Situación Actual
6º-11º // 1 febrero luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Isaac B.Mejor PJ ♂
Circe M.Mejor PJ ♀
Henry K.Mejor User
Sam L.Mejor roler
Valarr & DannyMejor dúo
Joshua E.Drama queen
Isaac B.Mister sensato
Lluna F.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Rubia y con carácter {Libre}

Invitado el Lun Mar 17, 2014 8:33 pm

-¡Mira, la próxima vez puedes comerme el...! ¡Y no vuelvas a tocar mis jodidas cosas! -las palabras malsonantes resonaron por el interior de la taberna y se hizo el silencio mientras todo lo inundaba el sordo sonido de la puerta cerrándose. Muchos de los presentes no parecían muy escandalizados, sin embargo otros miraban la figura que se postraba frente a la puerta de El Caldero Chorreante con gesto incómodo. Y esa figura era yo, con todo mi orgullo resoplando mientras me colocaba el pelo despeinado por la reciente trifulca. Varias de las miradas se mostraban incrédulas ante mi rostro inocente, como siendo incapaces de relacionar lo que acababa de salir de mi muy sucia boca (en muchos sentidos) con la cara angelical. "Tranquilos, es la una de la mañana, ya no es horario infantil".

Me senté en una de las mesas cerca de la ventana, mientras veía a la cerda de mi compañera de trabajo alejarse entre las sombras de la noche. Que se jodiera, odiaba que la gente se metiese en mis asuntos, la próxima vez procuraría ser todavía más desagradable al advertirle de que no husmease, si era posible. El camarero se acercó tembloroso, como si fuera a comerle empezando por la cabeza. -Tráeme un té verde. -dije con sequedad mientras me quitaba mi abrigo blanco. -Y no me mires así, no muerdo. -eso no era del todo cierto, pero ahora no tenía energías para eso. Pasaba de más discusiones.

Me acomodé en el sofá contra la ventana y abrí un cuaderno con anotaciones. Me puse a garabatear como si realmente estuviera haciendo algo de provecho. Me dedicaba a mi hobby preferido, perder el tiempo. Últimamente las cosas por el hospital estaban muy movidas. El número de ataques habían aumentado y los sanadores no eramos muy numerosos. El estrés me hace estar irascible, pero también puedo ser adorable si me lo propongo, lo prometo.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Mar 17, 2014 8:50 pm

Era tarde, pero no es culpa mía que haya gente en el Callejón Diagon a estas horas y que yo no pueda salir mucho del castillo por ser profesora. Le había pedido a Oliver que cubriera la última clase del día por mi, miedo me daba...Por suerte es con los de séptimo y ellos están más que entrenados en esta asignatura, y me ocupé de decirle a un alumno de confianza que no se pasaran mucho con él.

Llegué a la tienda de Quidditch y parece que hoy a todo el mundo le dio por el dia de compras, y no precisamente eran estas personas que pillaban lo que venían a buscar y se marchaban. Salí con lo que necesitaba, un papel con el encargo del material del colegio y una snitch dorada, por si se presenta un regalo inesperado.

Antes de irme al castillo decidí ir al Caldero Chorreante, no había cenado y estaba muerta de hambre...Pero está lleno, me cago en todo! Miré por encima de las cabezas y encontré un sofá cerca de la ventana con un hueco libre. Había una chica sentada allí, pero yo solo comería y me iría.

-Disculpa...¿Puedo sentarme? No hay más huecos libres por aquí, si no es mucha molestia. Hablé educadamente a la chica del cuaderno, si me decía que no...Pues al castillo y a robar algo de las cocinas, capaz que me encontraba con alguien conocido.
avatar
InvitadoInvitado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.