Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

[FB] Time belongs to you and I | PRIV |

Coraline I. Murphy el Dom Dic 10, 2017 10:25 pm

Recuerdo del primer mensaje :



Hospital | Habitación 202, primera planta | 17:30 h aprox | 3 de Enero

Habían pasado tres días desde el incidente que casi les costó la vida a Ezra y Coraline, y aún así, para ella era como su hubiese ocurrido el día anterior. Lo tenía demasiado reciente como para olvidarlo sin mas y su cabeza no había parado de darle vueltas al asunto, causándole una migraña de lo mas molesta.

Tras llevarse a Ezra, Donovan volvió a visitarla sin darle demasiadas explicaciones sobre donde había dejado a su amigo, tan solo asegurándole que estaba en un lugar seguro por el momento. Obligó a la morena a explicarle lo que había sucedido varias veces y detenidamente para quedarse con todos los detalles, para después regañarla y advertirla de que Ezra no iba a traerla problemas; mas de los que ya le había dado. Aquello acabó en una pequeña discusión entre ambos, en la cual la bibliotecaria defendía a su amigo a capa y espada mientras que su padre intentaba hacerla entrar en razón. Finalmente la cosa quedó en empate cuando a Cora le comenzaron a escasear las fuerzas para seguir discutiendo con su padre y este notó que la chica se estaba poniendo pálida por momentos.

Acabó por llevarla al hospital pese a la respuesta negativa de su hija, quien aseguraba estar bien y no necesitar atención medica. Que equivocada estaba y que bien había hecho en llevarla allí.

Ingresaron a Coraline bajo el diagnóstico de un traumatismo en la cabeza y otros tantos términos médicos que la chica no supo entender pese a lo avispada que era. Donovan no pudo quedarse demasiado tiempo con ella, el hombre parecía angustiado y preocupado por algo que no estaba dispuesto a contarle a Coraline. Así que en cuanto esta comenzó a hacer demasiadas preguntas sobre su estado de animo, este acabó por marcharse y dejarla allí sola con la promesa de acudir a verla al día siguiente.

Pero no lo hizo, ni el siguiente, ni el próximo.

Resignada, la morena acabó por asumir que su padre la había dejado tirada y que tenía otras cosas mejores que hacer que quedarse allí haciéndola compañía, por lo tanto, estuvo sola durante todo el tiempo. Llegó el tercer día de su estancia en el hospital y, por suerte, el médico de cabecera le anunció que por fin iba a poder volver a casa aquella misma tarde. La chica hubiese saltado de alegría de no ser por lo drogada que la tenían, lo que causó que se pasara el resto del día durmiendo hasta caída la tarde, cuando la presencia de alguien hizo que abriera los ojos. En un primer momento pensó que se trataba de la enfermera de turno que venía a darle el aviso de que podía preparar sus cosas para volver a casa, probablemente en taxi, y la chica sonrió por pura inercia.

¿Ya me puedo ir? — Preguntó somnolienta, frotándose los ojos para terminar de quitarse el sueño que llevaba encima. Cuando su vista se aclaró por fin, vio el rostro conocido de Ezra y se incorporó de inmediato. — ¡Ezra! ¿Que haces aquí? ¿Estás bien? — Le miró de arriba a abajo con urgencia, intentando comprobar que tuviese todos los huesos en su sitio y que, en resumen, estuviese entero como siempre. — ¿Dónde te llevó mi padre? ¿Te han vuelto a molestar? — Si, demasiadas preguntas, pero es que la muchacha necesitaba esa información como el aire para respirar.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Jessica De Gouw
Edad del pj : 30
Ocupación : Bibliotecaria
Pureza de sangre : Squib
Galeones : 5.438
Lealtad : .
Patronus : .
RP Adicional : ---
Mensajes : 161
Puntos : 65
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4862-coraline-i-murphy#73916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4867-don-t-talk-to-strangers-cora-rls#73931 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4868-time-fades-away-cronologia#73932 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5105-movil-y-correspondencia-de-coraline

I. Ezra Sullivan el Dom Ene 07, 2018 2:50 pm

Si lo que esperabas era buena compañía, conversación entretenida y buenos modales, Ezra no estaba dentro de tus opciones. El chico nunca había sido el espíritu de la amabilidad ni con unos ni con otros y, si en ocasiones se lograba ver un atisbo de esta amabilidad, era porque sentía cierta simpatía hacia la persona en cuestión. Quizá por eso Cora había logrado ver una faceta más humana de lo que Ezra parecía ser a veces. Pues, para el resto del mundo, Ezra no era más que un inadaptado que jamas encontraría su lugar en el mundo y por eso parecía estar enfadado en todo momento. Algo que, realmente, no se alejaba demasiado de la realidad.

- Me vale. - Se encogió de hombros sin dar demasiada importancia a sus modales ni mucho menos a cómo Coraline (o incluso la gata) se pudiese sentir con respecto a sus malas formas de tratar al mundo.

El trato de Ezra con otros seres humanos, directamente, no era bueno. Pero su trato con las mujeres era incluso peor, en algún sentido. Con los hombres podía ser más soez, menos amable e incluso recurrir a la violencia física con una facilidad que incluso podía tacharse de enfermiza. Pero con las mujeres parecía ser incluso peor pues, a pesar de no haber recurrido en ningún momento a la violencia física sí lo había hecho a una verbal que podía llegar a ser incluso peor. Y es que Ezra no sabía tratar con mujeres de no ser para pasar una noche juntos y no volver a saber nada más de ellas a la mañana siguiente. Ezra sólo había tratado con su hermana y su madre a las que, a pesar de querer, infravaloraba solo por el hecho de ser mujeres. Y, lo peor, es que lo hacía de manera inconsciente.

No era ninguna sorpresa que tratase de tal manera a Coraline sin darse cuenta. Las palabras salían de su boca y luego pagaba unas consecuencias a las que no les daba especial importancia. Tanto que parecía no ser capaz de darse cuenta de la ley de acción y reacción como para darse cuenta que las consecuencias que pagaba eran obra de un comportamiento tan machista como estúpido.

- Eh, cuidado. - Dijo sosteniendo el paquete de los tallarines que casi acaba desbordandose sobre él. Por suerte no contaba con caldo o cualquier otro líquido que hiciese que acabase cubierto de aquello de pies a cabeza. O, peor, perseguido por la gata el resto de su vida por el olor a comida china que desprendía. - Y a cuatro patas. ¿Compro un collar anti pulgas o lo prefieres en champú? - Preguntó siguiéndole el juego a Coraline siendo totalmente de si aquello podía llegar a molestar a la chica. Ezra simplemente le estaba siguiendo un juego de palabras sin parar a pensar que estaba siendo sarcástica por estar molesta con su comportamiento de imbécil hasta la médula.

¿De verdad pretendía tener a Ezra escondido un mes? Para eso debería cargarse de paciencia y encontrar un modo de convencerlo primeramente y, seguidamente, de mantenerlo entretenido para que no hiciese la locura de salir de ahí y poner en peligro tanto su propia vida como la de ella. Pues, dado lo que Coraline estaba haciendo, no sólo se pondría en peligro ante la justicia muggle que lo único que le haría sería juzgarla por obstrucción a la justicia, sino que también debería enfrentarse a los magos que, sin pensarlo dos veces, serían capaces de mandarla derechito a esa prisión mágica que todos tanto tenían. Y eso que aún no habían oído hablar de lo peor que aún se estaba gestando en las profundidades de aquella isla, bajo el suelo de Azkaban: el área de experimentación, la que sería conocida no mucho después como Área M.

- ¿Y qué se supone que haré un mes encerrado en este antro? ¿Contrataremos fibra óptica o por lo menos un pack de televisión decente? Aunque para eso necesitaremos también una tele. - Dijo con marcada ironía, ya que estaba claro que Ezra no era el tipo que se quedaba cruzado de brazos y encerrado esperando a su destino.

La gata no tardó en comenzar a comerse un plato de comida y Ezra, al mismo tiempo, se levantó para quitárselo. Teniendo en cuenta cómo era y su despreocupación aparente por cualquier ser vivo se podría decir que lo hacia en un acto egoísta para hacerse con el plato de arroz antes de que la gata terminase con él pero, lo cierto, es que lo hacía por la salud del animal en un intento para que aquella comida para la cual su organismo no estaba preparado, no le sentase mal. Aunque teniendo en cuenta que era posiblemente un gato callejero peores cosas ya habría comido sólo en aquella última semana.

- No pasa nada, yo tampoco he estado en mi mejor momento. - Admitió mientras la gata lo perseguía para hacerse con el arroz nuevamente. Ezra elevó el paquete intentando alejarlo del alcance del animal a lo que esta contestó estirándose sobre el sillón intentando alcanzar nuevamente la comida que Ezra no podía comer debido a sula cercanía e insistencia. - No quiero que pongas el dinero. Suficiente haces dejando aquí tu vida cuando todavía no estás en peligro como para que encima todo corra de tu cuenta. Conseguiré algo de dinero antes de que nos vayamos. ¿No querías esperar un mes? Pues algo tendré que hacer en ese tiempo. ¿O esperas que me quede en casa jugando con Tara? - Tampoco era tan mal plan pero en dos días ya estarían ambos subiéndose por las paredes. - Necesitaremos documentación falsa para entrar en el país, conozco a un tipo que nos la podría conseguir por un buen precio.

Y es que Ezra era el tipo de persona que tenía amigos hasta en el infierno. Y eso a veces podía ser peligroso.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Norman Reedus
Edad del pj : 45
Ocupación : Preso del Área - M
Pureza de sangre : Mestiza (Squib)
Galeones : 61
Lealtad : Neutral
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 164
Puntos : 111
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4100-i-ezra-sullivan#65978 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4125-relaciones-de-i-ezra-sullivan#66101 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4124-cronologia-de-i-ezra-sullivan#66100 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4864-baul-de-i-ezra-sullivan#73919

Coraline I. Murphy el Lun Ene 08, 2018 3:09 pm

Se sentía como si estuviese atrapada en un matrimonio viejo de cuarenta años con un hombre al que podía llamar amigo por puro milagro, ¿podía ser mas triste y patética? No, ya tenía el conjunto completo y un máster de pringada de la vida. Bendita paciencia la suya, heredada de la santa de su madre quien había tenido que soportar a su marido y las riñas de sus hijos durante toda la vida. Ahora a Coraline le tocaba aguantar a Ezra, ese antipático amigo que no paraba de meterla en problemas y del que se estaba colando como una gilipollas sabiendo que no tenía ninguna posibilidad con el.

Que fabulosa es la vida y que bello es vivir.

Decidió que lo mejor a partir de ese momento era tomarse las cosas con humor y reírse de si misma y de todo lo que le estaba pasando, porque sino acabaría por volverse loca del todo. Vio como la gata y el se debatían en una feroz pelea por la comida y eso le devolvió en parte su buen humor; siempre era divertido ver a un troglodita jugando amorosamente con un precioso y adorable animalito peludo. Se levantó del sofá y se quitó la manta en la que estaba enrollada y la cual le quitaba movilidad, ya que gracias a la estufa había recuperado el calor. Se acercó a Ezra y a la gata, cogiendo a la pequeña y quitándosela de encima, para ocupar su sitio. Se sentó en las piernas de Ezra y se acercó a el mirándole de cerca. — Tranquilo, yo te haré compañía, ya se nos ocurrirá algo que hacer. — Habló con un tono de voz serio, que no duró ni si quiera unos segundos, pues al ver su cara no pudo evitar estallar en risas. — ¡Que no! Pringao. — Se empezó a reír en su cara, mientras aprovechaba el momento para quitarle el tuper de comida.

Se levantó antes de que la bestia se terminara de cabrear y dejó los cacharros usados en la cutre mesa de la cocina. — No te engañes a ti mismo, tu has dicho que no vas a pasar mucho tiempo aquí dentro y probablemente no me vas a dejar margen para quejarme por ello, así que... Haz lo que quieras. — Iba a ser imposible discutir con el para que se quedara allí quietecito y no se metiera en mas problemas, así que prefería ahorrarse disgustos y dejarle ir a su bola, a la larga iba a ser lo mejor si iban a tener que convivir juntos.

Pero como el señorito es un quejica... Puedo traer una tele vieja que tengo en casa, libros... Tal vez puzzles ¿No te gustan los puzzles de gatitos? — Le preguntó en tono de burla, se estaba quedando con el como venganza por ser tan imbécil con ella.  — Estaría bien que algún día me contaras de donde sacas a toda esa gente rara de la que consigues cosas mas raras aún. ¿Tienes una doble personalidad que no me has enseñado? Porque dudo mucho que lo consigas a base de simpatía y esas cosas. — Le atacó de nuevo, divirtiéndose al poder tomarle el pelo. — Ahora en serio, me es indiferente gastar mi dinero, además de que tendremos que pagar algo antes de irnos allí o nos veremos durmiendo con las focas. Además me preocupa el lugar de donde saques la pasta, porque probablemente significará que vas a meterte en mas líos con la policía.

Todo era demasiado complicado, le provocaba dolor de cabeza. Un dolor parecido al eco de alguien golpeando una ventana... Espera... Estaban golpeando de verdad.

Algo había tras la ventana por la que Ezra había entrado, dando pequeños golpes en esta. Coraline se acercó y alcanzó a ver lo que parecía ser una figura animal tras el cristal oscuro y roñoso. Con cuidado, abrió una rendija de la ventana y, antes de que pudiera reaccionar, una lechuza entró volando dando tumbos por la habitación y cargando con un paquete que debía pesar mucho mas que ella. Cora cerró la ventana rápidamente e intentó atrapar a la lechuza, pero lo único que consiguió fue atrapar el paquete antes de que la susodicha decidiera descansar su culo sobre la sucia nevera.

El paquete llevaba una nota en la cual ponía:

"Un regalo de navidad atrasado, llevo mucho tiempo sin darte ninguno.  Ten cuidado con quien te juntas y cuídate de las malas personas que hay a tu alrededor, ya sabes a quienes me refiero.

Con amor, de tu padre.

D.M"

Mi padre me envía un... ¿Regalo? — Se encontraba confundida y sorprendida a partes iguales, no se esperaba aquello para nada. Desenvolvió el cordón amarillento que envolvía la caja y la abrió con cuidado, para descubrir que en su interior había unos duendecillos extraños. — Oh dios, creo que tengo un deja vu.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Jessica De Gouw
Edad del pj : 30
Ocupación : Bibliotecaria
Pureza de sangre : Squib
Galeones : 5.438
Lealtad : .
Patronus : .
RP Adicional : ---
Mensajes : 161
Puntos : 65
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4862-coraline-i-murphy#73916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4867-don-t-talk-to-strangers-cora-rls#73931 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4868-time-fades-away-cronologia#73932 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5105-movil-y-correspondencia-de-coraline

I. Ezra Sullivan el Jue Ene 11, 2018 11:27 am

¿Incomodidad? Eso era quedarse corto. Y es que cualquiera que conociese a Ezra sabía de sobra que no toleraba el contacto humano como aquel. No es que estuviese hecho de piedra – o de hielo – y no fuese capaz siquiera de tocar a otra persona ni con el simple uso de un palo de madera. Sino porque el tipo de contacto físico que toleraba no era precisamente como el que ahora Coraline, sentada sobre su regazo, ejercía. Es más, de no ser por el desconcierto que sentía en aquel momento hubiese empujado a la chica fuera de sus rodillas para que acabase por comerse el suelo. El tipo de contacto que toleraba Ezra no se acercaba a ese tipo de cercanía con Coraline y no precisamente porque ganas le faltasen ante una mujer atractiva, sino que no era lo mismo si tenía que volver a verla a la mañana siguiente. Y menos teniendo en cuenta que la consideraba como algo parecida a una amiga y ambos estaban pensando como huir del país. Y aquello podía no salir mal, sino lo siguiente. Y es que Ezra no estaba hecho para las relaciones ni tampoco para retomar el contacto con alguien después de una simple noche.

- Eres imbécil. – Se limitó a decir para coger otro bol con comida y colocarlo sobre sus piernas, mientras que la gata volvía a acercarse con intención de que, esta vez sí, Ezra le diese algo de comida. – Te he dicho que no. – Sentenció con cara de pocos amigos y con un tono de voz que hubiese asustado a cualquiera. Por suerte, era un gato y no un ser humano, por lo que se limitó a maullar como si aquello fuese a servirle para hacer cambiar de parecer a alguien que no podía ser más cabezota de lo que ya lo era.

Permanecer escondido era de cobardes. Él no estaba hecho para ver cómo el mundo se destruía a su alrededor sin hacer nada. Él quería ser partícipe de aquel destrozo que se libraba en las calles de Reino Unido y más concretamente de la capital inglesa. Él no iba a dejar que unos y otros se matasen ahí afuera y quedarse esperando a que todo se solucionase como si por arte de magia fuese posible. Por lo que no, era imposible que Ezra se fuese a mantener encerrado allí por mucho que tuviese que hacer dentro de la casa para entretenerse. No se quedaría de brazos cruzados, lo máximo que Coraline podría esperar era que hiciese una ruta de viaje, una búsqueda de trabajo o vivienda en aquel lugar que querían visitar y cuyo nombre siquiera recordaba o algún que otro estudio carente de sentido pero que él pensase que era de vital importancia.

- No me gustan los puzles. – Dijo terminando el bol y viendo como el gato saltaba sobre la mesita situada al lado del sillón donde había dejado el bol para hacerse con lo que quedase en su interior. Como resultado, se limitó a meter la cabeza en su interior e intentó limpiar con la lengua las sobras que, a simple vista, parecían inexistentes. – Con los libros y la tele estará bien. – Sentenció dando por zanjada la conversación sobre qué hacer en la casa.

Nunca había sido alguien con un don de gentes y si tenía esos contactos no era precisamente porque fuesen el tipo de amigos que alguien querría tener. Más bien gente tan problemática – o dada a meterse en problemas – como lo era él y que no hacían que otra cosa que deberse favores los unos a los otros. Algo que al final acababa en una relación extraña donde unos y otros sabían que podían pedirse favores siempre y cuando estuviesen dispuestos a pagar su precio.

- Suelo ser más simpático con la gente que me cae bien. – Dijo como si aquello significase que no sentía ningún tipo de aprecio por Coraline. - ¿Me has visto cara de muerto de hambre o de atracador de bancos? Tengo un par de fajos de billetes bajo el colchón. – Como si aquello fuese una maldita serie americana y él un hombre que no se fiaba de los bancos. Pero, aunque aquello último era cierto, no tenía ni una simple moneda debajo del colchón. Con suerte polvo y algún botón. – Puedo conseguir dinero sin meterme en líos con la policía. – Aclaró. Tenía años de experiencia en no ser descubierto, principalmente, no es que fuese a hacer algo legal. - ¿En un sito tan pequeño se alquilará algo? ¿O hay que robar una caravana? O comprarla, como prefieras. – Dibujó una leve sonrisa, y es que la única razón por la que se había “equivocado” de palabra era molestar a Coraline.

Aprovechó que Coraline se levantó en dirección a la ventana para coger, sin ningún tipo de tapujo, el último bol de comida que quedaba para engullirlo. Y seguía teniendo hambre a pesar de todo lo que había comido

- ¿Qué mierdas es eso? – Preguntó mirando con curiosidad la caja que tenía Coraline en las manos. Su cabeza comenzó a funcionar a mil por hora pensando que se trataría de algún tipo de trampa o señuelo enviado por los magos que los andaban buscando. Porque en lo referente a cultura del mundo mágico Ezra era un cero a la izquierda.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Norman Reedus
Edad del pj : 45
Ocupación : Preso del Área - M
Pureza de sangre : Mestiza (Squib)
Galeones : 61
Lealtad : Neutral
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 164
Puntos : 111
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4100-i-ezra-sullivan#65978 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4125-relaciones-de-i-ezra-sullivan#66101 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4124-cronologia-de-i-ezra-sullivan#66100 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4864-baul-de-i-ezra-sullivan#73919

Coraline I. Murphy el Vie Feb 23, 2018 9:29 pm

Lo mas normal del mundo era que un padre le regalara alguna joya a su hija, ropa o quizás dinero, pero... ¿Una lechuza y tres duendecillos enanos? Surrealista era decir poco, pero no podía esperar otra cosa de un padre dominaba la magia y utilizaba una varita con la misma naturalidad con la que cualquiera manejaba un móvil para organizar su vida. Y es que para Coraline, las varitas eran algo equivalente a los móviles muggles, solo que con muchas mas funciones y mucho mas efectivas que las de ese trasto tecnológico infernal. Otra cosa que tenían aquellos dos trastos en común, era que sentía un amor/odio hacia ellos bastante fuerte, dependiendo de la situación y las circunstancias, como no.

La lechuza se posicionó sobre la mesita central del salón y alrededor del cuello llevaba un cordel de lana del cual colgaba una pequeña etiqueta en la cual se podía leer el nombre de "Olivia". — Olivia eh, bonito nombre. Aunque podría haberme dejado elegir a mi. — El ave, como si la hubiese entendido, movió la cabeza de lado a lado, dando a entender que ella si estaba satisfecha con su nombre. Entonces, los duendecillos comenzaron a salir de la caja de forma ordenada, uno tras otro, y dando pequeños pasitos que les hacían parecer adorables. Parpadeó varias veces en un intento de aclarar la vista, pues habría jurado que en la caja parecían mas grandes. Al igual que la lechuza Olivia, cada uno de ellos llevaba un cordel y una nota con sus nombres:  Peter, Donatello y Hugo, desde luego mas dispares no podían ser.

Uno de ellos se acercó a Cora y le dio un pequeño papelito que la chica leyó en voz alta. — "Hola, somos duendes navideños destinados a cumplir lo que nos ordenes, ¡pero cuidado! no nos cogas mucho cariño, ya que desapareceremos en veinticuatro horas." — Recitó la morena, imitando el posible tono de voz que tendrían aquellas criaturas. — Vaya regalo mas curioso, pero supongo que es mejor que un par de calcetines. — Se encogió de hombros, dejando el papel a un lado.

Entonces, miró a Ezra con malicia, recordando que aún seguía ligeramente enfadada con el por ser tan capullo. — Donatello, dále una patada en la espinilla a ese tonto de ahí. — Ordenó, señalando a Ezra aún sentado en el sillón. El duendecillo asintió y se acercó a el para darle una patadita en la espinilla con todas sus fuerzas y, acto seguido volvió a su sitio junto a sus compañeros. Coraline empezó a reir e hizo amago de chocar los cinco con la diminuta mano del bicho, que la miró sin entender que es lo que quería. Bajó la mano y les ordenó volver a la caja para que estuvieran resguardados del frío y, mientras tanto, preparó algo de agua para la lechuza.

¿Que te parecen? Si crees que pueden hacer algo por nosotros creo que es buen  momento para decirlo. — Básicamente porque a ella no se le ocurrían otras cosas que no implicaran la tortura física del pobre Ezra; había hecho mal en tocarle las narices a la morena.

Se lo imaginó como las típicas abuelas que guardan el dinero en sus colchones y que no se desprenden de ellos ni aunque las obliguen y le pareció bastante gracioso, pues una imagen de Ezra anciano, con bastón y boina apareció en su mente instantáneamente, haciendo que tuviese que aguantar la risa para no parecer una desquiciada mental. — Intentemos no tener líos con la policía de allí, por favor. — Le rogó, en referencia al tema del robo de caravanas. — Probablemente la mitad de las casas del pueblo estén vacías, así que no creo que tengamos problemas con ello, pero si tu quieres vivir en plan ermitaño en una caravana... Allá tu, tampoco te lo voy a impedir. — Tal vez les fuese bien tener algo de espacio, aunque estaban irremediablemente obligados a permanecer el uno al lado del otro durante un tiempo.


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Jessica De Gouw
Edad del pj : 30
Ocupación : Bibliotecaria
Pureza de sangre : Squib
Galeones : 5.438
Lealtad : .
Patronus : .
RP Adicional : ---
Mensajes : 161
Puntos : 65
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4862-coraline-i-murphy#73916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4867-don-t-talk-to-strangers-cora-rls#73931 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4868-time-fades-away-cronologia#73932 http://www.expectopatronum-rpg.com/t5105-movil-y-correspondencia-de-coraline

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.