Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Priv. || Bosques de Irlanda || FB

Evans Mitchell el Miér Nov 01, 2017 11:07 pm

Recuerdo del primer mensaje :




15 años, a los 15 tú te metes en un boliche, te aguijoneas con un billywig toda una tarde, escupes whiskey de fuego, haces cosas que tus amigos harían. Ok, puede que Evans no estuviera haciendo esas cosas justo ahora, que de hecho, se hallara en tierra de nadie, muy adentro en el bosque, lejos de los estribillos populares de Las Brujas de Macbeth, ¡pero que bien que se estaba allí a…!, joder, no sabía a cuántos metros de altura, ¡pero eso era ALTO! Y tenías una vista de la arboleda que te hacía sentirte INMENSO desde allí, trepado a una rama, en la copa de un viejo tronco. ¿Que cómo había llegado allí?

No, primero lo primero. Había perdido a su guía —fíjate que la mujer tenía los nervios como bolas de acero, ¡y ningún puto corazón!, ¡mira que abandonarlo allí!—, puede que porque oír a Evans quejándose de los mosquitos y mencionar una y otra vez (¡con todos los insultos habidos y por haber de por medio!) a cierto tipo raro que, aparentemente, le caía tan mal que no podía quitárselo de la mente (algún amigo de su hermano o algo). En fin, que a él le gustaba escucharse a sí mismo, pero a veces, era demasiado (para la gente alrededor, claro). Y se apasionaba tanto cuando se ensañaba con un tema, con tanta bronca en la sangre, que el tema más nimio o la discusión más boba, se convertían en toda una orquesta de exclamaciones y ademanes acalorados.

Pero en fin, había perdido a su guía. ¿Y se le ocurrió una buena idea subirse a un árbol para encontrarla entre las ramas, o incluso las nubes? No, ¡a la mierda con su guía! Había encontrado un nido, había oído a las crías chillar, y ahora las observaba, desde la distancia, desde el extremo de la rama, sentado y atento a cómo se picoteaban entre ellas, hasta que el más débil dejó de moverse del todo. Cuando mamá pájaro llegó volando desde el cielo, lo miró de reojo, con desconfianza, y pensó que si se movía lo atacaría. Pero, sin embargo, no hizo nada de eso. En cambio, reparó en la cría muerta y la tiró del nido.

—Eso fue grosero—soltó Evans, hablando solo, con una media sonrisa sin ninguna alegría, y luego volvió la vista al suelo. Estaba allí, sentado en las alturas, tan despreocupado.

¿Por qué había estado discutiendo con la morocha, si se lo ponía a pensar?, ¿estaría ‘en sus días’ o algo? No es que le realmente le importara que lo dejara tirado, a la intemperie. Él podía arreglarse. Encontrar el camino a casa. Su abuelo, ese era buen tipo por lo menos. Y cocinaba que daba gusto. Entonces, la vio.  

Ey, mira que gracioso si le caía de sorpresa, como un koala perdido a algo, que encima vuela. ¡A que sería tan, tan gracioso! Le daría el susto de su vida—a la que conocía el terreno y se sabía todos los trucos en ese bosque, a esa—. Así que, cuando estuvo bajo él, simplemente se tiró, sobre su cabeza. Menudo primate tocapelotas que estaba hecho.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 14.150
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 412
Puntos : 274
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Katherine MacKade el Jue Dic 07, 2017 7:14 pm

No tenía muchas ganas de hablar de aquello, pero entendía que Evans le preguntara aquello. Guardo silencio ante su primera pregunta y dejo que el chico colgara el relicario en su cuello mientras ella lo miraba de reojo. La verdad es que era bastante bonito, de plata con dibujos de flores en color negro que le daba cierto toque de elegancia. Suspiro levemente mientras volvía a escuchar una vez mas, las palabras molestas de Evans, ahora le pedía que le perdonara y que se comparaban sus jodiendas diarias a colgarlo boca abajo de un árbol, para que esos dos estuvieran en paz, tendría que matarlo un par de veces para sentirse completamente bien consigo misma y con el mundo, pero por ahora lo dejaría estar.

Volvió a guardar silencio cuando pregunto aquello por segunda vez, no tenía muchas ganas de contar toda la mierda que tenía dentro, le dio un ligero empujoncito al hombro de Evans cuando este se apoyo en el suyo y pensó, pensó en si debería contarle aquello. Tal vez si se lo contaba dejaría de joderla con todo el tema de las cicatrices y las heridas de una vez por todas, suspiro, de forma pausada pero al mismo tiempo algo intranquila. En el fondo le tenía cariño, aunque tampoco eran lo que comúnmente se suele llamar como amigos, era mas un trato de pura conveniencia y eso a veces la tocaba las narices.

Giro la cara y le dejo un lametazo en la mejilla a Evans para luego apoyar su frente en el hombro contrario, necesitaba un poco de apoyo para contar toda esa mierda —No te muevas, si lo haces no te contare una mierda— Suspiro, reunió fuerzas y tras un par de segundos que se hicieron eternos comenzó a contar el motivo de sus heridas —Una noche, un licantropo mato a mis padres cuando tenía unos tres o cuatro años, los mato delante de mis ojos y después vino a por mi— Se tomo un momento para continuar con la historia, aquello no era fácil para ella —Disfruto torturándome antes de matarme, pero mi abuelo llego a tiempo para salvarme, aunque aún a día de hoy no se si hubiera preferido morir ese día— Se ahorraría el tema del hospital y todo ese rollo por ahora a no ser que Evans le preguntara algo más sobre el tema, por ahora se notaba que Kath realmente lo pasaba mal hablando de eso, eran demasiados recuerdos dolorosos juntos.
avatar
Imagen Personalizada : I ain´t no angel, I never was.
RP : 8
PB : Aurela Skandaj
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 5.550
Lealtad : ¿Quien pregunta?
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5087-katherine-mackade-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5090-katherine-mackade-relaciones#76377 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5091-katherine-mackade-cronologia#76379 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5092-katherine-mackade-baul

Evans Mitchell el Mar Dic 12, 2017 12:56 am

Evans Mitchell tenía un apego sentimental por los objetos, aunque no fuera algo de lo que hablara abiertamente. Estaba su ‘caja de los tesoros’, por ejemplo. Era algo que llevaba con él, y donde guardaba variados objetos que, en primer lugar, no parecía que le pertenecieran para nada.

Esto se debía a un sencillo detalle: eran producto de pequeños hurtos que él llevaba a cabo sin que los verdaderos propietarios se dieran cuenta de ello, hasta que lo hacían, y sentían mucho su pérdida. Porque se trataba ni más ni menos que de sus objetos más preciados.

Aquellos que por alguna razón sentimental estaban conectados con su historia, sus emociones, y que ingenuamente habían dejado al descuido frente a alguien que en silencio había estado observando esa conexión. Por eso, podías afirmar que Evans era un cleptómano. En el momento que lo veía oportuno, un impulso irrefrenable se apoderaba de él: el de tomar posesión de los que otros valoraban más.

Que inútil, te dirás. Tener una colección de estas. Debía serlo. Fútil, sin propósito, incluso cruel. Esto no le impedía él tener su caja de los tesoros cada vez más grande y grande y grande. Por tanto, un regalo de su parte, un objeto, podías decir que tenía un valor, para él, que, oh mira tú, tenía su peso en un gesto que le nacía del órgano palpitante en su pecho. Que tú lo vieras o no, era otro cantar.

—Te escucho, te escucho—susurró, sirviéndole de apoyo. Mira que tenía que ser ruda hasta cuando se ponía emocional. Vaya.

No dijo nada, la dejó hablar. Lobos. Conque había sido de esa manera. Eso había sido cruel. Evans le pasó la mano por el cabello, en una caricia.

—Has tenido algo más que mala suerte, eh—Inclinó un poco la frente, hacia ella, confinándonos en la complicidad de un susurro— ¿A ese monstruo te referías cuando mencionaste que ‘los perseguiste y los cazaste’? ¿Te vengaste, Mac? Porque tienes que hacerlo—Era sincero. No hablaba cargado de sentimentalismos. Daba vértigo la tranquilidad con que lo decía. Pero algo estaba claro: si eres un cazador, tú cazas. Las presas, eran otras. Mientras mantuvieras la balanza de ese modo, estarías bien. Así es como Evans lo entendía en general, en la vida. De repente, soltó, en voz baja—Me molesta, Mac. Me molesta mucho.

Y así era.

Entonces, Evans se volteó hacia ella en el lugar y la recibió contra su mecho, estrechándola con suavidad. No olvidaba que era una pantera, ni la sangre. Una efímera sonrisa cruzó por su rostro y continuó jugueteando con sus cabellos, enredándose en una caricia insistente pero cálida.

—¿Lo hiciste, tú…—"¿Les diste caza?" No llegó a completar la oración, por en eso, Rufus se acercó a ellos, moviendo la cola y ansioso por llenarle de besos la cara a su dueña, con el hocico contento y los lametones preparados. Eso de que otro se deshiciera en atenciones con su Kat, no le gustaba mucho en el fondo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 14.150
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 412
Puntos : 274
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Katherine MacKade el Mar Dic 12, 2017 5:35 pm

No era fácil para ella hablar de esto, no le resultaba para nada cómodo contarle a nadie su pasado, sus pesadillas, aquello que la atormentaba y perseguía cada día, pero a veces se sentía en la obligación de hacerlo para que realmente pudieran entenderla. Sobretodo por sus cambios de humor y mas ahora que Evans había visto esas cicatrices, sabía que no la dejaría en paz hasta que supiera la verdad de lo que había ocurrido para que le dejaran semejantes marcas. Suspiro con cierta tranquilidad cuando sintió la caricia de aquel chico en su cabello, no estaba demasiado acostumbrada a sus muestras de cariño y tampoco solía recibirlas de nadie mas que el abuelo y ahora mismo la verdad es que lo necesitaba.

Lo sabía, sabía que tenía que vengarse y lo haría cuando diera con aquel maldito licantropo, le seguía la pista desde hacia años, pero aún no había conseguido realmente averiguar donde se estaba escondiendo esa rata. Pero lo encontraría, tenía claro que daría con él y acabaría con su existencia. Negó suavemente con la cabeza ante las palabras de Evans —No, todavía no me vengue, pero lo haré, le sigo la pista desde hace años pero aún no se donde se esconde esa maldita rata— Por un momento sus manos fueron a parar a la espalda de Evans cuando el se giro y dejo que se apoyara en su pecho.

Apretó la camisa del chico entre las manos, estaba furiosa y sentía como por un momento sus sentimientos iban a traicionarla, pero no se dejaría vencer de aquella manera, aguantaría como a echo siempre, freno el avance del perro con una mirada de reojo lo que hizo que Rufus se sentara paciente a esperar su turno de mimos —El abuelo me dice siempre que lo deje estar, que no sea vengativa, que me olvide del lobo, pero no puedo, tengo que encontrarlo y tengo que matarlo, no puedo dejar que esa escoria siga con vida, no después de lo que paso— Sentir las manos de Evans acariciando su pelo tan cerca de su espalda le hizo sentir un ligero escalofrío.

Katherine nunca permitía que nadie viera o tocara sus cicatrices, pero con Evans había echo una ligera excepción, le había permitido verlas, porque en cierta forma, sabía que él siempre sería un amigo leal aunque en ocasiones quisiera matarlo. Suspiro un poco mientras volvía a recomponerse y se incorporo un poco para mirar al chico a la cara —Lo encontrare y lo cazare— Esas serían sus ultimas palabras por el momento sobre ese tema, después sonrió ligeramente de forma muy leve y le dio otro lametazo a Evans en la cara, esta vez desde la barbilla hasta la nariz, realmente le gustaba molestarlo con esas cosas y entonces al ver el lametón Rufus no pudo esperar más y se lanzo sobre ellos para comenzar a lamer  la cara a ambos.
avatar
Imagen Personalizada : I ain´t no angel, I never was.
RP : 8
PB : Aurela Skandaj
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 5.550
Lealtad : ¿Quien pregunta?
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5087-katherine-mackade-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5090-katherine-mackade-relaciones#76377 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5091-katherine-mackade-cronologia#76379 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5092-katherine-mackade-baul

Evans Mitchell el Mar Dic 19, 2017 5:25 am


Lo encontraré y lo cazaré.

No tienes que hacerlo sola, lo sabes. Yo no soy tu abuelo. Creo que…—“Que se merece que muera”. Pero no tuvo tiempo de terminar la oración, cuando.

Ah, apestaba. Su aliento. Apestaba a cena de pantera. Evans, un poco más inteligente de lo que la gente podría pensar, no apartó la cara ni se echó hacia atrás, aunque hubiera querido hacerlo. Mira que lamerlo. Si todavía tenía sangre de venado o lo que fuera en las encías. Pero no, no se movió. Se quedó quieto en el lugar, traicionado por la mueca de una sonrisa resignada en su cara de mudo escándalo, a la vez que enarcaba una ceja desencajada.

—¡No, tú no!—exclamó, desarmando de impaciencia, cual tiquismiquis, cuando Rufus cayó sobre ellos a lametones. Kat estaba bien, ¡pero el perro no! Eso no impidió que su boca se torciera, abierta y amable, apartando el rostro con ligeras ganas de reír.

*


Kirian McKade los vio llegar desde la entrada de la cabaña y los recibió con el ceño agradable y una anciana sonrisa, que tenía el dejo de la sapiencia. Dentro, los esperaban las perdices servidas en la mesa. Tres platos. Tres cabezas reunidas. En un hogar, que era cálido. Hacía tiempo que Evans Mitchell había tenido cenas familiares que había disfrutado, antes de que dejara de ser de esa manera. La invitación de Mac a su cabaña fue algo que disfrutó más de lo que pudiera explicar, aunque tampoco intentaba explicarse, nunca. El abuelo, sin embargo, se daba cuenta. Cuando entras a una casa ajena extrañado del calor de un hogar, es porque no conoces el calor de una familia. Él y su nieta se tenían mutuamente. Podían no ser una familia numerosa, no ya. Pero lo eran. Familia.

De lo que descubría de esa curiosa visita suya, Kirian McKade se lo callaba; y lo observaba con sus modales de muchacho engreído y algo cabezota, mientras le servía más patatas (el abuelo siempre ponía más y más en los platos). Se daba cuenta. De que no era falso en esa mesa, por mucho que le viera a la milla las tretas de tunante. Se daba cuenta.


*

Día siguiente, temprano en la mañana. Un nada mañanero Evans Mitchell está tirado en el colchón, rumiándole a la almohada. Su humor matutino podía ser terrible si interrumpían su sueño, pero él remoloneaba, ignorante de su derredor. Se había colocado el colchón a los pies de la cama de su anfitriona, y finalmente había pegado ojo, luego de molestar, molestar, molestar, como hombre nocturno que era y que no parecía querer dejar dormir a nadie si podía meter conversación, por tener algo que hacer. Pero finalmente, se había echado a descansar hacía un rato, y ahora el día asomaba por la ventana.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 14.150
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 412
Puntos : 274
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Katherine MacKade el Mar Dic 26, 2017 3:03 pm

Lo sabía, ella sabía que podía contar con Evans para encontrar a ese maldito licantropo y hacerle pagar lo que había echo, en el fondo era un chico en el que se podía confiar, aunque de todos modos era mejor tener unas cuantas reservas respecto al muchacho, nunca se sabía lo que pensaba realmente y aunque siempre se pelearan y se hicieran la puñeta, eran amigos y por esa amistad Kath confiaba en él lo suficiente como para dejarle dormir en la misma habitación que ella. Cuando regresaron a casa les espero una buena cena, el abuelo les había esperado para cenar, la verdad es que no tenía mucha hambre, se había comido un ciervo no hace mucho pero no quería hacerle el feo al abuelo.

Se sentó a la mesa y cenó, por suerte la cena transcurrió sin muchos problemas, ahora mismo las cosas no estaban para tonterías. Rufus que se había quedado bien a gusto después de chuparles enteros volvió a casa meneando el rabo, comió y se fue a dormir a los pies de la cama del abuelo. Cuando la cena finalizo fueron a dormir y la verdad, quería matar a Evans ¿es que no se podía callar nunca? Cuando por fin cerro la boca Kath logro dormir un rato, no es que durmiera mucho, las pesadillas siempre atacaban mas o menos tres o cuatro horas después de que conciliara el sueño, no le permitían dormir demasiado y por eso el abuelo estaba preocupado y quería que fuera a terapia.

El sol asomaba por la ventana cuando Kath comenzó a removerse inquieta en la cama, no paraba mientras su frente se perlaba en sudor y aquellas pesadillas volvían a tomar forma en su mente para torturarla una vez más, podía escuchar el aullido de aquel lobo, podía sentir la sangre caliente de sus padres salpicando su rostro, escuchaba los gritos, veía el rojo de la sangre, podía sentir de nuevo su carne ceder y su piel abrirse al contacto con las uñas de aquella criatura, podía oír sus propios gritos, sentir sus lágrimas recorriendo su rostro y la luna llena, grande, redonda adornando el cielo y siendo testigo de sus temores, siendo testigo del dolor de una victima en manos de su verdugo.

De golpe se incorporo en la cama sudando y con la respiración agitada —¡Joder!— Gruño molesta mientras se levantaba para ir al baño y darse una ducha, tenía que relajarse un poco, necesitaba volver a serenarse o estaría todo el día de mal humor, había olido el desayuno, parece ser que el abuelo sabía que estaría de mal humor y había preparado tortitas, eso siempre lograba animarla un poco, se escuchaban los ladridos de Rufus, al parecer había entrado en su habitación para hacer su trabajo de despertador y comenzar a lamer la cara de Evans para que este moviera el trasero de la cama, era hora de levantarse, aún tenían cosas que hacer.
avatar
Imagen Personalizada : I ain´t no angel, I never was.
RP : 8
PB : Aurela Skandaj
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 5.550
Lealtad : ¿Quien pregunta?
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5087-katherine-mackade-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5090-katherine-mackade-relaciones#76377 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5091-katherine-mackade-cronologia#76379 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5092-katherine-mackade-baul

Evans Mitchell el Jue Ene 04, 2018 1:24 am


Era una villa oculta de los muggles, un paraje costero en la cima de una colina, sólo para magos. Allí donde ojos que no saben mirar no hallarían más que las ruinas de un castillo y nudosos árboles cubiertos de musgo, se alzaba una comunidad de casitas preciosas, tiendas curiosas y un pub con el nombre “La Bruja Irlandesa”, o sólo “La irlandesa”, como decían los locales cuando querían ir a tomar algo. Especialmente, el club de cazadores que se había ido formando con el tiempo entre un grupo de amigos y a los que siempre podía encontrárselos allí, celebrando y bebiendo y alardeando sobre alguna de sus andadas en el bosque, entre criaturas y leyendas.

—¿Y hoy es la partida de caza de ese jabalí cornudo?—Evans ingresó al pub, sumergiéndose en el cálido rumor que provenía de las mesas. Había baile y un dúo cantaba desde el escenario, haciendo reír a los rostros animados que volteaban a mirarlos. Mira tú que caballero, que entró sin fijarse que venía con una dama—¿Por eso la villa tiene aire festivo?

Y es que, ese era el día de la partida de caza que se daba todos los años en busca del Twrch Trwyth, o también llamado, “el jabalí cornudo”. Era algo así como una festividad que los cazadores del lugar se tomaban con mucha competitividad. Era así: se soltaban un par de criaturas criadas especialmente para ese momento del año y los cazadores se lanzaban a la caza, para regresar vencedores o vencidos. El jabalí cornudo, como le llamaban, era una criatura mágica que desafiaba a los cazadores a la hora de perseguirlo a través del bosque con las intenciones de darle caza. Y esto sólo hacía que el entusiasmo creciera. Y las apuestas. Evans se mostró interesado cuando vio que los pueblerinos sacaban las mesas a las calles, preparándose para la fiesta que vendría después, cuando los que hubieran tenido suerte volvieran con la caza al hombro. Había una leyenda, también, que le había dado a esa tradición. Pero Evans se mostró más interesado en saber quién llevaba las apuestas.

—¡Es bueno verte, querida!—Esa era Patty, la dueña del pub—¿Cómo está tu abuelo?—preguntó, con aire coqueto. Era sabido que la buena mujer no perdía su encanto a pesar de su edad, y que Kirian McKade siempre le había caído en gracia. A pesar de la diferencia de edad, sí, ¿pero qué eran unos diez años?—¡Tenemos su pedido! Una caja de hidromiel añejo. Mandaré a Karl a buscarla a la despensa… ¿Este guapo viene contigo? ¡Ya era hora, mujer! Empezábamos a pensar que eras un caso perdido. Oh, no te enojes, querida. ¡Tú eres tan hermosa! Pero ese temperamento tuyo te ha quitado algunos pretendientes, ¿verdad? Recuerda lo que pasó con el hijo de los Carrington. Bueno, entre tú y yo, ese va de mequetrefe por la vida, una pena. ¡Pero tú tienes que ser un valiente, muchacho! Te aseguro que la pequeña McKade lo vale. ¿Qué pasa querida? Déjame conocer un poco a tu novio. Lo malcriaremos bien aquí en el pub. ¿Qué tal un especial de la casa, muchacho? ¡Te veo tan flaco! Y descuiden, ¡invita la casa! Por supuesto, querida, tenemos que malcriarlo. No queremos que este se nos escape. ¿Para qué está la familia, sino? Tú sabes que te queremos mucho por aquí. Dile a tu abuelo que pase más a menudo, se lo extraña. ¡Dos especiales, marchando!

—¿Quién es Carrington?—preguntó Evans, sin disimular la cara de risa—¡Ey, esa mujer es muy amable! Deja que ‘me malcríe’. Iré a buscar a ese tal Carson. Es el que lleva las apuestas, ¿no? Vamos, apostaré por ti, por nosotros. ¿Qué tan malo puede ser eso? ¡No me dirás que no vas a ir!

Era gracioso que él pensara que estaba preparado para una partida de caza así de importante. O que Mac pensara en llevarlo. Justo entonces, llamaron a Katherine desde una mesa en la que se habían reunido un grupo de hombretones muy contentos, con sus jarras en la mano. Eran del club de caza. Estaban brindando y cantando, y los invitaron a sentarse con ellos. Evans, no se esperó ni pidió permiso, con lo culo inquieto y mandado que era, y aceptó de buena gana.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 14.150
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 412
Puntos : 274
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Katherine MacKade el Sáb Ene 13, 2018 9:18 pm

La verdad aún no entendía bien como había accedido a la petición del abuelo de llevar a Evans a La Irlandesa, no le hacía mucha gracia llevarlo a un lugar que para ella era tan especial. Aquel lugar era como una segunda casa para ella, la dueña y los suyos, los clientes que se reunían allí eran una familia, desde que era una mocosa su abuelo siempre la llevo a aquel lugar, por lo tanto era uno de los pocos lugares donde realmente se sentía a gusto y podía dejar atrás todas las tensiones y el mal humor que solía acompañarla casi siempre.

Arqueo ligeramente la ceja derecha cuando vio que Evans estaba tan sumamente emocionado con la festividad, desde luego estaba segura de que estaba deseando meterse de lleno en el bosque para participar en la cacería, pero él no estaba preparado para algo así. Lo complicado sería sacarle de la cabeza el tema de acompañarla en la caza —Si Evans, hoy se celebran una de las tradiciones más viejas de la villa, la gente realmente se entusiasma mucho por esto y disfrutan de varios días de fiestas que en ocasiones se extienden durante semanas— Recordaba la última vez que su abuelo participo, fue una verdadera locura, apenas tuvieron tiempo de descansar entre festejo y festejo.

No estaba segura de si era o no una buena idea el tema de participar en aquella ocasión en la fiesta, lo estaba meditando justo cuando la vieja Patty hizo su aparición estelar comenzando a hablar sin parar —Pero...Patty...espera....escucha...no saques conclu...— No la dejaba hablar, era imposible meter baza cuando esa mujer cogía carrerilla, Kath suspiro cuando de reojo miro a Evans sonreír de aquella manera mientras seguía el juego de aquella señora, desde luego sacaría provecho y dejaría que lo mimaran bien —Te lo advierto, no te pases de listo, sabes que puedo darte una paliza cuando me apetezca—  No me gustaban las mentiras, pero si la señora Patty quería fantasear un rato adelante, que disfrutara un poquito.

Saber que el pedido del abuelo llegaría pronto era algo que la alegro, seguro que eso le ponía de mejor humor, ultimamente estaba un poco huraño y era mejor alegrarle el día —Carrington es un capuyo que intento ligar conmigo y termino mal, muy mal— Sonrió recordando como le había volado un par de muelas de un puñetazo y entonces al recibir la llamada de aquellos cazadores no dudo en acercarse, aunque Evans desentonaría un poco entre ellos, solo esperaba que no la cagara con aquellos hombres así que antes de que se sentara se acerco a su oído —Como la jodas, te mato Evans Mitchell, ellos son mi familia, un respeto—  Se sentó entonces en la mesa con aquellos hombres con una sonrisa de oreja a oreja en sus labios.

Uno de los hombres palmeo la espalda de la chica con una gran sonrisa —La pequeña Kath MacKade, aunque creo que ya no te puedo llamar pequeña ¿vas a participar en la cacería? no tenemos un MacKade desde que tu abuelo nos dio una tremenda paliza hace seis años, es hora de retomar la tradición— Ante aquella pregunta todos los hombres guardaron silencio manteniendo las copas en sus manos, con los ojos fijos en la muchacha —Bueno, me lo plantee varias veces este año, pensé si sería bueno o no volver con la tradición aunque creo que soy joven para medirme con vosotros, supongo que es hora de que los MacKade vuelvan al juego— Con una socarrona sonrisa afirmo ante la pregunta y todos levantaron las copas con alegría brindando porque la pequeña retomara la tradición.

La señora Patty se acerco nuevamente con los dos platos especiales y se los puso por delante a los dos chicos —Me parece mentira que la pequeña Kath vaya a la cacería este año, no crezcas tan rápido muchacha, aún te recuerdo correteando entre los cazadores robando flechas para practicar con la ballesta de tu abuelo, la de cortes que te cure cuando tenías apenas seis añitos, haz el favor de tener cuidado— Entonces se fijo en un chico que entraba por la puerta en aquel momento, los ojos de Kath y los de la señora Patty se encontraron y luego lo miraron —Vaya vaya, pero si acaba de llegar romeo Carrington ¿crees que aun siga detrás de ti?—  No pudo evitar reír antes de revolotear nuevamente hacia el chico para darle la bienvenida y comenzar a cotillear sobre las posibilidades con la MacKade.
avatar
Imagen Personalizada : I ain´t no angel, I never was.
RP : 8
PB : Aurela Skandaj
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 5.550
Lealtad : ¿Quien pregunta?
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5087-katherine-mackade-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5090-katherine-mackade-relaciones#76377 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5091-katherine-mackade-cronologia#76379 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5092-katherine-mackade-baul

Evans Mitchell el Lun Ene 15, 2018 9:43 am

Si haces esto, te mato Evans Mitchell; si haces lo otro, te mato Evans Mitchell. No importaba cómo lo vieras, parecía cosa del destino que Evans Mitchell tuviera que resultar muerto. Siempre era así con ella. A él, ni le mosqueaba. Solía sonreírse y seguir en la suya, es decir: arrimándose a la tumba pidiendo a gritos una muerte violenta.

¿Joderla?, ¿con los simpaticones en la mesa?, ¡pero ni hablar! Evans quería hacerse muy amigo de ellos, especialmente del que llevaba las apuestas. El negocio de las apuestas era uno en el que las sonrisas y las picardías valían oro. Tú tenías que ser el tipo agradable, de fiar, o hasta un poco tontuelo, para que te siguieran la corriente, entre cerveza que va y viene. Evans lo sabía muy bien. Joderla estaba prohibido.

—¡Eso!, ¡que vuelvan al juego!—soltó Evans, todo sonrisitas y entusiasmo. Es que por dentro, ya contaba los galeones que ganaría si Mac se salía con la suya haciendo lo que se le daba mejor: dar caza. En su mente, no cabía la posibilidad de que no pudiera hacerlo. Lo que tenía era una confianza ciega. Y una avaricia avariciosa de sediento del oro, que allí donde ponga la mirada, ve una forma de hacer dinero.

—¿Y quién es este amiguito tuyo?—soltó entre carcajadas uno de los hombretones, al quedarse todo el resto mirando a ese muchacho salido de la nada, que iba muy pero que muy acompañado de Mac, o sería más bien al revés.

De lo que Evans no tenía ni idea, era que allí, en esa misma mesa, estaba sentada toda una familia adoptiva de hermanos sobreprotectores, con sus ballestas y armas de caza preparadas ante cualquier movimiento sospechoso. Pobre, él era sólo un inocente. Justo entonces, llegó Patty, la buena de Patty, con su gran, gran sonrisa condescendiente y su lengua de cotilla.

—¡Este es el “amiguito” de Kat!, ¿no es un chico precioso? ¡Pero qué flaco estás muchacho! Toma, sírvete. Y repite todo lo que quieras. ¡Que eres puro hueso!—Entonces, su mirada se desvió hacia Carrington, de Carrington a Mac, de Mac a Carrington, y Carrington prestó mucho oído al vozarrón que venía de la mesa con comentarios del tipo: “Bueno, muchacho, no te pases con los arrumacos”, “Ey, Enoc, ¡dales espacio!, ¡que son jóvenes, viejo granuja! ¿Te he contado Kat, que tengo un buen lugar en casa para poner UN GRAN TROFEO DE CABEZA DISECADA? Cualquier cosa, me dices”, “Ahórrense los comentarios, camaradas, démosle una oportunidad. A ver muchacho, ¿qué perspectivas tienes de futuro?”.

Ya no se sabía si eran el “club de caza” o el “club de las casamenteras cotorras”, estaba difícil adivinar.

—¡Ustedes, viejos bribones!, ¡déjenme al chico en paz! No les hagas caso, querido. Sólo te toman el pelo. En el fondo no son más que unos críos haciéndose los grandulones. ¿Más jugo de calabaza, querido?

—MacKade—Las carcajadas se cortaron de repente para dar paso a un corro de sonrisillas silenciosas y cómplices. Evans, por su parte, muy en la suya, seguía comiendo. Carrington se acercó a la mesa. Era orgulloso, ese muchacho—Hola—saludó secamente. Enseguida giró el cuello en dirección al comilón allí, tan campante y a gusto y soltó, haciéndose oír—: 200 galeones a que cazo un jabalí y a éste se  lo llevan por delante con los cuernos.

—¡Carrington, eso ha sido grosero!—Se quejó la buena de Patty, indignada.

Evans había prestado oídos interesados a sus palabras cuando dijo: “galeones”, pero el resto lo mismo le daba. Inmediatamente se volteó, olvidándose en el acto del plato.

—¡300!, a que no.

—350—Carrington sonrió, ladino. Pudo vérsele la dentadura partida, generosidad de Katherine McKade (tal como afirmaban los rumores).

—¡500!, y el jabalí que comeremos será mío.

En la mesa contuvieron el aliento, fruto de la expectación. Carrington lo miró seriamente, sorprendido por la cifra, pero negó escupiendo una risotada.

—No eres más que un crío. ¿Cómo podrías tú…?


—¿Yo?, ¿quién dijo yo? Yo tengo a Mac conmigo, no necesito nada más, ¿qué tienes tú?

Ese era Evans Mitchell, arrastrando a otros a sus macanas. Se había ladeado hacia el desdentado, con un brazo en el respaldo de la silla, y le devolvía la mirada, todo confiado. Tenía un aire estirado, taimado, que te hacía querer romperle la cara. A Carrington el comentario no le hizo ninguna gracia. El pecho se le infló como un toro encabritado, ¡estaba que echaba chispas!

—¡800 galeones!

—Sea—dijo Evans con tranquilidad, y le tendió una mano que el otro estrechó muy brevemente antes de irse por donde había venido, y seguidamente, el comilón volvió a atacar su plato. ¿Pero se daba cuenta que no podía ir por ahí haciendo las cosas sin permiso?—¿Qué?—Evans miró a Mac, sin comprender. Sonrió y pidió que le pasaran la salsa especial. A la mesa habían vuelto las risas y la conversación junto a viejas anécdotas de caza—¡Lo harás bien! Confío en ti—Claro porque, ¿en quién más confiar? En él, era impensable—¡Estás nerviosa, eso es todo! O, ¿no es eso? Entonces, ¿qué?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Universitario
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 14.150
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 412
Puntos : 274
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellUniversitarios

Katherine MacKade el Dom Ene 21, 2018 2:43 pm

Como no, Evans Mitchell no podía mantener la bocaza cerrada. Siempre tenía que estar metiendo a todo el mundo en algún problema y encima no era con alguien cualquiera, era con el pesado de Carrington aunque es cierto que fue el quien empezó la pelea, Evans no había echo mucho por apaciguar la situación. Era como un gallo de pelea, cuanto mas le pinchas mas se levanta e infla el pecho en busca de amedrentar o de calentar aún mas a su oponente. Y aquellos dos eran lo suficientemente idiotas como para meterse en líos gordos, al menos Carrington tenía experiencia cazando, pero por dios, Evs no tenía ni la menor idea de lo que tenía que hacer contra un Jabalí Cornudo, no eran nada fáciles de capturar.

Patty no paraba de insinuarle a todo el mundo que Evs era la pareja de Kath y eso comenzaba a ponerla un poco nerviosa, aunque los comentarios de sus "familiares" sentados en aquella mesa no hicieron más que hacerla sonreír con naturalidad, allí realmente se sentía en casa, aquel lugar era un hogar para ella y Evs debería sentirse halagado de que lo compartiera con él. Intentaba mantenerse relajada cuando Carrington se acerco a ellos —Carrington— Fue el único saludo que salió de los labios de la joven mientras se hacía el silencio en la mesa y aquellos dos idiotas comenzaban a apostar.

Según subía la cifra la ceja derecha de Kath comenzó a temblar, ira, enojo, tal vez un poco de todo se juntaba mientras sentía como su orgullo era ligeramente herido y al mismo tiempo reconstruido por los comentarios de Evans. Cuando terminaron de apostar y antes de que el chiquillo se fuera de la taberna dio un fuerte golpe sobre la mesa, el jolgorio que reinaba nuevamente se callo, todo se torno silencio absoluto mientras una sonrisa peligrosa se formaba en los labios de la chica. Coloco ambas piernas sobre la mesa con sus botas negras y entonces giro ligeramente la cabeza hacía Evans y luego a Carrington —1.000 Galeones y además ganare la competición— Así era como realmente se apostaba, si querías jugar al menos que fuera fuerte y se dejaran de tonterías, era momento de enseñarle a Evans como se movía la gente en aquel lugar.

Los ojos de todos se clavaron entonces en Carrington que apretaba las manos en puños, mostrando sus nudillos blancos por la rabia mientras se acercaba nuevamente a la mesa donde estaban sentados los dos muchachos —¿Defendiendo a tu nueva mascota MacKade? no me imaginaba que este pequeño mocoso fuera importante para ti— Celos, tal vez, o incluso la rabia de saber que ella se había "fijado" en otro y ni siquiera lo tuvo a él en consideración cuando intentaba por todos los medios llamar su atención, en ocasiones de formas demasiado abusivas como para que Kath pudiera tomarlo enserio en algún momento.

La taberna se mantenía en absoluto silencio mientras contemplaban la lucha de miradas de aquellos dos —No sabes cuanto, me tiene entretenida y satisfecha ¿que mas puedo pedir?— No había negado ni había aceptado nada, simplemente eran amigos, la cara de Carrington se contrajo en disgusto absoluto y salió de la taberna como un huracán, enfurecido, seguramente iría a prepararse para la cacería, iba a ser entretenido y eso lo tenía más que claro —Más te vale prepárate Evs, esta vez no pienso molestarme en salvarte el culo si alguna criatura va detrás de ti, esta cacería es seria y ya que tu solito te has metido en ella, tu sólito te mantienes vivo— Cogió la jarra de Whisky y le dio un trago largo antes de brindar con sus camaradas de armas que comenzaron a reír a carcajada limpia tras la huida forzosa de Carrington, habían disfrutado con su careto mientras Patty no dejaba de sonreír y negar suavemente con la cabeza por los comentarios de Kath.
avatar
Imagen Personalizada : I ain´t no angel, I never was.
RP : 8
PB : Aurela Skandaj
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 5.550
Lealtad : ¿Quien pregunta?
Patronus : Patronus
RP Adicional : 000
Mensajes : 127
Puntos : 81
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5087-katherine-mackade-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t5090-katherine-mackade-relaciones#76377 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5091-katherine-mackade-cronologia#76379 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5092-katherine-mackade-baul

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.