Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Clase de Encantamientos [14 de noviembre]

Steven D. Bennington el Mar Nov 14, 2017 9:36 am

 
AULA DE ENCANTAMIENTOS, 9.00 HORAS · PROFESOR WIDMORE

No había que ser muy listo para saber que aquella no había sido, ni de lejos, la mejor idea de Steven D. Bennington. Ni siquiera se encontraba dentro del “top” de sus cinco mejores ideas. Ni diez. Ni veinte. Definitivamente había sido una idea de locos, pero en momentos desesperados no queda más remedio que tomar medidas desesperadas y era así como poco menos de quince días antes había conseguido el puesto de profesor de Encantamientos en el castillo con el fin de pasar tiempo con su única hija.

- ¿Todo en orden, señor Jones? – Preguntó a un chiquillo castaño cuyos ojos apenas lograban verse bajo un poblado flequillo.

- Sí, profesor Widmore. Es sólo que llego tarde a Pociones de tercer año. – Dijo el pequeño, avergonzado, abrazándose a sus libros y echando a correr escaleras abajo en busca de las mazmorras donde tendría lugar su clase.

Adam Widmore, la transformación tomada por el metamorfomago, era un mago ya entrado en años. Concretamente sesenta y uno, treinta años más que Steven. Lo que era, exactamente, la edad de su madre, por lo que Steven había usado su relación con sus padres para ver cómo lograba hacerse pasar por un hombre que le superaba en edad, experiencia y, evidentemente, en conocimientos de encantamientos. Pues Steven había sido un gran estudiante en su época pero de aquello ya hacía bastante tiempo y debía admitir que aún podía tener ciertas lagunas en sus conocimientos, por lo que durante días preparaba cada una de sus clases para no cometer errores. Al menos, no demasiado evidentes.

Una vez en el aula, esperó a que la totalidad de los alumnos fuesen llegando y, una vez lo hicieron, cerró la puerta tras de sí. Aguardó a que se hiciese el silencio y tosió para conseguir que aquello sucediese más rápido.

Una alumna de la primera fila dio un codazo a su compañero de pupitre para que este guardase silencio y el resto no tardaron en tomar ejemplo hasta hacer que el aula estuviese en completo silencio.

- Bien. – Según avanzaban las clases se sentía algo más relajado pero debía admitir que durante su primera clase había sido todo un nido de nervios. – Vista su evidente capacidad para guardar silencio en el tiempo necesario, creo que esta sesión puede dar resultados prometedores. – Se limitó a comprender mientras cogía un libro del cajón superior de su escritorio.

Avanzó por la clase en completo silencio y lo situó sobre la mesa de Sarah Gallagher, una alumna de séptimo curso de Ravenclaw.

- ¿Podría leerme el título, señorita Gallagher?

- Porqué no morí cuando el augurey cantó. – Leyó la chica antes de elevar la vista buscando la mirada de Steven.

- ¿Alguien sabe de lo que trata este texto? – Una mano alzada entre la multitud. – Sí, señor Howard.

- Se trata de un estudio del magizoologo Gullive Pokeby sobre las propiedades mágicas del canto del augurey, considerado en el pasado como un presagio de muerte.

- Veinte puntos para Gryffindor, señor Howard. – Dijo el profesor antes de abrir el libro por la página ciento veinte. – Además de ser un estudio sobre dichas propiedades, Pokeby añadió en su obra cuentos tradicionales que mencionaban dicho canto. Entre ellos, el fragmento anónimo que os envié para que pudierais leer. Como podéis imaginar, la historia continua y la utilizaremos durante la clase de hoy. Quiero que todos os cojáis de las manos y que estéis en contacto. Todos, no quiero ninguno suelto.

Una vez todos se hubieron tomado de las manos, Steven apuntó al libro mientras tomaba la mano de Sarah Gallagher.

- Fabula inmersionem.

Acto seguido, todo en el aula desapareció. Todo en absoluto, hasta dar lugar a un bosque donde un grupo de duendecillos sobrevolaba los alrededores. Por su parte, no había rastro alguno de Adam Widmore, quién observaba todo sin pensar en intervenir hasta que fuese  necesario.

Instrucciones:
¡Hola chicos!

Como veis, en el correo tenéis una carta con un fragmento de esta historia hasta el punto donde se encuentran vuestros personajes. Según vuestras elecciones y comportamiento ON rol irán surgiendo unas aventuras u otras que deberéis completar trabajando en equipo. Se premia la originalidad de los posts, no las respuestas acertadas o la consecución perfecta de acciones (es decir, porque consigáis congelar a todos los duendecillos no conseguiréis más puntos que uno que sale corriendo porque le tiran de las orejas, ruego coherencia y originalidad en las respuestas).

No hay máximo de líneas en la clase (el mínimo sigue siendo las 10 líneas propuestas por la Administración en la normativa) pero, dado que es una clase, os pediría no hacer posts demasiado largos para facilitar el dinamismo de la misma.

Al inicio de cada post, por favor, indicad con quién estáis, con quién interactuáis y un breve  resumen de vuestras acciones. Esto lo hago con el fin de facilitar las respuestas de unos y otros tras una primera lectura del post completo.

Mi siguiente post será el día 19. Si vas a entrar tarde, primero mándame un MP para poder explicarte cómo entrar a la clase. De no hacerlo y entrar tras mi segundo post, tu personaje será ignorado y contado como ausente dentro de la clase.

¿Qué hay que hacer en este tema?
Fácil. Entrada a la clase y llegada al bosque del cuento. A partir de aquí tenéis camino libre – por ahora – para interactuar entre vosotros o con los duendecillos. Por el momento, no se precisa uso de dado y queda todo a vuestra libre interpretación. Total libertad, repito. A su vez, como evidentemente hay más alumnos en la clase, podéis usar alumnos PNJ en todo momento.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Sam Claflin
Edad del pj : 31
Ocupación : Profesor encantamientos
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 9.400
Lealtad : Pro - Muggle
Patronus : Camaleón
Mensajes : 466
Puntos : 279
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3393-steven-d-bennington http://www.expectopatronum-rpg.com/t3398-it-s-where-my-demons-hide-relaciones-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t3443-this-city-never-sleeps-at-night-cronologia-de-steven http://www.expectopatronum-rpg.com/t4865-baul-de-steven-d-bennington#73921

Valarr Knutsen el Mar Nov 14, 2017 12:01 pm

Llegó de forma apresurada hasta la puerta del aula de encantamientos, no porque llegase tarde, si no más bien por no ser consciente de la hora que era. Si bien podía ser un maniático en multitud de aspectos, el control del tiempo no era uno de ellos. Serenó sus pasos no obstante antes de adentrarse en el aula, aparentando de algún modo una normalidad de la que pocas veces solía hacer gala.

Hubiese sido normal soltar el tópico "Buenos días" al cruzar la puerta, no obstante él clavó la mirada en el suelo de mármol, avanzando con su varita y apuntes hasta uno de los últimos pupitres de la estancia. Allí, volvió a ojear el texto que el profesor Widmore les había facilitado y que había leído detenidamente un par de noches atrás. Nunca había tenido demasiado interés por las criaturas mágicas y sin embargo, en sus siete años en Hogwarts entre unas clases y otras terminaría sabiendo de ellas mucho más de lo que en un principio habría imaginado.

Obviamente, había decidido documentarse antes de todo aquello sobre las andanzas del magizoologo Gulliver Pokeby, aquél mago que temía por su vida haciendo lo imposible por que la muerte no le persiguiera. Su conducta le llegaba a parecer enfermiza pero... ¿Quién era él para tachar de enfermizo a nadie? Probablemente aquél viejo estuviese tan mal de la azotea como el protagonista de estas líneas. Más, aún así... ¿Como iba a anunciar un pajarraco de plumaje negro verdoso la llegada de su muerte?

Aquellas reflexiones en silencio le hicieron como de costumbre, abstraerse un tanto de la entrada de los demás alumnos a la clase. De pronto, se vio sentado al lado de una chica Hufflepuff de su mismo curso y otro chico de la misma casa pero no de su promoción. Observó a ambos por el rabillo del ojo antes de que el profesor Widmore tomase la palabra para dar pie a la introducción de la clase. Quiso haber levantado la mano para responder a la pregunta inicial expuesta por el viejo profesor de encantamientos, no obstante, expresarse en público nunca se le había dado demasiado bien. No iba a ser aquello precisamente una preocupación, pues a medida que el señor Widmore continuó hablando, el Slytherin de séptimo se estremeció, clavando la mirada en su pupitre, mordiéndose el labio y negando muy lentamente con la cabeza. ¿De verdad tenía que establecer contacto físico con los demás alumnos que le rodeaban? Quiso objetar, pero las palabras se le atragantaron. Tragó saliva. - ... - A la fuerza, extendió torpemente los brazos para cumplir con la norma impuesta en la clase, sin llegar a estrechar las manos de los hufflepuffs que tenía a cada uno de sus lados, agarrando apenas las yemas de sus dedos antes de comprobar como desaparecía todo a su alrededor antes de personificarse el grupo de alumnos y profesor en un bosque. Al acto, soltó las manos de sus compañeros, observando los duendecillos que revoloteaban a su alrededor.


Spoiler:
POLE! (?)
Acciones: Me he tomado la libertad de situar a Valarr junto a Edgar y Anne, "tomando" sus manos durante el viajecillo al bosque (?)
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Evan Peters
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 450
Lealtad : Neutro (?)
Patronus : -
RP Adicional : 000
Mensajes : 30
Puntos : 10
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5058-valarr-knutsen http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Denzel Smethwyck el Mar Nov 14, 2017 10:30 pm

Clase: Encantamientos
Aula de Encantam.
Otoño 2017.
09 : 00 am.


Esta vez ni el giratiempo iba a conseguir salvarle a Denzel de llegar, quizás no tarde, pero en absoluto tan temprano como solía acostumbrar sus apariciones puntuales, algunas de ellas casi instantáneas. Te preguntarás ¿Por qué? Básicamente porque una de las mañanas de dicha semana había amanecido sin él, y más le valía a Josua no haber tenido nada que ver con su desaparición. El caso es que, desde entonces tuvo que apañárselas para madrugar, un hábito que había estado evadiendo, y ese día unas marcadas ojeras podían notarse en su rostro de tan mal acostumbrado que estaba.

Aún no sabe como se las apañó para llegar al aula de encantamientos, quizás el hecho de que fuera una de sus asignaturas favoritas lo motivó, o quién sabe. Daba igual que pareciera un zombi arrastrándose y forzando a su cuerpo a obedecer. Había llegado, eso es lo importante.

Una vez en el aula pasó de fijarse en cualquiera que estuviera allí con anterioridad.

Buenos días... —Pronunció únicamente sin mirar a nadie en concreto, con una voz que daba la impresión de estar muriéndose por dentro. Luego fue directo a uno de sus tan queridos asientos del fondo, allá donde, si su vista no le había fallado, estaba también su compañero de habitación.

Josh —Saludó a éste en el momento de tomar asiento y, a pesar de su somnolencia, tardó un poco en percatarse de la presencia de aquella chica de Hufflepuff con la que tuvo un encuentro la otra vez, sí, esa chica junto al bicharrajo aquel, esa joven que se llamaba... No se acordaba.

Fue entonces cuando la instrucción del profesor para sostenerse de la mano entre todos le cogió por sorpresa y dio un respingo cuando Josh tomó la suya. Cuando comprendió de qué iba todo eso tomó también la de la tejona y... La droga del sueño debía ser muy fuerte pues en el instante se vio, junto al resto de la clase, dentro de un sitio distinto... ¡Un segundo! ¿Aquello no era la historia que les había sugerido leer el profesor por un mensaje en el correo? ¡Claro! Entonces no se había quedado dormido en clase, no era un sueño, gracias fuerza cósmica. No había llegado a escuchar las palabras "Fabula Inmersionem" pero ahora todo cobraba sentido. Esos duendecillos azules revoloteando a su alrededor...

Ah... Si es Fabula Inmersionem entonces no podemos sufrir daños... —Comentó seguro de sus palabras hasta que uno de esos pitufos alados le abofeteó en toda la cara con su cuerpecillo y se tuvo que tragar sus palabras... ¿Sería otra evolución o alteración del propio hechizo como el de la vez aquella en la librería de Flourish y Blotts...?



cosis:

Estoy (bueno, estaba al principio) entre Anne y Joshua.
Interactúo con joshua (y con el profesor si a eso se le puede llamar saludo)
Resumen: Entro a clase, saludo a Josh y me sumerjo en la historia con el resto de la clase.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Crypwolf
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 250
Lealtad : Neutral
Patronus : ---
RP Adicional : ---
Mensajes : 167
Puntos : 70
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4453-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4456-relaciones-de-denzel-smethwyck http://www.expectopatronum-rpg.com/t4457-cuaderno-de-bitacora-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t4473-arcon-de-denzel-smethwyck

Joshua Eckhart el Mar Nov 14, 2017 10:47 pm

Interacción con el profesor Widmore y Denzel Smethwyck.
Con Denzel Smethwyck.
Entrando al aula de clases saludando; transportándome al libro de la manito con Denzel y PNJ; molestar a Denzel; ser atacado por un duendecillo.

Aquella clase prometía ser bastante interesante, desde hace meses no se entusiasmaba tanto con una clase. Desde el momento en que se les había facilitado el fragmento de la lectura, supuso que iba a ser una clase interesante. No era un secreto su gusto por las criaturas mágicas, y el tema de los augurey le gustaba. Había sido su compañero de dormitorio, Denzel, quien había sufrido una parte de aquella emoción, pues mientras el merrow hacía sus cosas Joshua había estado contándole algo sobre un augurey que vivía cerca de su casa, uno que había desaparecido una temporada pero que en las últimas vacaciones había vuelto a cantar para pronosticar la lluvia.

Al final, le iba cogiendo un poco de cariño a Denzel, así que con ello llegaban las charlas sin sentido ocasionales. Suponía que si a Denzel se le ocurría contarle algo, también podría escucharlo. Claro que esas conversaciones no eran tan largas ni tan frecuentes como lo eran con cierto tejón, pero existían. En fin, la clase había llegado y, como era usual en él, simplemente había llegado unos cuantos minutos antes de que la clase diese comienzo, saludando al profesor al paso. Llevaba la varita, como era evidente para una clase de encantamientos, y tomó asiento en uno de los lugares del fondo, distrayéndose mirando su propia varita como si fuera la cosa más entretenida del mundo.

Al menos hasta que notó a Denzel. — Merrow, menuda cara de inferius traes encima, pero, ¿alguna vez me escuchas cuando te digo que te duermas temprano? —le dio una regañina de las que ya eran bastante usuales en sus conversaciones, pero igual que siempre pasó bastante pronto dejándolo en paz. Atendió a la clase cuando dio comienzo, al menos hasta que les dijo que tenían que tomarse de las manos. Apretó los labios y suspiró, ya no le gustaba tanto aquella mecánica.

De ley se sujetó a la mano de Denzel. Lo consideraba su amigo, después de todo, así que no le fastidiaba tanto tocarle. Tomó la mano de una chica a su otro costado que no alcanzó a ver quién era, pero el contacto era mucho menos firme y bastante más forzado que con el merrow. Y así, aparecieron en el lugar de aquel libro con los duendecillos sobrevolando sus cabezas, dio un ligero respingo al verlos volando, aunque el chico a su lado dijo que en ese hechizo no podían sufrir daños, segundos antes de que un duendecillo lo abofetease con todo su cuerpo.

Lo bueno es que no podemos sufrir daños —se burló de él, tomando su varita con la mano derecha. No creía que debiesen atacar todavía si los duendecillos no se habían mostrado hostiles, pero tenía en la punta de la lengua algunos hechizos protectores de los que podía hacer uso si llegaban a hacerle falta. Al menos hasta que uno vino a intentar robarle la varita. — ¡O-oye, deja ahí, suelta! —agitó su mano para quitárselo de encima y, enfadado, el duendecillo le quitó el gorro y comenzó a tirarle por los cabellos. — ¡Immobilus! —lo encantó para detenerlo y que lo dejase en paz.

Entonces se agachó tomando su gorro y volviendo a ponérselo, quién se creía que era ese bicho para venir a jalarle del pelo. Hubiese sido más divertido si eso le hubiese sucedido a su compañero de dormitorio. Aunque el pobre Denzel ya tenía cara de que estaba muriendo, tampoco quería ser muy pesado con él, pero tenía que aprender a respetar horarios para dormir.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : George Boleyn
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : ``Pura´´
Galeones : 9.700
Lealtad : Ambivalente
Patronus : Ninguno aún
Mensajes : 667
Puntos : 520
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4022-relaciones-de-joshua-eckhart http://www.expectopatronum-rpg.com/t4061-cronologia-de-joshua-eckhart#65414 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3912-joshua-eckhart

Evans Mitchell el Vie Nov 17, 2017 9:33 am

¿Con quién?:  forever alone
Interacción: travieso duendecillo, npc's, su sombra.
Acciones: linda carrerita detrás de un duendecillo, ¿robo de varita?, y muchos gritos.

—¡DEVUÉLVEMELA!, ¡dem…!—Oh, ése de ahí, el que se choca con la gente, el que iba corriendo a través de un mundo de fantasía, evidentemente molesto por algo y entregado al momento como llevado por el Diablo, ése, era Evans. ¿Yendo hacia dónde, exactamente? No se sabe. No parece que él lo sepa tampoco, como si estuviera ocupado en otros asuntos más importantes que poner los ojos en el camino, como por ejemplo, recuperar su varita. ¿Qué?, ¿había querido estirar un poco las piernas?, ¿sentir el aire hinchar de vida sus pulmones? No, es sólo que apenas pisar esta tierra extraña creada por el encantamiento, un duendecillo se le había arrojado directo a la cara como una escoba sin frenos—¡Vuelve aquí, carajo!—. Y no contento con aplastarle nariz le había sonsacado la varita con la guardia baja—Te digo qué…

Ey, pero a circunstancias desesperadas, medidas de granuja, ¿verdad? Así que, ¿para qué correr cuando puedes manotearle la varita al primer idiota que se te cruce? Y eso fue lo que hizo. Todo fuera por recuperar su dignidad, la dignidad de un hombre. Especialmente porque era él y sólo él, el que se jactaba todo el tiempo por lo bueno que era en encantamientos. Pero tenía que demostrarlo, ¿verdad?

—¡Presta para acá...!—exigió Evans, brusco y rojo del calor. Luego, apuntó con la varita robada a su escurridizo amigo suyo que se alejaba victorioso y soltó un potente, vengativo—: ¡Inmobilus! ¡Te atrapé!

***

Widmore, profesor Widmore. ¿Qué pasaba con él? Bueno, tú sabes, era nuevo y toda la cosa. Y le gente hablaba porque, ¿porque…? En Hogwarts no parecía suceder nunca nada muy interesante o porque encerraba a mucha gente que no sabía qué hacer con su vida que otra cosa que cotillear y cotillear, todo el tiempo, así como gira una rueca mágica (una que hila, hila, que nunca acaba), esa misma que hizo que Cenicienta la palmara (porque sí, la gente podía ser TAN aburrida incluso cuando querían chismorrearte algo, que hasta te dormías con la oreja puesta).

Evans no solía interesarse por los rumores que se inventaban —aunque sí le gustaba generarlos sobre Fulano o Menganito, especialmente si eran humillantes—o por la gente en general, venidos al caso. Pero, fue diferente esta vez. Prestó atención a lo que decían de él, porque quería estar informado de a quién iba a hacerle la pelota. Sí, chuparle las medias, pulirle las botas, acercarle el asiento, servirle su café. Ok, no haría nada de eso. Y una mierda.

Pero, tú sabes, tú usualmente quieres caerle bien a alguien que tú… Digo, decían que era bueno y puede que el gryfindor estuviera algo entusiasmado… Vamos, hasta había leído algo sobre él en… Porque se hizo una reputación en Ilvermony, porque no cualquiera… Ok, pongamos las cosas claras: Evans tenía muchas ganas de esas clases con W, PERO CÁLLATE LA BOCA, ¿ok?

Así que ese día, llegó a su clase favorita, intercambió comentarios sobre naderías, soltó alguna guarrería en voz alta, rió, y cuando el profesor estuvo listo, Evans le encajó un codazo a su molesto compañero de banco, para que se callara. Fíjate que hasta había hecho la tarea y todo. Era un alumno modelo. O lo habría sido, hasta lo del duendecillo.



avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Grant Gustin
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.350
Lealtad : Los suyos
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 229
Puntos : 165
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4572-evans-mitchell?highlight=evans http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Evans MitchellGryffindor

Anne Campbell Ayer a las 9:33 pm

Interacción: Valarr en una mano y Denzel en la otra. También el duendecillo.
Acciones: Usar hechizo Relaxo para evitar que me quiera quemar un duendecillo.

Llevaba días esperando la clase de encantamientos, estaba bastante animada con la misma desde que recibió la carta y leyó la recomendación del profesor. Es por esa razón que iba corriendo por las escaleras en dirección al aula dónde tocaría la clase, aunque debía agregar que se había retrasado un poco por volver a leer el fragmento que le habían recomendado. Esperaba no ir tarde... Realmente lo esperaba. Al cruzar uno de los pasillos rápidamente observó que la puerta seguía abierta, eso fue lo único que la hizo disminuir su paso. Necesita recuperar un poco la respiración.

Una vez entro en el aula se dirigió hasta el final de la misma, terminó sentada al lado de un rubio al que no conocía tanto. Lo bueno es que del otro lado estaba Denzel, no es que haya tenido mucha interacción con el peliblanco, pero si habían conversado de alguna que otra cosa. Estaba a punto de hacer un comentario una vez sentada, pero el profesor empezó a dar las indicaciones y hacer algunas preguntas que fueron respondidas por un par de chicos.

Tenía la sensación que la clase sería más interesante de lo que había pensado en un principio. Algo que quedó muy en claro cuando dijo el hechizo ”Fabula inmersionem”. Se vio transportada luego de esas palabras a lo que supuso era la historia que había leído. Observaba a algunos de sus compañeros decir que eran indefensos ser atacados por algunos de los duendecillos azules, en un principio pensó que no iba a ser centro de atención de ninguna de las mini criaturas azules, aunque en esa ocasión terminó errando sus pensamientos cuando una de ellas intentó quemarle la mano. Decidió usar el hechizo ”Relaxo” para que no hiciera nada peligroso.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Jordyn Jones
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 2.650
Lealtad : Orden
Patronus : -
RP Adicional : ---
Mensajes : 41
Puntos : 4
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4329-anne-campbell-id#68490 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Anne CampbellHufflepuff

Edgar L. Bones Hoy a las 4:15 am

Con: Valarr y NPC.
Interacción: Con el profesor Widmore y Valarr.
Acciones: Me pierdo, entro al aula de clases, me tomo de las manos con Valarr y una NPC, mi varita fríe a un duendecillo y luego la alzo para que siga friendo a los que quedan.

Mis días en Hogwarts eran cada vez más aburridos desde que los estúpidos Mortífagos tomaron el control del mundo mágico, aunque claro, considerando que medio cuerpo estudiantil fue expulsado o enviado a la Prisión de Azkaban en calidad de traidor, no es como si se pudiera esperar algo distinto. ¿Qué pasó con las risas que llenaban el castillo? ¿Qué pasó con los niños de primero hablándole a sus compañeros de lo emocionados que estaban por las cosas que veían en las clases? ¿Qué pasó con Hogwarts…? La verdad es que extraño el cómo eran las cosas antes de que iniciase toda esta basura del Señor Tenebroso sediento de poder y su grupo de descerebrados, principalmente por ello de que Hufflepuff fue, sin lugar a dudas, la casa más afectada de todas.

¿Dónde quedaba el aula de encantamientos…? – Me pregunté a mí mismo. Iba un poco distraído puesto que, antes de salir, uno de mis compañeros de habitación me pidió que le ayudase a buscar un libro que debía regresar a la biblioteca. – Creo que era el segundo piso. – Si, eso sonaba coherente.

Me disponía a bajar las escaleras en dirección al segundo piso cuando, de la nada, un fantasma regordete al que nunca había visto en mi vida apareció frente a mí. El susto inicial me hizo retroceder unos pasos.

Pasaba por aquí y no pude evitar oír tu predicamento. – Informó el fantasma con tono amigable, a lo que yo respondí con un leve asentimiento de cabeza. – El aula que buscas está en este mismo piso y, si no te molesta recibir la ayuda de un fantasma, yo podría llevarte hasta ella. – Vaya, eso era muy amable de su parte. Nunca había entablado conversación con un fantasma puesto que mi abuela Muggle solía contarme historias aterradoras acerca de ellos, pero, la verdad es que parecían mucho más amables y carismáticos en persona, y menos violentos…

Examiné rápidamente mis opciones y no tardé más de unos cinco minutos en llegar a la conclusión de que lo más acertado sería aceptar su ayuda de buena gana. ¿Qué? Seguía desorientado y, conociéndome como lo hago, no recordaría donde se hallaba la condenada aula hasta que llegase la hora de dormir.

Se lo agradecería mucho, ¿señor…? – Pregunté en medio de mi agradecimiento. Sería muy descortés de mi parte el recibir su ayuda sin siquiera saber su nombre.

El fantasma río, llevó su mano derecha a su cabeza y, a continuación, la hizo a un lado mostrándome una imagen de lo más grotesca. Joder, ¿su cabeza colgaba de un cacho de carne? Sabía que los fantasmas conservaban las características físicas que poseían al momento de morir, claro, pero no por eso dejaba de ser algo impactante.

Sir Nicholas de Mimsy-Porpington, a su servicio. – Se presentó cortésmente el fantasma. ¿Este era el tan famoso Nick Casi Decapitado? ¿El fantasma de Gryffindor? Vaya, nunca hubiese imaginado que se trataba de él. – Es un verdadero placer conocerlo, ¿joven…? – Preguntó imitándome.

Me sonrojé un poco al percatarme de que estaba burlándose de mí, aunque visto lo visto, no parecía estar haciéndolo con mala intención. Normalmente odio que me avergüencen, pero lo dejaría pasar por esta única vez, a fin de cuentas, estaba ofreciéndome su ayuda desinteresadamente.

Edgar Leroy Bones Wyght, el placer es mío. – Me presenté. He de decir que por primera vez en mi vida le agradezco esas lecciones de etiqueta obligatoria de mis abuelos paternos. – ¿Podríamos irnos ya? La clase empezará en cualquier momento y no quiero llegar tarde. – Si, no había tiempo que perder.

Terminadas las presentaciones de rigor, Sir Nicholas emprendió la marcha con rumbo al aula en donde se impartiría la clase conmigo siguiéndole de cerca.


Tan pronto como llegamos a la puerta del aula, Sir Nicholas se despidió de mí y desapareció por el pasillo como si nunca hubiese estado ahí, los fantasmas son raros. En fin, mejor no le doy mayor importancia al asunto este del fantasma, que al paso que voy terminaré llegando tarde por hacer el tonto.

Buenos días. – Saludé mientras abría la puerta. Por suerte aún estaba vacío, no me apetecía quedarme sin un pupitre donde escribir cómodamente mis apuntes. – Profesor Widmore. – Le saludé. Me gustaría mantener una buena imagen frente a él.

A continuación, me senté y me dispuse a escuchar las explicaciones del profesor.


Comencé a preocuparme cuando el profesor, sin venir a cuento, nos pidió a todos que nos tomásemos de las manos. Eso no auguraba nada bueno, y vaya que tenía puta razón…

Antes de siquiera darme cuenta, ya no nos encontrábamos en Hogwarts. A un lado tenía a un alumno de séptimo año de Slytherin que parecía muy incómodo con esto de ir tomados de las manos, la forma en que solo me sostenía de la punta de los dedos lo hacía evidente, y al otro tenía a una alumna de sexto año de Gryffindor que parecía aterrada por el hecho de haber sido transportada a un lugar extraño. ¿Dónde quedó el legendario valor de los Gryffindor? Bah, seguro no es más que un mito.

¿Qué se supone que tenemos que hacer ahora? – Pregunté en voz alta a la par que soltaba las manos de mis compañeros. ¿Qué demonios planeaba el profesor? ¿Qué dedujésemos por nuestra cuenta lo que se supone que debíamos hacer? No me jodas. – ¿Eh? ¡¿Qué demonios crees que haces?! – Exclamé alterado al momento de sentir a un duendecillo intentando robar mi varita, sin embargo, esto no fue por temor a perderla, fue por…

¡Bzzz!

…eso. Uno de los duendecillos cayó totalmente chamuscado. Mi varita siempre ha detestado cuando otras manos que no sean las mías la tocan y cuando esto llega a ocurrir, pues, digamos que suele defenderse dando choques eléctricos que competirían fácilmente con el impacto de un rayo en plena tormenta.

Un grupo de duendecillos, al percatarse de que uno de los suyos cayó ante mi magia, decidieron intentar vengarse, empero, no contaron con el que yo alzase mi varita y la dejase hacer a voluntad. Al instante mi varita comenzó a soltar descargas eléctricas en contra de todo duendecillo que osase traspasar el muro invisible que se formó en una circunferencia de cinco metros a mi alrededor, podría decirse que esa era una especie de zona segura.
avatar
Imagen Personalizada : ¿Qué me ves…?
RP : 6
PB : Asa Butterfield.
Edad del pj : 16.
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : Mestizo.
Galeones : 1.750
Lealtad : Pro - Muggles.
Patronus : No lo sé.
RP Adicional : ---
Mensajes : 37
Puntos : 12
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4952-edgar-l-bones http://www.expectopatronum-rpg.com/t4987-relaciones-de-edgar-l-bones http://www.expectopatronum-rpg.com/t4991-cronologia-de-edgar-l-bones http://www.expectopatronum-rpg.com/t4984-arcon-de-edgar-l-bones
Edgar L. BonesHufflepuff

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.