Situación Actual
19º-25º // 27 de julio -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Denzel S.Mejor PJ ♂
Caroline S.Mejor PJ ♀
Gwendoline E.Mejor User
Ryan G.Mejor roler
Andreas & NailahMejor dúo
Gwendoline E.Trama Ministerio
Aaron O.Trama Área-M
Freya H.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Walk of life —Bellatrix.

Silvanus D. Gates el Miér Abr 26, 2017 2:31 am

Walk of life
Silas Donovan Gates y Bellatrix Black-Lestrange  - Sábado 22 de abril, 18:01 horas - Calles de Hogsmeade
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Uno de los contactos de Silas había requerido de su presencia en una reunión un tanto informal. Era un auror, aunque no tenía los estudios necesarios para ser auror, no obstante, en el nuevo gobierno eran aurores aquellos que eran buenos duelistas y se creían estrategas. Dicha persona contactó con Silas para conseguir información, ya que andaba detrás de varios fugitivos a los que no conseguía atrapar, sin embargo, muchos de los presos que Silas tenía en el Área-M eran precisamente compañeros de esos traidores y la idea era ver si podía sonsacar información a esos individuos para hacer la búsqueda del hombre mucho más fructuosa.

El encuentro duró aproximadamente una hora mientras ambos hombres tomaban algo en Las Tres Escobas. No era un lugar que al extirpador le gustase demasiado, ya que un fin de semana eso estaba repleto de críos a los que no le apetecía soportar. Cada vez tenía menos paciencia para ello, lo cual era un problema si en algún momento tenía pensado reproducirse con alguien.

Una vez aquella pequeña reunión acabo, Silas y el tipo se despidieron en la puerta de las Tres Escobas. Él se desapareció rápidamente hacia su próximo destino, pero el extirpador cogió aire profundamente, llevándose ambas manos a la parte baja de su espalda en una posición bastante conciliadora con lo que le rodeaba. Habían alumnos de Hogwarts caminando por las calles, quizás un tanto temerosos para la época que era. No obstante, no fue complicado ver qué era los que les ponía así; Bellatrix Lestrange caminaba por las calles de Hogsmeade como si fuesen de su propiedad. El mortífago la observó con admiración, ya que para la edad que tenía, había llegado muy lejos. Silas solía tratar a la gente joven con cierto desdén por su inexperiencia o molestia, pero se enorgullecía de que personas así estuviesen en su bando y encima en un puesto tan importante. El Señor Tenebroso sabía elegir bien a sus vasallos.

Esperó pacientemente a que Bellatrix acortase la distancia hacia la posición en la que estaba él, para entonces unirse a su caminar con tranquilidad. Conocía a la bruja, quizás no tan bien como le gustaría, pero sabía que era poderosa y que las personas hacían bien temiéndola.

Buenas tardes, señora Lestrange.

Quizás por su edad tendría que llamarla "señorita", pero Silas hacía gala de su condición como mujer de Lestrange. Por muy joven que fuese, ya era la señora de alguien. Tampoco iba a tratarla de usted, por favor, que le sacaba más de diez años.

Creo que queda bien clara tu posición en Hogsmeade. La gente agacha la cabeza al verte, incluso los alumnos que ya debieran de estar acostumbrados a tu presencia. Algo me dice que la dirección de Hogwarts está en buenas manos.

Esbozó una sonrisa, para luego pedir cordialmente su mano. Silas no solía saludar con dos besos a las mujeres, le parecía un acto demasiado íntimo y él era un soso al que no le gustaba tener demasiada cercanía. Por ello, si Bella le tendía la mano, él besaría con delicadeza su dorso. No os equivoquéis, Silas no era un caballero y todo el mundo que lo conociera un poco lo sabría; no obstante, le gustaba aparentarlo.

Me alegro de verte.
avatar
Imagen Personalizada : ¿Tortura a hijos de muggles para sus experimentos?
RP : 10
PB : Daniel Brühl
Edad del pj : 38
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 93
Puntos : 53
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4140-silvanus-d-gates#66257 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4145-relaciones-de-silas-d-gates#66268 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Jue Abr 27, 2017 2:31 am

Las indicaciones que había recibido de mi señor habían sido claras, "Poner orden y mostrar quien mandaba", ser el centro de atención y dominar a mi antojo eran cualidades que tenía desde pequeña, Rodolphus y yo habíamos conseguido en poco tiempo imponer nuestra presencia en el colegio atestado de malditos mocosos algunos dispuestos a fastidiar tanto que había estado a punto de ofrecerlos como sujetos de prueba al Area-M, aunque en poco tiempo había logrado el control del Castillo logrando que los mocosos impertinentes aprendieran buenos modales en base a mis técnicas únicas y efectivas, está vez impondría mi autoridad en el pueblucho de Hogsmade.

A mí llegada al pueblo camine del brazo de Rodolphus una farsa bien montada del matrimonio perfecto, la familia ideal, la clase de familias que deseaba nuestro amo para su nuevo régimen, aquello había sido también la indicación, mostrar nuestra mejor faceta de marido y mujer, ¡bah! justo en el momento en que mi señor lo ordeno, aquello me causo náuseas pero llevarlo a práctica había sido peor, mostrar una falsa sonrisa mientras todos nos miraba con temor, odiaba ir tomada de su brazo, eso sí que era un fastidio, afortunadamente la marca comenzó a arderle en señal de ser requerido en otro lugar, por lo que yo impondría mi autoridad sola en aquel lugar, mi sonrisa esta vez era auténtica, aunque me dieron ganas de vomitar cuando el depósito un beso en mi frente en señal de despedida, ¡iugh!

Solía trabajar mejor en soledad que con él o cualquier otro sujeto a mi lado, pero órdenes eran órdenes y habrían de ser acatadas, el temor con el que me miraban, aunque lo correcto sería decir el temor que les daba mirarme y por lo cual agachaba la cabeza era como una poción revitalizante para mis sentidos, sonreí genuinamente mientras caminaba, hasta que escuche una voz a mi lado, mientras alguien se emparejaba a mi paso, el hombre que me seguía el paso era alguien a quien yo había visto con anterioridad en un par de juntas o en alguna misión no estaba del todo segura, mostré una mueca de desprecio cuando un aldeano estúpido se atravesó y casi tropieza conmigo, lo mire con desdén, mientras contestaba al saludo de Silvanus Gates —Tardes Gates—  o solía decir "buenas", le tendí la mano en señal de saludo, no acostumbraba que nadie atravesará mi pequeña barrera de espacio personal besándome en la mejilla, me agradaba que Gates no pasará esa barrera un beso sobre el dorso de la mano era suficiente — Igual digo, un gusto Gates— teniendo la jerarquía que tenía en el colegio y a lado de mi Lord sería estúpido hablarle de usted a cualquier otra persona aún siendo éste mayor que yo.

Seguí caminando y me alegro el saber que todos notaban mi presencia incluso él —Por supuesto que se nota mi presencia, esa es la intención de nuestro Lord— sonreí con falsa modestia —Su intención al haberme puesto frente a esta institución del saber es por supuesto que todos sus leales súbditos aprendan obediencia de la mejor y con la mejor, mis métodos son infalibles, Silas— me aventuré a llamarle por el nombre que se le conocía, acomodé mi pulcro cabello antes de continuar —No podemos permitir que ninguno se salga del redil, ni alumnos ni locales— le dije señalando el pueblo con un ademán de mano.
avatar
InvitadoInvitado

Silvanus D. Gates el Sáb Abr 29, 2017 1:54 am

La seguridad que emanaba la mujer era propia de su manera de ser y el cargo que ostentaba. Era consciente de que tenía el poder para cambiar no solo Hogwarts, sino aquello que le rodeaba. Cualquiera que tuviese el valor de observarla por más de tres segundos sin cohibirse se daría cuenta de que era una mujer que iba a por todas, fuese de la manera que fuera. Uno de los muchos principios que compartían la gran mayoría de los seguidores del Señor Tenebroso es que el fin justifica los medios. Y lo estaban dejando bien claro. Los mortífagos llevaban mucho tiempo escondidos bajo las sombras como para ahora estarse andando con sutilezas.

Nunca había imaginado a Bellatrix Lestrange como una docente que imparte clases, pero Lord Voldemort había considerado que el matrimonio era válido para no solo llevar la dirección de Hogwarts, sino incluso impartir conocimientos que harían de los estudiantes de Hogwarts fieles soldados de la causa que ahora era ley.

No lo he dudado en ningún momento, por algo estás en el puesto que estás. El Señor Tenebroso no elige al azar ninguna de sus jugadas, eso lo sabemos todos.

Era un ser inteligente y paciente; lo suficiente como para dar un golpe en el momento adecuado y hacer que todo se quedase ahora en la palma de su mano. Lo único que necesitaba, era colocar en los puestos estratégicos a aquellas personas que cumplirían con su deber de manera infalible. Bellatrix Lestrange en la dirección de Hogwarts y Abigail McDowell como Ministra de Magia. Ambas mujeres, el instinto machista de Silas se vio un poco herido, pero debía de admitir que ambas eran mujeres con las que él no le gustaría enfrentarse. Aunque en su momento, no iba a mentir, pensó que ponerse de rodillas frente a Voldemort daba más poder del que le gustaría admitir.

No estoy muy al día de cómo van las cosas por Hogwarts, el trabajo en el Área-M tiene a todos los extirpadores demasiado ocupados. ¿Das clase o solo te encargas de la dirección del colegio? Serías una profesora excepcional de Artes Oscuras.

Aunque en realidad, ese no era el tema que verdaderamente le preocupaba o le causaba curiosidad de Hogwarts. Era consciente de que los sangre sucias del colegio estaban todavía en él, en mazmorras alejados de sus propias salas comunes y recibiendo un trato desigual y justo para los de su condición. No obstante, como era sabido, el Área-M trabaja sobre todo con hijos de muggles, por lo que era un alijo de sujetos de experimentación prácticamente gratis, sobre todo de esa edad, que escaseaban.

Aunque de lo que sí estoy informado es de que aún están en Hogwarts los sangre sucias, ¿no es así? ¿Cuándo tenéis pensado deshaceros de ellos? ¿A final de curso para que sigan sirviendo de ejemplo hasta entonces?

Su intención era saber qué iban a hacer con ellos, si enviarlos al Ministerio para ser juzgados, directamente matarlos para ahorrarles el sufrimiento o si por el contrario, había posibilidad de que éstos terminasen en el Área-M. Jóvenes de dudosa sangre mágica eran los sujetos perfectos para los experimentos que allí se hacían.
avatar
Imagen Personalizada : ¿Tortura a hijos de muggles para sus experimentos?
RP : 10
PB : Daniel Brühl
Edad del pj : 38
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 93
Puntos : 53
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4140-silvanus-d-gates#66257 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4145-relaciones-de-silas-d-gates#66268 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.