Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Ignite [Flash Back] [Evans]

Adrien Lévesque el Dom Jul 16, 2017 4:09 pm

Estaba en las mazmorras, en el salón de pociones a veces lo usaba para hacer su tarea de dicha materia, otras para elaborar algunas pociones, estudiar y además que desde que inició el ciclo escolar era encargado junto con otro estudiante de Slytherin de impartir ciertas clases extras a los de primer año como ayuda al profesor, aunque la dirección cambió mucho, decidió seguir con eso así evitaba que ellos fueran castigados, el actual profesor de la asignatura podría llegar a ser tan cruel como el de Artes Oscuras. Pasó el día con cierto malestar, era como si algo se le escapase de las manos y no sabría que era, trató de ignorarlo mientras seguía con sus asuntos.

Todo el día se mantuvo ahí, no había visto a su novio o a su hermano, pero estaba algo aislado de los rumores que se decían en ese día, no tuvo manera de saber en que líos se metió Evans, ni que eso podría involucrar a Josh, estaba concentrado ayudando a una Hufflepuff de primer año con la poción para dormir - Tres giros a la derecha - Le indica, mientras le toma de la muñeca y hace el movimiento - Es suave - le enseña cómo debe hacerlo, el olor inunda el salón pero está acostumbrado a este, le agrada a decir verdad.

Acabó justo en la hora de la cena, dejando todo en orden salió de las mazmorras - Parece que pelearon en la enfermería - Escuchó una estudiante de Slytherin que se dirigía al igual que él al comedor - Tal vez es de la clase de romance que se pelean para llamar la atención - Responde la otra chica, parecen amigas pero Adrien en sí no les prestó atención, se sintió algo culpable por no estar con su novio, ni siquiera lo vio a esa hora lo cual le extrañó ¿Planeaba saltarse la cena? Oh no, no lo iba a permitir, se dirigió a su mesa para conseguir dos platos, uno lo guardó para Josh, tampoco vio a Evans - Mitchell estará en problemas, a parte de caerse de las escaleras la Lechucería también pintó a la enfermera - Ese era el cotilleo, de eso era lo que hablaban todos. Adrien frunció el ceño ¿Se cayó? ¿Estaría bien? ¿Cómo pasó? Prestó más atención, ¿una riña de amantes? Vaya, seguro debió haber molestado bastante a la Ravenclaw.

Aunque estaba preocupado, guardó el plato de Josh con cuidado, para dirigirse corriendo (bueno corriendo no, un Lévesque no debe correr, eso sería vulgar) pero si a paso rápido se dirigió a la enfermería para saber si su hermano estaba bien - ¡Evs! - pero el lugar estaba desierto, excepto por la enfermera que lo miraba de forma mal humorada y es que su cara le recordaba a la de aquel gryffindor molesto que la durmió y le pintó la cara - No está, ahora largo - le responde, Adrien se le queda viendo, quiere reclamar porque ¿cómo es posible que no esté? ¡Se cayo de unas escaleras! Podría haberlo tenido en observación al menos, pero esa no era su prioridad.

Si no estaba en el comedor ni en la enfermería, eso quería decir que estaría en.... la sala común de Gryffindor, no quería llegar a ese pensamiento, detestaba esa casa, la odiaba pero necesitaba asegurarse que estaba bien así que fue hasta el séptimo piso del castillo, ignoró a los leones aunque les mandó una mirada fría, de odio, no iba a entrar, por supuesto que no, ya mucho hacía con estar ahí, miró el retrato de la dama gorda, recargó su espalda en la pared frente a esta y esperó ver a su hermano, aunque su postura era tensa la varita estaba casi lista para defenderse de ser necesario, no se fiaba de esa casa. Aunque no lo mostrase estaba realmente preocupado ¿cómo fue que pasó eso? Sabía que su hermano podría tener un carácter difícil, tal vez le rechazó de una forma no muy adecuada y ésta en venganza le tiró, su pobre gemelo estaría tan herido y él no se enteró de nada, culpable, así se sentía por no haber ido a la enfermería a visitarlo, debió saberlo porque ese malestar era que Evans tuvo un accidente y él no prestó atención a las señales ¿cómo le recompensaría por ser un mal hermano? Ese era su pensamiento mientras esperaba al único león que aceptaba como compañía.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Evans Mitchell el Lun Jul 17, 2017 8:19 am

— Tú no sabes lo que sucedió, Mitchell, no hables como si lo supieras todo en la vida.


Ay, si había algo que le molestaba. Era ese tono, esa presunción, ¡esa jodida ausencia de emociones! Ese avechucho tenía una cara tan plana, que a veces quería destrozarla sólo para ver si era humana. ¿Qué maldito problema tenía?, ¿andaba falto de vitaminas?, ¿por qué esa cara depresiva tenía que rondar a su hermano?  No, pero ése no era el verdadero problema. El hecho de que le insinuara que él, Evans, no sabía qué sucedía con su hermano, ¡eso!, ¿cómo se atrevía? Ya no le parecía nada bien eso de haberlo dejado ir tan ileso, tan campante, tan… Y la otra verdad, era que su hermano no le hablaba demasiado, no tanto como a él le gustaría.

—¡Ey! , ¿qué coño estás haciendo?, ¡eso es mío!, ¡lo has roto, está arruinado!, ¿¡dónde mierda tienes tu cabeza!?

Evans se había despatarrado en una esquina del sofá frente a la chimenea de la Sala Común. Jugaba con una pluma excéntrica entre sus manos, mientras permanecía absorto mirando el fuego. Había estado intentado redactar una nueva cancioncilla para los partidos de quiddicht, con todas las rimas ofensivas de las que era capaz, pero no se sentía muy inspirado. Una de sus amigas le había estado acariciando el cabello, pero se quedó dormida contra su hombro. La voz escandalizada de Ed no pareció perturbar su sueño. Eran pocos los estudiantes que permanecían allí, despiertos.  

—Ah…—
Era esa dichosa pluma sobre la que uno de sus compañeros de dormitorio había hecho tanto alarde por semanas. Al parecer, era de edición limitada, con múltiples funciones incorporadas. ¿Algo así era tan fácil de romper? Y lo único que hizo fue doblarla un poquito, sólo con un poquito de enfado— No era nada bonita, te hice un favor. Si tanto te molesta, hazle un reparodijo, al tiempo que el otro le quitaba su preciada posesión de las manos, histérico.

—¡Reparo!, ¡reparo!—Intentó hacerla funcionar como antes, pero la pluma daba piruetas en el aire, echando humo—¡La has arruinado!, ¡es un producto único!, ¡único, Evans! ¡El reparo es para trastes!, ¡esto era único!

—Bueno, eso es lamentable—concedió, sin siquiera fingir mucha preocupación al respecto.

—¿Qué está pasando?—preguntó Vane, apareciendo por la entrada.

—Que finalmente, Ed dejará de molestarnos los cojones con su adorada pluma. Ahora que la he jodido—agregó, señalándose con jactancia. Y continuó, a modo de consejo—: Tendrás que masturbarte con alguna otra cosa. Búscate una chica, esta vez. La he pasado feas intentado convencer al resto del mundo que no estabas chalado con esa endemoniada cosa, Ed. Esto es, de hecho, algo bueno lo que te ha pasado. Ya no serás ‘el chalado de la pluma’ nunca más.

—Tarde—observó Vane, dirigiéndole una mirada de mofa a su compañero, que se tiraba de los cabellos llorando su costosa pérdida, farfullando algo sobre que había pertenecido al famosísimo Wlagula Pentroffkio o algo por el estilo—Tú, ¿te has peleado con tu hermano?

—¿Qué?—Evans giró su cara hacia Vane, de un tirón, totalmente confundido.

—No es que alguna vez se haya alegrado de verme, pero por la cara que tiene allá en la puerta, pienso que esto debe ser por ese amigo suyo. No te había visto nunca tan obsesionado con ese ravenclaw desde…Ok, te veo luego—Imposible hablar con él. Evans echó a correr, como si le quemara el culo. Fue tal el brío con que se levantó del sofá que su amiga despertó de pronto, y, queriendo sujetarlo del brazo para que no se fuera, juguetona y demandante de atención, acabó siendo tironeada a lo bruto, arrastrada del sofá y yendo a parar al suelo, sin comprender—No le hagas caso, dulzura. Es sólo que hay una chica más ardiente allá afuera, y la está haciendo esperar. ¿Quieres algo de buena compañía, de la realmente buena? Oi, Ed, deja de arruinarnos el ambiente. Te pagaré esa baratija. Ahora, cállate.

***

—¡Adri!—llamó, y su corazón se detuvo al verlo. Había ido con tanta prisa, que entreabrió los labios, faltándole el aire. No, no era por la prisa. Era la incertidumbre, la preocupación. Su hermano nunca iba hasta la torre de los gryffindor, era Evans el que iba tras él, siempre. Evans, con una expresión sumisa y anhelante, se mordió el labio, sin saber qué esperar. ¿Vane había dicho algo del avechucho? Ah, por Merlín. ¿Es que ese maricón lo iba a perseguir todo el día como una sombra?

El gryffindor, sin mediar palabra, se acercó, cauteloso, a su hermano, sosteniéndole la mirada con un brillo afectuoso en los ojos, hasta que se acercó lo suficiente como para sonreírle con picardía y robarle su insignia de prefecto. Y habiéndolo despojado como un ladrón, se lanzó a correr escaleras abajo, saltando escalones, hasta que finalmente dobló por el corredor y se apresuró a escabullirse detrás de la estatua de una gárgola alada.




avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.350
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 229
Puntos : 165
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Adrien Lévesque el Lun Jul 17, 2017 4:14 pm

Aquello había sido mala idea, podía sentir la mirada de la señora gorda sobre él como si le acusara, la verdad ni siquiera ese retrato le agradaba y parecía que el sentimiento era mutuo, es como si todo lo de esa casa, incluyendo su guardián de la sala común le disgustara, ese desagrado se había intensificado en su tercer año desde que Black lo humilló de tal forma que sus sentimientos cambiaron a un odio, era increíble que él pudiera sentir algo así por lo que supuestamente serían riñas infantiles aunque le agradaba que Black ya no estuviera ahí era de los que habían desaparecido en Hogwarts desde enero.

Suspiró, si, eso fue mala idea tal vez estaba en su sala común, podría ¿escribirle una carta? Pero Horus estaba ya en su habitación durmiendo, no iba a molestarlo por algo que haría él mismo, solo que el toque de queda se acercaba, tal vez debería desistir por esa vez, dudaba incluso que algún león le avisara a Evs que él estaba ahí porque ni siquiera podría hablar con uno de forma civilizada, incluso con el amigo de su hermano Vena, Vune... como sea que se llamara no tenía un buen trato, más bien lo ignoraba y eso era todo lo que hacía por Evs, ignorarlo era la muestra de respeto que podría tener por un Gryffindor.

También recordó que debía ir donde Josh, no ha comido nada, aquello le preocupó mucho, había empaquetado la comida ¿su hermano comería algo? Lo dudaba, la enfermera parecía que había querido sacudirselo de encima lo más pronto posible. Debió traer dos platos consigo, aunque tenía la ventaja que la sala común de Hufflepuff quedase cerca a las cocinas, podría ir por algo de comida para su hermano, sin embargo estaba resignado a no verlo, no había gryffindor que saliera o entrara, eso le puso levemente de mal humor, en realidad cualquier cosa que hicieran los leones le molestaba así sea algo absurdo como no aparecerse cuando necesitaba que le avisaran a Evs que estaba ahí esperandolo.

Como si le hubieran escuchado ¡Gracias Merlin! Vine, Vanessa, Vune... como sea el amigo de su hermano apareció por el pasillo, le dedico una mirada esperando que captara el mensaje de que llamara a Evs, aunque no sabía que podría mal interpretarse debido a su desagrado a los Gryffindors, a decir verdad estaba siendo injusto con ellos, no todos eran malos, generalizar no era correcto pero no podía evitarlo, le ponían el uniforme dorado y rojo frente a él y ya le hacían rabiar, casi echaba espuma por la boca como perro rabioso.

No supo lo que pasaba dentro de aquella sala común, ni que en realidad Vain mal interpretó su mirada, pero al menos había hecho que su hermano hiciera acto de presencia. Cuando lo tuvo de frente lo observó, este dio un paso y Adrien sonrió levemente, aún no podía bajar la guardia, no iba a mostrar muchas emociones estando frente a la sala comun de los leones, pero esa sonrisa era una clara muestra que le aliviaba verlo. Sus ojos verdes escanearon todo el cuerpo tan idéntico a él que eran como dos gotas de agua. Parecía estar bien pero no podría estar seguro ¿y si tenía algún daño interno?

- Evs - Dio un paso hacia él, había alzado su mano para acariciar el rostro ajeno cuando este le robó. Le costó espabilarse, pero pronto le siguió - ¡No corras por las escaleras! - Le ordena tanto como prefecto como hermano ¡El muy...! Se había caído de unas y al parecer pretendía caerse de estas, no podía evitar preocuparse por ello, ya hasta tenía un hechizo en mente si algo malo ocurría para evitar que su hermano se lastimara- ¡ Evs! - A su hermano le daba dificultad alcanzarlo y lo perdió de vista en el momento que dobló en la esquina. Suspiró, no estaba enojado, solo preocupado ¡No debería moverse tanto! - Supongo que no quiere verme - Habla para "si mismo" en realidad lo dice en un tono de voz algo elevado esperando que su hermano lo escuchara. Se da media vuelta haciendo un ademan de "irse" hacia su sala común con una carita triste totalmente fingida.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Evans Mitchell el Mar Jul 18, 2017 6:01 pm


Ah, cuando hundía su rostro en el cuello de su hermano, es cuando se daba cuenta. Sí, que largo y frío había sido el día. Muchas veces, Evans había pensado que lo que hicieron con los gemelos al separarlos fue escindirlos brutalmente, y que eso debía dejar alguna herida. Él debía tener una cicatriz, aunque no fuera visible, una que sólo dejaba de escocer cuando volvían a encontrarse. Pero, aparentemente, sólo ocurría con uno de los dos. Todo el día sin él, y era como amputar lo mejor de sí mismo.

Quería estrecharlo, cuanto antes.

Reapareciendo de las sombras con el sigilo de un ladronzuelo, Evans, por la espalda, como era su manía de asaltar a la gente ese día, capturó a su hermano ‘por sorpresa’, abrazándolo por la cintura. Lo aprisionó contra él, sin intenciones de dejarlo ir. Y, como le era costumbre, estregó su cara todo a lo largo del cuello de Adrien, molesto y zalamero, besándole repetidamente la mejilla y cuanto tuviera cerca de la boca, tan insistente y sonriente, que podía apreciárselo de buen humor, ahora que no había moros en la costa, y podía ser simplemente Evans, el hermano fastidioso. Luego, permaneció quieto unos momentos, con el rostro hundido en el cuello de Adrien, negándose a soltarlo. Sólo por un segundo, Evans pareció un cuerpo fatigado, con una carga demasiado pesada sobre sus hombros. Aunque ése más bien debía ser Adrien, claro, que lo tenía encima.    

—Adri—Evans le colocó nuevamente su insignia de prefecto. Visto por un tercero, diríase que a Adrien le salían otros dos brazos de la espalda—, ¿está todo bien? Es extraño verte por aquí—Suspiró y se mordió el labio antes de agregar—: ¿Es porque recordaste que tenías un hermano? No me quejo. Me he sentido un poco ignorado estos días—dijo. Hablaba con el tono ligero del indolente, del bufón, por eso era difícil decir cuándo hablaba en serio y cuando no. Él no iba a dejar que se diera cuenta de sus emociones, a menos que se traicionara en un arrebato. Finalmente lo soltó, para que pudieran verse frente a frente. Y entonces, rodeó el cuello de su hermano entre sus brazos, manteniendo las distancias dentro de la complicidad del gesto, y le dedicó una sonrisa pícara— ¿Tiene novia el Sr. Lévesque?—preguntó, jugando— Eso explicaría por qué tan ocupado. ¿Sabes? Te haría bien. Me gustaría conocer a la chica que tendrá pequeños levesquitos algún día… ¿o es un chico?—Quiso saber, con un tono carente de prejuicios, más bien curioso—Sabes que no tiene nada de malo, ¿verdad? Así que, ¿hay algo que quieras decirme, Adri?, ¿seguro que todo está bien?—insistió, observándolo a los ojos, cariñoso—... ¡Oh! ¡Adivina qué! He visto a tu amiguito hoy. ¿Ese Joshi?, ¿cómo le va a Joshi?—inquirió, genuinamente interesado por el bienestar del otro— Siempre me pareció algo… ¿cómo decirlo?, ¿memo?, pero esa chica que estaba besando en la lechucería debe tener una idea muy distinta sobre el chico. Se los veía muy compenetrados en ello, ¿tú sabes?... Oh, pero puede que no fuera él, ¿quizá no era él?, ¿pero no es él el que lleva esos gorros horribles a todas partes? No me sorprendería que esos dos todavía siguieran en la lechucería o algún rinconcito privado del castillo. ¡Que envidia!—Esperó unos momentos, escrutándolo, antes de agregar, por lo bajo—Es mentira. Una horrorosa mentira. Joshi no estaba besando a una chica—Sonrió—Pero sí que me besó a mí—confesó, señalándose con las manos, envuelto en un halo de vanidad—. Y te diré que siempre pensé que ese chico tenía algo conmigo. Y sin embargo, no creo que esta vez (y esta es una muy rara excepción) se haya tratado de mis encantos. Creo que pensó que te estaba besando a ti. Y no puedo culparlo. Tienes la cara de un galán—Le guiñó un ojo—Así que, Adri, ¿no tienes nada que contarme? Porque pensé que si algo te hacía sentir feliz o triste, me lo contarías, así podría ponerme feliz o triste contigo. ¿O es que ya no soy necesario para ti?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.350
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 229
Puntos : 165
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Adrien Lévesque el Vie Jul 21, 2017 4:09 am

Debería haberse asustado, que todo estaba tan silencioso y de repente lo asalten por la espalda pero conocía a su hermano y en vez de asustarse, una sonrisa se forma en sus labios con gran alegría de saber que su plan funcionó y que pudo sacar a su hermano de su escondite. Aunque se sintió culpable, se había metido tanto en sus clases, en sus deberes, tal vez por estar casi un año sin compañía alguna, por haberse aislado y regresar a su época antes de Hogwarts donde no tendría un gran contacto humano. Más cuando se enteró que su hermano había sido herido aquello le recordó que no volvía a estar en soledad, que tenía personas que dependían de él ¿cuándo aprendería a no ser egoísta?

En lo que sintió el cuerpo del mayor apegarse al suyo, recargó su espalda al pecho ajeno, ladeando su rostro para dejar que el otro acariciara su cuello, produciéndole escalofríos porque era una zona muy sensible para él. Eran los cariños de su hermano y él no veía nada de malo en ello, después de todo eran gemelos, ni siquiera cuando le besa muy cerca de los labios, ya está acostumbrado a eso, su cuerpo reacciona solo de forma que ambos encajen como piezas de rompecabezas - Tonto, soy yo quien debería preguntar eso, me enteré que te caiste de las escaleras - Y su tono de voz se nota la preocupación, ¿Cómo Evans le pregunta si estaba todo bien? No fue él quien tuvo alguna clase de pelea, pero las siguientes palabras hacen que se detenga su corazón.

¿Tan evidente era? Sabe que no ha atendido a Evans ese día pero ¿y los anteriores? ¿No le prestaba la atención que merecía? La culpa le hizo sentir como el peor ser humano del mundo, Evs tenía el derecho de reclamarle, no ha estado ahí para él, se supone que son como dos seres divididos, reaccionan a la par - Lo siento - Es lo que se atreve a decir, tiene mucha razón en enojarse con él. Le acaricia las manos pero detiene esa acción, no lo merece, no merece esta así de esa forma. Mira al suelo sin saber que decirle ¿cómo sabe que es un chico? ¿Por qué saca ese tema ahora? Tanto en mente ¿Debería decirle? Tal vez, es tan mal hermano que ni le ha podido decir a su hermano que es gay, tiene tanto miedo pero ¿cómo pudo dudar?

Sin darse cuenta Evs lo va manejando, manipulando de tal forma que la culpa sea quien tome control de su actuar, lo hace sentir tan débil, tan injusto, una excusa de ser humano que la verdad sale de sus labios como si estuviera adormecido o hubiera tomado Veritasenum - Soy gay Evs, lamento no decirtelo, tenía miedo que me odiaras, no quiero separarme de ti yo... es solo que no quiero que todos se enteren nu..nuestro padre no lo soportaría, yo sería tan indigno para él y pense que tu me rechazarías, lamento no decirtelo, lo siento por favor ¿me perdonas? - Se gira aún entre los brazos ajenos y lo abraza para que no se aleje de él, escondiendo su rostro en el hombro de su igual, repitiendo constantemente lo malo que es, sus disculpas - No quise abandonarte, no me di cuenta que la pasabas mal perdón yo... si, tengo novio pero no es por eso que no estaba contigo y soy tan malo y egoísta, Evs ¿me perdonas? Ni siquiera estuve ahí en la enfermería cuando te caíste, soy malo, muy malo -  ¿Qué Josh qué? No supo como reaccionar, al inicio no le creyó, Josh no le haría eso pero se alivió que le dijera era una mentira... Asiente totalmente como corderito manso, apretando el abrazo que le da a su hermano - No me dejes ¿si? Sé que soy un mal ser humano pero no me dejes eres importante para mí lo sabes ¿verdad? - Alza un poco su rostro - Yo, sí tengo novio fue algo sorpresivo pero le quiero, sin embargo eso no cambia entre nosotros, aún eres mi hermano, a ti también te quiero - ¿Podría decirle el nombre de su novio? - Yo tengo un noviazgo con Josh - susurra totalmente agitado, nadie más lo sabía, bueno tal vez Laith, aquella persona que conoció en Hogsmeade. Si, si pudo decirle el nombre de su novio, le salió de sus labios solo porque la culpa que su hermano le hacía sentir hablaba por él - Perdóname por no confiar en ti, yo no quiero que me odies ni que detestes a Josh por eso, pasaré más tiempo contigo lo prometo, no me di cuenta que te abandoné tienes razón en odiarme pero no quiero que lo hagas Evs, no me odies, no quiero estar separado de ti - Porque ya estuvo aislado todo ese sexto año como para seguir alejándose de sus seres queridos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Evans Mitchell el Sáb Jul 22, 2017 8:23 pm

Ah, ¿era por ese rumor que había venido hasta él? Evans había estirado sus labios en una sonrisa ladeada, una que su hermano no pudo ver. ¡Él ya se había olvidado de esa historia! Eso era bueno. Lo alivió por dentro pensar que había ido hasta allí por una tontería, y no por algo realmente serio, como estar preocupado por sus notas en AO, angustiado por la relación con Alexandre, o innecesariamente tenso por algo que el avechucho le hubiera dicho —que vamos, el pajarraco tenía que aprender a defenderse solo, ¿tan patético tenía que ser como para preocupar a su hermano con sus lloriqueos?— Pero no, no había sido nada de eso, podía estar tranquilo.

Ah, cuanta entrega. Evans acunaba a su hermano en su abrazo, desprendido de cualquier crítica o dura queja que Adrien pudiera imaginar en sus más terribles pensamientos. Entre que el otro se deshacía en una lluvia de confesiones, Evans subía por su nuca, con una mano melosa que le desordenaba los cabellos, al mismo tiempo que acercaba sus cabezas y se frotaba en la cercanía, con una sonrisa colgada en la cara. Hasta que Adrien alzó el rostro, y él, todavía sonriendo, le acarició la mejilla, volcados sus ojos en los de su hermano, atravesándolo con una sombra de picardía, y un indudable brillo de afecto.

—Tú, tontito—expresó, con cariño, a modo de pícaro reproche, al oírlo discurrir entre disculpas y lamentaciones. Ah, y esa común falta de autoestima cuando hablaba de sí mismo, en esos términos, ¿ésa sería la permanente huella de Alexandre en él?, ¿sería realmente así?, a veces se lo preguntaba, ¿cómo era la vida en la mansión de los Lévesque?*

Pero Evans no contradijo nada de lo que el hermano arrepentido dijo, sumamente atento a aquel arrebato de sinceridad y abnegado afecto, que lo invadía como una sensación punzante de placer. Era como ese placer culpable que sentían los niños al escarbar la herida de sus encías cuando un diente estaba a punto de serle arrancado. O puede que no sucediera con todos los niños, puede que fuera sólo él, que al experimentar un roce agudo con el dolor, encontrara aquello curiosamente deseable. E incluso cuando, técnicamente, no era su herida la que estaba siendo abierta. Remover tales sentimientos en su hermano, hacía que su propio corazón latiera, demandante, egoísta, anhelante.

—¿Me quieres?—preguntó, por lo bajo, como si lo pusiera en duda, pero sin esperar respuesta. No quería interrumpirlo por nada del mundo, después de todo. Ni cuando el avechucho se cruzaba entre ellos, como un estornudo.  


Yo tengo un noviazgo con Josh


Sí, sí, ya se lo imaginaba. Ya ajustaría cuentas con ése, ¡vaya que tenía que tener bolas para mentirle en la cara!, ¡pero qué tremendo caradura! Si no se hubiera empecinado tanto en ser un tocapelotas, Evans nunca habría llegado a tanto ese día, ¡nunca! ¿Qué tan difícil hubiera sido decirle la verdad desde el principio? Era el avechucho el que siempre, ¡siempre! complicaba las cosas. Él, en cambio, era un hombre razonable, de mente abierta, simpático como el que más. Pero el avechucho no, ése era un Sr. Frescales, no se fiaba de él. Evans tendría que trabajar arduamente sobre ese mal carácter del que el ravenclaw estaba tan orgulloso. Sí, se esforzaría por hacer un muy buen trabajo con él. En eso estaba pensando, hasta que el giro de la conversación atenazó su pecho.


Perdóname por no confiar en ti


Cuanto más profundizara en el significado de esa ingenua confesión, cuanto más le diera vueltas en su cabeza, más difícil sería encubrir los saltos repentinos y cambiantes de su temperamento atormentado. Ah, y él pensaba que podía hacerlo tan bien, eso de mantener la calma, ¿es que acaso no hacía uso de su buen genio cada vez que las situaciones se tornaban complicadas?, ¿no era él el más maduro de los gemelos?..., ¿lo era?

—¿No me has oído? Eres un tontito—Del tono meloso, cambió a uno más grave y profundo, que duró lo que dura la breve confesión de un secreto bien guardado—: Adri, yo soy tu familia. Te amo—dijo, reteniéndolo por el mentón, en un gesto. Entrecerró sus ojos al confesarse, y su sonrisa pareció quebrarse por un segundo— Pero no voy a estar perdonándote cada vez que hagas algo que me molesta—agregó, rompiendo con la seriedad del momento. No era su intención atacarlo agresivamente, así que aligeraba sus expresiones empleando un acento suave, confiado y algo estirado, acompañado del asomo de una sonrisa arrogante, despreocupada—Una vez que lo haces, lo seguiré recordando. Siempre que quieras apartarte, me preguntas primero a mí si estoy de acuerdo con eso, ¿estamos? Te he dicho esto antes. No esperes que yo vaya a estar de acuerdo cada vez que decidas por tu cuenta que tú no me importas.

Ah, se ponía sensible cuando se trataba de su hermano, ¡que sentimiento más molesto! Evans apretó los labios, antes de continuar. Pero lo siguiente fue apoyar su frente contra la de su hermano, enlazándolos mutuamente en un gesto efusivo, y luego apartarse, deshaciéndose del contacto, casi con rudeza, soltando una fuerte exhalación. Dio una vuelta hacia atrás, dándole la espalda y agarrándose la cabeza. Tal parecía que iba a empezar a pasearse en círculos, a paso aireado, pero enseguida volvió a enfrentarse a su hermano, mordiéndose un puño, entre que sus pensamientos divagaban sobre alguna cuestión que, evidentemente, hacía que su pecho se sintiera inquieto, colmado de violentas sacudidas. ¡Estaba revolviendo demasiado las ideas en su cabeza!

>>¿Y qué es eso de que te yo te rechazaría?—Hablaba muy rápido, con voz clara y precisa— ¡De entre todas las personas, Adri!, ¿yo? ¿Qué carámbanos me importa a mí que te gusten los…—Iba a decir algo realmente inapropiado en presencia de su hermano, así que se corrigió, de la forma más natural que pudo—:… chicos? —Bien, mejor. ‘Chicos’ no era lo mismo que ‘p+++’, pero se ajustaba— ¿Por qué yo de entre todas las personas?—insistió. Ay, lo suyo era todo un berrinche, muy sentido. Hacía acopio de paciencia para no explotar, y se alejaba de su hermano, inquieto— Si te sientes bien con eso, yo estoy bien con eso también, ¡estoy jodidamente bien!, ¡y los que opinen otra cosa pueden venir a decírmelo en la cara! ¿Y quién tuvo la genial idea de no contarme nada, ‘por mantener el secreto’?, ¿Josh?, ¿¡es que no soy lo suficientemente confiable para ese maricón!? (No, Adri, no quise decir... ¡maldición!)... ¿Alguna vez tú me has hecho caso sobre Josh? ¿Cuántas veces te he dicho que tiene una cara de estreñimiento que te cagas?, que no era realmente agradable, que la verdad es que podrías hacerte otros amigos, porque eres mejor que eso… ¿Me has escuchado siquiera una vez? ¡No! ¿Y eso me hizo dejar de amarte? ¡No! Si hasta he sido de lo más tolerante con tu amigo. A pesar de que no le caigo bien, por mucho que intente tragarme esa cara de… ¡Nada!, ¡porque tiene una cara de ‘nada’!... Yo pongo mi esfuerzo, ¿sabes? (¡Y él ni pestañea!)...

Ah, pero no era eso lo que quería decirle. No era nada de eso. Lo que en verdad sentía, era tan violento, tan hiriente. Evans no podía estarse quieto, inmerso en su propia excitada pantomima, y hasta amagó con irse, pero era solamente que daba vueltas, y en ocasiones, se volteaba, como si no quisiera que su hermano lo viera. Hasta que volvía al ruedo, otra vez, encarándolo de frente.

—Así que, Adrien, no voy a ser el más razonable de los dos esta vez y decirte que ‘todo está bien’, ¡porque no lo está! Porque no me hablas cuando deberías hacerlo, ¡y me niegas la oportunidad de estar ahí para ti!, ¡cuando a mí realmente me importa! Me dices a la cara que no confías en mí, ¿cómo crees que eso me hace sentir?—estalló, y tan pronto como lo sacó de adentro, se calmó, a medias, pero se calmó. Se llevó una mano a la cara en un gesto, y luego se acercó, dirigiéndose a él con aplomo, y mirándolo muy directamente a la cara. Era tremendamente expresivo cuando se ponía así de colorado. Habló rápido, pero sin alzar la voz. Todo lo contrario, reducía su tono al volumen de un tenue suspiro, peo los ademanes se le iban de las manos— ¿Te das cuenta de que tus silencios te pondrán en peligro un día?, ¿qué haré yo entonces? ¿Y con quién irás cuando necesites ayuda?, ¿con el ave…, Josh? Incluso si él estuviera allí para ti, Adrien, ¡él puede faltarte algún día!, ¡puede cambiar de polla como de gorra!, ¡puede traicionarnos!—había soltado el “nos” sin darse cuenta. ¡Y maldición, que había dicho más de una cosa sin darse cuenta!—, ¡él no es tu familia!—Evans se llevó una mano al pecho, y la otra la apretó contra el pecho de su hermano. Puede que estuviera enfadado, pero era muy suave con él, siempre lo era— ¡Yo soy tu familia! Puedes callarte todo lo que quieras con los demás, ¡no importan los demás!, ¿pero conmigo? No tengas pena de hablar conmigo, Adri—Hizo una pausa, cargada de emociones, y susurró—: Te lo perdono todo. Porque te amo, ¿quisieras entenderlo, por favor? Adri, siento que puedo ir en contra de cualquier cosa, pero no contra ti. ¡Habla conmigo, Adrien!, ¡no te guardes las cosas dentro de ti! ¿¡Por qué me haces eso a mí!?  

—¡Ey, Evans!, ¡venía a decirte gracias por romperme la pluma! Vane me ha dado más dinero del que valía originalmente. Pero, te oigo gritar desde arriba, ¿pasa algo, chicos? Ev, ¿está todo bi…?

No llegó a terminar la oración, porque la trompada que recibió de lleno en la cara fue tan monstruosa, tan imprevista y bestial, que se quedó unos segundos pasmado en el aire antes de caer hacia atrás, desmayado. Evans se había girado hacia él con tal violencia, que ni reparó en quién era. Pero luego de que se le pasara el impulso, se acercó al cuerpo, lentamente, con la pregunta en la cara.

—¿Ed…? Ah, mierda.

Rió, todavía enrojecido por el calor del momento, pero notablemente aliviado.

—Él siempre fue de los que se desmayan. No hace falta ni que lo toquen con un puño. Presenciar una pelea le provoca mareos—Pero miró de reojo a su hermano, el prefecto, y se mordió los labios, circunstancial. Bueno, no debería importarle porque no le gustaban los gryffindor, ¿verdad?—No te preocupes. Sólo dejémoslo aquí. Hace días que tiene insomnio, por eso de las fechas de exámenes, y qué sé yo… Así que, no le vendría mal un buen sueño. Es algo bueno lo que le ha pasado, en serio—Sonrió—Lo siento, Adri—agregó, aproximándosele, solícito, íntimamente —Te he dicho todas esas cosas, y omití lo más importante—Tomó el rostro de su hermano entre sus manos—Estoy feliz por ti—Lo miró a los ojos— De verdad que lo estoy. Pero tengo miedo de que te lastimen. Soy tu hermano, no puedo evitar pensar que a veces las personas se lastiman. ¿Me perdonas, Adri? Prometo que seré terroríficamente amable con tu… nuevo novio. Tanto, que quizá acabe gustándole más que tú—agregó, guiñándolo un ojo—Pero entonces Joshua sería un tonto, por no estimarte como lo hago yo—Imprimió un beso sobre su frente, y luego se acercó a su rostro. Tenía la manía de acercar los rostros, y juguetear con la cercanía—. ¿Tú sabes? Tenemos una opinión muy distinta de ti, Joshua y yo (Sí, ‘algo’ que seguramente compartimos, o más le vale…). Adrien, no creo que seas malo, o que seas un mal ser humano. Para mí, eres preciado, y eso me basta. Esas patrañas de ‘bueno’ y ‘malo’ no son verdad. Y no creo que sea un buen momento para detenerse en esas estupideces, ¿me entiendes? O que dejes que otros te llenen la cabeza con lo que les gustaría escuchar, porque son tan débiles o porque son tan patéticos—La realidad, esa perra, se colaba por todos lados, incluso ente ellos. A Evans le preocupaba que su hermano tuviera dudas sobre qué hacer en adelante, con todo lo que les esperaba, y utilizó la situación para transmitirle su preocupación. Porque sí, le preocupaba que Joshua le llenara la cabeza con ideas ‘raras’. Joshua era tan sólo un niño mimado, ¿qué utilidad podía tener una compañía así en esos momentos en que el mundo estaba patas arriba?— Muchos de los críos de Hogwarts no lo entienden. Pero tú tienes que ser diferente de ellos, no preocuparte por lo que otros puedan pensar sobre ti. Tus motivos nunca serán buenos o malos, pero serán tuyos, y por eso importan. Lo que hagas, hazlo porque es tu elección, sin arrepentimientos. Porque no importa lo que elijas, Adrien—Evans habló, despacio, enfatizando el significado de sus palabras, y agregó—: yo siempre te elegiré a ti—Calló antes de continuar, con otro tono—: Pero sí deberías ser un poco más egoísta, especialmente conmigo… o bueno, en general… Pero, conmigo. Porque, ¿qué dices de recuperar un poco de tiempo perdido?, ¿por qué no vamos a Hogsmeade este fin de semana? Tú y yo… Y bueno, me encantará ir con tu novio también. ¿Por qué no? Puedo ser una compañía muy entretenida. Nunca nos hemos entendido muy bien, él y yo. Pero, si pone de su parte, yo pendré de la mía. ¡Me amará!, ¿qué te parece?
¿Ábreme?:



*Con esto, no quise dar nada por sentado respecto a lo que Evans sabe o no sobre la vida en casa (después me contás qué es lo que sabe tu hermano). El caso es que, algunas maneras en el carácter son aprehendidas desde casa, y con el tiempo, algunas cosas le habrán llamado la atención a Evans. Como el hecho de que Adrien siempre se menosprecie. Especialmente, porque Evans tiene una alta opinión de sí mismo XD Le llamaría mucho la atención que su hermano no tuviera su misma autoestima XDXDXD


2255 palabras... LO SIENTO TANTO. FUE LA CULPSA DE EVANS. LO JURO. Él empezó con ese ataque de histeria, y yo no pude parar. Además, me hacía gracia que se sacara tanto, escupiendo sus sentimientos, ¡él odia eso! Por eso me gusta a mí (¡!)… Pensé en dividir el post en partes… Pero después me dije que tenía cierta lógica retratar todo ese torbellino de confesiones de un solo disparo. Pero comprendo que es un rol asfixiante, el próximo va a ser más considerado, lo prometo.. .SÉ QUE HAGO TANTAS PROMESAS QUE NO CUMPLO, LO SIENTO TANTO T.T...  

Por favor, no me odies T.T Por cierto, el otro día se me fue el internet, así, de repente (casi me da un ataque al heart XDXDXD), y no pude postear nada XD
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.350
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 229
Puntos : 165
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Adrien Lévesque el Mar Jul 25, 2017 1:19 am

Adrien podía sentir la mano de su hermano darle algo de consuelo, subir desde su nuca hasta su cabeza despeinando en el proceso, detestaba andar despeinado porque sentía que lo hacía ver débil, no era correcto, era como tener su uniforme mal puesto, se sentía tan poco digno que por eso era mañoso y como de todo su atuendo era su cabello el que se desarreglaba con rapidez tenía siempre que estar acomodándoselo, detestaba un mechón fuera de lugar podría culpar de eso a su padre que insistía en que un Lévesque debería verse siempre presentable, destacar e imponer con su apariencia, que lo vieran diferente al resto porque ellos eran diferente, venían de una línea de sangre limpias franceses, claro que se rompía con él por ser mestizo pero aún así era un mestizo con gran cantidad de pureza en sangre, se puede decir 3/4 era sangre limpia... Eso no venía al caso, el caso es que su hermano estaba despeinándolo, algo que le molestaba y podría berrinchar por eso un montón de tiempo, pero no fue su caso esta vez, solo en esta ocasión lo permitiría porque estaba preocupado y al parecer era por nada pero no podía quitarse la sensación de ser una excusa de ser humano, un mal hermano, Evs siempre ha estado ahí para él ¿por qué no pudo ser al revés? Cuando su hermano lo necesitó le falló y ahora parecía darle algo de consuelo que no se merecía.

Cerró los ojos al sentir la caricia en su rostro, lo volvió a abrir para encontrarse con aquella cara idéntica a la suya, Evans tenía algo que le hacía sentir pequeño, como un niño pero también sentía que era como una hormiga frente a una jirafa, era simplemente esa sensación de empequeñecerse cuando estaba en los brazos ajenos, el que lo llamara tonto... No entendía, solo había estado preocupado por él y entonces trató de explicarse, de excusarse, de sincerarse con su hermano, no supo si lo que dijo tenía sentido pero necesitaba calmar esa voz que le indicaba que era su culpa, que a su propio hermano le abandonó, que era su sangre a pesar de no tener el mismo apellido, debería tener la misma importancia que su padre ¡La familia era lo importante! Pero ¿Era egoísta querer un poquito de su propia felicidad? Porque estos días había estado más que feliz, la ha pasado tan bien con Josh... Era tan egoísta sí, lo sabía, su hermano se desvivía por él y ¿qué hacía? Lo tiraba a un lado, como un estorbo.

La pregunta le confirmó que efectivamente era un ser idiota, Evs tenía todo el derecho de cuestionarle si aún lo quería pues no le ha demostrado su cariño, así que lo abrazó con toda la fuerza que pudo, luego recordó que podría estar lesionado así que aflojó un poco su agarre - Claro que te sigo queriendo, eres... eres mi hermano favorito - Bromea pero la sonrisa se ve forzada en su rostro, tiene miedo de que se de cuenta que no vale la pena estar con él. Además Evs es su único hermano, bueno eso quiere creer porque si ellos siendo gemelos estuvieron separados, podría pensar en la posibilidad de que otros existieran y ni su padre supiera ¿su madre habría sido una... bueno piernas alegre? Cree que se le llaman así, aún no descifraba que pasó para estar separados, debía ser algo grave pero preguntarle nuevamente a su padre estaba fuera de cuestión - No puedo decir que te he querido desde que te vi - Ríe, ocultando su rostro en el cuello ajeno, cierra los ojos un momento - eras un acosador, si no fuera porque eres idéntico a mi creería que me buscabas para otra cosa - Miente, Adrien no es un adolescente normal, su despertar sexual fue una tortura y no ha tenido esas instrucciones, hablar de sexo le avergonzaba hasta competir con una manzana, ni que decir de tocarse, no ha experimentado nada de eso y si eso le pasa a esta edad con 11 años nunca se le pasó por la mente un tema de índole íntimo, solo creía que el Gryffindor lo acosaba porque así eran los leones no aceptaban un no por respuesta - pero ahora, ahora eres importante para mi - Deja las bromas de lado, su mano acaricia con calma el pecho de su hermano, no hay nada de malo en acariciarse o quererse, estaban unido.

Asume el error de sus actos, Evs no lo perdonará, no es su culpa después de todo, él se lo buscó, se buscó que su hermano se enojara con él, al menos sabe que lo quiere pero ¿es solo por ser familia? Claro la familia importa mucho, era un mantra que se repetía constantemente por eso está con su padre, Alexandre era lo único que ha sido constante en su vida, que no apartó, a Evs incluso lo dejó de lado cuando pasó por su depresión, a veces le hablaba pero se había aislado del mundo como si hubiera regresado a su infancia en confinamiento solitario - Lo sé - Se mantiene firme, no flanquea aunque sus labios tiemblen, la mano en su barbilla es tan cálida que no quiere perder el contacto con aquella persona igual a él - Lo siento... si entiendo - Afirma, Evs lo tiene en un punto donde aceptaría las condiciones para estar a su lado, lo sabe manipular a su antojo y Adrien no se da cuenta de ello, es débil ante las personas que aprecia.

Por instinto se aferró a su hermano para que no se alejara de su abrazo pero fue algo inútil, ver la espalda era como si se hubiera tragado miles de ranas de chocolates enteras, solo que el sabor en su boca era amargo y nada tenía que ver con ese dulce. Bajó la mirada, observaba el piso y su aspecto era el de todo niño regañado solo que no era por una travesura, había más que eso en aquel reclamo que aceptaba de forma sumisa, sus manos estaban entrelazadas, se apretaba los dedos con nerviosismo. Dio un paso atrás asustado por la forma abrupta en que Evs lo encaró, alza la mirada con temor para después bajarla nuevamente, se muerde el labio porque son temas algo tabú, su padre no lo aceptaría, asumió que su hermano tampoco, no es como que haya muchos magos gays...

Nuevamente ante el término despectivo alza la mirada y da otro paso atrás, no va dirigido a él pero lo siente así porque es él quien se ha definido como gay, Josh no sabe que sexo le gustan, tal vez los chicos, pero no ha sido abierto como él al expresarlo, él le atraían las curvas masculinas, un pecho plano, un abdomen definido, ese olor no tan delicado... Aunque Evs se diera cuenta y buscara disculparse Adrien estaba asustado por todo ese arrebato - Él no tiene nada que ver - No se llevan bien, decirle del noviazgo fue un error ¿por qué lo hizo? ¿cómo es que lo dijo? - yo se lo pedí - susurra pero duda que su hermano pueda escucharlo, está tan enfadado, tan enojado que Adrien teme estar frente suyo y sus temores son ciertos, no lo golpea a él pero si a un compañero suyo que parecía ajeno a todo.

-Evs...Evans - ¿Cómo debe llamarlo? ¿Le permitirá seguir llamándolo Evs? Da un paso al frente, como prefecto debe quitar puntos, eso nunca sería un problema para él, es muy fácil quitar puntos a los Gryffindors, aunque increiblemente se mantenía siempre parcial sin dejar que su odio hacia los leones lo domine. Ahora misma actua como prefecto, se acerca al chico, parece que le han roto la nariz - Hay que llevarlo a la enfermería... Sabes que si me hubieras golpeado a mi no te quitaría puntos ¿cierto? Pero has golpeado a un compañero de tu casa - Susurra, ¿es lo correcto? - No me odies Evans, si tienes que enojarte con alguien es conmigo - Con un levicorpus levita el cuerpo del león caído. Mira de reojo a su hermano, solo le ha bajado diez puntos a Gryffindor, no le habló de un castigo y sabe que no es parcial, pero la situación es tan precaria que teme su hermano se aleje de él, por mucho que trate de suavizar las cosas  - descuida, yo sé que no eres culpable fui yo el que propició todo esto - Su rostro no deja de verse triste, deprimido, sus ojos están apagados y todo ese tiempo ha luchado para mantenerse medianamente estable, ha evitado cualquier indicio de lágrimas pero no por eso no tiene ganas de hacerlo, todo parece derrumbarse frente a él que hasta hacer un simple hechizo de levitación le cuesta, no puede concentrarse y ruega llegar a la enfermería cuánto antes para poder seguir con esa discusión con calma, tal vez en un lugar más privado.

Al salir de la enfermería camina por los pasillos, espera a que su hermano le siga, analizando sus palabras. Se detiene y mira hacia el mayor por unos minutos - No tengo que perdonarte nada, solo estás siendo un hermano sobreprotector - Se sintió culpable al pensar que Evs le haria algún daño, así que cuando están solos corre a sus brazos nuevamente - Lamento ser débil, sé que no tienes malas intenciones - Cierra los ojos aspirando su aroma - Hogsmeade suena bien - Sonríe pero la presión en su corazón no se va, aún cree que es culpable de todo eso, tampoco sabe como Josh se lo tomaría pero Evs parece dispuesto a dejar esas riñas infantiles atrás, porque claro no sabe que realmente es un odio, el piensa que son cosas comunes entre ¿cuñados? cree incluso que Evs está celoso porque cree que lo dejará, nuevamente todo ha sido su culpa porque ha creado esa inseguridad en su hermano - ¿qué te parece si esta vez nos saltamos el toque de queda? - Propone con travesura, está pendiente que debe llevarle comida a Josh, claro que si, el Ravenclaw no abandona sus pensamientos, pero también debe tener un poco de tiempo con Evs.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Evans Mitchell el Sáb Jul 29, 2017 6:21 am

—¡Anímate, Ed!, ¡te sentará de lujo una noche en la enfermería!—exclamó Evans, palmeándole insistentemente la mejilla a un medio dormido Ed, quien colgaba en al aire, llevado por la varita de Adrien, sin saber dónde estaba ni con quién ni para qué, mientras farfullaba en sueños— Siempre te quejas de que los colchones en los dormitorios son demasiado duros, ¿verdad? ¡Afortunado tú!

—¿Mamá…?, ¿Evan…?

—Mira que compararme con el caballo de tu madre, Ed—Se quejó, con una mueca de desagrado. Y agregó, casi preocupado y volteando la mirada hacia su hermano—: ¿Se habrá golpeado fuerte en la cabeza?

Llegados a la enfermería, Evans se plantó frente a la enfermera con una gran sonrisa, pero ésta le cerró la puerta en la cara antes de que se le ocurriera seguir a su hermano —al parecer, no tenía problemas para distinguirlos—, quien, por alguna misteriosa razón —a Evans le resultaba sospechoso todo lo que llamara la atención de su gemelo—, estaba extremadamente pendiente de lo que ocurriera con Ed, ese llorón. ¿Por qué?, ¿por qué en nombre de todos los santos…? ¿En serio pensaba que era momento de preocuparse por Eddies desmayándose en los pasillos?, ¿es que acaso había escuchado una sola palabra…? ¡Aaaargh! ¿Qué importaba si a Ed lo dejaban en el pasillo, o si se moría allí? Adrien tenía que arreglar sus prioridades.

La espera lo impacientó, naturalmente —¡fíjate que tardarse tanto por un tipo que la había palmado!—. Había sacado su varita y realizaba encantamientos en el aire cuando finalmente Adrien se dignó a salir. Evans cortó lo que estaba haciendo para ir hasta él, con el corazón contento, pero con aire confundido y una media sonrisa, ciertamente circunstancial. ¿Con qué saldría ahora? Si volvía a escuchar una sola cosa más sobre Ed, juraba que…

¿Hermano sobreprotector, dice? Evans no lo sabe, porque siente la suave presión de su hermano contra su pecho, y no le importa nada más. Sonriendo de medio lado como un fanfarrón genuinamente conmovido —tiene el amor de su hermano, ¡claro que tenía que fanfarronear un poco! Lástima que no tenía al avechucho por ahí, para que viera realmente cómo eran las cosas—, Evans lo recibe entre sus brazos, sin prestarle mucha atención a lo que dice. Pero lo último, lo último hace que alce una ceja, sorprendido. Aparta el rostro, un poco, para mirar a su hermano directo a los ojos. Su mirada vibra, con un sentimiento placentero. Sonríe.

—¿Estás seguro de que un Prefecto puede hacer eso?—preguntó, con una duda teatralmente fingida—, ¿estar fuera de la cama?—Le tocó la nariz con la punta de su dedo índice, sonrisa de por medio—Soy afortunado. Hagamos lo que los Don Perfectos hacen cuando nadie los ve. ¿Hace cuánto que no te das un baño de burbujas, Adri?

De pronto, pareció recordar algo.

—¡Oh!, ¡esto!—dijo, hurgando en su bolsillo. Seguidamente, le mostró el paquete de una rana de chocolate, un paquete algo arrugado—Lo siento, está un poco aplastado, pero debe saber bien.

Sí, ‘un poco aplastado’, porque el histérico de tu novio arrojó a tu hermano al suelo como un monstruo con súper poderes, pensó, rememorando el dolor de su culo. Había tomado la rana de chocolate de la enfermería, para dársela luego a su hermano, y la había llevado en el bolsillo trasero todo ese tiempo. Se le había olvidado. Pero raramente se le olvidaba llevar una encima. Su hermano las adoraba.  


Chocolatines:
LO JURO. Ese me pareció el lugar más lógicamente deseable (?) Soy inocente (esperate, que busque un pañuelito para la sangre de mi nariz… Ah, ya está, ahí vamos). ¡Pero no tienen por qué llegar a destino! Podría aparecerles algo en el camino (?) jajaja NO PENSARÁS que me estaba imaginando que los hermanos se desnudaban y entraban a la bañe…jajajaja… Ay, más pañuelitos, más pañuelitos… Aunque un baño calentito nunca viene mal -guiño, guiño-

Estaba pensando que algo les podía ocurrir por sorpresa, pero todavía no sé qué. Ah, ¿y Josh no quiere una visita en su habitación? –guiño, guiño- Así tu hermano ‘se disculpa’ por lo que hizo :-)

... los hermanos podrían aparecerse en la habitación del ravenclaw 'oliendo a frescura de pino' y causarle celos

¡Ah! ¡Otra cosa! Se entiende que estoy intentando cumplir mis promesas (XD) y ser un roler dinámico, ¿no? asadsadasd
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.350
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 229
Puntos : 165
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Adrien Lévesque el Mar Ago 01, 2017 6:58 am

Realmente lo suyo no era una preocupación mayor, por favor era un Gryffindor solo que tenía cierto deber como prefecto y en cuanto lo llevó a la enfermería le mintió a ésta sobre lo sucedido, implicando que lo había encontrado en el pasillo, como prefecto no podía dejarlo ahí pero que realmente no supo que había pasado ni quien fue, encubriendo a Evs. Por suerte le creyó todo y en cuanto le dijo que podía irse, Adrien salió de de ahí, encontrándose con su hermano que parecía aburrido. Decidió caminar sin decir nada hasta estar solos, cuando se detuvo fue que le abrazó con efusividad, con gran emoción como un niño pequeño abrazando a su hermano mayor después de mucho tiempo sin verlo. Realmente se sentía tan mal por haberlo dejado de lado.

Ahí entre sus brazos, siendo recibido nuevamente le alegraba no haber perdido del todo a su hermano, un vuelco en su estómago le indica que debe realmente debe pasar más tiempo con él, es su familia, teme perderlo, es un ser importante para él y entonces sonríe porque le corresponde el abrazo, porque a pesar de todo su hermano es tan noble que lo mantiene en su vida. Oh, no ha hecho nada para merecerlo es tan bueno para él. Restriega su nariz en el cuello ajeno como un pequeño minino resguardado en brazos protectores, Adrien tenía muchas facetas realmente pero cuando estaba con sus seres queridos la que salía a relucir era la de todo Hufflepuff cariñoso que daba todo por esas personas.

- Como si no te gustara - Sonríe de medio lado divertido, Evs es todo un Gryffindor, hace esas cosas que tanto critica de ellos pero no puede criticarselas a su hermano, romper las normas es una de ellas - Puedo decir que estabas conmigo porque cumplías un castigo - Él siempre era estricto con las normas pero de vez en cuando no había nada de malo con saltarselas ¿cierto? Además fue él el de la idea e iba a tomar responsabilidad de ello. Cuando le propone lo del baño de prefecto le golpea con suavidad el hombro - ¿No crees que somos muy grandes para eso? - Pero entonces piensa, han estado una vida separados, cumplir ese pequeño capricho no suena malo, no tuvieron una infancia juntos, no sabría lo que era tener a su hermano a su lado en todos esos momentos pero egoistamente le alegra que no sepa lo que es vivir como un Lévesque, aunque está seguro que quitando que sea un león sería el hijo perfecto de Alexandre, con esa mente perspicaz, el control en alguna situación, tal vez le falte pulir un poco porque puede llegar a ser muy expresivo, pero sin duda tiene el carácter de un Lévesque - Bueno podemos ir a ese baño pero no pienso estar completamente desnudo - Hace un mohín pero realmente es de la verguenza, incluso sus mejillas están levemente rosadas, lo que le da un aire de infantilismo, el golpe en su nariz no ayuda a que la imagen le haga ver mayor.

- Pff - Suelta un resoplido divertido, acallando una risa - ¿Baño de burbujas? Se puede decir desde esta mañana - Porque como todo niño rico, se baña con lo mejor, en una bañera con todas esas sales aromáticas y es que Adrien se levantaba muy temprano solo para poder arreglarse para el día su rutina duraba dos horas, así que era todo un madrugador por eso, entre bañarse, peinarse y tener su uniforme perfectamente ordenado sin ninguna arruga luciendo totalmente perfecto. Pero tal vez su hermano no lograba darse ese lujo así que ¿por qué no? Lo complacería

-Chocolate siempre es chocolate - Sonríe como niño pequeño, tomando la rana que ni siquiera pudo brincar estaba toda plana y una de sus patas se había partido, no le importaba, no lo desperdiciaba por dos razones: la primera, era su vicio, la segunda se la había obsequiado Evs y con esa humildad de obsequio no podía estar más que feliz, incluso mientras el chocolate se derretía en su boca y el sabor inundaba su paladar se sintió sobrecogido por las emociones que nuevamente abrazó a Evans ocultando su rostro en su cuello, no quería que le viera de esa forma, tenía muchas emociones entre felicidad, tristeza, un sentimiento que le decía que era el peor hermano del mundo - No te merezco Evs - Susurra, ah ¿por qué tenía que ser tan sentimental? Sin duda era todo un tejón cuando estaba con Evs a solas y bueno también con Josh.

Ahora más que nunca se merecía que fueran a los baños de los prefectos, tomó la mano de su gemelo y sin que este pudiera verle el rostro, adelantandose unos pasos, empezó a tirar de éste - Vamos a darnos ese baño - Lo decía en serio, además eran hermanos, no habría nada de malo ¿cierto?

______________________________________________________
Off: realmente quise que fueran a por ese baño pero si dices que algo se interpone pues adelante, por eso no puse que llegaban a los baños de los prefectos sino que estaban encaminandose hacia allá.
También noté eso y gracias por cumplir con no hacer roles tan extensos <3
Ah y Adri es un poco inocente así que claro que le cumplirá el capricho a su hermano porque no le ve nada de malo, es sangre de su sangre XD
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Evans Mitchell el Vie Ago 04, 2017 8:13 am


Había sitios que eran más perfectos que otros para, tú sabes, intimar. A veces, la estrechez del espacio, la cercanía, hacía que las personas se fueran por la lengua, y tuvieran una charlita —profunda, agradable, en confianza—, refugiados en la complicidad del momento, sólo con las pompas de jabón como testigos. Oh, porque eso era una bañera. Y eso era el Baño de los Prefectos. Y los que compartían la tina, allí, en la esquinita, con el agua a rebosar de espuma, ¡litros de espuma!, esos eran…  

—Adri, de verdad—Evans, con una sonrisita de zorrín contento, reprochó a su hermano con dulzura, entre que enjabonaba la cabellera del Lévesque con abundante shampoo. Lo tenía entre sus piernas—Deberías quitarte esto…—dijo, refiriéndose a su ropa. Al menos, de la cintura para arriba podía afirmarse que Evans no llevaba nada encima. Pompas de jabón ascendían por sobre sus cabezas. Eso era cosa de él—Ey, no dirás que lo estoy haciendo mal, ¿verdad?—agregó, evidentemente satisfecho con su obra de peluquero del día—Lo prometiste. Tú tranquilo, el pelo te quedará tan sedoso. Sólo déjame ponerte un poco de esto también—Y tomó otro frasco de vaya a saber qué. ¿Sabría realmente lo que estaba haciendo? Ah, pero él cambiaba de tema todo el tiempo—: Sólo la parte de arriba—insistió, apartando las manos de su afanoso trabajo (que realizaba con mucho orgullo) y deslizándolas por debajo de la ropa de Adrien, en un amague, ¿iría a desvestirlo por la fuerza?— ¿Por qué eres tan vergonzoso con tu gemelo? No tienes nada que no haya visto—Y agregó, con picardía, arrimándose contra la espalda de su hermano y frotándose mejilla con mejilla—Y los dos sabemos que si alguien tiene que estar avergonzado, soy yo. ¿No crees que no pienso que es injusto que estés ‘mejor dotado’ que yo allá abajo?—expresó, a modo de broma, pero basándose en un hecho real. Y continuó, lanzando la pregunta al aire, como si se preguntara sobre los misterios del universo—: ¿Por qué crees que sea eso?—Lo abrazó y recargó su peso contra la espalda de su hermano, hundiendo el rostro en su cuello, y riendo a medias—¿Cómo te lavaré la espaldita si no…?—Se quejó, infantil.

No había sales o chorro de espuma que Evans no hubiera echado a la bañera. Le encantaba derrochar, era un derrochador.

—Adri…—susurró, con una repentina sombra de seriedad en su mirada, una que su hermano no podía ver. Evans se apoyó contra la superficie a su espalda, reclinándose hacia atrás— ¿Tienes fotos de madre en tu casa? ¿Crees que ella era bonita?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.350
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 229
Puntos : 165
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Adrien Lévesque el Dom Ago 06, 2017 7:38 am

Al inicio estaba nervioso, nunca se había dado un baño con alguien, bueno se metió al Lago Negro con Josh pero nada como lo que estaba viviendo, al igual que aquella vez se dejó la camiseta que usaba debajo de la camisa del uniforme y su ropa interior, se sentía cohibido pero era su hermano ¿no? No debería de haber nada de malo. Aunque el otro parecía sin pudor, Evs yacía en la tina como vino al mundo, lo cual provocaba nerviosismo en Adrien, nunca ha visto un cuerpo desnudo que no sea el suyo, debería ser igual pero no lo es y se mantiene tenso mientras se apoya en su hermano dejando que éste le lave el cabello, porque ya está mojado así que le da ese privilegio

-¿De qué hablas? ¡Evs! No me voy a quitar la ropa, no puedo, no me pidas eso por favor ¿no te hace feliz que estemos así? - ¿Qué no veía que le daba suma vergüenza? No debería pedirle más, estaba buscando complacerlo en todo, incluso en esa proximidad que se le hacía demasiada ¿era necesaria? - Lo siento, no debí tratarte así - Cierra los ojos, se siente culpable por alterarse de esa forma, es su hermano se dice, se repite mentalmente, no habría nada de malo, debe relajarse el otro parece estar disfrutando y a pesar de todo eso le hace sonreír - Eres como un niño - Pero quedó mudo y entonces manoteó a Evans para alejarse de él, yendo al otro extremos de la tina, su rostro estaba sumamente rojo - No juegues con eso Evs, realmente ¿cómo se te ocurre hablar de eso? ¿No tienes pudor? No sé para que me molesto en preguntar eres mi hermano, te quiero pero eres un Gryffindor - como si llamarlo de esa forma fuera un insulto - Evidentemente no tienes pudor, no sabes del decoro ah Evs ¿qué haré contigo? - Abraza sus piernas en posición fetal, se sintió invadido pero aún así no hay amargura en su tono de voz, vergüenza y ternura, también un poquito de resignación.

Al final se acerca a su hermano con timidez y se apoya en su hombro está de frente - Lo siento, no quiero tratarte así ¿sabes que te quiero verdad? - Le besa la mejilla - Es solo que ah me da vergüenza que seas tan... no sé como describirte pero Evs en serio no soy uno de tus amigos, esos comentarios no me los puedes decir tan a la ligera si no quieres quedarte sin hermano -Al final bromea con eso, tal vez no y no es una amenaza, pero es que cuando le da esas sorpresas siente que se infarta, le cuesta recomponerse y agradece ese cambio de tema, lo relaja nuevamente entre los brazos de su hermano - Madre uhm... Debes entender Evs que padre está aún dolido, amaba mucho a madre y por eso no hay retratos suyos, nos parecemos a padre, tenemos su altura, su fisionomía pero creo que tu heredaste los ojos de madre - Sonríe para mirarlo, ha decidido ignorar que está desnudo, su mano acaricia una mejilla de su gemelo - Es curioso nos parecemos a él pero hay ciertas diferencias que quiero creer que es de madre, me gustaría traerte una foto pero no quiero herir a nuestro padre sin embargo puedo mostrarte otra foto de él si quieres - No quiere decirlo, en su casa no hay fotos de nadie, da la impresión de no ser un hogar sino un frío lugar, no hay calidez, ni cariño, no es una típica vivienda familiar es solo una construcción impersonal como si no viviera nadie ahí - Tal vez la familia de madre pueda darte una foto de ella pero no sé quienes son - Y tiene miedo de averiguar algo y que su padre se entere, se estremece de pensar en los castigos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Evans Mitchell el Mar Ago 08, 2017 3:22 am


Evans soltó una risa, suave, divertida, ¡tenía razón! ¡Evans tenía que cuidarse con cómo hablaba cuando estaba con el señorito Lévesque! Esa reacción hizo que se sonriera, alegre, pero intentó calmarlo. No fuera a ser que se enojara de verdad con él. De haber sido cualquier otro, le hubiera dado igual. No era el caso.

—Lo siento, lo siento, ¿está bien? Son esos imbéciles que tengo como amigos. Todo el tiempo, tan groseros—señaló, fingidamente indignado—. Ed, por ejemplo. Si lo vieras andar en bo… sin ‘atavíos’ por el dormitorio, como si tal cosa. No hay ningún decoro en eso—Ninguno tenía el menor decoro, la verdad. Si hasta iban a bañarse en bolas al lago cuando hacía mucho calor—No te enojes, ¿está bien? Ven—Lo invitó a volver a él con los brazos extendidos en un gesto—Vamos, vuelve con tu hermano, que te ama. Después les quitas puntos a mis amigos, ¿ok?

Evans no había elegido el tema de su madre por casualidad. Escuchó a su hermano y suspiró imperceptiblemente.

—¿Quieres decir que no sabes ni su apellido? ¿Nada de nada?—Le acarició el pelo rosa chicle, pero entonces… Evans tragó duro. Abrió la boca, circunstancial, y contempló la cabellera de su hermano con alarmante preocupación. ¿ROSA?, ¿ERA ROSA?, ¿qué contenía ese último frasco que le había echado? ¡Maldición!—Bueno… Eh…—Había dicho que lo quería, ¿verdad? Evans peinó el cabello de su hermano hacia atrás, como si pensara que su nuevo color de pelo podría desaparecer si lo peinaba lo suficiente. No. Nada de eso pasó. AH, Dios, lo iba a matar, lo iba a matar—Te amo, ¿sabes?—alternó descolocadamente, y agregó, intentando sortear la situación con dignidad (total, ¿cuáles eran las chances de que se diera cuenta? Quizá, cuando se despertara al día siguiente, toda esa pesadilla habría acabado. Aunque tampoco es como si le quedara tan mal)—: Bueno, eso es… ¿Nunca has tenido curiosidad? Sobre como ella se veía, o… —Evans no parecía hallar las palabras, y ya no solo por su consternación inicial—¿Qué pasaría si tuvieras la oportunidad de saber? ¿Querrías saber?

Pronto descubrió, o redescubrió, que había respuestas de Adrien que prefería no escuchar. Siempre era lo mismo. Lo apartaba. No quería dejarlo entrar al mundo de sus preocupaciones. Algo lo paralizaba. Y algo que paralizara a su hermano, lo paralizaba también a él, Evans. ¿Qué clase de hermano de mierda era, para dejar que algo así se interpusiera entre ellos? Ah, pero era Adrien el que no quería que hiciera nada. Y siempre estaba esa terrible posibilidad, de que dejara de reconocerlo como su hermano. Antes, había hecho una broma con ello. Pero a Evans no le hacía gracia. Sin él, no le quedaba nadie o nada que le importara. Porque entre los Mitchell, que tenían muchos secretos, entre ellos, sus lazos eran enfermos, no eran familiares, no había amor. Sin Adrien, él no era nada. Sólo un Mitchell.

Sí, seguro que Evans estaba maldito desde aquel día en que los separaron, como todos los Huchitson. Pero si podía mantener a Adrien alejado de los negros designios del universo, entonces el mundo no podía ser un lugar tan malo. Evans esbozó una sonrisa y le tocó a su hermano el lóbulo de la oreja, tirando de esta, juguetón.

—Te apuesto a que tú heredaste lo mejor de ella—dijo Evans, con total seguridad— Y si Alexandre la amaba tanto, es porque sería una mujer increíble.

Otra vez, le peinó al cabello hacia atrás. No. No se iba. Maldición.



psss:
Yo no dije que tu hermano estuviera en bolas en la bañera jajaja ¡Ese fuiste vos! -guiño, guiño-

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.350
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 229
Puntos : 165
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Adrien Lévesque el Vie Ago 18, 2017 9:15 pm

Rueda los ojos y se muerde la lengua para no decir un comentario inapropiado sobre los Gryffindors, es que esos leones nunca tenían decoro eran tan vulgares , lastimosamente su hermano estaba dentro de ese grupo de detestables personas, aunque bueno cuando lo conoció pensó igual, ¿por qué no fue un Slytherin? Tal vez le hubieran enseñado mejores modales que los que se cargaba, porque sí, lo amaba pero vamos que no era ciego sabía que su hermano podría ser una especie de cavernícola, pero con el pasar del tiempo lo ha apreciado así aunque bueno era el único de la casa dorada y rojo que trataba con gran cariño, al único que quería la verdad, pero eso no quitaba que cuando sacaba sus cosas de león no le hiciera irritar, más que irritar era avergonzar, sin embargo no podía enojarse con su gemelo y rapidamente regresó a sus brazos.

- No seas tonto, claro que sé su apellido - O al menos esperaba que fuera su apellido, siendo sinceros no estaba seguro si su segundo apellido era el de su madre, tal vez un recuerdo de ella pero que dejaba ver su linaje no muy puro, sin embargo sabiendo que estaba muerta, que Alexandre no quería hablar de ella y el saber como reaccionó cuando le dijo que tenía un hermano, Adrien simplemente desistió del tema, se conformaba con saber que tenía dos familiares a su lado, no tendría porqué buscar a una familia de traidores, pues la procedencia de su madre es que era una mestiza - Me refiero a que no conozco nada de ese lado de la familia y padre no quiere hablar de ello - Se encoge de hombros, pero lo abraza, recargando su cabeza en el hombro de su hermano, era curioso que fueran idénticos pero sentía que era diferente a su cuerpo también.

Claro que no se percató del color de su cabello pero ah, en lo que tuviera un espejo en mano todo ese amor que le profesaba a su hermano se le olvidaría porque todo aquel que lo conociera sabía que su cabello era sagrado por algo no dejaba que lo tocasen, pero en este momento no corría peligro alguno porque no podía verse y tampoco entendió a que se refería su hermano ni porqué estaba tan nervioso - Claro que lo se - le golpea con suavidad la nariz de forma traviesa - No sé, creo que no prefiero saber de ese lado de la familia - Ha tenido toda su vida sin ella ¿por qué sentir curiosidad ahora? Pero había otra cosa que lo restringía y era su padre - ¿por qué tienes tanto interés en el tema? - Pregunta más por curiosidad mientras con sus manos juntas hace una especie de pocillo para tomar agua y dejarla caer sobre la cabeza de su hermano - No me opongo a que quieras saber de ella la verdad pero supongo que yo ya pasé mi etapa de curiosidad al tema, está muerta - ¿Sonaba cruel? ¿Indiferente? No recordaba si tuvo una etapa de curiosidad con respecto al tema, suponía que era por su educación que se acostumbró a no preguntar sobre su familia, además aunque no lo pareciera respetaba a su padre, pero más aún le temía y no iba a ganarse un castigo de a gratis, aprendió su lección.

- Si, seguro que era una gran persona - Se separa de su hermano - Será mejor que nos salgamos siento que me voy a volver una pasa - Sonríe, quiere cambiar de tema, aunque era una excusa estaba acostumbrado a durar una hora o más en la tina, pero escucha voces, se tensa, está en el baño de los prefectos algo que puede hacer pero su hermano no, mira a los ojos a Evs, antes de decir cualquier cosa la puerta se abre y Adrien asustado hunde a su hermano en el agua para que no lo vean, busca con la mirada sus ropas pero lo mejor será fingir que no ha pasado nada - Parece que está ocupado - Habla una de las prefectas de su casa - Pero solo es Lévesque - Comenta otra prefecta, de la casa de los leones - ¿Tal vez debamos bañarnos con él? - Sugiere, Adrien se pone de todos los colores - Fuera, ya me iba - Pero ambas se le quedan viendo antes de reír - ¿qué le paso a tu cabello? - ¿Su cabello? ¿Qué tenía su cabello? Y si, a todas estas aún tenía a Evans sumergido en el agua - Largo si no quieren que las haga vomitar babosas o ¿quién sabe? ¿las deje calva? - Las mujeres se fueron no sin antes comentar lo bien que se veía con su cabello rosado, aunque era raro que decidiera teñirselo. Adrien no entendía de qué hablaban estas mujeres.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Evans Mitchell el Miér Ago 23, 2017 7:23 am


—¡Ah, pero…!—
empezó a quejarse, con un acento algo caprichoso, queriendo tomar a su hermano del brazo y tironearlo de vuelta hacia él. ¿Qué si había oído voces?, ¿y a él que le importaban? Les arrojaba algo para los forúnculos y ya estaba. ¡Pero ay! Evidentemente, su hermano no pensaba igual. Más que saberlo por su conexión entre gemelos, lo adivinó con la cabeza sumergida en al gua. Vaya, sí que Adrien podía ser muy explícito cuando quería. ¿De verdad tenían que importarle tantos las normas? ¡Iba a matarlo un día de estos con esa manía! De inmediato, su instinto fue el de rebelarse, y querer emerger a la superficie (¡ah, pero cómo lo hundía hacia abajo cuando lo intentaba!), y sin embargo, se lo pensó por una segunda vez: le quedaba aire en los pulmones, así que, ¿por qué no aprovecharse de la situación? ¿Pero a qué costo?, ¿a veces se daba cuenta de que jugaba con fuego? Ah, claro que sí.

Sonriéndose por debajo del agua, Evans ya tenía una mano inocente a punto de colarse en las partes privados de su hermano (vamos, sería sólo un estrujón, en confianza, uno inocentada), pero se quedó paralizado bajo el agua como en un encantamiento cuando oyó, como a través de un túnel, esas molestas palabras saliendo de una vocecita todavía más irritante: ‘¿Qué le pasó a tu cabello?’.

¡Maldición!, ¡jodidas cotorras!, ¿¡no podían estarse calladitas!? ¡Y claro que le quedaba bien!, ¡no había otro al que le quedara mejor!

Finalmente, habiéndose ido esas inoportunas, Evans emergió a la superficie, chorreando agua y sacudiéndose a propósito, salpicando hacia todas partes. Y jadeando, le sonrió a su hermano, con la más blanca, la más sexy de sus sonrisas. La de tunante en problemas, con el culo en la mano.

—¿Irnos? Bueno, no lo sé. Me gusta aquí. Sólo somos nosotros dos aquí—Evans se acercó, queriendo abrazarlo por la cintura, todavía con esa sonrisa, la de un hombre que no tiene nada, NADA, que esconder—¿Te han dicho algo molesto esas dos? No les hagas caso. Conozco a Cathy, y es una perra. ¿Y sabes qué es también? ¡Mitómana! Fíjate tú. Se la pasa soltando cosas a la gente que la mayoría del tiempo son mentira (¡una tremenda mentira! Esa chica, tiene problemas). ¿Qué?, ¿qué estás haciendo? ¡No necesitas un espejo! ¡Me tienes a mí para ver lo hermoso que eres!—Evans intentó besarle las mejillas, ¡lo meloso e insistente que estaba! ¡Había que verlo!—¡Espera!, ¡espera!—Su rostro se enserió de pronto. ¿Qué serio asunto se traería entre ceja y ceja esta vez?—Tenemos que hablar (¡ya deja la idea del espejo!). Sobre lo que pasó hoy. Sigo pensándolo. ¿¡Adrien!? (¡Mírame a los ojos, Adrien!) Me rompiste el corazón. Tengo uno, ¿sabes? ¡Y tengo que hablar seriamente con este chico antes de que tengas algo con él!—Pobre, no sabía que era un poco tarde—¡Eres lo más importante que tengo! No puedo simplemente entregarte a algún calvo con una gorra (porque por eso es que lleva siempre una gorra, ¿verdad? Su calvicie).

Pero suspiró, no era eso. Por una vez, no se trataba de Joshua.

—Y porque yo sí tengo una foto de madre—dijo, ¿con la mirada nerviosa y triste?—Pensé que te gustaría saber de ella. Por eso la busqué. Pensé que podríamos hablar de algo que es nuestro, y sólo nuestro. Pero me alejas—Seguidamente, Evans sonrió, con un brillo espontáneo de entusiasmo. ¿Iría a cambiar el tema? Sí—Ven, salgamos de aquí—dijo, tendiéndole una mano mientras que, al haberse puesto en pie, el agua le chorreaba—¡No, no mires ahí, ese es el espejo!

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.350
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 229
Puntos : 165
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Adrien Lévesque el Lun Sep 25, 2017 12:10 am

Su hermano estaba actuando raro, presentía que algo ocultaba, más por lo dicho por esas jóvenes que se fueron ¿Qué tenía de malo su cabello? Debía vérselo pero su hermano no se lo permitió, al final fue retenido por este quien intentó besarle las mejillas ¿ qué hacía Evans? Simplemente negó con la cabeza por esta vez dejaría el tema de lado aunque existía la pequeña vocecita de su mente que debía verse en un espejo ¿Tendría que dejar de lado su tiempo con su hermano? No, sintiendo lo meloso que era solo ríe, lo extrañó en ese tiempo, se arrepintió de no estar más juntos aunque eso era una gran exageración pues si pasaban varias horas unidos, solo que estos últimos días lo dejó a un lado, ah, definitivamente era el peor hermano gemelo que pueda existir.

-Evs… - Sonríe alzando una ceja- me sorprende que conozcas esa palabra, misómana, creía que esos leones te secaban el cerebro o ¿estuviste leyendo un diccionario? – Bromea divertido, porque aunque ama a su hermano es gracioso meterse con los seres que uno aprecia, es la chispa de la relación, significa que puede decir lo que sea sin ser juzgado. Entonces, traviesamente le golpea la nariz con su dedo índice – No te imaginaba como alguien que leyera diccionarios – le acaricia la mejilla para que no se enfade con él, sabe que Evs es inteligente solo que no la aplica para muchas cosas pero así se le quiere aunque sea un león.

Pero cuando le miró con seriedad dejó de lado todos los juegos, su corazón se oprimió y bajó la mirada, la cual alzó rápidamente cuando le reclamó que lo mirara. Se mordió el labio ¿Tan mal estaba Evs? – Tú eres importante para mí también, no lo dudes ni un segundo, pasamos muchas cosas juntos y estoy feliz de tenerte a mi lado Evs, en serio, si la magia me concediera un hermano de todos los que pudiera escoger ese serías tú, tu eres mi hermano y lo sé, lamento de verdad apartarte no fue mi intención, es todo un poco supongo. Las emociones me sobrellevan porque no soy bueno con relacionarme con las personas pero en serio Evs eres importante en mi vida – le toma del mentón para que le vea – “El destino se encargó de mostrarnos que los dos somos un alma partida a la mitad” (1) – Recita como un mantra, sonriendo levemente, como si esas palabras fueran suficientes para que su gemelo viera que no iban a separarse

-¿Por qué tanto interés en que no vea al espejo? – Pregunta empezando a secarse y vestirse, estaba acomodando su uniforme, de alguna manera le gustaba arreglar el de su gemelo también, lo mismo lo hacía con Josh, era una extraña manía que le hacía sentir cercano a esa persona – Está bien que seamos gemelos pero Evs ¿cómo me peino? – Alza una ceja de forma interrogativa, odiaba andar despeinado, no le dio oportunidad de arreglar su cabello ya lo estaba empujando fuera del baño cuando por el rabillo del ojo miró un destello ¿rosado? Arrugó su entrecejo - Evs… ¿me puedes explicar porque mi cabello es rosado? ¡Rosado! – Usualmente no recurría al a violencia y aunque estuviera enojado realmente no era tanto, era muy fácil contentarlo más que todo porque sus enojos eran más rabietas, no sabía enfadarse con sus seres queridos… Bueno si sabía pero aprendió la lección por eso, por mucho que estuviera enojado pareciera más un puchero de un bebé, una malcriadez – Será mejor que corras – Era un intento de amenaza, pero la verdad no lastimaría a su hermano, aun así trato de sonar lo más amenazante posible, esperando que Evans corriera para él perseguirlo por todo el castillo reclamando por su cabello pintado ¡Era una vergüenza! Aunque esperaba que pudiera quitarse.

No lo hizo… Duró tres días con el cabello rosado, lo tuvo que esconder porque era vergonzoso, aunque no pudo vengarse de su hermano rápidamente lo perdonó.

__________________________________________________
(1) Extraido de la canción de Vampire Knight, el segundo opening, me gustó mucho, no sé qué te parece si es como una frase que ellos inventaron, como un código de gemelos o no sé… igual la usé (?)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.