Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Here comes the sun ~ (ft Danny Maxwell)

Dorcas Meadowes el Vie Ago 04, 2017 1:07 am

Recuerdo del primer mensaje :


Zona de refugiados | Jueves 03 de agosto | 16:30 hrs.

Ya ha de ser un mes de que llego al refugio; y pese a que el panorama social mágico no había demostrado notables mejoras, ella se sentía mucho más a gusto que tiempo atrás. De hecho al menos su habitación –gracias a la ayuda de Fly al traerle parte de sus cosas- le entregaba todo lo que se podría decir : un ambiente de hogar.

A su vez el refugio había crecido considerablemente desde su llegada, ahora contaba con un hermoso invernadero, una zona de juegos, y una pequeña pero acogedora biblioteca que hacían mucho más amenos los días dentro de aquel lugar, para personas como ella que, las posibilidades de salir eran prácticamente nulas.
Era domingo o al menos se respiraba aquello, era de esos días en que todo te llevaba a procastinar. Aunque tampoco es que tuviera que hacer mucho, más que leer, practicar hechizos y  pociones, seguir informándose o estar allí atenta por si la llegasen a llamar a un misión.

Suspiró y se tumbó en su cama, giro su rostro y se dedicó un buen tiempo a observar las fotografías muggles colgadas en su pared. Mientras que de paso recuerdo tras recuerdo  iban visitando a su cabeza sacándole una que otra sonrisa.

Tuvo el impulso de levantarse, pero volvió a caer cediendo todo su peso. Sabía que podía estar repasando el movimiento adecuado para generar un perfecto Capacitas operio y así por fin traerse todo sus libros de casa. Pero no, ahí estaba sin hacer nada más que respirar porque si no pum se acabó. Pensó por un momento la posibilidad de ir a la habitación de algún otro refugiado y pasar un agradable momento pero luego se arrepintió pensando que podría llegar a ser una molestia.

Estiró su mano y cuidadosamente sacó una fotografía de la pared, sonrió melancólicamente. Ya pronto se cumplirá un año desde aquel momento, y todo había cambiado tanto desde entonces. Allí todo era alegría, y tanto como los que persiguen o son perseguidos el día hoy, esa noche bailaban y reían a la par, celebrando la hermosa unión entre Fly y Drake. Soltó una pequeña carcajada al recordar cómo esa fotografía inmortalizaba el eufórico andar de ambas tejonas, quien – cabe destacar- dieron todo en la pista de baile aquella noche.  En el momento en que volvía a  situar en la pared la fotografía, como un acto de magia de esos que no necesitan precisamente de una varita escuchó una voz muy familiar proveniente  del pasillo, provocando que una enorme sonrisa se apoderara de su rostro.

- ¡Danny! .- exclamó emocionada, para luego levantarse de sopetón y dirigirse a abrir la puerta de su habitación y encontrarse con la rubia cabellera de su amiga. Se abalanzo a abrazarla fuertemente. Y no es que no la viera hace mucho tiempo, ya que desde que llegó al refugio y se enteró de que su amiga se encontraba bien y que más aún era parte de la Orden al igual que ella, no pasaban más de dos  sin que la rubia los visitara al refugio. Pero siempre, sin importar el día, era  agradable contar con la presencia de la tejona. Y más aún, cuando era sorpresa como en esta ocasión.

- ¡Qué alegría verte por aquí! Estaba a punto de fundirme y ser una con mi colchón por toda la eternidad.- dijo divertida y toda dramática mientras se alejaba de ella ofreciéndole un puchero para luego reír. Le abrió paso para que entrará a su habitación, y se subió a su cama para sentarse en ella y apoyar su espalda en la pared.- Justo estaba viendo la fotografía que nos tomamos en el matrimonio de Fly y Drake, salimos todas felices, mira…- le dijo tendiéndosela con una enorme sonrisa.

- Danny, quiero sol. Quiero sentir el verano, quiero ir a la playa, quiero salir un poco de acá…- se sinceró.- Hoy he estado en esta posición desde las nueve de la mañana.- admitió con una sonrisa traviesa.- ¡Oh! ¿Lograste saber algo más de Rhea?.- preguntó de sopetón cambiando rotundamente la dirección de la conversación. Danny tenía muchas más posibilidades de averiguar cosas al no encontrarse precisamente en el ojo del halcón, por lo que se enteró de que su querida amiga Rhea, gracias a Merlin y Morgana se encontraba bien, pero ¿dónde? Era ahora el enigma que las envolvía y que estaban ansiosas de poder resolver. Y que durante las últimas semanas se había vuelto en el centro de sus conversaciones. Ya que no descansarían hasta saber que se encuentra bien.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Kiernan Shipka
Edad del pj : 17
Ocupación : 7º curso
Pureza de sangre : Hija de muggles.
Galeones : 8.150
Lealtad : Dumbledore.
Patronus : tejón<3
Mensajes : 212
Puntos : 119
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3324-dorcas-meadowes http://www.expectopatronum-rpg.com/t3332-relaciones-dorcas-meadowes http://www.expectopatronum-rpg.com/t6326-cronologia-dorcas-meadowes#92267 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3482-dorcas-meadowes-c-o-r-r-e-o#57428

Danielle J. Maxwell el Mar Feb 27, 2018 12:46 am

Preguntar en dónde las entradas fue un fracaso tremendo, ya que el señor parecía tener al mínimo la habilidad social, además de que parecía más perdido que un pedo en un jacuzzi. Por suerte, los chicos que nos encontramos en la zona de las palomitas eran mucho más agradable, dándome la sensación de que aunque nos dijesen que no, iban a ser simpáticos con nosotras. Parecían de nuestra edad, los típicos universitarios que buscan un trabajo a media jornada con el que ganarse un poco el dinero. Dorcas clavó la actuación y la verdad es que eso de enseñar la foto era CLAVE para que uno pudiese darse cuenta de quién era Rhea. Porque vamos, en Londres hay como tropecientas chicas con el pelo rubio y ojos claros.

Sussy. Eso. Se llama Sussana Rhea. —La tapadera.

No fue difícil suponer que el primero de ellos estaba bastante interesado en nuestra amiga Rhea y, por lo que también suponía, era fácil asumir que si Rhea pidió irse a otro cine fue precisamente para evitarse relaciones de más con gente que no le interesa. Tal y como debe estar su situación... lo que más necesitará es asegurarse de estar sola. ¡Y me ponía de los nervios pensar eso! Quería dar con ella para que se diese cuenta de que estar sola no es la solución. No entendía a los fugitivos que se apartaban del resto. ¡De verdad que no!

Pero bueno, no había mal que por bien no venga. Y gracias a Sussy ahora teníamos descuentos en las palomitas. Miré a Dorcas divertida por la jovialidad del chico.

Cuando la veamos le diremos que no se olvide de llamar a sus antiguos amigos del Flower. —Porque el centro comercial en el que estábamos se llamaba así, obviamente. —Muchas gracias.

Nos fuimos de allí y, al menos yo, pese a que no hubiéramos encontrado nada—algo bastante lógico—tenía una sonrisa en el rostro enorme y brillante. Habíamos conseguido noticias de ella y eso ya era infinitamente mejor que nada. Además, sabíamos que hasta hace poco estaba ahí por lo que... ¡hasta hace poco estaba bien! Pasé mi mano con la bebida por detrás de la espalda de Dorcas para darle un mini abrazo.

Algo es algo —repetí—, sea como sea, está bien. O ha estado bien. Te juro que me quería auto-convencer todo este tiempo de que estaba bien, que Rhea era demasiado fuerte como para pasarlo mal y todo eso... ¡pero joe, hasta que no lo escuchas de verdad, no lo sientes de verdad! —Suspiré, sonriente. —Qué alivio, en serio. Ya saldremos otro día más preparadas en su busca.

Era inevitable pensar lo mejor para tus seres querido, no sabía si por egoísmo o por confianza. Porque por una parte lo piensas para sentirte bien contigo misma frente a las adversidades, aunque por otra porque de verdad crees que esa persona es capaz de conseguirlo por sí sola. Pero era raro, muy raro. Una no sabía ni lo que pensar en estas situaciones, ni mucho menos por qué pensarlo. Ya era difícil pensar algo coherente, como para encima pensar el por qué. Madre mía.

DOS HORAS DESPUÉS

Salí descojonándome de risa del cine, imitando la escena que, con diferencia, más gracia me había hecho de toda la película. Y es que, cuando esa escena se presentó frente a mis ojos, fui la primera en soltar la carcajada más sonora de todo el cine. ¡Y es que me parecía fascinante lo increíblemente real que se veía todo como para realmente transmitirte lo que debía de transmitir!

Spoiler:

¡Ah! ¡Ahahahahah! —Imitaba al alien de la película, con cara de flipada y cogiendo aire divertida. —Madre mía, me parto... —Y seguí descojonándome. Tanto me estaba riendo que la gente pasaba a mi lado y se le contagiaba la risa y es que en una de estas me tuve que apoyar hasta en el posabrazos de lo mucho que me reía.

Que madre mía, la película había sido bastante mala en cuanto a línea argumental, ¿pero el resto? Te partías el culo, era sencillamente preciosa y era un diez en efectos especiales y artes 3D. Pero vamos, increíble.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.574
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1507
Puntos : 871
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Dorcas Meadowes el Lun Abr 09, 2018 4:48 pm

Ir al cine del centro comercial parecía una completa locura, pero una que podían justificar si alguien se llegaba a enterar con razones nobles e importantisimas, como lo era poder saber algo de su querida amiga Rhea. En el primer round de preguntas habían sido un completo fracaso, más que nada por la casi nula capacidad de diálogo que tenía el vendedor de entradas. Pero eso no las ablandaría, no señor. Hicieron un segundo intento y esta vez Dorcas sacó a relucir lo poco y nada de habilidades que tenía en la actuación y ¡Bingo! los chicos de la comida si sabían de su amiga de hecho la extrañaban al igual que ellas. Es que ¿quién no extrañaría a Rhea después de conocerla? ¡Nadie!.

A diferencia de Danny ella se alejó con aires más desanimados, porque por más que le alegraba de sobremanera saber que se encontraba bien eso de haber estado tan cerca de ella le causaba tristeza e impotencia porque ¿Qué hubiera pasado si habrían venido una semana atrás? ¿La habrian encontrado? ¿Podrían haberla abrazado y decirle que ya no estaría sola nunca más? ¿Podrían haber visto una película juntas y reír hasta que le dolieran las mejillas? ¿Podrían haberle dicho que se fuera al refugio y así todo estaría mejor? suspiros miles, eran demasiadas preguntas para poder sonreír del todo. - Si... al menos ya sabemos que esta bien.- dijo suspirando una vez más y encogiéndose de hombros para luego esbozar una leve sonrisa. - ¿Palomitas?.- le preguntó a la rubia tendiendole el paquete.- Están deliciosas...- le dijo con la boca toda llena.- Lo siento jiji.- dijo tras tragar tapándose la boca divertida.

- Y sí, volveremos a salir en su búsqueda, eso está claro.- dijo toda segura y poniendo rostro de convicción total.- Averiguaré en el refugio cuán difícil es conseguir una poción, así podemos ir mucho más seguras.- agregó ofreciéndole una sonrisa mientras caminaba hacia la sala de Cine.- ¡Ays, qué emoción! Extrañaba venir al cine...- soltó toda emocionada, es que durante el último tiempo cosas tan banales como venir al centro comercial le flipaban montón, le hacían sentir que aún podía tener algo de su antigua vida, esa que tenía la palabra libertad y no fugitiva como título principal.  

]DOS HORAS DESPUÉS]

Al salir juntas tenían un concierto magistral de risas, y seguro que si el cine entregaba premios por las más risueñas dentro de una sala ellas se lo ganarian sin dudarlo. Y a decir verdad no sabría decir si la película era efectivamente divertida o es que el simple hecho de encontrarse allí junto a su mejor amiga le hacía reír y sentir una alegría inmensa por cualquier cosa. Pero sea como sea se encontraba muy feliz, como hace mucho no lo hacía. Y no es que lo pasará mal en el refugio, para nada. De hecho había conocido y aprendido cosas maravillosas dentro de el, sino que realmente esa simple salida se había convertido como en una especie de paréntesis, como si por dos horas hubiera ido a una dimensión paralela donde no existen desapariciones, persecuciones o ese miedo de no volver a ver más a tus seres queridos de un momento a otro. Todo se le había olvidado en ese breve lapsus de tiempo y había sido increíble.

- ¡Te sale igual!.- exclamó estallando de la risa al ver a su amiga imitar al alien, se agarró el estomago y trató de respirar para poder recobrar el habla, es que cada vez que habría su boca para decir algo sólo salía palabras mezcladas con carcajadas. ¡Que alegría, que dicha!

Ya al salir cuando la luz artificial que ofrecía el centro comercial volvió a iluminarlas la ex hufflepuff se dió cuenta que era hora de regresar por más que ella quisiera con todas sus fuerzas ir a recorrer el lugar, jugar un tiempo probándose ropa divertida junto a Danny o ir a seguir comiendo alguna golosinas o helado. Pero paralelamente su lado cuerdo seguía gritándole que a medida que el tiempo avanzaba y ellas seguían allí las posibilidades de ser descubiertas aumentaban.

- Creo que ya es hora de regresar...- hizo una mueca y miró a su amiga.- Gracias por cometer esta locura conmigo.- le agradeció antes de acercarse a ella rodearle los hombros con su brazo izquierdo y tendiendole un besito en la mejilla.- Sé que soy una egoísta al pedirte que hagas estas cosas y más cuando me visto así...- dijo mirándose sin evitar poder soltar una risita al ver lo ridícula que se veía.- ...y cualquier mago podría reconocerme.- terminó de decir con una pequeño suspiro. Comenzó a caminar junto a ella y a mirar las cosas que ofrecía el camino de vuelta a la tienda que las trasladaría nuevamente al refugio.- ¡Ays no, no puedo ver esto! ¡Mucha tentación! Camina rápido Danny, ay...- se llevó ambas manos al costado de sus ojos, cerrando su vista periférica para solo fijarla adelante cuando se toparon con una heladería, se veía tan espectacular que su aroma dominaba casi todo el metro a la redonda. ¡Una tortura!

- ¿Crees que alguna vez podamos volver a ser libres?.- preguntó de pronto. Es que ella quería pensar que sí, y se animaba cada mañana a hacerlo, a seguir pensando que más temprano que tarde vendrían tiempos mejores, y ella junto a todos los demás que permanecían como fugitivos podrían volver a caminar tranquilamente pero ahora, que se encontraba cayendo del trampolín de felicidad que había vivido hace unos minutos preguntas como esa le atacaban y le abrumaban.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Kiernan Shipka
Edad del pj : 17
Ocupación : 7º curso
Pureza de sangre : Hija de muggles.
Galeones : 8.150
Lealtad : Dumbledore.
Patronus : tejón<3
Mensajes : 212
Puntos : 119
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3324-dorcas-meadowes http://www.expectopatronum-rpg.com/t3332-relaciones-dorcas-meadowes http://www.expectopatronum-rpg.com/t6326-cronologia-dorcas-meadowes#92267 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3482-dorcas-meadowes-c-o-r-r-e-o#57428

Danielle J. Maxwell el Jue Abr 12, 2018 2:15 am

¿Egoísta? ¿Por querer vivir y disfrutar de la vida? Bueno, vale, yo era un poco cagada también con la vida y podía entender muy bien a lo que me arriesgaba cuando acompañaba a Dorcas por medio de Londres, siendo ella una fugitiva buscada por la ley, pero... ¿acaso no merece la pena? Yo siempre me lo pasaba bien con ella, fuera en el refugio, fuera en mi casa, fuera en donde fuera, pero como mi amiga continuase toda su vida allí dentro... se iba a volver loca. Loquísima.

No eres una egoísta tía —le respondí, sonriente. —¿Tú te crees que voy a permitir que mi amiga se vuelva loca en el refugio? No, no, no. Yo te saco, te llevo al cine e intentaré que no parezca que te busca la ley. Además... —Nos miré de arriba abajo, sonriendo divertida. —¿Nos has visto? ¿En serio crees que nos van a reconocer vestidas de esta manera?

Y me reí, divertida, cuando se colocó las manos en la cabeza, haciéndose pasar como uno de esos caballos a los que se le coloca ese artilugio para que solo miren hacia adelante. Pobrecitos los caballos. Nadie piensa en ellos. ¿No se dan cuenta de lo que sufren los pobres caballitos.

Pero claro... por mucho que se pudieran pasar desapercibidos las tiendas de ropa, que si lo pensábamos fríamente, ¿para qué quería Dorcas ropa? Si yo fuera ella y viviese el noventa y nueve por ciento de mi tiempo en un refugio, sólo me haría con pijamas. Y viviría en pijama. Bueno, y chandal, porque todos sabemos que los chandal son los pijamas aceptados por la sociedad para salir a la calle. ¿Pero sabéis lo que no podíamos pasar? Un helado. O un gofre. O un crepe. O un batido. O todas las cosas juntas. No sabía a qué olía, pero para mí ahora mismo aquello era un aroma fruto del pedo de un Dios. Solo una deidad poderosa podía hacer que un pedo oliese a chocolate caliente, gofre maravilloso y gordura.

Miré a mi amiga sorprendida cuando me preguntó que si creía que podrían volver a ser libre en algún momento. Por favor, esa pregunta era muy obvia...

Claro que no, amiga mía —le dije, dándole un cariñoso y suave golpecito en el hombro. —En esta sociedad es imposible ser libre, ni en la mágica ni en la muggle, ¿qué te crees, qué el mundo te va a dejar ser libre? ¡Nunca! Justo el otro día lo hablaba con mi abuela. Lo único que te dan es la facilidad de creerte libre, pero no lo eres. ¿Lo que sí puedes hacer? —Hice una pausa, encogiéndome de hombros. —Seguir la filosofía de sentirte libre. Es lo mismo que la felicidad, ¿sabes? No es un estado de ánimo, es una actitud. Pues con la libertad lo mismo. No puedes estar ahí recluida todo lo que tarde el gobierno en cambiar porque ni siquiera sabemos si lo hará, tienes que buscar la manera de sentirte libre, aunque en realidad no lo seas.

El simple hecho de vivir en sociedad ya te hacía no ser libre.

Anda, vamos a comernos algo ahí que no puedo resistirme a esa carita de pena que has puesto. Nos sentaremos dentro, así estaremos más tranquilas —le medio-obligué, sonriente, poniéndome detrás de ella para poner mis dos manos sobre sus hombros y caminar detrás de ella hasta allí. —Yo me voy a pedir un gofre con nutella y un batido de kinder bueno porque soy una gorda y la ocasión lo merece. La próxima vez crearé un traslador para llevarte a mi casa en Finlandia, ¿te parece? Así te presento a mis padres. Allí estaremos super seguras y no habrá que preocuparse de nada. —Entonces hice una pausa, matizando con comillas. —"Super seguras", la verdad es que no sé cómo estará eso allí, pero dudo mucho que mis padres adoptivos y muggles estén siendo vigilados cuando yo soy más invisible que nada, ¿sabes? Así que yo creo que... podríamos tener un día normal. Juntas. Sin preocuparnos de nada.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.574
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1507
Puntos : 871
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Dorcas Meadowes el Miér Mayo 02, 2018 2:19 am

Lo había pasado genial viendo la película, tanto así que por unos instantes olvidó todo lo que sucedía fuera de esas cuatro paredes y pantalla gigante. Fueron un par de horas llena de risas, comilona y  magnífica compañía.  Pero al salir y sentir el cambio de iluminación comprobó que todo seguía exactamente igual. El mundo muggle viviendo su vida normal sin saber que ahí al alcance de su mano se encontraba otro mundo totalmente diferente, donde se hacían realidad sus cuentos de fantasías y aventuras que leen antes de dormir. Eso le había pasado a ella al menos, todas las historias que había leído hasta sus once años se habían vuelto realidad, con la diferencia que ahora niños al igual que ella no tendrían la oportunidad de poder conocerlo, y si lo hacían parecería más una pesadilla que un hermoso sueño.  MIró a su amiga y suspiró, era momento de regresar y no tentar más al lobo.

Rió agradecida, más que nada por contar con personas como Danny en su vida. Porque por más que siempre trataba de ver lo mejor de cada persona, sabía muy bien que no todos eran como su amiga tejona. Otros daban su apoyo pero no se metían de lleno en la causa, arriesgando lo que ya tienen por no sé...acompañar a su amiga al cine, comer palomitas y reír un par de horas. No todos harían eso, no señoras y señores. - Eres la mejor ¿lo sabías?.- le sonrió y le dió un pequeño abrazo.- Y no...- agregó echando un vistazo a su tenida y a la de la rubia.- Jamás no descubrirán vestidas así. E insisto en que el azul de mi cabello me viene súper, quizás me lo deje....- bromeó divertida.

Se tapó con sus manos ambos costados de sus ojos para no mirar aquello de lo cual se desprendía un aroma que... francamente le tentaba nivel yisuscraist. Gritaba, no no no, chillaba un "COMEME, COMEME YA" Ay...apresuró su paso para alejarse lo antes posible de tan fuerte tentación, si hasta se le hizo agua la boca de tan sólo imaginar lo que podría ser.

Miró a Danny y puso un puchero cuando recibió una negativa a su pregunta, suspiró y asintió.- Lo sé, sé que jamás podremos ser literalmente libres. Ya que nos encontramos dentro de una sociedad donde todo se reglamente, se limita y eso, pero...me refería a otro tipo de libertad, esa pequeñita que tenía antes pero que era mía ¿sabes? Esa en que podía dar mis exámenes finales para poder estudiar lo que quisiera, o si no quería seguir estudiando al menos era mi elección... o no sé, simplemente poder comerme un helado tranquila junto a mi amiga sin tener que pensar que eso nos puede costar muy, muy caro. - suspiró aún más profundo y se encogió de hombros frustrada.

- Danny...no es necesario, deberíamos regresar...- comenzó a decir aunque sin ningún atisbo de querer oponerse al empuje que le estaba haciendo su amiga hacia el lugar dónde provenía tan hermoso aroma.- Yo creo que me pediré uno de sabor frutales, frutitas y bañado en leche condensada. Ñam ñam.- dijo pasándose la lengua por su boca.- ¡Ays sería maravilloso! Tengo muchas ganas de conocer tu casa y tus padres.- sonrió toda emocionada al imaginarse tan genial panorama.

Las muy glotonas no sólo terminaron comiéndose una porción sino que dos cada una, más un regalito por parte del mesero, que constaba de tres bombones . Al parecer aquel día era uno de recibir regalitos por parte de los trabajadores de los negocios. El tiempo se les pasó volando y sin darse ni cuenta por los ventanales del centro comercial se comenzó a divisar la despedida del sol. Sin mucho ánimo comenzaron su retorno al refugio. Apenas llegaron fueron a su habitación, estuvieron allí un tiempito más para luego dejar a Danny marchar, muy a su pesar.

Y esa noche, cuando las estrellas brillaban en el cielo y el silencio reinaba en el refugio...
Dorcas Meadowes durmió con una sonrisa de par en par.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Kiernan Shipka
Edad del pj : 17
Ocupación : 7º curso
Pureza de sangre : Hija de muggles.
Galeones : 8.150
Lealtad : Dumbledore.
Patronus : tejón<3
Mensajes : 212
Puntos : 119
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3324-dorcas-meadowes http://www.expectopatronum-rpg.com/t3332-relaciones-dorcas-meadowes http://www.expectopatronum-rpg.com/t6326-cronologia-dorcas-meadowes#92267 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3482-dorcas-meadowes-c-o-r-r-e-o#57428

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.