Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

Summer lover [Priv. Adrien Lévesque]

Joshua Eckhart el Mar Ago 01, 2017 6:42 am

Recuerdo del primer mensaje :

Las vacaciones habían llegado después de mucho esperarlas. Las primeras semanas habían sido justo como esperó, o más o menos. Sólo encontró una carta en la mesa del comedor junto con una vasta cantidad de lectura sobre artes oscuras, encantamientos y más. La carta leía que no podría pasar por casa esas vacaciones, que quería que estudiase esos libros y poco más. Joshua hubiese deseado ser un poco más frío, le dolió leer la misiva. Al final no estaba tan acostumbrado al abandono como pensaba. No pudo evitar preguntarse si en algún momento su padre lo echaba en falta, ¿es que acaso era tan poco importante, tan insignificante para que no pudiese dejar el trabajo un solo día?

Como pudo, lo ignoró. No es que fuese muy complicado, estaba acostumbrado al silencio después de todo y a veces hablaba un poco con Blesk. Las cosas fueron lentas y aburridas entre el estudio hasta que finalmente, una buena mañana, recibió una carta de Horus en la que le decía su novio que al día siguiente se verían. Se habían citado en la heladería Florean Fortescue para comodidad de Adrien, puesto que llegaría a un sitio conocido y Joshua podría ir a buscarlo yendo hasta Londres. No era tan mala idea, de hecho aquella noche ni siquiera pudo dormir de la emoción que le daba ver a su novio finalmente al día siguiente, tanto así que muy temprano pensaba de casa.

Lo primero que hizo al despertar fue ocuparse cocinando un pastel de chocolate con cobertura de chocolate. Había usado un molde especial para darle forma de corazón y sus respectivas decoraciones. Hufflepuff no había ganado la copa de las casas, así que podía decir, más o menos, que era un premio de consolación para su novio, el comienzo de aquellos dos días bañados en chocolate. Eso le había prometido a Adrien, además de que no veía por qué no consentir a su novio un poco cuando éste siempre le cumplía lo que deseaba casi en el momento en que lo descubría.

Luego de tomar un baño, le había costado encontrar qué ponerse, a veces en el colegio era sencillo porque siempre tenían el uniforme. En las calles, siendo él mismo… Por Merlín, qué nervios. Estuvo un largo rato en frente del ropero buscando qué podría gustarle a Adrien, él siempre tan elegante y estilizado, ¿podría estar a su altura? Seguramente lo deslumbraría sólo con verlo, mientras que Joshua… bueno, no creía que tuviese precisamente un buen gusto al elegir ropa. Al final se decantó por una camisa de seda blanca con un chaleco negro, además de un pantalón negro por igual, esperando que realmente fuese del gusto de su novio.

Metió el pastel en una caja de cartón y emprendió su camino, primero tendría que tomar el tren hasta Londres, dos largas horas aburridas que se acompañó de un libro de temática muggle para no levantar sospechas. Así llegó, casi por milagro, al punto de encuentro, protegiendo el pastel para que no se dañase en el largo trayecto. Esperaba que Adrien no se aburriese del camino de dos horas en tren que tenía que hacer para visitar la ciudad en que vivía el mayor. Se preguntaba a veces si se veía bien, esperando poder ver al menor luego de aquellas semanas sin poderse ver. Estaba emocionado aunque sabía que debían tener cuidado con las apariencias, pero en ese momento eso no estaba en su mente.

El gorro le daba un poco de calor extra, pero no le importaba, lo prefería a tener la cabeza descubierta en medio del Callejón Diagon. Ahora lo esperaba a entradas de la heladería, la caja en las manos mientras esperaba pacientemente, estaría muy feliz de poder verlo finalmente, no dejaba de darle vueltas en la cabeza. El vientre lo sentía anudado como la primera vez que se dieron cuenta que tenían una cita juntos, hace más o menos un mes, ¡cómo pasaba el tiempo!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1003
Puntos : 769
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Vie Ene 05, 2018 2:33 pm

Se quedó pensativo, Josh tenía razón pero él lo decía jugando en realidad no trataba de arreglar o desarreglar su cabello pero ¿y si era un gesto involuntario? ¿Realmente le gustaba el cabello de Josh? Bueno era suave y sedocito, las hebras siempre se escapaban de sus dedos cuando los acariciaba, ah tontas preguntas de los Ravenclaw, casi nunca le ganaba a la lógica de su novio, muy pocas veces era las que se podía decir ganador y aquí estaba él, pensando, teniendo dudas de sus acciones, tal vez Josh se enojó de verdad por eso ¿cómo reparar el daño? Puede que quedó un poco sensible con la charla de su padre, pero odiaba no saber lo que sentían los demás y en este momento, creyendo que conocía a su novio, ahora dudaba de si todo era un chiste o hablaba con seriedad. Irónicamente el ser despeinado fue lo que le calmo la ansiedad que subía por sus entrañas hasta alojarse en su estómago, con eso podía saber que Josh no estaba totalmente enojado, lo cual le había aliviado.

Sin embargo, no desapareció sus inquietudes hasta que pudo bromear con él, llenándolo de chocolate, olvidando su confrontación interna pues a cada momento se reía de algo que hacía o decía Josh, a veces fingiendo enojo, eso hasta ver al hurón - Bueno... tenía pensado darle pero es muy valioso para que él lo coma ¿sabes? No es solo porque sea chocolate sino porque el pastel lo hiciste tu y está muy delicioso cabe decir - Se encoge de hombros, sabe que al final es mala persona, pero bueno se le puede permitir ser egoísta ¿cierto? Con muy pocas cosas lo era y el chocolate sin duda era una gran debilidad suya, la mayoría debería saber eso, especialmente Josh.

Cuando decidieron que era lo suficientemente tarde como para irse a dormir, se cambió de ropa pensando si debería haber traído una mejor, se sentía tan vulnerable con esa, la única prenda que no estaba hecha a su medida que si bien de largo parecía no quedarle nada mal por su contextura delgada le hacía ver más ancho, incluso la franela dejaba ver parte de su clavícula y ese fue el problema por el cual tardó en salir. Cuando lo hizo se sentó en la cama justo al lado de su novio que estaba recostado, sus inseguridades al parecer pusieron incómodo al otro, cosa que no quería - Josh, espera... yo no lo decía por eso - Le sostuvo la mano, el tacto se sentía caliente pero posiblemente era porque sus propios dedos estaban fríos debido a lo nervioso que estaba. Curiosamente, en un acto que hacía más el Ravenclaw que él, lo abrazó por la espalda, encorvando un poco su cuerpo para ocultar su rostro en la espalda ajena - Lo siento, yo no sé porque estoy nervioso pero no quiero otra habitación, me gusta la tuya ¡no quiero decir con eso que tu tengas que dormir en otra habitación! Solo... vamos a acostarnos ¿si? - En parte si sabía porqué tan nervioso, se sentía expuesto a Josh y no sabe si el chico desarreglado pueda gustarle, además en la mañana... Ni siquiera sus compañeros de cuarto lo veían recién despierto al ser el primero en levantarse, incluso antes de que amaneciera - Te estoy dando un privilegio solo a ti - Susurra soltando un poco el abrazo para darle vuelta al Ravenclaw, un poco incómodo pero debía hacerse la idea ¿cierto?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Sáb Ene 06, 2018 1:30 am

Adrien tenía un grave problema al tener a un amigo y novio Ravenclaw. Porque ellos siempre tenían esa lógica, la forma precisa de tergiversar todo a su favor, la forma precisa de aplastar las justificaciones y cualquier forma de defensa en una discusión verbal. Quizá lo más importante era que, como Ravenclaw, al final uno cedía, porque sabe que no va a conseguir callarlo. Era divertido, muchas veces, para las águilas, no tanto para los demás. Así también abordó el tema de su hurón, defendiendo a su mascota a capa y espada, no quería que ese tonto lo hiciera sentir mal aunque estaba seguro que a Blesk ni le iba ni le venía.

Vas a engordar por ser un envidioso —le dijo entre dientes, aunque en realidad le gustaba lo que escuchaba. Adrien tenía eso, que lo ayudaba a sentirse mejor incluso sin darse cuenta. Sus palabras solían ser así, indicadas. — Pero no debes decirle a alguien que le darás algo si no se lo das. Adri, ¿quieres un beso? Pues no —se vengó en nombre de su hurón, sólo para molestar al muchacho que molestaba a su mascota.

En fin. Una vez que llegaron a la habitación y ambos se hubieron cambiado, Adrien se notó particularmente inseguro, así que le ofreció entregarle la habitación de invitados. La mano de su novio estaba fría, lo notó nervioso, sintiendo ese abrazo por la espalda mientras lo escuchaba. Previendo que podría tener dudas respecto a las habitaciones, le aclaró que ninguno debía abandonar aquella, invitándolo a acostarse juntos. Asintió con la cabeza, todavía con dudas encima, pero seguro de que podría hacer aquello, de que podrían sobrevivir aquella noche sin morir de nervios.

Al final se miraron, directamente a los ojos, en cuanto Lévesque le permitió girarse en sí mismo. Lo abrazó, recargando su frente en el hombro ajeno, calmándose en su cuerpo. Cuando se sintió preparado, caminó junto con él a la cama, apagando la luz. Inmediatamente luego se encendió el techo, pequeños puntos, las estrellas iluminaban el firmamento. Hace tiempo lo había dejado, cuando se acostumbró a dormir sin luz alguna, pero volvió a activar esas estrellas en su techo para comodidad de su novio y su miedo a la oscuridad. Lo tenía todo preparado, no quería que pasara nada malo en su estancia a su cuidado.

Descansa lindo —le deseó, besándole la mejilla antes de meterse en la cama. No tenía nada de sueño, estaba boca arriba mirando las estrellas. Acostumbraba a dormir de lado y abrazando una almohada, la que arañaba entre sueños, así que todavía no estaba preparado para dormir. — Me alegra que hayas podido visitarme hoy —le susurró, esperando que durmiese sin complicaciones. El corazón le latía con fuerza y no lo dejaba relajarse para dormir, Blesk se había subido en la cama y estaba ya durmiendo a los pies de la misma.

No dejaba de pensar en el chico que tenía a su lado. Poco a poco fue deslizando una de sus manos hasta acariciar la ajena, apretándola con cariño. Se acurrucó a su lado, recargando su cabeza en su hombro. Y luego lo mordió, ahí en el hombro donde se encontraba, porque se le hizo fácil. Le gustaba estar cerca de él, era cierto, pero había ocasiones en que lo odiaba. Le robaba el aliento el simple hecho de tenerlo ahí acostado a su lado, en la intimidad de su habitación. No había compañeros de dormitorio, ni nada, sólo ellos dos y el hurón. Era la compañía perfecta que se necesita en una noche de verano.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1003
Puntos : 769
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Sáb Ene 06, 2018 6:16 pm

Suspira, bien de acuerdo, entendía el punto, fue cruel con Blesk pero realmente no lo había pensado en aquel momento, sin embargo verse atrapado por sus propias palabras y más aún ser negado a un beso ¡era totalmente diferente! Admitía que en un inicio si tenía intención de darle el chocolate, pero pensarlo mejor no sabía que reacción podría tener éste al dulce ¿qué pasaba si lo lastimaba?  Por eso se había detenido aunque también era por recapacitar, darle algo tan preciado, vale amaba a los animales pero saber que ese regalo fue hecho con las propias manos de Josh bueno le hizo entrar en razón, no quiso sonar cruel pero le parecía más cruel desperdiciar el esfuerzo que hizo su novio por darle algo que hizo por sí mismo.

Pero después se le pasó el tiempo y el sentimiento de culpabilidad desapareció en él tan pronto como jugaba y charlaba con Josh hasta que llegó el momento de dormir, por sus propios nervios volvía a hacer una estupidez, que esperó resolver al abrazar a Josh, cuando sus miradas se encontraron sonrió algo apenado por su actuar, después de todo este era Joshua, el Ravenclaw que conoció en primer año, aquel que ha sido su amigo, que soportó su explosión, que le hizo daño pero regresó a él a pesar de sentir que aún no lo merecía, era una persona tan maravillosa... No tenía que temer ¿cierto? Lo ha visto en sus peores momentos, que lo vea un poco desarreglado no cambiará nada ¿cierto? Pero por más que intentaba se encontraba en un elemento que no dominaba, como algo desconocido le temía, era un ser humano después de todo, con poderes mágicos pero seguía siendo humano al fin y al cabo.

Pero se dejó abandonar por el abrazo ajeno, acariciando su espalda con suavidad en lo que Josh apoyó su cabeza en su hombro, el momento no duró mucho porque pronto estaban en la cama. Las luces se apagaron pero no sintió temor pues no todo estaba oscuro - Lo has planeado todo ¿cierto? - La realización de que su novio pensó hasta en el más mínimo detalle le hizo sentir su amor, acobijándolo en algo tan cálido. Miraba el techo con la ilusión de un niño al notar esas lucesitas, pero también como la del joven que era al sentirse amado, era mucha dicha para poder expresarla.

- Uhm, si descansa - Pero, al estar acostumbrado a dormir con su peluche de delfín, aquel que Josh le regaló en cuarto año, necesitaba tener algo entre sus brazos... Se mordió el labio, mirando el perfil de Josh, ninguno de los dos podía dormir, no se sabía si eran los nervios, las ansias, la emoción, sea lo que fuera no se sentía agotado y lo que dejaban ver esas luces, Josh mantenía sus ojos abiertos. Lo abraza apoyando su cabeza en el hombro ajeno - A mi también me alegra estar aquí contigo, no puedo creer que por fin me pudiera quedar en tu casa y que por fin tendríamos una de esas "pijamadas" - Se ríe, no cree que pijamada sea el término ahora pues no son amigos, bueno siguen siéndolo pero también son algo más.

- Josh - Susurra sin querer quebrantar el silencio de la habitación, aún estaba abrazando a su novio pero no sabía si estaba del todo dormido, sus piernas en algún punto se habían subido a las ajenas, la postura que adoptaba para dormir con su peluche, abrazándolo no solo con sus brazos sino con sus piernas. No sabe si está dormido, él no puede conciliar el sueño, como si su cuerpo se negara a desperdiciar tiempo en algo tan banal, tan trivial que podría hacer todos los días. Sus manos aún seguían frías, sin ser del todo consciente, buscando algo de calor, las introduce debajo de la pijama de Josh, dejándolas en su abdomen cálido - Estás cálido - Sonríe, a pesar de ser verano, era increíble que sus manos parecieran congeladas, pero no era más que por sus propias emociones.

Buscando más de ese calor sus manos suben sintiendo la piel ajena, quedando en el pecho de Josh, para cerrar los ojos, suspirando feliz, no está dormido, solo está explorando las nuevas emociones, su corazón late con rapidez al ser consciente de lo que estaba haciendo ¿y si le molestaba? ¿Si estaba durmiendo? ¿Lo estaba molestando? ¿Era mejor retirar sus manos? Pero no se atrevió a hacer movimiento alguno, más que sentir la piel ajena en sus manos, el calor que le brindaba, se sentía un poco nervioso ¿era muy atrevido de su parte? Ahora caía en cuenta lo que estaba haciendo, su mente se llenó de preguntas, de dudas y se puso rígido, tenso, sin atreverse a hacer algún movimiento temiendo molestar a Josh más de lo que estaba haciendo, no podía moverse ni un milímetro y menos que menos conciliar el sueño
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Dom Ene 07, 2018 7:45 am

Se había encargado de cuidarlo todo, cada mínimo detalle que pudiese ocurrir, planes de contingencia, todo. Como una especie de prueba que tenía que ser superada, la luz se apagó pero la habitación no fue devuelta a su oscuridad, no. Suspiró, sonriendo ligeramente. — Siempre lo hago, tenía que ser… perfecto —susurró. Sabía que Adrien quizá no estaba de acuerdo con la exigencia a la que se sometía, pero le gustaba que las cosas fueran así. Perfectas. Cuando las cosas son así, no hay que dar explicaciones porque todo sale bien. O al menos es lo que se espera.

Entre las sábanas y la oscuridad sólo rota por la iluminación del techo, sintió a su novio moverse hasta abrazarlo, su cabeza sobre su hombro. Suspiró suavemente, acomodándose también para deslizar una de sus manos, el brazo cuyo hombro ocupaba la cabeza ajena se movió hasta abrazarlo, oyendo su voz. Adrien era muy raro a veces, pero no comentó nada, no sabía cómo llamar a aquello. Siguió viendo el techo en silencio, ensimismado dentro de sus propios pensamientos. A veces era como si su vida se detuviera sólo un momento y él no supiera dónde debería estar, ni a dónde dirigirla. Pero la voz de Adrien, llamando su nombre, lo hizo reaccionar.

No lo miró, no todavía. Se descubrió siendo abrazado por las piernas de Adrien como si no fuera otra cosa que una almohada o un peluche, nunca tenían esa cercanía en los respectivos dormitorios del otro. Más pronto que tarde, su estómago se endureció, resistiendo apartarse de las manos heladas que se colaron por su camisa hasta tocar su piel. — Adri —lo llamó, una ligera queja, girando su rostro para mirarlo. La poca iluminación bastó para darse cuenta que el otro se había vuelto un manojo de nervios que lo hizo suspirar. Por momentos, se cansaba un poco de que no importaba qué dijera, Adrien no parecía escucharlo, siempre con aquellas dudas. Como si alguna vez él lo hubiese rechazado.

Se limitó a poner su mano encima de la otra, sólo la tela dividiéndolas y devolvió la mirada al techo. El silencio se hizo durante algunos segundos que se convirtieron en minutos, no sabía qué hacer, entonces suspiró y giró sobre su propio eje para encarar a Adrien, acomodando la almohada bajo su cabeza y en consecuencia apartándolo un poco de su cuerpo con su nueva postura. Notaba sus ojos, ese tenue brillo azulado que provocaban las estrellas de dicho color, y se acercó suficiente hasta que sus narices comenzaron a rozarse suavemente. Miró la sombra ahí, donde sus labios deberían estar y volvió a sus ojos.

Inhaló para hablar pero de sus labios no salió nada, sólo se acercó hasta terminar con la distancia entre ellos, un beso intenso y largo, no olvidaba respirar suavemente por la nariz para evitar quedarse sin oxígeno, no era competencia de contener la respiración. Su mano se deslizó a través del cuello de la camiseta de Adrien que holgada le permitía ver su clavícula, sentirla, recorriendo su hombro con cuidado, un movimiento lento. Su otra mano siguió los pasos de Adrien, introduciéndose dentro de su camiseta lentamente, un movimiento suave. No sabía qué estaba haciendo, pero a diferencia del otro no se lo preguntaba con absurdos pensamientos destructivos.

El sueño todavía no era algo palpable, pero separó sus labios y unió sus frentes, mirando hacia donde deberían encontrarse sus ojos. A veces el francés parecía ser un enigma que no comprendía y eso lo frustraba, a pesar de haber prometido que iba a quedarse al margen. Por momentos le parecía muy injusto que siempre se abriese tanto con él para no recibir nada a cambio. En la mayoría de las ocasiones, sin embargo, trataba de que no le importase demasiado y aceptaba las cosas tal y como eran.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1003
Puntos : 769
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Dom Ene 07, 2018 11:02 pm

El beso le había tomado por sorpresa, por un momento el escuchar su nombre y más en queja pensó que debía retirar su mano del pecho de Josh, pero ahora no estaba tan seguro ¿eso era aprobación? No solo el beso sino tener la mano ajena encima de su mano, siendo separada por la tela nada más. Entonces siente el atrevimiento de su novio, acariciar su clavícula estirando un poco el cuello de su franela la cual daba para más al usarla unas tallas más grande, pronto tenía dos manos encima suyo, uno acariciando por el hombro, otro justo donde le había acariciado momentos antes a Josh ¿era así como se sentía? Las emociones le estaban mareando pero no era nada malo, de hecho su cuerpo reaccionaba de forma positiva, debía ser de esa manera porque se sentía bien. Con un poco más de renovada confianza gracias a las manos de Josh, busca los labios ajenos para volverlo a besar, el anterior contacto no había sido suficiente es como si algo estuviera despertando en él pero de alguna forma, una necesidad por adorar a su novio, una necesidad por demostrarle, porque ya le ha dicho cuánto le ama pero ¿se lo ha demostrado?

Su beso parece más apasionado, buscando dejar todos sus sentimientos, traspasarlos con ese toque, de alguna forma no sabe que más hacer para demostrarle que le quiere porque, lo que en un inicio pareció solo buscar un tacto cálido ahora era más como una exploración, un volcán en erupción, algo que necesitaba hacer y es cuando sabe de alguna forma instintiva lo que tiene que hacer, tiene que seguir acariciando la piel ajena, adorando ese cuerpo, esa persona a la que tanto ama, su propia piel grita por más, los tactos de los dedos no son suficientes ¿qué ha hecho Josh con él? Necesita ser mordido, se ha habituado a los dientes ajenos clavados en su piel mientras él mismo va acariciando todo el torso, desde los pectorales, bajando al abdomen como un artista creando una escultura ¿Sabrá Josh que lo está adorando? ¿Qué lo está idolatrando? Mira la expresión ajena, la suya propia debe ser un poema, sonrojado y con los ojos vidriosos, callando un deseo. Ese torso que ha visto cuando han nadado juntos, han jugado en el Lago Negro sin embargo siento que esto podría significar algo más. Cierra sus ojos un breve momento para volver a abrirlos, su antebrazo levanta la franela del pijama ajeno por la posición en que estaban, sus ojos se desvían hacia abajo notando la piel expuesta y un sonrojo se forma en sus mejillas.

No va a entrar otra vez en esa crisis, obliga a despejar su mente de cualquier pensamiento, teoricamente no está haciendo nada malo, a Josh no parece molestarle. Se separa de los labios ajenos viéndolo con infinita ternura, pero teme abrir la boca para pronunciar alguna palabra, así que descansa su frente en el hombro ajeno, la mano que está acariciando la piel ajena baja un poco hasta el abdomen, siente que la ropa está estorbando y su corazón quiere salirse de su pecho. Inhala profundamente, roza su nariz con la ajena en un beso de esquimal, luego sonríe porque de alguna forma está feliz, no debe dejar que sus pensamientos nublen su felicidad, sin embargo se pregunta ¿Cómo se lo demuestra a Josh? Al parecer ninguno tiene sueño pero tienen ganas de explorar ¿es eso lo correcto?

Debe serlo ¿no? No ha escuchado a Josh quejarse aún. Separando su rostro del de su novio se inclina hacia abajo apoyando su oreja en el pecho del Ravenclaw para sentir los latidos del corazón, sus manos están posadas en la cintura de éste, acariciando la piel que ha sido levemente expuesta, se muerde el labio nuevamente pero se deja llevar por lo que siente, por ese amor que se supone puro. Con ambas manos, un poco temblorosas, levantan la franela del pijama hasta dejar ver el ombligo, el abdomen de Josh es atrayente, no solo le acaricia con las manos sino que deposita un beso en la piel expuesta, adorando cada parte de su novio.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Mar Ene 09, 2018 7:20 am

Era extraño para los dos, un repentino sentimiento que los llevaba a querer acercarse más, a desear estar juntos, a sentirse sin saber bien del todo si lo que estaban haciendo era correcto o no lo era. Ni siquiera parecía importante en ese preciso momento. Lo único que sabía era que tenía las manos encima de su novio, acariciando suavemente sus clavículas como si fuera un objeto que podría romperse a la más mínima oportunidad y él, él simplemente lo trataba con cuidado, casi con temor, pero no era algo que quisiera realmente hacer notar. No quería sentirse inseguro, porque cuando Adrien lo hacía le provocaba sentirse algo consternado. No deseaba ser él quien hiciese a Lévesque sentirse de esa manera.

Las manos de Adrien son frías pero lo distrae de ello los besos y las caricias de sus narices, casi queman a pesar de su temperatura su piel, aunque esta se encarga de ir regulando la temperatura de aquellas dos extremidades. Lo siente en su estómago subiendo por su pecho hasta sus costados, su ropa levantándose sin querer ente cada uno de los movimientos y, en ocasiones, su respiración resulta temblorosa al no tener ni la menor idea de qué hacer. Sólo sabe una cosa y es que ese contacto se siente bien, realmente le gustaría que se mantuviese unos segundos más, no pensaba que fuese demasiado pedir, no cuando era su novio quien lo estaba tocando.

Perder la compostura por culpa de algunas caricias parecía algo de otro mundo, en el suyo, tan frío en ocasiones, no parecía ser posible que aquello pudiera suceder. Pero mantener la calma es fundamental para que todo salga bien así que eso hace, en lugar de acariciar las clavículas ajenas lo que hace es colar las manos por su ropa para tocarlo de la misma manera en que está siendo tocado, demostrándole a Adrien una dosis de aquellas emociones que recorren su piel como terminaciones nerviosas que son tentadas. No era algo fácil de explicar para ninguno de los dos, era lo único que tenía claro.

Tampoco pudo explicar cómo su cuerpo se estremeció al sentir el beso en su piel, los vellos de su cuerpo erizándose de una forma extraña, sintiendo el calor en el rostro conforme su corazón ya de por sí agitado parecía dispuesto a correr una maratón. Fue un movimiento más bien impulsivo, sin siquiera pensarlo, el hecho de que deslizara la franela hacia arriba hasta quitársela. Lo miró sin ella, como si nunca lo hubiera hecho, cuando era mentira. La diferencia era que lo miraba con otros ojos que nunca había usado para mirar a nadie. Se desconocía a sí mismo, así de avergonzado, tan necesitado de contacto, quitándole la ropa a Adrien como si fuera poca cosa.

Inhaló y suspiró. Acarició suavemente sus costados, besándole el pecho y una de sus clavículas en un pequeño camino de besos antes de que la vergüenza se apoderase de él. Era natural. A pesar de que era el francés, seguía tan poco acostumbrado al contacto que se vio abrumado por un nuevo tipo de contacto, aunque no significaba que fuera algo malo en realidad. Sólo significaba que era diferente y necesitaba más tiempo para acostumbrarse. Lo que hizo, sin embargo, fue acurrucarse contra él, su frente contra su esternón mientras intentaba calmarse. Lo estaba abrazando, aunque sus manos quietas habían dejado de acariciarlo.

Será mejor que descansemos —susurró en la intimidad de la habitación, dispuesto a dormir pero sin soltarlo. No estaba molesto, sólo un poco abrumado, lo que le pasaba con frecuencia con las cosas nuevas a las que no acostumbraba. Es decir: como Ravenclaw y dentro de su propio sistema adoraba descubrir cosas nuevas, pero cuando estas entraban en el terreno desconocido de las relaciones sociales, las cosas se volvían un poco más peliagudas y no estaba del todo seguro de querer, todavía, indagar del todo ese aspecto. Por ahora sentía que algo había cambiado, que su relación, poco a poco, se hacía más estrecha.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1003
Puntos : 769
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Lun Ene 22, 2018 2:55 am

Subió más la franela de Josh dejando ver su pálida piel con aquellas cicatrices, no entendía como su novio podría odiarlas cuando éstas formaban parte de lo que era, puede que muchas personas que se dejaban llevar por el físico no podían contemplar la belleza de las mismas, pero pese a la actitud de Adrien por verse siempre perfecto, no era de los que juzgaban por la apariencia, además estaba viendo ese plano abdomen como un artista vería una pintura sumamente hermosa que deseaba haberla hecho con sus manos y con esto no quería decir que quisiera causarle daño a Josh sino que esas cicatrices reflejaban una historia, muy triste pero expresaban los deseos de alguien por vivir, por no dejarse consumir por las llamas del tormento, mostraban cuan hermosa era la persona frente suyo con una fortaleza capaz de afrontar las siete plagas egipcias. Sus dedos trazaban cada línea como si estuviera pintando una obra de arte o acariciando la más hermosa pintura, el valor de la misma no se encerraba en la belleza sino en la capacidad para que mostrase las emociones del artista, justo como las cicatrices de Josh, porque Adrien no podía verlas como otra cosa que no fuera un arte, una belleza, estaba idolatrando a su novio.

Pero en comparación a éste ¿qué podía ofrecerle? Le daba vergüenza y no es que su cuerpo fuera horrible, pero al lado de Josh era bronceado sin llevar realmente sol, poseía esas pecas que dibujaban constelaciones pero ¿realmente sería atractivo? No lo creía así, sin embargo el tacto, el cuidado en cada roce, cada caricia le indicaba que lo que él sentía por Josh era recíproco, así como éste no apreciaba la hermosura de sus cicatrices, Adrien tampoco podría apreciar del todo su propia belleza y eso que sabía que podía ser atractivo, es solo que le daba pena exponerse por completo ante alguien, que mostrase algo que no gustase de su cuerpo, de no ser perfecto porque sabía que era extraño poseer pecas cuando no iba a la playa y no se insolaba, puede que le gustase estar en el Lago Negro pero no quería decir que vivía ahí o que se mantuviera bajo el Sol constantemente.

Despojado de su franela, expuesto ante Josh, observaba a su novio, quien poco a poco iba quedando en sus mismas condiciones pues sus manos no se habían quedado quietas y habían subido toda la franela, queriendo quitarla por completo porque sus manos picaban en ansiedad por acariciar todo eso y sus labios por besar cada parte de esa piel. Así lo hizo, ambos estaban llegando a una nueva demostración de afecto que acabó al poco tiempo, Adrien no dejó de besar cada quemadura que había quedado grabada en el cuerpo de Josh y éste hacía lo mismo con él, besando sus clavículas, una exploración mutua como dos ciegos viendo por primera vez un hermoso paisaje obra de un milagro.

Asintió abrumado, ambos sin colocarse nuevamente la parte superior de sus pijamas, ambos acostados, acurrucados uno al otro dejando casi imposible reconocer sus extremos de lo entrelazadas que estaban, Adrien realmente no tenía sueño pero aquella exploración había causado estragos en su interior, debía aprovechar ese tiempo para reflexionar, había sido mágico y no como volar por primera vez, era esa magia que describían las historias de romance que se palpaba en el momento y te hacía sentir especial.

No supo a que hora se acostó, supuso que fue tarde porque cuando despertó ya el cielo estaba aclarando, algo curioso dado que él se levantaba antes del alba, observó a Josh parecía seguir durmiendo, los actos de la noche anterior regresaron a él, sonrojándose pero no por eso dejó de observar a su novio. Decidió levantarse con cuidado y buscar un espejo, su cabello estaba revuelto, intentó aplacarlo con las manos mientras buscaba su kit de aseo personal para lavarse. Tardó poco en arreglarse, aún con su torso desnudo, era un récord para él pero estaba más presentable que cuando se levantó, se volvió a acostar en la cama, esta vez sobre el cuerpo de Josh y empezó a repartir besos en su cuello, la noche anterior dieron un paso grande a su relación pero ahora deseaba explorar solo un poquito más, acariciaba el pecho ajeno con cierta pereza, esperando despertarlo queriendo aprovechar de su último día juntos, al menos legalmente, después podrían verse en cualquier momento que pudiera escaparse de casa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Mar Ene 23, 2018 7:31 am

Se habían mostrado frente al otro tal cuales eran, sin miedos ni complejos. Desvistió a Adrien de su franela y lo observó por primera vez con una mirada distinta, una mirada menos casta incluso. La piel se le erizó, estremeciéndose bajo los labios de su novio que besaban sus quemaduras que acariciaba como si fuesen algo sagrado. No quiso quedarse atrás y se aventuró a besar sus clavículas, su pecho con suavidad. Dos corazones se sincronizaban para latir a la par, una emoción extraña de la que se despojaron durante un momento de las inseguridades. Sólo estaban ellos, uno frente al otro, explorando sus cuerpos como si nunca se hubiesen visto.

No tardó en acobardarse, sus pechos al descubierto mientras se enredaban entre el cuerpo del otro, acurrucados en el calor del cuerpo de su ser querido. No podía dormir, pero relajó su respiración sin moverse, pensando que su novio lo había hecho, quedarse profundamente dormido. Pensando en todo lo que había sentido, tan especial, y que al mismo tiempo lo asustaba. Le daba miedo saberse tan débil a las manos de Adrien, capaces de moldearlo a su completo antojo. Sin darse cuenta, perdió la consciencia dejándose en los brazos de Morfeo tanto como lo estaba en los de su novio, protegido en ellos.

Sintió el movimiento en su cuerpo, pronto sintió su cama quejarse fría. Soltó un suave bufido y abrió pesadamente uno de sus ojos para encontrarse solo, la espalda de su novio alejándose con dirección al baño. Su comisura se estiró, divertida, al verlo recién levantado, pero volvió a cerrar su ojo, descansando los minutos que tuvo para él solo hasta el momento en que sintió su peso encima justo antes de empezar los besos. — Lindo… —se quejó suavemente, removiéndose. — Buenos días —sonrió, mirándolo. Podría despertar así todos los días y no se quejaría al respecto.

Tomó su rostro y lo besó con cariño en los labios, acariciando sus mejillas. Deslizó sus dedos a través de su cálida piel antes de ser él quien empezase a besarle el cuello de vuelta. Tenía el cabello enredado y una graciosa expresión de recién levantado que distaba de la de Adrien, quien se preocupó en no dejarlo verle en ese estado. Le pasó los dedos entre sus cabellos, rozando sus cuerpos perezosamente entre el buen ánimo que tenían por la mañana. Fue quizá que estaba adormilado que lo abrazó y sin siquiera pensarlo le dio una mordida, de esas que siempre frecuentaba darle. Sin embargo, había cogido entre sus dientes su oreja, mordiéndosela suavemente y con cariño.

Iré a hacer el desayuno —le susurró al oído pasado un rato de atenciones mutuas, besándole la frente y poniéndose de pie. Ni siquiera se molestó en ponerse una camiseta, sino que la tomó y se la puso en el hombro por si le apetecía ponérsela más tarde. La verdad es que siempre frecuentaba a ir así cuando estaba a solas en su casa, sin nadie que lo molestase. Se metió al baño para arreglar un poco su aspecto antes de salir del dormitorio, luego se encargaría de alzarlo. — ¿Me acompañas? —lo miró justo en la puerta, esperándolo para ir al primer piso.

Había estado haciendo experimentos y había encontrado cómo hacer pancakes sin usar huevos y con leche vegetal, así que eso era lo que pretendía hacer mientras todavía tenía un poco de pereza y se estiraba bostezando. Era una buena mañana, un poco nublada así que era fresca sin llegar a ser fría. Blesk inmediatamente fue a morderle las pantuflas a su dueño mientras éste se movía de aquí a allá en la cocina, pronto teniendo los platos, incluso preparó chocolate caliente para beber y acompañar los pancakes. Los sirvió en la mesa, era una buena mañana, quizá llovería. Se preguntó si aquel ave de tristes cánticos podría empezar a cantar por predecir una futura tormenta.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1003
Puntos : 769
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Dom Ene 28, 2018 4:41 am

Su sonrisa se amplió al notar como Josh despertaba, pues no se había percatado que en realidad no dormía al momento de darle besos, estaba más concentrado en mantener su determinación para haber logrado tal hazaña sin morir de vergüenza aunque la recompensa fue grande el observar como su novio abría los ojos, le llamaba con ese apodo que, al inicio le hacía morir de vergüenza, bueno aún le seguía dando mucha vergüenza pero estaba aprendiendo a tolerarlo aunque hiciera pucheros y berrinches cada vez que le llamase así, sus mejillas seguían colorándose y ya solo se quejaba por costumbre, sin embargo, lo que si no cambiaba era la sensación de calidez que le producía cuando le escuchaba llamarlo de esa manera, le subía su autoestima y no es que creyera que era feo, tampoco era vanidoso para creerse el más guapo de todos, pero sabía que era atractivo, es solo que la forma de llamarlo "lindo" era algo más allá de su físico, como si viera algo que valiera la pena.

Se estremece porque su piel se ha enfriado levemente al momento de levantarse de la cama, además las manos ajenas se pasean libremente por su cuerpo, eso junto con el beso y que realmente él también podía palpar la piel ajena le hacían enrojecer. Se mordió el labio sintiendo los labios en su cuello, estaba haciendo lo posible por controlar su cuerpo pero sin duda le estaba gustando lo que apreciaba, miraba con sus pupilas dilatadas a Josh, sus pieles nunca perdieron el contacto, él solo terminó por acortar aún más las distancias hasta que... -Josh! - Sí, su novio le despeinó ¿qué no supo todo lo que sufrió para estar presentable en un tiempo récord? Era inevitable que se enfurruñara aunque no estaba enojado porque el Ravenclaw podía tocar su cabello y él realmente no se enojaría no podría hacerlo. Sin embargo, le tomó por sorpresa la mordida en su oreja, su cuerpo tembló, su piel se erizó y claro de sus labios salió una exclamación entre sorpresa y placer, la noche anterior había querido que le mordiera, hoy se le cumplía el deseo pero en una de sus zonas sensibles.

Tardó en reaccionar, quedándose sentado en la cama mientras se llevaba una mano en su oreja, Josh había ido al baño para refrescar su cara, el beso en su frente fue otra cosa que le sorprendió, sus ojos sin perder de vista a su novio hasta que ingresó al baño, estaba sorprendido por todo lo que han hecho y que de verdad no le molestaba, sobre todo las mordidas, podía sentir su oreja más caliente que el resto de su cuerpo - si, ya voy - En lo que el Ravenclaw salió de la habitación él se quedó unos minutos más, respiró hondo para luego buscar su franela... uhm no sabía si andar en pijama, en su casa siempre estaba bien vestido, aunque cómodo... Por suerte había llevado un conjunto que era su estilo pero también podría usarlo para andar en casa.

Decidido fue a su bolso para buscar lo que usaría ese día, su corazón latía con fuerza, esperando que le gustara a Josh, sobre todo porque tenía una sorpresa... Sacó la prenda con cariño, era de su novio pero nunca se lo devolvió, fue de aquella vez que Evs le pintó el cabello de rosado y no se le quitaba el color con nada, tuvo que ir con esa prenda a todos lados. Mejor no tardar más, no quería hacer esperar a su novio en la cocina, por lo que tomó el resto de su atuendo para cambiarse con rapidez, estaba nervioso, pero satisfecho con su resultado. Dobló su pijama con cuidado y la dejó bien guardada, todo pulcramente ordenado, miró a los lados, también le daría esa sorpresa a Josh así que arregló su cama, dejándola sin una arruga, con las almohadas simetricamente colocadas, después de todo él hacía su cama en Hogwarts aunque en su casa era Perry quien lo hacía mientras él se duchaba.

Sonrió satisfecho con su trabajo, solo esperaba no haber tardado demasiado, llegó a la cocina guiado por el delicioso aroma del chocolate y los hotcakes, mirando a su novio cocinar, se acerca sigilosamente a este y lo abraza, por la diferencia de altura, coloca su barbilla en la cabeza ajena - Huele bien - Podría acostumbrarse a ello ¿vivir juntos podría ser así? Una rutina como esa no le cansaría - ¿necesitas ayuda? - Sabe que es un poco inútil en la cocina pero al menos a lavar los trastes puede, como la noche anterior. Los nervios que con anterioridad tenía por su ropa, desaparecieron con el pasar del tiempo al lado de Josh, recobrando nuevamente su confianza, aunque debía admitir que se sentía un poco incómodo usando gorro, al menos fuera de su privacidad, porque lo usaba cuando estaba solo.

Una vez que todo estuvo listo ayudó a servir la mesa para sentarse, al lado de Josh y disponerse a comer, solo que antes besa la mejilla de su novio, feliz por el día anterior y por ese día que pasarían juntos - Gracias por cocinar petit oiseau -

________________________________________
Off: vestimenta de este día https://data.whicdn.com/images/24559666/original.jpg :aw: si el gorrito es de Josh y no yaoming no se lo regresará (?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Lun Ene 29, 2018 8:18 am

Una sonrisa traviesa cruzó los labios de Joshua en cuanto oyó la queja de Adrien al saberse despeinado, una especie de venganza de que se hubiese arreglado cuando él estaba recién despierto. Jugueteaban entre besos y caricias que endulzaban el ambiente matutino hasta que en medio de un abrazo al inglés se le ocurrió una idea para morder a su novio. Sintió contra su piel cómo Adrien temblaba, y su voz se liberó de repente, pero eso ya no pareció intimidar a ninguno de los dos como lo había hecho la primera vez. Sin pensarlo demasiado salió de la cama para ir a empezar su mañana, aunque ya debía ser cerca del mediodía, lo que no tenía la menor importancia.

Dejó a su novio en la habitación mientras decidía ir a hacer el desayuno, sin importarle darse un baño por el momento, ya lo había más tarde en un futuro del que el Joshua de entonces tendría que preocuparse. Ni siquiera se dio cuenta del tiempo que había pasado mientras él iba y venía en su cocina como si fuese una obra de teatro donde él era el papel protagonista. Había cortado también un poco de fruta y ya estaba sólo terminando con los hotcakes justo cuando oyó los pasos de su novio acercarse, sonriendo para sí mismo antes de sentir su abrazo, apegándose a su pecho cuando lo abrazó por la espalda, girando los hotcakes para cocinarlos antes de oír su ofrecimiento.

Puedes ir a poner la mesa mientras tanto, estoy por terminar —le dijo para no dejarlo sin hacer nada, aunque justo entonces notó ese raro look que tenía. ¿Ese era… uno de sus gorros? Sí, el gris, el que se le había perdido luego de prestárselo a Adrien. O que creyó perdido hasta entonces. — Oye… ¡Oye! ¡Eso es mío! —se quejó repentinamente, parpadeando curioso, se sentía extraño de saber que su novio vestía así su ropa. Si bien sólo era su gorro, seguía pareciéndole extraño. — Eres un ladrón de gorros —masculló enfurruñado, aunque no estaba molesto, sólo un poco sorprendido de lo raro que era todo en esa situación.

Luego de que hubiesen acomodado todo en la mesa y se sentaran a comer, cogió una rodaja de manzana para comérsela. Le había dado un bocado cuando sintió el beso repentino en su mejilla, mirando a los ojos del francés con un parpadeo curioso. Asintió con la cabeza, sonriendo a medio lado en cuanto oyó su agradecimiento, no acostumbraba a comer con otras personas en su casa y menos que le agradecieran por cocinar, así que era una agradable sensación para variar. Los hotcakes estaban mejor de lo que esperaba, esponjosos y deliciosos, así como el resto de su balanceado desayuno, pues tomaba trozos de fruta picada o en rodajas para equilibrar su consumo, aunque seguía siendo un tanto menor a un consumo rutinario.

Luego fue casi rutinario levantar la mesa y lavar los platos utilizados, nada especialmente difícil. Sólo entonces se dignó a ponerse la camiseta, yendo hasta una de las ventanas, el cielo estaba oscuro por una tormenta aproximándose. Entonces lo escuchó, como un quejido tembloroso, casi parecido al ulular que hace el viento al pasar por entre el follaje de los árboles y las construcciones, un sonido que podía perderse entre los sonidos de la naturaleza. Pero sabía bien de dónde provenía. Dirigió una mirada al más alto, con los ojos abiertos como si no creyese aquello. Hace tanto no escuchaba ese cantar lastimero que lo creyó por mucho tiempo perdido y olvidado.

Es el augurey —le dijo en un tono bajo, como si temiese espantarlo. — Ven, ven aquí, es el augurey —le dijo. Abrió las puertas corredizas al jardín exterior, aunque regresó presuroso a tomar una manzana del frutero antes de marcharse de ahí. El jardín trasero tenía bellas flores y una pista de tiro con arco, a lo lejos podían verse varios blancos de los cuales algunos tenían flechas clavadas. Pero eso no era lo importante. Más allá del lago, dentro del bosque, apartado del camino podrían encontrarlo. La ruta de regreso podría perderse para cualquiera, pero no para Joshua.

Cuando creyó estar lo suficientemente dentro, se sentó en el suelo. Más allá encontrarían la lágrima que representaba su escondrijo, pero no querían hacerlo sentir amenazado. El desgarrador lamento se oía con mayor fuerza hasta detenerse. Los había detectado. Joshua desgarró algunos trozos de la fruta con los dientes y los lanzó a la vegetación, esperando que los encontrase como una ofrenda de paz, y rodó lo que restaba de la manzana hacia unos arbustos con dirección al nido del pequeño buitre.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1003
Puntos : 769
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Adrien Lévesque el Dom Feb 11, 2018 11:48 pm

Se dispuso a poner la mesa, no es que conociera donde estaba cada cosa, pero iba explorando con cierta timidez pues se le ha educado para no hurgar en las cosas ajenas, y estar en casa de alguien más le hacía sentir como si tocaba cosas sagradas por mucho que su anfitrión le hubiera dado permiso, pero bueno él fue quien dijo para ayudar, así que tomó los platos de donde recordaba el día anterior que lo había hecho solo tuvo que tantear dos o tres puertas para conseguirlo. Los cargaba en brazo cuando su novio se da cuenta que cargaba su gorro, aquel que le prestó hace unos meses atrás porque su querido hermano le había pintado el cabello de rosa y no que quitaba con nada - Ehm no soy un ladrón de gorros, tu me lo diste - Sonríe divertido, al inicio pensó que se lo iba a quitar, cosa que no iba a dejar porque ¡era suyo! Jhm, bueno era de Josh pero le gustaba usarlo en casa, porque en Hogwarts ni pensarlo, además combinaba con el atuendo que llevaba, había pensado por días que ropa llevar y si era buena opción, pero al parecer el resultado fue mejor de lo que esperaba -Solo soy un ladrón de tus gorros - Dijo muy ofendido (bueno no lo estaba) - No robo los gorros de otras personas - Como si el punto fuera muy relevante en aquella conversación pero no era lo mismo a su parecer.

La rutina entre ambos era agradable, sabe que aún faltaba un año pero se preguntaba si era posible que en la universidad tuvieran días como esos, durmiendo juntos, desayunando, bromeando, sin duda era muy lindo tener compañía, los elfos no contaban, solo Perry era quien le hablaba, además comía solo, y tenía el constante temor de hacer algo que molestara a su padre, aquí no tenía porque temer de la mazmorra, del frío o de la oscuridad, era tan agradable que hubiera deseado pertenecer a ese sitio. Luego mentalmente se reprochó, su padre a pesar de todo le dio educación, le alimentó, le vistió, ha hecho lo mejor posible, era humano también, uno distante pero suponía que era por la pérdida de su madre. Miró a Josh ¿si lo perdería se convertiría en su padre? Tuvo miedo de eso, miedo a que algo le pasara, iba a defenderlo, a hacer todo lo posible porque su tranquilidad no se viera perturbada.

Entre risas, juegos y charlas continuaron comiendo, era agradable, nunca se cansaría de estar con el Ravenclaw, no era monótono y aunque se quedasen en silencio era cómodo, no era una presencia que cansara, todo lo contrario era una que relajaba, que disfrutaba - ¿qué? - No esperaba tan pronto - ¡Espera! - Corre rápido a buscar entre su bolso un block de dibujo, hey que casi nunca salía sin él, el día anterior había hecho uno de ellos, ahora, quería dibujar el Augurey. Sonríe mientras baja presuroso ¡algo bueno tenía que salir de sus piernas largas! Casi sin respiración se reunió con el Ravenclaw para dirigirse al jardín, era bonito, muy bien cuidado e imitó a Josh, lo siguió en silencio pero con ansiedad hasta que se sentó en el suelo, mirando hacia la criatura que salía de su escondite al notar la fruta.

Estaba nublado, hacía un poco de fresco y posiblemente lloviera más tarde, era un clima que deseaba pues estaba por cumplir el mes con la hoja de mandragora, necesitaba una tormenta eléctrica y en verano pareciera difícil pero hoy no hacía tanto calor, cosa que era muy bueno, esperaba que pronto estuviera la tormenta. El augurey se concentró en la fruta y Adrien se concentró en la criatura, dibujando cada expresión, cada detalle de sus plumas, el bosquejo, unas líneas sin forma empezaba a adquirir la figura del Augurey junto con la fruta, su dibujo parecía adquirir vida aunque no estuviera terminado aún, pero sin duda las clases extras de dibujo mágico le ayudaron a mejorar su técnica no se comparaba al primer dibujo que hizo para Josh.

Fue agradable estar con Josh compartiendo ese momento, estaba embelesado por el ave, era hermosa casi como un fénix, cuando la fruta acabó la criatura fijó sus ojos en ellos antes de volar nuevamente, entonando su melodía. Adrien recargó su cabeza en el hombro de Josh con una sonrisa en sus labios - Fue maravilloso -Responde, contemplando donde había estado la criatura, abre los ojos al ver una de sus plumas, se aparta para levantarse y buscarla - ¡Mira! Seguro te trae suerte - Entonces se la dio a su novio - te la regalo - Se puso a la altura nuevamente de este y le robo un beso en los labios antes de alejarse nuevamente, con una sonrisa traviesa en sus labios.

Pasó un buen tiempo junto a Josh, la verdad quisiera que algo así se repitiera, bromeando, jugando, haciendo pucheros cuando el otro se metía con él, era gratificante tener libertad de comportarse como quisiera, de romper los estándares Lévesque, de poder usar el gorro que su novio le regaló, de reír o llorar si le provocaba, se le pasó el tiempo y cuando se dio cuenta era ya casi la hora de partir, debía estar a las cuatro a su casa, era una lástima que no fueran más días. Se preocupó en que todo estuviera en orden, que no se le quedara nada, respiró hondo y sonrió a Josh, no sería el fin del mundo, el verano todavía no acababa podían verse en otro momento; con un beso en los labios se despide, la promesa de en algún momento verse antes de que las clases iniciaran.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.100
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 674
Puntos : 505
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Joshua Eckhart el Mar Feb 13, 2018 10:07 am

Adrien se defendió de ser un ladrón de gorros, ¡pero lo era! ¡Ese era su gorro! — Yo sólo te lo presté porque tenías el cabello color rosa, tú lo retuviste contra su voluntad y no lo dejaste volver conmigo —se quejó, pero no hizo nada por quitárselo. Le gustaba, de alguna forma curiosa, le gustaba verlo así. — ¿Sólo te robas los míos? —aunque la intención de Adrien era la de mostrarse ofendido, no pudo evitar sonreír ligeramente, casi emocionado. Era especial. Podía parecer tonto pero en ese momento, las cosas simples eran las que para ellos más valían.

Pusieron la mesa juntos, desayunaron juntos, como si vivieran siempre en la misma casa, jugando entre ellos con cariño. La soledad no era tan mala cuando la compartía con Lévesque. Deseó que ese momento les durase para siempre, que no hubiera motivo para separarse de ese instante. Era surrealista como la presencia de una persona cambiaba por completo el panorama de un día cualquiera y estaba por mejorar, lo supo en cuanto escuchó ese lastimero cántico que helaba la sangre. Un cantar que se perdió en el tiempo hasta venir hoy a reaparecer en su ventana, pronto apresuró a su novio para ir a buscar la fuente del sonido.

Consiguió que el augurey saliese de su escondite con la fruta que le lanzaba en trozos, atento a la criatura mientras su novio hacía trazos. Le hubiese gustado tomar su mano, pero no quería interrumpirlo, disfrutando del momento que los dos tenían para compartir. Se preguntó qué hubiera pasado si no estuviese el tejón con él, ¿el augurey habría cantado? ¿Habría, como solía hacerlo, salido a verle por su cuenta, totalmente solo? No pudo evitar sonreír y desviar la vista de aquella ave maravillosa para observar al chico a su lado, precioso como sólo él lo era, concentrándose en su dibujo como si no existiera más nada. Se dio cuenta de la suerte que tenía de tenerlo a su lado.

El augurey se marchó cuando terminó de comer, sólo les dirigió una mirada y emprendió el vuelo como magistralmente había sido dotado para hacerlo. — Lo fue —sonrió sin siquiera pensarlo, recargando su mejilla contra la cabeza del otro ahora en su hombro. No esperó que se levantase repentinamente. — ¿Qué es eso? —preguntó, antes de que le entregase y regalase la pluma. — Oh… Muchas gracias —dijo desde lo más profundo de sus sentimientos, sonriéndole con cariño. Tomó sus mejillas para corresponder a su beso antes de ponerse de pie junto con él, tenían que regresar a su casa.

Lo adoraba, realmente. Le encantaba estar a su lado. Estuvieron juntos compartiendo bromas, juegos y anécdotas hasta que el tiempo se les iba acabando, haciéndoles desear que se detuviera, que les tuviera piedad y los dejara tener más días juntos. Había sido difícil convencer al padre de Adrien, así que no quería tentar a la suerte. Si pudiera, lo tendría todos los días hasta la vuelta al colegio, pero no todo era como él quería que fuese. La tarde se acabó pasado mediodía, algunas horas de hecho. Casi deseó despertar antes para disfrutar más del tiempo juntos, pero estaba muy feliz de lo sucedido.

Un beso tan largo como pudieron extenderlo fue el inicio de su despedida, esperando volver a verse pronto antes de la vuelta a clases. No quería dejarlo partir, lo demostró con un abrazo, acurrucándose contra su cuerpo y robándose su calor durante unos minutos antes de tener que soltarse con una incomodidad en el pecho. Sonrió, disimulando el acto de extrañarlo cuando ni siquiera se había marchado, y lo dejó partir, no sin antes decirle lo mucho que lo quería.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Maxence Danet-Fauvel
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 15.960
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 1003
Puntos : 769
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4023-correo-de-joshua-eckhart
Joshua EckhartUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.