Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Edward W.Mejor PJ ♂
Abigail GreyMejor PJ ♀
Henry KerrMejor User
Zoe LevinsonMejor roler
Circe MasbecthMejor Mortifago
Fiona ShadowsOrden del Fenix
Alex & ZoeMejor dúol
Denzel S.Premio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Summer lover [Priv. Adrien Lévesque]

Joshua Eckhart el Mar Ago 01, 2017 6:42 am

Recuerdo del primer mensaje :

Las vacaciones habían llegado después de mucho esperarlas. Las primeras semanas habían sido justo como esperó, o más o menos. Sólo encontró una carta en la mesa del comedor junto con una vasta cantidad de lectura sobre artes oscuras, encantamientos y más. La carta leía que no podría pasar por casa esas vacaciones, que quería que estudiase esos libros y poco más. Joshua hubiese deseado ser un poco más frío, le dolió leer la misiva. Al final no estaba tan acostumbrado al abandono como pensaba. No pudo evitar preguntarse si en algún momento su padre lo echaba en falta, ¿es que acaso era tan poco importante, tan insignificante para que no pudiese dejar el trabajo un solo día?

Como pudo, lo ignoró. No es que fuese muy complicado, estaba acostumbrado al silencio después de todo y a veces hablaba un poco con Blesk. Las cosas fueron lentas y aburridas entre el estudio hasta que finalmente, una buena mañana, recibió una carta de Horus en la que le decía su novio que al día siguiente se verían. Se habían citado en la heladería Florean Fortescue para comodidad de Adrien, puesto que llegaría a un sitio conocido y Joshua podría ir a buscarlo yendo hasta Londres. No era tan mala idea, de hecho aquella noche ni siquiera pudo dormir de la emoción que le daba ver a su novio finalmente al día siguiente, tanto así que muy temprano pensaba de casa.

Lo primero que hizo al despertar fue ocuparse cocinando un pastel de chocolate con cobertura de chocolate. Había usado un molde especial para darle forma de corazón y sus respectivas decoraciones. Hufflepuff no había ganado la copa de las casas, así que podía decir, más o menos, que era un premio de consolación para su novio, el comienzo de aquellos dos días bañados en chocolate. Eso le había prometido a Adrien, además de que no veía por qué no consentir a su novio un poco cuando éste siempre le cumplía lo que deseaba casi en el momento en que lo descubría.

Luego de tomar un baño, le había costado encontrar qué ponerse, a veces en el colegio era sencillo porque siempre tenían el uniforme. En las calles, siendo él mismo… Por Merlín, qué nervios. Estuvo un largo rato en frente del ropero buscando qué podría gustarle a Adrien, él siempre tan elegante y estilizado, ¿podría estar a su altura? Seguramente lo deslumbraría sólo con verlo, mientras que Joshua… bueno, no creía que tuviese precisamente un buen gusto al elegir ropa. Al final se decantó por una camisa de seda blanca con un chaleco negro, además de un pantalón negro por igual, esperando que realmente fuese del gusto de su novio.

Metió el pastel en una caja de cartón y emprendió su camino, primero tendría que tomar el tren hasta Londres, dos largas horas aburridas que se acompañó de un libro de temática muggle para no levantar sospechas. Así llegó, casi por milagro, al punto de encuentro, protegiendo el pastel para que no se dañase en el largo trayecto. Esperaba que Adrien no se aburriese del camino de dos horas en tren que tenía que hacer para visitar la ciudad en que vivía el mayor. Se preguntaba a veces si se veía bien, esperando poder ver al menor luego de aquellas semanas sin poderse ver. Estaba emocionado aunque sabía que debían tener cuidado con las apariencias, pero en ese momento eso no estaba en su mente.

El gorro le daba un poco de calor extra, pero no le importaba, lo prefería a tener la cabeza descubierta en medio del Callejón Diagon. Ahora lo esperaba a entradas de la heladería, la caja en las manos mientras esperaba pacientemente, estaría muy feliz de poder verlo finalmente, no dejaba de darle vueltas en la cabeza. El vientre lo sentía anudado como la primera vez que se dieron cuenta que tenían una cita juntos, hace más o menos un mes, ¡cómo pasaba el tiempo!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 7.650
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 638
Puntos : 503
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Lun Sep 25, 2017 12:19 am

- ¡eso es injusto! - Hace un puchero, cinco lecciones equivaldrían a cinco chocolates, se iba a vengar de lo tacaño que estaba siendo, vio su oportunidad en el momento de burlarse de su altura cuando lo besó, claro Josh no se quedó callado y contraatacó con algo que bueno... Adrien tendría que desistir, primero le restringe los chocolates (que esperaba realmente fuera una broma) para luego decirle que no le iba a besar más - Mira que eres cruel, Josh, muy cruel has roto mi corazón, me niegas todo lo bueno de la vida - Lo dijo sin medir la magnitud de sus palabras, era más que todo para dramatizar, pero encerraba algo más, era como decir que los besos de Josh eran lo mejor de su vida junto con los chocolates, le estaba dando una prioridad a esos besos por encima de todo lo demás. Si hubiera razonado sus palabras probablemente se estuviera avergonzando pero ese no fue el caso porque no las midió fue algo espontáneo que lo vio como un juego, un chiste una broma para exagerar a pesar que en el fondo era muy sincero.

Al comenzar su juego ve la oportunidad para vengarse de lo tacaño que es, fingiendo que lo hace por las piñas cuando una le "lastima", aunque le enternece que Josh intentara acercarse preocupado ¿en serio creería que una piña le lastimaría tanto? Sabe que a veces es algo delicado pero es más por su problema de salud que otra cosa, ha resistido bastante a otras cosas que no necesita recordar ahora, no necesita ponerse deprimido, aunque no le da mucho chance tampoco porque está riendo bastante, Josh tiene ese efecto en él. Solo debe tener cuidado con la hoja de mandragora, se le ha olvidado que la tenía hasta ese momento que se le mueve un poco en la boca... Con los besos ¿Josh se habrá dado cuenta? No, no lo cree le hubiera dicho algo, además sería imposible que la sintiera ¿cierto?

- ¡Jah! Ya se que tu debilidad son las ramas - Sonríe, se acerca a él, queriendo tirarsele encima pero se le ve bastante agobiado por el calor, así que desiste del contacto corporal así que se sienta a su lado, al borde de la manta- Toma dicen que esto ayuda al calor - Bromea, arrancando grama para llenar de pasto todo el pecho de su novio, hasta que vio que le robaba la manzana, menos mal que fue una fruta y no los Éclairs que había llevado ni el Crudité ni el Baguette, ni la tabla de quesos, porque la idea era darle a Josh un picnic a la francesa, claro que bueno... nunca ha hecho algo así por lo tanto tuvo que documentarse y fue Perry quien preparó todo - No te diré, no lo merecer por haberte robado la manzana has descompletado el menú - Se supone que la manzana iba con las demás frutas junto a la tabla de quesos, pero así era su novio - Traje limonada y jugo de uva - ya que no podía tomar vino por la prohibición de su novio al alcohol cuando le dijo que no comiera más caldero de chocolate, entonces encontró una variante cuando lo probó sabía bastante a vino tinto faltaba solo la fermentación para que fuera la bebida espirituosa.

- ¡Josh! Pensé que no ibas a lanzarme más piñas - Le indica cuando algo le golpeó la cabeza, viendo a su novio con el entrecejo arrugado, eso era trampa se supone que ya no estaban jugando - ¿quieres que te llene de grama? - Comenta como venganza. Pero lo cierto es que no había sido el Ravenclaw, sino que en un árbol cercano a ellos una ardilla les lanzaba las piñas para que se fueran de su territorio
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 950
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 534
Puntos : 402
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Mar Sep 26, 2017 8:04 am

Su novio se quejó adorablemente de sus lecciones limitadas, siendo tacaño con sus chocolates, como si en serio se pudiera negar cuando Adrien le pedía un chocolate. En esas pequeñas discusiones se entretenían hasta que su novio se metió con su altura. En su enfado, resolvió no besarlo para no tener que hacerlo agacharse, con una esperable reacción del menor quien se quejó de su crueldad. Tuvo un latido en falso cuando le dijo que le negaba “todo lo bueno de la vida”, ¿estaba diciendo que sus besos eran parte de lo mejor de la vida? Y ni siquiera parecía haberse dado cuenta de lo que le dijo. No pudo responderle nada, la vergüenza lo poseyó y con ello comenzó a escapar en ese juego suyo.

Se tumbó en el piso cuando acabaron de jugar, encima de la manta, alegando que las ramas lo dejaron sin energías. — ¿Por qué me ensucias, tonto? —pero lo dejó hacer mientras buscaba algo hasta tocar una cosa redonda que resultó ser en realidad una manzana. — Entonces me lo comeré yo todo y no te daré nada —se quejó con él, sacándole la lengua. No sabía esas finas combinaciones de comida ni nada por el estilo, su novio era un señorito elegancia a su lado. Estaba tranquilo comiéndose su manzana cuando de pronto se sobresaltó por el regaño. — ¿Yo qué estoy haciendo? —le cuestionó con inocencia, ahora que estaba quieto y tranquilo lo reñía.

Se sentó para convencerlo de que no estaba haciendo nada y fue entonces cuando él recibió el golpe de piña de aquella ardilla. Se quedó un poco desorientado, era él quien siempre lanzaba piñas, no las recibía. Tras rebuscar de dónde había caído la piña, vio al pequeño animal correteando entre los árboles buscando más piñas para lanzar, por lo que Joshua había tomado algunos de los proyectiles para poder atacarla de regreso. No apuntaba a golpearle, sino sólo a asustarle, él era el lanzador de piñas ahí, no quería que le pegaran. Y sí, espantó brevemente a la ardilla sin saber que había ido por refuerzos.

¿Ves? Nadie me derrota lanzando piñas, soy fantástico —se jactó, sacudiéndose el césped del pecho que su tonto novio le puso encima. Quiso besarlo, pero se frenó en cuanto se acordó que dijo que no lo besaría. Tonto Adrien, por qué lo hacía enfadar cuando sabía que le encantaba. — ¿Por qué me haces enfadar, lindo? —se lo preguntó, recargándose en él con cariño. Arrancó un trozo de manzana con los dientes y se lo ofreció Fényes para ver si le apetecía comer un poco, el cuervo olisqueó la manzana y acabó por tomarla con su pico, haciendo sonreír al Ravenclaw.

Se quedó apegado contra el cuerpo del tejón, sin abrazarlo, sólo recargado contra él como si nada estuviese sucediendo. No sentía apuro por romper el silencio, pues era cómodo con Adrien, sólo sus cuerpos se unían y eso estaba bien. Poco tiempo luego comenzó a acariciarle la espalda, recordó cuando le mordió la oreja en una ocasión, ese día que le propuso ir con él al baile. Pronto había desechado el recuerdo, apegado con él con los ojos cerrados disfrutaba de cada segundo a su lado, oliendo su perfume francés en la calma de la tarde.

Vamos a comer, anda, ¿sí? Quiero probar lo que trajiste —le sonrió, pensaba cocinarle las comidas que tuviesen en su casa, así que dejarlo probar algo que Adrien eligió era más o menos como darle a conocer sus gustos para poder replicarlos a su modo. Tenía ya varias ideas de cosas que podía cocinar, aunque no estaba del todo seguro de si serían del gusto del francés. — Tendremos que tomar un tren de regreso, no te molesta, ¿verdad? —le preguntó. Quizá podrían usar una red flu si su novio no quería tomar el tren, aunque no le agradaría mucho ese modo de transporte.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 7.650
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 638
Puntos : 503
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Mar Sep 26, 2017 10:32 pm

¿Ensuciarlo? No, no, estaba haciendo que se sintiera más fresco después de todo estaba el dicho "fresco como una lechuga" y la lechuga era un miembro del reino vegetal, igual que el pasto así que debería servir para lo mismo - No te ensucio - le hace más y más pucheros por llamarle tonto - solo cuidaba de ti - alza la barbilla con ínfulas de grandeza - No, no te lo comerás todo, yo lo digo - Iba a defenser su canasta cuando sintió el golpe de la piña, evidentemente culpó a Josh por ello, era el único que le lanzaba piñas pero creía que había dejado de jugar.

Cuando le cuestiona, le mira sin creerle ¿debería hacerlo? - ¿Este es uno de esos momentos en que finges inocencia pero sabes lo que estás haciendo? - Pregunta confundido sin saber como reaccionar, hasta que a su novio también le cae un proyectil, bueno eso respondía su pregunta, su novio realemente era inocente en esta ocasión - Josh... ¿qué estás haciendo? - Sonríe, la curva de sus labios pareciera que se extendiera por todo su rostro, miraba divertido como la ardilla y su novio parecían tener una guerra entre ellos, hasta que el animalito se fue, entonces Adrien cae de espaldas a la manta riendo estrendosamente, acababa de presenciar una escena tan tierna como divertida ¿quién diría que Josh se comportaría tan infantil? Quien le viera

- Oh si - Respira profundamente, aún suelta una risilla divertido mientras intenta recobrar la postura - Felicidades le has ganado a una ardilla ¿qué se siente? - Habla como si fuera un entrevistador y Josh hubiera hecho una gran hazaña, evidentemente estaba bromeando, no podía creer la suerte de tener a alguien como el Ravenclaw en su vida -¿Enfadar? - Era como si con esa palabra detuviera todo - ¿Estás enojado? Pero ¿qué he hecho? - Aunque sabe que no está molesto realmente cuando se le recuesta, de forma automática abraza a Josh para atraerlo hacia su cuerpo, haciendo un mohín infantil -¿no hay beso? Exijo mi beso ¿por qué no me quieres besar? - Aunque el reclamo murió en sus labios, su voz se fue suavizando con las caricias que le daba su novio, apoyó su cabeza en la del más bajo era como si le hubieran dado un calmante.

- No, si no me das un beso no hay comida - Se aparta para verle, acaricia su mejilla pero no se acerca, Josh tiene que buscarle, aunque no resiste mucho es él quien acorta las distancias para reclamar su tan ansiado beso, no puede creer que le deje esperando, que en verdad no le diera más besos no sabe si encapricharse por ello y ser él el enojado o simplemente dejarlo pasar - Aún sigue sin darte la comida - Se separa con una sonrisa traviesa, antes de tomar la canasta, levantarse y alejarse de Josh con ésta en brazos, quiere que le siga, en realidad maliciosamente quiere que le busque y le bese - No, no me molesta tomar el tren - Responde estando ya lejos, sabe que la red flu no es una opción, tampoco va a ponerse a reclamar por el transporte, la mención del tren le recuerda que irá a casa de Josh y la emoción se aloja en su estomago al punto de sentirlo revolverse, hacerse pequeño en su sitio.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 950
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 534
Puntos : 402
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Jue Sep 28, 2017 8:03 am

Vio a su novio con desconfianza cuando le dijo que no lo ensuciaba, en aquella pequeña riña de niños. — No cuidabas de mí, me ensuciabas —se quejó, para entonces pelear por la comida. O intentarlo, ya que una ardilla decidió que estaban demasiado tranquilos y debía molestarlos. — ¿Cuándo he hecho eso? —cuestionó ofendido, claro que lo hacía con frecuencia, fingirse totalmente inocente cuando era culpable, pero eso se suponía que Adrien no lo sabía porque siempre le seguía el juego. Aunque ahora no estaba jugando, él no le había lanzado nada.

La ardilla le atacó haciendo ver que no era su culpa el proyectil, aunque entonces decidió tener esa pelea de piñas con la ardilla, ignorando a Adrien cuando le preguntó qué estaba haciendo. No creía estar comportándose tan infantil, así que miró al menor cuando éste empezó a reírse, ¿no había visto esa gran hazaña? Ganó la pelea contra una ardilla en el territorio de ésta misma, tenía mucho valor lo que había hecho, pero eso el otro parecía no verlo. Le entrevistó sobre su victoria, evitando reírse contagiado con la risa de Lévesque.

Fue reconfortante, por poco creí que perdía —dijo travieso, queriendo besarlo y negándose a ello, pues se supone que estaba enfadado con él. — Me has llamado bajo y te dije que no iba a volver a besarte —se quejó en tono enfurruñado, recostándose en él. Sonrió ligeramente al sentirlo abrazarle, apretándole contra su cuerpo. — Dijiste que te dolía la espalda cuando te besaba, así que ya no quiero besarte para que no te duela —reprochaba, explicándole su enfado mientras acariciaba su espalda, disfrutando del momento juntos a pesar de las quejas de ambos.

Tiempo luego, pidió comida, aunque el francés se lo negó a menos que lo besara. Su cara gira a la mano que lo acaricia como un animalito buscando atenciones, pero no lo besa, tiene esa sonrisa traviesa y orgullosa. Al final es el otro quien cede primero uniendo sus labios, cerrando los ojos por ellos los segundos que el contacto dura. Se queda sentado unos segundos cuando se roba hasta la canasta de comida, ese tonto. No sabe si reírse o enfadarse, primero le pregunta sobre el tren antes de levantarse de sorpresa y perseguirlo. No podía creerse que lo hiciera perseguirlo así, era inusual por parte de Adrien.

Lo atrapó a la más mínima posibilidad, sujetándolo de la cintura y apoyándose en su agarre se impulsó para ponerse de puntillas y alcanzar sus labios. Sus cuerpos se unieron en aquel momento, las manos de Joshua le acariciaron ahí en donde se encontraban. Al final, había acabado besándole de una forma distinta a lo usual, primero lo acarició con sus labios dulcemente, luego apresó el inferior en un beso suave, pero más pasional de lo que estaban acostumbrados, su corazón latía presuroso en aquella muestra de valentía de intentar algo nuevo. Cuando se separó de él, sonrosado, lo miró a los ojos y entonces sonrió.

Le robó repentinamente la canasta y huyó de vuelta a la manta, como si sólo hubiese querido distraerlo. — Es mía ahora, no vas a comer nada —dijo victorioso, sentándose y empezando a sacar las cosas sin permiso de Adrien, sin poner las cosas por orden de comida sino en el orden que le dio su gana. — Quiero comer de todo —en realidad estaba muy nervioso por lo que había hecho, así que por eso había optado por jugar con él para que no se le notaran los nervios. Sus besos siempre habían sido más tímidos, más castos, que el que acababa de darle.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 7.650
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 638
Puntos : 503
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Lun Oct 02, 2017 4:28 am

Infantilmente le saca la lengua para dar a conocer su punto: no importaba que Josh creyera que lo ensuciaba, Adrien sabía que lo estaba refrescando. Bueno, en realidad su novio tenía razón, lo estaba ensuciando adrede, no había buenas intenciones en ese acto pero ¿podrían culparlo? No, porque para él seguía jugando. Asimismo tampoco respondió lo otro, porque se supone que lo interesante de seguirle la corriente es que el Ravenclaw no supiera que él sabía que era todo falso, aunque si era sincero a veces no sabía cuando el otro hablaba en serio, así que era mejor siempre seguirle la corriente aunque otras veces le llevara la contraria para poder enojarlo...había algo de lindo en molestarse mutuamente.

Como en ese momento que solo se reía por ver su pelea contra una ardilla, le gustaba ver a su novio tan feliz, actuar de esa forma, sin embargo no podía evitar verlo con gracia hasta el punto de soltar alguna que otra carcajada, más al notar como asumía que lo que hizo fue una gran hazaña - eso se vería muy mal en tu expediente "vencido por una ardilla" - Se burla risueño, haciendo un mohín porque no quiso besarlo, argumentando que era por llamarlo bajito, no era su culpa decir la verdad - no tiene nada de malo, es la realidad Josh - por eso tuvo que usar otras formas para convencerlo de que le besara, no sin antes él palpar esos labios que se le hacían adictivos tanto como el chocolate, que le prohibiera ambas cosas era su muerte.

Sabe que es raro que él inicie esos juegos, pero esta vez lo hace porque quiere su beso, fue la forma en que se le ocurrió, no importa si ya antes se degustó con los labios ajenos, quería que fuera Josh quien le buscase, era como una forma de indicar que no estuviera enojado con él por ese simple comentario, que quitara ese castigo injusto para ambos porque podría saber que el otro lo resentía, al menos eso esperaba. Sonríe cuando le persigue, la verdad no está corriendo, no quiere caerse y su intención es que Josh le atrape, por lo cual no tarda en hacerlo. Sin embargo, este beso es diferente, no es solo juntar sus labios, hay algo más, no sabe que su corazón late al mismo son que el de Josh, ambos son inexpertos pero logra identificar una llama corriendo por su ser, casi se le cae la canasta, la logra sostener con una mano, la otra viaja por el brazo de Josh, subiendo hasta su hombro, de ahí su mano queda en el cuello ajeno acariciando su nuca, rozando sus cabellos, todo se siente nuevo pero emocionante. Tiene que cerciorarse que la hoja de mandragora siga en su sitio temiendo dar pistas que está ahí.

De forma inconsciente se lame su labio inferior, aquel que fue atrapado por Josh, esta hipnotizado porque sus ojos no se despegan del rostro de su novio, su mente no funciona con coherencia porque ni tiene oportunidad de avergonzarse, solo que le ha gustado este nuevo beso, tanto que pediría otro de no ser porque es su novio quien le quita la canasta, Adrien ni siquiera opone resistencia hasta que sale de su estado de estupor - eh si - es todo lo que logra decir, es raro que solo esté callado pero es el efecto del Ravenclaw, aún tiene su corazón bombeando con fuerza, sus pupilas están dilatadas le recuerda a la sensación de cuando le mordió la oreja y el cuello, es algo fascinante, nuevo pero a veces le da miedo de hacer algo raro

Al final lo sigue hasta la manta, pero no puede seguir así, no puede estar distante - Josh - le llama para lanzarse hacia el otro, necesitaba un segundo beso porque el anterior no podía sacarselo de la mente, así que atrapa los labios ajenos, no sabe lo que está haciendo pero no es el casto beso de solo juntar sus labios (un piquito) no, este es más profundo, moviendo con temor su boca con la contraria e imitando lo que hizo de atrapar su labio entre los suyos, no controla su respiración, todo su ser ebulle de emoción, le deja sin aire esta nueva forma de besar y cuando siente que está satisfecho, que ha probado los labios ajenos de una forma distinta, que incluso puede saborear aún vestigios de regaliz, es que se separa, toma la canasta para empezar a ordenar cada plato, las tablas de queso, unas copas de vino para el jugo de uva (podría no ser vino pero no iba a perder la elegancia de un picnic al estilo francés) la fruta, los postres, todo a lo grande esperando que le guste a su novio.

____________________________________________________________________________
Picnic:
Primer plato: Crudité de verduras
es un aperitivo francés, es una ensalada presentada decorativamente, aliñados con cualquier tipo de salsa.
Las crudités se componen de verduras que se pueden consumir crudas como las zanahorias, el apio en ramas, los tomates, el pepino, los rábanos, los champiñones, las distintas clases de lechuga, y algunas hortalizas cocidas como los espárragos y la remolacha. (en este caso con yogurt)
Plato fuerte: Baguette para rellenar al momento, con lechuga, tomate y queso. El Baguette es un tipo de pan largo. Más sobre baguette
Junto con: tabla de quesos con frutos secos
Postre: Éclairs rellenos con crema de regaliz y cubierto de chocolate... (la idea es que la crema sea de regaliz)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 950
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 534
Puntos : 402
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Oct 02, 2017 9:11 am

Había algo divertido en molestarse mutuamente, en jugar entre ellos como dos niños. Como esos niños que se habían visto en la biblioteca y empezaron a hablar de caballos alados. Dos pequeños quienes no parecían entender el mundo, incluso ahora no lo comprendían, sólo sabían que se tenían mutuamente y eso era a veces lo que hacía falta. Por ello no le importó jugar con la ardilla para espantarla, reconociéndolo como algo muy importante, dejándolo que juegue con ello, que bromeé con él, le encanta poder disfrutar de ese momento juntos como si sólo ellos dos existieran.

Pues no quiero esa realidad, tonto —se quejó en cuanto lo escuchó decir que era la verdad, sin buscar sus labios pero sin resistirse cuando buscó los suyos. Sin embargo lo vio huyendo de él, pidiéndole buscarlo en silencio. No huyó de él así que no le costó demasiado atraparlo, sujetando sus costados. Siente la mano de Adrien recorriendo su brazo hasta su hombro, las caricias a su cuerpo que le erizan los vellos de su cuerpo. Están explorando nuevas sensaciones en las que es él quien se atreve a dar el primer paso.

No parecían caer del todo en la vergüenza, en esa ligera emoción y nerviosismo. Cuando se separaron, miró los labios de su novio al lamerse ese labio que había apresado en su beso, pero regresa al juego robándole la canasta hasta llevarlo hasta la manta de picnic. Quiso sacar las cosas con las manos vacilantes, mirando a su tejón cuando éste lo llamó de pronto. La curiosidad en él era evidente, pero no le preparó para recibir al menor en sus labios atrapándolo en un beso. Sentía los labios de Adrien moviéndose sobre los suyos, un beso que estaba distante de ser casto, los suyos se comenzaron a mover tímidamente con un vuelco en su vientre, su piel electrizada.

Le acaricia suavemente los hombros, sintiendo su corazón latiendo demasiado rápido, tanto que cree que va a escaparse de su pecho. En cuanto siente que Adrien va a separarse de él reacciona, lanzándose hacia delante para atrapar su labio inferior entre sus dientes, la tentación volviéndose mordida. Es indolora, sin embargo, sólo lo atrapa tirando de éste con cariño, con ansiedad hasta soltarlo. Tiene que evitar jadear cuando se separan, las respiraciones entrecortadas y dos corazones que agitados laten a la par como uno solo. Se miran a los ojos sólo unos segundos hasta que el otro empieza a acomodarlo todo.

Quiere decir algo por romper el silencio pero nada sale de sus labios, sólo toma su rostro entre sus manos para besar su mejilla, interrumpiendo su labor de acomodar todo. Iban explorando cosas juntos, a pesar de lo nerviosos que se pusieran. Lo primero que ataca es el postre, robándose uno de esos panes rellenos con cubierta de chocolate, dándole un mordisco independientemente de si el otro le reñía o no por haber probado el postre primero. Se le escapó el aire entre la mezcla del regaliz con el chocolate, parpadeando y relamiendo sus labios. Era parecido a besar a Adrien cuando acababan de comer helado, o cuando cada quien comía los dulces que le gustaban.

Gracias por prepararlo todo —le sonrió, tomando la botella de jugo de una para servir las copas. Aquella se sentía como una verdadera cita, era difícil de describir, como si todo lo hubieran preparado sólo para disfrutar los dos juntos. Así había sido. — ¿Te cuento algo? ¿Recuerdas al augurey que vivía por mi casa y que no había vuelto a ver? Hace unos días le oí de nuevo, no salió pero lo oí cantado, uno o dos días antes de que lloviese —comenzó a repasar aquella anécdota que, aunque no parecía relevante, sí que emocionaba un poco al Ravenclaw. Tenía cierta afinidad con las criaturas melancólicas por un motivo difícil de adivinar, posiblemente ni el propio Joshua lo conociera.

Siempre había podido contarle esas cosas que a nadie más le interesaban a Adrien. Hace algunas semanas hubiese dudado darle tan irrelevante dato, cuando todavía volvían a acostumbrarse a tener al otro, mientras cosían las heridas que se habían hecho. Le había costado más de la cuenta entender que realmente a Adrien no le molestaban esos datos, que no lo atosigaba, como él dijo que lo hacía. En realidad llevaban bien, en gran parte, conseguir avanzar sin dejar que ese desliz los afectase de más.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 7.650
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 638
Puntos : 503
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Sáb Oct 07, 2017 9:30 pm

Torció los labios en una especie de sonrisa, la verdad no quería sonreír y que Josh mal interpretara aquel gesto como una burla pero le hizo gracia que le reprochase sobre su realidad, aquella en que era más bajo que él, bueno tanto tiempo siendo lo contrario podría considerarse como justicia - No te enojes, a mi me agrada tu realidad - A pesar de ser él quien trajo el tema a colación, quien se burló al decir que le dolería la espalda si seguía agachándose, aprendió la lección, no quería más ese castigo que no parecía acabar ¿hasta cuándo lo iba a mantener sin besos? Claro, le dijo que no lo iba a besar pero no dijo nada de que Adrien no pudiera hacerlo, por eso decidió "atacarlo" besarlo él, mientras huía con la cesta, la única manera de que se la regresara era dándole un beso.

Beso que se convirtió en varios, cada uno más intenso que el otro hasta que le muerde, esos dientes que ya ha sentido en su hombro, en su cuello y en sus orejas (estos últimos que le hacen soltar soniditos "raros") pero en su labio fue nuevo, le envió una especie de corriente por todo el cuerpo como si estuviera bajo una versión agradable del fulmen cruciatus. Al momento de separarse sus ojos están levemente oscurecidos, ya no son verdes sino tienen un tono ámbar, no es raro que en algún momento su color cambie pero esta vez tiene que ver con la intensidad del beso, con aquella mordida que aunque suave, le hizo sentir una picazón en sus labios de forma... placentera, si, era esa palabra para describir aquello.

- Josh, los éclairs son para el final - Le regaña con suavidad, pero de igual forma lo deja ser, se supone que es un picnic no tendría que tener tanto protocolo, sin embargo él hizo todo aquello como si fuera un banquete, bueno, en su defensa, quería sorprender a su novio, después de todo esto era su premio de consolación, los Ravenclaw no lograron ganar la copa de las casas, por eso tampoco fue tanto el reclamo que le hizo, por esta vez lo iba dejar pasar dado que notar su expresión de asombro al identificar los sabores que tenía el postre fue el mejor regalo que le ha podido dar, estaba feliz que le gustara - tienes suerte que haya más éclairs - porque ambos eran unos golosos, tenían un diente dulce grande, aunque Josh más que todo con el regaliz y él con el chocolate, justo la combinación del dulce.

- No es nada, Josh, además no lo preparé todo, muchas cosas las cocinó Perry
- Sonríe algo avergonzado, era un inútil en la cocina y hubo cierto pesar en saber que no todo lo ha hecho él. Para pasar aquel leve malestar decidió tomar uno de los quesos de la tabla, saboreando lo fuerte que era, pero que con el dulzor de la uva del jugo sabía exquisito, aquello claro hubiera sido mejor con un buen vino, pero dado que Josh no quería que bebiera alcohol respetaba su voluntad, además que el menú fue cuidadosamente meditado, se ha percatado que su novio no come tanta carne, él mismo ha dejado un poco de lado aquello, por eso ni siquiera colocó jamón, el único producto animal era el queso, la leche y los huevos usados para la preparación de la masa del baguette y de los éclairs.

- ¿En serio? Creí que había ido a anidar a otro lado, tal vez podríamos buscar dónde está ¿le has dejado algo de comida? Si quieres antes de ir a tu casa pasamos a comprar algo para él... - Pensativo, no se ha tomado en juego aquella charla, ni lo hace para burlarse, realmente está considerando la opción de conocer a aquel Auguerey, que si bien leyó sobre ellos no ha podido verlos todavía, sería grandioso dibujar uno. Pensativo, toma otro pedacito de queso, solo que no se lo lleva a su boca sino que inconscientemente se lo da a Josh. Ahora mirando mejor el sitio, le provoca hacer un dibujo de aquella imagen, quería grabarlo pero no con una foto sino con una pintura, consideraba que era un poco más personal porque se lograba apreciar los sentimientos del autor en una obra de arte que en algo hecho por un aparato mágico.

Detalla cada facción de Josh, grabándolo en su memoria para esa noche dibujarlo con calma, mira el pasto, palpando la suavidad de éste, la luz del sol que empieza a caer indicando que ya ha pasado mediodía, sin embargo ilumina tenuemente a su novio por la sombra en la que están, sin darse cuenta sonríe ampliamente cautivado, acercándose al otro para darle un beso en los labios, uno lento, suave pero con una intensidad arrasadora, similar a los nuevos besos que se dan, logrando acariciar su rostro justo como Josh hizo con anterioridad, se siente como el metal atraído por un imán que no puede despegarse de aquella fuerza que lo acerca, en ese momento piensa cuánto quiere, cuánto le gusta Josh y lo feliz que se siente al ser su novio, al dar ese paso en su amistad.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 950
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 534
Puntos : 402
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Dom Oct 08, 2017 4:24 am

Le sacó la lengua a Adrien en maduro gesto, queriendo decirle que no le importaba que le agradase si después de todo lo molestaba. Aunque era un karma tardío el suyo, tanto había molestado al tejón en su momento, para entonces dar un estirón donde él se fue quedando más abajo cada vez. Y era cierto que no era mucho, pero sí suficiente como para hacer evidente aquel cambio entre los dos. Pero recibió aquel beso antes de escapar de sus brazos para hacerlo perseguirle, era un cambio extraño, generalmente era Joshua quien provocaba que Adrien lo persiguiera, ¿era otro cambio, como el de sus estaturas?

Cuando lo atrapó le nació besarlo de una forma diferente, más intensa, más necesitada de su novio. Este se repitió en varias ocasiones hasta que le mordió el labio, esa tentación a la que siempre sucumbía de querer morderlo. Mira en aquellos ojos ahora ámbar lo que Adrien siente, lo mira con la misma intensidad que tienen sus nuevos besos, lo hace estremecerse dulcemente. Consiguieron a duras penas librarse de aquel hechizo de enajenación que les dieron los besos y Eckhart aprovechó para robarse uno de los panecillos cuyo nombre, aunque escuchó, le resultaba extraño. No lo estaba regañando de verdad, de todos modos.

Todos son míos —le dijo sobre los éclairs, aunque sólo estaba bromeando aquel capricho le había nacido. Le agradeció sentidamente haberlo preparado todo para los dos, sonriendo ligeramente al oír que no lo había preparado todo. — Pero tuviste la intención y eso es lo que cuenta, ¿no? —buscó consolarlo, acercándole el éclair para que le diese un mordisco al suyo, con su otra mano bajo su mentón para capturar las migajas y que no se ensuciara Adrien. Terminó el resto del panecillo, contándole sobre aquel augurey del que antes le había hablado a su novio entonces amigo.

Se había percatado que no había ningún tipo de carne, ni siquiera jamón, en todo aquel extraño picnic. Era una idea suya que todavía no le había comentado al menor, se sintió terriblemente especial de que hubiese notado aquel detalle. Llevaba algunas semanas evitando por completo el consumo de carnes. Adrien se muestra interesado en el ave y asintió ante la pregunta de si le había dejado algo de comida, notando que quería ir a ver si podían encontrarlo juntos. No le daba ningún problema sino todo lo contrario, sería genial si pudiesen encontrarle justo como habían hecho por primera vez con el calamar años atrás.

Tengo algo de comida todavía en casa, así que podemos dejarlo y esperar a ver si le apetece salir —le sonrió, aceptando el pedazo de queso en la boca. Poco a poco ese tipo de gestos melosos iban siendo más normales para ellos, más naturales y más dulces también. Ya no se morían de vergüenza a la más mínima oportunidad. Se distrajo picando todo en la comida, un poco de esto, de lo otro, un sorbo de jugo, un beso en la mejilla. Nadie podía verlos, era como encontrarse dentro de su propia burbuja de cariño e intimidad.

Notó que Adrien miraba todo mientras él iba robándose trozos de verduras para comérselas, en ocasiones también comía del pan. Disfrutaban el momento, volviendo su mirada hacia el francés cuando comienza a acercársele, aquella sonrisa sobre sus labios le roba el aliento, corresponde a su beso cerrando los ojos. Es suave, lento, pero apasionado. Toma una de sus muñecas de su mano que estaba en su rostro acariciándola, con su otra mano le acaricia el cuello, la nuca, atrayéndolo a él cálidamente. Su corazón late desbocado, emocionado, estremeciéndose con cada movimiento. Sus labios se curvaron en una sonrisa en medio de aquel dulce beso.

Al separarse lo miró a los ojos unos segundos antes de meterse entre sus brazos, rodeando su espalda con cariño y escondiendo sus ojos en el cuello de su novio. Sentía su rostro caliente debido a un sonrojo leve y suspiró lentamente. Se quedó así unos segundos hasta sonreír, dándole un beso en el cuello ahí donde pudo alcanzar con facilidad y acarició su cuello con su nariz intentando hacerle un poco de cosquillas. — ¿Cómo es posible que seas tan lindo? Me vuelves loco —le susurró aquel secreto, dándole otro beso en el cuello para poder volver a subir hasta sus labios, volviendo a tomarlos como suyos.

Podría estar así todo el día, acariciando a Adrien, besándolo, no le preocupaba nada más en ese momento. ¿Cómo habían podido vivir todos esos años juntos sin saber lo bien que se sentía simplemente estar enredados en un abrazo? Cada uno de esos seis años de conocerse los había llevado hasta ese momento, incluso haberse perdido momentáneamente había sido una parte importante para saber que querían estar juntos, que no podían vivir sin el otro. Ahora que se tenían, dudaba que quisieran separarse y hacer vidas individuales. Se lo habían prometido, envejecer juntos, ya fuese como pareja o como sólo amigos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 7.650
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 638
Puntos : 503
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Dom Oct 08, 2017 5:56 pm

Finge estar enojado y hastiado, rodando los ojos exasperado ante la actitud infantil de Josh, pero todo era falso pues la sonrisa delataba que se lo estaba pasando bien, de hecho casi ríe cuando le sacó la lengua, de igual forma aquí no tienen que seguir algunos estatutos, son libres de las normas impuestas por la sociedad, de la educación de sus padres, han dejado sus apellidos atrás para ser simplemente Joshua y Adrien, dos personas que se querían, que se amaban, si uno deseaba comenzar por el postre podría hacerlo porque no iban a ser juzgados por el otro a menos que fuera en juego, como el caso de no retarle con dureza por no seguir las normas de un banquete ¿a quién le importaba? Aunque Adrien fuera educado, refinado y costara dejar esas costumbres atrás, hacía un esfuerzo no muy enorme porque en compañía del Ravenclaw se le hacía fácil olvidarse de algunos principios, así que aquí estaban disfrutando de un día, del comienzo de esas horas que tendrían juntos y que le hacía sentir nervioso porque sería la primera vez que dormiría en un sitio que no fuera su casa (entiéndase como casa la mansión de Londrés, la de París o en Hogwarts)

- Si te da dolor de barriga no me culpes - Bromea, pero toma un éclair para apartarlo del resto, por si acaso su novio realmente se los iba a comer todo, en realidad eran dos para cada uno, no estaba seguro del resultado, pero ahora pensaba que debió haber hecho más, tal vez en otro momento solo trajera aquello. Cuando le dijo lo agradecido que estaba por preparar todo, le refutó que no fue él quien hizo todo eso, sin embargo aquí estaba dándole seguridad de que hizo algo bien - Uhm si, supongo, me alegra que te gustara... bueno todo esto que vez es un poco de los platillos de Francia - indica con timidez, no sabía si habría reconocido alguno pero quiso mostrarle que era algo más que caracoles y crepas, Francia tenía una gran variedad en comida, de hecho era uno de los países más reconocidos gastronomicamente hablando y él estaba orgulloso de ello.

Sorprendido por la acción, sonríe antes de abrir la boca y dar un leve mordisco al éclair de su novio, no le molesta compartir comida, ni platos, en Hogwarts no lo hacen tan llamativo, pero de todas formas Josh siempre logra robar algo de su plato o él siempre termina llenando el plato del Ravenclaw para que coma bien, hacían un gran complemento, pero desde que su relación tomó este rumbo parecen más cercanos, sus acciones siente que se van compenetrando a tal forma que no necesitan decirse algo para saber lo que van a hacer, aunque están lejos de leerse la mente, sino cada uno sabría realmente los conflictos internos del otro, Josh no los deja saber con esa actitud que adopta de indiferencia, de inexpresión, Adrien porque si no es con burlas, es con sonrisas que acalla sus malestares, a pesar de la forma en como se comportan aún distan de ser una pareja, su comunicación sigue escasa, al menos de los temas importantes, ni siquiera saben que partido tomarán de esta guerra y temen hablarlo asumiendo que el otro estará a favor del régimen.

Sin embargo, pueden hablar de cosas comunes, triviales pero no por eso le quitan importancia, hablan del Auguerey del cual no había escuchado más, pero aquí está indicando que puede tener esperanzas de verlo cosa que le anima - me sentiría como un depredador cazando al pobre Auguerey, colocando comida solo para verlo, pero al menos sé que no le vamos a hacer nada grave, aunque algunas de sus plumas pueden ser usadas en pociones - De hecho todo animal, mágico o no y toda planta podría ser usado para pociones, solo tendrían que estudiar sus efectos. En este caso solo lo dice como un dato, no duda que Josh no lo sepa, pero tampoco quiere verlo por su importancia en aquel arte de realizar esas mezclas mágicas, sino porque le entusiasma conocer en persona el animal de aquel ingrediente.

Mientras habla va tomando más queso, toma uno de los panes y los va rellenando con algunas verduras, comiendo como un pequeño pero al mismo tiempo, aunque los modales no importan realmente, todos sus gestos le salen aristócratas. Sonríe feliz de poder guardar ese momento en su memoria, queriendo pintarlo en lo que tenga oportunidad, al menos trajo su diario para escribir todo lo vivido. Los besos van siendo cada vez más aceptados, son más libres de dárselos sin preocupaciones que alguien lo vea, en este momento se siente así, libre. Dejando la comida a un lado, accede a las caricias, mientras Josh lo tiene abrazado por el cuello, él con cierta duda acaricia el costado ajeno, es un toque tímido, inseguro y lejos de alguna razón apasional, es solo exploratorio, ambos están probando sus límites, siendo novatos en una relación de esa índole.

Al acabar, sonríe ampliamente, sus mejillas están levemente acaloradas pero con cada acercamiento van dejando la vergüenza atrás, además ha buscado instruirse, todo eso que sienten es normal al parecer, Josh no está muy diferente a él, cosa que le anima. Sin embargo lo que si cambia es cuando siente esa nariz olfatear su cuello, haciéndolo temblar en sensaciones que solo experimentó una vez, parece que es una zona sensible porque inmediatamente suspira mientras su piel se eriza - No soy lindo - Pero la protesta pierde fuerza, lo dice en un susurro muy íntimo entre ellos, le cuesta hablar porque siente que pierde el control de su cuerpo ¿cómo es posible aquello? Y en un acto involuntario estira su cuello como dando más acceso a Josh, dándole permiso de seguir explorando esa parte de su cuerpo mientras sus manos apresan a su novio en un abrazo sin querer que escape, de alguna forma las sensaciones le hacen sentir mareado pero no quiere que todo eso acabe - No eres el único que se está volviendo loco, todo esto es abrumador, pero es bueno... muy bueno - se apresura a decir, no quiere que lo mal interprete. Con suaves gestos acaricia la espalda ajena, esta vez sus pechos están pegados entre sí y si ambos prestarían atención podrían decir que sus latidos se estaban sincronizando, aquel momento parecía magia pura, salvaje e indomable.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 950
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 534
Puntos : 402
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Oct 09, 2017 5:49 am

Lo ignoró con un gesto divertido cuando le dijo que si le daba dolor de barriga no iba a ser su culpa, pero no le importó en realidad, comiéndose su panecillo. Estaba feliz de que Adrien se hubiese esmerado tanto en ese picnic para los dos, habiendo notado que eran cosas inusuales, platillos franceses. Era como mirar a través de una ventana un poco de la cultura de Adrien, de las cosas que conocía antes de venir a Londres. Le ofreció un poco de éclair sorprendiéndolo, pero el tejón no reaccionó de mala manera sino que dio un mordisco. Era divertido robarle comida a Lévesque o ponerle las partes que no le gustaban para que se las comiera por él, así que casi siempre compartían comida.

Durante esos días juntos quería hacer las cosas bien con Adrien. Sabía que no había estado siendo suficientemente honesto con él, pero quería cambiarlo. Quería contarle todo para que así, quizá algún día, Lévesque se diera cuenta que podía contarle sus cosas también. Todavía le daba un poco de miedo que considerase que lo ahogaba contándole sus cosas, que creyese que “sólo pensaba en él”, pero tenía que intentarlo por el bien de su relación. Sólo tenía que buscar el momento perfecto para hablarlo con él. Por el momento quería concentrarse en la felicidad que se daban mutuamente, no tenía ni idea de que pudiesen quererse tanto.

No le vas a quitar las plumas para usarlas en pociones —repuso inmediatamente cuando Adrien lo mencionó. Claro que sabía que se podían utilizar en pociones pero nunca se le había pasado por la cabeza usar las plumas de precisamente ese augurey. — Sólo estaremos ahí sentados esperando a que aparezca, lo vemos y nos marchamos, no hay que molestarlo —Joshua estaba en pro de proteger la naturaleza, al menos cuando podía hacerlo, así que lastimar a aquella ave estaba completamente fuera de los planes, ni siquiera asustarla resultaba ser una buena idea.

Siente la caricia a su costado, le provoca estremecerse en una sensación distinta a lo usual, pero no se queja por ello. Está comprometido a explorar nuevos entornos con Adrien, por ello aquellos besos, era lo que ambos querían. Su novio tiembla cuando le acaricia el cuello con su nariz, oyendo ese suspiro que le provoca un latido en falso, demasiado tentador. Puede notar que estira su cuello abriéndolo para él, al parecer le gustan sus atenciones, le confiesa que se está volviendo loco y no puede evitar sonreír en cuanto escucha que Adrien no está mejor que él, sintiendo las caricias en su espalda, sus pechos unidos y aquella necesidad de querer estar con el otro tan abrumadora que parece nublarles el raciocinio.

Besa los labios de Adrien con intensidad y suspira al separar sus labios, frotando sus narices en un beso de esquimal. Una sonrisilla pequeña atraviesa los labios del Ravenclaw al momento en que desliza sus manos a través de los hombros de su novio hasta apartarle la camiseta tan sólo lo suficiente para dejar su clavícula izquierda al aire, misma que recibiría una mordida de esas que dejan una marca durante algunos días. Besa el sitio donde lo ha mordido con cariño, dándole otro beso de esquimal y tomando un queso para dárselo de comer. Pero el ambiente de pacífica ternura se rompe repentinamente cuando Joshua recibe el impacto de una bellota.

La amiguita de hace rato había vuelto y no estaba sola. Muchas otras ardillas correteaban por los árboles en una emboscada para llenar a la pareja de bellotas, lanzándolas como proyectiles para espantarlos de su territorio. Joshua al principio soltó una risa, divertido por tan inusual escena, ¿le había declarado la guerra aquella ardilla boba? Pero tampoco podían hacerles frente por cantidad, quizá con magia las podrían inmovilizar pero no era el caso. Se levantó, cubriéndose con los brazos el rostro. — Tendremos que terminar el resto en el camino, creo que no nos quieren aquí —se burló, pero no estaba nada enfadado, ayudándolo a regresar lo que había quedado de la comida dentro de la canasta.

Podrían comer lo que había quedado durante el trayecto tan largo de tren o simplemente tenerlo como una botana en su casa. Calculaba que llegarían a la mitad de la tarde, más o menos, si todo salía bien, pero iba a ser un problema transportar a Fényes, aunque no pensaba que le diesen demasiados problemas para transportarlo en el tren. Eran los problemas de que los magos tuviesen mascotas tan inusuales. Le tendió la mano a Adrien para ayudarlo a ponerse de pie, ya le dolían los impactos de bellota, le había intentado regresar bellotas y piñas a las atacantes pero ya no tenía sentido, había perdido.

Me han derrotado una manada de ardillas, no suena como algo que quiera contarle a todo el mundo —se quejó, tomando la jaula del ave y cubriéndola con su cuerpo para que los impactos no le dieran ni tampoco le asustaran. Aún debía explicarle a su padre de aquel nuevo individuo, incluso si dudaba mucho que consiguiese verlo al menos un día durante aquellas vacaciones. Ya se preocuparía por ese tema en otro momento, ahora sólo quería salir de ahí y llegar a la estación.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 7.650
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 638
Puntos : 503
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Vie Oct 13, 2017 1:49 am

Arrugó su entrecejo ¿Josh creía que iba a hacer eso? Tal vez con otro Auguerey pero no sería capaz de lastimar a uno que vivía en la casa de su novio, eso sería cruel aunque quitarle unas cuantas plumas no era mortal para la criatura - No pensaba hacerlo - Se defiende, cruzando sus brazos cual niño acusado por algo que no hizo, y era verdad, ni siquiera había pensado en acercarse a aquella ave, solo observarla porque aunque usase sus plumas en las pociones nunca había visto una y es que muchos pocionistas no iban por ahí cazando o buscando los ingredientes, para eso existían los boticarios, ahora había conocido hasta el del Callejón Knockturn el cual era un sitio que no había pisado, era apto para todas cosas ilegales y eso que solo lo conoció superficialmente pero recordar esa aventura era recordar lo que hizo con Circe, era ver su ropa manchada con sangre que no era suya, era saber que estuvo a punto de asesinar a alguien solo con los golpes. Apartó con rapidez esa imagen, no era momento para recriminar eso, fue hace algunas semanas atrás, ahora era su tiempo de calidad con su novio.

- Era precisamente eso lo que pensaba hacer, solo observarlo, hasta los momentos no he visto uno aún - Y es que Cuidados de Criaturas Mágicas no se centraron mucho en ellas, sino en otras más "míticas" y ahora con la nueva dirección en las más peligrosas - Mi comentario no era con intención de molestarte, no pretendía recolectar sus plumas, solo me parecía fantástico la idea de conocer a la criatura cuyas plumas he usado en pociones - Tiene la necesidad de aclarar la situación, lastimosamente seguiría usando las partes de criaturas para hacer pociones, no podría hacer nada con eso, eran necesarios esos ingredientes. No dijo aquello por temor a entrar en una discusión, no quería arruinar el ambiente solo por su lado pocionista, ni justificar que no todo era usado con malicia, sino que algunas pociones curativas lo necesitaban.

Pero es feliz con la distracción ofrecida por las caricias, eso evita el tema sobre los ingredientes de pociones, está muy aliviado con eso además de feliz, aleja los pensamientos negativos que pudiera tener. No se debería sorprender cuando parte de la prenda superior es retirada, ni mucho menos al percibir los dientes en su piel, pero de todas formas le sorprende y estremece a partes iguales, hace que pierda los sentidos, cerrando los ojos momentáneamente, disfrutando del dolor leve, del calor en su clavícula, no cree que llegue a acostumbrarse a aquello pero no quiere decir que sea malo, le gusta cuando Josh lo hace, le da pena admitirlo porque no sabe que significa pero le encanta sentir ese leve dolor, tal vez está acostumbrado a recibir dolor de las personas que ama que lo asocia inmediatamente con aquello, aunque esto no es por un castigo sino que se siente bien.

Sonríe a Josh alegre de poder haber recibido esa marca mientras abre su boca como si estuviera bajo imperius, con sus ojos abiertos fijos en su novio, teniendo sus rostros tan cerca, respira profundo solo para guardar la esencia del Ravenclaw con él, ha leído que la mejor memoria es la del olfato, quiere confiar en ese texto. Su momento se ve interrumpido por nueces que caen del cielo, ingenuamente mira hacía arriba creyendo que está lloviendo pero no es así, está despejado, tiene la visión de un cielo azul muy hermoso, ahora se siente algo tonto por creer que puede llover nueces y entonces observa a las culpables de aquello, ardillas, por supuesto - Esto es hilarante - Ríe, aunque varias nueces le están golpeando a él también, no puede evitar pensar que la escena es chistosa - y es tu culpa por molestar a la ardilla, menos mal que la habías derrotado - se burla, no pueden culparlo, le causa mucha gracia todo lo que está viviendo con esos animalitos.

Ayuda a su novio a recoger todo, cada golpe parece ser dado con toda la furia posible para unos animales con cuerpo diminuto. Toma la mano ofrecida para levantarse, solo faltaba doblar el mantel que sirvió como manta para ellos, bueno no puede decir que la cita ha ido mal, porque de todas las que han tenido al menos no hay dementores o fugitivos en esta - ¿por qué siempre tenemos que ser atacados cuando queremos nuestro tiempo a solas? - Comenta, no está enojado o frustrado, de hecho tiene una sonrisa que muestra diversión, calma y relajamiento, es muy sincera. Toma la mano de su novio para ir corriendo lejos del territorio de las ardillas, no le importa si alguien puede verlo, aún están en el bosque pero cuando están por llegar al pueblo se detiene antes de doblarse y reír fuertemente hasta el punto de casi llorar por la risa.

Cuando se le pasó aquella carcajada, vuelve a erguirse, con la mano que no sostiene la canasta toma el rostro de Josh y le besa de forma casta los labios - no te sientas mal, en tu defensa eran muchas - le alienta, guiñando un ojo, así parece libre, olvidando sus penas, olvidando quién debe ser, es solo Adrien un adolescente casi adulto que se está comportando como todo un enamorado, que no tiene la presión de su padre por una carrera, ni por convertirse en mortífago, si, sin duda la palabra para explicar como se siente es libre, también puede ser feliz. Pero cuando llegan a un lugar concurrido esa libertad desaparece, teniendo que comportarse como el heredero Lévesque, con esa carga sobre sus hombros y una educación conservacionista.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 950
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 534
Puntos : 402
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Vie Oct 13, 2017 8:44 pm

Adrien hizo un berrinche cuando le advirtió que no le iban a hacer daño a la criatura, aunque a Joshua no le parecía que estuviera tan demás darle la indicación a pesar de todo. No quería que le sucediese nada malo, preveía que en ese caso el augurey nunca volvería a acercarse, no estaba dispuesto a correr ese riesgo. — Es mejor así… No me gustaría que huyese y no volviese de nuevo —le hizo saber, a pesar de que conocía que Adrien tenía muy buen trato con la mayoría de los animales. Con los elfos no se llevaba muy bien, pero eran detalles. — Ah… de acuerdo… Entonces estamos de acuerdo, no nos acercaremos demasiado —confirmó. La verdad no estaba molesto, sólo quería ser precavido.

Lévesque no lo riñó por morderlo, ni siquiera por marcarlo, creyó notar que en su sonrisa había felicidad, se le notaba enajenado y eso lo avergonzaba. No tienen, sin embargo, demasiado tempo para procesarlo ya que de pronto comenzaron a atacarlos de nuevo, las nueces cayendo de los árboles queriendo alejarlos de ahí, como una lluvia de objetos, piñas, bellotas, todo. Mira con un gesto entre la diversión y el enfurruño al otro cuando se ríe de la situación, una verdaderamente inusual, aunque el enfurruño gana espacio cuando afirma que es su culpa que los estén atacando, como si él hubiese empezado la guerra de bellotas que había intentado terminar.

No sé de qué estás hablando, tonto, yo no molesté a la ardilla, tuvimos una guerra limpia, ahora nos hace una sucia embocada —se defendió entre la gracia que le daba que ese torpe lo cuestionara. — Creo que el destino nos odia, no nos deja ser felices a solas —se quejó en enfurruño, sin embargo sólo bromeaba. Había pasado momentos muy agradables con Adrien a solas aunque el destino conspirase en su contra. Tomados de la mano comienzan a correr para escapar de la zona de ataque, entre risas y quejas hasta que se detienen y el tejón se larga a reír hasta el punto de casi llorar. — ¿De qué te ríes?

No puede aparentar siquiera estar enfadado, se siente demasiado divertido. Corresponde al beso que le da su novio, le alegra mucho verlo tan feliz, riéndose como un niño. Tiene claro que lo ha pasado muy mal el último año de colegio aunque Adrien no se lo diga, así que es mejor verlo así de animado. Es increíble lo mucho que los dos necesitaban aquel momento juntos, a solas, sin importar si acabaron por ser atacados por las ardillas. Estaban juntos y estaban bien. Tomó su mano, entrelazando los dedos aquellos metros que les faltaban para llegar de nuevo a las calles. Tenían que salir del callejón para ir a la estación y comenzar ese largo pero necesario viaje.

En las calles deben soltar sus manos, pero aparentar no le quita esa cálida sensación en el pecho. — Les hubiera ganado y lo sabes… —se quejó intentando que le diese la razón, aunque los dos sabían que era mentira. Es él quien va guiando el camino hacia el exterior. — Hay que salir del callejón a la zona muggle y caminar unos veinte minutos hasta la estación —le explicó. Normalmente esos quince minutos eran el escaso tiempo que pasaba en las calles muggle. En otros momentos, como la llegada y partida de Hogwarts, ni siquiera era necesario, sólo esperaba en la estación hasta que pasaba su tren. En otras ocasiones, como cuando visitaba a Adrien, pasaba un poco más de esos veinte minutos. — No estará tan mal, sólo espero que no te aburras —se sentía inquieto, no quería que Adrien se sintiese en ningún momento incómodo o aburrido con él.

Con la manta del picnic cubrió a Fényes para que no se asustara y, más importante aún, que nadie viese qué era lo que traía consigo. No le daban ganas de dar explicaciones a los muggles. Le daba cierto pesar encerrar en la oscuridad al animalito, pero era por su propia protección, si tenía suerte incluso se dormiría durante el camino y no haría demasiado alboroto. Miró nuevamente a Adrien, notando lo afortunado que era de tener a ese chico a su lado. A veces ni siquiera se permitía pensar que esa relación terminaría en cuanto Lévesque encontrase a su prometida. Tenía el cabello ya un poco alborotado por tanto juego, la ropa antes impecable ahora no era libre de algunas arrugas. Y así estaba perfecto.

Traje un tablero de ajedrez, no está encantado, pero te derrotaré de todos modos, para jugar en el camino —ya lo había llevado en otras ocasiones que se habían visto, un pequeño tablero en miniatura imantado para que las piezas no se cayeran por accidente. Lo traía dentro del bolso donde llevaba su libro y el dinero, así que no había sido necesario reparar en ello hasta ese momento. Se lamentaba que nunca había podido disfrutar de esos ocasionales paseos a la zona muggle, muchas veces iba más rápido que nadie intentando que nadie lo viese, en especial nadie que pudiese decirle a su padre de sus escapes.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 7.650
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 638
Puntos : 503
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Sáb Oct 14, 2017 8:42 pm

Se siente más aliviado una vez que ambos aclararon que solo era ver el Auguerey, realmente no quería correrlo del lugar, sabiendo que representaba una gran distracción para su novio, era increíble la estima que le tenía a aquella criatura sin necesidad de tratarla como una mascota y él respetaba bastante eso, entendía el aprecio que tenía Josh por las criaturas, así que no iba a meterse con aquello, lo suyo era curiosidad, conocer al animal y dibujarlo, justo como hizo con los Thestral aquella vez en la biblioteca, siendo pequeños sin tener amistad, claro ahora los veía pero esa vez le impulsó esa curiosidad y ahora eran amigos, no, error, novios, eran novios... ¿Quién pensaría que fueron los Thestral lo que hicieron eso posible? Por eso estaba calmado, con todo el mal entendido o futuro mal entendido clarificado, Josh conocía sus intenciones que solo era observar, no quería molestar a nadie ni mucho menos tomar las plumas del Auguerey.

El enfurruño de Josh solo le divierte más, por suerte han dejado la charla de la criatura por finalizada justo en el momento que son atacados, cree que esas ardillas en verdad tienen fuerzas porque una de esas bellotas le golpea la costilla de una forma que casi le hace doblar del dolor, quiere decir algo como "ya nos vamos, ya nos vamos" pero duda que entiendan, aunque sería interesante si fuera un animago por completo, ha leído que ellos tienen cierto entendimiento con los animales pero tampoco quiere detenerse a averiguarlo, de todas formas sería inútil cuando aún está en la etapa de la hoja de mandrágora en su boca, es increíble que se haya habituado a ésta porque incluso puede besar con normalidad, duda que Josh se haya dado cuenta.

- Bueno la hiciste enfadar cuando le empezaste a tirar piñas - Ríe, aunque el otro siga enfurruñado, cosa que le hace ver bien porque deja un lado esa faceta seria, de hecho le encanta verlo así molesto, por eso es que le dice cualquier cosa para que se enoje, también sabe que no es un enojo real, no es algo que terminará en pelea o sino se hubiera quedado callado. Aunque mejor evita decir algo más, no quiere realmente enfadarlo. Para cuando huyen de la escena, lejos de esas ardillas homicidas es cuando empieza a reír, tal vez alguno de esos golpes le haya dejado algún moretón pero la escena fue tan chistosa que ante la pregunta de Josh tiene que respirar profundo varias veces para contestar - En todo esto, se supone que somos uno de los seres más fuertes del planeta - claro habían otros como los dragones, los kirin, los hombres lobos, se entendía el punto - y un grupo de ardillas nos hizo huir ¿dónde está nuestra supremacía? Bastante patéticos nos debimos ver y si te das cuenta es gracioso, nunca he vivido algo igual - Termina de explicar con una sonrisa, hay otras palabras que no las dice "además estoy contigo, eso lo hace todo mejor" no, muy cursi, luego se meterían con los hufflepuff por ser unos cursis.

Al final tienen que separar sus manos, pero el caminar hombro con hombro le da la ventaja de rozarse, de sentir su presencia, su compañía. Cuando están en el mundo muggle no puede evitar mirar todo con recelo, vamos que aunque el viajara hasta la estación, no quería decir que tenía contacto con ellos, ni se había dado la oportunidad de observar todo su entorno, en ese momento es como un chiquillo viendo el mundo por primera vez, tiene tantas dudas pero siente que algunas personas se le quedan viendo raro, extraño ver a un chico de 17 años observar todo con algo de curiosidad pese a su porte elegante, pues solo movía la cabeza de un lado a otro, viendo fijamente algo cuando le llamase la atención, sin detener su andar, caminando justo al lado de Josh.

- ¿De qué hablas?
- Arruga su entrecejo para mirarlo, no entiende a que se refiere con aburrirse - ¿cuándo me he aburrido contigo? - Y es que Adrien a pesar de toda esa opulencia, de esa educación refinada, de su caminar elegante, era alguien sencillo, se entretenía con facilidad, sino podría pintar algo, hablar, no necesitaba de mucho para entretenerse, menos con Josh, realmente nunca se ha aburrido con él y que piense eso le extraña por eso le observa con un aire de rareza, negando con la cabeza - Sabes que no me aburres - Y aquellas palabras sin darse cuenta eran más que solo en ese momento, era una seguridad de que nunca podría aburrirse del otro, no iba a dejarlo por algo así, siempre encontraban algo que hacer juntos.

- ¿Ves? Hasta trajes un ajedrez... ¿cómo quieres que me aburra? - Sonríe ampliamente, estan en zona muggle ¿cierto? Puede que no le conozcan y por eso se arriesgó, se dio ese lujo de expresar sus emociones abiertamente, en aquella estación esperando conseguir sus tickets para subirse al tren, el cual no ha llegado a la plataforma, pero quien amablemente los atiende indica que está por llegar, que es mejor esperarlo - Te cuento un secreto - susurra ya en la plataforma, esperando el tren - Estoy ansioso, ya conoces donde vivo pero es la primera vez en ¿seis años? Que voy a tu casa - No era nada malo, no había reproche, solo una emoción ante la expectativa de conocer el lugar donde su novio creció, donde pasa las vacaciones y que para él era misterioso, un espacio inexplorado como todo ese viaje. El tren llegó, empezaron a abordarlo, era diferente al de Hogwarts, pero tenía cierto toque confortante, el corazón de Adrien latió con fuerza, estaba a solo ese tren para conocer la ciudad de su novio, para saber dónde vivía, que hacía en verano.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 950
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 534
Puntos : 402
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Dom Oct 15, 2017 1:20 pm

¿Cómo se atrevía a decir que él había hecho enfadar a esa ardilla? Debería apoyarlo a él y no a esas ardillas, a pesar de que sabe que no están hablando en serio y que, en una situación real, Adrien lo apoyaría a él. A menos que estuviese Evans en juego, entonces probablemente fuese con él, Joshua estaba resignado a que no podía competir con la sangre. De todos modos, le dio un pequeño empujón de queja farfullando cosas como “Yo no inicié la pelea”, “Ella me tiró una piña primero”, “Nunca estás de mi lado”, que aunque eran audibles no estaban dichas para ser escuchadas, sólo para seguir ese pequeño drama en el que el otro quería molestarle un poco y le daba el gusto de verlo un tanto enfurruñado.

Yo escapé porque no quería que te asustaras, hubiera podido contra todas ellas pero no lo hice por respeto a ti —se defendió, no era cierto pero no importaba, quedaba de caballeroso y todo. Era cierto que había sido divertido, nunca había tenido una guerra contra ardillas. — Quizá eran parientes de los dragones —dijo por recordar lo fieras que eran aquellas criaturas que tanto los habían golpeado. Al final, el momento a solas se les terminó cuando entraron a las calles otra vez, en donde se dio el tiempo de explicarle el proceso para llegar al tren donde viajarían durante un largo rato hasta llegar a su ciudad. No podía esperar por cumplir la mayoría de edad y poder aparecerse.

Ahí fuera, en el mundo muggle, Joshua ya ha aprendido a no mirar las cosas con más interés del que debería, al menos en las calles que conoce para llegar a la estación del tren. Adrien no ha pasado por ese proceso así que lo comprende al investigar con la mirada ese mundo extraño. No puede evitar querer excusarse por si acaso se aburre con él, pero el francés rápidamente repara en aquello cuestionando el motivo por el que creía que podría llegar a aburrirse con él. Al principio no está muy seguro de cómo responderle, sujetando su antebrazo con su mano detrás de su propia espalda, cosa que le provoca sacar un poco el pecho debido a la postura.

Bueno, no lo sé, es sólo que mi casa no es muy divertida —confesó, aunque entonces oyó unas palabras que al parecer tenían más dentro de lo que era posible entender. No supo bien cómo interpretarlas y por ello le comentó sobre el juego de ajedrez que había llevado, a los dos les gustaba aquel juego por lo que iba a ser divertido pelear un poco y jugar en el camino. Ya con los pasajes, sólo les faltaba esperar. — Ah, es… cierto… Pero no es la gran cosa, no sé por qué te pones ansioso —él también lo estaba, pero era mejor disimulando.

Recordó, casi sin querer, la primera vez que visitó a Adrien. Había estado muy nervioso, había salido de casa sin permiso y la verdad es que se había perdido. Con suerte había llegado al objetivo luego de vagar un largo rato, casi asustado de no encontrar el camino de vuelta. El otro contaba con la suerte de que él lo estaba guiando sitio por sitio para llegar, no tendría problemas de ese tipo al momento de moverse de ciudad a ciudad. Subieron entonces a un vagón que estaba casi vacío, tenía espacios donde poder sentarse, dejando a Lévesque la ventana por si quería mirar los paisajes que presentaba el camino. No era como el tren de Hogwarts, no había cubículos para meterse, sólo asientos donde quedarse sentados.

Acomodó a Fényes en el suelo en medio de los dos para que no lo patearan por accidente, iba en silencio y a veces lo escuchaba picoteando los barrotes. Todo el vagón iba metido en sus propios asuntos, así que se animó a acercar una de sus manos un poco más a la de Adrien y entrelazó sólo sus meñiques en una breve sujeción. — Nuestra parada es una de las últimas, así que tenemos mucho tiempo para entretenernos... —le hizo saber. No podían hablar en público de cosas mágicas pues los muggles no debían escucharlos, así que simplemente se distrajo metiendo una mano en su bolso y sacando una caja de regaliz, la que abrió sin necesidad de soltar a Adrien para comer uno y ofrecerle a él.

Sacó después el ajedrez a blanco y negro, colocándolo sobre su pierna para acomodar las fichas que venían dentro del tablero, pues se doblaba a la mitad haciendo una cajita. Él tomó las piezas negras para dejar a Adrien mover primero, es bien sabido que las blancas mueven primero, esperando poder ganarle. Siempre era divertido molestar a Adrien por competencias tontas que sólo ellos dos comprendían.

[OFF]: Tú decides quién gana, me es indiferente<3
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 7.650
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 638
Puntos : 503
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Adrien Lévesque el Dom Oct 15, 2017 5:40 pm

Soltaba leves risillas ante cada frase de protesta que decía Josh, algunas no lograba entenderlas pero sin duda le causaba mucha gracia al verlo así, molesto, la verdad quería contentarlo con puros besos y abrazos, algunas suaves caricias e incluso se le antojaba ingresar por esa boca algún trozo de queso solo para que se sorprendiera, no podía negarlo le gustaba verlo así porque su mente fantaseaba con esas cosas tiernas y muy cursis, además del rostro expresivo de su novio el cual era un deleite cuando mostraba algún gesto, no se quejaba, realmente prefería ser él quien viera esas facetas... Vaya, sonaba posesivo ¿cierto? Más bien egoísta pero se había acostumbrado a eso, tal vez Adrien era de esas personas que absorbían a las demás y no la dejaban ir con facilidad... Bueno esto último era un error, demostró que podría hacerlo al discutir, cuando su carácter tomaba el poder en vez de la razón.

- Mejor que no fueran parientes de dragones, tal vez de arpías o quimeras
- Comenta con una sonrisa - Si fueran por dragones entonces no hubieras escapado por mi, más bien yo hubiera tenido que huir tras tuyo - Bromea, a pesar de que se tomaba sus palabras muy en serio, no era tanto por las huidas, bah ¿quién se enteraría que fueron asaltados por unas cuantas ardillas? Pero de igual forma lo decía por el miedo de Josh hacia el fuego, lo cual siempre estaba muy atento con ello, preocupado porque entendía perfectamente esa fobia, lo suyo no era hacia ese elemento pero si hacia la oscuridad, así que podría comprender esas sensaciones, una fobia no era algo que tomar a la ligera - Pero no te preocupes, puedo decir que fuimos atacados por ardillas mal transfiguradas que parecían Grimm - Le guiña el ojo con travesura mientras reía divertido.

Pero todo tiene que acabar y al llegar a una zona concurrida nuevamente debían guardar apariencias, sentía que Josh era su sucio secreto, no le hubiera gustado tratarlo así, teniendo que ser solo amigos, unos amigos que ni siquiera reían juntos, que no actuaban como un adolescente sino que caminaban con gran porte y alzando sus barbillas ignorando al resto, pero realmente no los ignoraba simplemente actuaban pero estaban atentos a su entorno. Solo le quedaba conformarse con el rozar de sus brazos y muy discretamente sus dedos acariciar los ajenos.

- Tu casa sigue siendo tu casa Josh - Comenta como si esa fuera una gran respuesta, al darse cuenta que probablemente no explicaba nada, piensa bien en lo que dirá - Estará bien, más aburrida que mi casa no puede ser, además me tienes a mi ¿no? ¿Qué tan aburrida puede ser si estamos juntos? -Le dedica una sonrisa suave y conciliadora, para luego observar el tren llegar, se había dado el lujo de darle una cálida sonrisa en un lugar público, aunque estar entre muggles era diferente, sin duda alguna, muchos concentrado en pequeños aparatitos en sus manos ¿sería como un espejo de doble vía? Era muy curioso, pero solo lo apreciaba por el rabillo del ojo, conocía un poco de electricidad cuando visitó a Laith pero aún quedaba muchas cosas que no conocía y dudaba llegar a conocer en su vida.

Al sentarse y sentir sus dedos entrelazados, observa a Josh con una suave sonrisa mientras sus ojos brillan en comprensión - Estoy seguro que eso dará oportunidad para ganarte, es más te ganaré tres veces - Bromea, no le molestaba comenzar con las blancas. Empieza moviendo un peón, no era el del centro sino el peón justo del alfil de las casillas negras. Cuando le ofrece el regaliz, lo muerde sin cuidado, saboreando el picante dulzor del dulce, claro que muchos de sus chocolates eran mágicos pero había traído unas cuantas barras - ¿qué tal si apostamos? Si yo gano me das... tres varitas de regaliz y si tu ganas te doy una barra de chocolate completa para ti solito - Comenta con complicidad, no iban a apostar dinero ¿para qué? No les hacía falta pero si con esos dulces que al final sabía bien que iban a terminar compartiendo, solo que de esa forma lo hacía todo muy interesante.

Mientras el tren avanzaba su partido de ajedrez también, Adrien era bueno jugando, claro no era un gran experto, pero se tomaba su tiempo para meditar ciertas jugadas, la ventaja de no tener el reloj, cuando lo jugaban con éste era más presión pero igual de divertido. Movía pieza por pieza, algunas veces arrugaba su cara al notar que una estrategia no le salía como planeaba pero se la estaba pasando bien, algunas veces incluso dejaba de analizar el juego para observar la cara la concentrada de su novio, luego volvía a retomar sus estrategias hasta que hubo un ganador.

__________________________________________________________________________________
Off: Tiro dados :dios: del 1 al 10 yo gano, del 11 al 20 tu ganas... Dejemoslo al azar
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 950
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 534
Puntos : 402
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.