Situación Actual
8º-15º // 29 de mayo luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Ryan G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Beatrice B.Mejor User
Jazmine.Mejor roler
Nailah & AndreasMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Samantha L.ESPECIAL II
Laith G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

TRAMA HALLOWEEN: Fiesta del Mundo Mágico

Cuenta de Ambientación el Miér Oct 25, 2017 4:25 pm

Recuerdo del primer mensaje :

FIESTA DEL MUNDO MÁGICO


31 de octubre del 2017, 20:00 horas - 11º C, nublado y con posibles precipitaciones.


Tal y como hacía todos los años, el Ministerio de Magia era el encargado de organizar la representativa fiesta de Halloween para que jóvenes y adultos del Mundo Mágico festejasen la celebración. Cualquier persona mayor de diecisiete años estaba invitada, exceptuando claro a los estudiantes del colegio mágico y a aquellos criminales que atentaban contra la seguridad de su sociedad. Este año la celebración había sido dejada en manos de uno de los trabajadores del Ministerio y se había decidido llevar a cabo en la nueva discoteca del Mundo Mágico: Babylon.

El local había sido preparado exclusivamente para la ocasión, dispuesto a ofrecer una maravillosa fiesta con la temática de Halloween. Por todos lados era posible encontrarse con luces en colores naranjas y violetas, los adornos aludían perfectamente al evento puesto que no escatimaban en calabazas talladas, murciélagos falsos encantados para revolotear por el techo y algunos esqueletos que adornaban el lugar. Además, el ambiente se amenizaba con las canciones que los DJs tocaban ubicados en el centro del lugar sobre el gran escenario.

Los invitados portaban sus mejores galas, damas y caballeros por igual vestían elegantes ropas escondiendo sus rostros detrás de máscaras, algunas más llamativas que otras. Magos y brujas asistían a la celebración para pasar un buen rato en compañía de otros magos y brujas, con la posibilidad de bailar sobre la amplia pista de baile o conversar entre ellos. Incluso algunos fantasmas habían pasado a ser parte de los invitados, dando un aspecto más lúgubre al evento con su espectral presencia, algunos de ellos incluso se animaban a hacer ligeras bromas a los otros invitados del evento.

Era posible encontrar encima de las barras laterales, ahí donde los magos y brujas encontraban bebidas, algunas bandejas con dulces para todos los gustos. Píldoras ácidas, bolas de chocolate, chocolates, regaliz, entre otras presentaciones y sabores de dulces normalmente representativos del mundo mágico. Aquella noche, la diversión parecía estar asegurada para todos los asistentes de la fiesta.



------------------------------------------------------------------------
¡Buenas a todos! Antes que nada, gracias por haberos apuntado a la trama. Enumeraré las normas para este hilo de trama.

  • No hay orden de posteo, pero esperad al menos que haya dos post después del vuestro para volver a postear.
  • El tema estará abierto hasta el 25 de noviembre.
  • La cuenta de ambientación entrará de manera aleatoria para enumerar nuevos sucesos e ir diciendo como va la fiesta. La cuenta de ambientación puede entrar tanto para relatar sucesos del evento que no tengan que ver con ningún personaje, como puede relatar sucesos que tengan que ver con ciertos personajes en concreto.
  • Es libre de entrar todo aquel que no estudie en Hogwarts.
  • La etiqueta y el uso de máscaras son obligatorios.
  • La cumplimentación de retos acordados por MP no es necesaria pero conlleva una recompensa en caso de cumplirse.

Atte: La administración de Expecto Patronum RPG.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 379
Puntos : 251
Ver perfil de usuario

Henry Kerr el Vie Nov 10, 2017 3:41 am

____________________________________________________________________

Interactúo con Sam J. Lehmann, Caroline Shepard y Donovan Lamarck

Menciono a Dylan Dickens
____________________________________________________________________


Se preguntaba qué pensaría la actual pelirroja de la situación en la que se encontraba. Que le rondaría por la cabeza en esos momentos. Y la conclusión a la que llegaba es que lo más probable estuviera cavilando sobre la mala idea que había sido asistir a ese lugar.

Por supuesto que reconocerla no era tan fácil como pudiera parecer, con su máscara y su cambio de aspecto. Pero para cualquiera que la conociera esa labor se volvía mucho más sencilla.

El recuerdo que le había cedido la rubia era prueba más que suficiente para reconocer que le había dicho la verdad. Sumado a la foto que le había enseñado, y una segunda mujer que había aparecido con la misma historia de un benjamín Kerr con pasado truncado, y tenía el coctel perfecto para un exquisito drama familiar.

Llegados a este punto, es inevitable pensar a qué diablos viene esta historia trágica de reencuentros con recuerdos en bote. ¿Por qué era importante ese recuerdo? Y sobre todo, por qué meditaba sobre ello. Pues por una razón muy sencilla. La chica que tenía ante sus ojos era un fugitiva. Su deber era capturarla y lanzarla al lugar más oscuro imaginable. En el mejor de los casos para ella, claro estaba.

Sin embargo, allí estaba. Plantado como un seductor de medio pelo, pidiéndole un baile a tan bella dama. Digno de una novela romántica. Un relato romántico con una fugitiva pelirroja que en realidad era rubia, una rubia que por el contrario era pelirroja, y una tercera joven en discordia de mirada fulminante. Eso sí que era amor.

- Bueno. Ehm. Claro-, respondió a Caroline del todo confuso.

¿Qué cojones? Cómo si la mirada asesina que le echaba la otra chica no fuera suficiente para descolocarlo, a Carol le había dado un desequilibro mental severo. Imaginaba qye estaba de guasa por saber quién era, o por intentar que no la reconocieran en esa noche. Ni idea. Podía incluso que estuviera hechizada por alguna poción. El caso es que ese misterio debería esperar por el momento. Necesitaba hablar a solas con Sam, y el baile era la excusa perfecta.

- Vaya. Sólo puedo decir que los etíopes tienen buenos ojos para las piedras preciosas-, comentó. ¿Alhajas? ¿Etíopes?  - Aunque mi belleza no tiene parangón alguno con la belleza de las damas que me acompañan-, sonrió a las jóvenes y les dedicó una reverencia corta. - Prometo volver. Y traer sana y salva a vuestra amiga.

En ese momento estiró la mano y le cedió el brazo a Samantha para que lo tomara y guiarla a la zona de baile.

- Paloma Suarez, bonito nombre-, contestó con zalamería, mientras se dirigía al lugar donde más de los asistentes bailaban. - ¿De España? ¿O quizás tan bonita mujer ha llegado desde América? - preguntó en el mismo tono seductor, siguiendo el juego.

Ya que estaba. Podía permitirse un poco de diversión. Además, así parecía menos sospechoso a oídos ajenos.
Henry se plantó delante de la pelirroja en cuanto llegaron a la zona de baile, y sonrió mirando hacia los ojos enmarcados por la máscara de la mujer ante él.

- Dicen que las mujeres de tan ardientes tierras son como el país que las vio nacer-, comentó, a la vez que se acercaba a ella, y le pasaba un brazo por detrás de su cuerpo y la tomaba de la cintura. - Me pregunto si será cierto-, terminó de decir, agarrando con su mano libre la palma de Sam, y sonriendo con picardía y una ceja levemente alzada.

Una nueva tonada sonó en el local, y el Kerr inició el baile junto a la fugitiva escondida bajo la máscara. Un baile lento de salón, que le permitió pegarse aún más a la femenina figura. Inclinó su rostro sobre la mejilla de ella, y se acercó a su oído. Sólo quedaba terminar el movimiento con un beso…

- Estás loca-, le susurró. - ¿Cómo se te ocurre venir a este sitio en una noche como esta? - la reprendió con firmeza, pero en tono bajo.

Podría darle un beso, o quedarse así, bien pegados como tiernos amantes. Pero su idea no era esa. Tenía preocupaciones más serias que llevarse una mujer a la cama.

- ¿Sabes la cantidad de enemigos que tienes aquí? Alguno podría reconocerte, como he hecho yo. Te has comprometido y puesto en peligro, y no sé por qué-, terminó de decir.

La música dio pie a alejarse de la joven un segundo. Un segundo en el que hizo que se alejara de él, y la volvió a retornar a la misma posición de antes con un suave tirón de la mano por la que la sostenía.

En cuanto la tuvo otra vez cerca, la volvió a rodear con uno de sus brazos.

- Y quizás explotarlas sea demasiado. Dejaría todo pringado-, se permitió bromear con una sonrisa dibujada en los labios. - Pero esas malditas calabazas no merecen menos. Son lo peor. Un bombardeo de publicidad constante. Esta festividad se ha convertido en un evento de marketing corriente y moliente. Ha perdido su esencia. ¿no crees? - preguntó.

Volvió a sonreír, a la vez que la alejada nuevamente de él  y la hacía girar sobre sí misma, para luego tirar de ella con suavidad y retornar a la posición inicial.

- De todos modos, ha sido una locura. Me gustaría saber que imperioso motivo te ha traído hasta aquí-, dijo más serio, pero con un semblante divertido.

Bailar le gustaba, y sentía una conexión especial con la chica con la que bailaba. Era una traidora, pero era agradable bailar con ella. Además, mientras estuviera con él estaría a salvo. O eso pensaba. Le debía la vida por su ayuda en la fábrica abandonada, y su honor le exigía corresponderla ahora que tenía la oportunidad.
Una vida por una vida.

En fin, cualquiera que escuchara sus pensamientos cavilaría que se preocupaba por una fugitiva. Y en cierta forma, así era.

Más el baile no duró mucho más. Un fantasma con más guasa que un mono con maracas hizo su aparición para su pronto disgusto. ¿Quién se creía ese fantasmilla que era para robarle? Ya vería lo que es bueno cuando lo pillase, aunque no sabía qué hacerle a un fantasma para hacerlo sufrir. ¿Ponerle el tema del Despacito una y otra vez?

Parecía un buen plan, pero al menos su máscara no llegó muy lejos. Ese fantasma se había salvado… por ahora.

- No tardaré-, dijo. - Voy por mi máscara. La compré hoy, si la pierdo en mi primer día pareceré un tejón. Y tengo una reputación que mantener-, bromeó, marcando una media sonrisa en el rostro.

Sus pasos lo llevaron hasta el hombre que tenía su máscara colgada del hombro, y como era propio, lo saludó. Eso de tomar un objeto del hombro de una persona, aunque fuera un objeto personal tuyo, no era muy elegante, que digamos.

- Menuda nochecita, eh-, saludó de un modo informal. - ¿Me permite? -, dijo, recogiendo su máscara y volviéndosela a poner. - Estos fantasmas parece que no tienen nada mejor que hacer que fastidiar a los vivos-, bromeó, y estiró el brazo para estrecharle la mano. - Kerr. Henry Kerr. Un placer conocerle, aunque sea en estas extrañas condiciones-, rió. - Quizás luego podamos tomar un copa y charlar. Por culpa de este infortunio he dejado a mi pareja de baile sola en la pista, y sería impropio de un caballero hacer tal cosa-, sonrió. - Nos veremos pronto. Pase una buena velada-, se despidió, antes de volver junto a Samantha.

Por irónico que sonara, estar con Sam o Carol era lo más parecido a estar con un “amigo” en aquella fiesta. De momento no había visto a nadie conocido, salvo a las chicas. Así que volver a bailar con una fugitiva era su plan más divertido para ese momento.

Quien lo viera. Menudo esperpento de mortífago.

- Bueno, ¿por dónde íbamos? - saludó a la rubia escondida bajo el tinte escarlata, nada más llegar hasta ella. - Yo nunca me doy por vencido, señorita Suarez. Y aunque parezca mentira, debo reconocer que su historia resultaba tener lógica. Su recuerdo fue muy instructivo. Sus palabras eran difíciles de rebatir, por no decir imposibles con la prueba fotográfica. Y he conocido a una amiga suya, que cuenta la mista historia-, dijo, en tono serio y bajo. - Soy un hombre pragmático. Me guío por la lógica, y no creo en la posibilidad de tantas casualidades.

Una verdad que era bien conocida, y que con toda probabilidad su interlocutora bien sabría.

- Dicho esto, ¿terminamos esta pieza de baile? - sonrió, colocando sus manos en postura de baile, pero sin tomar a la chica.

Simplemente esperando que ella aceptara y se colocara junto él.



Traje y máscara:
Sam, te adoro. Eres una artista con los gráficos ♥
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Dans Stevens
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 11.880
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 154
Puntos : 94
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3791-henry-kerr http://www.expectopatronum-rpg.com/t3792-henry-kerr-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t4004-henry-kerr-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4005-el-arcon-de-los-recuerdos-de-henry-kerr
Henry KerrMagos y brujas

Sam J. Lehmann el Vie Nov 10, 2017 2:07 pm

1. Henry Kerr

Tras una mirada que buscaba permiso hacia Caroline, puesto que no quería separarse mucho de ella, fue con Henry a la pista central para bailar. Sí, ahora mismo la cara de Sam tenía una sonrisa de par en par que denotaba lo feliz que estaba no solo de que Henry le hubiera reconocido, porque era perfectamente consciente de que así había sido, sino que la estuviera tratando como un aliado; un amigo. Después de todo lo que había sabido de él, no le extrañaría lo más mínimo que terminase convirtiéndose en otro Kerr de la vida y sudase completamente de los asuntos de Sam, aunque ésta le hubiese salvado la vida anteriormente. Ya se esperaba cualquier cosa de los Kerr. —De América, ¿ha estado por ahí, señor Kerr? —preguntó siguiéndole el juego.

Una vez llegaron a la pista, se sintió arropada por una mano amiga, aunque en realidad no lo fuese lo más mínimo. Su cortesía y caballerosidad seguían tan al día como siempre y, por un momento, hasta le pareció que estaba frente a su amigo de toda la vida. Sin embargo, cuando se acercó a su oído para decir esas palabras, Sam dio un pequeño bote. ¿Por qué se estaba preocupando? ¿Interés o preocupación real? Espera, espera, ¿le estaba echando la bronca? Vaya, la de vueltas que da la vida. Ahora el Henry con alzheimer que no la conoce de nada le está reprimiendo por haber ido a un lugar que es evidentemente peligroso para ella. Esto si que no se lo esperaba. Lo miró sorprendida, escuchando finalmente el por qué de no hacer explotar las calabazas. Otra cosa que no entendía: ¿y ese odio por las calabazas? Sam recordaba perfectamente lo mucho que le gustaba al Henry de antes el pudin de calabaza de Hogwarts. —Todas las fiestas son un evento de marketing. Pero es injusto tratar así a las de Halloween cuando está claro que las calabazas son elemento esencial, ¿no crees? Es como si vas a una fiesta navideña y te quejas de los árboles de navidad —le contestó, alzando ambas cejas.

La verdad es que contestar a la pregunta inicial de qué motivos tenía para estar allí... era complicada. Había ido por dos razones: la primera, que Caroline era, con diferencia, la persona más insistente de todo el planeta, además de la más optimista; la segunda, que era alto probable que se encontraran con Henry. Cosa que ha pasado perfectamente. Esta vez fue Sam la que se acercó al oído de Henry. Quien los viese de lejos, parecería que estaban diciéndose cosas obscenas en el oído antes de terminar esa fiesta en otro sitio. —He venido porque estoy harta de esconderme, porque Caroline es un ser tremendamente insistente y porque sabía que estarías aquí y quería verte, ¿son motivos suficientes? —preguntó eso, separándose de él lo suficiente como para mirarlo a los ojos. —Sé mejor que nadie la cantidad de enemigos que tengo, pero también sé que son de inteligencia limitada y que con alcohol nadie funciona bien. En un abrir y cerrar de ojos desapareceré de aquí si algo se tuerce —añadió, segura de sus palabras. Ya se había asegurado de que se permitiese la aparición en aquel lugar, por lo que estaba, en parte, segura. —¿Conforme con la explicación?

Pero entonces un fantasma apareció en escena, llevándose la máscara de Henry. Apunto estuvo de irse en busca de Caroline para no quedarse sola, no obstante, fue perfectamente capaz de quitarse al buitre que se acercó a ella para intentar retomar el baile que había dejado a medias con Henry. Le iba a terminar cogiendo el gustillo a eso de ser una antipática de mierda con las personas. Tras esperar unos segundos que fueron en realidad poquísimos, pero a ella se le hicieron eternos, se iba a dar la vuelta justo para cuando Henry volvió frente a ella, con su máscara puesta de nuevo.

Cuando dijo que nunca se daba por vencido, sonrió, interrumpiéndole pero sin cortar su diálogo. —Lo sé —dijo orgullosa. Parecía convencido con lo que le había dicho; convencido en aceptar que alguien había jugado con sus recuerdos. ¿Cómo podía vivir tranquilo sabiendo eso? Sam estaría tirándose de los pelos, día sí y día también. ¿En quién confiar? ¿En quién no hacerlo? ¿Seguir con la vida que le habían impuesto en contra de su voluntad? Sam dio un paso hacia adelante, amoldándose a las formas de las manos que Henry había puesto para continuar con el baile. Colocó una de las suyas en su hombro y la otra la entrelazó con la de él. —Por supuesto —respondió a lo de terminar el baile, para finalmente capturar la conversación anterior. —¿Y qué pretendes hacer? ¿Seguir con la vida que te obligaron a tener, buscar respuestas, intentar recuperar la vida que tenías antes...? —Eso último lo dijo en un hilillo de voz que, al estar bien cerca ambos, quizás hasta le pudo costar escucharla. —Yo te puedo ayudar. —Y sí, era perfectamente consciente de que le estaba ofreciendo ayuda a un mortífago que no la recordaba y 'confiaba' en ella porque le había salvado la vida posicionándose en contra de los suyos propios.

Vestimenta y máscara:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 28
Ocupación : Camarera
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 7.565
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 666
Puntos : 459
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2181-buzon-de-sam-j-lehmann#39778

Matt Forman el Sáb Nov 11, 2017 7:17 pm

Con Laith y las golosinas



¿Se ha visto en un espejo? Él si está para que hagan fila por él un montón de tíos elegantes y buenorros. Pero yo, he perdido con los años. Antes ligaba con solo chasquear los dedos. Con mujeres, eso si, que siempre es más fácil. Te crees que estás ligando con ellas pero son ellas las que tienen el poder. Con otro hombre es diferente, y a día de hoy me sigue resultando complicado. La culpa es de Apolo, que me lo puso demasiado fácil y ahora no hay manera. Le pedí una bebida a Laith y otra para mí. Le asqueaban los nombres, las bebidas con color raro y los complementos que usaban en ellas. Ordené que no le pusieran nada de eso. No lo entiendo, con lo divertido que es.

Hablando de las novedades me comentó que estaba aprendiendo a tocar el saxo. Este chico tiene muchas cualidades ocultas. Quise saber si le gustaba el jazz y le prometí dar un concierto cuando estuviese a mi nivel. Él quería vender su alma para poder tocar como yo. Me reí a carcajadas. Él no sabe el nivel que yo tengo. Yo sé el que tenía, pero actualmente invierto muy poco tiempo en la música. En dos días el sanador está tocando mejor que yo.

- No sabes qué nivel tengo yo. Seguramente uno pésimo tras estar un par de años sin sacar el instrumento de su funda. Debería vender el alma yo también.

Laith me había invitado a bailar, y lo habíamos estado haciendo. Ahora, con una copa en las manos, tendríamos más estabilidad, y menos sed. Pueden quedar muy elegantes las máscaras, pero dan calor en la cara. Tanto Laith como yo continuábamos con la broma de no admitir los halagos. Así que me puse a bailar con él sin más. Sabe de sobra que es el sanador más sexy de San Mungo, al menos lo será hasta que pueda demostrarse lo contrario. Hay muchas sanadoras guapas, pero no abundan los hombres guapos cuando yo visito el sanatorio. Laith se animó con la música, y yo también. Más ahora que gracias al beso de vampiro tenía menos calor. Aquello era más dulce de lo normal. No quiero terminar borracho esta vez. Mejor no tomar más de una copa. Pero es que sabe muy bien. A Laith le apetecía algo dulce. Y lo dijo aproximándose a mí. Sonreí. Él terminó preguntando por las golosinas. Le cogí la mano libre y le guié hasta una de las mesas de golosinas.

- No puedes comer nada de esta mesa, es todo asqueroso...

Había gusanos, arañas, cucarachas, ojos de gominola. Lo que más llamó mi atención eran unas aparentemente normales cerezas. ¿Explotarán en la boca? Comí una, y estaba dulce como la miel. Pero al momento me empezó a picar la lengua, la boca, la garganta y puede que el estómago también. ¡Joder, joder! ¿Cómo no me avisan de algo así? Me tomé mi copa de un trago, pero me seguía picando la boca. Aquel horrible escozor no se iba. Comí gusanos, cucarachas y todas las golosinas asquerosas que había en la mesa. Y nada. Al final tomé una drástica decisión. Le robé la copa a Laith y me la bebí de un trago. Aquello, al ser más amargo, calmó un poco el picor. Ahora tendría los labios rojos y la boca picante, para toda la noche.

- Lo siento, joder, joder, como pica. No comáis de eso. ¿Quién ha puesto eso ahí? Oye, Laith, te debo una copa. De verdad, lo siento. Vamos a por ella. Acabo de demostrar que todavía puedo ser idiota a los treinta y pico años.

Se me había quedado un muy mal sabor de boca. Como si me hubiese comido una guindilla cruda. O mejor, como si me hubiese comido dos kilos de guindillas picantes. Lo pero de todo es que había actuado como un loco comiéndome aquello y luego robando la copa de Laith para poder calmar el picor que sentía en al boca.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 14.700
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 598
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Selina Bennet el Sáb Nov 11, 2017 8:53 pm

Llegando a la fiesta, siempre acompañada de Seth

No es que tuviera ganas de ir a aquella fiesta, prefería quedarse en el Pandemónium y hacer su trabajo, pero Seth había insistido en que tenían que ir. No le hizo mucha gracia que la fiesta no se celebrara en su negocio, pero no podía quejarse tampoco, las decisiones no las tomaba ella aunque de nuevo, siendo sinceros, le molestaba el echo de que no tuvieran en consideración su local. Pero como Seth había insistido en ir ella no podía dejarlo ir solo, después de todo su chico podía hacer completas locuras si se le dejaba solo en cualquier parte. Suspiro cansada mientras terminaba de sacar el vestido que se pondría aquella noche y la mascara que había comprado por hace relativamente poco.

Miro nuevamente el reloj, iban bastante tarde y eso la molestaba un poco, siempre llegaban tarde por una cosa o por otra —Seth vamos tarde, ¿cuanto te queda?, te recuerdo que eras tu el que quería ir a esa maldita fiesta— Estaba molesta, realmente molesta por todo lo que estaba tardando su novio en prepararse. Suspirando se puso aquel vestido en el cuerpo, se planto unos buenos tacones y luego fue a maquillarse ligeramente frente al tocador. Tampoco se haría nada especial, teniendo en cuenta que llevaría una mascara puesta, tampoco es que se fuera a ver mucho el maquillaje de los ojos, aunque si se esforzó un poco mas en los labios y el resto de la cara.

Cuando por fin su novio apareció con ese traje que tanto le gustaba sonrió de medio lado, se puso la mascara y entonces coloco su mano sobre su hombro y ambos se aparecieron en la fiesta. No quería seguir retrasando la llegada. Miro en general a los asistentes y después el ambiente, parecía extraño y desde luego ligeramente aburrido, no era el estilo de lugar al que realmente le gustaba asistir a Selina, no tenía mucha clase que digamos y aquello la tenía bastante incomoda.

Miro de reojo a Seth y negó con la cabeza —¿Me vas a decir por fin porque querías venir a esta fiesta con tanto ímpetu?— Arqueo una ceja mientras soltaba su hombro y se cruzaba de brazos. Tan solo esperaba que la noche fuera mejorando, porque si no sería una autentica basura y se vengaría de Seth por obligarla a venir de la peor forma que se le ocurriera. Y para esas cosas, la mente de Selina tenía grandes y tenebrosas ideas, sabía donde le dolía más, decidió entonces caminar hacia la barra y pedir una copa, por lo menos eso la ayudaría a relajarse un poco, el alcohol siempre lograba que la tensión en su cuerpo se relajara, así que por ahora le daría una oportunidad a la fiesta. Pero si era tan coñazo como pintaba, simplemente se iría dejando allí al cadáver andante para que volviera a patita.

Vestido y mascara:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Eiza Gonzalez
Edad del pj : 26
Ocupación : Dueña club Pandemonium
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 3.302
Lealtad : Mortífagos
Patronus : No posee
RP Adicional : 000
Mensajes : 81
Puntos : 49
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5128-selina-bennet-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5149-selina-bennet-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5150-selina-bennet-cronologia#76880 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5151-selina-bennet-baul

Caroline Shepard el Sáb Nov 11, 2017 9:55 pm

Junto a Dylan, Ed, y
Danny

trick or treat?:
William Shakespare, I LOVE YOU.

No puedo interpretarlo exactamente,
pero, en lo que se me alcanza, creo que esto
presagia conmoción en nuestro estado.
Horacio

Se rió al escuchar las palabras de la castaña y puso el mejor rostro angelical de su repertorio. Le causaba gracia las reacciones de la gente ante su hablar. Era curioso porque siglos atrás de seguro hubiera sido alabada por su erudita y poética forma de hablar. En cambio ahora sólo era vista como un bichito raro de tres cabezas. Pero eso no le quitaba la diversión, no, no, no. Ella seguiría haciendo de las suyas porque bueno, siempre lo ha hecho. Y el qué dirán poco y nada le importa.

- <<No, no lo temas, que si las palabras se forman del aliento, y éste anuncia vida,  hay vida y aliento en mí, para repetir lo que he dicho una y otra vez >> .- le dijo tras sentir que su labio volvía a ser liberado del dedo callador de Didi.

Miró con rostro de idiota enamorado a los dos chicos que se acababan de ir. Los adoraba con todo su corazón y el verlos irse juntos a la pista de baile sólo hacía que su corazón se inflara y bailará la macarena de pura felicidad. Desde que había llegado a Londres (y mucho antes) añoraba ver esa imagen. Y ahí estaba frente a sus ojos, no en las circunstancias más favorables pero estaba al fin y al cabo.

MIró con el ceño levemente fruncido a la morena tras hablar de esa manera de su amigo. Es que Carol tenía un chip de levantar todas sus defensas cuando se trataba de sus amigotes, aunque algunos ya no la recordasen, igual ahí estaba siempre al pie del cañón. Pero en eso Dylan le explicó su sentir y relajó su expresión formando nuevamente una sonrisa en el rostro.- Oh, comprendo. Pero vamos, no porque Henry se vea como el típico chico que te unirían tus padres debe ser así. Dale una oportunidad.-  invitó a la chica moviendo las cejas de arriba a abajo divertida.

Con las siguientes palabras de la chica, Caroline estalló en risas. Le divertía las vueltas que daba Dylan a sus palabras. O quizás ella se estaba dando a explicar mal, lo más probable. Pero qué más da. - Oh, que pena y yo que pensaba unir más gente a nuestra fiesta...- bromeó haciendo un puchero y todo, para luego echar a reír.- OK no, te decía que no me puedo ir muy lejos porque esta noche se la prometí a Paloma.- le expliqué mejor con una gran sonrisa.- Y lo de ambidiestra te ha de ayudar mucho en los duelos. Porque uno nunca sabe cuando nuestra mano buena nos falle. Como al buen Jaime de Games of thrones.- dijo divertida recordando una de sus series muggles favoritas.- ¿Has visto esa serie? ¡Mola monton!.- le dijo con una amplia sonrisa. - Lo sé, lo sé.- dijo entre risas.  Quizás si hubiera estado en otra circunstancias no hubiera duda en aceptar la propuesta de la morena, pero esta noche era diferente, sí para divertirse pero de manera atenta, alerta. Sabía que era peligroso lo que estaban haciendo y ella fue la causante de que su amiga aceptará, así que ¿dejarla sola? o ¿quitarle los ojos de encima por más de dos minutos? ¡Ni loca!

- Tú y tus vodkas baratos. Mi cabeza aún recuerda el despertar que tuve  tras beberlo.- dijo arrugando su ceño pero sin perder la sonrisa. Recordando aquella vez que fue con la morena al bar. Y joder, ese vodka era como sentir fuego bajando por tu garganta.Miró a la morena divertida he hizo una mueca pensativa en su rostro.- Te ves de unos...ochenta, tal vez.- bromeó, pero luego soltó una risa.- No, no te ves mayor.- le dijo mientras le dedicaba una mirada rápida a la morena para luego volver a clavar su mirada en sus ojos y sonreír.

Soltó una gran risota al escuchar las siguientes palabras de la maga. Uf y si ella fuera capaz de sonrojarse lo más probable es que en esos momentos estuviera roja como un tomate. Pero en cambio, la pelirroja solo se limitó a reír y negar con la cabeza divertida ante la desfachatez de Dylan.Era extraño encontrarse con personas así por la vida, y que al mismo tiempo te caigan bien. Y aunque la invitación le seguía sonando tentadora, ella no había venido esa noche a  terminar disfrutando en los baños. Al menos no con la morena.-  >> Este es el espacio de la noche, apto a los maleficios. Esta es la hora en que los cementerios se abren y el infierno respira contagios al mundo. Ahora yo podría ejecutar tales acciones, que el día se estremezca al verlas. Pero, ¡Oh! ¡Corazón! No hay que dejar que que se albergue en nuestros pechos la fiereza de Neón<<.- recitó divertida volviendo a su juego Shakespeareano. - Y el carmín...No lo sé, se lo he robado a Paloma.- agregó con rostro travieso encogiéndose de hombros, para luego seguir a la mujer que ofrecía diversión.

Al llegar había una mesa de ping-pong, vasos y pelotas pequeñas. Miró a Didi con el ceño semi fruncido pensativa.- Ni idea.- soltó tras su pregunta haciendo una mueca con sus labios. Ella había pasado su juventud en fiestas del lado Oriental del mundo. Que por más que allá sectores muy parecidos a Londres no eran los que usualmente la rubia visitará producto de su profesión. Por lo que ese juego estaba lejos de ser conocido en su cabeza. Pero para su suerte la chica de la otra pareja en competencia les explicó el funcionamiento amablemente.-  Ok, entendido.- dijo animada ofreciendo una amplia sonrisa a Didi.

Los primeros en empezar serían ellos y... ¡PAF! habían acertado.- >>¡Oh! ¡Fortuna falaz!.. Vos, poderosos Dioses, quitadla su dominio injusto:romped los rayos de su rueda y calces,y el eje circular desde el Olimpo caiga en pedazos del Abismo al centro.<<.- soltó épicamente miró el vaso e hizo una mueca divertida mirando a Dylan.- Y ahora; ¿Esto cómo va? Nos tomamos entre las dos el vaso, o uno cada una, o ninguna...- terminó por decir subiendo y bajando sus cejas divertida.

En eso volvió a mirar hacia donde se encontraba Sam, y frunció su ceño al verla sola hizo el impulso de ir tras ella pero Henry volvió a su lado haciéndola girar sobre su propio eje sacándole una sonrisa. Sonrió como una idiota enamorada una vez más.  Pensando en lo que le gustaría estar viendo con ellos una maratón de películas de terror mientras se comían cestas y cestas de palomitas de maíz. Sacudió su cabeza y volvió al juego.- ¿Entonces?.- preguntó sonriente dispuesto a tomar sus sorbos correspondientes a ese vaso.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Evan Rachel Wood
Edad del pj : 27
Ocupación : Regulación de criaturas
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.951
Lealtad : Pro-muggle.
Patronus : Tigre Blanco
RP Adicional : +2F
Mensajes : 131
Puntos : 77
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4198-caroline-shepard#66802 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4199-part-of-my-life-rs-caroline-shepard#66808 http://www.expectopatronum-rpg.com/cronología http://www.expectopatronum-rpg.com/baúl

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Seth Brunswick el Dom Nov 12, 2017 6:28 pm

Interacción: Selina Bennet
Mención: †

Reto:(?) Algún valiente que desee tocar a mi novia.
Disponible para interactuar con quien desee.


Ver a Selina un tanto cabreada siempre me causó gracia.  El tenerla impaciente y más aún ser la causa de su impaciencia. Igual tenía que andarme con cuidado, no fuera a encabronarse seriamente la castaña y entonces me podría olvidar de ir a la fiesta, puesto que sin ella, no iría a ningún lado. Tentando mi suerte seguí tardando. Y apliqué la misma estrategia que ella cuando no se decide entre un atuendo u otro. Me cambie de traje varias veces y al final decidí usar el primero que había elegido ponerme en un principio.  —¿Quieres que salga bien o no? De ser por mí, usaba cualquier cosa, hasta me iba desnudo...

.—. † .—.

Ya en la fiesta. Me dedico a mirar alrededor. Me agrada la decoración. La música era buena y mi mujer...  —¿Podrías evitar desaparecer de buenas a primeras? — Le susurro al oído, al tiempo que me detengo tras ella. Observo al camarero sirviendo copas.  —Si te vuelve a mirar. Él será noticia en la edición matutina de El Profeta. — Cogí a Seli de la cintura y la acerco a mi cuerpo.  — Imaginas el encabezado; 'Cadáver honra la fiesta del mundo mágico' — Dije medio sonriendo con evidente malicia. Pobre de aquel que se atreva si quiera a tocar a mi novia ésta noche. No es que no desee que ella socialice. La verdad me encanta ver como se relaciona con otros. Es solo el hecho de que un tipo la mire como si fuese a devorarla, lo que me revienta los cojones.

Y respondiendo tu pregunta; quiero encontrarme con tu padre. Ya sabes. Hacer las pases con él. Que me quiera. Soy adorable. — Le dejo un beso en el cuello y me aparto de la castaña. La razón de venir, era el deseo de saber que tanto jaleo se traían estas fiestas. En años pasados prefería abstenerse de venir. Pero saber que el padre de Selina podría estar entre los invitados, me motivó a venir. Me encantaria sacar de sus cabales al viejo.  — ¿Qué bebes? — No soy de las personas que gusta de beber.  Igual no bebería aunque quisiera, porqué tenía que cuidar de Lilith.  — ¿Tú padre finalmente vendrá? — Comienzo a caminar y le indico a la castaña para que me acompañe.

ZombieBoy:

†Clik sobre las palabras †

Traje

Mascara
avatar
Imagen Personalizada : La suerte de uno, es la desgracia de otro
RP : 10
PB : Rick Genest
Edad del pj : 27
Ocupación : Extirpador
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 800
Lealtad : Neutral / Mortifagos
Patronus : No posee
RP Adicional : ---
Mensajes : 39
Puntos : 38
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Seth BrunswickExtirpador

Selina Bennet el Dom Nov 12, 2017 8:48 pm

Interacción con Seth

Estaba molesta, se la notaba a leguas, pero había cumplido el capricho de Seth y más le valía al esqueleto andante de su novio que no la jodiera mucho esta noche, porque tenía un jodido humor de perros. El susurro de su novio en su oído la hizo suspirar, intentaba no cabrearse más de lo que ya estaba, no quería montar un numerito, al menos no por ahora. Acababan de llegar y por lo menos quería probar el alcohol que ponían en este sitio —No prometo nada, pero ten seguro que si desaparezco, te tocara volver a patita a casa— Cogió la copa que el camarero le había servido, necesitaba tomar algo antes de que su humor se volviera lo bastante horrible como para irse de allí de verdad y desaparecer un rato. Intentaba tranquilizarse, pero por alguna razón la idea de no saber porque Seth quería estar aquí la molestaba mas.

Las palabras de su novio la hicieron sonreír de medio lado, desde luego era un obsesivo celoso, y tampoco es que le molestara. Se dejo pegar a su cuerpo mientras escuchaba sus amenazas —Pero ya tenemos un cadáver en la fiesta— Estaba claro que se refería a él, después de todo por mucho que el traje tapara los tatuajes de su cuerpo, la cara y la cabeza estaban al descubierto y era un maldito cadáver andante y no señores, no era ningún disfraz, él era así todos los días de la semana, todo el año.

Al saber el porque quería estar allí suspiro cansada de que siempre buscara problemas con su padre —¿Porque siempre buscas problemas con papa? ¿No tienes bastante con que te odie ya y quiera matarte?— Coge la copa y le da un buen trago intentando calmar su humor, realmente iba a acabar la noche bastante mal como siguiera así —Tequila y no se si papa va a venir a la fiesta, no me dijo nada— La verdad es que no tenía ni idea de si su padre se iba a presentar o no en la fiesta, pero ahora esperaba que no lo hiciera para que esos dos no terminaran destruyendo el local. Miro alrededor terminando el trago de tequila buscando a su padre con la mirada, realmente esperaba que no apareciera o tendría que ponerse en medio de ellos dos como de costumbre para que la cosa no terminara en una desgracia. No quería perder a su padre y tampoco quería perder a Seth, era igual que cuando se juntaban con Daphne, desde luego Seth solo buscaba líos.

Vestido y mascara:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Eiza Gonzalez
Edad del pj : 26
Ocupación : Dueña club Pandemonium
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 3.302
Lealtad : Mortífagos
Patronus : No posee
RP Adicional : 000
Mensajes : 81
Puntos : 49
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5128-selina-bennet-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5149-selina-bennet-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t5150-selina-bennet-cronologia#76880 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5151-selina-bennet-baul

Laith Gauthier el Dom Nov 12, 2017 9:12 pm

Interacción con Matt Forman.
Mención a Henry Kerr.
Disfraz
Máscara
Laith tendría un poco a las exageraciones, al menos con la gente que le agradaba. Era divertido, además de que podía resultar ser un agradable comentario para animar el día de la otra persona. Como decirle a un jovencito de Hogwarts que crees que puede hacer una poción muy compleja y elevarle un poco el autoestima. Eran el tipo de detalles que más le gustaban y de los que más difícilmente podría olvidarse. Así que, desconociendo por completo el nivel de Matt en la música actualmente, le juró como un maestro del saxo, aunque claro que no iba a dejarlo así, provocándole reír.

Oh, ¿no dicen que tocar es como andar en bici? ¿Que nunca lo olvidas? —trató de defender sus palabras, aunque no recordaba bien dónde había escuchado aquello. Se preguntaba si realmente quería descubrir el proceder dentro de su memoria, estaba bien la noche para atraer un amargo recuerdo.

Los dos tenían aquel pequeño juego de no darse por aludidos de los cumplidos y halagos indirectos del otro, y no es que estuviese mal. No quería pecar de vanidoso, pero sabía que él no era cualquier cosa, no se consideraba de mal ver. Simplemente se limitaron a bailar sin más, al menos hasta aquel tonteo que fue interpretado de forma bastante literal, y la verdad no se quejó. ¿Quién puede quejarse cuando hay dulces de por medio? Definitivamente no él. Así que se dejó guiar hasta una de las mesas de golosinas para ver qué podía coger de ahí. El inefable se había dado la amable tarea de confirmarle sus sospechas: todo era asqueroso.

Pensó que podría tomar unos de esos gusanos, pero estaban peligrosamente cerca de las arañas y él no iba a meter su mano en ese puto tazón con arañas dentro, incluso si eran de dulce. Mientras él se debatía cómo sacar un gusano sin meter la mano al tazón, Matt había probado algún otro dulce que debió tener un muy mal ya que empezó a comer literalmente de todo. Eso antes de que directamente le robase su copa y se la tomara de una sentada, quedándose mirándolo con sorpresa y colocándole la mano en la espalda con suavidad.

¿Estás bien, Matt? —preguntó antes de que se disculpase. — Oye, ser idiota no es cuestión de edad, es más cosa de predisposición —le guiñó un ojo con una sonrisa a medio lado, tratando de bromear con él para que no se preocupase de más. — ¿Te encuentras mejor? —le importaba más el bienestar de Matt que una copa, a decir verdad, y no pretendía demostrar lo contrario ni en broma. No se aproximó a la barra sino hasta que confirmó que el inefable se encontraba mejor.

Notó a alguien con un traje caro a lo lejos, en la pista de baile, que creyó reconocer, pero ya que estaba tan ocupado con su acompañante prefirió no acercarse a molestar. En general la fiesta parecía especialmente tranquila, quizá demasiado. Pero no se quejaba, una vez de vez en cuando estar seguro y tranquilo no hacía daño. Esta vez se sentó un momento en uno de los banquillos de la barra para respirar, había estado bailando casi desde que llegó sin apenas respiros, así que un momento sentado era lo mejor, luego de haber pedido una bebida igual que la anterior. Y se ocupó mirando un poco a todo su alrededor, máscara por máscara.

Tengo la impresión de que te gusta mucho esta celebración —le comentó a Matt con una sonrisa, debido a su tradicional vestimenta que sobresalía un poco por encima de todos los demás que habían preferido la formalidad más sobria y discreta. Vamos, que no veía a muchos de un color azul tan llamativo como el de Matt.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Jake Bass
Edad del pj : 26
Ocupación : Sanador
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 13.155
Lealtad : Neutral (Promuggles)
Patronus : Colibrí
RP Adicional : +2F
Mensajes : 798
Puntos : 655
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3957-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4024-relaciones-de-laith-gauthier http://www.expectopatronum-rpg.com/t4062-cronologia-de-laith-gauthier#65418 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4025-correo-de-laith-gauthier

Cuenta de Ambientación el Dom Nov 12, 2017 11:12 pm

FIESTA DEL MUNDO MÁGICO


ALEXANDER BENNET
Interacción: Selina Bennet y Seth Brunswick.

Al final había decidido asistir a la fiesta del Ministerio de Magia, aunque había preferido no mencionárselo a Selina, su hija. Veía tan capaz a ese idiota tatuado de su novio de presentarse sólo para arruinarle la velada, así que preferiría simplemente pasar una buena noche tranquilo y, esperaba, encontrar a su hija sin compañía. No era su culpa que ese desagradable sujeto siempre le intentase buscar las pulgas a él, un hombre decente que servía en su comunidad, ¡era claro que Brunswick siempre comenzaba los problemas y el que dijese lo contrario estaba mintiendo!

No era su noche de suerte, lo supo en cuanto vio los tatuajes imposibles de pasar desapercibidos ni con aquel remedo de máscara. No entendía por qué Selina no lo escuchaba y se iba a buscar a un hombre decente en lugar de estar con esa escoria. — Selina, hija —la llamó, pues Brunswick no iba a separarlo de su hija por mucho que lo intentase, — qué sorpresa verte aquí —y le dirigió al segundo una mirada de evidentes pocos amigos. — Lástima que no vengas bien acompañada.



FANTASMA
Interacción: Ian Howells.

Ruperto se había vuelto en cuestión de segundos un héroe sin capa, nadie hacía injusticias sin que él se encargase de darles su merecido. Aquel grosero hombre que le había lanzado la calabaza a la pobre chica se había visto con su identidad revelada, por ejemplo. Y mientras andaba por la fiesta flotando y viendo cómo combatir el mal dentro de esa fiesta. Entonces vio su siguiente enemigo: un hombre mentiroso que jugaba con el corazón de las jóvenes.

¡¿Cómo te atreves a hacerle esto a estas pobres y encantadoras señoritas?! ¡No mereces llamarte hombre! —le dijo Ruperto muy enfadado, señalándolo con su espectral dedo y picándole el pecho, aunque su mano había traspasado su ropa y su cuerpo también. Entonces lo que hizo fue robarle la copa a un sujeto que iba pasando por ahí (que no tenía más que un trago o dos) y se la lanzó a la cara. Entonces se marchó con su orgullo espectral por lo alto.



CARTERISTA
Interacción: Matt Forman.

Un hombre muy formal que estaba próximo a la barra se chocó por accidente con Matt Forman, y se apresuró a decir: — Lo siento, no iba mirando por dónde iba —bastante respetuoso. Lo cierto era que iba viendo exactamente su camino y también el que siguió su mano, puesto que hábilmente acabó metiéndose dentro de uno de los bolsillos del caballero para intentar sacar de este su billetera con el fin de robarle todos los galeones que tuviese dentro.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 379
Puntos : 251
Ver perfil de usuario

Eva Waldorf el Lun Nov 13, 2017 3:38 am




Acodada en la barra, Eva veía de entrar a un montón de invitados, entre ellos una pareja que parecía discutir a medias, el chico tenía tantos tatuajes que a Eva le costó disimular la mirada. Era fascinante, apenas tenía piel sin tatuar, sólo de pensar en lo que pudo dolerle tanto tatuaje... En fin...

Por otro lado, veía la fiesta muy tranquila, había oído que esa discoteca era la más animada que había, y lo único más o menos animado que había visto era a un hombre lamentarse por un dulce nada agradable.

No llegaba nadie a quien conociese, empezaba a creer que había sido un error decidir ir sin buscar a alguien que la acompañase. Pero el trabajo la absorbía tanto que apenas tenía ya amigos, y los que tenía no podían ir precisamente a esa fiesta, a no ser que quisiesen ser encarcelados.

Llevaba semanas dándole vueltas al misterio de V... ¿Quién era? ¿Estaría en la fiesta? ¿Acaso la estaría observando? De repente se sintió incómoda y observada. Seguro que era sugestión, y en una fiesta por supuesto que estaría siendo observada, pero de todos modos ya no estaba tranquila.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.700
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 295
Puntos : 96
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Ian Howells el Lun Nov 13, 2017 5:17 pm

Con Zoe Levinson, Circe Masbecth, Katherina McKadde, Lluna Forman y Ruperto, el fantasma.

Si es que apenas había podido comunicarse con aquella señora de buen ver, cuando de repente aparecieron chicas de su edad (entre ellas la perra sucia de Circe y la otra perra sucia de Lluna), para arruinarles cualquier tipo de posibilidad. ¡Es que manda cojones! Primero le echan y luego vienen a joderle la oportunidad, si es que estaba claro que sus amigas no podían vivir sin él. Todo el día pendientes de él, eso era amor, claramente.

Fue Circe la primera en aparecer, haciendo que Ian se diese la vuelta tras su suave llamamiento en el hombro y recibiendo, instantáneamente, una copa de a saber qué en todo el rostro. Hasta notó el hielo impactar contra su frente. Se quitó la máscara de cuervo que tenía, mirando a Circe con cara de pocos amigos y, evidentemente, sorprendido. ¿¡Qué había hecho ahora!? ¡No se había tirado a ningún otro hermano de Circe ni había dejado embarazada a nadie! ¿No se suponía que Circe hoy estaba de buen humor? ¡Maldita bipolar!

Pero de repente supo perfectamente lo que estaba pasando: ¡LA MALDAD HECHA PERSONA! De repente empezó a hablar de mierdas amorosas, algo que evidentemente jamás había habido NI HABRÍA entre ellos dos. Por Dios, soportar a Circe ya era suficiente cruz siendo solo su amiga, como para encima sopesar la idea de pasar el resto de sus vidas juntos. ¡Quita, quita! La confianza daba mucho asco. -¿TRES AÑOS? -Preguntó descojonándose. -Ambos sabemos que tú y yo duraríamos una semana. Nadie se cree eso. -Dio un saltito hacia atrás cuando tiró al copa al suelo justo frente a su pies.

Entonces apareció una chica que... ¡vaya! ¿Y esta chica tan guapa quién es? La miró con soberano interés, aunque al parecer también estaba compinchada con Circe para hacer de Ian el cerdo que en realidad no es. Él se tiraba a muchas chicas, sí, ¿pero salir con ellas? Por favor. ¡Que luego pasa esto que está pasando pero de verdad! Y, además de copas, también le pegarían o unos buenos bofetones o una buena patada en los huevos. Las relaciones servían definitivamente para meterse en problemas. Sólo problemas. Fue a hablar para contestar a su acusación, pero ella imitó a Circe tirándole el líquido en el rostro. -Más quisieras tú estar conmigo, bonita. -Le dijo a la chica desconocida, llevándose la mano a la cara para quitarse el exceso de líquido de la cara. Menuda conspiración esta.

Entonces se giró hacia Zoe. -Siento el espectáculo, están todas enamoradas de mí y ya no saben como captar mi atención. -Le dijo a la mujer con la que había intentado CONVERSAR como un gentleman. Todo el mundo pensando en sexo siempre, sois todos unos depravados sexuales. Y justo ese momento, para más guasa, apareció un fantasma que se unió a la fiesta de las locas amorosas, tirándole el resto de una bebida a la cara. Madre mía, ¿¡ALGUIEN MÁS!? Sopló, notando como gotitas de líquido volaban y volvió a pasarse la mano por el rostro. Estaba totalmente empapado, desde el pelo, el cual caía de manera infantil por su frente, hasta la parte delantera de casi todo su traje. ¿Le importaba? Lo más mínimo. Peores cosas le habían pasado yéndose de fiesta por ahí.

Antes de que las chicas se fueran, abandonó a Zoe (ya que había asumido que dicha actuación por parte de 'SUS AMIGAS' había deshecho cualquier tipo de posibilidad) y se acercó a ellas, más concretamente a la morena que no conocía. Le sujetó suavemente con la mano libre (pues en la otra tenía su careta empapada) y le sonrió. -¿Y tú te dejas convencer por esas dos perras malas para ir a joderle la noche a un tipo inocente y guapo? -Le preguntó, acusándola divertido. Tenía más que confianza suficiente con Lluna y Circe como para llamarlas 'perras malas' e incluso cosas peores. -¿Tú crees en el karma? Yo creo en el karma. Y creo que deberías mimar al karma para que no te des con un canto en los dientes por esto que me has hecho. ¿Me acompañas a tomarnos una copa sin que me la tires en la cara? No sé que te habrán dicho esas dos de mí, pero es mentira. -Porque viniendo de Circe y Lluna, se esperaba cualquier cosa horrible. En plan que era un degenerado que va por ahí tirándose a las hermanas de sus mejores amigas y dejándolas embarazadas. ¡Vaya por Dios, qué tontería!

I'm a fucking gentleman:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 19.055
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 805
Puntos : 504
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsUniversitarios

Zoe A. Levinson el Lun Nov 13, 2017 5:46 pm

Con Ian Howells, Circe Masbecth, Katherina McKadde y Lluna Forman. Luego, con Eva Waldorf.

Una mezcla de olores desagradables -alcohol, tabaco y sudor- hacía que su estómago se revuelva por completo. Zoe se sentía enferma, fuera de órbita. Los magos presentes en Babylon se movían de manera frenética al ritmo de la música, y Zoe presentía que en cualquier momento estallaría de la vergüenza. ¿Cómo había ido a parar allí? Ese lugar no era para ella, ni en sus mejores épocas lo había sido. Una parte suya estaba enfadada, y dicho sentimiento incrementaba al imaginar a sus compañeros riendo, burlándose de ella. La parte restante jugaba con su paciencia, y la culpaba, una y otra vez, por lo tonta que había sido al aceptar con tanta facilidad. Ni siquiera había preguntado hasta el más mínimo detalle, tal y como hacía cada vez que era invitada a algún tipo de evento, y eso no le había traído más que problemas.

A medida que avanzaba, Zoe intentó distinguir algún rostro familiar entre la multitud, pero el humo artificial y las luces se lo impidieron, y tan sólo avanzó intentando alejarse del caos en que se encontraba inmersa. Guiada por un dulce aroma, no tardó en llegar a la barra y allí se hizo con algunas piezas de chocolate. Inmediatamente, aquel aroma que se encontraba impregnado en la punta de su nariz fue desplazado por la suavidad del cacao. Zoe no pudo sentirse más que satisfecha. Parecía ser que, por primera vez en toda la noche, la vida le sonreía.

Luego de recoger una bebida, y tras haber ingerido hasta la última gota, Zoe continuó avanzando sin rumbo alguno. Estaba enfadada, no podía evitarlo. Quería cruzar camino con alguno de sus indeseables compañeros para devolverles el mal momento que le estaban haciendo pasar, pero parecía ser que la tierra los había tragado y no había ningún rastro de ellos. ¿A dónde se habían metido? ¿Acaso se había equivocado se fiesta y había pasado la última hora culpándolos por un crimen que no habían cometido? Era probable, pero ella era demasiado terca como para admitirlo.

Una voz se hizo presente a sus espaldas, y una sonrisa de extremo a extremo se formó en los labios de Zoe. Creyó que los había encontrado, pero al voltear para ver quién era se encontró frente a un hombre de unos cuantos años menos que ella. Éste no tardó en presentarse bajo el nombre de «Ian Howells», y a pesar de que no pensaba conocer a nadie durante esa noche, no se mostró reacia con el joven de sonrisa ladina.

Buenas noches, Ian. Soy Zoe —respondió con amabilidad, dudando si aceptar o no la copa que le ofrecía. Ante el peculiar comentario del hombre, la mueca que se hallaba en los labios de Zoe no tardó en pasar a ser una sonrisa—. ¿Cómo olvidas tus calzoncillos? ¿Acaso tu madre nunca te regaló una recordadora? —añadió con incredulidad. Ella le había regalado una a su hija cuando era pequeña, y adoraba ver la expresión de frustración en su rostro cada vez que olvidaba algo.

Al extender su mano para aceptar la copa, un grupo de tres mujeres se unió a la escena. La copa de champán terminó en manos de una de ellas y juntas arremetieron contra el joven, acusándolo de engaños ¡e incluso una dio por finalizado el matrimonio! Zoe se sintió avergonzada y culpable por todo lo que estaba ocurriendo, apenas lo había conocido y ya había arruinado parte de su vida.

Es toda una equivocación. Además, él y yo… ¡NUNCA! —exclamó, con cierta indignación. Pero sus palabras fueron en vano, toda la atención estaba puesta en Ian.

Zoe observó la escena con el ceño ligeramente fruncido, y se dispuso a abandonar el lugar. Al dar un paso hacia atrás, un escalofrío recorrió su cuerpo. Un fantasma se había unido a ellos. ¿Qué hacía un fantasma que quien sabe cuántos años en un lugar como ese? ¿Se habría perdido tal y como ella? No. Había ido al rescate del honor de las cuatro damiselas, arrojando una copa en el rostro de Ian. Sin poder evitarlo, Zoe rio ligeramente, pero sintió pena por él. Odiaba las injusticias, y aunque eso no podía calificarse como una de ellas, odiaba que menospreciaran a las personas por mas malas -o traicioneras, en el caso de Ian- que fueran.

¿Estás bien? —preguntó, acercándose en su dirección. Su mano derecha tanteó el interior de su cartera y sacó un pañuelo—. Toma, lamento haberte metido en este lío. Buena suerte, Ian.

Zoe dio una última mirada al grupo y continuó con su camino, luciendo una evidente expresión de frustración en el rostro. Quería recoger unos chocolates, y luego abandonar el lugar, pero al llegar a la barra se encontró con una mujer que le impedía el acceso a sus tan anhelados dulces.

¿Me disculpas? —preguntó, con amabilidad, dirigiéndose a la joven que se hallaba frente a ella—. Esto se está volviendo algo aburrido y creo que un poco de azúcar puede alegrarme el ánimo, pero tú estás en medio y no puedo alcanzar los chocolates —añadió, pidiendo sutilmente que se hiciera a un lado.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lily James
Edad del pj : 30
Ocupación : Magizoologa
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.862
Lealtad : Pro-Muggle
Patronus : Leopardo
RP Adicional : ---
Mensajes : 70
Puntos : 39
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4807-zoe-a-levinson#73548 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

S. Ashanti Button el Lun Nov 13, 2017 11:45 pm

Mención: Danielle Maxwell • Familia.
«Libre para interactuar con quién desee...»

Aún se reía de su salida de la fiesta en el refugio. Es que no había sido precisamente una muy disimulada. Pero por su honor, debía cumplir su apuesta con Danielle. Ya luego cuándo la viera le contaría lo que pasó. Aunque Ash dudaba si la rubia Maxwell la esperase. La castaña había advertido que se atrevería aparecerse en la fiesta del mundo mágico, pero ignoraba si la otra fuese a ir. En todo caso, más que por Danielle, habían asuntos que debía resolver y vidas que acosar.

Desde hace aproximadamente un año que no ve a su familia. Aparecerse en la fiesta del mundo mágico sería un encuentro infortunado casi profetizado en cuanto ella se aparezca en aquel lugar. Claro que... También está el hecho de que si era descubierta podría ser un encierro más que seguro. Pero; el que no arriesga, no gana. Y si por causarle un mal rato a terceros perdía a libertad... Al menos se lo tendría que currar bien.

Sin perder tiempo acabo de alistarse. Se miro una vez más al espejo. Se pregunto si hacia lo correcto y se dio el "sí" definitivo. Confiaba en que su mascara, vestido y una actitud que se alejaría a años luz de la que realmente posee, podrá engañar a cualquiera. Solo era cuestión de creer el papel; porqué por una noche, por ésta noche, sería la puta que su familia habría deseado tener en casa.

••∆~La fiesta~∆••

El lugar no le sorprende, al menos su expresión no lo demuestra. Mira a cada persona que pasa por su lado, con superioridad, nada ni nadie es mejor que ella, no hoy. Y se limita a apartar a todo aquél que intenta acercarse con un comentario mordaz. Pasea por la fiesta, observando gente aquí y allá. Beben, hablan, ríen... "Todo una obra de teatro, dónde cada protagonista es un hipócrita y su verdadera máscara es el rostro que hoy ocultan." Pensó al tiempo que sigue merodeando por el lugar. Se va hasta la barra de bebidas más cercana y pide una un trago color rosa —Martini Rosa— "Algo que tomaría, Nayra.", no por el color, sino por el grado de alcohol.

A lo lejos observa a Danielle. Pero no dice nada ¿En qué se había metido aquella rubia, está vez? No lo sabe. Se mantiene expectante y aun así, por momentos desvía la mirada para ver que hay de interesante a su alrededor. Si no la habían pillado aún, hasta podría disfrutar de la fiesta.

Disfraz:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Magdalena Zalejska
Edad del pj : 19
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 2.650
Lealtad : Orden del fenix
Patronus : ~•~
RP Adicional : 000
Mensajes : 114
Puntos : 85
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/t5169-ashoships-suena-a-estornudo#77019 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5021-ash-button-o-crono#75591 http://www.expectopatronum-rpg.com/

Matt Forman el Mar Nov 14, 2017 12:09 am

Con el sanador
más sexy de San Mungo.
Atacado por un carterista.


Estuve un buen rato dolido, me había jodido vivo la puta golosina. Tenía ganas de matar al artífice de aquella broma. Si algo estaba claro es que alguien debía pagar por ello. El siempre elegante Matt Forman tuvo que robar la bebida al sanador para quitarse aquel terrible picor. ¿Dónde se ha visto? ¡Joder! Por culpa de un imbécil he hecho el ridículo. En ese momento estaba rabioso a parte de molesto. Me seguía picando la boca, pero menos. El pobre Laith parecía preocupado y todo. Estoy seguro de que si hubiese sido él el que hubiese pillado la cereza picante yo me hubiese reído. Soy así de mala persona. Por un momento me olvidé del picor en la boca y me reí.

- Lo siento, lo siento, si, estoy mejor. Ha sido el momento. Tu bebida me ha ayudado. Ven, vamos a por otra.

De nuevo volvimos a la barra. Por el caminó me fijé en una pelirroja impresionante que hablaba con un tipo... con suerte. Pedí lo mismo que antes, y la copa de Laith sin ojo decorativo. Me seguía riendo. En verdad ahora me parecía una broma muy graciosa. No soy fanático de la comida picante, y menos si es tan excesivamente picante como aquella puta cereza. Pero como broma, admito que es divertida. Aun así, alguien pagará por ello. Me centré en Laith, que afirmaba que me gustaba Halloween.

- Me encanta. Me gusta celebrar Halloween con disfraces, con golosinas, con bromas pesadas... Bien mirado, las cerezas picantes son divertidas. Sobre todo si se las come alguien que no sea yo. - volví a reír. - Por eso he elegido un disfraz menos elegante, más carnavalesco. Halloween es sobre diversión, reírse un poco de la muerte. Al fin y al cabo todos tenemos una, y de nosotros depende como esperarla. Pero no creas que es solo esto. Adoro las festividades en general. Navidades, me encantan. Suelo decorar la casa, preparo galletas... Los carnavales también. Es divertido. En cambio observo que a ti no te gusta mucho Halloween. ¿Algún trauma con alguna golosina picante o explosiva?

¡Eh! Esa era una muy buena idea. No explosiva en plan grande, pero si algo que fuese divertido. Como una calabaza explosiva, o un fantasma explosivo relleno de moco verde. Creo que he visto demasiadas películas. Que a Laith no le gustaba la decoración podía leerse en su cara. Un ojo de golosina en la copa es divertido y da ambiente, pero él ha preferido no tenerlo. En ese momento alguien chocó conmigo y noté que alguien me estaba tocando, muy ligeramente, al lado opuesto donde estaba Laith. Me giré vi a un tipo que estaba sacando la mano de mi bolsillo. Le cogí la mano fuertemente, haciéndole soltar mi cartera.

- ¿Sabes dónde está la puerta? Si no lo sabes yo te la puedo enseñar encantado.

Le solté la mano violentamente y le señalé la puerta con la cabeza. Si le volvía a ver por allí le enseñaría la puerta, pero la de mi despacho. Se le terminarían las ganas de ir robando por ahí. Miré a Laith, él lo había podido ver igual que yo. O aquel tipo había intentado robarme la cartera, o tenía una manera muy extraña de ligar con la gente.

avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 14.700
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 598
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 4 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.