Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Operación bikini [Priv. Steven D. Bennington]

Laith Gauthier el Vie Mayo 12, 2017 3:15 am

Recuerdo del primer mensaje :

El sábado había llegado lentamente, como si la semana laboral hubiese sido cientos de veces más dura cuando esperaba a que llegara un día en lo particular. Había al menos estado un poco en contacto con Steven gracias a la mensajería instantánea, pero siendo honestos Laith no tenía mucho tiempo para estar mirando sus textos y contestándolos; su vida de médimago, suicida e infiltrado no le dejaba mucha libertad a estar revisando todo el día su teléfono, lamentablemente, y seguramente fuese parecido con el fugitivo.

Se había sentido preocupado por la herida que Steven había tenido, incluso si ésta había cerrado. No era extraño para nadie a veces sentir el fantasma de una herida curada con magia, por lo que quizá sintiera dolor en algún momento en la carne curada, o tal vez no pudiese recomponerse fácilmente de la pérdida de sangre, aunque por suerte había conseguido sobrevivir hasta, al menos, la noche anterior que le escribió para confirmar el encuentro al día siguiente.

Fuese como sea, al final había llegado el día y la hora acordada, dirigiéndose sin pensarlo demasiado a la pizzería donde planificaron su encuentro. Llevaba los audífonos puestos y a veces cogía el ritmo de la música como el suyo y comenzaba a caminar al son de la melodía. Nunca iba a permitir que la situación actual mermara su buen ánimo y su optimismo, además que las calles nomaj lo hacían sentir protegido de los mortífagos y los puristas. Ahí fuera no era otra cosa que otro nomaj más.

They say: before you start a war, you’d better know what you’re fighting for. Well, baby, you are all that I adore, if love is what you need a soldier I will be —a veces, cantaba algunas de las partes de la canción sin perder mucho la compostura. Si ya de por sí estaba ocasionalmente bailando, era mejor mantener la discreción. Pensaba en algunas cosas que quería contarle a aquel sujeto cuando se encontraran, con una ligera sonrisa en el rostro.

Iba un poco tarde ya, aunque no se alteraba por ello. Alcanzó a ver a Steven en cierto momento, bajando los lentes de sol para asegurarse que fuese él, para entonces quitarse los audífonos y guardándolos en su bolsillo luego de detener la música. Se acercó discretamente, con una sonrisa traviesa y tratando de recordar cuál era la mano dominante de Steven para protegerse un poco, recordando cuando lo ayudó con la limpieza de la habitación que utilizó la derecha.

Cuando estuvo lo suficientemente cerca, a un par de locales de la pizzería, le tomó por la mano derecha y la torció en su espalda de modo que intentar moverse le causaría dolor en la muñeca, sometiéndolo y amenazándolo al cuello con una navaja imaginaria. La mano derecha era importante, pues podía sacar la varita y hacerle daño cuando solamente estaba jugando a espantarlo un poco. Un juego brusco y muy tonto, pero que pensó podría ser divertido.

Vas a darme todo lo que tengas sin rechistar —trató de hacer más tosca su voz para que no lo reconociera al escucharlo hablar, permitiendo que se creyese el tonteo un par de minutos antes de soltar una risotada, sujetándole el rostro con la mano de la supuesta navaja y besándolo en la mejilla, todavía sujetándolo por la espalda antes de soltarlo. — Me conformo con que me des tu compañía, no me pegues y luego me lleves a comer helado —bromeó con una sonrisa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 25
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 3.750
Lealtad : Neutral
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 579
Puntos : 487
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier

Maestro de Dados el Mar Jun 13, 2017 9:56 pm

El miembro 'Steven D. Bennington' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 2492
Puntos : 1162
Ver perfil de usuario

Laith Gauthier el Mar Jun 13, 2017 10:40 pm

Yo sufrí esa vez, al final ya no sabía si era Beatrice, tu amigo de la infancia, la amiga/novia de Beatrice o el que entrega el diario todos los días, tuve una crisis de identidad —dramatizó un poco, pues había sido confundido en una noche todas las confusiones que no había tenido en su vida. — Bueno, tú eres hipoacústico y retrasado, así que no hubiese hecho mucha diferencia… En todo caso, creo que lo peor es cuando se ponen a gritarte, que al final mejor te vas para no hacer más lío y con más dudas que antes —le había pasado, por supuesto, como seguramente le ocurrió a Steven también.

Laith no llevaba tarjeta de crédito porque necesitaba ser consciente del dinero que salía de su bolsillo o seguramente tendría que vender su vida para pagar sus deudas. Y siempre ir de compras acompañado o le costaba el doble convencerse que era una mala idea comprar esa rebaja. Se imaginó si realmente estuviese en los Juegos Olímpicos, sería maravilloso y tendría motivos para participar, en su juventud había soñado con participar aunque nunca había tenido la oportunidad gracias al colegio mágico, y después las cosas se habían complicado.

¿No sería algo así como comprar esclavos? Sería divertido, los traería detrás de mí cargando mis bolsas de compra… Ah, espera, para eso tengo amigos —se llevó una mano al mentón como si en serio se lo estuviese considerando, aunque simplemente bromeaba y no tenía intenciones de hacerlo realmente cargar con sus compras. — ¿Pero y si no tienen cambio? Es mejor lanzar billetes y monedas también, dar el pago exacto —consideró alzando uno de sus dedos para darle veracidad a lo que estaba diciendo que no tenía ni un sentido.

Luego de haber comprado la cafetera, habían visto un puesto donde rentaban animales vehículos. Se sonrió sumamente divertido cuando le propuso a Steven montarlos y jugar una carrera, y por supuesto el australiano tardó dos segundos en aceptar metiéndose un poco con él mientras se decantaba por el koala, jactándose de una facilidad de victoria que ninguno de los dos sabía que tenía. Laith se sintió sumamente orgulloso de su idea mientras miraba al más feroz animal que había.

Ya verás como mi oso perro caballo le ganará a tu tonto koala —no estaba seguro de qué rayos era ese animal café, pero montó a su oso perro caballo y con la boca hizo el sonido de aceleración de un vehículo real. — En sus marcas, listos… ¡Fuera! —y la carrera dio su comienzo mientras arrancaban. No es que tuviesen mucha velocidad, pues eran para niños, pero parecía que estaban teniendo la carrera del siglo en sus vehículos deportivos mientras sólo eran dos adultos con el síndrome de Peter Pan que no maduraban por grandes que fueran. — ¡Hazte a un lado! —fingió que iba a meterse en su carril aunque simplemente era broma.

Deseaba realmente ganar simplemente para poder burlarse del otro, y si perdía ya también tenía algunas burlas para poder meterse con él, que el orgullo no cediera pues no se iba a quedar callado en ninguna de las dos situaciones. Esperaba que conocer el centro comercial como la palma de su mano (la de la cicatriz, la diestra no podría reconocerla fácilmente), le diera una ventaja encima del fugitivo y su carrera, pues creía saber y planificar las vueltas y todo en el momento en lugar de tener que mirar tienda por tienda hasta encontrar a la que planeaba entrar.

No debía faltar mucho para llegar y aceleró todo lo que la lentitud del vehículo conseguía hacerlo, la recta final estaba llegando para dar un punto final a la carrera y marcar el ganador que el rubio esperaba con todas ansias ser él.

Oso perro caballo:



Última edición por Laith Gauthier el Mar Jun 13, 2017 10:52 pm, editado 2 veces
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 25
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 3.750
Lealtad : Neutral
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 579
Puntos : 487
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier

Maestro de Dados el Mar Jun 13, 2017 10:40 pm

El miembro 'Laith Gauthier' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 2492
Puntos : 1162
Ver perfil de usuario

Steven D. Bennington el Miér Jun 14, 2017 4:56 pm

Sin duda aquello era como tener esclavos pero para Steven en su mente aquello sonaba muchísimo mejor que imaginarse a Laith como un esclavista. Además, a los esclavos no se les pagaba, ahí estaba la diferencia. ¡Esa sutil diferencia! La diferencia entre el contrato y el esclavo. Por favor, si durante generaciones existieron personas luchando por sus derechos para hacer exactamente el mismo trabajo pero llevándose consigo un poco de dinero. Y tener seguridad social en el mejor de los casos, eso sí.

- ¿Y cómo sabes cuál es el precio exacto? – Preguntó enarcando ambas cejas. – Porque no creo que todos los humanos valgan lo mismo. A lo mejor el precio va al peso. O… Según sus habilidades con la varita. O en tu caso, sus habilidades para cocinar, claro. También puede que haya que tener en cuenta el valor de la ropa que llevan o si tienen familia. – No pudo evitar sonreír ante aquellas palabras tan estúpidas. Aquellos dos podían convertir cualquier conversación en un diálogo entre dos besugos que no sabían ni lo que decían. – Porque que yo sepa la gente no va por ahí con un cartel con su precio en la frente. Como mucho llevan uno de esos carteles amarillos radioactivos de compro oro. – Hizo una breve pausa. Otra duda surgió su mente en aquel preciso instante. - ¿Los que llevan esos carteles costarían más o menos que una persona disfrazada de perrito caliente gigante?

En aquel momento ambos estaban preparados para vivir el espectáculo de sus vidas. Para convertirse en dos monos de feria en mitad del centro comercial, ante las atentas miradas de mujeres, hombres, niños y mascotas. Las mascotas eran las que más asombradas se encontraban al ver cómo dos de esos seres que les alimentaban y cuidaban de ellos se subían sobre enormes animales peludos y comenzaban a avanzar a un paso de lo más lento por el centro comercial. Y es que ambos debían pensar que estaban llevando a cabo una escena épica. Que todo a su alrededor se había parado y ellos iban a toda velocidad. Pero no era así. Iban con paso lento. Muy lento. Porque aquellos animales enormes y peludos estaban hechos para que los usaran los niños pequeños y no se abrieran la cabeza si por algún casual se caían. Algo complicado teniendo en cuenta las dimensiones del asiento.

Ambos comenzaron su carreara como si no hubiese un mañana. Steven encontró un par de obstáculos en su camino. Uno de ellos un paquete de chicles que alguien había tirado al suelo y un pañuelo usado. Todo un riesgo en un viaje tan complicado y lleno de riesgo como era aquel al que ahora se enfrentaba. Se estaba jugando la vida y la dignidad en aquella carrera y por nada del mundo quería dejar que Laith ganase aquella carrera. ¡Tenía un orgullo! Bueno, realmente no lo tenía. Pero era mucho más divertido burlarse luego de Laith si logaba ganar.

El camino era una maldita línea recta hasta llegar a la última curva. Además, Steven se perdía en cualquier sitio, por lo que un plano tan sencillo como aquel era una ventaja para alguien con el sentido de la orientación más inexistente que los piojos mágicos en el Sombrero Seleccionador de Hogwarts. Aceleró lo más que pudo haciendo la curva final a poca distancia de Laith. Codo con codo. Y le golpeó con el codo de manera exagerada pero intentando no hacerle ningún daño, sólo por molestar al rubio.

Finalmente, fue Steven quien llegó en primer lugar a la línea de meta imaginaria. Apenas por unos centímetros. Pero llegó primero y eso era lo que a su orgullo le importaba.

- ¿Por qué no hemos apostado algo? Me has dicho que lo apuestas y has perdido. – Recalcó aquello último. Muy digno él, aún sobre su koala. - ¿Qué he ganado? – Se bajó del koala tras aparcarlo como si fuese un todoterreno. Muy digno. Sí, muy digno.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 31
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.400
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 466
Puntos : 279
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t4865-baul-de-steven-d-bennington#73921

Laith Gauthier el Miér Jun 14, 2017 9:37 pm

Ya uno cuando tiene experiencia en esto de comprar compulsivamente personas saca al dedillo cuándo cuestan por la ropa, la complexión, habilidades, conocimientos, todo… Mira que tengo cuatro que me cocinan —hizo un ademán resuelto con su mano, como si en serio estuviese en cosas de ese tipo aunque no era nada como ello. Cualquiera que los mirase hablar de algo así creería que estaban como poco mal de la cabeza, aunque lo agradable de su relación era eso mismo, que podían hacer hasta el tema más serio una buena broma de la que conversar un rato. — No… No lo creo, a menos que la persona en cuestión tenga oro, porque los disfraces de perrito caliente molan mucho —se llevó una mano al mentón pensativo.

Aunque, claro, todo quedó a un lado en cuanto decidieron aquel tonto juego que a más de uno debería. Todas las personas miraban cómo un par de adultos jugaban a unas emocionantes carreras que en realidad no era otra cosa que avanzar a un paso bastante lento llamando la atención hasta del guardia de seguridad que se consideró llamarles la atención, seguramente acabó pensando que eran un par de enfermos mentales y los dejó vivir aquella carrera tan peligrosa y llena de obstáculos que podrían acabar con la vida de ambos conforme avanzaban a vertiginosas velocidades que hasta las personas que caminaban a su alrededor les ganaban el paso fácilmente.

Así como fue golpeado en aquella curva de manera tan exagerada, él exageró su reacción al apartarse un poco del koala, un grave error. Aquel movimiento había bastado para que, por centímetros, Steven cogiese la delantera y llegase primero que él. Soltó una risa en cuanto le reclamó que tuvieron que haber apostado algo realmente, aunque no se esperaba perder, aún encima de su oso perro caballo mientras estacionaba pensando en qué podría ser un buen premio para poder joderlo.

Tu premio será: todo lo que tenga en mi bolsillo —y metió la mano luego de haberse bajado de su extraño animal tan amorfo. Hacía con la boca un sonido de esos programas donde van a dar el premio y quieren hacer misterio para finalmente sacar la mano. El maravilloso premio venía a ser dos chicles de un pequeño paquete de cuatro mentolados, un cigarro a medio fumar que apagó cuando iba a comprar el café esa mañana y no quiso desperdiciarlo, dos pelusas y cuatro peniques. — Disfruta tu premio —le sonrió mientras le dejaba todo su premio en la mano.

Trataba de no reírse de aquella situación mientras negaba con la cabeza, cerrando los ojos pacíficamente hasta finalmente entrar a la tienda. El dependiente no estaba nada mal, pero se recordó que iba acompañado y no iba a ponerse a ligar dejando a Steven de sujetavelas, sino que simplemente se acercó al área de las chaquetas mientras buscaba alguna. Se tuvo que quitar su propia chaqueta para poderse probar alguna, teniendo cuidado con la manga derecha y dándosela a cuidar a Steven, con una mirada pidiéndole tener cuidado con dicha manga, no quería que se le cayese la varita.

¿Con cuál crees que me veo más bueno? ¿O debería comprarlas todas? —aunque parecía que bromeaba no lo estaba haciendo tanto, pues había tres que le gustaban. No quería llenarse el armario de chaquetas de cuero, pero no podía decidirse. Era gracioso cómo en la vida parecía tan decidido y le costaba dos segundos tomar decisiones y con ropa le costaba una vida elegir algo. — Podría hacer mi propia banda de motociclistas como en las películas, tú nos pones la banda sonora con Los Delincuentes —bromeó un poco.

Al final había acabado por tomar dos (lo que era una ganancia porque en principio quería llevarse las tres), bajo la excusa de no usar siempre la misma prenda. Se colocó primero la chaqueta propia, asegurándose de tener en posición la varita antes de dirigirse a pagar. Habían terminado con su travesía del centro comercial, o al menos eso parecía, había una parada indiscutible para los dos que tenían que hacer.

Vamos por helado —le propuso sin pensárselo dos segundos. Ya que Steven había invitado la comida, a él le tocaba invitar el helado, así que se dispuso a buscar una de las mejores heladerías del centro comercial, puesto que había varias en determinados puntos estratégicos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 25
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 3.750
Lealtad : Neutral
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 579
Puntos : 487
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier

Steven D. Bennington el Miér Jun 14, 2017 10:41 pm

Su madre siempre le había dicho que no se tomaba nada en serio. Y era cierto. Laith y sus conversaciones eran el claro ejemplo de cómo Steven era incapaz de tener una conversación coherente y con sentido al mismo tiempo. Él era partidario de las bromas y de no tomarse la vida demasiado en serio a no ser que fuese cuestión de vida o muerte. Lo había hecho desde bien niño, lo que le había costado más de una reprimenda por parte de su madre durante sus vacaciones de verano en Australia. Su padre, por su parte, ya se había acostumbrado al entusiasmo que su hijo sentía hacia cualquier conversación que no fuese importante y cómo era capaz de darle la vuelta a cualquier tema intentando así que este no fuese tan serio como pretendía serlo.

- ¿Y qué cartel de se vende llevo yo en la frente?- Preguntó con cierta curiosidad para saber cuál sería el precio que Laith le otorgaría. Seguramente sería capaz de decirle que valía menos que una pizza de atún sólo por intentar romper su frágil corazoncito. - ¿Y Agnes? – También estaba seguro que Agnes triplicaría, como poco, el valor que Laith le diese a Steven. Pero esa era la gracia de aquella amistad, ¿No? Ninguno decía abiertamente que tenía en alta estima al otro, sino que se limitaban a lanzarse pullas y menospreciarse cuando la verdadera relación distaba de ser como la pintaban. O, al menos, por la parte de Steven, quién había cogido especial cariño al mago americano.

Después de aquello sucedió lo inimaginable. Una carrera contra reloj. Aquello era más peligroso que Fast and Furious y el GTA juntos. Y eso que Steven ni había visto esas películas ni jugado a esos videojuegos. Pero no importaba, todo aquello era tan peligroso que podría haberle causado un infarto a cualquiera de las viejecitas que miraban, muertas de pánico, el espectáculo que estaba teniendo lugar ante sus ojos. Pobres mujeres, sus corazones estaban a punto de sufrir un colapso. Aquello era lo más apasionante que habían visto desde que una paloma intentó quitarle un trozo de pan a otra y le dio un cabezaco.

Aquello de llevarse de premio todo lo que había en el bolsillo de Laith no le inspiraba ningún tipo de confianza. Seguro que no tenía nada en el bolsillo y seguro que si tenía algo era un clínex usado hacía tres semanas y que se había quedado petrificado por meterlo en la lavadora. O al menos, eso era lo que había en el suyo. Suerte que no había perdido y no tenía que entregarle a Laith todo lo que llevaba él en su bolsillo.

- Que asco. – Dijo mirando su mano con los tesoros. Ni el gorro de Jack Sparrow tenía tanta porquería. Y eso que estaba fabricado con objetos que le habían entrado como si tuviese complejo de contenedor de basura. – Mira, el cigarro te lo regalo que tú le darás más uso que yo. – Básicamente porque él iba a tirarlo en cuanto encontrase una papelera junto con las dos pelusas. Los mentolados eran el premio gordo de todo aquello, sin lugar a dudas.

Tras aquella carrera que casi les cuesta la vida y la dignidad (la cual fue un daño colateral durante la carrera) volvieron a centrarse en lo que realmente era importante: comprar una chaqueta a Laith para que se creyese un ser superior solo por tener una.

- Todas te quedan mal. Pero la segunda es la que te quedaba menos mal. – Bromeó. Lo cierto era que las tres eran similares, aunque cada una tenía detalles diferentes – Es más larga que el resto. – Aclaró antes de reír ante la nueva ocurrencia de Laith. – Y Agnes os coserá en la espalda el nombre de la banda y la silueta de un oso perro caballo.

A pesar de haberle dado su opinión, Laith decidió que le sobraba el dinero y compró dos de las chaquetas que se había probado. Debía admitir que era un respiro que no hubiese comprado las tres chaquetas y al dependiente, ya que Steven no era ciego. Era sordo, pero no ciego. Así que había visto cómo le miraba.

- Yo te invito con mis dos pelusas. – Bromeó antes de que ambos fuesen rumbo a la heladería para pasar lo que restaba de tarde manteniendo una de sus conversaciones carente sde sentido. Como ya era habitual en ellos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 31
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.400
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 466
Puntos : 279
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t4865-baul-de-steven-d-bennington#73921

Laith Gauthier el Jue Jun 15, 2017 8:18 am

Tu cartel de la frente dice que estás averiado y que sales gratis, incluso pagan porque te lleven —como el otro sospecharía no iba a ponerse a hablar en serio sobre lo que valía para él, que no era poco ni por asomo. Una vez al mes bastaba y esa demostración la tuvo cuando admitió haberse preocupado por el flechazo que recibió y que lo asustó tanto en su momento. — ¿Agnes? Ah, Agnes… Por ella puedes pagar todas las maravillas del mundo, todos tus órganos y todavía estarías endeudado por comprarla —le sonrió. Le había cogido mucho cariño a la anciana y no era un secreto, así que podía ponerla en un pedestal que ella se lo merecía.

Hablando de ella, Agnes hubiese estado a medias escandalizada y a medias animando a los dos hombres en aquella violenta e intensa carrera, un espectáculo digno de apreciar. Aunque, lamentablemente y a riesgo de tener un peligrosísimo accidente por el empujón de Steven, Laith había resultado el perdedor de la carrera. El premio fue igual de impresionante que la carrera, todo lo que llevaba en el bolsillo, y no el bolsillo donde llevaba la billetera, ni el móvil, ni siquiera las llaves de su casa, sino ese que siempre estaba solo, el bolsillo por excelencia de los ticket de metro y compras varias.

Gracias —le sonrió en cuanto le regresó el medio cigarro que volvió a guardar, para variar, en el mismo bolsillo. Luego tendrían que enfocarse de nuevo en lo que los tenía ahí, que era comprar ropa. Era sanador, después de todo, estaba bien pagado y esperaba pronto escalar un par de peldaños en la organización para subir a un mejor puesto, se había preparado y dedicado a su carrera en cuerpo y alma. — El oso perro caballo será nuestro emblema —defendió con una sonrisa bastante divertida.

Una de las chaquetas que llevó fue la segunda, y la otra una a su elección, Steven no había conseguido hacer un buen trabajo evitando que comprara más cosas que las necesarias, muy mal Steven, pues Laith se olvidaba de sus intentos por evitar esas compras apenas veía algo que quería comprar. Por suerte no compró una chaqueta ni tampoco al dependiente, que también hubiese sido una buena adquisición, ahora que hablaban de comprar personas, aunque el mundo ético y correcto en el que Laith vivía no admitía realmente la compra y venta de esclavos.

Eso significa que serán lo mejor de lo mejor, ¿no? —le preguntó con ilusión en cuanto dijo que pagaría con las dos pelusas. — Estoy de acuerdo, vamos —asintió como si, para empezar, fuese a invitarlo con dos pelusas. Que iban a comprar helado bueno era obvio, el helado nunca era malo aunque Steven pensara lo contrario, uno debía aprender a amar con las virtudes y defectos incluso si el objeto de amor sabe a pistache, eso el fugitivo no lo entendía.

Pese a todo, y como siempre, el tema de las pelusas quedó a un lado en cuanto llegó otro tema sin sentido que resultaba ser de lo más interesante, era sano tener conversaciones así seguido aunque se pusiese en tela de duda la cordura, aunque por suerte tenía un buen colega al que le faltaban las mismas neuronas que a él y por ello un tema podía entusiasmar a tal nivel que hablar sobre pelusas o una banda imaginaria acababa siendo toda una odisea de bromas y diversión.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 25
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 3.750
Lealtad : Neutral
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 579
Puntos : 487
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.