Situación Actual
8º-15º // 29 de mayo luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Ryan G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Beatrice B.Mejor User
Jazmine.Mejor roler
Nailah & AndreasMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Samantha L.ESPECIAL II
Laith G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Crime in a run [Priv. Krage Landvik]

Laith Gauthier el Jue Abr 06, 2017 5:20 am

Siempre tenía que ser él quien se metiera en ese tipo de problemas. Ahora no era diferente, estaban planeando el cumpleaños de una amiga y habían empezado a decidir cosas acerca de la fecha, las decoraciones, la comida, todo aquello. Habían decidido hacerle una broma y aquello no le parecía lo más óptimo, era un caballero después de todo; acababa de salir de San Mungo de trabajar y ya pasaban las cinco de la tarde, así que dentro de poco el sol comenzaría a ocultarse hasta desaparecer detrás del horizonte.

Su amiga era a la vez compañera, así que sus nervios no se hacían esperar. Se movía ansioso, estaba inquieto y un poco nervioso, ¿y qué si salía y lo descubría? Era una fiesta sorpresa después de todo. Sólo necesitaba esperar a que un colega le trajese algunas cosas para guardarlas en su casa hasta que fuera el día. Esto a raíz de que precisamente su amiga y él eran pareja y obviamente no iban a esconder cosas para una fiesta sorpresa en la casa de la sorprendida.

El sujeto llegó poco tiempo luego, con sus malas fachas de motorista desempleado aunque en realidad era un respetable dueño de una tienda de reliquias mágicas con muy mal gusto para la ropa. Le entregó una bolsa negra sin mediar palabra de un tamaño más o menos considerable y se fue. Laith volvió la vista a los dos lados para asegurarse de que no estaba su amiga al acecho antes de ver dentro de la bolsa: serpentinas, globos desinflados, un par de condones para hacerlos pasar por globos, el nombre de la chica en letras separadas con purpurina. Llevaba también en su mochila el regalo, un precioso Kneazle de peluche, que ya que era alérgica no podía tener uno aunque le encantaban.

Guardó todo discretamente en su mochila, casi con más misterio del que ameritaba antes de ponérsela al hombro para comenzar a caminar apresurado. Sus pasos eran inquietos y a veces miraba hacia atrás: ¡los dos tomaban el mismo camino para dirigirse a su casa! Pero por ello decidió tomar una ruta más larga, menos iluminada y bastante más sospechosa que seguir la calle normal hasta regresar a su casa. Luego de dejar las cosas, o antes si se animaba, pararía en un sitio a cenar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 13.155
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 795
Puntos : 652
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Invitado el Jue Abr 06, 2017 6:06 am

El trabajo de oficina era horrible, tenía que admitirlo, aunque le gustaba leer el tener que redactar crímenes para archivarlos y mandar los casos y pruebas al Wizengamot era lo más aburrido y pesado del universo. Estaba recostado en su silla de escritorio con los brazos detrás de la cabeza observando a uno de sus compañeros quedarse dormido lentamente frente a su pila de papeles, estaba tentado en lanzarle algo en su enorme boca que parecía más una cloaca de baba arruinando todo su desorganizado trabajo. « Piensa en una cerveza de manteca bien fría Krage... no hagas maldades en el trabajo » Dijo en su mente más a modo de conciencia si es que tenía una en su retorcida mente infantil pero peligrosa.

Ya... un minuto más aquí y me arrancaré los pulgares. ─ Dijo poniéndose de pie de un salto dejando girar su silla en el proceso, colocó su varita en su cinturón la cual se encontraba sobre su escritorio, tomó una pequeña botella de agua que estaba allí mismo y partió directo fuera del Ministerio. ─ ¿A donde va...? ─ Preguntó tímidamente una de las secretarias del Departamento de Aurores a lo que la interrumpió rápidamente sin detenerse ─ Voy a hacerme una mani-pedi. A las calles ¿A donde más? Alguien debe hacer el trabajo de campo ─ Suspiró sin detener su caminar dirigiéndose directamente hacia donde tenía planeado, si el Ministerio no le daba la diversión que buscaba entonces seguro que las calles lo harían.

No se había dado cuenta de que ya era tan tarde, la verdad era que el tiempo parecía jamas pasar dentro del cuartel de aurores especialmente porque su reloj se había descompuesto y por alguna razón siempre olvidaba de arreglarlo. Las calles de Londres Mágico eran un buen lugar pero últimamente nadie se atrevía a cometer alguna falta allí, especialmente por los tiempos en los que se encontraban, de alguna manera terminó más allá, por más repugnante que eso sonase en una de las calles más oscuras y sospechosas de Londres divisó lo que parecía ser su boleto fuera del aburrimiento.

Un tipo el cual por apariencia no inspiraba confianza, mucho menos su sospechosa manera de andar... pero quien era el para juzgar a alguien de esa manera, era astuto y sabía que las apariencias engañan, especialmente porque él mismo era esa viva frase personalizada. Lo mejor era proceder con "precaución" y que mejor manera de ser precavido que derramarle toda una botella de agua al pasar « Estupenda idea, no podría haberlo ideado mejor » Se dijo a si mismo y camino hacia el chico con la botella en la mano y "accidentalmente" se choco con el derramandole toda el agua en su ropa. ─ OH! Pero que torpe... lo siento ─ Dijo algo exagerado y con una mueca de arrepentimiento actuada mientras levantaba ambos hombros. ─ Te he empapado... vaya. Creo que me distraje viendo como guardabas una extraña bolsa negra en tu mochila y te alejabas discretamente hacia la oscuridad. ─ Comentó con algo de ironía en su voz apretando los labios y entrecerró los ojos mirándolo. ─ ¿No eres un traficante, verdad? ¿Que llevas ahí? ¿Drogas? ¿Pandas bebe? ─ Dijo llevando una mano a su barbilla hablando con la menor seriedad del mundo, la verdad era que quería ponerlo nervioso pero no como para ahuyentarlo, soltó una carcajada y se enderezó llevando ambas manos a su cintura. ─ Me llamo Krage, y no traigo ni un pañuelo como para que te seques... pero dime si puedo hacer algo para compensar mi torpeza ─ Comentó con una media sonrisa, aquella actitud con la que se comportaba generalmente era la autentica fachada que distraía a todos de lo que era realmente en su interior, aquel inestable e iracundo ser con el que no te gustaría meterte.
avatar
InvitadoInvitado

Laith Gauthier el Jue Abr 06, 2017 6:22 am

No iba a tardar demasiado en llegar a casa y esconder las cosas, iban a matarlo si ella se enteraba de su sorpresa o si Laith dañaba alguna de las decoraciones. Se habían esmerado todo el mes pasado en fingir que habían olvidado la fecha para que la sorpresa fuera más emotiva para la chica, aquel fin de semana darían lugar a la fiesta y ya no había tiempo para nada, todos los preparativos ya tenían que estar listos, cada quien con diferentes decoraciones que llevarían y acomodarían dentro de un par de días. Sólo tenía que calmarse y confiar en que ella no saldría hasta dentro de un par de horas, si hasta se había tenido que inventar excusas para no caminar junto con ella de regreso a sus respectivas casas.

Ya estaba entrando en un terreno más seguro cuando un subnormal vino a tirarle agua encima, que le había visto toda la intención y sintió impotencia cuando habló con semejante prepotencia, ¿quién se creía? — No quiero problemas, sigue tu camino —le dijo, tratando de limpiar inútilmente el agua que le había tirado encima, ¿a él qué le importaba si había o no guardado algo en su mochila o lo que tenía dentro? El aspecto de aquel sujeto tampoco le daba confianza.

Laith nunca juzgaba sin conocer, pero estaba tan paranoico que no pudo evitar pensar que era algún tipo de asaltante. Sus rasgos eran bastante toscos, no debía ser mucho mayor que él y se temió que fuese a quitarle la mochila; sus amigos no escucharían de razones y lo culparían de todo si perdía el contenido de la misma. Era gracioso que le provocase más paranoia un tipo en la calle que pudiera robarle sus decoraciones de cumpleaños que cuando se metía en lo que desembocaría problemas legales por aliarse con nomajs.

Déjame en paz, ¿quieres? —no era propio de él estar a la defensiva. Laith era más un chico amable y tranquilo, pero ahora no estaba sólo preocupado sino también empapado, intentando reprimir toda la molestia que sentía en su interior. Si su objetivo era hacerlo querer salir volando lo había conseguido, ya que fue cuestión de apenas segundos para que el chico se metiera en el primer callejón a su alcance corriendo y saltara la pared de un callejón sin salida para llegar a la otra calle, bendito ejercicio.

No podía hacerse con su forma animaga, tiraría la mochila y eso era incluso peor, así que sólo le quedaba hacerse con sus piernas para escapar de lo que él fervientemente pensaba que era un delincuente. Buscó en su manga derecha su varita y la empuñó con la zurda mientras se trataba de meter por callejones y demás, no iba a dirigirlo a su casa sino que tenía que buscar un sitio dónde perderlo. Estaba preparado para hacer algún hechizo de protección si llegaba a atacarlo, ¿dónde estaban los aurores cuando se les necesitaba?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 13.155
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 795
Puntos : 652
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Invitado el Jue Abr 06, 2017 7:06 am

Bueno... aquello había salido perfecto y pudo verlo enseguida en la cara del chico realmente no era ni de lejos la persona más confiable del mundo, especialmente por su personalidad bastante repelente. Había algo en toda aquella situación que no le cuadraba para nada, él había reaccionado a la defensiva inmediatamente y aquello era una clara prueba de culpabilidad pero aun así no podía evitar pensar que se estaba perdiendo de algo en aquella situación, aun no tenía las pruebas suficientes y como auror capacitado sabía que no debía asumir las cosas tan rápidamente sin tener pruebas consistentes.

Levantó una ceja ante la respuesta del chico. ─ Vaya, ¿eres así de amable con toda la gente que te tira agua encima o solo conmigo? ─ Comentó sarcásticamente frunciendo el ceño, sin duda estaba comportándose algo extraño aunque no podía estar seguro de si era simplemente por la incomoda situación o porque estaba ocultando algo ilegal, nuevamente no tenia pruebas por lo que solo le quedaba seguirle la corriente, aunque eso estaba a punto de complicarse. ─ ¡Lamento haber perturbado tu paz lanzándote un poco de agua! ¿Acaso eres alérgico o algo por el estilo? No hay necesidad de ponerse tan dramático ─ Dijo aquello último en un susurro apenas audible y rodó los ojos estrepitosamente pero entonces lo que parecía un estupendo plan (sarcásticamente hablando) se fue al completo caño cuando el chico decidió que lo mejor era comenzar a correr.

Por supuesto... alejarse corriendo es lo menos sospechoso que hay. ¿Porque siempre corren?! ─ Gruño apretando los dientes odiaba perseguir delincuentes como si fuese uno de esos gordos y repugnantes policías muggles. ─ Debo trabajar más en mis skills sociales ─ Dijo para si mismo sin perder un segundo corriendo detrás del sospechoso de la mochila, en medio de la persecución lo vio sacar su varita aquello se ponía cada vez mejor... aunque la verdad no disfrutaba de las persecuciones aquello era mejor que estar sentado en una pila de papeles en el Ministerio. ─ Hey! Detente! ─ Exclamó mientras se acercaba más a él « Por supuesto que va a detenerse porque tu se lo dices, todos los delincuentes lo hacen Krage! » Se reprochó a si mismo, obviamente no iba a detenerse a menos de que él mismo lo obligara por lo que sacó su varita rápidamente y apuntó al chico. ─ Incarcerous! ─ Las sogas lo rodearon rápidamente deteniendo su paso, cuando estuvo en el suelo rápidamente hizo desaparecer las cuerdas... solo quería llegar hasta él y detener su paso no estrangularlo. Lo apuntó con la varita en el suelo para que no se moviera y soltó un largo suspiro luego de la corrida. ─ ¿Acaso dije algo que te ofendiera? ─ Preguntó con una sonrisa y bufó apuntando a la mochila con su varita. ─ ¿Que traes ahí? Más te vale no sea nada ilegal, porque te meterás en muchos problemas... soy auror así que por favor, dame una razón por la que no deba llevarte ahora mismo al Ministerio. ─ Dijo esta vez con un tono amenazadoramente amable y una sonrisa falsa.

OFF: Lanzo el hechizo con permiso del user, pactado por MP ^^
avatar
InvitadoInvitado

Laith Gauthier el Jue Abr 06, 2017 7:26 am

No juegues conmigo —repuso de inmediato cuando utilizó el sarcasmo contra él, en serio, ¿quién demonios pensaba que era? El agua no era el problema, si bien molesto tener que volver con la ropa húmeda de todos modos iba a lavar al llegar, sino aquella forma tan grosera de llegar a hablar con una persona. Además de que estaba particularmente inquieto porque en cualquier momento alguien que conocía lo vería y sabía lo que sucedía, esperaba que no la cumpleañera.

Perfecto, Laith, no te metes en problemas por ayudar a nomajs pero sí por venir a planear una fiesta sorpresa, no pudo evitar pensar con ironía cuando se había dado a la fuga. Su motivo era simple, era una cosa buena que parecía mala: sólo quería evitar el posible hurto y que su amiga iba a pasar por esa misma calle si salía del trabajo, así que así mataba a dos pájaros de un tiro. Pero no iba a ser tan fácil como cualquiera desearía, pues inmediatamente había salido persiguiéndolo.

Se alejó efectivamente un par de calles, pensó que quizá podría haberlo perdido pero cuando miró por sobre su hombro para asegurarse, sólo consiguió levantar la varita cuando ya estaba cayendo al suelo de costado apresado con un Incarcerous. Su corazón estaba latiendo a mil, intentando liberarse de las sogas cuando su varita había salido disparada en cuanto su mano se contrajo sorpresivamente contra su cuerpo, sujeta por las ataduras. Recordó a Theodore y su consejo de la navaja, ¡es que era tan obstinado!

A ti qué te importa qué tengo ahí —no acostumbraba a ser tan hostil con nadie, ni siquiera con aquellos cuyo bando era distinto al suyo. Estar en el suelo atado no era precisamente el lugar donde querría estar (en todo caso, le gustaría estar en una cama, pero no era ni de lejos la situación). Pero entonces el sujeto dijo algo que le llamó la atención y aunque estuvo por alegar a la prepotencia, se quedó callado unos segundos.

¿Y por qué no? Él muchas veces había sido infravalorado por su apariencia. No era el arquetipo de un sanador con sus tatuajes, su cabello teñido de rubio y sus expansiones, incluso por su edad. Estaría pagándole con la misma moneda a aquel sujeto si dudase de que podría llegar a ser un auror, cosa que antes nunca se le hubiera pasado por la cabeza. A pesar de que acababa de ser amenazado y con bastante razón, decidió que, si en serio era un auror, no tenía nada que esconder. El que nada debe, nada teme.

Quiero ver tu identificación de auror —aquello no era porque escondiera nada, sino porque seguramente pondría una queja: “Auror llega tirándole agua a las personas”; que lo de las ataduras se lo había ganado a pulso. — No tengo nada ilegal, pensé que eras un ladrón —frunció el entrecejo, hablando desde su honestidad. Intentaba calmarse un poco. A pesar de su actitud confiada y algo insolente, en realidad estaba ligeramente tiritando de la inquietud. — Te mostraré si me sueltas —le indicó, buscando su varita con la mirada en el suelo.

Inhaló aire profundamente mientras esperaba a que lo liberase. Se había hecho daño en el brazo derecho al caer, tendría que enmendar la chaqueta pero con un hechizo iba a tener fácil el curar el tallón que ahora le ardía y que seguramente sangraba al igual que alguno en su rodilla, con la que había intentado frenar un poco la caída.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 13.155
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 795
Puntos : 652
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Invitado el Jue Abr 06, 2017 8:41 am

"No juegues conmigo" pedirle eso era como pedir que dejase de respirar, los juegos eran lo único que hacía todo aquello más divertido por más que a veces las cosas se le complicaran más de lo debido a causa de estos... pero no había nada mejor que un buen reto ¿no? Después de todo le gustaba ponerse las cosas difíciles, de esa manera cuando realmente le tocaba resolver algo complicado la experiencia siempre lograba ayudarlo. Su anciano amigo allá en Dinamarca le había enseñado aquello varios años atrás, la vida era una constante carrera de obstáculos con problemas cada vez más complicados y la única manera de prepararse para ellos era imponiéndose a uno mismo las dificultades para poder superarlas.

No era como si una persecución a un chico altamente sospechoso fuese un problema enorme, pero si lo era su falta de tacto, algo que trataba de arreglar aunque su interior se resistiera completamente a ello. Por mucho tiempo intentó ser amable, sumiso, especialmente cuando era pequeño con tal de complacer a su familia y que estos le tuviesen algo de respeto, algo que claramente fue en vano y finalmente terminó recurriendo a medidas más extremas. Curvó sus labios al escuchar la reacia respuesta del joven, era muy fácil hacerle perder la paciencia, no lo parecía pero era una persona bastante explosiva y con sus ataques de ira era mejor no tentarlo a ir por ese camino.

Vaya! De verdad que no te caigo ni un poquito eh... ─ Murmuró con una sonrisa y se acuclillo para mirarlo más de cerca, dibujó una sonrisa en su rostro y terminó sorprendido luego de escucharlo... así que por eso estaba huyendo, o tal vez era una mentira con tal de despistarlo ¿Realmente tenía cara de criminal? Osea... sabía que no tenía la cara de alguien que inspirara seguridad, pero no tenía la cara de un ladrón de segunda! ─ El tipo tatuado por todos lados y con dos agujeros en las orejas por los cuales podría pasar mi mano sin problema me ve a MI cara de delincuente común... ─ Bufó poniéndose nuevamente de pie y lo miró negando con la cabeza mientras sacaba de su bolsillo trasero una pequeña carterilla que con su identificación de auror y se la mostró para sacarle todas las dudas. ─ Que te parece esto... yo reviso tu mochila y no te suelto hasta confirmar que no tienes nada ilegal ahí dentro. ─ Dijo con una sonrisa y le quitó la mochila tenía el derecho a hacerlo si creía que allí podría haber algo ilegal, especialmente luego de que huyera resistiéndose a que lo revisara. ─ Bien... veamos. ─ Murmuró abriendo la mochila pero entonces y de la nada misma un tipo paso corriendo como una gacela y le arrancó la mochila de sus manos.

« Me deben estar jodiendo... » Se dijo en su mente apretando los labios y volviendo su mirada al chico apresado. ─ Tanto lo has pedido que se hizo realidad... ─ Dijo y con un movimiento de varita lo liberó bufando. ─ Mas te vale que esto no sea un truco... ─ Advirtió mientras empuñaba su varita y nuevamente se ponía en marcha para correr detrás del verdadero ladrón no dejaría que se escapara con la mochila y si el chico estaba tan apegado a ella como parecía seguro el tampoco querría que se la llevara.
avatar
InvitadoInvitado

Laith Gauthier el Jue Abr 06, 2017 9:04 am

Laith solía ser un tipo agradable que incluso se empeñaba un poco en caer bien, podía llegar a ser un gran amigo tanto como podría llegar a convertirse en la pesadilla de alguien. Eran rarísimas las ocasiones en que optaba por la segunda opción, prefería mantenerse al margen con tal de quedarse fuera de fricciones innecesarias. Pero ese sujeto lo estaba paso a paso sacando de sus casillas, con su actitud que rozaba lo desagradable, al menos para él en ese preciso momento. Se obligó a tranquilizarse, diciéndose que no valía la pena.

¿Tienes algún problema? No sabía que mi apariencia tenía que gustarte —se permitió ser hostil otra vez, estaba siendo provocado después de todo. Quería acabar con todo eso ya, así que no puso objeción a que tomase su mochila, cuando era cierto que no estaba escondiendo nada. Esperaba que lo soltara pronto pero ante sus ojos a aquel sujeto le habían robado su mochila. — Por todos los cielos, ¿esto es en serio? —preguntó para sí mismo.

La del de Murphy venía a hacer de las suyas: todo lo que pudiese salir mal iba a salir mal. Primero lo confundían con un delincuente y ahora en serio sufría un hurto. No alcanzó a escuchar lo último que dijo, pues tan pronto fue liberado tomó su varita y salió a la persecución del tercer sujeto, maldiciendo en francés en voz baja mientras corría. Todo aquello le pasaba por desconfiado, si cuando era precavido las cosas nunca le salían bien, sin esperar a que el dichoso auror viniese a ayudarlo mientras se esmeraba en seguirle el paso a aquel otro que se alejaba con su mochila.

Si aparecía iba a ser su perdición. No sólo se iba a meter en problemas con la ley por supuesto tráfico sino que encima no iba a vivir más allá del fin de semana, no sabía qué le preocupaba más. Cuando le vio las negras intenciones de marcharse con uso de una aparición, rápidamente separó las piernas del suelo al transformarse con todo y lo que llevaba puesto a un ave bastante pequeña que era varias veces más rápida y consiguió revolotearle en la cara a aquel idiota; si usaba un encantamiento como aquel del que fue víctima, nadie le aseguraba que las cosas no sufrieran daños.

Cuando consiguió desconcentrarlo lo suficiente, retomó su forma humana y con la rabia acumulada de los últimos minutos le asestó un golpe firme en el vientre a aquel sujeto, como si con semejante golpe hubiese podido sacar toda la impotencia que tenía. Consiguió hacerlo retroceder falto de aire mientras recuperaba su mochila y veía al auror que se había quedado detrás, distrayéndose apenas un par de segundos.

¡Scabiem! —pronunció el otro mago, lanzando al rostro de Laith pimienta por medio de su hechizo de modo que consiguió cegarlo por unos segundos mientras intentaba limpiarse la cara, dándole accidentalmente la oportunidad de huir aunque al menos no tenía ya su mochila, teniéndola el sanador en la mano.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 13.155
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 795
Puntos : 652
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Invitado el Jue Abr 06, 2017 10:00 am

No sabía siquiera para que intentaba caerle bien si sabía que eso no iba a suceder en aquellas condiciones, no habían empezado exactamente con el pie derecho y tampoco era como si le importara demasiado que el rubio le cayera bien simplemente lo hacía por pura cortesía y porque a veces le gustaba simular que realmente le importaba caerle bien a los demás. Realmente no venía al caso ya siempre y cuando el tipo no trajera nada ilegal consigo.

No, no tengo ningún problema con tu cara. ─ Si al chico le gustaba la hostilidad eso era lo que le daría, después de todo hasta el momento solo había sido sarcástico como generalmente lo era con todo el mundo... y aunque en realidad pareciera que si era hostil aun sin quererlo, la verdad era que no conocían que tan tosco podía ser hasta que realmente lo era, sin juegos ni dobles sentidos. ─ Solo intento hacer mi trabajo ante una actitud sospechosa, pero me la pones muy difícil ─ Gruñó y claro ahí estaba de un segundo al otro corriendo detrás de otro delincuente en busca de la misteriosa mochila que Merlín sabe que demonios tenía ahí dentro.

El chico había salido disparado como un rayo apenas lo liberó, al parecer lo que tenía ahí dentro era más importante de lo que imaginaba, seguía sin estar seguro de que aquello fuese algo prohibido pero sin duda nadie corría detrás de una mochila ni se defendía tanto por cualquier cosa ¿o si? Y como si fuera poco, había podido apreciar una majestuosa transformación de animagia frente a sus ojos... solo esperaba que fuese un animago registrado.

En cuanto había alcanzado a ambos lo vio luchar por sus pertenencias, al menos aquello no había sido una trampa y realmente se trataba de un ladrón común, pero aunque había recuperado su mochila el ladrón se las ingenio para salirse con la suya y atacarlo mientras salia corriendo. No mientras estuviese mirando... con un rápido movimiento de varita interceptó al ladrón antes de que se alejara más de ellos. ─ Everte Statum ─ Si su anciano amigo lo viese en ese momento usando hechizos tan inocentes seguramente estaría orgulloso de él, aunque fuese toda una fachada. El ladrón perdió el equilibrio al intentar escapar y cayó al suelo instantáneamente ─ Incarcerous ─ Nuevamente las sogas aparecieron pero esta vez no fueron para el rubio sino para el ladrón de su mochila, aun así no se había olvidado de él... instantáneamente luego de incapacitar al delincuente apuntó al chico con una expresión severa en su rostro.

¿Sería tan amable de mostrarme que trae dentro de su mochila ciudadano promedio? ─ Dijo con una sonrisa forzada sin dejar de apuntarlo y apretando los dientes claramente ya completamente al tope de su paciencia luego de aquella situación.
avatar
InvitadoInvitado

Laith Gauthier el Jue Abr 06, 2017 10:28 am

Sí. Laith era de los que ponían cuerpo y alma en misiones de importancia extrema así como para algo tan simple como una fiesta sorpresa. Era un hombre apasionado que lo hacía todo como si su vida dependiera de ello (en esa ocasión era más literal de lo que podría parecer). Pero más que el joven apasionado y orgulloso que era, también era un hombre condescendiente al que no le asustaba dar un paso atrás si lo veía completamente necesario.

Estaba apenas consiguiendo quitarse de los ojos y el rostro la pimienta cuando oyó que volvía a pedirle su mochila. Ambos ya carecían de paciencia. — Tome, señor auror, vea que está haciendo un drama por nada —le dijo, extendiendo la mochila para que la sujetara mientras se levantaba la camiseta por el borde inferior para tallarse el rostro y deshacerse del ardor de aquel ingrediente tan horrible. En la comida lo apreciaba, en el rostro no era nada agradable.

En mi defensa —comenzó a decir en cuanto lo vio analizando el contenido completamente inocente de aquel empaque, — si hubieras llegado como llegan las personas decentes a presentarte como auror y no tirándole agua a los demás, te hubiese dejado verla a la primera —sabía que estaría molesto por el contenido de la mochila que no era nada del otro mundo. Decoraciones, globos, condones, un peluche, nada más, nada peligroso y por supuesto nada ilegal. — Te debo y ofrezco una disculpa pero no soy el único que la debe —lo miró.

Los ojos los tenía un poco rojos por la pimienta, Ahora estaba bastante más calmado, ya no sentía la necesidad de ser hostil una vez arreglado el asunto, y con el estrés acumulado ya liberado con el golpe que le había dado a aquel ladrón aunque en realidad ese estrés solía llevárselo su saco de boxeo; el sujeto había decidido robarle a la persona equivocada, en un momento inoportuno y en una situación inadecuada.

¿Necesitas que vaya a poner el acta de hurto? —quizá el sujeto ya no quería verlo ni en pintura, pero, para bien o para mal, había aprendido una lección valiosa. Que prejuzgar no era adecuado en ningún punto y que sólo llevaba a la frustración. Pero al menos ahora podía respirar relajado; su mayor preocupación ya debía haber pasado el camino de antes hacía bastante y si podía irse sin más no iba a topársela. — No creo que te interese, pero soy sanador —le hizo saber, mirando a otro sitio.

Tanto como a el sujeto cuyo nombre si no recordaba mal le había dicho era Krage (aunque no estaba seguro de cómo se escribía) se había sentido ofendido de ser confundido con un ladrón, Laith también había sentido una patada en el orgullo por escuchar que sólo por sus tatuajes y sus perforaciones podía ser un delincuente. Era un hombre hecho y derecho, activo en su sociedad, sin importar lo que quisiera rayarse en la piel o los sitios de su cuerpo donde quisiera poner huecos. Una vez pasado el susto y la rabia inicial, en realidad era un hombre hasta un poco pasivo que prefería no meterse en líos y tener la fiesta en paz siempre que pudiese.

También te debo una disculpa por eso; por confundirte con un delincuente —no le importaba si no recibía la misma respuesta, si el orgullo de Krage era más grande y consideraba que el rubio no merecía ni media disculpa, Laith se disculpó por aquel par de cosas que sentía le debía al auror. Al final los resentimientos le pertenecían a su propietario, no a aquel a quien iban dirigidos, y el sanador no guardaba resentimientos por cosas tan vanas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 13.155
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 795
Puntos : 652
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Invitado el Jue Abr 06, 2017 9:26 pm

Lo miró alzando una ceja ante su comentario, decidió no comentar nada al respecto para no hacer aquello más difícil de lo que ya era, si alguien lo conocía bien sabía que ceder ante un comentario sarcástico y dejarlo en el olvido era algo demasiado para él, era pelear contra su naturaleza... ignorarla, pero en aquel momento lo creyó adecuado, aunque no estaba seguro de cuanto más soportaría el aguantarse las palabras.

Cuando finalmente abrió la mochila lo que se encontró allí dentro lo dejo viendo colores, apretó los dientes mientras curvaba sus labios para formar una sonrisa y elevó su mirada hacia el rubio, aquello debía ser una jodida broma... ¿Quien en el puto mundo huiría de esa manera por un par de decoraciones y condones? Y él pensaba que estaba bastante mal de la cabeza, aquello era lo bueno de haberse mudado a Inglaterra, todos allí parecían estar uno mas demente que el otro y al menos de esa manera se sentía más normal.

¿Quieres explicarme porque corriste por un par de condones? ─ Entrecerró los ojos mirándolo sin entender muy bien quien demonios protegía tanto una bolsa de decoraciones. ─ Pues ser decente no es algo a lo que este acostumbrado... tampoco creí que un poco de agua fuese a espantarte ─ Murmuró poniendo los ojos en blanco y suspiró pesadamente devolviéndole la mochila ya no tenía nada más que hacer con ella... después de todo no tenía nada raro ahí. ─ ¿Oh debo disculparme contigo también? ─ Dijo incrédulo pero sin malas intenciones acercándose hacia el chico y de la punta de su varita salio un pequeño chorro de agua que le dio en la cara al rubio.

Soltó una leve risa, lo había hecho adrede pero a modo de broma... y en parte para quitarle un poco la pimienta con el agua y que le calmara un poco el ardor. ─ No soy de los que se disculpan, y tu tampoco deberías disculparte... pero si lo crees necesario, no voy a detenerte. ─ Dijo levantando los hombros despreocupado, había pedido disculpas por mucho tiempo como para saber que la mayor parte del tiempo era en vano y una perdida de tiempo, especialmente por un malentendido como aquel... de alguna manera ambos se habían buscado aquello, no había necesidad de pedir perdón por ello. Pero él estaba loco y la gente normal generalmente acostumbraba pedir perdón ante las confusiones, no era algo con lo que discutiría.

Si quieres presentar una denuncia por intento de hurto... esta en tu derecho. Sino supongo que debería liberarlo. ─ Dijo refiriéndose al delincuente apresado, después de todo no había logrado ni escapar exitosamente sin haber robado la mochila no parecía ser una amenaza... sino otro torpe más que intentaba atentar al orden. Escuchó lo que dijo sobre ser sanador, la verdad jamás se lo hubiese imaginado, él no era de juzgar por las apariencias y lo que le había dicho anteriormente de sus tatuajes había sido simplemente porque le había insinuado que él tenia cara de delincuente... después de todo lo que le llamó la atención del rubio había sido su actitud sospechosa, no su apariencia. ─ Me interesa más saber si estas registrado como animago. Se que ya te he molestado lo suficiente, pero te he visto... y no puedo dejarlo pasar. ¿Tienes la identificación contigo? ─ Preguntó esta vez en el intento de ser una persona decente.

Me han confundido con peores cosas que un delincuente... tu tampoco pareces uno, tu actitud por otro lado. La próxima que vayas a ocultar globos, peluches y condones en tu mochila intenta que no parezca que estas contrabandeando sangre de dragón. ─ Dijo soltando una risa muda la situación se había tornado demasiado bizarra que de verdad no se creía que estuviese diciendo aquello, después de todo había resultado ser más entretenido de lo que pensaba.
avatar
InvitadoInvitado

Laith Gauthier el Jue Abr 06, 2017 10:21 pm

La verdad es que no quiero, ¿tengo qué? —le contestó, aunque ésta vez no estaba siendo hostil. No le apetecía excusarse, pero si era necesario iba a hacerlo. — Sigo el mismo camino de regreso que la persona para la que van estas cosas, estaba preocupado porque saliese antes de tiempo y las viera, mis amigos me matarían, no esperaba que pareciese que traficaba drogas o algo —fue su respuesta. Aceptaba que él estaba susceptible a aquello y por eso le había sucedido toda aquella odisea por algo tan simple.

Se encogió de hombros. — Si no lo crees necesario, yo no soy nadie para obligarte —mencionó cuando le preguntó si debía disculparse, no iba a hacerse aún más dramas por eso, no tenía sentido. Nuevamente recibió agua y ahora en el rostro, en serio, ¿qué problema tenía ese sujeto con el agua? Se colgó al hombro la mochila y se secó con otra parte de su camisa, la que no tenía pimienta, y ésta vez no se quejó porque había sido un mal necesario para quitarse el escozor del rostro. — Supongo que tienen mejores cosas que hacer que tratar con gente que no puede robar algo exitosamente... —consideró, dándole así a entender que probablemente no iba a proceder a denunciar por intento de hurto.

Regresó su mirada clara al joven cuando le mencionó que era un sanador, y éste le repuso que le interesaba saber si estaba registrado como animago. Se palpó un poco la ropa: la chaqueta, el pantalón. Me cago en… No me digas que me he olvidado la billetera, pensó, manteniéndose tranquilo. Él tenía su identificación, el problema era… ¿dónde? Además, para una vez que Krage preguntaba algo como un hombre decente… Abrió la mochila y rebuscó un poco, y ahí estaba la cabroncilla de cuero.

La tengo, aquí está —le dijo, sacándola de su compartimento para extendérsela. Tenía su nombre, su fecha de nacimiento, su forma animaga y también especificaciones particulares para que lo encontraran si alguien lo buscaba transformado, siendo en su caso la carencia de plumas en la zona interior del ala izquierda, además de algunas fotografías de ambas formas. Todo estaba en orden y la había renovado hace poco, así que no corría con ningún problema legal.

Permitió que revisara que tenía todo en orden, Laith, como buen extranjero que era, tenía que tener cuidado con toda la burocracia nomaj y mágica para no meterse en problemas legales. Ahora que Krage había abandonado la faceta de auror duro y severo, se podía permitir pensar que la experiencia había sido un tanto graciosa. — No planearé cumpleaños sorpresa en un largo rato —le dijo, enarcando una ceja con una sonrisa. El anterior subidón de adrenalina le había conseguido dejar ahora relajado y tranquilo, devolviéndolo a su él usual.

¿Es parte del trabajo llegar tirándole bebidas a las personas o era sólo por hacer un poco de espectáculo? Es pregunta seria —le preguntó con algo de curiosidad, quitándose la manga de la chaqueta que se había herido que por suerte era el brazo derecho y con la zurda pudo curarse la herida que se hizo sin mayores inconvenientes, la chaqueta la arreglaría en casa. Suponía que iban a soltar al intento de ladrón, los aurores ahora mismo tenían cosas más importantes que hacer que concentrarse en intentos de ladrones.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 13.155
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 795
Puntos : 652
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Invitado el Sáb Abr 08, 2017 5:00 pm

La verdad no podía creerlo y cuando le comenzó a explicar el porque de todo aquello todo parecía aun más loco, no podía creer que todo aquello fuese por una fiesta sorpresa pero no podía juzgarlo por ello, no era como si él no tuviese también sus cosas con las que se escandalosamente raro... después de todo se había acercado hasta un sospechoso tirándole toda una botella de agua. – Vaya... bueno, un consejo para cuando quieres ocultarle algo a alguien – Dijo haciendo una leve pausa al final – No actúes sospechoso – Dijo soltando una leve risa de cierta manera toda aquella situación lo había desviado de ser descubierto por su amiga, solo esperaba que la mala suerte que tenían no creciera y apareciera la chica mágicamente en aquel lugar.

Pues si tenemos mejores cosas que hacer... – Comentó sin negar lo que el chico le decía, había bastante tarea ya en el cuartel de aurores como para agregar un ladrón común que como si fuera poco no era capaz ni de terminar el robo. – De todas formas seguro te hubiese enviado a uno de mis compañeros, así que no iba a ser un gran problema... para mí – Dijo a modo de broma aunque sabía que no era una mentira, gozaba de un cierto rango entre los aurores menos competentes y los que recién iniciaban su trabajo, por lo que el papeleo aburrido y acaparador de tiempo como los delincuentes menores siempre se los relegaba a ellos.

Lo único que le faltaba en ese momento era que aquel chico fuese un animago no registrado, ya había corrido con bastante mala suerte hasta el momento como para agregarle aquello también, para su fortuna (la del rubio claro) había encontrado su identificación. Era legítima por lo que no había razón para darle más problemas, se la devolvió nuevamente asintiendo levemente con su cabeza. – Parece que esta todo en orden. Tal vez deba ir a chequear esa fiesta más tarde... en caso de encontrar cosas ilegales – Murmuró levantando una ceja fingiendo una severidad realmente convincente que terminó en una risa.

Oh si, es una parte muy importante... hace las cosas mucho más interesantes, y aunque no lo parezca ser auror puede ser muuuy aburrido – Comentó alzando las cejas pero entonces su mirada se dirigió al ladrón que aun seguía apresado, suspiró pero no porque debía liberarlo, sino porque parecía que ya no había retos en las calles a los cuales enfrentarse más que delincuentes fracasados. Agitó suavemente su varita finalizando el hechizo para liberarlo. – Vete de aquí, si vuelvo a atraparte robando te colgaré de los pulgares en una celda – Amenazó en una fría voz guardando nuevamente su varita mientras el tipo escapaba. Miró a Laith otra vez, nombre que había aprendido gracias a su identificación de animago. – Bien Laith, eres libre de irte. – Dijo y no pudo evitar desviar su mirada a uno de los bares que estaban allí cerca. – Necesito una bebida... en fin, compórtate y suerte en la fiesta. – Dijo dándole una palmada en el hombro yendo directo hacia uno de los bares, la verdad su hora de servicio ya había terminado hace rato y en ese momento solo quería un poco de hidromiel que calmara la reciente carrera que había tenido.
avatar
InvitadoInvitado

Laith Gauthier el Sáb Abr 08, 2017 9:27 pm

Krage había reducido también su nivel de hostilidad conforme Laith bajaba el suyo; habían tenido un fuerte encontronazo al principio, pero eso no dictaba todo lo que iba a pasar a continuación. Incluso le dio un consejo, no actuar sospechoso cuando estaba ocultando algo. Probablemente en una situación urgente tendría mucho más cuidado con su actitud, y aquello era una ironía: una fiesta sorpresa y parecía el hombre más culpable del mundo, un asunto de vida o muerte y nadie lo sabría, con lo particularmente bueno que era para inventarse historias.

El sanador aceptó que quizá no fuera tan urgente como para enviar al supuesto ladrón a revisión. Ya que no había robado nada, seguramente iban a terminar liberándolo pronto de todos modos, aunque no le importaba de mucho quién atendería el tema. Al final habían conseguido incluso bromear un poco. Había que ver cómo pasar de una persecución, de palabras descorteses a conversar como si nada hubiera sucedido; así al menos era Laith, si se hacía líos de más solía aburrirse mucho, por lo que optaba nada más por renovar su buen ánimo pronto.

Su mala suerte parecía no abandonarlo; podía haber dejado la billetera o bien en San Mungo o bien en su casa, y aquello no iba a ser convincente, pero finalmente le ponía una buena cara la vida cuando le dio su billetera dentro de la mochila; tenía sus papeles en orden. — ¿Pero qué dices? Es una fiesta, necesitamos un par de cosillas ilegales para poner el ambiente, si vas a chequearla podemos invitarte un poco —le guiñó un ojo con una sonrisa, pues estaba mintiendo. Que él supiera, no tenían dentro de los planes nada ilegal, ni siquiera drogas o una cosa parecida; ya eran hombres y mujeres, no adolescentes alocados con hambre de supuesta madurez de pega.

Tomaré más consideración con los aburridos aurores que te tiran agua gratuitamente con éste clima, pero tú pagarás mi factura médica —bromeó un poco, sonriendo ladinamente mientras suspiraba. En realidad, era un poco idiota de parte de Krage, aún no entraba del todo la primavera y ya estaba intentando matarlo con una enfermedad ocasionada por el frío. Liberó al ladrón con una amenaza bastante fuerte y lo liberó a él con un gesto incluso de colegueo. — Lo haré, tranquilo, gracias… Si piensas quedarte un rato, probablemente te alcance en el bar, esto de ser un traficante por veinte minutos da sed —le indicó, siguiendo su camino.

Regresó a casa entonces, sin mayores complicaciones. La chica en cuestión le había enviado un mensaje, una lechuza parada en su ventana para quejarse no haberla acompañado a casa, aunque sólo soltó una risilla y la contestó. Además, tenía que darse un buen baño relajante, si al final había acabado empapado, lleno de tierra, con algo de sudor encima. Había cenado un par de piezas de fruta, además, por lo que incluso podía decir que había sido un buen día y ahora tenía una buena anécdota para contar el fin de semana.

Recordó lo que le dijo al auror, alcanzarlo en el bar. Al final no parecía el imbécil que creyó que era, sin embargo decidió que lo mejor era simplemente dejar las cosas como estaban; probablemente aún estuviese algo alterado por lo que había sucedido, así que dejaría que fuese el azar quien dijera si tenían o no que tener un siguiente encuentro, por el momento decidiendo quedarse en casa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 13.155
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 795
Puntos : 652
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.