Situación Actual
3º-10º
21 marzo -> luna nueva
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
S. LYSSANDRA ØSTBERG pj destacado
GWENDOLINE EDEVANE pj destacado
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

You know nothing // Clementine Boot [ALERTA DE SPOILERS]

Steven D. Bennington el Lun Sep 11, 2017 8:12 pm


¿Quieres stalkear este tema? Si no has visto la última temporada de Juego de Tronos será mejor que no lo hagas. Este rol contiene spoilers de la serie completa y en especial del último capítulo de la temporada siete.

El día había llegado. El día más esperado desde que Jon Snow había sido apuñalado por la guardia de la noche (y por aquel puñetero niño que nadie sabe qué pintaba en aquella serie). El día más esperado desde que los huevos de dragón eclosionaron. El día más esperado desde que a Ramsay Bolton le devoraron la cara una jauría de perros. El día más esperado desde que un Stark murió en un capítulo de aquella serie donde o mueres, o te matan. Menos si eres protagonista principal, no olvidemos ese detalle.

Steven, como cada domingo de madrugada, había preparado todo un armamento de comida. Había conseguido sintonizar la televisión dentro del refugio de la Orden del Fénix y era la persona más feliz del mundo. ¿Quién necesitaba salir al exterior teniendo HBO en casa? Nadie, absolutamente nadie. Salvo él que tenía que ir a trabajar y preocuparse de su familia que no vivía en la zona segura. Sí, bueno. También los miembros de la Orden del Fénix que intentaban ayudar a los demás fugitivos para traerles a un lugar donde no fueran brutalmente asesinados sin razón. Nimiedades. Problemas del primer mundo.

Las palomitas se preparaban en el microondas y la nevera estaba repleta de helado de chocolate y de dulce de leche. En el horno esperaban dos pizzas que Steven había preparado con sumo cuidado de no echar nada de carne en ellas para que Clementine y su reformada dieta anti asesinato de animales se viese dañada. Un par de refrescos y… ¡Todo listo para la segunda cena! O la primera para Clementine pues, como de costumbre, había avisado a su amiga que no viniese cenada. Por supuesto, Steven ya había cenado varias horas atrás y el hambre ya llamaba a su puerta.

Al igual que Clementine. Quien se encontraba al otro lado tocando en la puerta con, seguramente, su habitual sonrisa cargada de energía para ver morir a algún personaje. Steven sólo esperaba que no fuese un lobo el encargado de morir en aquel capítulo. O Jaime Lannister, que con lo suicida que estaba siendo aquella temporada podía llegar a suceder aquella misma madrugada.

- ¿Apuestas para esta noche? – Fue su manera de saludar a la castaña, poniéndole un gorro infantil de fiesta sobre la cabeza, el cual había decorado con el emblema de la casa Stark. - El Stark de la temporada ya ha caído así que el resto están a salvo. – Añadió haciendo memoria de los sucesos acontecidos en el último capítulo.

El horno sonó en aquel preciso instante, avisando que las pizzas ya estaban listas. Steven sonrió y le hizo un gesto a Clementine para que pasase y cerrase la puerta tras de sí. El televisor estaba encendido mientras emitían un capítulo repetido de Padre de Familia, serie que Steven no había visto demasiado pero igualmente había decidido ver mientras cocinaba. Si es que aquello podía llamarse cocinar, pues hacer dos  pizzas no era demasiado trabajo aun cuando se había encargado de hacer hasta la masa.

- Las he hecho sin carne. ¿Sigues sin comer animalitos? Porque tengo unas tiras de bacon en la nevera y puedo echarlas por encima. – Añadió entre risas mientras colocaba las pizzas en dos platos para situarlas en la mesa baja situada frente al televisor. – Hay refrescos en la nevera y un par de cervezas con limón. Y… palomitas, patatas, gusanitos naranjas para que luego tengas los dedos como la cara de Donald Trump y helados. Pero los helados son el postre, no vale comérselos antes.

Se dejó caer sobre el televisor y miró el reloj en su muñeca. Aún quedaba media hora para que el capítulo se emitiese, ya que el directo con Estados Unidos se producía a las dos de la madrugada en Inglaterra.

- Quería haber cogido un par de pizzas de la pizzería pero no quedaban sin carne a última hora.  No sé quién diantres pedirá tantas pizzas sin carne pero… ¿El queso  lo habías eliminado también? – Frunció el ceño, acababa de recordarlo de golpe. – Una de las pizzas no tiene queso, la otra es precisamente… de queso. – Bueno, si Clementine no tomaba tampoco lácteos sería tan fácil como repartirse la pizza. Aunque el helado sí podía ser un problema. ¡Más problemas del primer mundo!
Steven D. Bennington
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 521
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Clementine Boot el Dom Oct 01, 2017 4:50 pm

Como hace mucho no pasaba, el día de hoy los ojos del Clementine se abrieron ánimosos antes de que el molestoso sonar de su despertador hiciera su horrible trabajo.  Es que hoy era gran día para todo ser que la piel se le pusiese de gallino con tal sólo escuchar el comienzo de esa perfecta canción creada por Ramin Djawadi. ¡Oh! es que Clementine era de esas fanáticas que le gustaba saber hasta cómo se llamaban los diseñadores que le construyeron los trajes a Margaery Tyrell y que flipa cada vez que  aparece un nuevo lugar en el Opening. Era de esas que hasta el día de hoy aún sufre con la muerte de sus personajes favoritos y que guarda las esperanzas de que vuelvan a aparecer, aunque sea en un Flashback. Y que le importan esos detalles que a nadie más le importan, al igual que en la vida.

Entonces sabiendo todo esto (que es sólo una cuarta parte) podrán comprender porque nuestra squib durante todo el día parecía más un colibrí en plena primavera que una humana. Hoy era el día en que se transmitirá el último capítulo de su serie más que favorita Games of Thrones. Hace años atrás jamás se imaginaría este momento, o tal vez no quería hacerlo.  Le daba felicidad el hecho de que por fin algunas de sus encrucijadas se resolvieran, pero tan sólo pensar en que tendría que esperar DOS AÑOS MÁS, jooope el colibrí entraba en un mini depresión que si no fuera por los cariños que le tendía de vez en cuando sus gatos "Hola", "¿Cómo estas? y "Muy bien" se hubiera cambiado su multicolor tenida del día por una totalmente gris.

Pero no, la curiosidad era mayor. Así que vestida de infinitos colores más su camiseta favorita para estas ocasiones "The North remembers", golpeó la puerta que daba al salón con una amplia sonrisa. Es que. La felicidad que le inundaba ver aquel capítulo  era inmensa pero  por sobre todo le alegraba la compañía que tendría y con quién tendría el gusto de gritar, reír, llorar (ojala no sucediera esta) y suspirar encantada. Su grandioso, único e incomparable  amigo Steven Bennington. Que como habían quedado hace tiempo atrás, el día "D" había llegado. Y el refugio de fugitivos sería su guarida.

Tocó tres veces la puerta que daba al gran salón. mientras que con su otra mano sostenía una gran tartaleta de frutilla. Steven le había dicho que el tendría muchas cosas para comer pero simplemente no había podido negarse a la tentación de llevar aunque sea un regalito echo por ella misma, además todo saben que sin comida, no hay fiesta. - ¡Steve! Mira lo que he traído ¡ una tartaleta de frutilla TARARARA!.- exclamó sonriente a modo de saludo, le hubiera dado un gran abrazo de oso característicos en ella pero sostenía con sus manos la tartaleta, por lo que prefirió dejarla en algún lugar seguro antes de chorrear amor por borbotones, ya lo haría más tarde. -  El poder de Viserion será lanzar hielo y ayudar a que el invierno llegué con todo. ¡Ay! pobre dragonsito. La culpa la tiene Daenerys al ponerle ese nombre. Estaba destinado a la maldad. Ojala lo cuiden los caminantes.- terminó por decir con un leve puchero mientras dejaba la tartaleta en la mesita de centro. - ¡Ay Bejen! Siempre me gustó mucho ese personaje, aunque apareciera poco, nada y nunca.- su puchero se incrementó.- Pero es verdad, al menos eso nos dice que el Stark de la temporada ya ha sido. De hecho espero que al menos en este capítulo alguna victoria se lleven a cuestas.- agregó, es que ella era de las que creía fervientemente que el subtítulo del emblema de los Stark debería ser "Aprendemos lento, pero aprendemos". Que cada día los lobos que van quedando se hacen más y más fuertes y una mini venganza o como prefería llamarla ella "toma de justicia" no les vendría nada mal para subir aún más la moral.

Escuchó un timbrar que venía de la cocina lo que hizo que diera un pequeño saltito sonriente.  Había sido muy obediente y no había cenado antes de venir al encuentro del metamorfomago, pero aunque no lo confesara abiertamente la verdad era es que no se había podido resistir a comer algunas de las reservas que le quedaban de Honey más un taza de té de Jasmine mientras leía un libro cerca del ventanal horas atrás, pero aparte de eso nada más. Pinky promise.

- Nunca me ha gustado esa serie, ese hombre es el peor padre de familia de la Tierra y sus constelaciones. - agregó con una mueca de lado al observar lo que estaban dando en la tv. Es que un día había tenido que toparse con aquella serie y no había durado ni cinco minutos viéndola.  ¡Puaj! escalofrío de repelús.

Rió levemente.- Sigo sin comer animalitos. ¿Cómo comerlos si hasta decirlo suena tierno? "Animalitos".- repitió de la manera más tierna que se pudieran imaginar.- ¡Puaf! y más mi tartaleta me terminaré yendo rodando a mi pieza. ¡ME ENCANTA!.- terminó por decir con una niña extasiada en plena mañana de navidad.  Terminó de dejar todas sus cosas sobre una silla y se sentó en el sofá sonriente.

- Eso es porque cada vez somos más, somos como una especie de caminantes verdes que descarnivorizamos al que se cruce en nuestro paso.- dijo con tono al más estilo James Bond, agente 007. Sólo le faltaba unos lentes de sol y sería un cuadro perfecto. Luego se echó a reír y se dejó caer en el respaldo del sillón.- ¡Ay, culpable! aún no dejó del todo los lácteos, así que por esta noche probaré la de queso también jijiji.- dijo con mirada traviesa.- Peeeero ya he comenzado a investigar sobre comida vegana, la tartaleta que traje es mi primer intento, así que si esta desastrosa, sólo diré: "Teeeenme paciencia".- terminó por decir poniendo sus ojos modo gato con botas.

- ¡Aaaaaaaaaaaaaays, que emoción!.- exclamó de repente.- ¿Dónde me has dicho que están los gusanitos de naranja? ¡Me ha entrado la ansiedad!.- le explicó divertida, mientras se levantaba del sillón para ir a la cocina en busca de comida y refrescos.
Clementine Boot
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Steven D. Bennington el Dom Oct 01, 2017 7:33 pm

¿Había algo en el mundo que apasionase a Steven? Eso era la comida. Y más cuando la comida iba acompañada de una buena serie de televisión como era aquella donde todos morían menos el enano, la de los dragones y el bastardo que no sabía nada. Eso era lo que decía su padre, quién se había aficionado a la serie pero no quería admitirlo. Y que, por supuesto, era incapaz de aprenderse los nombres de los personajes ni aun cuando Steven le había regalado muy amablemente una guía con fotografías de cada uno de ellos, nombres y sus correspondientes árboles genealógicos. Porque Steven era un friki precavido.

¿Y había algo en el mundo que apasionase a Steven más que ver una serie mientras comía? Por Merlín, claro que lo había: los pasteles. Steven siempre había dicho que de no haber tenido hijos se habría casado con un pastel para tener pequeños pastelitos. Aunque si lo pensaba bien aquello sonaba terriblemente mal porque era un claro sinónimo de canibalismo.

Ah, los pasteles. Qué bien le conocía Clementine.

- ¿La has hecho tú? – Dijo sin mirar siquiera a la chica para coger la tartaleta. Eso para algunos podría ser una falta de educación pero para dos personas con suficiente confianza como eran aquellos dos sólo era sinónimo de: dame de comer que tengo hambre.

Steven ya estaba demasiado pendiente de controlar su apetito y ansia de devorar a la tartaleta que había olvidado lo que iban a hacer aquella noche. ¡El capítulo! ¿Cómo había olvidado que el dragón tenía los ojos azules sin necesidad de lentillas? Por los siete reinos, menudo estaba hecho.

- Yo sólo espero que no tire el muro. Sería una buena patada para los libros. – Porque ahí teníamos a una de esas personas que leen los libros y, sí, señores y señoras, debían demostrarlo a toda costa. Porque era un buen Ravenclaw y debía demostrar que el conocimiento es poder. O algo por el estilo. – Ahí lo tirarán con el cuerno de Joramun. Además, quedaría muy raro todo porque el Rey de la Noche no tenía un dragón hasta que esa loca decidió no hacer caso a Tyrion y matar a uno de sus dragones yéndose a buscar a su amado. – Ahí dónde estaba era un firme defensor de que Jon Snow y Daenerys no podían estar juntos. No, no, no. No pegaban ni con pegamento para encías y dentaduras. – Seguro que lo cuidan más que ella. ¿Qué cara de preocupación fue esa?  Si se preocupó más por ver al bastardo. – Dijo indignado. Ay, no, no, no. Jon con Ygritte y fuera. Por favor, besada por el fuego. Esa mujer era la perfección hecho personaje.

Los Stark eran la típica familia que le gustaba a todo el mundo (como a Clementine, su camiseta lo decía todo) pero que estaban hechos para vivir una vida miserable. Si sólo en la primera temporada ya habían decapitado al patriarca que parecía ser el personaje más protagonista de toda la serie. Pero bueno, así habían ido pasando las temporadas y los televidentes ya asumían que no habría ninguna desgracia más en la vida de los Stark cuando uno ya había muerto esa temporada. Era como los reyes, uno por temporada. Aunque en aquella se estaban salvando todos muy bien, quizá porque en la anterior Balon y Tomen habían hecho un combo siendo un dos por uno en muerte real.

- Tiene pinta de serlo. – Se limitó a contestar encogiéndose de hombros, pues no se había enterado siquiera de qué iba el capítulo. No sabía ni cómo se llamaban los personajes, aunque le sonaba que el padre se llamaba Peter, pero nada más. Él siempre había sido fan de los Simpson.

Admiraba la gente que era capaz de eliminar cualquier alimento de su dieta. Por su parte, no podía. El día que tuviese alergia algo se moriría. Literalmente. Que dicen que sarna con gusto no pica.

- Entonces también puedes tomar el helado. Todos tienen lactosa. – Admitió, pues iba a intentar convencer a Clementine de que lo tomase por mucha leche que llevase. - ¿Y qué se supone que lleva? Además de fruta, me refiero. No sé con qué se hacen estas masas pero están ricas. – Admitió, y es que siempre que había tomado algo de aquello era comprado. O cocinado por Agnes, de quién tampoco se fiaba mucho porque apenas veía a la hora de echar los ingredientes y había que tener cinco ojos con ella si no querías acabar intoxicado.

Cogió las dos pizzas y las colocó en la mesa central, frente al televisor. Sacó dos cervezas sin alcohol con limón porque no era muy partidario de tomar alcohol cuando había que hacer cosas importantes como ver el capítulo final de la temporada. Y sacó un par de platos hondos para echar palomitas, patatas y gusanitos.

- En el armario de la derecha. – Indicó a Clementine. – Ahí arriba. No, al otro lado. Un poco más abajo. Sí, ahí. – Indicó a la chica mientras esta los cogía para servirlos en los platos.

Miró el reloj. Diez minutos antes del fin del mundo.

Cambió el canal y sincronizó HBO donde todavía no estaba colgado el episodio. Debían esperar un poco más hasta que el nombre del capítulo apareciese y poder pincharlo. Se puso a recargar la página cinco veces en menos de un minuto.

- Pásame un trozo de esa. – Le indicó señalando la pizza cuatro quesos.

Dio un primer mordisco y antes de darse cuenta ya se había terminado todo el trozo. Si es que cuando estaba nervioso comía más de la cuenta. Y eso que no estaba nervioso todo el año, el resto del tiempo comía porque era así.

- Ah, ya empieza. – El nombre del capítulo “El dragón y el lobo” aparecía en grandes letras blancas sobre un fondo negro. No lo pensó dos veces y lo pulsó para luego subir el volumen casi al máximo mientras sonaba aquella canción tan épica del inicio. Y como si fuera un niño pequeño, la comenzó a tararear antes de que llegase a su fin y entrasen en escena los dos personajes favoritos de Steven en escena: Jaime Lannister y el magnífico y Bronn o Ser Bronn del Aguasnegras. – Yo sólo quiero que al final de esta serie alguien le dé un castillo a este pobre hombre. Que perdió su oro.
Steven D. Bennington
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 521
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Clementine Boot el Miér Nov 01, 2017 11:43 pm

¡Amaba tantos los días como estos! Donde era imposible no tener una sonrisa en tu rostro porque a medida que van pasando las horas se va poniendo mejor terminando con un broche de oro mundialmente esperado. El último capítulo antes de un breack ETERNO de su serie favorita de todos los tiempos, esa que la hizo reír tanto como llorar, y tener los nervios de punta por temporadas completas.  Hoy sí tenían un poco de piedad con los espectadores algunas dudas o cabos sueltos serían resueltos y los fanáticos como Clementine podrían dormir con una sonrisa del porte de toda Oceanía.

¿Y saben lo que hacía aquella noche más perfecta? La perfecta combinación de su amigo Steve, comida y risas aseguradas. ¿Se podía pedir más en esta vida? Bueno, quizás sí a sus gatos y otros amigos. Pero eso ya era ser quisquillosa. Que ahora ya se encontraba feliz, feliz como una perdiz.

- ¡Sip! ¡Sip! Con estas manitas.- le dijo sonriente mientras hacía un bailecito con sus manos.- ¡JUUUUSH! ¡SÍ! .- exclamó indignada apoyando las palabras de Steve sobre el erróneo actuar de la madre de dragones con uno de sus hijos que ahora quizás como lo estaban tratando los caminantes. Muchos mejor lo más probable. Es que sí, sí ella tampoco era de los que estaban a favor del crush Daeon. - Ya, ya, ya sí. Pero que Jon no tiene la culpa ¿eh? Sino que fue ella que es peor. Con esta temporada me ha pasado un poco mucho eso, que se están escapando mucho ¿no? Esta más...- hizo una pausa mientras intentaba buscar la palabra correcta para definir su sentir.- ¡Bah! no sé, pero ha sido algo extrañada. Épica también, porque vamos es GoT pero extraña- terminó por decir encogiéndose de hombros.

Miró la televisión y frunció su ceño como si hubiera olido de pronto algo podrido. Es que la expresividad de Clementine a veces llegaba a niveles inimaginables, la castaña era un libro abierto porque por más que intentara ocultar algo y pusiera todas sus fuerzas en ellos siempre un pestañear, una mirada, una margarita en su mejilla derecha delataría su sentir. Y ahora su rostro demostraba algo muy parecido al desprecio. Es que una vez tuvo la mala suerte de toparse con esa serie en su camino y era todo lo contrario a la castaña. Llegando a ser casi insultante para sus ojos.  Muy diferente a los que le pasaba cuando veía un capítulo de lo que en menos de media hora comenzaría haciendo que sus pelos se pusieran de punta.

¡Ays, qué felicidad!.

- ¿Helado? ¿También tienes helado?.- preguntó al más estilo Suricata junto a una ojos brillosos y anhelantes. Oh, es que Clementine amaba el helado, en todos sus sabores y versiones. Era manjar para su paladar. Pero sí, muy a su pesar también había reducido su consumo. La consciencia le pesaba más que sus ganas de probarlo en la frecuencia que lo hacía antes . Aunque hoy era una noche especial y diferente . Podía escaparse un poco de su consciencia e invitarla a darse una vuelta  a la manzana ¿no?.- ¡Oh! Es muy fácil sabes. Los muggles al menos han avanzado mucho en ese tipo de comida, en youtube podrás pillar muuuchas recetas. La ciencia está en erradicat los huevos y que  la leche sea de soja. Lo demás es muy parecido. En mi próximo intento quiero hacer una que es de chocolate, vainilla y galleta. - le dijo sonriendo de lado mientras le movía las cejas divertida.- Si quieres puedes ser mis juez de sabor .- le dijo mirándolo sin perder ni por un segundo la sonrisa.

- ¡Ñam! ¡Ñam! ¡Ñam! Mi estomago y corazón están muy felices, Steve.- dijo al observar las pizzas, y bols lleno de cosas ricas que hacían inconmensurablemente amena esa noche.  se dirigió a las cocinas en busca de los gusanitos naranja y de paso ayudar a Steve en la repartición de cosas antes de que la tan conocida música inicial comenzase a sonar y el mundo detuviera su accionar para que en una hora y veintitantos minutos se entregarán al más atletismo emocional serial de la historia.

Se sentó en el sofá junto a su amigo mientras tomaba un gran puñado de gusanitos naranja y se los llevaba todos a la boca de pura ansiedad. Asintió ante la petición de Steve, se limpió las manos y tomó un trozo de la pizza que parecía haber salido del paraíso mismo. Es que era más queso que cualquier otra cosa. Se la tendió para luego ella tomar un trozo de la otra sin queso pero que se veía igual de sabrosa. ¡Que dicha! pensó cuando la sintió en su paladar.

- ¡Ayyyyys! - soltó en una mezcla de nervios y euforia. Muy parecido al sentir de un niño en la mañana de navidad o del ratoncito peréz. Hormigas en su estomago que se esparcen por todo su cuerpo y que le hacían sentir unas incontrolables ganas de reír, bailar o abrazar algo. Clementine escogió la última alternativa, su víctima; un cojín del sofá que ahora parecía fundirse contra el pecho de la castaña que miraba con ojos brillantes la pantalla.

Suspiró largo y tendido cuando la música comenzó a sonar, que podían decirle freaky looser pero ella era de las que se animaba cuándo el mapa crecía o mutaba. Ella era de las que veía la canción y la disfrutaba no de la que hacía click en la opción de saltar intro. El capítulo no podía ser malo si comenzaba con esos tan maravillosos e incomparables personajes. Que ella podía ser una fiel a la familia Stark pero eso no le restringia sentir admiración por muchos integrantes de la familia Lannister y sus más cercanos. - Aw Jamie, sí que le rompieron el corazón esta temporada. Es que Cersei lo va a perder, si es que ya no lo perdió ¿eh?.- susurró sacando su lado más chismosin, al más estilo Corazón de Bruja.

- Tyrion siempre ha sido el más inteligente no el campeón de los pisoteados.- soltó en protesta al decir de Jaime.Es que el enano con la cambiapieles siempre serán los favoritos de la castaña.  Suspiró, es que una de las cosas que amaba de esa serie era la epicidad de sus imágenes, que ella sabía que la gran mayoría era digitalizadas y esas cosas. Pero  benditos sean los creadores de los efectos especiales que logran hacerte sentir tantas cosas.

- Ays, demasiados buenos personajes en una misma escena.- dijo toda animada mientras que con sus manos enmarca la escena de la llegada a Pozodragón.  

"El que se atraviese en su camino es quien necesita protección"
Escuchó y una sonrisa enorme apareció en su rostro, se acercó más a Steve mientras se llevaba un gran bocado a la boca de palomitas, es que tan sólo llevaban diez minutos pero ella sentía que el capítulo venía con todo, tal vez era sólo una corazonada pero esperaba que fuera una que se volviera en realidad.
Clementine Boot
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Steven D. Bennington el Vie Nov 03, 2017 3:38 pm

No se había parado a pensar en que la dieta de Clementine había cambiado de golpe cuando decidió que los animales no merecían seguir comiendo y por eso ella les quitaría todo el alimento posible. Sí, ahora Clementine era una valiente devoradora de lechuga y otras hierbas. No debía soportar nada a las vacas, a las cuales estaba quitando su comida. Pero Steven no era de los que juzgaba fácilmente a los demás siempre y cuando sus acciones no acabasen causándole algún mal a él o a los suyos. Y por el momento no tenía ninguna vaca como amiga que se quejase de la estricta dieta anti carne de Clementine. Bueno, a la vaca de Odiseo pero nunca habían hecho grandes migas. ¡Migas! ¿Podía tomar pan? Tampoco estaba muy seguro de ello.

- Si no puedes tomar del que hay yo me como tu parte sin ningún problema. Creo que hay galletas integrales para ir al baño en alguna parte. Esas juraría que no tienen nada de carne pero verás lo divertido que es despertarse mañana y tener que correr al baño si no quieres… - Hizo una mueca de asco con el rostro. – Ya sabes lo que pasa. – Añadió con una sonrisa antes de abalanzarse sobre un bol lleno de patatas para meterse un par en la boca antes de que diese comienzo la serie. Comer nunca estaba de más cuando Steven Bennington y Clementine Boot estaban cerca. Sobretodo comida que no estaba considerada como sana. ¡Ah, tonterías del primer mundo!

El sonido del pantallazo gris y negro comenzó a avisar que la serie daba su comienzo cuando Steven y Clementine hubieron tomado asiento. Steven se apresuró a subir el volumen de la televisión consciente de que a la mañana siguiente la vecina al otro lado le echaría en cara que había vuelto a montar una fiesta en mitad de la madrugada. ¡Una fiesta! Aquella señora no entendía que la televisión de Steven estaba pegada a la pared y lo que escuchaba era la televisión. No, aquella mujer no comprendía siquiera qué era una televisión ni la mitad de los aparatos muggles que llenaban la vivienda de Steven.

Seguidamente llegó la intro que ninguno de los dos pudo resistir la tentación de canturrear, contrariamente a lo que podría esperarse de dos adultos responsables. Cosa que, por supuesto, ellos dos no eran.

- ¡Bronn! – Fue lo primero que alcanzó a decir el castaño al ver la aparición en escena de aquel hombre. – Por favor, que alguien le dé un castillo ya a ese hombre. – Susurró justo antes de que la conversación con Jaime Lannister comenzase. Steven era como un niño cuando veía películas o series. Por primera vez, por segunda, por tercera… Él tenía una necesidad incontrolable por comentar todo lo que pasaba.

Una de las escenas más esperadas de la temporada llegó con la reunión de todos aquellos personajes. Y Steven no pudo más que comentarlo.

- Mira, mira, Podrick y Bronn. – Sí, Steven estaba obsesionado con ese maldito personaje. Se había ganado su cariño temporada a temporada y aunque hubiese estado a punto de matar a un dragón (cosa que a Steven no le importaba, era de ese pequeño porcentaje de personas a las que no les importaba lo más mínimo) seguía siendo uno de los mejores de la temporada y de la serie. Y eso que era secundario. ¡Los secundarios siempre eran los mejores! Aunque pensaba que acabaría siendo un caminante y uniéndose a las filas de los muertos. Pero eso ya era algo que debía aguardar en la próxima temporada. Y para eso faltaban ¡Dos años! Que agonía, mejor no pensarlo. - ¿Viste esas miradas? Hay tensión entre esos dos. – Dijo al ver como Brienne y Jaime cruzaban miradas para tomar asientos en los bandos contrarios en aquella reunión. – Daenerys tiene siempre que aparecer toda digna ella. ¿No se da cuenta que así está demostrando que ya no tiene un dragón? Ay, ay. – De pronto la maravillosa Cersei tenía algo que decir y Steven rompió a reír ante tal crueldad personificada. Aquella mujer era maravillosa. Mejor no encontrarse con nadie parecido en la vida real.

Lo siguiente que sucedió hizo estremecer a los allí presentes. Pero no a los valientes sentados frente al televisor que ya conocían cómo actuaban los muertos.

- La cara de Cersei, qué actuación. – Ah, necesitaba comentar todo lo que sucedía. - ¿Bromeas? Se supone que los Greyjoy son valientes y este… ¡Tonto! No hace más que tirar por tierra su fama. Agh, y encima no tiene parche. – Sí, es que era de los que tenía que comparar los libros con la serie. Por eso la temporada le estaba sentando como una patada en la entrepierna debido al poco sentido que tendría si eso sucediese en los libros. Y por como HBO se había encargado personalmente de destrozar a los Greyjoy a los Martell.

De nuevo Brienne y Jaime. Steven agarró la mano de Clementine de golpe y le sonrió para robarle las palomitas que estaban en su bol. ¡Es que esos dos tenían que besarse ya! Demasiada tensión acumulada. Eso era tensión y no lo que había entre Jon y Daenerys. ¡Puagh!

- Ay, no, no, no. ¿Por qué se quiere suicidar de esa manera? – Ahora el enano quería ir a hablar con su hermana. ¿Pero qué clase de locura era esa? ¿No era el inteligente de la familia? Al parecer ahora no. Ya no. - ¿No te parece raro que no cambien de escena? Quiero decir, siempre van saltando de personaje en personaje pero ahora solo enfocan Desembarco. Es raro, ¿No? – Comentó viendo los pequeños pasos de Tyrion acercándose con temor hasta donde se encontraba su hermana.
Steven D. Bennington
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 521
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Clementine Boot el Mar Nov 14, 2017 1:28 am

En la India Clementine había tenido un gran despertar y no solo en lo que se refería a la comida. Había visto un modo de vida tan diferente a la que ella llevaba que le hizo replantearse algunas cosas. Lo que más ha persistido en ella era lo que respectaba a la comida y su entrenamiento diario de Kalaripayattu.  Y debía reconocer que desde que había cambiado su sistema alimenticio las sesiones se le hacían menos pesadas.

Aunque siempre tenía sus paréntesis mágicos. Pero solo eran para momentos  que realmente valían la pena. Y este incuestionablemente era uno que lo valía. SÍ, SÍ, SÍ. Y más si era con tan buena compañía y panorama. Así que sí probaría un poquito de esa pizza y helado. Se llenaría de alimentos deliciosos mientras veía el último capítulo de temporada de su serie favorita. Lo haría y no sentiría culpa alguna. Nada de cañas morales al otro día. No señor.

Rió.- Esta noche me he querido dar un paréntesis. Así que iré tanto por la pizza como el helado jiji.- se llevó la mano a la boca para soltar un traviesa risita. Como quien sabe que está haciendo una maldad pero lo hace de todas formas, y feliz.

Una gran sonrisa inundaba el rostro de la squib, quien pensaba que esta había sido la mejor elección de los siglos. Ya que si ella no hubiera venido lo más probable es que la hubiera mirado en su notebook, solita y comiendo uno que otro bocadillo. Todo lo contrario ahora que, al menos ante su visión estaba siendo un momento épico, digno de un final de GoT.

- No solo uno, le deberían dar uno por cada temporada.- agregó la castaña con tono seguro. Que vamos, Bronn era uno de los tantos personajazos de la serie que logran enamorarte por completo del primer momento y no te suelta hasta ahora. Con sus contras, como todos. Pero con una infinidad de pros que lo hacen único y tan pero tan querible. Malditos productores de series que le hacen pasar por tantas emociones a estos seres de primer mundo.

- Pooodrick.- exclamó con cálida voz al ver aparecer a ese personaje. Es que joder, ¿Cómo no amarlo también a él? Que alguien me lo diga, porfavah. Es que personas fieles, fieles en la serie hay pocas. Y ese ser del otro lado de la pantalla, era uno de ese pequeño porcentaje. Soltó una risa divertida ante el comentario todo gossip de Steve, aunque ella también era una eterna seguidora del ship de ...¿Briejaim?. Bueno, de esos dos. - ¡Claro que las ví! Las veo desde la temporada tres jiji, vienen y van todo el tiempo.- agregó con una risita. Pero vamos, como no se van a lanzar esas miradas si Brianne es una guapa, inteligente y fuerte mujer y Jaime es de esos que combaten a tu lado contra osos, violadores o cazafortunas. Imposible no dedicarle una miradita a semejante persona que se te cruzó en frente ¿no?

Ay, sentía hormiguitas en el estomago bailando el chachachá. Eran demasiados buenos personajes juntos.  Y el aire se podía cortar con un cuchillo de lo tenso que estaba, DIOHMEOH. - Claro que no se da cuenta. Siempre suele hacer ese tipo de cosas impulsivas cuando tiene que ir a hablar con algún rey o reina. No le pregunta a nadie, va y lo hace. Llega toda "Hola soy Daenerys, madre de dragones. Lo siento por llegar algo tarde. Había un tráfico atroz".- bromeó divertida mientras hacía su mejor versión de la chica, para luego reír.- ¿Alguna vez has visto un dragón en vivo, Steve?.- le preguntó de la nada, desviándose un poco del tema.- Yo sólo lo he visto en libros, series o películas. Pero en vivo, nunca, nunca. Debe ser majestuoso...- reflexionó con ojos brillantes.- ... y al mismo tiempo espeluznante jejé.- dijo con una risita mientras sentía una escalofrío recorrer su columna al imaginarse tal panorama.

Ays, y ahí estaban nuevamente dedicándose miraditas, y ahora hasta se metió Cersei al baile. ¡Que manden esto a CdB , ahora ya! pensó mientras le hacía la competencia a Steve en eso de comerse las palomitas - Arg, lo odie por tantas temporadas que ya no sé, me canse de hacerlo. Ahora es como que no está, él aparece y ¡Paf!...- dijo poniendo su dedo pulgar delante de su ojo.- Desaparece para mí.- bromeó para luego sonreír y seguir mirando expectante la pantalla.

- No, no. No le pueden hacer algo, está Jaime, no lo permitiría... ¿verdad?.- le preguntó mirándolo con el ceño fruncido, dudandolo por unos momentos,  mientras le apretaba aún más el brazo a Steve y comía más y más cabritas.- Ay... no me digas esas cosas que me pongo a pensar más de la cuenta.- le dijo mirándolo divertida. Es que era verdad, Clementine tenía un don innato de poder generar en su cabeza las mil y una probabilidades posibles en menos de medio minuto, por lo que si le daban más cosas en la que pensar más lo hacía y paf, a veces simplemente era demasiado. - Aw, viste, viste que no han dejado que le hagan algo.- dijo feliz al ver que tanto Jaime como Cersei impidieron que Euron siguiera tomando protagonismo en algo que francamente él no tiene nada que aportar.

- >>¿That's all?<<.- repitió emitiendo el acento y tono de Cersei, para luego reír. Dios, esa mujer era grandiosa, a su manera claro está. Pero majestuosa al fin y al cabo.- Ufa esas dos juegan al quema mirada. Joder, cuanta intensidad.- dijo haciendo una mirada al ver esas conversación entre las dos.

- Ays....- comenzó a decir mientras veía como Clegane traía al caminante capturado. - Ver, para creer.- dijo Clementiene en modo de eslogan antes de que abrieran por completo la caja.- Juuum.- musitó haciendo un leve puchero al verlo aparecer. No, a la squib no le gustaban nada los caminantes, no, no.  - Con esa clase magistral de caminantes no puede decir que no ¿verdad?.- comentó la castaña expectante a la respuesta de la rubia. Joder, si supiera cuantas temporadas le había costado a todo ellos enterarse de eso. Cuantos caídos por Merlín y Morgana, y cuantos por caer.

Ay, ay, ay. Es que la Gran Guerra ha llegado
Clementine Boot
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Steven D. Bennington el Miér Nov 15, 2017 6:52 pm

Contrariamente a lo esperado para alguien como Steven, no desarrollaba aprecio hacia los personajes tan típicos como podía ser Daenerys, Tyrion o Arya – aunque debía admitir que aquellos dos últimos si le caían bien y sentía cierta simpatía hacia ellos, especialmente hacia el más bajito de estos – sino que le apasionaban los personajes que eran toda una escala de grises. Bronn era un claro ejemplo del tipo de personaje que agradaba a Steven. O Jaime Lannister y su maravillosa evolución como personaje durante el desarrollo de la serie. Incluso otros tan odiados como la propia Cersei Lannister o Melisandre se ganaban la simpatía del castaño por lo carismáticos que eran. Y es que un personaje podía ser realmente insoportable como el caso de Joffrey Baratheon o Ramsay Bolton, pero eso no los convertía en malos personajes. Más bien en personajes tan bien desarrollados que llegaban a calar a todo espectador, indiferentemente de si era hacia el lado bueno o el malo.

- Seguro que acaba yéndose con los Caminantes Blancos si este le prometen un castillo. – Admitió Steven  quien veía a Bronn como la típica persona que no dudaría en sacrificar a su propio padre si así conseguía lo que quería que, en este caso, no era otra cosa que un castillo. Pues el título de Sir Bronn del Aguas Negras poco parecía importarle.

Aunque siempre había sido gran fan de los Lannister y seguía adorando a Cersei por mucho que matase a medio reparto en cuestión de diez minutos épicos con música épica (valga la redundancia) debía admitir que esa relación con Brienne era imposible que no le gustase. ¡Si es que hacían una pareja adorable! Bueno, adorable no. Porque la pobre Brienne podía ser muchas cosas pero adorable, lo que se dice adorable… Poco.

- Me gustan como pareja. Pero claro… Brienne también me gusta para el tipo pelirrojo. – Dijo sin recordar cómo se llamaba Tormund. – Que, por cierto, estaba totalmente seguro que en el capítulo pasado iba a morirse. Si no llega a ser por el Perro… Que irónicamente es con el que menos relación tenía y es el único que se preocupa por salvarlo. – El pobre Tormund, la de veces que había mirado a la muerte de frente. Y mejor ni hablar del pobre Perro. Aunque ese al menos tenía unos minutos de gloria en aquel capítulo.

La tensión en el ambiente podía masticarse. Habían pasado de las miradas románticas entre Brienne la bella y Jaime el mata reyes para terminar con las miradas de Cersei, Daenerys, Tyrion y Jon. Sin olvidar por supuesto la presencia de la Montaña y del Perro. Ni de los Greyjoy ahí presentes, donde Ojo de cuervo no tardó en creerse el más chulo de todo el capítulo con su sobrino.

- Cada vez me cae peor esa señora. – Murmuró Steven antes de coger un trozo de pizza, indignado por lo mal que estaban quedando el resto de los partidarios de Daenerys por culpa de la cantidad de lejía que debía haber ingerido aquella señora la última vez que se había arreglado las raíces del pelo.

¿Dragones? ¡Dragones! Casi había olvidado que aquellas criaturas también existían en su mundo. Steven nunca había sido gran amigo de las criaturas mágicas y por eso sentía que, cuando veía una en televisión, era algo imposible de ver en el mundo real. Pero no era así, sólo que él apreciaba lo suficiente su vida como para no querer convertirse en una barbacoa humana.

- Una cría y algún huevo pero nunca uno tan grande como para poder montarte en él. Bueno, que podrías montarte pero quizá matas al bicho con tu peso, me refiero. – Rió. - ¿No hay ningún dragonolista en el refugio? Te tengo que presentar a un amigo que lo es y… Bueno, luego. – Al final se iba a poner a hablar en mitad del capítulo y se iban a perder todo el diálogo por estar ahí hablando de dragones y amigos traidores que quieren llevarte ante el Ministerio de Magia porque tú eres medio lerdo y no te enteras. O Henry Kerr, para los amigos.

Los personajes a favor de los Lannister no tardaron en dejar la escena y lo siguiente que sucedió fue una conversación entre los hermanos Lannister. Dos de ellos, ya que el pobre Jaime se quedó descolgado fuera de plano. Un poco de Targaryen por ahí y…

- ¡Sansa! – Eso sí que era una evolución de personaje, debía admitir. Pero también había que decir que no le había gustado en lo que Sansa se había convertido finalmente.

Aquella escena que parecía pintar tan mal para Arya Stark terminó con un Meñique degollado, tapando su garganta con sendas manos y cayendo al suelo tras suplicar a sus supuestos amigos que le llevasen hasta el Valle, lejos de Invernalia.

- Me apuesto dos pizzas a que Arya se lleva su cara para su kit de máscaras de la temporada que viene. – Apuntó el chico antes de que todo cambiase de plano nuevamente.

Desembarco del Rey y los Lannister volviendo a hablar con los Targaryen (porque Jon era un Targaryen, sí o sí). Supuestamente aceptando. SUPUESTAMENTE. Aquello olía peor que el cadáver de Meñique en un par de días.

Steven cogió otro pedazo de pizza sin siquiera comentar nada y comenzó a engullir por puro nerviosísimo ya que tenia la vista clavada  en la pantalla cuando, de pronto, Cersei admitió que no ayudaría a Jon y Daenerys.

- ¡Pero será bruja! – Dijo dejando el borde de la pizza, indignadísimo, sobre su plato. Por suerte ahí estaba Jaime para debatírselo. – Ay, que me lo mata. – Se aferró al brazo de Clementine y giró la cabeza en un intento de no mirar la pantalla cuando sus ojos no podían siquiera parpadear ante la amenaza de Cersei contra Jaime. ¿Y si lo mataban ahí mismo? Ay, Merlín, eso no.

No, no, no, Jaime no.
Steven D. Bennington
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 521
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Clementine Boot el Sáb Dic 23, 2017 2:38 pm

Se rió tras escuchar las palabras de Steve. Lo que más le causaba gracia es que se imaginaba totalmente a Bronn haciendo aquello. Hasta lo veía haciendo un trato mano a mano con un caminante y poniendo sonrisas antes de ser convertido en un blanco. Miró el televisor y no pudo evitar que se le escapara un suspiro. Es que joder, habían sido siete temporadas, siete años de incuantificables emociones e innumerables esperas. Y pensar que después de este capítulo solo quedaba una- LARGUISIMA- pero solo esa y ya esta para decir ....se acabó. Y dar vuelta la página.

- ¡Aw Tormund! Seeh, a mi también me gusta esa pareja. Pero así como van difícilmente se volveran a ver. Al menos no de una pieza, o vivos.- hizo una mueca para luego asentir ante las palabras de Steve completamente de acuerdo.- De aquí en adelante todos - sin excepción-  estan así...- junto su pulgar con el dedo índice de su mano derecha para indicar la cantidad.- ... de la muerte.- suspiró. - Bueno siempre lo han estado.- agregó arrugando su nariz.- Pero ahora sí que sí que sí.- dijo divertida. Es que en GoT siempre se podía más, era increíble.

Sonrió ante la indignación de su amigo ante la madre de dragones, quién a decir verdad no le caía mal. Sï la había ultra decepcionado con el dragón, pero aún así podía llegar a entenderla hasta cierta parte. Culpaba más por ello a los guionistas que al personaje en sí.

Negó con la cabeza ante su pregunta y luego sonrió animosa.- Si tienes que hacerlo, ¿crees que tiene fotografías? ¿de esas que se mueven?.- preguntó con ojos brillantes y una enorme sonrisa. Le encantaban las fotografías mágicas y más si eran de cosas tan majestuosas como un dragón.  

Se mantuvo en silencio, solo por la tensión que tenía en su estomago al ver a su querido Tyrion ir como cuál suicida donde su hermana. Sonrió dulcemente al ver como ambos hermanos se trataban de idiotas y por unos instantes - muy breves- deseó haber tenido un hermano. Pero sólo duro una fracción de segundo, ya que enseguida vino la imagen de Odiseo a su cabeza, recordando que efectivamente sí tenía un hermano y ese era el castaño. Era uno de vida, de esos que uno escoge. Soltó la respiración cuando vio que , al menos por el momento, Cersei no había decidido matar a su hermano.  Algo que su corazón agradece enormemente, ya que superar la muerte de Tyrion sería durisima.  

Y plaf cambió de foco. Se cambian las aguas y desiertos por la fría Invernalia. El meñique,  como siempre, haciendo de las suyas plantando pensamientos en mentes ajenas. Y pese a que le tomó por sorpresa la muerte de aquel personaje jamás pensó que Sansa traicionaría a su hermana. Ella era una Stark de corazón y confiaba en ellos, hasta en los peores momentos.

- Apuesta aceptada. No creo que quiera ponerse semejante rostro.- dijo arrugando su nariz. Es que jamás le ha tenido un especial cariño a Meñique. Siempre lo encontro medio detestable, con sus lados buenos sí...pero esos eran tan escasos que se perdían entre los demás.

Su rostro cambió de un segundo a otro, se contrajo formando una gran mueca al ver la escena frente a sus ojos. Sintió a Steve aferrarse a su brazo y esconder la mirada. Pero '¿Será posible...?' pensó para sus adentros anonadada durante unos segundos que se le hicieron interminables. - ¡NO!.- exclamó atacada al ver cómo Cersei finalmente afirmaba.- ¿Le viste el rostro a Jaime? Ay...- se llevó una mano al pecho.- Ahora si que le terminó por romper su corazón, joder...- dijo negando con la cabeza apesadumbrada. - ¿Por qué hizo eso? Ahora sí que perdió a su aliado más fiel, por no decir el único que tiene. Y esto sin querer menospreciar a Robert Strong, claro esta..- suspiró y echó su espalda atrás pesadamente.

¿Dos o tres temporadas? Su cabeza de pez no le permitía recordarlo del todo. Pero tras ya sus años, Sam y Bran se volvían a encontrar. Y ahora para viajar un poco en el tiempo, relevando una noticia que a decir verdad, tampoco la había asombrado del todo. Quizás hoy estaba más escéptica de lo normal pero las cosas realmente le eran predecibles, o no creíbles.

Quiso soltar 'menudo culo que se gasta Nieves' pero se contuvo, con una media sonrisa de labio contenida y mejillas algo sonrojadas. - Bueno, tarde o temprano iba a pasar.- le dijo mirando a Steve y encogiéndose de hombros. Y lo decía tanto por la noticia que había dado Bran como por ver a Jon con Daenerys juntos.

Ay...

Sintió su piel ponerse de gallina cuando ante sus ojos apreció el invierno más frío de todos. Sabía que se aproximaba el final, se podía respirar en el aire.  Tomó el brazo de Steve y le dedicó una mirada cargada de emociones. - Joder, Tormund está en el epicentro mismo.- exclamó con el ceño fruncido y un leve puchero.- Lo perdimos.- dijo bajando la cabeza y negando levemente. Pero la levantó rápidamente al escuchar a Viserion en la pantalla.- ¿Y eso que es? ¿Fuego helado azul o qué?.- preguntó entrecerrando los ojos como si con aquel simple gesto pudiera descubrir las verdades que se encontraban tras ese 'lo que sea que fuera' que lanzabá el dragón blanco.

La respiración se le detuvo por unos segundos al observar como el gran Muro se destruía en mil pedazos, y como tras siete temporadas los caminantes blancos llegaron a remover las suelas de todos.

Soltó un suspiró y miró a Steve cuando los créditos aparecieron en la televisión.- Se viene un frío invierno, eh...- soltó aún sin saber muy bien qué le había producido el capítulo. Sí había sido un final épico ¡Que se había caído el jodido muro! pero... algo, algo le había faltado y no sabía aún qué. - ¿Qué te ha parecido?.- le preguntó a su amigo, quizás encontraría en él las palabras que andaba buscando.

Offrol: Sé que siempre pido perdón, pero realmente lo lamento. No me gusta atrasarme tanto y menos con personajes/roles tan chachis como este <3 Un abrazito guapi.
Clementine Boot
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Steven D. Bennington el Sáb Dic 23, 2017 4:26 pm

Inocente de él, aún consideraba a Henry Kerr – su supuesto amigo dragonolista – como alguien que merecía su confianza y hasta cierto punto podía ser considerado su amigo. Porque Steven a veces era tan inocente que llegaba hasta el punto de ser tonto. Rematadamente estúpido.

- Puede que las tenga. Se lo comentaré antes de presentártelo. – Por suerte aquel día no sucedería o con suerte aún quedaba mucho tiempo para que se llevase a cabo. Pues presentarle a Clementine sólo supondría para darle a Henry aún más formas de llegar hasta Steven. Ya tenía suficiente sabiendo que su hermana seguía en la cuidad, a lo que había que sumarle que conocía el paradero de su ex mujer y de su hija. No, no, y eso que todavía  creía firmemente en la bondad y en la inocencia de Kerr.

La escena cambió dando el plano a la casa Stark desde Invernalia y en cuestión de minutos las tornas cambiaron mostrando las verdaderas intenciones de Sansa y el resto de sus hermanos aún con vida.  Aquello se tornó de tal manera que Sansa demostró que, tal como ella misma decía, aprendía aunque fuese de una manera lenta. Steven sonrió con satisfacción al comprobar que Sansa aún guardaba cierta gracia, pues a Steven la Stark pelirroja le había empezado a gustar cada vez menos.

- Me deberás dos pizzas. – Asumió el chico mientras se llevaba precisamente un pedazo de pizza entre los labios.

Si las cosas podían ir peor, fueron peor. ¡Jaime! Steven casi gritó su nombre, estresado. Tremendamente estresado. ¿Y si Jaime moría ahí? ¿Por qué Jaime tenía que morir? ¿Por qué no moría cualquier personaje de la serie salvo Jaime? Sí, el personaje favorito de Steven era Jaime Lannister y no quería verlo morir. Al menos de una manera tan gratuita y antes de acabar con sus propias manos con la vida de su hermana Cersei. No, no y no. ¡Mil veces no! No estaba preparado para sufrir aquel duro golpe. Ya había tenido suficiente con su casi muerte un par de episodios atrás. En el que sin duda había sido el mejor capítulo de una temporada un tanto decepcionante para un fan acérrimo de los libros de R.R.Martin como lo era él.

- La Montaña no aporta precisamente carisma a los Lannister. –Lo que Jaime sí hacía. Aun cuando cabalgaba y se tapaba su mano de oro. ¿Era aquello un guiño a que dejaba de ser un Lannister? ¿O un simple modo de pasar desapercibido en unos bosques donde, muy posiblemente, querrían cortarle la cabeza? – Debería haber tenido una escena final donde él la mate. No tendrá otra oportunidad al paso que van. Me estoy temiendo que Jaime va a llegar a duras penas al Norte y acabará hecho caminante blanco. – Ojalá que no. De verdad que no.

Negó con la cabeza. No sólo porque Jon y Daenerys tuviesen menos química que un cojín, sino porque además había que sumarle que ahora resultaba que los Targaryen tenían la costumbre de llamar a todos sus hijos iguales.

- O sea, que Jon es Aegon Targaryen. – Procesó. – Entonces, ¿El primer hijo de Rhaegar con Elia se llamaba Paco? ¿O es que Rhaegar les ponía a sus hijos el mismo nombre? – Dijo mirando a Clementine como si esta tuviese todas las respuestas. – A lo mejor la trama de Aegon de los libros se la dan al mindundi este. – No hacía falta que Steven abriese la boca para darse cuenta que no sentía particular aprecio hacia Jon.  Y después de lo de acostarse con su tía mucho menos.

Lo siguiente que sucedió era algo esperado desde la pasada temporada. El muero que tantos siglos había resistido llegaba a su fin a manos – o a aliento – de un dragón de hielo sobre el que se podía ver al Rey de la noche.

- Creo que el muro deberían haberlo fabricado los duendes. Así sólo aceptaría aquello que la hace más fuerte y el muro seguiría de una sola pieza. Como la espada de Gryffindor. – Sentenció el chico viendo como el muro se venía abajo. ¡Con Tormund dentro! – Si aquí no se ve morir a alguien, aún sigue con vida. Aún tengo esperanzas con Stannis. – Y es que para Steven el rey legítimo era Stannis.

No se había dado cuenta pero se había comido él solito más de media pizza. Y una bolsa entera de palomitas. Y varios vasos de refresco. Steven era un maldito pozo sin fondo.

- Meh. – Se encogió de hombros. – Si te digo la verdad  esta temporada siento que he visto un fanfic de Juego de Tronos hecho por un fan. No es que me disguste pero… no siento que esté viendo Juego de Tronos, no sé si me explico. Y mejor no hablemos del nombre de Jon. – Eso último sí que no lo perdonaba. - ¿Quieres una cerveza para pasar el trauma? Y para no pensar que queda un año y medio para la siguiente temporada. – Pero ya se había levantado, al menos a por la suya.
Steven D. Bennington
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 521
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Clementine Boot el Mar Ene 30, 2018 12:19 am

Asintió animada tras su respuesta, es que siempre le ha divertido conocer gente nueva y más si es que esa persona puede hablarle de los fantásticos y excéntricos dragones. Que ella puede ser una squib pero desde pequeña ha tenido la suerte de ver tanto animales mágicos como muggles. Y los ama a todos por igual. De seguro si no hubiera sido artista a ella le hubiera gustado ser veterinaria, o magizoologista si es que un poco más de magia corriera por sus venas.

Pese a que ella era una de esas personas que eran fieles al sol, el frío de Invernalia cada que lo veía a través de la pantalla le genera una agradable sensación. Algunos pueden llamarlo empatía por la casa favorita, mientras que  ella cree pensar que es por la increíble paleta de colores predominantes de azul que posee el paisaje y que sin o con querer le trasmite paz.

- Mi dibiris dis pizzis.- respondió burlona de manera infantil poniendo sus ojos chinos y todo, una perfecta imitación del meme original, para luego echar a reír y volver a prestar atención en la pantalla.

Su casa favorita por lejos eran los Stark, desde el momento uno había alucinado con todo lo que respectaba a esa familia y que lograron que luego de mucho tiempo comenzará a ver con buenos ojos el frío invierno. Pero debía admitir que pese a todo su amor por la casa de Lobos la mejor creacion de personajes (en todo lo completo de su ser) la tenían los Lannister. Personajes complejos y de eternas contradicciones que a uno lo mantenían de principio a fin atentos a sus pasos, por más pequeños que fueran dentro de la serie.  Por lo que solo atino a dejar caer atrás todo su peso en el sillón cuando vió como Jaime se iba lejos de su hogar con el corazón en trocitos mientras que Cersei comenzaba a demostrar definitivamente ya no tener uno.

- ¡No digas esas cosas!.- tapándose los oídos como si con aquel simple gesto deshiciera haber escuchado lo que había dicho el castaño. Luego suspiró y lo miró.- Jaime no podría matarla, o quizás sí pero modo andate tú primero que yo te sigo pronto.- reflexionó y luego pesadamente suspiró. Es como su eterna teoría de que Yoko puede sobrevivir sin Lennon, pero Lennon no podría haber sobrevivido sin Yoko. Jaime no podría seguir en vida sin el peso de la balanza de Cersei.

Hizo una mueca ante las preguntas de Steven y reflexiono unos segundos.- No, los dos se llaman Aegon. ¿No te cae muy bien Snow, eh?.- preguntó divertida, aunque ya sabía muy bien la respuesta sólo la hizo de broma.- Y yo yo creo que eso harán. Quizás Jon se convierta en el ´príncipe que fue prometido´ uhuhuhu.- terminó la frase poniendo voz más grave para poner más dramatismo a su relato. Soltó una risita y tomó un gran puñado de palomitas de maíz.  Ya que para Steven quizás Nieves no era de su predilección pero para la mayoría de la gente sí, y eso en el mundo de la series pesaba mucho. Por más que GoT se alejo bastante de aquello debía decir, muy a su pesar, que desde hace dos temporadas atrás eso se había ido quedando atrás volviéndose muy comercial y predecible.

Pese a la tensión que le producía ver el gran muro destruirse rió ante las palabras del castaño. Y pensó por unos segundos que de seguro los duendes se hubieran negado a construir el muro de buenas a primeras, que siendo ella un ser sociable por naturaleza sentía que los duendes eran simplemente inpenetrables en su vivir. - Eso es verdad. Y si lo muestran muerto aún así puede re-vivir, como lo hicieron con el nuevo  Targaryen.- agregó refiriéndose a la resurrección de Jon la temporada pasada, y de paso aumentar la esperanza de que Tormund siguiera con vida después de semejante demolición.

La pantalla se fue a negro y los créditos comenzaron aparecer ante sus ojos, miró a Steven y le habló para ver si encontraba en él las respuestas a su actual sentir. Y así fue, hizo una mueca y asintió suspirando a medida que lo iba escuchando.- La quiero.- le respondió acomodandose en el sillón mientras se llevaba más palomitas a la boca, como si al comer azúcar encontraría consuelo a la gran espera que estaba por venir y a ese sentimiento amargo, muy parecido a la decepción por la temporada que acaba de terminar. - Creo que hasta un fanático hubiera hecho un fanfic mejor.- soltó de pronto con la vista perdida en el techo de la habitación.- Digo que...siento que a esta temporada le pesó demasiado no tener el libro como guía, se volvió comercial, en el sentido de que...no sé, sólo mostraron lo que uno quería o esperaba ver, nada nuevo, nada insólito, inesperado, despampanante...- suspiró pesado, como si estuviera hablando de un problema gravísimo, olvidándose completamente que ella mismo se encontraba en esos momentos dentro de una batalla.  Y que en el mundo mágico hace mucho que había llegado el invierno, sin ganas de irse.

Recibió la cerveza que le tendía su amigo.- Gracias.- le agredeció ofreciéndole un cálida sonrisa.- Pero vamos, dejemos reposar un poco Got...- exclamó más animada mientras abría su cerveza y se la llevaba a la boca para sentir el frescor que aquello le producía.- ¿Cómo has estado tú? ¿Alguno nuevo que contarme?.- preguntó con ojos brillantes y curiosos. Es que cuando de sus amigos se trataba a ella le ha gustado estar al día. SIempre le ha gustado saber de sus vidas y más aún formar parte de ellas. - Supe que habías hecho clases en el refugio. - le comentó recordando haber escuchado eso hace unos días.- Yo he estado pensando en hacer algunos cursos también, como de cocina, pintura, o tejido...- agregó con una sonrisa de medio lado y llevando nuevamente la cerveza a la boca para darle un gran sorbo.
Clementine Boot
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Emilia Clarke
Edad del pj : 29
Ocupación : Trabajadora de Honeydukes
Pureza de sangre : Squib.
Galeones : 000
Lealtad : Familia, y amigos.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 136
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3303-vlam-blop-wizz-clementine-boot-j http://www.expectopatronum-rpg.com/t3321-relaciones-clementine http://www.expectopatronum-rpg.com/t3937-out-of-present-cronologia-clementine-b

Steven D. Bennington el Dom Mar 25, 2018 12:17 pm

Steven era el tipo de persona que veía una serie y tenía la necesidad de comentar todo lo que sucedía en ella. Y mucho más algo tan grande y denso como era el universo de Juego de Tronos. Y, sí a eso le sumabas el hecho de que se había leído todos y cada uno de los libros pertenecientes a aquel universo, ya podías cansarte de escuchar teorías de la conspiración un tanto absurdas en ocasiones, teorías de la conspiración que tenían pies y cabeza (algo que no compartían con Ned Stark) y comentarios comparando la serie con los libros diciendo que aquello era incoherente o que en los libros era mejor. Era hasta plenamente consciente por sí mismo y sin necesidad de que nadie se lo dijese de que en ocasiones se merecía ser golpeado con el tomo completo de los libros en la cabeza por pesado.

Pero, aún así, él seguía.

- Que sí podrá hacerlo. Tú dale un par de capítulos más. Allá por el 2019 que tendremos que esperar para la nueva temporada. Creo que acabo de encontrar la nueva razón por la cual no me debería dejar capturar por el Ministerio de Magia. – Hizo una breve pausa sin dejar de engullir comida basura con una mano mientas que con la otra tamborileaba sobre el sillón. – ¿O crees que tendrán HBO en Azkaban? – Preguntó como si realmente se estuviese tomando en serio aquella pregunta. Aunque, teniendo en cuenta cómo era Steven ¿Acaso era algo tan increíble?

Pero, ¿A quién podía caerle bien Jon Snow? ¡Pero si es que ni siquiera sabía actuar el pobre actor! Aunque claro, eso tampoco era lo primordial cuando el personaje era más plano que una tabla de planchar. Y claro, no había que pasar por alto que todo el mundo adoraba a Jon Snow y parecía ser uno de los personajes más queridos de la serie. Oh, pero lo más importante: era inmortal. Y eso alguien que había visto morir a todos sus personajes favoritos ante sus narices no era algo que pudiese tolerar.

- ¿Y tú tendrías dos hijos y los llamarías igual? No sé, no veo a mi madre teniendo otro hijo después de separarse de mi padre para llamarlo Steven también. Con todos los nombres que hay, ¿No podían tener un poco más de originalidad como padres? – No, parecía que no. Eso o Steven estaba más perdido que un pulpo en un garaje con los nombres. - ¿En la serie han dicho ya cómo se llamaban los hijos de Rhaegar y Elia? – Eso también era una pregunta importante pero teniendo en cuenta que Steven muchas veces no recordaba si algo había sucedido realmente o, directamente, lo había soñado, no era de extrañar que mezclase lo leído con lo visto.

Al igual que Clementine, la cara de Steven viendo el capítulo era un auténtico poema. Por suerte la comida estaba para amenizar aquel sufrimiento. Y también la compañía de Clementine, por supuesto. Resopló. Miró a Clementine. Volvió a resoplar. Cogió un puñado de palomitas y después de engullirlas cual pavo, dio un largo trago a su refresco para mirar a Clementine con cara de agonía.

- Terrible. – Se limitó a decir negando con la cabeza. – Terrible. – Volvió a negar, manteniendo el mismo tono de voz neutro. Se encogió de hombros y sonrió levemente, dejando la comida a un lado para levantarse del sillón para pulsar el botón de apagado de la televisión, ya que no sabía en qué momento había perdido de vista el mando de la televisión.

Acabar Juego de Tronos siempre era algo que traumatizaba a cualquiera. O ver un capítulo de aquella serie por regla general también resultaba serlo pero, sin duda alguna, cuando quedaba más de un año para volver a ver aquella serie era mucho peor. No es sólo que tuviesen que esperar para ver nuevos capítulos, es que debían esperar para ver una nueva temporada que, al igual que aquella, no contaba con el apoyo de los libros. Y eso hacía que el guion fuese más pobre que él mismo, cuya cuenta bancaria estaba peor de lo que le gustaría admitir gracias a la magia de ser un fugitivo.

- Salvo eso de tener que estar corriendo por tu vida día sí y día también… Nada nuevo. – Se encogió de hombros. – Sigo trabajando en la pizzería para fingir que tengo una vida normal, sigo sin saber nada de mi hija desde que todo esto sucedió y… El otro día casi me vuelan una oreja unos Mortífagos. ¡Una oreja! Bueno, teniendo en cuenta que estoy medio sordo no hubiese sido un gran daño pero… Imagínate cómo sería mi cabeza con un trozo de oreja menos. No tiene que ser agradable ni poco doloroso, precisamente. – Dijo seguro de sus palabras.

Steven había optado por intentar ayudar en el refugio. Aportar su pequeño gratino de arena aunque a simple vista no pareciese nada en absoluto. Pero había pasado a ver el mundo de otra manera, buscando un lado bueno a toda aquella situación tan complicada en la que habían acabado todos metidos sin siquiera poder controlarlo ni preverlo.

- Hago lo que puedo. Creo que dar clases de piano ahora no sería lo más útil aunque quizá sí fuese entretenido para algunos. Pero… Las transformaciones son fascinantes e interesantes, estoy seguro que podrían servir de mucho a los que están aquí. Además, algunos de los más jóvenes ni siquiera pudieron terminar sus estudios en Hogwarts y… De alguna manera eso podría ayudar. – Clementine, como todos ahí abajo, también tenía su parte que podría aportar a los que se encontraban en busca y captura. O más bien a todos aquellos cuya vida se había torcido de tal manera que no encontraban la luz al final del túnel y lo único que se podía hacer era que su camino fuese más ameno. – Creo que de cocina sería muy útil por aquí, sin menospreciar el resto. A mí me vendría bien aprender a hacer algo que no te causase diabetes. Al final acabaré como un tonel de alimentarme de pizzas gratis y tartas. – Admitió cogiendo un puñado de palomitas para demostrar que no le preocupaba en absoluto aquello.
Steven D. Bennington
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 32
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.950
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 521
Puntos : 335
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3400-correspondencia-de-steven-d-bennington

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.