Situación Actual
19º-23º
25 septiembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Nathaniel B.Mejor PJ ♂
Claryssa O.Mejor PJ ♀
Bianca V.Mejor User
Samantha L.Mejor roler
Danny & EdwardMejor dúo
Ryan G.Especial I
Samantha L.Especial II.
S. Rox J.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Mansión Forman – Reunión familiar. Verano 2017 (priv.)

Matt Forman el Vie Jun 23, 2017 12:31 am



Esto iba a ser muy parecido a una fiesta pero con solo unos pocos invitados privilegiados. Dichos invitados se reducían a Caleb y a su familia. Cuando le invité a venir para reunirnos, con toda la familia, supe que vendría con la pequeña Grace y con Zack. Pero no había forma de adivinar si vendría con Abi o con alguien más. Mi casa estaba abierta a todo el mundo que viniese de la familia Dankworth o allegados. De mi parte íbamos a ser Lluna y yo. Mi madre a penas salía ya de su habitación, estaba siempre mareada o exhausta. La edad no era tanta, pero la vida no había sido fácil para ella. Con la muerte de mi padre, luego la desaparición de Danna... La dejé en su cama, con la elfa pendiente. Y Lluna insistía en que tenía algo que decirme, pero no se trataba de ningún novio. En cierto modo aquello me aliviaba. Sufrió demasiado el año pasado con su ruptura. A pesar de haber sido educada por mí, es una florecilla con sentimientos. La pobre...

Bajé a la piscina, era donde tenía preparada la bienvenida y la merienda. Además, había hecho aparecer unos hinchables en la piscina. Algunos toboganes, y algunos juguetes para la más pequeña de la familia. Bebidas y bocadillos para los mayores, vino y algunos platos variados de picoteo. Solo quería sentarme y relajarme. El trabajo había sido agotador estos últimos meses. El Departamento de Misterios había cambiado bastante su esencia y, en ocasiones, en lugar de estudiar los distintos objetos mágicos que nos encontrábamos por el mundo, parecía que nos dedicábamos a estudiar cuales irían mejor para terminar con los muggles. Una genial idea, no lo niego. Pero me supone más trabajo que antes. Y no todos están dispuestos a realizarlo. He visto a dos de mis mejores Inefables acusados de traidores a la sangre.

Hoy es un bien día para despreocuparse de todo eso y disfrutar de un día en familia. Lluna no tardaría en bajar. Yo tenía puesto únicamente mi bañador. Que yo entre en la piscina es algo inusual. Más aún verme tomando el sol. Pero la ocasión lo requiere. Vamos a pasarlo bien con nuestros niños, conociendo a Caleb como padre, y recuperando nuestra vieja amistad. La tenemos que actualizar y ponerla al día, porque estoy muy perdido. Ya no se si se tira a la mujer de Apolo, si está con otra, si piensa tener hijos con todas las mujeres del planeta... Seguro que también yo tengo algo que contar. Pero desde luego no sobre mi vida sentimental, no tengo de eso.



El bañador de Matt:


Última edición por Matt Forman el Mar Ago 01, 2017 2:05 am, editado 2 veces
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 623
Puntos : 221
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Caleb Dankworth el Sáb Jun 24, 2017 11:31 pm

La lata de tener hijos pequeños era que uno no podía transportarse cómodamente con métodos mágicos que apenas tardaban un segundo, sino que tenía que viajar como un simple y estúpido muggle porque los métodos mágicos podían ser peligrosos para niños menores de cierta edad. Ese era el problema que yo tenía con Grace, que en estos momentos contaba ya con un año y medio, casi dos. Veintiún meses, si nos ponemos técnicos como esos padres que por decir te dirían no los años ni los meses, sino incluso los días que tenía su bebé de estar eso socialmente aceptado sin que alguien les mirase con ganas de lanzarles un Crucio a la cara.

Por suerte la mansión de Matt estaba muy cerca de la mía, y caminar hacia ella era un paseo agradable. Un paseo muy largo, pues había que cruzar los terrenos de mi mansión, los campos del Valle de Godric, y luego más terrenos amplios, pero aunque era largo era muy agradable, ese dato no quedaba eliminado. Hacía mucho calor, sin embargo, y cuando por fin llegué a la casa de Matt el día que habíamos quedado para pasar ambas familias una agradable tarde en su piscina (algún otro día sería en la mía) tenía los brazos cansados de cargar con Grace, a quien me había negado a llevar en sillita porque no me gusta, manías que tiene cada uno, y estaba sudando. No era para nada el hombre tremendamente elegante y cuidado que todo el mundo conocía, pero en ese momento me daba igual, solo me iba a ver Matt que me había visto mil veces hecho un desastre, sobre todo después de borracheras épicas.

¡Hola! —saludé alegremente a mi amigo cuando llegué y le vi allí tan contento, esperando vestido solo con su bañador. Yo estaba completamente vestido de calle por el momento, pero eso cambiaría después. En este momento lo que quería era una bebida bien fría, congelada incluso. —¿Qué tal? No sabes las ganas que tengo de que pueda por fin aparecerse conjuntamente —resoplé mientras dejaba a Grace en una de las tumbonas que había alrededor de la piscina de Matt. Grace vio el tobogán flotante y se puso como loca; quiso bajarse de la tumbona y correr a la piscina, pero la detuve. —¡Quieta, loca! —le quité su vestidito rosa, dejándola con un bañador azul marino de patitos. Ella seguía queriendo ir a la piscina, y protestó cuando no la dejé. —¿Dónde está Lluna? Zack viene ahora, le ha tocado hace nada tomarse los medicamentos y le dejan un poco… atontado —dije, sin encontrar otra palabra apropiada para explicar el extremo estado adormecido en el que las pastillas que tenía que tomar desde hace poco diariamente le dejaban. —Pero estará al caer.

Me senté en la tumbona junto a Grace y senté a mi hija sobre mis piernas, ignorando sus protestas para ir a la piscina. Había traído una mochila en la que tenía lo necesario para ella; saqué la crema solar y comencé a aplicársela, porque con lo blanca y delicada que era su piel se quedaría como una langosta cocina en cinco segundos sino. Cuando se la puse en la cara a punto estuvo de morderme.

Oye, te lo has currado —le dije a mi amigos mientras mirada a mi alrededor como se lo habían montado todo para este día.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ian Somerhalder
Edad del pj : 38
Ocupación : Desmemorizador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 24.200
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 380
Puntos : 256
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t869-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1036-watch-the-world-burn-with-me-caleb-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t1294-welcome-to-my-life-cronologia-de-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb
Caleb DankworthJefe Departamento

Lluna Forman el Jue Jun 29, 2017 7:17 pm

Saber que venían Caleb, Zack y Grace me puso de muy buen humor. Me pareció una bonita iniciativa por parte de Matt. Ellos son nuestros amigos, nuestra familia. No es justo que solo nos veamos en contadas ocasiones, o por casualidad. Yo veo a Caleb más a menudo debido a mi entrenamiento para mortífaga, y si quedábamos en su casa también veía a la pequeña Grace. Lo más difícil era toparme con Zack. Desde que terminó el colegio que a penas si lo he visto en algún evento. No se qué estudia, o donde se mete. Es imposible de ver. Pero Matt me aseguraba que vendría hoy, y estaba más que emocionada. Zack es para mí como un primo. Nos conocíamos de pequeños, y no nos volvimos a ver hasta llegar a Hogwarts. Pero es un buen amigo. Por suerte le íbamos a poner remedio al distanciamiento que tuvieron Matt y Caleb hace años.

Matt estuvo todo el día de aquí para allá preparando cosas. Le propuse ayudarle pero se negó. De modo que me entretuve probando la resistencia de los toboganes hinchables de la piscina. También estuve catando lo que Matt había preparado. Cuando entra en la cocina se concentra sobre manera, y yo entraba sin hacer ruido para comer lo que pillaba. O directamente hacía volar los pasteles hasta mi mano. Cuando mi tío se dio cuenta me persiguió por toda al casa, ambos riendo, hasta que me zambullí a la piscina de un salto. Dijo que no quería recibir a sus invitados todo mojado, y volvió a la cocina. No salí de allí hasta hora de comer. Hice bien en preguntar a la dependiente de la tienda sobre bikinis resistentes. No paraba de enseñarme algunos con muy poca tela, y yo insitía en que quería un bikini que se acoplase bien. Mi idea de jugar en la piscina se reduce a salir mil veces y volver a entrar haciendo cada vez salpicar más agua. Continué jugando en el tobogán hasta que vi que Matt se dirigía a la puerta. Esa era mi señal para salir del agua y saludar. Aunque primero tenía que atender otra necesidad, ni siquiera me sequé, solo salí de la piscina y me fui corriendo directa al baño. En menos de dos minutos volvía a estar fuera para saludar. Habían llegado Caleb y Grace, que estaban ya en la zona de la piscina. Matt había preparado todo mientras yo jugaba en la piscina. Me dirigí directamente a la pequeña que llevaba enfundado un precioso bañador de tamaño mini, y tenía más crema protectora que piel.

- Hola Grace, ¿quieres que vayamos a jugar a la piscina? - la niña se puso contentísima. - ¿Podemos? - dije mirando a Caleb. Luego me acerqué para darle dos besos a cada uno y les mojé un poco sin querer. - Me dijiste que vendría Zack, ¿dónde está? - pregunté a ambos. Era Matt el que dijo que Zack vendría, pero más bien sería Caleb el que conocería su paradero.

No podía imaginar como algo tan pequeño como Grace podía meterse en la piscina sin más, así que supuse que Caleb llevaba algo en esa bolsa. Un salvavidas, una barca, o algo parecido. Dudo que los bebés sepan nadar. También quería saber sobre el paradero de Zack. Si no viene a la próxima vez que lo vea ni le voy a saludar, le meteré directamente un Crucio entre los ojos. Espero que tenga una buena excusa para haber estado tanto tiempo ausente. Quizás tiene una novia o algo así, o está estudiando fuera.


Bikini de jugar:
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 10.300
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1242
Puntos : 268
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Zachary S. Dankworth el Sáb Jul 29, 2017 11:17 pm

Odiaba tener que tomarme las pastillas, pero el sanador de la familia insistía en que debía hacerlo. Ayudaban a controlar mis emociones y mis ataques de ira, aparentemente. Al menos eso decían, pero a mí cada vez que me tocaba tomármelas me daban ganas de lanzarle un Avada Kedavra entre ceja y ceja a quien me recordaba que era la hora de tomármelas. Ya me diréis si eso es mantener bajo control los ataques de ira, aunque en verdad por muchas ganas que me entrasen de atacar debido a la irritación que sentía nunca lo hacía, así que supuse que algo de efecto sí que tenían. Esas personas que se encargaban de recordarme del horario de las pastillas solían ser o mi padre o Ferdinand. Hoy había sido mi padre, quien estaba ocupado preparando una mochila llena de cosas para Grace porque nos íbamos los tres a casa de Matt y Lluna.

¿En serio? —bufé, protestando como siempre. —¡Sabes que me duermen!

Mi padre lo sabía, pero lo daba igual. O me tomaba las pastillas o no salía de casa. Me dieron ganas de mandarlo todo a la mierda y decir que vale, que no salía, que les diesen a todos por donde quisieran y me dejasen en paz, pero me mordí la lengua y me tomé las estúpidas pastillas.

Tuve que echar una siesta, porque me dejaban hecho polvo y prácticamente arrastrándome por las esquinas con los párpados cerrándoseme en contra de mi voluntad. Ni siquiera volví a mi dormitorio para echar la siesta, sino que me tumbé sobre uno de los sofás del salón y me quedé frito allí. Cuando desperté mi padre ya se había marchado con Grace hacía tiempo, porque no podía aparecerse y tenía que adelantarse, no podía esperarme. Al levantarme con el cuello algo dolorido por la postura en la que había dormido salí del salón, topándome fuera con Ferdinand. Nuestro mayordomo me miraba con cautela desde el día que ocurrió lo de Natalie y estuve a punto de asesinarle en un ataque de ira. Me irritaba esa cautela mal disimulada en su mirada, aunque la comprendía perfectamente.

¿Necesita algo, señorito Zack? —preguntó entonces Ferdinand, y yo negué con la cabeza.

No, solamente cogeré mis cosas y me iré.

¿Cree que sea prudente aparecerse?

No estoy tan drogado, joder —mascullé mientras me disponía a subir las escaleras. Sí, me dejaban en un horrible estado de letargo las estúpidas pastillas, pero la mayoría del cansancio se había ido con la siesta, y estaba convencido de que podría aparecerme sin problemas, podía concentrarme los suficiente.

Agarré la mochila que tenía preparada y como ya estaba vestido para salir no me cambié. Me desaparecí, y por suerte no sufrí una despartición. Me aseguré de que todo estuviese en su sitio antes de caminar desde el exterior de la mansión Forman hasta el interior. En cuanto vi a mi padrino y a Lluna la mala cara se me quitó completamente, siendo reemplazada por la sonrisa que antaño todos estaban acostumbrados a ver en mi rostro; jovial, encantadora, divertida.

No me he perdido nada, ¿no? —pregunté con una suave risa antes de darle un abrazo a Matt mientras mi padre pringaba de crema a mi hermana. Lluna estaba allí también, en bikini y empapada. Sonreí, muy contento de verla. —¡Lluna! Cada día estás más guapa —le di un abrazo sin importarme que me mojara y le di dos besos. Dejé la mochila en el suelo y me quité la camiseta. Hacía un calor horrible, ¡y eso que estábamos en Inglaterra! Me apetecía un buen baño. Parecía que la medicación junto con la buena compañía habían hecho efecto, y la irritación y el mosqueo que había sentido en casa se habían desvanecido por completo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Torrance Coombs.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Criaturas
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 21.600
Lealtad : Familia Dankworth
Patronus : -
Mensajes : 487
Puntos : 308
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t989-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1010-relaciones-de-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t2231-if-the-end-of-your-story-is-a-happy-one-what-does-it-matter-how-it-began-cronologia-de-zack http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb
Zachary S. DankworthUniversitarios

Matt Forman el Mar Ago 01, 2017 1:56 am

No se le podía pedir más a la vida. En un momento pasé de estar casi solo en la Mansión Forman a estar muy bien acompañado. Lluna había salido de la piscina, y había llegado Caleb con la pequeña Grace. Al cabo de un momento llegó también Zack. Me sentía pletórico de poder estar con la familia al completo. Caleb y yo, como en los viejos tiempos, con nuestros queridos niños. Mi amigo se había convertido en un padrazo, cambiando a la pequeña y untándola de crema protectora hasta en las uñas. Lo observé sonriendo. Preguntó por mi sobrina y dijo algo sobre Zack que me impactó en el momento pero que mencionaría luego ya que había sonado grave.

- Lluna está... - miré en la piscina. - Se ha pasado la mañana ahí metida. Lo mismo se ha ahogado.

Mi niña había entrado en casa un momento, y salía rauda y veloz para saludar a nuestros invitados. Iba toda mojada, como un perro abandonado. Le pegué una mirada de reprobación. Hubiese podido tener la decencia de secarse por lo menos. Seguro que ha dejado sus huellas por toda la casa. Es un tanto salvaje. Saludó a Caleb y se acercó muy cariñosa a Grace. Segunda cosa extraña que pasaba en cuestión de minutos. La niña no dudó en sonreír a Lluna como si al conociese. ¿Se conocen? Yo creo que no. La mansión parecía un parque acuático de atracciones, todo a prueba de niños. El comentario de Caleb sobre todo lo que había currado para que todo estuviese perfecto me hizo olvidar los dos temas anteriores. A su vez, Lluna quería saber sobre el paradero de Zack. El chico no había llegado todavía y mi sobrina se mostraba impaciente. En ese instante llegó el chico. Mucho más grande de lo que recordaba, estaba hecho todo un hombre. Y muy atractivo. Incluso más que su padre. Le di un abrazo y dejé que se juntase con Lluna. De pequeños eran como dos terremotos. Tan pronto jugaban y reían juntos como se peleaban y lloraban. Tal y como se comportan los hermanos. Están tan mayores... Por no hablar de lo mayores que estamos Caleb y yo.  

- Estoy encantado de teneros aquí. Es un placer para mí ver a toda la familia unida. Fuimos tan jodidamente estúpidos, Caleb. Esto hubiese podido ser así todos los veranos.

Mi idea era poder charlar tranquilamente con mi amigo, pues estaba seguro de que Lluna secuestraría a Zack para mostrarle sus mejores trucos sobre los toboganes. Llamé a la elfa para que prestase atención a Grace aunque Lluna insistía en llevársela al agua. Caleb estaba terminando de ponerle todo el bote de crema solar a la niña.

- Queda inaugurada la fiesta privada. Allí tenéis comida y bebida en cantidad. Haced lo que os dé la real gana. Caleb y yo necesitamos una copa. - pasé la mano por la espalda de Caleb y le guié hasta el porche del jardín donde estaba situada la barra con las bebidas frías. Lejos de oídos jóvenes. - ¿Zack está bien? Has comentado algo sobre unos medicamentos...

Mientras preguntaba me puse detrás de la barra y serví dos Whiskys de fuego con su correspondiente y abundante hielo para un día caluroso como el de hoy. Lo que pregunté no era más que una de las dos cosas que me habían intrigado por el momento. Quizás no era nada grave, pero tomar medicamentos significa que uno no está bien del todo.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 623
Puntos : 221
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Caleb Dankworth el Jue Ago 31, 2017 8:27 am

Sonreí encantado al ver a mi ahijada salir de la mansión para acercarse a nosotros al borde de la piscina. Ella fue directa a por Grace, quien seguía debatiéndose para evitar de que le pusiese la crema protectora, aunque dio igual lo mucho que protestara pues no consiguió que yo la dejase en paz hasta que todo su cuerpo estuviese completamente cubierto. La piel de los bebés es sumamente sensible y no iba a permitir que a mi princesita le quemase el sol, ni que cualquier otra cosa en el mundo entero le hiciese daño. Sabía que estaría bien con Lluna, así que después de saludar a mi ahijada le di permiso para que se llevase a Grace a la piscina.

Espera, ponle esto primero —dije, dándole los manguitos y un flotador, por si acaso, aunque confiaba plenamente en la responsabilidad de Lluna y sabía que no dejaría que mi hija se ahogara.

Tuve razón al decir que mi hijo estaba al caer, pues apenas dos minutos después apareció. Me fijé en él mientras saludaba a Matt y a Lluna, tratando de asegurarme de que estuviese bien pero con disimulo, sin hacerle creer que le estaba observando. Sabía que él odiaba eso, que le hacía sentirse como un animal de circo o un niño pequeño al que había que tener constantemente vigilado. No es padre, no entiende la responsabilidad que uno siente por el bienestar de los hijos, quienes lo son todo para nosotros, o al menos él y su hermana lo son para mí. Me fijé en que parecía algo somnoliento, pero sonreía genuinamente y en su expresión no había rastro de mal humor, lo cual era bueno e hizo que me relajase.

Zack y Lluna fueron corriendo a la piscina con Grace mientras que Matt y yo permanecimos en el bordillo por el momento, hablando un rato. Matt tenía razón, fuimos unos estúpidos en el pasado por dejar que las circunstancias de la vida nos separasen de una manera tan tonta como lo había hecho, pero no había nada que pudiésemos hacer ya para remediar eso.

El pasado ya no importa, solo importa el presente —declaré mi opinión optimista en ese momento. —Ahora somos todos una familia de nuevo, para siempre. Nos quedan muchísimos años por delante, toda una vida de esto —concluí con una sonrisa mientras miraba a su sobrina y a mis hijos tan alegres juntos. Realmente había echado de menos esto, y esperaba no volver a perderlo nunca.

No puse queja alguna cuando Matt me guió hacia donde estaban las bebidas, lejos de la piscina donde dejamos a los tres más jóvenes a lo suyo. Le agradecí a Matt el whisky de fuego y di un gran trago. Algunas personas preferían bebidas más refrescantes para días como este, pero yo amaba el whisky y ni el día más caluroso del mundo me quitaría las ganas de saborearlo. Mi rostro ensombreció, sin embargo, cuando Matt me preguntó acerca de Zack. No estaba puesto al tanto de su situación, pero no se le había pasado por alto la mención que yo había hecho sobre los medicamentos que tenía que tomarse antes de venir aquí. Daba igual, no era algo de lo que avergonzarse en absoluto, por lo que no había necesidad de ocultarlo y menos de Matt.

Está bien, eso solo que… Bueno, tiene un trastorno. Lleva viviendo con él años sin que nos demos cuenta, pero ahora ha empeorado y tiene que cuidarse —le conté a Matt para que supiese la verdad, aunque no entré en muchos detalles. —Lo que hay que evitar es que se moleste o enfade. Entonces es cuando pierde el control, no puede evitarlo… —murmuré con pesar, recordando el incidente ocurrido en la mansión en el que a punto había estado de haber dos muertes. Pero esta no era ocasión de hablar de cosas malas, era un día familiar en el que todo parecía estar bien. —En fin… Tienes que ponerme al tanto de lo que ha estado pasando en tu vida. ¿Novedades?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ian Somerhalder
Edad del pj : 38
Ocupación : Desmemorizador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 24.200
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 380
Puntos : 256
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t869-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1036-watch-the-world-burn-with-me-caleb-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t1294-welcome-to-my-life-cronologia-de-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb
Caleb DankworthJefe Departamento

Lluna Forman el Miér Sep 06, 2017 10:29 pm

Me armé de paciencia mientas Caleb untaba a su hija con un kilo de crema solar para después ponerle todo tipo de flotadores. Por si a caso. Es un padre estupendo, no lo dudo, pero se está pasando. Voy a estar con ella, no dejaré que se ahogue. Cuando la niña estuvo lista la cogí para ir al agua. Matt había instalado una pequeña piscina al lado de la grande. Tenía en cuenta las necesidades de una niña de esa edad. En ese momento llegó Zack. Le encontraba cambiado, por supuesto, muy guapo y más adulto. Me dio un abrazo sin importarle que yo ya estuviese toda mojada. Llegué a pensar que no vendría, por suerte me he equivocado. Le devolví el abrazo efusivamente. Hace al menos un año que no le he visto, tendrá muchas cosas que contarme. Matt inauguró entonces la fiesta en la piscina y se llevó a Caleb hacia el porche para tomar una copa y tener conversaciones de adultos. Mi tío no es un gran amante de la piscina, ni tampoco le gusta tomar el sol. En cambio el whisky si le gusta, y no hay anda que le guste más que la compañía de su querido Caleb. Me pregunto que pensará de él cuando se entere de que es mi mentor.

- Vamos Grace, vamos Zack. Dejemos a los carcas emborracharse.

Dejé a Grace en la piscina pequeña y le puse dentro unas bolas de plástico que flotaban y unos juguetes. Lo primero que hizo fue dar manotazos al agua y reírse mientras me mojaba más de lo que estaba. Llamé a la elfa Auri para que estuviese pendiente en todo momento de Grace. Yo estaría al lado todo el rato, en la piscina grande. Me acerqué a Zack y le empujé para tirarlo dentro. Eso le hizo gracia a su hermana, que rió a carcajadas. Luego me tiré yo a la piscina, salpicando todo lo que me fue posible. Mi intención no era molestar a Zack, solamente jugar.

- Eso por no venir a verme y estar casi un año sin saber nada de ti. ¿Qué excusa tienes para eso? ¿Eh? - le salpiqué agua con las manos. - ¿Eh?

Luego nadé deprisa hasta el borde de la piscina y salí, dejando a Zack dentro y mirando de que Grace estuviese bien. Estaba esperando mi respuesta en el borde de la piscina. Lo cierto es que tenía una forma física excelente. A penas nadaba los meses más calurosos, y casi siempre de noche haciendo uso de la magia para calentar el agua, pero se me daba bien. Bucear no tanto. Estaba mucho más en forma desde que las Arpías habían contado conmigo para ser su suplente. Todos mis músculos quedaban al descubierto al estar vestida solamente con el bikini. Siempre había sido flaca, pero ahora más que eso estaba estilizada. Matt solía decirme que era más mujer. Los pechos seguían sin destacar en mi físico pero tampoco me preocupaba. Me senté entonces en el borde de la piscina cerca de Grace adoptando una pose relajada. Solamente quería hablar con Zack.

- Tienes que ponerme al día sobre absolutamente todo. ¿Estudios? ¿Trabajo? ¿Novia? ¿Novio? ¿Cómo es que has crecido tanto en tan solo un año?

Por el momento ya eran suficientes preguntas y lo cierto es que tenía mil más, y surgirían otras mil cuando Zack contestase a mis preguntas. Eso nos llevaría toda la tarde, suponiendo que él no tenga ninguna pregunta que hacerme. A pesar del tiempo que ha pasado sigo viendo a Zack como un amigo, alguien que siempre está ahí y en quien se puede confiar. Confió en él aunque no sé si él conoce el secreto que comparto con su padre y que Matt desconoce.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 10.300
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1242
Puntos : 268
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Zachary S. Dankworth el Lun Oct 30, 2017 8:09 am

Pretendía tirarme yo solito a la piscina cuando Lluna se hizo la graciosa y me empujó cuando estaba en el bordillo. No me dio tiempo a agarrarla para arrastrarla conmigo antes de caer al agua, pero sí que me dio tiempo a escuchar las carcajadas de mi hermana al verme caer al agua. Era una bebé bastante capulla, aunque eso la hacía adorable. Nadie podía esperar a ver cómo sería de mayor.

Lluna se tiró detrás de mí y la fulminé con la mirada. Ella ponía expresión divertida e inocente, como si no hubiese roto ni un plato, aunque luego me salpicó agua a la cara algo ofendida.

¿Y cuál es la que tienes tú para no haberme visitado a mí durante el mismo tiempo, eh? —contraataqué sin responder a su pregunta, enseñándole que era una hipócrita por quejarse cuando, realmente, ella me había tenido exactamente igual de abandonado. Aunque, en su defensa, yo había sido asocial durante los últimos meses. No había sido un buen año para mí en absoluto.

Lluna se alejó de mí y se sentó en el bordillo de la piscina entonces, cerca de donde estaba Grace aunque esta estaba siendo vigilada por una elfina doméstica. Parecía que Lluna se preocupaba más por el bienestar de mi hermana que yo mismo, aunque siempre solían pasar cosas así. Los que menos tiempo pasan con un bebé son los que más pendientes están porque no saben el hueso duro de roer que es dicho bebé. Yo vigilaría más a la elfina doméstica, la pobre y fea criatura estaba en peligro inminente.

Me fijé en la excelente forma física de mi prima postiza y alcé las cejas levemente, con admiración y aprobación.

Te están dando bien con el Quidditch, ¿eh? —observé. —Deberías regalarme entradas alguna vez.

Lluna procedió entonces a realizar el típico interrogatorio de prima cotilla. Puse los ojos en blanco mientras me apoyaba de brazos cruzados con la barbilla sobre ellos en el bordillo de la piscina al lado de Lluna y escuché todas las cosas sobre las que quería obtener información.

Los estudios bien, voy a empezar tercero de carrera, soy uno de los mejores de mi año. Supongo que tú en lo tuyo también. ¿Qué estabas estudiando? —No me acordaba. Detalles como esos se habían escapado completamente de mi mente desde que esta se convirtió en un verdadero caos. —No trabajo, no lo necesito y no me da la gana, suficiente hago con estudiar y no dedicarme a vivir de ser un rico heredero.

Cuando llegó a la pregunta sobre parejas mi rostro ensombreció considerablemente, y mi expresión se volvió oscura, sin rastro de alegría en ella. No podía siquiera forzar una sonrisa mientras pensaba en Natalie. Era en momentos como aquellos cuando quería estallar, destruirlo todo a mi alrededor, y a todos…

Estuve con Natalie —murmuré por fin. Si había alguien con quien podía hablar en este mundo, ese alguien era Lluna. —¿Te acuerdas de Natalie? Estuve enamorado durante años…Estoy enamorado de ella todavía, probablemente, pero me negaba a aceptarlo. Ni siquiera era consciente de ellos. Solo sabía que la odiaba, la odiaba, la odiaba… —Pero ella estaba enamorada del falso yo, no del verdadero yo. Así que se fue.

Me quedé callado. No quería que se crease un silencio incómodo, así que desvié la atención hacia Lluna, no solo para eso sino también para centrarme en otras cosas antes de que la ira que se acumulaba en contra de mi voluntad en mi interior explotase con la fuerza de un volcán.

¿Y tú? —pregunté entonces de nuevo con una sonrisa. Era fácil hacer ese cambio a veces, con práctica. —Creo que el último chico con el que te vi fue el imbécil de Damon. ¿Hay alguien más interesante ahora?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Torrance Coombs.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Criaturas
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 21.600
Lealtad : Familia Dankworth
Patronus : -
Mensajes : 487
Puntos : 308
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t989-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1010-relaciones-de-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t2231-if-the-end-of-your-story-is-a-happy-one-what-does-it-matter-how-it-began-cronologia-de-zack http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb
Zachary S. DankworthUniversitarios

Matt Forman el Miér Nov 29, 2017 9:58 pm

El calor, el verano, la piscina y el aire acariciando mis piernas. Todo eso era extraño para mí pues prefería el frío, el invierno, la chimenea y mis trajes. Pero acordé con Caleb que nos reuniríamos todos y Lluna estaba como loca por volver a la Mansión. Es una universitaria ya pero sigue siendo una niña. Una niña que aspira a mortífaga, si, pero mi niña al fin y al cabo. Mi gran amigo de Hogwarts había venido con sus dos hijos. Zack, un año mayor que Lluna, y Grace, una bebé preciosa que empezaba a hacerse mayor. En unos años Caleb tendrá el mismo tipo de preocupaciones que estoy teniendo yo. El instinto protector paternal es algo muy fuerte.

Había montado la fiesta en la piscina, donde Lluna había pasado ya toda la mañana. Me alegré al ver a mi colega, hoy podríamos ponernos al día. La última vez que hablamos fue después de un trabajo juntos, y ya iba siendo hora de ponernos al día. Lo que me llamó la atención fue lo que dijo sobre los medicamentos de Zack. Ignoraba por completo que mi ahijado estuviese enfermo. Caleb intentó quitarle hierro al asunto pero eso de padecer un trastorno suena grave, más si debe medicarse para estar bien. Supuse que era algo relacionado con el control de la ira.

- Seguro que con Lluna está bien. Es imposible enfadarse con ella...

No quise preguntar más. Caleb es bastante inteligente como para hablar de ello si quiere. Conmigo no tiene que callarse nada. Sus alegrías son mías, y sus penas también. Esa es la verdadera amistad. Yo sé que puedo contarle cualquier secreto y el lo guardará, cualquier pena y el me animará. Siempre fue un buen tío conmigo, incluso cuando ambos éramos adolescentes y éramos un poco capullos.

- ¿Novedades en mi vida? A parte de haber salido del armario por la puerta grande poco hay. Es extraño que a mi edad siga descubriendo cosas. Yo que creía que tenía todos los secretos del sexo... y parece que no. - reí sabiendo que quizás lo estaba incomodando. - Pero sigo sin saber qué es eso de enamorarse. Mi vida laboral ha mejorado bastante con el nuevo gobierno. Supongo que a ti te ha pasado igual. Ahora mi única preocupación es Lluna. Ya te hablé de que quiere entrar en los mortífagos... Pues bien, parece que tiene alguien dentro que le está ayudando. Mi mentor, lo llama. Eso si me tiene preocupado. Como no entiendo como funciona... ¿Tu tuviste un mentor?

Conocía bien la condición de mi amigo, él era un mortífago desde hace mucho tiempo. Compartíamos esa afición, aunque finalmente yo pasé. Aún así los que me conocen bien saben que estoy de su bando. Más ahora, que Lluna estaba metida de lleno. Los mire sonriente. Lluna y Zack siempre se llevaron bien, como hermanos. Y eso que han pasado la mayor parte de su vida separados. Se conocen desde niños, su inconsciente debe recordarlo. Me alegra que a pesar de sus convicciones no pierda el instinto familiar.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 18.000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 623
Puntos : 221
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Lluna Forman el Vie Dic 29, 2017 12:26 am

Tanto tiempo había estado Zack sin hablarme como yo sin hablarle. No había excusas válidas, en realidad. Cuesta muy poco mandar una carta de vez en cuando. En mi vida hay poco tiempo para la vida social, estoy muy ocupada. Ni siquiera Matt me ve tan a menudo como él quisiera. Sin embargo, con el que paso gran parte de mi tiempo es con Caleb. Estaba dispuesta a responder sin tapujos, estoy en mi casa y nadie puede escucharme. Aunque, mejor que Matt no se entere todavía de quien es mi mentor. No todo es Quidditch fuera de la universidad.

- No me queda mucho tiempo libre entre la universidad, los entrenamientos de Quidditch y los mortífagos. ¿Te parece una buena excusa?

Estaba pendiente de Grace, pero también de Zack. Quería saber más sobre su vida, averiguar todas las cosas que me había perdido. Ha pasado demasiado tiempo. Pueden ocurrir muchas cosas. Visito su casa muy a menudo, y él nunca está. En ese momento Zack se fijó en mi excelente forma física. Asentí sonriente. Todo era por los entrenamientos. No es lo mismo jugar con las Arpías, aunque sea de suplente, que jugar en el equipo de Slytherin. La entrenadora es mucho más dura de lo que yo lo fui jamás. Incluso nos obliga a hacer abdominales cada vez que no superamos bien un ejercicio. Por suerte, suelo comer como una vagabunda muerta de hambre. Si no, ya no quedarían de mi más que huesos y melena.

- Claro, solo avísame cuando quieres ir. Aunque yo sigo siendo suplente, no suelo jugar. Matt viene muy a menudo. Podéis venir todos.

El apoyo familiar es importante, aunque estés sentada en el banquillo. Procedí entonces a interrogar a Zack minuciosamente. Después de dejar claros algunos temas corrientes, podríamos dedicarnos a jugar, a hablar de cosas importantes, o de pensar en como fastidiar a los más adultos. Me llenaba de orgullo saber que Zack era uno de los mejores de la universidad. Él estaba estudiando Criaturas, como mi primo Brad.

- Pociones. - interrumpí momentáneamente un poco ofendida.

Continuó respondiendo a mis preguntas. Me acordaba de Natalie. Una chica de Slytherin, muy guapa. Toda una belleza. Lo que no comprendí bien de qué iba aquello del falso Zack y el verdadero. Aquello era bastante triste. Y lo fue más cuando Zack preguntó por mi estado sentimental, recordándome a Damon. Es como un puñetero lastre. Yo ya le he olvidado, ¿por qué elr esto de la gente no?

- Lo siento, no sabía nada. Siempre creí que ibais a estar juntos para siempre. - suspiré con tristeza. - Damon es cosa del pasado. Aunque no hay nada interesante por ahora. Supongo que me mantengo demasiado ocupada. El hombre con el que más tiempo paso es tu padre. - reí mirándoles beber en la barra. - Y casi siempre me está dando lecciones... Nunca hemos coincidido tu y yo en ninguna misión. ¿Ya tienes la marca?

Resultaba extraña la pregunta teniendo en cuenta que ambos estábamos en bañador, en la piscina, y yo no le había visto la marca en ningún lugar. Pero ahora hay gente que la oculta con magia. Los traidores a la sangre viven entre nosotros, con miedo. Pasearse orgulloso con la marca es darles la oportunidad de escapar. Es mejor pillarles. Mucho más divertido que dejarles escapar.


Off: Para que no te aburras estas navidades, primo Zack!
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 10.300
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1242
Puntos : 268
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Zachary S. Dankworth el Lun Feb 26, 2018 11:15 pm

Universidad, Quidditch profesional y mortífagos. Desde luego que era una excelentísima razón para que me hubiese tenido completamente abandonado durante meses, apenas nos veíamos el pelo. No es que yo hubiese estado muy social durante este tiempo, que digamos. Definitivamente iría a verla a un partido de Quidditch, tenía muchas ganas de verla con el uniforme de uno de los mejores equipos del mundo aunque todavía no fuese parte del equipo principal. Seguro que lo conseguiría pronto; conociendo a Lluna, no había duda alguna. ¿Acaso había habido alguna ocasión en su vida en la que no se hubiese salido completamente con la suya?

Al próximo partido que tengas iré, pues. No quiero posponerlo más tiempo, tengo muchas ganas de ir. Además cuando se dejan pasar las cosas pasa demasiado tiempo antes de que por fin lo hagas, y ni siquiera te das cuenta. —Pasa con todo en la vida. Es una lata.

Pociones, eso. No debería habérseme olvidado, o debería haberlo adivinado. Después de todo, en Hogwarts Lluna era la mejor sin duda alguna en esa asignatura. Más buena incluso que los profesores, me atrevía a decir.

Nos pusimos al día, hablando de las cosas por las que los primos (ero era lo que éramos, después de todo) se interesaban: parejas, cotilleos. Por desgracia, ese no era mi tema favorito, no cuando era yo quien tenía que hablar en vez de ser el que cotillea. Cuando me tocó hablar de Natalie mi humor se amargó. No podía evitarlo, era superior de mí. Escuchaba su nombre, recordaba su rostro… y una ira que ardía como fuego me quemaba por dentro.

Por suerte me había tomado las pastillas antes de venir. Nadie corría peligro de uno de mis ataques de ira, como el que había ocurrido en las mazmorras y en el que casi había matado a Ferdinand. Y a Natalie.

Yo también —dije cuando Lluna dijo que pensó que estaríamos juntos para siempre. Cerré los puños y apreté con fuerza, tanto que mis nudillos se quedaron blancos como la nieve y me clavé las uñas en las palmas, haciéndome daño. Puede que incluso sangre. Respiré profundamente y me calmé gradualmente. Esperaba que no se me hubiese notado nada. Por suerte el tema cambió un poco. —No, no tengo la Marca aún. Pero es cierto lo que dices, jamás hemos coincidido en misiones. Estoy esperando a que me den información sobre unos fugitivos escondidos en las montañas, creo que podré ir a por ellos esta misma semana. ¿Te apuntas?

Grace chapoteó cerca nuestro, y entonces agarré a Lluna del pie y me vengué, tirando de ella para meterla de golpe en la piscina de nuevo. Dejamos de charlar un momento para dedicarnos a hacer lo que se hacía en una piscina: guerras de agua, ahogadillas, carreras, gilipolleces varias de verano.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Torrance Coombs.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Criaturas
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 21.600
Lealtad : Familia Dankworth
Patronus : -
Mensajes : 487
Puntos : 308
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t989-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1010-relaciones-de-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t2231-if-the-end-of-your-story-is-a-happy-one-what-does-it-matter-how-it-began-cronologia-de-zack http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb
Zachary S. DankworthUniversitarios

Lluna Forman el Miér Mar 07, 2018 1:01 am

La fiesta estaba transcurriendo tal y como Matt y yo la habíamos planeado. Ambiente relajado, con nuestros amigos casi familiares. Caleb se había centrado en mi tío. Son amigos desde pequeños, prácticamente se han criado juntos, y nunca se cansan de estarlo. Y Zack para mí es lo más parecido a un hermano que se pueda tener. Me interesa todo de él, quiero que esté bien y espero que esa decepción amorosa que ha tenido se le pase. Sé que lo podrá superar, pero le costará tiempo. Sabe de sobra que yo estaré siempre ahí para él. Pasamos a hablar de algo menos doloroso, nuestra entrada en los mortífagos. Pregunté si tenía ya la marca, pero no. Ambos seguíamos siendo simples aprendices. Zack tenía una misión cercana.

- Si puedo ir, por supuesto. Me encanta estar activa, aunque nunca lo he hecho con más gente. Siempre con Caleb... Será muy productivo.

Después de tan relajado momento, Zack se lanzó a por mí. Empezó una guerra de ahogadillas y empujones que Grace aplaudía emocionada. Estaba bien ser así de imbéciles al menos por una vez. Comportarnos como personas de nuestra edad, como si no tuviésemos problemas ni complicaciones. Jugando con el agua. Matt y Caleb nos observaban desde la distancia.

- Prométeme que haremos como ellos. Que no dejaremos que la vida nos distancie. Que siempre seremos amigos y estaremos ahí el uno para el otro. ¿Puedes prometerlo?

Abracé a Zack fuertemente, y luego le invité a salir de la piscina para tomar algo. Me sequé un poco con una de las toallas, pero la dejé tirada sobre una hamaca. Se estaba bien en el sol, con la brisa y en bikini. Cogí a Grace y la llevé donde estaban mi tío y mi mentor. Allí había una zona recreativa con bolas y cosas así. Nos servimos algo de comer. Lo que más sentía era sed, así quetomé mucha limonada. Mi tío y Caleb estaban a su bola. Divertidos, alegres, comentando anécdotas de juventud. Lo que tienen es envidiable. Después de tantos años, han sabido reencontrarse y retomar su amistad. Matt sabe que Caleb siempre estará ahí para él, y también Caleb sabe que Matt estará siempre dispuesto a ayudarle. Por eso, este no es el momento de contar nuestro secreto. Se lo diré pronto, asolas Matt y yo. Tiene que saber que Caleb me ayuda con mi empeño de pertenecer a los mortífagos, pero le tengo que hacer ver que eso no es malo, que no es ninguna traición y que si me está ayudando él es precisamente para que a mí no me pase nada malo.

- Podríamos quedar algún viernes después de las clases. Tomar algo, bailar... A ambos nos iría bien despejarnos. ¿No crees?

La piscina fue nuestro lugar de recreo durante todo el día, al igual que la barra fue el lugar favorito de nuestros mayores. Notaba a Zack muy divertido en el agua, y yo lo estaba pasando bien. Era algo que teníamos que repetir más a menudo. Suelo visitar la mansión Dankworth a menudo, pero Zack siempre está ocupado. Y siempre que voy es por asuntos con mi mentor. No vamos a dejar que la madurez nos estropeé la amistad. Había pasado el tiempo, casi estaba oscureciendo. Grace dormía en una cuna que hicimos aparecer. Caleb y Matt tomaban el aire con las piernas dentro de la piscina, y Zack y yo estábamos tendidos sobre el césped mirando como oscurecía. Pronto tendrían que irse, aunque por mí podrían quedarse a cenar y a dormir. ¿Fiesta de pijamas Forman-Dankworth? Me temo que Caleb no lo aceptará. ¿Ver a mi mentor en pijama sería muy extraño?


Off: Lo siento, pero esto ha durado demasiado. Lo dejo listo para cerrar. Si quieres añadir algo más... si no en un par de semanas lo cierro.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 10.300
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1242
Puntos : 268
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Caleb Dankworth el Jue Mar 29, 2018 10:56 am

A veces no me sentía cómodo dejando a mi hijo sin supervisión adulta (bueno, más adulta de lo que él era, considerando que ya está varios años por encima de la mayoría de edad mágica) pero si había alguien con quien no me sentía preocupado de que fuese a tener un brote de violencia, incluso estando medicado, era con Lluna. ¡Rayos, si hasta temería por Zack si esos dos llegasen a pelear! Estoy entrenando fantásticamente a mi ahijada, después de todo, sabía de lo que era capaz en una pelea. Le daría dos hostias que le dejarían tieso en un instante si acaso él enfurecía enloquecidamente y ella tenía que tomar medidas al respecto.

No es de extrañar que sigas descubriendo cosas en esta etapa de la vida —contesté a lo que él dijo cuando le pedí que me pusiese al día sobre lo que había estado aconteciendo por su vida. —Creo que se descubren cosas durante toda la vida hasta el mismo instante en que morimos. Además, ¡mírate! Eres todavía extremadamente joven, sobre todo para un mago —señalé. Los de nuestra clase éramos muy longevos en estándares de la raza humana, aunque con el tipo de vida que llevábamos difícil era llegar a los cincuenta antes de que un Avada Kedavra chocase contra nuestros culos. —Aunque, ¿qué es eso? ¿Son arrugas y canas lo que veo? La mala vida te pasa factura, amigo —me metí con él, sin hablar en serio.

No me puse nervioso cuando me habló de su preocupación sobre Lluna y su implicación con los mortífagos. Mi ahijada todavía no me dejaba confesarle la verdad de que era su padrino no solo en el día a día sino en su adiestramiento como mortífaga para que pronto recibiese la Marca Tenebrosa en su antebrazo. Mi rostro permaneció completamente impasible, sin dejar entrever ni un atisbo de la verdad.

Todos tuvimos un mentor. Todo aprendiz de mortífago tiene a alguien que le entrena en las Artes Oscuras y le guía durante sus primeras misiones, dándoles instrucciones. Luego les dejan ir más por su cuenta, pero el mentor siempre ha de responder por su aprendiz ante el Señor Tenebroso. Mi mentor fue mi padre, y el de mi hermano mayor también. La de mi hijo es Abi, quise que se encargara de él alguien un poco más… discreto que yo —dije tras dudar, buscando una palabra con la que expresar lo que quería decir. —No tengo cabeza para estar ocupándome de mocosos durante las misiones, me gusta hacer las cosas a mi manera, ya lo sabes.

Así pensaría que no tengo aprendices a mi cargo, así que Lluna no podía ser mi aprendiz en su imaginación. Ya abordaríamos el tema cuando mi ahijada se sintiese preparada.

Me serví otra bebida, ya que había acabado la mía, y alcé el vaso en alto para brindar con mi amigo.

¡Por los viejos tiempos! Y para celebrar que de nuevo las familias Forman y Dankworth son como una sola —choqué mi vaso contra el de él y bebí, antes de retomar una conversación con él abordando todo tipo de temas, sintiéndonos cada vez más y más como los hermanos que habíamos sido antaño. Había pasado mucho tiempo. Jamás dejaría que volviese a pasar ni un solo minuto permitiendo que el destino, por oscuro que fuese, me distanciase de los míos como había hecho hasta ahora.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ian Somerhalder
Edad del pj : 38
Ocupación : Desmemorizador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 24.200
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 380
Puntos : 256
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t869-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1036-watch-the-world-burn-with-me-caleb-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t1294-welcome-to-my-life-cronologia-de-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb
Caleb DankworthJefe Departamento

Zachary S. Dankworth el Vie Mar 30, 2018 11:09 am

Me emocioné cuando alguna aceptó ir con nosotros a la próxima misión, pues jamás había ido a una con ella, y eso prometía mucho. Quería verla en acción. Esas eran cosas que se hacían en familia, ¿no? Ir a misiones, matar y torturar juntos... Actividades apropiadas para toda la familia, sí señor, de las que saldrían anécdotas que contar a la gente apropiada.

Seguí a Lluna por todas partes, prácticamente. ¿Quería estar en la piscina? Estábamos en la piscina. ¿Quería salir? Salíamos. ¿Quería comer? Comíamos. Me lo pasaba bien con ella, estuve relajado todo el tiempo, olvidándome de mis problemas y paranoias y consiguiendo ser una persona normal por fin por primera vez en bastante tiempo.

Cuando me abrazó le devolví el abrazo con inmenso cariño, apretándola fuertemente entre mis brazos como a una hermana.

Claro que te lo prometo —le aseguré, depositando un beso en su pelo rubio y húmedo antes de sonreír ampliamente. —Pero prométeme tú una cosa. Nosotros no tendremos una pausa en nuestra amistad de diez años como hicieron esos dos bobos de allí —reí, recordando que se habían alejado durante ese tiempo sin razón aparente, pero al final todo había salido bien.

Y sobre todo, nunca me traiciones. No me decepciones”, pensé, pero jamás llegué a decir esas palabras. Las guardé muy dentro de mí, aunque durante un instante mi gesto se volvió serio, pero la sonrisa no tardó en resurgir tan amplia como siempre.

Lo que propuso me pareció estupendo. Teníamos que quedar más, salir y divertirnos. Así que le propuse quedar con ella todos los viernes por la tarde cuando los dos estuviésemos libres, y si no era posible entonces los sábados, pero era obligatorio vernos todas las semanas y hacer algo relajado o divertido. No podíamos dejar que el tiempo pasase como hasta ahora.

Nos dedicamos a pasárnoslo bien todos juntos el resto del día. Acabé teniendo el que para mí fue el mejor día del año tras tiempos oscuros con quienes eran, entre todos, mi familia completa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Torrance Coombs.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Criaturas
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 21.600
Lealtad : Familia Dankworth
Patronus : -
Mensajes : 487
Puntos : 308
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t989-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1010-relaciones-de-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t2231-if-the-end-of-your-story-is-a-happy-one-what-does-it-matter-how-it-began-cronologia-de-zack http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb
Zachary S. DankworthUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.