Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

[Evento aniversario] Once upon a time... [Priv. Denzel Smethwyck]

Sebastian E. Winterburn el Dom Ago 20, 2017 4:19 am

Su día no estaba yendo precisamente bien, y es que odiaba con todo su ser estar rodeado de personas. En las vacaciones de verano parecía que alguien alzaba una baldosa y hacía salir a todas las ratas, esos mocosos corriendo y comprando sus útiles escolares, lo hacían rabiar. Buscaba calmarse de la mejor forma que supiera, sólo entraría a la librería, tomaría un libro sobre Historia de las Runas ilustrado y volvería a casa. Había intentado con muchos tipos de libro para aprender sobre historia y seguía siendo imposible para él memorizarla, así que ese era un siguiente y desesperado intento por conseguirlo.

Se había hecho espacio entre todos los enanos hasta la zona que necesitaba, los monstruitos tocando todo y gritando, ya estaba comenzando una jaqueca que alteraba más sus nervios. Tomó el libro que estaba buscando y estaba por ir a pagarlo cuando se vio empujado a otro pasillo, ¡por poco se cae! ¡Ese imbécil se iba a enterar…! Algo, sin embargo, llamó su atención, mirando el estante al que se había sujetado. Un cartel de “No tocar” prevenía el contacto con un libro muy viejo que parecía misterioso. Con una sonrisa sarcástica y un bufido, y también un deje infantil de quien desobedece una regla, tomó el libro y lo hojeó hasta encontrarse con una imagen que parecía ser un pueblo medieval.

Basura —escupió el universitario, a punto de cerrarlo cuando… ¿qué mierda? ¡La imagen estaba ejerciendo una fuerza de atracción tal que ni siquiera Winterburn se dio cuenta de cuándo había abandonado la librería! En cambio pasó a caer, y a caer, en un prolongado grito de desesperación. Su caída fue atajada por una montaña de un pajar, hundiéndose en la misma. — ¡¿Qué carajo está pasando?! ¡Sáquenme de aquí! —alterado, el muchacho intentó pedir por ayuda al cielo en donde creyó poder ver la librería pocos segundos antes de que desapareciera por completo al chocar el libro contra el suelo y cerrarse.

En serio, ¿dónde estaba? Miró a su alrededor y se encontró con el paisaje de la fotografía, pero… lo estaba viendo todo desde dentro y no de arriba. El pueblo del dibujo estaba a algunos kilómetros de su actual posición, la cama de paja donde estaba sentado mientras se quitaba las ramas de la ropa y el cabello. La paja le daba comezón en la piel así que se levantó rápidamente, antes de que su suerte demostrase la mierda que era y se le clavase la aguja del pajar en el culo. El cielo era azul con nubes blancas, media tarde a juzgar por el sol, justo como era en el callejón Diagon antes de que se marchase de su tienda casi de forma obligada.

Joder, ¿y ahora cómo salgo de aquí? ¡Ayuda! ¡¿Alguien me escucha?! —gritaba al cielo, un granjero que estaba cerca lo miraba como si fuese un completo lunático. Para él seguramente lo era, no todos los días caía un chico del cielo y empezaba a gritar como un loco por una supuesta ayuda que no llegó nunca. Ya cansado de gritar, el universitario intentó calmarse, dando vueltas como una bestia encerrada en un pequeño espacio, ¿cómo iba a regresar? Tenía su varita con él, pero quemarlo todo intentando quemar el libro no parecía ser una opción viable, ¿y si se quedaba ahí para siempre?

Decidió entonces explorar la granja en la que había caído, a kilómetros del pueblo, buscando quizá una escotilla que dijese “Regreso al mundo real”. Aquello tenía más pinta de videojuego que de una realidad, ¿por qué el mundo mágico estaba tan lleno de desagradables sorpresas? ¿Y qué pasaba si se quedaba ahí para siempre? ¡Necesitaba salir, realmente necesitaba salir! ¡Al menos habría podido caer en su libro de historia, al menos así la podría vivir y la recordaría con más facilidad! Joder.


Última edición por Sebastian E. Winterburn el Lun Ago 21, 2017 8:32 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Will Tudor
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Runas)
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Incoming
RP Adicional : ---
Mensajes : 151
Puntos : 107
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4546-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4592-relaciones-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4591-cronologia-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t5053-correo-de-sebastian-e-winterburn

Denzel Smethwyck el Dom Ago 20, 2017 9:02 pm

Era una fecha bastante señalada en la que el callejón Diagón quedaba más abarrotado que de costumbre. Ese ambiente, agobiante para Denzel, tenía un motivo, y es que algunos brujos venían con la extraña manía de hacerse con materiales para el próximo curso, cuando todavía quedaba un mes por delante. Sin embargo, como es obvio, "algunos" no era numero suficiente para crear esa marabunta, que a ojos del castaño era lo que parecía, sino que además los más jóvenes habían decidido convertir el lugar en su patio de recreo, y eso le incomodaba más todavía.

Mientras el aguilucho avanzaba con dificultad, esquivando cada muro de gente, cada obstáculo que por separado representaban, intentaba buscar algún lugar en que poder hallar un atisbo que le indicase de algún local en el que pudiera alejarse de semejante suplicio. Se había planteado incluso tomar un desvío hacia el callejón Knocturn, pues tenía la certeza de que allí no habría tanto bullicio como en el que se encontraba. Pronto se quitó la idea de la cabeza, agitando la misma al pensar en la de gente rara que se encontraría allí y prefirió esforzarse en pensar algo mejor que llevar a la práctica tal insensatez.

Entre choque y choque llegó hasta las cercanías de una de las librerías más famosas del distrito y al toparse con el cartel se le iluminó la mente. En su interior solo había un par de criajos, algunos acompañados de sus padres, pero los del resto a saber donde andaban, seguro que hasta querían desentenderse de ellos por un tiempo de lo ruidosos que eran, y no sería de extrañar.

Ni siquiera aquí son capaces de permanecer en silencio... —Murmuró. Su paciencia era muy limitada y estaba empezando a odiarse a si mismo por haberse metido en aquel ambiente. Con sus primeros pasos, la "diafonía" tan molesta en sus oídos no fue suficiente para hacer pasar desapercibido el ruido emitido por el golpe que causó la caída de un libro. Además, no había nadie en esa esquina, lo que le daba un aura más misteriosa a lo ocurrido.

El aguilucho se hizo paso de entre los niños, que más que eso parecían un mar de pivotes al no mostrar ni una pizca de intención en hacer paso, y cuando por fin llegó se inclinó para echar un vistazo a la portada, lo que le sacó una sonrisa en cuanto leyó el título —¿Acaso pretendes ser una competencia para Beedle el Bardo? —Cuestionó mirándolo al comprobar que se trataba de una fábula, como si este otro pudiera responder. Fue entonces cuando lo sostuvo para dejarlo en su sitio y al incorporarse, le sacudió el polvo del que pudo haberse manchado con la caída. Dudando justo antes de colocarlo en el estante, notó como el espacio a su alrededor se distorsionaba. Pensó que empezaba a marearse con tanto alboroto, y extrañado abrió el libro por la primera página.



A continuación, una breve transición similar a un remolino hizo cambiar todo el ambiente a su alrededor,  lo que antes era la librería de Flourish y Blotts era ahora una colina cuyo césped daba a entender que tenía un jardinero a su cuidado y que además, le representaba un gusto bastante excéntrico y estrafalario. —¿Es esto un traslador? —Pensó bastante confundido —No... Este sitio parece demasiado surrealista... No será que... —Temía que sus sospechas fueran ciertas, pero antes de sacar conclusiones precipitadas decidió investigar un poco el sitio.

Básicamente no quería creerlo, pero el lugar transmitía un aire de tal ficción que le hacía imposible dar la espalda a sus sospecha... Y si así era... ¡¿Como iba a salir de allí?! Tranquilidad, no había que perder la calma, pensando fríamente seguro que hallaba la solución —Tengo un plan, tengo un plan... —Se repetía dando zancadas hasta darse cuenta de que no muy cerca de allí había una granja.

Al estar lo suficientemente próximo de la estructura, detectó tras una de las ventanas una cara familiar, y no una buena por desgracia. Se trataba de uno de los Slytherin de un curso mayor con el que no tuvo un encuentro agradable la última vez que lo vio. Fue en ese entonces cuando realizó un giro de ciento ochenta grados tan pronto lo reconoció, esperando que él no hiciera lo mismo en cuanto asomara la vista por la ventana. —Y ahora... Vuelve sobre tus pasos despacito... —Se dijo finalmente en voz baja.


Última edición por Denzel Smethwyck el Miér Ago 23, 2017 4:03 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.666
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 438
Puntos : 203
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckUniversitarios

Sebastian E. Winterburn el Lun Ago 21, 2017 12:20 am

Sebastian ya estaba cansándose de buscar esa dichosa escotilla inexistente, así que se acercó al hombre que lo había mirado de esa forma tan desagradable, como si estuviera loco o algo, ¡que él no estaba loco! El granjero tomó su trinchera con la que manipulaba la paja para usarlo como arma en caso de que aquel iracundo rubio resultase ser una amenaza para su granja y su bienestar físico. Los jóvenes de hoy en día estaban locos todos, y más con la llegada del Rey hacía ya algunos años, las cosas eran más lúgubres desde entonces, así que no pensaba bajar la guardia.

Tú, ¿dónde…? —empezó a preguntarle sin el más mínimo respeto, — Baja esa puta trinchera o te juro que… —amenazó con un gruñido, dando un paso hacia adelante mientras el hombre volvía a amenazarlo. ¿Qué le ocurría, si sólo quería preguntarle dónde estaba parado? Era cierto que sus maneras no eran las mejores, pero al menos iba en son de paz, más o menos. Él quería ir en son de paz, ¿por qué ese viejo estúpido no lo dejaba?

¡Largo de mi granja, granuja! ¡No quiero ver que oses pisar de nuevo mis terrenos! —vociferó el hombre, alterado por demás de aquel loco que andaba suelto. Sebastian estaba por sacar su varita, pero se contuvo haciendo un esfuerzo inhumano en especial en cuanto aquel viejo idiota casi le da con la trinchera en la cabeza. Intentó golpearlo con su mano, pero por la estupidez casi le da realmente con el palo aquel, bufando mientras se marchaba. Iba a morirse antes de que pudiera salir de ese libro, estaba angustiándose ya.

En su camino hacia afuera de la granja, vio a otra persona. Tenía ropa más moderna, no era de ese mundo, al verlo bien, era… — ¡TÚ! —aquel chico era un Ravenclaw, lo recordaba muy vagamente, ¿no dicen que los Ravenclaw son inteligentes y esas mierdas? ¡Que le dijera cómo escapar de ahí! Ese enano estaba marchándose, ni siquiera recordaba su nombre, pero comenzó a caminar en su dirección mientras bufaba ligeramente, ¿por qué se iba? — ¡Mocoso! ¡El de Hogwarts! —lo llamó mientras apuraba el paso, mas no corría, aún conservaba algo de porte.

Conforme se acercaba, le dio un pequeño recuerdo de un enano, ¿sería el mismo? No tenía ni la menor idea, si era honesto. Lo único de lo que estaba completamente seguro es que quería alcanzarlo y preguntarle si sabía cómo salir de ahí. ¿Acaso estaría, como él, atrapado sin saber cómo salir? Sólo había un modo de descubrirlo. Tras aproximarse lo suficiente para sujetarlo de las ropas para que no huyese, pues tenía la ligera sospecha de que estaba huyendo de él, se secó el sudor de la frente de haber tenido esa carrerilla en pleno verano para entrecerrar los ojos.

¿Tienes la menor idea de cómo salir de aquí? Estaba en la librería y cogí un libro y acabé aquí, ¿hay alguna salida? —cuestionó, como si pensase que el águila entraba al libro así como hobbie en lugar de estar atrapado al igual que él. Eran los efectos secundarios del estar tan estresado. Pero lo cierto es que, en esta ocasión particular, no tenía malas intenciones, sólo quería salir con vida de ahí aunque resultase ser algo un tanto complicado. — Eres un Ravenclaw, ¿no se supone que los Ravenclaw saben cosas? —hizo uso de aquella generalización para excusar su desesperación, como si resolviese todo, siendo que había utilizado un tono quizá inadecuado para la ocasión.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Will Tudor
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Runas)
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Incoming
RP Adicional : ---
Mensajes : 151
Puntos : 107
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4546-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4592-relaciones-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4591-cronologia-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t5053-correo-de-sebastian-e-winterburn

Denzel Smethwyck el Mar Ago 22, 2017 9:03 pm

Según parecía, no era el único que había acabado en aquel lugar, eso explicaría la caída del libro de aquella forma tan misteriosa y ahora todo cobraba sentido en su cabeza. Si tan solo el primero no hubiera dejado el libro donde estaba no habría seguido las migas por su dichosa curiosidad ¡Todo era culpa de ese rubio de Slytherin! Sí, ahora intentaba recriminar a otros para descargar su frustración, ahora tenía que pensar la forma para salir de allí y si de verdad el libro estaba bajo el embrujo del que había leído no hace tanto, conocía una forma de escapar de allí, pero era más largo, complicado y tortuoso que si se usara el contrahechizo, que desgraciadamente desconocía, además de que seguro requeriría el uso adecuado y aunque así fuera, no estaba tan seguro de si funcionaría desde dentro.

Intentaba alejarse del caserón tan rápido como podía, pero debía tomar el camino colina arriba, pues ahora notaba como algunas voces se alzaban furiosas a sus espaldas —Está peor de lo que yo pensaba... —Sin mirar atrás imaginó que la causa era aquel mayor tan problemático, enfilando por el camino opuesto al foco del ruido. Se planteó la posibilidad de cooperar con él pero de solo dejar pasar esa idea por su cabeza le azotó un escalofrío... Habría que estar loco, ese mundo no necesitaba dos.

La disputa que pretendía dejar atrás no tardó en cesar y se puso nervioso en cuanto notó las pisadas acercándose tan apresuradamente de quién precisamente trataba de evadir, y que para colmo le había reconocido, pues no paraba de llamarle a grito pelado. Aligeró la marcha con el corazón bombeándo a mil ¿Por qué seguía huyendo si ya le había visto? Ni él mismo lo sabía, instinto quizás. Aún así la inclinación del terreno le impedía avanzar de forma eficiente y en un momento dado sintió un tirón desde atrás en su chaqueta. —Maldición —Pensó mientras se daba la vuelta para luego mantenerse en silencio mientras escuchaba lo que tenía que decirle. Lo primero lo escuchó con ojos cansados y los párpados caídos, era precisamente lo que se había imaginado peo aún no dio respuesta hasta que añadió lo segundo. ¿Qué debía hacer...? Por supuesto ¡Actuar!

¿Disculpa? ¿Ravenclaw dices...? Forastero... Ha debido golpearse la cabeza con una manzana o algo más duro —Trataba de hacerse pasar como un personaje de ese cuento pero pronto le dio la impresión de que aquello no terminaba por cuajar. El teatro era ridículo en verdad, así que se dejó de tonterías y respondió con seriedad exhalando un pesado suspiro —Está bien... ¿Te suena de algo Fabula inmersionem? —No le dio una respuesta directa a su pregunta pero había asumido que el contrario, habiéndose graduado en Hogwarts, estaría ahora en la universidad y que por ende debía conocer el hechizo y sus detalles. Sospechaba que no se trataba de ese hechizo en verdad. El embrujo de el libro funcionó de una forma distinta a como lo hacía el conjuro original, pero sí pensaba que podría tratarse de una alteración del mismo para volverlo un maleficio. Quizás incluso sí que podían sufrir daño en esa historia, es por eso que quería comprobar si es que el Slytherin sabía más sobre el tema.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.666
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 438
Puntos : 203
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckUniversitarios

Sebastian E. Winterburn el Miér Ago 23, 2017 5:58 am

Hubo un breve silencio en el que ni los pájaros cantaron en el momento en que el Ravenclaw aquel fingió no ser quien era en realidad. Sebastian se debatía la muy acertada idea de darle una hostia con un semblante sombrío, ¿qué tan estúpido creía que era? — Al que le van a golpear la cabeza va a ser a ti si no te tomas esto en serio —espetó, sin creerse en lo absoluto que estaba confundiendo a un personaje del cuento. — Claro que me suena —la verdad es que no tanto, pero aparentar saber a veces valía más que saber en realidad. De algún sitio pudo haberlo oído, pero de ahí a conocer realmente el hechizo, probablemente lo tuviese perdido en alguna parte de su memoria.

La verdad es que ese libro no recordaba haberlo leído nunca. Lo poco que había visto eran las imágenes de las primeras páginas, una de ellas lo llevó a su situación actual. Lo cierto era que nunca había ni siquiera escuchado acerca de alguna persona que se hubiese quedado atrapada en algún libro, debía ser una completa locura siquiera concebir el pensamiento de que él, precisamente él, fuese a quedarse atrapado en un libro. La suerte no era precisamente una de sus mejores aliadas, pero en momentos así le recordaba ser una completa cabrona.

Vale, entonces haz… ese hechizo y sácanos de aquí, tú que pareces saber también de eso —eso venía principalmente a que él no lo conocía, al menos no lo suficiente. Estaba usando toda su fuerza de voluntad en no alterarse, podía decir con toda seguridad que la presencia del menor lo ayudaba un poco a no perder por completo la cabeza. Encerrado en un libro, menuda aventura. — ¿Qué es eso? —cuestionó pasados algunos segundos. Había comenzado como un sonido pequeño, lejano y leve que pronto fue tomando fuerza hasta ser… No estaba muy seguro de lo que era en realidad, pero un mal presentimiento que nacía del estómago decía que no era precisamente algo agradable.

Dudó, pero al final habían acabado empezando a caminar en dirección al pueblo cercano, lugar de procedencia del sonido. Era una cantidad importante de gente gritando, pero el rubio no era capaz de distinguir si eran gritos de júbilo o todo lo contrario, o si había de ambos mezclados en ese escándalo. Tampoco deseaba acercarse demasiado, el lugar parecía hostil y era desconocido; además, se sentía tan real que temía que si lo herían en el libro las heridas perdurarían después de salir del libro, si es que conseguían salir al final del todo, pues al parecer el hechizo que el crío aquel mencionó no era una opción viable para salir. Tampoco la escotilla a la realidad, ya estaba desencantándose por esa esperanza.

Espera… No hemos intentado llegar al cielo, es decir… ¿Si intentáramos abrir el libro, se podría? —lo detuvo antes de entrar al pueblo, no le apetecía entrar en realidad y prefería primero ver esa opción. Pero era realmente difícil de creer que podrían abrir el libro como si supieran exactamente dónde estaba la división que permitiese su salida. — ¿Conoces este libro? —quizá había una parte que dijera “Y los dos estudiantes que estaban encerrados dentro del libro salieron sanos y salvos”, podrían llegar a esa parte y cumplir con el destino del libro. El estrés lo hacía desvariar, pero al menos intentaba aportar alguna idea entre la impotencia de no saber cómo hacer para escapar.

Dentro del pueblo encontrarían a un montón de habitantes del pueblo aglomerándose alrededor de una familia en un griterío que los describía como carentes de magia, aunque no empleaban el clásico “muggle” sino términos más ofensivos. Vaya, pensó que había salido del régimen purista para meterse a un libro, no todo lo contrario, exhaló con frustración mientras miraba de reojo al muchacho a su lado. No se le olvidaban las apariencias, Sebastian era un purista declarado a pesar de su pasado como sangre sucia, no iba a caérsele el teatro en frente de ese mocoso, así que se quedó al margen de la situación, sólo un mero espectador de los agravios y apedreos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Will Tudor
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Runas)
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Incoming
RP Adicional : ---
Mensajes : 151
Puntos : 107
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4546-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4592-relaciones-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4591-cronologia-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t5053-correo-de-sebastian-e-winterburn

Denzel Smethwyck el Jue Ago 24, 2017 3:12 am

Sintió antipatía ante su advertencia, aunque en parte se lo había buscado. Sufría la necesidad de librarse a toda costa por lo que no se pensó mucho qué hacer en primer lugar. Desde un principio, huir era una batalla perdida, pocas eran sus opciones pero no quería compartir su espacio vital con él y menos formar equipo. De todas formas ya no había nada que hacer, el rubio parecía haberse tomado las molestias de incluirle en su squad para escapar de allí y difícil veía la tarea de salir corriendo entonces, no le quedaba otra sino que colaborar.

Habría sido un alivio pensar que la salida de aquel lugar estaba asegurada por la compañía de alguien mayor, pero en su respuesta no halló verdad alguna. A  decir verdad no se fiaba, sus gestos corporales le delataban y eso incrementó en mayor medida su preocupación —Si te suena entonces sabrás que debe haber alguna forma para deshacerlo ¿No? —La pregunta tenía una finalidad doble. Si era cierto que sabía bien sobre el tema, ya estaba pues, asunto resuelto. Pero en caso contrario se habría delatado él mismo.

¿Hechizo? ¿Quién ha dicho hechizo? ¿Se puede anular con uno? Yo no lo conozco... ¿Por qué no lo haces tú? —Esbozó una sonrisa maquiavélica mientras esperaba a que se cayera el telón de dicha función, llena de falsedades en la que incluso él había participado.

Acto seguido, cuando comprobó que su sospecha era cierta añadió —Me lo imaginaba... No lo sabes ¿Y sabes que más? Que yo tampoco —No dejaba de mirarlo con desconfianza, aún así estaba dispuesto a dejarse llevar a partir de de ese momento. De nada serviría llevarse como el perro y el gato si era necesario colaborar para salir de allí, no obstante ¿Llevarse bien? ¿Acaso se oía? Antes le saldría un quiste en la garganta en el intento.

Escucha, yo no sé de ningún hechizo, pero sí que tengo una solución, si este maleficio está basado en el mismo conjuro que te comentaba solo hay que dejarse llevar... Es la forma más complicada, pero es una opción... —Comentó con franqueza en el preciso momento en el que algo había captado el interés del Slytherin ¿No le estaba prestando atención? Sus nervios se tensaban de ver como éste había pasado olímpicamente de sus palabras, pero luego notó también ese ruido de fondo y volvió a relajar su expresión centrando su mirada en aquel punto.

Siguió al mayor hasta el pueblo del que parecía proceder el alboroto pero justo antes de llegar éste parecía tener una idea para salir de allí, quizás un poco tarde, pero al menos ya empezaba a buscar soluciones —¡No est..! —Bajó la voz en el momento al darse cuenta de que podían llamar la atención de la gente de los alrededores, y evitarlo era más que prudente pues podían ser tomados por locos —No estamos metidos en el libro literalmente, estamos en la historia —Se dio un golpe en la frente con la palma de la mano —No hay una cubierta de cartón o una puerta esperándonos allí arriba... Si así fuera, nos podríamos llevar algún personaje de cuento a la realidad ya que estamos, y como bien sabrás algo como eso no se ha visto nunca, sería el caos —Denzel empezaba a perder la paciencia ¿De verdad no tenía idea alguna sobre esto? Bueno, tal vez en su defensa, por su parte llevaba ventaja en el conocimiento de lo básico de aquel embrujo pues al fin y al cabo era su familia quién había desarrollado aquel hechizo, pero no esperaba que la serpiente supiera cero absoluto sobre éste.

Ahora que lo mencionas... En la portada ponía que su autor era Wilhelm Grimm. Se decía que de entre los dos hermanos uno de ellos era brujo y el otro squib ¡Es emocionante! ¿Estamos dentro de un libro nunca publicado por los Grimm? —Aquel dato no era nada útil para la situación pero algo como eso le entusiasmaba y ahora no podía quedarse quieto. Estaba seguro de que eso no es lo que el contrario esperaba escuchar, sin embargo se había pasado todo el trayecto siendo un incordio, contando más datos inútiles que a ojos de Denzel le parecían muy curiosos. Pensar que acabaría dentro de un ejemplar nunca visto de los hermanos escritores era demasiado.


Habían llegado por fin al pueblo y el ambiente que allí se encontraron no fue nada agradable. Abucheos e insultos entre toda la muchedumbre era arrojados con furia sobre una familia que a simple vista no tenían culpa de nada, eso le sonaba de algo. Aunque en su caso no iba a mover un dedo por hacer nada al respecto. En primer lugar, no era un suicida, y en segundo lugar, no era asunto suyo como para preocuparse por ello. Miró al más alto. Tampoco parecía tener intención de hacer nada, pero ¿Y si esa situación era parte de la historia? ¿Y si debían interactuar con ella para poder avanzar? Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando una voz de detrás de ellos trató de hacerles señas —Psst... Psst... Forasteros —Su tono era la de un anciano cuyo origen se daba tras una puerta. Éste intentaba captar la atención de los dos jóvenes y se ocultaba tras la oscuridad de la grieta que dejaba la entrada a medio abrir.

El castaño dudó sobre si hacerle caso, era demasiado sospechoso, así que miró a su acompañante para obtener una opinión de éste. Más le valía no estar pensando en hacerle caso, a saber que quería esa siniestra persona.


Última edición por Denzel Smethwyck el Jue Ago 24, 2017 11:24 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.666
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 438
Puntos : 203
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckUniversitarios

Sebastian E. Winterburn el Jue Ago 24, 2017 9:15 am

El pez muere por su propia boca, y Sebastian a veces dejaba de ser serpiente para ser un pez que se moría cuando decía algo que no era cierto con tal seguridad que luego jodía reconocer que era mentira. Por ejemplo, al decir que conocía aquello que le parecía un hechizo por el nombre, no le sonaba a ningún objeto conocido al menos, también podría ser alguna lectura o algo por el estilo. Aquel mocoso estaba jugando con fuego cuando le dijo que hiciera él el hechizo que los sacaría de ahí, dejándolo en un jaque tremendo.

Claro que podría hacerlo, es sólo que… —su mente maquinaba tan rápido que no contó con que el crío fuese a descubrirlo e interrumpirlo. No se le ocurrió una pregunta a tiempo antes que el estúpido Ravenclaw asumiese que no lo sabía. — Cállate, ¿vale? No nos ayudará a salir de aquí tu pedantería —lo decía el chico que había asumido que sabía algo de lo que no tenía ni puta idea. Pero no, en eso no se fijaba, el error no estaba en él sino en el otro.

Acabar con la historia no sonaba como una buena idea, no cuando Sebastian nunca había leído el libro y no sabía cómo hacerlo avanzar. En ese preciso momento parecía todo estar perdido, no había modo de realmente salir, no de una forma fácil y sin peligro. Luego de acercarse al lugar del alboroto frenaron rápidamente mientras a Winterburn se le ocurría una idea, ¿quién se creía el mocoso aquel para alzarle la voz? ¡Era una idea viable! La memoria de Sebastian era muy selectiva, si no le interesaba no lo recordaba y ya estaba. Si alguna vez oyó o leyó al respecto, ahora no formaba parte de su mente en lo absoluto, ¿cuándo demonios querría meterse a un libro, después de todo?

Tampoco es que sepas de mucha gente que se haya metido en historias —él al menos no iba oyendo por la calle: “¡Viejo, a que no adivinas a qué libro me metí ayer!”. La gente normal no hacía eso. Luego cometí un error al preguntarle si conocía el libro pues luego no hubo fuerza en ninguna Tierra, ni en la historia ni el en mundo real, para callar a aquel aguilucho que hablaba y hablaba del libro que a él no le interesaba, no decía nada sobre cómo salir de él. — Vale, ya, cállate un rato —le pidió cuando empezó a latirle la cabeza en un dolor inminente, acariciándose a sí mismo el cabello para intentar sortearlo.

Haber entrado al pueblo quizá fue un error, pues fueron espectadores de aquellos abucheos a la familia aparentemente inocente. Sebastian no pudo evitar pensar qué hubiese pasado si esa familia, fuera del libro, hubiese sido la suya y un dolor le atenazó el alma, pero no lo motivó lo suficiente como para interceder por ellos. Sólo miró, viendo en el hijo menor cuya edad debía rondar la de sus hermanos el rostro de Erik, pero consiguió la fuerza de voluntad necesaria para apartar la mirada al cabo de un par de minutos, justo a tiempo para notar al anciano que los llamaba.

Si se te ocurre acercarte, te acercas solo —fue su tajante amenaza, pues él no iba a dar ni un mísero paso en su dirección. Era desconfiado por naturaleza y aquel hombre daba de todo menos buena espina, así que lo mejor era no acercarse, sin contar que el viejo podría seguirlos de cerca. — Será mejor que salgamos de aquí —de la escena, del pueblo, de todo. Había comenzado a caminar buscando evadir a la muchedumbre para evitar inconvenientes, dándole vueltas a la información que oyó del menor anteriormente, pues a pesar de lo obstinado que era también quería encontrar soluciones.

Lo mejor era seguir por el camino lejos de los ancianos que parecían no ser de fiar, aunque de pronto una duda le surgió. El menor había dicho que había que seguir la historia, ¿y si hablar con ese hombre era seguir la historia? Todo el mundo sabe que en las historias no siempre hacen cosas inteligentes y hablar con ese hombre no era para nada una buena decisión, pero la inquietud ahí continuaba. Miró por encima de su hombro el camino a donde estaba ese hombre y después el chico con quien inesperadamente había acabado aliándose, casi sin darse cuenta.

Se me ocurrió… No creerás que tenemos que hablar con ese sujeto para seguir la historia, ¿verdad? —preguntó con un tono que casi pedía le dijera que no, incluso si ese idiota volvía a reaccionar como si lo supiera todo sólo para contradecirlo. En serio que no pensaba que fuera una buena idea. Por lo pronto miraba alrededor, le recordaba vagamente a una villa de alguna película infantil que vio hacía años, quizá no tantos, pudo haberla visto en casa de sus padres algunas vacaciones.

Tangamandapio:
Ojalá no sea el único que se lo está imaginando como el pueblo de La Bella y La Bestia versión creepy.

Por cierto, adoro las canciones que agregas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Will Tudor
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Runas)
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Incoming
RP Adicional : ---
Mensajes : 151
Puntos : 107
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4546-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4592-relaciones-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4591-cronologia-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t5053-correo-de-sebastian-e-winterburn

Denzel Smethwyck el Vie Ago 25, 2017 2:15 am

Desde el momento en el que se cruzó con la ex-serpiente de Hogwarts no hicieron más que buscarse las pulgas el uno al otro, y es que Denzel tampoco se escapaba de ser culpable, pues si bien Winterburn había empezado a tratarle de una forma despectiva e irrespetuosa, lo cual no le dio importancia, pues imaginaba que así sería con todo el mundo, en su caso no paraba de hacer rodeos en alguna de las respuestas, llegando a ser desquiciante. Ese comportamiento se debía a que, obviamente si no recibía cordialidad por su parte no le devolvería una alegre sonrisa ni una agradable respuesta. Aunque no pedía eso del contrario, lo miraba de arriba a abajo y no, por favor, sería hasta espeluznante. Simplemente, aunque sería de agradecer, no era capaz de imaginarse al Slytherin de forma amigable.

A pesar de todo, ese dichoso rubio tenía bastante razón en algunas cuestiones. Le dejó casi sin palabra cuando le hizo ver que era lógico la inexistencia de casos en el ejemplo que había explicado, cuando ni siquiera había escuchado de gente que había hecho uso de aquel hechizo. Aunque tampoco era adecuado generalizar, no tendría sentido que existiera un conjuro para que nadie lo usara, sería que no mucha gente hallaba entretenimiento en vivir las historias en primera persona, y es que él era uno de esos pocos —La verdad es que no, y no saben lo que se pierden —Contestó inexpresivo con con la mirada aburrida en el suelo.

En el fondo le divertía acabar con la paciencia del mayor, pero también le encantaba compartir sus conocimientos a sabiendas de que no todos tenían los mismos intereses que él. El conjunto de las dos premisas le animaba a seguir, fue entonces cuando el mayor llegó a su límite y el aguilucho decidió cerrar el pico ante la amenaza, no fuera a ser que avivara su explosión y terminara por tratarse de un volcán hawaiano de coladas pāhoehoe.

No estaba seguro de lo que trataba el libro pues nunca había dado con esa historia, de momento se estaba dejando llevar pero había muchas preguntas que le rondaban la cabeza. Esa familia sufriendo acoso por la diferencia en su condición de emplear magia... ¿Los Grimm estaban acaso intentando reflejar la realidad en uno de sus cuentos? Aún así... En su época eran los magos quienes eran perseguidos... ¿Fue casualidad que si decidieron hacer una historia a la inversa les saliera lo que sería la actualidad?

No se había dado cuenta con lo distraído que estaba que el rubio estaba sumido aparte en sus propia abstracción y cuando el misterioso anciano decidió llamarlos ya estaba decidido a no entrar por el aro —En ese caso no puedo abandonarte aquí —Respondió con otra de sus sonrisas ladinas, como si fuera el otro quién debía preocuparse por quedarse afuera solo.

Tras ello, habiendo hecho caso a la razón, pasaron de largo, y al darse cuenta que volvían sobre sus pisadas, Denzel comprendió en que el actual universitario se marchaba con la intención de abandonar el pueblo, y en eso si que no compartía la misma opinión. Después de todas las oportunidades que había tenido para preguntarle su nombre ahora le empezaba a urgir la necesidad de saberlo, no era plan de estar llamándole por "Hey tío" u "Oye, para" pero fue él el primero que habló justo casi a la entrada del pueblo

Precisamente de eso quería hablar. Sé que... Las historias por medio de Fabula Inmersionem siempre intentan reconducirte al hilo inicial de una forma u otra... Es como en El Juego de Tablero Mágico (1), si fastidias al Game Master, éste te... —En ese mismo instante, al otro lado del puente aparecieron dos guardias de armadura carmesí. Su fantasioso metal rojizo relucía como la sangre y cuando más se acercaban, mayor era el pavor que les acompañaba.

El más cercano levantó la mano en señal de stop y anunció —No se permite la salida del pueblo. Por orden de la entronada de Aryldaen se hará una inspección con el fin de erradicar el tumor de nuestro reino —El segundo guardia se adelantó mientras el otro comunicaba la situación y añadió —Y ahora que estáis aquí... Empezaremos con ustedes dos —La habían fastidiado, la habían fastidiado pero bien. No estaba muy seguro de a quiénes identificaban como "tumor", si a los muggles o a los brujos pues esos guardias no parecían ser adeptos de la magia ¿Qué brujo llevaría consigo armadura? Estaba por sacar su varita. Fue un alivio el comprobar que ésta no había desaparecido al entrar en la historia, pues ni lo había revisado hasta ahora. Lo que no sabía muy bien era si la magia funcionaría igual en aquel lugar, o si los matones esos tenían alguna forma de volverse inmune a ella ya que mantenían un porte bastante confiado para lo que fuera que venían a hacer.
_______________________________
(1) Eso me lo acabo de inventar, sería algo así como los juegos de rol de mesa pero en el mundo mágico, osea, que acaba de soltar un símil frikazo

SKULBLAKA:
Yo me lo imaginaba como en Yharnam Razz

y awsdfdfksdñ me alegro que te guste
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.666
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 438
Puntos : 203
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckUniversitarios

Sebastian E. Winterburn el Sáb Ago 26, 2017 4:09 am

Para Sebastian, toda la situación era más irreal de lo que podía imaginarse, y más real de lo que le gustaría. Casi se sentía como si se hubiese metido, qué sabía él, en alguna película infantil antes que realmente le estuviese sucediendo ahí. Como Alicia en el país de las Maravillas, podría despertar en cualquier segundo. Pero no estaba ni de lejos de ser el caso. El Ravenclaw, por su lado, había dicho algo curioso, ¿es que él tendía a meterse en libros? ¿Entonces toda esa retorcida situación era culpa del otro? No quería empezar a culpar a los demás, habría que pensar en soluciones antes que en culpables, por mucho que le costase enfocar su atención correctamente.

Al menos tenía un poco de comprensión, o buen juicio, pues guardó silencio cuando realmente le pidió callarse de una vez. Sebastian no controlaba muy bien sus emociones, bajo una situación de estrés podía llegar a ser bastante más explosivo que de costumbre, odiaba con todo su ser las cosas que salían a su comprensión, aquellas que no podía controlar. Ese libro, sin embargo, parecía reflejar la realidad a la perfección, cómo los magos ahora perseguían a los muggle por motivos bastante estúpidos. Era raro, pues de hecho en esa época ocurría todo lo contrario, ¿podrían haber intentado querer reflejar una situación inversa, sin saber que la gente estaba tan loca como para de hecho recrearla?

Fuese como fuera, no quería ninguno de los dos acercarse al misterioso hombre, con una mirada incrédula y soberbia cuando el menor declaró que al que no quería dejar solo era a él en lugar de no querer ser dejado a su suerte, como era la realidad. — Podría manejar la situación fácilmente por mi propia cuenta —declaró, con la firme creencia de que el pueblo no les traería nada bueno. Al menos hasta que se sembró en su mente una semilla de duda y decidió hacérsela saber al otro, quien le respondió lo que él ya se imaginaba. — Ya, pero al menos no corres el riesgo de morir cuando… —había empezado a interrumpir al Ravenclaw.

Sí, había pasado por alto el mísero detalle de que generalmente era él quien se metía con la gente que jugaba a ese tipo de juegos, por mucho que fuese su oculto placer culposo, muy parecido a lo que sucedía con los videojuegos. Por suerte para Winterburn, los dos guardias lo interrumpieron antes de que pudiera expresar más conocimiento del que era debidamente necesario. Sus armaduras color sangre eran, cómo no, muy intimidatorias, pero el universitario pareció estoico conforme ellos avanzaban a ellos, señalando que debían detenerse. Todo en Sebastian indicaba peligro, por ello fue que localizó rápidamente su varita entre su ropa.

Expulso —pronunció tan rápido como uno de los guardias dijo que ellos serían los primeros en ser inspeccionados, aunque su hechizo rebotó contra las brillantes armaduras de los guardias enviando a volar unos metros tanto a Sebastian como al Ravenclaw. — ¡Mierda! —Ahora se daba cuenta del motivo por el que estaban tan confiados. Sin embargo, no tardaron mucho en mirarse entre ellos, con una ceja enarcada como si en silencio se preguntaran… ¿qué demonios estaba pasando con aquellos dos?

En situaciones normales, pasarían el resto del mes en una celda por atacar a guardias reales, pero hoy corren con la suerte de que tenemos órdenes estrictas de encontrar a la plaga del reino para erradicarla por completo —dijo el segundo de los guardias mientras se acercaban a ellos, con los pechos hinchados de orgullo. — Tú, muestra tu valía —se refería al menor de los dos, el que no había atacado a ninguno de los dos guardias, seguramente porque tendría la misma suerte de tener el hechizo reflejado en ellos mismos. Al menos había que agradecer que Sebastian no había usado uno de sus usuales hechizos ígneos.

El rubio chasqueó la lengua mientras se levantaba dolorosamente del suelo, habían caído con un impacto inminente que les había dejado aturdidos unos segundos, y se sacudió las ropas. Se notaba de lejos que estaba confundido, aunque al menos intentaba aparentarlo un poco por no llamar la atención de los dos guardias. Con aquellas estúpidas armaduras, había creído ciegamente que eran guardias sin magia, no que de hecho incluso sus armaduras tenían cierto grado de protección contra la misma. Seguramente hubiese una forma de hacerles flaquear las defensas, pero en ese momento no parecía ser necesario, no cuando habían reconocido a la impulsiva serpiente como digna de valor en cuanto mostró su magia. Todo estaba de cabeza.


Última edición por Sebastian E. Winterburn el Sáb Sep 02, 2017 5:17 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Will Tudor
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Runas)
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Incoming
RP Adicional : ---
Mensajes : 151
Puntos : 107
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4546-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4592-relaciones-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4591-cronologia-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t5053-correo-de-sebastian-e-winterburn

Denzel Smethwyck el Vie Sep 01, 2017 7:15 pm


Del mismo modo que el Slytherin, el castaño salió disparado junto a éste por el efecto rebote de las extrañas armaduras que portaban los guardias, y a diferencia del rubio, fue enviado a uno de los postes del extremo del puente antes de caer al suelo. Como su resistencia a los golpes era nula le costó lo suyo reincorporarse, quejándose al tiempo que los guardias se aproximaban hacia ellos, que si no estaban furiosos mantenían un semblante que lo ocultaba bien.

Denzel no comprendía la lógica de aquel efecto ¿Cómo es que era posible que el hechizo devuelto se repartiera entre los dos? Y lo que suponía que era más raro ¿Porque no se reducía su eficacia si se dividía entre los dos? Eran preguntas que poco le servía para sacarles de aquella situación, pero cuando el Ravenclaw descubría algo que le era desconocido no podía evitar cuestionarse su funcionamiento, aunque también había que pensar que se trataba de una historia ficticia, poca base iba a tener el funcionamiento de algo así.

M-menos mal... Que se te ocurrió eso en vez de lanzar un bombarda... —Ese no era un buen momento para bromas, aún así, mientras se aferraba a su varita pensó en múltiples opciones para escapar de aquella situación, y justo lo que acababa de decir le había dado la solución, si les hacían objetivo era una batalla perdida pero había algo que no podía salir mal —¡Cierto! —El menor apuntó al centro del puente, los guardias aceleraron la marcha en cuanto se dieron cuenta antes de que acortaran más la distancia y exclamó —¡Bombarda!—Un destello luminoso impactó a un metro frente a los acorazados que hizo resquebrajar el puente de piedra. Con el apoyo central destruido éste se vino abajo y los adoquines fueron cayendo en fila llevándose con ellos a los guardias.

Los dos brujos se encontraban en uno de los extremos del puente gracias al expulso de antes, por lo que no fueron tragados por efecto dominó, y aún así Denzel miraba sorprendido a lo que acababa de pasar, pues había sido más de lo que esperaba haber hecho. Cuando se recompuso, echó un vistazo al frente y al parecer aquellos guardias no estaban solos, un jinete en la distancia parecía haberse dado cuenta y si se quedaban allí mucho tiempo los otros dos no tardarían en dar con la manera de volver hasta ellos en caso de que el agua no fuera muy profunda y acabaran ahogados.

A pesar de todo, la presencia de ese tercero no era la única que estaba a punto de entrar en escena, y es que, como salido de la nada, se escuchó una voz tras de sí que resultaba ser bastante familiar —¡Seguidme! ¡Seguidme o acabaréis prisioneros de la reina! —Si no fuera porque no le habían visto la cara cuando les llamaba desde aquella casa, no se habrían dado cuenta de que era el de antes por la apariencia, sin embargo era fácilmente reconocible por la voz, y esa insistencia por seguirlos.

Al darse la vuelta pudieron ver su aspecto por fin: Era un hombre calvo, con una barba que le llegaba hasta las rodillas. Su vestimenta no era como las de un noble y no iba muy arreglado, pero tampoco llevaba arapos. Éste les hacia señas nuevamente, pero con más apurado que antes. Denzel comprendió entonces que esa era la línea que debía seguir, o al menos tenía una corazonada. Se volvió al rubio y no necesitó palabras para comunicar lo que estaba pensando. Debían seguir al viejo.

ヽ(^Д^ )ノ:
Siento haber tardado tanto en responder, he tenido unos días que no he parado. Todo el rato saliendo de aquí para allá y cuando volvía a casa no había ganas de na'

Otra cosa, puedes manejar al anciano como gustes, como si te da por inventarte el motivo de por qué les insistes aunque yo ya tenga pensada una. Me gusta que los roles se desenvuelvan con giros inesperados aunque ya tenga cosas pensadas

Voy a terminar siendo el loco de los audios XDDD
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.666
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 438
Puntos : 203
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckUniversitarios

Sebastian E. Winterburn el Sáb Sep 02, 2017 5:18 am

Soltó una queja en cuanto el menor le dijo que menos mal que no había elegido un hechizo destructivo, lo que de verdad era un alivio porque Sebastian tenía una preferencia por los hechizos ígneos y no hubiera sido agradable que acabasen quemados. Estaba pensando qué hacer, cómo deshacerse de ellos, cuando Denzel decidió romper el puente por el que iban a pasar, haciéndolo tallarse el rostro, ¡y el que tenía problemas destructivos era él! Los guardias cayeron junto con el resto del puente, el universitario no pareció preocuparse por ello, su empatía no era su mejor virtud así que se concentró en algo más importante.

Enano, tenemos que irnos —advirtió al menor en cuanto vio al hombre en el caballo que los miraba, tenían que marcharse de ahí cuanto antes para no meterse en más problemas. Iban a empezar la huida cuando el cuarto personaje apareció, exigiéndoles que le siguieran por sus propias vidas. Compartió una mirada con el Ravenclaw, el hombre le recordaba vagamente a alguien… Al disfraz de Jafar cuando engañó a Aladdin. Parecía que el chico creía que estaba ahí el camino que debía seguir, él no estaba tan seguro, desconfiado por naturaleza.

Decidió darle el beneficio de la duda y comenzó a seguirlo junto con el menor, intentando no pensar en lo peligroso, inusual, de la situación. Sería peor si los atrapaban los guardias, al menos esa era la impresión que tenía, así que siguieron a aquel hombre. ¿A dónde podría llevarlos? No tenía ni la menor idea, pero estaba casi seguro de que estaban avanzando en la historia, era el plan que habían decidido seguir, simplemente seguir el cuento hasta su final. ¿Y qué pasaba si era uno de esos libros donde al final todos mueren? ¿Podrían, si eran heridos, tener repercusiones en el mundo real al que ellos dos pertenecían?

Repentinamente sujetó del antebrazo al chico para acercarlo a él y poder susurrarle de modo que nadie más lo escuchase. — No confío en él, ten cuidado y no sueltes tu varita —generalmente no haría aquello, pero ahora mismo sólo tenía un aliado: el mismo que pertenecía a su mundo, el que podría ayudarle a salir de ahí, todos los demás eran enemigos que no podían ganarse la confianza del rubio. Por ello consideró que podrían escaparse al primer momento, aunque tal vez lo más inteligente para hacer primero era obtener… No lo sabía, ¿indicaciones, tal vez? ¿Algún consejo para poder seguir avanzando? Era difícil de decir.

No sabía a dónde estaban yendo, pero en medio de esa breve distracción notó que no muy lejos de ahí había otros guardias, del mismo color rojo que brillaba al sol de forma escalofriante. Volvió a sujetar el brazo de Denzel pero ésta vez para meterlo por una callejuela, separándose de esa accidental forma del anciano otra vez, pero creía no haberlo perdido en su mapa mental. Sólo necesitaban caminar por la calle paralela para poder reencontrarse con él evitando de esa manera a los guardias por un motivo bastante simple, mirando de reojo al menor.

Evitaremos al extremo a los guardias, podrían acusarnos de intento de asesinato o algo peor, no sabemos qué tan rápido fluye la información aquí —le dijo al otro, era un plan necesario. Por sus armaduras no podían descartar que fueran magos, y si eran magos bastaba un hechizo para que todos supieran un dato. Había un testigo de su ataque y eso podría bastar para condenarles, justo como el hombre anciano había dicho. El mismo que por cierto no estaba donde Sebastian había calculado que lo reencontrarían. Lo vieron más lejos, hablando con alguien con una capucha al que no podían ver el rostro. — ¿Nos acercamos, o…?

Sí, hubiera deseado que el otro le dijera que no, pero el Ravenclaw parecía convencido de seguir a ese misterioso y poco confiable hombre. Ah, era complicado hacer las cosas en “equipo”. Al menos Winterburn era bastante malo trabajando en equipo, y en ese caso cuando preguntaba la opinión del menor era porque no estaba seguro y quería poder culparlo si las cosas salían mal, una técnica interesante para lavarse las manos de situaciones complicadas.

Loco de los audios:
Ya lo eres(?)

Y no te preocupes, cuando puedas está bien, no hay apuro~
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Will Tudor
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Runas)
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Incoming
RP Adicional : ---
Mensajes : 151
Puntos : 107
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4546-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4592-relaciones-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4591-cronologia-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t5053-correo-de-sebastian-e-winterburn

Denzel Smethwyck el Sáb Sep 09, 2017 7:03 pm

Comenzaron la escapada junto al anciano desconocido que, del mismo modo que el rubio, Denzel también sospechaba de sus intenciones, sin embargo, si el protagonista de la historia debía ser engañado y traicionado de forma tan previsible, iría él sin dudarlo. Podría parecer un necio por ir directo a la boca del lobo a sabiendas de lo que esperaría en ella, o no, pues todo eran suposiciones. Sin embargo no encontraba otra forma de escapar de aquella historia sin avanzar en la trama de aquel maleficio, siendo pocos los acontecimientos que habían sucedido y aún así empezaba a ser hasta cansino, sobre todo con ese giro de los acontecimientos en los que ahora se veían envueltos.

Como con todo apelativo anterior a ese, había ignorado nuevamente aquel con el que se refirió a él para dar la iniciativa de movilizarse, al menos hasta que estuvieron a una distancia prudente de aquella salida. Aunque suponía que de nada serviría quejarse para evitar que lo volviera a hacer, no perdía nada por intentarlo, posiblemente, más que perder, se ganaría otra ofensa de añadido pero total, hasta el momento solo le había visto ser perro ladrador —¡Mi nombre es Denzel! —Le corrigió mientras se daban a la fuga, de la cual un detalle le llamó la atención, y es que el anciano no les retrasaba ¡Por Merlín! Ese señor parecía que se dedicaba a hacer ejercicio todos los días para poder correr como estaba haciendo sin romperse ningún hueso.

No te preocupes tanto por mí —Respondió en el mismo tono con aire confiado. Cierto era que aquella insistencia era bastante sospechosa, y más aún teniendo en cuenta que la mayoría de las personas no se arriesgan de esa manera sin querer nada a cambio, a menos que haya un vínculo de confianza mutuo, y no era ese el caso.

Poco tiempo transcurrió hasta que, pasadas unas calles, en la cercanía había otra escuadra de armaduras tiznadas de escarlata, los mismos guardias con los que ya se habían cruzado y justo notó como el universitario tiraba de él para tomar un desvío, siendo tan rápido que el anciano no se llegó a dar cuenta —¡P-pero que haces! —Gruñó antes de escuchar su explicación sin elevar demasiado el nivel de voz. Se había llevado un susto de lo improvisado que había sido —Eres demasiado precavido... Está bien —Se calmó, compartiendo esa idea y siguió la marcha junto a otro por esa callejuela hasta toparse con una escena de lo mas curiosa —No...— Contestó, hasta hace un momento había pensado que debían ser parte de la historia para que ésta avanzase pero ahora se cuestionaba algo distinto ¿Y si la historia avanza independientemente de ellos dos? Aquel nuevo evento desencadenado había sucedido sin que ellos permanecieran junto al anciano ¿Significa entonces que la historia no necesita de su presencia para que acabe? En ese caso no habría que exponerse al peligro, todo sería más sencillo pero ¿Cómo actuaría la historia si su invitado decide mantenerse al margen? No podía ser tan simple.

Pasado unos segundos en silencio sacó sus conclusiones y se las hizo saber al adverso —Creo... Que lo que había dicho antes de que teníamos que seguir la historia... No es del todo como pensaba... —Se mantuvo reflexivo de nuevo tras comentarlo, pero pronto reaccionó cuando vio necesario enterarse de aquella conversación —No conozco hechizos para agudizar el oído y dudo que lo haya... ¿No tendrás por casualidad una oreja extensible? —Aquello que le pedía en ese instante no sería necesario, si no la tenían ya se enterarían de una forma u otra.


Última edición por Denzel Smethwyck el Mar Sep 12, 2017 1:08 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.666
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 438
Puntos : 203
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckUniversitarios

Sebastian E. Winterburn el Lun Sep 11, 2017 11:16 pm

El enano lo había corregido diciéndole su nombre, como si le importara o algo. Sólo quería salir de ahí, no era para tanto, no es como si esperase nada más, aunque el nombre lo dejó por ahí por si necesitaba llamarlo después y el “enano” no sirviera. El hombre, aunque anciano, parecía tener un inusual estado físico que lo hacía tan veloz como un chiquillo, más que el par de jóvenes, lo que era bastante extraño. Decidió decirle a Denzel que tuviese cuidado, pero éste respondió con un aire confiado que le provocó al mayor mirarlo, tuvo que morderse la lengua para no soltarle que entonces esperaba que se cayese en un jodido pozo. No, Sebastian, relájate; se dijo, suspirando y continuando la huida.

Calla —le dijo en cuanto gruñó por su jalón, para explicarle qué era lo que lo tenía tan inquieto. Paranoico patológico, Sebastian era un experto en ver malas intenciones en los demás, potenciando su precaución hacia los demás. — Vale —no preguntó dos veces si debían acercarse, aceptando a la primera la negativa. Eso era muy raro, todo aquello. Sebastian no era una persona muy brillante, y por ello se frustraba al tener detalles pasados por alto. ¿Quizá al final, como el enano lo dijo, tendrían que meterse en un problema, ser evidentemente engañados para que la trama continuase? Era un espectáculo trágico donde sólo esperaba que los protagonistas no muriesen al final.

Volvió la mirada al menor cuando éste empezó a hablar, de nuevo. Quiso decirle algo bastante soez acerca de su desconocimiento, pero una vez más se mordió la lengua a tiempo, no era momento para pelearse entre ellos, una parte de él lo sabía. Lo que sí hizo fue soltar un suspiro pesado y sonoro de disgusto, resignación, al oír que él no conocía un hechizo para potenciar los sentidos, qué tipo de Ravenclaw era entonces. Sacó su varita y se la pegó en la frente, más por joderlo que por necesitar contacto para realizar el hechizo. Era una especie de rara superioridad demostrada sólo con el movimiento de su varita, pues tuvo que separar su punta de la frente ajena para realizar la floritura.

Suprasensus —era un hechizo que aprendió poco luego de entrar a la universidad, funcionaba, como era evidente, para afinar todos los sentidos. Con ello durante un tiempo limitado podrían escuchar la conversación, usó el mismo hechizo consigo mismo para tener el mismo privilegio, o al menos lo amagó. Otra cosa llamó su atención, justamente por el sitio del que ellos venían alejándose de los guardias, así que dejó a Denzel escuchando mientras él se acercaba a mirar. Ese mundo raro le hacía creer que todo era una mentira, hay autores retorcidos y locos a los que no les evoca nada matar personajes a diestra y siniestra, nada les garantizaba la vida.

Lo que el universitario contempló fue a una familia saliendo de una casa, seguramente perseguida también a juzgar por la forma en que miraban a todos lados, inquietos y preocupados. Un miembro de la familia, al parecer la hija mayor o algo parecido, reparó en la mirada del rubio, sus ojos conectaron durante unos segundos antes de que ella, movida por la masa familiar, siguiese con su escapatoria. Miró por encima de su hombro para asegurarse que él no los siguiera, pero los ojos azules de Winterburn sólo los miraron marcharse hasta perderse en una esquina, el último segundo donde vio a la joven de negros cabellos. En ese momento se recordó que no estaba solo, volviendo la vista hacia el otro lado del callejón donde había dejado al águila escuchando la conversación.

¿Qué fue lo que escuchaste? —le preguntó al menor, por si era algo bueno o, por el contrario, algo malo. Tenía una sensación rara, como si haber visto a esa familia fuese a ser importante para el futuro, sin tener claro de si había pillado el detalle importante del encuentro. Puede también que fuesen ideas suyas para justificar el hecho de que se perdió la conversación por un evento tal vez secundario, pero eso no era el tema a tratar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Will Tudor
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Runas)
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Incoming
RP Adicional : ---
Mensajes : 151
Puntos : 107
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4546-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4592-relaciones-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4591-cronologia-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t5053-correo-de-sebastian-e-winterburn

Denzel Smethwyck el Dom Oct 15, 2017 5:13 pm

Aquellos dos individuos parecían tener una conversación bastante intensa y profunda pues ya hacía un rato que llevaban allí, discutiendo qué debían hacer en aquella situación y aun no se habían separado.

Por fin el rubio cuyo nombre aún desconocía había hecho uso de sus conocimientos de universitario con aquel hechizo de un nivel superior a él. Era evidente que por la correspondencia a ser conocido en cursos superiores, en su caso no había oído hablar pero, por su sed de conocimientos, o más bien, por la sed de conocimientos de todo Ravenclaw, debía al menos haberse topado con alguna referencia a éste en algún libro. Podría deberse a que no había dado con los libros adecuados o simplemente aquellos contenidos estaban reservados para la biblioteca de la universidad mágica, cuestión muy dudosa a decir verdad. Sin embargo, la sabiduría comienza con una pregunta. Era una de las frases célebres que guardaba en su memoria y en momentos cuando aprendía algo nuevo como aquel, se lo repetía a sí mismo.

Había hecho un amago a modo de molestia, tapándose la frente con sendas manos y es que parecía que aquello lo había hecho a propósito más que por la ejecución del propio hechizo —¿Eso era necesario...? —Se quejó finalmente  manteniendo el tono bajo para que no les escucharan. Permanecían ahora ocultos tras el bordillo de la última casa adherida al bloque derecho a la callejuela por la que habían venido y en cuanto empezaron a afinarse sus sentidos volcó toda su atención en aquella conversación.

Me prometiste que me darías un indulto si conseguía encontrar a un par de brujos y... —El anciano comenzó quejándose tras una conversación que parecía ya avanzada. El siguiente que hablo fue el encapuchado que le acompañaba y le interrumpió sin dejarle acabar.

"...Los traía ante ti" Pero dime ¿Donde están esos brujos? Yo no veo ningún otro por aquí —Sentenció severo.

Te juro que los dos chicos estaban conmigo no hace nada, debieron desparecer en algún mo...— De nuevo el anciano fue interrumpido pero esta vez sin clemencia alguna —No hay perdón, me has hecho perder mucho tiempo, se acabaron tus oportunidades para compensar tus transgresiones —El misterioso de la capucha chasqueó los dedos y en ese instante el anciano se convirtió en una matrioshka ante los ojos de los pocos que estaban atentos de la escena. El lugar estaba desolado así que no había nadie más aparte de Denzel, el tercero y... El rubio había desaparecido en algún momento sin darse cuenta.

Los nervios que le invadieron por el riesgo de ser descubierto tras haber visto aquello fueron crecientes y el corazón le bombeaba a mil. Exclamaba internamente, ahora más apurado la vuelta de... ¡Ese dichoso universitario cuyo nombre aún le era desconocido y que ya estaba tardando en decirle!

El encapuchado tomó la matrisoska entre sus, ahora visibles, huesudos dedos, que parecían tener tatuados unas especie de runas en ellos, y comenzó a hacer mutis a paso lento en  dirección a otra callejuela distinta.

Cuando por fin el rubio apareció, Denzel descargó su preocupación acumulada que llevaba guardando sin contenerse ni un ápice —¿¡Se puede saber cómo de importante era aquello que requería tu presencia!? —Elevó el tono y sus propios tímpanos empezaron a zumbarle por el hechizo suprasensus y quejumbroso se tapó al instante los mismos tras una mueca de dolor. Luego se calmó y añadió —Por que si fuiste al servicio espérate que ahora me toca a mí— No pudo evitar bromear a pesar de lo agitado que estaba.

No sabes lo mal que lo he pasado —Y a él que le iba a importar —No quiero volver a encontrarme con ese encapuchado, parece saber mucho sobre maleficios poderosos y como era de esperar el anciano no era de fiar— Odiaba tener que decir lo segundo, sabía que ahora sería el momento en el que el otro saltaría con un "Jah, lo sabía" o un "Te lo dije", aunque no parecía ser su estilo, sólo sabía que si comentaba algo al respecto sería algo que le buscaría las pulgas.

Shoo shoo? Bahnah!:
Siento haber tardado tanto, de verdad, y también al resto que les dejé pendientes... Es lo típico, ahora con las clases lo tengo un pelín difícil, pero veré si encuentro la forma de meterme los findes al menos.


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Cole Sprouse
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.666
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 438
Puntos : 203
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck
Denzel SmethwyckUniversitarios

Sebastian E. Winterburn el Jue Oct 19, 2017 9:54 pm

Sebastian había resultado saber un hechizo que aumentase los sentidos de los magos, algo que era sumamente útil en determinadas ocasiones, como esa en la que no deseaban acercarse demasiado por riesgo a lo que pudiera suceder. Y, claro, el rubio había perdido más bien poco tiempo en molestar al menor con ese golpecito en la frente que le dio con la varita. — Claro que lo era —mintió con evidente ironía, poniendo los ojos en blanco unos segundos. Tuvo intenciones de escuchar junto con Denzel, pero hubo otra cosa que le llamo la atención más que esa charla, así que se alejó un poco del estudiante para dirigirse a ver la escena.

Una imagen que lo dejó pensando, pero al volver no pudo pensarlo mucho más ya que el enano comenzó a reprenderlo por haberse marchado, inusualmente alterado, pero eso no pareció moverle ni un pelo al universitario. Él no había usado el hechizo en sí mismo, por lo que estuvo a punto de reírse al verlo quejarse por su propio chillido, aunque por suerte había conseguido contener aquella risa y mantenerse estoico. Enarcó una de sus cejas en un soberbio gesto con el único propósito de expresar confusión y extrañeza al comentario en broma que hizo.

Deja el melodrama y explícate —repuso cuando le habló de lo mal que lo había pasado. — ¿Con qué encapuchado? ¿Con el que hablaba con el anciano? —trataba de entender más o menos lo que quería decir aunque era realmente un tanto complicado, y entonces descubrieron que él siempre estuvo en lo cierto, no podían confiar en el anciano. Probablemente el rubio estaba demasiado concentrado analizando sus palabras que se le pasó decir ese clásico “te lo dije”. — Será mejor que no confiemos en nadie del libro —fueron sus palabras, olvidándosele sólo un segundo su prepotencia.

Se asomó por el borde del callejón con intención de ver si había rastro alguno de alguien, pero sólo se encontró con una muñeca. De todos modos, ese sitio no era seguro, le hizo una indicación al águila para que lo siguiera en dirección contraria, donde él había visto a la familia escapando, ¿podrían seguirlos? No resultaba precisamente improbable, podrían intentarlo, pero nada más salieron del callejón se encontraron con lo peor, uno de aquellos guardias que antes los habían interceptado nuevamente aparecía justo frente a ellos, gritándoles que se entregaran, ¿de verdad esperaba que lo obedecieran?

¡Corre! —le dijo a Denzel, él al menos no iba a comprobar qué podían hacerles si no se entregaban. Comenzó a correr sin mirar atrás, la varita en la mano, pero no iba a atacar, ya habían visto que no era una buena idea atacar a los guardias. Lo que hacía era utilizar hechizos para lanzarle obstáculos y ralentizar su avance. — Debemos encontrar un lugar seguro —le dijo en un jadeo al menor un momento que se detuvo a ver qué era lo que podían hacer, qué camino seguir, el hombre los seguía de cerca así que no podían detenerse mucho tiempo.

El camino se les acabó cuando llegaron a un callejón cuyo fin era una barandilla, una caída de tres metros aterrizaba en un río que no estaba precisamente falto de agua. Miró hacia atrás, hacia abajo, hacia atrás, no había modo de caminar hacia ninguno de los costados. No lo preguntó y, tirando del brazo a Denzel, se zambulleron dentro del río cuya fuerza los comenzó a arrastrar. Sebastian no era el mejor nadador del mundo, por lo que le costó un poco conseguir sacar su cabeza del agua mientras eran arrastrados.

Esta no es mi mejor idea… —masculló entre dientes, buscando su varita, ¿se le había caído al zambullirse? — Maldita sea —farfulló, buscando entre el agua aunque no alcanzaba a tocar el fondo con sus manos. En el intento, sumergiéndose para buscar su varita, fue sumergido por una fuerza bajo el agua. Fue el desesperado movimiento de sujetarse de algo que sujetó por el pie al enano que lo acompañaba, siendo los dos llevados por esa rara corriente de agua por un sitio, una especie de túnel donde la luz del sol no llegaba hasta caer en una especie de alcantarilla, a juzgar por el húmedo aroma a encerrado entre la oscuridad.

Sebastian cayó sentado en ese charco de agua, bajo de él sintió una rejilla que se llevaba gran parte del agua que caía por ocasiones del tubo por donde habían caído. Su varita no estaba muy lejos, de hecho por poco se cae por dicha rejilla. — Lumos —pronunció, iluminando el oscuro lugar. Parecían alcantarillas. Más bien, parecían haber caído dentro de unas catacumbas. — Joder… ¿ahora dónde nos vinimos a meter…? —se quejó, levantándose. La ropa la tenía empapada y escurría. Menudo paseo por el río habían tenido. Y sí, no parecía sentirse nada culpable, sólo molesto.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Will Tudor
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Runas)
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 000
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Incoming
RP Adicional : ---
Mensajes : 151
Puntos : 107
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4546-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4592-relaciones-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t4591-cronologia-de-sebastian-e-winterburn http://www.expectopatronum-rpg.com/t5053-correo-de-sebastian-e-winterburn

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.