Situación Actual
19º-25º // 27 de julio -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Denzel S.Mejor PJ ♂
Caroline S.Mejor PJ ♀
Gwendoline E.Mejor User
Ryan G.Mejor roler
Andreas & NailahMejor dúo
Gwendoline E.Trama Ministerio
Aaron O.Trama Área-M
Freya H.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Bienvenue dans ma réalité [Priv. Adrien Lévesque]

Laith Gauthier el Vie Mayo 26, 2017 10:53 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Una de las cosas que más disfrutaba de los fines de semana era ir a Hogsmeade. Era un hombre sencillo aunque muy ocupado, por lo que cuando tenía oportunidad iba ahí, compraba algunas cosas y luego se disponía a conversar con los alumnos de Hogwarts. Sabía que lo estaban pasando mal y él tenía esa extraña aura que transmitía calma y confianza, por lo que siempre estaba dispuesto a hablar con un chiquillo que necesitara algo de apoyo o unas palabras de aliento para poder seguir con su semana y su día a día.

Había comprado algo de tinta que tapó bien al meter a su mochila, algunos artículos de broma para sus amigos, un par de objetos mágicos y algunas cosas de un boticario escondido en el pueblo mágico para hacer algunas pociones simples. Todo lo metía en su mochila que llevaba a la espalda, era nomaj y sin embargo no pesaba mucho con las cosas que traía encima. Se había puesto a hablar con un grupo de chicas durante un rato que le contaban cosas del castillo y él a cambio les daba algo de información de ahí fuera en Londres.

Acabada la conversación, se separó de ellas. Recargó la cadera contra una farola mientras encendía un cigarrillo y se ponía a fumar, pensando en cosas interesantes que le pasaron durante la semana. Si llevase su guitarra consigo se hubiese puesto a tocarla en medio de la calle, aunque no era el caso. Simplemente empezó a tararear suavemente hasta que su tarareo le hizo girar la vista a un par de estudiantes que llevaban instrumentos. Tras mostrarles en el cuaderno que llevaba en su mochila unos acordes, ya tenía banda sonora.

Laith era así, espontáneo y nunca le importaba llamar la atención. Al poco el sanador ya estaba dando su propio espectáculo en el pueblo. — Donnez moi une suite au Ritz, je n’en veux pas! Des bijoux de chez Chanel, je n’en veux pas! Donnez moi une limousine, j’en ferais quoi? —decidió cantar una de las primeras canciones en francés de Francia que aprendió. Su idioma madre era el quebequés, el francés de Quebec, que tenía sus ligeras variaciones. — Offrez moi du personnel, j’en ferais quoi? Un manoir à Neuchâtel, ce n’est pas pour moi. Offrez moi la Tour Eiffel, j’en ferais quoi? —llamaba la atención fácilmente, ¡menudo loco! Pensaría la mayoría, pero poco a poco los estudiantes se congregaban a su alrededor para ver aquel show callejero. — Je veux d’l’amour, d’la joie, de la bonne humeur. C’n’est pas votre argent qui f’ra mon bonheur. Moi j’veux crever la main sur le cœur —ni siquiera los dos chicos que tocaban instrumentos parecían creer que llegaría a ese nivel su pequeño espectáculo, haciéndolo sólo más divertido. — Allons ensemble, découvrir ma liberté, oubliez donc tous vos clichés, bienvenue dans ma réalité.

La canción continuó hasta terminar, llegando a su fin con risas y aplausos. El sanador se divertía mucho en situaciones así, y agradecía que ningún profesor o adulto estuviese para regañarlo, aunque un par de trabajadores de las tiendas se habían acercado a mirar también. Por alguna razón que no entendía habían empezado a dejar propinas aunque el cantaba por pura y dura diversión, por atraer la atención. Laith era ese tipo de personas que necesitaba todas las miradas para sentirse visto.

Bien hecho, chicos… Vayan y cómprense dulces con esto —les sonrió, negándose a tomar un solo Knut de aquello. Cuando tocaba por recreación llevaba las propinas para personas que lo necesitaran o lo donaba a asociaciones. Ahora que ellos se lo habían ganado, por derecho merecían tener el dinero. Guardó entonces el cuaderno y se despidió de ellos, comenzando a caminar con una sonrisa en los labios.

Pero entonces sintió un cosquilleo en la nuca. Gauthier era sumamente sensible a los malos presentimientos y aquel era uno, mirando a su alrededor. Había una niña con un gato, el cual vio saltar de su regazo casi en cámara lenta. El animal corrió y se tropezó con las piernas de un chico al que hizo caer. Le caminó entonces por el cuerpo antes de volver a salir corriendo. Se acercó a ayudar al chico sólo para darse cuenta de que aquello parecía ser un muy grave caso de alergia.

Tranquilo, todo estará bien —le prometió. No era la primera vez que le tocaba atender un caso así, por lo que su serenidad era patente, acomodando al chico en la posición recomendada. Lo que eran segundos parecían casi horas, sacando su varita de su manga derecha pues su mano predominante era la izquierda. — Anapneo —le dirigió el hechizo al cuello mientras se quitaba la mochila y buscaba en su interior algo que pudiera ayudarlo, leyendo las etiquetas de las pociones antes de encontrar la que estaba buscando.

Tenía consigo una pequeña dosis de poción vigorizante robada de San Mungo que solía usar desde hace un tiempo con sus sanaciones clandestinas, aunque ésta vez tendría otro uso, abriéndola a fuerza de dientes al tener la zurda todavía apoyando a la respiración del joven. Luego se lo dio a beber, ayudándolo con el proceso. En su formación como médico nomaj sabía que un caso así se trataba con adrenalina y eso era lo más cercano que tenía, aunque esperaba que no le pusiese muchos problemas al haber actuado tan rápido.


Última edición por Laith Gauthier el Sáb Mayo 27, 2017 8:36 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 16.955
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 850
Puntos : 695
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Adrien Lévesque el Lun Mayo 29, 2017 6:30 am

- ¿Fluffy? Qué original - Rueda los ojos, la verdad debería detestar ese trato pero le parecía totalemente divertido - No creo tener cara de Fluffy y si me pondrías ese nombre me encargaría de que todos en tu complejo supiera que tienes alguna mascota encerrada por ahí, creo que Sebastien es más refinado, pega mucho más con mi estilo - Si esta vez sonaba engreído era adrede, lo hacía por jugar y molestar al otro ¿cómo era posible que ya estuvieran molestándose mutuamente? Y sí, estaba asumiendo el papel de mascota pero solo era por seguirle el juego ¿qué chiste habría si solo refunfuñaba? Lo divertido era ingeniarse la forma de contraatacar.

Era insólito que estuviera ahí, sentado y bromeando con el nieto de Clark Gauthier, criado por este mismo. Que pequeño es el mundo, dicen por ahí, cuanta razón había, nunca imaginó que esto le pasaría a él, justamente en una salida a Hogsmeade. Era una persona que vivía encerrado, aprovechaba la oportunidad para salir, las cuales eran muchas en Hogwarts y casi nula en su casa, ¿quién diría que una persona con ese estilo de vida se encontraría al nieto de uno de sus ejemplos a seguir? - Oye yo no dije que fueras vago, dije que pareces uno con esas pintas, pero para ser sanador se debe trabajar muy duro - Era curioso que lo estuviera defendiendo a pesar de ser él mismo quien le llamó vago, pero en parte era por ser un Gauthier y por ser sanador - Respeto mucho a las personas con esa labor, salvan muchas vidas, más que los aurores, deberían ser premiados por su dedicación - Aunque fuera recién su interés por convertirse en uno, lo que decía era lo que pensaba en realidad, su vida había dependido de muchos sanadores por su condición física, su salud precaria. No estuviera vivo de no ser por los sanadores de guardia y por su elfo doméstico que le llevaba a la clínica pues su padre no se la pasaba en casa para poder atenderlo, así que sí, estaba agradecido con esa profesión y la defendería de todos.

- ¿Psicología? - Miró con asombro a aquella persona con apariencia de vago, había oído hablar de ella, era para atender personas con ciertas conductas, tal vez por eso le transmitía esa calma que derrumbaba sus máscaras con rapidez -Eso es muy curioso ¿qué más te dice de mi? - También cobraba sentido que lo hubiera expuesto con facilidad cuando se esforzaba en mantener ciertas apariencias... Si era psicólogo ¿podría expresarle sus temores? - Oye... -Se muerde el labio con timidez - Laith, un psicólogo ayuda a las personas ¿en qué situaciones? - Quiere estar seguro de no haber mal interpretado la profesión, tampoco sabía si preguntarle sobre sus emociones, sobre la presión que su padre ejercía en él. ¿Se daría cuenta de sus inseguridades?

- ¿eh? - Lo había entendido, fijó su vista en la dirección que el otro veía, notando que era un sujeto ¿Laith era gay? Tan abiertamente, le hacía sentir incómodo ¿y si sospechaban que él también lo era? Corría el riesgo de que le descubrieran, era peligroso estar cerca del canadiense, aunque sería una lástima, empezaba a agradarle su compañía - Tu aimes les hommes? (¿Te gustan los hombres?) - Habla en su idioma natal, no muchos pueden reconocerlo así que se sentía a salvo al hacer esa pregunta en francés.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Laith Gauthier el Lun Mayo 29, 2017 7:08 am

Pero a mí me gusta Fluffy, qué amargado eres —se quejó cuando le dijo que no se dejaría poner así, llevándose la mano al pecho en dramático dolor al supuestamente ser ofendido por su mala elección de nombres. — ¿Sebastien? Nah, suena a algo que le pondría a un crío, no a mi mascota… A mi mascota le pondría… Max —otro nombre cliché de mascotas, evitando reírse cuando aquel chiquillo incluso aceptaba jugar el papel de la mascota para supuestamente hacerlo molestar, aunque no iba a conseguirlo con el buen ánimo que poseía aquel sanador.

Laith se enorgullecía de todo lo que fue y lo que lo había llevado a ser el hombre que ahora era, por lo que aquel asombro del chiquillo no le resultaba incómodo. Lo que sí le halagó fue que defendiese que no era un vago cuando él mismo se llamó a sí, dándole a su empleo el valor que merecía e incluso adulando un poco su profesión que le causó sentir una calidez extraña en el pecho. No era tan mal chico como parecía, descubrió pronto con un suspiro mientras sonreía, al final era un jovencito de lo más agradable, así que se sentía más cómodo de compartir banca con él.

Gracias por decirlo, es a veces una profesión algo infravalorada, así que te agradezco que te entusiasme tanto —no quiso ser hostil con él sino todo lo contrario, siendo honesto con sus sentimientos. Él adoraba su carrera y no se arrepentía en lo absoluto de haberla cursado, aunque era una de las más complicadas porque envolvía muchísimas ramas mágicas para poder tener un desempeño excepcional, y más que nada se necesitaba pasión y trabajo duro para conseguir una nota suficiente para que un sitio tan prestigioso como San Mungo posara sus ojos encima de uno como estudiante.

La psicología también había sido una buena decisión, tuvo muchos cursos intensivos al respecto. Si bien desde antes la gente alegaba que él transmitía confianza y seguridad, estudiarlo le había permitido ser todavía más receptivo y comprender mejor a la gente a su alrededor, asintiendo con su cabeza cuando le preguntó aquello. Aunque no lo pareciera, Laith había puesto muchísimo tiempo y esmero en ser el mejor de su clase, formándose incluso más allá de la magia para ser lo mejor de lo mejor.

Creo que eres inseguro, más de lo que aparentas pero menos de lo que crees… Que quieras estudiar medimagia me hace creer que hay alguien a quien quieres cuidar —él lo había estudiado por remordimiento, porque a la persona a la que quería cuidar no pudo ayudarla, por lo que esperaba con todo su corazón que no fuera el caso de aquel chiquillo. Que él pudiese ayudar antes de que fuera demasiado tarde. — Bueno, la psicología tiene muchas ramas, están las enfermedades mentales, los problemas emocionales, gente que necesita consejos, soy un milusos cualquiera… ¿Hay algo que quieras preguntarme? Soy una tumba, tus secretos estarán a salvo conmigo —últimamente le pasaba mucho que le tocaba hacer de confidente, pero no era nada que le preocupara. — Podemos ir a un lugar más privado, si quieres.

La gente a veces necesita alguien que les entienda, alguien que realmente parezca prestarles atención y ahí aparecía el mayor. Los secretos que escuchaba iban a morir con él, no los contaba a absolutamente ninguna persona así que era más o menos una caja de los secretos humana en la que mucha gente depositaba los suyos. Algo le hacía pensar que aquel muchacho no tenía muchas personas con quienes hablar, o al menos no personas adultas que pudieran darle una visión objetiva de las cosas.

Al mayor se le había escapado una suerte de coqueteo a un sujeto que le había sonreído, hay personas a las que el francés les parece muy sexy y ese tipo parecía ser una de ellas. Usualmente era un poco más reservado, aunque se le había escapado aquello, aclarando la garganta cuando el muchacho le preguntó por ello. Se dio cuenta de que le preguntó en otro idioma con intención, y también el motivo por el que lo hacía. — Je fais, pourquoi cela importe-t-il? Personne n'a le droit de vous dire qui vous devez souhaiter (Lo hago, ¿por qué es importante? Nadie tiene el derecho de decirte a quién debes desear) —le enarcó una ceja como si no entendiese.

Y es que no lo entendía. Si bien le gustaban tanto los tíos que estaba seguro que de ser chica sería hetero, a nadie debería importarle aquello. Además de que algunas veces no podía evitar ciertas expresiones amaneradas, así que le extraña que no lo hubiese sospechado. Trató de dejar el tema a un lado mientras buscaba uno de los dulces dentro de la bolsa que el otro le había rechazado, no pretendía tampoco incomodarlo, pero se temía que el purismo también hubiese afectado otras percepciones de aquel muchacho. Algunas familias mágicas puristas eran muy idiotas y últimamente más que nunca lo confirmaba.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 16.955
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 850
Puntos : 695
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Adrien Lévesque el Lun Mayo 29, 2017 8:53 pm

- No soy amargado, simplemente no es un buen nombre, ahora entiendo porque no tienes mascotas. Todas huyen en el momento que le pones un nombre - Sonríe ladino ¿y qué si no lograba enojarlo? Se le hacía divertido llevarle la corriente, dejando salir su humor irónico solo por el placer de meterse con el mayor y su mascota inexistente - Hey Sebastien es un buen nombre para una mascota, no es mi culpa que tengas malos gustos - Entonces hace algo de forma inconsciente, le saca la lengua de forma traviesa, demostrando que dentro de él se esconde un niño juguetón, uno que fue muchos años reprimidos y solo con dos personas llegaba a salir del todo.

Cuando Adrien es consciente de su gesto, voltea su rostro avergonzado, de forma que el sanador no pueda verlo ¿Por qué hizo eso? Se recriminaba, estaba bien que lo tratara cordialmente, que bajara sus defensas porque le ha ayudado, por ser Gauthier, por ser sanador y por inspirar cierta confianza, pero aún así ¿Era necesario sacarle la lengua? No, simplemente podía haberle refutado, hasta ahí, no era necesario cruzar esa línea como si fueran amigos. Por Merlin que lo acababa de conocer.

- Uhm lo he notado, no tienes que agradecerlo, de no ser por ti yo no estaría hablando con calma a tu lado. De no ser por otros sanadores ni siquiera hubiera existido, así que le tengo aprecio a la profesión, son muy dedicados en lo que hacen - Claro que había algunos que le daban muy mala fama a los sanadores, pero por esa minoría ¿valía la pena desprestigiar la labor de los sanadores? No, creía que no. Sus palabras habían sido muy sinceras, les tenía admiración pero nunca pensó que iba a seguir esa profesión, lo suyo era más que todo gratitud. Sin embargo sus motivos para cursarla eran egoístas, solo deseaba hacerlo para cuidar de una persona a su manera ya que era malo en duelos, en defensa y ataque al menos podría velar por sus heridas.

Pensando en eso debería irse, lo estaban esperando. Ya estaba mucho mejor, el dolor de cabeza disminuyó considerablemente ¿Josh le reprocharía por quedarse hablando con un desconocido? No quería que pensara que no era importante en su vida o le daba prioridad a otras personas. Por mucho que le atraía seguir hablando con esa persona. Tal vez eso le pasaba por la atmósfera calmada, divertida y de confianza que creaba, suponía que tenía que ver con su profesión junto con estudiar psicología. No lo sabía pero se sentía cómodo, no tenía muchos amigos así que era difícil hablar con alguien tan abiertamente.

Se sorprendió por lo acertado en su descripción ¿qué le hacía pensar que quería estudiar medimagia por alguien en particular? - ¿No puedes pensar que mi motivación en ser sanador es por querer ayudar a otros en esta guerra? Simplemente sería mi colaboración al mundo... - Indica, a pesar de que tener mucha razón en eso ¿Leía la mente? Pensó con cierta desconfianza - No sé, hay muchas cosas que quisiera decir pero, si no se las digo a mi mejor amigo ¿qué te hace pensar que pueda decirlas a ti? - ¿Cuál era su participación en la guerra? ¿Entendería que él no quería participar pero lo hacía por Josh? Que tenía pesadillas por las torturas que ha visto, sin embargo no le importaba eso por tener al Raven a su lado, podría vivir con eso si tenía a su amigo junto a él ¿Eso era amistad? ¿Era normal esa dependencia entre dos personas?

- Yo... - No es que le importara si el otro le gustaban los hombres, él mismo lo hacía, pero nunca había visto a alguien expresarlo tan abiertamente, él no podría. Aunque dentro de Adrien se encontraba un hombre coqueto, seductor, sensual, esa parte nunca había salido, muchas veces se imaginaba cierta situaciones pero luego se regañaba por pensar de esa forma. Sabía que era gay pero nunca lo demostraba, no sabía que realmente podría seducir a alguien pues nunca lo ha intentado a pesar que quería ser como Laith, expresarse sin miedo, pero el miedo era parte de su vida - j'ai rien contre (no tengo nada en contra de eso) - Las palabras salieron con rapidez, recién se percató que estaba hablando en su idioma natal ¿hace cuánto no mantenía una conversación así? Tenía un buen tiempo que no conversaba en francés, le alegraba aún hablarlo pues de vez en cuando una que otra frase se le escapaba pero no era lo mismo.

- est préférable de parler sur un site privé (es preferible hablar en un sitio privado) Accede a la oferta, aun renuente a confiar del todo en el sanador, pero era lo mejor, en un lugar público, por mucho que hablara en francés alguien podía reconocer el tema de conversación, mejor era cuidarse las espaldas
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Laith Gauthier el Lun Mayo 29, 2017 10:11 pm

Mentira, deja de quejarte, Fluffy —reprochó llamándolo por el “nombre” que le había puesto, fingiendo estar enfadado aunque no podía hacerlo bien debido a la sonrisa que tenía en los labios. — No tengo malos gustos, tú eres el que exige demasiado, mascota mala —y contra todo pronóstico, aquel chiquillo le había sacado la lengua. Era un gesto infantil que él encontraba divertido pero que no esperaba ver en un muchacho tan serio y distante como él. — Encima de quejumbroso, irrespetuoso —se quejó con una suave sonrisa ante aquel comportamiento juguetón del muchacho.

Las alergias siempre son cosas difíciles de atender y en un niño en un mundo tan cerrado como el mágico es complicado. Apenas en los años recientes iban empezando a utilizar los métodos nomaj para tratar los ataques de alergia así como otras enfermedades, por lo que lo que los nomaj ya llevan mucho tiempo usando resulta nuevo para la gente mágica. Por eso es que hay tan pocos seres mágicos con respecto a los nomaj, ¡es que no se cuidan y por cabezotas no usan tratamientos que salvan vidas! Por ahora, se limitó a sonreírle al muchacho, plenamente agradecido por sus palabras.

La sorpresa a su predicción le hizo adoptar un gesto complacido, era tan fácil de leer. Había gente que por más que trataba no conseguía desenmarañar, y otras personas como ese chiquillo que se dejaban leer como libros abiertos. — No, porque me parece que no eres del tipo que gusta ayudar a otros desinteresadamente… Me pareces más del tipo que actúa por miedo, por miedo a lo que les suceda a tus seres queridos, a ti mismo; no tiene nada de malo, yo también me muevo por miedo, aunque también me gusta ayudar —se sinceró con el muchacho para que supiera que no lo estaba juzgando. A él lo aterraba la idea de que a alguien que conocía le sucediese algo malo, aunque no podía evitar ayudar cuando tenía la oportunidad. — Me hace pensar que me las dirías a mí que esta puede ser la última vez que me veas el rostro, pero a tu mejor amigo lo tienes que ver muy seguido… A veces no decimos las cosas no porque no sepamos cómo, sino porque no sabemos cómo va a reaccionar el resto.

Le apenaba ver a un jovencito tan confundido que usaba la espada y el escudo porque sabía que era frágil. Por ello se había puesto la actitud de hombre maduro que sabe lidiar con las cosas cuando antes sólo era el joven que intentaba picar al chiquillo. Su sexto sentido le decía que era mejor intentar acercarse despacio, dejando abiertas las puertas por si éste quería seguirlo hasta el punto en que se mostrara tal cual era.

Esa parte maliciosa le hacía sentir algo de gracia por verlo tan escandalizado con que le hubiese soltado un piropo a un tipo en la calle. Él a la edad de Adrien era de todo menos casto, aunque suponía que el jovencito no tenía las hormonas tan alborotadas como él, aunque le extrañaría saber que no había puesto los ojos en alguna jovencita o jovencito del colegio. Se sonrió divertido cuando recordó cuando intentó declarársele a un profesor cuando estaba en quinto o sexto de colegio. — Je suis content de l'entendre (Me alegra oírlo) —le dijo sin pensar, porque no debería tener nada en contra. Sólo uno mismo tenía que encargarse de en quién se fijaba.

Le resultó un tanto curioso saber que quería llevarlo a un sitio privado, pero no cuestionó nada, asintiendo con la cabeza. — Peux-tu te lever? (¿Te puedes levantar?) —le cuestionó, levantándose de la banca. La Cabeza de Puerco tenía habitaciones para hablar, pero no eran totalmente privadas y le parecía que Adrien encontraría incómodo meterse en una habitación con un hombre. Por ello le hizo un ademán con la cabeza para ir a las afueras de Hogsmeade, el clima ya había mejorado y uno podía tener una conversación placentera sin problemas con el frío ni la gente.

Una vez fuera, se sentó sobre un tronco caído a varios metros de la entrada donde podría asegurarse de que nadie metiese las narices donde no le concernía y lo invitó a sentarse a su lado. Se quedó completamente en silencio, esperando con paciencia que fuese el muchacho quien comenzara a hablar, que encontrase el comienzo donde mejor le pareciera y a partir de ahí él le seguiría la conversación, haciéndose cargo con paciencia y esmero de sus inquietudes y preocupaciones.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 16.955
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 850
Puntos : 695
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Adrien Lévesque el Mar Mayo 30, 2017 5:10 pm

- No aceptaré que me llames Fluffy o me cambias el nombre o te muerdo - Bromea ¿quién diría que se podía sentir tan a gusto con una persona de forma tan rápida? Era como si se conocieran de toda una vida, sentía que esos juegos eran de un par de amigos, como si este no fuera la primera vez que se veían y hablaban - Hey, te estás ganando la mordida - Habla como si realmente fuera un perro, aunque le da mucha gracia. No es como si fuera realmente a morderlo, solo era un juego, seguirle la corriente al otro se volvió sumamente entretenido. Cuando le llamó irrespetuoso le vuelve a sacar la lengua solo por molestarlo - Si sigues así te quedarás sin mascota - Bromea, su voz suena cantarina, un tono que casi nadie le ha escuchado.

¿Por qué el sanador es diferente? Con ningún otro sanador se ha comportado así, ni él puede creerse que realmente se esté llamando a sí mismo mascota o cachorro. Es muy curioso porque sus habilidades sociales apestan, siempre se muestra tímido o engreído, pero Laith parecía sacarle su lado juguetón ¿Por qué? Se repetía mentalmente cuando se daba cuenta de su actitud. Intentó mostrarse nuevamente serio, una cosa era un trato cordial y otra muy diferente bromear. Si, estaba agradecido que le ayudara, pero era como agradecerle a los demás sanadores que le ayudaban en su vida. No se entendía, pero pensaba que ya estaba perdiendo el toque en ser hostil con las personas ajenas a su íntimo circulo de confianza, el cual era muy pequeño.

Y este sujeto, parecía conocerle, eso le sorprendía. Aunque se equivocó en eso de no ayudar a los demás, él lo hacía, ayudó a Dorcas una sangre sucia aún en contra de los principios de su padre, ayudó a varios sangre sucia mientras escapaban, aunque por otro lado también debió torturarlos. Sinceramente no sabía como actuar ya, le impulsaba el miedo pero también el deseo de ayudar. Los sangre sucia no tienen la culpa de haber nacido de muggles, deberían reconocerles como magos, claro que no como uno puro, y deberían tomar diferentes clases para culturizarse. También deberían aprender a dejar de lado las ideas muggles, pero seguían siendo magos. Eso era lo que pensaba al menos.

- Uhm si, si puedo levantarme - Ya se sentía mucho mejor, así que intentó ponerse de pie lograndolo, un leve mareo por el cambio de posición pero nada preocupante - Estoy como nuevo - Sonríe sin malicia, siguiéndolo al notar que salían un poco de Hogsmeade. Miró hacia atrás con cierta duda ¿estaría bien seguirlo? Aún no podía sacarse de la mente a su amigo que posiblemente lo estaba esperando aún. Se sintió culpable, a su vez nervioso de que alguien mal pensara que entrase a un lugar algo solo en compañía de un hombre. Estaba un poco paranoico así que apresuró el paso, apretando la cinta de su bolso con nerviosismo

Una vez a solas no supo como sentirse, aún parecía mirar a todos lados - Yo... Uhm... Soy gay también, aunque mi padre quiera comprometerme con alguien, quiere que le de hijos pero simplemente las mujeres no me atraen. Es decir sus curvas, su delicadeza... No, gracias, me he fijado en los hombres, en su cuerpo plano sus curvas no tan pronunciada... Me agradan bastante, algunas veces quiero saber ¿qué se siente tocarlo? - Habla con rapidez, a veces titubeaba, no sabía si el sanador le entendería, pero era reconfortante que alguien más a parte de Josh supiera - aunque me da algo de envidia que tu puedas expresarte libremente ¿por qué yo no? Recuerdo entonces a mi padre... yo no puedo decepcionarlo más de lo que hago, ya soy una vergüenza para el apellido - ¿cuándo dejó que la válvula que mantenía reprimida sus emociones se abriera tanto? Ahora era como si no pudiera detenerse. Caminaba de un lado a otro mientras hablaba, para al final sentarse en un tronco, con sus codos apoyados en las rodillas y su cabeza entre sus manos en una actitud derrotada.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Laith Gauthier el Mar Mayo 30, 2017 7:05 pm

No aceptaré que me muerdas, Fluffy, así que o te resignas o te doy con el diario del Profeta —reprochó también, mordiéndose el labio inferior para no reírse. Ah, la gente no sabía de lo que se perdía hasta que le seguía una idea estúpida al sanador, se tomaba las cosas tan en serio sabiendo que eran bromas que acababan saliendo hilarantes conversaciones. — Las mascotas no deciden a su dueño, compórtate —siguió tratándolo un poco como un cachorro. Laith tenía el alma de un niño, su corazón latía al ritmo de aquella canción que lo enseñó a no volverse mayor y a crear nuevas ilusiones.

Al final, Adrien accedió a conversar con él en privado y completamente a solas. Se preguntaba qué dudas podían existir en los jóvenes actualmente, sus tiempos fueron distintos, ahora los presionaban por ideales de sangre, limitaban su conocimiento, los apartaban por miedo de la comunidad nomaj y les hacían odiarla. Algún día entenderían que eran dos naturalezas que debían coexistir, no servía si uno de los bandos respondía con miedo, odio y agresión al otro.

Eso es, con cuidado —le susurró mientras le acercaba su mano para sujetarlo si perdía el equilibrio, aunque lo consiguió pronto y así se dispuso a marcar el camino en dirección al bosque. Su mente divagaba, se sentía sumamente preocupado por la actual situación del colegio; incluso, en broma, una vez dijo que sería parte de un movimiento que ayudara a los alumnos a escapar de ahí. No era tan broma como lo hizo sonar, realmente se arriesgaría si fuera necesario por ellos. No conocía más que un par de estudiantes pero no le importaba, eso bastaba, por ellos y por todos los que no conocía.

Cuando se quedaron a solas, se sentó y lo miró. Parecía preocupado y perseguido, pero Laith sabía que no los había seguido nadie, era ese sexto sentido del que se jactaba. El chiquillo pasó a contarle sobre su sexualidad, una que el sanador ya se sospechaba, su radar gay no estaba tan estropeado como creía, pero su rostro se serenó al oír que querían casarlo por la fuerza. No mucho antes había servido de confidente para una chica a la que también querían forzar a casarse, ¿por qué nadie entendía que si uno se casaba debía ser por amor? No pudo, sin embargo, evitar sonreír estúpidamente cuando le preguntó retóricamente qué se sentía tocar a un hombre, mordiéndose la lengua para no responderle que era la mejor tentación que podía existir.

Su padre fue tema aparte y con éste sí que se puso serio. Serio en el sentido de sereno, de maduro. — Vamos despacio, ayúdame a ayudarte —le pidió con suavidad, alzando su mano para poner un alto. — Cuéntame de tu padre, ¿por qué se supone que lo estás decepcionando? —ahora veía que la gran diferencia eran los entornos en los que había crecido. Su educación fue muy liberal, ¡su abuelo supo antes que el propio Laith que le gustaban los hombres! ¡Se burló de él cuando intentó presentarle a una supuesta novia! Adrien, por otro lado, parecía reprimido por lo que pensaba su padre.

Muchas veces era la familia era el principio de todos los males. Y el que no le crea que mire a Jason Voorhees, que se volvió asesino serial tras el homicidio de su madre para protagonizar la serie Viernes 13. Sí, referencias nomaj, qué podía hacer él al respecto. Tenía que ser inteligente para aconsejar a aquel muchacho, porque no quería tampoco decirle que abandonara todo y fuera feliz, la vida no funciona así aunque está convencido de que debería hacerlo.

En mi opinión muy personal, tu padre no tiene derecho a decirte cómo ser feliz, Adrien… Si eres gay, bueno, ya está, no es la gran cosa, sé que es difícil actualmente, hay discriminación más que nunca en todos lados… Pero yo te aconsejo que experimentes, no te hará daño —en especial en el colegio podía ser complicado pero no imposible. Mírenle a él si no le creen. Así tampoco se cerró a nada, alguna vez miró revistas para adultos de chicas para probarse a sí mismo, aunque cabe señalar que no le hicieron gran efecto, las de hombres sin embargo… Laith, concéntrate y deja de pensar en tus hormonas de adolescente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 16.955
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 850
Puntos : 695
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Adrien Lévesque el Miér Mayo 31, 2017 12:23 am

Por Merlin, si que se rió con aquel chiste ¿pegarle con El Profeta? Bueno necesitaba reír, liberaba la tensión en su cuerpo, además de verdad le causó gracia que le hablara como si realmente fuera un cachorro. Lo mejor ¿o peor? es que no se sentía ofendido, de hecho su imaginación volaba acudiendo a su mente imágenes de como sería eso, incluso deseó poder dibujar la escena de él como una especie de cachorro humanoide con Laith... ¿Pero realmente aquello le causaba gracia o era porque veía al sanador como alguien sensual? Es decir, quitándole esas perforaciones muggles (los tatuajes no, se le veían bien) ¿puede que sea por su sexualidad?

No estaba seguro, a veces no sabía que hacer ¿Por qué le gustaban los hombres realmente? No es que hubiera tenido experiencia con ningún sexo, ni siquiera un beso... No, si se había besado, con Josh. El recuerdo le hizo sonrojar levemente, aunque no era eso de lo que estaban hablando en ese momento. La mención de su padre le hizo estremecer por sus pensamientos si se enteraba de todo eso, no sabía como reaccionaría, quería creer que no le haría daño al Raven por su culpa, tendía a ser ¿sobreprotector con él?

-Mon piére es alguien especial. No da muestras de afecto, es muy estricto con la educación, si ve algo que no le agrada me castiga - ¿debería decirle que era sobreprotector? No, él sabía que no era por sobreprotección, ese velo había caído hace mucho, aún así era lindo pensar que lo hacía para cuidarlo, solo para desear su mejor futuro - Como ya sabrás soy enfermizo, sufro de muchas alergias y de asma, así que me la pasé encerrado hasta que ingresé a Hogwarts, no le gustaba que saliera de casa, tuve una educación desde pequeño con varios tutores así aprendí el inglés - ¿qué más decir de su padre? - Se preocupaba mucho por eso pero es distante, casi nunca está en casa, no es de los que te mandan una carta. Pero sé que se decepcionó por ir a Hufflepuff, él quería que fuera a Ravenclaw, ambos, mi padre y madre fueron ahí - Es todo lo que sabía de su madre, nunca vio una foto de ella, ¡ni siquiera sabía que tenía un gemelo! -Es un purista de sangre, debo seguir sus ideales aunque no soy bueno en eso -Sus manos empezaron a temblar por pensar en las torturas que tuvo que hacer en la guerra.

Respiró hondo - No es el mejor padre del mundo pero es mi padre - Al final lo defiende, alzando su mirada como una especie de fiera, amenazante de que no dijera algo en contra de su progenitor, sabe lo que puede parecer, no le ha dicho muchas cosas importante sobre los castigos, sus notas bajas, lo que esperaba de su futuro - Lo decepciono por mi actitud blanda, un Lévesque debe ser superior a todos, un purista, no debe mostrar contemplación ante sus adversarios, debe tener siempre notas máximas, no debe mostrar emociones ante nadie pero todo eso lo hago - Se encoge de hombros restandole la importancia que tiene el asunto.

Suspira, era más complicado que eso. Alza su vista al cielo - Es la única familia que tengo - Bueno no era la única, tenía un gemelo - Me dio la vida, no puedo ser desagradecido con él, debo esforzarme para que esté orgulloso de mi, me crió solo, sé que no estuvo casi nunca a mi lado pero se esforzó por darme lo mejor y ¿cómo le pago? ¿experimentando mi sexualidad? No, no creo poder hacerlo, además si se entera.... -Mejor se quedó callado, si se enteraba, mejor que ni lo pensara.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Laith Gauthier el Miér Mayo 31, 2017 1:30 am

Decidió preguntarle a Adrien sobre su padre, escuchándolo con curiosidad mientras se mantenía sereno. Poco a poco iba atando cabos acerca de ese hombre y llenaba un perfil mental que se había hecho, no estando nada lejos de la realidad. Detectó sin ningún impedimento que Adrien estaba ocultando información que no se molestó en preguntarle, porque había accedido a escucharlo, a darle una sesión gratuita de sus servicios y estudios como psicólogo. Permaneció completamente imparcial mientras lo oía, era objetivo con la situación sin meter sus emociones ni sus ideales en ello.

Adrien, escúchame, ¿sí? Sé que amas a tu padre y que sientes que le debes mucho, no está mal en lo absoluto que sea así… Estoy seguro que es un hombre muy respetable, pero creo que el error en paternidad más serio es querer reflejar en los hijos lo que uno es… Enfadarse por entrar a la casa en que estás, querer que creas en sus ideales, que ames a quien te ponga en frente… No tiene derecho de eso —sus palabras eran suaves, no quería que se sintiera ofendido por lo que estaba diciendo, pero sí que comprendiera su punto. Estaba convirtiendo a su hijo en su reflejo y no contento con eso no parecía darle su aprobación con sus intentos.

Algo que él nunca había entendido era la necesidad de culpabilizar a los hijos, quería decir, ni que ellos hubiesen pedido nacer. Y encima convertirse en posesiones para sus padres… no era justo. Los hijos debían ser agradecidos pero no sentir que tenían deudas con sus padres, aquello ya tenía otro nivel muy diferente al que debería ser. Clavó sus ojos en los de Adrien cuando empezó a decir algo que cortó y dejó a medias. Se temía que no conforme con todo lo anterior, estaba frente a un caso de violencia doméstica.

Lamento ser yo quien tenga que decirte esto, pero… nada dura para siempre, cariño —lo dejó analizar sus palabras durante un momento, aquella era la filosofía de Laith. — Todo pasa… Tu padre, queramos o no, se irá eventualmente… Y cuando ocurra, ¿qué habrá dejado atrás? ¿Un hijo perfecto que no siente ni está feliz con su vida? ¿Qué harás entonces? Hay cosas que no pueden imponerte… —sus palabras eran suaves para no llegar a escandalizarlo, pero si las pensaba antes de decir nada se daría cuenta que tenía razón. — Lo que tú tendrás no será otra cosa que remordimiento y arrepentimiento por tantas cosas que no hiciste… Nos arrepentimos más por cosas que no hicimos que por las que hicimos… —buscaba ser racional y que comprendiese su punto.

Laith vivía una vida tranquila porque todo lo que quiso hacer lo hizo en su momento. No dejó cosas que quisiera hacer sin hacer y aunque eso había llegado a dolerle al menos no se arrepentía. Se quedó tranquilo en ese momento, escuchando la reacción de Adrien, tanto si fuera mala como si fuese buena sabía manejarla con calma y mucha elegancia. Se quedó un momento pensando en ello mientras suspiraba, acabando por quitarse la chaqueta por un momento. Por muy fresco que pareciese, en realidad lo ponía nervioso hablar temas así de sensibles, así que al final acababa acalorándose. Por ello se quedó en una camiseta de manga corta algo apretada que dejaba ver el entrenamiento en boxeo que casi diario tenía.

No llegaste a este mundo para complacer a una persona aunque ella sea la que te trajo aquí… Tienes que tener en cuenta esto: viniste aquí a esforzarte por ti, a crecer y a eventualmente ser feliz… —le explicaba con calma mientras le colocaba una mano en la espalda, demostrándole apoyo para que pudiese entender que realmente comprendía lo que estaba viviendo. Muchas personas trabajaban sin descanso y al final del día se daban cuenta de que no hicieron nada de provecho durante el mismo. Y pocas cosas más tristes que eso había.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 16.955
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 850
Puntos : 695
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Adrien Lévesque el Miér Mayo 31, 2017 5:42 am

Miró a Laith escuchando sus palabras, nunca pensó que su padre se proyectara a él, simplemente asumía que era la actitud que debía tener para ser exitoso y respetado, además ambos (progenitor e hijo) sabían que Adrien nunca llegaría a ser Alexandre por mucho que se esforzara. ¿Era ese el problema del asunto? ¿Realmente su padre quería que fuera como él? Ahora tenía dudas, no sabía de psicología pero cuando una persona deseaba que su hijo fuera su mismo reflejo era porque estaba inconforme con su vida ¿Eso pasaba con Alexandre?

- Si tiene derecho - Murmura con suavidad, estaba confundido ahora, no sabía que pensar ni que opinar de las palabras del sanador ¿cuánta verdad había ahí? No creía que era su caso. Además, creía que tenía el derecho de exigirle tanto pues no solo le dio la vida sino que también lo crió, le dio un techo donde vivir, una ropa que vestir, lo alimentó para que creciera, le pagó su medicina, le brindó una educación,aún lo seguía manteniendo. Era el derecho de su padre poner normas de las cuales ha roto como el pertenecer a Ravenclaw, el ser frío, sin emociones, buscar no ser débil... Más bien debía estar agradecido que lo quisiera al menos un poco para no abandonarlo en la calle.

- No lo había visto así- En sus planes a futuro estaba ser el hijo ideal, un sanador, que si bien no era inefable le iba a demostrar sus cualidades. Seguir siendo amigo de Josh, de hecho pensaba convertirse en el médico de cabecera de sus hijos si era que los tenía, sino simplemente brindarle su apoyo. Casarse con la mujer que su padre diera aprobación, aunque esto iba a ser muy difícil. Entonces ¿qué quedaría de él? Si su padre muriera... ¿Cómo se sentiría? Nunca pensó en esa posibilidad y aquello pareció hacerlo dudar, se sintió perdido ¿Cómo iba a ser su vida sin su padre? - Pero... aunque eso pase al menos podría haber cumplido con sus expectativas ¿no? -Se mostró inseguro, era como si le hubieran dicho que el perro que tenía de niño no había huido sino que lo habían matado. Aunque bueno no tuvo mascotas por su salud, de pequeño su asma empeoraba hasta con una suave brisa. Pero el punto era que parecía guardar esperanzas de encontrar a ese animal cuando en realidad todos esos años vivió engañado.

Dolía, no sabía que hacer, ni siquiera sabía qué pensar del asunto. Pero en esa incertidumbre sus hormonas se hicieron presentes al verle quitarse la chaqueta - ¿qu..que haces? - Abrió sus ojos sorprendido, titubeando al preguntarle eso, sonrojado pero apreciando al mismo tiempo aquel cuerpo que se le presentaba. En las duchas después de un partido de Quidditch se obligaba a ver hacia una pared para que nadie sospechara de sus gustos. Con Josh más de una vez le pareció tener encanto, queriendo probar nuevamente sus labios, pero esta era la primera vez que se daba el lujo de apreciar el cuerpo bien marcado de un hombre.

Casi chilla al darse cuenta de que veía a alguien que le estaba escuchando como si fuera un Adonis (que lo era pero no era momento para pensar así) se cubrió su rostro con las manos, mientras su corazón se aceleraba, por un momento tuvo el impulso de tocar la piel expuesta, de delinear los músculos, se podía ver mejor los tatuajes y quiso lamerlos. Maldición, sus hormonas de adolescente se habían alocado pero a su vez se comportaba como el virgen pudoroso que era, perdió la concentración de lo que estaban hablando, esa imagen le perseguiría por varios días - ¿n...no tienes frío? - Aún escondiendo su rostro, era mucho más de lo que podía tolerar. Debía calmarse. Respirar hondo. Rápidamente buscó en su bolso sacando una barra de chocolate y se concentró en comerla, sin ver a Laith, de hecho no creía poder verlo sin que la vergüenza de lo que pensó le delatara.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Laith Gauthier el Miér Mayo 31, 2017 6:31 am

El niño empezaba a pensar en las cosas que le decía, y por su expresión de duda estaba derribándole pilares con los que había vivido toda su vida. Laith era un hombre tan extrovertido que había vivido con cientos de personas diferentes y por ello entendía el mundo de distintas perspectivas. Podía hacer una que ni de lejos había vivido la suya propia. En su opinión, lo que sucedía era que su padre quería forzarlo a ser un reflejo de él cuando no estaban en igualdad de condiciones. Mucha gente no estaba conforme con su vida, no era un cuento nuevo, no debería ser tan sorprendente.

No tiene derecho… Tiene la obligación de haberte cuidado, criado, dado todo para tus necesidades básicas, mantenerte sano y darte educación, es un contrato que uno firma cuando decide tener un hijo… Eso sin embargo no te convierte en su pertenencia —hablaba con suavidad, haciéndole llegar sus palabras que podían ser demasiado duras de una forma más comprensible. No le gustaba que pensara así, no tenía por qué hacerlo, no quería decir que lo desobedeciera en todo y fuera malagradecido, sino que comprendiese que no había nacido para complacer a su padre.

Dio un sonido ligero de complacencia cuando le dijo que no había visto las cosas de esa manera. A veces uno necesita a alguien con experiencia y conocimiento que le sirva como mirador para presentarle el mundo que lo rodea. Él quería presentarle a Adrien su vida, quería que la comprendiese de una forma no tan dolorosa. Para abrir los ojos a la realidad uno tenía que cortar la piel que los recubría, era muy doloroso y daba miedo, pero por eso ahora servía como un guía, una luz para el francés hasta que consiguiera encontrar el camino que se le había perdido.

Sé sincero conmigo… ¿cumplirás algún día con sus expectativas? Piénsalo cuidadosamente, no me respondas si no quieres, pero sé sincero al menos contigo —no quería despotricar contra aquel hombre, pero, según lo que le contaba, sus exigencias estaban más altas de lo que Adrien podría alcanzar. Quería a un hijo que fuese completamente distinto y eso era imposible. — Imagina que él… muere. Habrás hecho todo por él, él nunca reconoció tu esfuerzo… te hundirás en la más profunda miseria por no haberte sido fiel a ti por serle fiel a alguien que se irá y no te dejará ni el alivio de haber cumplido tu meta en la vida —otra característica de Laith era que se trataba de un hombre con un futuro pesimista. Siempre buscaba lo peor de todo, así las cosas buenas serían sorpresas agradables.

Mientras lo dejaba pensar en eso, decidió quitarse la chaqueta. No iba a volver a casa pronto y tenía intenciones de salir aquella noche, así que no quería que por el calor de sus nervios sudase y acabara ensuciando la ropa. Su mente había pasado por alto que estaba junto a un jovencito homosexual con nula experiencia, no creyó que fuera a pasar nada relevante, aunque se dio cuenta tarde de que no era así cuando le preguntó tartamudeando por lo que estaba haciendo, luego de dejarse la chaqueta en el regazo.

Eh… ¿Tengo calor…? —respondió con duda, enarcando una ceja. Se sentía increíblemente halagado de que pareciese sentir curiosidad por su cuerpo, pero nada más lejos de ello. Le recordaba a cuando una jovencita de tercero o cuarto se le declaró. Aclaró la garganta incómodamente pero con una sonrisa traviesa. — De hecho no, pero… ¿prefieres que vuelva a ponerme la chaqueta? Te agradecería si dejas de comerme con la mirada —aquello último lo había dicho con toda la intención de avergonzarlo, un “Sí, he notado cómo me mirabas”, antes de decidirse volverse a colocar la chaqueta. Esperaba no sudar o tendría que pasar por su departamento antes de salir más tarde.

Ah, los tipos de su edad apenas y lo miraban y los jovencitos se desvivían por él, qué vida la suya. Se había vuelto a vestir por no querer incomodar de más a aquel muchacho, quería que volviese a concentrarse en lo que les tenía ahí aunque ahora lo veía demasiado avergonzado como para pensar en cómo continuar la conversación. El mayor aclaró la garganta, dándole unos minutos a recomponerse antes de hablar.

Entonces, ¿hay algo más que quieras decirme? Soy todo oídos —colocó sus codos en sus piernas para tener la posición más relajada, mirando al joven mientras intentaba hacerlo olvidarse de la vergüenza que le hizo pasar. Es que al sanador lo divertía mucho, sentirse deseado, como a cualquiera, le hacía sentir sumamente bien.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 16.955
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 850
Puntos : 695
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Adrien Lévesque el Miér Mayo 31, 2017 7:39 pm

No debería sorprenderle que Laith ya supiera identificar el rumbo de sus pensamientos, en más de media hora le dio un perfil de quién era, suponía que todo eso era gracias a sus estudios de la psicología, vaya que esos muggles si tenían algunas cosas buenas porque estaba seguro que lo estudió con los seres no mágicos debido a que recién se estaba formando el estudio de esa rama en el Mundo Mágico. Lo que le llevaba a pensar ¿todas esas palabras eran por esa carrera? Ciertamente alguien más podría decírselas pero con nadie más ha hablado de eso, bueno con Josh pero no tan profundo porque él estaba en una situación familiar.

Pero, las palabras solo tuvieron un efecto contrario ¿Entonces solo era obligación de su padre? ¿Qué lo llevó a tener un hijo? Claro un heredero que llevara su empresa, su destino. No le extrañaba que le tratara de esa forma cuando en un principio no quiso un hijo, no sabía que era peor si ser una obligación, un deber o serle un estorbo. Tal vez Alexandre pensó que su hijo iba a ser digno de él, pero aquí estaba Adrien, todo lo contrario a lo que creía ¿Era su hijo? Se cuestionaba, nunca se hablaba de su madre, mejor dicho solo hablaban de lo que su progenitor esperaba para él ¿Debería estar agradecido? Realmente sin él no hubiera existido, con más razón aún debería esforzarse para no ser una obligación, para que viera su fruto en él.

- No me trata como un objeto si es lo que quieres decir. Bien puedo negarme a todo, rebelarme e irme, pero no quiero, así que al final es mi decisión. Él ni siquiera me presta la debida atención - ¿Tratarlo como un objeto? No sabía si era por el inmenso cariño que tenía a su padre (en el fondo por más maltratos y tortura, no podía odiarlo) pero no se sentía como un objeto, su padre en ningún momento le dijo que le pertenecía, simplemente le daba una orden y Adrien iba como todo un perro obediente a hacerla, era su decisión, su padre no le recriminó su educación, nunca le sacaba en cara lo que hacía por él, era Adrien quien deseaba esforzarse por hacer a su padre feliz, porque estuviera orgulloso, para al final ser un hijo digno.

¿Cuánto de eso era manipulación? Adrien siempre vivió de esa forma, no recordaba que Alexandre le haya dicho algo para que estuviera agradecido con él, nada, solo a base de golpes le recriminaba que su forma de actuar no era de un Lévesque, que era muy sensible, muy llorón, un cobarde, sentimentalista, era eso lo que su padre tanto odiaba de él lo que le mantenía apegado a su sangre - No - Responde, porque nunca podría ser digno, para eso tendría que ser otra persona que dudaba llegara a ser, ni con todo lo que ha vivido ha cambiado su personalidad, solo en la depresión que se sumergió fue que se convirtió en indiferente, porque no veía motivo de ser él mismo, fue una etapa extraña, a veces se sentía deprimido pero no a tal punto - Pero para ese entonces... - ¿Ese entonces qué? ¿Podría rehacer su vida? Seguiría con el fantasma de su padre siguiéndolo hasta que él mismo muriera. Pero era difícil, difícil cambiar, tenía 17 años viviendo así, aprendió a vivir así - Él está solo, me tiene a mi nada más, aunque nunca esté orgulloso haré lo que pueda para estar a su lado, tal vez si no lo hago me aparte y entonces ¿quién velará por él? - ¿Era tonto su pensar? Pero por mucho que a veces quisiera cometer acto de rebeldía, simplemente no podía separarse de su progenitor ¿Era él quién se apegaba a su padre? ¿Quién idealizaba la situación? Buscaba defender con todas su fuerzas esa relación tóxica y abusiva, que al final a Adrien no le aportaba nada.

El rumbo de sus pensamientos se detuvo, aún más abochornado porque realmente ese cuerpo era una distracción, aún más que se diera cuenta que le observaba - Pardon - Murmura avergonzado, por mucho que se haya cubierto la imagen quedó grabada en su memoria. Debía concentrarse, hablaban de su padre, de su futuro, de que no podía abandonarlo ni rebelarse... Bien ya poco a poco iba recobrando el orden de ideas, Laith era un respiro porque no solo le dejó desahogarse sino que también le permitió observar un poco del cuerpo masculino aún con toda la vergüenza del mundo.

- Bueno yo... me besé con alguien - Murmura tímido, ya tuvo esa charla con Circe pero aún no sabía que hacer - Es mi amigo y no sé qué pensar, fue un momento tenso para ambos, teníamos tiempo sin hablarnos pero todo mejoró, entonces me besó. No ha pasado de nuevo, ni lo hemos hablado, supongo que fue por el momento, como un nuevo inicio en nuestra amistad - Decidió cambiar el rumbo de la conversación, además ¿podría decirle a Laith de su estudio de animagia? Ya Circe lo sabía, ¿afectaría que alguien más lo sepa? - Y la verdad las cosas estan algo feas en Hogwarts, me preocupo por él... Yo soy malo en duelos, él es como mi guardián, un caballero quisiera protegerlo de igual forma, por él quiero estudiar la medimagia, tiene tutorías con un profesor, no me cuenta lo que hace pero me preocupa mucho su salud, no me deja verlo de inmediato pero quiero ser útil para él, a veces le dejo pociones, las robo de la enfermería pero no disminuye mi preocupación ¿qué puedo hacer por él?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Laith Gauthier el Miér Mayo 31, 2017 8:25 pm

Adrien se había vuelto a descarrilar de su conversación, del punto al que estaba intentando llevarlo. Negó con la cabeza con una exhalación ligera, pensando en ello antes de que el muchacho siguiese hablando, no estaba entendiendo en lo absoluto su punto otra vez. No vale la pena perseverar por causas perdidas, él lo sabía, pero al parecer el pequeño francés no lo estaba pillando del todo. Cómo explicarle que hay personas que no quieren que veles por ellas… Al final decidió que lo peor era lo mejor para aquel muchacho, aunque aquel “cuento” todavía le pesara en el corazón.

Te voy a contar una historia… Es la historia de un colibrí… y la historia de un cuervo… —sus palabras habían temblado un poco, y al final exhaló de nuevo. — El colibrí era una criatura muy confiada, era apenas un polluelo que estaba aprendiendo a valerse por sí mismo, eran sus años de promesas y desengaños… Había volado muy lejos de su nido para alejarse de todo lo que conocía y un día conoció a un cuervo… Para ese colibrí, el cuervo era el animal más bello que jamás vio, era su descripción gráfica de la perfección… —trataba de no poner más sentimientos de los que un cuento ameritaba, pensando un poco cómo continuar la historia para darle el aire de cuento.

Creía que era impensable estarle contando aquella historia a un crío que acababa de conocer, pero era necesario para el muchacho. — El cuervo no tenía buenas intenciones… él sólo quería al colibrí por sus colores y su espíritu aventurero… El colibrí estaba ciego de amor y no veía que en realidad no lo querían… Se desvivió por ese cuervo, lo hizo todo por ese cuervo, sólo para conseguir una mirada suya… El cuervo sintió quizá lástima por ese cariño desinteresado y lo enseñó a buscar comida y a defenderse de depredadores más grandes… no lo enseñó a defenderse de cuervos… Conforme más atención le daba al colibrí, el colibrí estaba más enamorado, hubiera dado su vida por ese cuervo si se lo pedía… El cuervo sin embargo prefería compartir alpiste con palomas sabiendo el daño que le hacía… —si no fuera tan doloroso recordar, seguramente se había reído de la comparación entre aquellas damas que contribuyeron a una infidelidad en forma de palomas.

Años… cuatro años el colibrí persiguió desinteresadamente al cuervo… éste se regocijaba en su amor y nunca hizo nada para detenerlo… aunque sabía que jamás iba a verlo de la forma en que el colibrí quería que lo mirase… El colibrí empezó a cansarse pero se dio cuenta que era muy tarde… Lo que él tenía es una enfermedad llamada obsesión que envenena cada relación haciéndola enfermiza y tóxica… pero estaba bien, porque el cuervo era su todo, incluso aunque doliera… Un día… el cuervo se aburrió, le dijo que nunca le importó, abrió sus alas y voló… el colibrí quedó devastado… Pensó en matarse incluso… Se dio cuenta demasiado tarde que todo por lo que había luchado no valió la pena nunca… no vale la pena perseverar por causas perdidas, los corazones de piedra jamás se ablandan… —esperaba que su cuento, su anécdota personal, pudiera ayudarlo a entender un poco la situación. Era correcto velar por alguien a quien amas, pero no desvivirse hasta perderse uno mismo en el proceso. Uno no debe estar al lado de alguien que no quiere estar con ellos.

Él había abierto su corazón y Adrien tomaría de éste lo que sirviera. Era la tercera persona después de Lindsay, su mejor amiga, y Steven, un buen amigo también, que había escuchado con lujo de detalle, más o menos, lo que sucedió entre el colibrí y ese cuervo. Por ello se había acalorado al punto de quitarse la chaqueta, que abrir su corazón siempre da mucho miedo, aunque esto pareció incomodar al chiquillo así que no tuvo más remedio que volver a vestirse a pesar del calor del momento, dejándolo calmarse hasta preguntarle por el siguiente tema de conversación. Este parecía más interesante de acuerdo a su pequeño instinto de maruja y cotilleos.

Bueno… En mi experiencia, algunos amigos se besan, pero para gente que no tiene experiencia no sé si eso sea lo más normal del mundo… —sí, Laith estaba consciente de que no todo el mundo era tan promiscuo como él. Que incluso en colegio no tendía a la fidelidad, aunque al menos sus parejas siempre estuvieron conscientes de la existencia de las demás. Ah, los años de colegio… — Qué puedes hacer por él… —repitió la pregunta mientras miraba al cielo, pensando en una respuesta viable de acuerdo a lo que le decía. Ignoró aunque no pasó desapercibido que había acertado y su interés era por preocupación. — Creo que en casos así es mejor que le des tiempo… ¿Recuerdas lo que te dije antes? Algunas personas no hablan porque no sepan cómo, sino porque no saben cómo va a reaccionar el resto… —aunque hay que admitir que él también se ha preocupado por la situación que le está contando el muchacho.


Última edición por Laith Gauthier el Vie Jun 02, 2017 8:01 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 16.955
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 850
Puntos : 695
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Adrien Lévesque el Miér Mayo 31, 2017 9:33 pm

¿Una historia? ¿Qué clase de historia podría contarle? ¿Con qué motivo? Pero pese a sus dudas lo escuchó, cada palabra sobre el colibrí y el cuervo. Su corazón dio un vuelco a medida que la historia avanzaba ¿Era él el colibrí? No creía, se negaba a creer que le pasaría aquello pero el cuervo parecía su padre, solo que no tenían una relación amorosa, solo que el colibrí de la historia fue por cuatro años, para él, ha sido su estilo de vida. Para él su padre no le enseñó a buscar comida, solo le enseñaba a cambiar su personalidad. No, su historia era diferente porque el cuervo no se cansaba del colibrí, el cuervo empezaba a pintar a aquella pequeña ave de alas hermosas en colores negros. Él no podía ser un colibrí ya, no se sentía capaz de serlo, de dejar al cuervo por mucho que Laith lo llamara obsesión, se negaba a creer que lo suyo era eso. Además eran familia, la familia debería cuidarse, debería protegerse entre sí.

Con el final de la historia, la moraleja "los corazones de piedra jamás se ablandan" lo sabía bien, en 17 años su padre seguía igual, nunca cambió. Adrien al inicio se percató que la historia le costó contarla, se preguntó si era basada en alguna experiencia o la había inventado sacando algunas conclusiones de la charla, pero lo cierto es que tenía que pensar, él no podía ser el colibrí - Yo entiendo lo que quieres decir - Al menos intentaba entender, su padre no lo vería nunca como alguien valioso, pues en verdad no ha habido ningún cambio en él, al menos cambio para bien, desde que ingresó a Hogwarts se había vuelto más violento, tal vez porque era una edad mayor capaz de aguantar esa clase de castigos porque ¿tal vez en el fondo si se preocupaba por él? No lo sabía, tenía varias dudas al respecto.

No creía llegar al punto de querer acabar con todo, además tenía a personas que se preocupaban por él, también pensaba en ellas, aunque su padre sería el número uno en su lista - No creo ser capaz de abandonarlo... - Pero no quería seguir tocando el tema, no sabía que pensar, no quería pensar porque en el fondo Laith tenía razón, en muchas cosas sin embargo no era capaz de abandonarlo tal vez porque el miedo le impulsaba más que otra cosa ¿miedo a qué? Tal vez que dañara a sus personas apreciadas, lo creía muy capaz con tal de que cumpliera sus demandas.

Respiró hondo, prefería hablar del otro tema, era más ligero aunque su preocupación era genuina no tendría que pensar mucho en su relación con su padre, en su dependencia a este además que mientras menos pensaba menos se complicaba su vida en ese asunto, él buscaba ser feliz complaciendo a todos, pero Laith le hizo preguntarse ¿Tendría que escoger a alguien en su vida? Es decir ¿Tendría que decidir quién era más importante?

La experiencia de Laith le alivio, quería decir que los amigos podrían besarse y ser normal, aunque ambos eran hombres, podrían confundirlo con otra cosa. Ya algunos Gry le dijeron que era gay, no creía que lo supieran realmente, tal vez era por estar muy pegado a Josh, aunque cuando estuvieran solos si lograban acercarse como dos amigos - Bueno, trato de no preguntar, de darle su espacio. Dejo que venga a mi, no quiero atosigarlo ni perder su amistad, es muy importante para mi, fue mi primer amigo en Hogwarts, sigue siendo mi único amigo... -Respira hondo, mientras juega con sus manos que estaban en su regazo - Pero temo por su salud, por mucho que le dejo pociones en lugares escondidos para que las tome luego sin que yo lo tenga que ver. Pero no dejo de preocuparme ¿debo hacer algo más? ¿cómo le muestro mi apoyo? -
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Laith Gauthier el Miér Mayo 31, 2017 10:14 pm

No eran las mismas situaciones y Laith lo sabía. En realidad, sólo estaba buscando una cosa y era que entendiese que no importaba cuánto se desviviera por alguien, no iba a conseguir suavizarle ni conseguir lo que desea por más que lo intente. Claro, Adrien tenía un problema con un padre opresor que lo forzaba a ser distinto a lo que era en realidad, Laith hablaba de no otra cosa que un amante, el tiempo era distinto, toda una vida a una larga época; las condiciones eran diferentes. Pero se entendía su idea y el pequeño se lo hizo saber al decirle que comprendía su punto. Se sonrió con suavidad, dejando sólo un segundo dejar ver el dolor de aquella historia de aves, mientras le ponía la mano en el hombro.

Sé que no puedes abandonarlo… es tu padre… Amar con todo tu ser está bien… pero no te pierdas en el proceso de amarlo... Al final, lo único que te acompañará toda tu vida eres tú mismo, no te vuelvas tu propio enemigo —le dijo dulcemente, aceptando cerrar el tema y sabiendo que lo dejaba con mucho que pensar. Era difícil asimilar tanto en tan poco tiempo, pero ya había sembrado la duda que podría germinar en el cambio que Adrien necesitaba. Quería que fuera feliz, que fuera él mismo incluso si no volvían a verse. Amaba tanto al ser humano que siempre buscaba el bien de los demás incluso si sólo estaban de paso en su vida.

Lo dejó calmarse y pensar en el próximo tema de conversación. Los amoríos de adolescentes le llamaban la atención, pero se mantuvo sereno y discreto. No quiso mentirle y fue sincero con él, había veces en que no significaba nada un beso, incluso tocar un cuerpo podía ser sólo carnal si no se tocaba el alma. Laith personalmente prefería ese tipo de relaciones superficiales y efímeras que se iban con la misma rapidez que un fuego artificial al explotar en el cielo. Todo porque no quería encontrarse con otro cuervo en su vida.

En mi opinión deberías preguntarle si te causa curiosidad. Si para ti fue un beso de amigos sería lo mejor confirmar que lo sea también para él… Y si no fue otra cosa para ti, que se lo dejes claro antes de que le hagas daño —una cosa de la que estaba seguro es que todo tenía que hablarse. Él, si planeaba sólo tontear con una persona, se lo decía y respetaba si no querían seguirle el juego. A veces las personas son muy emocionales y generan sentimientos a la mínima. Ante el tema siguiente, chasqueó los dientes en un gesto de disgusto. — Es más complicado porque son pequeños todavía… Quieran o no viven dentro de un sistema y no es posible alejarse mucho de éste… Si es tan importante para ti, yo creo que tiene que saber que estás para apoyarlo, depende del tipo de chicos que sea… Hay quienes sólo pueden salir adelante con otros alrededor… y otros que no saben lidiar con su propio dolor y por ello lo hacen solos… —le trató de explicar, pues había estado de las dos caras de la moneda.

Se cruzó de brazos mientras se recargaba en una pared imaginaria detrás de él, haciendo equilibrio sentado para no irse de espaldas. Quería pensar en buenos consejos, la situación del colegio no era nada buena y tenía que ser un adulto responsable y no un chiquillo que sugería fugarse. Qué podría decirle… Se lo preguntó mucho, incluso pensó enviarle un texto a Lindsay preguntando qué le diría a ella al chico en esa situación, pero si ya se escandalizaba por sus pintas no lo vea sacando un teléfono móvil, se abstuvo a aquel pensamiento.

Si yo estuviera en el colegio… y tuviera un amigo en problemas… Creo que intentaría ayudarlo a dejar a un lado todo lo que le hace sentir mal… Si no es algo que pueda abandonar, al menos le ayudaría a no pensar en eso mientras no ocurre… —decidió, hablando lentamente y pensándose cada palabra. Se imaginó qué haría si Steven estuviese en esa situación y lo descartó, su amigo era demasiado tonto para ello, él mismo sonreiría aunque lo estuvieran pateando todos los días. Buscó en su cabeza a otro amigo y así resolvió qué haría él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 16.955
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 850
Puntos : 695
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Adrien Lévesque el Jue Jun 01, 2017 5:10 am

Mantuvo la cabeza agachada, no perderse a sí mismo ¿cómo saber que no era demasiado tarde? Se preguntaba, aunque no formuló la interrogante con sus labios él mismo se respondió al pensar en todos los años que ha pasado desde Hogwarts. Era un doble cara, molestaba a los leones, se creía superior a los demás, caminaba por los pasillos como si tuvieran que rendirle pleitesias pero a escondidas ayudaba a los sangre sucias (antes de la guerra), incluso visitaba algunos a la enfermería por lesiones y les dejaba algún dulce con una tarjeta de deseos para que se mejorara ¿quería decir que el verdadero él aún se mantenía? Comparó lo que vivía en Hogwarts con los años antes de ir al colegio... Encerrado en la mansión con Perry, aquel elfo doméstico era una especie de amigo si se podía llamarlo así. Cuando su padre estaba en casa actuaba o intentaba actuar (era un niño de 5 tal vez 6 años) con seriedad, su padre castigaba al elfo por irrespetuoso y él lo ayudaba dándole chocolates, a veces era viceversa, era Adrien el castigado y el elfo se desvivía por atenderlo ya que según sus palabras "Tiene un gran corazón".

¿Cuánto de eso se mantenía? De verdad entendía lo que la Laith quería decirle, pero ya sentía (continuando con la metáfora del colibrí y el cuervo) que sus plumas fueron arrancadas y le encajaron plumas de cuervo ¿podría volar? El peso de las plumas negras era mucho para un pobre cuerpo pequeño, Adrien cargaba con mucho sobre sus hombros por su padre, por ese hombre no tuvo amigos sino hasta ahora... Podía ver que realmente lo que evitaba que esas plumas le dieran deseo de sangre era Josh, él mantenía aún su gusto por el néctar dulce de las flores...

Suspiró, no quería pensar más en eso, sentía la sombra de la depresión apretar su pecho, se sentía claustrofobico, enjaulado pero por mucho que le abrieran la puertesita él no salía, simplemente esperaba órdenes de su señor. ¿Cómo ser rebelde? ¿Cómo ser libre? Cuando todo lo que conoce es ese estilo de vida, sabe que está mal, ya lo venía sospechando pero su acto de valentía de rebeldía nada más ocurría cuando estaba con el Ravenclaw algunas con su gemelo, del resto era un fiel corderillo dispuesto a ir a la cocina para que le mataran. Ese simple conocimiento le ahogó, le asfixiaba todo. Alzó su vista y se concentró en el tema de conversación, necesitaba vaciar su mente de esa nube oscura, parecía que tenía un Dementor dentro pues se sentía triste, decepcionado de si mismo, sin escapatoria, acorralado.

- No le quiero hacer daño - Se alarmó, pero ya le había hecho daño, una voz le dijo en su mente. Se cubrió su rostro con ambas manos, casi se despeina y eso demostraba cuán derrotado, agotado estaba. Sólo tenía 17 años pero se sentía consumido. De las categorías que dijo Laith, trató de buscar similitudes, ¿cómo le mostraba que no estaba solo? Ah, pero Adrien no seas hipócrita, tu también evitas decirle lo de tu padre ¿Por qué? Tal vez sean las mismas razones de Josh. Pero debía mostrarle, esperando no atosigarlo, de que estaba para apoyarlo, no tenía que lidiar con el dolor solo, ese fue el detonante de su pelea.

- Si, suena bien - ¿Josh olvidaba los males cuando estaba con él? Bueno le ha visto sonreír más, no quería decir que todo estaba mejor pero ¿lograba hacer que olvidara sus temores? Esperaba que si - Sabes, por él quiero ser sanador - Comenta - Porque me ha protegido tanto, a veces desearía saber lo que piensa pero - Suspira con pesar, mira hacia el cielo, no se da cuenta que sus palabras no suenan como una simple amistad, suena como que hay sentimientos más profundos, guardados ahí que no sabe descifrar como si necesitara un rompedor de maldiciones para poderlas entender - me da miedo lastimarlo con mis preguntas, le hice mucho daño, aunque eso quedó en el pasado sé que fue mi culpa, le dije cosas hirientes y creo que intenta seguir todo adelante pero hay veces como que duda, duda de todas mis acciones. No lo culpo, las heridas están sangrantes aún. Pero si no le muestro que puede confíar en mi entonces ¿cómo le muestro que tiene un apoyo? ¿cómo le hago olvidar todo? Por eso decidí que intentaría curar todas sus heridas, a pesar de todo me sigue cuidando y protegiendo, quiero redimirme, quiero que confie en mi en sus malestares, que yo estaré ahí para ayudarlo, si bien no lo protejo de la misma forma que él al menos me sentiría conforme de saber que está vivo y hacer que sane - No sabe en que momento, pero la última frase le sale entrecortada, siente un nudo en la garganta y mientras hablaba una traicionera lágrima rueda por su mejilla, porque desea de todo corazón que Josh vea que no cometerá sus mismos errores, porque siente que nada de lo que hace es suficiente para redimirse.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 696
Puntos : 506
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.