Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Crush [Priv. Adrien Lévesque]

Joshua Eckhart el Miér Jun 07, 2017 6:35 am

Recuerdo del primer mensaje :

Esa tarde de fin de semana no había ido a Hogsmeade, sino que se había quedado en el colegio. Había entrenamiento de Quidditch, aunque el entrenamiento no era de su equipo, sino de Slytherin. Le gustaba mirar los entrenamientos de los verdes, aunque lo que más le agradaba era seguir con la mirada al buscador del equipo. Le gustaba mirar sus entrenamientos, lo observaba y suspiraba, sólo era una ilusión que era perfecta por ser imposible. Su atracción hacia ese buscador no se basaba en otra cosa que en la fantasía y en la idealización, era perfecto porque no podía tenerlo. Era lo que los jóvenes conocían como un “crush”, sólo una ilusión. A veces conversaba con él y lo perseguía con la mirada, pero de ahí más nada. Era un purista hecho y pleno con verdaderos ideales sólidos.

Mientras pensaba en ello, otro pensamiento se le coló. Últimamente Adrien se le venía a la mente sin poderlo evitar, no podía quitárselo de la cabeza. Y su mente recordaba la tarde en la Torre de Astronomía que no había sido normal, había sido, de hecho, muy diferente. La voz de Adrien lo había tocado muy profundamente y algo cambió en él. Se había dado cuenta muy tarde que la forma en que lo miraba ya no era de amistad, en que la forma en que quería tenerlo era demasiado egoísta. E incluso así calló sus sentimientos, los escondió dentro, su vida tenía que seguir así silenciosa y complaciente. Estar a su lado para ver una sonrisa. Verlo ir con otra persona que no fuera él y sentir alegría.

Recargó su espalda contra la banca detrás suyo en las gradas de la afición, mirando al buscador volar en la persecución de la Snitch. Él no lo miraba, sus ojos pocas veces se fijaban en Joshua, pero los ojos verdes del Ravenclaw lo perseguían en cada movimiento. A nadie nunca le había dicho aquella extraña atracción, ni siquiera a su mejor amigo. En cierto momento se distrajo pues Skus había llegado dejándole un envuelto, un paquete relativamente grande que poseía una carta consigo pero que revisaría después. Por ahora miró el entrenamiento hasta que terminó.

Se quedó sentado unos minutos hasta que decidió marcharse. O, bueno, eso creía que haría puesto que el buscador venía llegando mientras él recogía algunas cosas y las metía dentro de su bandolera antes de levantarse de donde estaba sentado. — Gracias por venir a darnos ánimo —le dijo con una sonrisa, el mundo de Joshua tembló durante sólo un segundo en cuanto le colocó una mano encima del hombro. — Sólo quería decirte eso, nos vemos luego —mantuvo su sonrisa mientras volvía a bajar de las gradas.

Claro… nos vemos… —Joshua no supo qué hacer, se quedó sentado sin saber qué hacer, con una sonrisa estúpida en el rostro hasta que sintió una punzada en el pecho. Como si no estuviese de acuerdo con aquello, el recuerdo de aquella tarde en la Torre de Astronomía volvió con más fuerza, clavándose en su cabeza. Aquella muestra de egoísmo de Adrien lo estaba torturando porque no podía pedirle que realmente hiciera lo que le había dicho.

Tranquilo abrió el paquete, decidiendo quedarse en soledad otro poco más. Le resultó raro, era su violín dentro de su estuche, su madera negra brillaba impecable y la carta alegaba haberlo enviado a afinar y dar mantenimiento. Se sonrió y agradeció profundamente la intención, habían valido la pena los picotazos de Skus, el ave malhumorada que siempre parecía querer hacerle daño. Una tonada le sonaba en la cabeza, la había oído hace mucho tiempo pero no recordaba dónde. Sólo sabía que era muggle. Tomó el violín y revisó el ajuste de las cuerdas antes de comenzar a tocarlo.

La melodía era preciosa, un suave sonido que pronto fue acompañado por su voz. Era difícil concentrarse en las notas y en la letra, pero él consiguió hacerlo. — I hung up the phone tonight, something happened for the first time, deep inside it was a rush, what a rush… ‘Cause the possibility that you would ever feel the same way about me is just too much, just too much… —su voz al principio había comenzado a temblar, pero luego se serenó junto con la melodía. — Why do I keep running from the truth? All I ever think about is you. You got me hypnotized, so mesmerized, and I just got to know… Do you ever think, when you’re all alone, all that we can be, where this thing can go? Am I crazy or falling in love? Is it real or just another crush?

Le sorprendía que pudiese recordar tan bien aquella letra que ahora sonaba como una melodía difusa que había oído hace mucho tiempo. Porque hace mucho tiempo la había oído. Pero en ese momento parecía describir perfectamente lo que estaba sintiendo, convirtiéndose en la canción que lo ayudaba a drenar todo lo que estaba sintiendo para convertirlo en música y que sólo el aire lo escuchase. O eso se suponía. No debía oír nadie los pensamientos de un joven confundido que callaba y escondía del mundo para evitar que los sentimientos fueran heridos.

Do you catch your breath when I look at you? Are you holding back like the way I do? ‘Cause I’ve tried and tried to walk away but I know this crush ain’t going away —cada vez que esos ojos verdes lo miraban, él perdía el aliento. Y tenía que atarse para permanecer sereno y tranquilo junto a su amigo. — Has it ever crossed your mind? When we’re hanging, spending time, are we just friends? Is there more? Is there more? —aunque seguramente nunca se lo preguntaría, cuando él mismo no tenía la respuesta.— See, it’s a chance we’ve got to take, ‘cause I believe that we can make this into something that will last, last forever, forever. Do you ever think, when you’re all alone, all that we can be, where this thing can go? Am I crazy or falling in love? Is it real or just another crush?

La canción fue seguida hasta llegar a su fin, donde Joshua se dejó relajar sentado de nuevo. Mientras tocaba su mirada estaba perdida en un punto imaginario, brillante color azul que ignoraba el mundo a su alrededor, su espalda recta le daba elegancia mientras se deslizaba junto con el arco en un pequeño baile que era casi asemejar ser parte del violín, uno solo mientras la música le brotaba del alma.


Última edición por Joshua Eckhart el Vie Jun 09, 2017 5:51 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Jue Jun 15, 2017 9:39 pm

Ah, Josh tenía ese don para calmarlo, no sabía como lo lograba era como si con solo escuchar su voz, la tranquilidad con la que hablaba, la forma despreocupada en simplemente quitarle la culpa, todo eso sumado a las caricias, le relajaban. Tenía razón fue un accidente pero aún así pudo evitarlo, ganar no valía la pena si lastimaba a alguien importante para él - No te haría daño adrede Josh -aunque el otro sabe que no lo ha hecho a propósito, quiere recalcarle con sus palabras que no pensaba en hacerle daño en ningún momento, tal vez no solo fuera por el golpe sino por cualquier cosa que pudiera haberle dicho que lo lastimase o incluso por las cosquillas que le hizo luego.

Su corazón se detuvo, observó el rostro ajeno, por su expresión supo que no lo decía en serio, eso le tranquilizó - No te he traicionado, tuviste tu castigo y yo mi recompensa... Turisa - Le indica con una sonrisa, aunque había sabido que fue solo un reproche menor, leve, un juego, que después recalcara que le quería y lo dijera de esa forma tan infantil, le hizo reír, le dolía el estómago pero su cerebro no procesó eso, simplemente tenía algunas funciones desconectadas porque aunque le doliera por la risa a causa de las coquillas, le volvía a hacer reír pero esta vez con un sentimiento de ternura - No se lo diré, descuida no queremos que lo sepa ¿cierto? - Lo mira con dulzura, estaba sentado en el suelo, deseaba tumbarse pero no quería ensuciar su ropa ni mucho menos despeinarse.

¿Corazón, dónde estás? No lo puede sentir en su pecho ¿tan rápido late? o ¿ya sus funciones se atrofiaron? El gesto de Josh, de secar sus lagrimas aunque eran por la risa fue tan tierno que le tomó la mano para acariciarla, cerró los ojos, ocultando sus iris verdes tras sus párpados cuando le beso la mejilla ¿qué fue lo que dijo? Ir a... a... Si, sus funciones cerebrales estaban dañadas y todo por culpa del Ravenclaw.

¡Ah si! Tenía que ir a Hogsmeade, así que le tomó la mano tendida para levantarse, su bolso había quedado en el suelo llevando tierra, junto al de Josh, le observó el cabello y no pudo evitar reír al notar las ramitas en este. Se acercó para quitarle algunas que no ha podido, luego miró su ropa sucia, toma su varita y la apunta a su novio - Fregotego - Con esto le quita todo rastro de tierra, como ha hecho el Raven en algún momento donde era él quien estaba sucio. Guardó su varita para acercarse nuevamente y acomodarle el cuello de la camisa para que quedara impecable, el otro no le importaba su aspecto pero Adrien hacía todo lo posible porque se viera sin una arruga - Ahora si estás listo -

Era una lástima que el rostro ajeno perdiera sus emociones, pero era algo que ambos tenían que hacer, iban a un pueblo, un sitio con mucha gente. Adrien ni siquiera debería reírse aún cuando estuvieran solos, alguien podría verlos, pero en esos momentos le era difícil recordar que lugar estaban ¡Ni siquiera había podido recordar que iban a Hogsmeade.

-Claro, así aprovecho de comprar más pergaminos y tinta, también se me están acabando los chocolates - Lo que le recuerda, cuando lo ve - ¿tienes varita de regaliz? - Quiere volver a experimentar el sabor, sabe que no será lo mismo probarlo de los labios de Josh que del dulce directamente, pero al menos tendría un recuerdo de que realmente todo eso era real, porque se sentía alucinar, esperando que no estuviera soñando o algo así.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Jue Jun 15, 2017 11:25 pm

Yo lo sé… —le dijo con cariño, sabía que no le haría daño y eso le volvía a despertar heridas que creía cerradas. Esa clase tan horrible donde le había hecho sufrir a traición, donde prefirió salvar su propio pellejo a salvar el de Adrien, todavía tenía pesadillas con ese día. Trató de no pensarlo porque si lo hacía se recordaría que no se lo merecía, que era un mal amigo y por lo tanto sería un peor novio. Le dijo que lo odiaba sin sentirlo en realidad, aunque Adrien supo interpretar que era tan sólo una broma de su queja de haber sido forzado a reírse.

Negó con la cabeza cuando le preguntó si Adrien no debía saber que lo quería, no quería que lo supiera aunque lo sabía, tenía sentido dentro de su infantil enfurruño. Lévesque lo hacía sentir como no otra cosa que un niño, especial y mimado, y al mismo tiempo lo hacía sentir como un adulto que lo quería y deseaba en serio hacerlo feliz. Su corazón latía agitadamente, sus acciones eran, al menos las sentía, más románticas, cálidas y dulces, el cómo le secó las lágrimas y tuvo esa bella reacción de tomarle su mano para acariciarla le resultó realmente preciosa.

Lo ayudó a limpiarse, haciéndolo suspirar con calma, aunque su rostro se sonrojó un poco en cuanto le acomodó el cuello de la camisa para alistarlo finalmente. — Gracias —le sonrió cuando terminó de arreglarlo como si fuese un gato acicalando a su gatito, misma actitud que Joshua demostraba con él cuando era quien estaba desarreglado. Los dos acordaron ir a la tienda de materiales y a Honeydukes, aunque le resulta extraño que le pida una varita de regaliz, asintiendo para buscar dentro de su bandolera y darle una, él comiéndose otra.

No se le ocurrió que quisiera una por su beso, así que fue simple mientras caminaban en dirección, primero, de la tienda de materiales. Entraron y ambos por su parte compraron las cosas que necesitaban: tinta, pergaminos, plumas, Joshua iba haciendo cuentas mentales para poder comprar dulces y poder invitar a Adrien el té, pues él quería pagarlo. Era una especie de necesidad extraña, imitar una escena de algún libro donde en una relación heterosexual es el hombre quien paga usualmente, quería ser caballeroso con su novio aunque sabía que no era ni de lejos una chica. O, bueno, eso se suponía.

No vas a comprar más calderos de chocolate —lo advirtió en cierto momento, una vez habiendo salido de la primera tienda y en camino a Honeydukes. Se preocupaba por él y su salud y pensaba que no era bueno que consumiese muchos de esos, puesto que tenían graduación alcohólica y no quería que abusara del alcohol que tenían. Nunca le había impedido comprar chocolate, pero de ahí a comprar chocolates con whisky pues era muy diferente, terminando de acomodar las cosas dentro de su bandolera.

Honeydukes era su lugar favorito, donde se dedicó a comprar todo lo que tuviese regaliz y, claro, a cuidar que Adrien no comprase calderos de chocolate que ya le había advertido de ellos. Podía comprar el chocolate en cualquiera de sus presentaciones menos en calderos, así que no se sentía con la verdadera culpa de negarle un capricho así. Una gran parte de su dinero se fue en sus compras, mayor aún que en la tienda de materiales, no era su culpa si necesitaba el regaliz para ser feliz, era una adicción que acabaría con dejarlo en obesidad pero por ahora no es que le interesase demasiado.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Vie Jun 16, 2017 4:04 am

Si Adrien hubiera sabido la dirección que estaba tomando los pensamientos de Joshua, los hubiera detenido, porque debía dejar de culparse por lo que haya pasado en aquella clase, ya lo han hablado, más le dolería al francés perder a su amigo, ahora novio, que ser torturado, tal vez era masoquista porque si no dejaba a su padre cuya tortura era peor, menos dejaría a Josh que lo hizo por petición, prefería sacrificarse él que el Ravenclaw. Pero no leía la mente, no era Legeremante, no podría hacer que dejara de culparse por algo que ya pasó, en cambió solo sonreía sin saber la tormenta que pasaba por aquella cabecita.

- De rien (de nada)- Sonríe, actúa con normalidad ajeno a cualquier pensamiento que pudiera tener. Esa fue su última sonrisa, al menos sincera, antes de retomar su camino al pueblo, postura recta, pasos estilizados, ropa en su correcto lugar, digno de un aristócrata pues no debería verse mal ni desaliñado, tal vez por eso su manía con su cabello que era lo que más llegaba a desarreglarse y era de lo que más estaba pendiente, aunque siempre llevase sus atuendo de forma correcta e impecable.

Tomó la varita que le ofrecía, la mordió solo un pequeño trozo, no era lo mismo pero podría recordar el sabor de los labios de Josh, era de cierta forma como besarlo pero sin sentir los cálidos labios sobre los suyos, eso era por no poder besarse abiertamente, tendría que conformarse con aquella golosina. La fue comiendo lentamente, dejando que el sabor llenara su paladar hasta no quedar más, justo en el momento que ingresaron a la primera tienda. Compró varios rollos de pergaminos que ya le hacían falta, aprovechó para comprar tinta, que si bien no estaba en su lista no estaba de más tener algo extra. No creía necesitar algo más, plumas tenía suficientes aún.

Parpadeó confundido con aquella orden porque así lo sintió, no tenía problema con que le prohibiera algo pero sus chocolates eran sagrado, no esperaba que el Ravenclaw le prohibiera alguno de ellos, aunque los calderos no eran de sus favoritos por el grado de alcohol que tenían, Adrien no le agradaba mucho esa clase de bebidas aunque solo haya probado vinos y champañas en fiestas, algo de cerveza de mantequilla que realmente le desagradaba su paladar así que no la bebía -¿Por qué? - Preguntó observándolo, al menos no le quitó el resto del chocolate. Sin embargo tenía curiosidad de porqué prohibirle el caldero de chocolate cuando era el tipo de golosina que menos compraba pero que siempre tenía, era su "en caso de emergencia", uno de vez en cuando no hacía mal tampoco, Adrien no podía negarse a nada que tuviera la palabra chocolate.

No era su culpa, empezó esa adicción desde muy niño, había leído que el chocolate tenía propiedades que te hacían feliz, él solo había querido experimentar la felicidad y como un niño que prueba una droga se envició, sobretodo porque aquel estado era leve, no se sentía muy diferente pero le hacía sobrellevar su soledad. Desde entonces se ha creado su adicción, a tal punto que no puede pasar un día sin comer algún chocolate, tal vez por eso su período de oscuridad, como quería llamarlo, ese período depresivo que no tuvo a Josh a su lado, oscuridad... Curiosamente algo que él temía porque perder a Josh estaba al mismo nivel que aquella fobia suya.

Aún así Adrien quiso complacer a su novio, compró toda variedad de chocolates, sus tan amadas ranas de chocolate, las moscas, los bombones explosivos, los bombones franceses, belgas, barras de chocolates, calaveras, varitas. También se le antojó galletas con chispas de chocolate, gomitas de babosas... En fin por poco no se compra toda la tienda, no tenía problema con el dinero, curiosamente Alexandre no se quejaba de eso.

Salió de la tienda, mirando a Josh, se había mantenido lejos de los calderos de chocolate ¡pero eran demasiada tentación! ¿cómo negarse a no comprarlos? Tuvo que hacer acopio de toda su fuerza de voluntad para resistirse - No compré caldero de chocolates - le dice en su camino hacia el salón de té, era como si quisiera que viera que estaba dispuesto a hacer muchas cosas por el Ravenclaw, además quería que se sintiera orgulloso, una sensación muy similar que le pasaba con su padre, solo que el inglés no se podría comparar con su progenitor, porque este le brindaba compañía, calidez, amor, en este caso no le motivaba el miedo ni la sangre, solo su corazón
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Vie Jun 16, 2017 4:49 am

Se estremeció en un escalofrío en cuanto escuchó ese agradecimiento, tratando de calmarse mientras ambos se armaban de valor para poder esconder sus sentimientos, o al menos lo hacía Adrien, para Joshua ser así era tan natural como respirar. Era su estado natural y sólo con pocas personas podía llegar a verla, era un privilegio que Adrien tenía. Le dio una de sus varitas de regaliz sin preocuparse con eso, pues el tejón le provocaba compartirle de sus varitas sin hacer uso de su recelo con ellas, casi a nadie le compartía regaliz.

Le salió aquella forma de ser demandante en cuanto se acordó que no quería que Adrien consumiese calderos de chocolate con alcohol, sin darse cuenta le había dicho una orden en lugar de hacerle una petición. Lo miró cuando le preguntó el motivo de su pedido. — No quiero que le encuentres el gusto al alcohol… Puedes comer de cualquier chocolate pero no el que tenga alcohol… —le explicó suavemente para que entendiese que si se lo negaba es porque se preocupaba por él y no porque quisiese hacerlo dejar de comer chocolate.

Entendía que esa adicción era parecida a la suya con el regaliz, así que no podría pedirle que lo dejase, pero sí que quería evitar que tuviese adicciones colaterales como el alcohol. Al llegar a Honeydukes habían tomado cada quien un camino pues sus gustos eran distintos. Adrien buscaba chocolate, Joshua buscaba regaliz, y así se encontraron más tarde en la caja registradora antes de salir de la tienda, nuevamente dándole sitio a sus compras dentro de su bandolera hasta que oyó cómo orgullosamente el Hufflepuff le hacía saber que no compró calderos.

La expresión de Joshua no se movió ni un poco, pero sus ojos brillaron en azul en repentina felicidad. — Sabía que podía confiar en ti, gracias por hacerlo —el águila era un proveedor de agradables sentimientos para Adrien. Le hacía ver lo mucho que lo apreciaba, cuánto se preocupaba por él, cómo lo hacía sentir orgulloso, le daba amor y comprensión a manos llenas. — No me gustaría que tu salud se pusiese en juego por algo que te gusta mucho —le confesó, todo lo que hacía era porque se preocupaba por él y no por otro motivo.

Su camino a Madame Tudipié era silencioso, la boca de Joshua ocupada con una escoba de regaliz mientras caminaban. La mano del azul había tenido un pequeño roce con la del amarillo, pero inmediatamente luego se la guardó en el bolsillo porque no quería que se sintiera incómodo, necesitaba resistir la tentación de tomar su mano aunque quería hacerlo. Sabía que Adrien no querría que nadie se enterase de aquello y él debía cumplir con su deseo para mantenerlo tranquilo, terminando con la escoba voladora pronto.

Poco tiempo luego ya habían llegado al salón del té, tan rosado y meloso como siempre estaba. Joshua se lo pensó un poco. — Ve a buscar nuestra mesa, ¿qué quieres que te pida? —le preguntó, pues creía que lo mejor era eso, que uno fuese primero y el otro lo alcanzara después. Era una mesa discreta y escondida que casi nadie veía, no era fácil notar a quienes se sentaban en ella. Él mientras tanto se encargó de pedir un té rojo, el pedido de Adrien y algunos dulces y postres pequeños para poder comer mientras conversaban. Estaba nervioso, esperaba que nadie lo notase, aunque era difícil notar apenas nada en un joven tan inexpresivo como él.

Los pedidos los llevarían a la mesa pero se dio unos segundos para calmarse un poco antes de realmente dirigirse a la mesa en donde estaba el tejón. No quería que nadie los molestase, acomodando su cabello un poco antes de llegar a la mesa. ¿Se veía bien? ¿Estaba suficientemente arreglado? ¿Por qué pensaba todas esas cosas tontas? Tenía que calmarse, sonriéndole unos segundos antes de sentarse en la mesa, Adrien estaba ahí y cada vez que lo miraba se daba cuenta de lo lindo que era.

Los pedidos llegaron apenas un par de minutos después. — Gracias —le sonrió a la señora mientras recibía las bebidas. El chocolate caliente tenía hecho con nata un corazón, hecho a petición de Joshua, quien se encontró nervioso cuando le colocó la taza frente a Adrien. También había dulces y pastelillos para picar mientras tomaban sus bebidas, exhalando con un aliento tembloroso; sabía que podía confiarle aquello a la Madame porque incluso en San Valentín había hecho el mismo pedido para Noah sin que nadie se lo pidiese.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Vie Jun 16, 2017 5:44 am

La respuesta de Josh con respecto a los calderos de chocolate pareció satisfacerle además del tono suave en que lo dijo, no era solo un capricho sino que lo protegía y eso le hizo sentir tan cuidado, tan amado que la aceptó sin reproches, podría vivir sin ese chocolate había otras variedades que comer, pero saber que le preocupaba y por eso le había hecho esa demanda le hizo feliz, por eso mismo buscó complacerlo, nada se compararía a la emoción que le recorrió el cuerpo ¿qué tenía de malo rechazar ese tipo de chocolate con alcohol? No es que fuera muy amante de todas formas y la preocupación ajena era totalmente válida.

Pero lo que realmente le hizo saber que había hecho lo correcto fue ver sus ojos azules llenos de cariño, de orgullo, no quería decepcionarlo, al contrario quería ser digno de él, si tenía que dejar de lado esos chocolates pues los dejaría, ya había dado un paso al resistirse al impulso, cualquier alimento que contuviera chocolate le gustaba, iba hacia él como una abeja al néctar de alguna flor - No.. no tienes que agradecer, entiendo porque lo prohibiste - Si no estuvieran en la calle le hubiera abrazado - Solo te preocupas por mi - Le hubiera sonreído, acariciado la mejilla y ¿por qué no? darle un pequeño beso. Lastimosamente no podía hacer aquello, lamentaba internamente tener que guardar apariencias. Se conformaría con saber que estaba orgulloso de él, de no haberlo decepcionado, quería seguir así, complaciendo cada pedido ajeno solo para ver sus ojos azules brillar, algo que solo él podía ver.

Sin embargo, Josh se había encargado de algunos roces discretos, sobre todo cuando sus manos coincidían al caminar hacia Madame Tudipié, hasta que el gesto cesó y su mano se sintió fría aún cuando ya estaba acabando primavera y el calor se hacía más presente. Miró de reojo a su novio, empezando a sentirse nervioso a medida que se acercaban a su destino, al inicio se sentía normal, una salida común entre amigos pero en el momento justo que el ambiente dulce, meloso estuvo frente a ellos tuvo la realización que aquello era una cita, no entre amigos sino como novios.

Asintió, buscando su mesa habitual, era increíble como ambos eran personas de rituales y costumbres, en la biblioteca también tenían su mesa específica, en el Lago Negro tenían su rincón, aquel árbol donde pasaban tardes de pereza, en Madame Tudipié acostumbraban una mesa, el local no llegaba a llenarse tanto como las Tres Escobas por eso podían ir hacia ese pequeño espacio.

Mientras Josh pedía, Adrien observó quienes estaban en el negocio, eran parejitas, siempre eran parejitas desde que fueron al lugar por primera vez, menos ellos, ellos iban en plan de amistad a tomarse un té en el caso de Josh, en su caso a tomar chocolate, todo parecía normal, ninguno había dado indicio de que algo en su relación era diferente, pero se sentía observado, tal vez eran sus nervios ¿qué debería hacer? Sonreír, eso era claro, ¿qué más? ¿Preguntarle sobre su vida? No, se supone que ya la conocía. Debía... ser el mismo sí.

Cuando sus pedidos estuvieron, agradeció a la mujer que le caía bien, tomó entre sus manos la taza, en ese momento se percató del corazón que decoraba su bebida. Casi deja caer la taza, mira a Josh sorprendido, luego su rostro cambia al avergonzado, dedicándole una sonrisa tímida - Gracias - Se sentía tan cálido, amado, Josh era sin duda la persona que lo hacía sentir útil en esta vida. Se mordió el labio, gestos como ese lo desarmaban, destruían su fachada así fuera en un sitio público, su rostro fue muy expresivo, emotivo. Sus manos temblaron, teniendo que dejar la taza en la mesa, bajando la mirada para observar el corazón, hasta le daba pesar beber, no quería desarmarlo, era un gesto muy dulce - yo... eh, esto... gracias - Las palabras no le salían y el rojo en sus mejillas no bajaba de intensidad
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Vie Jun 16, 2017 6:20 am

No quería que Adrien pensase que sólo lo prohibía porque quería hacerle daño, porque esperaba que le obedeciese sin rechistar, pero se preocupaba por él y no quería que pudiese sufrir luego por un gusto que tenía ahora. No pudo esconder su felicidad cuando le dijo que había cumplido con su petición, comprendía sus motivos para ser así de egoísta y eso lo tranquilizaba, quería abrazarlo pero tuvo que reprimirse. — No quiero nada que te haga mal —le confesó con suavidad, manteniendo esa misma expresión monótona, cualquiera que los mirase no podría adivinar de qué estaban hablando, de algo tan dulce que empalagaba agradablemente.

Joshua había llegado a la mesa luego de hacer los pedidos correspondientes, su corazón estaba ansioso latiendo rápidamente, se quedó como pudo tranquilo mientras esperaban. No hablaban, parecía que el Kneazle les había comido la lengua, aclarando la garganta mientras los pedidos eran preparados para ser llevados a su mesa. Estaba detrás de un muro, así que uno debía fijarse bien si quería saber quiénes estaban en esa mesa y, siendo honestos, no muchos tenían ese interés. Las bebidas y los dulces llegaron apenas minutos luego, colocándole la bebida a Adrien de modo que pudiese ver el corazón derecho.

Fue grandioso ver su reacción, le pareció tan especial. Primero no lo había notado, luego iba a beber y en ese momento se dio cuenta, poniendo una cara graciosa de sorpresa antes de que lo mirase, entonces entendió que él lo había pedido especialmente para él y se avergonzó. Era precioso con esa tímida sonrisa tan linda. — No me lo agradezcas —¡bien, Josh, lo hiciste bien!, se dijo a sí mismo con orgullo. Sabía que el menor podría avergonzarse de desarmarlo en un sitio público, pero en esa mesa sentía intimidad y por eso se animó a hacerlo.

Quería besarlo, pero se contuvo de ello, tuvo que tranquilizarse mientras jugaba con una rama de canela dentro de su té, estaba demasiado caliente como para beberlo, las cosas calientes no le gustaban mucho. Su corazón se lo robaba Adrien sin ningún problema, pero se recordaba que no era nadie más que su amigo, todo iba a estar bien. Tomó un pequeño dulce de chocolate, se lo llevó a los labios y de pronto se detuvo. Recordó aquella noche en la cena cuando la prefecta de los leones lo regañó por su broma, Adrien los había retado de una forma… extraña. Decidió intentarlo.

Tenía entre su índice y pulgar el dulce, pero lo acercó lentamente a los labios ajenos, presentándoselo dulcemente, pidiéndole con la mirada que lo comiese de su mano como él había hecho con el trozo de carne de su tenedor. Nadie los miraba, Joshua lo sabía, se había asegurado de ello mientras esperaba que cumpliese con ese pequeño capricho. Luego él mismo lo mordió, sin tener reparo en comer de la mordida de Adrien, no tenían ese tipo de disgusto, todo parecía ser perfecto simplemente porque estaban juntos, el único problema era que necesitaría un corazón nuevo que el suyo se estropearía por exceso de uso.

¿Cómo han estado tus clases últimamente? —decidió hacerle un poco de conversación, estirando su mano para limpiarle un poco de chocolate de la comisura del labio y limpiarse luego con una servilleta. Tomó finalmente el té y sopló el vapor que emitía para enfriarlo, dando un pequeño sorbo sujetando el palito de canela para que no le diese en la nariz al beber. Se sentía todavía todo un descarado por darle dulce así, pero sólo le generaba vergüenza y no otra cosa desagradable.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Vie Jun 16, 2017 7:03 am

Tuvo que inhalar profundamente y exhalar lentamente, respiraciones largas y pausadas para poder hacer que su corazón se calmara, la idea no era provocarle algún problema cardíaco, sabía que no era la intención de Josh pero ni todos los ejercicios de relajación que pudiera conocer (que de por sí eran pocos) su no corazón hacía caso, seguía acelerándose sin medir consecuencias, todo era culpa de su recién novio por ser tan dulce con sus palabras, por mostrar tanta preocupación por él porque ciertamente no había visto los caldero de chocolate como algo malo, no creía que el alcohol que tuviera esa golosina pudiera perjudicarlo pero Josh sí, por eso se lo había ordenado, aunque al inicio acató la norma para complacerlo ahora se daba cuenta que fue lo mejor, se sentía feliz ¿con qué más podría complacerlo? Era un deseo enorme el que tenía por hacerlo sentir orgulloso de él.

Se vio recompensado no solo con los emotivos gestos del Raven, sino también con esa decoración muy linda en su taza. Quería guardar el recuerdo permanentemente, de hecho, si pudiera se llevaría la taza, la conservaría de forma que no pudiera dañarse para así años posteriores cuando la pudiera ver, recordase el momento de su primera cita y de como no quiso tomar su chocolate solo porque se veía lindo.

Suspiró, estaba en un aprieto, de hecho sus dedos acariciaban con ternura la cerámica de la taza, sin poder dejar de sonreír con sus mejilla arreboladas de un rojo tan intensó que podría confundirse con la sala Común de Gryffindor, aunque no ha estado dentro de los dormitorios de los leones pero suponía que todo era rojo justo como su cara. Trató de repetir los ejercicios de relajación, acompasando su respiración pero simplemente era algo imposible, menos cuando le vio tomar uno de los chocolates y lo posó en sus propios labios.

Sintió los dedos rozar la punta de los dedos contra sus labios, había captado sin palabras lo que quería. Por favor, solo quería un poco de calma para su corazón, su estómago se contrajo, era tan intensas sus emociones, pero aún así lo hizo, mordió un pedazo del chocolate, rozando con su boca los dedos ajenos, por un momento creyó que su corazón se fue o se paró ¿estaba muerto? Sentía cada movimiento cómo si le hubieran relentizado, pero estaba a una velocidad normal, era solo su perspectiva, tal vez duró más de lo que debería en morder el chocolate en un deseo de prolongar el tacto. No lo sabía, solo esperaba que Josh no se diera cuenta si es que era él quien se movía lento.

Se lamió sus labios una vez que se apartó de la mano ajena, sin desperdiciar nada de su vicio, aunque eran dos de sus vicios en uno solo: Josh y el chocolate. En el momento que le hizo una pregunta no logró prestar atención, estaba flotando entre la nebulosa, su mente se había ido lejos, su corazón estaba perdido de hace rato, sus pulmones parecían trabajar forzado por la carencia de todos esos órganos vitales, pero en realidad si estaban funcionando a la normalidad, solo era su estado emocional que cambiaba la perspectiva.

- ¿eh? - Observa los ojos azules de Josh y nuevamente se le olvida lo que le preguntó ¿algo de Quidditch? - eh espero a los Slytherin.. digo que los Slytherin ganen el Quidditch, ya sabes el partido de la final - No se había dado cuenta que esa no era la pregunta ¿pero cómo responder bien? Si Joshua lo desconcentraba con cada gesto que hizo, aunque lo decisivo había sido que le diera el chocolate en la boca. Tomó uno de los dulces que había pedido para ellos y empezó a comerlo con nervios, ansiedad - ¿ y tú? - cree regresar la pregunta hecha.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Vie Jun 16, 2017 7:37 am

Estaba seguro que iban a guardar con mucho cariño los recuerdos de ese día. A pesar de que el padre de Adrien no le permitiese estar con él en vacaciones, habían confesado sus sentimientos, habían comenzado a salir y habían tenido su primera cita, todo en una tarde maravillosa que a los dos los dejaba completamente fuera de juego. Esperaba Joshua que aquella fuese la primera tarde de muchas, finalmente conseguir ser libres juntos, era un largo camino que recorrer, Joshua tenía muchas dudas en su cabeza que se tragaba y las guardaba, no era tan sincero con Adrien como le gustaría. No quiso ni siquiera pensar en ello mientras exhalaba pesadamente.

El tejón no le negó dejarlo mimarle, aceptó el dulce cariñosamente mientras Joshua disimulaba un poco la emoción que sentía. Su rostro tenía una coloración rosada mas no completamente roja como la del otro, su estómago cosquilleaba en contracciones cuando aceptaba alguna de sus tonterías, verlo reaccionar de forma ideal y magnifica era un cielo en la tierra. El mundo pareció detenerse alrededor de ellos, no existían otras personas más que Adrien y Joshua, aquel momento era suyo y de nadie más, parte de aquel libro para dos que habían empezado a escribir.

Joshua decidió preguntarle sobre sus clases, cómo iba todo, no esperaba que fuese a decirle que esperaba que ganase Slytherin el partido de la final, haciéndolo parpadear confundido. Luego comprendió que el otro había estado tan distraído que torpemente confundió sus preguntas, decidió seguirle el hilo que había tomado para no hacerlo sentir avergonzado. — Pues yo espero que gane Gryffindor —le dijo sólo para llevarle la contraria, no es que fuera partidario de animar a otros equipos en Quidditch. Había animado a Adrien siempre que jugaba Hufflepuff, al menos hasta ese año que ni siquiera participó en juego, a veces animaba a Ashton y al buscador cuando jugaba Slytherin, pero no era como si lo tomase muy en serio.

Siguió bebiendo lentamente del té, le faltaba un poco de azúcar pero lo llevaba bien llevándose un pequeño pastel a la boca, endulzando de esa manera sus labios para que el té supiera mejor. El chocolate de Adrien lucía muy lindo, no podía evitar pensarlo, era un buen detalle que agradecía haber recordado a tiempo para pedirlo, aunque por el momento se quedó nuevamente tranquilo, calmándose y dejando a Adrien que se calmase por igual, pues no era el plan que salieran de ahí con un paro cardiaco, sino felices y tranquilos.

¿Recuerdas que te dije que quería trabajar en verano? Pues adivina a quién no le han dejado —decidió confesarle aquel dato, la última vez que se habían visto se lo había comentado y le había escrito a su padre para informárselo. La respuesta fue, más o menos, cuestionarle si no bastaba todo el dinero que le daba y aprovechar para hacer hincapié que quería que aprovechase las vacaciones para ponerse al corriente con la comunidad mortífaga. — Supongo que tendré que dejarlo para cuando comience la universidad —mencionó, no dejando notar el pesar que sentía.

Su padre no deseaba su independencia, no al menos todavía, no lo dejaba volar con sus propias alas, no lo dejaba seleccionar pequeñas elecciones pero lo forzaba a tomar grandes decisiones porque “ya era mayor”. Era confuso si se lo preguntaban, aunque no le quedaba más que callarse y obedecer. No era quien Francis creía que era, no era un buen chico. Notó que se estaba sintiendo taciturno y decidió cambiarlo, quería tener un buen día junto con Adrien, tenía que pensar en frío y no dejarse llevar, dando un nuevo sorbo a su té.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Vie Jun 16, 2017 5:00 pm

Adrien era como una esponja, absorbía todo el cariño que le pudieran dar siempre y cuando estuviera con personas de confianza, no se negaba nunca a una palabra, ni a un gesto cariñoso, él mismo podría llegar a ser mimoso con la persona correcta, tal vez era por estar reprimido emocionalmente sin muestras de cariño, sin amor realmente que cuando le daban esa muestra pues la aceptaba como si fuera lo más grande del mundo al igual que él tampoco había tenido a quien demostrar su cariño, las veces que había terminado abrazando a su padre este le abofeteaba o le tomaba del brazo, encerrándolo en el sótano de la casa en Francia, tal vez de ahí se derivaba su miedo a la oscuridad, siempre tenía que pensar sus acciones y no mostrar tal debilidad.

Pensar en eso podría ponerle triste, pero la verdad en ese momento absorbiendo cada muestra de cariño de Josh, no se sentía deprimido, es más solo era un recuerdo lejano porque el Ravenclaw se encargaba de alejarlo, más aún viendo su taza de chocolate, en serio le daba dolor romper tal obra de arte. Podría sonar cursi pero sentía que era el inglés dándole su corazón en algo que le gustaba: chocolate y si lo probaba temía romperlo o desfigurar el dibujo, así que lo apreciaba prolongando el tiempo ¿Se daría cuenta que no bebía del chocolate? Por supuesto que si, si era un obsesivo de ese dulce, que muchas veces se ha quemado la lengua al probarlo recién le entregan, ahora no paraba de mirarlo con una sonrisa y de acariciar la taza como si quisiera acariciar el corazón de Joshua.

Esa clase de emociones tan fuertes le dejaban atolondrado, por eso mismo confundió sus preguntas y tal vez no se enteraría que no era lo que Josh quería saber, pues este le siguió el tema, logrando que la cara de Adrien se deformara en un mohin infantil aunque sin dejar de lado su sonrojo y aquel sentimiento de alegría - Pero si los leones ganan ya no habrá oportunidad para que los Hufflepuff ganen la copa, ya nos llevan mucha ventaja - Sus motivos para desear que perdieran no solo era por su desprecio a esa casa sino también porque quería ganar la copa, Hufflepuff estaba de segundo lugar, aún guardaba esperanza de que pudieran ganar la copa este año y es que a pesar de haber pocos alumnos de Gryffindor ¡Seguían ganando puntos! ¿Cómo lo hacían? ¿Dumbledore dejó hechizada la copa para que aumentara sus puntos?

Aunque ese deseo de ganar no sería tan fuerte si quien estuviera de primer lugar fuera Ravenclaw, más bien le alegraría que la casa de su amigo hubiera estado ahí. Pero no, eran los tontos leones ¡y su casa estaba cerca! Aunque la diferencia de puntos era abismal estaba seguro que podrían ganar.

El tema cambió, Adrien recordaba el asunto pero no sabía que le había dicho a Francis sobre eso, le dio pesar saber que le negaron su deseo, conocía ese sentimiento de decepción - ¿y le dijiste que no trabajarás solo? Estaré contigo, no me molesta conseguir un trabajo, de hecho estaba pensando seguir tu idea - Era porque no le comprarían la Saeta de Fuego, pensaba vender sus cromos pero tal vez si estaba con Josh en el trabajo su padre aceptara, aunque en los años que llevaba conociendo a su amigo, ahora novio, no se había encontrado con el progenitor de éste, era una figura tan ausente como el propio Alexandre, aunque Alexandre siempre tuvo un día o dos para él, para su educación y sus castigos.

Estiró su mano para tomar la del Ravenclaw, en señal de apoyo, no quería verlo triste pero le agradaba que lo hubiera compartido con él - Ya lo resolveremos, tal vez deberías buscar el empleo y decirle que consideraban contratarte, así cuando lea u oiga sobre ello no pueda negarse. Como te dije puedo buscar trabajo contigo, aunque soy algo inútil pero de esa forma no te podría negar ¿cierto? ¿O tal vez decirle que trabajarás porque yo conseguí empleo? - Su mente estaba tratando de buscar alguna solución y animarlo - Seguro sería interesante trabajar para Ollivander ¿te imaginas conocer más sobre las varitas? ¡Puedes decirle que el trabajo es un proceso educativo! ¿Si buscas a alguien que cuide Thestral? ¿las carreras de caballos voladores? Puede servir de motivo - Trataba de no perder la esperanza, hasta su tono de voz era alegre, entusiasta y optimista, queriendo brindarle un poco de esperanza a Joshua
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Vie Jun 16, 2017 11:52 pm

Le generaba mucha ternura que Adrien no quisiese beberse el chocolate por no lastimar el corazón que pidió especialmente para él, lo miraba y acariciaba la taza de una forma que Joshua encontraba encantadora, con esa dulce sonrisa. Por ello no tuvo el estómago para decirle que su respuesta no cuadraba con la pregunta que le realizó, sino que aceptó los partidos y la copa de casas como el siguiente tema, intentando molestarlo en cuanto dijo que esperaba que Gryffindor ganase la copa. No tenía muchos conocidos de Gryffindor así que, si decidía asistir, apoyaría a Slytherin por dos personas en particular, mero favoritismo.

Pero si gana Hufflepuff me lo echarás en cara todo el año siguiente —bromeó en una pequeña queja, porque realmente le gustaría que la casa de su novio ganase la copa, seguramente celebraría con él a pesar de todo, Ravenclaw tenía toda la pinta de quedar en tercer lugar, así que ya no había mucho que pelear dada la diferencia. Por lo menos no quedaron nuevamente en último lugar, lo que era de agradecer, ¿cómo habían podido no ganar suficientes puntos si siempre eran los más participativos en clase? Había misterios inexplicables en la vida.

Decidió después contarle acerca de la decisión de Francis sobre su idea de trabajar, asintiendo cuando le preguntó si le había dicho que no trabajaría solo. Probablemente Adrien habría notado el desánimo de Joshua, ya que inmediatamente intentó darle soluciones con un tono entusiasta, aunque realmente sabía que ninguna podría servir de mucho, ya que de partida las decisiones de su padre siempre eran contundentes y sin derecho a objeción y, segundo, no estaba nada contento con su decisión de carrera, así que tampoco lo apoyaría en un proceso educativo de esa naturaleza. A pesar de ello, le sonrió suavemente.

No lo sé… Tendría que pensarlo más tarde, pero bueno… Mientras tanto cuéntame algo, ¿te ha pasado algo interesante recientemente? —aunque podría parecer que eran uña y carne, en realidad pasaban muchos momentos lejos del otro, muchas clases no las compartían sino con otras casas y eso hacía el proceso de verse un poco más complicado. Aunque disfrutaba profundamente cuando no lo tenía cerca y le tocaba ser malo, odiaba que Adrien viese el monstruo que podía llegar a ser por el miedo de que alguien lo dañase a él. Era un cobarde.

Se entretuvo tomando los chocolates y haciendo una pequeña pirámide con estos, aunque al final se decantó por un pequeño postre de manzana. Todos eran así, pequeños, para poder picar un poco y no llenarse demasiado, dando ocasionales sorbos a su taza que si bien aún estaba caliente no quería llegar a quemarse. Todavía le daba ternura la actitud de Adrien respecto a su chocolate, ¡si antes lo había visto zamparse bebidas así en minutos! Nunca le había dado reparo quemarse con tal de probarlo, y ahora… Demoraba y demoraba, miraba, sonreía, acariciaba la taza, era realmente lindo.

Se te va a enfriar el chocolate si no lo bebes… —se burló con un tono cariñoso, haciéndole ver que había notado aquella dilación que encontraba encantadora. ¿Cómo había sido tan suertudo de gustarle a ese chico? — Me lo beberé por ti si no lo quieres —extendió su mano haciendo el amague de tomar la taza aunque sólo lo estaba molestando ya que no lo tomó en serio, simplemente tomó otro dulce de camino a su cuerpo otra vez y volvió a ofrecérselo a la boca, le estaba cogiendo el gusto a mimarlo de esa manera, quería hacerlo tan especial como lo hacía sentir a él con una sola mirada.

Luego de ello le acariciaría la mejilla, ahora mismo agradecía mucho que esa mesa estuviera tan escondida o ni siquiera ahí podrían darse cariño. Muestras que aún sabían tan extrañas pero que estaba bien, porque eran íntimas entre ellos dos y nadie más tenía que saber que se estaban realizando. Todas las cosas que hacían parecían maravillosamente planificadas, nadie diría que en realidad todo iba saliendo encima de la marcha.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Sáb Jun 17, 2017 5:12 am

- ¿qué puedo decir? Estoy orgulloso de mi casa -Bromea, al inicio puede que hubiera estado decepcionado de estar en Hufflepuff pero ahora realmente estaba orgulloso de ser un tejón, aunque irónicamente no tratase mucho a los otros tejones, solo les daba un trato cordial, al menos no los insultaba. Eso le había ganado cierto reproche por parte de Maxwell, la vez que habló con ella le dijo que debía cambiar un poco su actitud. Pensándolo mejor, esa charla le hizo animarse para postularse el año que viene como capitán del equipo, tenía la referencia de Maxwell indicando su deseo de que él fuera capitán aunque no le había dado ninguna seguridad

Aunque después de bromear sobre la copa de las casas, Josh le contara acerca de la negativa de su padre solo quiso animarlo, le mostró una leve sonrisa pero en vez de decirle a Adrien que había logrado su cometido le parecía que había tristeza encerrada en ese gesto, aquello le hizo doler el pecho porque solo quería animarlo sin saber cómo, se sentía algo inútil, le acariciaba la mano, pasando su pulgar por el dorso, transmitiendo todo su apoyo y su cariño ¿Por qué los padres no podían al menos dar un gusto? Josh solo había querido tener experiencia laboral, tener su propio dinero sin depender de su progenitor, lo admiraba por esa iniciativa y le dolía que se la hubieran negado.

- Yo estaré contigo - Responde con suavidad, queriendo hacerle ver que no estaba solo, ya no más, Adrien estaría a su lado sin importar qué, no fue huyendo cuando lo torturó en clase y aunque después de eso casi sentía que lo perdía, aquí estaban en su primera cita, en sus primeras horas como novio - Uhm... yo he estado estudiando, me he esforzado mucho por mis notas este año -Sonríe ¿qué podía decir de su vida que Josh no supiera? Estudiaba muy duro, aunque algunas materias se le hicieran fáciles a todas les dedicaba su tiempo por igual, trató de recordar un evento reciente pero nada le vino a la mente, ninguno que pudiera recordar, salvo el hecho de que su padre le negó pasar el verano con Josh - Mi vida no es muy entretenida -Ríe porque había sido una broma - Creo que lo más divertido que hago es estar a tu lado y tampoco es que sea taaaaan divertido - Juega pero no quiere que Josh se ofenda - Solo bromeo, bueno no del todo... Realmente lo más entretenido me pasa a tu lado, sin ti ya ves solo estudio y hago cosas aburridas - Le apretó la mano con dulzura.

Como lo había sospechado, Josh se dio cuenta que no tocaba su chocolate, inmediatamente le soltó la mano y tomo la taza, pegándola a su pecho - Nou ~ - Lo dice en un tono infantil, curvando sus labios con reproche, la taza ya está tibia por eso no logra quemarse al tenerla apegada a su pecho - Es mía, me la ofreció alguien especial, no tienes derecho a tocarla ni a probarla - Mantiene ese tono infantil, protegiendo su perfecta taza de chocolate, alejándola de las garras de la amenaza, aunque el destino y la idea del Raven eran distintos a lo que Adrien pudiera sospechar, pues en cambio de quitarle su taza prefirió darle de comer del chocolate.

El dulce tocó sus labios, su corazón se disparó por las nubes como si estuviera montado en una Saeta de Trueno, aquella escoba más veloz que una Saeta de Fuego. Abrió su boca para atrapar el chocolate rozando los dedos ajenos, de hecho tuvo que dejar la taza en la mesa para tomar la muñeca ajena. No sabía lo que estaba haciendo, pero aún cuando masticó la golosina derritiéndola en su boca, su lengua lamió los dedos de Josh limpiando todo rastro de aquel dulce ¿Hizo bien? Estaba ruborizado y al final se apartó sin poder reconocerse ¿Acababa de hacer eso? Ciel! ¡Qué vergüenza!

- Yo... yo no sé porque hice eso - Habla, sin atreverse a verle, cerrando sus ojos cuando le acaricia la mejilla, su corazón esta desbocado, su sangre se acumulaba en su rostro con rapidez - Cuéntame... ¿qu..qué tal las...cla...ses? - Prefiere cambiar de tema, pero está casi que ni puede respirar y no precisamente por una obstrucción en sus vías respiratorias, sino que el Raven le quitaba el aliento con cada dulce gesto que tenía para con él, no podría expresar todas sus sensaciones, sus emociones, sus sentimientos sólo sabía que estaban ahí haciendo estragos en su interior a la vez que se sentía apreciado.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Sáb Jun 17, 2017 6:09 am

Prefiero que no te pongas pesado, gracias —le sonrió a Adrien para hacerle ver que simplemente estaba bromeando un poco con él, la verdad es que no le dolería nada que ganase la copa de casas, de hecho, lo esperaba. De cualquier modo, no pudo hacer otra cosa que comentarle sobre sus planes fallidos de trabajar, aunque no tendría el gusto. Esas vacaciones prometían ser profundamente aburridas, sin Adrien, sin trabajar, probablemente se quedase todo el verano tumbado en un sofá acabándose todos los libros pendientes que quería leerse.

Sintió la calma en su mano mientras la acariciaba tan dulcemente, conseguía notar que estaba tratando animarlo de esa manera, no necesitaba nada más que el apoyo que el otro le demostraba, asintiendo con su cabeza cuando le dijo que iba a estar con él. Al menos en espíritu Adrien iba a estar a su lado. Qué deprimente… Trató de ignorarlo cuando empezó a hablarle sobre sus notas, muy orgulloso de que Lévesque hubiese vuelto a sus andadas, ser un gran estudiante sin que nada le importunase. Bueno, casi nada. Lo oía sin interrumpirlo, al menos hasta que dijo que no era divertido estar con él, haciéndolo parpadear.

Oye —se quejó en tono de broma mientras le sonreía, aunque entonces sintió el apretón de su mano que también le apretó el corazón. Sabe que están jugando, aunque ahora sean más que amigos no tiene por qué ser todo tan serio siempre. Por eso mismo fue que se decidió a molestarlo un poco con su chocolate y que no se lo había bebido hasta ese momento, aunque torpemente había acabado tomando su taza y apegándola contra su pecho para hacerle ver que no quería que se la tomase, tan infantil que le dan ganas de apretarlo contra sus brazos y no dejarlo ir. — No seas así, comparte, no te lo quieres beber —le pidió en un pequeño reproche.

Que fuese así de caprichoso por su chocolate le daba mucha ternura, pero lo dejó fuera de juego que le dijera que se lo había dado alguien especial y que no tenía derecho a tocarlo ni probarlo ni aunque él hubiese sido quien se lo entregó. Su corazón se agitó y una sonrisa tonta apareció en sus labios, sumamente emocionado por ello. No obstante, decidió entregarle un chocolate en los labios, mirándolo tomar su muñeca y tomando el dulce con su boca; su rostro brilló en un intenso color rojo nada más notó que comenzaba a lamerle los dedos, ¿cómo hacía aquello? Ya lo había hecho una vez, pero ahora era diferente. Su rubor era igual o más intenso que el de Adrien, aquello había sido muy raro, todavía más el revoltijo en su estómago de ese momento.

Tranquilo… —intentó calmarlo, sintiendo extraño aquel contacto, aún sentía la lengua del tejón rozando sus dedos y limpiándolos del chocolate en sus yemas. Incluso así se decidió a acariciarle la mejilla, quería hacerlo sentir tranquilo, él también había hecho muchas cosas sin pensar, ahora no tendría que ponerle reproches por algo así a Adrien. Se relamió los labios cundo preguntó tan entrecortadamente sobre sus clases. — Bu-bueno… Han ido… bien… Dentro de lo que cabe, tú sabes… Al menos no hay dragones ni cangrejos de fuego en las clases de Cuidado de Criaturas Mágicas —le dijo, intentando hacer ver que al menos no era todo tan malo. Claro que si no tuviera ciertas clases privadas todo estaría mucho mejor.

Seguía bebiendo de su té, en ocasiones tomaba dulces, se preguntaba si Adrien pretendía beberse el chocolate caliente que ya no estaba caliente, era un poco curioso pero tierno. Le despertaba cientos de agradables emociones, cuando estaba con él se olvidaba por completo que podría morir en cualquier momento en el castillo. Su riesgo era menor conforme las sospechas crecían en el castillo que seguiría los pasos del profesor Fitzgerald en camino a los mortífagos, los pasos de su propio padre, la influencia de Adrien, todo poco a poco arrastraba su vida a un pozo sin fondo. Incluso así, muchas veces sentía miedo.

No correremos de regreso al castillo, así que será mejor que nos vayamos con tiempo —lo advirtió con un tono perezoso. Se había cansado con la carrera, así que sabía que no le apetecía volver a tener una carrera tan larga, prefería simplemente irse tranquilo con pequeños juegos, esperaba que no hubiese mucha gente para poder ir con su novio de la mano.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Dom Jun 18, 2017 6:03 am

- Eso se debe a que Ravenclaw no ha ganado la copa nunca - Sonríe con picardía y malicia, sabe que ambos están bromeando con lo de la copa de las casas por eso no debe sentir remordimiento por sus palabras, aunque siendo sinceros le da algo de pesar que las águilas pierdan a menudo, año tras año si él pudiera se disfrazaría como Ravenclaw, cambiaría el color de su uniforme y la insignia, incluso pudiera tomar poción multijugos y buscar la forma de subir los puntos de esa casa para que así Josh gane al menos en su último año, que sería el que viene - y por eso crees que yo alardeo, porque nunca has sentido la felicidad de ganar la copa - ríe y luego niega con la cabeza, mirando hacia abajo - Lo siento, eso fue muy cruel, porque ahm... - Rayos, debería pensar bien que decirle - no era mi intención si te hace sentir mal, la verdad me parece algo triste que no ganen la copa, deberían hacerlo las mejores calificaciones son las de ustedes y no creo justo que ganen puntos los Gryffindors cuando solo molestan, o molestaban en los pasillos - Considerando que ya quedan pocos los de esa casa, pero a inicios de año no se explicaba como lograban tener esa gran cantidad de puntos.

- Aunque no ganen este año yo.. te daré un premio - Murmura avergonzado ¿siempre fue así de cursi? o ¿era ahora que empezaba a sonar de esa manera? Escucha el reclamo por su otro chiste y sonríe divertido, aunque aún estaba avergonzado por las chorradas de idioteces que salían de sus labios, era mejor callarse - Sabes que te aprecio - Puso su mejor carita inocente, pero que se le notaba era completamente fingida porque sonreía con cierto aire de burla que cambió nuevamente a una de molestia infantil, como si estuviera enojado - No, lo pediré para llevar y lo guardaré junto con Hatmehyt - le saca la lengua de esa misma forma infantil, Hatmehyt era el nombre del peluche que le había regalado Joshua para su cumpleaños hace un par de años atrás, si con toda la pelea que tuvieron dejó de cuidarlo, de hecho ese peluche era testigo de muchas de sus lágrimas cuando no tuvo al Ravenclaw a su lado, junto con su diario y Horus.

Respira hondo, Josh busca de tranquilizarlo en el momento que se sintió atrevido, pero ¿cómo de los juegos puede pasar a algo así? Sin duda culpará al águila por ello, con él le hace sentir como si estuviera en su primera clase de vuelo y ¡ni siquiera sentía esa revolución de sentimientos! Al final quedaba confundido porque estaba nervioso, feliz, tímido, atrevido, con ánimos de bromear pero al mismo tiempo de ser cursi, todo eso le hacía sentir en cada milésima de segundo que pasaba a su lado, por más que el otro quisiera calmarlo solo lo lograba un momento y nuevamente lo empujaba a ese torbellino de sensaciones que se arrojaban principalmente en su estómago.

- Eso es bueno - Le alegraba que realmente le fuera bien a pesar de todo lo malo, sabía lo que eran las clases con el profesor de Artes Oscuras y se sentía inútil por no poder ayudarlo, sufrió uno de los castigos que si bien fue doloroso no era nada en comparación a lo que seguramente sufriría Josh aparte, pero que fuera el tema por criaturas mágicas en vez de esa clase le hacía pensar que no quisiera tocar el tema y Adrien lo respetaba, además le alegraba que no estuvieran viendo alguna criatura con fuego conociendo la fobia que su novio le tenía a este elemento - Me hubiera gustado ver un Kelpie - Habla en respuesta con una sonrisa.

Parece que la intención de Adrien con respecto a su chocolate era realmente guardarlo, podría estarse muriendo de sed pero no iba a tocarlo, tal vez podría fotografiarlo solo que no cargaba alguna cámara consigo - Oh - Exclama como si se hubiera dado cuenta de algo - debí traer alguna cámara ¡esto debería guardarse en los recuerdos! - Dice con pesar, su primera cita y solo tendría para recordarla su diario, porque era seguro que lo escribiría ahí, pero no podría colocar alguna foto, si pudiera guardar el chocolate en una imagen pero no, y dibujarla no sería lo mismo aunque sus habilidades fueran buenas en este arte.

- Claro, lo que pasa es que no quieres correr porque sabes que te ganaré - No sentía las piernas adoloridas, pero estaba seguro que al día siguiente caminar le sería imposible por toda la maratón hecha hoy, aún sus músculos estaban calientes pero cuando se enfriaran moverlos de nuevo sería una experiencia dolorosa pero que valdría la pena - ¿quieres ir a otro sitio después de aquí? - Pregunta porque ¿cuánto tiempo debería durar una cita? ¿Eso realmente era una? A excepción de las mordidas que le dio a la mano ajena sentía que todo era como antes incluso el revoltijo de emociones en su interior así que ¿qué debería hacer? Lo estuvo pensando, el chocolate era otra muestra de que eso podría ser una cita... - Hey Josh -le llamó, inclinándose como si le fuera a decir algún secreto esperando que el Raven hiciera lo mismo
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Dom Jun 18, 2017 8:14 am

Se quedó parpadeando un par de segundos, haciendo uso de memoria para tratar de recordar. Trató de no tomárselo a personal, estaba jugando con Adrien y sabía que él no diría nada con el propósito de hacerle sentir inferior o causar daño; sin embargo eso no significaba que le hiciese mucha gracia el rumbo que había tomado aquel juego. Su casa lo llenaba de orgullo, como a todos, y por eso no ganar le significaba una decepción horrible. No había seguido el juego y eso provocó que el tejón se diera cuenta de que no le había gustado su comentario, encogiéndose de hombros cuando reparó en la crueldad de su comentario.

No es como si todo fuese justo —fue su único comentario. También los Ravenclaw habían tenido sus deslices y el que no lo crea que le mire a él con la cantidad de puntos que perdió para su casa hacía algunos meses. Lo que le llamó la atención fue que le dijese que le daría un premio incluso si no ganaban la copa de ese año, pues la diferencia de puntos ya hacía evidente que estaban fuera del juego. — ¿Qué tipo de premio? —le preguntó. Lo hacía sentir algo avergonzado que pensara en ello, aunque dentro de su cabeza algo le decía que no debía ilusionarse demasiado. No podía ayudarse, todo lo que tuviese que ver con Adrien lo ilusionaba.

Le sacó la lengua en cuanto le dijo tan inocentemente que lo apreciaba, fingiendo ignorarlo hasta ponerse a discutir por el chocolate que no lo dejaba probar, era tan lindo cuando se ponía así de caprichoso con él por algo que aparentemente era tan simple. Aunque que le dijese que planeaba guardarlo junto con Hatmehyt lo hizo sonreírse automáticamente, cómo iba a olvidarse de aquel peluche tan lindo que le había regalado en uno de sus cumpleaños.

Hatmehyt se lo va a beber y te arrepentirás de no haberme dado ni un poco —se quejó un poco con él, haciendo como si el peluche tuviese vida propia y pudiese beberse aquel chocolate aunque no era la situación. No obstante, entonces ocurrió aquel atrevimiento de su novio, lamerle los dedos de esa manera tan descarada, los dos tenían los sentimientos a flor de piel consiguiendo confundirlos, cómo todo ocurría en el mismo segundo, pero los emocionaba al mismo tiempo que los avergonzaba.

La charla cambió a las clases, claramente no lo estaba pasando nada bien con ciertas asignaturas había algunas otras que realmente eran más llevaderas. No quiso tocar las primeras y mencionó las segundas, acerca de cómo al menos no había tenido que enfrentarse a criaturas ígneas. Asintió repetidamente con la cabeza, apoyando su idea de que quisieran haber visto a un Kelpie, ¿era demasiado tarde como para ver uno? Podían ver si en el Lago Negro había alguno, aunque seguramente sería muy peligroso. Iba a comentarlo cuando su novio exclamó como si se hubiese enterado de algo.

Se llevó una mano a la boca para esconder aquella tonta sonrisa que se le quedó en cuanto escuchó qué era lo que lo acomplejaba, no tener recuerdos de ese día tan lindo donde habían comenzado un nuevo paso en sus vidas y, también, habían tenido su primera cita. — Estoy seguro de que no será la última vez… Al menos tenemos los recuerdos —lo trató de tranquilizar mientras intentaba no reírse de lo feliz que se encontraba. — Cuando ganas es porque ya me aburrí y te dejo ganar —le dijo alzando la cabeza en un gesto soberbio, aunque muchas veces se entorpecía pensando en otras cosas y por eso acababa entre los brazos del Hufflepuff. La siguiente pregunta lo hizo ponerse a pensar. — No lo sé… ¿Quieres hacer algo más? —por él no tenía otras ideas para hacer durante el día, así que le dejaría hacer la elección o simplemente marcharse de vuelta.

Hizo un sonidito de curiosidad cuando lo llamó, parecía que le quería contar algo así que se decidió a levantarse un poco, los codos sobre la mesa para impulsarse y conseguir inclinarse para que pudiese decirle aquel secreto que le guardaba, preguntándose qué era lo que le quería decir. A veces le gustaría poder leer la mente de Adrien para saber qué podía llegar a maquinar aquella cabeza tan torpe, pero otras prefería vivir en la ignorancia para conseguir llevarse algunas sorpresas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Dom Jun 18, 2017 7:45 pm

Sabía que había pasado el límite, a veces podía llegar a ser muy malicioso creyendo que solo era un juego, se sintió inmediatamente mal y había tratado de enmendar las cosas con Josh, no quiso herirle, no midió sus palabras, solo esperaba que no fuera un daño irreparable, se supone que deberían disfrutar del momento no hacerlo insoportable, en ese instante se preguntó cómo Josh lo aguantaba - Lo siento - Volvió a decir totalmente arrepentido, pero al parecer volvía al menos a recuperar un poquito el ambiente, aunque se rompió por su culpa - No te lo diré, es un premio y es secreto - Claro que sabía que darle, bueno ahora que lo pensaba no era la gran cosa, su idea era ir a un picnic dónde solo estuvieran ellos dos para así disfrutar su momento a solas y a su vez darle muchos besos, mimarlo entre sus brazos, claro que tendría que ser en las vacaciones de verano, su padre no pudo haberle dado permiso de quedar, puede que ni siquiera podría salir pero valdría la pena desobedecerlo un sólo día, buscaría el día que su padre no estuviera en casa.

Sonríe levemente ante la mención de su peluche, le hizo gracia pero estaba más enfocado en observar las facciones de Josh, así podría saber si realmente estaba triste dado que el Ravenclaw no era alguien de muchas expresiones, aunque el tiempo juntos le hizo conocerlo bien, hasta el mínimo cambio cuando el otro quería ocultar sus emociones lo hacía perfectamente que ni siquiera él descubría como se sentía, así que aún con el chiste buscaba algo de malestar por sus palabras - Bueno, no se puede hacer mucho, tendré que bebermelo para que ni Hatmehyt ni tu lo hagan - Replica con cierto pesar, se lame los labios, aún cuando dijo eso, no se lo tomó.

- Oh, es muy generoso de tu parte - Prefirió decir eso que cualquier otro comentario que pudiera replicar algo sobre dejarle ganar, tenía miedo de repetir su error y que este fuera irremediable, así que decidió bromear por otro lado, metiéndose con él mismo tal vez como autocastigo aunque no le dolía, de verdad prefería eso a volver lastimar a Josh - Aunque sé que no es la última vez pero es la primera y las primeras veces son las importantes, tu fuiste mi primer amigo y lamenté no grabarlo en una imagen, también fuiste... ya sabes mi primer beso -susurra avergonzado- aunque ese momento fue algo triste yo igual hubiera deseado estar preparado para eso y ahora esto, ninguna de las primeras veces contigo las tengo grabadas - Ya está resignado a que ésta experiencia tampoco la pueda poner en una imagen.

Sonríe cuando se acerca a él - JJe t'aime - Susurra antes de besarlo en los labios, se había fijado si alguien los veía pero la mesa estaba oculta así que corrió el riesgo, Josh lo valía además esa era una cita, suponía que era lo correcto lo que debería diferenciar de sus habituales salidas de amigos. Se apartó en lo que terminó el dulce tacto - No sé, no tengo ni idea de a dónde ir en este momento -Responde, no tenía tarea que hacer pero no sabía si su novio tendría trabajos pendientes -¿tienes algo que hacer? ¿Tarea?-
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.