Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

My Mistake {Coraline}

Sam J. Lehmann el Mar Sep 12, 2017 10:15 pm

Recuerdo del primer mensaje :


Pub - Restaurante Irlandés O'Neill's || 12 de septiembre del 2017, 22:30 horas || Coraline Murphy & Sam Lehmann

Desde que vivía con Caroline tenía que tener en cuenta muchas cosas de las que no quería que se enterara su amiga, como por ejemplo de la presencia que tenía Sebastian Crowley en la vida de Samantha, o de las cosas que ésta tenía que hacer de un modo más ilícito para poder resolver sus propios problemas sin inmiscuirla a ella en nada. Ya le había repetido una y otra vez que irse a vivir juntas no era una idea muy inteligente pero... por mucho que pudiera decir, la compañía de una amiga valía muchísimo más, aunque tuviese que gastar el doble de energías en asegurarse de que no le pasaba nada por su culpa.

Ese día, o mejor dicho, esa noche, Sam había cometido un error. ¡Que eso en realidad no es nada del otro mundo! Era humana y, como humana que era, cometía más errores que nadie. No por pertenecer a Ravenclaw te ibas a librar de la torpeza del ser humano, eso estaba claro. Y al parecer su cara en los carteles de 'se busca' debía de verse como alguien fácil de capturar, porque la gente lo intentaba con unas ganas inimaginables. Aunque bueno, cara redondeada de persona inocente, rubia... la verdad es que ver eso en un cartel en donde te ofrecen veinticinco mil galeones por capturarlo... debía de verse como algo fácil. A simple vista Sam no tiene mucho que ofrecer. Y la verdad es que si nos ponemos quisquillosos, posiblemente muchos la ganarían en un duelo porque lo que es buena duelista, no es. Si ella resalta en algo es en habilidad mental y eso en un duelo es complicado de utilizar.

La perseguían dos personas, aparentemente malas. O no tan malas pero con ganas de mandarla a Azkaban por la módica cantidad estipulada en su cartel. Ella había ido, como muchas otras noches, a uno de esos sótanos en medio de Londres dedicados expresamente al mercado negro de mercancía e ingredientes. Ella hacía ya meses que frecuentaba ese lugar, pero debió de ser un soplo o la mala suerte del universo lo que hizo que en aquel lugar y en aquel momento estuviesen dos personas preparándose para cazarla. Teniendo en cuenta la mala suerte que había tenido estos últimos años y que la carroña que frecuentaba ese tipo de lugares solía venderse más fácilmente por dinero que por lealtad... ella apostaba que había sido un soplo. Se negaba a creer que la mala suerte se había hecho una con ella. Se negaba rotundamente.

Pudo haberse desaparecido en el momento en el que se sintió amenazada, pero con un sencillo hechizo anti-aparición consiguieron que en aquella zona estuviese prohibido. Así que no le quedó más que correr, sacando su varita para protegerse de los hechizos que le venían por la espalda. Benditos encantamientos protectores que te cubren por completo.

No era una calle asfaltada, sino que el suelo era todo pedregoso y peatonal. Por desgracia para Sam estaba bastante desierta, por lo que no tuvo la protección que pudiese esperarse de un muggle o la presencia de éstos. Tuvo que correr, aprovechándose de los callejones y calles que se abrían paso ante ella con rapidez, en un intento de huir en zig zag. Después de ver Juego de Tronos y ver la facilidad con la que una flecha —y en su defecto, también un hechizo— puede impactar en línea recta, había aprendido de los errores de otros.

¡Eres nuestra, Lehmann! ¡Por mucho que huyas no vas a poder librarte de nosotros! —gritó uno de ellos.

Un Sectum Dispersa salió de la varita de uno de ellos cuando cruzó un callejón y varios hechizos rebotaron por aquellas paredes, hasta que varios impactaron en Sam. Un corte leve en el cuello, otros en los brazos que no fueron demasiado preocupantes —los cuales rasgaron su ropa— y uno que le hizo cerrar los ojos que bajó desde la frente hasta su mejilla. Milagro que el ojo quedase intacto.

Tras quedarse durante un segundo quieta llevándose la mano a la cara, volvió a retomar la marcha, lanzando hacia atrás un Expulso aleatorio que le dio a uno de ellos, retrasándolo en la carrera. Seguía sin poder aparecerse y es que por cada metro que caminaban, podía ver como uno de los encantamiento de sus seguidores impactaba por encima de ellos, creando una capa protectora que impedía que nadie pudiese aparecerse bajo ella. ¿Qué le quedaba? ¿Luchar y rezar por salir viva de ahí?

En una de las últimas esquinas en las que giró, pudo ver cómo varios pubs estaban a ambos lados de la calle. Entró en el primero que vio, cuyo cartel era verde. Continuó hasta el interior, yendo directamente hasta el baño de chicas antes de que nadie pudiese entrar al local y verla tomar esa dirección. Abrió la puerta rápidamente, cerrando tras de sí con pestillo. En el interior había dos habitáculos en donde estaban los baños y fuera estaba el espejo y el lavamanos compartidos en una zona bastante pequeña. Pudo escuchar como dentro de uno de los habitáculos había alguien, por lo que tuvo que esconder la varita. Su respiración era rápida y agitada y, nuevamente, era incapaz de aparecerse a ninguna parte.

Se apoyó en la encimera del lavamanos dando un golpe en él con el puño cerrado, intentando respirar y serenarse. No obstante, justo en ese momento se abrió una puerta rápidamente.

Te tenemos, Lehmann. —En el tono de su voz se sobre entendía su victoria. Solo estaba él, apuntándole con la varita mientras ella le apuntaba a él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 14.971
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 799
Puntos : 558
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Coraline I. Murphy el Jue Dic 14, 2017 7:49 pm

La descripción que le había dado Sam sobre su dictador particular le daba grima y risa a partes iguales ¿Quien se paseaba con una serpiente y se hacía llamar Lord nosequé? Alguien que se creía una diva, sin duda alguna. Aunque también parecía sacado de alguna mala copia de Star Wars, en un intento wannabe de Lord Vather o algo por el estilo. En definitiva, los magos eran raritos hasta a la hora de escoger sus propios "motes"; tal vez a ellos les intimidaría, pero probablemente una pandilla callejera se reiría en su cara si le escucharan presentarse de ese modo, y con toda la razón del mundo.

La morena se vio obligada a hacer memoria gracias a Sam y es que en realidad si que había estado vigilada meses atrás. — La verdad es que si, ahora que lo dices hace unos meses un mago bastante hortera mencionó lo de mi familia, no se como he podido olvidarlo. — Quizás por el simple hecho de que había tratado de hacer una vida normal y no había vuelto a saber nada de ese tipo. O tal vez por el golpe en la cabeza que se dio aquel día, el cual estaba convencida que le había dejado algo mas tonta de lo normal; tonta y olvidadiza. — Me encantaría que me dieras tu número. El favor es lo de menos, lo único que quiero es saber como te va de vez en cuando, saber que estás bien y eso... — Y no quedarse con la incertidumbre de no saber si la rubia iba a estar bien o si acabarían encontrándola y haciéndole daño.

Sam le había caído bien y Coraline tenía el defecto (o tal vez virtud según como se mire) de encariñarse demasiado rápido con las personas que se ganaban su simpatía. Normal que lo pasara mal cuando dejaba de saber de ellos o les pasaba algo malo, problemas de tener demasiada empatía.

Dejó que la chica se fuese a cambiar de ropa mientras se quedaba pensando en todo lo que le había dicho. Jamás se hubiese imaginado que las cosas estuviesen yendo tan mal, parecía irreal, una mala pesadilla que no tenía fin a corto plazo. No se podía imaginar lo asustada que debía estar Sam con todo aquello, era capaz de ponerse en su piel, pero solo ella sabría con exactitud como se sentía. Suspiró y se frotó los ojos, pensando en que tal vez la chica tenía razón y verdaderamente no había sido, ni era a día de hoy, un problema grabe para esa gente. Y esperaba no serlo en un futuro, de momento.

Cuando la vio volver se le dibujó una sonrisa en el rostro, no le pegaba para nada llevar una sudadera como aquella, pero la verdad es que estaba muy graciosa. — De pequeña me daban muchísimo miedo, tuve pesadillas horribles la primera vez que vi El Exorcista. Pero ahora... Somos adultas, podemos controlar nuestros miedos y usarlos en nuestro favor. — Respondió, guiñándole el ojo. Se levantó del sofá y se acercó a la cocina, la cual estaba situada en el mismo salón, separada por una pared entreabierta. — Para nada, tu siéntate y descansa, suficiente has hecho hoy lanzando tantos hechizos. — Comentó sin tener demasiada idea de si eso cansaba a los magos, aunque a su padre si que le pasaba, cosas de la edad.  

Realmente ella tampoco tenía mucha hambre, así que descartó la idea de pedir nada, además era peligroso abrirle la puerta a nadie después de la aventura que habían tenido. Sacó del refrigerador pan para hacer sandwich, malvadiscos y un bote de nutella de un tamaño bastante importante, el cual estaba allí para casos de emergencia como aquel. Untó aquel manjar de dioses en el pan y le metió varios malvadiscos, los roció con el mechero y una vez listos llevó los sandwiches hacia el sofá. — Toma, yo lo llamo sandwich antidepresivo. — Soltó una carcajada, lo que ambas necesitaban era evadirse un rato y olvidar al menos durante unas horas que habían estado apunto de ser cazadas.


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Jessica De Gouw
Edad del pj : 30
Ocupación : Bibliotecaria
Pureza de sangre : Squib
Galeones : 5.438
Lealtad : .
Patronus : .
RP Adicional : ---
Mensajes : 161
Puntos : 65
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4862-coraline-i-murphy#73916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4867-don-t-talk-to-strangers-cora-rls#73931 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4868-time-fades-away-cronologia#73932 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5105-movil-y-correspondencia-de-coraline

Sam J. Lehmann el Vie Dic 15, 2017 1:26 pm

Lo de las familias era ya otro mundo aparte además de toda la mierda que rodeaba a cierta parte de la sociedad mágica. Sam llevaba prácticamente un año sin contactar con ninguno de sus padres, más que un simple mensaje al móvil en el que les pedía paciencia, que las cosas iban mal. ¿Os imagináis cómo se les pudo quedar el cuerpo a su familia? En fin, ella cada vez que lo pensaba, se sentía fatal. Pero mejor eso que ponerlos en peligro. La legeremante sonrió cuando dijo que el favor era lo de menos. —Te lo apunto. —Miró alrededor en busca de algo, hasta encontrar la típica libreta de post-it con un pequeño bolígrafo justo en la mesa de al lado del sillón. —Aquí, ¿puedo? —Cogió las cosas y apuntó su número, en compañía de una S. Cuando terminó, le tendió el número a ella. —Cuando me agregues no me llames por mi nombre, por si acaso... —Lo que faltaba, que pudieran dar con ella y la incriminasen por haber tenido relación con una fugitiva.

Se vistió con la ropa que le prestó Cora, sintiéndose una croqueta gigante de lo grande que le quedaba el suéter y lo calentito que era. —Yo nunca he visto ninguna de esas películas porque sé que me darían miedo y sufrir de gratis nunca me ha apetecido —confesó finalmente. Samanatha era muy, muy miedica con esas cosas. Y bueno, en general. Y discrepaba totalmente con la idea de poder utilizar sus miedos a su favor. Uno de los mayores miedos de Sam era que la pillasen, la torturasen y la metiesen en Azkaban. ¿Cómo se suponía que iba a utilizar eso a su favor? Vivir con miedo era parte de su día a día. Ahora sí que 'El Exorcista' no le daría nada de miedo.

Bufó divertida de manera totalmente inconsciente —tanto que se sintió un poco mal— cuando dijo que si estaba cansada por lanzar tantos hechizos. Ay, qué mona. ¿Qué había hecho? ¿Un alohomora y un lumos? Ya ni se acordaba. Pero era algo tan normalizado en ella y hechizos tan básicos que... vamos, no sentía absolutamente nada al hacerlos. Con la sonrisa aún en la boca, se encogió de hombros. —Tranquila, estoy bien —respondió ante su detalle de que descansara. De hecho, tenía bien claro que esa noche no iba a poder ni un sólo minuto. Si no descansaba en su hogar, que creía seguro, ni de lejos podría hacerlo en la casa ajena mientras sabe que ahí fuera hay dos personas que quieren capturarla. No sabía por qué, pero se le avecinaba una de esas noches de intenso no hacer nada.

Cuando Coraline apareció con aquel sandwich, Samantha alucinó y abrió los ojos ampliamente para levantar una de las capas del sandwich y ver lo que había dentro. —¿Esto es en serio? ¿Dónde has estado toda mi vida? —Exageró divertida, sonriendo. —¿Cómo es que nunca se me había ocurrido esta genialidad? ¡Paténtalo! —Bromeó, sintiendo como de repente a su estómago si le entró hambre. Claro listillo, para el chocolate siempre hay hueco...

Estuvieron varias horas hablando después de que ese sandwich anti-depresivo funcionase a la perfección. Aprovechó ese momento para decirle que no se cansaba con los hechizos, ya que se había sentido mal y todo por reírse y habérselo tomado al natural. Además, Coraline era tan agradable que, al menos Sam, sintió una cálida confianza hablando de ella de cualquier cosa.

No fue hasta el día siguiente, en el que Sam en el salón vio como amanecía. Las calles de Londres se llenaban de gente y era bien consciente de que aquellos tipos no seguirían con la búsqueda mientras las calles están repletas de personas. Así que se cambió de ropa y dobló la de ella, dejándola perfectamente colocada sobre el sofá. Cogió otro de esos post-it, escribió y lo pegó en la nevera con un imán para asegurarse de que Cora lo leyese cuando despertase.

Gracias por todo, Cora.
¡Ojalá más personas así!

Hasta pronto.
S.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 14.971
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 799
Puntos : 558
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.