Situación Actual
20º-25º
15 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Sisabelle Zabini pj destacado
AJ & Joshua Pjs destacados
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

revolution is the only solution ~ ( ft Odiseo M. )

Stella Thorne el Jue Jun 29, 2017 2:33 pm

revolution is the only solution ~ ( ft Odiseo M. ) VR9GYil

No creía que fuera casualidad que justo después de aquella extraña –pero agradable- conversación con el ex -  director Dumbledore hubiera llegado donde ella la misteriosa carta que ahora tenía en sus manos.  Debía admitir que en primera instancia había creído que era una broma de mal gusto, pero después al recordar que ya no se encontraba en Hogwarts comprendió que tal vez las cosas iban en serio. Ya que, ¿quién iba a inventar un grupo secreto en contra del régimen sólo por bromear, no?  Pero, ¿sí era una trampa? ¿Y sí era cómo una especie de carta virus caza fugitivos? ¡Arg! Se sentía tan perseguida últimamente, bueno se sentía tan todo últimamente.  Además,  ¿Por qué la mandaron a llamar a ella? Se lo preguntaba una y otra vez, y todas esas veces la única respuesta que podía elaborar era su fugaz encuentro con el  cariñoso y espectacular anciano con sus caramelos de limón.

Aún no lograba entender cómo alguien iba por la vida tratando de consolar a alguien dándole caramelos tan insípidos como los de limón, pero al menos la rubia agradecía el intento. Había sido agradable poder desahogarse con alguien, su vida últimamente se había convertido en una real mierda por lo que el poder apoyarse aunque fuera por cinco minutos en otra persona le fue de mucha ayuda.

Lo más interesante y curioso es que aquel inesperado encuentro al parecer ocasiono que ella se encontrase al frente de esa puerta color violeta, se mordió su labio inferior y llevó su mano derecha a la manilla. Como nunca había llegado justo a la hora acordada, hasta había hecho el intento de ordenar un poco su cabello peinándose con una coleta. Que para cualquiera que la conociera podría dar testimonio de que ese simple gesto era todo un acontecimiento.

Giró la manilla, mano derecha varita brazo izquierdo puñetazo, se recordó mentalmente. Nunca está demás repasar los sistema de defensa, y menos en estos tiempos. Pero todo dio un giro en trescientos setenta grados cuando al abrir la puerta con su corazón dando una maratón se topó con los ojos de su gran y querido profesor.

- Profesor Odiseo.- exclamó animada lanzándose sin pudor alguno a abrazar al mago.- Que gusto me da verlo, que alegría saber que está bien.- dijo sincera, no se había sabido nada de él desde el ataque,  su rostro junto a los de tantas personas queridas había sido agregado  a todos esos afiches que rondaban en Londres mágico junto a un gran SE BUSCA sobre sus fotografías. Grupo que por cierto, ahora ella también pertenecía

La intranquilidad y desconfianza se había ido al carajo en cuanto había visto al profesor Masbecth, uno de los profesores por lejos favorito de la Gryffindor. Es más,  desde su llegada se podría decir que la rubia  había comenzado a sentir admiración y hasta interés por las plantas mágicas.

¡Qué felicidad sentía! Extrañaba ver tanto un rostro amigo, y más aún si este encontraba desaparecido. No es que ella fuera muy cercana al profesor, pero al menos sentía un gran respeto y cariño por él y su adorable vaca.

De pronto, en el torbellino de emociones recordó aquel incidente en el baño con él, su amiga ravenclaw, Ian y Mildred voladora. Joder, sintió como sus mejillas comenzaban a tornarse de un leve color rojo, mientras se retaba mentalmente por ser tan jodidamente impulsiva a veces.

Chú, chú esos pensamientos, chú chú.


Entonces, ¿usted va a ser como mi maestro Jedi o algo así?.- preguntó animada, de lo poco que había entendido en la carta es que se encontraría con la persona que sería su padrino y guía en la Orden. O sea en resumidas cuentas, su maestro Jedi.  

Y la Gryffindor tenía la gran fortuna de que justo su Yoda no fuera nada más ni nada menos que el extraordinario profesor Odiseo Masbecth.
Stella Thorne
Imagen Personalizada : revolution is the only solution ~ ( ft Odiseo M. ) Tenor
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 19
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.721
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : Elefante
RP Adicional : +2F
Mensajes : 874
Puntos : 502
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Odiseo Masbecth el Sáb Jul 08, 2017 9:57 pm

Había gente extraña en este mundo. Estaban aquellos que eran alérgicos a las papas fritas. Aquellos que pensaban que Santa Claus y el conejo de pascua eran amigos. Aquellos que se habían leído la broma infinita. Y otro montón más. Uh, los que se duchaban con agua fría. Un escalofrío lo recorrió al pensar en aquel grupo extraño de gente. Extraterrestres que eran. Pero no había nadie más raro, o al menos en su experiencia, que Albus Romeus Dumbledore. A veces decía que a, a veces que b y cuando menos te lo esperabas, te decía que la energía era igual a la masa, multiplicada por la velocidad de la luz al cuadrado. Pero lo más verdaderamente extraño era que siempre llevaba caramelos de limón encima. Ahí ya se le empezaban a notar los años.

El otro hecho extraño es que hubiese aceptado a un esbirro como Odiseo Masbecth en su secta. Que Odi era totalmente inútil a la hora de hacer cualquier otra cosa que hacer drogas o meterse en líos. Normalmente ambas al tiempo. Pero la verdad es que entender lo que pasaba en la mente de ese hombre era una aventura en la que a Odiseo no le interesaba meterse. Por eso cuando le llegó una nota de parte del susodicho para encontrarse con alguien a quien debía apadrinar tampoco intentó comprender las conexiones extrañas que le llevaron a pensar que tal vez él, de todos sus aptos seguidores, era el indicado para hacer aquello. El barbudo y anciano hombre debía tener su razón para hacerlo. No que fuera a compartirla con él. Ni que el drogadisimo hombre le fuese a preguntar, tampoco.

Simplemente se encaminó a donde decia el papelito que iba a tomar lugar la reunión y esperó. Llegó con bastante tiempo de antelación porque a veces ese tipo de cosas pasan. Sin ninguna explicación real para ello. Suerte. No se dio cuenta ni siquiera del pasar del tiempo. Aquella vez Mildred no lo había acompañado. Estaba disfrutando una poderosa siesta. Sus ronquidos se podían escuchar a varios metros de la redonda.

Sus pensamientos estaban interesantemente distraídos con algún pensamiento a medio hacer cuando un cuerpo volador chocó contra su inmóvil cuerpo en descanso y casi lo hizo caer de culo al suelo. Por alguna magia extraña logró mantenerse en pie. Alguien lo llamó profesor y tras un confuso instante reconoció a aquella persona como Stella Thorne. Una enorme sonrisa le lleno el rostro. Stella Thorne le caía bien. Siempre había ido a sus clases y mostrado una genial disposición para encontrarse en situaciones disparatadas con vacas voladoras. Eso sí, recogerse el pelo no le sentaba.

-¡Stella!-respondió a su emoción, correspondiente a su abrazo y alzandola en el aire mientras la estrechaba entre sus brazos. En aquella época de incertidumbres y desapariciones encontrar a alguien sano y salvo siempre era una experiencia emocionante. Especialmente a alguien tan simpático y agradable como Stella. Dejó de nuevo a su alumna en el suelo y escuchó con cierta sorpresa lo que decía ¿maestro Jedi? ¿Por qué le sonaba familiar eso? ¡Ah! ¡Sí! Esas películas tan simpáticas que le había hecho ver Archibaldito. Donde la gente cargaba con largas varitas de colores que hacían fuuush, fuuuush cuando se movían-claro mi pequeño padawan. Yo seré el que te lleve de la mano por el camino jedi-le sonrió con su magnífica y gran sonrisa de elfo rubio-preguntame lo que quieras y… yo veré lo que puedo responder. Una vez estés satisfecha con tus preguntas podemos ir a completar la misión que dice en este pequeño papelito.

La invitó a sentarse. Sí, en aquel lugar había una variedad de cómodas sillas. Y sí, aquello que descansaba sobre la mesa era una fuente de todos los chocolates habidos y por haber. Dumbledore le había dicho que su nuevo y personalizado cachorrito le encantaba el chocolate.
Odiseo Masbecth
Imagen Personalizada : revolution is the only solution ~ ( ft Odiseo M. ) ECm6X1dl
RP : 10
PB : Lee Pace
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.950
Lealtad : A Mildred
Patronus : Lombriz de tierra
Mensajes : 220
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3068-odiseo-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3083-i-know-just-what-you-need http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Stella Thorne el Dom Jul 16, 2017 3:09 am

Los últimos días en la vida de la Gryffindor había sido horribles y de una incertidumbre del porte del titanic. No sabía muy bien cuáles serían sus pasos a seguir, se encontraba fuera de Hogwarts pero aún no se le presentaba la posibilidad de hacer algo para ayudar a sus seres queridos que estaban en problemas.  Ya que lo había hecho sola y bueno ni siquiera con un poco de ayuda posterior pudo hacer algo. Pero al parecer sus súplicas fueron escuchadas por aquel peculiar anciano de lentes redondos y caramelos de limón. Quién hoy la traía frente aquella puerta violeta esperando por ser abierta y cerrar la encrucijada que le había provocado aquella carta tan misteriosa.

¿Será verdad que existe un grupo llamado la Orden del fénix? ¿Y por sobre todo, será verdad que están luchando contra el nuevo régimen? Esperaba de todo corazón que así fuera. Últimamente se sentía inservible, no podía ver a los que quería porque corrían riesgo y uno de los pocos amigos que le quedaban fuera, se había escapado del refugio y ahora quizás a dónde se encontraba, "en el Área-M, Stella" le respondió una voz mentalmente. Sacudió su cabeza para alejar esos pensamientos e inspirando aire profundamente giró la manilla expectante a lo que se encontraría del otro lado.

¡No puede ser! ¡Era el profesor Odiseo! ¡Que alegría! No se demoró más de cinco segundos para estar colgada de su cuello mientras le daba un fuerte abrazo. Hace mucho no se alegraba tanto al ver un rostro amigo, y no es que la personas del refugio no fuera amigables ni cariñosos con ella, pero debía admitir que saber que su padrino sería uno de sus profesores favoritos de Hogwarts la había animado de sobremanera. Es que las relaciones nuevas no siempre se le daban del todo bien, pero al menos el profesor Masbecth ya podía tener una noción de su personalidad un poco impulsiva y alborotada, así que no debería haber problemas ¿no?.

- ¡No sabe lo feliz que me pone escuchar aquello, profesor!.- exclamó sonriendo aún más, si es que eso era posible.  Se dedicó por primera vez desde que había entrado a la habitación a mirar alrededor, o al menos tuvo el impulso de hacerlo antes de que su mirada se quedará pegada en la mesa más grandiosa y deliciosa del mundo entero y sus constelaciones. No necesitaba un espejo frente a sus narices para saber que sus ojos brillaban más fuertes que el lumos más radiante del mundo mágico. Uno de los pocos puntos en contra que tenía el refugio - aparta de estar encerrados la mayoría del tiempo- era que la comida era escasa y "saludablemente aburrida". Aunque, se rumoreaba últimamente por los pasillos que al parecer pronto llegaría una mujer amante de las flores y la cocina y que llegaría a cambiar el destino del refugio, pero esa mujer majestuosa aún no llegaba y aquellos chocolates son lo más parecido al Paraíso que ha visto Stella en días.

- Amados chocolates.- dijo en un suspiro mientras se abalanzaba a la mesa y los atraía hacia si con ambos brazos sin perder su radiante sonrisa. Luego de disfrutar por un par de segundos un momento de profundo amor hacia su amado chocolate se levantó para volver a mirar a su increíble Maestro Jedi.- Quiero saberlo todo. Digo...- inspiró profundamente y...-  ¿Desde cuándo existe este grupo? ¿Tienen pensado algo contra el nuevo régimen? ¿Quienes pertenecen? ¿Hay más alumnos como yo? ¿Cómo se reconocen? ¿Tienen algún gesto saludos, señal? ¿Se reúnen a veces? ¿Los del refugio saben de su existencia?.- bombardeó con preguntas hasta que se quedó sin aire, mientras miraba con ojos de huevo fritos expectantes y sumamente curiosos.

Pero en eso recuerda algo.- ¿Tenemos una misión? ¿Ahora ya?.- olvidó todas las preguntas anteriores al recordar lo último que había dicho el mago.- ¿Cuál? ¿Cuál? ¿Cuuuuuál?.- preguntó animadisima mientras se llevaba una barra de chocolate a la boca.
Stella Thorne
Imagen Personalizada : revolution is the only solution ~ ( ft Odiseo M. ) Tenor
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 19
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.721
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : Elefante
RP Adicional : +2F
Mensajes : 874
Puntos : 502
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Odiseo Masbecth el Vie Dic 01, 2017 2:03 am

Se sentía como debía sentirse un árbol bajo una granizada. Las preguntas lo golpeaban de todos sitios y su pobre cerebro no era el más veloz procesando información. Pero ya llegaría, ya llegaría a la conclusión. Tan sólo se demoraría un poco más, como siempre lo hacía. Mientras pensaba que responder ante aquel bombardeo de preguntas la vio comer con unas ansias que no podía evitar sonreír. Era bueno ver a alguien lograr olvidar lo que pasaba afuera y sonreír como en los viejos tiempos. Luego de deleitarse con la felicidad de Stella intentó volver a traer a su cerebro a la concentración lo mejor que pudo. La chica necesitaba respuestas y él podía proveer algunas, más o menos.

- Yo soy parte desde hace cuatro años, así que supongo que debe existir desde hace más, mucho más- notese que había usado la palabra grupo y no secta- sí Dumbledore es el mandamás probablemente tiene siglos y siglos. Pero yo apuntaría más a unos 10 años. Claro que tenemos pensado hacer algo contra el régimen. Tocarles los huevos al mejor estilo Masbecth- esto último, obviamente, era una broma-.No puedo decirte quienes pertenecen exactamente, más que todo porque no lo sé muy bien. Como en todo, aquí también soy la oveja negra. Nos reconocemos en las reuniones, la última que fui estaba Fi-Fi y Dumbledore, y más gente, pero no lo recuerdo. Yo entretenía mis propios problemas en aquel entonces-no ahondó en el tema y su rostro permaneció inmutable con sus palabras. Más bien, con movimientos propios de un ninja le robó un trozo de chocolate-. No tenemos ningún grito de fénix o algo por el estilo, si eso es lo que preguntas. Tampoco me han obligado a tatuarme, lo que siempre es bueno ¿Me imaginas con un fénix en la espalda?-hizo una mueca de disgusto y negó con la cabeza.

Se recostó contra la silla mientras mordisqueaba su chocolate como si fuese un ratoncito. Soltó un largo suspiro y luego sonrió. Ante la emocionada pregunta de su nueva padawan soltó una carcajada y le tendió el pergamino que contenía las instrucciones.

- Estoy seguro de que esta misión te fascinara, padawan- bromeó mientras dejaba que leyera el pergamino.

“Hemos recibido un pedido bastante curioso y me ha parecido perfecto para ti y para tu nueva protegida. La dueña de Honeydukes se siente ofendida de que todos sus productos, o la mayoría, sean comprados por mortifagos y gentes detestables. Es una simpatizante de nuestra causa, pero necesitamos que mantenga un perfil bajo, así que nos ha pedido que orquestemos un robo masivo a su tienda, para donar los dulces a nuestra causa.
Por favor, intenten que uno que otro dulce logre llegar de vuelta al refugio”

No había firma ni más señas y en cuanto Stella terminara de leerlo se desintegraría, porque así funcionaba la magia, mágicamente.
Odiseo Masbecth
Imagen Personalizada : revolution is the only solution ~ ( ft Odiseo M. ) ECm6X1dl
RP : 10
PB : Lee Pace
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.950
Lealtad : A Mildred
Patronus : Lombriz de tierra
Mensajes : 220
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3068-odiseo-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3083-i-know-just-what-you-need http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Stella Thorne el Jue Ene 18, 2018 5:42 am

En el mundo había toda clase de personas, y a veces -cada vez más escasamente- uno se topaba con gente realmente mágica (en todo lo amplio de su significado).  Y ella debía haber hecho realmente algo bueno en su vida porque hoy había vuelto a toparse con un ser perteneciente a esa clase de personas. Su profesor, Odiseo Masbecth.

A ver, ella no era precisamente la mejor alumna de su clase ni la chica más cercana a él. De hecho si la apuraban no recordaba más de dos interacciones con el mago. Pero, lo que pasaba es que uno no tenía qué interactuar con uno de los mayores Masbecth para terminar agarrandole un cariño enorme.  Simplemente bastaba con escucharlo. Ya que al menos para ella, las clases del mago que tenía enfrente eran geniales, sus favoritas para ser exacta. Tanto así,  que siendo una persona con una cabeza de pez inmensa aún no olvidaba que los Medusianos son un tipo de árbol que viven en grupos y abrazados entre sí.

Lo escuchó con atención y en silencio, como rara vez lo hacía. Logró no abrir la boca del asombro al saber un poco de aquel hasta ahora desconocido grupo de magos. Hizo una leve mueca pensativa al escuchar el nombre de Fi-fi, pero por más que busco en su cabeza no logró encontrar un rostro conocido que respondiera a ese nombre o alias. Se encogió de hombros mentalmente, pensando que ya habrá más adelante una oportunidad de preguntar aquello.

- Hey ...- dijo falsamente ofendida y con una amplia sonrisa al ver como en un movimiento de ninja - realmente envidiable- el castaño le robaba unos de sus chocolates.  Soltó una pequeña carcajada al escuchar lo del tatuaje de fénix, y le negó con la cabeza ante su pregunta de manera divertida. Y de paso atrajo más los chocolates hacia ella, que si se iban a poner ninjas chocolateros ella era de armas tomar.

Sus ojos brillaron radiantes cuando frente a ella su querido profesor le tendía un pergamino. No se demoró en tomarlo entre sus manos y abrirlo para comenzar a leerlo a la velocidad de un rayo.

Una amplia sonrisa comenzó a apoderarse de su rostro.- La señora Honeydukes siempre me ha caído tan bien...- confesó sonoramente deteniendose por unos segundos en su lectura. Es que jamás olvidará la primera vez que la había visto, ni lo feliz que había sido al conocer su increíble tienda. Es que imaginen los maravilloso que fue para ella, una niña de once años que lo más cercano al paraíso del chocolate eran esas cascadas mecánicas que ponían en algunos cumpleaños de sus compañeros muggles de clase, de pronto de un día para otro  encontrarse con esta mágica(en lo más literal de su significado) tienda. Fue una mega ultra fosforescente WOW en su vida.

Cuando terminó de leer la sonrisa que había permanecido estoica en su rostro se fue derrumbando hasta volverse algo más melancólica. Pero no en el sentido negativo de la palabra. Sino más bien sentía que las cosas volvían a tomar forma, que nuevamente había nacido algo impulsador, algo movilizador en ella que hace mucho no sentía, por ese desgano, rabia, y tristeza que sentía desde hace un tiempo.  Miró a su ex profesor y lo abrazo sin decirle nada, es que se había quedado sin palabras. Pero intento lo mejor que pudo que aquel gesto trasmitiera su más profundo sentir.

Se alejó de él sonriente y clavó una mirada traviesa en su padrino.- Creo que lograremos esta misión con creces.- dijo con tono seguro y recobrando la sonrisa radiante de minutos atrás. - Uhuhuhuhu.- musitó animada al llegarle una idea a la cabeza.- ¡Debemos ir disfrazados!  Como de la nueva "Ministra" por ejemplo.- marcando notablemente que aquella mujer no la representaba en lo absoluto.- Así le mandamos un doble discurso, modo: "Nos estamos robando sus chocolates y también sus cerebros".- se rió y mordió una barra de chocolate.

- Okey, me detendré.- dijo al ver que su imaginación estaba muy amplia aquel día.- ¿Tienes pensado algo?.- preguntó curiosa.- La verdad yo estoy lista y dispuesta. Me gusta improvisar, así que si tan solo tenemos un "vamos y ahí vemos"...por mi bien.- terminó por decir encogiéndose de hombros y ofreciendo una afable sonrisa.
Stella Thorne
Imagen Personalizada : revolution is the only solution ~ ( ft Odiseo M. ) Tenor
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 19
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.721
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : Elefante
RP Adicional : +2F
Mensajes : 874
Puntos : 502
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.