Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

furiosus furore solum punitur [Privado] +18

Lionel D'Maine el Sáb Jul 01, 2017 6:34 pm

"La locura del insano es suficiente castigo"


-No sabía que le divertía más si aquellos que se mecían incontrolables por la sala de espera o sus allegados, aquellos enfermos cuestionables que llenaban las habitaciones, su especialidad en maldiciones en esos momentos no era necesaria, éstas llegaban en la noche o simplemente se hacían llegar cuando menos se esperaban, las gafas que pendían de sus ojos admiraban a todos sus compañeros con gotas de sudor, incluso los nuevos medimagos en prácticas se veían obligados a apoyar a los demás, eran polluelos a los que un accidente en una fábrica les había obligado a volar sin todavía plumas y cacareando como si no fuesen más que simples gallinas. Él no conocía la empatia hacía los demás, puesto que nadie la había sentido hacía él así que no podía transmitir algo  de lo que simplemente carecía de conocimiento, así mismo el ir y venir de los demás era bastante interesante pero pronto se hacía aburrido, lo mejor de todo eran las charlas de los familiares, esas que estaban siempre pensando que todo era obra del nuevo régimen, ¿es que acaso los mortífagos se divertían haciendo volar una fábrica de peluches? "oh si, sabrán que tan malos somos mientras mandamos a sus estimados ositos de peluche al infierno" y casi podía escuchar una carcajada interior hacerse exterior, esas mujeres creerían que hasta sus varices eran obra de alguna maldición y no de la edad. Sacó un cigarrillo, la mirada de uno de los enfermeros le dejó claro que era lo que debía de hacer, él respondió encendiendo el mismo y marchándose, aunque eso era lo que pretendía hasta que llegó un paciente grave y el único médico que podía atenderle estaba ya demasiado saturado, solo un alumno en prácticas salpicaba con lágrimas el suelo mientras la sangre le golpeaba, eran magos por supuesto, superiores a todos esos "sangre sucia" como les decían, pero todos eran humanos. Tiró el cigarrillo a la papelera- Aparta -Lo primero que hizo con la varita fue encargarse de detener o por lo menos ralentizar la pérdida de sangre, hasta que diese con los vasos sanguíneos que provocaban la hemorragia.

Sus métodos, especialmente Muggles mezclados con la medicina mágica le transformaban después de todo en uno de los mejores- A ver tú, ven aquí -Apartó de inmediato al estudiante en prácticas tomando al primero que llevaba una bata, no podía hacerlo solo así que lo necesitaba- quiero que aprietes aquí -Sin fijarse en quien era movió la camilla con la magia hacía un lugar más tranquilo, abrió de paso las puertas y finalmente lejos de todos comenzó a ver que podía hacer por ese hombre, pero por unos momentos perdió unos segundos importantes al contemplar en quien era - Mierda -ni él lo habría podido mejor- Noah -expresó su nombre de manera aún más seria de lo normal-

Flashback
23:00 - Caldero chorreante

-Vestía una simple gabardina, era su indumentaria tanto para invierno como para verano, el cuello de ésta tapaba su rostro pero no demasiado para que la gente sospechara, después de todo lo mejor era pasar desapercibido siendo totalmente lo opuesto, ¿a quien iban a recordar antes, a un tipo con la cabeza tapada o a un hombre que era totalmente normal? era evidente quien llamaba la atención, todavía no se había quitado el uniforme del hospital y en esos momentos no tenía tiempo, tenía en concreto un sistema de cifrado que avergonzaría  todos esos magos de pacotilla, un manuscrito en el que se le avisaba, fecha y lugar de encuentro, nada más. El no podía acudir a todos de manera que en los ultimos meses pedía que especificasen lo que necesitaban, y escogía entre los más graves ese baremo, una vez escogidos los que visitaría se borraba el manuscrito sin haber manera de volver a recuperarlo, así se  marchaba, aquella noche un hombre al que le habían lanzado una maldición había tenido suerte, pero claro su brazo no había tenido tanta de manera que tenía su instrumental tanto mágico como muggle, de manera que pudiese encargarse de éste antes de que muriese, las maldiciones eran jodidas, no sabía si solo había sido el brazo, los huesos podían tener fracturas, incluso podía ser mucho más y lo peor de todo era el sitio, el idiota no había escogido un sitio mejor, allí no podía usar la magia, la cual era útil para los sangrados, así que había traido unas pociones, la primera la famosa y más temida poción crece-huesos, la tenía que usar especialmente para regenerar los mismos, Esencia de díctamo para las heridas sangrantes, una poción calmante, lo que pudiese usar sin necesidad de tener que utilizar la magia.

Se sentó en el caldero, había tanta gente que por suerte, nadie se fijó en él, aquel maletín no pesaba demasiado ya que le gustaba usar uno de sus hechizos más útiles para aligerar el peso que traía. De la nada se levantó, directo a las habitaciones, abrió la que le habían ordenado encontrándose a aquel hombre, llenando todo el lugar de sangre y lo peor pálido, bueno lo peor no era eso sino que sintió a alguien a su espalda- Mierda -repetiría esas diez horas antes mientras tomaba al chico de la camisa y lo arrojaba a la habitación cerrando la misma- soy su médico y más te vale hacerme caso.

Fin del Flashback

Ahora no tengo tiempo -Fue directamente al estante, casi sin mirar tomó la esencia de díctamo y la poción limpiadora, aquella herida estaba abierta, el brazo, todo parecía fuera de lo común de manera que había tanto quemaduras y aplastamientos como heridas lacerantes,sobre todo lo que más le preocupaba  era el brazo, estaba desencajado, la sangre florecía, manaba, empleó la magia para saber el tipo de sangre que tenía, antes de ponerse los guantes y empezar-


Última edición por Lionel D'Maine el Mar Ago 15, 2017 2:52 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Guillaume Varki
Edad del pj : 26
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.500
Lealtad : Orden
Patronus : Lince Rojo
RP Adicional : ---
Mensajes : 33
Puntos : 18
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4555-lionel-d-maine#70939 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Noah Van Rothstein el Sáb Jul 01, 2017 8:06 pm

Al parecer por fin había llegado el momento que esperaba, aquel que parecía que estaba tardando en llegar y que para algunos era algo terrible: Las prácticas. Ese día se levantó bien temprano para prepararse bien para sus prácticas, era su primer día así que no quería llegar tarde ni quería que pensaran que no se tomaba las cosas en serio, pues una cosa era llegar tarde a una simple clase que la podía recuperar en otro momento, que llegar tarde a un lugar donde las personas necesitan ser atendidas al momento. Noah debía comenzar a ponerse las pilas y aunque era un buen estudiante o al menos era decente para los estudios, debía de saber que era trabajar y que era sentirse realmente responsable de algo o más bien de alguien. Sus prácticas empezaban en unas horas, pero aun así llegó temprano San Mungo. Lo primero que quería hacer era centrarse y hacerse a la idea de lo que iba a estar viendo en aquel lugar, pues aunque aquello era lo que quería estudiar no todos tenían un estómago fuerte para aguantar algunas cosas que podían verse. No solo iba a ver sangre y pequeñas heridas, sabía que iba a ver cosas aun mucho peores, cosas que jamás nadie podría pensar en ver alguna vez. Cuando llegó, no tuvo demasiada prisa en entrar, es más se tomó unos minutos de tiempo para tomar aire y relajarse, pues podía escuchar los gritos o las quejas de dolor de los pacientes tras aquella puerta, lo cual que estuvo a punto de hacer que se echará hacia atrás y se fuera pero acabó por negarse, no podía tirar la toalla cada vez que algo le diera miedo, por lo que tomó aire y abrió la puerta para entrar.

Sus ojos se abrieron bastante, pues no esperaba que fuera de aquella forma, todo lleno de pacientes, doctores de un lado a otro intentando atenderlos a todos aunque algunos parecían que no les interesaba mucho estar allí o quizás solo se mostraban así para no estresarse. Fuera lo que fuese por que lo hicieran, estaba demasiado asombrado con todo aquello como para profundizar en ese pensamiento. Como aun faltaban algunas horas para sus prácticas las cuales aun no sabía con quien iban a ser, pues solo sabía que los doctores ya llamarían a quienes quisiesen enseñar en cuanto llegara la hora. Su mirada se paseó por el lugar quedando fija en uno de aquellos doctores que parecían tomarse aquello con calma. Arqueó una ceja y negó un poco mientras suspiraba ¿como era posible que un doctor estuviera así con todos aquellos pacientes sufriendo frente a él? no lo entendía, aunque aquellos pensamientos desaparecieron enseguida al ver quien era cuando se dio la vuelta, aquello hizo que se girara para que no le viera. ¿En serio iba a coincidir con él? ¿no había suficiente hospital para no encontrarle? Negó de nuevo pues eso no era el punto en ese momento, solo debía evitar que le viera aunque parecía algo fácil al ver que no se fijaba mucho en las personas.

Flashback
23:00 - Caldero chorreante

Noah no era alguien que frecuentara aquel lugar, pero unos compañeros habían decidido ir a pasar una noche divertida sin que los adultos les molestaran. En un principio dudó pues conociendo a sus compañeros no había algo bueno que tramaran y si no tenían pensado en hacer nada malo, sabía que algo iba a pasar, eran bastante gafes a la hora de ir a los lugares, siempre les pasaba algo y aquel día tenía esa extraña sensación de que no iba a pasar nada bueno, aun así acabó por aceptar aquella oferta. A la hora señalada estaba frente a la puerta esperando a que llegaran sus compañeros, los cuales iban llegando poco a poco y con bastantes ánimos de pasarlo bien. Negó con suavidad al verlos pero sonrió amplia mente saludando a cada uno de ellos antes de entrar. Sus compañeros eran bastante escandalosos por lo que dejó que entraran todos ellos primero para que se fijaran todos y ya cuando se calmó un poco todo entró tras ellos caminando algo alejado como si no los conociera. Aquello le hizo pasar desapercibido. Mientras sus compañeros se iban a pedir algo para comer y beber, el decidió encaminarse hasta las habitaciones, pues le apetecía descansar un poco ya que ese era uno de los pocos días en los que podían tener libre sin pensar en las tareas o en la universidad.

Como había estado más atento a sus compañeros, no se había fijado en el hombre que había subido antes que el hacia las habitaciones, además de que no era alguien que se fijara en los demás y aun menos en un lugar así, aunque aun así no pudo evitar mirar hacia la habitación en la que entraba el hombre, quedándose parado al percatarse de lo que estaba sucediendo o más bien de lo que parecía que había sucedido en la habitación. Sus ojos se abrieron como platos, pensando que aquel hombre podría ser algún doctor o quizás alguien del ministerio que venia a ver que había pasado. Sabía que eran bastantes discretos y quizás era por eso que nadie estaba nervioso y todo seguía tan "tranquilo" en la parte de abajo. Sabía que no debía meterse en esas cosas, por lo que decidió seguir caminando para evitarse problemas, los cuales no tardaron en llegar cuando sintió como le tomaba de la ropa para meterle de un empujón en la habitación -¿Que? Está bien, no he dicho nada, solo pasaba por aquí para ir a mi habitación. Lo que haya pasado aquí no me importa en lo absoluto- Murmuró intentando no parecer nervioso, pues le pareció extraño su comportamiento. Si hubiera sido doctor o del ministerio hubiera cerrado la puerta en sus narices o le hubiera dicho que se largara -Creo que no debo estar aquí y seguro que tu tienes mucho que hacer con lo que haya pasado aquí- dijo caminando hacia la puerta o al menos intentándolo para salir de allí.


Fin del Flashback

Aprovechó que Lio se giraba teniendo la intención de salir a fumar para pasar por su lado sin que se diera cuenta y así alejarse de él hasta la hora de las prácticas, pues sabía que en esos momentos lo llevarían a otro lugar y no tendría que verlo o al menos eso esperaba. Pero al parecer no iba a tener esa suerte, pues justo en el momento que pasaba por su lado para irse, sintió como le tomaba de la bata para acercarle al paciente que recién llegaba, estaba a punto de apartarle la mano con un golpe, pero no podía hacerlo, aquel paciente no tenía la culpa del odio entre ambos chicos, además no parecía que se hubiera dado cuenta de quien era, por lo que llevó las manos a donde le indicaba y presionó la herida para que dejara de sangrar. Al parecer las prácticas para él ya habían comenzado. Tomó aire para no pensar en que estaba a su lado ni en lo que había pasado anterior mente con él, pues lo importante ahora era atender a aquel paciente -Si, soy yo, Lio y si, ahora no es tiempo para nada que no sea atender al paciente- Dijo con el rostro serio mirando de nuevo la herida que estaba tapando. Notaba como sus manos y las mangas de su bata comenzaban a tomar aquel color rojo carmesí de la sangre, no parecía que aquello tuviera intención de parar y aunque quería ser de algo más de ayuda no podía, aun no sabía como debía hacer las cosas o que hacer. Bueno si lo sabía pues para eso había estudiado, pero en ese momento solo un profesional podía llevar a la práctica de forma perfecta lo que él había estudiado. Aun que le parecía bastante fuerte la vista que tenía de aquel paciente, debía haberlo pasado muy mal y debía estar pasándolo mal.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Mitch Hewer
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.500
Lealtad : Neutral
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 21
Puntos : 7
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4552-noah-van-rothstein-id#70926 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Noah Van RothsteinUniversitarios

Lionel D'Maine el Miér Jul 05, 2017 2:52 pm

Lionel -Dijo claramente, aunque sus facciones no lo expresaron estaba claramente molesto, no obstante el hieratismo de siempre le permitía cifrar sus expresiones e incluso sus sentimientos- ¿me has entendido? No soy "Lio" sino Lionel -una vez que dejó claro aquello con un golpe de varita convirtió la graduación de sus gafas en algo parecido a una lupa, miraba asegurándose de no dejar de lado ninguna parte- Primero tenemos que diagnosticar cual de las heridas merece nuestra atención, una vez que se diagnostica la hemorragia se puede detener con un golpe de varita pero como todo, si no eres eficaz lo que puedes causar es que la sangre no cese y lo que es peor se produzca un taponamiento por la sangre que hemos cauterizado, de manera que el paciente no puede expulsar la sangre y puede haber signos de infección -Esperó que el contrario lo entendiese, después de todo si hacía las prácticas debería de haber estudiado lo que sucede, pero aún así se lo dejó saber, una cosa era el estudio y otra la práctica, podrías mirar mil tipos de hemorragias pero si no sabías que hacer, la teoría no te salvaría de los demonios de la muerte, aún mientras estaba salvando o intentando salvar al hombre que había en la camilla sin el ruido de los demás accidentados, no pudo evitar que su mandíbula continuara tensa, alguno pensaría que era de la concentración y sin embargo era todo lo contrario ya que la tensión se debía especialmente a lo que había sucedido aquella noche, la primera vez que se saltó su escrupulosa norma de pasar desapercibido.

No se esperaba que aquel muchacho estuviese allá, enfrente de él. E igual que anoche con las manos de la bata manchadas de carmesí, un carmesí que devoraba el blanco de la ropa mientras que continuaba con pociones y diversos utensilios cauterizando, gracias a sus gafas y a uno de los hechizos que permitía ver los vasos sanguíneos podía concentrarse en lo que deseaba con más facilidad, pero recordó como anoche aquel muchacho se había colado en su vida y parecía que el jodido niñato continuaría en ella-

FlashBack

No me jodas ¿lo has entendido? -Su lenguaje se acercaba a la vulgaridad cuando no sabía que hacer, era una situación inesperada después de todo. Al cabo de unos segundos mientras el chico intentaba ir hacia la puerta se lo impidió agarrando su muñeca, le empujó contra su cuerpo mirando directamente hacia sus ojos, Lionel era más alto que ese muchacho de manera que esperaba imponer respeto. Como en aquellas situaciones, aunque fuese algo cliché, no sabía si aquel chico abriría la boca o se quedaría callado era por eso por lo que no podía permitirle irse hasta que le diese a beber alguna de esas pociones que siempre llevaba consigo, aunque era evidente que no surtiría el efecto deseado esperaba que por lo menos pudiese nublar el recuerdo. No obstante y aunque quisiera centrarse más en el chico no pudo hacerlo.- Tú ¿sabes algo de medicina? -Se alejó del contrario, o mejor dicho dejó su muñeca en libertad hasta nuevo aviso, el paciente gimoteaba y era evidente que la palidez se hacía acentuado de forma que no tenía tiempo para jugar a los indicios- Necesito que sujetes esto -Sacó varios tarros pero le tendió uno en especial al chico, el olor no era el más agradable de todos, lo había extraido el mismo, una planta que era capaz de regenerar los tejidos y además que podía ayudar a que el hueso no sufriese tanto daño antes de ofrecerle a beber la poción para los huesos.

Apenas se lo tendió, pudo dejar un nuevo vistazo a su ayudante improvisado, todavía sospechaba de él pero, en aquellos instantes se concedió unos segundos para colocar la mirada en el contrario, cualquiera podría ver que era atractivo, facciones juveniles que delataban su edad o por lo menos podía decir que era ese tipo de personas que parecian aparentar menos edad, sus arrugas que simulaban su rostro como un mapa de preocupaciones ante la situación, los labios curvados y sintió quizás emerger una sonrisa, no era tan malo tener un ayudante después de todo, normalmente Lionel no concedía mucha importancia al fisico de las personas sobre todo porque él no era alguien que emitiese juicios de valor, por lo que no supo bien porque ese chico llamó su atención, y se decía a si mismo que dejase de delirar de una vez por todas, sobre todo porque dentro de poco le olvidaría o eso tenía pensado- Debes tener cuidado, es algo frágil y puede hacerte daño si no lo mezclas como debes -mezcló varios de los contenidos de los tarros, el olor no era mejorable y habia cambiado a un tono púrpura, lo extendió, el hombre gimió- no puedo ponerte sangre, quien diablos sabes si te desangres aquí y ahora mismo, tengo que acelerar y a la vez frenar el proceso para que al menos la maldición no te coma por dentro -extendía con sumo cuidado aquello que poco a poco creaba burbujas y calor, después de un rato ela piel del hombre parecía menos enrojecida, había absorbido parte de lo que le había dado, finalmente sacó una poción calmante ya que el resto era bastante doloroso- vas a ayudarme lo quieras o no, ¿me has oido?

Fin del Flashback

-Tras haber frenado la hemorragia pudo pedir al contrario que detuviese la presión, sacó entonces una pequeña aguja, era algo muggle pero le gustaba hacerlo, se dedicó a coser con un hilo especial algunas zonas del contrario, de ese modo la magia no dejaría una marca irremediable, o podía asegurarse de que todo estuviese bien, la piel parecía de plástico mientras le traspasaba con aquella aguja, se encargaba de la piel, de algunas de las venas que podía atrapar y recuperar, de todo un poco, incluso la carne. Quien le iba a decir que aprendería a dominar el arte de coser heridas mientras intentaba cuidar a aquel viejo decrépito. Sin embargo era evidente que aquello no serviría como solución a largo plazo, de manera que se ayudaba con la magia para sellar lo más importante, la herida del brazo por lo menos parecía tener mejor cara, después mientras las manos aún manchadas de sangre tocaban los huesos del paciente, asintió, le daría una poción crecehuesos aunque sería doloroso era lo único que podía hacer para las fracturas, de paso sacó unas vendas, con los dedos, de manera experta y ayudándose de que el hombre estaba en aquel estado de inconsciencia intentó poner algunos de los huesos en orden, escuchando aquel crujido que a más de uno le habría helado la sangre-

No esperaba verte -Dijo, finalmente mientras continuaba mirando las quemaduras- ábrele la camisa, necesito ver hasta donde está lleno de quemaduras -lamió sus propios labios, estaban resecos y era normal dando por sentado que estaba distraido, tuvo que reducir las gafas a su visión normal, dolía los ojos pero habían cumplido su cometido, mientras tocaba algunos restos calcinados de la camisa, sacó una de las cremas que se solían dar para la recuperación de los tejidos, de la piel y que el paciente no experimentase excesivo dolor, además solo quería una marca y aquel hombre, se podría decir, que había tenido suerte-
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Guillaume Varki
Edad del pj : 26
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.500
Lealtad : Orden
Patronus : Lince Rojo
RP Adicional : ---
Mensajes : 33
Puntos : 18
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4555-lionel-d-maine#70939 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Noah Van Rothstein el Vie Jul 07, 2017 1:34 pm

-Está bien, Lionel- Repitió su nombre arqueando una ceja algo divertido por aquello, pues al parecer seguía siendo tan serio como cuando le conoció por primera vez. Aunque la verdad y aun sabiendo que era un medimago, no esperaba verle ahí y aun menos después de la impresión que le había dado en aquel momento. Pues fue extraño cuando quiso disculparse por lo que le pasó a aquel hombre. Si solo era su doctor no tendría por que haberse puesto de aquella forma, simplemente le hubiera cerrado la puerta en las narices y ya. Pero no fue así, todo fue muy diferente. Aun así negó con la cabeza un poco, ahora debía centrarse en aquel paciente -Lo se y después de parar esa hemorragia hay que valorar las otras heridas ya que aunque alguna parezca no ser muy importante puede serlo si llega a coger una infección como dices. Las quemaduras pueden llegar a ser muy peligrosas si no se saben tratar bien o si no se saben limpiar como es debido antes de regenerarlas. Si son de un grado alto puede llegar a hacer que pierda algún miembro o algo peor ¿no?- Miró al mayor antes de volver a mirar al paciente aun manteniendo las manos en aquella herida para que no se desangrara como le había pedido.

Como el mayor pensaba, si había estudiado para aquello, si no fuera así, no estaría ahí en sus prácticas, pero como era de esperar, era la primera que hacía, por lo que estaba bastante nervioso. Quería dar buena impresión y dejar ver que sabía lo que hacía, pero aun así le era difícil, era complicado mostrarse relajado cuando por dentro era un nido de nervios al recordar todo lo ocurrido aquella noche, algo que jamás pensó que ocurriría y aun menos pensó que después de aquello iba a encontrarse de nuevo al lado de la persona que le hizo querer estudiar para aquello. La verdad es que imaginó que al mayor aquello se le estaría haciendo extraño que él estuviera estudiando aquello tras lo que pasó. Aun así intentaba centrarse en lo que hacía el mayor, observaba todo lo que hacía mientras seguía presionando aquella herida, pues no podía apartar sus manos de allí aunque se sintiera inútil por solo estar mirando, pero sabía que era necesario por ahora, luego ya ayudaría en lo que le pidiera.


FlashBack

Apretó los labios con algo de fuerza ante su comentario. No entendía nada y bueno, no había hecho nada, simplemente se había estado dirigiendo a la habitación que habían pagado para pasar la noche y pasarlo bien ese día, no había tenido la intención de molestar a nadie. Aun así todo aquello le pareció demasiado extraño ¿Si solo lo habían llamado para curar a aquel hombre a que vino aquel comportamiento? ¿Podía ser que no era quien decía ser? En un principió negó ante ese pensamiento, pues no podría tener tan mala suerte como para haberse metido en algo malo sin querer ¿o si?. Aquel pensamiento se confirmó en cuanto quiso salir. Pudo notar como lo tomaba con fuerza del brazo y lo apegaba a él por completo. Aquello hizo que se asustara, aun así no lo demostró, simplemente le miró a los ojos frunciendo levemente el ceño -No voy joderte como dices, solo quiero irme a mi habitación. Además, si no atiendes pronto a tu paciente podrás perderlo y no creo que quieras eso- Dijo esperando que aquello tomara la atención del chico y así que le dejara ir, pero al parecer no iba a tener esa suerte -¿Que? No, no se nada de medicina, aun estoy estudiando en el colegio y no nos enseñan nada de medicina- Y era así, no les enseñaban nada de aquello y por ahora él no había pensado en que quería estudiar en la universidad, al menos no lo tenía claro en esos momentos. Pero eso iba a cambiar pronto.

Tomó el tarro que le dio, girando el rostro enseguida llegando casi a toser por aquel olor tan fuerte y el cual no iba a negar que le dio bastante asco, pues era algo especial con los olores fuertes -¿Que se supone que es esto? apesta- dijo poniendo mala cara y pasando saliva mientras se acercaba a él agachándose al lado suyo para ver como estaba aquel hombre. La verdad no era algo muy agradable de ver, aun así no le daba asco ni sentía la necesidad de alejarse, es más estaba sintiendo bastante curiosidad por aquello. Pero sus pensamientos fueron alejados al sentir la mirada ajena sobre él a lo cual se la devolvió como si quisiera descubrir en que estaba pensando en esos momentos. Quizás estaría pensando en como deshacerse de él en cuanto acabaran de curar a aquel hombre. No sabía que iba a pasar después, pero solo quería ser positivo, esperaba poder escaparse en cualquier momento, ya que no pensaba volver a encontrarse con esa persona nunca más o eso creía él también. Aunque lo que le sorprendió en aquellos momentos era que le estuviera explicando que debía de tener cuidado al mezclar aquellos ingredientes, ya sabía que con todo había que tener cuidado, pero ¿por que se lo estaba diciendo? ¿que esperaba conseguir con aquello o es que se pensaba que podría llegar a ser un medimago como él? Fuera lo que fuese por lo que se lo estaba explicando podría agradecérselo, pues nunca se sabía cuando iba a necesitar pensar en aquellas palabras.

En ningún momento dijo nada, simplemente se quedaba observando lo que estaba haciendo al no saber que hacer. No tenía conocimiento para poder ayudarle, solamente podía hacer lo que el le pedía y aunque seguía queriendo irse y alejarse de aquella situación, en el fondo sabía que podía ser bueno aprender de aquello, quizás en algún momento se viera en otra extraña situación así pero que estuviera él solo y debiera hacer alguna cosa por muy poca que sea para mantener vivo a una persona -¡Eh! No se quien eres ni quien es esta persona, pero no creo que vayas a dejar que se desangre. Veo que eres un medimago si no, no creo que supieras todo esto, por lo que algo debes saber para poder atenderlo bien y que cure pronto- dijo mirándolo con el ceño algo fruncido, pues no tenía ganas de ver morir a una persona frente a él. Nunca había tenido esa mala suerte y no quería tenerla ahora y menos en esa situación -Tranquilo, no creo que tenga otra opción que no sea ayudarte ¿o si la tengo?- dijo tomando algo de aire para relajarse y esperar a que le dijera que debía hacer.

Fin del Flashback

Cuando pudo apartar las manos de aquella herida las miró y las movió un poco viendo toda aquella sangre mancharlas, no era algo muy agradable de ver aunque si podía ser algo pasable si el paciente se salvaba. Aunque en esos momentos se preguntaba como se sentiría el mayor o como se habría sentido el mayor o cualquier otro medimago al perder a un paciente y mirarse las manos llenas de su sangre. Sentía que debía ser horrible y eso era algo que aun debía aprender. Sabía también que algún día aquello le iba a pasar y lo mejor era que empezara a hacerse a la idea, pero por suerte su primer paciente por así decirlo parecía que iba a salvarse y no era para menos, tenía un buen doctor a su cuidado y aunque no se llevara bien con él por lo que pasó, no podía evitar reconocer que era bueno en su trabajo y eso en el fondo era lo importante. Aunque lo que llamó su atención en aquel momento era la forma de coser sus heridas como un muggle, no esperaba encontrar un medimago que lo hiciera y le pareció algo curioso -¿Por que usas una forma muggle para curarlo si con nuestra magia podrías hacerlo de forma más perfecta y concisa?- preguntó con bastante curiosidad aunque su cara cambió un poco al escuchar como aquellos huesos crujían, era algo bastante desagradable de escuchar si se ponía a pensarlo bien.

-Yo tampoco esperaba verte aquí, aunque ya vi en aquel momento que eras un buen medimago, no esperaba que trabajaras aquí y aun menos por la forma de comportarte que tuviste conmigo, parecía como si quisieras ocultar algo y yo lo estaba descubriendo- Dijo mirándole de reojo antes de abrir su camisa apartándola hacia los lados para poder dejar ver completamente su torso. Estaba todo bastante quemado y el olor que desprendía no era muy agradable. Aun así su mirada se paseó por aquellas quemaduras buscando que ninguna estuviera infectada, al parecer no eran de un grado alto y al menos a primera vista no necesitaban tanta atención como lo había necesitado la otra parte de su cuerpo -No parece que haya que limpiar mucho las heridas, a tenido bastante suerte, aun así habría que tenerlo controlado por si acaso ¿no? nunca se sabe con este tipo de quemaduras- dijo apartándose un poco para dejar que pudiera poner aquella crema. Aunque pensaba que él también había tenido suerte de que en su primera práctica no hubiera tenido que hacer mucho, pues había estado bastante nervioso, pero ya estaba, todo había pasado por fin.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Mitch Hewer
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.500
Lealtad : Neutral
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 21
Puntos : 7
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4552-noah-van-rothstein-id#70926 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Noah Van RothsteinUniversitarios

Lionel D'Maine el Vie Jul 21, 2017 4:18 pm

Puede suceder que si se te queda un tejido sin limpiar, no suceda nada simplemente tenga algunos dolores pero puede ser rápidamente curados, incluso se beneficiaria, en cambio hay zonas como por ejemplo algunos tejidos cercanos al flujo sanguíneo que pueden pasar por la zona dañada de manera que la sangre puede llegar a contaminarse lo que supondría un grave problema, además de los dolores, el miembro podría ser amputado si no se aniquila toda la "maldad" por decirlo de un modo -Su voz, grave parecía llenar aquel espacio sin necesidad de alzar la voz, muchos de los medimagos de allá parecían calmados, daban la impresión de que Lionel incluso en su indiferencia era una persona dominante, no se mostraba calmado, su voz tenía aquella fuerza que pocos poseían e incluso que muchos demandaban. Aquel hombre tenía suerte de que Lionel estuviera al cargo, pero también porque aparte de todo lo que había sufrido, daba la impresión de que estaba dentro de la gravedad de las heridas bastante estabilizado de momento, por lo que si, tenía que reconocer que había tenido suerte, por no decir que el muchacho empezaba a actuar y comportarse como un auténtico profesional, dejaba a un lado los temas personales para centrarse en el hombre, le habría echado sin contemplaciones de haber visto su comportamiento, no necesitaba personas que solo pensaran en si mismas, necesitaba en cambio gente que pudiese salvar vidas. Después de todo el ser humano era el único que escogía los peores momentos para recordar y victimizarse, de forma que ya hablaría con Noah, de momento y aunque irónicamente estaba de nuevo siendo su aprendiz, aprovechaba en especial para centrarse en las quemaduras.

El torso ajeno, respiraba lentamente, relajado- Porque es interesante -no se esperaría esa respuesta- la precisión de la magia es mucho mayor que lo muggle, y es evidente que también hay más posibilidad de salvar una vida con la magia especialmente en casos como estos, no obstante los muggles nos simplifican las cosas, para el sangrado es bueno la magia y para unir algunas venas importantes el método muggle impide que la arteria o el flujo sanguineo se vea afectado de manera preocupante asi que utilizo esos dos métodos, sin embargo, es evidente que no son utilizados y son incluso alterados para que parezcan inútiles -simplemente dio su punto de vista, pero en especial, ¿que iba a decir? desde pequeño había tenido que curar al viejo con métodos muggles y no se había acostumbrado al método sencillo de la magia, gustaba de contemplar como ambos métodos parecían convivir de manera natural,uno ayudaba a otro, y por eso era uno de los médicos con menos rango de mortalidad, sin embargo sus ojos volvieron a centrarse en el chico- espero que guardes nuestro pequeño secreto -si alguien se enteraba de sus métodos por muchas sospechas que tuviesen de éstos, acabaría metido en un sitio peor que Azkaban, de manera que era mejor mantener aquella boca cerrada, hablando de boca ¿no se veía más atractivo que de costumbre?. En aquella noche, aquel chico había llamado su atención y en cambio ahora, se reafirmaba, normalmente se aburría de las personas con una facilidad pasmosa y no podía decir que estuviese sucediendo lo mismo con aquel chico. Abandonó la posibilidad de seguir contemplándolo mientras continuaba con sus actividades-

Flashback

ayuda a la coagulación -explicó con facilidad mientras se dedicaba a atender al paciente, el hedor le molestaba obviamente pero había ya aprendido a simplemente ignorarlo, era como un basurero que no es que fuese inmune al olor pero como era su trabajo se había acostumbrado a este de manera que no tenía porque arrugar la nariz como hacían tantos otros, así pues y aunque el chico de al lado se viese obligado a retener algo de su aliento al igual que el herido tenía que hacerlo, ayudaba a la coagulación de la sangre para que esta no fuese demasiado fluida y acabara desangrándose, además deshacía la irritación de la piel haciendo que fuese posible su manipulación, de la otra manera el dolor del hombre sería inimaginable, actuaba como una especie de anestesia sin serlo realmente, cuando hubo colocado una capa más miró fijamente al menor, bueno eso pensaba, no esperaba que aquella rata asustada de pronto se llenara de valor, esperaba escuchar gemidos, algunos lloriqueos al más puro estilo " quiero ir a mi habitación " incluso esperaba que dijese algo como no me hagas daño que no quiero morir, de manera que, no, no se lo esperaba, era raro que hoy en día una persona actuase de esa manera- no me gustan los mentirosos -clamaba, pero sabía que uno de los mayores mentirosos, era el mismo- sabes muy bien de medicina, al menos eso parece -ninguna otra persona se habría preocupado por un hombre ni tampoco habría empleado algun que otro termino.

No, tal vez lo estaba imaginando, sus ojos quedaron sobre los de aquel chico, como hipnotizado, era atractivo, las cosas como eran, sus labios anchos, aquel suave ceño que parecía rasgar su rostro, incluso todavía tenía el ardor en su mano de cuando le había tomado del brazo, era todo hueso, no tenía demasiada grasa y casi podría decir que no estaba bien alimentado, pero había algo que le condenaba a mirar, que le condenaba a continuar, se mordió entonces el labio en reprimenda sabiendo que no debía de comportarse de esa manera  y mucho menos alguien como el, si, se sentía atraido hacía las personas atractivas, especialmente los hombres pero no habría esperado que en esa situación aquella atracción fuese en verdad una distracción- nadie ha dicho que lo vaya a dejar desangrarse -mencionó en tono de evidencia, mientras se volvía a centrar, la poción calmante había hecho su trabajo y esperaba que no se hubiese percatado de su tardanza, incluso aunque fuese un par de minutos.

Colocó las manos en el brazo, con ayuda de un hechizo, intentaba hacer que el hueso se moviese, que recuperase una forma menos puntiaguda y aunque doloroso sabía que era lo mejor, de esa manera todo estaba uniforme, después empleó algunas pociones para detener el flujo de sangre, intentó todo para acelerar el proceso del muñón, hasta que este apareció, por supuesto no podía hacer parecer sin más un brazo y mucho menos cuando se trataba de aquella maldición, por desgracia tenía que aprender a vivir con ello, a veces, sacaba una especie de pus negro que parecía como un insecto, aquello era sin duda de la maldición- listo -murmuró, no sabía cuanto tiempo habia permanecido quieto, en esa posición hasta que sintió varias gotas de sudor caer por su rostro, volviendo a ver a aquel que se había transformado en algo asi como su aprendiz- Lava la herida con esto -le dijo, era un trapo pero éste suavizaba las cicatrices y hacía que éstas no fuesen un problema. Cuando le entregó el trapo sintió un ligero escalofrio cuando ambos dedos se encontraron, centrándose fijamente en el otro, mientras se levantaba con un crujido suave, estaba agotado y era normal después de todo -

Fin del flashback

No ocultaba nada -mencionó, todavía era demasiado pronto para decir algo e incluso demasiado pronto para decir lo que verdaderamente sucedía- era un conocido que necesitaba ayuda -sus palabras eran o parecían realmente sinceras, no era un conocido pero si estaba pidiendo ayuda, como otros tantos. Finalmente el hombre estaba estabilizado, las quemaduras estaban limpiándose con ayuda de la crema y en unas horas el pecho estaría como si nada, no solo eso, sino que de un momento a otro despertaría, por lo menos el chico que tenia en frente no le lloraría, o le miraría esperando tener un icono de medicina al que seguir, sin embargo, como siempre sucedía, se estaba perdiendo en aquellos ojos, unos ojos que le miraban con sinceridad, pureza e incluso con otras emociones que él no esperaba sentir, mucho menos por alguien a quien solamente debía atracción. Se acercó al muchacho- bien, tu primer paciente está fuera de peligro, de manera que te toca cuidarlo, si tiene alguna herida que necesite de atención basta con que me digas o estoy seguro que con el nivel que tienes, lo lograrás fácilmente -murmuró, mientras seguía sin respetar aquello que los seres humanos llamaban espacio, su frente se colocó sobre la ajena y antes de que pudiese impedirlo, sus labios casi chocaron con los ajenos, pero fue por unos segundos, antes de empujar ligeramente al contrario con el codo separándose- Tengo que avisar a los médicos, querrán a su paciente y a su alumno en prácticas de vuelta.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Guillaume Varki
Edad del pj : 26
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.500
Lealtad : Orden
Patronus : Lince Rojo
RP Adicional : ---
Mensajes : 33
Puntos : 18
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4555-lionel-d-maine#70939 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Noah Van Rothstein el Vie Jul 21, 2017 6:06 pm

-Aun así hay que tener mucho cuidado, hay veces que creemos que están bien curadas y por alguna pequeñez que no has limpiado o por que lo hayas tocado sin querer con algún objeto que no haya sido esterilizado previamente o como es debido, puede provocar una infección interna y si no se vigila bien uno puede pasarlo por alto pensando que es algo normal hasta que no empiezan a aparecer síntomas bajo su piel algo más notorios y sería ahí donde habría que amputar. Por eso creo que la magia es mucho mejor para todo, a no ser que sepas muy bien como usar la otra parte- refiriéndose a métodos muggles que parecía usar el mayor -Quizás es por eso que nuestros pacientes mueren mucho menos que los pacientes muggles- dijo con tranquilidad, aunque parecía que el mayor sabía que hacer con ambos métodos. Quizás si tuviera que empezar a hacerlo él no llegaría a hacer muchas cosas bien, aun así quien sabe si en algún momento más adelante aprendiera a mucho más de él y también buscara la mejor forma de atender a sus pacientes sin importar cuales sean los métodos usados, mientras puedan llegar a salvar a sus pacientes. Aunque en su voz se podía escuchar dominante, se podía notar que era bueno en lo que estaba haciendo. No había casi parpadeado a la hora de hacer las curas, ni siquiera se había puesto nervioso en ningún momento cuando muchos allí llevando años o eso parecía, se desesperaban a veces por la gravedad de las heridas. Por lo que quizás tuvo suerte de volver a encontrarse con él, seguro aprendería mucho más si le seguía a él.

-Pero que sea interesante no quiere decir que sea lo mejor para algunos pacientes. Puede que para muchos al no ser heridas muy grabes valga la pena probar esos métodos- Dijo dejando hablar al contrario mientras lo observaba en todo momento. Como era de esperar y como estaba observando desde que llegó, su rostro se mostraba completamente calmado, en ningún momento frunció su ceño, incluso podría parecer que no tuviera expresión alguna -¿Simplificar las cosas? Creo que la magia ya lo simplifica todo mucho más. Aunque quizás sea más concisa la muggle ya que puedes tener más cuidado a la hora de de hacer las cosas, ya que las hacer directamente con la mano y puedes moldearlo todo mucho mejor. Aun así por ahora me quedaré con la magia, no creo que sea bueno que utilice algo que no se utilizar-  Murmuró mirando de nuevo al paciente de nuevo el cual parecía estar ahora descansando después de todo lo que había debido de pasar y eso era otra cosa que le gustaba de la magia, que algunas cosas o todo era mucho más rápido que la curación muggle. Con la magia, quizás los pacientes se tiraban como mucho una semana en ese lugar, pero con los métodos muggles podían llegar a tirarse meses en recuperación, cosa que no podía imaginar ¿que debía sentir una persona que estaba tanto tiempo aguantando dolor hasta recuperarse? no quería ni imaginarlos. Pero su mirada volvió de nuevo al contrario al escucharle decir aquello, por lo que solo negó con la cabeza suavemente -No tengo la intención de hablar de eso con nadie, podría ser muy malo para ti y aun mucho más en estos tiempos que corren. Además por lo que estuve viendo, eres uno de los mejores que hay aquí, no te pones nervioso, lo haces casi todo de forma fría por así decirlo, así que no te veo capaz de cometer ningún fallo. Por lo que si se me ocurriera decir algo sobre eso, perdería la oportunidad de seguir aprendiendo de un buen doctor y perdería la oportunidad de llegar a ser uno tan bueno ¿no crees?-  Y realmente era así, pero aun que eso tenía algo de cierto, también era por que inconscientemente también le atraía aquel hombre. Era atractivo, pero también era frío y eso llamaba demasiado su atención. Aun así negó levemente con la cabeza para de nuevo observar a su paciente, esperando que todo estuviera en orden y no despertara por ahora.


Flashback

Cuando acabo de preparar aquello, mantuvo uno de los brazos contra su nariz para taparla y así evitar tener que oler aquello durante mucho tiempo. Su ceño estaba algo fruncido por aquello e incluso de vez en cuando giraba el rostro buscando algún hueco con aire "fresco" para poder respirar, aunque era imposible a no ser que saliera de allí, pues aquel olor era tan fuerte que parecía haber inundando la habitación con él. Pero no tardó mucho en tomar un poco de aire, pues no podría estar todo el tiempo evitando respirar o acabaría por desmayarse lo cual no podía ser bueno y aun menos en aquel lugar con una persona desconocida, la cual no sabía si podía confiar en ella o no. Aunque por una primera impresión y por la forma en la que lo había tratado cuando le vio, podría decirse que era alguien en quien no se debiera de confiar. Una persona de confianza o un doctor que solo va a hacer su trabajo, no haría aquello, aun así no dijo nada, intentó mantenerse sereno aunque por dentro quería que todo aquello se acabara para poder irse o al menos eso esperaba -¿Que? ¿Que no te gustan los mentirosos? ¿Por que dices eso?- Lo miró bastante sorprendido por aquello, pues no había hecho ni dicho nada como para que aquel hombre lo tomara como mentiroso, simplemente dio la casualidad que pasaba por aquel lugar en el momento menos indicado -¿Disculpa? ¿Por que crees que estoy mintiendo y que si se de medicina? Esta es la primera vez que me acerco a alguien que está herido de esta forma y ni siquiera se que le está pasando. Además aun no se lo que quiero estudiar, solo soy un alumno, aun voy a la escuela- Le mira algo extrañado por aquello, ya que realmente no sabía que había hecho para hacer pensar al mayor de aquella forma.

Su mirada se mantenía en aquel hombre herido imaginando lo que debía estar sufriendo por todo aquello, incluso no dejaba de pensar en que era lo que le podía haber pasado o más bien en que problemas se había metido. Los cuales debían ser demasiado peligrosos como para que le echaran una maldición como esa. Aunque en esos momento más que preocuparse por el paciente se preocupaba por él ¿y si el estar ahí le hacía exponerse a un peligro que no había pedido? ¿como podía saber que no había sido ese hombre que le hubiera herido y por eso ahora usaba su conocimiento para "ayudarlo" de forma obligatoria para parecer inocente ahora que le tenía a él como cuartada? quizás estaba ahí para rematarlo pero al haberse topado con él tuvo que cambiar de idea. Suspiró negando con la cabeza para quitarse aquellos pensamientos, no debía de pensar tan mal, por ahora no había hecho nada que le indicara que no era malo, al menos sin contar la forma en la que le metió en la habitación. Su mirada de nuevo se fue al mayor, notando como le estaba mirando, por lo que llevó una mano a su propia nuca, buscando o intentando averiguar en que estaba pensando, aunque era complicado, pues su rostro casi no mostraba ninguna expresión -Yo solo lo comenté cuando dijiste "no puedo ponerte sangre, quien diablos sabes si te desangres aquí y ahora mismo, tengo que acelerar y a la vez frenar el proceso para que al menos la maldición no te coma por dentro". A lo que yo respondí que no creía que fueras a dejarlo desangrarse bajo ninguna circunstancia- Dijo al fin suspirando un poco mirando de nuevo al herido.

Aquello ya no pudo mirarlo, aun no estaba acostumbrado a ver cosas así y eso de ver como movían el hueso no le acabó de gustar, aun era bastante joven para ello y aunque intentaba quedarse mirando lo que hacía no podía. La verdad aunque le costara mirar, le estaba atrayendo aquello de ser animago, el poder curar a otras personas y el poder salvarlas podría ser algo que llegara a gustarle, pues se sentía bien el ver como una persona podía seguir viviendo gracias a su ayuda. Suspiró suavemente y relajado en cuanto el contrario dijo que estaba todo listo, imaginaba que ahora solo debía de descansar y no solo el herido, ellos también o al menos el contrario. Llevó de nuevo la mirada hacia el contrario, fijándose en sus ojos y ahora fijándose bien en su rostro, era un chico guapo y su mirada intensa captaba demás su atención, aunque aquello no duró mucho, pues tomó el paño sintiendo la suavidad de sus dedos, a lo que apartó la mano enseguida casi como si no debió de haber pasado aquello y desvió la mirada por un momento, tomó algo de aire antes de comenzar a limpiar aquellas cicatrices con todo el cuidado que podía tener en aquellos momentos -¿Y que va a pasar ahora? o más bien ¿que harás? ¿podré irme o tienes pensado algo más para hacer?- Preguntó al no saber que tenía pensado ahora aquel hombre.

Fin del flashback

-No dije que lo ocultaras, solo dije que lo parecía por la forma en la que tenías de comportarte, en como me metiste en aquella habitación cuando simplemente pasaba por allí para ir a descansar- Dijo mirándole fijamente arqueando poco después la ceja por su respuesta -¿Un conocido? En aquel momento no parecía que lo fuera, parecía más un simple hombre que necesitaba ayuda y tu estabas allí para ayudar por que te habían llamado o por que simplemente estabas descansando allí cuando pasó lo que pasara- Dijo mirándole a los ojos, aunque esta vez no le miraba como el primer día, esta vez le miraba con más confianza, con más emoción e incluso admiración, pues después de lo que pasó aquel día, acabó decidiendo convertirse en un animago, fue gracias a él que eligió aquella profesión. Y no solo por salvar a los demás, también en un muy pequeño porcentaje, por que también iba a ser la única forma de poder hablar con él o de poder verle de nuevo y así había sido, aunque la verdad esperaba encontrarse con él de otra forma -No te preocupes, lo tendré bien atendido en todo momento, lo vigilaré bien para que ninguna de sus heridas pueda llegar a infectarse o empeorar de nuevo. Pero si eso llega a pasar entonces no te preocupes, serás el primero en saberlo y esperaré a que vengas para que seas tu quien lo revise antes de hacer algo que pudiera dañarle más- No podía arriesgarse a hacer algo mal el primer día que estaba de prácticas y aun menos teniéndole a él como enseñándole. Quería demostrarle que podía ser tan bueno como él en aquello. Aunque sus ojos se abrieron más de lo normal al notar como se acercaba a él de aquella forma y en cuanto casi sintió los labios ajenos rozar los suyos iba a subir una mano a empujarle pero no hizo falta, el otro ya le había empujado cuando se dio cuenta. Su corazón estaba acelerado en esos momentos por aquella acción, pero su ceño se frunció enseguida -No hagas eso de nuevo- dijo con un tono molesto aunque no iba a negar que por dentro le había gustado aquello, pero no lo iba a demostrar -Estaré esperando aquí entonces- dijo mirando como se iba a buscar a los demás.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Mitch Hewer
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.500
Lealtad : Neutral
Patronus : Patronus
RP Adicional : ---
Mensajes : 21
Puntos : 7
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4552-noah-van-rothstein-id#70926 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Noah Van RothsteinUniversitarios

Lionel D'Maine el Mar Ago 15, 2017 2:50 pm

-Por primera vez algo parecido a un ceño y no precisamente de preocupación inundó su rostro- siempre limpio las heridas incluso mejor que los médicos que hay en este hospital, no debería preocuparte eso y simplemente no deberías cuestionarme -Si había algo de lo cual se sentía orgulloso era de sus habilidad, nunca se mostraba tan corrompido por el orgullo cuando estaba ante cualquier otra por ejemplo podrían dudar de su físico, de su reputación, podrían dudar de si era un farsante o podrían incluso cuestionar si era un hombre, un mago, un muggle, lo que fuese. Pero en cuando cuestionaban su habilidad su orgullo le cegaba, mostrando algo que era muy raro en él, evidencias y trazas de infantilidad humana, algo que pensaba desaparecido ya que después de todo su comportamiento no era demasiado humano en ocasiones, carecía de la empatia que sentía muchos de modo que en un alto grado se podía decir que era lo único que le hacía ver débil. Sabía o una parte de él mejor dicho conocía que no le estaba diciendo precisamente que era mal médico, tampoco que iba a dejar una herida sucia, sino que los métodos muggles no eran los más indicados para curar a un paciente de aquellas características aunque Lionel lo viese desde un punto de vista diferente. Todo lo que había conseguido a base de esfuerzo con el paso de los años le hacía mejorar, su experiencia era valorada pero también temida de hecho aquel exceso de confianza, esa arrogancia a la hora de dedicarse a sus pacientes le transformaba en alguien peligroso pero que indudablemente no permitiría que un paciente muriese en sus manos.

Pero aparte de la frialdad anterior, le divertía que aquella persona intentase cuestionar su punto de vista- Por supuesto -Alzó la mano en un ademán teatral- Lo han simplificado tanto que ya no somos capaces de hacer nada sin nuestra preciada varita, nos quejamos de la juventud de hoy en día, de la televisión, de los videojuegos y no nos damos cuenta que estamos creando a una panda de flojos entre los que nos incluimos, necios vagos, todos se han vuelto dependientes de la varita tanto, que en ocasiones puede costarles la vida, tanto la suya como la del paciente que tienen a cargo.  -En los tiempos actuales donde la corrupción iba ganando la batalla nadie esperaría tener que hacer cosas sin la varita, no ha de olvidarse como pueden rastrear la magia, muchas veces Lionel había tenido que operar con métodos completamente muggles, cargado claro está de sus particulares pociones pero sin el uso de la varita porque puede ser perjudicial, cualquier hechizo llamaba la atención de cualquier rastreador, él mismo habia salvado la vida en numerosas ocasiones por aquellos métodos que tanto cuestionaban los demás. -Por eso saben que soy el mejor, pero eso no significa que no me vigilen -En momentos como aqueste en el que estaba todo lleno de pacientes, uno podría dar por sentado que se habían olvidado de él, tenían un acuerdo silencioso, los altos cargos harían como que no veían, ni oían nada acerca de Lionel si él llevaba con máxima discreción todo lo que hiciese, salvara vidas y no emplease esos métodos para hacer algo que no debería. Muchos le miraban como un monstruo, pero irónicamente, uno con capacidad para salvar vidas.

Cuando parecía haber identificado algo parecido a la "admiración" en el menor, se preguntó, reacio ¿porqué debería de aprender aquella persona? trabajaba solo, no le importaban los demás, se movía mejor solo porque no tenía nada que temer, su propio pellejo era el que se estaba jugando de modo que lo hacía bajo su propia responsabilidad. Por eso nunca aceptaba aprendices porque solo dificultarían su tarea, no obstante, el haber tenido a alguien más que a si mismo en aquella pequeña sala no había sido tan malo después de todo, claro que, no tenía potestad para decidir aquello y no podía considerar al contrario como algo "suyo".-

Flashback

-Si el contrario se había quejado ( que evidentemente poco lo había hecho desde su llegada ) su mente lo había apartado de momento para ver como se desarrollaba todo el escenario que tenía en frente, era como siempre, cuando uno se estaba concentrando a su alrededor lo que dijesen los demás era como un simple canto, audible pero ignorado. Hasta que su cerebro parecía haber guardado esas quejas, esa especie de decepción por haber en puesto en dudas unas palabras en principio sinceras, pero su mente reaccionaba de otra manera, quedó viendo lo que hacía, alguna de sus palabras, sus frases, todo indicaba que era estudiante de medicina, parecía saber de que hablaba de modo que por eso le había juzgado mentiroso ¿eran sus instintos los que fallaban? se cuestionaba a si mismo en silencio de modo que ni el otro pudiese adivinar sus pensamientos. Ahora que la excitación inicial había pasado su cerebro simplemente rescataba retazos de frases, su rostro estaba centrado en su paciente que estaba recibiendo los últimos cuidados, además miraba aquella pus negra que había salido, parecía que la ponzoña todavía seguía viva, por como continuaba revolviéndose o con aquel burbujeo tóxico, a pesar de que para muchos aquello le podría parecer asqueroso para Lionel era absurdo e interesante, el ser humano había evolucionado en exceso cuando se trataba de hacer el mal a los demás.

Se preguntó si el hueso estaría bien, tendría que hacerle otra limpieza en un mes para asegurarse de que no quedaba ningún rastro, era mejor no decir que debía de abrir de nuevo, limpiar de nuevo y finalmente cerrar de nuevo, suspiró ruidosamente, aquel suspiro largo, casi resignado que siempre soltaba cuando había finalizado una operación pero estaba sumido en sus pensamientos, estaba orgulloso de haber salvado la vida del hombre pero examinando aquel pus, era evidente que todavía debia de esperar un mes para saber como avanzaba la cosa. Si el olor era fuerte limpiaria y el hombre estaría definitivamente a salvo, de lo contrario moriría no de una forma muy agradable ya que los vasos sanguineos se contagiarían y acabarían completamente negros, ennegrecidos por la maldad- ¿Que crees que soy? -Podría responderse a si mismo a esa pregunta trampa, era un médico pero estaba reteniendo a aquel chico contra su voluntad.

De modo que podría bien recibir muchos apodos, ninguno bastante atractivo ni tampoco demasiado halagador, pero en aquellos momentos era lo que se le ocurría para presentar su seguridad, se escuchó el sonido de sus labios- Puedes irte, podemos irnos -No quedaba mucho que hacer- Te has ganado un trago pero seguro que no deseas tomarte un trago con tu raptor -se arrodilló, tomó el bote con la pus negra, lo observó como quien observa a un nuevo sujeto de pruebas, comparaba siempre las maldiciones como el veneno de una serpiente de cascabel, la sangre se solidificaba en cuestión de segundos causando una masa uniforme, pero en el caso de las maldiciones no era tan misericordiosa ya que aunque las serpientes mataban lentamente, las más vanidosas solo necesitaban una hora para mandarte a la tumba lo cual se podía considerar una bendición porque las maldiciones buscaban lo contrario, matar lentamente y que si se llegaba tarde, no se pusiese salvar la vida- Así esta bien -Ordenó que se detuviese, guardando todo lo que había traido con el orden exacto que recordaba, mientras lamía sus propios labios, pasó los dedos por la nuca del chico, se sorprendió de su suavidad, pensó si notaría la aspereza de sus dedos, o si se arañaría con aquella uña del dedo meñique que estaba mal cortada, pero apartó la mano- si todavía quieres, te espero abajo -o al menos eso necesitaba, como una coartada antes de que se sospechara algo-

Fin del flashback

Spoiler:
Tienes un mal hábito de cuestionar todo lo que hago -Le podría parecer algo adorable de no ser porque le estaba poniendo en peligro, aquellas paredes podían escuchar aunque se hiciesen los sordo, además no era solo eso, era como si el chico encontrase cierto deseo en señalar todo lo que hacía, casi sonrió apenas no le opuso resistencia, aunque era normal, cuando alguien entraba de prácticas era como un mundo nuevo, algo como tener que cuidar de un paciente se transformaba en una aventura, una aventura que después de todo no podían perderse. Pero no se esperaba aquello, que perdiese su consciencia ante aquellos labios, y por si fuese poco que el otro respondiese de ese modo- ¿el qué? -Dijo de pronto, desafiante mientras su cuerpo se acercaba peligrosamente al del contrario, era mayor, mucho más fuerte físicamente hablando y sus ojos, bueno, sus ojos muertos tenían un brillo de interés en aquella persona, le apretó de pronto del cuello, como había hecho aquella noche- ¿Que no quieres que haga? -Su boca de nuevo se cruzó sobre la contraria, le encantaba, disfrutaba de sentir como el aliento de ambos chocaba contra si, como en el beso, el salvajismo condenaba a la lujuria, chocando en ocasiones sus dientes con los ajenos como si estuviesen blandiendo las espadas, sus manos acudieron a los muslos del más bajo, levantándole en peso, colocandose entre sus piernas, antes de susurrar, cerca de su boca- ¿Esto? -Una ligera embestida, se escuchó el sonido del mueble, el cuerpo del contrario golpeaba la madera, sus índices raspaban su ropa, para que sintiera el toque ardiente entre sus muslos, entre sus caderas, su mandibula se tensó, mostrando la forma de esta, la musculatura, hasta el uniforme daba la impresión de estar tenso, ya que no era precisamente débil aunque escondía su físico en la tela, ladeó el rostro, considerando aquella sonrisa traviesa- ¿esto? -repitió, una nueva embestida, no había entrado y los roces, los profundos roces se producían sobre las ropas. mirando definitivamente sus ojos, simplemente le soltó, colocandolo contra el mueble de cristal, para que viese su reflejo, les viese a ambos, la mano se situaba en su cintura elevando a la fuerza sus caderas, para que sintiera, simplemente que sintiera todo su cuerpo. Entonces susurro en su oido-¿esto? -cerro los ojos, su cuerpo chocaba contra el suyo, pero solo eso, se mantuvo quieto, hasta que se separó, lamiéndose los labios-

Nadie me dice que debo y que no debo de hacer -Acto seguido se marchó de la habitación, en unos minutos llegó con una enfermera- Esta es el chico que me ha ayudado, me gustaría tomarlo como mi aprendiz, bajo mi mando si así lo quieren los otros, tiene un alto dominio de las maldiciones -hablaba con voz fría e insolente,  era la jefa de enfermeras, se llevaba al paciente aunque más bien había estado buscando a Lionel por si podía ayudarle en otro asunto, finalmente pasó los dedos por los cabellos- Vamos Noah -la enfermera arrugó el ceño- Necesito ayuda para esa maldición -ayuda, una palabra que nunca emitia pero que ahora parecía que no estaba demás, especialmente por la confusión que se plasmaba en su rostro, por lo que había acabado de ocurrir-
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Guillaume Varki
Edad del pj : 26
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.500
Lealtad : Orden
Patronus : Lince Rojo
RP Adicional : ---
Mensajes : 33
Puntos : 18
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4555-lionel-d-maine#70939 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.