Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Summer lover [Priv. Adrien Lévesque]

Joshua Eckhart el Mar Ago 01, 2017 6:42 am

Recuerdo del primer mensaje :

Las vacaciones habían llegado después de mucho esperarlas. Las primeras semanas habían sido justo como esperó, o más o menos. Sólo encontró una carta en la mesa del comedor junto con una vasta cantidad de lectura sobre artes oscuras, encantamientos y más. La carta leía que no podría pasar por casa esas vacaciones, que quería que estudiase esos libros y poco más. Joshua hubiese deseado ser un poco más frío, le dolió leer la misiva. Al final no estaba tan acostumbrado al abandono como pensaba. No pudo evitar preguntarse si en algún momento su padre lo echaba en falta, ¿es que acaso era tan poco importante, tan insignificante para que no pudiese dejar el trabajo un solo día?

Como pudo, lo ignoró. No es que fuese muy complicado, estaba acostumbrado al silencio después de todo y a veces hablaba un poco con Blesk. Las cosas fueron lentas y aburridas entre el estudio hasta que finalmente, una buena mañana, recibió una carta de Horus en la que le decía su novio que al día siguiente se verían. Se habían citado en la heladería Florean Fortescue para comodidad de Adrien, puesto que llegaría a un sitio conocido y Joshua podría ir a buscarlo yendo hasta Londres. No era tan mala idea, de hecho aquella noche ni siquiera pudo dormir de la emoción que le daba ver a su novio finalmente al día siguiente, tanto así que muy temprano pensaba de casa.

Lo primero que hizo al despertar fue ocuparse cocinando un pastel de chocolate con cobertura de chocolate. Había usado un molde especial para darle forma de corazón y sus respectivas decoraciones. Hufflepuff no había ganado la copa de las casas, así que podía decir, más o menos, que era un premio de consolación para su novio, el comienzo de aquellos dos días bañados en chocolate. Eso le había prometido a Adrien, además de que no veía por qué no consentir a su novio un poco cuando éste siempre le cumplía lo que deseaba casi en el momento en que lo descubría.

Luego de tomar un baño, le había costado encontrar qué ponerse, a veces en el colegio era sencillo porque siempre tenían el uniforme. En las calles, siendo él mismo… Por Merlín, qué nervios. Estuvo un largo rato en frente del ropero buscando qué podría gustarle a Adrien, él siempre tan elegante y estilizado, ¿podría estar a su altura? Seguramente lo deslumbraría sólo con verlo, mientras que Joshua… bueno, no creía que tuviese precisamente un buen gusto al elegir ropa. Al final se decantó por una camisa de seda blanca con un chaleco negro, además de un pantalón negro por igual, esperando que realmente fuese del gusto de su novio.

Metió el pastel en una caja de cartón y emprendió su camino, primero tendría que tomar el tren hasta Londres, dos largas horas aburridas que se acompañó de un libro de temática muggle para no levantar sospechas. Así llegó, casi por milagro, al punto de encuentro, protegiendo el pastel para que no se dañase en el largo trayecto. Esperaba que Adrien no se aburriese del camino de dos horas en tren que tenía que hacer para visitar la ciudad en que vivía el mayor. Se preguntaba a veces si se veía bien, esperando poder ver al menor luego de aquellas semanas sin poderse ver. Estaba emocionado aunque sabía que debían tener cuidado con las apariencias, pero en ese momento eso no estaba en su mente.

El gorro le daba un poco de calor extra, pero no le importaba, lo prefería a tener la cabeza descubierta en medio del Callejón Diagon. Ahora lo esperaba a entradas de la heladería, la caja en las manos mientras esperaba pacientemente, estaría muy feliz de poder verlo finalmente, no dejaba de darle vueltas en la cabeza. El vientre lo sentía anudado como la primera vez que se dieron cuenta que tenían una cita juntos, hace más o menos un mes, ¡cómo pasaba el tiempo!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 965
Puntos : 743
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Joshua Eckhart el Lun Dic 18, 2017 11:41 pm

Suspiró con las palabras de Adrien, no se quería equivocar, pero suponía que en algún momento tendría que hacerlo. Sólo esperaba que no fuese un fallo que no pudiese arreglar. Trató entonces de recuperar el buen ánimo de antes, mirándolo con sorpresa cuando le dijo que debía lucir bien para conquistar a alguien. Y sí, pudo haberse halagado, pero eso era muy fácil. — ¿A quién quieres conquistar? ¿Por qué me engañas cuando yo te quiero tanto? —le preguntó en un tono enfurruñado, como si quisiera decir que quería conquistar a alguien que no fuese él, sólo por molestarlo y jugar con el tema.

A pesar de las bromas, se sentía mejor luego de haber hablado con él, escondiéndose en un abrazo en su cuerpo hasta que se le ocurrió seguir fastidiando al despeinarlo. También notó ese apodo cariñoso en francés que había adoptado, “mon petit oiseau”. Si la memoria no le fallaba, lo estaba llamando “pajarito” o algo parecido, lo cual si lo pensaba mucho sonaba tonto, así que no lo pensó mucho. Era el defecto de los motes cariñosos, si se pensaban de más eran bastante cursis. Al final, luego del beso, quedaron sentados juntos y se apegó a Adrien al sentir su brazo sobre sus hombros, regresando a beber de sus tazas como si nada hubiese ocurrido.

Sintió el vello cerca de su oreja erizarse cuando lo escuchó decirle ese apodo al oído para llamar su atención, girando a mirarlo y aceptando avergonzado el bombón con su boca, aunque lo que espera después no ocurre ya que de pronto escucha la puerta. En un modo automático Joshua se puso de pie para ir a prepararle todo al hombre, como una especie de elfo bien entrenado que ya tenía todas las especificaciones de la llegada del señor a la casa. Le dejó en la mesa de su sillón un café y el periódico del día, junto con esa breve discusión. Ni siquiera parecía un regaño.

Francis, por su parte, había ignorado a Adrien cuando éste le habló, tendía a hacer eso así que Joshua no mencionó nada al respecto. Eso al menos hasta que el francés se presentó, que el caballero lo miró con un gesto prepotente. — Te conozco —fueron sus palabras. Joshua le había hablado de él en cartas y también estaba el encuentro de Quidditch. — ¿Va a quedarse en la casa? —preguntó de pronto a su hijo, habiendo devuelto su mirada a las letras de El Profeta.

Sí, padre —fue su única respuesta, con la mano de Adrien sujeta con calma. Francis soltó un sonido breve que Joshua supo identificar bien, pero ignoró tan bien como pudo. Es decir, la verdad era que su padre no le daba miedo, no es como si le maltratase o algo parecido. No necesitaba maltratarle para reprenderle. Ni siquiera hablar para hacerlo. Sólo ese monosílabo le hacía saber que había hecho algo que no le gusto y eso, sólo eso, bastaba para un hijo que se disgustaba consigo mismo cuando hacía algo que no le pareciese correcto a su padre. Joshua intentó no verse afectado, le sonrió a Adrien en silencio incluso. — ¿Me ayudas a cocinar? —le pidió al tejón, poniéndose de pie.

Era una estrategia para sacar a Lévesque de esa incómoda situación. En la cocina podrían hablar con más calma sin problema, mientras que estando en la misma habitación era un poco incómodo. Tomó las cosas que había que lavar y las llevó a la cocina, esperando que su novio lo acompañase. La cocina era amplia y tenía una encimera de centro para poner las cosas y poder cocinar sin llenar todo lo demás. Lo miró cuando estuvieron a solas, besándole la mejilla sabiendo que no les iban a prestar atención.

No te lo tomes personal, ¿sí? Él… es así, pero se irá pronto, nunca se queda mucho tiempo —le pidió, no quería que se sintiera incómodo por culpa de su padre, no es como si estuviese arruinado su tiempo juntos. — Anda, ayúdame, haré calabazas rellenas, ¿está bien? —le preguntó, buscando las cosas que iba a necesitar para esa comida. Si intentaban buscar en el enfriador mágico (que algo así como un refrigerador no muggle tienen que tener(?)), no iban a encontrar nada cárnico. — ¿Puedes cortar mientras tanto la cebolla en trozos pequeños? Que no te haga llorar —bromeó con él, buscando los ingredientes para lavarlos y dejarlos cerca de las tablas de picar.

Estaban las calabazas, zanahorias, champiñones, cebolla, sal y pimienta, nada más. Mientras dejaba a Adrien con la cebolla, él cortó las calabazas para sacarles el relleno para colocarlas en un sartén con mantequilla y aceite. Mientras tanto, regresó a la tabla de picar para picar el resto de los ingredientes esperando que Adrien tuviese listo lo que le había pedido para poder sazonarlo y guisarlo todo junto.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 965
Puntos : 743
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Mar Dic 19, 2017 8:15 pm

Suelta un bufido que es más una risa ahogada, ver a Josh con esa expresión de molestia le hacía gracia, aunque fueron unas palabras en específico las que le dieron alegría. Apretó al Ravenclaw para acercarlo más a su cuerpo, mientras su nariz se apoyaba en la mejilla ajena, estaban muy juntos. Cierra los ojos dejándose llevar por la fragancia de su novio - ¿Me quieres mucho? - Pregunta con calma pero seriedad - Quiero conquistar a alguien que es celoso - Le besa la mejilla - Analítico - Baja hasta la mandíbula para besar esa zona - Calmado - Toma el mentón ajeno para que le vea - Inseguro, gruñón, un muy mal jugador de Quidditch - eso lo dice bromeando - callado - se queda pensando mientras su rostro se acerca al ajeno - tiene un cierto temor a ser imperfecto pero no ve que sus imperfecciones son la que le hacen ser perfecto tal cual es ¿y crees que esa persona me hace caso? - Sonríe, parece que le va a besar los labios pero a último momento se desvía a la nariz ajena.

Lástima que no puedan seguir con sus mimos, se siente un poco decepcionado pero el sentimiento se vio reemplazado por los nervios al saber quien era el que había llegado. Casi se pone de pie para recibirlo, pero se obligó a mantener su postura observando el intercambio entre padre e hijo, no parece que sea un hombre amoroso, a juzgar porque tampoco está en casa mucho tiempo pero lo ha visto en el Torneo de Quidditch, se preocupa por Josh y mantiene sus palabras de que tal vez entienda la postura de éste con respecto a ser mortífago pero ¿cómo garantizarlo? Siempre ha sido muy malo para leer a las personas, más si las acaba de conocer. Por lo tanto se queda un poco callado apreciando la ayuda de su novio, asintiendo a su pregunta - Claro - Se levanta, mira al padre unos segundos - Si me disculpa - Comenta con modales, mientras sigue a su novio a la cocina.

Una vez ahí suelta el aire que estaba reteniendo - Ahora sé lo que sintió Denis cuando conoció al padre de Marie (1) - Murmura, y él que creía que Denis exageraba al estar tan nervioso pero ya no iba a quejarse de las reacciones de los personajes cuando conocieran los padres de sus personas amadas. De verdad que era paralizante el miedo a equivocarse, a decir algo inapropiado y en su caso a que supiera toda la verdad tras su amistad, que le prohibiera ver a Josh... Josh... Si él estaba así ¿cómo estaría él? - ¿Estas bien? - Pregunta acercándose a su novio, abrazándolo no sabe si es el otro quien lo necesita o es él quien por su temor a ser alejado de él, además por la forma en que habló de su padre, sabe que su relación no es tan buena pero presenciarla no puede evitar compararla - ¿No tendrás problemas con que me quede? - Lo menos que quiere es estropear una relación padre e hijo que ya está mal, el beso en su mejilla le alivia, no hay que negarlo pero el miedo sigue ahí, aunque por lo que ha leído es algo normal y dado que ya no hay rebeldes para salvarle de la situación deberá tolerarla.

-Claro, ese soy yo, Adrien el cortador de cebollas - Se ríe, puede que no sea bueno en la cocina pero sabe cortar, es decir lo ha hecho muchas veces para preparar pociones, así que es una tarea fácil. Solo debe tener cuidado con no llorar, ugh si, las cebollas tienen ese efecto. Cuando ya ha cortado la mitad es cuando siente sus ojos irritados, sin embargo eso no le detiene en su labor, muy concentrado justo como lo hace al preparar pociones. Al terminar mira a su novio, su cebolla ha quedado troceada en perfectos cubitos pequeños - ¿Necesitas ayuda? - Se le acerca para ver que estaba cortando, aunque al parecer ya tenía todo listo, sin embargo quería ver que era lo que estaba haciendo con curiosidad.

_______________________________________________________
(1) XD Nombres de una novela inventada para el momento dado que no se me ocurría ninguna que tuviera una situación así :hm: Así que se puede decir es uno de los tantos libros literarios que Adrien ha leído.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Mar Dic 19, 2017 11:53 pm

Ah, ese tonto, ¿cómo esperaba que se enfadase con él si era tan adorable? — No lo sé, depende —le dijo, esperando ver el resto de su respuesta. La mitad de los adjetivos que ha usado para describirle no le gustaron, pero cuando creyó que iba a besarlo se desvió a su nariz, haciéndolo parpadear con sorpresa. Entonces se envolvió más en el abrazo de Adrien, pasando también su mano por la espalda baja de su novio para abrazarlo por el costado. — No soy celoso, ni inseguro, ni gruñón, ni mal jugador —se queja, aunque no vuelve a enfadarse. — Te quiero mucho —le dio la respuesta que antes estaba esperando.

Tras la incómoda llegada de su padre, decidió llevárselo a la cocina, donde Adrien se liberó un poco de los nervios comparándose con un libro que había leído. Sorpresivamente, el francés lo abrazó, ¿quizá creyendo que estaba igual de nervioso que él? Todavía seguía pensando en lo ocurrido en el salón, pero lo abrazó de vuelta con calma. No pensaba que hubiese serias repercusiones, pero había algo que lo hacía sentir tremendamente culpable y no sabía cómo hacer para deshacerse de esa sensación.

Estoy bien, no te preocupes, no está realmente enfadado, se le pasará pronto —le aseguró con una sonrisa, ya sabía identificar los niveles de irritación de Francis, así que estaba consciente de que no era nada muy grave. — No te estreses, ¿sí? No quiero que te pongas mal —le pidió con cariño, dándole un beso de esquimal para relajarlo. Entonces le pidió cortar cebollas. — Puedes sacarte la carrera en cortador de cebollas —le sonrió travieso, dejándolo hacer su trabajo mientras él continuaba con el suyo. Cuando le pregunta si necesita ayuda, sonríe travieso. — ¿Puedes lavar los trastes?

Era la tarea que menos le gustaba hacer, así que si todo salía bien se libraría de ella. Mientras tanto, Joshua cuidaba que lo que tenía en la estufa no se le quemara. Le gustaba aquella compañía, aunque Blesk parecía algo enfadado, dando brinquitos por una jaula que tenía en la cocina preparada específicamente para situaciones así, mordisqueando los barrotes de su celda. Su dueño por otro lado aprovechó el momento en que Lévesque estaba lavando las tazas para abrazarlo por la espalda y recargar su sien en ella, relajado. Siempre le había gustado ese tipo de abrazos, donde Adrien no lo podía mirar.

Tengo otra cosa que contarte —le susurró en un tono sólo audible para ellos dos. — Es algo muy serio y quiero que me escuches, ¿vale? —le dijo, esperando que atendiese todas y cada una de sus palabras. — Es sobre alguien que conozco, es sólo que… Verás, la mayor parte del tiempo es un tonto que me molesta, y es alto como un poste pero estoy seguro que voy a crecer pronto así que eso no importa, pero… Cada vez que lo veo se me va el aliento, y es tierno conmigo aunque no sabe lo que siento cada vez que me dice una palabra bonita… Lo quiero mucho —le dijo, como si estuviese hablando de otra persona.

Era un poco más fácil decirle eso a Adrien como si no fueran otra cosa que dos amigos hablando de las personas que les gustaban y no diciendo directamente a esa persona todas esas cosas que guardaban para ella. Aunque cuando terminó de hablar, rápidamente le ganó la vergüenza y se aventuró a la estufa para poder continuar con todo, sacando las calabazas y removiendo el guisado, con el rostro sonrojado y algo de pena por todo lo que le había dicho.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 965
Puntos : 743
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Jue Dic 21, 2017 6:32 pm

Se ríe al escuchar como refunfuña todos los adjetivos negativos, si viera realmente que estaba gruñendo entonces diría lo contrario pero prefiere callarse eso, guardarlo para sí mismo ahora que le ha dado la respuesta que ha querido, aunque ya lo sabía eso no evita que sonría como un bobo enamorado... Esperen ES un bobo enamorado de aquel estudiante de Ravenclaw que en primer año conoció y creyó ser pariente de algún elfo doméstico. Aquel pensamiento infantil le hizo sentir nostalgia pero también, al observar a Josh se percató de cuan unidos estaban, solo esperaba que realmente todo siguiera así a pesar de que levemente sus caminos pudieran separarse, cada quien era libre de tener su elección... Libres ¿eh? Él realmente no era libre y dudaba serlo, siendo oprimido por su padre, deseaba tener esa fortaleza de Josh para oponerse aunque no le haya avisado a su progenitor aún.

Y hablando de dicho progenitor, fue un momento muy incómodo el que tuvo que pasar con este, siendo salvado por su novio que le pidió ayuda para ir a la cocina, cosa que no dudó en decir "si" porque aunque no tenía dotes culinarios prefería ir con Josh que quedarse con Francis. Era irónico que no se le diera bien la cocina cuando era un experto en pociones, bueno experto no tanto pero si era muy bueno en ellas y eso se notó al cortar las cebollas, era hábil con el cuchillo y evitando que le molestase el zumo de ésta, por lo tanto, aunque sus ojos estuviesen algo irritados la práctica de cortar ingredientes peores que una cebolla le ha ayudado a no llorar.

Observó en ese momento a Josh para asegurarse si estaba bien - No soy yo quien se pone mal por algo así, solo estaba incómodo ¿Qué se supone debería decir? - Piensa, no es alguien que tenga muchos temas de conversación, contando porque una vez a un desconocido le preguntó por el clima, no quería quedar mal ante el padre de Josh así que mejor obviar un tema tan trivial como ese - Bueno, me alegra que no esté enojado contigo - Sonríe alegremente, la cocina se empieza a llenar del rico aroma a comida, riéndose por su futura carrera - Sería una buena carrera ¿cuántos cortadores de cebolla que sean profesionales conoces? - Le saca la lengua teniendo cuidado con la hoja de mandrágora, que no se le olvidase que aún la tenía aunque ya se había habituado tras tres semanas con ésta, nunca era malo tener precaución extra - y ahora te mostraré mi segunda profesión: lavador de trastes profesional - Se arremanga su chaqueta hasta los codos, no quiere que se mojen, lo mejor hubiera sido quitársela pero el pensamiento no se le pasó por la mente, estaba acostumbrado a vestir de esa forma que ya lo sentía cómodo sin necesidad de descompletar su conjunto.

- Blesk parece que quiere salir - Comenta desviando su atención al pequeño hurón mientras limpiaba los utensilios usados para preparar la comida, era una sensación nueva, ya que en su casa era Perry junto a otros elfos domésticos los que se encargaban de ello, él solo se limitaba a limpiar sus calderos, aún así descubría que lavar los trastes no era tan malo tampoco y dejaba una sensación de tranquilidad

- ¿Josh? - Pregunta al sentir como le abraza de esa forma que parece ser la favorita de su novio. Detiene sus acciones mientras retiene el aliento, ¿qué otra cosa tiene que decirle? Se asusta pero trata que no se le note. Sus latidos se aceleran, espera que Josh no sienta su corazón golpeando su pecho constantemente, puede relajarse al saber que no es nada malo, sus facciones se suavizan en un gesto de pura felicidad, no sabe que decir, las palabras se le escapan de sus labios sin pronunciarlas siquiera, es una sensación agradable y totalmente confortante.

-Vaya, suena un sujeto increíble, te doy permiso de serme infiel con él - Bromea porque ¿qué mejor que salir de esa situación con un chiste? No por eso despreciaba el esfuerzo de Josh por serle sincero en su sentir, realmente atesoraba cada vez que soltaba alguna palabra de esa forma que le dejaba en claro cuánto le quería. Su espalda se sintió fría cuando Josh se separó. Hizo un esfuerzo por terminar su labor, para luego secarse las manos y acercarse a quien era mayor que él por solo unos días - Eso huele bien - Ahora es cuando los papeles cambian y es él quien abraza por la espalda a Josh, apoyando su mejilla en la cabeza de éste, frunciendo un poco el entrecejo al sentir la tela del gorro que siempre usaba. Con cuidado se lo quita dejando en libertad sus cabellos, cosa que aprecia inmediatamente, suspirando con felicidad como si fuera un pequeño minino acostando en una suave alfombra frente a una cálida chimenea, sí, eso se siente mejor.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Jue Dic 21, 2017 11:48 pm

Cocinar lo calmaba, ayudaba a su cabeza a concentrarse sólo en lo que estaba dentro de las intermediaciones de su pequeño reino, donde el único peligro era el aceite caliente y los cuchillos afilados, así que pronto se había distraído lo suficiente hasta que Adrien aprovechó para preguntarle si estaba bien. — No lo sé, pero no quiero que estés incómodo aquí, no era el plan —le confiesa con un suspiro. No quería pensar en eso, así que se limitó a seguir cocinando hasta que fue por la cebolla, sonriendo divertido cuando le dijo que era un cortador de cebollas profesional. Y que, encima, tenía una segunda carrera como lavador de trastes.

Se acercó a Blesk, metiendo los dedos dentro de los barrotes de la jaula para acariciarlo y le mordió mostrando su descontento, aunque sin llegar a lacerar su piel. Lo dejó tranquilo cuando se metió bajo una toalla enfadado, estaba claro que no le gustaba estar encerrado pero a su padre no le gustaba que estuviese suelto por toda la casa. Luego fue con su novio, abrazándolo por la espalda con cariño apegándose a él. Le confesó que tenía algo más para decir, otra cosa más además de lo que le había dicho en el sofá hace apenas un rato, lo sintió ponerse nervioso y no tardó en calmarlo.

Eso creí, sabía que lo entenderías —le dijo travieso, como si todo ese tiempo le hubiera pedido ser infiel con otro chico, relajando el ambiente. Siguió entonces con su cocina, dejando que el tejón se encargase de los platos, sin esperar a que lo abrazara también por la espalda. — Gracias, es mi colonia nueva —bromeó como si no hubiese entendido que hablaba de la comida. Sin embargo se sorprendió un poco cuando le quitó el gorro dejando su alborotado cabello al aire. Su pelo se aburría cuando estaba mucho tiempo encerrado y por eso acababa revolviéndose cuando era liberado.

Era extraño, la verdad. A esas alturas de su vida sólo lo tenía suelto en casa o en su dormitorio, ni siquiera salía a la sala común sin su gorro. Y cuando se bañaba, evidentemente. Se había vuelto una protección imaginaria para todos los males que tuviese que enfrentar, la manera de no mostrarse tal cual era. Era una herida profunda a su autoestima que intentaba ocultar y se esforzaba en tratar que no la notasen los demás. Aunque lo notaban, tenía que encontrar una nueva forma de protegerse del resto de los alumnos, aunque todavía no la encontraba.

Cuando terminó de prepararlas, tapó las calabazas con su respectiva tapa y las dejó todas en un plato, todavía calientes. Se giró y le robó un pequeño beso a Adrien. — Sé fuerte —le pidió con una sonrisa pequeña. Tomó el plato y lo llevó al comedor junto con tres platos y tres vasos. Luego tuvo que regresar a la cocina para tomar del enfriador mágico(?) una jarra con agua fresca para acompañar así como los cubiertos, acomodándolo todo con maestría y mucha práctica. — Padre, está… Hice cena suficiente para tres, si quiere acompañarnos —le dijo, asomándose al salón.

Francis lo miró unos segundos antes de bajar el periódico e ir a lavarse las manos para después ir al comedor. Era una larga mesa rectangular para seis personas, dos a cada costado y los lados más cortos sólo tenían una silla, uno de los espacios ocupados por Francis. Joshua había acomodado los de Adrien y él en uno de los costados para estar juntos, él al lado de su padre y Adrien en la esquina más lejana. El silencio se extendía en toda la habitación, pero no parecía afectar en lo más mínimo a los habitantes de la casa. Ellos estaban tranquilos, comiendo sin decir nada. Inesperadamente, Francis rompió el silencio.

¿Qué vas a estudiar? —le dirigió una mirada a Adrien, ¿quizá con la esperanza de que tuviese una carrera más bien seria para poder usarlo como referencia para Joshua? — ¿Qué hay de tus padres? —recordaba vagamente conocer a otro Lévesque, aunque en ese momento no relacionó al hombre con el muchacho en su mesa. Joshua no intervino, siguió comiendo hasta que no le apeteció más, tan sólo había acabado una de las calabazas y un poco de la segunda que se sirvió. — No te vas a levantar hasta que lo termines —le hizo saber al notar que no tenía intenciones de seguir comiendo.

Joshua miró con reproche al hombre, aunque no dijo nada. Su padre se quedó estoico, impasible frente a aquel callado reclamo, no iba a cambiar de opinión. Al final, fue el Ravenclaw quien suspiró, decidiendo terminar de buena manera las cosas y obedecer, como solía hacer siempre. Y no era para poco, Francis notaba la pérdida de peso de su hijo a pesar de no verse con frecuencia, al menos en su presencia no iba a encapricharse sin comer.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 965
Puntos : 743
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Dom Dic 24, 2017 4:13 am

Le enternece las palabras de su novio, su expresión muestra un infinito amor hacia el otro - Es normal que lo esté, esta es como una presentación formal para conocer a tu padre, y más si fue sorpresa, así que no te preocupes por mi, le ha pasado hasta a los príncipes y reyes. Podré superarlo - Sonríe restándole importancia al asunto, después de todo no era solo conocer al padre de un amigo, sino era conocer el padre de su novio quien aunque no supiera de esa relación no quería decir que Adrien no intentara darle una buena impresión ¿quién no quisiera causar agrado al progenitor de su pareja? Sin embargo, era consciente que Francis parecía como su padre con esa mirada autoritaria ¿era él quien se estaba haciendo ideas equivocadas? Por unos momentos pensaba que Francis era un buen padre pero ahora no estaba seguro.

Cambiaron rápidamente de tema, de hecho se divirtió bastante en la cocina con su novio aunque sus labores eran mínimas como cortar cebolla o limpiar todo, hasta se dispuso a limpiar el mesón que habían usado dejando todo impecable. Fue muy ameno bromeando a la vez que decían cuanto se querían, no era sorprendente pues así era su relación después de todo. Cerró los ojos disfrutando de la suavidad del cabello ajeno rozarle su mejilla - ¿Cómo se llama? ¿Courge farcies? (1) - Se burla, sonriendo de medio lado aunque el otro no pueda verle.

Se separó para darle espacio en que continuase con su labor, queriendo ayudarle en algo, tan inútil no podría ser en la cocina ¿cierto? Al recibir el beso sonríe - Espera - Se da cuenta que Josh tiene su cabello hermosamente revuelto y sin el gorro, después de todo se lo había quitado para apreciar la suavidad de la cabellera y aspirar mejor su aroma. Por eso le retuvo, peinándolo para luego colocarle el gorro con ternura - Ahora sí - Tomó los demás utensilios necesarios para ayudarle a colocar la mesa. Josh le había dicho que fuera fuerte pero ni ha visto al padre del otro y ya empezaba a revolvérsele el estómago.

Vamos que ha estado en situaciones más incómodas, las cenas con su padre eran iguales, podía hacerlo, podía hacer... No, no podía, quería dar media vuelta e irse, o vomitar, o desmayarse, lo primero que sucediera, no puede ser que estuviera tan nervioso cuando era solo una cena ¡una cena! Su espalda se irguió, estaba rígido como una tabla, ahora sí que debía parecer un poste totalmente tieso, aunque claro era solo su impresión porque al caminar lo estaba haciendo con la misma elegancia de siempre, mostrándose calmado, tranquilo, nada como en realidad se sentía, debía agradecer toda la práctica que ha tenido en ocultar sus emociones y en que su postura ya fuera algo natural desde que aprendió a hacer las cosas con esa ligereza aristocrática que era natural en él por pertenecer a una familia de magos sangre limpia, después de todo los Lévesque era como los sagrados 28 pero en Francia.

Se sentó sintiéndose orgulloso de no menospreciar la autoridad de la figura paterna, tampoco se mostraba pedante, más bien estaba usando las expresiones más suaves que en el colegio, era como cuando estaba con las reuniones de su padre y él tenía que estar presente, siendo fríamente cordial pero sin llegar a ofender - Verá, señor Eckhart deseo estudiar medimagia para convertirme en sanador - Responde ante la pregunta, ni siquiera ha podido probar bocado, pero nuevamente se obliga a relajarse, tan bien que olía la cena que su novio preparó. Debía disfrutarla, se dijo... Pero el nudo en su estómago se lo prohibía

- Mi madre murió cuando yo era un bebé, no la pude conocer - Por como hablaba parecía que el tema no le afectaba. Entonces decide por fin probar un bocado... ¡Estaba delicioso! Tiene que morderse el labio para no gemir de lo delicioso que estaba o para mantener su postura, ya después le diría a Josh que su comida era deliciosa y ahora se moría por probar el pastel de chocolate que le hizo - Mi padre atiende los negocios familiares y tiene un puesto en el Wizengamot - Responde al final, limpiándose la boca con gesto refinado, más que todo por modales

Entonces presencio lo que tanto se estaba preguntando, aquello hizo que viera al hombre con otros ojos, de hecho estaba orgulloso de que se diera cuenta que Josh no estaba comiendo como se debe, empezaba a admirarlo por la preocupación que mostraba, al mismo tiempo que estaba nostálgico, cuando él dejaba de comer su padre le castigaba con dos días de pan y agua nada más para que apreciara lo que hacía por él. Era doloroso, pero aún ilusamente creía que Alexandre le quería, aún tenía esa pequeña llama de esperanza, aunque igual, aunque supiera en el fondo que su padre no lo quería, nunca se ha planteado la idea de dejarlo.

Mira luego a Josh con un brillo de superioridad y burla, como indicándole que si él podía comer en esa situación el otro también debería hacerlo. Con este nuevo giro, puede disminuir el nudo en su estómago relajándose un poco mientras se notaba a penas su buen humor, era un cambio agradable a decir verdad. Estaba feliz por su novio, Francis podía ser distante pero al menos se preocupaba por Josh.

________________________________
(1) Calabazas rellenas
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Dom Dic 24, 2017 5:34 am

Asintió con la cabeza cuando le dijo que era normal, pues estaba conociendo a su padre. Quería que estuviese tranquilo y disfrutasen de aquella visita juntos. Adrien lo estaba ayudando con las tareas de la cocina para poder hacerlo todo con más facilidad, pidiéndole cortar cosas o limpiar la cocina. Jugaban con cariño y mucha dulzura, bromeando juntos entre la diversión. — Síp —le dijo, aunque no estaba seguro de qué había dicho. Eran cosas que no sabía puesto que sólo había aprendido las cosas más básicas del francés. Las frutas, verduras y comidas no formaban parte de las palabras que había aprendido, no del todo al menos.

Estaba organizando las cosas para poner la mesa antes de llamar a su padre, pidiéndole a Adrien ser fuerte y no ponerse nervioso en presencia de su padre. Lo detuvo, sin embargo, cuando Lévesque lo llamó haciéndole mirarlo con curiosidad. Lo dejó peinar su cabello y colocarle nuevamente el gorro antes de dejarlo ir a buscar a su padre, aunque no solía importarle demasiado no tener la gorra en casa pero estaba tranquilo, sonriéndole en agradecimiento antes de ir por su padre. Estaba nervioso e inquieto, pero la verdad es que trataba de no demostrarlo, no pensaba que fuese a ocurrir nada malo.

¿Medimagia? —enarcó una ceja. Bueno, parecía una carrera comprensible, mirando de reojo a Joshua. Éste no prestó atención, comiendo y dejando que tuvieran aquella conversación sin interrumpir. Francis se notó pensativo con el comentario sobre la madre del joven, pero no dijo nada. Tampoco cuando le dijo que su padre trabajaba en el Wizengamot y en negocios familiares, porque se distrajo al notar que su hijo no parecía tener intenciones de seguir comiendo. No planeaba tolerar aquel capricho considerando que estaba bajando exponencialmente de peso.

Joshua se mostró enfadado, pero no se quejó ni dijo nada, sólo obedeció. Notó la mirada de Adrien y lo que hizo fue deslizar una de sus manos bajo la mesa para pegarle en la pierna y que dejase de molestarlo. El resto de la cena fue de hecho bastante silenciosa, Joshua terminó casi obligándose todo lo que estaba en su plato. Cuando los tres hubieron terminado de cenar, se disculpó levantándose y tomando los platos de los tres junto con sus cubiertos para llevarlo a lavar, dejando solos a su padre con su novio. No pensaba que Francis se lo fuera a comer o algo mientras él se encargaba de lavar los platos.

Vamos a dejar algo claro: no me agradas —dijo Francis repentinamente, mirando a Lévesque. — Nos ayudaste en el mundial, pero Joshua fue por ti en primer lugar —iba hablando elegantemente, con las manos cruzadas a la altura de su mentón. — No sé por qué le agradas tanto, y puedo decir con sólo verlos que tienen algo entre manos, así que si metes en problemas a Joshua o le haces daño, vamos a tener una charla muy seria —al parecer aquel hombre no había pasado desapercibida la complicidad entre los dos jóvenes, ¿tal vez planeando meterse en líos? ¿Algo más? No lo sabía e indagar ahora mismo no era prioridad. — ¿Fui suficientemente claro?

Francis esperó la respuesta de Adrien, una respuesta que dependía mucho. Si llegaba a no gustarle lo que le dijera, era capaz de sacarlo de su casa, aunque el chico parecía educado y no pensaba que fuese a decir nada desubicado. Una vez que tuviese la respuesta que quería, se pondría de pie para ir a la cocina, donde Joshua terminaba de lavarlo todo para decirle que debía marcharse. Su próximo destino estaba en Alemania en su trabajo en el sector internacional así que debía irse marchando para llegar sin mayores inconvenientes, yéndose sin siquiera esperar una despedida con el tejón.

Joshua esperó pacientemente hasta que sacó a Blesk de su jaula. — ¡Lo siento! Sabes que se enfada cuando haces desastre, así que así le engañamos y le decimos que eres un buen chico —le habló cariñosamente al hurón que se revolvía entre sus brazos mordiéndole. — Anda, ve —lo soltó en el suelo para dejarlo ir a jugar, metiéndose debajo del sofá jugando solo. — Te dije que se iría pronto… Normalmente sólo tenemos una comida y se marcha, raras veces se queda a dormir —le comentó a su novio, con renovada energía.

Ignorante de aquella conversación que había tenido su padre y su novio, se metió entre los brazos de Adrien llenándole el rostro de besos. Estaba más tranquilo en ese momento, se lo demostró con aquella paz que de pronto sentía. Cuando su padre estaba, era como una especie de dementor personal. La ya de por sí fría casa se volvía helada e incluso perdía la libertad de poder jugar solo o con su hurón. Lo jaló con cariño hasta tumbarlo en el sofá, ambos frente a frente acostados de perfil. El sofá era suficientemente grande para no caerse estando abrazados, aunque aumentaba el peligro si se alejaban unos centímetros.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 965
Puntos : 743
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Mar Dic 26, 2017 2:45 am

La afirmación al nombre del perfume solo le hizo reír, había dos razones por la cual se la dijo en francés, la primera los mejores perfumes son franceses, la segunda porque precisamente Josh no le entendió y le dio la razón en algo que no tenía ni idea que significaba pero resultaba muy muy gracioso - Significa que usas un perfume llamado ¿calabazas rellenas? - Bromea, para que entendiera lo que le dijo en su idioma madre. Luego se apartó de Josh para continuar con las labores de cocina.

Pero cuando tenía que encontrarse con el padre de Josh, dejó de lado la complicidad para ponerse serio, tan serio como pudiera con los nervios volviendo a atacarle el estómago. Lo que era esperado pasó en el momento de comer, era extraño que con anterioridad Francis no lo hubiera interrogado, pero ahora estando todos sentados ¿Cómo podría disfrutar la rica comida de su novio si el padre de éste le interrogaba? Por suerte era un buen actor que lograba aparentar calma cuando por dentro moría de nervios, experiencia de toda una vida siendo educado para ello, para ser una persona que no mostrase emoción, mantuviera la calma, fuera impermutable.

- Si, considero que es una profesión honorable, aunque en realidad cada una tiene lo suyo, después de todo ¿qué sería de las criaturas sin magizoologos? Podrían estar libres sin personas que la controlasen o cuidasen - Esperaba que su respuesta fuera diplomática, su voz sonaba serena pero no había burla en ello, casi era sincera, casi, porque su deseo por ser sanador no era algo tan simple como ayudar a los demás, sino ayudar a las personas que le importan, sabe que no tiene una fuerza en batalla, pero al menos puede serles útiles para cuidar de sus heridas. Además aprovechaba para hablar bien de la profesión que quería estudiar Josh, claro no especificó que rama de magizoología pero se debería entender la indirecta que a su parecer era muy directa.

Siguió comiendo con calma y elegancia, casi sonríe ladinamente en burla al sentir el golpe en su pierna, una forma discreta de Josh al demostrar su enojo por su expresión. Eso más saber que el padre de su novio se preocupaba por la salud de éste le calmaban, haciendo que disfrutara de la comida, al menos era un poco más a mena. Iba a ayudar a Josh a recoger pero éste ya lo tenía todo controlado, lo abandonó, lo dejó con su padre en un silencio incómodo. Claro que se controló de no parecer un idiota, así que se mantenía sentado hasta que el mayor habló.

La voz le produjo un escalofrío, parecía amenazarle... y casi, casi traga grueso pero eso no sería bien visto - ¿Señor, realmente piensa que pudiera poner a Joshua en peligro? Fue algo en común acuerdo, ambos decidimos ir a ese mundial por nuestro amor al Quidditch, no sabíamos que era lo que iba a pasar, hasta donde yo sé no tengo esa habilidad de adivinación y Joshua no me ha comentado nada de que la posea. No me puede culpar de algo así cuando trataba de protegerlo - ¿De dónde salió toda esa valentía? Su corazón iba a salirsele del pecho por los nervios y no podía respirar bien porque estaba tan ansioso que sus vías respiratorias parecían obstruidas - No pretendo lastimarlo - Lo observa con determinación, ¿será que se estaba convirtiendo en un Gryffindor? No, esta era la determinación clara de un Hufflepuff por proteger a sus seres queridos, el "sentimentalismo inútil" como decían las otras casas, pero algo que el prefecto en su primer año le enseñó es que los tejones podrían parecer dóciles hasta que sacaban los colmillos. Y con esa calma fría, con esa educación muy cordial y esas palabras que encerraban pasión, parecía un tejón mostrando una advertencia - Pero creo que se debe preguntar si soy yo quién realmente llega a herirlo - Comenta con cierta aristocracia sin realmente parecer pretencioso, era como si quisiera empujar a Francis a la verdad pero no pudiera hacerlo directamente, solo dejando ciertas pistas - Sin embargo, me queda claro que se preocupa por él, yo también lo hago señor y mi intención no es lastimarlo, sino todo lo contrario, brindarle amistad - Amor, era realmente la palabra, compañía, la compañía que su propio progenitor no le daba, seguridad, un hogar, que se sintiera cómodo, que supiera que había alguien que le apreciaba.

Lo observó levantarse para irse, sus ojos perdieron levemente esa calma para mostrar preocupación, el mayor sin duda alguna se preocupaba por Josh, solo que tenía una forma distante de demostrarlo, repasando esa charla... ¿Era esa la charla de un padre amenazando al novio? ¿ACABABA DE TENER ESA CHARLA? ¿Cómo se le ocurrió decirle esas cosas? Y toda la serenidad que tuvo al hablar se perdió en el momento que Adrien pegó su frente a la mesa totalmente desesperado ¿y si le prohibía a Josh dejar de verlo? - J'ai fait un fou, bête, bête, bête (1) - Se repitió varias veces al borde de una crisis nerviosa, mordió su labio sabía que estaba siendo pesimista pero la posibilidad le aterraba, no quería perder a Josh pero posiblemente posiblemente eso ocurriera ¿cierto?

Claro que en medio de sus pensamientos nefastos nublados por el miedo no analizó que si realmente Francis no quería que viera a Josh le hubiera corrido de la casa en ese instante. Siguió arrepintiéndose de todo lo que dijo ¿de dónde había salido toda esa fanfarronería? Porque a pesar de que no actuó indecente, ni pretencioso él lo sentía así, ya de por si le desagradraba al padre de Josh... ¡Josh! Alzó su rostro para verlo, después de todo aún tenía su cabeza apoyada en la mesa. Su expresión cambió por una de alivio, verlo ahí, hablándole y luego el abrazo. Tenerlo en sus brazos hizo que volviera a la realidad... Estaba ahí, junto a él, debería disfrutar de esos momentos no sabía cuanto durarían... Ahí estaba nuevamente esa nube que nublaba su pensamiento, que le hacían caer en una inseguridad.

Al llegar al sillón se apegó más al cuerpo de su novio, abrazándolo con fuerza mientras su rostro se escondía en la curvatura del cuello ajeno, su corazón desbocado no disminuyó la frecuencia cardiaca sin embargo, esta vez se debía a otra razón nada nefasta como el miedo de haber enfrentado al progenitor de su novio, sino era precisamente por tenerlo consigo - Je t'aime - susurra, repartiendo suaves pero cariñosos besos en esa zona de piel -Je t'aime - Vuelve a decir temiendo cortar ese momento y que todo fuera un agradable sueño, que su pesadilla fuera no verse al lado de Josh -Je t'aime, Je t'aime - Alza su rostro, le besa con cierta necesidad, quiere sentir los labios ajenos sobre los suyos, asegurarse que su relación sigue siendo la de un noviazgo. Sin querer una de sus manos acaricia la piel del abdomen ajeno ¿en qué momento se colo debajo de la prenda? Pero solo tenía la necesidad de constatar que el Josh frente suyo no era una ilusión, que era real.

_______________________________________________
(1) Cometí una locura, tonto, tonto, tono
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Miér Dic 27, 2017 6:42 am

Lo miró con un aleteo de sus pestañas al parpadear, ¿de qué estaba hablando? — Claro que lo sabía —le dijo aunque era mentira, alzando el mentón en un gesto orgulloso. Qué nombre más tonto para un perfume, es decir… no pensaba que nadie realmente usara perfumes de comida. En fin, en medio de aquellos pensamientos tontos llegó el momento de compartir la mesa con su novio y su padre, a pesar de que este no sabía que el primero tenía una relación sentimental con él. O, al menos, eso quería creer.

Francis no demoró nada en empezar a hacer preguntas sobre su vida, sus padres y su futuro. Joshua miró de reojo a Adrien y después lo hizo con su padre cuando escuchó que hablaba sobre la carrera que pretendía estudiar. El mayor, sin embargo, pareció ligeramente contrariado debido a la ambigüedad de su respuesta. El resto de la cena transcurrió sin contratiempos, sin embargo, cuando Joshua abandonó la habitación, Francis no tardó en tomar la palabra. Quería dejar en claro algunos detalles de su opinión respecto a la amistad de aquellos dos. Cuando Eckhart oyó su respuesta, entrecerró sus ojos, juzgando la osadía del muchacho.

El señor no estaba particularmente feliz con la respuesta que obtuvo, aclaró la garganta. — Parece que nos estamos entendiendo entonces —le dijo, claramente pasando de aquella cuestión que le planteó. ¿Estaba dando a entender que él dañaba a su propio hijo? Que no lo hiciese reír. — Entonces no puedes decir que no estabas consciente de esto. Ten cuidado —lo advirtió antes de marcharse de la habitación para buscar a Joshua en la cocina y retirarse, aparentemente sin hacer ningún lío además del evidente del que su hijo no sabía nada.

Joshua fue a buscar a Adrien, se extrañó de verlo apoyado en la mesa, así que se acercó a darle cariño, pensando que se habría puesto nervioso de aquel repentino abandono. Ingenuo de él. Lo arrastró suavemente hasta acostarse en el sillón, abrazándolo a pesar de que el tejón se escondió en su cuello. Su corazón se dispara cuando lo oye decir aquellas palabras y su rostro sonrosado se adorna con una sonrisa tonta mientras lo busca, aunque no lo consigue antes de retorcerse de las cosquillas que le dieron los besos en su cuello, calmándose sin querer romper el pacífico momento que estaban compartiendo.

Lindo, te quiero —le susurró antes de corresponder al beso en sus labios, sin tener claro a qué se debía aquella repentina necesidad de afecto que parecía tener su novio. Pero atendía sus besos y sus atenciones con cariño, al menos hasta que se sobresaltó ligeramente al sentir la mano ajena deslizándose a través de su ropa hasta su estómago. El relieve de su piel era notorio al sentir la suavidad de las manos de Adrien, separándose para recuperar el aire. — Adri, ¿qué estás haciendo? —le preguntó con una sonrisa torpe, avergonzado por el repentino rumbo que pareció tomar todo.

No era la primera vez que se besaban, y tampoco la primera que Adrien tocaba su piel, mas sin embargo en esa ocasión sentía que todo era distinto. Sin siquiera saber por qué así lo consideraba, si sólo estaban acostados sin más. Inhaló profundamente y soltó el aire despacio, acercándose para cariñosamente besarle los labios, deslizándose por sus mejillas lentamente hasta bajar a su cuello. Sólo iba repartiendo aleatorios besos cariñosos, tratando de no pensarlo demasiado. No obstante, sonrió travieso cuando tuvo una pequeña idea, acercándose a él para acariciarle la espalda, metiendo su mano que a pesar de ser verano estaba fría a través de su camiseta y su saco.

Eres muy lindo, ¿cómo puedes ser tan lindo? —le preguntó, acariciándolo con su nariz en el cuello. Aunque el instinto pronto emergió, ese que siempre le provocaba querer morderlo, cuando sentía que estaba desbordándose del cariño que le tenía. Y por eso, sin introducción ninguna, le dio una mordida en el cuello suave, estirando un poco su piel dejando una pequeña marca roca que se borraría antes de que se dieran cuenta. La tentación de morder su oreja nació, pero no lo hizo. Adrien se había puesto muy mal la última vez que lo intentó así que era mejor andarse con cuidado.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 965
Puntos : 743
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Dom Dic 31, 2017 4:12 am

No sabe de donde había sacado esa osadía digna de un león idiota e imprudente, pero se asustó cuando el señor Eckhart carraspeó la garganta, dándose una palmadita mental felicitándose por permanecer en su sitio y no brincar asustado. Sin embargo en cuanto quedó solo, bueno, fue otra historia, tuvo su colapso de nervios y su mente empezó a visualizar los peores escenarios en un futuro, siendo el más atemorizante que le prohíban ver a Josh, por eso cuando el nombrado se le acercó, se dejó llevar hasta el sofá, queriendo aprovechar el tiempo que le pudiera quedar juntos, a pesar que el padre le dio algo así como una aprobación y estaba seguro que de volver a hacer algo así no saldría bien librado de esa.

Por mientras, los besos y mimos calmaban su ansiedad, una que se había alojado en su estómago deteniendo brevemente la digestión de la rica cena que su novio preparó. Con más besos, dejando en claro que realmente le quería, se había calmado, sobre todo cuando el otro corresponde sus sentimientos, no es que tenga duda de ello, sabe que Josh le quiere, ese sentimiento es el que les hizo dar el siguiente paso a su amistad convirtiéndola en noviazgo, además tenía presente todo lo que hacía por complacerlo, por mimarlo, no le hacía falta palabras para saber que Josh realmente le quería.

-¿Uh?- Se aleja para observarlo, en sus ansias no pensaba que era lo que pasaba, hasta que le pregunta ¿qué estaba haciendo? No podía responderle que la charla con su padre le dejó más nervioso de lo que creía, ni con ese nivel de ansiedad por constatar que todo fuera real - Yo, lo siento - Es entonces que cae en cuenta donde tiene su mano, cosa que le avergüenza, de alguna forma es la primera vez que acaricia la piel ajena, al menos esa zona, antes eran solo los brazos. Decide no responder a la pregunta, no tiene excusa para hacerlo, no quiere explicarle el porqué hizo aquello aunque ahora que lo piensa pudo haber hecho cualquier otra cosa como seguirlo abrazando, así que se quedó sin defensas - ¿te molesta? - Tal vez le molestaba, no estaba seguro, al menos sabe que todo es real, por lo tanto mueve sus manos para apartarlas del cuerpo ajeno.

No llegó a mucho, se paralizó al sentir el tacto de la piel en su espalda ¿era eso lo que sintió Josh? Sus manos quedaron al borde de la camisa ajena, sin darse cuenta la apretó entre sus dedos, arrugando la prenda - Josh... - No sabe que decirle, se ha resignado a que le llame lindo, tampoco puede decirle que le molesta las manos en su espalda, es nuevo pues solo las ha sentido por sobre la ropa, su mente formula la pregunta que le hizo con anterioridad el Ravenclaw ¿qué estaban haciendo? Su mente se nubló y su boca se abrió ante la mordida ¡por mucho que conociera cuanto su novio tenía esa fascinación con clavarle los dientes, siempre le agarraba de sorpresa!

Entrecerró los ojos, mientras un escalofrío corría por su cuerpo, ¿qué estaban haciendo? No tenía idea de ello, tal vez solo estaba adorando a su novio, si, esa debía ser la respuesta correcta, adorarlo, no era nada malo ¿cierto? - Josh... - La nariz en su cuello le produce un cosquilleo, sentía la respiración ajena chocar con su piel - Tengo miedo de que te alejes de mi - No eran las palabras que se formuló en su mente, no decía mucho más que expresar sus sentimientos, fue su primer amigo, un amigo que no compartiera lazos de sangre, ahora era su primer amor y esperaba que fuera el único, como los romances de las novelas épicas, leer tanto romance le atrofiaba la mente quizás, de ahí sus frases tan cursis y empalagosas que podrían causar caries.

Aprovechando que realmente estaban solos en aquel sitio, volvió a quitarle la gorra a Josh, para eso tuvo que apartar sus manos del abdomen ajeno, se había acostumbrado a tenerlas ahí, pero cuando logró su cometido, sonrió alegremente, pasando sus dedos por el cabello ajeno, dejando que los mechones se escabulleran de sus dedos - Me encanta tu cabello - Murmura como si fuera un secreto. Estuvo así acariciando el cabello ajeno con una mano, la otra decidió (como si tuviera vida propia) que era mejor estar en el abdomen ajeno, el pulgar debajo de la camisa acariciando con movimiento circulares la pálida piel de esa zona. Su corazón estaba levemente acelerado, luchando por controlar sus reacciones al ser un poco más consciente del nuevo nivel de caricias - ¡Cierto! ¡Tenemos postre! - Entonces se aparta de Josh como un niño enérgico al recordar que tenía el pastel que su novio le preparó - ¡Iré a buscarlo! - ¿Qué acababa de pasar? Ni idea, solo la mente de Adrien pensando en el delicioso chocolate. Besó los labios del Ravenclaw con gran entusiasmo antes de levantarse del mueble con cuidado de no caerse ni tumbar al otro en el proceso.

Pero cuando llegó a la puerta de la sala, ladeó la cabeza confundido ¿en qué parte lo había dejado? Además de desorientado ¿por dónde debía ir para buscar el pastel? Después de todo la casa era un poco grande y él era nuevo ahí, así que sí, probablemente se perdiera si iba solo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Ene 01, 2018 8:44 am

Las caricias habían tomado un rumbo inusual e inesperado a lo largo de los besos, hasta que sintió las manos de Adrien dentro de su camisa, acariciando la piel de su vientre con ternura. La vergüenza fue tal que decidió preguntarle qué hacía, cuestionando si era consciente de lo que estaba haciendo, sólo para descubrir que realmente no lo estaba. — No, no me molesta, no te disculpes... —le sonrió ligeramente, y entonces él se animó a hacerle lo mismo, acariciarlo con cariño y mucho cuidado, un delicado movimiento que ocasionó una adorable reacción en su novio, haciendo sonreír al mayor.

Ninguno de los dos sabe qué está haciendo con claridad pero si saben una cosa es que se quieren y que les gusta pasar tiempo juntos, así que no era otra cosa que una manera más de darle cariño y atención. Y, de pronto, le dio una mordida, de las que siempre acostumbraba darle cuando lo sobrepasaba el amor. Era una dolorosa costumbre que lo ayudaba a no volverse loco. Se quedaron abrazados, jugando despacio hasta que escuchó aquellas palabras, ese miedo casi irracional que tenía a que se alejaron. Suspiró, uniendo su frente con la de Adrien unos segundos, pensando en qué decirle. Lo tomó por sorpresa que le quitara la gorra.

¿Por qué me despeinas? —se quejó con él, pero no estaba hablando en serio, dejándolo acariciarle el cabello y sintiendo su dedo acariciando su abdomen. — Eres un tonto por pensar que voy a alejarme de ti, realmente… No quiero alejarme, ya hemos hablado de esto, estaré contigo mientras tú me quieras cerca —le daba algo de vergüenza que lo hiciera confesar aquello, pero no era mentira, pensaba que el miedo de Adrien era algo tonto en realidad y no pensaba que tuviese que preocuparse por el momento de ninguna manera.

No fue mucho tiempo luego que Adrien recordase el postre, el pastel que había preparado para el otro, recibiendo el beso en sus labios para dejarlo marcharse a buscar el pastel. Se quedó acostado mientras lo iba a buscar, pero pronto se dio cuenta que no iba a volver pronto por lo mucho que estaba tardando ahí, parado justo bajo el marco de la puerta del salón. Sonrió travieso, levantándose y abrazándolo por la espalda, besándole la nuca. Su mano se deslizó hasta tomar la mano de Adrien y lo jaló suavemente para que lo acompañase hasta la cocina.

¡Debes pensar que soy un terrible anfitrión! —se burló con una pequeña risa, sacando platos, cubiertos y un cuchillo que dio a Adrien para que partiese el pastel, ya que era suyo. — No pienses que estás cortando mi corazón —bromeó con él, porque realmente lo estaba haciendo, de una forma muy literal y eso le daba algo de gracia. Quizá no era la mejor idea dar pasteles de corazón. Era una fea metáfora. — Un trozo pequeño —le pidió al momento en que iba a servirle, no quería comer demasiado dulce en ese momento.

Se sentó sobre una encimera mientras lo esperaba, tomando una caja de bolitas de regaliz y comiéndose un par. No estaba seguro de qué más hacer, aunque había muchas cosas que quizá debería hacer. Por el momento decidió vivir el minuto sólo pensando en el minuto siguiente, en esos donde comería pastel junto con Adrien. Le robó el tenedor, tomando un poco del pastel ajeno y llevándoselo a los labios a su novio, alimentándolo con una sonrisa traviesa, pues justo cuando se acercó al bocado amagó a comérselo él, pese a que al final no lo hizo y se lo dio en la boca al francés, sólo estaba intentando molestarlo.

Adrien —lo llamó, lanzándole una bolita de regaliz para que la atrapase con su boca. — Por cierto… ¿Sabes? Creo que esta temporada de Quidditch promete, no pensarás asustarte sólo por lo que ocurrió, ¿no? Quiero decir… Vamos, este año tiene que ser nuestro año, seguro que Ravenclaw ganará —le sonrió con optimismo, abriéndole los brazos para que se metiera en ellos mientras todavía estaba sentado en la encimera, esperando que tomase su oferta y viniera a abrazarlo. — Además… escuché que cambiarán al árbitro, estoy seguro que los Gryffindor lo tenían comprado o algo, ¿crees que sea cierto? —le sonrió, divertido, besándole la frente antes de seguir comiendo el pastel.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 965
Puntos : 743
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Mar Ene 02, 2018 3:28 am

Al saber que no le había molestado la caricia en su piel continúa con hacerla, claro que esta vez no es toda la mano sino solo un dedo quien recorre el abdomen por debajo de la camisa ajena, a él tampoco le molestaba que acariciase su espalda, así que se relajó disfrutando de ese momento en que ambos se expresaban cariño con esos movimientos suaves, pero claro toda esa necesidad había comenzado por su parte para palpar que todo era real y que el Josh junto a él no era una ilusión, necesitaba asegurarse que no los separarían y expresó ese miedo en palabras, claro que su novio lo interpretó de otra manera y no quiso corregir que se refería más a alguien que los separara que a ellos mismos pues, tener la garantía que Josh estaría con él mucho tiempo era satisfactorio para ese momento, una bonita ilusión, un bonito sueño que disfrutaría hasta cuanto durara ¿estaba siendo pesimista? No le podían culpar, ha pasado por mucho en breves momentos y lo más aterrador no fue que Josh le dijera alejarse de los mortífagos, no, sino haber enfrentado al progenitor de éste, dándole a entender que lastimaba a su hijo con esa actitud indiferente o esperaba que el mensaje hubiera llegado, fue eso lo que derivó todo ese conjunto de abrazos, mimos y caricias.

- Te despeino porque puedo hacerlo, además ¿cómo sabes que te estoy despeinando y no estoy arreglando tu cabello? - Sonríe, puede alejar los pensamientos negativos de esa forma, su novio tenía esa facilidad para calmar sus ansias, al menos para distraerlo y olvidarse de muchas cosas, solo disfrutando del momento como si fuera una especie de casco burbuja que los encerraba a ambos y el mundo exterior quedara en otro plano ¿muy cursi? Bueno, no era su culpa, se la pasaba leyendo novelas, algunas románticas, además su sala común usualmente era todo romance y amor, algo le tenía que quedar de vivir entre Hufflepuff ¿cierto?

Pero lo que si no se le pudo olvidar ¡jamas olvidaría algo así! Era el chocolate, ese pastel que Josh hizo para él y que fue a buscar, terminando desorientado sobre todo porque olvidó donde lo había puesto. Su anfitrión fue el que lo sacó del apuro, estremeciéndose por el beso en su cuello, le pasaba a menudo, cuando Josh decidía o morderlo o besarlo en el cuello, era agradable pero le hacía un revoltijo en el estómago y provocaba esos escalofríos que por un momento creía sus piernas no lo aguantarían y caería al piso. Afortunadamente eso no pasó, en cambio se dejó guiar riendo por las palabras de Josh - Que va, eres un maravilloso anfitrión, mira que guiarme de esta forma - refiriéndose a las manos unidas - no lo hace cualquiera y si para ello tengo que seguir desorientado, entonces no me interesa conocer mucho tu casa - La idea era bromear, se supone que era un chiste ¿pero cómo podía serlo cuando acababa de declarar que le gustaba caminar con las manos tomadas, sus dedos entrelazados y de vez en cuando sus pulgares acariciándose?

- Eso sería terrible Josh - En realidad no se le había pasado por la mente esa posibilidad, ahora... se quedó observando el pastel ¿debía cortarlo? - ¿por qué me haces esto? - Niega con la cabeza, haciendo un puchero, gracias a Josh ahora no quería comer el pastel ¡menudo lío! Y tan entusiasmado que estaba al inicio por compartirlo. Pero tuvo que armarse de valor cortando dos rebanadas, no era el corazón de Josh, no le estaba haciendo daño y al final pudo repartir ambos, viendo a su novio sentado encima de la encimera. Su corazón se paralizó ante esa imagen que parecía sacada de una revista de moda, la luz daba perfectamente en el cuerpo ajeno, la expresión, comiendo regaliz como si fuera un pecado... Esa imagen daba cierto aspecto de rebeldía, uno que no había conocido y que sin duda causaba cierto estrago en su cuerpo, robándole el aire.

Tanto así que no se percató que le robó algo más que aire, que su pedazo de pastel había sido picado, pero Josh no lo comió sino que se lo dio y de forma automática abrió la boca para probarlo totalmente hipnotizado porque ahora el otro poseía una sonrisa traviesa que le daba un aspecto totalmente salvaje. Perdió cierto encanto cuando el chocolate llegó a su boca por fin, después del intento de Josh de fingir comerselo que en realidad no le molestó por estar absorto ante el cuadro frente a él.

Aletargado, como despertando de un largo sueño fue que abrió la boca nuevamente para tratar de atrapar la bolita de regaliz, teniendo cierto éxito aunque chocó con sus dientes produciendo un leve sonido de "plop" - No, no me asustaría por algo así, no fue culpa del deporte - Aceptando la oferta, sentado en la encimera Josh parecía más alto, suprimió el impulso de meterse con él por eso, en cambio apoyó su cabeza en el hombro ajeno, dejando la elegancia a un lado (algo muy, MUY, raro en él) tomó el pastel de chocolate con sus dedos y lo paseó por el rostro ajeno llenando la pálida mejilla de aquel postre - Espero que de verdad no esté comprado ¿cómo es posible que siempre ganen? - Se queja, lamiendo sus propios dedos, sonriendo por el beso - Eso habrá que verlo pero estoy seguro que Hufflepuff ganará - Bromea, en realidad es solo para hacerle grandeza a su casa, sobre todo ahora que iba a ser capitán, Danny le había confiado ese puesto y él iba a honrarlo, haciendo todo lo posible para llevar a los tejones a su gloria. Claro que esas palabras eran las que siempre decía cuando iniciaba un año escolar nuevo.

Vuelve a tomar un trozo de pastel con sus dedos, nunca esperó comer con sus manos el dulce, no de esa forma, cuando hace un par de semanas atrás le había reprochado a Laith por comer el almuerzo con las manos (una pizza en realidad) sin embargo, sentía cierta ventaja cuando se trataba del chocolate - Debo admitir que me gusta mucho tu pastel - Sonrojado, lleva el pedazo a la boca ajena rozando los labios con sus dedos para introducir el trozo de pastel, antes de que Josh lo comiera le besa, disfrutando del sabor achocolatado de sus labios, mientras su corazón late con fuerza por ese atrevimiento.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Jue Ene 04, 2018 2:47 am

Le gustaba pasar el tiempo con Adrien y últimamente iban descubriendo maneras más inusuales de hacerlo, de quererse y estar tranquilos juntos. Así como en el pasado e incluso ahora pasaban de vez en cuando el tiempo tumbados leyendo o estudiando, en el presente podían estar acostados, también, pero acariciándose y besándose, como un dulce pasatiempo que les llenaba de tranquilidad. Entendía que su novio podía estar un poco nervioso de haber conocido a su padre, pero la verdad no estaba seguro de que tuviese que estar tan mortificado, por ello prefería distraerlo.

Porque mi cabello siempre está arreglado y tú lo estás despeinando, ¿no te parece lógico? —se quejó con él, aunque la verdad era mentira. El confinamiento en el gorro lo volvía un tanto rebelde, y por ende seguía usando el gorro, una forma de hacer un círculo vicioso. — Es como tú, normalmente tienes el cabello arreglado, ¿verdad? Pues ya no —y dicho aquello, pasó sus dedos entre su pelo, despeinándolo con toda la intención, sonriendo ligeramente divertido. Y como un arma ultrasecreta para impedir que Adrien se enfadase con él, se acercó a robarle un beso, esperando que bastara para distraer su atención.

Bromeó con ser un mal anfitrión, pero Adrien le corrigió, declarando lo mucho que le gustaba que lo guiase de la mano a través de su casa, haciéndole sonreír divertido antes de llegar a la cocina que no estaba nada lejos de su posición actual, hasta darle el pastel y dejarlo cortarlo, aprovechando para hacer una broma sobre el pastel, bajándole los ánimos de querer cortarlo, lo cual era su intención original porque ver aquella vacilación en el francés era divertido, le gustaba verlo tan contrariado por dos de las cosas que más quería, el chocolate y él. Era malvado, quizá.

En el proceso de darle chocolate y regaliz, pensó en la nueva temporada de Quidditch, preguntando si no iba a asustarse por lo ocurrido en el mundial recibiendo su peso en su hombro, al menos hasta que le ensució. — ¡Oye tonto, quién te crees que eres para ensuciarme! —se quejó sin pensárselo en cuanto lo manchó de chocolate. — Nadie lo sabe —admitió, suspirando. — Sigue soñando, lindo, los dos sabemos que este año es el año de Ravenclaw —se jactó, quería que las águilas llegasen a la final y ganarla, quería cerrar con broche de oro su año, ¿era demasiado pedir?

Realmente encontraba bastante extraño que Adrien se dispusiera a comer el pastel de chocolate con sus manos, era impropio del francés dejar su supuesta elegancia para ser un chico normal, lo que a veces podía llegar a ser un tanto frustrante pero ahora era… raro y misterioso, al abandonarlo de esa manera. Pero trató de no pensar en ello, recibiendo el pastel en su boca con los dedos de su novio, su rostro se había sonrosado mientras lo comía, lamiendo sus dedos para quitar de ellos los restos de chocolate y segundos luego recibió aquel beso en los labios. Todavía le avergonzaba mucho hacer ese tipo de cosas, la verdad es que era tan raro considerando los años de amistad que tenían.

Eso es lógico, lo hice yo —se jactó con algo de vergüenza todavía, diciéndose un gran cocinero y repostero. Por el momento siguió comiendo de su pastel hasta que tuvo que bajar de la encimera para lavar el plato. Blesk venía de nuevo para morderle los tobillos, haciéndole reír. — Anda, ve y cómete a Adrien, no a mí —bromeó con el animalito que seguía intentando morder sus piernas, sólo porque estaba suficientemente aburrido como para querer ir a jugar solo, lo que hacía de ello una escena bastante adorable.

La tarde pasó de una forma bastante agradable, como era de esperarse de una tarde de verano, pero entonces la hora de dormirse empezó a acercarse. Joshua lo guio a través de las escaleras hasta llegar a su dormitorio, el siguiente piso tenía las habitaciones y la suya estaba justo frente a las escaleras. (Suite 2) Había un acceso para llegar a la biblioteca de su casa que estaba en la dirección a la habitación de su padre.

Era una habitación amplia y no desentonaba con el resto de la casa, quizá la única diferencia eran los diferentes libros en estanterías y algunos de los dibujos que Adrien le había dado pegados en las paredes, como lo estaba el que más recientemente había hecho. Era quizá el único espacio donde no había cuadros de su padre. No había demasiados juguetes más que algunos peluches de Blesk, de resto era una habitación completamente normal. Y, cómo no, el hurón había subido junto con ellos al piso superior. La cama era de tamaño grande, dos personas cabían en ella perfectamente, y pulcramente arreglada. Además, las ventanas daban al jardín trasero y a la terraza, un pequeño balcón que estaba junto a su habitación.

Sin pensarlo dos veces, Joshua se quitó el chaleco y la camisa, colgando el primero en el armario y dejando la segunda en el cesto de la ropa sucia, buscando una camiseta holgada con la que dormir. Tendía a no dormir con camiseta en su casa y menos en verano, pero con Adrien presente no tenía la misma comodidad, así que usó una a manga corta de color azul celeste. — El baño está por ahí, si quieres privacidad —señaló la puerta cerrada a un costado del armario para que entrase con confianza.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 965
Puntos : 743
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Jue Ene 04, 2018 11:03 pm

Observó a Josh, luego su cabello, luego a Josh y nuevamente su cabello, eso no podría llamarsele peinado, definitivamente no, así que miró a otro lado en un gesto con cierto desdén (1) es decir, esa mentira ni se la creía él mismo ¿Pretendía engañarlo? Cabe decir que podría ser ingenuo pero no era taaaaaan estúpido, menos cuando se tratase de peinados, aún así le gustaba mucho jugar con el cabello de Josh ¡es que era tan suavecito! Aún así le dio su respuesta, sacándole la lengua a su novio de forma muy infantil- Supongo que esta casa enorme y no tienes ningún espejo para verte en él, le estoy haciendo un favor a la humanidad en aplacar su cabello - Bromea, antes de verse despeinado, sus ojos se abren de la impresión, le permite a Josh tocar su cabello pero ... esto era ¡venganza! Iba a hacerle cosquillas, estaba en posición para tocar sus costados, sin embargo se vio desarmado fácilmente por un beso ¡como lo odiaba en estos momentos! Bueno no, le gustaban sus besos, pero odiaba que nublaran su mente a tal punto de olvidarse de su venganza, sin quedarle más remedio que hacer un pequeño puchero - Tramposo - Pero oh si, iba a esperar a que se descuidara y entonces ya vería de lo que sería capaz.

Por supuesto el momento de su venganza no llegó, primero porque pensó en el chocolate y segundo, bueno ¿Por qué le hacía pensar en el pastel con forma de corazón? Estaba tan emocionado por probarlo, definitivamente Josh podría ser muy cruel con él, al final tuvo que (con todo el dolor del mundo) romper su lindo regalo y repartirlo entre ambos, haciendo caso omiso de darle un pedazo pequeño a su novio, jah que comiera de su propio corazón a ver si le parecía lindo burlarse de él y ponerlo en esa encrucijada. Claro que al sentir lo delicioso que estaba pronto de olvidó de aquello, estaba deleitándose.

Tuvo la gran idea de llenarlo de chocolate ¡jah la venganza es dulce! ¡Literalmente! Porque ya se sabe... lo llenó de chocolate en la mejilla y aunque tuvo la idea de comerlo, se detuvo al notar que eso podría ser muy malo, algo que alguien como él no debería hacer, por lo tanto prefirió mantener una charla competitiva sobre el Quidditch, por supuesto que no iba a estar atemorizado por un evento fortuito, además Hogwarts estaba mucho más asegurada ¿cierto? Sin embargo, el año pasado los mortífagos lograron ingresar, tal vez los rebeldes también pudieran hacerlo, solo esperaba que no fuera el caso - No lo sé, Ravenclaw parece que les va mejor con la teoría que con la práctica - Se ríe y antes de que pudiera protestar tuvo otra idea, una que si llevó a cabo dado que la anterior se contuvo. Esta vez le dio de comer el chocolate directo de sus dedos, sintiendo un escalofrío cuando los lamió de una forma... ¿una forma cómo? No sabía describirlo pero le estaban pasando cosas raras a su cuerpo como sentir su corazón latir con fuerza, la sangre le quemaba el rostro de lo aglomerada que estaba y ¿hacía más calor?

¡Blesk! Maravilloso hurón lo rescató de aquella confusa escena, dejando a un lado su pedazo de pastel para hacerle cariño con la mano que tenía limpia, le sonreía mientras hablaba con el hurón - ¿quieres chocolate? Pero lo siento mucho, no te pienso dar, ya compartí mucho con tu dueño - Sí, Adrien era egoísta con el chocolate, que te compartiera uno era un gran honor, podría significar que te quería mucho como el caso de Evs y Josh, o que estaba arrepentido como le pasó con Danny y Dorcas, así que darle de aquella delicia a un hurón estaba fuera de discusión, por mucho que le agradasen los animales.

El resto de la tarde la pasó comiendo del pastel hasta que no quedó ni una migaja, compartiendo con su novio, charlando, burlándose mutuamente, la compañía del Ravenclaw era de todo menos aburrida. La noche cayó pero no se sentía agotado, sin embargo se estaba haciendo tarde, a medida que seguía a su novio hasta la habitación que éste ocupaba, con su bolso colgado en su hombro, una sensación se instalaba en su estómago, estaba nervioso, no entendía porqué, es decir era la habitación personal de Josh pero ya muchas veces ha ido al dormitorio de Ravenclaw, no debería ser distinto ¿cierto? Solo que esta vez tenían la habitación para ellos, de hecho tenían la casa para ellos solos, era mucho más privado y el tener esa resolución aumentaba más sus nervios que se iban convirtiendo en náuseas, respirar le costaba también pero trató de aparentar normalidad.

Observó la linda vista hacia el exterior, no solo eso, los dibujos, aquellos que ha hecho estaban ahí, se acercó a uno, sin poder creer que Josh los tuviera a la vista - Eh claro - Comenta, se sentía cohibido, no solo estaba en una habitación ajena, sino que era la de su novio, estar en la cocina o en la sala era algo, pero aquí era íntimo. Rapidamente ingresó al baño, recargándose en la puerta, respirando para controlarse, sin embargo la presión seguía en su pecho así que tomó el inhalador que estaba en su bolso, con varias presiones pudo sentir algo de alivio, claro, no le ayudó a disminuir la ansiedad que crecía como un monstruo en su estómago.

Podía hacer esto, se dijo, empezando a cambiarse, ordenando su ropa de forma organizada, bien doblada mientras la colocaba en su bolso. Sacando a su vez la ropa que usaría para dormir, unos cómodos pantalones de a cuadros con una camisa de algodón (2), el tamaño era bueno una o dos tallas mayores a la que él usaba, pero le gustaba sentir la ropa holgada para dormir, también era sorprendente que fuera algodón pero no seda, pero el algodón era suavecito, reconfortable. Aunque eso sí, podría no tener la apariencia del Adrien de siempre pero de que estaba combinado lo estaba.

Tardó un poco más en salir, se sentía vulnerable, aún más el pensar que Josh le vería a la mañana siguiente, de repente pasar la noche en el baño no sonaba mal ¿cierto? Pero tarde o temprano tendría que hacer acto. No supo cuanto tiempo tardó en cambiarse, acomodar su ropa, darse valor, pero al final salió del baño, abriendo la puerta con timidez, no debería ser nada raro, solo que en Hogwarts usaba otro tipo de pijama, algo más elegante porque compartía habitación (3) pero en este momento no sabía si arrepentirse de su elección, pudo traer una de esas pijamas en cambio escogió la prenda que le gustaba dormir, la que usaba cuando estaba en casa.

Bueno ya no había lamentaciones ¿cierto? Aunque podría usar el hechizo para cambiar de ropa, ya había abierto la puerta, solo se sentó en la cama jugando con sus dedos, mordiéndose el labio con nerviosismo - Eh bueno... ¿compartiremos cama? No es que quiera abusar de tu hospitalidad solo... Si, pregunta tonta - ¿Cuánto hace que no balbuceaba? Lo que indicaba que en verdad estaba muy nervioso, tanto que a pesar de todo el chocolate que ha comido, decidió sacar una calavera de chocolate la cual empezó a comer esperando que le tranquilizara.
___________________________________________________
(1) Like this
(2) Pijama imagina que se le ve muy holgada XD
(3) Pijama que usa en Hogwarts
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Vie Ene 05, 2018 1:14 pm

¿Por qué siempre tienes que molestarme? Dices que te gusta mi cabello pero siempre me estás diciendo que está despeinado y que tienes que aplacarlo, déjalo en paz, no te gusta en realidad si intentas cambiarlo —se quejó suavemente, pues era cierto de que uno no intentaba cambiar algo que le gustaba, a pesar de que él sabía perfectamente que su cabello no era el más arreglado del mundo. Y ahora tampoco lo era el de Adrien cuando lo despeinó en venganza, aprovechándose del momento para besarlo y que no pudiese regresar aquella muestra de rencor contra el cabello ajeno.

En la cocina, cogió un trapo que humedeció un poco para limpiar su mejilla y no dejarla pegajosa, discutiendo sobre el Quidditch mientras tanto, pese a que esa competitividad nunca los dejaba tener una conversación sobre deporte que no acabase en decir que su equipo era el mejor y que el otro no era igual de bueno, y, normalmente, las discusiones así acababan igual: Joshua sacándole la lengua a Adrien, en un maduro gesto de su enfado. Eso no duró mucho, sin embargo, ya que pronto lo tenía literalmente comiendo de su mano, de sus dedos, los que lamió para limpiar del chocolate.

¿Por qué le ofreces chocolate y luego le dices que no, mala persona? No te mereces a mi hurón —se quejó, levantando a Blesk para abrazarlo. Si el chocolate no fuera malo para los animales, lo obligaría a compartirle, aunque su mascota tenía gusto por otro tipo de dulces, era un pillo. Le gustaba la conversación que tuvieron luego de eso, fue bastante tranquilo, charlaban, discutían, se molestaban, justo como solían hacerlo. Claro que ahora había algunas muestras de cariño de por medio pero no es como si entorpecieran la interacción de amigos que siempre se les había dado tan bien.

Estaba todavía algo inquieto, pero al llegar a su habitación sin pensarlo demasiado empezó a cambiarse, indicándole dónde se encontraba el baño. Sus pijamas acabaron por ser muy parecidas, aunque el pantalón negro de Joshua era liso y arrastraba un poco el borde inferior, además de que le colgaba unos centímetros en la cadera a pesar del nudo que tenía. Se había recargado en la ventana para ver hacia fuera mientras esperaba a Adrien, se sentía nervioso. Era la primera vez en mucho tiempo que dormían en la misma cama estando completamente a solas, y la primera vez que lo hacían siendo pareja. Encontraba normal que se sintiese así.

Adrien estaba tardando mucho en el baño, así que al final distendió las sábanas para preparar la cama, recostándose en ella sin entrar todavía en las mantas, un brazo detrás de su nuca, el otro en su estómago y las piernas cruzadas. Entonces la puerta del baño se abrió y vio en ella al ser más perfecto que conocía, una sonrisa se dibujó en su rostro. Y segundos más tarde, se borró. — Uh… Bueno, si no quieres compartir la cama conmigo, dame un segundo y alistaré la… habitación de visitas, ¿eso te parece mejor? —se incorporó, levantándose de la cama. — Acompáñame, está… cruzando el pasillo.

No estaba seguro de a qué se debía el raro comportamiento de Adrien, pero quería que se sintiera cómodo así que caminó hasta la puerta, esperando que lo siguiera. Encontraba muy raro que de pronto no quisiera dormir con él, pero no quería pensarlo demasiado. No iba a arruinar esas vacaciones que había planeado tanto tiempo. La habitación de invitados era cómoda pero tendría que decirle a Adrien que si quería ir al baño debía salir de la habitación, ya que no contaba con un baño propio. Cuando sujetó el pomo de la puerta, miró hacia su novio, esperando darle una oportunidad de que pudiese arrepentirse o, de hecho, ir con él a mostrarle la otra habitación.


Última edición por Joshua Eckhart el Sáb Ene 06, 2018 12:13 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 23.860
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 965
Puntos : 743
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.