Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Crush [Priv. Adrien Lévesque]

Joshua Eckhart el Miér Jun 07, 2017 6:35 am

Recuerdo del primer mensaje :

Esa tarde de fin de semana no había ido a Hogsmeade, sino que se había quedado en el colegio. Había entrenamiento de Quidditch, aunque el entrenamiento no era de su equipo, sino de Slytherin. Le gustaba mirar los entrenamientos de los verdes, aunque lo que más le agradaba era seguir con la mirada al buscador del equipo. Le gustaba mirar sus entrenamientos, lo observaba y suspiraba, sólo era una ilusión que era perfecta por ser imposible. Su atracción hacia ese buscador no se basaba en otra cosa que en la fantasía y en la idealización, era perfecto porque no podía tenerlo. Era lo que los jóvenes conocían como un “crush”, sólo una ilusión. A veces conversaba con él y lo perseguía con la mirada, pero de ahí más nada. Era un purista hecho y pleno con verdaderos ideales sólidos.

Mientras pensaba en ello, otro pensamiento se le coló. Últimamente Adrien se le venía a la mente sin poderlo evitar, no podía quitárselo de la cabeza. Y su mente recordaba la tarde en la Torre de Astronomía que no había sido normal, había sido, de hecho, muy diferente. La voz de Adrien lo había tocado muy profundamente y algo cambió en él. Se había dado cuenta muy tarde que la forma en que lo miraba ya no era de amistad, en que la forma en que quería tenerlo era demasiado egoísta. E incluso así calló sus sentimientos, los escondió dentro, su vida tenía que seguir así silenciosa y complaciente. Estar a su lado para ver una sonrisa. Verlo ir con otra persona que no fuera él y sentir alegría.

Recargó su espalda contra la banca detrás suyo en las gradas de la afición, mirando al buscador volar en la persecución de la Snitch. Él no lo miraba, sus ojos pocas veces se fijaban en Joshua, pero los ojos verdes del Ravenclaw lo perseguían en cada movimiento. A nadie nunca le había dicho aquella extraña atracción, ni siquiera a su mejor amigo. En cierto momento se distrajo pues Skus había llegado dejándole un envuelto, un paquete relativamente grande que poseía una carta consigo pero que revisaría después. Por ahora miró el entrenamiento hasta que terminó.

Se quedó sentado unos minutos hasta que decidió marcharse. O, bueno, eso creía que haría puesto que el buscador venía llegando mientras él recogía algunas cosas y las metía dentro de su bandolera antes de levantarse de donde estaba sentado. — Gracias por venir a darnos ánimo —le dijo con una sonrisa, el mundo de Joshua tembló durante sólo un segundo en cuanto le colocó una mano encima del hombro. — Sólo quería decirte eso, nos vemos luego —mantuvo su sonrisa mientras volvía a bajar de las gradas.

Claro… nos vemos… —Joshua no supo qué hacer, se quedó sentado sin saber qué hacer, con una sonrisa estúpida en el rostro hasta que sintió una punzada en el pecho. Como si no estuviese de acuerdo con aquello, el recuerdo de aquella tarde en la Torre de Astronomía volvió con más fuerza, clavándose en su cabeza. Aquella muestra de egoísmo de Adrien lo estaba torturando porque no podía pedirle que realmente hiciera lo que le había dicho.

Tranquilo abrió el paquete, decidiendo quedarse en soledad otro poco más. Le resultó raro, era su violín dentro de su estuche, su madera negra brillaba impecable y la carta alegaba haberlo enviado a afinar y dar mantenimiento. Se sonrió y agradeció profundamente la intención, habían valido la pena los picotazos de Skus, el ave malhumorada que siempre parecía querer hacerle daño. Una tonada le sonaba en la cabeza, la había oído hace mucho tiempo pero no recordaba dónde. Sólo sabía que era muggle. Tomó el violín y revisó el ajuste de las cuerdas antes de comenzar a tocarlo.

La melodía era preciosa, un suave sonido que pronto fue acompañado por su voz. Era difícil concentrarse en las notas y en la letra, pero él consiguió hacerlo. — I hung up the phone tonight, something happened for the first time, deep inside it was a rush, what a rush… ‘Cause the possibility that you would ever feel the same way about me is just too much, just too much… —su voz al principio había comenzado a temblar, pero luego se serenó junto con la melodía. — Why do I keep running from the truth? All I ever think about is you. You got me hypnotized, so mesmerized, and I just got to know… Do you ever think, when you’re all alone, all that we can be, where this thing can go? Am I crazy or falling in love? Is it real or just another crush?

Le sorprendía que pudiese recordar tan bien aquella letra que ahora sonaba como una melodía difusa que había oído hace mucho tiempo. Porque hace mucho tiempo la había oído. Pero en ese momento parecía describir perfectamente lo que estaba sintiendo, convirtiéndose en la canción que lo ayudaba a drenar todo lo que estaba sintiendo para convertirlo en música y que sólo el aire lo escuchase. O eso se suponía. No debía oír nadie los pensamientos de un joven confundido que callaba y escondía del mundo para evitar que los sentimientos fueran heridos.

Do you catch your breath when I look at you? Are you holding back like the way I do? ‘Cause I’ve tried and tried to walk away but I know this crush ain’t going away —cada vez que esos ojos verdes lo miraban, él perdía el aliento. Y tenía que atarse para permanecer sereno y tranquilo junto a su amigo. — Has it ever crossed your mind? When we’re hanging, spending time, are we just friends? Is there more? Is there more? —aunque seguramente nunca se lo preguntaría, cuando él mismo no tenía la respuesta.— See, it’s a chance we’ve got to take, ‘cause I believe that we can make this into something that will last, last forever, forever. Do you ever think, when you’re all alone, all that we can be, where this thing can go? Am I crazy or falling in love? Is it real or just another crush?

La canción fue seguida hasta llegar a su fin, donde Joshua se dejó relajar sentado de nuevo. Mientras tocaba su mirada estaba perdida en un punto imaginario, brillante color azul que ignoraba el mundo a su alrededor, su espalda recta le daba elegancia mientras se deslizaba junto con el arco en un pequeño baile que era casi asemejar ser parte del violín, uno solo mientras la música le brotaba del alma.


Última edición por Joshua Eckhart el Vie Jun 09, 2017 5:51 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Joshua Eckhart el Mar Jun 13, 2017 8:02 am

Finalmente se siente más aliviado de que aquello no hubiese sido un castigo, sino algo que quería hacer. No esperaba sin embargo esa suerte de coqueteo entrecortado que no había comenzado a entender al principio, le costó unos segundos darse cuenta de qué estaba intentando hacer y en ese preciso momento el rojo de su rostro parecía casi brillar en intensidad. No supo qué decir y eso le dio tiempo a Adrien de arrepentirse, de asumir que en su cabeza no sonaba mal y le pidió incluso olvidar aquello, le acarició entonces el rostro tratando de calmarlo, su mano temblando mientras buscaba que no se estresara demasiado por esa suerte de cortejo.

Yo… t-te pondría castigos así… si perdieras… —trató de, a su modo, responderle aquel coqueteo aunque realmente sabía que no le había salido nada bien. Aunque eso no es que importase demasiado, porque al fin podían respirar en paz luego de todo aquello. Finalmente sabían que todo estaba bien entre ellos, sabiendo que no iban a intimidar al otro al acercarse de esa manera sino que serían bien recibidos. Todo lo que habían pasado para llegar a ese momento de pronto pareció cobrar sentido, en ese momento no existía nada que no fueran ellos dos.

A pesar de que no era el primer beso en la mejilla que le daba ni el primer beso en la nariz que recibía, aquellos dos gestos lo hicieron sentir falto de aliento a pesar de lo castos que eran. Cada pequeño roce le causaba estragos en su interior, esperaba perder sensibilidad pronto. Asintió con la cabeza cuando sugirió ir a sentarse, sus piernas temblorosas agradecerían un momento para dejar de sostener su peso, y los temblores no han cesado aunque ahora lo comparten como uno solo, ya no pueden identificar fácilmente de quién es cual.

El mundo entero le dio un vuelco nada más escuchar aquellas dos palabras que le elevaron al cielo, agachándose a tomar el estuche de su violín sin soltar su mano. Comenzó a caminar a su lado mientras acariciaba su mano con su pulgar, dirigiéndose a una de las bancas de ahí hasta ir a sentarse a su lado. Tragó saliva secamente mientras lo miraba, se había olvidado del buscador, de la negativa del padre de Adrien, de las clases, de todo. Si fuera por él, se quedaría durante todo el día mirando al Hufflepuff y adorándolo, pero eso no era posible.

¿Quieres ir conmigo a Hogsmeade…? Aún es temprano, podemos ir y comprar algunos dulces… Necesito comprar unas cosas también… Puedo invitarte a Madame Tudipié… —aquel último punto lo había hecho tartamudear un poco, porque mientras lo decía se imaginó que, más que una salida de las que siempre tenían, era algo más parecido a una cita. Sabía que no podrían tener muchas demostraciones de cariño en público, pero eso no le quitaba la ilusión del momento, quería decir, era su primera salida como pareja oficial, todavía no digería que realmente le había pedido a Adrien salir con él.

Buscó su bandolera para sacar de la misma una caja de varitas de regaliz, tomando una de ellas y metiéndola entre sus dientes para comerla despacio como siempre hacía, esperando la respuesta a su invitación con algo de nervios. En un punto de él sentía paz, porque siempre se había sentido libre de ser él mismo con Adrien, y en otro estaba mucho más inquieto, sentía la necesidad de querer impresionarlo y que viese en él a una persona digna de tener a su lado. Muchos pensamientos recorrían su mente en ese preciso momento.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Mar Jun 13, 2017 2:29 pm

Ambos estaban tan nerviosos que sus intentos de coqueteo se perdían por decir la frase entrecortada, ni siquiera tenían una expresión que pudiera seducir, ni decir que solo jugaban a ser personas sensuales, tampoco les salía el tono de voz adecuado. Era tan absurdo que podría dar risa, pero para Adrien era lo más sensual que ha escuchado en su vida, sí, podían ser adolescentes hormonales, vamos que se ha fijado en varios hombres, antes de aclarar sus emociones con Josh, este le parecía hermoso también, pero de ahí a tener experiencia pues claro que no, si más bien parecían dos niños de 8 años enfrascados en cuerpos de 17 años, su mente no era madura en el sentido de una relación ¿Podrían dos inexpertos mantener un romance? Bueno, no quería ser pesimista cuando estaba tan feliz, así que solo el tiempo lo diría.

Mientras, hace un puchero - Te descubrí - Le acusa, sí, empezaba una relación con su mejor y único amigo, pero uno de los puntos es que no quería que cambiase mucho, puede que su corazón se desbocara, que se sintiera tímido pero la parte bromista seguía ahí, incluso ayudaría a dejar la tensión a un lado. Dejó un silencio de cinco segundos antes de sonreír - Tu plan malvado ¡Quieres que pierda! -Lo mantenía abrazado, pero si hubieran estado separados también lo hubiera apuntado con su dedo - Mira que proponerme esa clase de castigos que son más.... premios - Susurra lo último, al inicio su chiste había comenzado como todas sus bromas, con una sonrisa o un puchero, un tono falso pero divertido, sin embargo no pudo concluirlo porque nuevamente entrama en la rama del coqueteo, una rama que le avergonzaba, era tan reciente y nuevo que aún no se acostumbraba, antes quizás hubiera continuado como si nada, incluso después de besarse una vez dado que consideraba que Josh no lo tomaría tanto en cuenta.

Sin embargo, se había equivocado, en su despiste no se había dado cuenta que realmente aquello afectaba a Josh, que sí representaba algo. Se animó a continuar a pesar de todo ¿Qué tan diferente sería un noviazgo a una amistad? No debería cambiar mucho, se repetía, aunque sus intentos de chistes y coqueteo apestaron. Nuevamente, eran dos niños inexpertos, vamos que aunque Adrien pensara que una persona era atractiva no quería decir que tuviera gran experiencia, si ni siquiera sus hormonas se alborotaban tanto como para tener un problema adolescente normal, de hecho no sabía mucho sobre ese tema, le daban vergüenza hasta cuando nombraban los genitales de alguien... No, no debería pensar en eso ya se estaba poniendo peor que una manzana.

Al encaminarse a la banca, sus pensamientos cambiaron, la leve caricia de Josh le decía que no estaba solo en esto, se sentía reconfortante, acompañado, apreciado. Lograron sentarse y Adrien se estiró cual minino recién despierto, alzo su rostro al cielo, el sol estaba en todo su esplendor, era un bonito día, curioso para el lugar donde estaban y para el gobierno que regía, tal vez era bonito porque se sentía feliz - Claro - Sonríe, mirando a su amigo comer regaliz, no le molestaba ir, ya su reserva de chocolate estaba bajando, le quedaban dos cajas de rana de chocolate y dos calderos de chocolate que esos eran los últimos en comer por el alcohol que tenían, aún así los seguía comprando porque ¡Hey! ¡Era chocolate!

Además ir al salón a tomar algo de té le agradaba, siempre le había gustado ir ahí con Josh aunque el sitio era muy empalagoso, un ambiente muy rosa, con muchas parejitas... - ¡Espera! -Se levanta de la silla como si se hubiera clavado una aguja en su trasero -¡Es una cita! - Su respuesta había sido tan automática, tan acostumbrado a ir a Hogsmeade con su amigo que ahora caía en cuenta que también eran parejas -Porque lo es ¿cierto? Quiero decir, iremos al pueblo... Aunque será lo que hacemos habitualmente, ahora somos pareja ¿no? Ay... Morgana y toda su descendencia... Se supone que las citas son antes del noviazgo ¿no? Pero ya lo somos... ¿Empezamos mal? Digo no me rehúso a ir contigo, me agrada pero ¿Cómo debe ser nuestro comportamiento? Josh... -detiene su charla para acercarse a él - ¡Espera que dije mi respuesta mal!- Había dicho un simple "claro" como si no importara. Carraspeó la garganta, se agachó quedando frente a su amigovio (amigo/novio), colocó una mano en la rodillla ajena, intentó poner su mejor sonrisa alegre aunque estaba nervioso - Me encantaría ir contigo a tomar el té y a comprar dulces -
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Mar Jun 13, 2017 7:57 pm

Parpadeó un par de veces cuando le hizo ese puchero y declaró que le había descubierto, ¿qué cosa había descubierto? Lo miró unos segundos sin saber qué pensar hasta que le sonrió y le reveló el plan malvado del que no tenía ni idea. Entendió que estaba bromeando muy pronto y por eso sonrió con altanería. — ¿Qué te puedo decir? Me gusta ganar —repuso en son de broma antes que le reclamara proponerle castigos que más bien le parecían premios, haciendo que la broma decayera pronto junto aquella frase que consiguió volver a hacer sentir nervioso a Joshua. Cómo se notaba que eran inexpertos en el arte del romance. Trató de seguirle el juego, mas no tuvo palabras para ello, simplemente se le escapó una risilla inquieta producto de los nervios.

Joshua esperaba que su amistad no cambiase tanto y, si lo hacía, fuese para bien. Esos estragos que el Hufflepuff era capaz de causarle a su interior lo asustaban, pues sólo el chico frente a él era capaz de causarlos. Quería creer que nada que le provocase Adrien podía ser malo. Buscó apartar esos pensamientos de su cabeza mientras caminaban hasta sentarse en la banca, colocando el estuche del violín a un costado suyo y dejando al menor estirarse mientras él se permitía perder un poco la compostura y curvaba su espalda al recargar sus codos en las rodillas durante unos segundos antes de volver a erguirse.

Le sonrió de vuelta cuando aceptó ir con él a Hogsmeade; ya que era un muchacho de brevedad, no creyó necesaria una explicación muy grande y ese “claro” le bastaba y sobraba todavía. Madame Tudipié era su sitio favorito para tomar el té a pesar de lo meloso que era, todos estaban concentrados en la persona frente a sus mesas y no se fijaban en nadie más, además tenía una mesa que usualmente tomaba que era por demás discreta. No esperó, sin embargo, que su ahora novio de pronto se levantase de su asiento con una velocidad vertiginosa, causándole confusión a Joshua; por un segundo tuvo miedo, ¿de nuevo se iba a encontrar con otra persona? No era nada como eso, sino que reparó que aquello era una cita.

Su mirada de “¿Pero qué me estás contando?” decía todo, observando en silencio a Adrien mientras lo mareaba con su monólogo incomprensible. No había dicho absolutamente nada incluso cuando le dijo, corrigiéndose, que esa no era su respuesta, provocando que el águila girase un poco la cabeza como si eso lo ayudara a comprender. Bajó sus ojos azules a la mano encima de su rodilla e inmediatamente luego la alzó a los ojos del francés, sus siguientes palabras fueron una flecha que se clavó profundo en la diana directo en el blanco: su corazón. Le pareció muchísimo más coqueto que aquel vago intento anterior, tanto que el regaliz entre sus labios se cayó gracias a la abertura de los mismos.

Nervioso, rápidamente reparó en ello, tomando la varita ahora en su regazo mientras su rostro se coloraba completamente, sintiéndose sumamente torpe debido a su desliz. Qué debería hacer, se preguntó, su mente no colaboraba positivamente. — Bien, vamos… —aceptó, con el corazón latiendo a mil. — Ah, y… por cierto. No empezamos mal, esta relación… es nuestra, sólo nosotros decidimos qué está bien y qué está mal de ella, sólo sé tú mismo —había conseguido captar aquello de todo lo que el menor le había dicho antes, acariciando su rostro con el dorso de sus dedos con cariño. No quería regir sus sentimientos ni lo que hacía por experiencias de otros, éste era su propio libro para dos. — ¿Puedes pedirle a Horus que lleve esto a tu habitación, crees que esté cerca? —le pidió, refiriéndose al violín. Podía pasar a recogerlo luego, pero le daba pereza pensar en ir a alguna sala común ellos mismos a guardarlo.

Se levantó en ese momento, Adrien aún un poco inclinado y conforme se levantaba llegó a sus labios, robándole un nuevo beso que, aunque aún torpe, fue un poco más prolongado que los anteriores. Nadie podría jamás describir la calma que sentía de no tener que preguntarse si aquello estaba bien o estaba mal, si a Adrien le molestaría o sería bien recibido. En ese momento sentía todo menos dudas y no podía ser menos que perfecto.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Miér Jun 14, 2017 5:40 am

Le sacó la lengua ante aquella contestación, ambos eran competitivos, daban lo mejor de sí en el juego, dejaban su alma en el campo, aunque su balanza moral pendía de un hilo con ese incentivo... No, no debería dejar que lo soborne con algo así a pesar de saber que era un juego, ambos habían dado lo mejor en su pequeño juego, se habían divertido y al final su castigo fue una recompensa.

Pero eso quedó al olvido cuando le propuso ir al pueblo, ocasionando ese lío entre interpretar si era una cita o no, sabía que había sido algo lento al captar que ahora sus salidas podrían tener otros matices aunque ¿realmente serían tan diferentes? ¿Qué tenía una cita y cómo sería con respecto a una salida de amigos? ¿Se podría considerar sus otras salidas como citas aunque no lo supieran? ¡Peor aún! ¿Qué se hacía en una cita? No, Adrien debes calmarte, respirar hondo y no entrar en pánico. Se repetía mentalmente, estaba tan ansioso porque todo saliera bien porque todo era tan nuevo, que si bien tenía el peso menos de saber si lo que hacía era correcto para un amigo o cómo se tomaría Josh su acercamiento, ahora sabía que ambos estaban bien... Pero tenía otro peso encima: su inexperiencia.

El Ravenclaw sin darse cuenta le había calmado al posar su mano en su mejilla, la caricia fue más efectiva que un sedante. Debía relajarse, pueda que fuera nuevo eso de ser pareja, pero era Josh, era su amigo, la persona que quería, no tendría porqué estar tenso. Ladeo la cabeza de forma que su rostro se inclinaba hacia el toque como un cachorro necesitado de cariño, en ese momento sonrió, se estaba, como quien dice coloquialmente, ahogando en un vaso de agua, debía dejar que todo fluya, eran solo ellos, no iba a pasar nada malo, además solo era una salida a Hogsmeade ¿qué podría ser diferente? Que era una cita. Una vocesilla maliciosa le contesta, bueno cita o salida de amigos, solo debería interesar que eran Josh y Adrien, no hacer aquello más incómodo.

Alza su rostro con esas palabras, ellos escribían las paginas de su libro - Pardon yo solo... me puse nervioso pero no debo estarlo porque eres tú quien tengo a mi lado - Sonríe, mientras asiente a lo de ir, solo tiene que ser él mismo, sonreír, echar broma... Todo normal con la excepción que había besos de por medio y sentimientos que al parecer eran de amor. Se estaba levantando para encaminarse a Hogsmeade, como si lo hubiera invocado mentalmente, Josh le besa, cada beso ha sido diferente pero tan especiales entre si. Lo abraza para atraerlo a su cuerpo, correspondiendo el suave roce, su corazón vuelve a latir, el típico efecto cuando Josh le besa ¿Cambiaría al futuro algo? No lo creía...

Cierra los ojos dejándose llevar por aquel acto, sus narices rozaban, se prolongó lo más que pudo era incluso más largo que el de la Torre de Astronomía. A penas se separó de los labios de Josh, abrió sus ojos, sus mejillas se notaron sonrojadas. Sube su mano por el cuerpo ajeno, le acaricia la mejilla y entonces lo vuelve a atraer hacia si para otro beso, aunque este era corto pero repetido, eran varios besos pequeños, ligeros pero cargados de sentimientos, de entrega porque Josh era todo para Adrien y Adrien haría hasta lo imposible para hacerlo feliz. Se aparta solo unos milimetros, sonriendo, ha apaciguado aquella bestia llamada nervios que era bien sabido le daban muy seguido, más en presencia del otro.

- ¿Horus? Sí, si puedo - Tuvo que tomarse unos segundos para aclarar su mente, las palabras ajenas le indicaron que después del pueblo pasarían por su habitación. Se separó de Josh para poder llamar a su mascota, su halcón estaba en libertad como todos los fines de semana. Silbó, era el llamado para este. Tardó unos minutos antes de que la silueta del ave apareciera surcando los cielos de forma majestuosa, elegante y hermosa. Se posó en la banca muy cerca de Josh, el animal miró a su amo para luego mirar a su acompañante, ya no como al inicio que lo hacía con atención, ahora era de aceptación - Salut petit, ¿puedes hacernos un favor? - Cuando captó la atención del ave sonrió - Necesito que lleves el violín a mi habitación, dejarlo en un lugar seguro, yo sé que puedes hacerlo - Cuando el halcón alzó el vuelo, tomó entre sus patas el estuche del instrumento musical para dirigirse al castillo. Adrien usaba mucho los halagos con los animales, tal vez porque en el fondo un trato positivo podría tener mejores resultados que unos insultos, quizás por la experiencia con su padre era que se había vuelto de esa forma con los animales, sabiendo que eran criaturas indefensas, merecían ser premiadas

-Podemos irnos - Voltea a ver a su novio, aún no se acostumbra a llamar a Joshua de esa forma, de hecho la palabra le produce un escalofrío en la espalda pero era algo bueno, un sentimiento que le agradaba. Tomó su bolso, con una mano tomó la de Josh, al menos ir tomado de manos hasta un sitio público.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Miér Jun 14, 2017 6:22 am

Joshua tampoco tenía ni la más remota idea de qué se hacía en una cita, pero estaba convencido que no debía ser tan complicado. Todo era perfecto sólo porque estaban juntos, sólo tenía que hacer las cosas que le nacieran hacer y eso estaría bien. Antes que novios fueron amigos durante años, por lo que no debía ser tan raro que pudieran ir al pueblo mágico a distraerse un poco. No quería sentir de más nervios con Adrien, quería que todo era perfecto, ¿pero qué podía ser más perfecto que simplemente estar con él? Eso era lo que realmente conseguía hacerlo sentir feliz, lo conseguía hacer sentir él mismo. Incluso si ahora era él quien le guardaba secretos mortales.

Yo también estoy nervioso… pero sé que todo va a estar bien porque estás conmigo… No debe ser tan complicado, sólo… tenemos que escribir un nuevo capítulo… con las cosas que nos gusten… —se iba pensando cada oración, haciendo pausas entre una y otra para pensarlas un poco. Bromear, jugar, molestarse un poco incluso, no tenía por qué dejarse de lado sólo porque eran pareja. Quería él mismo entender que todo iba a estar bien, como se lo había dicho, porque no estaban solos, si eran pareja no era por nada, sino porque querían y confiaban en el otro.

Mientras se levantaban lo besó, sintiendo cómo lo abraza provocando que lo rodeé con sus brazos por igual para estar cerca, con los ojos cerrados ambos prolongaron aquel suave beso, tímido y lleno de cariño. Sus ojos se encontraron por unos segundos al abrirse, aunque sólo durante un breve momento ya que volvió a cerrarlos a causa de la caricia en su mejilla. Le resultó extraño que un beso se convirtiese en muchos pequeños roces, cada uno de esos pequeños besos que formaban una dulce cadena fueron correspondidos por los labios del águila, en cierto punto fue incluso posible sentir cómo entre el roce los labios de Joshua se curvaban en una sonrisita en medio de un beso.

Ambos quedaron un poco entorpecidos, embriagados después de tantos besos, pero tranquilos y felices que era lo más importante de todo. Decidió preguntar si podía confiar en su mascota para encargarse del violín, permitiendo que Adrien silbara con fuerza para llamarlo a donde se encontraban. Joshua empezaba a creer que no iba a llegar justo cuando vieron la sombra sobrevolando el cielo hasta caer en la banca. — Hola, Horus —lo saludó cuando lo miró, antes de que el menor lo llamase para explicarle lo que deseaban. — Confío en ti, ¿vale? —le sonrió para que supiese que realmente era importante para él, poco luego ya se había llevado su instrumento.

Le asintió a Adrien en cuanto le hizo saber que ya podían irse, llevaba la bandolera encima puesto que no se la había quitado, apretando la mano del tejón mientras comenzaba a caminar en dirección al pueblo mágico. Se le ocurrió pronto algo tonto para hacer, mirándolo unos segundos antes de sonreír traviesamente. Qué serio estaba todo. Le besó el dorso de la mano con cariño, pero luego lo soltó y lo empujó; inmediatamente luego, comenzó a correr. Era su juego favorito, molestar a Adrien y que tuviese que perseguirlo, jugando brevemente a las escondidas entre la escapatoria.

Aunque el campo era abierto, en cuanto empezaron a verse algunos árboles se escondía detrás de estos y se armaba de piñas para golpearlo suavemente con ellas. — No sólo eres lento en tu escoba sino que también lo eres con tus piernas, qué vergüenza —se burló un poco de él, metiéndose detrás de un árbol. Le gustaba jugar así, y lo hacía sentir que no estaban perdiendo su amistad. Él mismo lo dijo antes, no la perdían sino que la evolucionaban, por suerte no había nadie en los alrededores que los viesen jugar como niños en dirección a Hogsmeade, corriendo y escondiéndose para ello.

En ocasiones se daba pequeños momentos a solas detrás de los árboles para poder darse un poco de calma, entre la diversión de la escapatoria y los nervios de todo lo que pasó en el campo de Quidditch, aunque en ese momento tuvo que volver a intentar escapar pues sintió que Adrien se acercaba demasiado a su árbol, faltando no mucho para llegar al pueblo. Si conseguía pisarlo habría ganado aquel tonto juego.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Miér Jun 14, 2017 5:20 pm

Josh había expresado lo que estaba pensando, cada palabra se las había dicho él internamente, no hay que tener nervios, se conocían de hace tiempo, eran las mismas personas, el noviazgo solo debería representar que el vinculo entre ellos se fortaleció, así que todo debía estar bien, solo tenía que ser él mismo sin tantas inseguridades y nervios o sino aquello no serviría, si no podía comportarse normalmente ¿Cómo podría mantener esa relación? Lo mejor de ellos era que cuando estaban juntos se olvidaban de algunos problemas, no debería convertir su oasis personal en un lugar tormentoso, debía relajarse.

Y eso hizo, fue paulatinamente calmándose, aunque no lo hubiera logrado por su cuenta, la presencia de Josh, los besos que se dieron, todo eso influyó para que sintiera los nervios desaparecer, al menos en un punto donde podría actuar con normalidad. Nuevamente se preguntaba, mientas observaba los ojos azules de su amigo, sin despegar sus rostros aunque ya no se besaban, ¿cómo podía vivir sin esa persona entre sus brazos? Era su todo y estaba seguro, que de faltarle a su lado se convertiría en un Inferi, un muerto en vida, un cascarón vacío porque no tendría un deseo de vivir, Josh era su alma, aquella que encontró a los 11 años, porque si bien Adrien era alguien con corazón blando siempre había sido un objeto, un títere de su padre, con Josh había descubierto muchas cosas, muchos sentimientos y eso lo volvía más humano y menos manejable para su progenitor, aunque seguía haciéndole caso, por supuesto, lo respetaba, pero desafiaba algunas de sus órdenes.

Bon sang ! ¡Maldición! Si hasta su padre quería que fuera Inefable y él había planeado su futuro en otra carrera, aún no le ha mandado una carta a su padre sobre eso, ahora que lo piensa pero no importa, no en este momento. Le dedica una sonrisa al otro cuando se dirigen hacia el pueblo, sus labios tienen cierto gusto a las varitas de regaliz y sabe que es por culpa de los besos que se han dado, Josh con anterioridad estaba comiendo de aquel dulce. De forma inconsciente o como toda buena persona con un enorme diente épico, se lame los labios para saborear mejor aquel dulce, era como cuando comía chocolate y te lamías los labios para no desperdiciar de esa rica golosina, era lo mismo en este momento, estuvo tentado a darle otro beso o quizás era mejor robarle alguna varita.

Pero sus pensamientos se interrumpieron al sentir precisamente los labios ajenos pero no sobre los suyos, sino sobre su mano, la que mantenía entrelazada con la del Ravenclaw. Ese gesto le ruborizó, volteando a verle confundido por la expresión que mostraba, parece que ideaba algo... Y justo en ese momento le empuja para salir corriendo. Adrien capta el juego, era el mismo que hicieron cuando estuvieron en el lago hace días atrás, se ríe mientras niega con la cabeza, se siente de repente como un niño pero no pueden culparle, no ha tenido una infancia y este es un buen momento para disfrutar de esas jugarretas.

Corre tras Josh, sujetando bien su bolso para que este no cayera por la actividad física - ¡Ya verás! - En algún momento le perdió el rastro, ya que Josh se había escondido, sintió un movimiento a su costado, giró rápidamente para notar la silueta del Ravenclaw, corrió hacia él - ¡No soy lento! -Se queja, es un reproche infantil, pero no está molesto porque al final solo son dos jóvenes disfrutando, jugando, olvidando sus malestares. Corre lo más que puede, Josh tenía algo de ventaja pero no se iba a rendir, su lado competitivo salía a flote pero también se estaba divirtiendo mucho
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Maestro de Dados el Miér Jun 14, 2017 5:20 pm

El miembro 'Adrien Lévesque' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 2492
Puntos : 1162
Ver perfil de usuario

Joshua Eckhart el Miér Jun 14, 2017 8:22 pm

Aquel contacto que antes los dejaba fuera de juego ahora resultaba relajante, los ayudaba a calmarse, los emocionaba tanto como bajaba los nervios. Se miraban a los ojos con cariño, sólo con mirarlo Adrien conseguía hacerlo sentir la persona más bendecida del mundo, lo había sufrido mucho en cuanto se apartó de su lado y ahora no quería volver a repetir la experiencia, por lo que quería hacer todo de su parte para que su relación funcionara. Todavía no estaba seguro de qué conllevaba una relación, claro además de los besos, los límites ahora eran confusos pero esperaba que pudiesen hacer las cosas bien y, en caso de llegar a hacer algo que rozase el límite del otro, se lo hicieran saber.

Había acabado besándole la mano porque tuvo tentación de hacerlo, y entonces dio comienzo a su juego cuando lo empujó. Sus empujones eran suaves, si conseguía moverlo sólo sería un par de pasos sin riesgo a tumbarlo en serio. Le daba mucha gracia que tardase un poco en reaccionar siempre antes de salir a correr detrás suyo, disfrutando mientras podía esconderse, el otro reprochando al respecto mientras su corazón se agitaba, mitad actividad física y mitad emoción de jugar con Adrien. Cuando lo veía muy cerca le tiraba una munición de piña a la pierna, siempre eran golpes indoloros que amenizaban más el juego.

¡Nunca podrás ser más rápido que yo! —se burló de su queja mientras se mordía el labio inferior, comenzaba a cansarse y esperaba poder detenerse sólo cuando estuviese dentro del pueblo mágico, obviamente quería ganar y esperaba poder darle un “castigo” a Adrien por ello, aunque sabía que luego debía decirle en serio que no quería que sólo por un beso perdiera ante él. Disfrutaba de aquella competencia sana entre los dos, de los juegos en los que se picaban un poco para poder divertirse como pocas veces conseguían hacerlo cuando estaban solos.

El pueblo mágico estaba cerca, ya faltaba tan sólo un poco para llegar, tenía una diferencia bastante notable al menos desde su punto de vista y de mantenerla iba a ser imposible que Adrien consiguiese ganarle, claro que el mundo era un lugar de lo más inesperado y podría haber repentinamente un cambio que los hiciera intercambiar las posiciones de posible ganador y posible perdedor al finalizar el juego. Miró por encima de su hombro y luego al frente convenciéndose de tener que mantener esa distancia.

¡Eckhart va a la delantera, no hay modo de que Lévesque le gane! —dijo como si fuese un comentarista de un partido de Quidditch, el sudor se notaba en su frente mientras trataba de apretar el paso sólo aquellos últimos segundos. ¿Podría ganarle a su amigo realmente? Esperaba que sí, tendría otro motivo por el cual molestarlo un poco después de haber conseguido hacerlo con el partido de Quidditch tan improvisado que habían llevado a cabo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Maestro de Dados el Miér Jun 14, 2017 8:22 pm

El miembro 'Joshua Eckhart' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 2492
Puntos : 1162
Ver perfil de usuario

Adrien Lévesque el Miér Jun 14, 2017 8:54 pm

¿De dónde Josh sacaba las piñas? No lograba saber en qué momento las tomaba o si siempre las tenía con él para estos momentos, tal vez fuera cuando se escondía y le perdía la pista, pero vaya que le gustaba golpearlo con estas, claro que no con dureza, por eso le hacía reír y reírse hacía que fuera lento, pero al vislumbrar los techos de las edificaciones del pueblo supo que tendría que ponerse "serio" ¿Cómo lograrlo? No paraba de reír, aunque también corría.

Sus pulmones ardían por el esfuerzo de hacer ambas acciones que exigían tomar más aire del que usualmente tomaba, no se sentía mal, sus vías respiratorias estaban bien por el momento, solo un poco sobre exigidas. Un nuevo ataque vino, golpeándolo en la rodilla - Josh! Ya verás cuando te atrape - Le reclama, pero no lo dice en serio, solo es parte del juego. Logra esquivar otra piña ¡Casi le cae en los pies! Ni siquiera supo como logró que no le golpeara.

Sus piernas empezaban a temblar ¡Han estado corriendo desde el campo de Quidditch hasta Hogsmeade! Sus rodillas flaquean de vez en cuando, pero está cerca de Josh, le separan pasos, más cuando este decide narrar el partido, lo cual le causó mucha gracia, también le ayudó a animar - Pero Lévesque... no se da por vencido - Ciel! No podía ni hablar, la frase le salió entrecortada por su respiración jadeante, solo tenía que hacer un último esfuerzo -¿podrá ganar? - Aunque su meta realmente no era pasar al Ravenclaw, su meta era alcanzarlo y atraparlo.

Estaba ya muy cerca, así que estiró la mano y atrapó la tela de su camisa entre esta ¿Lo logró? Pero en ese instante se le volvió a escapar, el trozo de tela que tomó no era suficiente. Un poco más, un poco más para tenerlo entre tus brazos y darle un castigo. Pensaba, esos eran los ánimos que se daba, con un impulso, un último esfuerzo ya que sentía que sus piernas no darían más se acerca a este, logra tomarle de la camisa realmente y detenerlo, pero hace un mal movimiento, porque cuando hala hacía atrás la prenda de su amigo, este al correr tiraba en su dirección contraria, aunque lo atrapó el esfuerzo por detenerlo fue tan grande que por inercia terminó cayendo sentado en su trasero, arrastrando a Joshua en el proceso.

Sin querer sus cabezas se golpearon, fue un golpe duro, seguro les dejaría algún chichón - Ouch - Se queja no solo le dolió su trasero sino también su frente - ¿Estás bien? - Se preocupa por él, el golpe ya se le estaba poniendo rojo - Logré atraparte - Le susurra como si fuera un secreto, a pesar del dolor entre sus músculos, su camisa se había salido del pantalón por tanta actividad quedando su vestimenta desaliñada, pero aún así valió la pena porque lo tenía entre sus brazos, aún su cuerpo no se repone, la verdad desea quedarse ahí sentado, está agotado, al menos hasta controlar su respiración.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Miér Jun 14, 2017 9:45 pm

Le sacó la lengua en cuanto lo amenazó diciendo que ya vería cuando lo atrapase, lo cual no le parecía viable a Joshua, tan sólo le faltaba un poco más para poder llegar, comentando aquel juego mientras su amigo también lo apoyaba diciendo que no se daría por vencido y poniendo en duda su inminente derrota. Sintió el jalón de su ropa pero consiguió escapársele nuevamente, tenía que apretar el paso pero ya estaba cansado, ¡habían corrido desde el campo de Quidditch! No recordaba la última vez que había tenido que correr tanto, pero mientras se lo pensaba no se dio cuenta que iba a acabar perdiendo.

Un nuevo tirón mucho más firme lo hizo retroceder, intentó seguir avanzando pero no pudo hacerlo puesto que acabó jalando hacia atrás y cayendo de espaldas. Creyó que iba a darse una tremenda hostia pero sólo se pegó en la cabeza contra la frente de Adrien, haciendo que se sobara mientras se quejaban del golpe, aún un tanto aturdido, sus piernas aún sentían que estaba corriendo mientras entendía que la carrera había terminado con él como el perdedor, ahora sentados en el suelo.

Estoy bien, creo… ¿Tú lo estás? —giró a verlo con preocupación, notando el golpe en su frente que se ponía rojo, sobándoselo un poco con la yema de sus dedos, eso al menos antes de que Adrien se dispusiese a decirle que lo había atrapado el muy tonto. — Hiciste trampa —le dijo, aunque no estaba seguro del por qué lo decía, simplemente estaba convencido de que había sido trampa. — Te va a salir un chichón… —se lamentó mientras seguía acariciándole el golpe, sintiéndose un poco culpable aunque él también había sido golpeado por su frente.

Ahora estaba jadeando cansado, las piernas le dolían pero se quedó tranquilo entre los brazos del tejón, sin poner reparo en quedarse sentados unos segundos. Sus manos pasaron a acariciarle los brazos con cariño. Estaba entendiendo lo que sentía Adrien: aunque había perdido, era un premio estar entre sus brazos; no era como si nunca estuviese dentro de ellos pero no por frecuencia iba a ser menos especial tenerlo así, sólo concentrándose en él unos segundos. Esperaba que el Hufflepuff se sintiera tan especial como él se sentía a su lado.

¿Me merezco un castigo también? —sin haberse dado cuenta, su tono se había contagiado un poco de melosidad. La última vez que perdió a ese tonto juego, Adrien había tomado como premio un beso en su mejilla, ¿estaba bien si ahora lo premiaba con un beso en los labios? Su corazón era un pajarillo amenazando escapar de su pecho mientras se trataba de calmar un poco. No debería pensárselo tanto, volviendo a encontrarse frente a frente con el menor y tomándolo del rostro para acercarlo a sus labios, aunque no lo besó inmediatamente.

Sin darse cuenta, entre aquel pequeño juego que tenía consigo mismo estaba generando tentaciones. Los roces en sus narices, compartir respiraciones mientras se resistía a besarlo todavía, unos segundos de dudárselo mientras acariciaba sus mejillas hasta que finalmente llegaba a besarlo, siguiendo el beso anterior que había recibido, una cadena de pequeños besos hasta finalizar con uno más largo y separarse. No soltó su rostro durante los primeros segundos antes de volver a acariciar su frente golpeada. Con la manga de su túnica había limpiado el sudor de su propia frente, se había cansado entre el ejercicio.

¿Te sientes mejor? —sabía que si él estaba así de cansado, Adrien debía estarlo el doble por su cuerpo tan frágil, así que le iba a dar todo el tiempo para asegurarse que iba a estar bien, no era su intención presionarlo en lo absoluto. Tuvo tentación de jugar con su cabello, pero estaba seguro de que no debería hacerlo. Al tejón no le gustaba ir despeinado y, por supuesto, no creía que fuera lo mejor despeinarlo en Hogsmeade donde todo el mundo podría verlo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Jue Jun 15, 2017 6:13 am

Mira a Josh con recelo, el golpe había sido lo suficientemente duro como para afectar la zona del impacto, no creía que pudiera estar bien ¿le dejaría revisar su golpe? - Si, yo lo estoy - No sentía sino un leve malestar debido al aturdimiento, pero realmente dolor no tenía, al menos no hasta que le acarició la zona afectada, no era un dolor fuerte pero si sentía un poco de aquella molestia - No hice trampa, no era yo quien lanzaba piñas a su contrincante cuando se veía amenazado -sonríe, aunque debería siquiera poner una fingida mueca de disgusto pero tenía al Raven entre sus brazos eso le hacía muy feliz - ¿eh? ¿Crees que se me forme uno? - Cierra los ojos, no quiere decirle que cuando lo toca le duele porque quiere seguir sintiendo la caricia

-Debería revisarte también, si a mi me va a salir un chichón lo más probable es que a ti también te salga - Le indica preocupado - Déjame ver - Le quita el gorro con suavidad, dejando ver sus suaves cabellos oscuros, no puede evitar la tentación de pasar su mano por sus hebras sedosas, le encantaba su cabello lacio, a veces le entristecía que lo llevara escondido pero también le alegraba porque no todos podrían verle así, con su cabello libre - Dime si te duele - Debía concentrarse, Josh estaba herido, aunque pudiera no sonar grave se preocupaba tanto como si se hubiera cortado y se estuviera desangrando. Con las puntas de sus dedos empezó a tocar la cabeza ajena, esperando algún indicio de dolor o molestia.

- Si, te mereces un castigo - A penas terminó de decir esas palabras Josh le toma del rostro, piensa que le va a besar y cierra los ojos, pero no lo hace, en cambio siente cada suave roce como una sutil caricia, está disfrutando de aquel contacto íntimo hasta que por fin le besa, su cuerpo en ese momento se siente como si no hubiera corrido largas distancias, como si sus pulmones no ardieran y su respiración no fuera entrecortada. En cambio no sentía las piernas, su corazón estaba más acelerado de una forma que ni todo ese ejercicio pudo hacerlo latir con esa rapidez, su estomago se contrajo y la felicidad lo embargaba. Desliza sus manos por la cabeza ajena hasta el cuello donde hace presión para atraerlo hacia él, no da tregua ni descanso, no quiere ceder ni separarse, aunque no es de esos besos obscenos, a penas se están descubriendo como pareja, todo iba a ser paso a paso y solo con la presión de los labios ajenos sobre los suyos bastaba.

- Sí, solo que mañana dudaré en querer pararme de la cama, estoy seguro que me dolerán las piernas, no he corrido tanto en toda mi vida - Sonríe, le alegra esa preocupación, sin embargo su expresión cambia a una maliciosa. Sus manos bajan hasta los costados ajenos, parece una caricia pero cuando llega a su objetivo que es la zona por las costillas, empieza a mover sus dedos con malicias haciéndole cosquillas, poco a poco lo va recostando en el suelo hasta quedar encima del Raven, de esta forma puede seguir con su pequeña tortura - Este es tu castigo -le susurra en los labios pero no lo besa, se aparta rápidamente de su rostro, mientras sonreía y continuaba buscando todos esos puntos que le producieran cosquillas, hasta no verle reír a carcajadas no pararía.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Jue Jun 15, 2017 9:33 am

Las piñas son mi arma, no puedes impedirme lanzar piñas —se quejó en un pequeño puchero de reproche. Siempre que había piñas eran buenas para ser usadas como arma y, de no haberlas, bien servían las bolas de nieve. — Está rojo y creo que algo inflamado… —le confesó con seriedad en cuanto le preguntó si en serio creía que tendría una contusión por ello. Decidió no tocarlo más por miedo a hacerle daño, así que simplemente bajó su mano sin esperar que Adrien pretendiese que lo dejara revisar su golpe también, haciendo que acariciase su cabeza por encima del gorro. — Puedo hacerlo yo mismo —le indicó para que supiera que no debía preocuparse.

Fue vilmente ignorado pues le quitó el gorro dejando su cabello medianamente largo a la vista, su cabeza se sintió desnuda y se acomodó el flequillo con sus dedos mientras su vientre se estrujaba con la caricia de los dedos ajenos entre su cabello. Se quedó quieto mientras la mano de Adrien buscaba el sitio donde se había pegado, se estremecía ligeramente por aquellas caricias que resultaban suaves por un motivo que encontraba desconocido, dándole algo de ansiedad y deseo de más caricias, sus yemas rozando su cabeza hasta que sintió la pequeña hinchazón que dolió al ser tocada, avisándole a Adrien con una pequeña queja de dolor.

Sanará pronto, no te preocupes —le pidió para que no se estresase de más. Le preocupaba el golpe de Adrien porque era tan visible, suspirando hasta que se le ocurrió preguntar si merecía un castigo. Cuando se lo confirmó, él decidió darle un premio por haberle ganado, un beso que se mantuvo tanto tiempo que lo encontraron realmente perfecto, entre la cadena de besos y ese extra con el que sintió al menor acercarlo por el cuello, sólo están presionando sus labios contra los del otro y sin embargo en ese momento parece el beso más candente del mundo, el único que conocen después de todo. Y es que tan sólo eso basta para que su corazón lata tal alegremente y toda su mente se quede en blanco.

Ambos estaban cansados por la carrera aunque en ese momento parecían al menos haberse olvidado un poco de ello mientras se habían mantenido besándose. Las piernas no van a dejarles de doler hasta que las descansen lo suficiente, aunque al menos el cansancio del resto del cuerpo comienza a pasar. Lo que no esperaba es que fuese a acariciarlo a través de sus costados, se sintió inquieto y pronto descubrió el motivo, pues el muy tonto comenzó a intentar hacerle cosquillas. Al principio controlaba e intentaba alejarse de él, mordiéndose el labio para no reírse mientras sentía la angustia que uno siempre siente cuando le hacen cosquillas revolviéndole el estómago.

Adri, qué estás haciendo, déjame en paz… —le pidió como pudo, creyó que podría escapársele pero no lo consiguió antes de que lo tumbase en el suelo y se le acomodara encima. No le gustaba ese castigo que más temprano que tarde consiguió hacerlo reír inquietamente mientras trataba de sujetarle las manos, removiéndose en el suelo para impedir que le siguiera haciendo cosquillas, ni siquiera se le había ocurrido besarlo cuando le acercó los labios puesto que estaba más ocupado buscando su libertad y su tranquilidad. — Adri, ya… —casi le suplicaba entre risas y carcajadas de inquietud.

En un intento desesperado por ser libre decidió buscarle también las cosquillas a Adrien, no quería venganza sino que lo dejase en paz, el cabello se le había enredado tanto como su ropa se desaliñaba entre los movimientos buscando escapar que lo hacían friccionarse contra el suelo. Esperaba poder encontrar cómo defenderse o que el otro le tuviese compasión, rayos, por qué no guardó una piña, pudo haberle pegado con ella para ver si conseguía alejarlo, aunque nunca se atrevería a hacerle daño a propósito en medio de un juego.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Jue Jun 15, 2017 7:12 pm

Se ríe ante la respuesta que le da Josh, parecen dos chiquillos defendiendo un punto de vista que a visión de adultos no tendría sentido, quiso debatir, argumentar en contra de usar piñas como arma porque eso le daba desventaja a él, sin embargo el ver el puchero ajeno le dio un vuelco a su corazón, no podría negarle eso, al final cedió ante las expresiones de su amigo... Error, de su novio, le gustaba que él pudiera ver diversos matices de emociones en aquel rostro que era serio ante los demás - Puedo buscar una poción para eso - Sonríe, aunque siente un vacío cuando deja de acariciarle, puede que le doliera pero era más el gusto que le tenía a la caricia.

Se miró preocupado cuando en uno de sus suaves toques su acompañante se quejó, no era visible pues su cabello oscuro lo ocultaba - Tal vez tu también debas tomar una poción para los golpes - Se muestra apenado, después de todo fue su culpa que aquello pasara, si no lo hubiera jalado, Josh no tendría un futuro chichón - Lo siento - Lo abraza, apoyando su mentón en su hombro mientras sus manos acarician esta vez con cuidado y dulzura los cabellos lacios que se le escapan de los dedos, era como si aquella persona que estaba junto a él fuera un tesoro que cuidaba recelosamente y ahora, por su culpa lo lastimó, el sentimiento era atroz.

Aún con aquel beso después, con las emociones a flor de piel se sentía culpable, pero eso no le desanimó para hacerle cosquillas, las carcajadas de Josh tardaron en llegar, pero sabía que lo mejor se hacía esperar y el resultado le encantó escucharlo reír con libertad aunque sabía que lo que le estaba haciendo podría considerarse una tortura, solo estaba jugando - Estoy cumpliendo mi castigo para ti - Sonríe cuando le pregunta, lo hace con falsa inocencia pues sus ojos tienen un brillo malicioso y bromista, aunque en ningún momento cruel, Adrien no era cruel, solo buscaba más de esas expresiones que lo tenían embobado, fascinado y le hacían parecer un idiota.

Iba a liberarlo, tampoco quería prolongar aquello y cuando le dijo que ya, se iba a detener, tenía miedo de forzarlo a algo que no quisiera, por un momento su corazón se aceleró, temeroso de que hubiera pasado algún límite, que Josh se enojara, pero inmediatamente los dedos del Ravenclaw le tocaron su costado produciéndole cosquillas, él no pudo resistir tanto como el águila, por su parte era un cosquilludo número uno, su estómago se contrajo e inmediatamente se retorció - Me rindo, ya te libero - Alzó sus manos en señal de rendición, para que no le hiciera más cosquillas aunque empezaba a reír, sus pulmones a penas habían recuperado la fuerza y ya el aliento se le escapaba nuevamente, pero lo bueno es que eso era un ejercicio para fortalecerlo, tampoco le provocaba un ataque de asma, su rostro se había puesto rojo pero era producto de aquellas cosquillas y sus ojos lanzaron lágrimas por la risa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Jue Jun 15, 2017 8:17 pm

No te preocupes, estábamos jugando —le hace saber con una pequeña sonrisa comprensiva. No quería que se sintiera preocupado por ello, puesto que había sido un accidente y sabía que no era intencional, acariciando su mejilla y su cuello cuando le recargó el mentón en el hombro. Le gustaba que le acariciase el cabello aunque al mismo tiempo le generaba un cosquilleo en el vientre, tratando de calmarle la culpa con pequeños mimos para que supiera que realmente no estaba molesto con él.

Adrien, por otro lado, decidió que era un buen momento para torturarlo a base de cosquillas en su supuesto castigo y no lo dejaba en paz por mucho que el águila se esmerase en que parase con las cosquillas, no estaba disfrutando de las cosquillas, es decir, ¿quién disfruta de ellas? Tuvo que ser inteligente y lo atacó del mismo modo tentando sus costados para que finalmente lo dejase libre, incluso luego de haber sido liberado se vengó un poco y luego se quedó tumbado en el suelo, abrazándose a sí mismo, mientras intentaba recomponerse de la risa.

Te odio, me traicionaste —se quejó en un tono infantil, no estaba hablando en serio y el pequeño puchero que tenía lo demostraba, protegiendo sus costillas con las manos. — Bueno, no es cierto, te quiero, pero no se lo digas a Adrien —corrigió con el mismo tono enfurruñado. Todavía tenía secuelas de risas, intentando regular su respiración agitada. En ese momento notó que su novio había botado algunas lágrimas por la risa, incorporándose para poder tomarle el rostro y secarlas con mucho cariño, no quería ver el rostro de Lévesque lloroso incluso si lloraba de la risa. — Vamos a seguir para Hogsmeade, falta poco —le pidió, besándole la mejilla para luego levantarse.

Una vez de pie, le extendió la mano a Adrien para ayudarlo a levantarse. Se peinó el cabello con sus dedos para quitar las ramitas y los nudos que se le habían hecho porque el tonto de su novio lo había obligado a revolcarse en el suelo en sus intentos fallidos de escape, también su ropa se había ensuciado un poco y la sacudió como pudo con sus manos, no le daba tanto lío a su apariencia como lo hacía Lévesque. Una vez que terminase de arreglarse el cabello le quitaría su gorro al menor para poder vestir a su pobre y desnuda cabeza, era algo inconsciente que se sintiese protegido por un trozo de tela alrededor de su cabello.

Primero vamos a Honeydukes y a comprar un par de plumas nuevas, ¿sí? —le sugirió, pues eran las partes fundamentales de su viaje, al menos de su parte. Adrien podría también sugerir lo que necesitaba comprar y así pasar el resto de la tarde tomando el té hasta que fuese momento de regresar. Estaba un poquito nervioso porque era su primera cita, a pesar de saber que cruzando la entrada del pueblo mágico pasaban a ser simplemente dos amigos a la vista de los demás, era un secreto para sus compañeros que le quería como a nadie.

Inhaló profundamente cerrando los ojos y entonces exhaló con suavidad, abriendo los ojos lentamente mientras su rostro perdía aquel encanto, la risa, el enfurruño, todo. Parecía que acababa de apagar una llama de emociones para regresar a su frialdad usual, los ojos ahora grises vagaban de sitio a sitio, buscando la tienda de plumas y tinta para poder realizar la primera compra del día, tocando discretamente su bolsillo para asegurarse de llevar el dinero.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.