Situación Actual
23º-33º // 6 septiembre luna llena
Ganador 2016/2017
Ganador con 2272 puntos
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Evans Mitchell Mejor PJ ♂
Danny MaxwellMejor PJ ♀
Joshua EckhartMejor User
Evans MitchellMejor roler
Silas GatesÁrea-M
Evans & AdrienMejor dúo
Joshua EckhartMás leal
O. WinslowPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [3/4]
Winfall CityExpectro Patronum
Directorios [6/8]
Élite [31/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Beach evening [Priv. Steven D. Bennington]

Laith Gauthier el Dom Jul 02, 2017 9:22 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Aquel día se había levantado de particular buen humor: no había tomado turno nocturno, tampoco tenía trabajo ese día y no parecían tener ganas de molestarlo particularmente en ese momento con trabajo improvisado. Mientras desayunaba un nutritivo cereal con café y leía un poco una revista para enterarse de los últimos cotilleos, su mente divagaba y pronto tenía una idea bastante interesante. Era un sábado por la mañana, lo último que quería era quedarse encerrado todo el día en casa, así que buscó su teléfono para enviar un mensaje de texto:

“Tú, yo, en West Wittering hoy en un par de horas, tú pones las hamburguesas, yo las cervezas, piénsalo”, escribió y se lo envió a Steven. Seguramente sería divertido, no llegarían a una fiesta sino que ellos mismos pondrían su propia fiesta, lo que era mejor. Las fiestas en la playa siempre eran geniales y más si había sujetos atractivos en bañador, que eran su principal motivo para ir. Lo cierto es que el agua no le gustaba y nunca entraba al mar, presumía un poco de cuerpo, se alegraba la vista, no había más que hacer.

En cuanto el otro aceptara (que no iba a aceptar un no por respuesta, incluso si tenía que ir a sacarlo del trabajo él mismo), tomó las cosas que necesitaba para el momento. En una mochila de deporte metió una radio de tamaño mediano en la que podría meter algunos de los CD’s que llevaba, algunas toallas, un cambio de ropa por si acaso; el bañador se lo puso debajo del holgado pantalón que llevaba para ahorrar tiempo, la camiseta de Apocalyptica y la chaqueta de cuero del otro día que por fin podía estrenar debidamente.

Dejó su departamento con la chaqueta cerrada y el casco de la motocicleta también lo metió dentro de la mochila. Sólo cuando salió del mundo mágico al estacionamiento escondido donde aparcaba su motocicleta lo sacó y se abrió la chaqueta, acomodando la mochila para que no se cayese y arrancando. Era de las mejores adquisiciones que había hecho en la vida, con toda seguridad. Hizo una pausa para comprar una hielera en donde puso la cerveza y, como su nombre lo indica, hielo para mantenerla fría; si necesitaban más a lo largo de la tarde podrían simplemente marchar a comprarla. Un par de cosas más útiles y estaba listo.

Volvió a colocarse el casco, entonces arrancando con dirección a la playa a donde tenía que ir a una velocidad moderada. Llevaba en la cabeza alguna canción que se iba a poner nada más llegar, esperando que Steven ya estuviese ahí para ese momento. Le llevó quizá una hora y media, poco más, llegar, aunque no vio a aquel sujeto en ningún sitio. Se quedó en un sitio apartado de la multitud donde colocó la sombrilla y debajo de ésta la hielera para no dejarla al sol, la motocicleta a un par de metros. Cambió la chaqueta y la camiseta por una toalla donde se tumbó, colocando la radio y poniendo algo de música.

Don’t lose your grip on the dreams of the past, you must fight just to keep them alive. It’s the eye of the tiger, it’s the thrill of the fight, risin’ up to the challenge of our rival, and the last known survivor stalks his prey in the night and he’s watching us all in the eye of the tiger —colocó la canción que llevaba en la cabeza desde que salió de casa. Era más complicado oír música cuando conducía en la motocicleta, pero no le importaba, en ese momento simplemente se concentró en mirar a los chicos que había en el agua, sus ojos fijos tras los cristales oscuros de sus lentes.

Aún tenía los jeans puestos, el teléfono en la mano por si lo llamaba Steven, esperaba que el muy cabrón no lo dejara plantado. Aquella tarde prometía ser divertida, esperaba que no se metieran en problema ni que hubiese ahogados, era lo poco que pedía. El otro empezaba a tardar, aunque no le daba importancia, disfrutando de la sombra y la vista, cantando en altavoz las canciones que pasaban por la radio, todas del mismo estilo por ser un disco, aunque tenía otros que había dejado cerca de la radio por si les apetecía cambiar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 25
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 2.300
Lealtad : Neutral
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 468
Puntos : 395
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier

Laith Gauthier el Miér Sep 13, 2017 8:37 pm

El sanador, aunque criado en una casa mágica, había tenido mucho tiempo de interactuar con la cultura nomaj, legal o ilegalmente. Porque, sí, desde que era apenas un enano ya estaba atentando contra las leyes, juntándose y haciéndose amigos de nomajs, conviviendo con ellos en armonía. Sería de extrañar que no hubiese aprendido cosas tan básicas bajo esas circunstancias, no se había vuelto dependiente de la magia al final del todo. De cualquier manera, esa pregunta sobre lavandería derivó en un Steven sin bañarse o haciendo escándalos públicos por bañarse en fuentes, lo que resultó ser bastante divertido, al menos para el sanador.

Al menos hasta que se vieron en la forzosa necesidad de escapar. Tan independiente era de la magia, que muchas veces en medio de situaciones que involucraban nomaj prefería no usarla en lo absoluto, formaba parte de ese miedo del pasado a revelar el Estatuto del Secreto que para variar era mucho más estricto en Londres. Steven al parecer tenía otros planes, pues nuevamente lo obligó a aparecer antes de que siquiera tuviese suficiente tiempo para analizar lo que iba a ocurrir. Refunfuños y ropa después, un guardia distinto al que los había pillado había acabado entrando a los vestidores en la búsqueda de ellos.

Está bien, viejo, soy sanador —puso los ojos en blanco cuando se acercó a revisar que estuviese bien el hombre. No le daba orgullo reconocerlo, pero había ocasiones que a falta de sedantes buenas eran las inconsciencias, lo había experimentado ahí cuando todavía no llevaba al lomo un botiquín de emergencia. — Soy peor que Cruella de Vil, y pocos hay peores que ella, quería despellejar perritos —se jactó al oír lo malvado que era por querer darle helado de naranja. — Eso ha sido uno de mis ases bajo la manga, evidentemente —mencionó, sin dar demasiados detalles al respecto.

No era precisamente secreto, pues estaba registrado, pero sí que hacía una significativa diferencia poderse transformar en un pajarillo que vuela tan rápido y es tan pequeño que cuesta verle claramente. Además, que él supiera los mortífagos no llevaban una lista de quién y quién no era un animago en el bolsillo. En fin, luego procedería a seguirse quejando respecto a la aparición; una mala idea no fue, pero sí que era mala considerando quién era él. Una estrategia funcional con muchos inconvenientes, al final, pero eso no iba a admitirlo.

Hubiese sido divertido, como jugar a policías y ladrones —masculló en su orgullo. Estaba seguro que el hombre, por la leve intensidad de su hechizo, despertaría al cabo de unos minutos confundido y desorientado, no más, por lo que no estaba preocupado en lo absoluto y salió de los vestidores al exterior sólo mirándolo un segundo y decidirse a partir. Quizá saldrían en las noticias como los dos intrusos que sabrá qué se inventen para justificar su intromisión, pero sería divertido leerlo después de todo.

Con una sonrisa rio entre dientes al escuchar que le debía todavía cena y cerveza, como si él tuviese la culpa del ataque de antes o algo. Pero no es que le molestara, a fin de cuentas, era divertido pasar tiempo con Steven a pesar del relativamente poco tiempo que habían estado en contacto. Se preguntó, sin querer, cómo hubiese sido todo antes de tener que encontrarse en medio del conflicto por purismo sanguíneo, si, por ejemplo, hubiese decidido entrar a la tienda en donde trabajaba y conocerle a partir de entonces. Eran “hubiera” imposibles de adivinar pero ciertamente interesantes a la hora de preguntárselo a uno mismo.

Sólo me quieres por mi comida y por mi cerveza… Pero vale, te daré cena y cerveza porque así soy, tan buena persona —exageró con esa sonrisa de picardía que tenía a veces, esperando a terminar de fumar su cigarro para volver a acelerar. Podrían encontrar algún sitio donde parar en la zona nomaj aún bastante lejos de las sospechas de los mortífagos, suponía.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 25
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 2.300
Lealtad : Neutral
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 468
Puntos : 395
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.