Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

Strangers Talking - Derek Lindström

Invitado el Miér Abr 19, 2017 8:51 pm

Mary amaba tomar cervezas de mantequillas, es lo mejor que ha podido conocer en toda su vida y nunca deja de decirlo. Recuerda cuando estaba en primer año y que sus padres la trajeron a este lugar para celebrar que estaría entrando a Hogwarts, cuando puso sus labios sobre la cerveza sus paladar estaba enloquecido por lo que había probado en ese momento. Desde ese día siempre que venia a Hogsmeade debía de pasar por Las Tres Escobas y así poder tomar algo, en este momento era fin de semana por lo que había logrado un permiso para salir porque debía verse con sus padres que deseaban verla. Las cosas no estaban de lo mejor con el nuevo estilo de gobierno por ello sus padres buscaron saber como estaba llevando su ultimo año de Hogwarts porque el otro año fue atacada de mala manera antes de que todo estallara por un chico de Slytherin y la dejo por varios días en San Mungo. En fin que la pelirroja se ha juntado con sus padres, los cuales al verla se ponen casi a llorar porque estaban felices de verla entera como la vieron la ultima vez  y comienzan hablar de si desea irse del colegio la apoyaran en todo sin problema alguno.

La conversación fue por dos horas y al final sus padres se deben de ir para volver al mundo muggle que es donde viven, así que esta se queda en el lugar para poder tomar una cerveza de mantequilla antes de irse para el colegio. Deja la mesa donde estaba y se mueve para la barra del lugar, porque no veía necesario estar sola en una mesa si las personas con las que estaban se han ido. Toma asiento en una de las sillas de la barra, para hacer su pedido y mientras espera saca uno de los libros que siempre esta leyendo. Entrevista con el Vampiro de Anne Rice, es lo que tiene en sus manos para hacer tiempo mientras toma la cerveza que no ha llegado a donde ella y seguro la gente piensa esta loca porque esta leyendo en este lugar.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Abr 24, 2017 1:46 pm

Le encantaba el Krav Magá, de hecho había pocas cosas que lo superaran en cuanto a sus hobbies favoritos, pero a pesar de ello aún le costaba levantarse temprano los sábados para ir a los entrenamientos. Odiaba madrugar, por encima de todas las cosas del universo.

Eran clases únicamente para magos que quisieran ampliar sus facultades físicas, impartidas en las cercanías de Hogsmeade. Aquello no era muy usual, puesto que la mayoría de magos y brujas se conformaban con ser habilidosos con la varita, pero aquel hombre había decidido impartir aquellas clases y Derek se había interesado desde el primer momento, puesto que anteriormente ya había entrenado bastante tiempo con su tío.

Por normal general los entrenamientos solo eran entre semana, pero dentro de poco habría una competición importante y cuando se acercaban esas fechas era bastante usual acudir a clases también los fines de semana. Al menos aquel día le había ido especialmente bien, incluso le hizo frente decentemente al propio profesor, lo que fue todo un logro. Los seis chicos que acudieron a la lección terminaron completamente agotados tras pasar cinco horas prácticamente seguidas en el pabellón, y Derek vio oportuno proponer que fueran a tomarse unas cervezas a algún lugar cercano y a la mayoría le pareció buena idea. Excepto a dos de ellos, que eran los únicos que tenían novia, ¿coincidencia? Pues sí, podía ser, las casualidades existen.

Finalmente decidieron ir a Las Tres Escobas. A Derek no le ilusionaba en demasía aquel lugar, puesto que era el típico al que iban todos los niñatos de Hogwarts, “el local de moda”, pero aún así debía admitir que se respiraba un buen ambiente a aquellas horas, así que se limitó a disfrutar de aquel rato con sus compañeros de artes marciales.

Pasaron la tarde charlando sobre el deporte y sobre los estudios de algunos y luego éstos decidieron marcharse. No obstante a Derek aún no le apetecía volver a casa, así que decidió quedarse un rato más por cuenta propia. Tras despedirse de ellos se acercó a la barra y se sentó en la misma, al lado de una pelirroja a la cual no conocía de nada. Seguro que era una de esas típicas estudiantes de Hogwarts que se creían super geniales por beber cerveza. ¡Qué malotas eran! - ¿Por qué está todo el mundo tan jodidamente obsesionado con Anne Rice? - Comentó entre dientes, mirando con recelo la portada del libro que la susodicha tenía entre las manos. - Habrás leído al padre de los vampiros… ¿no? - La chica le miró, seguramente preguntándose por qué demonios un extraño le hablaba con aquel desparpajo. - Bram Stoker. - Puntualizó, por si no sabía a quién se refería, aunque eso sería un sacrilegio si es que de verdad le gustaban los vampiros.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Mayo 03, 2017 2:14 am

La chica pelirroja esta de lo mas concentrada en su saga de vampiros porque es de lo mejor que ha podido leer sobre ellos, ya que algunas personas con el paso del tiempo ha quitado de los vampiro todo eso misterioso que los envolvía para volverlos unos héroes todo tonto para su gusto.Por eso se toma el tiempo para poder leer un poco de buena literatura mientras toma una cerveza de mantequilla, que es de las pocas cosas que puede hacer en estos tiempos de tantos cambios y en lo que antes se hacia es cada vez cosa del pasado. Estaba de lo mas entretenida hasta que una voz masculina a su lado comienza hablar, parece un poco molesto por verla leer algo de Anne Rice y esta sonríe al escuchar mas luego a quien le menciona. Aparta la vista de su libro, para cerrarlo y así poner toda su atención en su invitado inesperado que tiene en estos momentos.

- Abraham "Bram" Stoker fue un novelista y escritor irlandés, conocido por su novela Drácula.- Dijo.- Claro que lo conozco, seria un pecado para mi no saber de ese gran escritor y sus grandes obras que ha dejado para la humanidad.- Confeso honestamente al hombre de cabello castaño y apariencia llamativa, a su lado.

La chica extiende su mano hacia el, para saludarlo.- Soy May, un placer conocerte.- Expreso, mientras espera que este pueda decirle su nombre y seguir la conversación entre los dos porque al parecer se ha topado con alguien que sabe de literatura. No todo los días se topa con gente de esta manera pero últimamente la chica tenia esa suerte, por lo cual sonríe en gran manera por ello.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.