Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Bad Company [Priv.]

I. Ezra Sullivan el Miér Nov 15, 2017 8:59 am

 
Con Dakota Silverman · Zonas comunes, Área - M · 15 de noviembre

El chorro de agua helada a presión golpeó su espalda. El hombre no mostró ni el más mínimo dolor en su rostro aún cuando sentía que el agua, símbolo de pureza e inocencia, estaba intentando acabar con su vida de un solo golpe. De un golpe que recorría cada centímetro de su piel debido a la temperatura del agua. Pues, ¿Quién gastaría agua caliente en una alimaña como él? Tembló por el frío pero apretó sus puños en un intento de no mostrara debilidad. El chorro de agua frenó y, cuando se vio obligado a avanzar por la fila de hombres que se encontraban en las duchas, volvió a recibir un segundo chorro con aún más potencia que el anterior. Inesperado y tan frío como el anterior. El dolor recorrió su columna vertebral y la intensidad le obligó a echarse hacia delante, golpeando el frío mármol blanco que ya había perdido todo su color debido a los golpes, la sangre y la humedad que se acumulaba en él.

Su cabeza golpeó el mármol y notó la sangre caliente brotar de una nueva herida que añadir a su lista interminable de estas. Los celadores, tan elocuentes – hablando irónicamente - como de costumbre, rompieron a reír entre comentarios carentes de ingenio alguno.

- ¿Te molesta el agua, basura? – El chorro habría frenado pero la pareja de celadores que jugaban a apuntar y disparar a los presos según avanzaban, parecían divertirse en sus amenazas.

Hacía mucho tiempo que no te pasabas por aquí, Sullivan. ¿No nos has echado de menos?

Ezra volvió a demostrar, una vez más, su falta de control sobre su temperamento y salió disparado en dirección de aquellos hombres. Su cabello chorreaba mojado por el agua y por su propia sangre. Su cuerpo salpicaba todo a su paso pero apenas había recorrido dos metros cuando el chorro impactó de lleno contra su peso, obligándole a caer una vez más contra el suelo ante las risas divertidas de los celadores.

- Largo de aquí, no me obligues a llamar a Gates.

Los presos siguieron avanzando mientras permanecía tirado en el suelo. Inerte. Con la vana esperanza de que aquel sufrimiento llegase pronto a su fin antes de que lo hiciese su cordura como la de tantos otros que habían pasado a volverse locos en el camino. Permaneció tumbado en el suelo mientras el resto de presos avanzaban por la fila. Sin importar las futuras consecuencias que, por supuesto, sabría que conllevarían sus acciones.

- Sácalo de aquí. – Uno de los encargados de los celadores había entrado a las duchas y se topó con un espectáculo ya habitual cuando obligaban a Ezra a juntarse en las duchas con los otros presos. – Os dije que no le mandarais a las duchas.

- Pero jefe, su olor…

- Su olor no es tu problema, es el del resto de presos que tienen que vivir con él. Si le traéis aquí, que sea solo. No quiero volver a ver su espectáculo en zonas comunes, da esperanzas a los otros. – Susurró aquello último de manera que ninguno de los presos tuviese acceso a sus palabras.

- Ya lo has oído, Sullivan, largo de aquí. – Ezra hizo caso omiso de la orden del celador y no se marchó hasta que los hechizos llegaron hasta obligarle a salir de allí.

Con su habitual vestimenta, igual a la de todos los allí presentes, avanzó por el patio. No tenían muchos ratos libres en los que juntarse con otros presos y los que tenían el cansancio que tenían era tal que cualquier interacción humana suponía un esfuerzo excesivo. Tendía a sentarse en uno de los bancos de piedra, cerca de una de las paredes que se comunicaba con la zona de criaturas mágicas. Le gustaba escuchar el sonido de las paredes. Imaginar qué tipo de criatura estaría encerrada, como él, tras ellas. Se apoyó en una de estas, dejándose caer hasta encontrar el sueldo dejando de lado por completo la opción de sentarse en uno de los bancos y se quedó mirando al suelo.

Durante más de media hora, lo único que hizo fue  mirar el suelo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Norman Reedus
Edad del pj : 45
Ocupación : Preso del Área - M
Pureza de sangre : Mestiza (Squib)
Galeones : 9.200
Lealtad : Neutral
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 118
Puntos : 73
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4100-i-ezra-sullivan#65978 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4125-relaciones-de-i-ezra-sullivan#66101 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4124-cronologia-de-i-ezra-sullivan#66100 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4864-baul-de-i-ezra-sullivan#73919
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.