Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

Seeds of Hope [FB-Privado]

Archie Washburne el Dom Jun 11, 2017 9:04 pm

Taberna Las Tres Escobas.
Viernes 21 de abril, días después del partido de Quidditch entre Ravenclaw y Hufflepuff.
 
 
El atardecer estaba en ciernes, y el día era el marcado en su mensaje. El lugar, la taberna Las Tres Escobas, donde Archie había ultimado su poción multijugos y salvado a Synnove de una muerte segura hacía algo más de una semana. Los invitados, Joshua Eckhart, Danielle Maxwell y la propia Synnove Sorensen. El motivo, una reunión furtiva entre un fugitivo y sus antiguos alumnos.
 
Estaba casi todo listo.
 
Teniendo el qué, el cuándo, el dónde y el quién, sólo faltaba encontrar un cómo y un porqué, pero eso no iba a ser tan fácil de explicar.
 
El porqué era algo esquivo. Complejo, pero no complicado. Y en su esencia, debería seguir siendo un secreto. Nacía desde un sentimiento egoísta camuflado de altruista. Archie no era generoso, salvo para los suyos; y eso incluía a sus alumnos. Por ello nunca, de motus propio, se hubiera embarcado en tamaña empresa sólo por el hecho de ayudar al resto. De hacer un bien para la sociedad. La realidad es que hacía lo que hacía por puro interés, porque su vida volviera a la normalidad. Sus clases, sus alumnos, sus cachivaches.
 
El cómo era lo más difícil de todo. No sólo porque fuera complicado de realizar, que también, sino porque envolvía a tres de las personas que últimamente venían dando significado a su vida; a lo que hacía y por qué lo hacía. Ponerles en peligro, más de en el que ya estaban, era algo arriesgado pero necesario para la causa. Algo que no se perdonaría jamás si todo se torcía y acababa mal. Pero la verdad es que ellos eran parte muy importante del cómo. Casi más que Archie, que ya poco tenía que perder, por lo que poco iba a arriesgar.
 
Sobre todo ello divagaba el profesor fugitivo sentado al fondo de Las Tres Escobas, en el rincón más oscuro que pudo encontrar, viendo como el sol se ponía a sus espaldas, a través del ventanuco. Llevaba una capa que le cubría la mitad del rostro; la otra mitad estaba oculta por las sombras. Cada vez el sol arrojaba menos luz sobre su mesa, y eso le complacía. La estancia poco a poco fue iluminada con velas y faroles de gas, hasta que el ambiente fue el idóneo para el subterfugio de aquel encuentro. Allí esperaría a sus amigos, a sus queridos alumnos, a sus protegidos a los que iba a poner en peligro. Cuando llegasen, iría a darle encuentro —ellos no sabrían dónde ir a buscarlo— y pronunciaría una única palabra:
 
— Seguidme.
 
Los guiaría hacia las escaleras y los hartaría de subir. Tantas escaleras como les era físicamente posible, porque se dirigían al último piso de la posada. Allí los haría entrar en una pequeña habitación, la que había preparado Archie para la ocasión. A Synnove seguramente le traería recuerdos, y no de los más agradables. Sobre aquella cama habría arrojado su sangre, allí Archie le había aplicado los primeros auxilios y calmado su espíritu, luego. La estancia no tenía nada de especial, salvo que estaba alejada de oídos y ojos indiscretos, y mágicamente preparada por Archie para que aquel encuentro ocurriera totalmente en secreto y sin interrupciones. De todos modos, si algo se torcía, ya tenía un plan secundario al que acudir.
 
Aún en silencio, dispuso de tres taburetes para sus invitados. Él ocuparía el pie de la cama frente a ellos. Se quitó la capa al fin y dejó al descubierto su rostro. Había permanecido serio, en consecuencia a las circunstancias, pero aquello no era propio de él. Lo que más le caracterizaba era aquella sempiterna sonrisa que ahora les dedicó a sus alumnos, uno por uno, para tratar de calmarlos. Aquello no sería una situación muy agradable para ellos, ni mucho menos.
 
— Lo primero es lo primero: ¿cómo estáis? ¿Qué tal os están tratando en Hogwarts? — se preocupó Archie. — ¿Habéis tenido algún problema para llegar aquí? ¿Estaríais mejor en otro lugar?
 
Al fin y al cabo, ni el qué, ni el dónde o el cuándo eran importante. Ellos lo eran. Y visto así, quizá sus razones no fueran tan egoístas. Volver a Hogwarts a la normalidad le traería de vuelta a sus clases, sí, pero también les facilitaría la vida a sus alumnos. Aunque aquellos tres en concreto eran parte importante de su vida; ¿de nuevo egoísmo? Un detalle nimio, si tenemos en cuenta de que toda la maquinaria conspirativa había comenzado y que ya no había vuelta atrás.
 
“¿Quién me mandará a mí meterme en estos entuertos…?”
avatar
Imagen Personalizada : Archie
RP : 10
PB : Ewan McGregor
Edad del pj : 34
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 16.150
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Búho real
Mensajes : 186
Puntos : 97
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3949-archie-washburne#63790 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3980-relaciones-imaginarias-de-archie-washburne#64196 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4021-una-serie-de-fantasiosos-sucesos-archie-washburne#64691 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3954-buhoneria-de-archie

Joshua Eckhart el Dom Jun 11, 2017 11:21 pm

Los días anteriores se había visto con Danny y Synnove para poder planear cómo llegar al profesor Washburne sanos y salvos, y cada día que pasaba le parecía una peor idea. Quería confiar en el profesor, pero estaba en una posición demasiado incómoda actualmente en el castillo, al final no muy convencido decidió asistir al encuentro y seguramente de no haber sido por la Ravenclaw habría decidido retractarse y no asistir, puesto que antes de aquel encuentro, como todos los días, había tenido un primer encuentro con el profesor Fitzgerald, encuentros llenos de tortura hacia animales y al propio estudiante, la rigidez de su cuerpo al andar lo demostraba.

¿Estás completamente segura de que saldrá bien? —le preguntaría en cierto momento por enésima ocasión en ese mismo día a Synnove, necesitando una nueva confirmación. Ella sabía que él quería aquello, que seguramente fuera bueno para su futuro dependiendo de la propuesta, pero no por saberlo eso tranquilizaba al estresado muchacho. Entonces se decidieron realmente a llegar a las Tres Escobas, esperando que el plan no se torciera a pesar de que había pensado en un par de planes B para el caso.

Finalmente consiguieron llegar a las puertas de la taberna, donde los recibió con esa capa que ocultaba su identidad. Permaneció sereno en aquel encuentro, la inquietud le ganaba terreno a la alegría de saber del profesor; siguió detrás a aquel trío a un par de pasos más lejos, no había dicho palabra alguna desde hace tiempo, ni siquiera se había decidido a decir nada al ver al profesor. Bueno, al exprofesor, mejor dicho. Se quedó parado fuera de la puerta unos segundos, corroborando consigo mismo que aquella fuese la elección correcta, aún estaba a tiempo para volver sobre sus pasos de regreso al castillo.

Tardó en decidirse a entrar, tomando el taburete restante con una expresión corporal rígida, parte dolor y parte tensión, pareciese como si fuese a levantarse a la mínima de cambio, ni siquiera aquella prolongada sonrisa consiguió liberar ni un poco su zozobra. Respondió a cada pregunta pero sólo mentalmente, no había palabras todavía para ello. Su mente no estaba en esa habitación sino que se había quedado en Hogwarts por el momento, ¿qué pasaría si alguien llegaba a enterarse de ese furtivo encuentro? No quería ni imaginárselo.

Puso todo su empeño en tratar de bajar las defensas aunque fuese un poco. — ¿Cómo ha estado usted? ¿Cómo han sido las cosas? —tuvo más curiosidad en saber sobre el profesor que en contarle, al menos él, lo que sucedía actualmente; si ellas dos tenían la lengua más suelta le habrían ya respondido y con ello podría hacerse una idea general de lo que ocurría con los tres, más o menos, prefería cambiar de tema mientras se pudiera, mordiéndose la lengua para no preguntar directamente qué era lo que los traía ahí, lo que en realidad era lo que importaba.

En cierto momento buscó la mano de Synnove; el contacto con la chica le generaba tranquilidad y suponía que ella también tendría que estar nerviosa. Sólo en ese momento pudo relajar su postura, aunque todavía tenía la espalda recta y una mano encima de su regazo, la otra contra la mano de la rubia mientras trataba respirar con menos pesadez. Seguramente sin ella habría decidido tajantemente no asistir, ni todas las ganas de ver al profesor valían el riesgo de lo que pudiese suceder en caso de que todo saliese mal.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1003
Puntos : 769
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Danielle J. Maxwell el Mar Jun 13, 2017 2:13 am

Yo tenía una habilidad secreta que consistía en sentir miedo, nervios y suma inquietud los días anteriores a un evento que podría ser arriesgado pero, llegado el día, todo eso desaparecía absolutamente todo de mí. Yo tampoco lo entendía, por lo que no podía explicar cómo es que eso me pasaba. Pero vamos, ahora mismo que teníamos que ir a reunirnos con Archie, un fugitivo reconocido por el nuevo gobierno que podría hacer que nos metiesen en Azkaban y yo... yo tan tranquila, caminando por Hogsmeade mientras me comía un regaliz.

Debo de ordenar seriamente mis prioridades. Pero en el fondo estaba feliz por ver a Archie. Me sentía muy mal por no saber de todos aquellos desaparecidos que están siendo buscados por el gobierno, mis excompañeros y amigos... al menos, aquellos que contactaban conmigo, tenían el cien por ciento de mi apoyo y mi increíble profesor no iba a ser menos, aunque siguiese diciendo que un encuentro en Hogsmeade era todavía más arriesgado. Yo tenía clara mi lealtad, aunque a veces resultase dudosa en Hogwarts.

Por suerte para los cuatro, todo pareció salir a pedir de boca. Nos encontramos en el sitio acordado y perseguimos a nuestro profesor hasta una habitación que parecía estar libre de cualquier tipo peligro. Nos dio tres taburetes para sentarnos justo en frente de él, mientras que Archie se sentaba en la cama; todo en un ambiente muy... serio, al menos para mi gusto. ¿Acaso no estábamos todos en confianza?

Archie fue directo al grano con las preguntas y yo me dispuse a contestarlas. Eran preguntas que la gente que no está en Hogwarts solía hacer muy a menudo. Entre ellas el resto de fugitivos con los que me he topado y mi abuela.

Yo estoy bien, pero no precisamente por cómo me está tratando Hogwarts —respondí con sinceridad, pero sin una pizca de drama en mi voz. Era Hufflepuff y Archie mejor que nadie sabía lo excéntrica, rara y muggle que yo puedo llegar a ser. Y siendo yo, en el Hogwarts de ahora, es obvio que hay muchas cosas que van en mi contra. —Yo no he tenido problema en venir, pero creo que los cuatro estaríamos mejor en otro lugar. Todos sabemos que si un fugitivo quiere tener relación con un alumno de Hogwarts, el lugar lógico es Hogsmeade. ¿No se incrementan la seguridad en el pueblo los fines de semana? —Obviamente lo que más me preocupaba es que nos pillasen. Los tres estaríamos jodidos y Archie si bien podría escapar, quería pensar que no lo haría y al final le pillarían.

Fue Joshua quien, después de un silencio bastante largo, no contestó, sino que le preguntó a él por cómo estaba. Yo solo había tenido la referencia de otro fugitivo y lo había pasado bastante mal, aunque el motivo principal había sido por una enfermedad y no porque realmente lo hubiera tenido difícil. Solo esperaba que Archie no estuviese solo como lo estaba Ray. Eso debía de ser lo peor de todo.

No añadí nada, sino que esperé hasta que todo me parecía demasiado serio.

Qué serio todo. ¿Podemos abrazarte ya? —pregunté en voz baja, ya que después de todos esos formalismos, no sabía ni qué decir ni cómo hacerlo. —No sé, pero al menos yo me enteré que estabas vivo hace una semana y no he tenido manera de saciar mi alegría —confesé con sinceridad, sonriéndole con cariño. —Me alegra haber tenido noticias tuyas. Cuando te encuentras un cartel de se busca de alguien que te importa... al final te esperas lo peor.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 21.824
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1563
Puntos : 910
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

S. Lyssandra Østberg el Dom Jul 02, 2017 3:13 pm

Iba a tener una reunión muy importante junto a sus amigos, dos amigos indispensables para Synnove. Tanto como que formaban parte de ella, de su cuerpo, su alma. Danny se había convertido esa parte de alegría que la finlandesa necesitaba y Joshua en esa parte de tranquilidad que a veces quería recordar de sí misma. Ahora iban en busca de una persona que se había vuelto la mayor luz que pudiera tener la vida de la rubia. Esa persona quien se había convertido de un momento para otro en LA persona. Archie Washburne, su ex-profesor y su ángel. Quien le salvó la vida y la esperanza cuando creía todo perdido. Aquel encuentro era realmente importante para ella por muchos motivos, ya no solo por haber sido invitados a encontrarse con él. No, sino también porque podría ver a esa persona que se había convertido en un ejemplo. Un ser querido más.

Estoy más segura que nunca. Me salvó la vida. — Respondería con total firmeza y seguridad. No se iba a echar para atrás en ningún momento y seguiría aquello de manera ciega. Cualquier cosa que le pidiera, ella lo haría sin dudarlo. Lo haría por él y la oportunidad de seguir viviendo que le había dado a ella. Jamás había tenido tantos motivos para actuar de aquella forma tan imprudente. Estaba cansada de estar brazos cruzados esperando que las cosas pasaran solas. ¡Ya han pasado cosas! Era momento de actuar, responder del mismo modo. Si ese mismo modo era encontrarse con el profesor, así sería.

Finalmente llegaron al encuentro del profesor, todos juntos y sin ningún tipo de riesgo. Hasta el momento. Todo parecía ir demasiado bien, y eso en el fondo la mantenía tan tranquila que se podía permitir el sonreír con ligereza. Nerviosa por el momento especial. Eso si, tras el encuentro con el profesor y descubrir hacia dónde se estaban dirigiendo... Le hizo sentir un pequeño escalofrío por el cuerpo. Recuerdos se le venían a la cabeza como si de una daga fría pero ardiente se le estuviera clavando en el pecho. Ya que a donde se estaban dirigiendo había sido como el cielo donde toda la magia de su salvación había tenido lugar. Se trataban de muchos sentimientos en un momento con un simple recuerdo.

Escuchó tanto a Archie como a Danny, estaba tratando aún de asimilar el estar en aquella habitación sin verse ella desangrándose. Por unos instantes estuvo agarrada a la mano de Joshua, con la finalidad de transmitirle la tranquilidad que este necesitara. Las palabras de Dannielle eran realmente ciertas. ¿Cuándo podrían abrazarle? Ella también tenía ganas de hacerlo, aunque realmente le daba vergüenza y aquello le hizo sonrojarse levemente. Eso que solo lo había pensado. Para la finlandesa no era o mismo abrazar a sus dos amigos que... Al profesor. You know...? Tenía demasiado respeto a ese hombre, y le había cogido, en este tiempo que había estado pensando en él, un cariño importantísimo. ¿Cómo reaccionar ante él después de todo lo ocurrido?

Tras un rato, escuchando y callada, intentando recobrarse de los recuerdos, soltó lentamente la mano de Joshua para llevársela a la cabeza y recogerse los rizos en una coleta baja. Poco a poco caminó se acercó al profesor e indicó con un gesto si se podía sentar junto a él, ya que sentía que las piernas comenzaban a temblar. — Por favor... — Tras la respuesta, se sentó y respiró hondo, con una sonrisa que le costaba mantener pero lo hacía desde su corazón. — Yo también estoy bien en Hogwarts, dentro de lo que cabe tras las circunstancias. Eso sí, quiero que acabe todo ya. — Entonces miró a quienes tenía junto a sí y sonrió más.— No puedo quejarme, soy afortunada de teneros conmigo y eso es suficiente para mí. —Soltó una pequeña risa, nerviosa por haber confesado aquello. Pocas veces era capaz de abrirse de aquella manera, pero con ciertas personas era más fácil.

No es un problema el lugar, al menos no ahora. A veces los lugares más peligrosos, o más obvios, son donde menos se mira. Claro que coincido con Danny, sobre lo de abrazarte. — Desvió la mirada , ligeramente sonrojada, con una pequeña risa nerviosa mientras se rascaba la nuca. A veces era demasiado típica, sobretodo con las muestras de afecto hacia hombres. — Seguro que Danny está deseando un poco de alegría para este encuentro. — No era aquello una excusa para darle el abrazo, aunque podría a su vez, sino más bien un pensamiento que tenía al conocer a Danny y por ver el ambiente que se había generado tras la llegada a la habitación. Ver sonreír a los suyos era algo importante y no quería desaprovechar ninguna ocasión si era posible. Como si con ello debía dejar sus recuerdos dolorosos de lado.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Freya Mavor
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitaria (Inefable)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 700
Lealtad : Nadie en particular.
Patronus : .
Mensajes : 253
Puntos : 157
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3031-synnove-l-sorensen http://www.expectopatronum-rpg.com/t3063-i-don-t-want-to-be-alone-rs-synnove http://www.expectopatronum-rpg.com/t5603-i-was-waiting-for-you-mr-mystery-01#82533

Archie Washburne el Dom Jul 02, 2017 8:27 pm

No tuvieron que responder, al menos no Joshua. Su cuerpo hablaba por él. Estaba rígido en la silla, y Archie dudaba que fuera por incomodidad. A saber, lo que habían estado sufriendo dentro de los muros del castillo. Por eso no le sorprendió que esquivara furtivamente su pregunta y se la devolviera. En otras condiciones, habría insistido, pero supo que debía dejarlo estar. Suspiró consternado y contestó:

— He estado bien, mejor de lo que esperaba. — tranquilizó. — Al poco tiempo de vagabundear por ahí me invitaron a un refugio donde conviven un sinfín de fugitivos. Entre ellos algunos compañeros vuestros y otros tantos míos, como mi amigo Odi. — explicó. — Y ese lugar es, en parte, lo que me ha traído aquí.

Danny sí que contestó, y pese a que lo hizo con su natural jovialidad, ciertos matices que pudo captar Archie no lo tranquilizaron, precisamente. Se notaría en su cara, de hecho, cierto signo de preocupación. Preocupación acentuada con la que ya traía de casa. Al menos se alegraba porque estuvieran bien. La incertidumbre es muy mala consejera: la de paradigmas que se ha podido imaginar y que ahora se iban borrando, poco a poco, de su mente. La tejona también manifestó su preocupación por el sitio, pero Archie la tranquilizó con un gesto y una sonrisa.

— He preparado bastantes capas de hechizos protectores. — explicó. — Por ahora nos quedaremos aquí, pero al menor signo de peligro, nos desapareceremos. ¿Alguno tiene… problemas con las desapariciones? ¿Mareos? ¿Vértigo? — preguntó. Normalmente habría obviado aquella cuestión, pero hechos recientes le hicieron replantearse aquellos viajes a traición. — Para saberlo de antemano, si pasa algo no tendré tiempo de avisaros.

No pudo más que ladear su cabeza, cual perro desvalido, con el siguiente comentario de Danny. Casi se le saltan las lágrimas, pero las contuvo mostrando su más amplia y radiante sonrisa en su lugar. ¿Se podía pedir de manera más adorable un abrazo? A Archie no se le ocurría cómo.

— ¡Por favor! — pidió. No, imploró, abriendo los brazos para acogerlos.

La primera en levantarse fue Synnove, pero para sentarse junto a él. Parecía algo nerviosa, y no era de extrañar. Aquel cuarto le traería muy malos recuerdos. Por ello, y porque se sentía un poco culpable por haber elegido la misma habitación, fue a la primera que abrazó. Luego le hizo señales a Danny para que se acercara y la abrazaría con el otro brazo. Y más tarde llamaría a Joshua para que se uniera, aunque con lo reacio que era al contacto físico, lo mismo se negaba; entonces Archie iría en su búsqueda y lo uniría al abrazo colectivo, quisiera o no.

— Perdona que haya estado tan serio al principio, ya paro. A ver, ¿dónde he dejado mi reloj-despertador? — bromeó, para romper el hielo y demostrar que la seriedad había quedado en pretérito, mientras fingía rebuscar en sus bolsillos. — Quería asegurarme de que estabais bien antes de soltar una de mis tonterías. ¿Mejor así? — preguntó, sin esperar respuesta, con una traviesa mirada. — Y me alegra que os tengáis los unos a los otros. — expresó, en respuesta a la pequeña confesión de Synnove.

Cuando todas las muestras de cariño cesaron y las bromas dejaron un regusto más dulce en el ambiente, Archie se incorporó un poco y se puso algo serio; no demasiado. Había gastado el cupo mensual de aquello con tamaña bienvenida, le era imposible seguir pareciéndolo. Pero sí que se centró un poco para ordenar sus ideas y pensar bien cómo iba a exponerles, pues era clave para entender qué hacían todos allí reunidos furtivamente.

— Como os decía antes, el refugio en el que estamos muchos es parte de la razón por la que me veis hoy aquí. — explicó. — Fue allí donde conocí cierta organización secreta comandada por Dumbledore que busca devolver la normalidad al colegio. No me preguntéis por ella, porque la verdad no sé si ya he contado de más. — dijo, frotándose la nuca en un gesto de cómica incomodidad y con una risilla entre dientes. — Y la verdad es que no invitan a entrar a cualquiera, sino que todos los miembros deben aportar algo para la causa. Y claro, como ganas no me faltan de volver a daros clase, me empecé a plantear qué podría yo aportar a esta organización que no tuvieran ya. Y si en algo destaco, precisamente, es en el nexo que hay entre nosotros. — añadió. Luego hizo una pausa corta para dar más énfasis a sus siguientes palabras, las cuales pronunció mirándole a los ojos y con una amplísima sonrisa: — Vosotros seréis mi aportación.

No le gustaba andárselas de misterioso, aunque quizá era parte de su deje como profesor. Sin quererlo, parecía estar dando una lección ahora. No, en realidad estaba siendo cauteloso con sus palabras, y suministraba la información poco a poco para que todo estuviera claro. Antes de continuar, mejor comprobar que sus exalumnos le seguían hasta allí antes de contarles verdaderamente qué podrían hacer para ayudarle.
avatar
Imagen Personalizada : Archie
RP : 10
PB : Ewan McGregor
Edad del pj : 34
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 16.150
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Búho real
Mensajes : 186
Puntos : 97
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3949-archie-washburne#63790 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3980-relaciones-imaginarias-de-archie-washburne#64196 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4021-una-serie-de-fantasiosos-sucesos-archie-washburne#64691 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3954-buhoneria-de-archie

Joshua Eckhart el Dom Jul 02, 2017 11:21 pm

Synnove ya le había contado aquella historia de lo ocurrido y el profesor Washburne, era simplemente admirable pero no por eso le generaba más confianza esa movida. Ella siempre respondía firmemente a sus cuestiones, cuando intentaba desalentarla la chica parecía más convencida de que tenían que ir. Por ella fue que decidió darle el beneficio de la duda y finalmente asistir a aquel encuentro. Todo estaba siendo muy extraño, entre la seriedad y el misterio, y su constante pensamiento de querer marcharse de ahí inmediatamente que intentaba controlar gracias a la rubia.

El exprofesor había estado bien, como había sopesado con Danny él había encontrado un grupo, su mano con la de Synnove hasta que tuvieron que soltarse. Aún había demasiado misterio para su gusto, hizo una breve negación con su cabeza cuando preguntó algo que Joshua había considerado evidente. Era un método de transporte muy común en el mundo mágico, suponía que más bien poca gente tendría problemas al hacer apariciones. Su mente le daba vueltas a la idea inicial, el motivo que los tenía ahí, mirando a Danny cuando ella preguntó cuándo podían abrazarlo. Synnove también estaba de acuerdo. Cosas de chicas, suponía, pues él se quedó sentado, ignorando descaradamente la indicación del mayor de acercarse.

Aquello no pareció ser aceptable para el exprofesor, quien se había acercado para prácticamente forzarlo a unirse al abrazo grupal. Su primera reacción fue un gesto que uno podría más esperar de un gato arisco que detesta que lo toquen, su disgusto hacia aquello fue evidente, además que no podía ignorar el dolor del cuerpo en ese preciso momento. Sin embargo, también consiguió ablandarlo un poco, luego de aquellos meses con contados profesores de fiar, claro que había echado de menos al extravagante exprofesor de Estudios Muggles, así que al final había acabado uniéndose a ellos.

Por suerte aquello fue breve, la confesión de Synnove lo enterneció, y entonces pudo volver a su asiento en paz. Finalmente pareció que iban a tocar el tema que los tenía ahí, el tema con el refugio y la organización que se sorprendió liderase el anterior director. Las palabras del mayor exdocente tenían sentido, el purismo se había extendido como una enfermedad desde dentro, prolongándose hasta que se hizo con el poder, aquel régimen había ganado de esa manera. Podrían intentar hacer la “cura” del mismo modo, pero había un fallo en su plan, que ellos no podían hacer nada para aquello. Y menos cuando las dos chicas se graduarían ese mismo verano.

Hay dos fallos con su plan —indicó sin mayor preámbulo, ignorando lo escandalizado que estaba con semejante confesión, ser su aportación… — El primero es, ¿cómo podríamos ser una “aportación” siendo alumnos? El segundo… es que Synnove y Danny se gradúan este año —expuso los dos puntos que no le estaban cuadrando de aquel plan, ¿eso significaba que pretendía que él fuera ese nexo durante el año que le quedaba? No le parecía posible, esperaba que hubiera una mayor explicación para ello.

Se había inclinado un poco para poder colocar sus codos en sus propias rodillas, expresando su incomodidad al cambiar de posición en diversas ocasiones antes en el poco tiempo, pero aquella pareció gustarle y así se quedó durante un rato más. Seguía buscándole formas de cuestionar el plan del profesor, era de esas ocasiones en que necesitaba estar muy convencido para dejarse llevar. Jugaba con sus propias manos, entrelazadas gracias a su posición, aunque poco tiempo luego volvió a erguirse otra vez rectando su espalda.

Si el plan es hacer lo que ellos hicieron de forma inversa… Creo que primero habría que tener un grupo muy significativo, muchas personas no se atreverán a hacer nada para ayudar —consideró también, aunque sentía que estaba hablando más consigo mismo que con el grupo, acabando por quitarse un momento el gorro para sacudirse el cabello y acto seguido volver a ponerlo en su sitio, quería concentrarse un poco y dejar de buscar los puntos malos, pero era la forma en que su mente maquinaba y no paraba quieta.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1003
Puntos : 769
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Danielle J. Maxwell el Lun Jul 03, 2017 1:16 pm

Esbocé una sonrisa de lo más cálida y sincera para Synnove cuando dijo que se sentía afortunada de tenernos a su lado. Yo podría decir lo mismo, ya que si no llega a ser por ella, yo pierdo la cabeza en Hogwarts sin nadie que me comprenda. En cierta manera... quería pensar que nos habíamos aportado ambas justo lo que necesitábamos para enfrentarnos a todo lo que nos ha caído encima.

Claro que deseo alegría, ¿esto no era una reunión de reencuentro? —bromeé, acercándome entonces a él cuando nos lo indicó con los brazos abiertos, colocándome a uno de sus costados para recibir ese medio abrazo por su parte. Llamadme loca, pero el profesor era un hombre que a mí al menos me transmitía una tranquilidad y seguridad que no eran ni normales. Quizás su jovialidad, su afabilidad, su sonrisa... no lo sabía, pero querer abrazarlo era como abrazar a alguien que te promete que estarás bien. —Ahora sí —dije una vez me senté de nuevo en mi silla, junto a Joshua.

Que volviese con un tono más despreocupado y más él ayudó bastante al ambiente, sobre todo a mí. Si íbamos a hablar de cosas serias, por favor, que hubiese algo de jovialidad en el asunto porque si no me iba a deprimir.

Atender a Archie fue fácil, ya que lo que decía era de mucho interés. Me sorprendió darme cuenta que pertenecía a la Orden del Fénix, como yo. Yo me había metido en esa organización hace dos años cuando los ataques de los mortífagos habían comenzado a evidenciarse y mi abuela me vio con edad suficiente para ello. Sin embargo... siempre me recalcó que era algo secretísimo, ¿debería ahora declararme como un miembro de ello ya que él lo ha hecho o espero a que sea miembro oficial porque según he entendido aún no lo es? Por el momento esperé, viendo a ver a dónde llegaba todo el asunto.

Antes de poder hablar, escuché la opinión de Joshua y al menos en una parte coincidíamos. Intenté dar mi opinión una vez él hubo acabado, para no interrumpirle. Me dirigí a Archie, intentando contestar la pregunta de Josh.

Supongo que nos necesita para sacar información o incluso con la idea de sacar nacidos de muggles del castillo antes de que se acabe el curso, ¿no? Todos sabemos lo que pasarán con ellos, los llevarán al Ministerio para tener un juicio que no aportará nada y terminarán en Azkaban. Somos los únicos que podríamos hacer algo por ellos ahora mismo, aunque en realidad no podamos hacer nada. —A mí lo que más me preocupaba eran los nacidos de muggles que aún se encontraban en las mazmorras, pues iban a tener un final que estaba destinado desde el principio de todo ésto. Supongo que se notó por mi preocupación inmediata. Habían nacidos de muggles que habían escapado de las mazmorras, pero yo no tenía ni pajolera idea de cómo, así que no era de ayuda en ese tema. Suponía que a Dumbledore también le preocuparía el bienestar de esos niños. —Como ha dicho Josh, Synnove y yo dejaremos de serle de ayuda en Hogwarts muy pronto, al menos que nos necesite para algo urgente antes de que acabe el curso.

Lo siguiente que dijo Joshua daría pie a debate, ya que al menos yo no lo veía cómo él. Si se hacía lo que él estaba contemplado como opción podrían salirme canas antes de obtener resultados.

Yo creo que eso es imposible... han matado a cientos de nosotros y el resto está en Azkaban. Si esperamos a tener un número de aliados lo suficientemente grande como para igualarlos y presentar batalla, podemos esperar años a que suceda, así como les pasó a ellos —opiné con tranquilidad. —Hay que jugar sucio, como ellos, ¿cuántas veces no se habrán ganado guerras estando en desventaja numérica siempre y cuando se sepa quién es el objetivo principal? —pregunté retóricamente. —Lo único es organizarse, que es lo que no está pasando ni parece pasar. El refugio en donde se encuentra Archie no es el único que hay. Seguro que hay montones por ahí con gente intentando salir del paso como puede, sin ser consciente de que hay gente movilizándose en serio para conseguir resultados. —Soné con demasiada seguridad hablando de lo del refugio, pero estaba bien enterada de eso gracias a mi abuela que por fin había decidido compartir esa información conmigo al ver que en Hogwarts estaba en una posición en donde no me pasaría nada y a punto de graduarme.

Yo de estrategia, de guerras y de batallas no tenía ni ideas. ¿Pero cómics bélicos en donde la estrategia y los planes son fundamentales para un desarrollo óptimo? ¡De esos he leído miles! Y adaptarlo a la vida real no parecía tan difícil.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 21.824
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1563
Puntos : 910
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

S. Lyssandra Østberg el Miér Jul 05, 2017 3:11 pm

Estaba muy feliz de poder estar ahí con todos ellos y ver que las cosas estaban bien, dentro de sus límites.Estaba feliz de poder decir: "estoy viva gracias a él y ellos me han apoyado". Cosa que no podía decir por parte de su hermana, Stella. Quien se había marchado de su vida sin decir nada y desapareció así sin más. ¿Cómo había sido capaz de ello? ¿Tan poco le importaba? No iba a ir detrás de ella, pero no podía negar que era una de las cosas que la tenían dolida aún de su pasado.

Debía confesarse a sí misma que el abrazo del profesor le había llenado de determinación en la vida. Un abrazo que saboreó todo lo que pudo, junto a sus compañeros de la vida. No obstante, por su cabeza sólo pasaba el profesor en aquel abrazo puesto que le había puesto nerviosa tal contacto con él. No es que no lo quisiera, puesto que ya se había dicho antes que realmente sí. Sólo que era algo que no se esperaba. Pecado, imprudencia, locura... Podías llamarlo como quisieras pero todo se resumía a lo mismo. Eso hizo que sus colores de la mejilla se acentuasen pero ella quería pensar que era a causa de una fiebre que le había entrado. Eso sí, pudo tranquilizarse después del abrazo, hasta inclus soltó una pequeña risa muy bajita ante la alegría que trajo el profesor con uno de sus, tantos, comentarios graciosos que solía hacer. No encontró mejor modo para pasar a un tema serio como el que tenían que tratar, y que ella todavía no conocía claro. Eso sí, debía tener las orejas bien abiertas, en el sentido metafórico, para enterarse bien. ¡No quería perder se ningún detalle!

¿Ellos eran la aportación? Synnove no entendía cómo podían ser una aportación hasta que comenzó a escuchar cada una de las opiniones de sus compañeros. Coincidía en unas cosas y en otras no, es lo que tenía ser tres personas distintas, ¿no? Tenían razón, sobretodo Danny con aquello último. Mira que ella nunca era partidaria de aquellas cosas de peleas y demás, pero cuando tocaban una parte importante de su vida eran el tipo de decisiones que debía topar, por muy neutral que quisiera permanecer. Aquello era tan difícil en su situación que debía decantarse, ya por esas alturas, por uno de los bandos para poder volver a un mundo "normal". Eso sí, antes de compartir ningún pensamiento con los contrarios, esperó a escuchar bien todas las opiniones y asegurarse que era su turno, teniendo así tiempo para pensar bien lo que estaba a punto de decir en aquel momento.

Tiene razón, pronto Danny y yo marcharemos de Hogwarts. Aun así creo que podríamos seguir siendo de utilidad. Hasta que nos vayamos podemos ser útiles dando información de dentro del colegio. De todos modos, después de salir podemos seguir siendo útiles. Yo al menos pienso seguir estudiando en la universidad. — Comenzaría dejando salir las palabras que salían de su cabeza, poco a poco. — Ya en la universidad no creo que nos vieran como un peligro, dado que no estamos dentro del colegio pero... ¿Quien dice que las cosas por las universidad van bien? Desde allí también se podría recaudar información, aunque no la misma. Sólo es una idea para cubrir esa parte, claro. — Se paró unos segundos a pensar lo continuaría diciendo, lo cierto es que una vez salieran del colegio las cosas serían diferentes. — Yo estudiaré para ser Inefable,tendré seguramente que entrar en el Ministerio para conocer las cosas que hacen, a parte de otras clases. — Aquello era otra idea que se le venía a la cabeza, al menos por su parte. — Quizá pueda enterarme de cosas de dentro del ministerio, la gente suele tener la lengua un poco alargada. Sobretodo ahora que los mortifagos se sienten protegidos por el gobierno. — Aquella eran sus conclusiones de toodo lo que había estado viendo por las calles y sus padres.

Tras eso quiso tratar el otro tema que había pendiente a todo eso. — No está en mis planes aliarme a ningún bando. No me gusta eso de tener que elegir bando, la verdad, pero me importáis las personas a las que quiero y estáis pasando por esta situación. No quiero esperar de brazos cruzados a que se reúnan suficiente personas para atacar como ellos lo hicieron. — Se encogió de hombros mirando a todos los presentes. — De todos modos, eso seguramente sea lo que más se esperen de los fugitivos, como de los que los protegen. Quizá lo mejor sea actuar en la sombra, a sus espaldas todo lo posible. Sólo dejarles ver lo justo y necesario, no demasiado como para que se preparen para una defensa. — Apoyó los codos sobre las rodillas para dejar que los rizos le cubrieran la cara y dejar la barbilla sobre sus manos, pensativa. — Tratar de recolectar la mayor información posible sería lo mejor, estudiar sus puntos débiles antes de nada. Sobretodo estudiar cómo están jerarquizados, sus capacidades y sus especialidades. — Se llevó las manos a la sien para concentrarse más. — Al menos yo pienso eso, no sé que tiene pensado usted, profesor. —Y aunque no fuera ya su profesor, aquello lo decía por pura inercia. Para ella seguiría siendo su profesor.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Freya Mavor
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitaria (Inefable)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 700
Lealtad : Nadie en particular.
Patronus : .
Mensajes : 253
Puntos : 157
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3031-synnove-l-sorensen http://www.expectopatronum-rpg.com/t3063-i-don-t-want-to-be-alone-rs-synnove http://www.expectopatronum-rpg.com/t5603-i-was-waiting-for-you-mr-mystery-01#82533

Archie Washburne el Miér Jul 05, 2017 10:48 pm

Qué bueno era tenerlos allí todos juntos, delante de él. Casi parecía una clase. Lástima que tuviera que ser bajo aquellas circunstancias. Situaciones específicas como aquélla, y los sentimientos que en Archie despertaban, le hacían convencerse cada día más de que había hecho bien abandonando la neutralidad y tomando partido en el devenir de la sociedad mágica británica. No apelaba a grandes ideales, no. Se contentaba con volver a vivir aquello, aquel recuentro, cada día y en condiciones más amigables.

Todos parecían escucharle y todos parecían tener qué decir. Aquello congratulaba a Archie, que con detalles como aquél acababa decidiendo que había tomado la opción más correcta contando con aquellos tres. Aunque, como era obvio, existían algunas reticencias, principalmente provenientes de Joshua. Quien, por otra parte, hizo alzar una ceja a Archie al escuchar el trato tan formal que recibía.

— ¿”Su” plan? — saltó al momento. — Joshua, tutéame o te abrazo de nuevo. Avisado quedas. — le solicitó, demasiado cómicamente como para parecer una amenaza real. Creía recordar que no era la primera vez que le pedía aquello, pero el joven parecía seguir reacio al trato cercano. — Bueno, respecto a que nuestras dos jovencitas se hacen mayores, aún queda unos meses para eso. Tiempo más que suficiente para que aporten lo suyo. Luego de eso siempre te tendré a ti, si aceptas, y para entonces espero que haya habido sustanciales avances y se haya instaurado cierto protocolo que puedas ejecutar tú solo o pidiendo ayuda a compañeros de confianza. En cuanto a qué podéis aportar… — comenzó a decir, pero se detuvo para suspirar sonoramente y reordenar sus ideas. — Eso ya es más complicado de explicar. Primero que todo quiero que sepáis que os tenéis que sentir seguros. Tanto si aceptáis ayudarme como si no, siempre debéis poner vuestra integridad física primero. Recordadlo. — advirtió. — Y aunque seáis alumnos, podréis aportar mucho por la causa. Nosotros estamos ciegos frente a lo que pasa de muros para adentro de Hogwarts. Vosotros podríais ser nuestros ojos en el castillo, como bien ha dicho Danny, pasarnos información relevante y preparar una posible toma del colegio por parte de Dumbledore y sus seguidores. — relató. — ¿Os parece poco? Además, está el tema de los nacidos de muggles, lo cual es imperante como bien indicó Danny también. Por ejemplo, con que deis con la información de sus traslados, Dumbledore podría organizar algo para interceptarlos. — explicó. Luego Danny y Synnove volvieron a mencionar el pequeño problema de su graduación. — La verdad es que lo idóneo habría sido que este plan se hubiese puesto en marcha mucho antes, pero tenemos que lidiar con lo que hay, no nos queda otra. Como decía antes, tenemos tiempo suficiente para establecer un sistema de transporte de información. Para entonces Joshua podría hacerlo todo, o podría buscarse algún compañero. Y vosotras dos seguiréis siendo útiles a la causa. La Universidad no es tan inaccesible como Hogwarts, pero tampoco nos vendría mal recibir información de lo que se cuece allí, como bien dice Synnove. — concluyó. — Si es que termináis allí. Ah, ¿tú sí irás? ¡Qué bueno! — felicitó, sonriéndole a la Ravenclaw. — Tienes razón, deberás dar prácticas en el Ministerio, podrías sacar información para la causa. Pero ya hablaremos de eso más adelante. ¿Y tú, Danny, ya te decidiste? — preguntó, dirigiéndose ahora a la tejona.

No pudo evitar desviarse un poco del eje central de su reunión. Como bien habían expresado, aquello también era un reencuentro y tenían mucho que hablar antes de ponerse al día. Qué demonios, esa pregunta incluso ayudaría a destensar un poco el ambiente.

Sus alumnos parecían apresurados, hablando ya de volver a tomar el poder sin la inmensidad de trabajo previo que aquello requería. Archie sonreía condescendiente, tratando de empatizar con ellos, cuyos derechos eran diaria y concienzudamente pisoteados por aquellos que dirigían Hogwarts. Al exprofesor le aterraba siquiera aventurarse a pensar por lo que estarían pasando, pero al menos creía comprender aquel sentimiento de urgencia que emanaba de los tres.

— No sé si el plan sería exactamente ése, Joshua. Yo diría que no. — se aventuró Archie. — Se perdieron muchas vidas durante la toma de poder de Hogwarts, no creo que Dumbledore quiera repetirlo. Además, está el tema que menciona Danny: nos superan en mucho por número. De todos modos, aún no estoy seguro de ello, me enteraré en futuras reuniones del refugio. Por ahora es un plan básico, no hay nada construido. Porque como decía un famoso detective de la ficción muggle: — Le guiñó un ojo a Danny al decir aquello. — «¡Datos, datos! Necesito datos. No puedo construir una casa sin ladrillos». — parafraseó así Archie a Sherlock Holmes. — En cuanto al grupo, cada vez es más sustancial, Joshua. Y crece por días. Muchas personas no están contentas con todo lo sucedido en los últimos meses, y a los que le daba igual — “Como a mí, por ejemplo”, podría haber añadido, pero lo dejó estar. — cada vez se sienten más reprimidos y asqueados con el nuevo gobierno. Somos muchos, pero no suficientes para tomar por la fuerza Hogwarts. — Synnove intervino para opinar sobre el tema, dejando claro que no era de hacer bandos. Archie asintió: — Yo tampoco, Synno. — le confesó, con aquella forma cariñosa de llamarla. — De hecho, permanecí en Hogwarts tras el ataque, pensé que podría adaptarme al nuevo cambio de paradigma, pero nada más lejos de la realidad. Y tampoco me hubiera planteado hacer nada para cambiarlo, hasta que reparé en vosotros. Por vosotros y por recuperar mis clases, haría lo que fuera. — explicó orgulloso.  — Claro, Synno, por eso nuestra labor, la vuestra, será tan importante. ¡Necesitamos información primero!

Danny opinó al respecto de cómo actuar, sorprendiendo a Archie. Recordaría haber pensado algo así como “qué escritora más echada para delante debe tener”. No compartía algunos matices que había expresado su exalumna, pero sí que coincidía en dos cosas: debían buscar métodos alternativos a la lucha directa y debían organizarse. Para ello estaba ahí también Archie y la Orden del Fénix, para la cual estaba armando toda aquella empresa.

— Tienes razón, Danny, podemos ganar incluso siendo menos. — afirmó, con una amplia sonrisa que dedicó a todos. — Pero yo no creo que Dumbledore quiera jugar sucio como ellos. Él siempre defiende que hay que hacerse todo por el cauce del bien, cosa que a mí me puede resultar un poco boba si no es la idea más pragmática. — confesó. — Pero habrá que afrontar esto como lo quiere la mayoría, ¿no? De todos modos, — Hizo un aspaviento despreocupado con sus manos, como queriendo dejar atrás ese tema. — eso es un problema para el futuro. Ahora debemos centrarnos en la información y en esos hijos de muggles. Lo que me lleva al cómo comunicarnos sin peligro. Algo clave. Para ello, antes debería haceros unas preguntas: ¿Sigue mi despacho vacío o lo ha ocupado alguien? ¿Podríais tener fácil acceso a él? Sigo teniendo la llave, no la devolví. — explicó, con una sonrisa traviesa. — Os la podría dar sin problemas. Si está vacío, jugará a favor de nuestros planes. ¿Alguno recuerda mi maletín encantado y cómo funcionaba? ¿Os imagináis cómo quiero usarlo? — preguntó. Él tenía algunas ideas, pero nunca venía mal algunas otras frescas, de mentes más jóvenes.

Archie contaba con aquella utilísima herramienta, pero como medio de comunicación carecía de ciertas funciones. Con ella podría acceder a cualquier objeto muggle que estuviera en su despacho, así como dejar cualquier objeto muggle en él. Así, cualquier nota podría ser transportada dentro y fuera del colegio sin pasar por los filtros del correo. El problema era cómo hacer ver que habría algo nuevo. Archie podría abrir su maletín casi en cualquier momento, por ello no habría ningún problema; pero en el caso contrario no podría existir tanta inmediatez. Tendrían que concordar entonces ciertos horarios, o cierta periodicidad para que los alumnos entraran —si podían— en su despacho. Lo cual no ayudaba para cuando la información a compartir tuviera cierto carácter de urgencia. Pero para ello Archie tenía otro plan en desarrollo.

La animagia.

Sólo era un iniciado en aquella compleja rama de la magia. Ni siquiera contaba aún con quien le enseñara, aunque había encontrado un firme candidato para ello. Su viejo compañero Steven, con quien compartía refugio y a cuya clase se había apuntado, era un experto en transformaciones y un metamorfomago consumado, además. El caso es que sólo había indagado aún por su cuenta, teóricamente; con unos avances prácticos muy desalentadores —sólo había conseguido que le saliesen plumas—, aunque le sirvieron para darse cuenta en qué podría transformarse. Y es que, en Archie, desde que viera cierta película muggle antes de conocer la magia y se enamorara de un personaje búho con el que compartía nombre, había nacido en él una inexplicable obsesión por aquel animal. Obsesión que se tradujo en un patronus búho y que —teniendo en cuenta el detalle de las plumas— muy seguro se traduciría en un búho como animago. Si conseguía aquello, el ir y venir de Hogwarts se facilitaría mucho, y además podría dejar mensajes mucho más rápidos a sus alumnos.





____________________
[OFF] Me hecho un poco lío tratando de tener en cuenta cada diálogo y ubicándolo en un eje temporal que más o menos tuviera sentido. Espero que se entienda. De aquí en adelante lo que haremos es tomar sólo un tema por cada turno (o varios turnos) y así no será tan complicado seguir el hilo de la discusión. El siguiente será: “el maletín y cómo usarlo”. Aunque si veis que se os queda escaso, tampoco os cortéis en añadir algo más. Lo digo por hacerlo más ameno y claro todo. ^^
avatar
Imagen Personalizada : Archie
RP : 10
PB : Ewan McGregor
Edad del pj : 34
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 16.150
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Búho real
Mensajes : 186
Puntos : 97
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3949-archie-washburne#63790 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3980-relaciones-imaginarias-de-archie-washburne#64196 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4021-una-serie-de-fantasiosos-sucesos-archie-washburne#64691 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3954-buhoneria-de-archie

Joshua Eckhart el Jue Jul 06, 2017 10:34 am

Era obvio que si pensaba el exprofesor que sus alumnos metieran las manos al fuego tendría que contestar a muchas dudas y poner puntos sobre todas las íes, a pesar de que ambas chicas parecían evidentemente más abiertas que el varón respecto al plan. Joshua estaba, a consciencia, buscando los puntos flacos de aquel plan, pareciese que estaba buscando motivos para negarse más que razones por las que apoyar. En cuanto comenzó a inquirir las cosas que no le quedaban claras, el profesor lo cortó para hacer énfasis en la formalidad con que le hablaba; incluso aunque no fuese un profesor ya seguía siendo el doble de mayor que él.

No está hablando en serio —repuso en cuanto lo amenazó con abrazarlo, rectando la espalda y sin creerse que aquella amenaza fuera real, poniendo en evidencia que verdaderamente no quería considerar que el exprofesor cumpliese su advertencia. Incluso se había alejado un par de centímetros moviendo el banquillo en retroceso. Que no pensaba dejar de tratarle de "usted", así como no le nacía ni un poco que le tocase innecesariamente y menos aún cuando estaba tan dolorido.

Escuchó las opiniones de todos, mirándoles en cuanto los oía hablar. Quería realmente convencerse de que aquello era un buen plan, estaba en pro de ello, pero lo complicado era quitarse todas las dudas que tenía encima. Porque estaban realmente arriesgándose para ello, incluso si el exprofesor decía lo contrario. Fueron poco a poco tocando los temas más relevantes, entre ellos cuál sería su aportación, con razones que realmente eran comprensibles. Uno tenía que conocer el terreno y cómo estaban las cosas para poder hacer una estrategia, hablando en el tema de la toma el castillo o, bien, ayudando a planear cómo liberar a los nacidos de muggles que vivían en unas condiciones deplorables.

Honestamente, no se sentía capaz de, una vez graduadas ambas compañeras, tener que hacerlo todo él solo. Estaba en una posición incómoda en el colegio para ello, pero como alguna vez había hablado con Synnove, en algún momento tendrían que tomar cartas sobre el asunto, iniciar un cambio. Se sonrió brevemente para sí mismo cuando fue la Ravenclaw quien mencionó primero qué quería estudiar, en un punto estaba orgulloso de ella, en otro estaba feliz de saberla ahora fuera del castillo, mientras que en uno más sentía envidia. Además, le preocupaba la carrera que había escogido para estudiar, pero estaba seguro que ella podría desempeñar muy bien su deber. Volvió su mirada hacia Danny, con curiosidad también, cuando le preguntó sobre si ella planeaba ir a la universidad.

Agradecía las ocasionales preguntas salidas de tema; aunque quisiera conocerlo todo ya mismo, su mente sabía que lo mejor era digerir la información y tomarlo con calma, las preguntas junto con los comentarios de esa naturaleza aparentemente despreocupada ayudaban bien a ello. Había osado citar un plan descabellado e improbable, y pronto fue corregido, aunque su expresión de “¿De qué están hablando?” en cuanto citaron a algún personaje de ficción muggle fue evidente, al menos consiguió entender la esencia del mensaje, dándose cuenta de que quería volar cuando todavía ni siquiera tenía plumas.

Observó a su compañera de casa con ese razonamiento que le pareció increíblemente razonable. Quizá fue ese el momento en que se dio cuenta que no iba a llegar a ningún lado poniendo peros y trabas; sí, había que considerarlos, pero no desde el punto de vista reacio en que estaba. Por ello fue que el siguiente tema de conversación, el de cómo deberían comunicarse sabiendo que las lechuzas serían rastreadas con facilidad y había más bien pocas opciones para poder hacerlo de forma segura. Estaba por sugerir algo cuando el dichoso maletín encantado hizo acto de presencia junto con el despacho por supuesto.

El despacho sigue desocupado, hasta donde yo sé… No es que haya un Troll haciéndole guardia así que si uno es lo suficientemente discreto puede pasearse por ahí sin problemas, claramente —aunque también podía ser que estuviese equivocado y el despacho hubiese sido ocupado por otro profesor. — Cómo no, inolvidable como el reloj —que les había provocado cierto trauma, uno ya no cogía relojes despertadores como si nada sin temer que explotaran. — Conectaba con su despacho, recuerdo las clases donde traía las cosas de ahí al aula cuando uno no llevaba sus objetos muggle para practicar —si la conexión no se había perdido, era evidente. Uno podía dejar algo y el profesor sólo necesitaba meter la mano para tomarlo.

Claro que eso requeriría horarios muy estrictos, que su mente catastrófica le hacía imaginarse una mano rebuscando bajo la mirada de los profesores extrañados y, bueno, adiós mano. No era una escena agradable de ver, por cierto, así que habría que tener cuidado con eso. Le gustaría poder pensar en otro tipo de comunicación fácil y rápida, pensó en aquellos walkie-talkie de antaño, pero en Hogwarts no funcionaban así que más de lo mismo, no había forma de usarlos. Tenían que pensar algo difícil de rastrear por los magos pero que funcionase bien dentro del castillo, como un espejo doble o algo parecido.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1003
Puntos : 769
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Danielle J. Maxwell el Lun Jul 10, 2017 4:13 am

No tenía ningún tipo de duda en estar totalmente dentro de este plan, pero en cierta manera... mi abuela no estaría orgullosa de mí. Mira que le prometí que no me metería en ningún lío hasta que me graduase y... ¿voy yo y me alío con un fugitivo que cuesta más de treinta mil galeones? Un infartito le daría a mi abuela si se entera de que ahora mismo estoy aquí comunicándome con él y encima ideando un plan. Tendría que asegurarme de que no lo hiciera, al menos hasta que tuviese el título en mis manos y tuviese todas mis extremidades y mi cordura para demostrar que no me ha pasado nada por ello. Pero vamos, ninguno de los aquí presente podremos negar de que esto es jodidamente complicado y peligroso. Los Lestrange no tienen ningún reparo en utilizar métodos cuestionables para sacar información y, de parecer mínimamente sospechosos, estoy segura de que con nuestro historial (al menos el mío) somos un punto de mira evidente.

Fue mi amiga la que enumeró los problemas evidentes de que nos íbamos a ir pronto de Hogwarts, pero que al menos por su parte iba a seguir siendo de ayuda. Yo asentí, ya que estaba de acuerdo con ella en todo. De hecho, esperaba fervientemente ser más de ayuda cuando me graduase de lo que estoy haciendo ahora.

Intentaré hacer las pruebas de quidditch, pero como hay muy pocas posibilidades de que entre a algún equipo... seguramente me decante por estudiar pociones a la par que alguna carrera muggle —respondí cuando me preguntó a mí directamente. —Así que seguramente esté con Synnove en la universidad.

Cualquiera que me conociera se daría cuenta de que no entrar en algún equipo de quidditch me heriría el orgullo y tendría que mimarlo durante mucho, mucho tiempo, pero la vida es así de cruel y gracias a Dios el Mercadona tiene un helado de chocolate riquísimo para la depresión.

De todas maneras, el tema universidad era algo del futuro que todavía no interesaba. Ahora había que focalizarse en ayudar a los hijos de muggles que aún estaban en el colegio. Habían habido personas que han huido misteriosamente, entre ellas por ejemplo Stella, ¿pero cómo narices lo habían hecho, por qué y por qué no se habían llevado al resto de los nacidos de muggles con ellos si habían tenido oportunidad? Era conocido por todos que Hogwarts poseía más secretos que escalones de escaleras, ¿pero de verdad era tan fácil dar con un pasadizo que te sacara de Hogwarts?, ¿o quizás encontraron una brecha en mitad de la noche que les permitió huir en escoba? Te lo juro que escapa de mi entendimiento.

Volví a evitar decir nada sobre posicionarme en un bando aunque Synnove había dejado bien claro que permanecería neutra, supongo que por seguridad. Yo ya había permanecido en Hogwarts bastante tiempo neutra como para seguir engañándome a mí misma una vez sea libre fuera de Hogwarts. Era fácil: si te posicionabas en contra del gobierno es porque quieres un cambio, si te posicionas a favor es porque estás bien así y si te quedas neutra... es que todo te da igual, inclusive aquellos que están sufriendo por culpa de los del régimen, ¿no? O al menos así lo veía yo. Aunque no iba a negar que la idea de Synnove era lo más prudente.

Atendiendo a las palabras del profesor, sonreí ante sus respuestas. Dumbledore no juega sucio... ¡Pues no le va a quedar otra a ese barbas, ya verá! ¡La historia muggle habla por sí sola! Pero no comenté nada respecto a Dumbledore, ya que era un señor muy simpático, me caía muy bien y ahora acontecía otro tema: el maletín de Archie. Al principio fruncí el ceño, hasta que escuché a Joshua.

Creo que sí —apoyé a Joshua. —Creo que sigue desocupado. Tu asignatura ha desaparecido, así que se han ahorrado de la plantilla al profesor que ocupaba ese despacho. —Que mal sonaba decir que había desaparecido la asignatura, con lo divertida y entretenida que era con Archie como profesor. Pensar en cómo utilizar el maletín me hizo mirar a mis compañeros primero para luego posar mi mirada en mi exprofesor. Esbocé una pequeña sonrisilla y me crucé de piernas mientras me apoyaba hacia atrás en la silla. —La verdad es que no sé muy bien los límites de tu maletín... ¿pero para lo mismo?, ¿puede desde fuera de Hogwarts seguir teniendo contacto con su despacho? —pregunté, sorprendida. Eso sería genial.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 21.824
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1563
Puntos : 910
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

S. Lyssandra Østberg el Sáb Jul 22, 2017 2:27 pm

Las cosas no iban a resultar nada fáciles, ni si quiera cuando salieran de la escuela y los ojos que te mantuvieran en constante observación no fueran los mismos. Sabía que para entonces las cosas cambiarían mucho y posiblemente ya no estuviera cerca ni de la cuarta parte de los suyos. No sabía cuántos irían de su curso a la universidad, ni si quiera había tenido la ocasión de hablar de aquello con Danny. Menos aún con Stella, quien había desaparecido definitivamente de su vida sin decir nada. Aquello debía admitir que le dolía. Mas había heridas que se curaban con personas como Joshua y Danny, quienes habían permanecido, durante un gran tiempo ya, junto a ella. — Espero que puedas conseguir tus sueños, Danny. Sabes que para lo que necesites me tienes a tu lado. — No se quería ni hacer la idea de que Danny fuera a la universidad. No por nada en contra de la rubia,para nada. Sólo porque sabía que jugar en un equipo le haría mucho más feliz, al menos según ella tenía conocido, que el ir a la universidad. Eso sí, no sabía como iban las universidades muggles, pero no debían ser tan distintas.

Al menos esperaba ser de ayuda desde el interior de la universidad, por mucho que había no se moviera. Claro que ayudaría como pudiera y el profesor así necesitase. Cierto era que no quería mancharse las manos con los problemas que ella, personalmente, no compartía. Si hacía algo era por los suyos, nada más. Siempre fue alguien que le gustaba dejar claro su postura, que no confundieran sus acciones. Había escuchado antes sobre una organización que trataba de hacer cosas en contra del nuevo Gobierno y creía que su profesor hablaba de lo mismo que lo había hablado Jason en su día. Había grandes personas de grandes corazones en aquel lugar. Mas no se veía ella como una más de ellos, no como ellos se veían ahí.

Tenía miedo de muchas cosas en la vida, entre ellas se estaban hablando en aquel momento. Las formas de las que se iban a hacer las cosas, todo podría salir mal y que los suyos salieran mal parados. ¿Quería eso? ¿Hacerles daño?¿Y si le pillaban? Había que hablar bien aquellas cosas, y claramente debían encontrar un modo de comunicarse entre sí.¿Cuál sería la mejor? Aquella que no fuera rastreada, ni vigilada y tuviera un par de ojos, no deseados, encima.No iba a ser fácil pero no por ello iba a ser imposible. Por suerte, el profesor incluso parecía tener un as en la manga que podría ser de ayuda para los alumnos a entregarle información al mismo. — En mi última ronda, el despacho estaba vacío. Le eché una ojeada por si se había dejado algo ahí adentro, ni si quiera parecen haberle dado importancia a esa habitación. — Aquello era todo lo que sabía al respecto, entendía a partir de lo que Danny había dicho, ese despacho era como un cero a la izquierda.

Entonces, si su maletín puede aún acceder a esa habitación, supongo que pretende que dejemos cosas dentro, ¿no? Notas o cosas por el estilo. — Preguntó para sacar ya la idea principal de todo aquello, viendo aquello como una idea prudente y que podía ser bastante efectiva. — No creo que sea una tarea complicada, quizá lo más complicado sea el que no entre nadie más que no sea uno de nosotros. Al igual que nosotros tenemos facilidad, el resto que se le antoje también. — Entrelazó los dedos de sus propias manos bajo su mentón mientras apoyaba los codos en las rodillas, sentada y mirando al suelo. Bastante pensativa. — Puede que no parezca un peligro porque el despacho no parezca que le presten atención pero hay que tener cuidado y prevenir, antes de curar. Tendríamos que buscar un modo de asegurar la habitación para nosotros solos, en la medida de lo posible. — Entonces miró al resto de sus acompañantes, de aquella habitación con dolorosos recuerdos. — Al igual que encontrar una excusa por si llegaran a pillarnos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Freya Mavor
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitaria (Inefable)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 700
Lealtad : Nadie en particular.
Patronus : .
Mensajes : 253
Puntos : 157
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3031-synnove-l-sorensen http://www.expectopatronum-rpg.com/t3063-i-don-t-want-to-be-alone-rs-synnove http://www.expectopatronum-rpg.com/t5603-i-was-waiting-for-you-mr-mystery-01#82533

Archie Washburne el Sáb Sep 30, 2017 1:07 am

Sí que estaba hablando en serio, pero Archie no lo confirmó. Al menos no verbalmente. Se limitó a señalarse a los ojos con dos dedos y luego a Joshua, en clara señal de “te estoy vigilando”. Fuera bromas. Debían centrarse en el motivo de aquella furtiva reunión. Pero… Archie estaba de buen humor y rodeado de seres queridos a los que había echado mucho de menos. No sabría cuánto más podría reprimir su próxima tontería.

— Dos carreras a la vez, va a ser duro, ¡pero seguro que puedes! Aun así no te desanimes, seguro que te va bien con el quidditch. — alentó. — Pues definitivamente podréis seguir trabajando para mí y para Dumbledore desde la universidad. Allí también será útil el trasiego de información. Aunque habría que pensarse el modo de establecer comunicación. Para Hogwarts ya había pensado cómo. Pero bueno, eso es un tema del futuro, centrémonos en el Castillo, por ahora. — apuntó.

Su antiguo despacho en Hogwarts podría ser la clave en todo aquel asunto. Había hecho muchas preguntas y muy de corrido al respecto. Eso indicaba lo crucial y apremiante de aquel detalle. Sin embargo, no pudo evitar mostrar sus dejes docentes. También sus preguntas estaban enfocadas a que sus alumnos hicieran correr su imaginación y llegasen a la misma conclusión que él. Y así fue. Poco a poco, cada uno fue aportando su granito de deducción. Archie sonrió satisfecho y orgulloso por sus alumnos.

— ¡Exacto! — exclamó. — Dejar notas, en uno y en otro sentido. Funciona desde fuera de Hogwarts, así que podrá ser nuestra forma especial de compartir correo. — confirmó Archie, tras la intervención de Synnove. — Sí que puede ser un problema si entra mucha gente, pero también había pensado en eso. Primero, tengo la llave. — dijo, mientras la sacaba de un bolsillo interior de su chaqueta. — Tomadla, guardadla y usadla bien. Luego, podríamos acordar un cajón en el que os dejaré los mensajes. O cierto código. En la cajonera hay como treinta cajones. Según el día, os lo dejaré en el número que corresponda. Así nunca estará dos veces en el mismo cajón de manera continua. ¿Qué os parece? Eso si creéis que podréis entrar en el despacho al menos una vez al día. Si no tengo pensado uno de los cajones, el más recóndito, donde dejaros los mensajes. Queda a elección vuestra. — anunció. — Y en el otro sentido será mucho más sencillo. Hasta, en caso de emergencia, podréis colar el papelito por debajo de la puerta. Yo llevaré siempre que pueda el maletín conmigo. Y miraré en su interior a cada rato, esperando encontrar alguna noticia vuestra. Si algo ocurre, por menor que sea, notificármelo. Yo lo sabré casi al instante. ¿De acuerdo? — apuntó. — ¿Alguna duda?

Ninguna que no pudieran resolver por ellos mismos. “Qué listos son, cómo no orgullecerme de haber sido su profesor”, pensó para sí Archie. Y tenía razón, no pudo elegir un trío mejor para aquel extraño acometido. Un fuerte nexo de unión le ataba a cada uno de ellos, cada cual diferente, pero igual de fuerte en todos los casos. Eran el perfecto ejemplo de por qué hacía lo que hacía, por qué se había unido a la Orden del Fénix y había tomado partido al fin. Por ellos, y por todos sus alumnos en extensión; pero especialmente por ellos.


— Me alegro que recuerdes el reloj, Josh.

Su sonrisa ya no era de satisfacción, sino traviesa. Sacó su varita y apuntó a la ventana. Las cortinas se corrieron y la estancia quedó en penumbra. Luego musitó unas palabras y encantó la ventana para absorber la luz. Hizo lo propio con los resquicios de la puerta. El teatro estaba listo para la función.

— Expecto Patronum.

Lo susurró, casi, pero ello no atenuó el efecto. La sala se iluminó profusamente, sin duda afectando a las pupilas de todos ellos, que trataban de acostumbrarse a la oscuridad. Pronto el fulgor tomó forma, se concentró y se apagó algo, recogiéndose en una figura que quedó en el centro de los cuatro. Con un movimiento de su varita, el búho resplandeciente desplegó sus enormes alas y mostró todo su esplendor.

— Tengo un plan B. — introdujo, misterioso. — Y en cierta manera tiene que ver con mi Patronum. Lo preguntaré por si acaso, pero es muggle y muy antigua, así que dudo que la conozcáis: ¿Alguno vio la película de Disney sobre el Rey Arturo y Merlín?
avatar
Imagen Personalizada : Archie
RP : 10
PB : Ewan McGregor
Edad del pj : 34
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 16.150
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Búho real
Mensajes : 186
Puntos : 97
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3949-archie-washburne#63790 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3980-relaciones-imaginarias-de-archie-washburne#64196 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4021-una-serie-de-fantasiosos-sucesos-archie-washburne#64691 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3954-buhoneria-de-archie

Joshua Eckhart el Lun Oct 02, 2017 5:46 am

No creía que el exprofesor hubiese hablado en serio, ni siquiera con aquella amenaza no verbal que le había hecho. Prefirió no pensarlo demasiado, sólo se apuntó mentalmente huir si le veía levantarse en cuanto volviese a tratarle de usted, pues iba a hacerlo. Le llamó la atención, no obstante, los planes de Danny, el querer estudiar una carrera muggle. Casi parecía un suicidio en la época actual, ¿realmente podría compaginar dos carreras de esa manera? Decidió no cuestionarlo.

Washburne y Synnove habían comentado al respecto cosas positivas, él se había limitado a callar bajo la premisa de “Si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada”. La verdad veía su plan un tanto complicado, pero quién era él para dudar de Danny, se limitó a esperar a atender el tema que los ocupaba, tratando de adivinar qué era lo que el profesor quería hacer con la escasa información que les había dado para hacer dicho análisis. Al parecer no iban tan mal encaminados, ya que encontraron la esencia de la utilidad del maletín.

Pasar notas a través del maletín. Era una idea interesante, en realidad, así no habría modo de que nadie supiera a menos que les pillasen en el intercambio. Dejó que fuera alguna de las chicas quien tomase la llave, dentro de su mente parecía a compromiso el mero hecho de coger aquella llave. En teoría parecía sencillo, tenía aún dudas como, por ejemplo, cómo sabía cuál era el cajón que estaba revisando dentro de su maletín, pero suponía que en la práctica podría verse más fácilmente así que no se mortificó por ello. Iba pensando en los puntos flacos del plan para poder idear juntos cómo contrarrestarlos.

Entonces… ¿Cuál es el plan si alguien nos pilla? Tendrán maneras de hacernos hablar, seguro, ¿cómo salimos de eso? —puso sobre la mesa la pregunta que tenían que revisar antes de aceptar nada. Una parte de él quería participar y ayudar, la otra le decía que era una locura y que no metiese las manos al fuego. Quería ponerle punto a cada “i” antes de que se viese inmerso en ese problema del que podría tener consecuencias catastróficas.

La desconfianza hacia el profesor, casi cómica, volvió cuando le recordó el reloj y sonrió de aquella manera traviesa, ¿qué tenía ese hombre en mente? Los dejó en completa oscuridad, sólo esperaba que no les atacara, se aseguró de tener la varita a mano sólo por si acaso, ya se imaginaba teniendo que esconderse de partes volando de algún objeto, tal y como los había sorprendido en aquella inusual primera clase que habían tenido con él, difícil de superar y aún más de olvidar. Recordaba su reacción cuando encontraron el reloj que les dio aviso de ese encuentro.

El hechizo iluminó dañando sus ojos, tuvo que entrecerrarlos apartando el rostro para que el fulgor no hiriese su vista hasta que el búho hizo aparición, como un espectáculo de luz, impresionante como poco. Hizo un pequeño ruido cuando el profesor preguntó por una… ¿película? Las proyecciones, ¿no? Esas de las simulaciones. — Leí el libro… —le comentó, inseguro, no sabía a dónde quería llegar, ¿era exactamente lo mismo el libro que la simulación? Difícil de decir cuando no conocía en lo absoluto estas últimas. Esperó a ver cuál era el tema que quería tocar en base a dicha proyección para poder saber si era, más o menos, lo que él conocía del libro.

Si era honesto, realmente le resultaba algo extraño, acabar viendo al exprofesor para que les pidiese embarcarse en una misión peligrosa. Lo peor es que no le parecía tan mala idea, después de todo de alguna manera tenía que comenzar el cambio, el problema era que no estaba del todo seguro de si tendría, o no, algún beneficio al corto plazo. Encima, tenía muchas cosas en la cabeza como para en serio llegar a considerar el ser un espía no sólo del colegio sino del nuevo régimen en sí mismo. Era una locura.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1003
Puntos : 769
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.