absurdamente: “con una escoba”, es que hacía daño juntarse con magos sin conocimientos en comics o películas nomaj.

No lo sé, puede ser… controlar el tiempo, quizá —era un tema divertido, pero siempre pensaba que acabaría en tragedia. Sería una tragedia divertida, suponía. Sí, podía hacerlo con un giratiempo, pero según sabía el rango de tiempo para volver al pasado era muy breve. Asintió cuando ella divisó el parque y caminó a su lado para poder llegar, estirándose perezosamente, haciendo crujir un par de vértebras de su espalda.

El parque era precioso, tan verde. Le daba cierta pena que pronto se tiñese de cálidos colores marrones y amarillos con las hojas cayendo de los árboles con el cambio de estación. Soltó a uno a uno a los perros para darles libertad, cuidando que no salieran de su rango para que no se perdieran y pudiesen llamarlos si algo sucedía con ellos. Se sentó en una banca cercana para cumplir con ese deber, mientras pensaba en un nuevo tema de conversación, momento donde sacó un momento su teléfono para ver si alguien le había escrito, pasando por la pantalla de colibrí y por la de Daario Naharis, su amor platónico, para ver sus mensajes. Tan poco tiempo le dedicaba a su teléfono que pronto ya estaba de nuevo en su bolsillo.

¿Has visto Juego de Tronos? —preguntó repentinamente, para saber si era un tema viable, probablemente incitado por el mercenario de la fotografía de su teléfono. Los libros no los había leído, era un vago para la lectura, pero sí que llevaba al día la serie, por lo que podía hablar de ella si la mujer también estaba por la labor de conversar al respecto, sino podría buscar un nuevo tema para usar como base.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 25.505
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 969
Puntos : 796
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Clementine Boot el Jue Nov 02, 2017 12:13 am

Clementine era una chica intensa y volátil a la vez, una extraña y particular combinación pero quién tuviese la oportunidad de toparse con la castaña se daba cuenta empíricamente que por más extraño que sonase esa combinación era posible.  Y cuándo un tema le interesaba podía poner todo de sí en explicarlo, como era en el caso del horóscopo. Pero al mismo tiempo darse una ruedas que le hacían terminar hablando de algo totalmentente distinto pero no por eso menos divertido. La squib era toda una montaña rusa.

- Te cobrare la palabra.- le respondió sonriente ¡Es que claro que lo haría! ya lo tenía anotadísimo en su agenda mental que por más que muchos no le tienen para nada de fé, hasta el momento jamás ha olvidado alguna cita, evento o promesa por cumplir. - ¡Yeeey! Creo que este viernes comenzará con un especial de los ochenta. ¿Te gusta alguna banda de aquel entonces? .- le preguntó animada. Si la respuesta era negativa, no importaba del todo ya que sólo era una hora de especial, y aunque a uno no le gustase ningún grupo o cantante mirar a veces resultaba igual de divertido que salir a cantar.

Rió.- Nah, descansar a veces también es grandioso.- le refutó la castaña mientras cerraba por un par de segundos los ojos entregándose a la increíble sensación de recordar una tarde de invierno acurrucada en su sofá junto a una taza de chocolate caliente mientras miraba la lluvia caer por horas. - Pues que genial, yo soy más un oso dormilón si me lo preguntas. O sea igual ando para todos lados, pero mi corazón es de un oso.- admitió divertida. Que ella podía parecer un colibrí imparable en ocasiones, pero en el fondo era un osito regalón.

- ¿De verdad? .- preguntó sorprendida ya que hubiera jurado que el chico era de los eternos viajeros.- A mí se me dan mal los viajes largos. Porque comienzo a extrañar muy luego. Pero aún así amo hacerlo. Conocer culturas y personas nuevas es alimento para mi ser.- agregó con una sonrisa enorme y  muestra dientes.

Uh, superpoderes.

Si se demoró un tiempo en responder no fue porque no se haya hecho esa pregunta con anterioridad. Es que vamos era una squib y la posibilidad de que de un día para otro la magia se despierte en tu cuerpo y se digne a salir era casi un pan de cada día. Al menos para la gente de su alrededor menos cercana, para ella era más una pregunta de niñez.  Optó por decir volar  más que nada por decir algo aunque tampoco rechazaría algún día aquel tan increíble don.

- Uh, ese también es bueno. ¿Pero no te da miedo pensar volverte muy adicto a él? Digo, es que del error o del accidente a veces una aprende mucho. ¿no?.- comentó como si no quiere la cosa para luego encogerse de hombros. Además Odiseo una vez le comentó algo de los giratiempos, y lo único que recuerda es como le repetía continuamente "Si alguna vez, ves alguno no lo tomes ¡huye! ", y con eso ella se había quedado.

Y en eso ante sus ojos apareció un paraíso verde. Las colas de los perros se volvieron hiperkinéticas con tan solo ver a un kilómetros tanto espacio para correr, oler y jugar. Y Clementine simplemente no podía negarles tal grado de felicidad por lo que incito al chico a ir al parque a tenderse un momento y darle un espacio de libertad a los adorables con cuatro patas.

Se recostó en el refrescante pasto y soltó a los perros quienes salieron disparados a correr por todo el terreno, siguió alerta de ellos pero al mismo tiempo se permitió relajarse un poco y disfrutar del agradable clima que aquel día les ofrecía.- ¿Quién en su sano juicio no ve Games of thrones?.- preguntó divertida.- ¡Claro que sí! Estoy flipando con la nueva temporada. Aunque debo decir que no es una de mis favoritas, pero aún así ha tenido sus escenas épicas e inolvidables.- le comentó como fiel seguidora sus opiniones. Es que hablar de esa serie la animaba tanto,tanto.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 137
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Laith Gauthier el Mar Nov 07, 2017 4:21 am

Pensó un poco en algunas bandas de los ochentas, el especial en el que comenzaría el karaoke. La verdad era que no era del tipo de fan musical que te decía todos los años y miembros de las bandas. Era más de los que te soltaba toda la discografía en desorden, pero toda al fin y al cabo. — Uhm… Alguna debe gustarme, mira que no te preocupes, sino buscamos la letra en google y la oímos antes de cantarla —le sonrió divertido, mostrándole que con él no debía realmente preocuparse. Podía sacarse las ideas más variopintas de las mangas para pasar una buena tarde, a fin de cuentas.

Laith no estaba precisamente de acuerdo. Cuando descansaba pensaba y no le gustaba meterse en sus pensamientos. Debía ser por eso que odiaba estar en silencio. Pero cada quien tenía su propia opinión, así que la dejó estar, oyendo con una gran sonrisa todo lo que ella tuviese por decirle. Incluso cuando le contó sobre aquellos viajes, ella pareció sorprenderse de que no fuera un buen viajero, haciéndolo reír.

¡Eso me pasa muy seguido! —le confesó, divertido por la semejanza. — Pero mi cuerpo no es bueno para viajar, me siento del asco durante al menos un par de días cuando hago viajes lejos, así que los prefiero largos para poder disfrutar… Creo que es muy limitante, pero al menos he conocido bastante de todos modos —le sonrió, explicándole por qué no era un eterno viajero. — La sensación de extrañar es inevitable, pero se compensa con cultura y gente nueva por conocer —le sonrió.

Cuando viajaba, se bañaba en cultura. No era del tipo de personas que llegaba a otro país buscando lo que acababa de dejar detrás. Por ello algunas veces se había indispuesto al comer cosas raras, pero hasta el momento iba sobreviviendo bien. Le divertía cómo cambiaban de tema repentinamente, como si los temas no les interesaran, ¡todo servía si el objetivo era conocerse un poco más! Le encantaban ese tipo de charlas, hablando de todo y de nada al mismo tiempo, música, animales, horóscopo, ¡poderes incluso!

Oh, supongo… ¿Has jugado Life is Strange? Creo que pasaría algo parecido, ¿sabes? ¿Conoces el juego? —le preguntó, — regresa al tiempo para salvar a su amiga de morir, y eso provoca un huracán que amenaza con destruir la ciudad —le contó, encogiéndose de hombros con calma. Era una forma entretenida de ver las cosas, después de todo, aunque realmente sería peligroso. Al final todo tenía que seguir un curso, todo estaba predestinado a ser, era la forma en que veía las cosas. No existe otra forma de hacer las cosas más que la forma en que se dieron.

En cuanto vieron aquel enorme parque, tardaron poco tiempo en dirigirse a este para poder soltar a los perros. Se sentó en una banca cercana a donde Clementine se había recostado una vez que los soltaron para que pudieran jugar y corretear entre ellos, con los dos vigilando en calma y sin molestarlos demasiado. Después de todo estaba haciendo un clima grandioso, sería cruel e inhumano no considerar darles espacio para que ellos se divirtieran. Revisó su teléfono para ver si tenía algún asunto que atender, mas no fue así, por lo que simplemente se guardó el aparato con un nuevo tema de conversación. Sonrió automáticamente con su respuesta.

¿A que sí? Cuéntame por quién va tu apuesta para el trono de hierro, a estas alturas ya empiezo a pensar que Podrick es un buen contendiente, yo siendo cualquiera de ellos no me fiaría mucho del pequeñajo, nadie sabe qué le hizo a esas mujeres, es de temer —se sonrió tremendamente divertido. La verdad no creía en lo que decía, pero había que ser honestos y sería un giro argumental tremendo que a él personalmente le encantaría. — Aunque apuesto por los caminantes, ¿sabes? Mira, tan malos líderes no son, van en aumento, generan empleos, reviven personas —giro los ojos con un aire muy divertido, le encantaba contrastar ideas poco compartidas. — Aunque, bueno, no lo sé. Ya me han matado a Oberyn, creo que donde me toquen a Daario dejo de ver la serie.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 25.505
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 969
Puntos : 796
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Clementine Boot el Jue Nov 16, 2017 4:25 pm

Clementine amaba muchas cosas en la vida. Y entre ellas estaba la música. Era - según su perspectiva- como toda disciplina artística,  algo que a pesar de no poseer varita genera magia. Por lo que desde que tiene uso de razón la castaña era de esas que se sentaba tardes junto a la radio esperando su canción favorita y hacer compilados. Y así hasta el día de hoy. La puedes escuchar cantar en la cocina, en el jardín, en la ducha, en...todas partes. Y en esta oportunidad estaba doblemente animada, porque los ochenta era su época de oro músical; Beastie Boys, Queen, Depeche Mode, The Cure, U2, The smiths, Guns N´roses, y tantos, tantos más.

- Yo te puedo recomendar miles de temas. Es una de mis épocas favoritas musicales. - le confesó con amplia sonrisa.- Aunque también podemos dejarnos llevar y cantar una que ninguno conozca. Más emocionante aún. - agregó después soltando una risita.

Le dirigió una mirada de reojo a Laith mientras caminaban escuchando atentamente sus palabras. Sonrió, pero esta vez de una manera más nostálgica. Pensando en lo mucho que se perdían los magos que gobernaban el mundo mágico actual. El mundo muggle era igual de fascinante y habían personas igual de asombrosas. Como el joven mago a su lado. Lo que desconocía la morena era que su acompañante sí era mago, y que al igual que ella disfrutaba de las cosas simples que ofrecían la no magia. Como el caminar tranquilamente paseando perros, donde el único rayo de luz que vas a recibir era del sol.

Viajar. ¡Que hermoso era! Y no sólo por los lugares, sino que por la gente, la comida, los olores, la historia... era increíble. La squib jamás olvidará cuando de pequeña, a la edad de ocho años su madre le dijo "Cada persona es una mundo, adoré." Fue como una explosión, tanto por conocer por aprender...desde allí, la castaña se ha convertido en la mejor explorada. Como cuál principito le gusta ir saltando de planeta en planeta. Y mucho mejor si era en diferentes partes de su planeta natal: La tierra.

-  ¿Life is Strange? .- preguntó mientras arruga su nariz pensativa, para luego de un rato negar con la cabeza.-  Noup.  No soy mucho de videojuegos, el único que logre dar vuelta es Mario Bross. - terminó por decir divertida mientras se encogía de hombros.-   Oh... - musitó después al escuchar de qué iba el juego.-   Jope, qué presión .- dijo abriendo sus ojos y poniendo una mueca con sus labios, como una sonrisa invertida.-  Un poco como el efecto mariposa, ¿no? Que su simple aleteo en alguna otra parte del mundo genera un huracán. Osea que nuestras acciones tarde o temprano, retrocedamos o no repercutirán. Para bien o para mal ¿eh? .- que todo, según como se mire (como dice una canción) dependía de las circunstancias.

Parque, naturaleza, solcito, perros corriendo... ¿se podía pedir más?
No, no, no. Clementine se sentía en el lugar preciso, con la persona precisa, en el momento preciso.
Todo era armonía.

Se rió ante sus apuestas en GoT.-  Poooodrick. Me encanta ese personaje .- le dijo sonriente, y no era por el hecho de que era un mago en la cama (aunque eso nunca está demás)  sino que era porque pese a su secundarismo en la trama, él seguía todo fiel e igual de humilde que siempre. Era todo un lindo. -  Ay no, calla, calla .- dijo tapándose los oídos para incrementar dramatismo. -  Que cada vez que uno mezcla la palabra muerte con algún personaje  muchas veces, se cumple ¿eh?.  Algo como síndrome Beetlejuice . - rió.-  Y no, Daario no se nos puede ir .- dijo haciendo un mini puchero.- Joder, no sé cuándo aprenderé a no encariñarme tanto con los personajes de esa serie. Digo que no lo hago, pero en el fondo fondo los amo a todos. Bueno, no a todos .- se auto corrigió a ella misma.-  Pero sí a la gran mayoría...- terminó por decir para suspirar y dejarse caer de espalda en el césped.

Tomó profundamente aire y sonrió le encantaba esas cosas simples de la vida, como el acostarse en el parque y mirar las nubes o la sombra que hacen las hojas al chocar contra los rayos del sol, suspiró.- Me encanta el verano .- soltó de la nada.

Clementine era una gazania, una flor que se abre al sol.
Le animaba, le revitaliza.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 137
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Laith Gauthier el Miér Nov 22, 2017 8:37 am

Laith nunca había sido precisamente del tipo de amante artístico que sabe información y datos. Era del tipo que sentía en cada poro de la piel, que miraba una obra y sentía ese inusual calor en el pecho, que interpretaba las emociones, a su modo, de lo que quería transmitir. Ya de ahí a conocer a los artistas era un trecho enorme que separaba a los conocedores de la gente como él. Por suerte para el sanador, Clementine parecía bastante entendida en ello, además que tenía bastante energía, algo que le encantaba. Lo contagiaba de buen rollo.

Claro, puedes mandarme por mensaje los temas y ya me encargo de aprendérmelos, pero tendremos que cantar una que ninguno conozca también —le propuso, porque pensaba que les iba a salir terriblemente mal y eso le añadía diversión a todo. No siempre las cosas tenían que salir perfectas, a veces fallar a propósito tampoco era un crimen. Claro, a menos que cometiese un fallo que dañase a alguien más, pero una canción mal interpretada no tenía nada que ver con ello.

Llevaba meses pensando que si todo el mundo pensara un poco como él, el actual gobierno mágico no estaría tan mal. Ni siquiera intentaba que la gente comprendiese a las personas, a las culturas distintas. Sólo pedía que las aceptaran. Incluso si no las compartían, pues eso hacía que hubiese una cacería por el mero hecho de no pertenecer a un selecto grupo de sangre, ¡de sangre! ¡Como si de pronto los O negativo decidieran que eran mejores que el resto por ser donadores universales y que los AB positivo debían morir en la hoguera porque eran receptores por excelencia! ¡Algo así!

Asintió con la cabeza cuando le dio su opinión sobre el juego. Él no se consideraba un “gamer”, pero sí que había jugado algunas cosas, como leído determinadas historietas. Un chico cualquiera. — Exacto, creo que últimamente han salido varios juegos con esa temática, el efecto mariposa… Pero si lo piensas mucho, es hasta retorcido, porque es parecido a la realidad… —a pesar de ser un partidario del “sólo pudo haber sido de la forma en que fue”, también pensaba que las decisiones que uno toma, las cosas que uno dice, son las que al final más repercuten a futuro. Puede que de las formas incluso más inesperadas.

Juego de Tronos también era un gran tema de conversación, aunque uno vivía con el miedo de que su personaje favorito fuese a morir. Así, como una flor a la que pisan. Así, como fugitivos. Triste pero cierta analogía. Los perros a veces venían a pedirles cariño, no se alejaban demasiado del parque donde estaba el resto de la “manada” improvisada hecha para fines de aquel paseo. Mas eso no distraía a los dos humanos de su interesantísima charla sobre el Trono de Hierro. Todavía no se le iba del todo el luto sobre la muerte de Oberyn: un capítulo se moría de envidia del niño bonito del burdel y al otro ya lo estaban reventando. Literalmente.

¡No digas que te encanta! —era igual que aquel regaño que ella le hizo: no debía hablarse mucho de que un personaje gustaba o sobre su muerte, porque al final se moría. Moriría igual, pero así no sentían culpa. — ¿Si lo dices tres veces ocurre? —preguntó, sólo para estar seguro de que no se estaba equivocando de película. — Es que no se puede no encariñarte con ellos, juegan con nuestros sentimientos —dramatizó divertido. Era pura crueldad eso de hacer que te enamores de un personaje y al momento ya estarlo asesinando a sangre fría.

Uno de los perros se le había sentado a los pies al rubio y éste distraídamente lo iba acariciando con cariño, deseando detener ese momento unos segundos. Era un instante con gran compañía y tan pacífico que le daba miedo regresar a su caótica existencia de ir y venir en el hospital y su vida privada, además de sus movidas por debajo de las leyes. No es que le molestara, pero a veces, sólo en ocasiones, un poco de calma le resultaba extrañamente agradable, incluso si no le gustaba quedarse quieto mucho tiempo. Sonrió cuando ella dijo que le encantaba el verano.

Tiene su encanto: largos paseos sin que se te congele la nariz, fiestas en la playa, ejercicio al aire libre —le sonrió mientras hablaba de por qué le gustaba el calor. El frío era más bien nostálgico, pero no tanto como el otoño. — Creo que ese punto intermedio entre primavera y verano es el ideal —donde no hacía mucho calor y tampoco hacía frío, las flores ya habían aparecido llenando todo de color. — Creo que deberíamos regresar —se lamentó, esperando ver qué opinaba ella al respecto. Después de todo, había sido un día altamente productivo para él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 25.505
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 969
Puntos : 796
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Clementine Boot el Miér Ene 31, 2018 3:38 pm

Clementine era de esas chicas que cuando pequeña en su mundo no existía la palabra "no". Sus padres le dejaron hacer lo que pasará por su cabeza, los límites solo aparecian si su vida pendía literalmente de un hilo pero antes de eso jamás. Por lo que ser espontánea y natural lo llevaba prácticamente tatuado en su piel. Y hacer cosas alocadas como el karaoke (pese a que consideraba no poseer una voz privilegiada) eran parte de su día a día. Es de esas que no le importa combinar la ropa, hacerse excéntricos peinados o ponerse a cantar a pleno pulmón en medio del supermercado, con su coreografía respectiva. Bastaba solo pasar un par de minutos con ella y comprender que era una squib muy ...especial.

- Lo haré.- dijo sonriente, mientras se anotaba mentalmente que debía mandarle más tarde las canciones al castaño.- Y lo de escoger uno al azar y desconocido, me encanta.- agregó sonriendo aún más, ofreciendole toda su radiante dentadura. El sólo hecho de imaginarse esa noche hizo que improvisará unos pasos divertidos de baile, solo de felicidad.

Sintió un pequeño escalofrío recorrer su columna con todo el tema de los videojuegos, todo culpa de un artículo que había leído hace poco sobre la diferencia de la realidad y lo real, y como nuestra sociedad cada vez se encontraba mas alejada del diario vivir y olvidaba las cosas más intrínsecas y naturales. Suspiró.- Bueno, si les divierte...- comenzó a decir tratando de ver el lado positivo de todo aquello.- El problema es cuando todo eso los consume mucho y los aleja de la vida misma. Que hace un tiempo leí que hasta existen casas en donde solo viven gamers y su existencia consta de jugar 24/07, que fuerte ¿no?.- le dijo con una mueca mirando al castaño. Quizás se encontraba en nuevos tiempos y ella se había quedado estancada años atrás, pero siempre ha sido más una amante de lo analogo que lo tecnológico, del vivir al aire libre que quedarse a cuatro paredes (como ahora lo está haciendo).

Se llevó ambas manos a la boca como quién sabe qué ha dicho una injuria atroz, ya que sin tener que hablarlo sabía muy bien a lo que se refería Laith al pedir que no dijera esas cosas. Ya que en Got si te gusta mucho un personaje lo matan, si no te gusta lo matan igual, en resumidas cuentas todos van a morir tarde o temprano. La cosas es rogar capítulo a capítulo que tu personaje favorito pertenezca al grupo en que la muerte se va a tardar más en llegar.  - Ajam,  tres veces y ¡plaf! .- bueno, la verdad es que en la película se decía tres veces y Beetlejuice aparecía, pero ella se había otorgado el derecho de ocupar esa regla de tres para múltiples cosas y causas. Y jamás, en ninguna de ellas se había equivocado (hasta el momento).

Se dejó caer en el césped y se entregó por completo a disfrutar de lleno ese instante que la vida le había ofrecido. Era como si todos los astros se hubiera alineado para permitirle dentro de todo el caos una tarde llena de paz y buena compañía. Sabía muy bien que más tarde debía volver a una realidad mucho más oscura que la que se encontraba pero mientras durase ella lo seguiría disfrutaría al cien por ciento.

- El sol ofreciendo mucha vitamina D que nos vuelve más fuerte y felices.- agregó sin poder aguantarse. Confirmando cada vez más que ella era más una planta/flor que una ser humana. - Todas las épocas tienen su encanto...- dijo en un suspiro mientras cerraba sus ojos, y se permitía potenciar los cuatro sentidos restantes. Dentro de aquel enorme relajó escuchó las siguientes palabras del castaño y sonrió. Abrió los ojos de a poco para acostumbrarse una vez más a la fuerte luz solar, ocupó su mano derecha como visera y así poder mirar mejor a Laith.- Vamos.- le respondió sonriente con su cálida mirada fija en la de él. Se levantó del césped y miró alrededor para ver a dónde se encontraban todos los perritos. Y pese a que no fue una tarea muy  fácil ya que todos se encontraban repartidos por todo el parque , la disfruto enormemente.  

Regresaron al refugio de animales todos felices, al llegar se despidió cariñosamente de todos los perros prometiendo volver lo antes posible. Ya estaba perdida, en esa fracción de tiempos esos perror ya le habían robado el corazón así que mientras ella pueda siempre los irá a visitar. Ya fuera del lugar suspiró y sonrió ampliamente, para luego dedicarle una radiante mirada a Laith.- Fue una tarde grandiosa.- le dijo sonriente y sin más se acercó al castaño y le dió un abrazo. - Espero que nos veamos pronto, Laith. - dijo aún dentro del abrazo para luego alejarse de él.- Estamos en contacto.- agregó mostrandole su móvil más una radiante sonrisa, para luego comenzar el camino que la retornaría al refugio.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 137
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.