Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Drown yourself in whiskey and sin - {Caleb Dankworth}

Grace Daugherty el Lun Sep 11, 2017 4:37 pm

"I finally quit drinking for good. Now I drink for evil."
Pub irlandés | 2:00 a.m.

El tintinear de los vasos que chocaban y los vitoreos a la reina de Inglaterra, al alcohol y a las jóvenes disimularon el sonido de la puerta que chocó de manera seca cuando Grace, entrando al pub con la mirada inalterable, la cerró tras de si. Recorrió el ya estudiando camino desde la entrada hasta la banqueta que solía ocupar las noches de sábado. Estaba lo suficientemente lejos del servicio como para no oler la podredumbre de los vómitos de los borrachos que abarrotaban el local, lo suficientemente cerca de la puerta de emergencia como para huir si había problemas, y lo suficientemente centrada como para ver el escenario donde acostumbraban a tocar música en directo sin dislocarse el cuello. Era el lugar elegido, fruto de muchas noches de whiskey y perdición.

-Doble de whiskey, sin hielo. -ordenó con voz firme al camarero que ya la esperaba reclinado sobre la barra, como quien espera el soplo de brisa que entra por la ventana por las mañanas. -Pero tú ya lo sabes. -aclaró. El mismo camarero, la misma bebida, el mismo antro. 25 años y ya se parecía su madre, las malas costumbres pueden ser genéticas.

El camarero, que era joven y siempre trataba de camelarsela con algún truco muy antiguo como para Grace no lo conociera, dejó sonoramente un vaso de cristal sobre la barra y sirvió un abundante chorro de whiskey irlandés. Eso no hacía falta preguntarlo, no le sirvas nunca un whiskey escocés a un irlandés si no quieres problemas. Con una amplia sonrisa arrastró el vaso hacia donde ella estaba, cerca de su codo, y le guiñó un ojo. La morena a penas hizo una mueca con la cabeza como agradecimiento por el servicio y cogió el vaso entre sus dedos, mirando el anaranjado líquido que contenía. Había sido un día duro, necesitaba su medicina. Cruzó sus piernas embotadas en un ceñido vaquero y dio un largo trago a la bebida que casi logra terminar con ella. Con expresión inalterable devolvió el vaso a la barra. "Agua bendita para los mortales", pensó.

Entonces, se comenzó a escuchar un alboroto más alto de lo normal en el fondo del pub. Grace se giró muy dignamente, con un pequeño impulso que hizo virar su banquera lo suficiente como para visualizar la fuente del ruido. Posiblemente fueran solo borrachos discutiendo sobre quién era más miserable, pero un poco de acción nunca se dejaba de agradecer. Últimamente las cosas por el Ministerio eran aburridas, un par de cabezas rotas saciarían su aburrimiento y, por una noche, conseguiría dormir.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Anna Christine Speckhart
Edad del pj : 25
Ocupación : Dep. Catástrofes
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.900
Lealtad : Ninguna.
Patronus : Gato.
RP Adicional : ---
Mensajes : 17
Puntos : 9
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4879-grace-a-daugherty http://www.expectopatronum-rpg.com/t4885-playing-with-fire-relaciones-de-grace#74043 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4896-cronologia-de-grace-daugherty http://www.expectopatronum-rpg.com/

Caleb Dankworth el Lun Sep 11, 2017 6:38 pm

Había sido una jornada larga y llena de trabajo. Muchas veces, lo que verdaderamente relajaba la mente después de un día así era alcohol. Pero no alcohol del fino y caro, de ese con el que te gastabas decenas de miles de libras en una sola botella, ese lo disfrutaban tirado en el sofá de tu casa en un día relajado. Noches como estas requerían alcohol del malo, del de la plebe que dejaba a hombres de poca monta tirados por el suelo e incluso a los más refinados, poderosos y ricos completamente fuera de sus sentidos. Me hallaba con ganas de algunas copas como esas, por lo que en la madrugada me dirigí a un bar de esa calaña. No tenía intención de beber mucho, tan solo un par de copas y me iría a casa. No se me había perdido nada en medio del mundo muggle, y mi familia me esperaba en casa. No Abi, ella tenía asuntos que la mantendrían incluso más ocupada que a mí la noche entera, pero la vería por la mañana.

En cuanto entré en el pub irlandés fui asaltado con una oleada de música alta y rápida, gritos y risas estridentes, y una fuerte peste de alcohol, sudor, y vómito. Era un olor al que uno acababa tan acostumbrado que ya nunca molestaba, sobre todo después de tantos años frecuentando lugares como este. Me abrí paso entre la marea de gente que estaba dentro de bar, resaltando bastante con mi atuendo elegante en medio de camisetas sucias manchadas con sudor y bebida derramada. Llegué hasta la barra justo al mismo tiempo en el que el alboroto en el bar se hacía incluso peor, señalando el inicio de alguna pelea de borrachos. Típico de este ambiente. Yo no juzgaba a nadie, sino que me resultaba divertido esa clase de comportamiento. ¿En cuántas peleas de bar me había metido yo estando borracho a lo largo de mi vida? Demasiadas para recordar con exactitud, ahora que lo pienso, aunque en los últimos años mi cabeza había sido mucho más sensata que en mi juventud, cuando todo me daba un poco más igual. La responsabilidad de toda una familia y la madurez de los años moderaban el comportamiento de una persona… en cierta medida. No me metía en peleas de bares, pero nunca dejaba de buscar un buen duelo allá donde pudiese encontrarlo.

Una vez en la barra le pedí al barman un whisky que no tardó en servir. Di un grande y rápido trago a mi bebida, sintiéndola bajar por mi garganta y arder en mi interior de aquella manera tan deliciosa que siempre había adorado. Posé el vaso en la barra, y fue entonces cuando me fijé en la joven mujer que estaba sentada en un taburete a mi lado. Me había resultado familiar por el rabillo del ojo, y ahora me daba cuenta de por qué.

Pero qué ven mis ojos… —murmuré con una encantadora sonrisa mientras alertaba a Grace de mi presencia allí. Grace era una de mis empleadas, y una competente a decir verdad. No como la mayoría de imbéciles que vagueaban en mi departamento y que algún día se llevarían un Crucio bien merecido. —No esperaba encontrarte aquí —dije mientras bebía otro trago. Vacié el vaso, y pedí otro. Ingería el alcohol más rápido de lo que planeaba normalmente antes de ir a beber a un bar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ian Somerhalder
Edad del pj : 36
Ocupación : Desmemorizador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 366
Puntos : 241
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t869-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1036-watch-the-world-burn-with-me-caleb-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t1294-welcome-to-my-life-cronologia-de-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb

Grace Daugherty el Mar Sep 12, 2017 3:02 am

El alboroto iba en aumento y, sin embargo, las ganas de Grace de aguantar un altercado aquella noche iban en caída libre. En otros momentos de su vida le habría resultado interesante, incluso divertido. Pero aquella noche estaba hastiada del trabajo, hastiada de sus negocios personales y hastiada de su vida. Necesitaba un cambio, y lo necesitaba ya. Pero en aquel momento, en lugar de pensar en todos los problemas que se acumulaban en su espalda y de cuando encontraría una solución para ellos, todo lo que necesitaba era ahogarlos en whiskey. Callar en su mente las voces y olvidar los remordimientos. Simplemente dejar salir a su yo más primitivo, aquel cuyas únicas preocupaciones se resumían en porqué su copa estaba vacía.

Se terminó la copa que balanceaba entre las manos de un segundo trago, más breve que el primero, y posó el vaso con extraña delicadeza sobre la barra. -Ponme otro, por favor. Pero que esta vez sea doble de verdad. -reclamó con voz dulce. Técnicamente, desde un punto de vista objetivo, Grace era una chica que aparentaba ternura y jovialidad. Algo bastante alejado de la realidad. Su mirada era azul y profunda, su cara era juvenil, inspiraba ternura, y tenía un cuerpo agraciado y sutil, propio de una joven preocupada por su figura. Sin embargo, cuando la conocías, descubrías que era un hueso duro de roer.

De pronto, sintió una presencia masculina su lado, sentándose en el taburete más cercano a ella. Con un ligero movimiento de su pie, desvió el taburete en sentido contrario, postrándose de frente ante el jefe de su departamento. Grace se tomó unos segundos para escudriñarlo lentamente con la mirada antes de contestar, sin preocuparse por ser demasiado descarada. No parecía demasiado sorprendida, e incluso estaba agradecida por la compañía.

"No esperaba encontrarte aquí". -Pero te alegras. -respondió rápida cogiendo el vaso que el camarero había dejado delante de ella con un buen "casi triple" de whiskey irlandés del bueno.  

Caleb, su jefe, era uno de estos hombres que te dejaban la sensación constante de tener la miel en los labios. Era preciso, eficaz, mordaz. Su mirada se te clavaba como si un cuchillo estuviese atravesando tu alma, y era cálida, conquistadora. Había que saber esquivarla si no querías caer en sus ojos azules y ahogarte en ellos. Grace solía ser buena para ello, pero esa noche ya llevaba dos copas, y todos sabemos que el alcohol atonta los reflejos.

-Por nosotros, y por el Ministerio, que invita esta noche. -dijo, haciendo chocar su vaso contra el de su acompañante, y terminando con un breve sorbo. La relación entre ambos era cordial, nada forzada. Trabajaban juntos y lo hacían bien. Ninguno tenía reparo en aparatar la vista si uno de los dos llegaba tarde o se llevaba por error algún documento confidencial. Todos tenían secretos, y ellos respetaban los intereses propios del otro. Por su parte, Grace se deleitaba con alguna mirada disimulada a su trasero cuando pasaba de largo por los pasillos, pero no hay que olvidar que tenía veinticinco años y estaba soltera. ¿En que ocupas si no es en eso tu tiempo libre en el trabajo?

-¿Que te trae por aquí esta noche? ¿Que es lo que quieres olvidar? -murmuró la joven con una tímida sonrisa que apenas asomaba por sus comisuras. Acto seguido, prosiguió a quitarse la chaqueta de cuero que vestía, dejando al descubierto una camiseta negra de tipo lencero. El alcohol comenzaba a circular por sus venas, y su temperatura corporal ascendía como consecuencia.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Anna Christine Speckhart
Edad del pj : 25
Ocupación : Dep. Catástrofes
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.900
Lealtad : Ninguna.
Patronus : Gato.
RP Adicional : ---
Mensajes : 17
Puntos : 9
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4879-grace-a-daugherty http://www.expectopatronum-rpg.com/t4885-playing-with-fire-relaciones-de-grace#74043 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4896-cronologia-de-grace-daugherty http://www.expectopatronum-rpg.com/

Caleb Dankworth el Sáb Sep 30, 2017 8:31 pm

¿Por qué no iba a hacerlo? —contesté al comentario de la joven después de que yo la saludase tras encontrarme de manera tan sorprendente con ella en aquel pub que no recordaba haber frecuentado antes, pero que esta noche se había puesto en mi camino y me había tentado. Algunas tentaciones son buenas. —¿Te alegras de verme tú a mí, o encontrarse con el jefe fuera de horas de trabajo es una horrenda pesadilla?

Cuando Grace brindó, la acompañé en su brindis con gusto, chocando nuestros vasos y bebiendo inmediatamente. Todo de un solo trago, sintiendo el delicioso sabor ardiente que bajaba por mi garganta. Tantos años de beber como si estuviese poseído habían hecho que el alcohol, para mí, fuese algo tan esencial como beber agua. No era un alcohólico, aunque durante muchos años había dependido de la bebida para mantener vivo el espíritu y el ánimo. Ahora no, no lo necesitaba, pero era uno de los placeres de la vida a los que no tenía pensado renunciar en ningún momento.

Por nosotros —asentí, y pedí otra bebida inmediatamente en cuanto mi vaso se posó con fuerza en la barra, dando un golpe seco cuyo ruido fue ahogado por el jaleo del bar a nuestro alrededor. Cuando el barman se acercó a servir mi bebida le arranqué la botella de las manos y posé en su palma vacía unos billetes con el valor del precio de la botella, para que nos dejase en paz. No protestó y se fue.

Grace me preguntó qué quería olvidar que fuese el motivo de mi presencia esta noche allí. Mi mente se hundió en unos pensamientos durante un momento. Olvidar. En el pasado bebía para olvidar muchas cosas. Muchas muertes que me atormentaban y habían destrozado mi vida, haciendo añicos mi felicidad. ¿En el presente? Mi esposa, mi hermano y mis padres seguían muertos, pero era un hombre feliz. Tenía a Abi, a quien amaba con locura. Tenía a mis hijos, mi razón de vivir. Y el mundo se había doblegado ante los mortífagos, la Causa había tenido éxito. No había absolutamente nada que quisiese olvidar.

No vengo a olvidar, vengo a disfrutar de uno de los pequeños placeres de la vida. A veces estos se encuentran en pubs de mala muerte, la decadencia alrededor hace que el sabor de una buena botella de whisky sea más exquisita —respondí con una sonrisa irónica mientras me servía otra bebida, la cual desapareció de un solo trago antes de ser reemplazada. —¿Y tú? Te preguntaría qué hace una hermosa joven sola en un lugar como este ya que podría ser un lugar inapropiado, pero ambos sabemos que yo no hago esas preguntas, y menos a ti.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ian Somerhalder
Edad del pj : 36
Ocupación : Desmemorizador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 366
Puntos : 241
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t869-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1036-watch-the-world-burn-with-me-caleb-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t1294-welcome-to-my-life-cronologia-de-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb

Grace Daugherty el Mar Oct 10, 2017 8:15 pm

Grace reposicionó su trasero en su asiento y suspiró mientras dejaba su cabeza descansar sobre una de sus manos, siempre con su característica agilidad y suavidad. No era que fuese todo dulzura y delicadeza, lo cual estaba muy lejos de la realidad. La causa de era probablemente la técnica que había tenido que forjar para enfrentarse a la vida. Tenía que parecer lo que no era para llegar a conseguir sus metas. Era mujer, era joven, era guapa. Podían parecer ventajas, pero había que saber jugar las cartas.

-Eso depende de a quien se lo preguntes. -respondió con sinceridad mientras pasaba el dedo por el borde de su vaso. -Si se lo preguntas a la camarera del pub de la esquina, que trabaja para un viejo verde que raramente pisa la ducha, posiblemente ponga cara de asco. -explicó con tono indiferente y relajado. -Sin embargo, si me preguntas a mi... -se tomó unos segundos para levantar la mirada y pasarla de manera fugaz por la figura de su jefe, dejando que en su rostro se dibujase una mueca de agrado. - Creo que eres más que una grata compañía.

Por fortuna, ambos gozaban de una relación cordial en la que hacer ese tipo de bromas estaba permitido. Grace no se molestaba en ocultar su opinión respecto al atractivo de su jefe, lo cual no significaba necesariamente que quisiese estrechar lazos. Simplemente era natural, y dejaba que las cosas salieran solas.

En la pausa que hubo entre su intercambio de palabras, Caleb le robó la botella de whiskey al camarero. Grace se lo agradeció con una sonrisa, rellenándose el vaso con su reciente adquisición. Para ser tan joven tenía un hígado de hierro, cosa que probablemente los años le cobrarían a su debido tiempo.

-Mi madre decía que solo se bebe para olvidar o para crear. El alcohol nos da el impulso que nos falta para crear esas historias maravillosas que luego nos hartamos de contar. -comentó con tono tierno, recordando los viejos tiempos en su ciudad natal, donde beber no era más que la actividad diaria a la que todos lo obreros se daban al terminar la jornada laboral. -Así que eso hago. Intento crear. -dictaminó con decisión. -Voy a morir joven, Caleb. Necesito tener una vida interesante ahora, no puedo esperar a los cuarenta. -bromeó, aunque fuese bastante cierto, dejando que una sonrisa sincera se escapara entre sus finos labios.

De pronto al fondo del establecimiento comenzaron a escucharse fuertes gritos, más alarmantes de lo habitual. No parecía el jaleo de los borrachos que se pelean por una jarra de cerveza, parecía algo más serio. Siendo un pub bastante frecuentado por la comunidad mágica, no habría sido de extrañar que tuviera algo que ver con los mortífagos. Las relaciones entre mágicos y muggles estaban algo ásperas, y cualquier pequeña excusa era usada con frecuencia para provocar una "misteriosa muerte" de un no mágico. Grace se puso de puntillas intentando agudizar el oído, no quería estar en medio de una pelea.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Anna Christine Speckhart
Edad del pj : 25
Ocupación : Dep. Catástrofes
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 1.900
Lealtad : Ninguna.
Patronus : Gato.
RP Adicional : ---
Mensajes : 17
Puntos : 9
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4879-grace-a-daugherty http://www.expectopatronum-rpg.com/t4885-playing-with-fire-relaciones-de-grace#74043 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4896-cronologia-de-grace-daugherty http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.