Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Sedienta de información | Eva

Josephine Austen el Mar 20 Jun 2017 - 18:06

Una semana desde que dejase su trabajo muggle en el sector seguro de la ciudad. Había sido una jugada arriesgada, lo sabía, pero tampoco tenía mucha alternativa. Se sentía oprimida sin hacer nada, sin saber qué estaba pasando en ese lado del mundo se que había transformado en su hogar, sin tener entre sus manos un periódico mágico que le pudiese decir qué era lo que realmente pasaba y qué era de aquellas decenas de personas que había conocido a lo largo de los años en su vida estudiantil y posterior.  No podía quedarse más tiempo en el desconocimiento absoluto.

Josephine Austen estaba sentada en un café muy concurrido de Londres. Aunque siendo lunes por la mañana no había tanta gente dando vueltas por ahí, sobretodo porque las tiendas recién abrían para el público normal, aquel ajeno a la crisis que prontamente enfrentaría todo el mundo cuando la guerra mágica explotase. Con un café pequeño sobre la mesa y un periódico muggle en una mano, la joven de ojos despiertos leía los párrafos de ciertas noticias que se veían poco alentadoras. Ataques sin explicación y que se suponían terroristas era lo que se leía de página tras página como un rezo bien aprendido; y aunque los Islamitas se autoproclamaban cabeza de esas situaciones, había algo que no terminaba de cuajar, como pedazos vacíos de una historia que sólo alguien en ambos mundos podía vislumbrar.

Su mano tentó la oreja de la taza y llevó un sorbo de amargo café a sus labios. Un bus había atropellado a decenas de ocupantes y había arrancado hasta perderse por las calles Londinenses. Muertos y heridos no entendían qué había sucedido, y las autoridades clamaban sobre una crisis mundial que tenía mucho menos que ver con el mundo islámico de lo que ellos creían. Josephine dejó la taza en la mesa una vez más y miró el reloj de pulsera cuyo tic tac siempre la acompañaba, aunque en ciertos lugares dejase de funcionar.  Ya iban a ser las nueve de la mañana. Tenía que estar atenta.

Bajó el periódico y dio un último sorbo a su taza de café. Recordaba que ella trabajaba para El Profeta y, por el seguimiento que había hecho la semana anterior estaba segura que cruzaría esa calle para entrar al mundo mágico por aquel teléfono en desuso que estaba en la esquina siguiente. Acomodó la cola de su cabello con una mano y pasó a rozar la varita que ocultaba en un bolsillo interior de los pantalones cortos que traía puestos. Nunca se podía ser demasiado precavida.

Y ahí la vio. Eva iba a la hora precisa a su trabajo de siempre. Su figura fue fácil de distinguir para Josephine, quien la estaba esperando hace media hora. Rápidamente se puso de pie y dejó caer unas libras junto a su café. No tomó el periódico muggle que había estado leyendo y se escabulló tras las brujas que caminaba rápidamente hacia la esquina donde la caja telefónica la esperaba. Sólo que no iba a llegar a ella sin que Josephine la detuviera antes. Necesitaba un nexo con lo que sucedía al interior de Diagon Alley.

- Eva- la llamó sin alzar la voz y deteniéndose a un lado de un buzón de cartas. Le sonrió, aunque había algo de duda en su semblante. Recordaba a Eva como una chica inteligente, no muy sobresaliente en los estudios, pero con el corazón puesto en el lado correcto. Por eso se atrevía a revelar su posición en un mundo donde su sangre era aborrecida para los muchos partidiarios del régimen era una recompensa para quien llegaba cazarla-. Eva, soy Jo Austen. Necesito... una palabra contigo, ¿puede ser?- pregunta sin acercarse, mas sin realizar ningún movimiento que intimidara a Eva. Con todo lo sucedido era difícil confiar, pero a ella no le quedaba de otra que confiar en algunas personas.  No se podía dar el lujo de averiguar cosas sin hablar con otras personas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Mila Kunis
Edad del pj : 27
Pureza de sangre : Hija de Muggles
Galeones : 1.500
Lealtad : Fugitiva
Patronus : Lechuza
RP Adicional : ---
Mensajes : 20
Puntos : 13
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4496-josephine-austen-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Eva Waldorf el Miér 21 Jun 2017 - 0:20

La mañana no iba como Eva quería, se había levantado tarde y debía elegir entre ducharse o desayunar tranquila. Eligió la ducha, y cuando estuvo arreglada y lista para salir, se echó encima el café que se había hecho para tomar por el camino. Al final se las apañó para salir corriendo de casa con la hora justa.
Llevaba varias semanas dándole vueltas a qué hacer con su vida, su sangre era mestiza, y aunque no corría demasiados riesgos y su situación era estable, estaba siendo observada constantemente, el ministerio no se fiaba de ella, en el fondo querían hacerla desaparecer. ¿Merecía la pena conservar el trabajo y la vida que había tenido hasta el momento? Había aprendido a amar la magia y no quería renunciar a esa vida.
Iba absorta en todos esos pensamientos cuando alguien la llamó por su nombre. No terminaba de reconocer la voz y por un momento temió girarse, pero lo hizo, y se encontró con una antigua alumna de Hogwarts un año mayor que ella, que acabó en su mismo año por motivos misteriosos, una chica a la que recordaba bastante bien.
-¡Josephine! –dije demasiado alto, procurando bajar el tono y susurrar– Cuánto tiempo… ¿Cómo estás? ¿Qué es de tu vida?
Hacía años que no había oído nada de Josephine, suponía que por su origen muggle, y se alegraba de ver que estaba bien.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.250
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 85
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Josephine Austen el Miér 21 Jun 2017 - 17:29

La reacción de Eva era mucho más agradable de lo que se esperaba. La chica exclamó su nombre como si se alegrase de verla, y eso significaba que no le asombraba del todo encontrarse con ella por casualidad. Se imaginaba que si Eva hubiese sido como tantos otros y se hubiese vendido al lado oscuro de la fuerza la cosa sería muy distinta. Sin querer se habría mostrado de inmediato recelosa, cauta, y no habría sido extraño que su primera intención fuese agarrar la varita. Pero no, ahí estaba: susurrándole unas preguntas que nada decían de miedo, sino de verdadero agrado por verla ahí. No sabía cuántos hijos de muggles habían sido atrapados o habían caído muertos, pero presumía que unos cuantos. No era fácil ser de su procedencia en esos tiempos.

Josephine le sonrió y se acercó lentamente a ella hasta quedar a su lado. La miraba con atención, fijándose si había algo extraño en ella, algo que le alertase si debía correr o si Eva estaba bajo algún imperius. Había muchos casos de magos y brujas que coaccionados se veían obligados a alertar a las autoridades por si se encontraban con gente no deseaba. Pero en Eva todo aparentaba estar bien. Aunque la paranoia nunca estaba demás.

- Aquí... viviéndola- le respondió hablando despacio y posando su espalda en la caja telefónica que las cubría parcialmente de algún curioso que pudiese estar observándolas-. No ha sido fácil, ¿sabes?. Estaba en Hogwarts cuando... cayó todo- le murmuró recordando aquel fatídico día de Diciembre. El ataque había sido inminente y las cosas se habían puesto bastante feas. Josephine había tenido que batallar en la biblioteca, no sólo cuidado a los pocos alumnos que a esa hora albergaban sus paredes, sino también normando para que los libros no fueran incendiados por esos bárbaros enmascarados que se querían adueñar de todo. Casi no había salido de eso si no fuera porque la ayudaron. Por eso logró escapar y salir de Hogwarts antes de que ellos se hicieran amos y señores del castillo-. Desde entonces he sido una muggle. Pero....- sus ojos buscaron los de Eva. No sabía si podía confiar en ella, pero no tenía a nadie más. Su contacto periodístico era lo único que le podía dar una pista de todo lo que realmente acontecía en el mundo mágico. No se atrevía todavía a ir ella misma a Callejón Diagon y verlo con sus propios ojos. Se imaginaba que los testigos eran pan de cada día y que los Mortífagos tenían ojos en todos lados-... necesito saber qué está pasando en el mundo mágico. Qué ha pasado en los últimos meses- sentenció mirándola a los ojos pidiéndole en silencio que se lo dijese. Aún cuando la realidad fuera cruda, Josephine necesitaba saberlo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Mila Kunis
Edad del pj : 27
Pureza de sangre : Hija de Muggles
Galeones : 1.500
Lealtad : Fugitiva
Patronus : Lechuza
RP Adicional : ---
Mensajes : 20
Puntos : 13
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4496-josephine-austen-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Eva Waldorf el Miér 21 Jun 2017 - 21:27

Eva había oído sobre la tragedia que fue para todo Hogwarts que entrasen a la fuerza, lo que le impactó fue saber que Josephine se encontraba allí justo cuando pasó. Debía ser una mujer muy valiente, puso su vida en peligro por proteger a varios alumnos, y para Eva eso era envidiable. Sin embargo ella sólo se había limitado a observar todo en silencio y a intentar pasar desapercibida para no buscarse problemas.

- Siento mucho lo mal que lo has tenido que pasar Josephine, no me lo quiero ni imaginar. No sé qué hubiese hecho en tu lugar de haber estado en Hogwarts en ese momento. –Entonces Eva miró el reloj y se dio cuenta de la hora, comenzó a ponerse nerviosa porque llegar tarde al periódico era una falta grave y comenzarían a observarla con desconfianza.- ¿Te importa si quedamos para charlar al salir del trabajo? No puedo entretenerme más o tendré un serio problema. Tenemos mucho de lo que hablar, han pasado muchas cosas y creo que es justo que te pongas al día… -bajó un poco más el tono y se acercó para susurrarle casi al oído – Las cosas se están poniendo muy feas Jo… Tan feas que si no hacemos algo, lo pagaremos muy caro. Corres serio peligro frecuentando esta zona y nos podrían estar observando, lo mejor es alejarse hacia la zona muggle, y a ser posible hablar en una casa.

Eva miró hacia los lados y descubrió a una mujer observándolas. Era del Ministerio, la situación había llamado su atención lo suficiente como para dejar de disimular que las vigilaba. Eva hizo un gesto con los ojos a Josephine, mostrándole a la mujer que las observaba. Automáticamente Josephine se tensó y miró a Eva con preocupación y un poco de miedo, no tenía muy claro si Eva trataba de protegerla o tenderle una trampa. Quiso creer lo primero al ver la angustia en el rostro de Eva. Era cierto que una mujer las miraba de forma descarada, la situación se estaba complicando y empezaba a pensar que había sido una temeridad acercarse tanto a una de las entradas al mundo mágico, podía haberse puesto al descubierto, así que debía irse de allí lo antes posible. Como la mujer se les acercase, las dos iban a tener muchos problemas.

- Josephine, ¿dónde nos vemos esta noche? Es urgente que te vayas de aquí y que yo entre al periódico, nos están vigilando y me da mala espina.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.250
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 85
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Josephine Austen el Vie 23 Jun 2017 - 15:30

El ir y venir le parecía nervioso, o quizás sólo era porque ella estaba un manojo de nervios, igual como parecía estarlo Eva frente a ella. Los sonidos de una motocicleta que aceleraba ahogó la conversación un instante y Josephine miró a la chica que observaba su reloj y que veía en él algún tipo de desmadre que casi la hizo pegar un respingo. Sí, ya era tarde, o lo era para cualquiera que debía guardar una apariencia en el mundo mágico y continuar con una vida normal que hacía de su día a día uno que superaba el drama de lo que se estaba viviendo en los sótanos de los mortífagos. Josephine asintió y escuchó las palabras que tan temerosa Eva susurraba en su oído. Ello le confirmaba que las cosas podían estar quizás aún peor de lo que ella había estado imaginando todo ese tiempo. Con la caída de Hogwarts no existía ningún lugar seguro donde esconderse; y no sería extraño que todos los hijos de muggle estuviesen escondidos luchando por sobrevivir.

Los ojos de Eva se fueron a los de una mujer que estaba tras ellas. Josephine miró con disimulo, haciendo como que se rascaba la espalda para girar lo suficiente la cabeza. Sintió en su pecho una especie de alarma, aunque aquella no siempre era exacta. Desde que escapase de Hogwarts esa fatídica noche de diciembre siempre sentía que tras ella habían unos cuantos ojos enormes observándola. No sería extraño que los mortífagos estuviesen tras las garras de todo el personal del colegio que pudiesen encontrar.

- Hay un Starbucks en Oak Street, en toda la esquina con Lime avenue. Mi turno termina a las nueve- señaló preguntándose por un momento si Eva sabría lo que era un Starbucks. Llevaba ya tantos meses viviendo como muggle que a veces le costaba recordar que los magos no tenían porqué conocer aquellas marcas que eran tan famosas en todo el mundo muggle, menos aún cuando los magos eran tan malos para beber café-. Es una cafetería. Está en plena calle comercial, repleto de muggles, así que no habrá problema- y esta vez a su semblante serio dibujo una sonrisa para calmar a Eva quien ya parecía como el conejo de Alicia en el país de las maravillas, no sólo por estar atrasada, sino por estar aterrada por el hecho de estarlo.

Josephine se alejó un paso y volvió a mirar hacia atrás. La mujer que las había estado observando ya no estaba... había desaparecido casi por arte de magia. Eso le preocupó-. Te espero ahí- confirmó esperando un asentimiento de su cabeza. Para ella el tiempo también corría. Se preguntaba que sería de todos aquellos alumnos de Hogwarts que no pudieron escapar. Dejarlos atrás era un peso de culpa que ya no podía seguir soportando.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Mila Kunis
Edad del pj : 27
Pureza de sangre : Hija de Muggles
Galeones : 1.500
Lealtad : Fugitiva
Patronus : Lechuza
RP Adicional : ---
Mensajes : 20
Puntos : 13
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4496-josephine-austen-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Eva Waldorf el Sáb 24 Jun 2017 - 18:47

Josephine parecía haber entendido la gravedad del momento que estaban viviendo, la mujer que nos miraba había desaparecido, pero eso no era precisamente un alivio. Temía que diese parte en el periódico de esta extraña conversación, pero llevaba más de un año pensando que debía implicarse más de algún modo a que la gente estuviese a salvo y llevase una buena vida, ya fuesen nacidos de muggles o mestizos, todos tenían derecho.
Eva asintió mirando a Josephine con una sonrisa, no sabía por qué pero le transmitía seguridad  y confianza, sabía que Josephine no pretendía hacerle ningún mal, y sólo por eso tenía el deber de ayudarla en todo lo que pudiese.

- Sí, sé qué Starbucks es, vivo en el mundo muggle como tú, nos vemos allí. Ten mucho cuidado. –Intentó parecer lo más jovial posible, para no alarmar en exceso a Josephine.

Cuando supo que todo había quedado aclarado, Eva echó a correr hacia la cabina, iba muy justa de tiempo y aún quedaban cinco minutos andando hasta llegar a El Profeta. Inquieta iba mirando disimuladamente a un lado y otro, pero no volvió a ver a esa mujer. ¿Habrían sido imaginaciones suyas? Quizás el miedo ante hacer algo tan peligroso como hablar con hijos de muggles había hecho saltar sus alarmas y la paranoia.

La mañana transcurrió sin muchos problemas. El trabajo se acumulaba, iba a necesitar más ayuda porque el volumen de artículos se había incrementado, todos sangrientos y referentes a la limpieza de la sangre, al triunfo de los fieles seguidores de Voldemort… También había artículos referentes a Hogwarts, le ponía los pelos de punta leer todo lo que estaba pasando (que seguro no era ni la mitad de lo que en realidad pasaba dentro de esos muros), era terrorífico que niños tan pequeños viviesen constantemente amenazados y sometidos de ese modo… ¿Pero quién sería capaz de liberar Hogwarts de las garras de esos desalmados? Ni siquiera respetaban a niños pequeños.

Las horas pasaban tan lento que por un momento Eva pensó que había parado, quería que diesen las cinco para poder salir e ir al encuentro de Josephine. ¿Habría llegado sin problemas a su trabajo? ¿Habría tenido una mañana sin contratiempos? Cuando dió la hora, recogió sus cosas como todos los días, se despidió con una sonrisa de sus compañeros y salió al encuentro del atardecer.

Tenía tantas preguntas para Josephine que temía intimidarla, no quería parecer cotilla o entrometida, pero la sed de información le superaba. Parecía que Josephine se sentía igual, y Eva le diría todo lo que necesitase, aunque temía hablar más de la cuenta.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.250
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 85
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Josephine Austen el Mar 27 Jun 2017 - 16:13

Recibió la sonrisa de Eva asintiendo a tal gesto como parte de una silenciosa promesa. Esperaba que eso confirmase su aparición en el lugar citado, y también que aquel encuentro poco casual en nada pudiera perjudicarla a nivel laboral. Después de todo era importante que hubiese gente decente donde las esferas de poder se trenzaban. Josephine desconocía quién estaba y quién no en el gobierno actual, trabajando en el Ministerio ya fuese en cargos altos o intermedios; pero esperaba que al menos un par de personas pro muggle siguiese por ahí. O quizás alguien desinteresado que se había dado cuenta que más valía un régimen de paz que uno de terror como el que estaban viviendo.

Se alejó del lugar caminando sin acelerar el paso por la calle que ya se volvía cada vez más transitada. Miraba con cuidado hacia los lados por si veía algo sospechoso; sin embargo, entre más se mezclaba con el gentío, menos angustiada se sentía. Llegaba un momento del día en que se hacía parte de la comunidad muggle intentando olvidar la barita que siempre llevaba pegada a su cuerpo. Tenía que hacer una armadura con lo que la rodeaba porque no podía darse el lujo de estar preocupada todo el día. Además, y por suerte, aún los magos no entraban de lleno al mundo muggle del cual siempre se habían escondido. Aquel seguía siendo un lugar seguro, o al menos más seguro para ella, quien tan fácilmente se podía camuflar en el.

Las horas pasaron entre el aroma a café y las salsas de caramelos. Mucha gente entraba al Starbucks a beber su café del día o a sentarse a trabajar, desconociendo del todo el mundo real amenazante allá afuera. Era un alivio ver en esos rostros muggles preocupaciones tan pequeñas comparadas con las que Josephine se imaginaba del mundo mágico. Aquí no había un régimen de terror, una amenaza palpable y un miedo que era capaz de chupar las almas. Sí, en muchos lados el mundo muggle estaba de cabeza, poro en ese sitio en particular: en el centro de Londres bajo ese día de verano, no había otra preocupación que la nueva ley impulsada por el partido laboralista o la próxima celebración del cumpleaños de la Reina Isabel. Y eso era agradable.

Cómo la hora llegó tan rápido, Josephine no podía más que suponer que era porque ese día mucha gente había asistido a beber un café y Josephine se había obligado a dejar de ver el reloj y el avance la hora. Su turno ya había terminado y se dirigió al baño a lavarse las manos y enjuagarse la cara. Estaba agotada por el mal dormir, por las ansias y los desvelos. A veces se quedaba en la cama y con su varita en mano practicaba hechizos al aire, temiendo que si no lo hacía se le pudiesen olvidar. Extrañaba las risas de los niños en los pasillos de Hogwarts y el aroma a libros viejos de su librería. La culpa por haber dejado a niños indefensos era algo que la carcomía por dentro y le provocaba las más terribles pesadillas. Se preguntaba si otros profesores que se habían marchado podían dormir. Y también se cuestionaba qué había sido de aquellos hijos de muggle que habían quedado entre aquellas paredes que antes habían sido tan queridas.

Salió del baño aún con el delantal verde puesto y con su rostro húmedo por el agua. Sus ojos observaron hacia la puerta que acababa de abrirse, y por ella vio entrar a Eva cuya mirada justo se encontraba con la propia. Josephine sonrió aliviada de verle entrar cuando había temido que quizás no lo hiciese. Dejó el delantal colgado en el perchero de siempre y le dijo a Dacey, una niña nueva que tenía el turno de la noche-. ¿Te puedo pedir un latte?- solicitó dedicándole una sonrisa-. Déjame ver qué quiere mi amiga- dijo antes de avanzar los pasos que la separaban de Eva y apuntarle una mesa que estaba vacía en una esquina-. Ven, Eva, aprovechemos el aire acondicionado - señaló, puesto que la temperatura en la interperie no era del todo agradable, aún cuando el sol ya se había escondido-. ¿Quieres algo? ¿Un café, un frapuccino o un té?- preguntó esperando a su petición para solicitárselo a Dacey. Aún había gente en el local y entre la música ambiental y el murmullo de las personas era fácil conversar ahí. A veces la mejor manera de esconderse era estar a plena vista.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Mila Kunis
Edad del pj : 27
Pureza de sangre : Hija de Muggles
Galeones : 1.500
Lealtad : Fugitiva
Patronus : Lechuza
RP Adicional : ---
Mensajes : 20
Puntos : 13
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4496-josephine-austen-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Eva Waldorf el Miér 28 Jun 2017 - 1:08

Ya creía que no llegaba antes de que el turno de Josephine se acabase y se fuese a casa. Era un Starbucks como cualquier otro, bastante típico y bastante transitado, eso le proporcionaba mucha tranquilidad, le hacía sentir a salvo y protegida.

- ¡Hola Josephine! Me gustaría un mocca con mucha nata, gracias. –Sonrió todo lo que pudo y fue a sentarse donde le señalaba Josephine. Lo cierto es que la veía muy cautelosa, como si ocultase algo, y eso inquietó a Eva.

Mientras preparaban los cafés estuvieron calladas, preferían esperar para no ser interrumpidas más. Había llegado la hora de mantener la conversación más sincera desde hace meses, ya no se podía hablar sobre el gobierno que había en el Ministerio, no se podía tener opinión, sólo acatar órdenes y ser lo más sumisa e invisible posible.

Eva pensaba en lo triste que se había convertido su trabajo, casi todos los artículos eran monotemáticos, todo sobre mortífagos y sus “hazañas”, sobre torturas a muggles, sobre desapariciones misteriosas, familias destrozadas. Sólo había terror por todas partes, y odio reprimido por parte de aquellos que iban en contra de Voldemort y todo lo que representaba.

Todavía no entendía cómo había podido pasar, un día todo era normal y al día siguiente todo era caos, destrucción y llantos de dolor por la pérdida de algún ser querido. Eva, en shock, sólo pudo conservar su trabajo y aparentar estar de acuerdo con todo lo que estaba pasando. Le parecía más útil estar allí, saber todo lo que estaba pasando, por si la Orden necesitaba información, quería formar parte de algo importante.

Los cafés llegaron y a Eva se le aceleró el corazón, no sabía lo que iba a pasar, pero su mundo iba a tambalearse y a cambiar, lo sabía por como la miraba Josephine.

- Bueno… ¿Comenzamos? Tenemos mucho de que hablar. Comienza preguntando tú todo lo que necesites. –La voz de Eva sonaba un poco temblorosa e insegura. Si se equivocaba con ella, se habría metido un en lío muy gordo. Y Josephine comenzó a hablar…
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.250
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 85
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Josephine Austen el Lun 3 Jul 2017 - 22:58

- ¡Y un mocca con nata!- exclamó a Dacey tras escuchar el pedido de Eva y tomando asiento frente a ella, en ese rincón de ese famoso café donde las personas aún entraban o salían a pesar de la hora que era. Afuera era de noche, pero aún hacía calor, y los frapuccinos se vendían como pan caliente en esa época del año. Con el bullido alrededor de ellas, Josephine inclinó su cuerpo sobre la mesa y miró a Eva. No era fácil ver que ella estaba un poco nerviosa.

- Déjame primero decirte qué sé- le dijo con un tono de voz calmo y bajo, cauteloso por si alguien la estuviese escuchando. De todas maneras lanzó una mirada a su alrededor para asegurarse que todo se movía de manera normal, y al constatarlo sus ojos volvieron a los de Eva, quien la miraba con suma atención-. Estos últimos años estuve trabajando como Bibliotecaria en Hogwarts. Los tres últimos años, o dos y medio para ser más precisa- aclaró recordando por un instante esos buenos momentos en el colegio que tanto había querido. Hogwarts por muchas razones había sido un hogar para ella. Habiendo perdido a su madre y dado en adopción a su hija, Hogwarts era su todo y Josephine había querido ese colegio tanto como quería a cada uno de los alumnos que correteaban por ahí. Ser bibliotecaria le encantaba y no hallaba el momento que se acabase el verano para volver y volver a escuchar las risas de los alumnos en los pasillos. Se imaginaba que para más de uno Hogwarts era un hogar... o lo había sido-. Y fue así hasta Diciembre, el día del ataque al castillo donde me vi forzada a correr y desaparecer. Esa era la instrucción que Dumbledore había dado: todos los hijos de muggle debían escapar si algo así sucedía-.

Josephine se cayó cuando Dacey se acercó con ambas bebidas. Saludó a Eva y dejó el pedido sobre la mesa, volviendo tras la barra donde la estaban esperando. Josephine tomó su latte y le echó un sobre de azúcar rubia antes de revolverlo-. Y desde entonces vivo en el mundo muggle. No me he atrevido a entrar a callejón Diagon ni tampoco al Caldero Chorreante. Con suerte he rondado por ahí, pero solo de día y sintiendo la mirada de extraños a mi alrededor- se podía ver en la voz de Josephine que hablaba en serio, como si el miedo la acompañara a todos lados-. Quizás sólo es paranoía... pero ya no sé qué creer- agregó llevando el café a sus labios y dándole un sorbo. Estaba rico, aunque a Dacey aún le faltaba práctica.

Josephine estiró su espalda y sus huesos sonaron al reacomodarse. Estaba cansada, pero últimamente siempre lo estaba. Dormía poco, pero además era agotador trabajar y estar pendiente a cada persona que entraba esperando ver en esos rostros muggle a alguien sospechoso que viniese en busca de las personas como ella-. Así que eso necesito saber, Eva. ¿Qué ha pasado desde Diciembre?- preguntó rodeando con ambas manos el vaso plástico de café y bebiendo otro sorbo para darle cuera a sus agotadas energías.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Mila Kunis
Edad del pj : 27
Pureza de sangre : Hija de Muggles
Galeones : 1.500
Lealtad : Fugitiva
Patronus : Lechuza
RP Adicional : ---
Mensajes : 20
Puntos : 13
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4496-josephine-austen-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Eva Waldorf el Mar 4 Jul 2017 - 0:47

Oír todo lo que ha tenido que pasar Josephine puso los pelos de punta a Eva. Hacía tantos meses que leía historias espeluznantes sobre ataques y desapariciones, que había terminado por insensibilizarse un poco, era eso o volverse loca de sufrimiento y tanto llorar. No había tenido aún el valor de intentar ponerse en contacto con alguien de la Orden, pero si se unía a Josephine, entre las dos podrían hacer mucho.

- Es espantoso Josephine… Sé de la tragedia que supuso la caída de Hogwarts, desde fuera se vio como el fin del último rayo de esperanza. La impotencia de ver todo lo que pasaba y permanecer impasible porque lo mandaba la Orden, fue demasiado. –Eva comenzó a sentir cálidas lágrimas rodar por sus mejillas, se las secó como pudo y agarró las manos de Josephine, estrechándoselas con empatía-. Ojalá hubiese podido hacer algo, ayudar… Estos años podrían haber sido otra cosa, y estoy aterrorizada de mover un dedo y que me descubran. Estoy pasando desapercibida para poder recabar información. Las cosas están muy feas Jo… Está desapareciendo mucha gente, muchos hijos de muggles, los están torturando, son juguetes a manos de los mortífagos y están sembrando el terror allá por donde pasan. Los alumnos nacidos de muggles están secuestrados en las mazmorras, los usan y los matan…

Poder decirlo en voz alta a alguien que sabía sobre el tema y que estaba en el bando correcto, era liberador. Se veían las ganas de luchar en los ojos de Josephine, un fuego abrasador con ganas de obtener venganza por estos años tan negros. Eva exigía que le compensasen esos años de juventud en los que no había podido ser libre, en los que mirar por encima del hombro era un acto reflejo, la censura era el pan de cada día, y tener que fingir apoyar una ideología que le repugnaba, la marchitaba por dentro día tras día.

- Podríamos buscar la forma de que puedas volver a entrar en el mundo mágico, intentando pasar desapercibida. ¿Tienes contacto con alguien de la Orden? Quizá con una identidad falsa o algo similar, puedas volver sin correr excesivo peligro. –Eva dio un largo trago a su mocca y suspiró hondamente. La gente entraba y salía, viviendo unas vidas idílicas y en total ignorancia de la realidad que estaba ocurriendo a su alrededor.- Cualquier cosa que quieras o necesites, voy a estar aquí, ahora que nos hemos encontrado no vamos a perder el contacto. Hoy en día tener a alguien de confianza al lado es de las cosas más valiosas que puedes tener. He intentado encontrar a otros fieles a la Orden, pero deben esconderse bien, porque no hay ni rastro…

Se había hecho noche cerrada y muchas personas seguían entrando en busca de un buen café. Lo cierto es que era un sitio confortable y acogedor al que ir, a partir de ese momento lo frecuentaría, desde luego para leer era el sitio ideal.

- ¿Qué planes tienes, Josephine…? –Preguntó son mucho interés.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.250
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 85
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Josephine Austen el Mar 11 Jul 2017 - 18:54

El café humeaba y el aroma al grano recién molido llegaba a su nariz y tranquilizaba un poco ese nerviosismo que sentía por aquella misma conversación. Era curioso que el café la tranquilizara, pero no era de extrañar. Esa misma energía que el café brindaba la hacía saberse más despierta, y ello implicaba que estaba a todo lo que cabía en su potencial. Y era un momento para estar atenta a lo que sucedía a su alrededor.

Sus ojos se posaron en el rostro de Eva y tomó un sorbo de su café mientras escuchaba. Cada cosa que decía era más aterradora, y sólo de imaginarlo Josephine no podía evitar apretar un poco más el vaso de papel donde estaba su café. La memoria iba a ese día de Hogwarts y a los gritos de miedo y de desesperanza. Había sido terrible, la más terrible de las experiencias, sólo comparable para ella con la muerte de su madre cuando era una adolescente. Pero a la voz de Eva todo sonaba más atroz, como si a través de sus ojos la experiencia hubiese sido más tortuosa y mucho más difícil de llevar a cabo.

Fue asintiendo a sus palabras y negó luego con sus preguntas-. No, no he tenido ningún contacto mágico hasta encontrarme contigo- aclaró rápidamente porque ella era su primera fuente de información con respecto a lo que había ocurrido desde que dejase Hogwarts. Ya estaban a Julio y desde Diciembre no había hecho nada más que ocultarse en su mundo muggle y esperar a que las aguas se calmasen. Pensó que quizás lo más sensato era dejar pasar el tiempo y ver cómo iban las cosas en el mundo muggle. Tantear terreno entre las calles y buscar un trabajo que la salvara de la inanición con todos sus ahorros congelados en Gringotts. Quizás había sido cobarde, aunque prefería no pensar mucho en ello. Tenía miedo, claro que sí, ¿pero quién no tendría miedo? Ella era hija de muggles y su cabeza sería cortada si era atrapada. No era siquiera una mestiza o una traidora a la sangre, como los llamaban. Ella era directamente una de aquellas que el nuevo sistema quería borrar, y si la borraban no había manera de que pudiese ayudar a futuro.

A la pregunta de Eva dejó el café sobre la mesa y se llevó un mechón de su cabello hacia atrás, bajando la voz e inclinándose hacia adelante con cuidado-. Pues creo que buscaré a alguien de la resistencia, ¿sabes? Deben estar por aquí, infiltrados entre el mundo mágico y el muggle- dice porque ha visto magos caminando por las calles. Muchos de ellos creyendo pasar desapercibidos, pero Josephine siempre había sido una buena observadora, y poco a poco estaba averigüando dónde podía encontrarlos-. Sí, no son fáciles de encontrar, pero me pondré a custodiar las salidas y entradas al mundo mágico. Puede que dé con alguien conocido como di contigo. Es sólo cosa de estar atenta...- comentó emanando un pequeño suspiro y negando un tanto con la cabeza. No sería fácil lograrlo, pero no había otra manera-. Quiero ayudar, Eva. Necesito ayudar. Esos niños quedaron solos en Hogwarts sin nadie que pudiera defenderlos, y todos los adultos somos responsable de ello- su voz sonó segura y decidido al pronunciar esas palabras. Observó los ojos de Eva y sonrió-. ¿Se sabe qué harán con esos niños ahora que ya son las vacaciones? ¿Hay alguna noticia de Hogwarts y de los hijos de muggles que están encerrados ahí?- preguntó. Quizás poco se sabía, pero si había alguien que podía saberlo era quienes trabajaban en la prensa, incluso aunque no pudieran publicarlo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Mila Kunis
Edad del pj : 27
Pureza de sangre : Hija de Muggles
Galeones : 1.500
Lealtad : Fugitiva
Patronus : Lechuza
RP Adicional : ---
Mensajes : 20
Puntos : 13
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4496-josephine-austen-id http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Eva Waldorf el Mar 18 Jul 2017 - 1:24

El café quemaba un montón, quería tomar un sorbo para tener tiempo de asimilar todo lo que iba intuyendo gracias a Josephine. Eva había salido de su zona de confort y había terminado de abrir los ojos a la realidad y estaba preparada para actuar.
Le daba mucho miedo meterse en un problema, era muy fácil vivir en la comodidad de cerrar los ojos ante todo lo que pasaba, levantarse e ir a trabajar todos los días, sin mojarse con una ideología política, pero la conciencia ya no la dejaba dormir por las noches, era hora de actuar y hacer algo por mejorar la situación.

- Si vas a buscar a alguien de la resistencia, quiero ayudarte y unirme a ti. Quiero encontrarlos y ayudar en todo lo posible. No tengo claro qué pasará con los hijos de muggles que están en Hogwarts, sé que algunos estudiantes comenzaron a poder ir a Hogsmeade, pero no sé si ese “privilegio” se lo concedieron a los hijos de muggles, creo que no… - A Eva le costó no echarse a llorar, le temblaba la voz al decirlo, la congoja y la impotencia se apoderaban de ella, además de sentir una rabia que le nacía desde muy adentro.
Podía ver en los ojos de Josephine una ira difícilmente controlable, necesitaba hacer algo ya y Eva lo comprendía. De repente sintió una gran conexión con Josephine, se comprendían mutuamente y podían confiar la una en la otra.

- Hace un par de días creí ver a algunos de los que se graduaron con nosotras en Hogwarts, de nuestra promoción, pero no lo tenía claro porque iban vestidos de muggles y claro… Tampoco plan de equivocarse. Además, he oído rumores de refugios con entradas secretas, pero los murmullos siempre cesan antes de que pueda enterarme. – Podía notarse la intranquilidad ante la soledad que sentía Eva. Era muy complicado vivir sin saber en quién confiar, sin tener amigos de verdad, tener una máscara permanentemente, sentirse sola y callarse, ser una hipócrita por su seguridad. Eva sonrió a Josephine y le agarró las manos, apretándolas con cariño. – Muchas gracias por encontrarme Josephine, de verdad. Iba a volverme loca sin poder hablar libremente de lo que está pasando. ¿Dónde estás viviendo? Deberíamos mantener el contacto de forma estable, tenemos que encontrar a más gente y unirnos a ellos. No quiero volver a sentirme tan sola…

Eva se sonrojó, le costaba mucho abrirse y decir tan directamente lo que sentía, en los últimos tiempos habían inculcado a todos que eso era de débiles, y la verdad es que le había calado hondo, lo mejor era hacerse la dura, pero con Josephine sentía que podía ser sincera y expresar sus sentimientos. Sonrió esperando una respuesta de Josephine, un gesto de aceptación o comprensión, algo que le demostrase que no se había equivocado con ella.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.250
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 85
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.