Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Past Unburied { Steven }

Johan A. Edelman el Dom Jul 09, 2017 3:04 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Era un día nublado, no llovía, pero qué oscuro y tranquilo estaba. Casi no parecía que hubiera una guerra en el mundo mágico, aunque no por eso él la olvidaba; todo lo contrario, la tenía presente en todo momento porque había perdido muchas cosas debido a ella y su vida había dado un giro de 360º. Era afortunado por tener aún un trabajo relacionado con la música, pero atender la tienda de Dominic no era comparable con dar clases de música en Hogwarts. Extrañaba a sus alumnos cada día.

También era afortunado por no estar preso o muerto; esto porque ocultaba su naturaleza impura y permanecía con un perfil bajo que cada vez soportaba menos; pero muchos otros que conocía estaban encerrados o desaparecidos, inclusive su mejor amigo, quien era perseguido activamente por los mortífagos. Hacía mucho que no lo veía, ni a él ni a nadie, y además temía que en cualquier momento arremetieran contra su padre o su hermano, muggle y squib, respectivamente.

No estaba feliz, y aún así, tenía que quitar la mirada de la revista que leía detrás del mostrador y sonreír cada vez que entraba alguien a la tienda, como si todo estuviera bien.

Algún día iba a acabar esa mierda. Algún día los puristas iban a perder el poder, y cada vez estaba más dispuesto a hacer lo que estuviera a su alcance para conseguirlo. Pero mientras tanto, ahí estaba: simulando, sonriendo, saludando a todos aquellos que entraban en la tienda, quienes, tal vez debido al clima, no eran muchos esa tarde.
avatar
Imagen Personalizada : Yep.
RP : 10
PB : Julian Casablancas
Edad del pj : 30
Ocupación : Empleado de tienda
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.900
Lealtad : Orden del fénix
Patronus : León albino
RP Adicional : ---
Mensajes : 72
Puntos : 48
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Steven D. Bennington el Vie Sep 15, 2017 1:15 pm

Steven nunca había pensado en una revolución como algo real. Ser Ravenclaw tenía una pequeña parte que significaba tener facilidad para meter la cabeza entre los libros y retener información sin demasiado esfuerzo. Pero tampoco era necesario haber pertenecido a la casa de las águilas para saber que no existía una revolución no violenta con resultados. O más bien, una guerra, porque aquello no era exactamente una revolución. Era una guerra que tendría un bando vencedor y un bando vencido. Una guerra donde caerían personas de ambos bandos. Muchas de esas personas ni siquiera tendrían ideales, sino que habrían sido obligadas a luchar por una causa que no es suya, como bien podían ser los trabajadores del Ministerio de Magia. ¿La gente quería algo así? Steven no. La muerte estaba a la vuelta de la esquina pero él no quería participar en algo que tendría un tan alto coste.

- ¿Tu familia sigue en Inglaterra? – Él había insistido a su hermana para que dejase el país pero Beatrice era tan cabezota como lo era el propio Steven y ahí estaba la razón por la cual ambos hermanos permanecían en Inglaterra cuando cualquier lugar del mundo sería más seguro para personas como ellos. – Claro, ¿A qué mago le interesaría la música? Por favor, es algo tan muggle como respirar o ir al baño. Los magos tienen mucho más nivel no pueden disfrutar de los pequeños placeres de la vida sin una varita por delante. – Dijo con tono irónico ante aquello.

Nunca había comprendido el afán que los puristas tenían por no tocar ni con un palo aquello que perteneciese al mundo no mágico. Era un odio irracional. Steven tenía la creencia que era miedo, miedo a lo desconocido. Y el miedo da lugar a las peores acciones por parte de las personas.

- Si te sirve de consuelo mi revolución ha sido no irme del país ni entregarme a las autoridades. – Mencionó. Siempre había sido una persona pacífica pero de ser pacífico a ser tonto había un gran trecho. – Aunque tengo que admitir que he tenido que dejar inconsciente y desmemorizado a más de uno cuando ha intentado capturarme. No me siento precisamente orgulloso, muchos lo hacen por cuestiones de trabajo pero otros… Otros se nota que disfrutan con ello, ¿Sabes? Matando, torturando, encerrándonos en Azkaban. ¿Cómo puede existir gente así?

Steven nunca había hablado del refugio a nadie. Ni siquiera Laith sabía dónde se escondía su amigo aunque era plenamente consciente que había dado con algún lugar seguro. Pero Johan era diferente, ¿Verdad?

- Podrías venir conmigo. Tú sólo. A ver el refugio y… Hay una zona donde se reúnen pero yo no tengo autoridad para poder entrar. Pero podríamos hablar con alguno de los que sí la tiene y ver qué se puede hacer. ¿Sois muchos? – Preguntó sin saber si todos los ahí reunidos eran los que estaban con Johan en aquel pequeño grupo revolucionario? - ¿Habéis hecho algo contra ellos? – Se atrevió a preguntar en último lugar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 538
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Johan A. Edelman el Lun Sep 18, 2017 9:25 am


Mi familia sigue en Inglaterra y supongo que también es una forma de revolución. Para mi padre y para mi hermano, también es una manera de hacerle frente a mi madre, la bruja de la familia, en todo sentido —dijo, consciente de que Steven conocía su historia y la relación conflictiva que tenía con su madre por ese cierto desprecio que tenía hacia los muggles, a pesar de haber tenido hijos con uno y que uno de estos hijos naciera squib. Él quería mucho a su padre y a su hermano como para aceptar esta actitud que tanto los había marcado—. Pero no quisiera que fuesen víctimas de uno de esos cabrones que no sólo cumplen órdenes, sino que además disfruta torturando y matando, como bien dices.

Él no era capaz, a pesar de su aversión hacia la gente así, de hacerles lo mismo, precisamente porque no eran lo mismo. A la vez, para estas alturas ya estaba convencido de que no era posible devolver el orden anterior sin derramamientos de sangre, así como Steven había tenido que hacer cosas también por la propia supervivencia. Ahí radicaba la diferencia: en la defensa propia.

No tengo problema en ir solo, creo que más cantidad de personas podrían llamar la atención o meterte en un lío, mejor así. Yo solo y me conformo con ver el refugio nada más —aceptó—. Aquí somos alrededor de treinta. Creo que no es mucho por lo menos para la misión, y por eso no hemos hecho nada realmente, no. Sólo cuidarnos los culos entre nosotros, tratar de sobrevivir, tú sabes. Hemos ayudado a varios a salir de Hogsmeade y luego mi hermano en Londres los ha ayudado a salir del país —le contó en voz baja, como si fuese un secreto que los otros no conocían—. Suficiente motivo para que nos corten la cabeza por traidores, ¿no crees? —Rió un poco, con sarcasmo, con tristeza, con preocupación por lo cierto que era eso.

avatar
Imagen Personalizada : Yep.
RP : 10
PB : Julian Casablancas
Edad del pj : 30
Ocupación : Empleado de tienda
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.900
Lealtad : Orden del fénix
Patronus : León albino
RP Adicional : ---
Mensajes : 72
Puntos : 48
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Steven D. Bennington el Mar Sep 19, 2017 2:50 pm

Desde que había llegado al refugio, no se había parado a pensar qué tipo de personas eran las que se habían encargado de crear tal lugar. Con los días, las semanas e incluso los meses, se había ido dando cuenta que se trataba de una organización secreta que luchaba contra los Mortífagos y el nuevo gobierno desde la sombra. Incluso sabía que el símbolo representativo era un fénix, pues en la puerta que llevaba a la zona donde se reunían había uno dibujado. También había descubierto que antiguos miembros del cuerpo de Aurores trabajaban para dicha organización y que magos tan poderosos como el propio Albus Dumbledore eran partícipes de aquella sociedad.

Su vida ya tenía suficientes problemas como para sumarle el que sería pertenecer a una organización ilegal. No por echar más cargos a su espalda en caso de ser detenido y juzgado (si es que acaso aquello podía llamarse juicio), sino porque aquello sería un dolor de cabeza que sumar a su lista de preocupaciones.

- Ahí abajo, teóricamente, hacemos lo mismo. Recogemos a los que no tienen dónde esconderse, ayudamos a otros fugitivos, les ofrecemos un lugar seguro… Pero no hay que ser muy listo para saber qué traman algo más. – Sólo había que ser observador, y en el estado en el que estaba su vida le costaba prestar atención a algo que no fuese su propia familia. – Espero que no empiecen a hacerlo de manera literal o me sentiría perseguido por la Reina Roja y su… Ejército de naipes. – Frunció el ceño, no muy seguro de aquello útimo.

La nueva ministra de magia era pelirroja, por lo que cierto parecido guardaba con aquel personaje digno de una caricatura. Pero todo el mundo sabía que aquella mujer sólo era un peón. Una marioneta cuyos hilos iban controlados por las manos del propio líder de los Mortífagos: Lord Voldemort.

- Podemos ir ahora. – Miró el reloj en su muñeca. Era tarde, la hora perfecta para ir a cualquier lugar si querías pasar desapercibido. La noche resultaba ser siempre un buen aliado. – Hay varias entradas pero yo suelo usar siempre la misma. Además, a estas horas creo que será la más segura. – Estaban en Hogsmeade por lo que debían ir, en primer lugar, hasta Londres. – Tenemos que salir del pueblo y volver a Londres. Luego es coger el metro y… Bueno, ya lo verás. – Seria mejor ahorrarse detalles. No porque alguien pudiese estar escuchándoles o Johan fuese a traicionarle, sino porque decirle a alguien que la sede secreta de una organización que lucha contra los Mortífagos y el gobierno al tiempo que acoge a fugitivos estaba en una parada de metro, no sonaba precisamente como si se tratase de un lugar seguro.

Steven se levantó y comenzó a caminar en dirección a la salida. Se volteó y miró a Johan esperando a que siguiese sus pasos para desaparecerse en Londres y tomar el metro. O quizá esperar a otro día, pues no sabía si Johan tendría mejores planes para aquella noche que conocer una organización secreta.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 538
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Johan A. Edelman el Jue Sep 21, 2017 12:48 am


Es que no tendría sentido que hicieran todo eso si no tramaran algo más. No puedes estar ayudando a todos a huir eternamente, no puedes huir eternamente —expresó con un pequeño suspiro para después levantarse del asiento—. Bueno, vamos, entonces. Tenemos un viajecito.

—¿Adónde van? —preguntó Moira, extrañada de verlos caminar hacia la salida porque de hecho acababan de llegar—. ¿Tan pronto vuelven a casa? —dijo como si no creyera que fueran a casa. ¿Había escuchado algo de la conversación? Imposible, ellos habían hablado bajo y ella había tomado distancia.

Johan miró a Steven. A Moira y a los demás probablemente les aliviaría saber que iba a ver el refugio de una organización secreta aparentemente mejor organizada —valga la redundancia— que este pequeño grupo de sangres sucias. La unión hace la fuerza y fuerza era exactamente lo que necesitaban, esto de lo que le había hablado Steven era una luz de esperanza para todos ellos… Pero no podía decir nada, no aún. Sonrió.

Sí. Nos vemos más tarde, Moira. —Supo que ella supo que estaban mintiendo, pero ¿qué podía hacer? No era el momento adecuado, primero debía terminar de ver de qué se trataba todo aquello. Volvió hacia Steven y, aunque ya sabía cómo ir a Londres y cómo tomar el metro, le dijo—: Ok, guíame.


avatar
Imagen Personalizada : Yep.
RP : 10
PB : Julian Casablancas
Edad del pj : 30
Ocupación : Empleado de tienda
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.900
Lealtad : Orden del fénix
Patronus : León albino
RP Adicional : ---
Mensajes : 72
Puntos : 48
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Steven D. Bennington el Sáb Sep 23, 2017 7:58 pm

Se volteó sorprendido al escuchar la voz de una mujer a su espalda. Moira, una de las mujeres que se encontraban en aquel peculiar local, preguntaba por el destino que tomarían Johan y Steven. El castaño miró a Johan, aguardando a que este diese una respuesta y dibujó una sonrisa amable cuando Moira se dio por satisfecha con las palabras de Johan. En su interior, un Steven en miniatura a modo de animación cómica, respiró profundamente en señal de alivio. No era un buen mentiroso y mucho menos con aquella señora a la que no tenía razones para mentir. Pero, ¿Acaso era una mentira? Él iba a casa, al fin y al cabo.

- Uno. – Comenzó tomando el brazo de Johan antes de iniciar una desaparición conjunta. Había quién prefería ser avisado antes de sufrir algo como aquello y era algo que Steven comprendía y compartía. Aunque… Sus avisos no eran quizá los que había que tomar como mejor ejemplo. – Dos. – Siguió y acto seguido ambos hombres desaparecieron del lugar hasta aparecerse cerca de la entrada de una de las bocas de metro más famosas de la ciudad.

A su alrededor, en su gran mayoría jóvenes, andaban de un lado a otro con bolsas cargadas de compras realizadas aquel día. Un grupo de jóvenes con la tez blanca y el pelo lacio y negro les miró con cara de pocos amigos cuando avanzaron en dirección a la boca de metro, dejando atrás el pequeño callejón donde habían aparecido.

- Siempre he imaginado que bajo las máscaras los Mortífagos llevan esas pintas. – Señaló en voz baja Steven mientras se dirigía a la boca de metro para bajar la escalinata que llevaba al piso inferior donde se encontraban los trenes.

Pasó su billete al pasar por los tornos y siguió avanzando escalera abajo hasta encontrar la bifurcación del camino. Tomó el camino de la derecha y mientras siguió hablando con Johan.

- Hay varias entradas para llegar al refugio. En la zona china, en un museo, una biblioteca, esa noria enorme por la que la gente paga veinte libras por subir, una tienda… Ya te lo explicarán bien ahí abajo. – Comentó antes de llegar al andén.

El tren pasó poco después de su llegada y Steven indicó a Johan que no se montase. El camino no era tan fácil como subirse a un tren y esperar que la siguiente parada te llevase directo a la zona segura para los fugitivos. Era mucho más complicado que eso. Y, en parte, más divertido.

Las luces parpadearon un par de veces antes de que el tren se pusiese en marcha y, cuando este hubo avanzado lo suficiente, Steven empujó a Johan a las vías al tiempo que saltaba él hacia estas. Antes de que pudiesen siquiera plantearse tocar el suelo, ambos desaparecieron en el vacío, apareciendo en una amplia estancia donde todavía unas cuantas personas hablabas entre ellas.

- Buenas, Steven.– Sonrió amablemente a su aparición un hombre con el pelo canoso. Llevaba la camisa de cuadros abrochada de manera que parecía dejarle sin respiración y había adoptado un peinado de lo más extraño en el poco pelo que aún tenía sobre la cabeza. -¿Todo en orden?– Preguntó el hombre al ver que iba acompañado. – Mira, seguí tu consejo y empecé a vestir como vosotros. Ya puedo pasar desapercibido en cualquier lugar no mágico.

- Claro que sí, Edgar. – En absoluto. Su aspecto desentonaba con cualquier persona que estuviese en contacto o no con el mundo mágico, pero era mejor no quitarle la ilusión a Edgar.

Avanzó por la estancia bajo la mirada de un grupo de señoras mayores que cuchicheaban al verles pasar, como si ambos estuviesen sordos (algo irónico) y no pudiesen escuchar sus susurros.

- Eres el juguete nuevo, llamas la atención. – Aclaró Steven. – Vamos, por aquí. – Indicó para poder ir a la zona de las viviendas, donde pequeños apartamentos llenaban el lugar para que los fugitivos pudiesen vivir en el ambiente más normalizado posible.

Llamó a una de las puertas con los nudillos y esperó a que esta se abriese. La puerta no tardó en mostrar a una mujer de unos treinta años largos que sostenía una taza de té en la mano. Entrecerró los ojos para ver con mayor claridad y sonrió.

- ¡Steven! ¿Un té?

- Buenas noches, France, ¿Te interrumpimos mucho?

- Nada de eso, los niños acaban de dormirse así que estoy en mi rato libre. Pasad, pasad. – Animó a ambos con la mano libre. - ¿Necesitáis algo o sólo querías una taza de té?

- ¿Un té? – Preguntó mirando a Johan.

- No te cortes, chico, acabo de hacerlo. Sólo tengo que serviros las tazas.

La mujer empezó a servir en tazas en una pequeña cocina lo suficientemente equipada para poder vivir allí.

- France ayudó a construir todo esto así que… Puede resolverte todas las dudas que tengas. Sabe más que yo, que no me entero de la mitad. – Rió.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 538
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Johan A. Edelman el Miér Oct 04, 2017 5:03 am



Cuando Steven le habló del viaje, no parecía tan complicado, pero tenía sentido que fuera así. Esas personas, como las otras y como él mismo (aunque de otra manera), estaban escondiéndose de lo que ahora reinaba, dominaba y mataba.

Lo siguió con absoluta confianza; sus vacilaciones eran leves, pero se debían más a la extraña sensación que le dejaban esas maneras de transportarse, que a una falta de convicción real. También sentía cierta inseguridad, pero eso era algo que sentía todo el tiempo como mestizo encubierto. Afortunadamente, ya estaba bastante acostumbrado a disimular, aunque nunca dejaba de observar discretamente a sus alrededores, por si acaso.

Soltó un gritito casi femenino cuando lo empujó a las vías del tren sin previo aviso. Pero más loco que tal locura fue el sitio donde aterrizaron. El refugio, finalmente.

Creo que la próxima vez mejor entramos por la biblioteca —dijo algo agitado por el susto que Steven le había dado—. ¿Por qué no me dijiste que ibas a pseudo-atentar contra mi vida? —exageró, puesto que cuando Steven hizo eso, el tren acababa de pasar.

Entonces un hombre les habló. Johan lo miró con cierta extrañeza, como a todo, en realidad. Pero dejó que Steven se ocupase. «Guíame» le había pedido y aún lo estaba haciendo.

Eso veo... —Se sentía observado. Por esas señoras y por todos, en cierta forma, como si cada persona en ese sitio supiese a primera vista que él no era de ahí, tal vez incluso lo confundiesen con un nuevo integrante de su comunidad, lo cual no era tan erróneo si unían ambas comunidades en una sola, como él quería—. Mientras las señoras no me echen los perros, todo estará bien —bromeó, y continuó su camino a la par de Steven, algo que pensó que no volvería a ocurrir jamás… Sonrió ante el pensamiento. Sonrió ante el hecho de que su amigo estaba vivo.

Casi siguió de largo cuando éste se detuvo frente a una puerta. Retrocedió sobre sus pasos y vio a la mujer, al principio no tenía idea de quién era y por eso Steven enseguida le explicó mientras ella servía el té que él en realidad no quería, pero tampoco quiso rechazarlo y simplemente agradeció.

¿Ella puede tomar ciertas decisiones? Si sabes lo que quiero decir —le preguntó a Steven por lo bajo. ¿Estaba al tanto de sus intenciones?—. Mi duda es quién manda aquí, y si pueden ayudarnos —dijo en referencia a su propio grupo de sobrevivientes.



avatar
Imagen Personalizada : Yep.
RP : 10
PB : Julian Casablancas
Edad del pj : 30
Ocupación : Empleado de tienda
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.900
Lealtad : Orden del fénix
Patronus : León albino
RP Adicional : ---
Mensajes : 72
Puntos : 48
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Steven D. Bennington el Jue Oct 05, 2017 9:30 pm

¿Podría haber optado por llevar a Johan a través de cualquiera de  las otras entradas al refugio? Sí, pero no lo había hecho. Aquella entrada era la favorita por Steven. ¿Acaso había algo más divertido que lanzarse a las vías del tren? Por supuesto que lo había, y eso era empujar a otra persona que desconocía lo que iba a suceder cuando le empujases tras la salida del tren. Una sonrisa brotó en sus labios al oír a su amigo antes de que la desaparición se produjese.

- Era mucho más divertido que no lo supieses. –Se encogió de hombros. – Además, las otras entradas siempre están llenas de gente y me pongo paranoico con que nos van a ver. Aquí cualquiera piensa que se ha fumado algo raro o que ha sido un cartel publicitario o… Vete tú a saber qué, la gente tiene mucha imaginación hoy en día. Y eso que la televisión se supone que nos deja tontos. – A él el primero, ya que consumía mucho aquel producto. Especialmente desde el descubrimiento de Netflix y HBO. Lo feliz que era él en su pequeña casa dentro del refugio con internet para ver todo aquello.

Pasear por la plaza central no era peligroso. Ni por ninguna otra zona. Pero sí que era el lugar donde los curiosos sin nada mejor que hacer aquel día se pararían a inspeccionar a los nuevos. Debían tener un cuaderno lleno de anotaciones de quién salía y entraba. Seguro que también de sus suposiciones de amistades y enemistades e incluso las veces que los encargados de la seguridad dejaban su puesto de trabajo para ir al baño.

- Ah, pues no lo sé. – Frunció el ceño. No tenía ni idea de quién tomaba las decisiones ahí abajo. Él simplemente sabía que aquella mujer había colaborado en la creación del lugar y eso era más de lo que en otras ocasiones hubiese llegado a conocer. – Pregúntale, pregúntale. No muerde. – Le animó.

France, que estaba preparando el té, se giró a sabiendas que aquellos dos seguían hablando en voz baja.

- Johan quería saber quién manda aquí abajo. – Dijo sin ningún tipo de tapujo. – Él está con un grupo más grande y… También necesitan ayuda.

- Ah, aquí siempre hay hueco para uno más. ¿Cuántos sois, Johan? – Sirvió las tazas y se las ofreció a los chicos. – Aquí no manda nadie. Esto es la república independiente de mi casa. – Bromeó. – Todos tomamos pequeñas decisiones en consenso para poder salir adelante, si es lo que preguntas. Pero la idea de crear este lugar fue de Albus, el antiguo director de Hogwarts. Él nos unió para construir un lugar seguro donde poder vivir y hasta ahora no nos ha ido mal.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 538
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Johan A. Edelman el Sáb Oct 07, 2017 9:34 pm



Steven no había perdido su esencia. A pesar de las circunstancias, continuaba siendo un idiota divertido. Aunque para él no hubiera sido gracioso que lo echara a las vías del tren.

¿Vives aquí y no lo sabes? —Esperaba que fuera otro tipo de broma, pero al mirarlo a los ojos, descubrió que no. Le tocaba a él preguntar, y no era que fuera especialmente tímido (mucho menos en estas circunstancias); simplemente, Steven se le adelantó—. Bueno, ese es el caso, no somos sólo uno más… Somos alrededor de treinta en total. No los he contado en realidad, siempre se van añadiendo caras nuevas, cada vez que voy… hay alguien más que no había visto antes y es complicado, estamos bastante hacinados en ese sótano —explicó—. Están, quiero decir… porque yo no vivo ahí, pero los visito y los ayudo en lo que puedo, ya que todavía puedo andar con relativa libertad por Hogsmeade… Eso es, claro, mientras no me descubran.

Había una posibilidad de que ya lo hubiesen hecho. No respecto del refugio o la ayuda que le brindaba a los fugitivos, sino respecto de su sangre mestiza. Pero su madre era una bruja bastante importante que seguía la ideología de los mortífagos, a pesar de haber estado casada con un muggle, detalles que en Hogsmeade no conocían.

Allá abajo nos manejamos de la misma forma, no tenemos un líder, en cierta forma no lo necesitamos… pero sí debemos organizarnos. Aquí parecen serlo bastante, no me extraña si el que inició todo esto fue Albus... Estoy... —vaciló un poco, indeciso de decirlo tan pronto, pero finalmente lo soltó—: No sólo estoy buscando un mejor lugar para que vivan los fugitivos, o yo en caso de convertirme en uno, también pienso… pensamos que no podemos quedarnos de brazos cruzados. Asumo que por aquí debe pasar lo mismo. Me gustaría que nos unamos en eso, necesitamos quienes nos ayuden en la revolución… Es más factible si somos más, ¿no creen? —Miró a Steven también. No estaba diciendo cosas tan locas, ¿verdad?

avatar
Imagen Personalizada : Yep.
RP : 10
PB : Julian Casablancas
Edad del pj : 30
Ocupación : Empleado de tienda
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.900
Lealtad : Orden del fénix
Patronus : León albino
RP Adicional : ---
Mensajes : 72
Puntos : 48
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Steven D. Bennington el Dom Oct 08, 2017 5:40 pm

¿Desde cuándo vivir en un lugar significaba que tenía que saber cómo funcionaba? Él había vivido durante años en una comunidad de vecinos donde había una cerradura en uno de los botones del ascensor y no lo había comprendido hasta que, años después y cuando no vivía en aquel lugar, lo vio en otro ascensor. Un ejemplo claro de por qué Steven no se entera de lo que sucede a su alrededor aunque este lo golpee en la cara.

Se encogió de hombros mirando a Johan como si fuese lo más normal del mundo antes de atreverse a preguntar a France sobre el tema.

- Ah, ¿A ti no te buscan? Vaya, debes de ser de los pocos inconscientes que aún se atreve a meterse en problemas cuando podría vivir al margen. – Dijo France de manera amable. – Es una suerte que Steven te haya traído. – Como si de un niño pequeño se tratase, Steven sonrió mirando a France. No era muy frecuente que le dijesen que había hecho algo bien para el refugio, más bien no le decían nada al respecto porque no hacía nada útil para ellos. - ¿A qué te dedicabas antes de que todo esto pasase, Johan? – Preguntó con curiosidad ofreciéndoles asiento en la cocina.

Steven dio un trago de su vaso y se sentó en uno de los taburetes, siguiendo la conversación en silencio como si de un partido de tenis se tratase.

- ¿Tienes…  - Antes de poder siquiera continuar la pregunta, France respondió.

- En el armario de la derecha. – Steven se levantó en busca de las galletas, porque tomar té sin galletas era como… Tomar té sin galletas. – Hay sitio para todos aquí abajo. Para ti y los tuyos, podemos buscar un día para que vengáis y organizarlo todo.

Steven siguió hurgando en la despensa hasta dar con galletas con pepitas de chocolate, llevándose rápidamente una a la boca.

- ¿Eh? – Miró a Johan con la boca llena. Comenzó a masticar lo más rápido que pudo para tragarse el contenido de esta y contestar.

- Steven no sabe nada. No es de la Orden. – Explicó France. Steven, como de costumbre, no sabía ni de qué estaban hablando.

- ¿Qué Orden?

- La del Fénix.

- ¿El fénix da órdenes?

- No, Steven, cállate un segundo. – La mujer rió ante las palabras de Steven quien volvió a sentarse en la mesa mientras los que sabían un poco del tema conversaban. – Estamos reclutando gente. Buscamos magos que sepan lo que hacen y que estén dispuestos a todos. Ahora las cosas han cambiado y somos nosotros los que estamos en la sombra y somos los asesinos y criminales. Si los Mortífagos pudieron subir al poder, ¿Por qué no podemos hacerlo nosotros? Así que dime, Johan, ¿Estaréis dispuestos a luchar?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 538
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Johan A. Edelman el Miér Oct 11, 2017 4:43 am



No les consta mi tipo de sangre. Mi madre es pura y... está de su lado. No creo que vaya a reconocer nunca que tuvo hijos con un muggle. Pero pienso que es una cuestión de tiempo hasta que me descubran —admitió—. Era profesor en Hogwarts… De música muggle. Como para que no sospechen, ¿verdad?

» Eliminaron la materia de la currícula cuando los Mortífagos tomaron el poder. Igual que a todo lo muggle. Me quedé sin empleo, aunque tampoco iba a trabajar para ellos… No diría que me echaron. Diría que renuncié
—contó, estirando una mano hacia Steven cuando lo vio con las galletas. Quería una—. Me parece bien —dijo respecto de la propuesta de France. Era exactamente lo que buscaba: organizarlos a todos en un lugar mejor—. Si puede ser cuanto antes… Es que estamos corriendo riesgos en ese sótano. Y no todos tenemos metamorfomagia como nuestro amigo Steven.

Era una gran ventaja con la que contaba éste, misma que en cierta forma lo dejaba más tranquilo, porque no sería tan fácil para los Mortífagos atraparlo si no eran capaces de reconocerlo por lo físico.

Ciertamente, todos tenemos un gran espíritu de lucha. Mis compañeros saben que es pelear o morir —dijo. No le parecía que hiciera falta consultarles, alguno que otro podría entrar en pánico o acobardarse, pero en términos generales, entendían que esto era lo que había que hacer para recuperar sus vidas. Sólo que daba miedo la posibilidad de morir en el intento—. Y yo también lo sé…

Se volvió hacia Steven de nuevo, casi pidiéndole perdón con la mirada porque lo que Johan estaba diciendo era que estaba dispuesto a correr los riesgos de esta causa y él no precisaba más pérdidas. Pero confiaba en que Steven sabía también que era necesario hacer esto.

avatar
Imagen Personalizada : Yep.
RP : 10
PB : Julian Casablancas
Edad del pj : 30
Ocupación : Empleado de tienda
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.900
Lealtad : Orden del fénix
Patronus : León albino
RP Adicional : ---
Mensajes : 72
Puntos : 48
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Steven D. Bennington el Vie Oct 13, 2017 1:47 pm

Con esos antecedentes en su historial era el tipo de persona que debía tener al Ministerio continuamente pegado a sus talones. No por su sangre que, además de ser desconocida, era mestiza. Sino por su empleo. Muchos de los profesores de Hogwarts se habían visto obligados a dejar sus puestos de trabajo tras la llega del régimen y Johan no era uno menos, pues él ni siquiera había tenido opción de quedarse por la eliminación del currículo de la materia que impartía.

- ¡Otro profesor! – Exclamó Francis con alegría. – Por aquí abajo tenemos dos. Archie y Odiseo, Estudios muggles y… ¿Qué daba Odiseo? – Preguntó mirando en dirección a Steven.

- Herbología y… - Antes de que pudiese seguir hablando, Francis se encargó de interrumpirle.

- ¡Herbología! Son dos buenos chicos, aunque a veces me pregunto cómo llegaron tan lejos en sus carreras profesionales. Que quede entre tú y yo pero… No parecen ser muy listos. O al menos, no tienen los pies en la tierra. ¿Sabías que Odiseo tiene una vaca como mascota? ¡Una vaca! Y Archie siempre anda por todas partes con esos cachivaches muggles que intenta desmontar y montar… No es que no me gusten sus cachivaches pero un día acabará por sacarle un ojo a alguien. Ya se lo he advertido a Albus, hay que controlar a esa gente. – Negó con la cabeza, aún con la sonrisa en los labios y es que aunque aquellos dos magos pudiesen ser un peligro para el refugio en ocasiones, también eran dos de las personas que se encargaban de hacer que todo fuese más divertido.

Steven miró la mano de Johan y luego a los ojos del chico. ¡Eran sus galletas! Amagó con no darle ninguna y seguir comiendo pero no tardó en ofrecerle el bote lleno de galletas para que cogiese cuantas quisiese.

- Steven podría ser de utilidad para la Orden.

- ¿Pero qué Orden?

- La del Fénix, Steven.

- La del Fénix que no da órdenes. – Sentenció el castaño que ya había entendido esa parte. – Pues no lo entiendo. - ¿Por qué la gente no decía las cosas más claras? Que él no tenía madera de lectura de mentes. Ni de entender entre líneas. Por Merlín, las cosas había que decirlas claras.

- Entonces seréis de utilidad para la causa, Johan, no me cabe duda. – Dijo Francis con tono amable. – Hablaré con Albus mañana por la mañana y te enviaré una lechuza lo antes posible para que traigas a los tuyos. Ya sabes cómo llegar hasta aquí pero hacedlo en pequeños grupos para no armar mucho alboroto ahí arriba. La gente se asusta con facilidad en estos tiempos que corren y…

Un pequeño niño de unos cinco años, con el cabello cortado a tazón y un pijama de ositos apareció en la cocina, cubriéndose los ojos con los puños por la luz.

- Mamá, Bill tiene una pesadilla otra vez.

- Ya voy cariño. – La mujer cogió al niño entre sus brazos y miró en dirección a Steven y Johan. – Cuando terminéis eso, recoged la cocina, no quiero tener que fregar de más. – Su aire de madre podía olerse a kilómetros de distancia. – Estate atento Johan, mi lechuza no tardará en llegar.

Y acto seguido desapareció. Por su parte, los chicos no tardaron mucho más en acabar con lo que estaban tomando y dejar atrás la casa de Francis para ir caminando por los pasillos de las viviendas.

- Entonces, ¿Vendrás a vivir aquí? ¿O seguirás con tu tapadera?

OFF: Si quieres vamos cerrando y ya continuamos en Halloween roleando :A
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 538
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Johan A. Edelman el Mar Oct 24, 2017 5:34 am




Comió una galleta mientras Francis hablaba, sintiendo que la cosa realmente podría progresar. Asintió cuando ella le dijo que le enviaría una lechuza y le prometió que estaría esperándola.

Entiendo, no te preocupes —añadió cuando ella le advirtió que debían venir en pequeños grupos; por supuesto, no iba a arriesgar a un grupo de fugitivos a llamar demasiado la atención y mucho menos camino a un refugio.

Sonrió al ver al niñito; no sabía que Francis era madre, aunque debió suponerlo, por la actitud de cuidadora que tenía. La vio irse con el pequeño y, al terminar el té y las galletas, recogió la cocina junto con Steven tal como la mujer les había pedido. Le comentó que ella le había simpatizado, por un momento desviándose del tema de la revolución, como si quisiera escapar de ello por un rato.

Pero, una vez en los pasillos, el tema volvió a surgir. Era imposible desligarse completamente de él, al fin y al cabo, pues la persecución contaminaba cada espacio de sus vidas.

No lo sé. Si bien es cierto que ahí arriba no es el lugar más seguro para mí, venir a vivir aquí me convertiría en fugitivo, aunque nadie me haya pescado aún… Pero lo principal es que siento que la tapadera les sirve a mis compañeros. Soy el único que todavía puede andar por Hogsmeade sin correr tantos riesgos. Averiguar cosas, conseguir cosas para ellos… Quizá debería estar aprovechar esta posición mientras pueda. ¿Tú qué opinas?  

Off: De acuerdo ♥
avatar
Imagen Personalizada : Yep.
RP : 10
PB : Julian Casablancas
Edad del pj : 30
Ocupación : Empleado de tienda
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.900
Lealtad : Orden del fénix
Patronus : León albino
RP Adicional : ---
Mensajes : 72
Puntos : 48
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Steven D. Bennington el Mar Oct 24, 2017 11:10 pm

Ambos dejaron atrás la vivienda de Francis tras le llegada de uno de los hijos de la mujer. Steven no pudo evitar sonreír cony cierta melancolía y es que aunque hiciese todo lo humanamente posible por disimularlo era más que evidente queque añoraba a su hija más que cualquier otra cosa que hubiese perdido tras la llegada el poder del bando Mortífago. Recordaba la última vez que hhabía visto a Alexandra, tanto tiempo atras subiéndose por vez primera al tren quede le llevaría a Hogwarts. Había esperado con ilusión la llegada de unas navidades donde se reencontrarían que jamás había llegado y, por micho que intentase que aquello no menguase su moral, la echaba de menos cada día que pasaba. Echaba de menos todo lo qu significaba ser padre y es que yaaunque hacía un tiempo que no se sentía como uno.

Johan tenía su parte de razón. Sin duda alguna convertirse en fugitivo no era ni de lejos el mayor sueño de la gente. Nadie aspiraba con convertirse en un forajido de la ley o que el Ministerio de Magia hubiese puesto precio a su cabeza. Pero en los tiempos que corrían pocos habían tenido la oportunidad de elegir. Johan estaba entre esos pocos afortunados (o desafortunados, según se mirase, pues la situación no era precisamente sencilla) y debía tomar la que posiblemente sería la decisión más importante de su vida.

- Creo que deberías mantener tu tapadera. El Ministerio aún no sospecha de ti, aprovecha eso a tu favor. Pero igualmente puedes bajar aquí siempre que quieras. No serías el único que lo hace. Tenemos profesores universitarios que siguen dando clase en la universidad y también a los fugitivos que no terminaron sus estudios. Hay medimagos que bajan a ayudarnos cuando hay heridos y no tenemos suficiente ayuda para ellos. Miembros del Ministero de Magia, incluidos aurores que nos avisan si corremos peligro o nos han visto al salir. Tú eres un puente entre tus amigos y la vida ahí fuera. Debes seguirlo siendo mientras puedas. - Y en aquellos momentos, Johan estaba pasando a convertirse también en un puente entre el mundo exterior y los fugitivos que ya se encontraban en aquel lugar escondidos.

Steven aprovecho el tiempo previo a que Johan se marchase del refugio enseñándole las zonas comunes a las que todos tenían acceso para, finalmente, mostrarle una puerta con un Fénix dibujado en esta.

- Supongo que Francis se refería a eso. - Señaló tras haber unido cabos. Desde que había dejado atrás la casa de aquella mujer lo había estado pensando y no habia tardado en llegar a la conclusión de que aquello era la Orden del Fénix.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 538
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.