Situación Actual
23º-33º // 6 septiembre luna llena
Ganador 2016/2017
Ganador con 2272 puntos
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Evans Mitchell Mejor PJ ♂
Danny MaxwellMejor PJ ♀
Joshua EckhartMejor User
Evans MitchellMejor roler
Silas GatesÁrea-M
Evans & AdrienMejor dúo
Joshua EckhartMás leal
O. WinslowPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [3/4]
Winfall CityExpectro Patronum
Directorios [6/8]
Élite [31/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Summer lover [Priv. Adrien Lévesque]

Joshua Eckhart el Mar Ago 01, 2017 6:42 am

Las vacaciones habían llegado después de mucho esperarlas. Las primeras semanas habían sido justo como esperó, o más o menos. Sólo encontró una carta en la mesa del comedor junto con una vasta cantidad de lectura sobre artes oscuras, encantamientos y más. La carta leía que no podría pasar por casa esas vacaciones, que quería que estudiase esos libros y poco más. Joshua hubiese deseado ser un poco más frío, le dolió leer la misiva. Al final no estaba tan acostumbrado al abandono como pensaba. No pudo evitar preguntarse si en algún momento su padre lo echaba en falta, ¿es que acaso era tan poco importante, tan insignificante para que no pudiese dejar el trabajo un solo día?

Como pudo, lo ignoró. No es que fuese muy complicado, estaba acostumbrado al silencio después de todo y a veces hablaba un poco con Blesk. Las cosas fueron lentas y aburridas entre el estudio hasta que finalmente, una buena mañana, recibió una carta de Horus en la que le decía su novio que al día siguiente se verían. Se habían citado en la heladería Florean Fortescue para comodidad de Adrien, puesto que llegaría a un sitio conocido y Joshua podría ir a buscarlo yendo hasta Londres. No era tan mala idea, de hecho aquella noche ni siquiera pudo dormir de la emoción que le daba ver a su novio finalmente al día siguiente, tanto así que muy temprano pensaba de casa.

Lo primero que hizo al despertar fue ocuparse cocinando un pastel de chocolate con cobertura de chocolate. Había usado un molde especial para darle forma de corazón y sus respectivas decoraciones. Hufflepuff no había ganado la copa de las casas, así que podía decir, más o menos, que era un premio de consolación para su novio, el comienzo de aquellos dos días bañados en chocolate. Eso le había prometido a Adrien, además de que no veía por qué no consentir a su novio un poco cuando éste siempre le cumplía lo que deseaba casi en el momento en que lo descubría.

Luego de tomar un baño, le había costado encontrar qué ponerse, a veces en el colegio era sencillo porque siempre tenían el uniforme. En las calles, siendo él mismo… Por Merlín, qué nervios. Estuvo un largo rato en frente del ropero buscando qué podría gustarle a Adrien, él siempre tan elegante y estilizado, ¿podría estar a su altura? Seguramente lo deslumbraría sólo con verlo, mientras que Joshua… bueno, no creía que tuviese precisamente un buen gusto al elegir ropa. Al final se decantó por una camisa de seda blanca con un chaleco negro, además de un pantalón negro por igual, esperando que realmente fuese del gusto de su novio.

Metió el pastel en una caja de cartón y emprendió su camino, primero tendría que tomar el tren hasta Londres, dos largas horas aburridas que se acompañó de un libro de temática muggle para no levantar sospechas. Así llegó, casi por milagro, al punto de encuentro, protegiendo el pastel para que no se dañase en el largo trayecto. Esperaba que Adrien no se aburriese del camino de dos horas en tren que tenía que hacer para visitar la ciudad en que vivía el mayor. Se preguntaba a veces si se veía bien, esperando poder ver al menor luego de aquellas semanas sin poderse ver. Estaba emocionado aunque sabía que debían tener cuidado con las apariencias, pero en ese momento eso no estaba en su mente.

El gorro le daba un poco de calor extra, pero no le importaba, lo prefería a tener la cabeza descubierta en medio del Callejón Diagon. Ahora lo esperaba a entradas de la heladería, la caja en las manos mientras esperaba pacientemente, estaría muy feliz de poder verlo finalmente, no dejaba de darle vueltas en la cabeza. El vientre lo sentía anudado como la primera vez que se dieron cuenta que tenían una cita juntos, hace más o menos un mes, ¡cómo pasaba el tiempo!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 5.900
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 599
Puntos : 472
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Mar Ago 01, 2017 8:14 pm

Tres semanas, después de tres semanas de vacaciones por fin se había dignado a mandarle una carta a su novio indicando que podrían verse. En ese tiempo había logrado hacer muchas cosas, no podía desperdiciar su verano tenía mucho que hacer pero priorizó sus necesidades, lo primero en la lista por su poco tiempo fue hacer la poción para la animagia cosa que el primer intento no funcionó, además recordaba el día que fue a comprar los ingredientes con Circe, desearía olvidarlo realmente, si Josh lo supiera ¿qué pensaría de él? Estaba nervioso y esperaba no echar a perder esa salida en la que ambos habían estado emocionado. Después de su primer intento fallido fue con Laith para que le ayudara con sus errores, al menos ya tenía una mejor orientación, pronto habría luna llena lo que indicaría que ya la hoja de mandrágora estaría lista para ser usada, la cual como se lo indicó el sanador no había dejado su boca en todo ese tiempo, desde el primer día que fue luna llena.

Lo segundo que hizo fue concentrarse en la poción que tenía en mente, le ha estado dando vueltas al asunto, ya ha hecho tres intentos pero ninguno con buenos resultados, no sabe cuántas veces ha leído sobre cada ingrediente, sobre nuevas propiedades, pero se ha propuesto la idea de ayudar a Josh, está confiado en que sus habilidades puedan servir para que recupere su peso, la poción vitamínica, como la llamaba, debería ser un complemento alimenticio, así no comieras como se debe debería ayudarte a mejorar la salud aportando esos nutrientes que se necesita, además de recuperar un poco el apetito, no era saludable tomarla siempre pero era tan nueva, que muchos factores le fallaban. Había esperado ese día tenerla lista pero realmente el tiempo le ganó, un nuevo intento fallido, no podía seguir postergando su encuentro, las vacaciones pronto se iban a acabar, además no podría esperar más.

Así que la tercera cosa que hizo fue preparar su primer día con Josh, la idea la tuvo al saber que los Ravenclaw habían perdido, sabía que su novio había querido ganar, hace años que no ganan ni la copa de Quidditch así que ¿qué mejor que animarlo con un picnic? Por supuesto no cocinó, sería horrible y la idea es que Josh disfrute la comida, no envenenarlo, así que su fiel y confiable elfo doméstico le ayudó, no era muchas cosas elaboradas, más que todo emparedados, jugo... Le faltaba algún postre ¿Crepas de chocolate estaría bien? Intentó que fuera balanceada, mucha regaliz, galleta, esperaba que fuera todo un día su picnic ¿no duraban todo el día? Perry, como siempre atendió de forma eficiente sus indicaciones feliz de ver a su amo tan sonriente además Alexandre no estaba en casa esa semana, no era que le diera felicidad pero podría mostrar sus emociones. Además de comprarle un regalo, era hora que Skus estuviera tranquilo con su verdadero dueño, el cuervo parecía tener gran afán por sus cosas brillantes pero parecía entender cada palabra que le dijo sobre Josh y su relación con su lechuza, Horus casi se pone celoso creyendo que le había reemplazado, los primeros días tuvo que encerrar a su halcón para que no atacara al pobre cuervo - Hoy conocerás a tu nuevo dueño - Sonríe, le ha puesto una cinta azul en el cuello del animal, parece que le gusto porque no la picoteo (1) - Te dije que te iba a gustar - Ríe, mientras le da un trozo de carne tanto al cuervo como a Horus - Me alegra que entendieras que solo es un invitado - Besa la coronilla de su halcón ¡Aún quedaban cosas por hacer!

Ya todo preparado, con horror vio que se le hacía tarde (tenía solo hora y media para prepararse y todos sabían que él necesitaba mínimo dos) Así que corrió a su baño, preparó la bañera con sus sales aromáticas, usualmente duraba casi una hora pero el tiempo era precario - Perry prepara mi bolso - Porque iba a dormir afuera, su corazón retumbó con ese pensamiento, dormiría en casa de Josh ¡Que emoción! Aunque venía lo peor ¿qué ponerse? Estuvo el día anterior probando miles de combinaciones de su ropa, pero no creía que su forma usual de vestirse era la indicada para un picnic, sería muy elegante así que busco algo más "casual" se sentiría incómodo y esperaba que Perry no pusiera toda su ropa en el bolso, quería tener de todos los estilos por mucho que preparó las combinaciones.

Una vez listo se miró en el espejo de cuerpo completo, unos jeans ajustados que le hacían ver las piernas más largas de lo que eran y por supuesto lo delgadas que eran ¿estaría bien? Usualmente ese tipo de pantalón era su ropa de casa, no se sentía bien llevarla a una cita... ¡Una cita! Casi corre a cambiarse pero Perry lo detuvo diciendo que estaba perfecto. Mira su pecho, no había camisa, era una tela más ligera por el verano, se pasó la mano por el pecho la playera le recordaba a sus pijamas de dormir y nuevamente quiso correr a cambiarse, esta vestimenta era tan impropia de él, aunque claro todo era de la mano de los mejores magos, mucha venía de París porque ciertamente ni su padre ni él confiaban en los estilistas ingleses, la ropa de París era de mejor diseño. Aún así se sintió más como Evans que como él mismo, lo único que parecía ser de él era el chaleco que le daba un aspecto más refinado a su atuendo y su peinado, claro todo prolijamente en su lugar. (2)

- Estoy listo, Perry, cuando te llame ya sabes que debes llevar al cuervo y la canasta - Sonríe, se agacha a la altura del elfo - Te voy a extrañar trésor (3) - El elfo se le iluminan los ojos, le da un abrazo porque realmente Perry era parte de su familia, le ha cuidado, incluso llegaba a desobedecer al señor Lévesque solo por su bienestar, lo aprecia tanto - Portate bien - Bromea - Amito, Perry se porta bien siempre - Adrien le acaricia la cabeza con ternura - Lo sé - Entonces sale por la puerta de la mansión.

Decide que el mejor lugar es en la heladería, ya conoce el Callejón Diagón, aunque con Laith conoció otras cosas de Londrés mágico prefiere un sitio que sea familiar para ambos. No lleva al cuervo ni la canasta consigo, la idea es sorprenderlo y podría darse una idea si lo ve con ambas cosas, no, quiere tomarlo desprevenido. Cuando lo ve se queda paralizado, está... bueno no tiene palabras para describir lo impresionante que luce y ahora más que nunca quiere regresar a la mansión, cambiarse de ropa por una mejor facha, se siente completamente incómodo, debió hacer caso a su instinto y lucir mejor presentable ¡Josh llevaba camisa! Y él llevaba una playera simple... Que horror, pero no había vuelta atrás, ya había salido de esa forma tan sencilla y tonta - Hey - Sonríe algo nervioso, es la primera vez que se ven en un lugar público, en vacaciones usualmente es el Ravenclaw quien lo visita a su casa, además está tan nervioso que piensa que sus manos están sudando. Quiere besarlo pero aún deben mantener las fachas sin embargo se las arregla para darle un gran abrazo, como le hizo falta esas tres semanas, además que trata de que se vea un abrazo amistoso pero lo siente más que eso - Te extrañé - Murmura para que solo Josh le escuche.

_________________________________________________________________
(1) Más o menos así https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/22/75/61/2275617813313112a0292e0cbb48a78a--prep-school-blue-ribbon.jpg pero en un cuervo y evidentemente es un lacito más pequeño pero para que se tenga la idea del color y como combinaría con el cuervo
(2) Conjunto ganador, realmente tenía que poner todo lo que sufrí para buscar una ropa adecuada jajaja https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/originals/2c/c7/b1/2cc7b1701497c5bf6eeb2a04bf20b0a4.jpg claro sin los lentes
(3) Trésor = tesoro, un apodo francés usado no solo para parejas sino para alguien con el que tengas un vínculo emocional, puede ser un amigo, pariente o mascota. En este caso elfo doméstico (?)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 5.050
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 450
Puntos : 343
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Mar Ago 01, 2017 9:46 pm

La espera se estaba haciendo larga, quizá demasiado tomando en consideración que Joshua había llegado mucho más temprano de lo que habían acordado. Se había sentado en una banca al exterior del local, colocando la caja con el pastel a un lado suyo. Jugaba con sus manos, inquieto, ¿estaba bien? ¿Debió vestirse más acorde a la situación? ¿Más formal? Su novio siempre era tan elegante y atractivo que no estaba seguro de nada. Había guardado el libro muggle en un pequeño bolso que llevaba consigo para que nadie lo señalara por su tipo de lectura, pacientemente, o tan paciente como podía, aguardando aquellos minutos tan largos que le parecían casi eternos.

Lleva quizá un cuarto de hora mirando hacia el suelo cuando lo ve por el rabillo del ojo, gira el rostro para mirarlo correctamente y siente que se derrite, como si no se hubiesen visto en una vida entera. Se levanta de su asiento, dándose cuenta que todo ese tiempo tuvo razón, Lévesque se veía simplemente magnífico con la ropa que traía, ¿le gustaría la que él estaba usando? ¿Cuándo se había vuelto una de esas chicas que se preocupan por la ropa que utilizan de forma casi hasta obsesiva? Se tiene que relajar, no quiere parecer nervioso frente al chico que le gusta, sus comisuras se estiran casi imperceptiblemente al verlo acercarse finalmente a él. Quiere besarlo, pero sabe que no puede hacerlo.

¿Qué tal? —lo saluda, abrazándolo con fuerza en cuanto tiene la oportunidad, incluso cuando sabía que ese abrazo tenía que parecer de amigos. Qué difícil era aparentar cuando no podía resistirse a sus encantos. — Yo también te extrañé… —murmura en voz baja, quería seguirlo abrazando pero entendía que sería complicado en caso de hacerlo. Entonces recordó la caja. — Ah, yo… te traje algo, espero… espero que te guste —le dijo, mostrándole la caja del pastel que había cuidado a capa y espada para que no se dañase y llegase sano y salvo a su destino final que vendrían a ser las manos del menor.

Tragó secamente, ¿por qué estaba tan nervioso? Simplemente era su novio, su mejor amigo, no tenía por qué sentir mayor preocuparse tanto. Lo invitó con un gesto a entrar a la heladería, tomando la caja, se lo mostraría dentro. Buscaron una mesa distante para poder hablar con privacidad. Decidió optar por un helado de regaliz con cubierta de chocolate, esperando a que el tejón obtuviese su helado para ir a comerlo a la mesa donde había dejado la caja con el pastel. Ahora pensaba que quizá había sido demasiado cursi en la preparación de la tarta, pero lo había hecho con todo su cariño y apostaba que al Hufflepuff le gustaría por su sabor y la indigente cantidad de chocolate que tenía.

¿Cómo han estado tus vacaciones? ¿Qué has hecho en ellas? —le preguntó con quizá más emoción de la que ameritaba, estaba realmente feliz de verlo, de que, al menos durante dos días, lo tuviese sólo para él mismo. Lo cierto era que ese encuentro lo tenía muy ansioso, y ahora que estaba ocurriendo parecía tan mágico que rozaba lo irreal. — Van a ser unas buenas vacaciones, ¿no lo crees? —intentó ver si compartían la misma ilusión por esos días. Claro, se había mordido la lengua para no preguntarle si la ropa que eligió estaba bien, ¡Adrien siempre parecía tan entendido en moda que lo dejaba como un tonto a su lado! Era imposible que se pusiese inquieto de saber si había tomado una decisión correcta.

Por lo pronto tonteaba un poco con el helado, buscando apaciguar su nerviosismo con el sabor del regaliz. Aunque en ese momento notó algo: en el helado de chocolate de Adrien tenía maní. Lo sujetó por la mano antes de que se lo llevase a la boca. — Espera, ¿te lo cambio? Si quieres puedes pedir otro, pero… ¿no es esto maní? —le preguntó, pellizcando el helado para sacar el trozo de maní del mismo, ¿es que planeaban envenenar a su novio o algo parecido?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 5.900
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 599
Puntos : 472
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Vie Ago 04, 2017 8:19 pm

En el momento que estuvo en los brazos de su novio y tuvo a Josh entre los suyos en un abrazo necesitado que aparentaba normalidad, aspirando su dulce aroma rogando porque todo eso pasara desapercibido. Pero ambos eran paranoicos porque esto no era Hogwarts, cada quien era lo suficientemente adulto como para meterse en sus propios asuntos sin importarle el reencuentro de dos amigos que encima eran adolescentes, además no estaban causando gran alboroto así que no había nada que llamara su atención, no iban a publicar algo así en una revista de chismes cuando habían otros rumores más jugosos. Claro que si hubieran sabido quienes eran esos adolescentes tal vez la cuestión sería diferente.

- ¿Trajiste...? - Abre sus ojos sorprendido, no había querido separarse del abrazo, por suerte la sorpresa en sus facciones cubrió el anhelo de estar otro minuto más así con su novio ¿Por qué no podían ser una pareja común? Irse abrazados, tener una cita sin tener que ver a los lados para saber si alguien más los veía - ¿Qué es? ¿Qué es? - Pero cualquier deseo fue dejado de lado por una curiosidad infantil, deseando saber que era lo que su novio había traído, él tenía que fingir, ser convincente que no preparó nada y que si no había podido verlo era porque su padre lo deseó en casa esas semanas para pasar tiempo con él. Buena excusa ¿cierto? Sobre todo porque su padre no era de esas personas cariñosas pero nadie tenía porqué enterarse. Ahora estaba interesado en aquella cajita ¿sería un pastel? Estaba emocionándose, sus ojos adquirieron un brillo de ilusión además que parecía un pequeño cachorro que no se despegaba de Josh y a cada rato preguntaba qué era.

Solo otra cosa obtuvo su atención y fue el pedir su helado, chocolate con cubierta de chocolate era evidente que ese iba a ser su sabor, al igual que Josh pidiera regaliz, aunque no pasó por alto la cubierta de su helado, aquello le hizo sonreír de alguna forma serían ellos combinados en un postre delicioso. Estaba feliz por ver la elección de su novio que no se percató que el suyo tenía un ingrediente perjudicial para su salud ¡y es que Adrien era tan enfermiso! No solo sus pulmones sino su organismo como tal padecía de varias alergias, era una maravilla que no fuera alérgico a un ingrediente de alguna poción o al polen, porque con tantas cosas de las que debía cuidarse, habría que ver.

- Me ha ido bien yo la pasé con mi padre, como todos los veranos - Se mordió la lengua para no llamar a Perry y traer sus regalos, no, no era el momento, debía haber el factor sorpresa - Se me fue el tiempo pero estaba ansioso por pasarla contigo, mi padre quiso tenerme retenido éstas semanas por no verme en casi un año - Porque Adrien ya no iba a su casa en las vacaciones de diciembre, no desde el primer año, Alexandre simplemente lo dejaba ser mientras se comportara, hasta que quisiera darle un castigo claro pero prefería que fueran en esas vacaciones de verano - Además creo que no estará por varios días así que aprovecho la situación para verte, aunque no pensaba que me ibas a traer algo yo te hubiera preparado algo también - Murmura con toda la tristeza que puede fingir, se iba a llevar un pedazo de helado a la boca cuando su novio lo retiene.

- Vaya, eres mi héroe - Sonríe, pero el tono con que lo dice es más allá del agradecimiento, no es la primera vez que lo protege y hay admiración, cariño, anhelo en sus palabras, deseaba besarle por ese simple hecho, se supone que él tuvo que darse cuenta de ese detalle pero no, quién sabe, tal vez ahora estaría en San Mungo - Está bien, gracias - Espera a que el Ravenclaw vaya a cambiarle su helado, observa el de regaliz con chocolate ¿se molestaría...? Entonces con el corazón latiéndole a mil por su "travesura" le robó un poco de helado a Josh, la mezcla de sabores le hizo abrir sus ojos y sonrojar sus mejillas ¿Cómo Josh podría comerlo con normalidad? Le sabía a los besos que compartían y si antes su corazón latía con rapidez ahora parecía que había corrido de París a Londres - No te he preguntado, ¿qué tal tu verano? Y sí, van a ser unas buenas vacaciones - Le dijo cuando regresó, estaba tratando de mantener la postura pero solo quería irse de ahí y llevarlo a... a cualquier sitio donde estuvieran solos - ¿qué te parece si caminamos mientras comemos los helados? -
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 5.050
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 450
Puntos : 343
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Sáb Ago 05, 2017 5:23 am

Tener a su novio entre sus brazos era justo lo que necesitaba, apretándolo con cariño, teniendo miedo que los demás notaran la necesidad y el amor de aquel abrazo, pero deseándolo con ansiedad. Tuvieron que soltarse pronto, confesándole que le había traído algo, mirando el rostro tan tierno del más alto al sorprenderse ocasionando que sonriese ligeramente, como un niño empezó a preguntarle qué era, pero el mayor sólo le guiñó un ojo e hizo con su dedo un gesto de silencio, era un secreto todavía. Se vio en la forzosa necesidad de morderse la lengua para no acercarse a besarlo, cuánto deseaba un beso suyo, tenía que esperar a que ya no estuviesen en público para poder reclamar sus labios.

Deja de preguntar, es mi secreto —le dijo al adorable chico para luego pedir su helado. Fue quizá la necesidad de sus labios lo que provocó que, en lugar se simplemente pedir regaliz como siempre hacía, también pidiese una cobertura de chocolate. Esos dos sabores eran de ellos, sus besos muchas veces sabían a esa curiosa mezcla. — Oh… Me alegra que lo hayan pasado bien, ya luego podrán volver a pasar tiempo juntos —le dijo con honesta felicidad, tragándose la envidia que atenazaba su corazón haciéndolo doler.

Todavía guardaba la reciente herida que le hizo su padre, capaz de dañarlo sin siquiera tocarlo, con hacerle saber inexplícitamente que había otras cosas más importantes que él que atender, como siempre. Quería sentirse verdaderamente feliz por el menor, por tener esa relación con su padre, pero no podía evitar compararse y darse cuenta de la diferencia tan grande. No culpaba a aquel hombre, Adrien era un chico maravilloso, dedicado, estudioso, cualquiera se sentiría orgulloso de tenerlo como su hijo. A veces se daba cuenta que no podía decir lo mismo de sí mismo.

Por suerte consiguió notar el ingrediente extra en el helado ajeno antes de que lo probase, negando con la cabeza para restarle importancia. — No lo soy, no digas tonterías —le pidió, tomando su helado para ir a cambiarlo por uno sin maní. Siempre intentaba cuidar del menor, incluso cuando sólo eran amigos, le gustaba saberlo sano y salvo velando por su bienestar. Tardó más bien poco en regresar con el helado correspondiente, entregándoselo al tejón. — ¿Uh? Oh… bueno, ha sido tranquilo —no tenía nada más que agregar, le dio cierto pesar pero intentó no demostrarlo, asintiendo cuando le sugirió caminar.

Tomó la caja de pastel y se acomodó de modo que no le estorbase al momento de comer el helado. El cual, por cierto, sabía justo como creyó que sabría, esa mezcla rara de calma por tener un consuelo y la creciente ansiedad por besarlo era una contradicción curiosa y agradable. Algunas contradicciones son preciosas, al menos a la vista de Joshua. En fin, habían salido de la tienda de helados tras asegurarse que no habría que cambiar de nuevo nada y empezaron a caminar, con calma y sin perder la compostura. Tampoco es que quisiera ensuciarse la camisa blanca.

Ya está todo preparado para llenarte de chocolate, aunque creo que tendré que sacarte rodando de la casa —bromeó un poco con él; al llegar siempre hacía una lista de las cosas que necesitaba para el verano y su padre enviaba a alguien a llenarle la despensa, y no había escatimado en chocolate en sus peticiones. Seguramente llamaría la atención de Francis, pero en ese momento lo pensó. — Por cierto, luces muy lindo —no pudo evitar decirle, con el corazón en la garganta, había aparentado no haber dicho nada importante al mirar a otro sitio, para no llamar la atención de nadie. Pero Adrien siempre lo maravillaba cuando lo miraba.

Caminaba a su lado con calma, disfrutando del helado que a veces lo hacía relamerse los labios. Iba siguiendo a Adrien, aunque en realidad no estaba tan seguro, era de esos paseos en los que uno cree que sigue al otro pero el otro cree que lo sigue a uno, al menos era la impresión que él tenía. De todos modos, no le importaba a dónde fuera siempre que Lévesque caminase a su lado, apenas parasen quietos un momento podría mostrarle el pastel, en un lugar donde pudiese hacerse responsable de la cantidad de emociones que desataría en el francés.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 5.900
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 599
Puntos : 472
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Dom Ago 06, 2017 8:25 am

Estúpido, sabía la relación de Josh con su padre y él viene y le restriega una falsa relación con Alexandre, porque todo lo que sale de su boca con respecto al Lévesque mayor son eso, mentiras, queriendo cubrir una realidad pero que dañaba a una persona importante para él. Estaba contrariado, pero se dijo que esta mentira era para fingir que no le traía regalo y que se le pasó el tiempo, ésta mentira podría destaparla porque lo había hecho con esa intención. Se convenció a sí mismo de eso, pronto recobró el humor.

Un poquito de dolor Josh, solo aguanta un poquito que tendrás una gran recompensa. Le daba ánimos mentalmente, sonriendo como si todos esos pensamientos no pasaron por su mente y pronto pareció que todo encajó en su lugar, comiendo helado, Adrien se rió - Para mi lo eres ¿sabes? He perdido la cuenta de cuántas veces me has salvado - Pero no quiere hablar de cosas tristes así que sonríe como todo hippie enamorado de la vida, aunque puede que sea un enamorado de la vida porque se siente feliz de ver a Josh en vacaciones, porque tienen esos dos días juntos y la ilusión corroe su estómago, el helado le sabe más delicioso y cree escuchar cantas los pajaritos alguna clase de canción romántica boba. Sí, todo está en su mente pero el saber que Josh lo cuida tanto, de esa forma pues... Le hace alucinar y no es que esté enfermo mentalmente, ni sufra de delirios es que así debe ser el amor ¿cierto? Más cuando es tu primer romance juvenil.

Le propone caminar porque realmente tiene un lugar donde ir ¿qué? No puede esperar, usualmente es una persona paciente pero en serio quiere ver la emoción en su rostro. Así que caminan, hablan, ríen, hasta que suelta una risilla apenado y emocionado cuando le indica que lo va a abarrotar de chocolate, ha cumplido con su promesa, además que lo ve lindo, la ansiedad de haber escogido mal se disminuye bastante. Lo guía hasta una pradera, es curioso lo que hacen los buenos mapas en la biblioteca de su casa - Josh, hay algo que he querido decirte desde que te vi hoy - Le indica mirándolo con cierta seriedad pero el amor brillando en sus ojos - Estás resplandeciente, siento que entre los dos eres el mejor vestido - Y hace un puchero ante eso pero está jugando - No creo que yo esté lindo - Se ha acostumbrado a esa palabra, Josh lo llama así, lindo, pero no quiere decir que sus reacciones disminuyan, la única diferencia es que lo está aceptando y aunque le avergüence, ahora sonría como si fuera otro calificativo con que le llama o describe.

Están solos, se han retirado con cada paso del Callejón Diagon, parece que no sabían donde iban, excepto que Adrien si los estaba guiando, al no tener expectadores hace lo que quiso hacer en un inicio y besa con suavidad a Josh, sus labios están fríos por el helado - Te extrañé - Ya lo había dicho pero ahora siente que está completo. Sus mejillas están arreboladas, rojas, cree que su rostro fue golpeado con un hechizo que lo congeló de esa forma porque la sonrisa no se borra. Observa su helado, entonces traviesamente llena la mejilla ajena con éste, como lo hizo en el Banquete de fin de año solo que no es carne sino un helado de chocolate.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 5.050
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 450
Puntos : 343
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Dom Ago 06, 2017 10:29 am

Le sacó la lengua en un gesto infantil cuando le dijo que para él era un héroe, simplemente estaba exagerando el muy tonto. Pero no puede evitar sentirse sumamente feliz de que reconozca su esfuerzo en tenerlo a salvo, fácilmente olvidando la herida que intentaba esconder y dejar cicatrizar. A esas alturas ya debía estar acostumbrado y asimilar que Francis era una figura lejana y distante, poco a poco los lazos se habían roto hasta sentir que eran dos extraños con recuerdos en común unidos por sangre que vivían en la misma casa pero que nunca se veían.

Caminar es sorpresivo, un plan curioso, pero que no le molesta en lo absoluto. Parece estar de acuerdo con ello pues no puso peros al respecto, andar era una buena opción. No puede callar su lengua al decirle lo del chocolate, y también agrega lo lindo que luce, ¡es que es precioso a sus ojos! Además, no ignora lo emocionado que el tejón se pone al oír su voz, tiene que hacer uso de toda su fuerza de voluntad para no llenarlo de besos y mimos, qué difícil era tener que calmarse cuando tenía a la persona que tanto quería tan cerca y sin poder ni siquiera tocarla por el qué dirán. El helado acabó pronto, quizá producto de la ansiedad de querer besarlo y el único consuelo que tenía era ese sabor semejante.

La pradera a la que llegan es rara porque nunca antes había estado ahí, ¿cómo era posible que pudiesen llegar a un sitio así, tan cerca y que no había visto jamás? Vuelve su mirada a su novio cuando éste lo llama por su nombre, sin miedo a sus palabras porque aunque su rostro está serio puede notar sus bellos ojos mirarlo con tanto amor que se estremece. Aguarda en silencio hasta que sus comisuras se estiran como si las obligaran en una nerviosa y emocionada sonrisa, todo lo que quería escuchar estaba ahí, ¡le había gustado lo que había elegido! Al fin respiraba en paz, no podía sentirse más feliz ese día.

Gracias… Pero no digas eso, tú luces muy lindo… me dejas maravillado cada vez que te miro, ¿cómo es que puedas lucir bien siempre? ¿Tienes un secreto de moda que no conozco o algo? —le preguntó con ingenuidad, aunque probablemente no estuviese tan lejos de la realidad, el francés tenía un gusto muy refinado hablando de ropa. Joshua siempre optaba primero por comodidad. Se calmó, en ese momento había dejado que toda la emoción entrase de lleno en él, más al verse lejos de la gente y poder finalmente besarse. — Adri, te he extrañado tanto… —confesó en voz baja al oírlo decirle esas dos palabras.

Quiere abrazarlo con fuerza pero sus manos están ocupadas con la caja del pastel, pero puede mirarlo con sus azules ojos llenos de amor, el rostro del menor es adorable con ese sonrojo y la sonrisa tan radiante. Su corazón se acelera aunque pronto ríe de sorpresa al sentir el frío en su mejilla, tal y como había hecho en la cena, limpiándose al restregar su mejilla contra la de Adrien aunque luego se limpió con la servilleta desechable que no había tirado de su helado. Luego de dudárselo un poco, acomodó en sus brazos la caja del pastel para liberar una de sus manos y poder abrirla, haciéndolo esperar.

Y-yo… Sé cuánto querías que Hufflepuff ganase la copa de casas y estuvieron a punto de hacerlo… Así que… quise hacerte un regalo, como un premio… No es… una copa, pero… espero que te guste —su rostro se había sonrojado por completo y sentía cómo sus piernas se negaban a soportar su peso, sintiendo los nervios creciendo antes de que sus dedos estirasen la tapa lentamente dejándolo ver el pastel de su interior. — E-es… Sé que es muy… muy cursi y eso… No sé qué estaba pensando, yo… te quiero —al final no supo dar explicaciones, soltando su confesión en voz baja, como un secreto que corría el riesgo de ser inaudible.

Se sentía algo tonto, pero confiaba en que Adrien comprendería. El menor era un poco más expresivo con sus emociones que él, Joshua optaba muchas veces por las cualidades físicas de los mismos. Con pequeños detalles, sonrisas breves, era el Hufflepuff quien comprendía y descifraba cada uno de sus gestos, probablemente por ello se llevaban tan bien. Donde otros sólo veían a un joven sin sentimientos y desabrido, Lévesque adivinaba un mundo entero bajo un rostro inexpresivo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 5.900
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 599
Puntos : 472
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Lun Ago 07, 2017 2:51 am

Se ríe en cuanto le saca la lengua, ambos tienen actitudes infantiles que no siempre demuestran en público, prefieren hacerlo cuando están los dos solos, como su secreto que ninguna otra persona merecía conocer. Inglaterra tenía paisajes muy lindos, esta pradera no era la excepción solo que estaba opacada por el Callejón Diagon y no todos conocían de su existencia, pertenecía al mundo Mágico evidentemente por lo que no había muggles que la conocieran. Mirar la expresión de Josh por el lugar le hizo sonreír, no se había equivocado le recordaba un poco a los jardines de Hogwarts. No tardó en besarlo pues se había asegurado que nadie estuviera presente, ah como había extrañado sus labios.

- Uhm bueno creí que te lo había mencionado pero París es una de las ciudades de la moda ¿sabes? Además mi familia se ha dedicado a eso por años así que tengo el don, supongo - Claro todos han sido magos excelentes, la moda no era su único empleo, solo eran negocios para mantener la fortuna familias después de todo los Lévesque eran conocidos en Francia, hasta que sus abuelos decidieron trasladarse a Inglaterra para continuar con el emporio familiar, aunque no eran tan bien conocidos ahí como en su país natal, su padre ahora era el director general de la industria y también miembro activo del Wizengamot, algunos de sus ancestros fueron pocionistas y diseñadores, todos de alguna forma terminaban en ese mundo, tuvo incluso uno que fue modelo y rompedor de maldiciones - Creo que ese sería el secreto pero en realidad tu luces perfecto no necesitas ningún truco - Y era cierto, le había encantado esa ropa que tuvo que contenerse para besarlo.

Le alegra saber que lo ha extrañado pero lo que le hace reír es ver su cara cuando lo llena de helado y éste ni le da oportunidad de huir cuando su propia mejilla se siente helada, es una actitud inadecuada pero Adrien olvida un poco sus costumbres cuando está con Josh - Eso es jugar sucio - Bromea mientras se limpia con su propia servilleta, otros bocados más y su helado se acaba. Nota que su novio está nervioso y sus ojos se abren en sorpresa ¿ Un regalo por eso? - Es mejor que cualquier copa - Le dice con sinceridad, además queda el otro año aún tiene oportunidad, quiere creer pero está dividido entre desear que Hufflepuff gane o que Ravenclaw lo haga, además estuvo convencido que aquella copa no debió ganarsela Gryffindor, fue la casa que más sufrió pérdidas y aún así lograban tener puntos. Sin embargo ese gesto de su novio lo endulzó - Es maravilloso, no es cursi - Sostiene la caja, su curiosidad no aguanta desde que le dijo que era para él ha querido averiguar qué es, así que abre la tapa para descubrir su contenido, el pastel lo deja anonadado, es hermoso, dulce, en forma de corazón y eso le hace sonrojar - Es perfecto Josh, magnifique - Lo observa con una gran sonrisa, no tiene que decir más para saber cuánto lo quiere y aprecia - Bueno quiero que cierres los ojos - Se acerca, como si le fuera a dar un beso - no hagas trampa - Le advierte esperando que esconda sus hermosos ojos azules tras sus parpados.

En cuanto lo hace se aleja tratando de no hacer ruido alguno - Perry - Llama a su elfo doméstico, quien aparece con la canasta y la jaula de aquel cuervo - Merci - Al elfo se le ponen los ojos brillantes de emoción al ayudar a Adrien con aquella sorpresa, de la canasta saca una sabana para acomodarla en el suelo, donde deja su pastel, sin duda el postre que faltaba aunque ya había resuelto esa crisis, luego toma la jaula, le hace un gesto al cuervo para que siga en silencio, todo esto vigilando que Josh no lo espíe. Vuelve a colocarse frente a él, le roba un suave beso porque tres semanas sin besarlo fue una pequeña tortura - Ya puedes abrir los ojos - Le indica. En lo que su novio abra los ojos la visión que le recibirá será la de la jaula, atrás de Adrien se encuentra la canasta, aún no revela los platos que trajo pero cree que es pronto para ello.- Yo también te preparé una sorpresa, realmente no la pasé con mi padre como te dije pero no quería que lo descubrieras, lo lamento tardé estas semanas planeando todo - Le explica, un poco tímido por su mentira, solo espera que no se enoje mucho o que no haya arruinado el animo del Ravenclaw.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 5.050
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 450
Puntos : 343
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Ago 07, 2017 5:14 am

No pudo evitar preguntarse cómo es que su novio era tan bueno con sus gustos de ropa, descubriendo algo que desconocía sobre su familia. No tenía ni la menor idea de que la familia Lévesque se dedicase a la moda, aunque debía imaginar que Francia tenía una influencia importante en ello. Al final sí que tenía un secreto que no conocía, de su familia conocía más bien poco. Desde que era niño no había vuelto a esas aburridas reuniones familiares, así que sólo estaba al corriente del trabajo de su padre, aunque, lo poco que se acordaba, es que siempre había existido un interés internacional en los Eckhart.

¿Por qué me engañas? Claro que necesito trucos, ¿sabes cuántas horas estuve preguntándome qué te gustaría más que me pusiera? —habló sin pensárselo, siguiendo un pájaro con la mirada hasta darse cuenta de lo que dijo, haciendo como que no dijo nada mientras se rascaba la mejilla sonrojada. Odiaba que con Adrien no pensase demasiado lo que decía y eso lo obligaba a decir cosas vergonzosas. Al menos pueden jugar un poco cuando le ensucia de helado y él lo atrapa pronto para ensuciarlo de regreso, limpiándose pronto.

No estaba del todo seguro de cómo reaccionaría el tejón a su regalo, pero lo había cocinado con todo su cariño. Abre la caja para que pueda mirar lo que había en el interior de la misma, disculpándose si pensaba que era demasiado cursi. Por cómo reacciona, que incluso su rostro parece haberse iluminado, nota que le ha gustado el detalle, no puede evitar sonreírle de vuelta dejándole la caja de pastel. Le resultó raro que le dijera que cerrara los ojos, lo miró con la curiosidad de un niño, sintiéndolo cerca pero aceptando cerrar los ojos lentamente, suspirando inquieto, ¿qué tenía en mente?

¿Vas a hacerme una broma? O quizá vas a darme regaliz, podrías darme regaliz… Acabo de comer helado de regaliz pero no importa, el regaliz es delicioso —empezó a hablar por distraerse mientras su novio hacía quién sabe qué cosas ahí. No espiaba aunque la curiosidad era enorme, llevando sus manos al rostro de su novio cuando lo besó para corresponderlo antes de soltarlo y que oyese que podía abrir sus ojos. Su sorpresa fue enorme cuando vio aquella jaula, un cuervo adorable en su interior. No parece entender lo que el otro estaba haciendo. — Qué lindo… —le dijo dulcemente, metiendo uno de sus dedos entre sus barrotes.

Es tarde cuando descubre todo, tiene que escuchar a Adrien decirle que era una sorpresa para él confesándole que le había mentido. Lo mira con un gesto indescifrable mientras observa en silencio el rostro de su novio hasta entender que el cuervo es para él, sus ojos se abren poco a poco más con sorpresa hasta volver su vista a la jaula, con el corazón agitado y enternecido. Seguramente se hubiese preocupado más por la mentira en cualquier otro momento, pero en ese creyó que estaba bien justificada, su mente asimilaba muchas cosas al mismo tiempo. Justo en ese momento fue que se acercó a él, rodeándolo con sus brazos con fuerza.

Adrien, no debiste molestarte… Pero… ¿un cuervo? ¿Por qué un cuervo, lindo? Tengo una lechuza, tú sabes… —lo abrazaba con fuerza, mirando al animal de negro plumaje que parecía tan adorable. — Es muy lindo… Gracias Adri —le sonrió, sin poder ponerle peros a esa carita traviesa que tenía el animal. Realmente se sentía avergonzado, aunque no esperaba recibir nada, el menor le dijo que no lo había preparado y ahora le revelaba su tonta mentira. Vuelve a tomarle el rostro para besarlo, notando la ligereza en el pecho de poder besarlo sin temor.

Era raro que le regalase una mascota voladora cuando ya tenía una. Bueno, más o menos, era del conocimiento popular que Skus lo odiaba, pero eso no significaba que no estuviese ahí para él. No pudo evitar la tentación de meter la mano dentro de la jaula para intentar acariciarlo, asumiendo que huiría de su mano, pero contra todo pronóstico había venido a ella haciéndolo dar un respingo, pues había creído que de buenas a primeras iba a atacarlo. No ocurrió, de hecho, parecía tener intenciones de jugar con su mano.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 5.900
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 599
Puntos : 472
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Lun Ago 14, 2017 6:10 am

¿Engañarlo? En lo único que lo ha engañado es en decirle que pasó las vacaciones con su padre para despistarlo de ésta sorpresa, sabe que tal vez debió decir otro tipo de mentira pero ¿cuál? "Estuve haciendo una nueva poción para ti pero falló" No, se supone que mucho de lo que está haciendo es secreto, quiere sorprenderlo realmente y decirle sus fracasos no está en sus planes. No tenía una buena excusa para prolongar eso pero de verdad esperaba que no fuera tan grave el daño. Se mordió el labio para que no se viera su sonrisa ante la confesión de Josh, le alegraba no ser el único que tuviera ese problema con la vestimenta, así que lo abrazó con emoción - ¿Crees que realmente solo me pongo lo primero que vea de mi armario? Josh, pasé todo el día de ayer probando combinaciones hasta que pudiera encontrar algo que me satisficiera, pero en cambio que solo con unas pocas horas lograras verte bien, no sé por qué dices que necesitas consejos. Aunque si te hace feliz puedo enseñarte algunas cosas - Porque lo que más deseaba era eso, hacer feliz a Josh a pesar de que vivió todos esos años pensando que a su novio no le interesaba eso de la moda, tal vez era diferente ahora ¿por qué quería verse bien para él? Así como él quiso verse bien para su novio.

Sus ojos brillaron ante esa realización, se siente tan importante para la vida de Josh, tan especial, es que desde que se conocieron se ha sentido así ¿Amor a primera vista? No, no creía que eso fuera posible, tal vez estaba leyendo muchas novelas románticas pero incluso en este momento creyó sentir esas famosas mariposas en el estómago, porque si Adrien ha leído, a parte de animagia y para los trabajos escolares, es que desde que empezó la relación con Josh estuvo "investigando" sobre cosas de pareja y ¿qué mejor que los libros de romance? Sobre todo los que hablasen de cómo una amistad se iba tornando en noviazgo. Así aprendió que esos retorcijones en el estómago eran esas maripositas, las sutiles caricias, los regalos significativos y algunas cosas sobre citas. Lo común era usar el hechizo para evocar un ramo de flores, pero Adrien al saber que Josh no era una mujer pensaba que sería excesivo, entonces veló por cubrir alguna de sus necesidades, pensó tanto y encontró que Josh necesitaba una nueva ave mensajera que le quisiera, que fuera tan leal como Horus fuera con él. Por eso preparó todo, con ayuda de Perry, intentó cocinar pero parecía los ineptos Gryffindors en pociones, incluso creyó haber creado vida con su comida, fue su elfo quien al final se encargó de eso.

Pero aún con todo ello, valió la pena al notar su semblante cuando le presentó el cuervo, su expresión le indicó que le gustó, a lo que sonrió con fuerza - Lo es, aunque es un poco travieso - Pero al parecer su novio no había entendido que era para él, solo cuando le dijo que todo fue una sorpresa es que captó que realmente el cuervo Nameless como quiso llamarle porque realmente no tenía nombre y evidentemente el ave no reaccionaba cuando le llamaba así, quería que fuera Josh quien lo bautizara - Ehm... bueno - Se puso nervioso en lo que le preguntó el motivo ¿cómo decirlo sin que lo mal interprete? Y aún más cuando le llamó "lindo". Se mordió el labio pensando - Es una curiosa historia, quería... ahm no lo tomes a mal pero sé que Skus y tú no tienen una buena relación, es una lechuza difícil y y... bueno mejor lo mereces, digo mereces lo mejor el cuervo con el inhalador no tenía idea pero llegó y dije ¿por qué no? Así que lo compre para ti y eso es el porqué de un cuervo - Si, no tenía mucho sentido lo que dijo, sobre todo porque su mente se hizo un enrollo. Ciel, ciel... ¿Neuronas dónde están? Creyó escuchar un "de vacaciones" proveniente de alguna parte de su mente, dejó de pensar en el momento que Josh le dedicó una sonrisa y ya no creía que las mariposas existían en su estómago ¡Eso no tenía nada de mariposa! ¡Parecían troles danzandos o pisoteando! No, más bien gigantes... si gigantes que querían salir de su estómago o ¿por qué estaban haciendo tanto revuelto en su ser?

Siente los labios ajenos sobre los suyos, sabe que le está agradeciendo pero no procesa nada, parece como si hubiera tenido un exceso de azúcar pero duda que haya comido el suficiente dulce como para tenerlo, vamos que su cuerpo está acostumbrado a recibir grandes cantidades de esa energía. Pero con ese dulce beso parece que lo sobrepasó, de verdad sentía ¿cómo decían los libros? Ah si, que flotaba en nubes de algodón, que veía las estrellas y que estaba trotando en el lomo de un unicornio, lo cual era curioso porque los unicornios eran criaturas algo tímidas y la única vez que se acercó a uno era porque éste estaba atrapado. Pero del resto ellos no le buscaban... Si, leer sobre el tema solo empeoró sus sensaciones.

Al apartarse solo un poco, apoya su frente en la de Josh, necesita reponerse, regresar a la realidad - Nameless no tiene nombre, es para ti, tuyo el cuervo - Tiene que decirlo por si sus intenciones no son claras, o por si Josh cree que el cuervo tiene algún nombre, pero no sabe porqué lo dijo en ese instante, ya hasta parece que habla como elfo doméstico y prefiere callarse, pero la única forma de hacerlo es besando a Josh porque las palabras quieren volver a fluir de sus labios, así que no lo duda, solo acerca su boca a la ajena buscando contacto y calma, aunque sea lo contrario a eso lo que provoca en él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 5.050
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 450
Puntos : 343
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Ago 14, 2017 8:57 am

Nunca había pasado más de veinte minutos en frente del ropero, normalmente tomaba la primera combinación que se le ocurriera, pero en esa cita no fue así. Sintió la impetuosa necesidad de verse bien para su novio, de estar a su lado y sentirse a su nivel. De hecho, eso le recordaba que si llevaba a Adrien a su habitación debería primero alzar toda la ropa tirada en la cama que se había probado y no le había gustado cómo lucía. Nunca pensó, sin embargo, que se lo confesaría al menor, ¡qué vergüenza! Le gustaría más que Adrien pensase que todo había sido una decisión normal, no que lo había calculado fríamente con el objetivo de verse bien para él.

Su novio, en lugar de reírse de él, lo que hizo fue abrazarlo con emoción, dándole un vuelco al corazón que le latía apresurado. — No digas eso, tonto, sé que podrías verte bien con lo que sea que te pongas… Es sólo que eres un indeciso que no confía en sus primeras decisiones —se quejó un poco de él ahora que tenía la oportunidad. A veces Joshua se la jugaba, Adrien era más cauteloso con las decisiones apresuradas. — ¿En serio me enseñarías? —lo cierto era que Eckhart tenía un interés nulo por la moda, aunque aquello era mitad querer verse bien para su novio y mitad interés del otro.

No era raro que, como el buen Ravenclaw que era, un día cualquiera Joshua llegase al menor emocionado queriendo contarle todo lo que había descubierto algo que sólo a él le interesaba. Y Adrien fingía interés sólo porque le gustaba verlo feliz. Era de esos pequeños lujos de su relación, con nadie más que con Lévesque compartía esos pequeños logros personales; su padre le había hecho creer que a nadie le interesaban, y seguramente tuviera razón. Por eso el francés era diferente, por eso era especial, era el único que entendía que a veces se emocionaba por cosas que a nadie más le importaban. Y era ese el motivo por el que a veces él se podía interesar en cosas que no eran precisamente de su foco de interés.

Le dio mucha curiosidad ver al animalito que le presentó, sin estar seguro de a qué se debía. En su mente nunca se cruzó que se lo estaba regalando hasta ese momento, preguntando el motivo mientras miraba al francés. Entrecerró un poco el entrecejo con confusión, intentando seguirle el hilo de ideas sin conseguirlo bien. La primera idea: la relación con Skus que tenía; la segunda idea… ¿merecer un inhalador? No, no… Merecer lo mejor, sí. La tercera idea… No lo tenía claro. Al final simplemente suspiró sin darle más vueltas, se sentía mejor cuando estaba así de tranquilo. A veces le costaba entender que no podía pensarlo todo al mismo tiempo, así que se limitó a sonreírle con algo de emoción.

Con el fin de calmar un poco su corazón desbocado y los nervios del otro decidió besarlo, en un cálido agradecimiento sin saber que estaba dándole al menor una sobredosis de azúcar. Cuando rompen el beso lo mira directamente a los ojos, no puede evitar lo mucho que adora verlo así, incluso aunque sea un poco más alto que él. No puede evitar seguir sonriendo con emoción, empezando a pensar un buen nombre para el pequeño cuervo, aunque se distrae cuando el más alto vuelve a tomar sus labios, sus manos sin pensarlo se deslizan hasta sus mejillas acariciándolo mientras mantiene el beso con calma, sintiendo una rara calidez en el pecho.

Cuando se separan, lo empuja levemente con una sonrisa traviesa, mirando al hermoso cuervo dentro de su jaula. — ¿Qué te parece… Fényes? Creo que es lindo, ¿te gusta? —le hablaba con suavidad al cuervo, pensando en cómo le explicaría a su padre que le habían regalado otro animal si le costó tanto tiempo que lo dejase tener un hurón. Pero bueno, de algún modo iba a conseguir convencerlo de dejar conservarlo, ni siquiera pensaba que tuviese que decírselo. Es decir, no planeaba verlo en esas vacaciones. — ¿Adri te trató bien? Mira qué listón tan más tierno te puso…

Era obvio que habría tratado bien al pequeño animalito, sabía lo dulce que era su novio con los animales, incluso con aquellos que le daban alergia. Al volver a abrazarlo notó a las espaldas de Adrien el picnic que había preparado dejándolo completamente desorientado. Lo miraba y miraba al tendido, sin poder creerlo, ¿cómo es que aquel chico había planeado tanto por él? Le daba una agradable sensación de sentirse sumamente importante para él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 5.900
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 599
Puntos : 472
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Vie Ago 18, 2017 6:17 am

Josh creía que podría verse bien con cualquier cosa ¡si tan solo supiera! Necesita al menos dos horas para lucir presentable, eso sin contar con el atuendo, eso le recuerda que esta noche se irá a dormir a la casa de novio ¿y si descubre lo horrible que es al levantarse? No, no hay necesidad de entrar en pánico aún el día es joven, ya cuando llegue el momento debe preocuparse por eso. Solo tendría que hacerle ver a Josh que realmente para lucir como se veía no era algo de segundos como creía - Sé que no lo parece pero de verdad tardo bastante en lucir presentable, puede que no lo creas pero no tengo porqué mentirte en eso, más bien es algo que se supone no debería decirte porque la idea es que pienses que no tardo nada pero ya que me ofrecí a ayudarte igual lo descubrirías, verse bien tiene un costo alto y eso es las horas de dedicación que te tienes contigo mismo - Porque él usaba pociones para su cabello, pociones para hidratar su piel, pociones para evitar imperfecciones ¿qué era algo femenino? No le importaba porque tenía a su novio creyendo que era bonito, de hecho así lo llamaba y aunque le sonrojara la palabra ya la sentía con orgullo, casi se pavoneaba como un pavo real cuando le llamaba así.

- ¿En serio lo dudas Josh? No, no te voy a enseñar - Le saca la lengua para que sepa que está jugando, solo para que no le haga esa pregunta - A menos que sepas como pagarme - Sonríe de medio lado, claro que no necesita pago y en todo caso su novio debería saber que con chocolate era feliz, toda esa frase era solo para jugar con él. Antes de darle la sorpresa del cuervo.

Ah, debería hacerle más regalos a Josh si va a besarlo así, no sabe que tienen los labios ajenos que le hacen tan adictivos tanto o más que el chocolate, pero en el momento que lo vuelve a besar y a acariciar, cierra sus ojos, dejándose llevar por toda la sensación de tener esos terribles gigantes estomacales. Sus manos buscan las ajenas para sostenerlas en sus mejillas, mientras siente la imperiosa necesidad de frotarse cual minino en éstas, queriendo todo el cariño que le ofrecía su novio, agradecía que el beso fuera de esa forma con los labios, había todo ese tiempo mantenido oculta la hoja de mandragora, casi finalizando el mes y se había vuelto un experto en tenerla en su boca, de forma que no entorpecía el beso, además de que Josh no la vería.

Al separarse, se ríe con ternura por la escena que presencia, el cuervo asombrosamente se comportó como lo planeado y parecía aceptar a Josh como su dueño, eso le alegraba, Josh merecía lo mejor, un animal mensajero que le fuera amistoso, que lo quisiera, eso había querido decir con su torpe hablar, algo que prefería olvidar porque realmente pasar tres semanas con su elfo doméstico le hacía hablar como él - Claro que lo traté bien, la pregunta ofende - Hace un puchero, cruzando sus brazos a la altura de su pecho, haciéndose el ofendido pero en cuanto Josh lo abraza deja todo eso atrás para corresponder, no se da cuenta que se ha percatado del picnic en cambio lo sostiene en sus brazos extrañando ese calor corporal.

Se separa un poco, no le ha hecho la pregunta, sabe que no es necesaria pero necesita escucharlo - Me gusta el nombre que le has puesto y... bueno ¿te gusta tu regalo? Así como tu me diste ese delicioso pastel que no compartiré con nadie, yo te entrego al cuervo por no haber ganado la copa de las casas - Logra expresar, en toda su charla anterior no le mencionó aquello, era por eso que empezó a planear toda esa sorpresa, al inicio solo sería el día de campo pero al final fue todo el conjunto y no se arrepentía, aunque el cuervo tenía fascinación por las cosas brillantes, especialmente su inhalador.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 5.050
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 450
Puntos : 343
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Sáb Ago 19, 2017 9:14 am

Adrien negaba y volvía a negar lo que él prometía, ¿por qué tenía que ser tan terco? Pero le encantaba cuando su novio empezaba a hablar sin pensar, contradiciéndose y dando innecesarias explicaciones. Él le dedicaba más bien poco tiempo a verse bien, por lo que no entendía de qué estaba hablando Adrien, además que decía que no debería decirle lo mucho que tardaba cuando quería aparentar ser casual. Al final simplemente suspiró, dejándolo quedarse con la última palabra del tema hasta que le preguntó si, en serio, iba a enseñarle a… No tenía claro a qué, pero era algo que le interesaba a Lévesque así que estaba bien que le enseñase lo que quisiese, aunque éste le dijo en broma que no le enseñaría.

Pues no me enseñes, ya no quiero —se negó traviesamente, haciéndose el orgulloso, oyendo que sólo le enseñaría si sabía cómo pagarle. Se quedó pensándolo segundos exagerando la espera, antes de mirarlo con una enigmática mirada verde y una ligera sonrisa casi inadvertida. — Podría… darte un chocolate por lección, sólo uno —a veces jugaba un poco con Adrien, cada vez menos frecuentemente, con aquella educación en negociación que su ahora novio había recibido cuando era más joven, así que ahora lo ponía en práctica, negociando con él el precio de sus enseñanzas.

Entonces empezó a conversar un poco con el pequeño cuervo tras los besos con su novio, y el emplumado empezó a jugar traviesamente con su mano, quizá aburrido de estar tanto tiempo metido en su jaula. Su novio se ofendió, o fingió hacerlo, cuando le preguntó al animalito si lo había tratado bien, a lo que volvió a sus brazos para que no se molestase en serio, inesperadamente se encuentra con el picnic del que el otro aún no le habla, pero él se ha quedado sin ésta de la sorpresa. Cuando se separan un poco, lo mira revoloteando sus pestañas en cuanto vuelve a hablarle del animalito, con el corazón acelerado.

Adrien… —le dijo, sin saber qué decir. Hubo silencio durante algunos minutos hasta que volvió a besarlo con ansiedad pero no en los labios. Recorrió todo su rostro en pequeños besos, teniendo que jalarlo del cuello para poder alcanzarlo sin que el poste lo obligase a estar de puntillas. Los nervios eran evidentes, palpables. — Me ha encantado… De verdad, muchas gracias… De verdad… —le agradeció tan sentidamente que en su voz se impregnaba su emoción. Adrien poseía el título inquebrantable de poder explotar las emociones dentro de un cuerpo prioritariamente inexpresivo, de descubrir que un corazón latía tras una puerta de metal.

Empezó a cuestionarse si su sanidad mental se vería mermada ese día, si en serio iba a volverse completamente loco durante las vacaciones. El francés lo hacía sentir que iba a perder la cabeza, su corazón era un poderoso Aethonan que encabritado galopaba fieramente en su pecho buscando salir de ahí, revoloteando las alas que hacían estragos en su vientre, moviendo sus tripas. Y su mente, por Merlín, su mente parecía afectada por un hechizo que la volvía gelatina, más o menos el mismo que afectaba sus temblorosas rodillas. Adrien estaba haciendo de él tanto como quería moldearlo.

Y… ¿me vas a decir qué has traído en ese picnic? ¿Regaliz? —sonrió traviesamente, seguramente también quisiera hacer de ello una sorpresa pero ¡demasiado tarde! — Oh… tengo una mejor idea… —dicho aquello lo empujó ligeramente, escapándose de sus brazos y corriendo. Necesitaba que lo dejase respirar, volver a tomar las riendas de su mente, ¡pensaba con la cabeza llena de gelatina! Con el verano, la cantidad de piñas que podía usar como armas era muy reducida pero consiguió algunas para lanzar como proyectiles, necesitaba protegerse de su abrazo. — ¡Lento!

No se olvidaba que antes de novios fueron amigos, y no sólo amigos: ¡mejores amigos! Todavía podían jugar, a veces no querer morirse de amor estaba bien, ¿verdad? Adrien tenía que entenderlo, los dos habían decidido preservar su amistad por encima de su relación ahora un nivel más alta que su mejor amistad. Al menos se sentían maravillosamente juntos, ahora en esa carrera impidiendo que el otro lo atrapase aunque tampoco esperaba que hubiese algún accidente ni nada, así que pronto cedería a su carrera.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 5.900
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 599
Puntos : 472
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Dom Ago 20, 2017 8:12 am

Josh sabía muy bien como comprarlo, aunque de todas formas podría decirle que corte le lucía mejor, que colores podría usar, como combinarlos, pensaba, si el otro realmente quería, darle esa clase de lecciones, no necesitaba que le pagara con chocolates pero en su rostro que usualmente podía mantener bajo control sin mostrar grandes expresiones con su novio perdía esa facultad, por ende sus ojos brillaron de emoción olvidándose que estaba jugando - Tacaño ¿solo uno? - No se sabe si llegó a decirlo en serio o si estaba bromeando, aunque por el puchero en su rostro podía tomarse como un juego - Voy a tener que planear muchas lecciones entonces - Indica como si esa fuera la gran solución que llegó, mientras más clases le diera más chocolate tendría. Simple ¿verdad?

Tal vez una lección de anudar la corbata correctamente, como vestir sin una arruga, combinar los gorros con su vestuario sería algo fácil, los zapatos... Si pensaba en las sin fines de lecciones que podría darle hasta que siente como lo tira hacia abajo, encorvando un poco su espalda para quedar a la altura de Josh, los besos que le da le hacen olvidar sus maquiavélicos planes de conseguir mucho chocolate. Cierto, le había preguntado si le gustaba el regalo, no necesita tener palabras se lo está demostrando con cada dulce gesto y él es feliz, Fényes ese será el nombre del cuervo que le ha obsequiado, al final sabe que ha hecho bien, aunque al inicio fue temeroso de cómo se lo fuera a tomar pero le aliviaba bastante saber que le ha gustado. Flexiona sus rodillas para erguir un poco su espalda de forma que su altura no se vea modificada, lo que hace por Josh y su baja estatura, ahora que lo piensa eso parece ser una especie de justicia poética que antes su novio fuera el más alto de los dos.

- ¿Sabes? Estaba pensando en qué deberías crecer, esto de estarme agachando me mata la columna - Se queja en son de broma, pero no le duró mucho cuando empiezan a jugar en algo que conoce muy bien, Josh huía y él tenía que atraparlo, al menos no tuvo que responderle lo del picnic, no estaba seguro si le gustaría. Solo para molestar a su novio camina lo más lento que puede pareciendo una tortuga, moviendo sus piernas poco a poco, despacio, la ventaja es que no tenía proyectiles a la vista, bueno habló muy pronto uno le cayó en la pierna y él dramatizando finge que le hirió de gravedad cayendo en el césped - ¡Me has herido! - Le ha dado un giro al juego, toma la grama e intenta tirarsela pero evidentemente no llega a su destino por lo livianas que son. Hace un puchero para luego levantarse y esta vez ir con gran rapidez hacia su novio con los brazos extendidos como si le fuera a dar un abrazo - ¡Te atraparé por todas las piñas que se han sacrificado en tu nombre! - ¿Sonaba infantil? Daba igual, no tenía que rendirle cuentas a nadie, de alguna forma se sentía libre era diferente a cuando estaban en Hogwarts siempre atentos a que nadie los viera aunque jugaban muchas veces, hasta se lograron introducir al Lago Negro, pero aquí en el campo abierto era como quitarse un peso de encima a pesar de mostrar ese lado expresivo a Josh constantemente.

La verdad no quiere atraparlo, bueno no hay que mal interpretarlo le gustaría abrazarlo y castigarlo a besos pero prefiere seguir jugando al menos hasta que deje de tirarle piñas , aunque lo malo de esa actividad es que estaban en verano y el calor era un poco elevado, así que mientras más corría más su cuerpo subía de temperatura, para regularizarse bueno usaba el sudor por lo tanto, evidentemente empezaba a transpirar después de todo por mucha perfección que quisiera tener seguía siendo un humano, había cosas que no podía controlar de su cuerpo. Disminuyó su velocidad, solo para recoger ramitas del suelo y lanzarlas a Josh claro con casi el mismo efecto de la grama - ¡Siente la furia de las ramas! - Sonríe divertido olvidándose de todo en ese momento
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 5.050
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 450
Puntos : 343
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Mar Ago 22, 2017 9:12 pm

No pudo evitar soltar una pequeña risa cuando lo llamó tacaño, le gustaba molestar así a Adrien cuando los dos sabían que simplemente estaban jugando. — Sólo uno, y sólo pueden haber cinco lecciones, ¡así que mejor organizalas bien! —le riñó para que no pudiese hacer muchas lecciones, así que sólo le daría cinco chocolates. Era una broma en realidad, como si Lévesque no supiera que sólo pedirle chocolate significaba que automáticamente le daría uno. Aunque decírselo no lo haría más divertido, a veces le apetecía simplemente jugar con él, el ambiente romántico aún era un terreno inexplorado que por momentos le gustaba dejar quieto un rato.

Al final no había durado mucho, ya que le agradeció profundamente que le hubiese regalado al pequeño cuervo ahora llamado Fényes, le gustaba el hombre y le agradaba que tuviese una tilde como el apellido de Lévesque. Eran pequeñeces tontas que le gustaban, no podía hacer nada más al respecto. Entre los besos sintió cómo el menor flexionaba un poco las rodillas para poder erguir su espalda, buscando no pensar mucho en ello y en su tonta genética. Su padre era alto, ¿por qué rayos él no había resultado ser así de alto? ¿Le faltaría, quizá, crecer unos quince centímetros? Aunque miró con confusión al tejón cuando éste le dijo que agacharse mataba a su columna.

No puedo crecer sólo porque yo quiera… Pero tengo una mejor idea: ya no voy a besarte, así no tendrás que agacharte —y dicho aquello lo empujó en su enfado fingido, le había roto el momento tierno y eso desembocó a que jugasen a la persecución. Uno de sus proyectiles le ocasionó al menor caer al piso, ¿se había hecho daño en verdad? Se acercó tímidamente, con cautela, y cuando notó que le tiró grava le tiró otra piña antes de volver a salir corriendo. — ¡Nunca podrás vengar a esas piñas! ¡Murieron con honor! —le regresó aquel juego, como dos niños pequeños y no como los casi adultos que eran. El año entrante cumplirían la mayoría de edad, después de todo.

Tras correr un poco comienza a acalorarse así que baja su ritmo lentamente, sonriendo cuando su novio lo atacó con la furia de las ramas. Al final se cansó pronto, no aguantaba bien el calor así que se tiró sobre la manta del picnic, sacudiéndose la camisa que aunque su tela era delgada y agradable todavía le daba calor, además de quitarse el gorro para que su cabello no se viese afectado por el sudor. Cerró los ojos mientras suspiraba, tranquilo con el agradable aroma a vegetación del lugar y con una maravillosa compañía, no podía pedir nada más a partir de ese momento.

La furia de las ramas me quitó todo mi poder —se quejó dramatizando en cuanto Adrien vino a su lado, tomando su mano con cariño. La otra la metió dentro de la canasta, rebuscando un poco para ver qué se encontraba hasta sacar una brillante manzana roja de su interior que se llevó a la boca sin pensar dos veces. Su novio seguramente lo riñese por empezar a comer, pero le apetecía un trozo de fruta y esa manzana no parecía un mal aperitivo. — ¿Qué más trajiste? —le preguntó, refiriéndose al resto de la canasta, pues sólo había buscado una fruta sin haber identificado mucho más de lo que había dentro.

Su mente divagaba en todo lo que quería hacer, volverían luego a la central de trenes y regresarían a su ciudad. La red flú no era su mejor opción, primero, porque estaba saliendo sin permiso de su padre y éste podría descubrirlo, y segundo porque era una chimenea y no le gustaban ni apagadas. Luego le mostraría los alrededores y finalmente, para media tarde, llegarían a su casa, donde probablemente le cocinase algo para que comieran y podrían conversar libremente. Tenía, para bien o para mal, muchas cosas que decirle que en el colegio no se sentía seguro de revelar. Estaba emocionado y nervioso por esos dos días juntos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 5.900
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 599
Puntos : 472
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.