Situación Actual
6º-11º // 1 febrero luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Isaac B.Mejor PJ ♂
Circe M.Mejor PJ ♀
Henry K.Mejor User
Sam L.Mejor roler
Valarr & DannyMejor dúo
Joshua E.Drama queen
Isaac B.Mister sensato
Lluna F.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Priv. || Lechuzas equivocadas || FB

Evans Mitchell el Sáb Sep 09, 2017 1:01 pm

Recuerdo del primer mensaje :

No era una ‘bestia suelta’, pero tenías que andarte con cuidado. Por los pasillos, en los baños, el comedor, ¡y especialmente cuidado!, con cualquier área no segura, ‘oscurita’, desde donde fuera posible ¡saltar sobre ti! (¡alerta con eso!), antes de que te dieras la vuelta para ver quién o qué era, esa amenaza que circulaba por el castillo, prometiendo descuentos ridículos por artículos, había que decirlo, cuando menos, ¡sospechosos! Porque si no vigilabas con un ojo atento por sobre tu hombro, le dabas la oportunidad a Evans Mitchell de arrinconarte, intimidarte, y convencerte (muy en contra de tu voluntad), con una perfecta sonrisa de ‘businessman’, de lo mucho que necesitabas, ¡vamos que a él no lo engañabas!, ¡se te notaba la urgencia en la cara! (de salir corriendo, seguro), una pluma correctora, tinta invisible, caramelos aceleraelingenio, y demás accesorios del pack especial que el muy tunante reservaba para las semanas previas a los exámenes, cuando más de un alumno desesperado podía caer en su trampa, sólo por un instante de auténtico terror, pensando en la posibilidad de que sus mamis les mandaran ese semestre lechuzas muy enojadas desde casa. ¡Ese Evans era un depredador de inseguros!

Por otro lado, los ravenclaw eran su clientela más difícil —fíjate que eran de los más quisquillosos—, pero no por eso imposibles de tantear con sus irresistibles ofertas —quizá era momento de darse cuenta de que muchos se aterraban con la idea de lo que pudiera llegar a hacerles de no comprar sus artículos de segunda, antes que hallarse maravillados con su blanca, muy blanca, sonrisa—, ¡porque nada era imposible! Mientras pusieras el empeño suficiente. Por eso sería que Evans se habría propuesto como meta personal insistir con Denzel Smethwyck, asaltándolo ‘casualmente’ a la mínima oportunidad, en cualquier parte, cualquiera fuera la circunstancia, con una manía persecutoria camuflada de buenas intenciones, sonrisitas de ‘yo soy tu mejor amigo, ése en el que puedes confiar. Vamos, confía en mí’, charlitas tan alegres, tan animadas (y algo misteriosas), ¡y cómo no!, una fijación tan incómoda hacia su persona, que más de uno hubiera optado por salir por una ventana de sólo verlo venir. ¿Era su orgullo de comerciante lo que estaba en juego? No, ni hablar. Eso ni pensarlo. Evans tenía puesta mucha confianza en el potencial de su carisma. La verdad, era otra.

Tenía que ver con un secreto, o eso se creía él.

Así que, así eran las cosas, y él pensaba que estaba haciéndolo muy bien camuflando su interés, con cada encuentro. En el baño, por ejemplo, cuando hubieras jurado que estabas completamente solo y de pronto te asaltaba esa enérgica, calurosa voz de pura simpatía: ‘¡Ey, pero si es Den, mi amigo! ¿Cuánto tiempo ha pasado? Fíjate que este es mi retrete favorito. Cuantas cosas en común, ¿verdad? Y qué has estado haciendo últimamente, ¿has estado escurriéndote por los pasillos, chico misterioso? Porque hubiera jurado, ¡que ése eras tú el otro día! A que tienes una chica, tú, bribón’. En el baño, en los pasillos: “¡Ey, ey, Denzel! ¿Quieres ayuda con eso? No te cortes, ¡ya que estoy aquí! ¿Qué es lo que te traes entre manos?, ¿vas a alguna parte? Vamos, que no te dé pena. ¡Me encantará hacerte compañía!”. En los baños, en los pasillos, en la biblioteca:

—¡Den!, ¡pero si eres tú, simpático!—
Fíjate que cruzarte con Evans, a punto de tomar uno de los libros de la estantería. ¿Y de dónde había salido ese brazo largo que tenía? (y por sobre todo, ¡tan inoportuno!), ¡y no digas que se había interesado por el mismo título! Evans se adelantó y tomó el libro, para ojearlo a gusto, sin reparar en quién lo había visto primero—¡Interesante! ¿En qué estás metido?, ¿esto es siquiera para los exámenes?—Evans le dedicó una mirada, estudiándolo como a un poema—¡Ah, pero a que quieres estudiar por tu cuenta! No te apenes, no soy esa clase persona desconsiderada que se interpone entre un ravenclaw y sus estudios. Pero—bajó la voz, encerrándolos en la intimidad de la complicidad—, ¿has oído de esos caramelitos mágicos que te ayudan a la concentración y eso? Resulta que un amigo me ha dejado algunos. Y si tú quisieras, son tuyos. Vamos, no seas orgulloso. ¿De qué te sirve el orgullo en un examen? Claro, que te los dejaré a precio de descuento. Para recuperar unas monedas, ¿sabes? Mi bolsillo está pobre últimamente. Pero que sepas que te hago el favor porque eres tú.

Una anteojitos, que tenía unas ojeras de espanto y que intentaba no caer dormida sobre el libro de turno, levantó la mirada, irritada, y soltó un: shhhhh. Evans la miró de vuelta y se llevó un dedo a los labios: shhhhh. Y la otra se enfurruñó en el lugar, indignada con tal caradurísmo, al comprobar que el otro continuaba en la suya, sin prestarle atención. ¡Y tan encima de ese ranvenclaw!  

duraznos con crema:

jajaj Sí, te estoy mandando la re indirecta con el título (en el entusiasmo, quise ir a por todasXD). Fijémenos de llegar a eso (es que se me ocurrió la diea, a ver qué sale). De última, si el tema de desenvuelve de otra forma (dragones en el cielo, un viaje 'al fondo del mar' (!), se cambia el título y ya está XD

¡Cualquier cosa edito!


¡Beso! :3
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.800
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 281
Puntos : 190
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Denzel Smethwyck el Dom Dic 10, 2017 2:50 am

¿En shock? ¿Él? ¿Nervioso? Por favor... —Calla calla calla ¡CALLA! —Bueno, un poco alterado sí que podía estar, más aún cuando empezó a cuestionarle el Gryffindor en lo que él preparaba el hoyo. Quizás fue por eso que necesitaba el relevo, a lo que se sumaba que no aguantaba un levantamiento de pala más. Además, no opuso ninguna resistencia cuando éste le arrebató la pala por esa mala práctica que había acabado con la paciencia del leonino.

Así, Evans cavaba mientras Denzel observaba en segundo plano. Solo le faltaba aplaudir para infundirle ánimos —Como si los fuera a necesitar— Y la escena era tal, que parecía que el Ravenclaw había actuado de aquella forma a propósito para librarse de la labor, pero bueno ¿Acaso lo dudarías? ¡Por Merlín! Él no sería capaz de tal cosa, y lo podía demostrar, sí. En ese mismo momento estaba tumbado boca arriba, mirando las musarañas en el cielo de puro cansancio, o haciendo un ángel, dependiendo del punto de vista del que se mire.

Al rato se incorporó al escuchar esa señal de si era suficiente e ignorando ese tonito con el que se dirigía, alargó el cuello para echar una ojeada desde su posición —¡Perfecto! —Pero de poner la vista en el inconsciente se cuestionaba sus serias dudas de si hacer eso era lo mejor. Podían haberse ido tan tranquilos dejando al horrible ser allí tumbado, en las escaleras del caserón o... ¡Pero que decía! Claro que estaba bien, si despertaba y recordaba lo sucedido podía ir tras ellos en otra ocasión, y quizás no tendrían tanta suerte.

Su plan sería desmemorizarlo y ya alguien lo encontraría en un futuro. Como no recordaría nada, no podría describir lo acontecido, y ellos saldrían impunes ¿Qué podía salir mal? Solo una cosa —¿Estás seguro de poder hacerlo? Si lo prefieres déjamel... —Pero como si no le escuchase, fue en ese momento que las palabras del conjuro fueron pronunciadas, y una sensación de inseguridad hizo presión en su pecho mientras el haz de luz bañaba el rostro del cazador cazado.

No tardó mucho en despertar el hombre y cuando sucedió a Denzel se le abrieron los ojos como dos platos. No esperaba que recuperara la consciencia tan pronto, pero fue un alivió comprobar que la desdmemorización había sido un éxito. —No se preocupe señor, usted nació así —La mentira más tonta del universo, pero a Denzel no se le daba bien improvisar —Y... y... ¡Resulta que está de suerte! Porque... Podrá ser un bípedo como nosotros, solo espere a los especialistas ¿Sí?

Todo parecía ir sobre ruedas hasta que observo a Evans tambalearse y caer de culo —¿E-estás bien...? —Le agarró del brazo para ayudarle a reincorporarse. Lo que dijo a continuación no tenía ni pies ni cabeza y le dejó completamente a cuadros.

¿Q-que cojones hablas? —Cuestionó con el máximo desconcierto —¿Pez? —Mas le valía no ser una broma con eso de que casi todos estaban empeñados en llamarle "Merrow" —Ugh... Cómo arreglo esto yo ahora... —Entonces lo miró, como culpable que era por haberle pedido aquello, y nervioso por tenerle tan pegado admirando ¿Su túnica? Pero tenían que alejarse de allí, más ahora que corría prisa el llevarlo a enfermería, pero ¿Qué le iba a decir a la medimaga? "Nada que estuvimos jugando con hechizos de nivel superior" ¿Con qué propósito? "Pfff Obvio, ser mejor mago" Sí sí, era una excusa perfecta y plausible.

Pero la enfermería quedaba lejos, tendría que estar así un tiempo con Evans por Hogsmade hasta que volvieran al castillo, solo esperaba que las cosas no se torcieran más y tendría que evitar que llamara mucho la atención.

S-sí, lo que tú digas, pero vámonos —Le apuró, y habiéndolo decidido así tomó a Evans de la mano, pues no parecía estar lo suficientemente cuerdo para que le siguiera si se lo decía, con el fin de conducirle lejos de allí en dirección al centro del pueblo, abandonando entonces al "hombre rábano" a su suerte.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Crypwolf
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.876
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 291
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck

Evans Mitchell el Lun Dic 11, 2017 11:54 pm

De la mano, así, es como Evans se dejó llevar, descubriendo el MUNDO, por primera vez. Y todo era TAN VERDE. Mira los colores, el cielo, el blanco de la nieve, ¡todo era tan PRECIOSO!, ¡cuánta intensidad! Le entraba por los ojos, la boca, y, ¡por Merlín!, ¡él se sentía tan pesado! Ahora que pensaba al respecto, algo le molestaba en la piel. Le picaba, toda esa ropa que llevaba encima. Ok, sólo había que quitársela.

—¡Ey, Evans!—saludó un distraído compañero de Gryffindor. Parpadeó, una, dos veces, hasta aclararse la vista. Rió—¿Qué haces?, ¿vas a correr al lago o algo así, quitándote la túni...?—El loco Evans se arrojó con un “YUHUUU” hacia dentro del bosque, y se perdió, en dirección al lago del calamar gigante, gritándole un “¡CALAMARES EN OFERTA!” al pasar por su lado. La escena lo dejó sin habla por un momento. Se estaba quitando la ropa por el camino, ¿verdad?—Ey, tú, raven, ¿qué le pasa? Ok, que nadie me diga nada. Yo sólo pasaba por aquí. Sigo de largo. No quiero ser el idiota que reciba un puño cuando ése se dé cuenta que está haciendo el pelmazo. ¿Le hiciste algo raro y ahora te arrepientes? Yo que tú dejaría que se ahogara. Allá tú. ¡Buena suerte!

Y así eran los gryffindor y su profundo interés por el prójimo.

Desde la orilla del lago, podías verlo, adentrándose en las aguas profundas ¿sólo con las medias puestas? Si no le agarraba una hipotermia, con el día frío que hacía, sería de milagro. Aunque decían que los idiotas, ni los resfríos pescaban. Lo positivo de todo el asunto, es que empezaba a hablar con un sentido de la coherencia algo más estimable en un homo sapiens sapiens.

—TENGO OSTRAS, ¿tú quieres algunas?—Evans se sumergió de lleno en el agua, y sin saberlo, fue al encuentro de las medusas. Las ostras. Las medusas. Misma cosa. Quiso atraparlas. Mal, Evans, mal. Se le enredó el pie con una, y vaya picor. Volvió a emerger, salpicando agua y lanzando exclamaciones. Auch, auch, auch—: Auuuuuu—Ok, eso fue un aullido. Estaba pletórico. Le ardía como papas quemando, peor, y reía—¡ME HAN MORDIDO! ¡HOMBRE CAÍDO!, ¡HOMBRE CAÍDO!

Y se dejó caer sobre la superficie del lago, flotando boca arriba. Hermoso, el cielo. Ese era un nuevo Evans, uno que apreciaba la belleza que lo rodeaba. El mundo era un buen lugar, un lugar de puta madre, TAN BONITO. Tanto, que hacía que sus ojos se anegaran en lágrimas.

No contó con que unos traviesos grindylows lo tomaran por sorpresa, arrastrándolo al fondo del lago.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.800
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 281
Puntos : 190
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Denzel Smethwyck el Jue Dic 14, 2017 1:56 am

Llevarse a Evans hasta el pueblo en aquel estado fue lo peor que podía haber decidido, o no, mentira, lo peor fue creer que ir en su búsqueda al principio para disculparse era buena idea. Sin embargo, si pensaba en ello detenidamente... Él sería el menos indicado para quejarse tras lo sucedido, pues no había alguien más culpable que él para que su amigo haya terminado así de majareta, y aunque el error ya había sido cometido, nadie debía dase cuenta. No obstante... Sólo había que echarle un vistazo para perder toda esperanza ¡Ni un millón de cervezas de mantequilla podían dejar a alguien así! Que pasara inadvertido iba a ser imposible.

De un momento a otro Evans parecía haberse convertido en un naturalista, admirando todo cuanto les rodeaba. Ese embelesamiento le crispaba los nervios. No tenía ni idea de cómo afrontar aquello y con una mano frotándose la frente empezaba preocuparse de verlo todo tan negro, al contrario que Evans, que seguro estaba viendo arcoíris y unicornios.

Una vez de vuelta al pueblo, fue la voz de un tercero la que tomó a Denzel desprevenido, y a causa de ello casi le da un vuelco al corazón. Así, girándose hacia quién parecía ser un alumno de Gryffindor, uno que al parecer los había visto venir, trató de ponerse en medio con la intención de tapar a Evans y levantó su manita a modo respuesta a su saludo.

Sin embargo, el segundo gryffindor ya se había percatado de la presencia de Evans y pasando por encima del ravenclaw se dio cuenta de algo que Denzel, al tenerlo tras de sí, no se había enterado.

¿Q-que...? —Entonces viendo cómo se perdía en lo profundo del bosque, giró sobre su eje cual robot oxidado hacia el otro gryffindor, incrédulo de lo que acababa de suceder. Quizás fue el balbuceo lo que le impidió explicarse, aun así, éste otro quiso evitar meterse en el asunto y pasó de largo ¡Fue un regalo del cosmos! Y tan pronto se marchó, Denzel fue como bólido en la dirección en la que había desaparecido Evans, siguiendo un rastro de... ¿Eso era su ropa? ¡AY POR MERLÍN Y TODA SU DESCENDENCIA! Fue recogiéndola una por una con la intención de obligarle a ponérsela de vuelta en cuanto diera con él, pero al llegar a la orilla del lago y verlo únicamente en calcetines dejó caer toda la ropa sobre sus pies para taparse los ojos.

¡ME IMPORTA UN PIMIENTO LAS OSTRAS! ¡VÍSTETE! —Pero entonces escuchó el salpicar del agua y al volver la vista presenció la tremenda ida de olla ¡Realmente estaba majara! ¡Que hasta había costras de hielo flotando en el lago! —¡Sal de ahí! ¡No eres un pingüino! —Parecía su madre gritándole de aquella forma, pero la preocupación que sentía en aquel momento era tal que no sabía de qué otra forma actuar. Se movió de un lado a otro, inquieto, pensando que hacer. A Evs le picaron las medusas, se lo merecía, y luego... ¡¿Estaba haciendo el cristo?! ¡¿Como si nada?! ¡¿ADMIRANDO EL CIELO?! Denzel desbordó —¡Se acabó! ¡Te voy a sacar de ahí yo mismo! —Pero al meter los tobillos en el agua sin zapatos ni medias, con los pantalones remangados, le recorrió un escalofrío que lo dejó congelado en ese mismo punto. Tuvieron que aparecer los grindylows, llevándose a Evans por debajo del agua, para hacerlo reaccionar.

Se armó de valor, se mentalizó para afrontar el frío, preparó el casco burbuja y entonces se zambulló en el lago. Iba a salvar a Evans. Iba a salvarlo para luego encargarse de matarlo él mismo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Crypwolf
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.876
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 291
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck

Evans Mitchell el Miér Dic 27, 2017 1:23 am

Era una cueva, en el fondo del lago. Negra cueva de serpenteantes recovecos subterráneos, de estalagmitas y estalactitas, que ¡oh vaya!, estaba habitada por un, ¿pirata de los mares? La canción de un marinero se oía a través del eco, cada vez más próxima, o eso parecía. Allí los merrow no ponían un pie, pie que además no tenían. La superficie era respirable y el agua llegaba hasta la orilla rocosa, dejando adivinar una profundidad plagada de escurridizos e inciertos peligros, sitio por el que se adivinaba que habían llegado. Aquel era el interior del lago del calamar gigante. De alguna manera, habían tomado una curva inesperada que los había arrastrado allí.

—¡Ey!, ¡despierta!—Evans cacheteaba el rostro paliducho, buscando signos vitales. Vaya manera de despertarte a la mañanita—¡Te digo que…!—Que frustración. De pronto, recordó que trataba con un ravenclaw— Ey, bello durmiente. Te has sacado una T de TROLL en tu examen. ¿Seguro que no tienes nada que decir al respecto?

Evans le tapó la boca con una mano al comprobar que abría los ojos. Que un tipo en bolas te fuerce de esa manera… Ah, no. Estaba vestido, pero ni rastro de su uniforme. Esa era su ropa casual. Y en cuanto a Denzel, su pelo podía estar chorreando, pero tenía el uniforme seco.

—No te enloquezcas, ¿ok?—Lo decía el loco que te amordazaba la boca, con una mirada que te hacía preguntarte si era un amigo o un enemigo—. Pero no estamos solos. Y no sé qué carajo es esto. ¿No recuerdas nada de cómo llegamos aquí?—preguntó, sorprendido—Ok, ¿y los grindylows? Bueno, pasó que tú… —“Tú te tiraste al agua como un loco”, hubiera dicho, pero se interrumpió con una mueca. Evans, por alguna razón, le acomodó la ropa al ranvenclaw. ¿Es que ahora saldría con que era su niñera?—Mira, allá abajo hay una aldea de merrows…

Se refería al agua que tocaba la orilla. No llegaba a verse la superficie por completo, sino que estaban rodeados por la oscuridad, acentuada por la luz que manaba de las varitas que Evans había depositado a un costado, en el suelo. En el fondo, sin embargo, si te acercabas lo suficiente, podían verse colas y escamas y rostros y hasta los indicios de una comunidad entre las algas.

—¿Den?, ¿me estás escuchando? Ellos nos trajeron hasta aquí. Asumo que hallaremos la superficie si andamos a pie un rato. Quiero pensar que esas bestias no nos dejarían a nuestra suerte para morirnos. Pero esta el detalle de…—De “el hombre que cantaba como un pirata”, y que no había dejado de oírse desde hacía un buen rato. ¿Quién carajo se suponía que era? Evans estaba tan perplejo al respecto que hasta había preferido evitar preguntárselo. ¿Quién podría, por ejemplo, VIVIR en esas cuevas?, ¿era eso posible?, ¿y si no era ‘amigable’, precisamente?—Ese tipo, ¿quién crees…?, ¿Den?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.800
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 281
Puntos : 190
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Denzel Smethwyck el Mar Ene 02, 2018 2:54 am

Una fiesta de sirenas. El rey sireno coronaba a sus hijas con ornamentales de algas por su decimonoveno aniversario. Se les veía muy felices. Los músicos tocaban sus conchas-trombones y los camarones hacían sonar los violines más chiquitos del mundo. Una buena fiesta, sin duda. Y lo mejor de todo, que él estaba ahí, no "ahí ahí" exactamente, pero lo sentía como si fuera el mismo mar. Así como la familia sirena era feliz él lo era con tan solo verlos. El pueblo sireno bailaba y todos reían. Denzel quería presenciar mejor esa escena familiar, y acerándose cual corriente subacuática, el rey reparó en su presencia y dijo

Ey, bello durmiente. Te has sacado una T de TROLL en tu examen.

Entonces abrió los ojos de sorpresa recién levantado, a punto de inhalar como loco al que recién le han purgado un demonio si no fuera porque Evans le tapó la boca justo al momento. Trató de calmarse, es lo que tenía que hacer ¿No? Si quería que ¡Quitara su dichosa mano!

¿Que ha pasado...? ¡Los grindylows! —No recordaba nada lejos de haberse zambullido en la amnesia helada del Lago Negro. Fue meterse en aquellos números bajo cero y su mente desconectar. Vagamente recuerda sentir como el estero lo succionaba y más allá de ello, nada.

No estoy mojado ¿Fuiste tú? —Palpó sus prendas hasta darse cuenta y entonces se lo agradeció avergonzado —Gracias... Oye ¡Llevas ropa! Bueno, has recuperado la cordura al menos, eso es un alivio —Suspiró.

Había notado el canturreo en el eco de la cueva, era más extraño que curioso, pero Evans lo llamó para intentar responder sus preguntas y darle una idea de lo que pudo haber pasado. En ese momento perdió todo enfoque en la canción del pirata ¡Y vaya si mereció la pena! No era capaz de contarlos, pero había un par de ellos, de merrows. Denzel se quedó con su atención puesta en ellos, en lo poco que era capaz de ver con la débil luz de sus varitas, y el sonido y todo a su alrededor ya no existían para él.

Al menos hasta que nuevamente fue interrumpido por el gryffindor

No las llames bestias —Se notaba la molestia en sus palabras, pero pronto se le pasó.

El haber vuelto a la realidad le hizo recordar la presencia de aquella tercera persona que por cierto ya no se le oía

¡Sh! Calla ¡Escucha! —Afinó sus sentidos mirando a cualquier rincón del lugar, no sabían las intenciones de ese individuo, pero tampoco podían permanecer allí eternamente. Lo más sensato sería mantener su posición hasta que fuera seguro pasar. Pero claro, eso sería sensato si no se hubieran delatado ya. Habían hablado de más y capaz el "pirata" ya se habría enterado, capaz hasta empezaba a dirigirse hacia ellos, en tal caso, si así era, poco importaba avanzar.

No lo sé, pero deberíamos encontrar una salida antes de que él nos encuentre.

oie oie:
Tenía pensado hacer que el pirata ese fuera un fantasma que vaga por ahí, pero capaz que tu ya tenías las cosas pensadas y bueno, no quería alterarlo mucho :pika:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Crypwolf
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.876
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 291
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck

Evans Mitchell el Miér Ene 03, 2018 8:28 pm

Las sirenas, eran en la mente de los muggles criaturas de fantasía que podían arrastrarte hasta lo profundo del mar o salvar a los náufragos acercándolos a la orilla. En Hogwarts, los merrow que habitaban el lago no solían acercarse mucho a la orilla y solían ser indiferentes a los humanos que enturbiaban sus aguas, hasta que se encontraban con que sus mascotas, los grindylows, les traían al patio de casa dos alumnos que se debatían en las aguas profundas a riesgo de cerrar los ojos en un sueño sin despertar. Después de todo, no eran bestias. Y su empatía hacia las demás criaturas era, de por sí, muy distinta a la cruel ambivalencia de los magos.

Pero, si los encontraron, ¿por qué no devolverlos a la costa de la que provenían? Eso habría que preguntarles a los tres niños merrow que los encontraron y que los escondieron de los ojos de los adultos, atravesando el lago montados en un hipocampo que les permitió cubrir un largo trecho de distancia en cuestión de segundos para así poder llevarlos a aquel lugar, esos mismos niños que les salvaron las vidas a los forasteros, y que se ocuparon de proveerles aire a sus pulmones, besándolos e intercambiando oxígeno en el proceso. Y otra vez, la curiosa pregunta: ¿por qué llevar a aquellos dos seres a pie a aquella orilla que daba a una cueva subterránea? Porque necesitaban un favor de esos humanos. Querían que recuperaran para ellos algo que el fantasma pirata que habitaba allí había robado de sus manos con membranas.

Las profundidades del lago estaban llenas de misterios y tesoros, y esos tres pequeños merrows vivían sus propias aventuras hallando pasajes secretos y cofres de embarcaciones perdidas, y muchos otros objetos curiosos. Esta vez, el fantasma pirata que habitaba en las cuevas se había hecho con algo que les provocaba la mayor curiosidad y no pudieron hacer nada cuando se los quitó. Pero lo querían de vuelta. Explicar la historia a los forasteros sería algo complicado, pero estaban dispuestos a comunicarse por señas e intentar de convencerlos de que, por favor, les devolvieran su tesoro. Por eso es que se aparecieron de repente, emergiendo del agua, salpicándolo todo a su alrededor, dirigiéndose a los dos muchachos a pie entre mímicas y exclamaciones ininteligibles. Uno de ellos les arrojó una, ¿brújula? Si prestabas atención, no era una brújula cualquiera. Y no señalaba al norte, sino que señalaba un camino hacia algo. ¿Pero qué?

El intercambio entre hombres y merrows no duró mucho, porque cuando parecía que quizá llegaban a algo, el fantasma pirata se abalanzó como una ráfaga de vértigo sobre los pobres merrow, gritando cosas como: “rufianes”, “ladrones de tesoros”, “pequeños sinvergüenzas”, e incluso adentrándose a lo hondo del lago para perseguirlos, muy ocupado en espantarlos como para reparar en los otros dos, de momento.

—¿Qué caraj…?—soltó Evans, habiéndose echado para atrás—¿Qué haces? Hay que salir pitando de aquí. No tengo ganas de que un fantasma incivilizado me atormente. ¿Y a qué vino de hacerse amiguito de la gente del agua? Pudieron habernos dejado en algún lugar más cerca del castillo, ¿no te parece? ¡Por supuesto que no voy a estar muy contento con ellos! Tiene que haber una salida, sólo hallémosla y… ¿qué es esa cosa de todos modos?—inquirió, manoteándole la brújula para echarle un vistazo. Brusco que era, hay que ver.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.800
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 281
Puntos : 190
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Denzel Smethwyck el Lun Ene 08, 2018 11:26 pm

Evs. No entiendo ni torta —Parecían estar jugando a la mímica. Ese juego en que una de las parejas tenía prohibido hablar, debiendo comunicarse mediante gestos, y el otro debía adivinar que quería trasmitirle. Lástima que Denzel aún no había avanzado mucho en su estudio del sirenio y aunque se hubiera vuelto un experto para entonces en el lenguaje, comunicarse por encima del agua, diríase que es el lenguaje más complicado de entender. Y es que, fuera del agua, el sirenio es como un chirrido, imposible de distinguir palabra alguna, y todo parece igual de irritable.

Denzel dejó de cubrirse cuando dejaron de salpicar para dedicarse a señalar a un punto en la cueva, forzaba el entrecejo en un intento de captar qué les pedía, y la brújula que arrojaron a sus pies era la pista que necesitaba para entenderles.

Creo que ya se lo que quieren... —Fue a recoger aquella característica guía que no apuntaba debidamente cuando en ese momento apareció el fantasma, raudo como centella y lo hizo caer de culo.

¡¿Qué diantres?! —En su caso al tener la vista en otro sitio no llegó a ver lo que era, solo que había espantado a los pobres niños merrow —¿Qué fue eso Evs? ¿Tú lo viste?

Sumamente confuso tomó el instrumento rápidamente y se volvió hacia Evans, intentando buscar el punto por el que entrar en su infinita sucesión de palabras interminables, alzando el dedo, y abriendo la boca para cerrarla al instante porque no había forma de responder. Al final hasta le quitó la brújula y ni un "¿Puedo?" sí, grosero.

Déjame. Hablar. De. Una. Vez —Denzel le quitó el útil de mala gana, pudiendo hablar al fin y añadió —¡Primero vámonos de aquí! ¡Si! —No le apetecía que mientras discutían el fantasma volviera a flote y se encontrara con que tenía compañía.

¡Antes de nada! No somos "amiguitos" —Vaciló con una risa al pronunciar esa última palabra con énfasis, para quitarle credibilidad a lo que había dicho —Pero no sería la primera vez que trato con merrows... Buscaban algo, y esta brújula me parece que conduce hasta ello —Se detuvo en analizar el objeto y quiso corroborarlo.

Oriéntame —Comparó la dirección de su varita y la de la brújula y entonces comprobó que efectivamente no apuntaba al norte —¡Vamos! —Iba a seguir la dirección del instrumento, sin dar siquiera explicaciones. Luego bastó un vistazo a Evans y al comprender que no estaba para nada de acuerdo con su decisión se vio obligado a demostrar su tenacidad.

Puedes quedarte ahí o no, pero... Sí, yo pienso ayudarles —Y quién sabe, quizás hasta daban con la salida. O quizás algo peor que un fantasma.

Pero con esa rudeza suya no había conseguido que diera siquiera un paso, y delatando entonces que sí que quería que le acompañara cedió ahora incluso se rebajó a intentar convencerle —Venga venga... Seguro que hasta hay una montaña de tesoros, y tú podrías forrarte ¿Seguro que no te llama ahora?


Última edición por Denzel Smethwyck el Lun Ene 15, 2018 11:08 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Crypwolf
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.876
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 291
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck

Evans Mitchell el Vie Ene 12, 2018 11:14 am

—¿Y a esos payasos qué les pasa?—soltó en un exabrupto, sin entender ni jota. Los señaló con una mano impaciente, abriendo los brazos en un gesto de desconcierto. Y luego de los quedó mirando, allí, sin hacer nada más que eso, mirarlos—Bueno, parece que quieren comunicarnos algo—dijo, señalando LO OBVIO, incapaz de expresar sencillamente que no cazaba un pimiento del asunto, porque claro, más vale tener algo que decir en la punta de la lengua, aunque no aporte NADA. Antes eso que confesar ignorancia, ¿no? Y luego, agregó, molesto—: ¡Si van a decir algo!, ¡qué digan por qué no nos llevaron a la orilla! ¿¡Era tan difícil!?

Mira tú, que ir a quejarte con tus salvadores, porque le erraron un par de coordenados. Gracias que estabas vivo y calentito, gracias. Los otros no le hicieron ni caso a sus réplicas, porque por su parte, tampoco entendían pimiento, pero se esforzaban por explicarse a través de la mímica y los aleteos. Ni qué decir de los chirridos, que hacían que Evans se exasperara, irritado. La escena que se dio fue algo cómica, si uno tenía en cuenta o deducía que los merrow llegaron a pensar que Evans intentaba comunicarse con el mismo esmero que ellos cuando en realidad sólo les arrojaba queja tras queja, enfadándose en el proceso. Sin que ello fuera a ser de alguna utilidad dadas las circunstancias, para variar.

—¿Qué caraj…?—exclamó, cuando el fantasma pasó por su lado, como un remolino repentino de furia y provocándole un helor que le caló hasta el hueso y obligándolo a echarse para atrás. ¡Mierda con esa sensación! Tanto se había empecinado en hacer aspaviento que se había olvidado de que no estaban solos—¡Esa cosa…!—Evans se frotó los brazos, dándose calor—¡Se sintió como un jodido fantasma!

Y lucía como un pirata, ¿el fantasma de una embarcación perdida?

De inmediato le cuestionó qué era lo que tenía en la mano, e insistió con que sus presuntos salvadores eran unos inútiles, como mínimo. Le manoteó la brújula a Denzel, para ver por qué tanto escándalo por esa cosa, pero no vio otra cosa que una brújula normal. ¿De qué les servía ir al norte si no sabían para dónde estaba la salida? Esos pescados iban a acabar con su paciencia, la verdad.

—Bueno, ¡finalmente algo en lo que estamos de acuerdo!—expresó Evans, dándole el visto positivo a la idea de salir de allí. Rapidito. Que no tenía ganas de averiguar cómo de vengativo podía ser un fantasma. Los de Hogwarts eran civilizados, ¡pero ése! ¡Vaya a saber! Evans fue a colocarse a la cabeza, aun sin tener idea de por dónde ir. Pero se dio la cabeza contra una roca puntiaguda que salía del techo abovedado, y tuvo que frenar, entre que el otro lo pasaba de largo, expresándose indignadamente sobre vaya saber que… Amiguitos, dijo. Y rió. A Evans le dio una punzada y desvió la mirada, interesándose repentinamente por la roca dura, roca afilada, que los rodeaba en esa cueva, y hasta se olvidó de soltar una maldición por el golpe en la frente. El accidente lo ponía de mal humor, por cierto. ¿¡Qué les costaba a esos pescados dejarlos en la otra orilla!?—¿Que buscaban algo?—inquirió de repente, sin comprender. No comprendía nada.

Denzel se detuvo y de un momento a otro, quiso retomar la marcha, henchido de una moción por la aventura totalmente desproporcional a sus circunstancias actuales. Primero, aquello no era ninguna búsqueda del tesoro. Evans sólo quería volver al castillo, sin más problemas. Así que se quedó allí, en el sitio, con una explícita cara de: “¿Qué me estás diciendo? Repítelo, por favor, porque seguro que te he oído mal”. Y enseguida soltó:

—¿¡Vamos!? ¿Vamos a dónde? ¡Al castillo, esa sería una buena idea! ¿Ayudarles? No, no—Evans se sonrió con sorna, revoleando la mirada por un instante—Escucha. ¡Ellos nos arrastraron hasta aquí! ¡En contra de nuestra voluntad! ¡Están usándonos!—explicó, cual si se tratara de aprender a sumar con manzanas. Gesticulaba, al mismo tiempo que hablaba, queriendo que la explicación fuera del todo clara y visual y fácil de entender para cualquier niño de primer grado—Esos pececitos que viste en el agua, no son unos santurrones, ¿ok? Se les ven las intenciones. Estoy muy seguro que esta búsqueda tuya, no será…—¡Pero no lo escuchaba!— ¡Ok, ve!, ¿¡para qué me molesto!?

Justo cuando Evans pensó que tendría que ir tras él (y se lo estuvo pensando, unos segundos), Denzel volvió sobre sus pasos. Evans se cruzó de brazos, arqueada una ceja. Hasta que le soltó que, ¡oh, mira tú!, sí que no era tan valiente después de todo, sí que quería algo de compañía. Y entonces, se sonrió de medio lado. Je, ¿pensaba que él iría a caer con una excusa tan tonta como la posibilidad de…?, ¿hallar un tesoro? No, no le convencía, pero. ¡Ni sabían dónde estaba la salida de todos modos!

—¡Está bien!—concedió, alzando las manos en un gesto, exasperado. Y avanzó, adelantándosele (aunque claro, él ni idea por dónde ir)—¡Me muero de impaciencia por hallar un nido de acromántulas y boggarts, esperando por nosotros!

¡Vaya con la actitud!

***

Rato después, errando por la cueva subterránea.

—¡Dame eso! ¡Te digo que me lo des! Claramente, no sabes cómo funciona. ¿Ves esa roca? ¡Te digo que es la misma que vi antes, y antes de eso! ¡Estamos dando vueltas en círculos! ¡Admítelo, admítelo! ¡Y me están empezado a doler los pies!—se quejó, por último, yendo a sentar el culo en esa mentada roca plana de la que hablaba—¿Qué? ¡No estoy sangrando!—negó, llevándose una mano a la frente. Ah, ¡pero resulta que sí! Joder, ¡si fue sólo un golpecito! (no tendría nada que ver con que era cabezadura). Sin pensarlo siquiera, Evans, molesto, se levantó de su asiento improvisado (pensando que si él tomaba la brújula y tomaba las riendas del asunto, irían a parar a algún lugar, como si pudiera hacerlo mejor) apoyándose en la pared con la mano ensangrentada para incorporarse. Y a punto estuvo de soltar un: “¡Que me lo des!”, cuando detrás de él la pared se corrió, a manera de compuerta, mostrando el camino de un túnel secreto.

Evans quedó boquiabierto, allí parado frente a la boca del túnel como un papanatas.

—¿Qué…? Eso no puede ser bueno. Digo. Esto no parece buena idea. ¿Den…? ¡Espera!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.800
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 281
Puntos : 190
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Denzel Smethwyck el Mar Ene 16, 2018 1:12 am

Hasta que emprendieron la marcha por aquella cueva, Denzel se había dedicado a ignorar cualquier otra cuestión que pedía una mejor aclaración de todo lo que iba soltando por su boca. Que si buscaban algo, que si a dónde iban... Sus intenciones quedaron más que claras cuando se hizo obvio que pretendía buscar aquello que los merrows les habían encomendado a ambos. El único problema, que Evans no iba a querer ser partícipe de aquella desventura y, aunque hablaba por su propio interés, soltaba verdades como puños ¿Estaban siendo utilizados como marionetas? Quizás. Esas palabras se quedaron grabadas en el aguilucho, y estuvo a punto de reconsiderar su decisión, pero luego pensó: Si terminaban en posesión de aquello que deseaban los niños merrows, ellos podrían elegir si devolverlo o no, y claro que estaría dispuesto a hacerlo si el esfuerzo tuviera una recompensa justa por ello.

Pero todo eso habría quedado en nada, pues no habría sido capaz de avanzar por esa cueva él solo, y es que, ante todo le faltaba coraje. Le faltaba valor para hacerlo sí, pero le sobraba ese empecinamiento que no le haría dudar para insistir. De modo que Evans se hartara y le sacara por el camino correcto a rastras, en contra de su voluntad. Lo que para su sorpresa, no fue así.

Se sorprendió bastante cuando consiguió convencerle con un aliciente tan pobre. De hecho, pronto se dio cuenta que el leonino había accedido a acompañarle para que dejase de ser tan molesto, justo lo contrario a lo que se había imaginado. Y entonces, nada podía salir mejor.

Deja de ser tan pesimista, verás como todo sale bien —Lo decía tan confiado, pero lo cierto es que ni él estaba tan seguro de ello. De todas formas, ahora era él quien encabezaba la marcha.

Tras un rato de andar por aquella cueva, colándose por sus recovecos, hileras infinitas, y ninguna señal de estar progresando, Evans decidió tomar el control y luchó por quitarle la brújula.

¡No! ¡Suelta! —Denzel se aferró a ella, ni de coña quería dejarle el puesto de guía. Estaba seguro de que tan solo quería sentirse especial y hacerse el interesante marcando los pasos —¡Sí que sé! Solo déjame una oportunidad más —Luego carraspeó en cuanto aseguró que habían cruzado por la misma roca que pasaron en un principio, y con echarle un ojo estuvo de igual modo de acuerdo, solo que no quería reconocerlo. Luego fue cuando se detuvo en el gryffindor, y ahora era consciente de la herida que se había hecho con la estalactita tiempo atrás, de la que no se había enterado por desconectar de él en su momento, y estar tan centrado en seguir la dirección marcada por la brújula.

Estás sangrando, Evs —Ni siquiera se le cruzó por la cabeza bromear al respecto, que debido a ello estuviera alucinando, pero lo que añadió después tampoco es que fuera más cordial —No dejes que te chorree así, no serías eficiente —Y tras ello se cortó con la varita un trozo de tela de su túnica, se anticipó a su negativa y dijo —¡Insisto! déjame hacerlo —Iba a envolver la herida pasando por alto toda queja, pero Evs todavía seguía con la idea de querer ser quien los guiara con la brújula. Podía notarlo cuando vio clavar su mirada en aquella que colgaba de su cuello, e iba a levantarse interrumpiendo la intención que tenía Denzel de atender esa herida. Entonces fue cuando hizo ceder la pared, dejando paso a un nuevo acceso. La brújula indicaba su interior ¡Era eso! Y todo gracias a Evans.

¡Ya está! Evs ¡Eres un genio! —Mostró su aprobación a sabiendas de que todo había sido accidental. Iba a adentrarse sin decir nada más cuando, como no, no podía faltar, de nuevo las quejas.

Por Merlín, que tú eres el gryffindor —Claro, porque él tampoco es que fuera en ese momento el mejor reflejo de su casa. Dirigiéndose como inferi a través de un túnel que no sabía a donde conducía, guiado por las indicaciones de unos merrows cuyas intenciones tampoco conocía.

Tú tranquilo que tengo un plan
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Crypwolf
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.876
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 291
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck

Evans Mitchell el Miér Ene 17, 2018 3:20 pm

“Evs, ¡eres un genio!” Sí, bueno, no era por cuestionarle eso, pero, ¿¡qué carajo!?, ¿se daba cuenta de que todo el asunto se hacía algo espeluznante?, ¿no? Él iba delante, todo campante, pero Evans no podía dejar de tener un mal presentimiento sobre ello. De hecho, mezclar pescados con fantasmas y cuevas subterráneas donde podría yacer ¿un tesoro maldito?, le daba escalofríos. No era, lo que se decía, “un hombre de aventura”. Muy contrario al ánimo de su amigo, él desconfiaba cada vez más y más de aquella empresa.

—¿Plan?—Se burló, mirando en derredor entre que se adentraban por el pasadizo. Esta vez, Evans había tenido cuidado de mantenerse detrás del ranveclaw, porque ya sabes lo que los cobardes dicen, “mejor ser precavidos”—Tú tienes un plan, y yo oiré que un duende me dice los “buenos días”—soltó, irónico, refiriéndose a la acostumbrada falta de simpatía por parte de los duendes hacia los magos. Los duendes de Gringotts, por ejemplo, ni se molestaban en fingir que un mago entrando a “su” banco les importaba lo mismo que una mancha en la pared—. ¿O será que ya lo planeaste todo con los pescaditos allá atrás, entre cabriolas y caras graciosas?, ¿ese es el pan del que hablas?—De pronto, Evans lo tomó del brazo, obligándolo a voltearse para que lo mirara—¡Lo hice porque necesitaba aire! El “beso”, digo.

¿¡Qué!?

—Creo que quedó bastante claro, pero. Allá abajo, en el agua, digo. Sólo quería. ¡Estaba desesperado!, ¿ok? Pero no tienes que ir a decirlo por ahí o algo. Tú sabes, que si cuentas esas cosas, la gente se piensa que… ¡Sólo quiero acordar contigo que no irás por ahí abriendo la boca!

Y en ese momento, ¡la roca se movió!, otra vez, ¡y la puerta del pasadizo se cerró!, encerrándolos en un pasillo de piedra misteriosamente iluminado por un leve resplandor azulado que manaba de las paredes de roca. Había algo como magia en el aire. Y doblando por un recodo, la boca de una cueva se abría, dejando ver un cúmulo de cachivaches, que parecían los restos de naufragios. Se habían topado ni más ni menos que con el tesoro que tanto protegía el fantasma pirata de las cavernas.


***


La oscuridad, la desesperante oscuridad de lo profundo del agua, le entraba por los ojos, los poros, los oídos, le entraba por los pulmones. ¡No podía respirar! No tenía idea sobre cómo había acabado allí, desnudo y en la fría agua del lago, o más bien, los recuerdos de su corrida en bolainas por la nieve como un loco de atar volverían a él pasada la crisis a la que había sido arrastrado, cuando en lo único que podía pensar era en vivir o morir. Tan rápido como pudo, o sólo porque la situación así se lo exigía, Evans entendió que: él y Denzel estaban bajo el agua, rodeados de Grindylows belicosos, que se pasaban de graciosos y que de una forma u otra, eran mantenidos a raya por la varita del ravenclaw. Puede que hubieran podido salir bien parados del asunto, turbulento asunto, si no fuera porque Evans se había quedado sin aire. Ah, pero Denzel traía puesto un casco-burbuja. Y la respuesta al dolor de sus pulmones, estaba justo allí, delante. Sólo tenía que estirar sus manos, y así lo hizo. De un arrebato, en medio del ataque de los Grindylows, Evans tironeó del rostro de Denzel y lo atrajo hacía sí entre burbujas y rápidos aleteos, encasquetándole el subidón de adrenalina que llevaba consigo y partiéndole los labios en la urgencia de volver a descubrir qué sabor tenía el oxígeno. Y se aferró tanto a él, colgado a ese momento, “flotando en ese momento”, mientras que las burbujas hallaban una forma de escaparse de sus bocas, que los Grindylows aprovecharon esa distracción para derribarlos. Y luego, todo se volvió oscuro. Por la culpa, por supuesto, de Evans Mitchell.


chocolate derretido:

:pika:

¿Qué? Los accidentes suceden (?)

jaja Cualquier cosa, me decís. Beso :3
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.800
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 281
Puntos : 190
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Denzel Smethwyck el Sáb Ene 20, 2018 1:46 am


Cuando Denzel dice "Tengo un plan" es signo de que nada, absolutamente nada después de eso, va a salir bien. Cuando Denzel "tiene un plan" es porque, en el fondo sabe que algo malo les aguarda, que no es prudente seguir por el camino a tomar, y no es por el hecho de no tener nada pensado, sino porque, a sabiendas de que no es sensato seguir por el hilo que le arrastra, el aguilucho siempre sigue el mismo principio: La mejor manera de descubrir lo que se oculta entre las sombras es dejarse atrapar por ellas, y una vez queda conocida su naturaleza, las soluciones salen solas.

Pero no dejaría que sepas que tantea una galería sin siquiera la luz de una vela, porque si lo supieras, no le seguirías ¿Verdad? Y entonces ¿Quién le acompañaría en su aventura? Pensarías, y cualquier otro además de ti, que está loco, que arrastra consigo a cualquiera que le acompañe al suicidio ¿Pero has oído hablar del Holismo? La metodología sobre un todo interconectado, patrones que se repiten, los grabas, pero no te das cuenta, y el mérito de tus aciertos sobre algo que no comprendes se lo lleva injustamente la intuición. Como cuando te metes en una cueva de cabeza hacia el peligro, recaderos de unos merrows, y sea lo que sea que te aguarde al final, de un modo u otro consigues salir airoso.

Si le pagas bien capaz que te los da —Denzel bromeó, como si el que un duende te diera los buenos días fuera el foco de interés en aquella queja. Luego de eso trató de ignorar su ridícula conclusión de que él y los merrows habían tramado una conspiración en su contra. Incapaz de conseguirlo fue a soltarle un "No seas ridículo", pero algo en sus palabras le impactó incluso más.

¿E-EH...? —Denzel se congeló en el sitio. Desde el principio tenía un vago recuerdo de lo sucedido cuando estuvieron bajo el agua, y casi todo lo demás eran lagunas. No obstante, poco a poco algunos de esos recuerdos habían vuelto hasta a él, y no sabía distinguir cuales de ellos habían ocurrido de verdad y cuáles pertenecían al mundo de los sueños.

Había creído, durante todo ese tiempo, que el momento en que Evans le había asaltado en ese "beso" había sido producto de su mente, junto con aquella ceremonia de coronación de las princesas sirenas, pero no. Evans le hizo verlo, y enterarse de la realidad, hizo que su corazón quisiera guerrear por salir de su caja torácica. Los dedos le comenzaron a temblar y el calor se acentuó en su rostro. Si su cara estaba enrojecida ninguno podía saberlo por la oscuridad de la cueva.

El aguilucho quedó en shock, y se ponía más nervioso de solo rememorar la escena ahora que sabía que había pasado de verdad. Era como si su justificación le entrara por un oído y le saliera por el otro, pues el hecho cogía fuerza. No sabía cómo reaccionar, ni qué decir. Sin embargo, estuvo a punto de asentir con la cabeza a lo poco que logró captar de lo último que había dicho, y bastó que la puerta se cerrara para hacerle reaccionar —¡¡Diantres!! —Intentó desviar su preocupación. Al momento se le podía ver palpando desesperadamente la puerta ahora cerrada —¿Cómo vamos a salir luego? —Hacía parecer que había olvidado lo antes mencionado pero lo cierto es que aquello le había tocado bastante e intentaba mantenerlo fuera de su mente cuanto pudiera para no sentirse igual de bloqueado que antes.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Crypwolf
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.876
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 291
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck

Evans Mitchell el Dom Ene 21, 2018 1:35 am

En contra de lo que cualquiera pudiera esperar, luego de sorpresa del momento, y de que su cara pasara dos o tres transformaciones entre la exasperación, la incredulidad y la exasperación otra vez, Evans se quedó en su lugar, quietecito, observando al otro con los brazos cruzados, ¡plantado del todo su sitio! Sí, la forma en que arqueaba la ceja daba qué pensar, es decir, te daba la impresión de que se le había subido tanto que podría salírsele, y era curioso como expresaba una emoción TAN VIOLENTA, como si el león mascara, mascara y mascara por dentro una rabia vesánica que amenazaba con dominarlo a la cuenta de 1, 2, 3… ¡Ey, pero mira qué inesperado! Evans se limitó a soltar conversación, ese tipo de conversación que solía, sin ninguna aportación útil, pero sí PUNZANTE, como ESA CEJA.

—Oh, es que, yo pensé… No me digas que… ¿Este no será parte de tu plan? Quieres engañarme, ¿verdad? Que pillo, tú. Pero no me engañas. No, no. Yo sé. Todo es parte de tu BRILLANTE plan de meternos a una cueva por una puerta secreta sellada con magia, ¿porque tú te diste cuenta cómo se abrió, verdad? ¿O te lo callabas porque pensabas que no me había dado cuenta? Sí, me lo imagino. Te habrás dicho: “Oh, ¿para qué hacerlo entrar en pánico al gryffingor contándole que entramos a este lugar por medio de un pago de sangre?” Algo que, ¡oh!, déjame recordar, sí, ¡es magia oscura! ¡Entramos a una cueva donde hay MAGIA NEGRA! Porque, ¡oh!, ¿cómo es que dijiste? Oh, “Tú tranquilo, que tengo un plan”. Pero ey, no me malinterpretes, no quiero sonar “pesimista” aquí, pero creo que TU PLAN APESTA.

Habiéndose expresado de esa forma, latente el pulso violento en su tonito irónico, Evans rompió el aire de un suspiro y, con un gesto de la cabeza, entre furibundo y resignado, se decidió a avanzar, apartando a Denzel de la entrada con un brazo autoritario. ¡Pero qué maneras! ¿Y quién le había dicho a ése que siguiera el plan? Si había decidido confiarse, cosa suya. ¿Es que acaso él había salido en algún momento con un plan mejor? Ah, no, en lo que a planes se refería, Evans podía ser… impulsivo, a veces. Y ya se sabe que de las improvisaciones, no siempre salen buenos resultados.

—¡Mueve!, ¡que te muevas!—Evans sacó la varita y…—¡BOMBARDA!

¡Pero…! ¿La puerta?, ¿qué pasó con la puerta del pasadizo? ¡Intacta! La roca seguía en su sitio, reluciente, impenetrable, entre que Evans Mitchell, bueno, él salió impulsado hacia atrás, recibiendo el impacto por rebote, y describiendo un arco de vértigo en el aire para ir a parar de culo al piso y rodar, rodar, y rodar, como escupido de la boca de un gigante, hasta conseguir estabilizarse, otra vez, con el culo en el piso y las piernas abiertas, con la cabeza todavía dándole vueltas. Y cómo no, enseguida empezó a quejarse de dolores, cual hipocondríaco.

—¡Carajo! ¿Cómo que si estoy bien? ¿Cómo voy a estar bien?, ¿me veo bien?—Auch auch, auch. Evans se llevaba una mano a la cabeza, moviendo el cuello con cuidado, todo adolorido. Bien que cuando se trataba de abrir la boca, parecía mandado a hacer— ¡Esa mierda me rebotó! ¡Demonios!

Sí, ¡demonios!, porque cuando con la otra mano fue a apoyarse en el suelo, ¡sintió algo!, ¡joder!, ¿qué era…? Miró, y no era el suelo, no era roca, era… ¿eso que veía era un cúmulo de cachivaches? Parecía una montaña de ¿tesoros? O más bien, basura. ¡Genial!, ¡ni oro habían encontrado!

—¡No me digas…!—Evans miró al ravenclaw, en son de reproche—Estoy aquí, ¡malherido!, y esa cosa te vibra o l oque sea en la mano, ¿y te parece más interesante? ¡Oh, bien por ti! Lo que sea que esos peces buscaran estará por aquí… ¡pero espera!—Lo sujetó de donde pudo, la túnica—¡Espera!—Por un momento su mirada se puso seria, y agregó—: ¿Te das cuenta de que donde hay magia negra, malas cosas suceden?

¿Quizá esa era su manera de decirle "Ten cuidado"?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.800
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 281
Puntos : 190
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Denzel Smethwyck el Lun Ene 29, 2018 6:27 pm

¿Plan? —Claro, porque a quién no le ha pasado de levantarse un día y preguntarse "Oye, hoy me apetece quedar encerrado en una cueva con Evans; vamos a urdir un complicado plan en el que influyen montón de factores que no controlo, para acabar en un sitio que no conozco, y terminar en un lugar del que, adivina qué, no sé salir"

Así fue como la sensación de angustia al ver la puerta cerrarse tornaba en ira con cada palabra que salía de la boca del gryffindor. Pero claro, él había dicho que tenía un plan, y ahora no podía culparlo de desvariar cuando había sido culpa suya. Responsable de dejar la semilla de la equivocación más alejada de la realidad. Quiso concretarse en mirar lo que ahora irremediablemente tendrían que inspeccionar, pero esa voz incesante no se callaba.

¡BASTA! —Denzel explotó —¡No está todo perdido! Vale que estemos aquí encerrados por mi culpa ¡Pero piensa! ¿No sería demasiado raro que haya un mecanismo para entrar a una sala y no para salir de ella? A menos que esto sea la "jaula de la mascota" de quién quiera que haya tenido la molestia de implementar esa puerta corrediza, tiene que tener una salida por alguna parte, ya puede ser esa misma puerta, abriéndola de alguna otra forma o en algún otro rincón de este lugar ¡Así que deja de parlotear! ¡Y haz algo! —Se impresionó a si mismo de cuánto fue capaz de hablar sin detenerse. Lo impulsó el temor de que Mitchel acabara por empezar a hablar una vez más tras él, y si lo volvía a hacer vete tú a saber cuándo volvería a callarse.

Y pareció tomarse lo último enserio pues no tardó en quitarle de enmedio para busca una forma, "su forma" de salir de allí. El aguilucho suspiró, ya dándole igual si le enervaba oírlo o no —¿No has visto el grosor de la roca? No vas a romperla con una simple bombarda —Y lo decía el chico que iba lanzando bombardas a diestro y siniestro a la primera de cambio. Sin embargo, por la reacción que dio lugar había algo más que su grosor influyendo en aquella roca.

¿Estás bien...? —Le cuestionó acercándose a él para comprobar que no era nada grave, y aun así le preocupó. Pero de nuevo su ironía. Iba a decir algo en respuesta, pero se contuvo. Fue, además, que su atención se fijara en el cúmulo de instrumentos que yacían como una capa de nuevo suelo bajo el pandero donde había aterrizado Evans.

Este sitio. No tiene sentido — Tomó uno de esos cachivaches en la mano, era un palo unido a un rotor, como un reloj de cuco sin terminar, pero ni siquiera parecía que su fin era el ser un reloj de cuco. Luego lo dejó. Ignoró cualquier otra queja que el gryffindor pudiera haber dicho, como si hubiera desconectado su sentido del oído y todo se escuchara con reverberación. Su atención se enfocó en una única cosa, la brújula. Reaccionó de tal forma, haciendo notar su presencia en su mano, con un leve cosquilleo al de un electroimán. La aguja estaba como loca, girando sobre su eje en todas direcciones —¡Puede ser que...! —En eso apuntó con su varita a los objetos, sin estar muy seguro de a dónde tenía que enfocarse y pronunció —Genius reversa —Algunos de los elementos de toda esa montaña fueron a unirse en un único punto, formando algo parecido a una pila bautismal. Encima, algo parecido a una perla. Tenía que ser eso lo que los merrows querían, y al acercarse, tanto la brújula como la pequeña esferita reaccionaron en un brillo de luz. Fue en ese momento cuando se escuchó un ruido extraño bajo otro de los montones de cachivaches, uno incluso más grande, como una montaña.

Empezaba a descomponerse. Algo intentaba salir de su interior y lo iba a conseguir, a la fuerza ¿Qué era? ¿Sería peligroso? —¡¡EVS…!! —Denzel exclamó asustado, como si necesitaba que le diera su apoyo en ello, apuntando a la pila que se desmoronaba por momentos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Crypwolf
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.876
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 291
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck

Evans Mitchell el Sáb Feb 17, 2018 1:12 am

¡Ese cuervo! No entendía por qué es que él se iba poniendo cada vez más nervioso, y en cambio, ¡míralo! Toqueteando, hurgando, haciéndose preguntas con esa malsana curiosidad que, antes de sacarlos de aquel embrollo, lo más probable, los metía en más problemas. Las agudas predicciones de Evans no tardaron en hacerse realidad, cuando azorado, observó el brillo de luz.

—¡¡EVS…!!

No respondió. La atención de Denzel había sido capturada por la inmediatez de lo que auguraba ser un fatal imprevisto, en tanto que Evans era cautivado por el halo blanquecino y refulgente que manaba de aquella perla, convencido de que debía tomarla para sí, en ese mismo momento y sin importar ninguna otra cosa. Una tensa expresión de ávida impaciencia se imprimió en su rostro, y sin perder tiempo estiró su mano, listo para abalanzarse.

Apartaría al ravenclaw de ser necesario. Nada podía interponerse en su camino.

¡Calamidad terrible! ¡Ah, terrible su suerte!; ¡y que auténtico el horror en sus ojos!, al contemplar cómo un cachivache del montón saltaba cual bala perdida e impactaba con fuerza contra la perla, propulsándola de forma que cayó y rodó, alejándose a toda prisa, ¡y luego todo se volvió negro! Las sombras lo devoraron venidas de ninguna parte, y fue incapaz de distinguir ningún destello de luz. El corazón se le detuvo en ese instante, pero curiosamente, de alguna manera sentía que, aún en esas negras circunstancias, tan pronto como esa perla luminiscente había desaparecido de su campo de visión, había recuperado lo que de verdad importaba para mantenerlo a salvo de cualquier peligro: el dominio de sí mismo. Y por esa razón, es que esta vez sí se puso en alerta, espabilado del trance.

—¡Den…!


Podía oírlo, muy cerca, sumidos ambos en la completa oscuridad. ¿Y cómo era eso posible?, ¿¡por qué!?


***

Trece piratas, contando a su capitán, habían zarpado de la costa, adentrándose en las aguas. Trece piratas, trece magos, un cofre que habían robado y que ahora les pertenecía, convencidos de que lo que contenía era de mucho, mucho valor.

Habían celebrado su fortuna, embriagados de júbilo, sin saber que su botín estaba maldito. Tontos, tontos hombres de mar con barbas y dientes amarillos, fornidos y señalados por el destino para morir en una tragedia: esa irrefrenable y extraña obsesión por hacerse con la perla, el más magnífico de los tesoros.

Adquiría un extraño e hipnótico brillo cada vez que uno se aproximaba lo suficientemente cerca, y una vez que fueron cautivados por esta luz, cuanto más tiempo la contemplaron, cuanto más se alzaron sus voces en una riña fatal, el daño ya estaba hecho.

La querían suya y de ningún otro, y así es como bastó sólo con abrir la tapa para que, con el correr de los días, muriera uno a manos de otro en altamar. Ese barco nunca volvió a encallar en una costa, sino que naufragó en una noche de tormenta cargando todavía a dos de sus tripulantes, que supervivientes, ansiaban aniquilarse finalmente y tomar lo que, consideraban, les correspondía por derecho.

Uno de ellos logró tomar la perla, sobrevivir a la tormenta y guarecerse en unas cuevas subterráneas, en donde se ocultó, asegurándose de que nadie pudiera llegar hasta él, siempre con el temor de que su antiguo compañero de altamar lo encontrara.

No le preocupaba volver a salir. Lo único importante era cuidar de su tesoro, protegerlo de cualquiera que quisiera sonsacárselo. Incluso embrujó su brújula para que esta lo orientara hacia su posesión, de forma de poder siempre volver a ella, no perderla nunca.

Y tal como temía, un día esto sucedió, por las sucias manos de aquel que había sobrevivido a la tormenta junto con él. Lo persiguió, desesperado, pero lo peor ocurrió: el ladrón había ocultado su posesión antes de que le diera alcance, y en algún momento de los forcejeos, perdió su brújula. Y de nada le servía un muerto para responder a sus preguntas, cargadas de espanto.

Él también murió, buscando su preciada posesión, pero nunca dejó de buscar.

Y como fantasma, siempre merodeó por las profundidades del lago, ahuyentando a las criaturas marinas, y furioso, como un espectro vengativo.

Un día, vio, ¡con horror!, como unos niños merrow forcejeaban con su tesoro, ¡y finalmente, finalmente…!, ¡recuperó lo que era suyo!

Pobre del que pusiera una mano sobre su tesoro.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 7.800
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 281
Puntos : 190
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Denzel Smethwyck el Dom Feb 18, 2018 1:06 am

¿Era eso? ¿El tesoro que los merrows ansiaban tanto? Y todos tan deseosos de poner sus garras en ellas ¿Por qué? ¿Qué tenía? Denzel no hacía más que cuestionarse todo cuando la diminuta esfera surgió de entre los escombros, emanando su luz por toda la estancia. Luego echó un vistazo a Evans, quien tenía los ojos clavados en ella. Es cara suya con que la miraba, alelado, le delataba. No auguraba nada bueno y Denzel podía hacerse una idea de lo que rondaba en su cabeza. Sus sospechas se confirmaron cuando extendió el brazo ¡Pretendía tomarla para sí! ¿Quién le daba el derecho? ¿Y quién se creía que era? ¿Gollum?

Habría detenido el avance de su mano si no fuera por el extraño ruido que resonó a otro lado del lugar. Ya no tendría atención para otra cosa, si Evans había tomado la perla, o si se preparaba para atizarle por la espalda y salir por patas con ella, habría sucedido sin ninguna dificultad. El terror se sembró en cuestión de segundos, invadía su cuerpo y recorría sus nervios cual veneno. Paralizado, en la misma postura mientras apuntaba a aquella montaña de cachivaches con su varita, a la espera de lo que pudiera salir de ella. Entonces esta movió la primera ficha ¡Había algo vivo ahí dentro! Se sacudió, y de sí salieron disparados un par objetos inservibles, de los cuales, uno fue directo hacia ellos. Habría tratado de repelerlos, pero en su lugar su inseguridad le hizo errar y fue a echar cuerpo contra el suelo en un intento de evitar que le golpeara, derribando la pila en su lugar.


¡¿Qué es...?! —¿Eso? El aguilucho quiso incorporarse dispuesto a combatirlo, pero entonces ya no había visión de nada, todo era negro, la luz... Se había extinguido. Su corazón empezó a latir con fuerza, el miedo a lo desconocido se apoderaba de él una vez más, su respiración comenzó a agitarse, y trataba de palpar desesperadamente cualquier cosa que tuviera a su alcance, en un intento de reconocer el vacío que había reclamado su trono.

¡N-NO...! —Denzel fue incapaz de siquiera seguir la primera orden que se había propuesto tras ser invadido por esa sensación de aislamiento, llevando sus manos a sus oídos, hasta encogerse en una postura fetal y sollozar entre quejidos de terror. Cuanto más tiempo permanecía así, más miedos venían a su mente, imaginándose el peor de los panoramas, el peor de las criaturas, el peor de los enemigos. Su mayor miedo era su propia imaginación.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Crypwolf
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.876
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 291
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4499-lechuceria-denzel-smethwyck

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.