Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Redes Sociales
2añosonline

V de Vaporeta [Leo Lezzo & Eva Waldorf] Evento aniversario 4 años

Leonardo Lezzo el Mar 5 Sep 2017 - 1:56

Aquella mañana recibió la carta que terminó con la paciencia de Leo. Llevaba varias semanas ya recibiendo notas, siempre la misma lechuza, y siempre firmadas de una forma extraña y desconocida. El chico se asustó al recibir la primera carta, creyó que le habían descubierto y tuvo un ataque de pánico. Nadie sabía donde estaba de modo que no podía ser ningún amigo o familiar. Ahora era un fugitivo y estaba solo en el mundo. A pensar de ello las cartas se sucedían. Día tras día y semana tras semana iban llegando pergaminos. Al cabo de unos días se acostumbró y dejó de prestar atención. No eran letras amenazantes ni violentas. Simplemente cartas de un desconocido. Ninguna de ellas presentaba dibujos, por lo que sospechaba que no podía ser Yvette. Aún así, en lo más profundo de su corazón, Leo deseaba que se tratasen de cartas de Yvette. Quizás estaba en una zona segura con su abuela materna y había encontrado el modo de contactar con Leo. Pero no contenían ni un dibujo y eso extrañaba al chico. Si algo compartían ellos dos era su amor por el lápiz y el papel. Solo con ver un cutre emoticono sonriente ya se hubiese alegrado, no esperaba grandes obras de arte. Las cartas continuaban llegando, sin dibujos, cada vez más insistentes.

La misiva de aquella mañana fue la gota que llenó el vaso. Leo sentía curiosidad, pues aquella persona desconocida no paraba de citarle en un pub de Londres día si día también. Hacía años que el chico no entraba en un pub, mucho menos desde que estaba siendo buscado por una horda de mortifagos sanguinarios. Finalmente el chico se decidió a ir. Llevaría su varita, por supuesto, y tuvo que usarla antes de salir de su escondite. Leo prácticamente vivía en la indigencia. Tenía tres o cuatro camisas viejas y rotas por el trabajo, un par de pantalones más rotos aún y solamente unas deportivas. Si es que todavía se le podían llamar así. Bañarse si que podía, en el trabajo disponían de duchas para usarlas al terminar la jornada laboral. De echo de había bañado la noche anterior, eso valdría. Se vistió con su ropa de costumbre y lanzó un hechizo para cambiarla y adecentarla. Es lo que solía hacer cada vez que necesitaba ir a la ciudad a por algo. Por suerte la magia soluciona muchas cosas.

Salió de su refugio con tiempo porque debía localizar el pub, desconocía su ubicación. Por las indicaciones de las cartas fue fácil de encontrar. Leo debía sentarse en la mesa alta, la única que había en el local, justo al lado de un pilar grueso. El chico, intrigado, siguió todas las instrucciones al dedillo. Una alegre muchacha se acercó para tomarle nota. - Disculpa, estoy esperando a alguien. Luego pedimos. - La camarera se dio la vuelta y continuó haciendo su trabajo. Se le notaba de lejos el nerviosismo acumulado. Todavía no se explicaba de donde provenían las notas, ni quien le había citado. Leo vigilaba la puerta, observando a todo el que entraba fuese hombre y mujer. Aún guardaba una pequeña esperanza de ver entrar por aquella puerta a una chica sonriente, alta y con la melena pelirroja al viento.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 19
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.850
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 359
Puntos : 103
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t2954-arcon-de-leonardo-lezzo

Eva Waldorf el Vie 8 Sep 2017 - 16:11

Eva llevaba varias semanas recibiendo unas extrañas cartas que firmaba un tal “V de Vaporeta”. Si era una broma no le hacía ninguna gracia, no sabía quién estaba detrás de aquello, no reconocía la letra y tanto misterio la hacía desconfiar. Al principio trató de ignorarlas, podía ser una equivocación, o si era una broma se acabarían cansando. Pero las cartas seguían llegando y Eva acabó por desesperarse.

La citaba en un pub en el centro, por lo menos estaría rodeada de gente si iba… ¿Si iba? ¿En qué estaba pensando? Debía estar loca para aceptar algo así, podía ser una trampa y que la descubriesen, dar un paso en falso ahora podía costarle la vida. Pero la curiosidad podía con ella, así que decidió presentarse y averiguar de una vez por todas quién era “V”.

Decidió arreglarse un poco, nunca estaba de más dar una buena primera impresión, era crucial para hacerse respetar y dejar claro que con ella no jugaba nadie. Le hubiese gustado no tener que ir a trabajar, no iba a poder concentrarse en toda la mañana, iba a ser un desastre. La jornada transcurrió a duras penas, con sus horas que parecían interminables, y nada más pudo, salió a paso ligero porque ya iba a llegar tarde y ese no era un buen comienzo precisamente.

Llegó un poco tarde al pub, el trabajo la había entretenido más de la cuenta. El corazón le iba a mil por hora, podía incluso morir si entraba… Pero el mundo no es para los cobardes, así que entró sin pensarlo más. Al entrar vio que no había mucha gente, hizo un barrido general con la mano metida en el bolsillo, agarrando con firmeza la varita. Entonces le vio sentado en la mesa acordada, un chico moreno, muy serio, con cara de desilusión y recelo. Decidió acercarse, sentarse y preguntar.

- ¿V de Vaporeta…?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.450
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 87
Puntos : 41
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Sáb 9 Sep 2017 - 1:44

Podía parecer desesperado, pero es que lo estaba. Sentía pánico, miedo de ser descubierto. Aquellas cartas debían ser una trampa, no podían ser otra cosa. Aún así Leo se armó de valor para ir al local acordado. Estaba visiblemente nervioso. No imaginaba que iba a suceder y aquella intriga le tenía hiperactivo. Observaba al detalle a cada persona que entraba en el lugar. Cuando la puerta se abría su corazón daba un vuelco, más tarde se tranquilizaba al ver que la persona que había entrado no iba hacia él. Pero llegó el momento. Entró una mujer de cabello negro que inspeccionó todo el local hasta que finalmente posó su mirada en la mesa donde estaba el chico, entonces se le acercó. Leo podía notar como el corazón se le aceleraba. Como si le estuviese subiendo por la garganta y estuviese a punto de salírsele por la boca. Cuando se sentó y le preguntó el nombre con el que el desconocido firmaba las cartas se quedó en shock un momento. Principalmente estaba decepcionado, porque no era Yvette la que estaba allí sentada. Además, no parecía una mala mujer ni nadie que intentase venderle a los mortifagos. Por último, había preguntado el nombre con el que se firmaban las cartas.

Leo tardó en contestar. No sabía muy bien como contestar a aquella pregunta. Él era el que había estado recibiendo cartas firmadas con ese nombre. La mujer lo preguntaba como si fuese Leo el que firmaba de ese modo las cartas. Es decir, un lío complicado que tenía a Leo paralizado. - ¿Eres tu la que me ha estado enviando cartas firmadas con ese seu-dó-ni-mo? - El chico pronunció la última palabra despacio, para no trabarse ni decirla mal. Tendía ser disléxico cuando se ponía extremadamente nervioso. Sacó la última carta que había recibido del bolsillo y se la mostró a la mujer. - ¿Qué quieres de mí? - Si le mandaba cartas era porque le conocía, y si le conocía sabía perfectamente que Leo era un fugitivo. Así que no se anduvo con rodeos. En ese inoportuno momento se acercó de nuevo la camarera al ver que Leo ya no estaba solo. El chico la miró como si no hubiese visto en su vida a una camarera y no supiese cual era su oficio. Dejó tiempo de sobra para que la mujer de las cartas ordenase y entonces se dio cuenta de lo que tenía que hacer. - Un cappuccino, per favore. - Otra de las rarezas de Leo es que hablaba su italiano natal cuando se quedaba trabado de ese modo. Cuando la chica se marchó a preparar sus pedidos Leo miró de nuvo a la mujer esperando respuestas.  
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 19
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.850
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 359
Puntos : 103
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t2954-arcon-de-leonardo-lezzo

Eva Waldorf el Sáb 9 Sep 2017 - 15:36

Eva estaba desconcertada, el chico que se suponía que era el que le había estado mandando las cartas le preguntaba si era ella V de Vaporeta. Era una broma de mal gusto que empezaba a molestarla demasiado, le daba la sensación de que se estaban cachondeando de ella y no iba a permitirlo. Mirando detenidamente al chico, notó la inmensa decepción que expresaba su mirada, desde luego parecía que no la esperaba a ella, sino a otra persona. Además, ese italiano que le salió al pedir el café a la camarera terminó de descolocarla.

- Otro para mí, gracias. – Eva decidió despachar a la camarera antes de comenzar a desembrollar todo el lío que se había formado. Bajó la voz y se dirigió al chico mirándolo fijamente – No, yo no soy Vaporeta o como se llame, a mí me han mandando cartas desde hace un tiempo y me citaban aquí, creía que eras tú, porque sino no entiendo que haces aquí, no te conozco de nada…

Todo aquello podía ser una trampa del Ministerio, que hubiesen descubierto que era fiel a la Orden, que la estuviesen poniendo a prueba para encarcelarla por ser mestiza… Quizá había sido un error acudir a la cita, y ahora no sabía cómo salir de esa situación tan problemática. Ese chico que estaba sentado delante de ella no le parecía de fiar, podía ser un mortífago, o un agente del Ministerio, incluso podía haberse tomado una poción multijugos y tener otro aspecto en realidad.

- ¿Quién eres y por qué me has citado aquí? Y si no has sido tú el de las cartas, ¿qué tenemos en común para que nos hayan querido juntar en esta cafetería? Me parece que estamos en peligro, sea como sea… Y demasiado expuestos.

La camarera se acercaba con los dos cappuccinos, así que la conversación se cortó bruscamente, pausando el acaloramiento que estaba provocado a Eva el no controlar la situación. Debía estar preparada para salir huyendo en caso de que ese hombre la atacase, nadie estaba a salvo ya, ni siquiera ella, por mucho que se había esforzado en lo contrario.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.450
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 87
Puntos : 41
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Mar 12 Sep 2017 - 0:32

Para el chico resultaba bastante extraño estar sentado sin más en una cafetería. Llevaba tantos meses escondiéndose e intentando no salir a plena luz del día que por un momento se creyó normal de nuevo. No tardó en volver la realidad. Aunque también era bastante extraña. Alguien había estado mandándole cartas firmadas con un nombre inventado, así que lógicamente Leo pensó que la mujer que se había presentado en el local y se había sentado en su mesa era la emisaria. Pero dijo que no. También a ella le habían mandado cartas citándola en este lugar y firmadas con el extraño seudónimo. El chico no entendía nada. Él no había sido, eso seguro. Ella negaba haber mandado las cartas. ¿Entonces quién? ¿Y por qué? La cabeza de Leo volvió a la realidad cuando tuvo que pedir algo para tomar, pues estaban en una cafetería. - De acuerdo, de acuerdo. Esto es muy raro. - Leo se acercó un poco a la chica. - Si intentas algo raro te atacaré sin dudarlo. ¿Entiendes? - Jamás en su vida había amenazado así a una mujer, se sentía mal por eso. - Estoy en peligro. No debería estar aquí. Me buscan. - Confesó, pero no usó la palabra fugitivo. Se usaba contra todo el que estuviese contra la nueva orden, de modo que todo el mundo estaba acostumbrado a escucharla cada dos por tres, pero a Leo no le gustaba. No se identificaba. En ese momento tenía la varita bien cogida, apuntando a la chica por debajo de la mesa.

Ella quería saber porqué Leo la había citado en ese lugar, quien era y qué tenían en común para que alguien les hubiese querido juntar en esa cafetería. - Me llamo Leo. No debería darte mucha más información. ¿Quién eres tu? - En ese momento llegó la chica con sus cappuccinos. Leo estuvo rápido, pagó la cuenta dejando amablemente las vueltas como propina. De ese modo la camarera no volvería a acercarse a su mesa interrumpiendo tan tensa conversación. - Tu no tienes pinta de estar buscada, vas muy arreglada. ¿Trabajas para ellos? Van a matarme si me atrapan. Dicen que maté a mucha gente, y yo no hice nada. ¿Vas a entregarme? - El chico no estaba respondiendo a las preguntas de la mujer, pero tampoco estaba pensando con mucha claridad. Continuaba pensando que aquello era una trampa para atraparle. Su cabeza valía 25.000 galeones. Sin duda un precio muy goloso.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 19
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.850
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 359
Puntos : 103
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t2954-arcon-de-leonardo-lezzo

Eva Waldorf el Miér 13 Sep 2017 - 1:01

Eva estaba anonadada, encima de haber sido engañada por un completo extraño, el tipo que tenía delante la amenazaba de muerte y se atrevía a tenerla por una mentirosa, cuando ella había sido víctima del mismo engaño que él.

Parándose a pensar, se dio cuenta de que ese hombre estaba tan tenso que parecía que iba a saltar y a echar a correr en cualquier momento. Entendía esa actitud si como bien decía, estaba en peligro, pero eso no justificaba su comportamiento, si tanto le preocupaba que fuese capturado, no debería haber salido de su zona segura, pero a saber por qué se había arriesgado tanto.

Era un hombre bastante guapo, de mirada huidiza y fría, con una actitud muy esquiva y un nombre curioso, que sumado a su acento italiano, le dejó claro que no era de Londres, o que al menos había tenido contacto con Italia. A medida que pasaban los segundos comenzó a atar cabos: le estaban buscando, creía que ella era algún tipo de agente del Ministerio que pretendía capturarle, supuestamente había matado a muchas personas pero él lo negaba… La verdad es que le parecía bastante injusto el panorama de Leo.

- Me llamo Eva, no trabajo para “ellos”, sino para El Profeta, no sé a qué “ellos” te refieres, pero ni me buscan ni busco a nadie. Y mucho menos pretendo capturarte para entregarte a no sé dónde. – Eva esperaba que con esa breve explicación se aplacasen los ánimos de Leo, lo último que le faltaba era provocar un escándalo en el pub y llamar la atención, no era buena idea que la viesen con un fugitivo. – Deduzco que no has hecho nada y eres un fugitivo buscado por el Ministerio… Siento que te hayas llevado un susto por todo esto, la verdad es que no te conozco de nada, no he escrito estas cartas ni pretendo causarte ningún mal. Creo que conocemos a alguien común y ha querido juntarnos para que nos conozcamos. Si te deja más tranquilo, digamos que… No estoy contenta con la “situación general”, no sé si me explico lo bastante claro. – Y le guiñó un ojo, esperando que comprendiese que se refería a que era fiel a la Orden, como lo era él posiblemente. ¿Le habría enviado alguno de sus amigos fugitivos?

Lo que estaba claro es que ella debía ayudarle de algún modo, sino todo aquello no tenía sentido alguno.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.450
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 87
Puntos : 41
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Miér 13 Sep 2017 - 23:56

La situación era bastante surrealista y a pesar de todo los dos involucrados estaban guardando la calma para no llamar la atención en aquel local. Leo contenía las ganas de salir corriendo. Ahora mismo sus piernas eran su único método seguro de transporte, y eso que no tenía la rodilla recuperada al cien por cien. Que la mujer conservase la calma le ayudaba. En lugar de pedir café hubiese tenido que pedir una infusión de tila. El chico hablaba de forma errática, preguntando cosas y no respondiendo a las preguntas de ella. Quería saber qué estaba pasando, porque ninguno de los dos parecía saberlo. Finalmente perdió los nervios y preguntó directamente si pretendía entregarle. La mujer, de nuevo más calmada que Leo, se presentó y le habló de su trabajo. Además no pretendía entregarle, o eso decía. - Eva, lo siento, me he puesto nervioso. Entiende mi situación, no es fácil. - Se acercó de nuevo a la mesa para hablar con voz más baja. - Ellos, los que mandan ahora. Los mortífagos. - Metió la cucharilla en su taza y la movió para tener algo que hacer con las manos. Así el líquido del interior se atemperaba. El chico odiaba tomar las bebidas demasiado calientes.

Eva continuaba con al idea de que alguien había querido juntarles. Pero, ¿para qué? ¿Qué podían tener en común? ¿A quién podían tener en común? - ¿Ese alguien en común puede querer hacerte rica? Ten en cuenta que mi cabeza vale unos 25.000 galeones. - Pero la chica no tenía esa intención, al menos no daba señales de ello. Más bien estaba en contra de la situación actual. Cuando le guiñó el ojo Leo se sintió confuso. - Quizás deberíamos buscar un punto en común. Si no estás de acuerdo con la “situación actual”, - Dijo usando las mismas palabras que ella. - debes conocer a más gente que no está de acuerdo con esa situación. Hay mucha gente que piensa diferente. Y demasiada gente en mi misma situación ¿Conoces a otros fugitivos? ¿A gente que nos ayuda? - El chico pensaba que buscando un punto en común podrían saber quién les había juntado. Eso podía ser fácil. Le venían a la mente un par de personas. Lo que le resultaba difícil era saber qué pretendían al juntarles. Leo no estaba en condiciones de ayudar mucho a otros, y no estaba en posición de ser ayudado. La gente que ayuda a un fugitivo es buscada también, y sus cabezas valen muchos galeones.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 19
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.850
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 359
Puntos : 103
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t2954-arcon-de-leonardo-lezzo

Eva Waldorf el Sáb 23 Sep 2017 - 1:36

Ver a ese chico tan asustado hizo a Eva ser consciente del peligro tan real que estaban corriendo los dos en ese mismo momento por el simple hecho de estar juntos en una mesa de aquel pub.

- Intenta tranquilizarte un poco Leo, sé que es difícil, pero tenemos que averiguar pronto por qué estamos aquí citados los dos, porque nos pueden estar observando, y más vale que estemos prevenidos… No sé qué podemos tener en común, ¿cuántos años tienes? No me suena de haber coincidido en Hogwarts contigo, pareces más joven que yo, tengo 26… Amigos comunes no creo… Si tienes amigos en una situación como la tuya, yo conozco a varias personas amigas mías… No sé si te suena el nombre de Joanna. – Eva trataba de hilar algún tipo de conexión entre ambos, debía encontrarla rápido, su instinto le decía que estaban en peligro y que no debían tardar mucho más en irse. – Mira, si te preocupa seguir aquí expuesto, podemos ir a mi casa a hablar, o buscar de vernos otro día en un sitio más seguro que éste. Me preocupa que te puedan descubrir, pareces un buen chico.

¿Podría ser familiar de algún amigo de cuando iba a Hogwarts? ¿El hijo de algún profesor o compañero de trabajo leal a la Orden? La incertidumbre estaba crispando los nervios de Eva, le daba la sensación de que le estaban tomando el pelo a ambos y eso hacía que su mal humor creciese como la espuma.

- El caso es que tenemos que poner información en común o nos podemos tirar aquí toda una vida sin averiguar nada. ¿Te suena la caligrafía? Porque a mí no, ni conozco a nadie con la inicial “V” ni de nombre ni de apellido, a no ser que sea… Bueno, mejor ni nombrarlo por si acaso. ¿Conoces a alguien del periódico que me pueda conocer?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.450
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 87
Puntos : 41
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Miér 27 Sep 2017 - 1:30

Por más que la mujer le pidiese que se tranquilizara no era bastante, estaba atacado de los nervios. Temía que en cualquier momento entrasen los aurores, los GEOs, la DEA o quien fuese, para llevárselo a Azkaban. Eva intentaba hablar con tono calmado, haciendo ver que ella no era un enemigo. La situación era surrealista. Ninguno de los dos se conocía de nada y, sin embargo, ambos habían sido citados en aquel local. Leo no encontraba ninguna conexión entre ellos. No era mayor, pero si era mayor que él. Toda una mujer. Lo mejor era encontrar un punto en común. Leo empezó preguntando si ella conocía más fugitivos. Ella, hábilmente, dijo su edad y un nombre. Se trataba de una fugitiva a la que el chico no conocía. Pero era un principio. - Tengo 20 años, estudié en Hogwarts y este iba a ser mi tercer año de universidad. Quería ser auror... - Decir todo aquello en voz alta le entristeció. - No me suena su nombre, la verdad. Veo gente en mi misma situación continuamente, ayudo en lo que puedo. Pero no conozco sus nombres. Es mejor no saber los nombres. - Lo que más temía Leo era ser capturado y que a base de torturas o veritaserum le sonsacasen el nombre o lugar donde se escondían los otros. Prefería morir antes que inculpar a otros.

Al menos no era una insensata, estaba tan asustada como lo podía estar Leo. Ella tenía todavía una vida casi normal, con su trabajo. No tenía que huir, y Leo no quería causar eso. De modo que eso de irse a otro lugar le parecía bien. Pero no a su casa. ¿Cómo iba a ir a la casa de una mujer sola? Ya no era por ser malpensado, es que no le parecía correcto. Ni Eva ni Leo conocían a nadie con una V como inicial, a parte de a ese horrible ser que era el causante de todo. - No me suena de nada la caligrafía. No conozco a muchas personas a decir verdad... - El chico no conocía a nadie que trabajase en el periódico, ni a nadie cuya inicial del nombre o del apellido empezase por V. Estaban igual de perdidos que al principio. Aunque Leo tuvo una idea. Tomó otro sorbo del cappuccino y dejó dinero de sobra para pagar las dos consumiciones en la mesa. - Vamos, será mejor que no estemos aquí parados. Este lugar es donde hemos sido citados. De modo que esa persona sabe también el lugar y la hora donde debíamos reunirnos. Saldremos por la puerta y cada uno irá hacia un lado de calle. En la primera calle que encuentres hacía la derecha verás un parque. Nos encontraremos en ese parque en unos minutos. Mi vuelta será un poco más larga, espérame. - El chico cogió sus cosas y salió del local hacia un lado de la calle. Eva debía ir hacia el otro. Cuando estuvo lo bastante lejos del local empezó a correr para llegar cuando antes al parque y no hacer esperar a Eva.

Aquello era raro, pero si alguien les había seguido era un método para despistar. Leo llegó después, como era de esperar. Se acercó tranquilamente a Eva, como si nada hubiese pasado, y continuó con la conversación. - ¿Tu conoces a alguien que estudiase en la universidad? ¿Aurores? ¿Alguien de...la Orden? - La última pregunta la hizo en voz baja. Dentro de la Orden no había tanta y tanta gente, demasiada poca a decir verdad, casi todos se conocían. Pero Leo solo conocía a su mentora, Esther. Y esta llevaba desaparecida mucho tiempo. De modo que ella no había podido ser. Todo apuntaba a que Eva y Leo tenían muy poco en común, y nunca iban a descifrar aquel rompecabezas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 19
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.850
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 359
Puntos : 103
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t2954-arcon-de-leonardo-lezzo

Eva Waldorf el Miér 27 Sep 2017 - 19:28

Tan sólo 20 años y ya estaba viviendo una vida de fugitivo, siempre asustado y teniendo que mirar hacia atrás por si acaso para que no le capturaran. La vida podía ser muy cruel. Eva no le veía un chico peligroso, sino más bien atento, dulce y considerado, que pensaba más en el bienestar ajeno que en el suyo propio.

Por lo menos la situación se iba medio normalizando, él se estaba calmando y comenzaba a razonar un poco. Tras el estado de pánico inicial, pudieron poner información en común, aunque sirviese de poco porque no había nexo, quien fuese se debía estar divirtiendo de lo lindo al verlos tan desconcertados.
Eva quería decirle que llegaría a ser auror algún día, que esa situación no iba a durar para siempre y que acabaría siendo libre y feliz, pero se le hacía un nudo en la garganta, porque por más que quisiese, no podía asegurar nada, ni siquiera su propia supervivencia a largo plazo.

De repente, algo en la mirada y la actitud de Leo cambió, se llenó de determinación. Ideó una manera de conseguir que, si los estaban espiando, hacerles perder su pista. Eva accedió al plan y comenzó a caminar por donde Leo le dijo hasta llegar al parque. A pesar de todo, llegaron casi a la vez y continuaron hablando.

- Conocía algún profesor de la universidad, aunque visto el panorama… Dudo que esté ejerciendo, su pensamiento sobre esta situación era un poco radical… Aurores no, y de la Orden conozco de pasada a Dumbledore, apenas cruzamos unas palabras hace ya bastante tiempo, casi cuando yo era estudiante… ¿Crees que nos han seguido o nos observan? Mira, independientemente de lo que quiera “V”, si tenemos personas en común o no, yo quiero ayudarte en lo que sea.

Quizá había sonado impulsivo, pero para nada. Eva estaba decidida a ayudar a Leo, su instinto le decía que debía ayudarlo con lo que fuese. Debía llegar a ser auror algún día y ella iba a poner todo de su parte.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.450
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 87
Puntos : 41
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Vie 29 Sep 2017 - 12:52

Si alguien les había seguido tenían que hacerle perder la pista. Por suerte Leo había visto algunas películas de acción, y en casi todas usaban técnicas parecidas. Ideó algo simple, y al poco rato tanto Eva como él estaban de nuevo hablando, esta vez en un parque. Ambos estaban interesados en saber que había ocurrido. Querían encontrar un enlace entre ellos dos, alguna persona que fuese una conexión entre ellos. Pero cuanto más hablaban más se alejaban. No parecían tener nada en común. Leo era un fugitivo que estudiaba para auror antes de tener que pasar a una vida de clandestinidad. Ella era escritora en el periódico mágico más famoso en Gran Bretaña. No tenían conocidos en común ni ,al parecer, nada en común. Nada de nada. Leo decidió jugar todas las cartas y habló de la Orden. Eva la conocía, pero no a sus miembros. Por un momento el chico se puso en su lugar. De momento ella era una bruja respetable, que trabajaba en el periódico y no tenía relaciones sospechosas con fugitivos. Hasta el momento. Ella misma se ofreció a ayudar al chico en lo que fuese. - ¿Y si es una trampa? ¿Y si alguien sabe que tu no eres como ellos y te atrapan ayudando a un fugitivo? Te pondrás en peligro. - También pondría en peligro a Leo, aún más de lo que estaba, pero en ese momento él no lo creía así. Él ya era un fugitivo. ¿Qué podía ser peor? Ella todavía estaba posicionada dentro de la sociedad.

Sus buenas intenciones ablandaron el corazón del chico. Después de todo lo que había tenido que sufrir desde hacía unos meses toparse con gente de buenas intenciones era un alivio. Como la gran suerte que tuvo de dar con Laith, que le curó la pierna y le invitó a una cena deliciosamente decente. ¿y si...? - Espera, me he acordado de alguien. No tiene nada que ver con una V o con una Vaporeta pero conozco a un chico que... ¿Conoces a algún sanador de San Mungo con tantos tatuajes como buenas intenciones? - Quizás el sanador le había mandado aquellas misivas. Al fin y al cabo era el único mago no fugitivo con el que Leo se había relacionada. Pero, aunque fuese Laith, ¿para qué querría que Eva y él se encontrasen? No tenía ningún sentido.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 19
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.850
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 359
Puntos : 103
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t2954-arcon-de-leonardo-lezzo

Eva Waldorf el Vie 29 Sep 2017 - 16:44

Hacía rato que había anochecido, y el parque estaba muy solitario. Eva creía escuchar sonidos que no eran reales, se estaba poniendo paranoica y no entendía por qué Leo no quería acercarse a su piso, donde pudiesen tranquilizarse ambos. Podía ser una trampa perfectamente, lo que pasa es que no quería alarmar al pobre chico, si le mostraba más inseguridad, era capaz de salir corriendo y así no iban a solucionar nada.

- Puede ser una trampa Leo, ¿pero qué clase de persona sería si tras encontrarte no te tiendo la mano para ayudarte? Para mí es peor dejarte a tu suerte que mirar por mi protección, mi conciencia no me dejaría volver a vivir. – Eva se quedó un poco pensativa, lo que había dicho del sanador podía tener sentido, no hacía mucho que había tenido que ir al hospital por un pequeño accidente que tuvo. - ¿Cómo es el chico ese del hospital? Tuve que ir hace poco, y recuerdo a un chico plagado de tatuajes que no pegaba en el hospital para nada, más bien parecía un tatuador con dilataciones en las orejas…

No había vuelto a pensar en aquel hombre que tanto le había llamado la atención, se vieron de pasada y cruzaron cuatro palabras como médico y paciente, estuvo un par de días recordándolo porque visualmente le había impactado, incluso pensó en preguntarle dónde se hacía los tatuajes porque tenía en mente hacerse uno, pero en el último momento se quedó callada.

- No sé, apenas hablamos más allá de él como médico y yo como paciente, es cierto que pensé en preguntarle dónde se tatuaba, porque quiero hacerme uno, pero me dio algo de vergüenza y al final no le pregunté nada. ¿Podría ser él? No sería muy difícil de averiguar.

Ir al hospital era de las opciones más sencillas, aunque pudiese quedar como una idiota con ese hombre, por preguntar no se perdía nada, ni siquiera comprometía la seguridad de nadie, porque a simple vista, preguntar: “¿Oye, eres V de Vaporeta?” parecía más una broma que otra cosa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.450
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 87
Puntos : 41
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Sáb 30 Sep 2017 - 2:35

Cuanto más hablaban más cuenta se daban que no había ninguna conexión entre ellos. Quien les había estado mandando las cartas no iba a ser identificado. Era un misterio digno de Sherlock Holmes. Lo peor era que Eva no dejaba de decirle a Leo que quería ayudarle, y Leo no necesitaba ayuda. Más bien temía que por su culpa descubriesen a la mujer y la pusiese en peligro. Ella todavía estaba en el mundo de los vivos, podía moverse sin miedo. - Quiero que entiendas una cosa, llevo meses en este estado y me las he arreglado. Si bien he tenido ayuda a veces, no necesito que te involucres. Voy a estar bien. Lo que a mí me preocupa es que puedan descubrirte con un fugitivo y traidor a la sangre como yo. Tendrías que dejarlo todo y esconderte, como yo. No es una vida digna para una mujer como tu... Es algo que no le deseo a nadie. - Leo no despreciaba la ayuda, ni despreciaba a la mujer. Solamente la avisaba porque no quería que tuviese que pasar por las penurias que él estaba pasando. - Trato de no salir de día, ni de ir a sitios peligroso. Nada de estar entre magos, podrían reconocerme. Por suerte tengo un trabajo y me da para comer. No es lo mismo que estudiar para auror, pero es mejor que estar muerto o encerrado en Azkaban. - Concluyó. Leo no necesitaba ayuda, quería dejarlo claro.

El chico tuvo una idea. Había un sanador milagroso que quizás había podido mandar las cartas. Pero pensándolo bien no le cuadraba. A Eva le sonaba, más que nada porque un sanador lleno de tatuajes es llamativo dentro de un hospital mágico, pero no le conocía. - Es alguien importante para mí, un buen amigo. Gracias a él puedo caminar. - Leo se dio unos golpecitos en la rodilla. Se le había quedado una fea cicatriz pero ya no tenía dolor y caminaba perfectamente sin cojear. - Si es él me enteraré, puedo comunicarme con él. Pero pensándolo bien... Se llama Laith. Nada tiene que ver con una V o una Vaporeta. Y aunque fuese él, ¿para qué juntarnos? - La cabeza de Leo estaba dando muchas vueltas y cada vez le cuadraba menos todo aquello. - De todos modos... ¿Para qué? ¿Qué puedes saber tu que me pueda interesar? Porque yo estoy seguro de que no puedo ayudarte en nada... No estoy en condiciones de ayudar. A menos que... - Leo se quedó mirando a Eva fijamente, sonriendo como un loco. - ¿Hay alguna forma de que puedas escribir algo en el profeta para ayudar a otros fugitivos sin que el gobierno se entere? - Ni siquiera dejó contestar a la mujer. - No, no creo que se pueda. Es una locura. Estoy divagando... - El estrés mental surgido por aquellas cartas y el encuentro con la mujer desconocida estaban volviendo loco a Leo. Él solo pensaba en poder ayudar a cuanta más gente mejor, pero sin poner en peligro a nadie. Mucho menos poner en peligro a Eva.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 19
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.850
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 359
Puntos : 103
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t2954-arcon-de-leonardo-lezzo

Eva Waldorf el Dom 1 Oct 2017 - 19:04

Eva estaba algo más tranquila al escuchar que Leo se las podía apañar bien, dadas las circunstancias. Era absurdo que un chico como él se viese en una situación tan mala por algo que ni siquiera había hecho él. Quien le hubiese acusado, quería quitarlo de en medio a toda costa, cosa que llamaba la atención de Eva. Podría ser la misma persona que lo acusó, pero de ser así, ¿para qué acercarlo a ella? ¿Por qué no delatarlo sin más?

Si se paraba a pensarlo con un poco de frialdad, ¿qué más daba quién los hubiese unido? Lo importante es que ya estaban en contacto, que a partir de ahora todo podría ser diferente, y que cada vez tenía más claro que iba a colaborar como fuese.

- Leo, sea quien sea, ¿qué importa? El caso es que yo no te persigo ni soy mala, sigues estando a salvo… Mejor dejar de darle vueltas porque dudo que lleguemos a descubrirlo. Podemos esperar a ver si recibimos más cartas tras este encuentro. Mientras podemos seguir manteniendo el contacto y puedo tratar de contribuir a mejorar la situación actual. – Eva le daba vueltas a cómo se podría hacer lo que Leo le decía sobre el periódico, sería un tema muy complejo que no sabría bien cómo camuflar, pero era cuestión de darle unas cuantas vueltas. – Voy a darle vueltas a la idea de escribir de forma encubierta en el periódico, tengo que pensarlo bien, pero creo que es posible conseguirlo. ¿Te parece bien seguir en contacto conmigo?

Esperaba obtener una respuesta afirmativa, Leo le había caído genial y no quería perderle la pista, lo mismo podían ayudarse mutuamente. Había sido la tarde más surrealista para Eva desde hacía bastante. Se había sentido como en una película de espías, pero le había gustado mucho la sensación. A partir de ese momento todo podía ser distinto, las cosas podían cambiar aunque fuese un poco, y eso ya era mucho para Eva.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 26
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.450
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 87
Puntos : 41
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eva WaldorfMagos y brujas

Leonardo Lezzo el Mar 3 Oct 2017 - 1:13

La mujer tenía toda la razón. Jamás descubrirían quién les había citado en aquel local ni quién era el responsable. Mucho menos sabrían el porqué. Leo pensaba que era una suerte haberse topado con una mujer tan valiente y buena. Hubiese podido ser mucho peor. En los tiempos que corren la gente se está radicalizando, empiezan a odiar y temer por partes iguales a los nacidos de muggle, y nadie parece estar a salvo. Incluso los nacidos de muggles que han conseguido aguantar en el régimen odian a los muggles y demás magos de sangre no pura. La sangre no debería tener tanto valor. El chico jamás le dio importancia. Cuando él llegó a Hogwarts recién había descubierto que su madre era una bruja y que su padre la había tenido callada por miedo. Nunca se sintió superior a sus amigos muggles, ni inferior a sus amigos de sangre limpia. Cada cual es bueno en algo. Pero el mundo mágico estaba en pleno caos, como si de la Alemania nazi se tratase. En este caso los magos y brujas de sangre impura eran perseguidos y encerrados como los judíos en aquellos tiempos. Horrible.

Leo no quería poner a Eva en ningún aprieto, aunque le soltó la idea que tuvo sobre poder escribir cosas en clave en el periódico. Más que nada para poder ayudar a otros fugitivos. Había gente en grupo, personas solas, gente de la Orden... y desgraciadamente la Orden no podía ayudar a todo el mundo. Eva no le prometía poder escribir nada, pero si quería mantener el contacto. Hasta el momento no le había dado motivos para desconfiar de ella, así que aceptó. - No sé que forma de comunicación pueda ser la más segura. ¿Lechuza, correo convencional, teléfono? - Leo sacó un pequeño móvil con tapa. Lo había comprado con una pequeña parte de sus ahorros. Era el modelo más viejo y más anticuado, pero servía para llamar. - Puedo darte mi número. Funciona con una tarjeta prepago y no tiene Internet, así que no puedo comunicarme por whatsapp. Pero si por mensajes cortos o llamadas. ¿Tienes teléfono? ¿Sabes cómo funciona? Dudo que los mortifagos y la clase purista piense en esta vía de comunicación. - Leo apuntó su número en una factura de comida de perro que llevaba en el bolsillo perdida, y se lo entregó. - Ponte en contacto conmigo si necesitas que un andrajoso y pobre fugitivo te ayude en algo, estaré encantado de poder ayudar. Ha sido un extraño placer conocerte. - Dicho esto guardó el pequeño teléfono en el bolsillo, dispuesto a marcharse. Era tarde y había quedado en ir a entretener a unos pequeños que habían escapado junto con su abuela.  
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 19
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 27.850
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 359
Puntos : 103
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t2954-arcon-de-leonardo-lezzo

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.