Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

The frustrated dream [Libre]

Invitado el Miér Mayo 31, 2017 11:25 pm

The frustrated dream
___________________________________
Lunes - 8:42 horas

Era un Lunes, en Londres, en un centro comercial muggle, además era de mañana ¿a qué ser mágico podría encontrarse a esas horas, en ese lugar, ese día? No habían, no cabían posibilidades de que algún mago o bruja la estuviese viendo en esos momentos, la conozca o no, esa era una sesión bastante privada como para que un ser del mundo mágico estuviese viendo aquello. Los muggles... le daban igual, no era precisamente un lugar donde acudía seguido ni que tuviese la necesidad de hacer amigos.

Allí estaba la joven de ojos claros, en el único lugar que le hacía estar completamente llena de felicidad y alegría pues hacía algo que secretamente amaba y adoraba, con su vida entera, patinar sobre hielo. Extrañamente en una bruja de sangre pura, los mágicos acostumbrados a deportes puramente mágicos valga la redundancia, dejaban de lado la existencia de los demás deportes, como si algo que no contuviese magia no sirviese, ese no era el caso de Hestia, aquella joven había leído por accidente en una revista muggle un artículo sobre dicho deporte, al principio se vio indignada ¿sin uso de magia? ¿solo correr y patinar y cansarte? No era algo para ella. Pero mientras más leía, más aprendía y más le llamaba la atención, hasta que cuando tenía 20 años lo intentó por primera vez, igualmente un Lunes, en la mañana, escondida, no tenía la menor idea si fuese algo que ocultar, más, por si a las dudas fueran lo ocultaba.

La joven respiró suavemente el aroma del lugar, vacío como siempre, frío y desolado, con una de las pistas más grandes del lugar, miró de reojo a la cajera que por poco las moscas se posaban en sus ojos, quien apenas saludó con la mano, pues le había visto tanto tiempo y tantas veces, todos los lunes que ya se había vuelto... quizás su muggle preferida. Se acercó para dejar su bolsa, sus zapatos y así pedir patines de su talla, terminando con un delicado gracias... que apenas comenzaba a dar desde hace unos meses, pues mucho antes llegaba a ser muy hostil con esta, solamente por su sangre, claramente.

La joven calentó unos largos minutos en tierra, estiraba sus brazos, piernas, tobillos, muñecas, entre otros. Cuando finalmente se sintió preparada, entró a la pista lentamente, suspiró sonriendo con notabilidad, poco común en ella, comenzó a patinar con suavidad apenas, quería disfrutar el lugar, comenzó a dar vueltas por la pista para acostumbrarse al hielo. Cerraba sus ojos por segundos, disfrutaba del lugar, se sentía como si estuviese volando por algunos segundos, era simplemente perfecto, se encontraba vistiendo un leggin bastante cómodo de color negro, una camisa de color beige manga larga con cuello de tortuga, su cabello amarrado en un solo moño de cebolla y sus hermosos patines blancos que había comprado pero prefería guardar en el establecimiento para su respectivo cuidado. Pasaron entre 20 y 30 minutos en los que luego de varias vueltas y giros término por prepararse, comenzando así una delicada y suave rutina que había preparado, por gusto propio. (Rutina) Esta se sentía nueva, bien, con mucha adrenalina dentro de sí, más que alegre, lo único de las pocas cosas que le hacían feliz, que la hacía sonreír hasta mostrar su dentadura.

varias veces cayó, se tropezó y hasta se lastimó, sin embargo esta se sacudió un poco el frío, intentando la rutina una y otra vez durante varias horas, hasta que finalmente lo logró. Sonriendo al final de todos para en un intento de relajar sus músculos para prepararse a hacerla nuevamente, comenzó a patinar de espaldas, pensando en algunas cosas que debía hacer entre esa semana.
avatar
InvitadoInvitado

O. Winslow el Dom Jun 04, 2017 11:54 pm

El fin de semana había resultado aburrido en un comienzo, pero la diversión había aumentado durante la tarde del domingo.

Medio día del domingo, una pequeña visita al museo de arte era lo que necesitaba en esos momentos. Reconectar con la mayor belleza que podíamos ver en el mundo. Pinceladas precisas y realismo en pequeños lienzos. Emociones que traspasan la tela. Adoraba pasar las horas sentada frente a algunos cuadros. Un hombre de mediana edad, con barba de tres días y un parecido asombroso a un antiguo profesor se sentó a mi lado. Una larga charla sobre pintura, pintores y arte dio comienzo. Las horas fueron pasando, lentamente surgió una extraña conexión entre ambos que no podía terminar de otro modo que en una noche de pasión desenfrenada. Dos de mis tres mayores aficiones juntas, no podía pedir más.

Mentiras, sí que podía pedir una última cosa y hacer el día redondo. Cuando la diversión terminó, él se dejó dormir y pude revolver un poco en su casa. Un pequeño hobby, descubrir si ocultaba algo o si encontraba algo divertido que llevarme a casa. Es mejor que comprar y más personalizado. Al llegar a su dormitorio de nuevo, abrí su mesilla de noche y encontré algo muy especial. Una sonrisa pícara se dibujó en mi cara, tendí la mano con idea de cogerla cuando su mano sujetó la mía. - ¿Por qué coger ese palo si puedes entretenerte conmigo? - Sus palabras me hicieron reír, me senté a su lado. - ¿Así que te van los truquitos de magia? - Pregunté con tono burlón, como si no supiera nada de la existencia de la magia. - Se me dan bien los juegos de cartas. - Le dediqué una leve sonrisa aunque mi mirada delataba cierto recelo a creer sus palabras. - Deberías enseñarme algún truco de magia la próxima vez que nos veamos. - Él se limitó a asentir, por mi parte me levanté y recogí mi bolso.

¿Ya te vas? Yo que pensaba llevarte a patinar después de desayunar… - Intentó retenerme como si el plan “romántico” me fuera a convencer. - ¿Y a dónde pensabas llevarme? ¿Algún lugar especial? - Seguirle la corriente era pura diversión, más satisfactorio luego dejarles plantados. - Suena divertido, pero debo atender mi negocio. - Salí de su casa y cerré la puerta tras de mí para desaparecer tan pronto como fuera posible. Nunca me quedaría a dormir después del sexo. Por suerte para él ser mago le había salvado, de no ser por ello ya estaría muerto.

A la mañana siguiente, el lunes a las seis de la mañana, ya estaba en el Caldero Chorreante, revisando las cuentas de la noche. El dinero debía estar exacto. Tras una hora y media mi trabajo matinal había terminado, pero cual fue mi sorpresa al fijarme en los carteles de se busca.

Recogí mi bolso y varita. Desaparecí con la mayor rapidez que pude y me presenté en la pista de patinaje, con una sonrisa falsa y muy pocas ganas de estar allí. Eché un vistazo a la pista, no había más que dos personas y uno de ellos era mi objetivo. Fui al mostrador y solicité unos patines. No fue nada agradable ponerme algo usado, y encima de tan pésima calidad.  Entré a la pista con tan mala suerte que terminé chocando con la otra persona que allí patinaba. - ¡Lo siento!- Alcancé a decir antes de seguir patinando. Por suerte ninguna cayó al suelo, pero sí pude fijarme momentáneamente en su rostro. Me resultaba familiar, mas no podía detenerme en ese instante.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 22.100
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 712
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Invitado el Lun Jun 05, 2017 7:36 pm

The frustrated dream



Hestia patinaba con calma, sus patines se movían con una agilidad casi perfecta, pero claro ¿cómo no? Dos años seguidos de caídas , prácticas y hasta fracturas, de algo debían servir, sin embargo, se menciona el casi debido a que la chica debía aprender muchas cosas aún. Siempre se puede aprender mucho más de lo que ya se sabe. La castaña patinaba pensativa, dando leves vueltas y giros, a veces cayendo algo fuerte pero sin tocar el suelo, tan solo perdiendo el equilibrio, aunque su paz se vio perturbada cuando sintió la presencia de otra persona en la pista, ya no estaba sola, que fastidio.

Hestia frunció el ceño. ¿Es qué no tienen cosas mejores que hacer? O al menos una que no involucre su presencia en mi vista, quizás, negó suavemente mientras volvía a patinar con algo de rapidez tan solo para poder distraerse, pero en su intento fallido de distracción terminó por sentir como la joven al parecer novata, quizás o con patines alquilados [qué peores que esos] chocaba contra Hestia. -Eres una...- se limitó a terminar su oración, estaba acostumbrada comúnmente a que en el mundo mágico fueran poco amables, después de un empujón quizás venían una bellas disculpas llenas de palabrotas y algunos hechizos , pero recordaba que estaba en el campo de flores del mundo muggle. Escuchó las disculpas de la joven y asintió tan solo sacudiendo sus manos. -No pasa nada.- dijo ésta alzando una ceja, notando que la rubia se había quedado viendo su rostro, le extrañaba.

Hestia observó por unos segundos a la chica, si notó que tenía varios años menos que ella, aunque solo calculaba uno o dos. Intentaba entender el porque de su mirada fija, ella no le conocía en lo más mínimo, le tomó como una muggle más, no era de su importancia si esta la viese o no en la pista ¿acaso si quiera la volvería a ver? Hestia pensaba que no... triste su caso.

La castaña se alejó de la chica comenzando a patinar nuevamente , quedando lo más lejos posible de la joven, chocar nuevamente no era algo que precisamente le gustaría, perdería su paciencia en el caso de que fuera así. Hestia volvió a estirar su cuerpo con suavidad y nuevamente intentó repetir su rutina, que como de costumbre luego de una ardua práctica salió bien. Sin embargo, la presencia de la otra joven le perturbaba en menores cantidades claro está, haciendo que su rutina no se llevase toda la pista de patinaje, haciendo sus movimientos más cortos y menos extravagantes.
avatar
InvitadoInvitado

O. Winslow el Vie Jun 30, 2017 8:28 pm

Ir a una pista de patinaje muggle y hacerme pasar por muggle no estaba entre mis mejores planes. Pero era algo delicioso de hacer por poder torturar a un traidor y encima recibir dinero por ello. ¿No dicen que si te pagan por hacer algo que te gusta serás triplemente recompensado? Pues este se había convertido en un nuevo hobby para mí.

Lástima que en la pista no ibamos a estar los dos solos, puesto que una chica patinaba por ahí, con unas ejecuciones dignas de campeonato aunque con mucho que aprender. Mayor era mi pesar con patines usados que iban a donde querían y no ha donde yo pretendía. Eso implicó que no pasara más de tres segundos en la pista antes de chocar con ella. Su rostro era familiar y me fijé en él unos instantes pero seguí con mi objetivo.

- Al final he decidido acompañarte. - Dije con una amplia sonrisa y fingiendo vergüenza al hablar. No tenía motivos para pensar que vendría, es más, podía no haber aparecido por aquí. - ¿No te pudiste resistir? - Dijo el traidor con un tono seductor a la par que creído. ¿Cuándo había llegado a la pista? Lo desconocía, lo único que tenía claro es que entró a la par que yo, pero desde el lado opuesto. - ¿Me has extrañado? - Pregunté con voz melosa para pegarme a él. - ¿Me vas a enseñar algún truco de magia? - Pedí con mi cara más dulce, mirándolo con ojitos de gatito mimoso y mordiéndome levemente el labio inferior. Él se limitó a negar con la cabeza y reír, pasándome el brazo por el hombro y arrastrándome a patinar.

No tenía tiempo para estas tonterías, quería hacerme con él y llevarlo a disfrutar de verdad. Me separé fingiendo travesura, como si de un juego se tratara. Un poco de ventaja respecto a él. Saqué mi varita y con un simple giro me quedé frente a él. - Vaya, yo también tengo varita, pero no soy una traidora. - La sorpresa se reflejó en su cara, intentó buscar la suya, sacarla de donde la llevara, pero fui más rápida. El elemento sorpresa era la clave. Un simple conjuro mental, mi favorito. Cruciatus. Cayó al suelo de inmediato, retorciéndose de dolor. - ¿A que es divertida la magia? - Pregunté antes de lanzarle uno de nuevo. - Pero sólo cuando no es robada. - Le dejé claro de ese modo que sabía quién era y porqué había vuelto.

Poco me importó que me vieran, si intentaban socorrerlo sufrirían el mismo destino. La diversión era diversión, si se querían unir a aumentar mi placer, que así fuera.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 22.100
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 712
Puntos : 346
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.