Situación Actual
22º-32º // 9 julio luna llena
Administración
Últimos Mensajes
Awards
TheodoreMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Laith GauthierMejor User
StevenMejor roler
CarolineMejor Ministerio
Adrien & Joshua Mejor dúo
Adae WestMás torpe
Stella ThornePremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Winfall City
Directorios [2/4]
Élite [36/40]
City of Dreams1zp6r0z.jpgMagic WordsSons of the moonSaint Michel UniversitéMagic WordsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Crush [Priv. Adrien Lévesque]

Joshua Eckhart el Miér Jun 07, 2017 6:35 am

Recuerdo del primer mensaje :

Esa tarde de fin de semana no había ido a Hogsmeade, sino que se había quedado en el colegio. Había entrenamiento de Quidditch, aunque el entrenamiento no era de su equipo, sino de Slytherin. Le gustaba mirar los entrenamientos de los verdes, aunque lo que más le agradaba era seguir con la mirada al buscador del equipo. Le gustaba mirar sus entrenamientos, lo observaba y suspiraba, sólo era una ilusión que era perfecta por ser imposible. Su atracción hacia ese buscador no se basaba en otra cosa que en la fantasía y en la idealización, era perfecto porque no podía tenerlo. Era lo que los jóvenes conocían como un “crush”, sólo una ilusión. A veces conversaba con él y lo perseguía con la mirada, pero de ahí más nada. Era un purista hecho y pleno con verdaderos ideales sólidos.

Mientras pensaba en ello, otro pensamiento se le coló. Últimamente Adrien se le venía a la mente sin poderlo evitar, no podía quitárselo de la cabeza. Y su mente recordaba la tarde en la Torre de Astronomía que no había sido normal, había sido, de hecho, muy diferente. La voz de Adrien lo había tocado muy profundamente y algo cambió en él. Se había dado cuenta muy tarde que la forma en que lo miraba ya no era de amistad, en que la forma en que quería tenerlo era demasiado egoísta. E incluso así calló sus sentimientos, los escondió dentro, su vida tenía que seguir así silenciosa y complaciente. Estar a su lado para ver una sonrisa. Verlo ir con otra persona que no fuera él y sentir alegría.

Recargó su espalda contra la banca detrás suyo en las gradas de la afición, mirando al buscador volar en la persecución de la Snitch. Él no lo miraba, sus ojos pocas veces se fijaban en Joshua, pero los ojos verdes del Ravenclaw lo perseguían en cada movimiento. A nadie nunca le había dicho aquella extraña atracción, ni siquiera a su mejor amigo. En cierto momento se distrajo pues Skus había llegado dejándole un envuelto, un paquete relativamente grande que poseía una carta consigo pero que revisaría después. Por ahora miró el entrenamiento hasta que terminó.

Se quedó sentado unos minutos hasta que decidió marcharse. O, bueno, eso creía que haría puesto que el buscador venía llegando mientras él recogía algunas cosas y las metía dentro de su bandolera antes de levantarse de donde estaba sentado. — Gracias por venir a darnos ánimo —le dijo con una sonrisa, el mundo de Joshua tembló durante sólo un segundo en cuanto le colocó una mano encima del hombro. — Sólo quería decirte eso, nos vemos luego —mantuvo su sonrisa mientras volvía a bajar de las gradas.

Claro… nos vemos… —Joshua no supo qué hacer, se quedó sentado sin saber qué hacer, con una sonrisa estúpida en el rostro hasta que sintió una punzada en el pecho. Como si no estuviese de acuerdo con aquello, el recuerdo de aquella tarde en la Torre de Astronomía volvió con más fuerza, clavándose en su cabeza. Aquella muestra de egoísmo de Adrien lo estaba torturando porque no podía pedirle que realmente hiciera lo que le había dicho.

Tranquilo abrió el paquete, decidiendo quedarse en soledad otro poco más. Le resultó raro, era su violín dentro de su estuche, su madera negra brillaba impecable y la carta alegaba haberlo enviado a afinar y dar mantenimiento. Se sonrió y agradeció profundamente la intención, habían valido la pena los picotazos de Skus, el ave malhumorada que siempre parecía querer hacerle daño. Una tonada le sonaba en la cabeza, la había oído hace mucho tiempo pero no recordaba dónde. Sólo sabía que era muggle. Tomó el violín y revisó el ajuste de las cuerdas antes de comenzar a tocarlo.

La melodía era preciosa, un suave sonido que pronto fue acompañado por su voz. Era difícil concentrarse en las notas y en la letra, pero él consiguió hacerlo. — I hung up the phone tonight, something happened for the first time, deep inside it was a rush, what a rush… ‘Cause the possibility that you would ever feel the same way about me is just too much, just too much… —su voz al principio había comenzado a temblar, pero luego se serenó junto con la melodía. — Why do I keep running from the truth? All I ever think about is you. You got me hypnotized, so mesmerized, and I just got to know… Do you ever think, when you’re all alone, all that we can be, where this thing can go? Am I crazy or falling in love? Is it real or just another crush?

Le sorprendía que pudiese recordar tan bien aquella letra que ahora sonaba como una melodía difusa que había oído hace mucho tiempo. Porque hace mucho tiempo la había oído. Pero en ese momento parecía describir perfectamente lo que estaba sintiendo, convirtiéndose en la canción que lo ayudaba a drenar todo lo que estaba sintiendo para convertirlo en música y que sólo el aire lo escuchase. O eso se suponía. No debía oír nadie los pensamientos de un joven confundido que callaba y escondía del mundo para evitar que los sentimientos fueran heridos.

Do you catch your breath when I look at you? Are you holding back like the way I do? ‘Cause I’ve tried and tried to walk away but I know this crush ain’t going away —cada vez que esos ojos verdes lo miraban, él perdía el aliento. Y tenía que atarse para permanecer sereno y tranquilo junto a su amigo. — Has it ever crossed your mind? When we’re hanging, spending time, are we just friends? Is there more? Is there more? —aunque seguramente nunca se lo preguntaría, cuando él mismo no tenía la respuesta.— See, it’s a chance we’ve got to take, ‘cause I believe that we can make this into something that will last, last forever, forever. Do you ever think, when you’re all alone, all that we can be, where this thing can go? Am I crazy or falling in love? Is it real or just another crush?

La canción fue seguida hasta llegar a su fin, donde Joshua se dejó relajar sentado de nuevo. Mientras tocaba su mirada estaba perdida en un punto imaginario, brillante color azul que ignoraba el mundo a su alrededor, su espalda recta le daba elegancia mientras se deslizaba junto con el arco en un pequeño baile que era casi asemejar ser parte del violín, uno solo mientras la música le brotaba del alma.


Última edición por Joshua Eckhart el Vie Jun 09, 2017 5:51 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 6.975
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 454
Puntos : 369
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Joshua Eckhart el Dom Jun 18, 2017 8:49 pm

Su novio pareció preocuparse mucho de lo que había dicho, y realmente había disgustado a Joshua, pero éste mismo intentaba no darle de más importancia, no quería molestarse cuando estaba teniendo un día tan agradable junto a Adrien, un comentario no nublaría su buen día. Le sonrió ligeramente cuando volvió a disculparse, en silencio le quería hacer saber que quería dejar el tema a un lado por el bien del ambiente. Aunque entonces le comentó de aquel premio sorpresa que tendría y del que no quería decirle nada. — Owh… Dime el secreto, no todos los premios son secretos —trató de convencerlo aunque ya sabía que probablemente no lo conseguiría, así que sus intentos eran pequeños juegos.

Lo amenazó con que Hatmehyt se bebería su chocolate por no compartirlo, ese delfín tenía una parte de él impregnada, pues cuando se lo regaló había sido con el propósito de que lo sintiera cerca incluso si no estaba cerca físicamente, que se sintiera protegido cuando él no podía protegerlo. Pensamientos demasiado profundos entre el aire infantil con que se había hecho el regalo. Luego de haberles negado el bebérselo a ellos alegando que tendría que hacerlo él, no lo hizo. Qué lindo era.

No comentó más sobre competencias, que ya tenían bastante hablado aquello, mejor se concentró en el comentario sobre tener un recuerdo de ese día. — Oye… Sí las tenemos grabadas, en nuestros recuerdos y en… —se quedó en silencio un momento, ¿cuándo se había vuelto tan sentimental? — los corazones —aquello era demasiado cursi y no sentía que fueran palabras que diría normalmente. Pero quería que supiera que no eran eventos que quedarían en el olvido, él no se olvidaba de cosas importantes como la primera vez que hablaron, o la primera vez que se portaron mal juntos, o la primera vez que se besaron, todas aquellas cosas las tenía presentes en su memoria.

Cuando se levantó un poco de su asiento para escuchar el secreto se encontró sonrojándose con un escalofrío en cuanto oyó su declaración de cariño, aunque no dio tiempo a responder cuando ya lo tenía apresando sus labios. Dejó de hacer apoyo con uno de sus brazos para alzar su mano hasta acariciar la mejilla ajena, un poco avergonzado de besarse en un sitio tan público pero aquello no parecía molestar a Adrien, así que no le puso ni un solo impedimento. Su beso tuvo sabor a chocolate por los dulces que habían estado comiendo hasta ese momento, estremeciéndose suavemente por la calidez de dicho contacto.

I love you —le respondió en voz baja una vez que se separaron, antes de que ambos volvieran a apartarse. Se sentía extraño pasar a ser una de esas parejitas del local. Aún estaba embobado cuando comenzó a decirle que no sabía a dónde ir y le costó interpretar bien su última pregunta. — No que yo me acuerde… —aunque probablemente sí que tenía tareas, le estaba cogiendo la mala costumbre de hacerlo todo a última hora así que de seguro tendría algo pendiente que hacer, aunque no se lo diría a Adrien para no preocuparlo. — Podríamos… simplemente volver, despacio y sin apuros —fue su comentario, si llegaban con tiempo al toque de queda podrían ir al Lago Negro.

Ese día le tocaban los rondines a él, aunque no sabía quién era el otro prefecto. Era personalmente aburrido dar rondines, aunque no podía hacer más que simplemente obedecer, sólo le faltaba un año para irse y, aunque se decía poco, realmente creía que sería horriblemente largo y tortuoso. Mientras tuviese a Adrien, sentía que podía ser fuerte con lo que viniese, también intentaría ayudar al movimiento con Synnove mientras pudiera, aunque por el momento sentía que lo peor estaba por venir.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 6.975
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 454
Puntos : 369
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Dom Jun 18, 2017 10:12 pm

Sonríe, había logrado picar la curiosidad de Josh pero aunque podría decirselo tenía esa idea, esperando que pudiera sorprenderlo, además le daba vergüenza mencionar aquello, de todas formas si no se podía dar esa salida podría besarle y ese sería su premio, quizás incluso comprarle... Abrió sus ojos ¡Ya tenía el premio perfecto! El picnic junto a ese regalo serían un gran premio, si en caso el picnic fallara aún podría darle aquello más el beso, solo esperaba realmente que pudiera darse todo, mientras escondería su sorpresa, de verdad no quisiera entusiasmarse ni entusiasmar a Josh para luego desilusionarlo así que mantendría el secreto - Nop, este premio si es un secreto - De alguna forma le pone ansioso guardar secretos, tal vez porque ya tiene muchos (en realidad dos) y siente que uno más quebraría su relación, aún así debe ser fuerte porque la expresión ajena ante la sorpresa valdrá la pena. Eso no evita que quiera acelerar el tiempo, aún así eso no pasaría, solo faltan unos días para acabar, la paciencia es una virtud, puede ser paciente.

Puede que la frase de Josh sonara cursi, él mismo ha dicho frases así de melosas en este tiempo, pero aún con la vergüenza había sonado muy linda y muy certera, calmando sus ansias por tener algún recuerdo conmemorativo. Josh tiene razón estará grabada en sus recuerdos, en sus corazones - ¿Prometes que cuando seamos viejos recordaremos todas nuestras primeras veces? - Habla en todo de voz baja, con timidez, la verdad tiene mucho miedo de olvidar algo ¿y si le aplican un Obliviate? Claro que prefiere mencionar la edad antes de decir cosas depresivas como esas, pero estaban en un mundo incierto, tal vez con fotos podría quedar algo, al menos de su parte tenía su diario, escribía todas sus anécdotas desde que llegó a Hogwarts ya que pensaba no iba a conseguir a alguien para hablar, sin embargo se equivocó y tenía algunas personas en su entorno, por supuesto de todas las que conocía Josh era la más importante para él. Aún así, él tenía eso, pero ¿Josh? ¿Josh guardaba algún recuerdo de sus momentos juntos? Realmente ¿llegarían a viejos canosos, que necesitarían algún hechizo para poder caminar?

Mejor no preocuparse por eso, aunque su pregunta no fue hecha con intención de poner el ambiente tenso, era mejor guardar sus verdaderas preguntas y en cambió decir algo como aquello, incluso sonrió porque tenía esa esperanza de llegar a viejitos y estar sentados tomando el té mientras rememoraban estos tiempos. Su corazón se aceleró ante el pensamiento, tal vez para ese entonces solo serían amigos aún así quería mantener a Josh en su vida lo más posible, pero el futuro era incierto.

Suspiró mirando su taza de chocolate, ya estaba fría, al menos la cerámica del envase, suponía que la bebida también, le dio pena tomar su contenido pero ya no podía aplazarlo más, al final el recuerdo permanecería en su corazón. Así que le dio un sorbo a la bebida después de aquel beso que se dieron, la bebida le supo a chocolate con té, una combinación algo extravagante pero que no le disgustó menos cuando conocía perfectamente de dónde venía ese sabor a té.

- Si, puede ser - sonríe, la idea no le resultaba mal, incluso podrían correr con la suerte de no encontrarse con alguien y caminar tomados de las manos - Es bueno que no tengas tareas que hacer, de esa forma podrás relajarte este fin de semana - También le daría oportunidad de pasar más tiempo juntos. Tomó otro sorbo del chocolate, a pesar de estar frío la bebida era deliciosa, bajó la taza, el corazón se deformó, hecho que le hizo fruncir sus labios en un gesto de molestia infantil, había esperado que se conservara pero no pasó. Respiró hondo, ya nada se podía hacer - ¿quieres? - Pregunta, ofreciendo su bebida que ya estaba por la mitad, recuerda que aunque fuera un juego lo de robarle su chocolate no puede evitar preguntar si deseaba probarlo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.400
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 283
Puntos : 221
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Jun 19, 2017 12:10 am

Hizo un largo sonido de decepción cuando le dijo que aquello era un secreto y que no pensaba decírselo, cruzándose de brazos con un gesto enfurruñado por no querérselo decir, aunque en ese momento no le importaba de mucho, podían ocurrir muchísimas cosas en ese transcurso de tiempo y entendía que podía quedar sólo en una ilusión. Simplemente siguieron con su conversación, al menos hasta que tuvo que decir algo bastante cursi para poder tranquilizar a su novio. No estaba acostumbrado a ser tan cursi, a hablar de sentimientos, ¿por qué tenía que ser tan complicado todo? Aunque Adrien pareció comprender la idea incluso a pesar de su vergüenza.

Te lo prometo… Vamos a volvernos viejos y estaremos en mecedoras encantadas mientras contamos anécdotas de todo el colegio, de la universidad, de las cosas que hicimos cuando adultos… —conforme iba hablando su mente traía imágenes de aquel planeado futuro, ¿de verdad llegaría a viejo con Adrien? ¿Seguirían siendo novios para entonces o se convertirían en “sólo amigos”? Quería creer que, fuese como fuese, al final seguirían siendo tan unidos como en ese momento, no olvidarían nada de lo que ahora los hacía felices, los malos recuerdos los rememorarían sin dolor. Todo estaría bien.

Lo miró cuando empezó a beber su chocolate, sonriéndole suavemente mientras le tomaba una de sus manos y la comenzaba a acariciar con cariño, delineaba sus dedos cariñosamente, disfrutando del contacto mientras lo miraba beber de su chocolate. No estaba tan seguro de ello, pero podría hacer las cosas durante la noche para poder pasar la mayor cantidad de tiempo con Adrien durante el fin de semana. Negó con la cabeza cuando le ofreció el chocolate, sólo lo había intentado molestar un poco así que realmente no le apetecía en ese momento, habiendo terminado ya su té.

La mano que dulcemente acariciaba y mimaba fue tomada por la mano de Joshua, quien se la llevó a la boca dándole un pequeño beso en el dorso. Aunque en ese momento fue víctima de la tentación y ahí donde le besó le dio un pequeño mordisco, un pellizco con los dientes que no resultó doloro, simplemente lo hizo para conseguir molestarlo un poco y porque fue víctima de un extraño impulso, luego volvió a dejar la mano sobre la mesa y continuó acariciándosela con dulzura, como si no hubiese hecho nada extraño mientras se comía otro dulce, esperando con paciencia a que Adrien terminase con su bebida.

¿Nos vamos ya? —le preguntó con suavidad, dándole de comer el último de los dulces de la pequeña bandeja para dar por finalizado el momento. Se sentía increíblemente feliz, no pensaba poder caber en sí mismo de su felicidad. Decidió levantarse entonces, todas las cosas ya las había pagado de antemano así que podrían salir del local sin ningún problema. Antes de hacerlo se inclinó un poco para poder besarle la comisura del labio a Adrien, disfrutando de aquel contacto que podría ser el último durante los minutos posteriores.

Entonces salieron del local de té, inhalando profundamente aire y soltándolo despacio. Habían decidido regresar en calma al castillo así que eso empezaron a hacer, caminando mientras Joshua pensaba en un par de cosas, su mirada que brillaba en verde divagaba de un lado a otro mientras pensaba, como si leyese algo de una pantalla imaginaria, aunque en realidad sólo observaba la nada y eso le costó que casi se tropezara por ir distraído, avergonzándose por estar haciendo el ridículo frente a Lévesque, por lo que aclaró la garganta y comenzó a caminar dignamente como si nunca se hubiese tropezado, en dirección a la salida del pueblo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 6.975
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 454
Puntos : 369
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Lun Jun 19, 2017 5:27 pm

El gesto de decepción de Josh le hizo reconsiderar decirle todo lo que tenía planeado, por mucho que fuera en juego, pero ahora no podía retractarse, era preferible mantener su curiosidad, ese gesto de intriga y un poco de decepción por no contárselo que una verdadera decepción al ilusionarlo con su idea, no, no podía hacerlo pasar por ello. Mejor que él estuviera ilusionado, que él se motivara por la idea, que hiciera lo posible para que se haga realidad y cuando no se dé, bueno ya estaba acostumbrado, podría vivir con otra desilusión.

Por ahora se conformaba con la pequeña charla sobre su futuro, otra cosa que le motivaba pero que al mismo tiempo pensaba no sería posible, tal vez era un pesimista o demasiado realista, algo contradictorio porque se permitía soñar, imaginándose esa escena de ambos, canosos, con tantas arrugas como pasitas, en las mecedoras, contemplando el horizonte mientras reían de sus momentos divertidos, la nostalgia golpeándolos y también agradeciendo la experiencia de los momentos difíciles porque los ha unido hasta ese punto - Gracias - Parecía un juego, pero la promesa se la ha tomado muy en serio, al igual que planear su futuro juntos, Josh siendo un magizoologo enfocado en los Thestral, él siendo un sanador ayudando al Ravenclaw en todo lo posible, incluso podría tomar una segunda carrera y juntar ambas experiencias ¿un sanador de criaturas mágicas? De todas formas la certeza de la promesa de Josh le calmaba, le hacía sonreír y no podía evitar estar agradecido.

Al ver su negativa a tomar chocolate, decide tomarlo él, el dulce sabía delicioso, dejando un buen sabor en su boca aunque era una lástima haber perdido aquel corazón decorativo, ahora estaría en su estómago siendo descompuesto en nutrientes por sus enzimas. Su mano libre, aquella que no usaba para sostener la taza fue apresada de forma suave y cariñosa a la par que se acababa su bebida. Cada caricia le aceleraba el corazón, quiso devolverle un poco, entrelazando sus dedos, sin embargo lo que realmente le paralizó dejándolo como si se hubiese detenido el tiempo era el beso que le dio a su mano, aquel gesto lo derritió por completo, ya Josh ha tenido ese tacto antes pero ahora se sentía como si se hubiera tragado Jelly Slugs enteras y ahora caminasen por todo su estómago queriendo subir por su esófago. Pero lo que más le impactó fue sentir los dientes clavarse en su mano, eso era nuevo ¿sería otra cosa de parejas?

Por dentro el gesto lo quemó, no fue desagradable, no hubo dolor pero de alguna forma se sintió ¿marcado? Al igual que su primer beso esto le dejó confundido y ansioso, era como si quisiera esperar más de esos dientes en su mano. Se sonrojó por pensar aquello, abrió su boca para decir algo pero no se atrevió a mencionarlo, una atmósfera que los envolvía a ellos se creó, el mundo dejó de importarle a Adrien y de alguna forma esa mordida significaba sellar la promesa que con anterioridad le hizo, así lo sentía.

- Eh si - Parece que Josh tampoco tuvo intenciones de hablar al respecto, apretó con su mano la otra, sonriendo alegremente, esa mordida había hecho estragos en él que le habían encantado, aún sentía su estómago retorcerse y su corazón viajar hasta sus pies y subir nuevamente. Tanto así que se dejó alimentar de forma automática, en cuanto le puso el chocolate en los labios, Adrien abrió su boca para luego sentir la explosión de sabor en su paladar, se sintió mimado, cuidado y amado. Sus ojos se enfocaron en los de Josh y parece que le leyó la mente puesto que él quería besarlo pero el Raven se le adelantó, sin embargo no fue un beso en los labios sino muy cerca de estos que al igual con la mordida le dejó queriendo más.

Lastima que su tiempo a escondidas se redujo, nuevamente tenían que aparentar, ¿Josh se cansaría de él por eso? ¿Desearía tener más libertad? Ni siquiera podían juntar sus manos, solo rozarlas por "accidente" para saber que estaban uno al lado de otro ¿Realmente era malo que fuera gay? Su padre quería un heredero, si se enteraba que era gay ¿qué pasaría? Su mayor temor era que lo alejara del Raven, queriendo proteger lo suyo prefería mantenerlo en secreto.

El camino a Hogwarts parecía tranquilo, muchos estaban regresando y era una lástima, quería tener un tiempo extra a solas con Josh - tu... estás de acuerdo en esconder ¿la relación? -Habla en voz baja, puede realizar un Muffliato alrededor suyo pero en su paranoia a ser descubierto cree que es muy evidente, en cambio prefiere hablar en voz baja, mirando de reojo a su novio.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.400
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 283
Puntos : 221
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Jun 19, 2017 8:44 pm

Al menos los dos quedaron tranquilos cuando se hicieron aquella promesa; Joshua sabía que algunas promesas no se cumplen, pero nadie puede culpar a un muchacho tan ilusionado que quiere prometer “para siempres”, era el chico que lo había tenido ilusionado incluso desde antes que Joshua se diese cuenta, con el que quería estar incluso si tenía que quererlo en silencio, que por suerte no era la situación, si eso no era querer, ¿entonces qué sería? No tenía ni idea y en ese preciso momento no le importaba descubrirlo, sólo quería estar con él y que nadie los molestase, cosa que no era tan complicada conociendo la forma de ser de ambos.

Lo dejó beber su chocolate mientras se distraía con su mano, dulces caricias que delineaban sus venas, sus dedos, como si fuera el tesoro más grande que existía, hermoso y frágil. Su propietario así se lo parecía. Le divirtió ver cómo esa mano buscaba la suya para entrelazar sus dedos, acariciándola un poco con el pulgar antes de atraerla hacia su rostro. Vio la reacción que tuvo por su beso, siempre las reacciones ajenas le parecían precisas y perfectas, dejándolo con ganas de ver más de ellas. Era curioso, pero eso lo animaba a seguir intentando acciones cariñosas para ver si conseguía nuevas reacciones, poco a poco le iba llenando de confianza el buen recibimiento que sus atrevimientos tenían con Adrien.

Fue por ello, quizá, que no pensó mucho el hecho de querer morderlo, ¿por qué querría morderlo en principio? No tenía ni la más remota idea. Lo que sí supo fue que lo mordió, como si esa mano le perteneciera y tuviese el derecho de hacerlo. No había molestado a Adrien sino todo lo contrario y eso lo hacía preguntarse si realmente su propósito había sido ese de molestarle. No quiso darle importancia, volvió a dejar la mano sobre la mesa y continuó con las iniciales caricias, recorriéndola con sus dedos para darle agradables sensaciones. Todo finalmente parecía dejar atrás las inseguridades de ser el primer día para dar paso a la calma y el confort de estar juntos.

Adrien aceptó sin pensar el chocolate que le ofreció, parecía haberle cogido el gusto a mimarlo de esa manera, y entonces decidieron marcharse luego de asegurarse que todo estaba bien, tras aquel dulce beso indirecto. Lamentablemente, el camino a Hogwarts estaba abarrotado de otros estudiantes, no tendría el momento a solas que esperaba. No tuvo más remedio que caminar lentamente en dirección al castillo, su mirada iba y venía pensando en todo y en nada al mismo tiempo, su tormenta de pensamientos estaban enfocados en sus estudios, en su vida, en su nueva relación, todos dispersos y sin aparente conexión.

Lo sacó de sus pensamientos la pregunta, haciendo que volviese a mirar a Adrien mientras la analizaba y luego suspiraba, encogiéndose de hombros y devolviendo los ojos grises al camino. — Quiero que estés cómodo, Adrien… Si esconderla es lo que necesitas para estar tranquilo, no tengo nada que objetar —le explicó con calma y un tono de voz bajo. Quizá si fuese un poco más inseguro y conociese un poco menos al tejón podría llegar a sentir que lo que quería esconder era a él, pero no era así. Sabía que no era personal, que no quería que nadie supiese su orientación sexual y lo respetaba.

Las cosas con Adrien siempre habían sido así, el Hufflepuff siempre guardaba apariencias, era refinado y muy domesticado; el Ravenclaw por otro lado era equilibrado y no le importaba quién lo viese, su apariencia no importaba tanto, aunque podía llegar a ser increíblemente complaciente. Eran muy distintos como podían llegar a ser muy parecidos, las únicas apariencias que Joshua guardaba era lo que de verdad pensaba con su padre y con el nuevo régimen, tan triste como cierto. Se quedó tranquilo al menos hasta que el síndrome de abstinencia hizo aparición, por lo que buscó dentro de su bandolera sacando una escoba de regaliz.

Comenzó a comer sin prisa y con calma, quería llegar al castillo ya. Tragó saliva secamente, la tentación de volver a morder a Adrien regresaba a él aunque no podía hacerlo al menos en público, ¿aquello se lo permitiría en privado? No había puesto queja alguna a la mordida en su mano. Tenía que calmarse. — Debemos ir a tu dormitorio por mi violín —le recordó, mirándolo de reojo para ver si él también se acordaba de ese dato.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 6.975
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 454
Puntos : 369
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Lun Jun 19, 2017 9:44 pm

Se quedó observando a su actual novio no más de diez segundos, no quería que sospechasen de algo por si se quedaba viéndolo más tiempo, en privado podía detallarlo detenidamente hasta sin darse cuenta se quedaba viéndolo fijamente, pero en público era muy consciente de su entorno, tenía que obligarse a contar mentalmente para evitar que fuera algo más profundo. De verdad en ese instante quería abrazar a Josh, agradecerle por ser comprensivo con él, por aguantar esa bobería porque si uno quería a una persona ¿no debería mostrarlo abiertamente? ¿Gritarlo a los cuatro vientos? ¿Cómo Josh podía estar a su lado? Merecía a alguien que le diera todo el cariño que quisiera, pero aún con ese pensamiento era egoísta porque no quería que lo dejara y tampoco daba su brazo a torcer a demostraciones públicas. Si lo hacía ¿qué tanto decepcionaría a su padre? No, aún no podía hacer aquello era muy dependiente de su progenitor

- Yo también quiero que estés bien con esto - Expone, estaba agradecido con el Ravenclaw por esa respuesta, aunque no sabía que buscaba con todo eso, tal vez asegurarse que Joshua estaba bien con esconderse ya que era algo que no habían hablado solo lo habían dado por hecho porque su amistad o al menos la naturaleza de esta había estado oculta como un iceberg, solo dejaban ver la punta pero debajo del agua era más grande, más profunda su relación y sus sentimientos - Solo no sé, no deseo - se muerde el labio de forma imperceptible - no deseo que te canses de mi por tener que estar a escondidas como si estuviéramos haciendo algo malo - Pero lo estaban ¿cierto? Por mucho que haya conocido a otra persona como él, que le gustaran los hombres no quería decir que fuera bueno, había personas que no pudieran entender aquello pero sobre todo estaba la opinión de su padre.

- ¡Cierto! - lo vuelve a observar con rostro sorprendido, o levemente sorprendido pues sus cejas estaban elevadas pero no había más indicio de sorpresa - me he olvidado que Horus llevó tu violín a mi habitación - Eso le daba otra excusa para prolongar su cercanía aunque realmente no importaba siempre estaban juntos o en la mayoría de tiempo que tenían disponibles. Ahora que recordaba le tocaba hacer su ronda de prefecto esa noche, no estaba seguro si Josh la tendría que dar pero rogaba que sí - ¿quieres pasar por él después de cenar o al llegar? -Estaba caminando con tranquilidad, siempre su postura perfecta y estilizada pero era tan natural para él que lo hacía de forma relajada.

Parecía no haber ninguna preocupación hasta que el caos se desató, un grupo de enmascarados, evidentemente Mortífagos se apareció por la zona, apuntando con su varita a todos los estudiantes. Adrien, de forma involuntaria sostuvo la mano de Josh buscando apoyo, ni siquiera podía respirar ¿qué era eso? Se supone que los estudiantes que quedaban era porque eran purista o levemente estaban involucrado con los Mortifagos ¿por qué los habían rodeado? ¿Su padre estaría ahí? Trató de reconocerlo, pero no parecía haber ninguno con su contextura.

De pronto una alumna, una Slytherin de 7mo año apunto a los Mortifagos, lanzando desmaius, el hechizo fue repelido y todos empezaron a atacar a aquella estudiante ¿qué pasaba? La persona lanzaba hechizos incluso más avanzados de los que daban en Hogwarts. Adrien miró a Josh y con sus labios le indicó un "debemos refugiarnos" otros alumnos veían todo a sangre fría pero la estudiante de Slytherin no daba marcha atrás, un hechizo rozó a Adrien por el brazo, al voltear a ver había otro estudiante de su propia casa atacando ¿qué pasaba? No sabía que hacer ¿refugiarse? De pronto todos tenían sus varitas afuera, desconfiando de quién tenía al lado ¿Poción multijugos? Lo más probable, dudaba que los Slytherin se opusieran al gobierno, al menos en su mayoría fue la casa con menos bajas.

Todo parecía un campo de batalla, todos contra todos, los Mortifagos los estaban atacando incluso - Protego - Saca su varita de la manga derecha de su túnica, la tenía ahí para fácil acceso con un movimiento de su muñeca y ya sentía la madera en la palma de su mano, lanzó aquel hechizo para protegerse a ambos, definitivamente lo mejor era buscar refugio. Pronto la estudiante de Slytherin cambió de forma, transformándose en una mujer mayor que ellos pero no superaba los 30 años.

-Ríndanse, somos más que ustedes y tal vez seamos benévolos - Habla uno de los enmascarados, los Slytherin ahora apuntaban a ambos supuestos estudiantes que habían adquirido su apariencia real Pero así como esos dos otros alumnos, esta vez de tercer año apuntaban a sus demás compañeros y ellos estaban atascados ahí ¿Qué debería hacer? ¿Apoyar a los Mortifagos? Recordaba las palabras de Circe, si no demostraba utilidad ni siquiera le iban a considerar un aliado sino un estorbo pero no se sentía preparado para aquello.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.400
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 283
Puntos : 221
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Jun 19, 2017 10:57 pm

Joshua sufría por una contradicción. Como quería que la gente se enterase de lo afortunado que era por tener a su novio, al mejor chico que existía de acuerdo a su criterio, no quería que nadie se enterase de su relación, no quería que nadie dañase a Adrien por querer hacerle daño a él. Por ello es que no ponía reproches a Adrien, porque en el fondo creía que era lo correcto, Theodore lo usaría en su contra más de lo que ya lo hacía de saber que tenía al tejón como su mayor debilidad, nadie quería que eso sucediera. Lo miró de reojo cuando repuso que quería que estuviese bien con la situación, sonriéndole para tranquilizarlo, no era necesario estresarse tanto, aunque su sonrisa fue tan efímera que desapareció como un fuego artificial al explotar en el cielo.

Adri, no sólo lo hago para complacerte, también lo hago por protegerte. Me moriría si el profesor Fitzgerald te usara todavía más para hacerme daño —le confesó con un gesto sereno, éste ya se había dado cuenta de algo y lo supo en cuanto le ordenó castigarlo gratuitamente, no quería que confirmara sus sospechas y Adrien se convirtiese en el blanco por excelencia, no podría vivir con eso. Esperaba que su inquietud tranquilizase a Adrien, que entendiese por qué no era malo del todo que se escondieran, aunque siendo honestos estaba orgulloso de su novio y le gustaría poder presumirlo al mundo.

Lévesque pareció recordar sólo entonces que tendrían que hacer una parada a su sala común, seguramente tuviese que ir antes de la cena para poder hacer su ronda de prefecto como la tenía planificada, esperaba que no le tocase alguien demasiado molesto para poder hacer su trabajo sin inconvenientes, pensándoselo un poco antes de responder. — Creo que deberíamos ir antes de la cena —le contestó, mirándolo unos segundos antes de volver la mirada hacia el frente, todo parecía que sería tranquilo hasta que llegasen al castillo, pero estaban realmente equivocados.

Un grupo de enmascarados llegaron amenazando con sus varitas, Joshua sacó la suya y apretó la mano de Adrien, su novio estaba asustado y se lo hizo saber buscando su mano de esa manera, aunque no atacó inmediatamente, se quedó sin saber qué hacer durante algunos segundos, no atacaba todavía. Quien empezó a atacar fue una Slytherin, su primer pensamiento fue creer que se trataba de Archie, el exprofesor. Creyó que lo mejor era refugiarse junto con Adrien pero entonces vio cómo un ataque había rozado el brazo de su novio, y nuevamente ese dragón que vivía en su pecho que arañaba fuertemente su alma cada vez que sentía ansiedad de no proteger a los suyos comenzó a desgarrar todo a su paso en su interior.

Cuando el Hufflepuff que había atacado a Adrien tomó su forma real, a Joshua le costó dos segundos alzar su varita. — ¡Incarcerous! —el ataque fue tan sorpresivo que el hombre había caído al suelo presa de las cuerdas que salieron de la varita del Ravenclaw; la mujer lo había atacado también, pero Joshua no sabía exactamente cómo reaccionaba, su mente estaba lejos situada en el momento en que habían herido a quien le sujetaba por la mano. Desvió el ataque con la varita y la apuntó; no era realmente el mejor del mundo en duelos, pero sí sabía que no podía perdonar a nadie que hiriese a Adrien. Todavía ni siquiera se perdonaba a sí mismo.

Esa distracción bastó para que los mortífagos pudiesen someter a la mujer. Joshua sin darse cuenta había apoyado a aquel grupo, normalmente no hubiese sido lo que deseaba, pero realmente necesitaba vengarse. Su ser se envenenaba de odio y venganza, lo hacía recordar que ya ni siquiera se reconocía, estaba asustado si tenía que ser honesto. Esperaba que Adrien comprendiese que si soltaba la varita no podía protegerlo, tenía que atacar si quería mantenerlo a salvo, incluso si eso lo volvía el malo a él. Adrien era la mejor parte de él.

La mujer, el hombre en el suelo que habían alzado por las cuerdas, maldecían a los estudiantes, al Ravenclaw. Reclamaban que no era más que un cobarde que no se atrevía a levantarse contra el régimen, y lo era, pero en ese momento no era otra cosa que un valiente que quería proteger de todo y de todos al chico que lo tomaba de la mano, que lo necesitaba. Si el fuego del infierno quería consumirlo por proteger a Adrien, entonces no había otra cosa más que hacer que simplemente jugar el papel con tal de que el Hufflepuff estuviese bien.

Alguien más atacó por la espalda a Joshua, una estudiante de Gryffindor de quinto año, también debería ser o bien una traidora o una hija de muggles. Lo que hizo fue empujar a Adrien, quería que se escondiese del fuego cruzado aunque el hechizo de corte le había roto la ropa en una sangrante herida, volviendo a alzar la varita para atacar, los mortífagos reaccionaron también a aquello, nuevamente los hechizos iban y venían, aunque ésta vez el Ravenclaw participaba en estos de forma consciente. Quería asegurarse que Adrien estuviese bien sin importar el costo. Ni siquiera se dio cuenta del momento en que un estudiante más hacía una aparición, llevándose consigo a uno de los mortífagos enmascarados que los rodeaban.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 6.975
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 454
Puntos : 369
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Mar Jun 20, 2017 6:05 am

Esa afirmación le hizo sentir mucho mejor, no era el único que pensaba que deberían mantener la relación a escondidas para protegerse. Aunque Josh lo hacía para protegerlo de lo que ocurrió en la clase de Artes Oscuras, él lo hacía para protegerlo de cualquier reacción que tuviera su padre. En ese momento quiso sonreír, besarlo, abrazarlo pero había mucha gente a su alrededor así que sería contraproducente. Al menos estaba aliviado de que el Ravenclaw no se sintiera mal por andar a escondidas - Josh - No sabía que más decirle, no quería que lo lastimaran por su debilidad ¡incluso prefirió lastimar a una lechuza para no hacerlo pasar por el martirio de torturarlo! Arreglar las cosas no fue fácil pero estaban juntos y era lo que contaba.

Asintió -Si, es lo mejor - Prefirió seguir con el tema del violín, dejar de lado sus inseguridades. Recoger el instrumento antes de la cena era lo mejor, tenía rondas después, probablemente ni les diera oportunidad de ir por él. Iba a decirle sobre sus rondas cuando pasó lo del ataque, olvidando toda la tranquilidad y la conversación que pudieran haber estado manteniendo, solo sabía que le tomó de la mano en apoyo, estaba paralizado porque miraban a todos con desconfianza ¡No era para menos! Los fugitivos habían usado multijugos ¿Dónde estaban sus compañeros?

No le dio oportunidad de pensar, el hechizo que le rozó no hizo mucho daño en él pero pareciera que a Josh lo transformó en una bestia sedienta de sangre porque atacó sin miramientos a quién lo hirió, dejándolo atado. No solo eso, atacaba a los demás. No le daba miedo su amigo, sabe que deben hacer algo pero si tenía temor de que le hirieran, temor que se hizo realidad cuando le empujó y una tercera persona se reveló ¿cuántos eran? - Josh! - Se preocupó al ver la sangre - Protego - Levantó nuevamente un escudo a su alrededor, había quedado sin hacer nada y por su culpa habían lastimado a su novio - ¿Estás bien? - Sus manos temblaron, tuvo que morderse la mejilla interna para mantener un poco de su postura estoica.

- Tergeo - Con ese hechizo limpiaba la sangre para ver la herida, se odiaba por ser un débil, un inútil, no le servía a los Mortifagos y la conversación con Circe vino a su mente, él no estaba hecho para batallas, ni torturas, nada de eso, sabe que debería tomar la marca pero aún duda de hacerlo, vivir una batalla nuevamente le hace ver que no está preparado para nada de esto - Episkey - Esperando que el hechizo ayudara a sanar. No era una gran herida, estaría bien. Se repetía mentalmente aunque sus manos temblaban, debía pensar con la cabeza fría, estaba tan concentrado en sanar a Josh que no se percató que su escudo cayó, el ambiente estaba tenso, todos tenían las varitas en alto pero ya no había hechizos que iban y venían.

Su corazón estaba acelerado, en parte asustado por su novio principalmente, pero también por todo lo que acababa de pasar, de alguna forma su mente lo transportó a la batalla en Hogwarts aunque esa había sido más cruenta, esta solo había sido un juego a su lado. Adrien se sentía impotente de no poder ayudar más, no tenía pociones con él, lo mejor era cuando llegase al Colegio dirigir a Josh a la enfermería aunque así como estaban ellos muchos otros estaban igual. Los Mortífagos inspeccionaron la zona, estaban enojados y parecían querer cruciarlos a ellos, sus mascaras imponían respeto pero en cambio cruciaron a una de las traidoras, sus gritos resonaron por todo el lugar a pesar de ser abierto. Ha aprendido a hacer oídos sordos de esa clase de gritos, de torturas pero le afectaban mucho. Solo no sabía que hacer ¿deberían irse? ¿Ya había pasado todo? - C..creo que ya está - Revisa la herida, solo queda el uniforme rasgado - Reparo - repara el daño hecho.

Aunque su expresión intenta ser fría sus ojos miran a todos lados con nerviosismo, su mano derecha aprieta su varita con fuerza y se nota en sus pupilas algo dilatadas la preocupación por el otro -¿te duele? - Susurra, tiene miedo de que se den cuenta de su presencia. - No se muevan - Parece que los mortífagos no se irán, de hecho los rodean como esperando a que alguno recobre su apariencia, a que alguien más se revele o la poción o hechizo que usaron termine su efecto, prácticamente están atascados ahí. Hay heridos pero no le importan a los que tienen la marca, solo se aseguran de que el gobierno no sufra. Lo peor es que Adrien no puede abrazar a su novio, no tienen intimidad y no podrán tenerla hasta que den la orden de que pueden regresar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.400
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 283
Puntos : 221
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Mar Jun 20, 2017 8:04 am

Joshua se temía profundamente que pudieran hacerle daño a Adrien por su culpa, era intolerable, todo parecía más horrible cuando su novio estaba en peligro. Por suerte ambos comprendían bien el punto del otro, cómo buscaban proteger al otro, por eso estaba bien su relación secreta, qué se tenía que enterar el mundo si no eran ellos de lo mucho que se querían. Por lo pronto se quedaron tranquilos, hablando sobre ir a recoger el violín bajo la ignorancia de si el otro estaba de ronda o no, cuando así era. Toda su calma se quebró de pronto, no podían olvidar que dentro de todo aún estaban en guerra.

En un mundo ideal no habría necesidad de enfrentarse al mundo, no habría rencor ni odio, pero no era esa la utopía que necesitaban. Era un mundo cruel y despiadado en el que había nacido una semilla de romance; en medio de un campo rodeado de oscuridad se encuentra una bella flor creciendo por encima de la adversidad de un clima malvado. El Ravenclaw sabía que sólo había una manera de proteger su crecimiento y era cuidando a la persona que la había sembrado junto con él, por ello es que ni siquiera él mismo se reconoció cuando se encontró atacando a la persona que había herido a Adrien.

Alcanzó apenas a reaccionar cuando sintió un ataque a sus espaldas, empujando a su novio para que ni por casualidad lo recibiera. — Tranquilo, estoy bien —le pidió al tejón, la adrenalina era tal que el dolor no lo sentía, sólo el líquido caliente recorriendo su cuerpo. Apenas y se daba cuenta que su novio estaba curándolo, su mente no se había distanciado de la pelea, tenía que aprender a cuidarse, ya era la segunda vez que lo herían en batalla por proteger a alguien más. Soltó un quejido de dolor cuando el hechizo del menor le detuvo el sangrado, negando con la cabeza como una bestia herida que se quiere convencer que el dolor es mental.

El rostro de Joshua permanecía completamente serio, sereno, sin índice de remordimiento, no se arrepintió de nada ni siquiera cuando una traidora fue maldita y gritó por lo alto de agónico dolor. A sus espaldas, el Hufflepuff terminaba con las curaciones y enmendó su ropa, pero sabía que no podrían irse todavía, sin responderle a Adrien su pregunta porque estaba en otro mundo, en un duelo de miradas con un hombre enmascarado. Fue Joshua el primero en bajar la mirada, la varita también, no era un traidor, era mejor no demostrar hostilidad a los mortífagos.

Dicen los sabios que el que nada debe, nada teme, y Joshua no debía nada. Claro, su encuentro con el exprofesor Washburne podía considerarse traición, sus charlas con Synnove lo eran también, pero eso era un secreto que nadie más que los protagonistas conocían. Eso quería creer Eckhart. El Ravenclaw no se mueve para ayudar a los heridos, sólo protege a Adrien como su posesión más preciada, como un animal entrenado sólo para ello. Los mortífagos parecían querer interrogar a cada uno de los estudiantes, mas cuando llegó el turno de la pareja, una enmascarada se llevó a Joshua apartado.

Era una mujer que conocía, conocida de su padre, a la que tuvo que convencer de su verdadera identidad. Si también reconocían a Adrien sería así de fácil, pero el águila abogó por su novio y su inocencia, presumiéndolo como un futuro activo de valor para el movimiento. La mujer enmascarada en secreto le expresó lo orgulloso que su padre debía estar de aquel apoyo de haber sometido a uno de los traidores, aunque Joshua sabía que se equivocaba, su padre nunca estaba orgulloso de nada que él hiciera. Ella lo deja ir con una advertencia y Eckhart le pide enviarle saludos a su padre, ella lo mira con más frecuencia que él, después de todo.

Ven aquí sin preguntar —le pidió a Adrien cuando se acercó a él de nuevo, comenzando a caminar de nuevo de vuelta al castillo mientras el resto de los alumnos tenían que responder ante los mortífagos. Quizá alguno se fuera con ellos acusado de traición incluso siendo quien decía que era, muchos estudiantes no estaban de acuerdo con lo sucedido. Sólo cuando estuvieron suficientemente lejos se permitió mirar al tejón, sabía que su novio estaba asustado, él también lo estaba, así que le sujetó el rostro y le dio un pequeño beso en los labios para luego abrazarlo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 6.975
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 454
Puntos : 369
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Miér Jun 21, 2017 5:09 am

¿Qué estaba bien? Puede que no sintiera dolor pero efectivamente ¡NO ESTABA BIEN! Tenía una gran herida en la espalda y era por su culpa, por su inutilidad, por quedarse solo observando como los hechizos iban y venían. Cerró las manos en un puño, su varita casi lo reciente pero era resistente - No me veas con cara de tonto - Muchas veces Josh lo calmaba pero esta vez, ver su sangre casi le pone a llorar, de no ser porque están rodeados de mortífagos y de otros estudiantes, no debe romper su máscara de frialdad aunque su expresión es de total angustia, sus ojos están algo brillosos por la preocupación y el miedo de haber podido perder a Josh, tampoco puede dejar de enojarse ¿¡Cómo se le ocurría hacer semejante tontería!? Pero no podía reclamarle, no en ese momento que estaba enfocado en curarlo además no debía permitir mostrar más emociones de las que estaba dejando fluir sin querer.

Al menos le alivió hacer bien su labor, en ese momento su deseo de ser sanador era muy fuerte. Guardó su varita, al parecer no había mas peligro, otros compañeros también trataban de curarse entre sí pero algunos otros necesitaban atención de inmediata, cosa que los Mortifagos no iban a dar puesto que estaban más enfocados en descubrir si habían más traidores. Su novio fue apartado de su lado, eso le asustó, esperando que no le hicieran algo, por mucho que debiera demostrar que estaba con el nuevo gobierno no le importaría atacarlos si con ello se aseguraba que Josh estuviera bien, aunque una pequeña vocesita le dijo que no se atrevería porque realmente era un inútil.

Inútil, ese sentimiento no lo abandonaba, estaba tan enojado consigo mismo, tan frustrado, se le había grabado en su mente la imagen de Josh sangrando ¿y sí ni siquiera hubiera podido asistirlo? Era un bueno para nada. Fue sacado de sus pensamientos cuando su novio estuvo de nuevo a su lado. Con su vista buscó si tenía alguna herida, el tono en que le habló le hizo sentir nervioso ¿se dio cuenta que era un inútil? ¿Lo abandonaría? ¿Le reclamaría por no ser participativo? ¿Por haberse dejado dominar por sus emociones?

En ese momento que estuvieron a solas, puesto que había seguido a Josh con la cabeza baja, su cuerpo reaccionaba por su cuenta mientras su mente se llenaba de reproches y desprecio hacia si mismo. Detuvo sus pasos cuando el otro lo hizo y al instante sintió los cálidos labios junto a los suyos, era como si aquel gesto rompió por completo su muro porque buscó nuevamente un beso a la vez que le abrazaba, dejando salir todas las emociones - ¡Me tenías preocupado! - Tragó grueso, esta vez retenía su llanto porque no quería quedar como un llorón ante Josh ¡Menuda cita han tenido! Todo había sido tan tranquilo pero la realidad les había dado un buen golpe, sobre todo a Adrien que temió haber perdido a su novio.

Se apartó un poco del Ravenclaw y entonces, su rostro cambió a uno de enojo, golpeándolo en el hombro sin muchas fuerzas - ¡Bâtard! Qu'est-ce qui t'a pris? (1)- No se da cuenta que habla en francés, ni que está siendo inentendible porque esta atropellando las palabras, lo que se sabe es que le está riñendo, mientras caminaba de un lado a otro fúrico, tanto con él como con Josh, realmente le estaba reclamando por ser un idiota - ̷̧̛̻̂P̻̻̂̂û̻̻̂d̻̻̂̂î̻̻̂ŝ̻̻̂t̻̻̂̂ê̻̻̂ ̻̻̂̂ĥ̻̻̂â̻̻̂b̻̻̂̂ê̻̻̂r̻̻̂̂ ̻̻̂̂l̻̻̂̂â̻̻̂n̻̻̂̂ẑ̻̻̂â̻̻̂d̻̻̂̂ô̻̻̂ ̻̻̂̂û̻̻̂n̻̻̂̂ ̻̻̂̂ĥ̻̻̂ê̻̻̂ĉ̻̻̂ĥ̻̻̂î̻̻̂ẑ̻̻̂ô̻̻̂ ̻̻̂̂d̻̻̂̂ê̻̻̂ ̻̻̂̂p̻̻̂̂r̻̻̂̂ô̻̻̂t̻̻̂̂ê̻̻̂ĉ̻̻̂ĉ̻̻̂î̻̻̂ó̻̻̂̂n̻̻̂̂ ̻̻̂̂ô̻̻̂ ̻̻̂̂â̻̻̂l̻̻̂̂ĝ̻̻̂ô̻̻̂ ̻̻̂̂p̻̻̂̂ê̻̻̂r̻̻̂̂ô̻̻̂ ̻̻̂̂n̻̻̂̂ô̻̻̂ ̻̻̂̂r̻̻̂̂ê̻̻̂ĉ̻̻̂î̻̻̂b̻̻̂̂î̻̻̂r̻̻̂̂ ̻̻̂̂ê̻̻̂l̻̻̂̂ ̻̻̂̂ĝ̻̻̂ô̻̻̂l̻̻̂̂p̻̂ê̻ (2) - Detiene su andar para verlo, entonces nuevamente lo abraza ¡No sabía como sentirse! Estaba feliz, enojado, preocupado, temeroso, nervioso, aliviado, tantas cosas que dejaba ver - Bâtard - Le vuelve a insultar para verlo, aún su entrecejo arrugado - Me preocupaste - Lo dice en inglés - No lo vuelvas a hacer... ¡Ciel! ¿Te duele algo? Dime la verdad, no me mientas. Mejor irnos al castillo, necesitas que te revisen - Respira agitado, muchas emociones las que está viviendo que no sabe cómo actuar, su cuerpo tiembla por el susto vivido, estaba expresando todo lo que no pudo con anterioridad.

(1) ¡Bâtard! = idiota. Qu'est-ce qui t'a pris? = ¿En qué estabas pensando?
(2)Lo dijo en francés pero me daba pereza buscar toda esa frase, así que se queda de esa forma (?)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.400
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 283
Puntos : 221
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Miér Jun 21, 2017 6:13 am

Adrien estaba asustado y se lo demostraba con enfado, por eso no se tomó personal que le dijese que tenía una cara de tonto al mirarlo en ese momento. Estaba él también asustado, aunque su forma de ser lo hacía indudablemente discreto, la pelea terminó con la misma rapidez con que empezó, ¿qué había pasado? Su espalda, su ropa ahora estaban bien de nuevo, mientras empezaba a enfriarse poco a poco la herida en su espalda que estaba medianamente cerrada ardía dolorosamente, cerrando los ojos y conteniendo el dolor, tratando de convencerse a sí mismo que no podía demostrar absolutamente nada. La cobardía se castiga con tortura, dice el profesor Fitzgerald, él no puede ser débil.

Por eso se mantiene frío y serio incluso en el encuentro con su conocida y al prácticamente ordenarle a Adrien ir con él. A veces en su preocupación no se daba cuenta que era tan demandante con Lévesque, pero lo aterraba la idea de perderlo, que la gente supiera que era su mayor debilidad. Cuando se sintió a salvo le sujetó el rostro por las mejillas, lo atrajo hasta sus labios alzándose en las puntas de sus pies, entonces lo abrazó. Su novio buscó también sus labios apenas se separaron, lo oyó con su voz ahogada, no quería que llorase.

Calma, todo está bien… —lo tranquilizó, no quería que el precioso día que habían tenido se arruinase en aquel rato tan amargo. La verdadera reacción no se hizo esperar, sabía que la preocupación saldría en molestia, todo su ser se estremeció con el regaño en francés, no entendió nada de lo que dijo, pero sabía que tenía que calmarlo de alguna manera. Le daba miedo, le parecía como si tuviese que tocar algo que podría explotar y hacerle daño. Antes de que pueda hacer algo, su novio ya lo ha abrazado otra vez. — Lo siento… Yo… yo sólo quería que estuvieras bien… Sólo me duele un poco el corte, no pasó nada más… —fue honesto con él, aunque sabe que tiene que calmarlo.

Le tomó el rostro con cariño, poco a poco le fue dando pequeños besos en el rostro, repartiéndolos por entre las mejillas, cada uno terminaba con un pequeño “te quiero” suave, quiere tranquilizarlo, hacerle saber que todo iba a estar bien, no necesitaba ir a que lo revisaran, no quería dar explicaciones, simplemente quería estar con su novio tranquilo otra vez. Lo siente temblando entre sus brazos, sabe que está asustado; por mucho que odie su propia debilidad, recibe el miedo y la fragilidad de Adrien con cariño y lo protege de todo lo malo.

Tranquilo… Creo que hiciste un gran trabajo, ¿sabes? No recibí más heridas gracias a ti… También te protegiste tú mismo… eres genial —lo halagó con honestidad, acariciando su rostro dulcemente. — No esperaba menos de ti, ¿sabes? Estoy orgulloso de ti… Incluso me curaste, te lo agradezco… Siento si te preocupé, puedes revisar la herida, aunque no es necesario que vayamos a la enfermería —trató de convencerlo, cariñosamente le hablaba para que creyese en todo lo que le decía, no estaba mintiendo después de todo, lo apretó contra sus brazos de nuevo.

Deberían regresar al castillo, quizá avisar a alguien. Quizá no. Siendo honestos, Joshua podía ser demasiado frívolo algunas veces, si no había nadie que le importase no le interesaba en lo más mínimo el evento. Calmó tanto como pudo al menor, tomando su mano con ternura cuando lo liberó de su abrazo. Tuvo que soltarlo porque era un lujo que no podían darse, pero con ese contacto quería hacerlo sentir que estaba a su lado, siempre disponible para él, no creyó nunca que el otro imaginaría que se molestaría con él por lo que ocurrió. Lo mejor era regresar al castillo y ahí terminar de relajarse, tranquilos de saber que nadie los pillaría juntos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 6.975
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 454
Puntos : 369
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Miér Jun 21, 2017 7:21 am

Ni siquiera se había inmutado por la orden que Josh le dio, estaba acostumbrado a esa conducta y sin darse cuenta había acatado sin rechistar, debería haberse enojado por ordenarle algo cuando estaba preocupado aún así era la menor de sus preocupaciones además de obedecer. Era una conducta normal entre ellos, Joshua a veces dejaba salir su actitud demandante y Adrien solo hacía lo que le indicaba, ninguno le había preguntado al otro si ese comportamiento era molesto ya era algo automático que ni siquiera se había puesto a detallar porque simplemente no le veía nada de malo a eso, además de que si Josh lo ordenaba era porque sería prioridad, importante o lo estaba protegiendo.

Como lo sospechaba solo quería que estuvieran apartados para que ambos dejaran salir sus males, sin embargo fue Adrien el que empezó a despotricar en contra de Josh por su imprudencia, parecía que no entendía que era importante para él, que su vida estaba ligada a la del Ravenclaw, que verlo lastimado lo hería emocionalmente y más sabiendo que había sido su culpa.

Aunque quería calmarlo el tejón no encontraba paz, muy asustado por perderlo, menos mal que el corte no golpeó una zona sensible ¡pudo incluso afectar sus nervios! - tal vez deba revisarte mejor - Murmura, aunque quisiera ser sanador no lo era, su conocimiento era poco aún cuando estaba empezando a estudiar para los Éxtasis, había muchas cosas que desconocía, aún no estaba preparado y se dejaba ver porque no ha curado del todo a su novio. Con su mano acarició con suavidad la espalda, como si fuera una pieza de porcelana que podría romperse ante su tacto - yo también deseo que estés bien pero no resultó ¿que pasaría si las cosas fueran al revés? -Las palabras de calmas no estaban surtiendo del todo su efecto tal vez porque aún tenía esas emociones a flor de piel y la angustia permanecía en él.

Sin embargo lo que las palabras no hacían, los besos si iban logrando apaciguarlo, Josh todavía vivía, estaba a su lado, diciéndole que le quería. Su cuerpo se encorva hacia abajo para recibir más de los besos mientras cierra sus ojos. Sí, empieza a calmarse, pero la angustia se desborda en palabras insultantes hacia el Raven, que solo escucha todo, talvez ayuda que la mayoría de sus palabras son dichas en francés - No te protegí, solo me quedé viendo todo y saliste herido por mi culpa. No lo vuelvas a hacer Josh, no quiero perderte por favor -le suplica.

Poco a poco se va tranquilizando casi por completo, al menos su cuerpo no tiembla del susto y la angustia ha menguado. Deseaba escuchar tanto esas palabras de orgullo pero en este momento no se siente merecedor de ellas, no hizo la gran cosa aún seguía siendo un inútil inservible. No pudo apoyar a los mortífagos y tampoco pudo proteger a Josh, ni siquiera hizo un buen trabajo sanándolo ¿Para qué era un mago si su magia no servía de nada? Se sentía como un Squibb o quizás peor, no debería tener su magia al final era solo un estorbo

- Iremos - ¿Qué no era necesario? ¡No iba a poder dormir hasta que un profesional le diera su opinión! - Por favor, deja que te vean aún te duele, tu lo dijiste y yo no creo haber hecho un gran trabajo - Murmura. Él no es tan demandante como Josh pero en su súplica hay cierto tono de obstinación, está dispuesto a rogar si con eso gana el alivio de saber que todo está bien.

Es mejor ir caminando, mientras más pronto lleguen, más pronto revisaran a Josh, en este momento esa es su prioridad, después, cuando todo estuviera calmado se cuestionaría mejor las cosas, vendría su indecisión de cómo debería haber procedido, de reprocharse peor que un elfo doméstico el no ser de utilidad aunque ¿para quién? Adrien aún dudaba que rumbo seguir a pesar de que estaba decidido que debería tomar la marca.

El camino fue más tranquilo, sin embargo Adrien no dejaba de preocuparse y a cada 10 minutos le preguntaba si le molestaba la herida, si estaba cansado, si deberían tomar un descanso, incluso se ofreció a cargarlo si no tenía fuerzas. Aunque era preocupación también era la necesidad de serle de utilidad, no pudo protegerlo ni defenderlo, ahora le quedaba, al menos velar por su salud.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.400
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 283
Puntos : 221
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Miér Jun 21, 2017 9:27 am

Adrien estaba muy asustado, y estaba consiguiendo alterar a Joshua, quien se esmeró en permanecer tranquilo mientras dejaba que despotricara y se quejara tanto como lo necesitara. Él respondía con cariño y suavidad, haciendo contraste en las personalidades de ambos. Joshua no fingía ser serio, simplemente lo era. Lo que realmente consiguió angustiarlo un poco fue que le pidiese voltear la situación, que su novio fuera el herido, no podía ni imaginárselo, no pudo hablar para defenderse a él ni a sus acciones, así que trató de calmarlo de otra manera, haciendo uso del cariño para relajar la fiera ansiosa que se había vuelto Lévesque.

Fue dándole pequeños besos mientras le confesaba que lo quería, entiende que está surtiendo efecto porque incluso se inclina hacia él para facilitarle llegar a su rostro, beso a beso bajando un poco su estrés, aunque todavía no ha terminado aquel regaño que lo hace escuchar. Respeta lo que su novio siente y por ello no lo silencia, quiere escucharlo, saber que hizo mal al menos para el punto de vista del Hufflepuff. Para Joshua cada herida valía la pena si lo hacía sólo por ese chico, el que quería como a pocos conseguía querer, era no sólo su novio sino su mejor amigo.

No, no… Te equivocas… Ese protego detuvo un hechizo que iba directo hacia mí, ¿no lo viste…? —eso era cierto, Joshua había intentado cubrir todos sus flancos pero uno de ellos, a sus espaldas, lo traicionó. Por ello podía ver cuando un hechizo era frenado gracias a las protecciones de Adrien. — No vas a perderme, te prometo que tendré más cuidado —la próxima vez, aunque no lo dice. Sabe que habrá próximas veces, que no puede hacer nada cuando hieren a Adrien que responder con la misma violencia. Fue ignorante de sus propios ataques hasta que fue demasiado tarde, ya muy enfrascado en aquella pelea.

Su novio hace uso de la obstinación nada más le pide no ir a la enfermería, quiere negarse y fundamentar su negativa, pero no puede cuando prácticamente le suplica dejarse mirar por la enfermera. No quiere que Adrien le ruegue, él no es menos que nadie, es la persona que más valora, ¿no se da cuenta de lo mucho que lo venera? Tampoco desea oír sus súplicas, ni que lo mire con esos ojos que lo desarman y le obligan a poner el mundo a sus pies. A ponerse él mismo a sus pies como el perro más fiel que pudo haber existido.

Lo haré… Si es tan importante para ti, entonces iré… Pero no me dejes solo… —le puso su condición, aunque imaginaba que el menor no iba a rechazarla. Mientras caminaban de vuelta se encontró con la sorpresa de las repentinas pausas para oír preguntas sobre su estado, su dolor, el cansancio, creía que el tejón estaba exagerando con sus reacciones. — Adri, en serio, estoy bien… Sólo iremos a la enfermería para que estés tranquilo, pero no pasa nada… —le aseguró luego de la enésima vez que le cuestionó si quería que lo cargara de regreso al castillo.

Llegaron más temprano que tarde al castillo y sin pensar en nada más comenzaron a caminar a la enfermería. Sólo cuando estuvo a pocos metros se dio cuenta que había cometido un error tremendo, porque el problema no era revisarlo sino que tendría que quitarse la camiseta para ello, y debajo de ésta escondía el impacto de algunos de los hechizos del profesor Fitzgerald. Esperaba que mágicamente hubiesen sanado de un momento para el otro, suspirando mientras intentaba pensar en otra cosa, cómo evadir a Adrien en ese momento.

Si quieres, puedes… ir por mi violín mientras me revisan, así economizamos tiempo —le sugirió a un par de pasillos para llegar a la enfermería, esperando con todo su ser que no notase su repentina inquietud. No quería que supiese que todas esas veces que le decía que no pasaba nada estaba en realidad mintiendo, aunque Lévesque ya lo supiera. Ahora era él quien mentía y no podía sentirse más mezquino de ocultarle cosas al chico que tanto quería, ¿podría comprenderlo si se lo explicaba? ¿Si le contaba todo lo que guardaba para sí mismo?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 6.975
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 454
Puntos : 369
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Miér Jun 21, 2017 5:53 pm

Su corazón latía de forma muy similar a cuando corrió todo el camino de Hogwarts a Hogsmeade, solo que los motivos eran diferentes y aunque los efectos físicos sean cercanos la opresión, la preocupación reinaba en su ser. No podía darse el lujo de perder a Josh, era parte de su ser y si estar separado de él lo deprimió a un punto de volverse un cascarón vacío, no quiere ni pensar lo que pasaría si el otro muriera. Por eso no podría calmarse con facilidad aunque el Ravenclaw no se rinde, le da muchos besos los cuales adora, tiene que pensar de forma positiva pero su mente no le hace caso aunque absorbe cada muestra de cariño y cada palabra hasta que logra calmarlo lo suficiente para dejar de ser un manojo de nervios andante.

Cuando le habla de que le protegió de un hechizo no se lo cree, pero Josh no le mentiría en algo así, la verdad no observó solo sus instintos le indicaban que debían protegerse, aunque claro el Protego era un hechizo básico, pudo haber usado cualquier otro más potente, aún así fue algo útil, claro que no lo suficiente pero Josh no lo veía como un estorbo al momento de una batalla. Sin embargo, pensaba que realmente debía pulir mejor sus habilidades, en la batalla de Hogwarts en diciembre fue algo similar, solo que esa vez no tuvo a Josh para defenderlo, no que él supiera realmente porque en realidad el Ravenclaw si lo había protegido que fue cuando estuvo en la enfermería.

La promesa le tranquilizó, esperaba que realmente la cumpliera - Recuerda que también me prometiste llegar a viejos y hablar en nuestras mecedoras mágicas - Le recuerda, ya van dos promesas que le hace ese día y ambas tienen un mismo fin, si Josh quiere cumplir la primera deberá cumplir la segunda, no dejarse herir ni morir porque ya serían dos promesas que rompería y sabía que el Ravenclaw tenía palabra.

- No te dejaré solo, no tienes que temer, estaré contigo - Sonríe, por fin puede hacerlo, pues el que vaya a la enfermería le da la mayor tranquilidad posible, aunque es irónico que sea él quien aliente a Josh cuando este ha demostrado ser más valiente. De hecho le sorprendía la facilidad con la que atacó, sin mirar si eran compañeros de Hogwarts, no se detuvo a pensar. Sabe que no debe reprocharle porque gracias a eso ambos no salieron más ileso, solo que le anonadó y recordó nuevamente la batalla de Hogwarts cuando lo veía de reojo. No, esta vez había algo diferente, tal vez las clases de Artes Oscuras tendrían su efecto en Josh aún así no iba a abandonarlo porque estaban en una guerra, lastimosamente siempre había pérdidas, estaba seguro que solo buscaba la protección de ambos y decidió no mencionar el tema sobre esa actitud.

En cambio el camino a Hogwarts prefirió pasarlo bombardeandolo de preguntas - Uhm bueno.. pero si te sientes mal me dices, podré ver tu herida y al menos mantenerla lo más sana posible hasta tener la opinión de la enfermera - Le indica, dejando el tema de lado, aunque es un alivio ver el castillo, están a pasos de ir a la enfermería antes de que los demás lleguen.

Más no se esperó que Josh le pidiera buscar su violín, sabe que sus planes se retrasaron, a penas les dará tiempo de cenar pero no entiende porqué quiere que haga eso - ¿no quieres que esté a tu lado? - Está confundido, arruga su entrecejo - Te duele mucho ¿verdad? Por eso no quieres que escuche a la enfermera decirte que tan grave es - Piensa que ese es el motivo de porque ahora se contradijera si antes le pidió estar a su lado. Tal vez se le abrió en el camino, aún cuando hizo lo mejor que pudo para sanarle - O vas a fingir que irás a la enfermería - Tuerce sus labios, usualmente hubiera accedido pero esta tampoco es una circunstancia habitual.

Lo bueno es que el castillo está solo porque la mayoría de estudiantes se quedaron aun en Hogsmeade, seguro iban a interrogar uno por uno, de esa forma puede tomarle de la mano y encaminarse a la enfermería - Te acompañaré - Se detiene al llegar a la enfermería, luego suspira y se voltea a ver a Josh - Lo siento, tal vez tienes tus motivos, solo me quedaré hasta que la enfermera llegue luego me saldré para darte tu espacio ¿de acuerdo? - Le propone, tiene miedo de ser insistente, debe respetarle su deseo, pero tampoco quiere que le mienta diciendo que ya le vio la enfermera y luego no se atienda, así que esperará hasta que la mujer llegue de esa forma Josh no se escaparía de la revisión, luego él saldría, incluso podría buscar el violín para ahorrar algo de tiempo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 3.400
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 283
Puntos : 221
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Miér Jun 21, 2017 7:59 pm

Estaba haciendo muchísimas promesas ese día y no sabía si era lo ideal, pero eran promesas que quería cumplir. No dejar que se preocupara y llegar a viejo junto con él, no parecía tan complicado pero realmente lo era y más en épocas bélicas. También estaba empezando a dudar de las palabras que salían de su boca, muchas de ellas le parecían eso, sólo palabras. No había modo de considerarlo de otra manera más agradable, Theodore estaba consiguiendo hacer estragos con él y su salud mental, la emocional también la estaba moldeando a su capricho, el proceso estaba siendo tortuoso y el fin lo asustaba.

Tal como lo pensó, Adrien no se negó cuando le pidió estar con él. La enfermería era su tercer lugar menos favorito y no era secreto; el primero era el despacho del profesor Fitzgerald y el segundo su aula de clases. Le daban miedo por un motivo más bien irracional, había pasado meses interno en el hospital mágico San Mungo antes de entrar al colegio, sabía exactamente cuántas líneas tenía el techo de una habitación particular, cada cuánto pasaba un enfermero, los colores favoritos de toooodos los que pasaron por su puerta en esa época. Pero por alguna razón su mente relacionaba la enfermería con el dolor de antaño, uno que ningún niño debía haber pasado en situaciones normales. Las heridas por magia negra son horriblemente difíciles de tratar.

Su novio era muy dulce con él, Joshua por su parte quería darle todo para su bienestar, que siempre estuviese bien. Ahora lo incomodaba ser el motivo de su preocupación, se arrepentía un poco de ello aunque el hubiese no existía. Asintió cuando le dijo que si se sentía mal podría decírselo, aunque el dolor era bastante tolerable. Cuando estuvieron tan cerca de llegar a la enfermería, Joshua recordó repentinamente algo. Que su cuerpo que de por sí estaba marcado estaba también mallugado, no quería que Adrien lo viese porque sabría que le había mentido, mas este no supo entender sus motivos.

Sí quiero, pero… —trató de defenderse, el Hufflepuff no se lo permitió cuando ya le acusaba de mentir sobre la gravedad de su herida. — No, no es eso… —era una de las situaciones en las que las posiciones se invertían. Ahora era Adrien quien demandaba y a Eckhart le tocaba obedecer. — No voy a fingirlo… —aunque en muchas ocasiones lo había hecho. Para él era usual el “ya vuelvo” y no vuelve nunca, así se libraba de encuentros innecesarios, aburridos o desgastantes. Mira la mano del menor apretando la suya mientras lo lleva a la enfermería sin derecho a objeción.

Se siente como un niño reñido mientras lo sigue por los pasillos, asintiendo con la cabeza con su pregunta. Se detuvo justo en la puerta de la enfermería y volteó a mirarlo, dándole una caricia en el rostro y aprovechando la soledad para robarle un beso. No quería que se preocupase, estaba casi seguro de que todo iba a estar bien. Luego entraron y se sentó en una de las camillas, la enfermera vino pronto y tuvieron que explicarle la situación; pronto se fue a avisar a algunos profesores antes de regresar para la revisión del Ravenclaw.

Ahora sí, quítate la camisa para ver la herida —le pidió la mujer mientras Joshua suspiraba. Se fue quitando de a poco la ropa que a su vez se apilaba sobre la camilla, la túnica, el chaleco, la corbata y finalmente la camiseta fue desabotonada. Su cuerpo estaba plagado de cicatrices, de llamas que parecían provenir de la espalda hasta el pecho acariciando su cuerpo como si aún ardiesen y crepitaran en el catastrófico incendio. Y entre el mar de cicatrices de un oscuro color rosado teñido de anaranjado, había moratones de diferentes tamaños y antigüedades, galaxias violetas, azules y rojas que tenían sus propias historias. — ¿Qué es esto? —cuestionó la enfermera que conocía sus cicatrices pero no aquellas recientes heridas. El tajo en su espalda era menor comparado con la cantidad de moratones que tenía.

Estoy intentando entrenar —fue su breve explicación; la enfermera rara vez preguntaba, pero en ese momento parecía realmente extrañada de aquello. Como Joshua se temió, iba a tener que pasar más tiempo curando cada moratón que curando el corte que había conseguido cerrar con algo de esencia de Murtlap. Trató de no hacer mucho caso mientras ella paseaba por su cuerpo, aunque por suerte le creyó cuando le dijo que sólo el torso lo tenía así de malherido, no quería perder más tiempo del que ya había perdido.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 6
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 6.975
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 454
Puntos : 369
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 5 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.