Situación Actual
19º-23º
25 septiembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Nathaniel B.Mejor PJ ♂
Claryssa O.Mejor PJ ♀
Bianca V.Mejor User
Samantha L.Mejor roler
Danny & EdwardMejor dúo
Ryan G.Especial I
Samantha L.Especial II.
S. Rox J.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Maybe it's a bad idea [Joshua]

Adae West el Mar Mar 21, 2017 9:49 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Al menos, comían.

No comían en el mismo horario, ni tampoco lo mismo que los demás alumnos, pero como decía Adae... al menos comían en el comedor. Era muy propio del pequeño Ravenclaw ver las cosas buenas de todo, aunque en realidad fuesen malas, pero teniendo en cuenta cómo estaba la cosa y que él era incapaz de hacer nada por mejorar la situación en la que se hallaba... la única manera para seguir adelante, era ver lo bueno; aunque fuese poco.

Después de que todos los alumnos de Hogwarts —a excepción de aquellos que vivían en las mazmorras— hubiesen almorzado en el Gran Comedor y lo hubiesen dejado libre para ir a sus respectivas clases o tomarse su hora libre en algún frío lugar el invernal castillo, todos los hijos de muggles que vivían en sus nuevas habitaciones allá en el último piso, fueron llamados para comer. Era común que muchas personas se quedasen en el Gran Comedor estudiando o hablando, pero los "apestados" iban todos a una misma mesa a comer sin que nadie quisiese arriesgarse a acercarse, por si acaso. Al contrario de lo que se pudiera pensar, nadie los vigilaba, solo los elfos domésticos que le servían la comida. Al fin y al cabo, tenían bien claro que tenían que comportarse si no querían perder la lengua; Noah había sido un mensaje bien claro para los hijos de muggles o alumnos con ansias de rebelarse.

Cuando terminó de comer, Adae tenía en mente ir a la biblioteca a leer sobre lo último que escuchó en Artes Oscuras, ya que era prácticamente a la única clase a la que le dejaban asistir y porque lo usaban como objeto de experimentación, algo que cada vez le molestaba más. Ya no estaba en un colegio que se preocupase por su educación, ahora el colegio lo que hacía era utilizarlo como objeto para educar a otros. Ahora sabía cómo se sentían los telescopios, las bolas de cristal, las mandrágoras y todo.

Sin esperar que nadie se acercase a él —ya que llevaba días sin hablar con nadie ajeno a sus vecinos de las mazmorras—, se dirigió cabizbajo a la biblioteca, subiendo los peldaños lentamente. Se había acostumbrado a moverse por Hogwarts con tranquilidad, intentando pasar desapercibido, ya que desde que se había hecho pública su pureza de sangre y demás, recibía más burlas y bullying que nunca. Pero ya que él era uno de los "privilegiados" que tenían libertad por moverse por Hogwarts gracias a su buen comportamiento... no podía simplemente pasar las veinticuatro horas del días encerrado en la diminuta habitación.

Llegó a la biblioteca y todo el mundo lo miró. Muchos esbozaron una burlona sonrisa, pero la gran mayoría simplemente lo ignoró para volver a lo que estaba haciendo. Él suspiró y tras cerrar la puerta con suavidad, se dirigió a los pasillos repletos de libros, queriendo esconderse entre ellos y no salir nunca más. Ojalá pudiese meterse en un libro y vivir allí, sus historias y sus aventuras sin tener que preocuparse de una realidad que parecía propia de un ficción injusta.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Ty Simpkins
Edad del pj : 13
Ocupación : Preso
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 415
Lealtad : Al sapo Croac
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 289
Puntos : 210
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3312-adae-west-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t3313-relaciones-de-adae-west http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Adae WestInactivo

Joshua Eckhart el Sáb Abr 15, 2017 6:31 pm

Entonces las películas son como libros que puedes ver, según lo que dices, ¿no? Simplemente eres un lector que no puede intervenir… —llegó a aquella conclusión de acuerdo con lo que el chiquillo le había dicho. Había actores mágicos que se dedicaban al teatro, así que en el fondo estaba más o menos familiarizado, aunque no había gente que grabara y sólo era compartido por las personas que estaban presentes. — Suena… bastante extraño, pero imagino que tienen que ser diferentes modos de entretenimiento y ya está —concedió mientras asentía con la cabeza, como si él mismo llegara a esa respuesta y ya no había por qué darle más vueltas.

La infancia de Joshua había sido solitaria, pero solo había conseguido entretenerse bastante bien. Si bien algunos días se aburría y mucho, había otros en los que podía encontrarse cientos de cosas para hacer. Trató de explicarle a grandes rasgos lo que había sucedido y lo que había hecho entonces. La pregunta que recibió entonces le hizo sobresaltarse un poco en un pequeño respingo, mirando a Adae como si supiera lo que le estaba preguntando.

No podría conocerlas, lo sabes, Adae… —le dijo en un tono bajo. Lo había llegado a pensar cuando el profesor Washburne le habló por primera vez de las simulaciones, pero ahora podían acusarlo de traidor por el mero hecho de que demuestre un mínimo interés en las invenciones muggle. — Es mejor simplemente… saberlo de manera teórica, aunque no sea lo más óptimo sí es lo más adecuado —le dijo; le sabía amargo tener que decir que no quería conocer algo por su propia mano cuando en realidad lo quería.

Le preguntó sobre su infancia, oyendo que era genial. Él tenía algunos juegos de mesa, pero en realidad nunca los había jugado, principalmente porque no tenía con quién y el que Josh le ganara a Joshua siempre no era muy divertido. Realmente parecía que Adae había tenido una gran infancia de acuerdo a lo que le contaba, escuchándolo interesado y tratando de imaginarse cómo eran las cosas en ese tiempo de la vida del menor. Asintió cuando le preguntó sobre el juego del escondite (donde también Josh se escondía de Joshua, un juego muy divertido).

Por donde está mi casa no había precisamente muchos niños, así que simplemente me entretenía yo solo la mayor parte del tiempo… —le explicó a la brevedad; no había conocido muchos juegos grupales precisamente porque no había un grupo con el que jugarlos, pero tampoco podía decir que le había hecho falta. — De todos modos, creo que nunca me integraba bien a los grupos, así que al final no es que hubiera cambiado mucho si hubiera habido la oportunidad —se encogió de hombros, con completa honestidad; no había sido sino hasta Hogwarts que tuvo cierto deseo por convivir con otros.

Se había estirado en su propio lugar un poco, sin moverse demasiado y después se recargó en la silla, mirando el libro que él había estado leyendo antes. Hablar del pasado le era extraño, como una especie de baúl que había con tan poca frecuencia que estaba polvoriento. A pesar de que sentía una curiosa envidia por todo lo que Adae había sido capaz de conocer y que él sólo podría imaginar, había decidido seguir un rato más el camino de la conversación por esos temas ya que no pensaba que ninguno de los dos tuviera algo mejor que comentar. Parecía un ejemplo de que los tiempos pasados eran mejores.

¿Qué tipo de juegos jugabas en tu barrio? —le dio curiosidad; probablemente más de uno ni siquiera le sonaría el nombre, pero al menos podían hacer un nuevo tema de conversación de juegos infantiles. Además, estos no tenían diferencia, podían ser tanto muggles como mágicos, así que sentía que dejaban por un momento los temas que podrían meterlos en problemas (como si hablar no fuera ya de por sí un problema).
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 22.460
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 959
Puntos : 735
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adae West el Vie Abr 21, 2017 12:22 am

No entendía... Adae no estaba muy actualizado con las leyes del Ministerio pero... ¿Acaso estaba prohibido convivir con las ventajas del mundo muggle? ¿Un mago ahora no podía tener un coche, calentarse una taza de leche en un microondas o ver una película? El pequeño miró a Joshua con un gesto interrogante; confuso. No había entendido lo que quería decir y, si lo había entendido, no le parecía para nada lógico.

—¿Qué? —preguntó, perplejo—. ¿Por qué no podrías? ¿Está prohibido?

El pequeño a veces no tenía ni acceso Al Profeta, por lo que su información estaba bastante oxidada con respecto a las nuevas normas del régimen o lo que está bien visto por la sociedad actual. Llevaba sin salir de Hogwarts desde el ataque y si ya estaba perdido con el mundo antaño, ahora lo estaba todavía más.

Hablar de la niñez a Adae le parecía genial, ya que no hace mucho que pasó esa etapa. De hecho, estaba cien por cien seguro que él seguía siendo un niño y que si había madurado algo había sido en estos últimos meses y de sopetón. Sin embargo, la madurez era algo que él no entendía, pues él solo actuaba según veía que era lo correcto. Para juzgar su madurez debía de hacerlo alguien que le conociese antes y le viese ahora, pero sus amigos —mestizos y sangre limpias—, no se acercaban a él por miedo y su único familiar al que podría tener acceso ahora mismo estaba muerto, así que lo tenía difícil.

—¿Dónde está tu casa? ¿En algún lugar mágico? Recuerdo que cuando nos conocimos hablamos de tu casa, pero no sé si me dijiste dónde era. ¿No hay niños en pueblos mágicos? —preguntó, esbozando una conciliadora sonrisa—. ¿Por qué no te integrabas bien? ¿Eres tímido? —En realidad, si los observábamos desde un tercer plano, Joshua tenía un aspecto introvertido y que podía dar pie a una persona tímida, pero como Adae era tan abierto y nunca tuvo esa sensación, le parecía raro que una persona tan agradable como Joshua pudiese ser tímida.

El pequeño siempre había sido de esos niños que prefieren quedarse en casa a jugar que salir a la calle, sin embargo, como su hermana era una cabeza loca y Adae la imitaba en todo —cosas de hermanos pequeños—, se hizo algunos amigos muggles en su barrio. Y los juegos eran los típicos, aunque como Joshua nunca había vivido algo parecido...

—Pues no sé... Jugábamos a la pelota a múltiples juegos, la verdad es que con la pelota hay muchos. También jugábamos a las cogidas o, de igual manera, alguna variante de ella. ¡Pero lo importante era correr, esconderse y huir! —Exclamó en voz baja, divertido—. Luego había juegos más tranquilos como las cartas, las canicas, las estampas, los tazos... Pero a lo que más me gustaba jugar a mí era a inventarnos ser quiénes no éramos. A lo mejor estábamos en el parque y cada uno nos inventábamos ser algo: un guerrero poderoso, un ninja mágico con superpoderes, un pirata malvado o un zombie comecerebros y cada uno se metía en su papel y creábamos una historia genial mientras corríamos de un lugar a otro pensando que en suelo era lava que quema y no podíamos pisar... —Soltó una pequeña risa al recordarlo. Ahora echaba de menos su casa, más todavía—. Hacíamos unas historias geniales. Luego cuando volvía a casa seguía jugando y mi familia se unía con nuevos personajes. Una vez yo era el pirata y mi hermana una saqueadora y por la noche vino a mi cama a saquear mi barco. ¡Mi barco! La batalla fue reñida, pero me ganó ella. Yo tengo más cosquillas —dijo finalmente, con una triste sonrisa en el rostro. Recordaba aquel momento con tanta nitidez que daba miedo, cómo había entrado en la habitación predicando por guerra y cómo la batalla fue un montón de cosquillas bañadas en risas.

No quería ponerse triste, pero es que le era inevitable relacionar esas cosas con su familia y Adae echaba mucho de menos a su familia, sobre todo a su hermana. ¡¡Relájate y sé un hombre fuerte!! Suspiró profundamente y dio un golpecito al libro de lectura pesada, para encogerse de hombros.

—¿Y qué libros de lectura ligera me recomiendas? Necesito veinte, que tengo mucho tiempo libre —dijo entonces, cruzándose de brazos sobre aquel libro.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Ty Simpkins
Edad del pj : 13
Ocupación : Preso
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 415
Lealtad : Al sapo Croac
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 289
Puntos : 210
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3312-adae-west-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t3313-relaciones-de-adae-west http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Adae WestInactivo

Joshua Eckhart el Vie Abr 21, 2017 2:53 am

Lo miró como si no entendiera de qué estaba hablando, ¿en serio no sabía que podría haber consecuencias gravísimas por algo como eso? Seguramente en los calabozos los tuvieran sin información respecto con la nueva situación. Se acarició la nuca, no muy seguro de cómo explicarle la situación que actualmente estaban viviendo, y más porque pensaba que Adae era aún demasiado inocente para comprenderlo.

No sólo los están castigando a ustedes, Adae… Ahora también están persiguiendo también a aquellos que los ayudan, incluso hablar con los hijos de muggles puede ser peligroso… Por ello, que te descubran haciendo algo achacado a los muggles, es… como decir que los apoyas —le dijo en voz baja; muchas de las cosas muggle en Hogwarts estaban siendo eliminadas y su padre se jactaba de que perseguían a aquellas personas. Las cosas se estaban torciendo más de lo que él esperaba.

Habían decidido hablar sobre el pasado de los dos, uno más próximo para Adae que para Joshua, aunque al final eran distintas de diversos modos. Lo miró con un poco de gracia cuando empezó a hacerle muchas preguntas que trató no olvidar para comenzar a responderlas en cuanto el chiquillo le diese la oportunidad.

¿Sabes dónde está Nottingham? Vivo en la zona mágica, pero mi casa está algo apartada de las demás, y en los alrededores sólo había gente mayor… A veces llegaban nietos o cosas así de los habitantes, pero, como te digo, no era muy popular, creo que puede ser que sea tímido, o simplemente no encajaban nuestros intereses —no lo sabía a ciencia cierta, aunque podría ser más lo primero que lo segundo. Le costaba un poco entablar conversaciones sin una base sólida, y no es que fuese precisamente la persona más empática de la tierra así que podía llegar a ser un poquito borde con los demás.

Sintió interés por los tipos de juegos que podían hacerse en el exterior, esperando que se los explicara y, bueno, preguntarle a Adae una cosa se traducía más o menos a callarse y asentir por algunos minutos, hablaba bastante y no dejaba espacio a hablar demasiado, así que Joshua prefería esperar a que terminase con su explicación antes de llegar a preguntarle algo. Apuntaba en su cabeza algunos términos que no entendía, que eran los que iba a preguntarle apenas le diese la oportunidad de hacerlo, que no eran muy abundantes.

¿Qué son los tazos? —le preguntó con un gesto extrañado, para luego comentar un poco aprovechando ese pequeño silencio, — Yo también jugaba a veces a fingir ser alguien que no era, era divertido aunque no tenía tantas opciones… —le comentó. Antes jugaba a hacerlo y ahora era su día a día, una verdadera pena si se lo preguntaban al joven. De pronto las cosas habían dejado de ser divertidas cuando los obligaron a mirar el mundo con ojos más adultos. — Tu hermana suena como una chica genial, ¿sabes? No me imagino aquel saqueo tan atroz —soltó una risa, sabiendo de lo que estaba hablando o, bueno, al menos tenía una idea aproximada.

Creyó notar, entre su ligera y característica indiferencia, que aquel tema había conseguido desanimar un poco a Adae, por lo que no tuvo problema en cambiarlo tan rápido como le preguntó libros de lectura ligera. Veinte era un número muy grande, pero Joshua se lo tomó bastante literal mientras adoptaba una pose pensativa, recorriendo la biblioteca de su memoria para encontrar buenos títulos, entre los que tenía en su baúl.

Por ejemplo, Recreo con la banshee, Una historia ilustrada de la alfombra voladora, Volando con los Cannons, El noble deporte de los magos, uhm… También podría ser… Problemas mágicos extraordinarios y sus soluciones, llevo cinco y ya no se me ocurre ninguno —soltó aire un tanto divertido, acariciándose la nuca de nuevo mientras intentaba pensar otros. — ¿Te has leído Lugres históricos de la brujería? El otro día vi en la biblioteca Prefacio privilegiado para prefectos perfectos, pensé enseñárselo a la prefecta de Ravenclaw pero creo que no le hará ni un pelo de gracia... Mi padre me envió Sangres sucias y cómo detectarlos, pero creo que no te interesará leerlo… —y entonces se dio una pequeña pausa para respirar y, quizá, darse cuenta que pedirle veinte era exagerar en broma, o que en realidad se los pedía en serio.

Se había cansado de hablar sin pausa, y se preguntó cómo diantres Adae hablaba y hablaba y siempre parecía tener algo más para decir. Al menos había dicho algunos libros, los últimos se los tenía que pensar un poquito más para poder traerlos a su memoria, y trató de no mencionar su amplia colección de libros sobre criaturas mágicas porque de lo contrario nunca iba a terminar de contarle de ellos, y algunos no eran lectura ligera.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 22.460
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 959
Puntos : 735
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adae West el Mar Abr 25, 2017 11:36 pm

Pues no lo entendía. Entendía que los muggles estaban mal visto y que por tanto los hijos de muggles también lo estaban. ¿Pero por qué razón que un mago utilice algo muggle estaba mal visto? ¡Pero si la ropa que utilizan el noventa por ciento de los magos, viene de los muggles! Serán hipócritas, jopé. No entendía nada de lo que pasaba en el mundo mágico, algo que le hacía sentirse cada vez menos perteneciente allí. Aunque bueno, ¿eso era bueno, no? Le quitaron la varita y poco a poco se sentía menos identificado con el mundo al que pertenecía y le querían echar, por lo que tan mal no lo estaban haciendo.

—Pues menuda tontería —respondió secamente, un poco indignado con la información—. No me parece lógico, de hecho me parece hipócrita cuando muchas de las cosas que utilizamos los magos vienen de los muggles —añadió, consciente de que ponerse de mal humor por algo ajeno tanto a él como de Joshua era una tontería. Pero le repateaba tanto odio injustificado... tanta violencia por hacer desaparecer algo que siempre había estado ahí—. Lo siento. —Se disculpó por su actitud, para luego resoplar lentamente—. Si te ven hablando conmigo posiblemente te metas en un lío. Y no quiero que te metas en un lío, pero tampoco quiero irme. Me gusta hablar contigo, ¿sabes? Eres de los pocos que tiene el valor de hacerlo —agregó.

No tenía ni idea de en donde quedaba Nottingham. Él y la geografía no se llevaban bien, ya que nunca la cursó. Sabía donde estaban solo algunas ciudades de Reino Unido, pero porque vivía ahí. Él nunca había sido especialmente tímido, pero había conocido a gente que sí.

—¿Y por qué eres tímido? —preguntó, curioso—. O sea, ya sé que porque naciste así. Parece una pregunta de broma, pero de verdad  tengo curiosidad porque yo nunca lo he sido. ¿Te cohibía relacionarte con otras personas? ¿Tenías miedo o inseguridad? Es que claro, yo soy muy miedica y siempre iba conmigo, pero me daba igual, ¿sabes? —añadió divertido, encogiéndose de hombros. Adae, por ejemplo, era tímido frente a Synnove para mostrar su sentimientos, pero porque la chica le imponía. Quizás todos imponían a Joshua.

Hablar de la familia era malo. Hablar de April, la hermana de Adae, era todavía mas malo. Fuera, fuera, cambio de tema. Mayday. Adae sonrió cuando Joshua afirmó que su hermana parecía genial, ya que lo era. Era la mejor hermana del mundo mundial, pero decirlo en voz alta quizás podría desencadenar un gimoteo indeseado por tristeza y NO quería.

—Los tazos eran objetos coleccionables, como los cromos de chocolate. Tenían una imagen dependiendo del tema y se jugaban con ellos. Yo por ejemplo ponía uno y tú otro y si yo ganaba, me llevaba el tuyo —le explicó brevemente, con una sonrisilla.

Le resultó divertido que Josh le dijese en voz alta tantos libros de memoria. ¡Sí que tenía! La intención de Adae no era que se los dijese todo, ni mucho menos que los recitase para ver si alguno le sonaba o si quería alguno en especial. De hecho, si Joshua se lo recomendaba, Adae lo leería aunque su título no le llamase lo más mínimo. Tenía demasiado tiempo libre y necesitaba hacer algo con él para no deprimirse y salir, cuánto menos mejor, de las mazmorras. Aunque pareciese a simple vista que salir era algo bueno, no lo era. Si salías cabía la posibilidad de encontrarte con muchas cosas malas. Allí abajo, al menos, parecías estar a salvo.

—¡Me los llevo todos menos el último! Yo sería un experto detector de sangre sucias. Espera... —Elevó el dedo índice y se lo colocó sobre la cabeza, cerrando los ojos—. Pi pi, pi pi, pi pi... —Simuló un radar, para luego chasquear los dedos tras unos segundos y abrí los ojos de golpe—. ¡Voilá! —Exclamó susurrante—. He detectado doce sangre sucias en las mazmorras. Ese libro no es nada comparado con el super poder que yo tengo —bromeó con una risueña sonrisa en el rostro—. Ahora en serio. ¿Ya te leíste ese libro? ¿Cómo se nos detecta? ¿Tenemos algún tipo de deformidad visible que se nos note en la distancia? ¿O es porque somos más simpáticos? —Sonrió, intentando mantenerse contento a pesar de que el tema le ponía a él en una situación incómoda.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Ty Simpkins
Edad del pj : 13
Ocupación : Preso
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 415
Lealtad : Al sapo Croac
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 289
Puntos : 210
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3312-adae-west-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t3313-relaciones-de-adae-west http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Adae WestInactivo

Joshua Eckhart el Miér Abr 26, 2017 6:41 pm

En eso tienes razón, ¿sabes? Pero no lo sé, no lo entiendo bien… Es como si intentaran decir que sólo lo mágico es válido y hacen la vista gorda para esos casos —trató de conseguir una hipótesis viable, pues era lo que más parecía. No se preocupó demasiado de que el niño se alterase un poco, pues entendía que tenía sus razones. — Uh, no te preocupes… Es sólo que pienso que ya tienes suficiente discriminación para que yo encima también me una... —sabía lo complicado que podía ser existir sin sentir apoyo de ningún sitio, por lo que quería, si podía, ser el apoyo de Adae mientras que no supusiera un peligro para él, pues sería discreto en ese caso.

La pregunta que Adae formuló era de lo más extraña, y lo miró durante unos segundos sin entenderla hasta que le explicó más o menos lo que quería decir. Adae siempre le había parecido un pequeño animalito hiperactivo que no paraba de hablar, como un pequeño hámster dando vueltas en su rueda a toda pastilla, por lo que comprendía que no fuera muy tímido con la mayoría de las personas. Guardó silencio mientras su mirada vagaba a través de la biblioteca, dándose tiempo a hacer un autoanálisis y tratar de descubrir los motivos de su inhibición.

Creo que siempre fui cohibido… Pero me parece que pudo potenciarse un poco más porque viví en una familia muy estricta y fría… Así que no estaba muy seguro de cómo comportarme con otros y eso generaba muchas situaciones de estrés que prefería evitar —hablaba lentamente, pensándose cada palabra y mirando un punto imaginario en la cima de un librero mientras intentaba hacerse un análisis psicológico así mismo. Tenía sentido para él, pues consideraba que era la raíz de su constante necesidad de perfeccionismo por igual.

El cambio de tema le nació repentino, pero entendía que podían ser temas sensibles que era mejor no tocar mucho. No era bueno tratando con personas abatidas y era mejor si podían evitarlo. Los tazos para él sonaban ahora como los cromos de las ranas de chocolate, pero no entendía cómo se jugaba con ellos y mucho menos cómo se definía si uno ganaba o perdía.

Déjame ver si entendí… Pones tu… cosa aquí —había olvidado el nombre ya, — yo pongo el mío aquí —un tazo al lado del otro, no encima, — ¿y jugamos? ¿Cómo decides quién gana? —su gesto indicaba que no estaba entendiendo nada, una ceja enarcada y una ligera mueca en sus labios. No tenía mucho sentido desde su punto de vista.

Comenzó a decirle varios de los libros que él poseía, parpadeando cuando le dijo que él era un detector de sangre sucias, y notando que fingía ser una especie de localizado. A pesar de su boba interpretación, le había sacado una risa a Joshua que ocultó detrás de una de sus manos para que no sonase de más. Un poder que permitiera localizar a las personas por su sangre… sonaría un poco menos absurda la discriminación a los hijos de muggle en ese caso.

No me lo he leído, si te soy honesto… Creo que debe ser algo como “Si tienen los ojos así son sangre sucia” o una cosa parecida, sino sería raro… Veré qué dice y te lo contaré, ¿vale? —le indicó con una sonrisa, y entonces reparó en algo que dijo el otro. — Oye, yo soy sangre pura y son simpático —se jactó un poco al reaccionar que Adae dijo que los sangre sucia eran más simpáticos, sin pretender en serio ofenderlo con el tema, simplemente había comentado sin pensar aquel libro. — Juntaré algunos interesantes y te los dejaré aquí, ¿bien? Así los tomas y los metes a escondidas a donde te estás quedando —planteó una forma discreta de entregarle los libros que le pedía.

Seguramente no le dejaría veinte, que sí que sería sospechoso, pero quizá con dos o tres podría bastarle para pasar el rato y podían así poco a poco ir intercambiando libros. Adae se los regresaba y él le ponía otros diferentes, así alimentando su curiosidad en dosis pequeñas pero suficientes para no morirse de aburrimiento ni quererse comer el libro de artes oscuras que el otro le había pedido bajarle.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 22.460
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 959
Puntos : 735
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adae West el Miér Mayo 03, 2017 9:19 am

El Ravenclaw se encogió de hombro ante las palabras del chico, ya que le hicieron gracia. No quería —ni iba— a malinterpretar sus palabras, pero daba la sensación de que lo hacía por caridad y no porque de verdad quisiese hacerle compañía. Sin embargo, Adae pensaba demasiado bien de la gente —todavía— como para andarse cuestionando los motivos de aquellas personas que consideraba amigas.

La pregunta de la timidez era difícil, sin duda. Al menos Adae no sabría contestar por qué él es un chico curioso, ya que es como una habilidad de fábrica de la cual no tiene consciencia de cuando la adquirió; simplemente nació así. Pero Joshua sí que sabía por qué era tímido y que podía haber propiciado precisamente eso. Tenía sentido. Lo que no tenía sentido es que una familia fuese estricta y fría, no cuando toda tu vida has vivido en la familia más cálida y genial de todo Reino Unido. Prefirió ahorrarse comentar sobre los tipos de familia.

—En realidad tiene sentido. ¡Pero es una pena! Eres muy simpático, deberías ser más abierto y así te llevarías bien con más gente y tendrías más amigos. Seguro que hasta serías popular —afirmó con una rotundidad que parecía simplemente inamovible.

El juego de los tazos no era nada complicado, pero está claro que si no lo explica, él no lo va a entender por arte de magia. Era complicado hablar con un mago sangre pura cuyo conocimiento es nulo del mundo muggle, sobre todo cuando el emisor es tan muggle.

—Pues es un juego sencillo. Yo pongo mi tazo aquí y tú pones el tuyo aquí al otro lado. Lo que tenemos que hacer es conseguir darles la vuelta a ambos tazos antes que el otro, por turnos. Darle las vuelta con un golpe, no vale con los dedos —explicó tranquilamente—. Pero así jugábamos en mi ciudad, pero luego habían otras maneras. Había gente que dibujaba un círculo en el suelo y ponían tazos dentro del círculo, centrados. Y lo que tenían que hacer era sacarlos del círculo empujándolos con otros tazos que golpeaban desde fuera. —Continuó explicando, haciendo señales con las manos para intentar que todo fuese un poco más gráfico.

El niño se rió al ver cómo había hecho reír al otro con su radar automático de sangre sucias. Asintió convencido cuando Joshua dijo que se lo leería y se lo resumiría. La verdad es que él mismo se lo leería por curiosidad, pero sería un poco raro verle precisamente a él leyendo algo así... Luego volvió a reír, esta vez por la falso tono ofendido de Josh.

—¡Pero nosotros los somos más! —Quiso pecar de soberbia, aunque el pequeño no podía pecar de eso—. En verdad no. Tú eres muy simpático, pero tienes que admitir que la gran mayoría de puristas son un poco rancios y desagradables, sobre todo en estos tiempos —dijo finalmente, señalándole con el dedo índice para que no se "atreviese" a refutarle su verdad absoluta—. Y vale, me parece bien que me los dejes aquí. Será nuestro sitio de intercambio secreto... —dijo con voz misteriosa.

Sin poder añadir mucho más, unos pasos acompañados del eco de un tacón, hicieron aparición detrás de unos de los pasillos. Adae reconocía perfectamente esos tacones. ¡Era la bibliotecaria malvada! En realidad no, era bastante simpática, pero después de todo el cambio, hasta ella había adoptado una posición mucho más desdeñosa frente a la gente como Adae. El chico, por tanto, se levantó rápidamente de allí de un salto, cogiendo el tomo gordo que Joshua le había bajado.

—¿Qué hacéis aquí? —preguntó al bibliotecaria, bajándose ligeramente las gafas para mirar a Adae y Joshua varias veces a ambos. Finalmente posó la mirada en Adae—. ¿Qué te he dicho de molestar a los demás, Adae? Coge tus cosas y vuelve a tus mazmorras. Se te permite venir, siempre y cuando te comportes. Debes ser invisible para todos porque no deberías estar aquí.

—Sí, señora —contestó obediente. Luego se giró hacia Joshua—. Siento haberte molestado.

Adae miró a la bibliotecaria después de unos segundos, con cara de no haber roto un plato, como pidiéndole permiso para moverse. Ella, con una mirada de lo más conciliadora, movió la cabeza para darle a entender de que se fuese ya. Entonces caminó hacia ella y antes de desaparecer por uno de los pasillos, miró a Joshua para mover los labios de tal manera que se entiende perfectamente un "gracias", acompañado de una sonrisa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Ty Simpkins
Edad del pj : 13
Ocupación : Preso
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 415
Lealtad : Al sapo Croac
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 289
Puntos : 210
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3312-adae-west-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t3313-relaciones-de-adae-west http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Adae WestInactivo

Joshua Eckhart el Miér Mayo 03, 2017 5:34 pm

Ante su pronta aclaración sobre él siendo popular, realmente se lo dudó, aunque no hizo otra cosa que sonreír. Probablemente no podría cambiar lo que era, así que era bastante innecesario pensar en cómo serían las cosas si fuese más abierto. Ni siquiera estaba interesado en ello, de partida, y la popularidad actualmente en el castillo se traducía más o menos a peligros innecesarios, gente demasiado cerca con la que no se sentía capaz de ser honesto. Pero Adae podía pensar lo que creyese conveniente.

El juego de tazos, sin embargo, acabó luego captando toda su atención. No comprendía muy bien el funcionamiento, ni siquiera cómo uno giraba aquellos juguetes sin necesidad de usar las manos. Seguramente fuera un juego muggle, así que la magia estaba descartada, además que sería cientos de veces más fácil jugarlo así. Al menos había conseguido entender el concepto con las señales de manos del chiquillo, lo suficiente como para que no le apeteciese preguntar mucho más. Era ese tipo de cosas muggle que probablemente no iba a conocer, pensamiento que poco a poco conseguía desanimarlo.

Sí, bueno… Tengo que admitir que tienes tu punto de razón —aceptó, con gracia de ser señalado para advertirle que no iba a aceptar que dijera lo contrario; la mayoría de los puristas, él mismo cuando tocaba aparentar ser uno, podrían ser de lo más pesados y desabridos. — Dejaré algunos pronto, ven a buscarlos y cuídalos —le sonrió cuando acordaron que esa misma mesa iba a ser el lugar secreto para hacer intercambios y tráfico de libros.

Su conversación, lamentablemente, no pudo alargarse más, ya que la bibliotecaria había conseguido escucharlos y ahora iban a reñir al pobre Adae, quien ya oliéndoselo se levantó más rápido que nadie de su asiento con el libro que le había bajado en los brazos. Él le negó la respuesta cuando preguntó qué hacían en ese sitio, simplemente no respondió, ni tampoco intercedió al momento en que a Adae lo enviaron de regreso a las mazmorras. Asintió en dirección a Adae cuando se disculpó, sin cambiar una expresión que, más que eso, era una inexpresión.

No dijo nada a la bibliotecaria, sino que tomó su libro y armó una inteligente barrera al colocárselo frente a la cara abierto para continuar su lectura, haciendo oídos sordos a una advertencia que no alcanzó a escuchar con claridad. Aquello era realmente incómodo, mas no lo aparentaba, distrayéndose fácilmente con las criaturas de su libro hasta el momento en que fue hora de salir de la biblioteca. Con toda seguridad tendría que ser más cuidadoso de ahora en adelante, pero eso no iba a ser en lo absoluto un problema para él.

Lo que sí que hizo, antes de la cena, fue tomar tres de sus libros, los más interesantes que se encontró, para colocarlos en una de las sillas debajo de la mesa, a escondidas de la vista de la bibliotecaria. Esperaba que Adae fuese inteligente y pudiese encontrarlos sin muchos problemas, pues quizá podría acabar perdiéndolos si alguien más los encontraba antes que el jovencito de Ravenclaw (que seguía siéndolo aunque lo negasen). Uno de ellos era sobre Quidditch, la autobiografía de un gran cazador muy interesante; otro era sobre una experiencia en el descubrimiento de una nueva criatura mágica y el último un libro un poco más sencillo sobre una historia que, aunque un poco simple, era atrapante como pocas.

Además de eso, había dejado una nota, quizá a causa de la culpa de lo sucedido con la bibliotecaria: Siento lo que sucedió con la bibliotecaria, aquí están tres de mis libros favoritos. Cuando los termines de leer, podemos ponernos de acuerdo para hablar sobre qué te parecieron, fue su nota. Esperaba que no estuviese molesto por no haber dicho nada en medio de su regaño, pero confiaba en que, a pesar de su cobardía, Adae sabría entender su posición actual.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 22.460
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 959
Puntos : 735
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.