Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Mala Influencia [Laith]

Adrien Lévesque el Mar Ago 01, 2017 9:03 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Agregue la hoja de mandrágora en un frasquito de cristal mientras es bañado con la luz de la luna, junto con el cabello, la cucharita de rocío y la crisálida de polilla. Esta mezcla debe dejarse reposar en un lugar tranquilo y oscuro hasta que haya una tormenta eléctrica.

Bien, eso fue lo que hizo pero no entendió que le había salido mal de la poción. Arrugó su entrecejo mientras leía las indicaciones, era bueno en pociones, uno de los mejores estudiantes que Hogwarts tenía muchos le pedían consejos, pero estaba demostrado que la animagia no solo requería de muchas habilidades, por algo no todos podían serlo. Bien recapitulemos, Hace dos días atrás fue a comprar los ingredientes para la poción de animagia, fue con Circe porque quería saber dónde consiguió rocío virgen, los demás ingredientes eran más comunes, pero ese se le hacía más difícil de conseguir. Cuando le dijo la tienda y le llevó a esta, ya ese problema fue tachado de su lista. Hoy en día se dispuso a realizar dicha poción siguiendo las instrucciones pero curiosamente no le quedó del color esperado, al menos no le explotó encima, no quería sufrir los efectos de una poción mal hecha, ha leído que podría no tener solución, además no quería ser un híbrido animal/humano. Se sentía frustrado porque era la primera vez desde que tenía 8 años que una poción no le salía mal. Volvió a leer las instrucciones pero parecía más sencillo que realizar una poción multijugos.

Tensó como estaba decidió hacer desaparecer todo mientras subía a su habitación a escribir una nota a Laith, no quería volver a molestar a Circe, además quería consultarle también sobre la poción que pensaba desarrollar. Había leído sobre los nutrientes, vitaminas, la alimentación sana y en ésta poción juntaba el díctamo con la sangre de dragón, además de la lavanda, ajo, tomillo, jengibre y diente de león que por supuesto eran muy buenos para la salud. Sin embargo no lograba tener un efecto deseado, había comprado un ratón para darle la poción experimental porque también estudió que estos animales compartían muchos genes con los humanos, eran los más acertados para hacer pruebas. Le redujo la porción de comida y le daba la poción, pero veía que se desnutría más rápido, así que el procedimiento de agregar sangre de dragón, tres vueltas en sentido antihorario mientras agregaba los ingredientes vegetales, esperando combinar sus propiedades dejando el díctamo de último porque no quería una explosión, luego una vuelta en sentido horario... No sirvió ¿eran los ingredientes? Se había asegurado que podrían servir, ninguno poseía cualidades que causaran un desastre y no eran venenosos.

Su segundo intento ese mismo día no era mejor, eso sumándole que la poción para la animagia le había salido mal hizo que escribiera a Laith, era un sanador y una animago, podría orientarle en ambos casos, tal vez a los ingredientes le hacía falta otra cosa, o era el procedimiento inadecuado para que los agentes que deseaba se activaran. Sabía que realizar una poción nueva no sería fácil, ingenuamente creyó que una tan sencilla como esa no sería tan complicada, pero aquí estaba sufriendo. Después de explicarle a Laith algunas cosas, como que no entendía porqué la poción le salió mal y qué podía hacer para extraer vitaminas involucrando una poción. Esperó su respuesta.

El lugar dónde se verían era totalmente nuevo para él, después de todo no salía mucho de la mansión y a penas si conocía muy poco el callejón Diagon. Llegar a Londrés Mágico, bueno a esa parte de Londrés Mágico fue todo un conflicto y casi se pierde, pero aquí estaba, lo había logrado, estaba maravillado por lo asombroso que se veía la ciudad, esperando a Laith sacó su caja de moscas de chocolate para comerlas, estaba sentado en una pequeña banca en aquella zona comercial aunque no era tan pequeña como el Callejon Diagon, había el suficiente espacio para que las personas caminaran sin chocarse.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Laith Gauthier el Dom Oct 15, 2017 1:24 pm

No notó a Adrien muy convencido con su explicación, acarició el bode de la mesa mientras pensaba en ello, ¿quizá debería simplemente dejarlo estar? No, un último intento, sólo uno más. — Cuando… era más joven y recién me había graduado… tenía problemas —le comentó lentamente, sólo como una anécdota personal que podía, o no, servirle. — Así que viajaba mucho, a todos lados, a cualquiera que me lo propusiera… Y en uno de esos viajes en avión ocurrió un accidente, y yo era el único médico —no estaba mirando al chico, miraba la mesa ahí donde acariciaba. — Si yo me hubiera rendido cuando el primer RCP no me salió bien, si me hubiera dejado llevar por el pensamiento de “no sirvo para esto” o por la presión, ese hombre habría muerto —se encogió de hombros, alzando las cejas. — Si uno no cree que puede conseguir lo que hace… mal lo lleva.

Sólo esperaba hacerlo reflexionar en aquello, ver si, como aquella historia que le contó, podía tomar algo de ella para hacerla suya y aprender algo al respecto. No eran cosas que compartiera con todo el mundo, pertenecían a una época oscura dejada en el olvido, pero no por ello podía negar que ocurrieron. Por suerte el tema denso no duró mucho, consiguieron cambiar de tema fácilmente. Se encogió de hombros con una sonrisa traviesa al oír que él no le veía lo divertido, por ejemplo, a comer con las manos y se levantó de la mesa, ¿se le escaparía? Lo dudaba. No se levantó ni se movió del lugar, salió de ahí con… ¿un cuchillo y tenedor? Tuvo que morderse la lengua para resistir la tentación de reírse. Menudo niñato, ¿de dónde los había sacado?

Demasiado tarde —comentó, pues ya había pagado cuando el niño le dijo que él podría haberlo hecho. — ¿Hmn…? Ah, es… se llama “cigarro”, es lo que se dice una droga legal, yo no la recomiendo realmente así que es mejor que no lo pruebes, en especial porque es básicamente meterte humo en los pulmones, tu asma agradecerá que le evites la pena —era como muchas drogas en el mundo mágico, no tan difundida pero existente, así que no vio muy raro que el crío no supiese qué era al verlo. Él la verdad era más partidario de otro tipo de plantas que se fumaban pero no iba a explicarlo mucho.

Lo había guiado hasta su calle, donde puso en marcha uno de sus siguientes planes. Lo llevaría a cabo en su departamento en una habitación habilitada para ello, pero lo importante ahí no era el qué, sino el por qué. Lo soltó una vez que el chiquillo soltó su varita para permitirle levantarla. Él no lo llamaría precisamente “entrenarlo”, pero no pudo explicarlo antes de que el enano (por edad, al menos) comenzase a preocuparse por el tema de lo nomaj de la situación. Normalmente no le costaba tanto hacer acopio de paciencia, había que entender que el pobre sanador iba con resaca después de todo.

Tu plan tiene dos fallas: la primera es que no puedo enseñarte a tener un duelo si no puedes hacer magia y… vamos, en serio no podría hacer mucho en el Ministerio, sólo lo dije porque estaba convencido que no terminarías el hechizo —confesó después de todo. Si realmente hubiese ocurrido, se habría echado la culpa y pagaría por la multa y la advertencia que el Ministerio le pusiese. Pero estaba casi seguro de que no ocurriría. — Lo segundo es lo que quiero que precisamente entiendas, sé que no es fácil un acercamiento cuerpo a cuerpo para magos pero si ocurren y ese mago que se enfrente a ti sabe lo que yo, estarás metido en muchos problemas, ¿has visto lo fácil que te he desarmado? Por eso, si acaso tienes un enfrentamiento así o, como ahora, realmente no puedes usar la magia, es necesario que sepas cómo evitar que te desarmen y cómo desarmar a alguien —le explicó, esperando que entendiese su punto. — Si no quieres o no te interesa… bueno, no puedo hacer nada entonces.

Al final había cedido. Un dicho que le gustaba mucho dictaba: “es parte de la cura el deseo de ser curado” y se aplicaba a todas las ramas de la vida. Era parte de la enseñanza el deseo de aprender. Si Adrien no creía que una “técnica nomaj” le servía, entonces no la aprendería ni aunque lo obligase a ello, no era tanto como la pizza a la que sí que lo obligó, pero era más importante. Le hizo una indicación para que lo siguiera de nuevo, estaban cerca así que le llevó poco subir hasta su departamento, el que abrió con su llave. El lugar era amplio y estaba impecable, las tres puertas que llevaban a habitaciones diferentes cerradas.

Siéntate en la mesa, te enseñaré algo que no todo el mundo tiene el privilegio de ver —le dijo. La zona de Laith era una de esas que tenía electricidad, como algunas, en especial las más aledañas a zonas nomaj, así que tenía un refrigerador y una cafetera eléctrica, enchufes por supuesto y luz eléctrica. Algo que magos en zonas más céntricas o fuera de las calles de Londres ni siquiera considerarían. Sus vecinos, por ejemplo, no tendían a usar mucho la electricidad, en especial no luego de lo sucedido. Él se la jugaba un poco, ya habían revisado su casa después de todo, era improbable una segunda revisión, donde había escondido todas las cosas eléctricas perfectamente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 25
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 3.750
Lealtad : Neutral
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 579
Puntos : 487
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier

Adrien Lévesque el Dom Oct 15, 2017 4:56 pm

Con ese ejemplo entendió lo que quería decir, claro que por dentro se preguntaba ¿qué era una avión? Pero sin duda el mensaje fue claro, era más o menos lo que había captado con anterioridad, no debería darse por vencido sí, por eso iba a continuar con su poción, aunque aún se sentía algo decepcionado de sí mismo por haber fallado en la de animagia, iba a convertirse en uno.

Al terminar con aquella clase de tortura, aunque debía admitir fue algo deliciosa cosa que no iba a decir en voz alta, claro que no, a pesar de todo tenía algo de orgullo y no le iba a dar la razón a Laith sobre ello, menos porque seguía pensando que la pizza debería comerse con cubiertos, no de esa forma caníbal, no era un sándwich ni un caramelo, aunque tenía masa, puede que no era cubierta por otra masa ¿podría considerarse un pan? Ah, ¿qué cosas estaba pensando? Eso no era relevante en éste momento, pero había muchas cosas a las cuales era ajeno, como el "cigarro" - ¿Para qué quieres entonces meter esa cosa en tus pulmones? - Pregunta sin entender el motivo ¿dañarse las vías respiratorias? Él padecía de eso, no era algo bonito, sobre todo porque habían ocasiones en que se le infectaban lo que le producía fiebres y en invierno debía tener más cuidado ¿Por qué alguien quería padecer de eso? En su lógica no habría una gran explicación, claro sin saber que aquello podría producir algo más que una enfermedad respiratoria - ¿Qué efecto tiene? Si es una droga debe producir algo, ¿es calmante? ¿Te quita algún dolor? ¿Cura alguna enfermedad? - Habían pociones que eran como una droga, claro, pero la mayoría con fines médicos, otras con fines ¿placenteros? Bueno cada quien en lo suyo ¿no? Pero en su mente no entendía porque Laith recurría a eso.

Al llegar a la calle destinada creyó que el cigarro afectó la mente de Laith ¿cómo le pedía hacer magia con la restricción de no hacer magia fuera del colegio? Pero ni bien pudo terminar el hechizo uno que no causaría grandes daños al otro simplemente reír, sin embargo fue sorprendido al verse preso de aquella forma que le obligó a soltar su varita, claro que sin intenciones de herirlo el sanador le soltó. Entendiendo la utilidad de aprender algo así asintió ¿qué importaba si era muggle? Siempre y cuando sea para ser un mejor mago ¿cierto? Además podría serle de utilidad en algún momento a pesar de dudar realmente si aprender, estaba entre el deseo de querer mejorar y su razonamiento que le indicaba que esto iba en contra de su educación.

- Bueno, no dudo que sea importante es solo que... - ¿qué podría decirle? Ingresó al lugar sorprendido, era pequeño, creía que solo su comedor cabría en todo el apartamento, pero no era vacío, se sentía un hogar, totalmente diferente a las paredes frías que llamaba casa - Es lindo - Musita, no hay malicia, al contrario está fascinado con lo acogedor que es, rápidamente obedece sentándose - ¿qué me mostraras? - Y para esta altura sonaba como un chiquillo ansioso, si, lo de ese acercamiento físico le había dejado anonadado, claro que se daba cuenta que había muchas cosas que no conocía, el debate interno persistía pero a eso se le sumaba la curiosidad, el querer descubrir un mundo nuevo.

- ¿Me enseñarás a hacer eso? Ya sabes quitarme la varita - Pregunta, mientras observa los enchufes con curiosidad, claro no se mueve de su asiento, permanece como todo señorito con la espalda correctamente pegada al espaldar de la silla, moviendo solo su cabeza con sus ojos descubridores, como un niño viendo por primera vez el mundo, pero temiendo preguntar qué eran tantas cosas extrañas
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Laith Gauthier el Lun Oct 16, 2017 4:34 am

Al explicarle qué era y los peligros para alguien asmático como él que producía un cigarrillo, Adrien tuvo la comprensible duda del para qué quería entonces usar esa droga y los efectos que producía que provocaba que quisieran consumirle. — Actúa en el sistema nervioso como un sedante que estimula determinados nervios para generar placer, digamos que te embriaga durante un rato y sirve para aliviar el estrés y la tensión durante un breve periodo de tiempo, aunque tiene muchos efectos negativos —le explicó desde el principio más técnico que conocía, uno de los gajes de ser médico. Cada quien se mataba a su manera, Laith nunca había sido un buen ejemplo y, más importante aún, nunca había dicho que lo fuera.

Con aquella demostración de habilidad, Adrien tomaba la decisión de si quería saber cómo hacerlo o si se conformaría con la magia para resolver todos sus problemas. Por lo pronto lo subió hasta su departamento, vivía solo pero eso no significaba que fuera un mal sitio, era después de todo el lugar donde residía alguien de corazón cálido, normal que pareciese un hogar. Mira por encima de su hombro al crío cuando dice que es un lindo lugar, pidiéndole que se siente en la mesa mientras él se acercó a un pequeño estudio detrás del sofá para buscar un enorme libro viejo en una estantería que ahí tenía con doble cara, se veía desde el estudio y desde la sala de estar.

No lo sé, depende de si tú quieres, no puedo obligarte a aprender algo que no quieras —le respondió, acercándose hasta dejarle en frente aquel libro con mucho cuidado. — Estás frente al recetario de Clark Gauthier —anunció después de un breve silencio, esperando ver qué tipo de reacción tenía. Había un par de tomos más, pero creía que ese era el que más le interesaría a Adrien, pues versaba sobre pociones curativas. Había otro sobre pociones de utilidad y otro sobre venenos y antídotos. — Creí que te interesaría ver esto —comentó, rascándose la nuca con un bostezo, Adrien le había mostrado mucho interés a su apellido, así que era un privilegio.

Dejó a Adrien mirar aquel enorme cuaderno mientras se acercaba a su nevera para sacar una lata con jugo, recargando la cadera en la encimera de la cocina mientras agitaba la bebida para evitar la condensación al fondo de la lata. La abrió y dio un largo trago, mirando si el joven podía encontrar su ayuda para su poción entre las páginas. El tiempo no pasaba en vano y las hojas yacían amarillentas, pero el contenido, la presurosa caligrafía de Clark, era perfectamente legible. Las notas estaban en francés, pero Adrien no debería tener problemas con ello a menos que se usase un término quebequés.

No puedo dejar que te lo lleves, pero si te hace falta te puedo dar papel y tinta para que transcribas lo que te haga falta —propuso, sacando su teléfono para poder mirar los mensajes que tenía. Ahora que estaba en la privacidad de su casa, a nadie le interesaba lo que hiciera o dejara de hacer. Se llevó al mentón el aparato cuando empezó a pensar en algo, le estaban pidiendo ayuda para curar a alguien y tardó lo suyo antes de que se le ocurriera algo y lo regresara en forma de texto. Los fugitivos que no tenían facilidad para ir a que los revisasen en un hospital necesitaban otro tipo de ayuda y ahí era donde entraba él.

Se dio cuenta que quizá Adrien no era muy de fiar, pero le estaba abriendo los brazos. Lo mínimo que esperaba de la gente que ayudaba tanto era que no lo vendieran por traidor. Había, sí, gente muy malagradecida, pero llevaba semanas sirviéndole de psicólogo a Adrien, le había ayudado a respirar en un ataque de alergia, ahora le dedicaba su tiempo, le mostraba escritos que pocos habían visto. Debería compensar que no les dijese a los mortífagos de su atracción hacia la cultura nomaj, como poco.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 25
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 3.750
Lealtad : Neutral
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 579
Puntos : 487
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier

Adrien Lévesque el Vie Oct 27, 2017 12:50 am

Alza una ceja ante la descripción de la nicotina, de ese estímulo que le daba a su cuerpo con cada calada, sin embargo viendo muchos efectos negativos hubiera preferido por otra cosa, como alguna clase de poción con ese mismo efecto, más aquello se lo calló, no quería molestar a Laith considerando que, tal vez le enojaría sus comentarios en contra de esos métodos como una escena similar al de la pizzería. Otra cosa que le sorprendió fue aquel truco que lo desarmó sin necesidad de un hechizo solo un contacto cuerpo a cuerpo que, por muy muggle que fuera debía admitir que sería útil.

- Lo haré - Su propósito era aprender todo lo que pudiera para mejorar sus habilidades de duelo, debería cubrir sus fallas, era malo con maldiciones pero podría ser bueno con un combate cuerpo a cuerpo, sería mejor si pudiera tomar por sorpresa a su contrincante y desarmarlo. Con ese análisis es que miró al sanador con determinación, ya ha probado muchas cosas muggles, ha leído libros algo infantiles hecho por seres sin magia, su favorito sin duda seguía siendo Alicia en el País de las Maravillas, toda la saga de esos libros, incluso tenía la colección escondida para que nadie sospechara, otra cosa muggle en su vida no le haría mal, quería creer que sería lo mejor en un futuro.

Se sorprendió el tener un libro tan antiguo en sus manos, sus ojos brillaron de emoción por notar que era de pociones, ese momento se olvidó de seguir detallando la casa, creía haber visto algo que suponía era electricidad, o creía que era eso porque no estaba seguro de esas cosas. Pero el libro en sus manos cambió todo, empezó a ojearlo viendo la cantidad de pociones, de ingredientes, de porqué se usaba una mano, era tan genial - Eh si, necesitaré de eso por favor - No le importaría escribir, sentía que tenía en sus manos el poder en pociones. Lo dejó abierto en una parte sobre pociones curativas, no estaba seguro si la que pensaba entraba en esa categoría pero leía los ingredientes que usaban muchas y el proceso. En el momento de tener los implementos empezó a escribir, además de sacar cálculos con ayuda de la aritmancia, puede que el libro no lo dijera, pero él notaba las similitudes entre algunas pociones que se describían y con eso, podía notar los errores de su anterior poción, primero la llama, segundo que la sangre de dragón debió dejarla de último... Así fue, anotando muy concentrado hasta que su cuello le dolía ¿cuánto habría pasado?

Al alzar la vista, se avergonzó por haber olvidado que estaba en casa ajena - Eh gracias Laith - Entonces observó el aparato en sus manos - ¿qué es eso?- Y al observarlo encajaba con la descripción de Dorcas - ¿es un tefelono? ¿celula? ¿tefono? - Ay, se arrepentía de no acordarse mucho de lo que era, solo entendía que actuaba como una Red Flu portatil y sin magia, pero era la primera vez que veía uno. Se asustó por su propia curiosidad, más que eso era por mostrar su conocimiento en algunas cosas muggles, claro Laith no debería enojarse, entregarlo a su padre o regañarlo por eso cuando él mismo cargaba muchas cosas no humanas, pero no se supone que deba saber sobre esos aparatos ni que nadie debería tener el conocimiento sobre ello, solo esperaba que pasase por alto su pregunta.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 1.650
Lealtad : Ambigua
Patronus : Ninguno
RP Adicional : ---
Mensajes : 546
Puntos : 411
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t4368-adrien-levesque-relaciones#68716 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4369-mi-diario-cronologia#68721 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4359-adrien-levesque-id#68627

Laith Gauthier el Miér Nov 01, 2017 4:44 am

Adrien aceptó, sorpresivamente, su oferta de enseñarle a defenderse al menos un poco. Era inusual, pero Laith no se mostró desconcertado aunque lo estaba. El sanador acostumbraba a actuar como si todo lo tuviese bajo control, incluso cuando no lo tenía. Fíngelo hasta que lo consigas, era uno de sus tantos lemas, esos principios que regían su vida. Se lo apuntó en la mente, como una de esas cosas que tenía que hacer, pero primero había otras cosas que quería hacer, como mostrarle aquel libro tan antiguo que había pertenecido a su abuelo antes que a él. Su emoción no pasó desapercibida para el sanador, quien le ofreció papel y tinta para pasar apuntes del libro.

Se acercó a buscar hojas de papel y tinta, aunque sus hojas eran rectangulares y su tinta era una pajilla. Laith poco usaba tinta y pluma, pues consideraba poco útil el riesgo a poder arruinarlo mucho, pero un bolígrafo no tenía normalmente esa molestia. — Ten, con esto anota —le dijo con calma, permitiendo que se distrajera escribiendo. Él había estado usando su teléfono hasta entonces, al menos hasta que el muchacho volvió a hablarle, alzando su mirada hasta él. Casi al mismo tiempo, soltó una risa mientras lo oía intentar adivinar el nombre del aparato. — Teléfono celular o móvil —le dijo con una sonrisa.

Era inusual que el muchacho supiera qué era aquello, pero imaginaba que en algún momento alguien con crianza nomaj podía habérselo dicho. Incluso Archimedes, el profesor de Estudios Muggle que había conocido hacía algunos meses. No quiso preguntarlo por no comprometer al profesor, así que simplemente se acercó a él para mostrarle el teléfono. Tenía puesta su pantalla de inicio, las aplicaciones y Daario Naharis de fondo, el actor de Juego de Tronos del que estaba perdidamente enamorado platónicamente. Dejó que lo tomase y lo explorase un poco.

Sirve para comunicarte con la gente, ¿sabes? Puedes enviar mensajes por medio de esto o hacer comunicaciones verbales, incluso puedes ver a tu interlocutor… O tomar fotografías, también sirve para eso, es muy útil —le explicó, dejando que entrase a las aplicaciones si quería. Cuando dejó el aparato, lo volvió a tomar y abrió la aplicación de la cámara. — Ven aquí y sonríe —le dijo, poniendo la cámara frontal donde se veían ambos y tomó algunas selfies del recuerdo. Las fotografías evidentemente no se movían, sino que estáticas se quedaban en la misma posición en que habían sido tomadas.

Guardó el teléfono con las fotografías y también el cuaderno cuando Adrien lo hubo desocupado. Luego le hizo una indicación para acercarse a una de las puertas, donde al abrir tenía un pequeño gimnasio personal. Algunos aparatos de ejercicio, pesas y un saco de boxeo, por ejemplo, estaba alfombrado con una almohadilla por si se caía al entrenar algún movimiento. Había algunas protecciones para manos, para cuando boxeaba, y guantes especiales colgados en la pared. Pero en general era espacioso para la labor que quería hacer.

Bien, aquí te voy a enseñar a hacer ese movimiento y algunos otros más, ¿estás de acuerdo? Lo estás —dijo sin darle opción a opinar. — Verás, este tipo de defensa personal es básico para los nomaj en especial en zonas peligrosas… Nunca está mal saberlo, sin embargo. Lo que tienes que hacer es sujetar la muñeca de esta manera —tomó su mano y lo hizo sujetarle su propia muñeca, para que Laith fuera a quien sometían. — Al moverla así existe el riesgo de quiebre, así que la persona automáticamente va a girarse de este modo —le mostró cómo girarla y cómo respondía la otra persona, todo con lentitud para que no le hiciera daño. — Llegados a este punto no hay forma de girar más, así que o suelta el arma o le quiebras la mano.

Le explicaba paso por paso, quería que lo comprendiese. Lo dejó realizar el movimiento algunas veces de forma lenta hasta que lo invitó a que realmente intentase someterlo. Luego debía enseñarle cómo defenderse de esa maniobra, también. Corría el riesgo de que usase sus técnicas en su contra, pero quería confiar en Adrien y en sus propias habilidades. Se imaginaba que sería divertido un combate mágico y nomaj al mismo tiempo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 25
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 3.750
Lealtad : Neutral
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 579
Puntos : 487
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.