Situación Actual
15º-23º // 28 de junio -> luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Andreas W.Mejor PJ ♂
JazmineMejor PJ ♀
Dante F.Mejor User
Stella T.Mejor roler
Laith & RyanMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Evans M.ESPECIAL II
Beatrice B.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Nacimiento de una amistad [Josh] [Flash Back]

Adrien Lévesque el Dom Mayo 14, 2017 6:29 am

Adrien ha demostrado ser un buen estudiante, se ha esforzado por competir contra los Ravenclaws, demostrar que si bien no quedó en esa casa puede ser tan dedicado a los libros como ellos, todo para que su padre pudiera enorgullecerse de él aunque como siempre sus logros no han logrado mucho mérito con su familiar, éste sigue siendo tan frío que a penas le escribe, solo lo hace cuando va mal con sus notas, como ahora. Ha tenido su calificación de una evaluación de artes oscuras, el resultado no es favorable, si bien no la ha reprobado, comparado con las demás notas que son excelentes, este ensayo que ha presentado a penas si logró pasarlo.

No es que quiera ser rebelde con su padre, pero las artes oscuras no están siendo lo suyo, primero porque en su casa, aunque tuviera conocimiento sobre estas no la estudió como estudió pociones, encantos y transfiguración, debido a que en Francia su padre no quería correr el riesgo de que el Ministerio supiera que le enseñaba esa materia, aunque cuando podía él se encargaba de impartirle alguna que otra charla personalmente, charla que a Adrien le alegraban pues era un indicio de que su padre estaba ahí con él, que de alguna forma lo seguía queriendo.

Sin embargo, ahora eso no era relevante, su varita tampoco ayudaba mucho, con un núcleo de pelo de unicornio era muy difícil de hacer los hechizos en esa materia. Suspiró con desesperación ¿qué iba a hacer para mejorar su nota? Le habían dado otro ensayo, además del castigo que debía cumplir tanto de su padre como del profesor. Se había dirigido a la biblioteca en la hora del almuerzo, no tenía mucha hambre, no después de la carta de su padre, al parecer se había enterado de esa nota ¿cómo? No sabía.

No había mucha gente ahí por la hora, así que fue a sentarse en una mesa cercana, con el bolso en la silla al lado de su puesto, sin sacar ningún libro, ni pergamino o tinta, daba la impresión de haber ido solo para pasar la hora del almuerzo y esperar su siguiente clase,  "Recuerda Adrien, aunque estés derrotado nadie debe verte mirando al piso ni en actitud pésima" La voz grave de su padre diciéndole aquello después de una golpiza, parecía tan cálido, amable para quien no conociera su padre, cerró sus ojos dejándose llevar por el recuerdo de aquella vez, fue justo antes de una reunión de negocios, le había insistido que no quería ir, su padre lo golpeó hasta sacarle sangre en el labio, le tomó del cabello levantándolo del suelo y le dijo esas palabras, seguido de un "Irás por las buenas o por las malas, así tenga que lanzarte un Imperius" No le había quedado más opción que asistir y mantener la postura altiva por mucho que le doliera el cuerpo porque ni siquiera pudo tomar una poción para el dolor.

La postura de su cuerpo en aquella silla de la biblioteca se veía incómoda para dormir, su espalda correctamente pegada al respaldo de la silla, sus manos finamente colocadas en la mesa con cierto aire aristócrata. Pero ciertamente no dormía, solo su mente se había dejado llevar por ese recuerdo, las imágenes lo asaltaban aún cuando su expresión era suave y tranquila. Por un momento se le olvido el ensayo que tenía que hacer, su cabeza curvada levemente hacia atrás como si estuviera relajado aún cuando ese recuerdo no era hermoso, Adrien sabía como controlar sus emociones, al menos lo suficiente para que su rostro no las mostrara, esta ocasión no era diferente solo que en vez de frialdad y burla, parecía más bien tranquilamente dormido con una respiración acompasada.

La bibliotecaria lo observó desde su puesto, pues la mesa en donde estaba el joven estudiante entraba en su campo de visión, estaba contrariada de si ir a despertarlo o simplemente dejarlo dormir, pero la posición parecía incómoda, podría darle tortícolis, además que la biblioteca no era una sala de descanso, al final decidió pedirle el favor a otro estudiante - Psst ¿podrías despertarlo? Iría yo pero tengo que clasificar estos libros, además en si no está incumpliendo las normas aunque no es lo ideal que esté aquí durmiendo - Se justificó, claro que no tenía que clasificar los libros como se excusó, pero ciertamente no quería ser ella quien despertara al joven.


Última edición por Adrien Lévesque el Lun Mayo 15, 2017 4:52 am, editado 1 vez (Razón : Cambio de título)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Dom Mayo 14, 2017 7:07 am

Las clases, si bien llevaderas, no son muy agradables para Joshua. Sabía muchos de los temas que ya estaban viendo, por lo que su participación era relativamente constante. Los estudiantes a su alrededor lo juzgaban como un sabelotodo que quería sobresalir entre los demás, atribuían su participación a una altanería que algunas águilas azules demostraban en sus clases, a pesar de que llevaban poco tiempo en el colegio de magia, la rivalidad entre casas nacía con naturalidad y se asentaba en el corazón de los alumnos, ahí donde se guardaba su orgullo.

No sabrían nunca que si el muchacho sabía todos esos temas era porque tenía tiempo de sobra para leer. Toda su vida había estado constantemente solo en casa, al cuidado de una mujer que no lo trataba demasiado. Su única compañía la encontraba en los libros de la enorme biblioteca de su padre, los que leía ávidamente, perdiéndose entre ellos y las historias que le contaban, los encantamientos, pociones, hechizos, todo. Criado en una casa de sangre pura, la magia para él era tan natural como respirar.

Su materia favorita siempre había sido magizoología, adoraba imaginar a todas esas criaturas mágicas, pensarse trabajando con ellas en el futuro, pero también le apasionaba la astronomía, podía identificar muchas constelaciones a simple vista y, por consecuencia, la mitología griega era de su amplio conocimiento. Otra materia que, si bien le costaba, quería aprender, era sobre las artes oscuras. En el colegio los enseñaban a defenderse de ésta, pero no pensaba que ese fuera el enfoque que su padre quería.

Francis siempre se lo había dicho: los magos poderosos tienen amplios conocimientos en las artes oscuras. Le daba a leer libros al respecto, lo instruía sobre las maldiciones, incluso una vez le habló de las imperdonables. Eran tan escasos esos momentos juntos que los valoraba y atesoraba con todo su ser. Algún día su padre lo miraría y se daría cuenta de lo orgulloso que estaba de él, eso quería creer Joshua. Se había esforzado en que reconociera que su hijo aprendía cosas que nadie le enseñaba, y seguía intentándolo a pesar de que dolía cuando Francis desaprobaba todo lo que hacía.

Todavía se veía lejano, pero un día iba a ser suficientemente bueno para su padre. Estaba completamente convencido. Todos esos días en que lo vio mas no lo miró, cuando le dedicaba un gesto fastidiado, iban a valer la pena. O eso quería creer. Habían tenido algunas evaluaciones y había salido sorprendentemente bien en todas ellas, por lo que le escribió tan emocionado como lo puede estar un chiquillo a su edad con impecables calificaciones. La respuesta que recibió fue no otra cosa que: “¿Y bien? Es tu obligación sacar buenas notas, no bajes el rendimiento ni te metas en problemas”.

Joshua había perdido el apetito para la hora de la comida, por lo que fue a la biblioteca, su enorme refugio personal. Había estado viendo algunos títulos, buscando alguno llamativo que no hubiese leído antes cuando escuchó la voz de la bibliotecaria dirigiéndose a él, por lo que apegó contra su pecho el libro sobre caballos alados que había tomado. Quería aprender sobre un tipo en especial que había visto al entrar a Hogwarts. Nadie le había enseñado todavía que no todos los ojos pueden ver a un Thestral.

¿Sí…? —preguntó cuando ella llamó su atención a fuerza de siseo, estaba a algunos metros de ella metido en un pasillo de libros. Al caminar en su dirección, ella le pidió despertar a un alumno, justificando no hacerlo ella por los libros que tenía que organizar. Apretó los labios, mordiéndose la lengua. “¿Y por qué yo?”, podría ser una buena respuesta, pero escuchó la voz rotunda de su padre recordándole por enésima vez que tenía que demostrarle al mundo que había vivido en una casa de educación y respeto. Callar, sonreír y obedecer era parte de su día a día.

Así lo hizo: guardó silencio, asintió con la cabeza y sonrió, evitando demostrar en su sonrisa abnegación o resignación. Caminó lentamente a aquel muchacho, sentado en una incómoda posición en la silla que lo hacía pensar que podría caerse en algún momento. Se preguntaba, mientras tanto, cómo rayos haría para despertarlo, ¿lo tocaba? ¿Lo llamaba por su nombre? ¿Cómo se llamaba, para empezar? Odiaba que todo el mundo tuviese nombres distintos, porque siempre acababa olvidándolos.

Uhm... ¿Dis… disculpa…? —trató de llamar su atención tímidamente mientras apretaba el libro contra su pecho. No era bueno para tratar con otras personas, no sabía cómo hacerlo, era más o menos como actuar frente a un animal peligroso que podría atacar en cualquier momento. El chico parecía dormir pacíficamente y tuvo la impresión de que su postura era elegante. — Despierta… No deberías dormir en la biblioteca… —insistió un poco más, atreviéndose a soltar el libro con su zurda para tocarlo por el hombro, a pesar de que no estaba en lo absoluto acostumbrado a tocar a nadie.


Última edición por Joshua Eckhart el Jue Mayo 18, 2017 6:30 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 932
Puntos : 690
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Lun Mayo 15, 2017 3:20 am

Después de aquella memoria su mente dio paso a la imaginación, una escena producto del anhelo del corazón de Adrien, era en una ambientación muy similar al recuerdo, solo que su padre lo veía con dulzura, no había malos tratos, la voz dulce, paternal le indicaba que deseaba que le acompañara a la reunión de negocios porque no le gustaba dejar a su hijo solo en la mansión, además no se aburriría si lo tenía a él ahí. Todo era un bonito sueño sin dormir, estaba ensimismado en esa fantasía cuando murmullos llegó a sus oídos... ¿Sería Pársel? No, bueno no estaba seguro, nunca había escuchado el lenguaje de las serpientes, aunque la voz era de una mujer, seguro era una conversación en un tono bajo por el sitio en que estaba, sea como fuese no era lo suficiente para sacarlo de su ensimismamiento dónde ingenuamente deseara que se cumpliera, era como si estuviera frente al espejo oesed pero de forma imaginaria, aunque no se le podía pedir mucho a un niño que pronto tendría doce años.

Pasos se escucharon en la solitario biblioteca, no estaba solo pero tampoco quería abrir los ojos, eso le traería a su realidad, una donde la voz de su padre saliendo del vociferador aún taladraba sus oídos, el reproche, la decepción, la frialdad como si fuera un inútil, un bueno para nada... Respiró hondo, escuchó una voz que intentaba despertarlo, pero sin saber que él no estaba durmiendo, solo soñando, así que rapidamente abrió sus ojos. No sabía quién era,aunque eso era de esperarse, solo ha conocido realmente a una persona, a un reflejo de carne y hueso de su espejo - No estaba durmiendo - Enfocó sus ojos de color ámbar en ese momento, hacia su interlocutor, su voz sonó más dura de lo que se esperaba - Solo estaba pensando - Arrugó su entrecejo, se le quedó viendo como si fuera escoria, aunque...

Sabía que no fue la forma correcta de responder, pero le han educado de una forma que debía tratar a otros como si fueran excremento a menos, claro que tuvieran gran pureza de sangre, es decir no debía hablar con los sangre sucia. Sin embargo, debía mantener un bajo perfil, ser inteligente "Por eso eres un Hufflepuff, porque no piensas antes de actuar, porque tu cerebro solo te sirve para mantener tu cuerpo con vida" Escuchaba esas palabras con la voz de su padre, no sabría que hacer ¿Se disculpaba? Quién lo mandaba a no estar pendiente de su entorno "Muy mal, sigues decepcionándome, tu inteligencia es peor que la de los Gryffindor, debiste quedar con la escoria, es más no sé como te siguen aceptando" Nuevamente el reproche, su consciencia era la voz de su padre hablando con frases tan despectivas. Respiró hondo, observó al niño junto a él, parecían tener de la misma edad - Perdón, solo pensaba en cosas malas, no debí tratarte así - Comenta con hombros caídos en una actitud de cansancio.

Entonces, su vista bajó hacia el objeto que el otro recelosamente guardaba entre sus brazos... ¿Caballos voladores? A penas pudo distinguir de que iba el libro, entonces abrió sus ojos, Criaturas Mágicas era una materia que le gustaba, era una de sus fortalezas porque se le daba muy bien el trato con los animales a pesar de que era alérgico a algunos de ellos y le provocaba un asma severo - ¿Te gusta Criaturas Mágicas? ¿Qué sabes de los Thestral? Dicen que son hermosos, aunque les precede la mala reputación de que ver uno es sinónimo de muerte y mala suerte, yo realmente no he podido ver uno, pero seguro es tan majestuoso como lo dicen, aunque es también triste que alguien pudiera verlo, dicen que los carruajes de Hogwarts son tirados por ellos pero no lo sé, no lo he comprobado -

Ahí estaba Adrien, hablando, divagando sobre el tema, aunque abruptamente se quedó callado, estaba nervioso y eso hacía que hablara de más, además era un tema que le gustaba, puede que no fuera un Ravenclaw pero ha demostrado ser digno de uno, al menos en temas que le gustan, sin embargo su lado Hufflepuff ganaba más que la curiosidad de las águilas ya que eran pocas cosas que despertaban su sed de conocimiento. "No te he dicho que no hables tanto, le das más motivo a los enemigos para conocerte, eres un estúpido inservible, no sé como sigues con vida" nuevamente su consciencia le reprochó, haciendo que se mordiera el labio inferior, un estremecimiento atravesó su cuerpo, no solo tuvo una postura derrotada poco digna de un hijo de sangre pura, sino también empezó a hablar con confianza dejando derrumbar parte de la máscara que usaba, por mucho que tuviera años perfeccionándola solo era un muchacho que a penas estaba entrando en contacto con el mundo exterior, conociendo gente nueva.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Mayo 15, 2017 4:14 am

Sintió reproche por la bibliotecaria por haberle pedido a él despertar a aquel chico que portaba el uniforme de Hufflepuff puesto que al intentar hacerlo éste le contestó con hostilidad. No sabía cómo contestar cuando le respondían de esa manera, por un segundo vio a Francis reflejado en el rostro de aquel chico, aunque apostaba que rondaban la misma edad. Lo que hizo fue dar un paso hacia atrás, el animal salvaje que eran las personas parecía haber sacado las garras en ese momento y su cabeza era más un pequeño él entrando en pánico por no saber cómo reaccionar.

Lo… lo siento, yo… —rápidamente se había disculpado. A aquel chiquillo le faltaban años de rechazo para poder volverse inmune a éste. Le faltaba mucho tiempo antes de dejar de ser el chiquillo abstraído y sensible que era. Lo único que sabía es que quería irse inmediatamente y perderse en el libro que ceñía entre sus brazos. — No hay problema, eh… Sí, eso… —dio un par de pasos más en retroceso, aferrándose a lo que su padre le decía para no salir huyendo de aquella situación como si hubiese un Boggart aterrador.

El chico, no obstante, lo interrumpió antes de que empezara a caminar en dirección a otro sitio. Lo llamó fácilmente sólo con mencionar las Criaturas Mágicas, preguntándole precisamente por el caballo alado que él quería investigar. Ese chico parecía más entendido que él. Sabía que tenían mala reputación y eso era lamentable, sólo porque físicamente no parecían ser muy amigables, aunque no entendió cuando le comentó que “decían” que tiraban de los carruajes, o que era “triste” que alguien pudiera verlos.

Los carruajes son tirados por ellos, ¿no los viste cuando llegaste…? Creo que son muy bonitos, pero no sé mucho de ellos, por eso esperaba encontrar algo en éste libro… —le dijo, olvidándose un segundo de lo borde que ese Hufflepuff había sido con él. No soltaba el libro que apretaba contra su pecho, ni tampoco se sentó porque no había sido invitado a hacerlo y sería de mala educación. Pero miraba a aquel chico con curiosidad, le parecía de lo más extraño: apenas un momento atrás lo había hecho sentir la persona más inferior de la Tierra y ahora parecía estar buscando conversación.

Lo miró, sin embargo, bastante decaído. Eso le pareció. Ya no era el elegante muchacho que había visto sentado en la silla, sino un niño herido. Su educación fría y distante no lo había dotado de mucha empatía, pero no era ciego y podía notar cuando algo no iba bien, mirando al castaño con sus ojos verdes que lo desmenuzaban todo queriendo comprenderlo. ¿Qué hacía uno cuando estaba frente a alguien triste? Lo abrazaba, según los libros, pero él no quería abrazar a un chico que acababa de conocer, el contacto físico no era una posibilidad siempre que pudiera evitarlo, y más si era tan directo como un abrazo. También le daba palabras de aliento, pero, ¿cómo si no sabía lo que le acongojaba?

Eh… Esto… Es… Está bien si te sientes triste, ¿sabes…? No tienes que decirme por qué lo estás, pero… espero que sonrías pronto… —su voz temblaba un poco, y apenas tocó una de las manos que estaba sobre la mesa con una de las suyas. Eran las mismas palabras que le decía aquella mujer que lo cuidaba hasta el fatal accidente. No quería restarle importancia a sus sentimientos, quería verlos como algo de valor, justo lo que pensó que aquel compañero necesitaba. No sabía ni su nombre, pero quería en un futuro muy próximo verlo sonreír.

Él sabía lo que se sentía cuando alguien importante hacía menos lo que sentía. No recibir apoyo cuando uno lo necesitaba era, como poco, deprimente. Y ser pateado cuando uno estaba deprimido no era nada agradable. Incluso cuando fue el propio Hufflepuff quien lo había irrespetado primero, decidió ser el primero en demostrar ser pacífico. Siempre trataba de mantenerse en un terreno de paz, no le gustaba pensar que en serio las personas con padres muggle debían ser tratadas de una forma más grosera sólo por su sangre. Sólo con su padre demostraba lo contrario.

Acomodó el libro en su brazo cuando rompió el contacto con la mano del Hufflepuff, acomodándose el usual gorro que llevaba. Se sentía desprotegido cuando no lo tenía puesto, era una protección mental que, a fin de cuentas, servía. Trató de pensar rápidamente en un tema de conversación que pudiese tocar. — Entonces… ¿te gustan las criaturas mágicas? —aquello le había parecido evidente, pero estaba intentando torpemente hacerlo pensar en otra cosa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 932
Puntos : 690
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Lun Mayo 15, 2017 4:49 am

Por algo no quedó en Ravenclaw, es que si bien era muy dedicado a los estudios en cuanto a reacciones con las personas era muy lento, el que el otro diera un paso hacia atrás no despertó curiosidad alguna en él, pasar encerrado once años con la única compañía de un padre agresivo, de elfos domésticos y de reuniones o fiestas elegantes de las cuales solo lucía como un trofeo abollado no le habían enseñado nada, aunque le hizo cierta gracia pues le recordó a su elfo doméstico, aquel que dejó en la mansión aquí en Inglaterra, cuando hacía algo incorrecto y se jalaba las orejas, aunque en secreto, cuando estaba solo en casa, siempre evitaba que eso pasara.

- Ya pasó, no tienes porque disculparte - Aunque quería sonreír, sabía que solo saldría una mueca en su rostro, su sonrisa siempre era falsa, ensayada a menos que se ilusionara con algo, por lo tanto evitó ese gesto, simplemente se mantenía con un rostro neutro, educado. No obstante eso cambió cuando el tema se enfocó en los Thestral, alzando sus cejas en sorprenda, derrumbando nuevamente esa fachada fría (¡Es que era difícil mantenerla cuando el tema le gustaba!) - ¿Puedes verlo? -  Pregunta con emoción, cambiando su postura en la silla, ya su espalda no estaba pegada correctamente al respaldo de la misma sino que estaba separada mientras el cuerpo del infante se inclinaba hacia la mesa emocionado.

Luego, recordó la falta de modales "Así no te eduqué, mira como me haces quedar mal, a veces me pregunto si realmente eres mi hijo o la puta de tu madre me engañó" Su madre era un tema aparte, solo salía a relucir para insultarlo "Debería darte en adopción pero eso me dejaría sin heredero" - Eh... Soy Adrien, Adrien Lévesque - Indica en un cambio de tema, diciéndolo con rapidez, alzando su barbilla con dignidad, mientras tendía su mano como si ofreciera un negocio, tal cual como había visto a su padre hacerlo, pero ese gesto fue para acallar la voz de su consciencia - Por cierto, siéntate, debe ser incómodo hablarme de pie cuando yo estoy sentado - Señala con su mano los asientos libre en su mesa, aunque la biblioteca estuviera llena de gente Adrien siempre estaba solo, por eso el trato con su compañero era más cordial, con modales refinados y gestos elegantes, volviendo a sentarse correctamente.

-¿Triste? Pero yo no estoy triste - Sin embargo el gesto en su mano, la calidez hizo que sintiera algo nuevo ¿qué era eso? ¿Por qué sentía como si quisiera llorar a pesar de no estar triste? "Porque eres un estúpido Hufflepuff por eso, solo sirven para llorar, no son nadie, no aportan nada" Aunque esa voz sonara amarga las palabras no dolían tanto al saber que tenía una mano sobre la suya, por mucho que creyera que no estaba triste, todo esto fue muy nuevo para él, por lo tanto estaba desconcertado y nuevamente le costaba mantener su fachada tranquila, libre de emociones, cuando por dentro no sabía que sentir.

- Si, es una de mis materias favoritas - Responde con rapidez, olvidándose de lo transcurrido con anterioridad, no le dio importancia por lo tanto no indagó más allá de lo que haya pasado, nuevamente el tema iba a algo que le gustaba, algo que había leído mucho - ¿Ves a los Thestral? -Aunque la pregunta la dijo con anterioridad, la volvió a repetir esta vez más emocionado, se olvidó de su ensayo, se olvidó de su dilema y se enfocó en algo que le llamaba la atención - Yo no puedo verlos, pero puedes decirme como son ¿es cómo los libros lo describen? tengo una mejor idea! -Exclamó ilusionado, sacando rápidamente un pergamino, su pluma y su tintero, el dibujar era una cualidad que se le daba muy bien - Velo describiendo y yo lo iré dibujando, así puedo hacerme una idea mejor - Y aunque no se diera cuenta, en su rostro se formó una leve sonrisa, una sonrisa sincera que si bien estaba llena de ilusión como cuando quería mostrarle un logro a su padre, esta vez no se empañaría por la desolación de un castigo o una indiferencia.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Mayo 15, 2017 5:25 am

La sorpresa que tuvo aquel muchacho frente a su posibilidad de ver a los Thestrales era extraña para Joshua, que parpadeaba mirándolo sin entender. Parecía haberse emocionado incluso por la forma en que cambió su posición, y entonces su emoción la apagó algo que Eckhart no pudo ver, sólo observó la respuesta que tenía el Hufflepuff al respecto. Mientras pensaba qué hacer al respecto, éste se presentó de una forma demasiado elegante. Por su apellido le resultó muy extraño, aunque su nombre era bonito y fácil de recordar para una cabeza que olvidaba cada nombre que escuchaba.

Soy Joshua Eckhart —se presentó, soltando el libro para estrecharle la mano con suavidad y algo de debilidad. Le costó darse cuenta de la mano que debía usar para saludarlo, pues usualmente usaba su zurda para todo, pero la gente normal saluda con la derecha. Éste también lo invitó a sentarse, haciéndolo a su lado con su característica timidez. Aún no soltaba el libro que tenía en los brazos, pensando en ponerlo sobre la mesa apretando los labios.

Pero le ganó descubrir el desánimo de Adrien, quien rápidamente corrigió no estar triste. Eso le era un poco extraño, pero no apartó su mano, lo dejó tocarlo. Fue el mismo Joshua quien decidió soltarlo después de un momento, sin querer contradecirlo a pesar de que estaba seguro que le estaba mintiendo. Sea de la manera que fuera, cambió el tema para volver a hablar sobre las criaturas mágicas. Con el poco tiempo que llevaba en Hogwarts, se había visto muy aventajado en dicha materia, pues la estudiaba desde antes de entrar al colegio.

¿Tú no puedes verlos? —le era más extraño eso que poder verlos, desconociendo mucho sobre sus características. Adrien era una pequeña caja de sorpresas, un enigma que no entendía: lo trataba mal, se emocionaba, se decaía y volvía a emocionarse. Una persona así escapaba a su comprensión. — Bueno… —iba a explicarle cómo eran antes de que lo interrumpiera diciendo que tenía una mejor idea.

Siempre había admirado a las personas artísticas: él no era una. Dibujar se le daba mal, no era bueno cantando y era algo torpe al bailar. Su único consuelo era que tenía manos hábiles que lo dotaban de la capacidad de tocar algunos instrumentos y podía llegar a hacer algunas figuras con sus manos con materiales maleables. Adrien quería dibujar un Thestral, mientras Joshua finalmente dejaba su escudo-libro en la mesa para poder mirar la hora aún en blanco con mucho interés.

Bueno, son como caballos… tienen patas delgadas que parece que no soportarán su propio peso… son muy delgados y tienen la piel oscura apegada a sus huesos… Las alas son semitransparentes y puede verse el hueso a contraluz… Sus rostros son… raros… parece que tienen un pico… —iba poco a poco recordando lo que había visto al llegar al castillo encima de un carruaje arrastrado por aquellos imponentes animales. Su sueño desde que vio uno fue tenerlo y cuidarlo. — ¿Por qué tú no puedes ver uno? —le preguntó, colocando sus brazos sobre la mesa, las manos encima del libro, colocando su barbilla encima de estas.

Adrien le daba curiosidad, pero prefería verlo ilusionado como se encontraba al dibujar que pensando en cosas que le hicieran tratar mal a los demás o ponerse triste. Se preguntaba qué lo había hecho sentir así, pero pronto decidió que no era asunto suyo y prefirió observar su dibujo. Decidió abrir el libro y buscar alguna imagen para ver si se le parecía, hojeándolo sin leer mientras prestaba atención a su compañía.

¿En qué año estás? —le preguntó. No sabía si estaban en uno distinto o en el mismo, pues no lo recordaba de ninguna clase. No es que le prestase mucha atención a las personas, por lo que era catalogado de prepotente y soberbio, aunque simplemente era porque le costaba prestar atención a las personas. Su mente siempre estaba llena de pensamientos que tenía que analizar antes de dar un comentario, haciéndole ver tímido y callado. Al final, cerró de nuevo el libro para ver el dibujo de Adrien cuando éste hubo terminado.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 932
Puntos : 690
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Lun Mayo 15, 2017 6:01 am

Cuando estrechó su mano en señal de presentación, no sintió la misma calidez que con su otra mano, aquella que en un gesto de... ¿consuelo? ¿amistad? ¿Podría considerarse eso amistad? Enfoque, debía enfocarse y no divagar en sus pensamientos. A lo que iba, no era igual, el primer toque le transmitió algo que nunca ha sentido, el segundo no le transmitió nada, como debería ser, pero nuevamente no le prestó atención a ese hecho, simplemente se concentró en escuchar el nombre de su compañero que iba a la casa en la cual debía ser asignado - Un placer conocerte Eckhart - Sonríe pero no es la misma manera que cuando habló de criaturas mágicas sino como algo cordial y frío, pareciendo más elaborado, un gesto pegado a su rostro.

Lo observó hasta que se sentó, ladeó la cabeza pero nuevamente recuperó su postura forzada, no debía hacer esos movimientos nada dignos - No, debería ser algo bueno pero tengo curiosidad por acariciarlos, sin embargo dudo mucho que pueda hacer eso, si no puedo verlos tampoco podría acariciarlos aunque no lo he intentado, sería cuestión de ir a dónde los guardan, aunque realmente no sé dónde es, así que creo que me aguantaré con las ganas hasta que pueda ver uno y tenerlo cerca - Su lengua parecía tener vida propia porque nuevamente hablaba de más, solo le había pasado eso con los elfo doméstico, ¿sería acaso que Eckhart tuviera alguna similitud con aquellas criaturas? No, sería imposible parecía un mago... "Un mago que no sabes si es digno de ti Adrien y ahí estás revelando tus secretos ¿Cuándo aprenderás a comportarte?"

Pero aunque la voz de su padre le hacía titubear, el que le empezara a relatar sobre cómo eran aquellos animales hizo que olvidara esos prejuicios por el momento, concentrándose solo en lo que le decía, haciendo un boceto con aquellas palabras que describían a los Thestral ¿qué tan delgado debían ser? Viendo como estaba quedando pensaba que lo que dibujara era un cadáver de caballo, sentía que no se parecía en nada a las criaturas de las cuales había leído. Aunque el dibujar le ayudaba, era como cuando un ciego quiere "conocer" a alguien, solo tanteaba su rostro, eso era lo que estaba haciendo Adrien en ese momento.

- No puedo ver uno porque... -Se tardó en dar una explicación, principalmente porque agregaba los detalles finales del dibujo, él no podía hablar y dibujar al mismo tiempo debido a que todo su cuerpo se enfocaba en la acción del arte, al menos era algo en lo que estaba orgulloso de sí mismo, el problema era con las alas, hacerlas transparentes como las describía, con el material que estaba usando era muy difícil así que prefirió dejarlo con ese aspecto calaverico - La razón es triste en realidad, es por eso que tienen mala reputación aunque el animal en sí no haya hecho algo malo, pero es porque los que lo pueden ver han presenciado la muerte de alguien, no recuerdo bien porqué, solo se que es eso, tal vez deba volver a leer de ellos, son realmente fascinantes aunque es raro que alguien como tú pueda verlo digo ¿qué edad tienes? A menos que seas de esos casos que tienen un cuerpo muy pequeño para su edad - Volvía a hacerlo, volvía a hablar y hablar sin medir sus palabras, pero un sentimiento que no exteriorizaba se presentaba a cada momento que abría la boca, era como alegría, entusiasmo a la vez que estaba nervioso, quizás quería tener la aprobación de esa persona así como buscaba la aprobación de su padre o podría ser porque con los nervios solo trataba de cubrir los silencios para evitar escenas severas como las que presenciaba con su padre.

-Estoy en primero - Después de tanta charla se quedaba callado, miró su dibujo recordando que no se lo había mostrado - Mira... ¿así luce un Thestral? - Se lo pasa aunque sus manos temblaban involuntariamente, era algo leve y es que estaba temeroso ¿lo rompería? ¿le diría que dibujaba mal? ¿lo vería y luego lo tiraría como si no valiera nada? Era como si buscara alguna aceptación por parte del niño, si no tenía la aceptación de su padre podría tenerla en otro lado, solo que su mente no analizaba el porqué hacía aquello, simplemente solo esperaba con nerviosismo que el otro diera su aprobación

Dibujo:

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Mayo 15, 2017 7:01 am

Ahm… Joshua está bien, no tienes por qué hablarme del apellido… También es un gusto conocerte… —le dijo, sintiéndose incómodo por esa sonrisa vacía. Las sonrisas forzadas no valían nada para él, era sólo un gesto que no merecía pena ni gloria. Sólo los profesores lo llamaban por su apellido, así que se sentía sumamente raro que un chico que aparentaba tener su edad más o menos lo llamase así. Era una formalidad que no le gustaba mucho, así que esperaba que no fuese insistente y accediera con facilidad a utilizar su nombre de pila para hablarle.

No estaba entendiendo nada de su conversación, ¿los Thestrales eran invisibles? ¿Por qué? Parpadeaba mirándolo con curiosidad mientras Adrien hablaba y hablaba, así como él pronto comenzó a hablarle acerca de aquellos animales y su deseo de tocar uno y ver uno de cerca. Sus cejas se fruncieron un poco, no entender no le gustaba en lo absoluto, pero comenzó a describirle físicamente a uno de esos hermosos caballos para que pudiera dibujarlo, moviéndose en su asiento en diversas ocasiones, esperando a que él terminase de dibujarlo, notando desde su lugar que era muy bueno con ello.

Rascó su mejilla cuando comenzó a darle la explicación, distrayéndose pronto con los detalles de su dibujo, y entonces comenzó a hablar en realidad. Cuando mencionó ese detalle importante que ignoraba: “han presenciado la muerte de alguien”, su cabeza se quedó en blanco como pocas veces conseguía hacerlo en su vida. — Once… —le contestó cuando le preguntó por su edad, mirándolo con un poco de confusión. No había entendido hasta entonces la seriedad de la situación, y ahora era su cabeza la inquieta. Las imágenes rojas y negras, los gritos, el fuego, la dama, todo colisionó dejándolo sin saber qué decir un momento.

Entonces le da el dibujo y la reacción de Joshua no se hace esperar. — ¡Vaya, dibujas realmente bien! ¡Y tan rápido! ¡Te ha quedado muy bonito! En las alas, aquí, tienen un tejido muy delgado, así como también aquí —señalaba las partes del cuerpo que parecían no tener carne. — Yo no le vi pelo, y su cara se parece a un caballo y a un ave al mismo tiempo —le dijo, emocionándose rápidamente. Valoraba mucho a la gente que dibujaba y no podía esconder cuando algo de verdad lo entusiasmaba, sonriendo inquietamente.

Quería pedirle si podía conservar el dibujo, quería guardarlo, pero tenía miedo. Era uno de esos fallos en su educación: su padre lo había enseñado a que poseía derecho de poseer cualquier cosa, y no era educado pedir las cosas, así que al final se quedaba sin la menor idea de qué hacer. Miraba el dibujo y seguía mirándolo, era muy bonito. Algo alejado de la realidad, pero no dejaba de ser precioso, sus olivas ojos brillando en la ilusión de poder haber sido partícipe de aquel dibujo: ¡él lo había descrito! ¡Y Adrien dibujó lo que él describió!

Eres todo un artista, vaya, todo el mundo debería ver tu dibujo, así sabrían cómo lucen todos los que no lo puedan ver —fantaseaba consigo mismo, olvidándose de su timidez, de la inicial hostilidad, de todo. Su padre seguramente suspiraría abnegado y negaría con la cabeza de sólo verlo ser tan abierto con un chico que acababa de conocer, pero eso no le preocupaba ahora mismo. — ¡Deberías dibujar otras criaturas mágicas! Podrías hacer tu propio libro ilustrado —Joshua no escatimaba en halagos cuando verdaderamente algo lo asombraba, aunque eran pocas cosas las que lo conseguían.

Finalmente la emoción comenzó a bajar y dejó el dibujo en la mesa, relajándose contra el respaldo de su silla con una sonrisita animada. Si tan sólo en ese tiempo las cámaras fueran populares le tomaría una fotografía, aunque no iba a ser el caso. Además que a Joshua de por sí le iba a costar entender el funcionamiento de una cámara, que en el mundo mágico eran más bien poco usuales. Se preguntó cómo sería poder dibujar como Adrien y se vio dibujando cosas maravillosas que más bien parecían representaciones de la realidad.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 932
Puntos : 690
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Lun Mayo 15, 2017 7:46 am

¿Qué no le hablara por el apellido? Casi hace un gesto de terror puro ya que para hablar con respeto y educación deberían llamarse por sus apellidos, no sabía que responder, empezó a balbucear como si no se conociera las vocales del alfabeto diciendo "ah...uh... eh" varias veces hasta que cayó en cuenta de que estaba haciendo el ridículo ¡Nunca le había pasado aquello! Tuvo que recobrar las postura ¿qué hacer? ¿qué hacer? ¿cómo debería tomar aquello? - Creo que puedes llamarme Adrien uhm... si... eso... si yo te llamo Joshua tu también deberías llamarme Adrien porque ese es mi nombre... - ¡Que alguien le de una bofetada! ¿Qué clase de respuesta fue esa? Todo iba tan bien y él estaba empezando a actuar como... como un elfo doméstico... UN ELFO DOMÉSTICO ¿Qué diría su padre? Capaz lo envía a otro internado al saber que Hogwarts dejó a su hijo más idiota de lo que era, solo faltara que empezara a decir "Adrien es mal elfo al llamar al amo Joshua por su nombre, ¿debe Adrien plancharse las orejas?" No, mejor que no empezara a hablar como uno, de solo pensarlo un escalofrío recorrió su cuerpo

Y todo eso por llamar a alguien por su nombre "Patético" Era el adjetivo que su consciencia repetía una y otra vez, demostrando que la educación de su padre no había servido para ese momento -¿once? oh entonces eres de mi edad -Murmura, no queriendo hablar de más, ya bastante avergonzado se sentía por su anterior comportamiento como para armar otra escena similar, aunque estaba aliviado que no fuera alguien mayor porque sino su humillación hubiera aumentado.

Cuando el tema regresó al dibujo, Adrien se sintió aliviado, tanto que pareciera que un peso se le quitara de los hombros, suspirando y volviendo a emocionarse, aunque ante el halago se había sonrojado ¡Nadie le había dicho tales palabras! - ¿En verdad te gusta? Oh vaya, bueno con tu descripción así es como me lo imaginaba, pero creo que ya tengo una idea más clara de cómo son ¡Gracias! - Porque por muy superior que te creas a los demás siempre debes agradecer, bueno no siempre, en este caso porque la transacción era válida, no quería ofender a su ¿socio? porque si se ofendía a un socio puede que a futuro no quiera negociar contigo.

Sus mejillas estaban sonrojadas, sentía el calor cubrir su rostro, nuevamente esa sensación se parecía a cuando le tomó la mano y le habló de su tristeza, vaya, cada vez más lo asociaba con un elfo doméstico pero no podría decirlo, eso sería un insulto, más si era un sangre limpia, aunque eso ya no importaba ahora ¿o si? ¿si Joshua fuera un sangre sucia podría seguir siendo...? ¿socios? -¿Eh? Ah, gracias no creo que sea un talento muy útil, son pocos los artistas que ganan dinero -Además el debía ser el heredero perfecto, los negocios pasarían a su mano, no tendría tiempo para estar dibujando, sin embargo las siguientes palabras le animaron - ¿en serio? ¿De verdad te gustó tanto? - Nunca había tenido una reacción tan buena como la tenía la persona frente suyo, mira que sugerirle hacer un libro ilustrado, pues pese a poder fotografiar algunas criaturas, habían otras que solo pocos podían verla.

Estaba tan contento con sus halagos que no se dio cuenta en ningún momento de que el otro muchacho pareció haber entrado en shock cuando le dijo la razón por la cual se podían ver los Thestral - Oye.... si te gustó mucho puedo dártelo, no voy a hacer nada con él, velo como un pago - Si, un pago por sus lindas palabras, aunque era inconsciente que sus palabras podrían mal interpretarse, incluso ser ofensivas ya que él simplemente veía todo como una negociación, donde había tenido muchos beneficios, era hora de atribuírselos a Joshua -Además, no podría haberlo dibujado sin tu ayuda, así que gracias -sonríe sin darse cuenta de lo abiertamente sincera que era su expresión alegre, en ningún momento llegó a pesar que el chico deseaba su dibujo- Aunque si no lo quieres no hay problema - Estaba acostumbrado a que estos no tuvieran un buen final, lastimosamente conservaba poco de sus dibujos pues la mayoría se los enseñaba a su padre él cual nunca los guardaba- ¿qué otra criatura te gusta? ¿Conoces los hipogrifo? ¿las harpía? ¿Qué otras criaturas has visto? - No puede dejar de preguntarle aquello, cambiando el tema de nuevo, parece que tanto tiempo ajeno a la sociedad estaban pasando factura en ese momento, además de la curiosidad por saber sobre más animales puesto que la única criatura que él vio eran los elfos domésticos y un poco del calamar gigante, pero ese fue como los Thestral, sabía que estaba ahí, podía ver las consecuencias de sus acciones, pero no llegaba a ver un tentáculo, seguro la criatura le odiaba, pero ni con ese pensamiento dejaba atrás su alegría por tantas palabras maravillosas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Mayo 15, 2017 8:20 am

Adrien pareció extrañarse muchísimo por haberle pedido que lo llamase por su nombre, como si nunca en su vida le hubiese ocurrido. ¿Había hecho mal en pedirlo? Balbuceaba y se veía gracioso, pero por respeto no se burló ni hizo nada, sólo lo miró hasta que recobró, más o menos, la compostura. Entonces le fue imposible no sonreírse traviesamente, decidiendo que, quizá, podía molestarlo un poco. — Entonces tú llámame Joshua, porque ese es mi nombre y así me llamo —usó la redundancia como lo hacía aquel chico de acento extraño, aunque sólo pretendía molestarlo un poco, no quería burlarse de él ni que creyese que se estaba metiendo verdaderamente con su pequeño lapso de apagón mental.

Asintió con la cabeza, era lo normal que ambos tuviesen once si eran del mismo curso, pues eso lo habían sabido pronto en cuanto Joshua lo preguntó. Pronto habían pasado a ser dos chiquillos emocionados con los Thestrales. La forma de ver la vida de ambos era distinta. La del Ravenclaw era más o menos “Eres mejor que todos y por eso tienes que demostrar una educación excepcional”. Y eso a veces le traía confusiones como la que ahora tenía: ¿pedirle el dibujo porque podía hacerlo o no hacerlo porque era maleducado?

Pues yo creo que es un talento genial —le dijo con un tono de voz que no admitía que lo contradijera. Cada quien tenía sus ideas y la suya era que los artistas molaban, el otro no tenía derecho a intentar convencerlo de lo contrario. Asintió un par de veces con la cabeza cuando le preguntó si en serio tanto le había gustado, siendo totalmente honesto en su actitud. La vida lo iba a llenar más tarde de ironía. Aunque, creyendo que nada podía ser mejor, lo miró con los ojos bien abiertos cuando le ofreció quedarse el dibujo: ¿pago? Qué importaba. — ¿De verdad puedo? —le preguntó, sin creérselo. — Muchas gracias.

Lo dejó en la mesa con suavidad, no quería doblarlo ni maltratarlo. Iba a colocarlo en un buen lugar de su dormitorio donde no se hiciese daño. Le sonrió ampliamente a Adrien, sin haber imaginado que aquel chico iba a terminar siendo tan agradable. Él también esperaba ver al calamar gigante, lo había estado deseando ver, a veces pasaba sus tardes en el lago para esperarlo, pero siempre se quedaba plantado en una cita que nunca se concretó en realidad. Era una verdadera pena que no pudiese verlo.

Bueno, antes vivía un Augurey cerca de mi casa y a veces le daba un poco de comer pero a mi padre no le gustaba que lo hiciera… Mi vecino tenía un Crup y a veces me dejaba sacarlo a pasear —le contó un poco de lo que se acordaba, encogiéndose alegremente de hombros. — Me gustan los caballos alados, a veces voy a ver las carreras, aunque nunca he visto a un hipogrifo ni a una arpía… —le comentó brevemente. — ¿Y tú? ¿Cuáles te gustan? ¿Has visto algunas raras? —decidió devolverle las preguntas para seguir hablando sobre aquel tema tan interesante.

Aunque de pronto se dio cuenta de algo. De pronto, en su cabeza, resonó la voz del profesor de Defensa contra las Artes Oscuras regañando a todos los que no tuvieron un buen rendimiento en un ensayo que presentaron. No había sido su caso, pero se temió que sí fuera el de Adrien. ¿Estaba interrumpiendo? No lo creía, si antes parecía estar descansando. Prosiguió con quitándose el gorro un momento para acomodarse el cabello y volvérselo a acomodar. Jugueteó con sus dedos un poco, como si se estuviese dudando qué era lo que tendría que hacer en realidad, aunque entonces aclaró la garganta con un gesto resuelto.

¿Cómo te fue con el ensayo de Defensa contra las Artes Oscuras? —decidió preguntarle. Si era de los regañados que tenían que presentar otro ensayo, él podría ayudarlo a escribirlo para que ya no tuviese más problemas con aquella materia, aunque si bien su enfoque que había estudiado de casa no era cómo defenderse sino cómo atacar, eso mismo le había sido suficiente para hacer un ensayo con nota impecable. Poco a poco iría aprendiendo a defenderse cuando conocía la teoría de los ataques, además de que aquello iba de la mano.

Volvió su mirada al dibujo, su nuevo dibujo, y trató de pensar dónde ponerlo. Y le iba a lanzar un tragababosas al valiente que tuviese la idea de quitarlo de su sitio o hacerle daño, aunque aún no le salía muy bien esa maldición, podría intentarlo sólo para defender su preciado dibujo que le daba más o menos la idea del tipo de chico que era Adrien. Uno no tan desagradable como antes pensó.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 932
Puntos : 690
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Lun Mayo 15, 2017 9:18 pm

Abrió los ojos sorprendido con la respuesta que obtuvo, se avergonzó aún más por su lapsus temporal, sabía que quedó como un idiota pero que se lo confirmara de esa forma sutil solo aumentó su bochorno, intentó con todas sus fuerzas que no se le notara sin mucho éxito pues desde hace un rato que había dejado de ser inexpresivo, la compañía de ese chico derrumbó su fachada de forma casi inmediata así que sus emociones estaban a flor de piel, tan palpables y evidentes que después de la vergüenza vino el enojo. Un enojo leve, digno de un joven de once años pues se cruzó de brazos viendo al Ravenclaw con su labio inferior curvado, definitivamente aquello era un puchero - Pues yo pensaba que Joshua era el nombre de tu elfo doméstico - Habla con sarcasmo pero sin malicia, era solo un contraataque leve, solo para molestar al otro como este le molestó a él.

Pero toda molestia se borró de su rostro nuevamente le estaban halagando, aún más se sorprendió por el tono con que el otro habló, conociéndolo muy bien pues era el que su padre usaba para advertirle que si seguía insistiendo en algún tema la pasaría mal. Aquello le intimidó, quedándose en silencio por varios segundos cuando antes no dejaba de hablar, sin embargo analizando el contexto debería sentirse feliz de que creyera que su arte no era algo inútil sin futuro, claro que Adrien no pensaba ser artista, la verdad ni sabía que quería estudiar a futuro, por ahora solo haría lo que querían de él - Eh no es nada - Nuevamente cerró su boca pero sonrió con timidez, ahora viendo sus manos sin saber que más decir, al menos con respecto al dibujo y a los Thestral.

Porque nuevamente se vio en una conversación sobre criaturas mágicas, olvidándose de lo ocurrido anteriormente, después de todo era alguien que no guardaba rencor y dejaba todo atrás - ¿Pudiste acariciar al Augurey? Es raro que permitiera que lo alimentaras, seguro le caíste bien, según sé son tímidos - Si un Augurey se acercó al chico entonces no era mala persona, le daba más confianza para hablar, ahora sabiendo con certeza que no es un nacido de muggles, su padre estaría orgulloso de que conoció a Joshua, se estaba rodeando de las personas correctas. Pensaba con ilusión - Vaya conoces muchas criaturas mágicas - Comentó ilusionado, pero ante la pregunta ajena solo se encoge de hombros - Soy algo débil, algunas criaturas me producen alergias tan fuertes que paso mucho tiempo en cama, mi padre me sobreprotege mucho así que no salgo de casa, la única criatura que he visto ha sido los elfos domésticos y al semi gigante que tiene Hogwarts - Pero pese al tema sonríe, no dijo del todo mentiras, pues era alérgico al pelo de muchos animales, por lo menos no podría estar cerca de un Crup, Kneazle y mucho menos cerca de un Puffskein, sin embargo mintió sobre su padre, siempre lo hacía porque no quería que creyeran que era alguien malo, solo sus métodos de enseñanza no eran los correctos.

- Pero seguro podré conocer algunas estando aquí, empezando por el calamar gigante ¿has podido verlo? A veces estudio cerca del lago para ver si se asoma pero lo más que he visto son ondulaciones que no sé si es producto de él o de otras criaturas - Comenta con pesar y alegría, aunque no lo haya visto no quiere decir que se rendirá, tiene 7 años para observarlo - A veces le hablo para ver si se aparece no he tenido éxito tal vez lo agarro cuando está durmiendo - Sonríe, sus ojos brillando de emoción, tanto que parecían cambiar de color, de un ámbar ahora tenían tintes verdosos.

Ah ¿por qué tenía que recordar esa materia justo ahora? Estaba feliz hablando de criaturas, pero al final, con resignación recordó que tenía que hacer un nuevo ensayo así que estaba agradecido porque sino nunca lo haría - No me va bien, casi repruebo el ensayo, como castigo nos ha dado otro pero tiene que duplicar el largo del primero - Suspira - No se por dónde empezar - Reconoce, en esa materia está muy perdido, aunque digan que es de utilidad, no logra entenderla, tal vez es muy idiota o un sin neuronas - Supongo que a ti te fue bien ¿verdad? No estarías aquí pensando en caballos voladores de lo contrario aunque puedo equivocarme -Corrige con rapidez, temiendo haber sacado conclusiones muy temprano o que fueran erróneas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Mayo 15, 2017 9:56 pm

Le dio mucha gracia ver la expresión de Adrien, como un puchero curioso y se cruzó de brazos. Era un chiquillo divertido que intentó molestarlo diciéndole que Joshua era el nombre de su elfo doméstico. Sólo soltó una pequeña risa por ello, él tenía un elfo doméstico, aunque su padre siempre lo tenía a su lado cumpliéndole lo que le pedía, así que sólo lo veía cuando veía a su padre. Es decir… no con mucha frecuencia. De cualquier modo, no usó otro contraataque ni tampoco se sintió ofendido, sólo pensó que era un poco torpe por haberse avergonzado tanto sólo porque le pidiese llamarlo por su nombre de pila.

Estaba muy emocionado de que le quisiera dar su dibujo, sin haber notado que aquel pequeño autoritarismo había conseguido intimidar un poco a Adrien. Joshua tenía una serie de personalidades que podían cambiar mucho: en cierta parte estaba ser el hijo de un hombre importante, orgulloso y autoritario que se sentía con poder de tenerlo todo. Otro Joshua era aquel tímido que no quería hablar con nadie, que no sabía cómo actuar con las personas y prefería un buen libro antes de complicarse la existencia. El último, pero no menos importante, era ese chiquillo que se entusiasmaba fácilmente por las cosas que más le gustaban. Quizá el más verdadero de los tres.

Mira, es muy tímido, pero tú le pones comida y te quedas quieto, muuuy quieto, no te muevas ni un poquito. A veces tarda mucho tiempo, pero al final viene. Si te quedas muy cerca de la comida se va a asustar, así que debes estar lejos y muy quieto… Si consigue acostumbrarse a comer contigo presente, te dejará tocarlo un poquito, pero sólo un poquito, porque entonces se irá a esconder —le explicó su técnica milenaria para poder convivir con el Augurey, la criatura que cantaba antes de que llegase la lluvia. Conocía algunas criaturas así y le agradaba mucho convivir con ellas.

No obstante, le dio un poco de pena saber que Adrien era débil y tenía alergias. Él no tenía alergias, o al menos que Joshua supiera, así que nunca se había preocupado por cosas de ese tipo. Se preguntó cómo sería un padre sobreprotector, el suyo siempre ausente lo hacía sentir que siempre tenía cosas más importantes que hacer que estar con él. Trató de no pensar mucho en eso mientras volvía a sonreír, ya luego se acomplejaría por saber que en las familias normales hay padres presentes que no era su caso. Su padre era un hombre exigente que pedía de más alegando hacerlo por su bien.

Pues no he conseguido ver todavía al calamar gigante yo tampoco, a veces me quedo mucho tiempo en el Lago Negro para ver si sale a saludarme pero creo que es muy tímido —le dijo con un pequeño gesto de disgusto, aunque pronto Adrien le dijo un secreto: que hablaba con el calamar. — ¡Yo también intento llamarlo! Pero no quiere venir, creo que no le gusta la gente —le dijo, emocionándose sin querer de saber que no era el único que hacía ese tipo de cosas que algunos encontraban raras o al menos tontas.

No obstante, decidió preguntarle por el ensayo, pues no quería distraerlo. Como se temió, él era uno de los que habían sido regañados por éste, parpadeando mientras pensaba un poco. Asintió con la cabeza un par de veces al escucharlo soltar la hipótesis de que le había ido bien, aunque había estado preguntándose de qué valía si al final no había conseguido el reconocimiento de su padre. Quizá todavía le faltara más para demostrarle que era un gran estudiante que se esforzaba por sus notas y por estar a la cabeza de la clase.

Uhm~… ¿Qué te parece si te ayudo? Puedo explicarte los temas de tu ensayo para que después lo escribas con tus propias palabras —le sonrió, esperando poder servirle de ayuda mientras se encogía un poco de hombros. A veces no le gustaba ofrecer ayuda por miedo a que pensaran que era un sabelotodo, pero pensaba que podría ayudar un poco a su compañero sin que a éste le molestase.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 932
Puntos : 690
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Mar Mayo 16, 2017 3:29 am

Escuchaba con atención las descripción de la criatura, entendiendo la estrategia, sonrió era una táctica muy válida para criaturas tímidas, después de todo tenían que comer, aunque al inicio desconfiaran de uno con perseverancia se podría lograr las cosas. Pero, ¿Qué iba a saber él? Su elfo doméstico, Perry no era una criatura tímida así que no ha tenido oportunidad de poder experimentar con una criatura, de cierta forma se sintió envidioso de lo que el otro le contaba pero rápidamente se reprendió por sentir esas cosas "La envidia, cuando tu la sientes es algo absurda, tienes todo lo que quieres, los demás son los que deben sentir envidia de ti y no al revés" su consciencia le recrimina por caer tan bajo, aunque realmente se siente mal y nada tiene que ver con esas palabras sino porque Joshua era un niño que se acercó a él, que seguía a su lado a pesar que podía dejarlo cuando quisiera, no merecía que le envidiara sino más bien que le admirara por conocer cosas que él no.

- ¿En serio? No te he visto en el lago, aunque puede ser que vayamos a distintas horas. Tal vez es tímido, hay que acercarse a él como lo hiciste con el Augurey, solo hace falta saber que come el calamar, ver si podemos atraerlo - Comenta con renovadas energías, no se le había ocurrido atraerlo con comida pero si le funcionó al Ravenclaw con una criatura tan tímida como el pájaro, podría funcionar con el calamar ¿Por qué no pensó en eso antes? "Porque tu mente no está apta para pensar, hasta el Sombrero lo supo y por eso te envió a esa casucha" Buscó de ignorar su consciencia sabiendo que tenía razón, su mente no era como la de las águilas, él se guiaba por lo que le decían, no mostraba más motivación por los estudios a excepción de dos o tres materias, si sus calificaciones eran buenas es porque su padre se lo exigía pero no porque él mismo sintiera que debía estudiarlas.

Luego estaba el caso de DCAO, ni Historia de la Magia le iba tan mal como esa materia y ¡eso que se dormía en las clases del profesor Binns! Tal vez debía hablar con el profesor, ver porqué no entendía, porque era tan malo con ella, pero al parecer no era necesario cuando su compañero le propuso ayudarle ¿Estudiar juntos? Estando acostumbrado a estar solo no pensaba que alguien se ofreciera - Claro - La voz le sale en un tono bajo, carraspea con la garganta, no debe mostrar inseguridad - Me gustaría mucho si me ayudaras, en verdad no se por dónde empezar el ensayo, se supone que son encantamientos y maldiciones que te ayudan a defenderte, se me da bien encantos pero no sé porqué los de esta materia no logro realizarlos ¿Soy yo? ¿Soy idiota? - Sin darse cuenta que esas preguntas las hizo realmente y no las pensó como suponía - Me alegra que te ofrecieras, pensaba pedir ayuda al profesor, clases extra para saber que hacía mal, pero menos mal que no tengo que hacerlo - Le aliviaba bastante, sobre todo porque le daba nervios estar con un adulto y más que estaba seguro le insultaría, le negaría las asesorías, le daría por un caso perdido (al menos ese era su pensamiento)

-¿Tienes alguna clase favorita? La mía es pociones y por supuesto Cuidado de Criaturas Mágicas, ese libro que tienes te ayudará con los Thestral - Sonríe animadamente mientras sacaba su libro de DCAO junto con otro pergamino - Me están pidiendo 40 cm para el ensayo sobre la maldición Saltator auris, los efectos que tiene, para qué usarla y eso - Indica con timidez a la vez que estaba desesperado, si a penas pudo entregar un ensayo de 20 cm ¿Cómo esperaba que pudiera desarrollar uno del doble de longitud? ¿Estaría abusando de la oferta ajena? - Aunque aprecio tu ayuda si no quieres o si te parece mucho puedes decirme cuando te canses, estoy tomando tu hora de almuerzo, hablando de eso ¿almorzaste? Es raro que haya alguien aquí a estas horas a menos que te saltes la comida o comas muy rápido - Habla con genuino interés, tampoco quería agobiar al niño con sus problemas, se acababan de conocer  y si bien él se ofreció para ayudarlo tenía miedo de mostrar su ineptitud en el tema.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Mar Mayo 16, 2017 5:43 am

Eso es posible —le sonrió de forma agradable, aunque entonces escuchó aquel comentario respecto a darle de comer al calamar y quedarse quieto, tal como lo había hecho con aquella ave. Ni siquiera le importó preguntarse por qué hablaba en plural. — ¡Genial! Buscaré un libro sobre calamares gigantes para descubrir qué es lo que comen y entonces vamos al lago y lo intentamos atraer —le sonrió, bastante animado por aquello. No le preocupaba nada en ese momento, se había olvidado hasta del pellizco de hambre que sentía en el vientre pero que ignoraba, pues sentía que podría vomitar si llegaba a comer alguna cosa por pequeña que fuese.

Pero entonces se distrajo con aquella otra materia, notando que su compañía no estaba teniendo el mejor momento respecto a ella, pensando un poco. El profesor seguramente sería agradable y lo apoyaría en lo que necesitara: ¡para eso eran los profesores! A él le gustaba estudiar por su propia cuenta, un alumno proactivo que siempre trataba de estudiar más de lo que correspondía, pero sabía que no con todos sus compañeros era así. Adrien parecía un chiquillo bastante inseguro a los ojos verdes, que lo inspeccionaban y lo desmenuzaban, tratando de descifrar sus sentimientos que le eran tan extraños como lo era cualquier cosa muggle. Entonces escuchó aquella pregunta, ¿idiota?

No eres un idiota, no digas eso —o, bueno, no lo sabía, pero al menos en aquellos minutos le pareció inteligente, ¡sabía mucho de los Thestrales y era bueno dibujando! Lo sujetó de una de sus manos con suavidad, queriendo que lo mirase a los ojos. — Los encantamientos son difíciles y más si quieres proteger… Pero siempre puedes encontrar algo que te ayude a concentrarte mejor —trató de apoyarlo un poco. No lo conocía de nada, pero realmente le apenaba verlo creyéndose inferior mientras aparentaba pensar ser superior a todos los demás, juzgando por el primer impacto de cómo le hablo.

Se preguntaba qué tan difícil sería hacer el ensayo que Adrien tendría que hacer, suspirando mientras pensaba un poco y éste volvía a interrumpir sus pensamientos preguntándole por su clase favorita. Adrien hablaba mucho, muchísimo y eso le resultaba divertido. Trató de recordarlo de alguna clase de Cuidado de Criaturas Mágicas, aunque la verdad no conseguiría hacerlo pronto, encogiéndose de hombros antes de volver a sonreír.

Eso espero, a mí me gusta mucho Cuidado de Criaturas Mágicas y Astronomía, me parecen muy interesantes —le confesó con una sonrisa relajada, aunque un poco pequeña. Usó una posición pensativa cuando le dijo la maldición de la que tenía que escribir, quedándose quizá demasiado tiempo callado. — ¡Son sólo cuarenta centímetros! No es mucho, no te preocupes… De todos modos no tengo hambre —se excusó, removiéndose incómodamente en su silla antes de volver a dejar aquello a un lado para disponerse a pensar en el ensayo.

Comenzó entonces a contarle de aquella maldición. Hacía que las orejas de la víctima se agitaran vigorosamente, entonces poniéndose a contarle los motivos por el que la usaría, que eran en su gran medida una distracción para los magos. También le comentó lo molesto que debía ser tener sus orejas removiéndose mientras intentaba concentrarse en atacar o hacer alguna parecida. Trató de ser lo más detallado que él y su conocimiento podían aplicar para entonces ayudarlo a redactar su ensayo, diciéndole algunas palabras que pudiera usar o algunas frases completas de las que hiciera uso. No se distrajo ni un momento hasta que Adrien consiguió poner el punto final de su ensayo.

¡Y ya está! No es tan complicado, ¿ya lo ves? En Defensa Contra las Artes Oscuras siempre hay algo que ayuda de una manera o de la otra, y eso es imaginar cuáles son las aplicaciones que puedan protegerte de que el otro mago tenga esa maldición —le sonrió animadamente, volviendo a tomar su libro y jugueteando un poco con él, acariciándolo y abrazándolo antes de dejarlo. Era una manera inconsciente de liberar un poco su cabeza de los nervios de sentirse demasiado hablador. No acostumbraba a hablar tanto.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 18.660
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 932
Puntos : 690
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Mar Mayo 16, 2017 6:24 am

Adrien no se había dado cuenta que habló en plural cuando opinó qué hacer para conquistar al calamar gigante, no se percataba que con cada palabra dicha los acercaba más, era como idear una travesura pero era una travesura sin malicia, solo por curiosidad porque ninguno ha visto a aquella criatura muy famosa de Hogwarts, eso solo los estaba uniendo más y más a tal punto que dejaban de ser desconocidos, había camaradería formándose entre ellos, de forma tan sutil solo por compartir gustos en una asignación - Si, tal vez sea amistoso, yo te ayudaré con eso sé que soy de Hufflepuff pero también puedo leer - Sonríe, no había malicia en sus palabras, era más como su mantra personal para sobrellevar su selección de casa, tampoco pretendía hacer sentir mal al Ravenclaw, solo buscaba la forma de hacerse notar que podía ser tan inteligente como uno.

Que dijera que no era un idiota eso sí fue una sorpresa ¡Un Ravenclaw reconoció que tenía potencial! Su corazón se aceleró ante la idea de que si le enviaba una carta a su padre diciéndole eso tal vez no se enojaría tanto por no quedar en la casa que deseaba, incluso se imaginaba que estaría orgulloso de él. Por tales pensamientos su rostro desbordaba felicidad, anhelo e ilusión - Gracias, es solo que me frustro, ningún hechizo me ha salido bien, puedo hacer un Wingardium Leviosa bien pero no un Saltator auris - Se justifica, nuevamente la calidez se apoderaba de su mano, observando el gesto, luego a Joshua, tenía temor de preguntar porqué le tomaba de la mano si no eran novios, tenían once años, era imposible pensar en eso pero ¿y si su físico lo atrajo y por eso le está ayudando? No, no, que no era edad para esas cosas pero ¿qué otra cosa representaba ese gesto? Solo lo ha leído en libros de literatura, en novelas donde la pareja tienen un lindo encuentro y se toman de las manos. Sea como fuera prefirió dejar que hiciera eso, si lo rechazaba tal vez se fuera y lo abandonara ¡Él quería seguir hablando con su compañero!

- En la biblioteca no se puede comer pero ten, para cuando te dé hambre - Gira su cuerpo, buscando en su bolso y sacando diferentes envoltorios de dulces de Honeydukes, la mayoría era chocolate, había rana de chocolate, varita de chocolate, esqueleto de chocolate, bombones explosivos y barras de chocolate, a Adrien no podía faltarle ese dulce, aunque en realidad tenía un gran diente dulce sus confites favoritos se dejaban apreciar con la cantidad de cosas que sacó - Son todos tuyos, no reemplaza una comida pero te mantendrá hasta la cena, no te preocupes en el baúl que está en mi habitación tengo más, es en agradecimiento - Respondía con rapidez, temiendo que le pareciera exagerado o rechazase su regalo, el primero que hacía para alguien que no era Perry o su padre.

Mientras había buscado los dulces estaba escuchando la explicación, nunca se le ocurrió verlo de tal forma - Oh es genial, sé que 40 cm parece poco, pero yo si apenas había podido escribir 20cm - Entonces empezó a escribir su ensayo, queriendo apurarse para tenerlo listo y pasar más tiempo con Joshua - Yo tengo que hacer eso - Deteniendo su escritura, su letra era estilizada, digna de una educación con clase - pero no quiero retenerte el tiempo que me tome hacer el ensayo, tal vez ni te hable para concentrarme y ¡no mal entiendas! Me está agradando tu compañía pero si tienes otra cosa que hacer pues no quiero que esperes por mi, me has ayudado bastante y lo agradezco, pero no quiero aburrirte - Comenta al final inseguro, dudoso de que eso que dijo era lo que deseaba expresar con muchas preguntas, con temor a que creyera que lo estaba echando ¡Porque esa no era su intención! Se iba a sentir culpable si el otro terminase odiándolo o enojándose con él, estaba asustado que pensara que solo lo había usado para el ensayo, así que desvió su mirada al pergamino para no ver el rostro del águila.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.