Situación Actual
8º-15º // 29 de mayo luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Ryan G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Beatrice B.Mejor User
Jazmine.Mejor roler
Nailah & AndreasMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Samantha L.ESPECIAL II
Laith G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

TRAMA HALLOWEEN: Fiesta del Mundo Mágico

Cuenta de Ambientación el Miér Oct 25, 2017 4:25 pm

Recuerdo del primer mensaje :

FIESTA DEL MUNDO MÁGICO


31 de octubre del 2017, 20:00 horas - 11º C, nublado y con posibles precipitaciones.


Tal y como hacía todos los años, el Ministerio de Magia era el encargado de organizar la representativa fiesta de Halloween para que jóvenes y adultos del Mundo Mágico festejasen la celebración. Cualquier persona mayor de diecisiete años estaba invitada, exceptuando claro a los estudiantes del colegio mágico y a aquellos criminales que atentaban contra la seguridad de su sociedad. Este año la celebración había sido dejada en manos de uno de los trabajadores del Ministerio y se había decidido llevar a cabo en la nueva discoteca del Mundo Mágico: Babylon.

El local había sido preparado exclusivamente para la ocasión, dispuesto a ofrecer una maravillosa fiesta con la temática de Halloween. Por todos lados era posible encontrarse con luces en colores naranjas y violetas, los adornos aludían perfectamente al evento puesto que no escatimaban en calabazas talladas, murciélagos falsos encantados para revolotear por el techo y algunos esqueletos que adornaban el lugar. Además, el ambiente se amenizaba con las canciones que los DJs tocaban ubicados en el centro del lugar sobre el gran escenario.

Los invitados portaban sus mejores galas, damas y caballeros por igual vestían elegantes ropas escondiendo sus rostros detrás de máscaras, algunas más llamativas que otras. Magos y brujas asistían a la celebración para pasar un buen rato en compañía de otros magos y brujas, con la posibilidad de bailar sobre la amplia pista de baile o conversar entre ellos. Incluso algunos fantasmas habían pasado a ser parte de los invitados, dando un aspecto más lúgubre al evento con su espectral presencia, algunos de ellos incluso se animaban a hacer ligeras bromas a los otros invitados del evento.

Era posible encontrar encima de las barras laterales, ahí donde los magos y brujas encontraban bebidas, algunas bandejas con dulces para todos los gustos. Píldoras ácidas, bolas de chocolate, chocolates, regaliz, entre otras presentaciones y sabores de dulces normalmente representativos del mundo mágico. Aquella noche, la diversión parecía estar asegurada para todos los asistentes de la fiesta.



------------------------------------------------------------------------
¡Buenas a todos! Antes que nada, gracias por haberos apuntado a la trama. Enumeraré las normas para este hilo de trama.

  • No hay orden de posteo, pero esperad al menos que haya dos post después del vuestro para volver a postear.
  • El tema estará abierto hasta el 25 de noviembre.
  • La cuenta de ambientación entrará de manera aleatoria para enumerar nuevos sucesos e ir diciendo como va la fiesta. La cuenta de ambientación puede entrar tanto para relatar sucesos del evento que no tengan que ver con ningún personaje, como puede relatar sucesos que tengan que ver con ciertos personajes en concreto.
  • Es libre de entrar todo aquel que no estudie en Hogwarts.
  • La etiqueta y el uso de máscaras son obligatorios.
  • La cumplimentación de retos acordados por MP no es necesaria pero conlleva una recompensa en caso de cumplirse.

Atte: La administración de Expecto Patronum RPG.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 379
Puntos : 251
Ver perfil de usuario

Circe A. Masbecth el Sáb Oct 28, 2017 11:13 pm

Con Ian Howells y Lluna Forman
Interacción con Danielle J. Maxwell

Ian no podía ser fino ni una noche en la que iban todos de etiqueta. No. Él tenía que abrir su enorme bocaza para gritar casi a los cuatro vientos que su inteligencia era tal que había olvidado ponerse calzoncillos. Porque así de listo era el heredero de la fortuna Howells y el padre de su sobrino… ¿Cómo se llamaba? Tampoco era un dato importante. A fin de cuentas era un niño nacido fuera del matrimonio al que la familia Masbecth al completo no sentía demasiado aprecio por el comportamiento de su progenitora.

- No hace falta que seas tan gráfico la próxima vez. – Dijo poniendo una mueca de asco un tanto infantil antes de abrirse paso al interior del local.

Pero, ¿Dónde estaba el problema en que estuviese de buen humor? Si estaba de mal humor, que era una borde que sólo sabía insultar al resto y amargarles sus míseras existencias. Si estaba de buen humor, que era agradable y daba gusto estar a su lado. ¡La gente no sabía lo que quería! Frunció el ceño y miró a Ian alzando una ceja.

- Cállate. – Y dicho esto dibujó una pequeña sonrisa antes de  perderse del alcance de Ian para ir a buscar a Lluna, a quién alcanzaba a ver no muy lejos de donde se encontraban en aquel momento. No, no había estado con nadie. No, no tenía una vida sexual activa. Joder, si no quería acercarse a ningún maldito ser humano a no ser que este… No, a ningún maldito ser humano. Sin excepción. Pero antes de acudir a la fiesta había estado en compañía de un grupo de sus amigos de la facultad y, antes de aparecer a la fiesta, todos habían bebido un poco más de la cuenta. Más sumado a unas setas que había encontrado en la habitación antigua de Odiseo (que aquello debía estar caducadísimo) lo que tenía en la cabeza en aquel momento era una maldita fiesta Rave.

Rodó los ojos mientras sostenía la copa en su mano escuchando lo que Ian estaba contando y, como no le importaba lo más mínimo y no quería tirarle el contenido de la bebida en la entrepierna, se volteó en busca de la barra para coger una pajita de color negro. En su camino se topó con una cara conocida. Una rubia tras una máscara que seguía demostrando que, quién se feo, es feo.

- Bonito vestido, Maxwell. – Dijo antes de dar un sorbo a su bebida, mirando a la rubia de arriba abajo. – Incluso parece que estás buena. ¿Ves? Te dije que deberías sacar mejor partido. – Ladeó la cabeza y se acercó a Danny, tocando su vestido para asegurarse que era un vestido y no un trozo raído de tela que se había puesto por encima. – Me debes un libro, por cierto. – Se volteó y volvió donde Lluna e Ian se encontraban.

Lluna había desaparecido e Ian, al parecer, había terminado su monólogo sobre la vida sexual de Circe y los bichitos que tenía ahí abajo.

- ¿Y Lluna? – Preguntó a Ian mientras bebía. – Ah, ¡Lluna! – Sí, era Lluna. – Casi echó la bebida por la nariz al ver los calzoncillos que aparecieron ante su vista. Eran horribles. ¡Terribles! Pero no dijo nada. – Son bonitos, sí. ¡Póntelos! – Dijo colocando la mano a la altura del tiro del pantalón de Ian hasta que se dio cuenta que eso no se podía hacer en aquel lugar con tanta gente. - Bueno, ahí. – Señaló en dirección desconocida en un intento por señalizar al baño. Como que sabía ella donde diablos estaba el maldito baño.

Se alejó de  Ian mirándole para ver qué hacía con los calzoncillos y se acercó a Lluna, tomando una de sus manos y girándose para tapar su boca al tiempo que susurraba a su oreja.

- ¿Algún fichaje para esta noche? Seguro que hay alguien por ahí a quien quieras  echarle el guante. – Se apartó levemente sin soltar la mano de la chica y sonrió. – Venga, seguro que hay algún chico guapo por ahí. – Tiró de Lluna hasta la zona de la pista de baile ignorando completamente a Ian. Sí, así de buena amiga era.

Disfraz:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 21.470
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1354
Puntos : 1033
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t909-correspondencia-de-circe-a-masbecth
Circe A. MasbecthUniversitarios

Laith Gauthier el Dom Oct 29, 2017 3:10 am

Interacción con Matt Forman.
Disfraz
Máscara
El sanador sonrió automáticamente tan pronto como le aceptó la bebida, sólo le dio un sorbo antes de regresarle el cristal, el cual bebió sin el más mínimo reparo. Era raro verse en un lugar legal luego de aquella aventura que habían tenido por las discotecas nomaj. Dejó la copa casi vacía encima de la bandeja de uno de los camareros, en el camino hacia la pista, pues Matt lo había sujetado por la mano para encaminarlo a ella. No tenía la clásica elegancia tradicional, pero la ropa que llevaba puesta tenía su encanto a pesar de lo llamativa que era. Dio respuesta a su carta con aquel comentario sobre cómo le había reconocido, como pudo en medio del ruido.

Creí que lo había escondido bien —se lamentó con una sonrisa divertida, ni el cuello de su ropa había conseguido evitar que le reconocieran por eso. Además estaba el tinte de su cabello, pues lo había devuelto a su oscuro color chocolate original. Tenía que admitir que estar en una discoteca donde no lo asesinarían por traición era seguro y conveniente, pero le faltaba esa pizca de adrenalina, se lamentaba. El peligro de ser descubierto generaba una ligera adicción después de todo.

Encontraron un sitio para poder bailar, la música era buena y era una agradable distracción. Vio alrededor discretamente, pero no vio a nadie que pudiera reconocer a simple vista, así que se concentró por el momento en su compañero de baile. Matt era bueno bailando, no era una exageración, así que se divertía con él. A veces lo picaba un poco bailando con más entusiasmo, pero su plan no era acabar cansado sudando. Sólo quería molestarlo, no era la gran cosa, él al menos no lo consideraba de esa manera. Sonrió traviesamente cuando lo llamó “el sanador más sexy de San Mungo”.

No lo sé, cuando le pregunte te digo —le guiñó un ojo con aquella humildad suya. — Todo bien, me hacía falta salir un rato —confesó, había sido una semana un tanto larga después de todo. — ¿Qué me dice la envidia de todo el Ministerio? —devolvió la pregunta de la misma forma, con una sonrisa divertida. No podía hablar demasiado de sí mismo simplemente porque no tenían ese tipo de relación, era más bien superficial y algo frívola. Seguramente si no hubiesen tenido que colaborar en ese pequeño crimen ni siquiera se hablarían al día de hoy.

Pero lo hacían, sorpresivamente. Y más sorpresivo había sido recibir una carta del inefable. No estaba siendo al final una mala idea haber ido a aquel escape. Conversar no era una muy buena idea considerando que la música entorpecía la comunicación, así que se limitó a bailar con él. En cierto momento le había puesto la mano en la cintura para acercarlo un poco más a él, bailando cerca y en ocasiones tarareando la canción de fondo. No había sido tan mala idea ir a aquella fiesta, después de todo.

¿Vienes seguido? —le preguntó luego de un rato, con curiosidad. Había mencionado en su carta el sitio como si lo conociera, aunque era la primera vez del sanador asistiendo, así que la duda quedaba ahí para ser o no respondida en ese momento.


Última edición por Laith Gauthier el Mar Oct 31, 2017 1:16 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 13.155
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 798
Puntos : 655
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Invitado el Dom Oct 29, 2017 12:16 pm

Interacción con Danielle J. Maxwell y posteriormente con Circe y Lluna

Se suponía que la noche debía ser tranquila para todos los allí presentes, era una noche de celebración, para disfrutar todos juntos y sin problemas, de ahí las máscaras, o al menos eso pensaba Donovan. Cuando leyó en la invitación que era obligatorio el uso de máscara pensó que sería para que no hubiera disputas entre los invitados ya que si no sabes quien es la persona que tienes ante ti es más difícil iniciar una guerra, se eliminan los prejuicios. Como iba diciendo, se suponía que iba a ser una noche tranquila, no obstante la poca paciencia de los barman casi obligan al mortífago a sacar su varita del bolsillo interior de la chaqueta de su traje, cosa que habría hecho con sumo gusto si no fuera por el terrible miedo que le tenía a Azkaban. Aquella pequeña disputa había comenzado por la estúpida idea de Donovan de montar una pirámide de vasos, en algo tendría que divertirse aquella noche y puesto que los idiotas de los barman no estaban por la labor de facilitárselos tendría que buscarlos entre los invitados.

Caminando por el establecimiento en busca de vasos vacíos chocó contra una joven, al parecer, bastante agresiva ya que no tardó ni medio segundo en sacar las garras cuando por accidente de derramó parte del líquido de su vaso sobre su pierna. -¡Eh! Que yo también se gritar ¿sabes? Ha sido sin querer... toma, límpiate-. Le ofreció su pañuelo blanco que guardaba en uno de los bolsillos de su chaqueta, tenía uno en cada una de sus chaquetas, nunca se sabe cuando será necesario un pañuelo. De repente la cara de Donovan cambió y sus labios se rasgaron en una maléfica sonrisa, aquel choque no había sido una casualidad, sino una señal del destino. -Hay bebida suficiente, no te bebas eso, debe estar asqueroso-. Alegó al ver como los labios de la chica se torcían por el sabor de su copa. -Déjame traerte otra... ¿Vodka con limón?- Preguntó tras quitarle el vaso y beberse lo poco que quedaba en él. Sin esperar respuesta se alejó hasta la barra con el vaso de la chica en la mano, ya tenía otro más para su colección. Puesto que no podía pedir más vasos a los camareros cogió el primer vaso que vio en la barra y se lo llevó a la chica. -Lo siento, se han equivocado en la bebida,pero esto está igual de rico, pruebalo-. Ni sabía lo que le estaba dando.

Se disponía a proseguir la búsqueda de vasos cuando una voz conocida llamó la atención de la chica a la que había empapado. Era la voz de Circe, no había duda. -Tengo que irme, siento mucho lo de la copa, espero volver a verte-. Sonrió de nuevo a la par que le guiñaba un ojo con la intención de suavizar su patosidad en el asunto. Fue a guardar el vaso que había conseguido con los que había conseguido anteriormente de los barman y se dirigió a la pista de baile donde se encontraban Circe y otra chica más, cuando llegó a ellas se metió entre las dos pasando sus brazos por los hombros de estas. -¿Como lo estáis pasando chicas? Es una lástima llevar máscara ¿no creeis? Así el buen ganado es más difícil de localizar...- Sonrió de nuevo y tras liberar a las chicas de sus brazos bebió de su bebida. -Hola Circe, ¿no me vas a presentar a tu amiguita?-
avatar
InvitadoInvitado

O. Winslow el Dom Oct 29, 2017 9:13 pm

Interacción con Danny

- ¡Lrog! ¡Lrog! - grité un par de veces desde el despacho de mi padre. -¿Me explicas esto?- Mi tono de voz era más alto de lo usual, algo inusual para con mi elfo, pero la situación lo requería. - Lo siento mi ama, Lrog no ha tenido tiempo de ordenarlo. - El elfo agachó la mirada, pocas veces eran las que me veía obligada a gritarle, sin embargo esta la merecía. Los pensamientos de mi padre estaban sobre la mesa, tal como los había dejado yo.

Llevaba meses estudiando los recuerdos, si bien sólo contemplaba las fechas escritas en cada tarro, no sabía que contenían, no podía saberlo por que el pensadero había desaparecido sin saber por qué y conseguir otro no era tan sencillo como había imaginado.

- Mi ama, su vestido está listo. Lrog lo ha dejado sobre su cama. - Añadió después de unos segundos de silencio. Si algo le caracterizaba es que rara vez se pegaba, sus castigos por desobediencia eran diferentes al resto de elfos. Mi pequeño guardián no podía sufrir como el resto, pero es un tema que no viene a cuento.

El día había llegado, esta noche podría conseguir lo que deseaba. Iba a disfrutar de la noche como nunca y más aún de la compañía. Dejé a Lrog recogiendo y subí a mi dormitorio, mi cuarto estaba impoluto, con todo en su lugar y el vestido donde había dicho. Me vestí con calma y me maquillé. Tiempo me llevó, pero con un lapiz negro dibujé en mi rostro un antifaz negro emulando un encaje. Haciendo de este modo que fuera algo más dificultoso reconocerme. Mirame al espejo y simplemente sonreí, era liberador ir sin sujetador por la vida. Con varita en mano desaparecí, debía llegar pronto si quería encontrarlo.

Segundos más tarde allí estaba, adentrándome en la famosa discoteca Babylon. Poca gente había llegado aún, por lo que pude realizar un barrido rápido. Putos disfraces, no podía reconocer a nadie.

La decoración era perfecta, eso no podia negarlo. Todo en su lugar, recreando telarañas de modo preciso. Era excelente. Caminaba hacia la barra cuando un idiota comenzó a jugar con una calabaza. - Si tanto quieres jugar con ellas...- Melofors- susurré apuntando al susodicho. - Así dejarás de tocar lo que no debes. - Le dije al acercarme. Su cabeza ahora era una preciosa calabaza. - Mira el lado positivo, estás mucho más guapo ahora. - Agregué guiñándole un ojo. Cogí la calabaza con la que había estado jugando y la coloqué en su sitio. - Ahora sí que está todo perfecto. - Me dije a mi misma. Era el momento de buscar al anfitrión.


Con el tiempo que había perdido colocando las calabazas, más gente había llegado. Mucha más. La tarea se me había complicado, pero llegaría el momento. Caminé entre la gente, moviendome de nuevo hacia la barra, quizás ahora podía tomar mi copa sin más interrupciones. Pero cuál fue mi sorpresa al sentir que el suelo deslizaba y resultaba algo pegajoso. ¿Por qué era tan guarra la gente? En ese sitio apenas quedaba ya una chica, más no le di importancia. Sólo saqué mi varita una vez más y apunté al suelo, un fregoteo no verbal bastó para limpiar el suelo. - A ver si vamos con más cuidado. - Repuse con desdén, fijándome en la susodicha. - ¡Argh! - Expresé con asco. - No podía ser de otro modo, ¿Quién si no una asquerosa tejona puede manchar nada más llegar? - No es que buscara una conversación, pero no podía evitar dedicarle unas palabras a la orgullosa hufflepuff.


Antifaz:

Sí, separadito por que no pude hacer ninguna imagen decente u.u
Vestido:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Ana de Armas
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria(Oclumancia)
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.600
Lealtad : Voldemort
Patronus : 000
Mensajes : 714
Puntos : 351
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t147-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t164-relaciones-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t433-cronologia-de-o-winslow http://www.expectopatronum-rpg.com/t1394-baul-de-o-winslow
O. WinslowInactivo

Danielle J. Maxwell el Lun Oct 30, 2017 3:24 am

Interacción con Circe y Donovan
Finalmente interacción con O. Winslow

Mascarada:

Era ya cuestión de costumbre el hecho de que Circe siempre me hablase con ironía y maldad en su voz, por lo que cualquier cosa que me dijera yo ya iba a asumir que me lo decía con burla. ¡Era imposible tomarse algo bueno de los labios de Circe, cuando todo tiene en realidad un doble sentido oculto que tiene como finalidad reírse de ti y humillarte! Porque Circe era así, ¿vale? Si Circe te dice algo bueno, ES UNA TRAMPA. Es por eso que yo ya tenía asumido que al menos a mí jamás me diría nada bueno con sinceridad.

La verdad es que para encontrarme con este rostro conocido, prefería mil veces no haberme encontrado con nadie.

Tía, no me ralles —le contesté directamente, sin tener muy claro si se estaba riendo de mí o no. ¡Una ya no sabía! ¡Si es que hasta parecía buena persona! —Cuando me demuestres que el mío sigue de una pieza y no como cenizas en tu chimenea, hablamos de ese libro —le digo antes de que siga de largo para reunirse con las otras dos marías. Porque Lluna, Ian y Circe eran las tres marías. La caca, la mierda y la porquería. En ese orden.

Y claro, justo después de eso, fue cuando me choqué contra ese señor de máscara fea y me echó parte de la copa por encima. El tipo, a pesar de todo, parecía buena persona, tanto que me quitó la bebida, se medio-disculpó y me fue a buscar otra. Eeee... ¿eso estaba pasando de verdad y había personas buenas todavía en el mundo? Increíble.

El tipo volvió con una copa nueva y yo la cogí casi por inercia pues prácticamente me la puso en la mano, aunque él se fue rápidamente. Lo cual en verdad agradecía, ya que me daba un poco de apuro quedarme ahí hablando con un tipo que no conocía de nada. En verdad iba a denegar la copa, pero no lo hice. Bebí de ella, como una novata de primera categoría. ¿Qué es lo primero que dicen los padres cuando te vas de fiesta tú sola? 'No dejes la bebida por ahí ni aceptes bebidas de desconocidos' porque claro, había gente muy hija de puta que podía llegar a meterte cualquier tipo de mierda dentro. Y claro, yo en aquel momento ni lo pensé. Y en parte tuve suerte (aunque no lo supiese) porque aquel señor lo único que quería era mi vaso, no drogarme. No obstante, el contenido de aquel bajo era terriblemente cuestionable y, lo peor de todo, es que sabía bien. Aunque estaba claro que no era vodka con limón ni de coña.

Yo sorbí por la pajita, hasta que apareció una chica bien guapita a limpiar todo el estropicio del suelo. ¿Lo peor? Era O. Winslow. ¿Estamos de coña o qué? ¿Primero Circe y luego Ophelia? La fiesta es un puto pañuelo y me toca a mí encontrarme con los mocos más apestosos, pegajosos y molestos de todos. La miré ofendida por sus palabras, ya que así no podía una tranquilizarse bebiendo. ¡Si es que mira cuánto odio! ¿Y luego quieren que yo sea una niña buena? Tío, en serio, es que me rompen el zen.

Pero serás idiota —le dije con el ceño fruncido. Yo ahí tranquilita bebiendo de mi droga desconocida y ella profesando tanto odio. —¿Y tú de qué vas? ¿Te han echado de tu propio negocio familiar por inútil y ahora te han contratado aquí como limpiadora? Sabía yo que no servirías para nada más que para limpiar la mierda de los demás —le respondí, como buena HUFFLEPUFF ORGULLOSA. Hombre ya. Hasta las narices estaba que todo el mundo se metiese conmigo libremente y yo solo tuviese que aceptar como buena niña que era insulto tras insulto. ¡Hoy no me daba la gana! Y ahora O. no podía sacar la varita y darme caña. Ya no estábamos en Hogwarts. Ahora éramos adultas y habían consecuencias.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 20.530
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1441
Puntos : 814
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Sam J. Lehmann el Lun Oct 30, 2017 3:49 am

Con Dylan y Caroline

Hoy Caroline estaba rara. Pero rara rara. Super rara. Nunca pensó que el libro que leía día sí y día tan bien, de poesía, fuese a llegar a tocarle tanto el corazón y la mente. Y es que... no podía parar de mirarla y reír con cara rima que hacía, pero no por las palabras en realidad, si no más bien por su manera de interpretarlas y teatralizarlas, las cuales, por mucho que quisieran parecer serias y épicas, eran de lo más cómicas y divertidas. Si es que Caroline conseguía hacerla soltar carcajadas hasta cuando no se lo proponía. —Bueno, eso me vale —dijo divertida frente a su promesa de que no la abandonaría.

Una vez dentro, ni les dio tiempo de pedir una copa antes de que una persona conocida les abordase. Se trataba de Dylan y, aunque podría perfectamente decirle quién era, se le antojó divertido volver a 'jugar' con ella con una identidad diferente a su realidad. La pobre, si es que al final iba a cogerle manía a Sam por estar todo el rato intentando engañarla. Se presentó ella misma, pero Caroline lo repitió de tal manera que por poco Sam no se parte al escuchar el mismo nombre pero de sus labios. Todavía no entendía por qué habían elegido un nombre tan horrible. Escuchó entonces a Dylan y... ay, esa mujer nunca se cansaría de tirar caña siempre. ¿No se cansaba? Era admirable, en serio, pero a Sam le incomodaba lo que no estaba escrito. Llamadla sosa. Pero lo era, en ese sentido lo era. —Okey, pero no estoy interesada —respondió mientras se encogía de hombros.

Le resultó raro que Dylan se uniese al abrazo, pero lo dejó estar y, al separarse, vio como un camarero aparecía con una bandeja cargada de copas. La legeremante no había fumado en su vida ni tenía intención, así que mejor introducir el alcohol lo primero. Sam le hizo un movimiento para que se parase al lado de ellas y cogió una copa aleatoria y se la tendió a Caroline la primera, luego, con sus dos manos, cogió otras dos. Le tendió un de ellas a Dylan. —No le busques el doble sentido a que te de una copa —advirtió divertida, continuando con el intento de fingir un acento de persona hispano hablante intentando pronunciar bien el inglés. Se le daba de pena. Eso de ser austriaca no le servía ahora mismo para nada. —Soy empresaria. Estoy formando mi propio negocio de catering con elfos domésticos. La comida será de criaturas mágicas. Mi especialidad es solomillo de unicornio en salsa de agua de kappa, además de un exquisito revuelto de escamas de sirenas con pechuga de hipogrifo. Revolucionaré el mercado, ya verás... —respondió divertida con el acento, mirando de reojo a Caroline mientras bebía de su copa, aguantándose de la risa.

Vestimenta y máscara:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.565
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 666
Puntos : 459
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Ian Howells el Lun Oct 30, 2017 5:34 pm

CON CIRCE AMAZING MASBECTH Y LLUNA FORMIDABLE
Luego con la guapa de Zoe Levinson

Lluna le tendió la copa y se fue a buscar una solución para sus huevos libres. Madre. Qué servicial, ¿no? Si lo llega a saber, le pide algo más emocionante. Un trabajo manual o algo. En fin. Se quedó ahí junto a Circe mientras se bebía tanto su copa como la de Lluna, más por probar que era que porque realmente tuviese intención de seguir emborrachándose con tanta rapidez. Lluna apenas tardó, por lo que cuando volvió con aquella cosa tan horrenda, Ian lo miró un tanto desconfiado, para luego mirarla a ella en plan: "qué clase de mierda me has traído." Algo tal que así:


Negó con su cabeza. -No me voy a poner eso. ¿Te imaginas que ligo con alguien, me la llevo a la cama y de repente me ve con ESO? Tú lo que quieres es que le baje la libido a la gente con una mirada a mis calzoncillos. -Se quejó sin coger los calzones. -Prefiero que me sigan rozando. -Respondió finalmente al ofrecimiento de Lluna. Aunque cogió los calzoncillos pero para tirárselo a una mujer en la cabeza que tenía una máscara tan grande que no debió ver por dónde vino el calzoncillo volando.

Además, ahora que Perseo había nacido y ya no estaba traumatizado con la vida, volvía a estar abierto a la carne femenina. O al pescado, según se viera. Así que no podía irse humillando a sí mismo con tremenda mierda de ropa interior, que desde que se viera un poco y lo relacionasen con un niño de tres años cualquiera se daría la vuelta para irse.

Después del tema, Circe se había unido a Lluna mientras le profesaba un extraño interés por su vida amorosa y sus intenciones de ligoteo para esa noche. Ian puso los ojos en blanco. ¡Con él nunca había tenido tanto interés! ¡Se nota que piensa que Lluna es una causa perdida! Suspiró y se dio la vuelta, alejándose de ellas en busca de algún otro entretenimiento. ¡Y lo encontró! Vaya si lo encontró. ¿Y esa mujer tan bonita? Últimamente, bueno, en realidad desde siempre, Ian solía tener mayor interés en las mujeres mayores que en las de su edad, más que nada porque los rasgos adultos le ponían y porque suponían un reto mucho mayor. Las de su edad eran todas una facilongas. Además, aquella mujer parecía estar perdida e Ian podía ser su flamante caballero de la armadura dorada que le acompañase en aquella fiesta.

Antes de acercarse a ella cogió de una de las bandejas de los camareros una copa de lo que parecía champán. Bueno, en realidad cogió dos y dejó su copa inicial de mierda a un lado. Bebería como un adulto para impresionar a una adulta. Se acercó a ella y, con una sonrisa de lo más galante y encantadora, se posó a su lado. -Buenas noches, señorita. -Llamar 'señorita' a una mujer siempre funcionaba. Sobre todo porque la gran mayoría de personas ya las llamaban 'señoras' y así les mimaba un poco el orgullo. -Si está sola puedo hacerle compañía, le traigo una copa. Creo que es champán. -Se estiró un poco hacia atrás para preguntar al camarero al que se lo había cogido y él confirmó que era champán. Así de paso ella se aseguraba de que no tenía drogas o algo así. Si a Ian se le olvidaron los calzoncillos, como para acordarse de traer drogas. -Me llamo Ian. Ian Howells. Y si ve que me toco mucho el paquete no lo interprete como algo obsceno, es que se me ha olvidado ponerme calzoncillos y estoy super incómodo. -Confesó divertido. Ian no tenía filtros ni vergüenza.


I'm a fucking gentleman:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 19.055
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 805
Puntos : 504
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsUniversitarios

Matt Forman el Lun Oct 30, 2017 6:15 pm

Bailando con Laith


Me alegraba encontrarme con una cara conocida, aunque dicha cara estuviese bajo una máscara. Las fiestas con amigos siempre son mejores. Me vino a la memoria el Halloween pasado, o puede que fuese el anterior. ¿Ya ha podido pasar todo un año entero? Bebí demasiado y terminé anunciando mi bisexualidad a gritos. Fue divertido, supongo, no recuerdo mucho. También fue bochornoso. Todavía me lo recuerdan algunos. Hay un tipo en el Ministerio que me dice siempre que me lo cruzo que desde entonces ya no me toma por un tipo serio. Nunca lo he sido, en realidad solo uso mi fachada seria en el trabajo. Porque se supone que soy el Jefe y me tengo que hacer respetar. Además, en el trabajo me implico al cien por cien y espero que todos lo hagan. Si pego alguna bronca es por eso. Hasta el momento no he usado mi puesto privilegiado para favorecerme en nada. Soy el primero que pringa si hay un asunto peligroso.

Reconocí a Laith por su voz principalmente, y por la marca que se le asomaba por el cuello. Por el resto, había cambiado de color de pelo, llevaba una máscara preciosa y nunca se sabe si la altura es correcta en una fiesta de Halloween o de disfraces porque la gente suele usar distintos zapatos. No es lo mismo llevar unos elegantes zapatos tipo oxford que unos tipo wing. Como sea, me dijo si quería bailar y por supuesto que acepté. Para eso son las fiestas. Quizás también para beber, pero no estoy dispuesto a que me ocurra como el año pasado. Quise saber como estaba, preguntando por el sanador más sexy de San Mungo. No se dio por aludido pero luego contestó. Utilizó el mismo tipo de pregunta en mi, así que no me di por aludido aunque mi intención fuese contestar.

- Cuando vea a la señora Ministra le pregunto. - reí. Si ella no es la envidia de todo el Ministerio nadie puede serlo. Es una mujer poderosa, atractiva, casada con Apolo y liada con Caleb. ¿Quién no sueña con algo así? - Si te refieres a mi, digo poca cosa. Como puedes notar me gusta Halloween y adoro los disfraces. Me encantan las fiestas, pero me he prometido a mi mismo que no voy a beber en exceso.

Por el momento lo estaba cumpliendo, no había bebido nada de nada. Es que es difícil borrar de mi mente el bochorno del año anterior. Me dediqué a bailar con Laith, disfrutando de la música y del momento. Es que no era lo mismo bailar en una disco rodeado de muggle que en mi disco. Voy a ser egocéntrico pero es que es perfecta, está preciosamente decorada y la música está cuidadosamente elegida para que no haya ningún bajón. Bailábamos bastante pegados, pues hablar resultaba difícil. Tampoco sabía muy bien de qué hablar con él, en realidad no nos conocemos de nada... Él si preguntó.

- Vengo casi todos los fines de semana. No te he dicho nada antes porque esperaba verte aquí hoy. Lo cierto es que... este antro es mío. Lo compré y lo reformé hace unos meses. - le dije casi al oído. - Fue divertido salir de fiesta ilegalmente contigo, pero la idea de terminar en Azkaban no me terminaba de gustar. Así que... Espero verte más a menudo por aquí, tienes pase vip.

Era la primera persona a la que se lo contaba. Bueno, la primera fue Lluna, que es familia. No se lo había comentado todavía a nadie. Tampoco quería convertirme en el dueño de una discoteca exclusivamente. Soy Inefable, Jefe del Departamento de Misterios. Esto es un hobbie. Como el que pinta barcos o hace calceta. Por suerte tengo clientela de sobra, y a la gente le ha gustado el rollo de la discoteca. Pero sobre todo la discoteca es algo que hice por mí, no para ganar dinero.

- ¿Has venido solo? - continué bailando hasta ponerme por detrás de él. - Aquí hay un montón de gente. ¿No le has echado la vista a nadie? - pregunté juguetón casi rozando su oreja.

Solo intentaba saber si a Laith le gustaba alguien. Me venía de gusto hacer de celestina, aunque lo de hoy es Halloween y no San Valentín. Pero es que se le ve muy buen chico, es guapo, moderno, fiestero, sanador... Un conjunto muy sexy. La fiesta de hoy es divertida. Todos llevan máscaras y quizás detrás de un buen cuerpo no se esconde una buena cara, pero hay que arriesgar en la vida. Cualquier podría ser el afortunado de llevarse al sanador sexy a casa.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 14.700
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 598
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Lluna Forman el Mar Oct 31, 2017 12:38 am

Con Circe en la pista,
saludando a Donovan.


Cuando le tiré aquellos calzoncillos a la cara de Ian fue bastante gracioso. Circe, que parecía ir colocada, insistió en que se los pusiese. Al final el pobre chico terminó alejándose de nosotras. ¿O fue Circe la que me alejó de Ian? Sin ningún reparo me arrastró hacia la pista de baile. Como si ambas fuésemos las mejores amigas del mundo, y saliésemos a bailar todos los fines de semana. Era tan extraño.  Me preguntó si tenía algún plan para esta noche con algún tío. ¿Ahora somos amigas o qué pasa aquí? Me animaba incluso. Hay muchos chicos guapos, y muchos zoquetes, y muchos gays... Me fijé en que Matt estaba bailando no muy lejos de nosotras con aquel chico que no era Apolo. Tiene muchas cosas que contarme.

- No, Circe. No tengo ninguna intención. He decidido centrarme en mi, y ya está. No sé si hay algún hombre que merezca la pena...

Lo que menos necesitaba era a alguien presionándome. Por más guapo que sea un chico, no significa que no vaya a ser un subnormal. Paso de esos problemas, ya tengo suficiente con mis líos. Quise seguir bailando, disfrutar de la fiesta sin más, e irme en cuando tuviese la menor oportunidad. Pero dentro de mí había una rabia que tenía que salir, y hoy era un día perfecto. En ese instante un hombre nos cogió por detrás a Circe y a mí. Fue un asqueroso y baboso machista. Por suerte se apartó, porque estaba a punto de pegarle una patada en sus partes. Conocía a Circe, y pretendía que ella nos presentase.

- No hace falta que nos presente, ya conozco a suficientes gilipollas.

Me giré, ignorando por completo a aquel tipo. Si es amigo de Circe, que lo aguante ella. Si no son amigos, que el tipo se vaya. No tengo ganas de ser simpática con alguien que trata a las mujeres como ganado y lo deja tan claro en su primera frase. Valiente gilipollas. Merece un castigo... Yo lo que quería era divertirme un poco en la fiesta. Y con Circe tan simpática... había que aprovechar. Tengo una duda que solo ella puede resolver.

- No voy a preguntarle a él, no quiero que me malinterprete. Pero seguro que tu sabes resolver una duda que tengo. ¿De verdad Ian es tan bueno en la cama y su pene es tan maravilloso? - pregunté a Circe ignorando por completo al hombre gilipollas.

Lo peor del todo es que el hombre no estaba mal. Debe tener una edad considerable, pero parece guapo. Lástima que sea tan creído. Me recuerda a alguien que yo me sé. La de patadas en los huevos que se habrá llevado el pobre. Tantas, que quizás por eso ahora prefiere la compañía de hombres. No me extraña. Debería hacerme lesbiana y que les den por el culo a todos los hombres.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 9.300
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1227
Puntos : 247
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Laith Gauthier el Mar Oct 31, 2017 12:46 am

Interacción con Matt Forman.
Disfraz
Máscara
Matt le había regresado la misma evasión que había usado él, hablando de otra persona en lugar de ellos mismos. Se le notaba al mayor aquel gusto por la fiesta, lo decía el disfraz que llevaba, la alegría que tenía, a pesar de que no quisiera beber de más. — Las fiestas son mejores cuando puedes recordarlas, fiesta no es sinónimo de embriagarse —le guiñó el ojo con complicidad. Él también tenía una promesa parecida desde que había acabado la rehabilitación, aunque la cabra tira al monte y había acabado volviendo a beber, con mucho más control del que tenía en aquel entonces.

Bailar con el inefable era bastante divertido, sabía cómo moverse, sus cuerpos encajaban tan pegados para poder escucharse si hablaban ya que la música se colaba por sus oídos difuminando las palabras. Recordó la carta, buscando un tema de conversación, para recordar que le había sonado a que asistía a esa discoteca con relativa frecuencia, así que fue ese tema el que decidió abordar. Para su sorpresa iba cada semana y no por nada, era el dueño del antro, sonrió. Se sentía honestamente feliz por los éxitos de los demás, no era diferente cuando un conocido le comentaba que había adquirido un local que estaba resultando exitoso.

Vaya, pues enhorabuena por el negocio —le felicitó con aquella sonrisa, — entonces me consideraré pasarme más seguido por aquí, aunque le quita un poco la gracia a ser pillado y todo —se quejó traviesamente. Creía que esa había sido una de las partes más divertidas de su escape. El riesgo a ser atrapados, la adrenalina de estar haciendo algo ilegal. Al final era un joven de alma rebelde, no era raro que se sintiera así de llamado por el peligro.

Miró con un poco más de atención el local, dándose cuenta que realmente no estaba nada mal. Se notaba el buen gusto de Matt en aquella remodelación, aunque no tenía claro cómo había lucido al principio. Debía de ser genial para el inefable poder tener un sitio donde divertirse sin meterse en problemas, rodeado de magos. También tenía su gracia no saber si bailabas con un mago o con un nomaj y tener que esconder tu magia para no meterte en problemas. En una discoteca mágica, si bien innovadora, era más bien jugar a lo seguro. Pero el ambiente era agradable y las bebidas no estaban mal, aunque no había probado mucho. Laith era terriblemente asqueroso y los nombres le quitaban la sed.

Lo tuvo pronto a sus espaldas, oyendo en su oreja la pregunta. — Vengo con una amiga, aunque sí, es más como si viniera solo —confesó sin reparos, le gustaba la complicidad que tenía con Lindsay. Se estremeció cuando lo sintió tan cerca de su sensible oreja, sus orejas eran su talón de Aquiles, apartó un poco la cabeza para separarla de él. — La verdad, no. La única belleza que he visto por el momento es justamente con la que estoy bailando, acabo de llegar —le hizo saber con una sonrisa, sin entorpecer el baile y aprovechándose un poco de la posición para mirar a su alrededor.

Tratar de ligar en una fiesta de disfraces es una especie de ruleta del azar. Puede que acabe con un bombón o puede que no. Aunque no tenía muchas ganas de aquello, tal vez con algunas copas más se interesase en la tarea, por el momento el objetivo era meramente pasarlo bien, bailar un poco y conversar con la gente de la fiesta. Ni siquiera tenía planes de quedarse mucho tiempo.

¿Qué hay de ti? ¿Planes de ligar esta noche? Esa chica de la máscara plateada se te queda mirando —le sonrió travieso, haciendo un ligero y sutil ademán en dirección a la muchacha que mencionó, que traía un vestido de fiesta rojo. No creía conocer a nadie más de aquella fiesta, pero se fijó en algunas personas con quienes podría charlar en caso de que Matt le tomara la palabra para ir a hablar con la chica, no pensaba aburrirle la fiesta al inefable.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 13.155
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 798
Puntos : 655
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Henry Kerr el Mar Oct 31, 2017 5:23 am

____________________________________________________________________

Interactúo con Sam J. Lehmann, Caroline Shepard y Dylan Dickens
____________________________________________________________________


Treinta y uno de octubre. Noche especial donde las hubiera.

Noche con gran encanto. Una festividad que se remontaba tanto en el flujo del tiempo, que quedaba muy lejos de lo que hoy los muggles consideraban Halloween. En definitiva, una noche mágica.

Por supuesto, reflexionar sobre la noche en la que se encontraba le provocaba un sentimiento que no podía remediar de forma alguna. Intentar no pensar en ello era su mejor baza, pues todo lo demás que había probado para no hacerlo había fracasado. Pero cómo no pensar, cuando se estaba inmerso en la vorágine que rodeaba la víspera del uno de noviembre. Era imposible.

No tenía más remedio que aguantarse, e intentar ser civilizado. Una cualidad que por lo general se le daba bien, pero que ese día le estaba costando tanto conseguirlo, que por momentos pensaba que no lo lograría.

Estaba harto de ver calabazas por doquier. A cada paso que daba se encontraba con una de esas malditas hortalizas caracterizadas para la ocasión, regodeándose de su desgracia con esas detestables sonrisas.

¡Muggles! Siempre tenían que convertirlo todo en una caricatura nefasta de la tradición. Y además destrozando frutas y verduras, así como toda hortaliza que se preciara, para crear sus ridículas decoraciones de Halloween. Era inadmisible.

Hasta tal punto estaba harto de las estupideces de los muggles, que había usado su magia con disimulo, haciendo desaparecer todas las decoraciones que podía. Había intentado ser pacífico, no pensar en las tonterías de los londinenses, pero había llegado a un punto en el que si no hubiera empezado a usar sus tácticas sigilosas de desahogo personal, hubiera terminado por explotar. Una situación a todas luces peor que robar o destruir las decoraciones de los ciudadanos de la capital.

Teniendo en cuenta el panorama que le esperaba, y viendo que la situación empeoraba según se acercaba la noche, había pensado en relegarse a su casa. En meterse dentro de la casa de sus padres donde estaba residiendo temporalmente, y tomarse una buena botella de whisky. Cuando el mundo estaba empeñado en ser estúpido, sólo podías luchar en una guerra sin fin, o esconderte por un día.

No parecía una idea tan mala acabar recluido con buen alcohol. Pero… el destino quiso un final distinto para él.

Ya estaba sopesando esa idea con seriedad, preparado para olvidar la festividad de esa noche, cuando vio un mensaje arrugado sobre la mesa del salón.

Mascarada de Halloween en Babylon. Así rezaba el título del papel de propaganda.

Claro, la invitación que le había llegado hacía unos días. No se había planteado ir, pero ahora que estaba tan cerca de la hora en que se celebraba, parecía mejor plan que quedarse solo en casa. Una fiesta con magos era todo lo que necesitaba. Era perfecto. Un buen modo de alejarse del Halloween masificado de los muggles. Tendría que vivir lo que tan asqueado le tenía, pero de una forma mucho más limitada.

Sin perder un segundo tomó uno de sus mejores trajes, y partió a la tienda de máscaras más cercana. Aunque, por supuesto, a la más cercana de las que se podían considerar sofisticadas. Era un Kerr, después de todo.

A él no le valía cualquier cosa, pero por fortuna no tardó en encontrar la máscara ideal para su conjunto.

El resto era historia. Llegar a la discoteca en la que se encontraba ahora mismo. Disfrutando de una bebida, mientras revisaba con la mirada el lugar. Las personas que se habían reunido allí, la mayoría con bastante clase, tenía que reconocer, y las típicas decoraciones de esas fiestas que no dejaban de acosarle.

- Es como una jodida maldición-, comentó para sí mismo, en un susurro, antes de darle un sorbo al contenido de su copa. Tequila sin mezcla, sólo unas gotitas de limón.

Henry suspiró y negó con la cabeza con sumo fastidio después de beberse el trago de tequila. Ni siquiera en el mundo mágico podía estar a salvo de esas estúpidas calabazas, aunque tampoco era algo que no supiera antes de ir. Pero por lo menos en la discoteca de magos no estaba tan bombardeado por las imágenes típicas de Halloween.

Quien no se consolaba era porque no quería, ¿no era así?

En fin, debía dejar el fastidio a un lado. Y nada como una bella rubia acompañada por una igualmente bella pelirroja para conseguirlo. No era un secreto que tenía predilección por las mujeres de hermosa melena rojiza, y bueno, ya que había hecho un esfuerzo por ir a la fiesta, socializar un poco no parecía una mala idea.

En lo que se aproximaba pudo ver que otra chica se acercaba hasta ella, y comenzaba una conversación con estas. Sin duda una amiga. Esto lo tiró un poco hacia atrás. Hablar con dos mujeres no parecía una invasión demasiado grande, pero entrar en un corrillo ya parecía algo más serio. Pero siendo sincero, él no era de los que se amilanaran con facilidad, y además, esas chicas estarían en esa fiesta por los mismos motivos que él. Charlar un poco y conocer gente.

- ¿Qué tal la velada, señoritas? Espero que se estén divirtiendo-, saludó, cuando se encontraba al lado del trío de jóvenes. - Yo no soy muy dado a la festividad de Halloween, pero no se puede desaprovechar una ocasión para divertirse, ¿o no? - comentó de forma amigable.

Eso sí que era romper el hielo, y no lo de Sharon Stone en Instinto Básico. Menuda mierda de acercamiento. Estaba claro que estaba oxidado en el arte de socializar.

De todos modos ya que había abierto el pico para decir gilipolleces, tendría que seguir adelante. Cómo no hacerlo. Hacía milenios que no veía a una pelirroja tan hermosa, y la amiga que las acompañaba, también era muy guapa. Debía seguir intentando conversar con ellas, y ver qué ocurriría. Si le mandaban al carajo, o aceptaban de buen grado su presencia.

Qué diablos. El no ya lo tenía si no lo intentaba. Aunque, eso sí, debía procurar parecer menos estúpido a partir de ahora. Eso ayudaría.

- Ah, mil perdones-, se dirigió al grupo de chicas otra vez, pero posando la vista con especial atención sobre la pelirroja.

Era bellísima.

- Mi nombre es Henry…-, Según iba hablando, la voz se fue convirtiendo en un hilillo de voz, hasta llegar al punto de desaparecer.

No. Si parecer menos idiota era imposible. Cómo iba a dar una sensación menos estúpida al hablar, si ya de por si era un idiota de serie. ¿Cómo no la había reconocido? Llevaba máscara, pero no era nada ostentosa. Se notaba a todas luces quien era. Cualquiera que la conociera podría reconocerla, y él era una de esas personas.

O eso es lo que quería pensar. Quizás no fuese tan claro para el resto de los presentes quien era esa hermosa mujer, pero sintió una conexión en cuanto miró hacia sus ojos. Encontrar su mirada, había despertado algo dentro de él. Como si la recordarse de toda la vida, aunque en realidad no era así. Sólo tenía de ella el recuerdo de aquel día en la fábrica abandonada.

- Perdón-, rió levemente. - Se me ha ido el santo al cielo. Supongo que por culpa de su belleza-, comentó zalamero. - Mi nombre es Henry Kerr, y me encantaría pedirle un baile, si no le disgusta la idea-, dijo, hablando directamente hacia Sam.

Luego miró mejor a la rubia, y ahora que había reconocido a Samantha, le fue fácil deducir que era Caroline. Ella incluso tenía una máscara más simple que Sam, del estilo que llevaba él, pero de corte femenino, por lo que era aún más fácil de identificar que a la verdadera rubia. Reconocida una, fue sencillo tirar del hilo y darse cuenta de quien era la otra mujer. Sin duda alguna, habían decidido intercambiar sus colores de pelo por una noche.

- Espero que no les moleste que se la robe un rato-, comentó, hablando hacia las otras chicas, la ya descubierta Carol, y la otra joven que le era desconocida.  - Será solo un momento-, sonrió.

Acto seguido sacó su varita del bolsillo interior de su traje, e hizo levitar una calabaza que se encontraba en la mesa más cercana a ellos, y la lanzó bien lejos. Su destino, ni idea. La cabeza de alguien tal vez, pero eso poco le importaba. Sólo quería hacer desaparecer esa ornamentada sonrisa sobre hortaliza de su vista.

Después volvió a guardar la varita, y se aproximó a la mesa donde dejó su vaso con tequila donde segundos antes estuvo la calabaza. Finalmente retornó donde estaban las damas.

- Esas calabazas pueden llegar a ser odiosas, ¿no les parece? - comentó sonriente, en un tono que parecía que lanzar calabazas a tomar por saco, fuese lo más normal del mundo. - Bueno, miladi. ¿Me concede este baile? - le preguntó a Sam, imitando a un caballero, y sin perder la sonrisa.


Traje y máscara:
Sam, te adoro. Eres una artista con los gráficos ♥
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Dans Stevens
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 11.880
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 154
Puntos : 94
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3791-henry-kerr http://www.expectopatronum-rpg.com/t3792-henry-kerr-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t4004-henry-kerr-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4005-el-arcon-de-los-recuerdos-de-henry-kerr
Henry KerrMagos y brujas

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Circe A. Masbecth el Mar Oct 31, 2017 11:53 pm

Con Lluna Forman y Donovan Lamarck

¡Oh, venga! Lluna no tenía ninguna gana de pasarlo bien aquella noche. Al menos, no de la manera que Circe pretendía que lo hiciese. Y es que Circe aquella noche estaba de buen humor. De un humor radiante. Tan radiante que podía dejar ciego a cualquiera. No de manera literal, eso sería el resto de los días de su vida en los que no lo pensaría dos veces a la hora de tomarse muy en serio eso de ojo por ojo y el mundo se quedará ciego.

- Oh, venga, Lluna. – Insistió poniendo un puchero. – Es un hecho que no hay tíos que merecen la pena, ¿Acaso lo dudabas al empezar con Damon? Le conocías desde hacía años, sabías que era un capullo pero fuiste tan tonta como para abrir tu corazón. Y tus piernas. – Pasó la mano tras el hombro de Lluna y sonrió. - ¡Bienvenida al club! Brindemos por las relaciones que se han ido a la mierda. – Y dicho esto, dio un trago con su pajita al contenido de su copa. Soltó un corto hipo y se tapó la boca para volver a sonreír. – Lo de bienvenida al club no es que yo me tirase a Damon. No he tenido tan mal gusto nunca, sin ofender. – Bueno, si ofendía no era algo que le preocupase. Lo bueno de los borrachos es que no tienen filtro. Y Circe ya de por sí no tenía filtro.

De la nada apareció una tercera persona. Circe sonrió mirando en dirección a Donovan. ¡Claro que sí!

- Eh… - Pero Lluna se había negado ya. Cerró la boca para no decir nada pero luego lo pensó dos veces. Donovan le había pedido que le presentase a Lluna, ¿Qué problema había cono hacerlo?  - Lluna Forman, ex compañera de Slytherin, buscadora de las Arpías y soltera. Pero no le interesas, no quiere hombres en su vida. ¿No tienes una amiguita para ella? – Era su buena obra del día. O algo parecido.

La pregunta. ¡La pregunta! Casi se atragantó cuando estaba bebiendo de su copa y eso que lo estaba haciendo con una pajita. Y es que casi acaba con la pajita clavada en una angina del susto de aquella pregunta, por lo que comenzó a reír sin poder evitarlo.

- Si le preguntas a él te dirá que le frotes la polla para que salga el genio de la lámpara, directamente. – Se encogió de hombros. – Pero… No, no tiene una polla mágica que concede deseos, si es lo que preguntas. Y no sé cómo será en la cama. –No era mentira, nunca habían hecho nada en la cama. – Pero… Sí, será bueno y su pene maravilloso. – Dijo sin saber si aquello era un respuesta válida.

No dejó de lado eso de bailar mientras seguía bebiendo con la pajita pero, de pronto, algo pasó por su cabeza.

- ¿De verdad no te has acostado con Ian? Si le tira los trastos hasta a una maceta. – Miró en dirección a Donovan. – Don, ¿Tú te has tirado a Ian? – Preguntó como si tal cosa. – Es ese de ahí, el que se rasca las pelotas e intenta ligar con la tía que está encima de sus posibilidades. – Añadió señalando en dirección a la cabeza de Ian, la cual se mal veía a tanta distancia.

Disfraz:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 21.470
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1354
Puntos : 1033
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t909-correspondencia-de-circe-a-masbecth
Circe A. MasbecthUniversitarios

Edward Westenberg el Miér Nov 01, 2017 4:46 pm

Ft Danny and
O. Winslow.
The wolf boy| themusical ~:


| T R A C K       O N E |
THE KILLERS - READ MY MIND
PLAY:
The stars are blazing
Like rebel diamonds cut out of the Sun
When you read my mind


No. No debería haber hecho esa combinación. Pero ya era demasiado tarde para arrepentimientos, estaba jodidamente borracho en un calle que esperaba muy pronto lo llevase a esa jodida fiesta. - ¡AAAAAAH!.- grite sin pudor alguno, como respuesta a una extraña necesidad de liberación repentina.

Es que ¿cuándo su vida dejará de ser una puta montaña rusa? Un día esta bien, otro mal, otro jodidamente bien, otro jodidamente mal, otro se siente el más afortunado para al segundo sentirse un karma con patas.  Llevé mis manos al rostro en un vano intento de quitarme la casi botella de vodka que ya corría por todo mi cuerpo. Bailar, correr, cantar, golpear, gritar...bah, quería tantas cosas. Y a su Stella por su puesto, a su querida hermana la quería de vuelta, en casa.

En eso una música que despertaba la espina dorsal de cualquier llegó a mi oídos, entrecerré los ojos para enfocar mejor lo poco y nada que quedaba de mi vista lúcida, y allí la ví, una luz al final de camino con unas grandes letras que decían : BABYLONE.

Sonreí picaramente, quizás se había pasado con el trago pero que él se divertiría esta noche lo haría, como sea. Cuando de pronto una melodía familiar llegó a su cabeza como una explosión que se liberó en un canto.

On the corner of main street
Just trying to keep it in line
You say you wanna move on and
You say I'm falling behind...
TRADUCCION:
En la esquina de la calle principal,
sólo intentando mantenerme en línea.
Dices que quieres avanzar y
dices que me estoy cayendo atrás...

Reí como una bobo como al mismo instante que salió de mi boca esa canción tan escuchada en mis  salidas a correr matutinas, como si de un vídeo clip se tratase comence a darlo todo en mitad de la calle dirigiendome con una sonrisa del porte del everest (pero horizontal) hacia al disco.

Al llegar a la puerta del local sentí hormigas subir por mi cuerpo que me hicieron entrar de sopetón e ir de lleno a la mitad de la pista de baile para moverme como un loco mientras seguía cantando a todo pulmón:

The good old days, the honest man
The restless heart, the Promised Land
A subtle kiss that no one sees
A broken wrist and a big trapeze...

TRADUCCION:
Los buenos tiempos viejos,
el hombre honesto, el corazón inquieto,
la Tierra Prometida,
un beso sutil que nadie ve,
una muñeca rota y un trampolín que
nadie ve...
Cabe destacar que mientras iba diciendo toda la letra iba molestando uno a uno a los magos que se encontraban alrededor, mientras ellos más que seguro bajo sus antifaces me dedicaban una mirada de WTF, repelús y miedo.

Pero en eso, frente a sus ojos apreció THE SHINE OF SHINNING: su querida Danny Maxwell.

Oh well
I don't mind if you don't mind
CASUSE I DON´T SHINE IF YOU DON´T SHIIIIINEEE
TRADUCCIÓN:
Oh bueno,
no me importa si a tí no te importa
PORQUE YO NO BRILLO SI TU NO BRILLAAAAS

Le cantó mientras llegaba hacia ella y la tomaba para darle un gran abrazo

Before you go
Can you read my mind?
traduccion:
Antes de irte,
¿Por qué no lees mi mente?

- Bah, qué digo. ¿Bailas conmigo, tejoncita?.- le pregunta ya después con una gran sonrisa, dandose una pausa en su noche músical.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Andrew Garfield.
Edad del pj : 19
Ocupación : Empleado Borgin & Bur
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 8.060
Lealtad : not found.
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 303
Puntos : 192
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3035-relaciones-edward-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg http://www.expectopatronum-rpg.com/t3014-edward-s-westenberg
Edward WestenbergMagos y brujas

Katherine MacKade el Jue Nov 02, 2017 11:08 pm

Se acerca a Lluna y compañía tras llegar a la fiesta

Definitivamente los vestidos no iban demasiado con ella, ni esas fiestas tan elegantes y llenas de ostentación, Kath prefería unos pantalones una camisa y salir por ahí a cazar cualquier cosa. Pero Lluna le había hablado de aquella fiesta y la verdad tampoco le parecía un mal plan. No tenía nada mejor que hacer aquella noche mas que quedarse con su abuelo viendo alguna película absurda en la televisión. Iba a ir en pantalones, pero su abuelo no la hubiera dejado salir de casa si no se ponía ese maldito vestido negro con encaje. La verdad no sabía de donde narices lo había sacado el viejo, pero era de su talla y si quería salir tendría que ponérselo así que dejo de refunfuñar y termino por ponerse aquel trapito.

Además de eso, la maldita fiesta era de mascaras, como si eso fuera divertido o algo. Suspirando tomó la mascara a juego que su abuelo había sacado de otro de sus cajones "mágicos" si señores, el abuelo siempre tenía de todo y dios sabe como narices sabe lo que uno necesita en el momento preciso. Salió entonces de su casa camino a aquella fiesta, esperaba que al menos cuando llegara Lluna estuviera allí y no tuviera que irse a un rincón sola como la una a beber un par de copas comer algo y luego salir de allí por patas. Cuando llego a la fiesta miro a todos lados buscando una señal de Lluna hasta que dio con ella, por mucho que llevara mascara no era difícil diferenciarla.

Al parecer iba acompañada de alguien, tampoco le importaba mucho, solo esperaba acercarse a ella, saludar y puede que conocer a alguien interesante en aquella fiestecilla —Esta fiesta esta un poco muerta Lluna, esperaba algo más entretenido— Su sonrisa ladina se hizo presente en sus labios, era algo bastante normal en ella cuando gastaba alguna broma o decía algún comentario semejante al que había hecho hace unos instantes. Esperaba que Lluna la reconociera aunque con la mascara absurda que llevaba con mas agujeros que un queso gruyer estaba claro que la reconocería o estaba mas ciega a alcohol que otra cosa.

Miro a su alrededor, no reconocía a nadie más en aquella fiesta, al parecer su única conocida era la joven a la que acababa de saludar y al menos esperaba que no estuviera demasiado pasada de copas y pudiera al menos presentar a quienes tenía delante. Cuando un camarero paso cerca de donde se encontraban tomo una de las copas que llevaba en la bandeja y le dio un trago, daría lo que fuera por que fuera Whisky o al menos por poder fumarse un cigarro, pero al parecer en esa fiesta solo servían bebidas espumositas de esas como champane y tonterías similares. Por suerte para ella siempre llevaba consigo una petaca aunque la usaría solo en caso de extrema necesidad, que siendo sinceros, sería pronto.

avatar
Imagen Personalizada : I ain´t no angel, I never was.
RP : 8
PB : Aurela Skandaj
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 5.550
Lealtad : ¿Quien pregunta?
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 129
Puntos : 83
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5087-katherine-mackade-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5090-katherine-mackade-relaciones#76377 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5091-katherine-mackade-cronologia#76379 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5092-katherine-mackade-baul

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.