Situación Actual
19º-23º
25 septiembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Nathaniel B.Mejor PJ ♂
Claryssa O.Mejor PJ ♀
Bianca V.Mejor User
Samantha L.Mejor roler
Danny & EdwardMejor dúo
Ryan G.Especial I
Samantha L.Especial II.
S. Rox J.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

I think I need help cause I'm drowning in myself [Priv.]

Zoe A. Levinson el Miér Dic 13, 2017 8:24 am

10 de Diciembre de 2017 || 16:00hs || Eva Waldorf

Papeles esparcidos a lo largo y ancho de la mesa. Palabras inconclusas y sin sentido... ¿Qué había hecho para terminar de esa forma? No lo sabía. Recientemente, una serie de misteriosos paquetes sin remitente alguno habían comenzado a llegar a su residencia. Al principio, Zoe había creído que se trataba de una broma de Spencer, quien había regresado de Rumania luego de haber abandonado Inglaterra por meses, y ahora se hospedaba con ella mientras conseguía un nuevo empleo en la capital inglesa. Pero se había equivocado. Él se había visto igual de sorprendido que ella cuando el primer envío llegó a su puerta, conteniendo una serie de cartas y fotografías de origen desconocido. Zoe pensó que alguien quería asustarla y decidió no prestarle importancia porque creía que pronto se detendrían, pero eso nunca ocurrió y la situación no tardó en volverse más y más extraña.

Ahora, las cartas contenían un seguimiento de su día a día y eso no hacía más que inquietarle. Zoe vivía con un ojo en la espalda y el miedo frecuente de que algo malo le pasaría, apenas podía asistir al ministerio acompañada de Spencer, y no quería pensar en lo complicado que serían las cosas una vez regresara Alexandra de Hogwarts. Debía resolver el problema antes de su llegada, debía dejar a un lado sus miedos y buscar la raíz del problema, ¿pero cómo? No sabía por dónde comenzar, todo resultaba ser demasiado confuso, al menos, hasta que una persona apareció en su mente. Eva Waldorf. Ambas se habían conocido en la fiesta organizada por el Ministerio, y según recordaba Zoe, trabajaba para El Profeta. ¡Ella era lo que necesitaba! Y si la ayudaba a descifrar los acertijos plasmados en los papeles, Zoe podía ayudarle a descubrir el origen de V de Vaporeta. Sería un favor a cambio de otro favor.

Sin dudarlo, Zoe organizó un encuentro en una cafetería ubicada en la zona comercial de Londres. Suponía que era el lugar idóneo para conversar sobre los problemas que la carcomían, el bullicio de los turistas impediría que alguien ajeno a ellos escuchara la conversación y también serviría para otorgarle cierto tipo de protección contra cualquiera que se encargarse de seguir cada uno de sus pasos. Parecía ser el plan ideal, y cuando su reloj marcó las 15:30, partió hacia Look mum no hands! Junto a Spencer.  

¿Estás segura de que estarás bien? —preguntó su acompañante, observándole con preocupación, cuando un par de metros los separaban de la entrada de la cafetería—. Puedo esperar a que venga tu amiga y luego regreso a casa, Zoey. También puedo esperar que terminen de conversar, puedo retrasar mi cita con Joyce Byers si tan solo me lo pides —añadió, sonriendo y chasqueando la lengua.

Zoe detuvo su paso y alzó la vista para observarle directamente, riendo ante su inusual comentario.

No te pongas tan sentimental, Harrison, estaré bien —respondió, esbozando una gran sonrisa. No estaba muy segura de sus palabras pero esperaba no equivocarse—. Te llamaré cuando esté regresando a casa. Si el reloj marca las 18:00 y aún no regresé, ya sabes qué hacer.

Spencer asintió y la rodeó entre sus brazos, protectoramente. Él era el hermano que nunca había tenido y se comportaba tal y como lo habría hecho si ambos compartieran sangre. Era un gran amigo, un excelente hombre y su mayor confidente, una de las pocas personas que sabían cada uno de los secretos de Zoe.

Tras despedirse de él, Zoe esperó a que desapareciera entre la multitud e ingresó a la cafetería. Recorrió el interior con su mirada y no tardó en visualizar a Eva, sentada en una de las mesas más vistosas del lugar. Le saludó a la distancia y avanzó hacia donde encontraba, tomando asiento frente a ella y dedicándole una expresión de disculpa.

Eva, me alegro de verte. No pensé que aceptarías mi invitación así que gracias por venir, ¿llevas mucho esperando? ¿cómo estás? —preguntó mientras colgaba su bolso en el respaldo de la silla—. Lamento la tardanza, por aquí circulan muchos turistas y fue complicado llegar a tiempo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lily James
Edad del pj : 31
Ocupación : Magizoologa
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.313
Lealtad : Pro-Muggle
Patronus : Leopardo
RP Adicional : ---
Mensajes : 101
Puntos : 53
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4807-zoe-a-levinson#73548 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Zoe A. LevinsonTrabajador Ministerio

Eva Waldorf el Vie Dic 22, 2017 2:59 am

Pensar en Halloween hacía sonreír a Eva. Puede que no fuese la mejor noche de su vida, pero al menos se había reído y había plantado cara a un grupo de universitarios que tenían ganas de bronca. Pero lo mejor fue conocer a Zoe.

Zoe le parecía una mujer muy simpática y muy enigmática, habían cruzado unas cuantas frases en mitad de toda la música, y a pesar de ello conectaron rápido. Así que recibir su mensaje invitándola a charlar, le alegró el día y aceptó de inmediato.

Aquél día no había tenido mucho trabajo, así que pudo llegar bastante antes de la hora acordada a la cafetería. Era un sitio bastante acogedor, decidió sentarse en una de las mesas más bonitas que había, seguro que ambas estarían cómodas allí.

Un rato después vio aparecer a Zoe acompañada de un hombre desde el ventanal de la cafetería, hablaron brevemente, se abrazaron y entró ella sola. ¿Sería su pareja? No le transmitían eso precisamente, pero iba a ser de mala educación preguntar, mejor se quedaría callada.

- ¡Hola Zoe! Yo también me alegro muchísimo de verte, llevo poco rato así que no te preocupes, es un día de locos por aquí. - Sonrió ampliamente, muy contenta de estar charlando de nuevo con ella. - Estoy bien, aburrida del trabajo, pero qué se le va a hacer... ¿Y tú cómo estás?

Quizá había parecido un poco efusiva, lo mismo la tomaba por loca, no eran tan amigas como para mostrar tanta cercanía. Las ganas de tener una amiga le estaban traicionando, tenía que serenarse y dominarse un poco más.

- ¿Para qué necesitas mi ayuda? Espero que no tengas problemas... En cualquier caso haré todo lo que pueda...- Y se calló de inmediato porque apareció un camarero para tomarles nota.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.701
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 369
Puntos : 132
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Zoe A. Levinson el Jue Dic 28, 2017 6:27 am

A pesar de que a Eva no pareció molestarle su impuntualidad, Zoe no pudo evitar sentirse avergonzada. Siempre salía de su casa con el tiempo suficiente para llegar a destino y contar con cinco minutos a su favor. Pero en aquella ocasión había sido imposible. Había cruzado más turistas de los que solía ser habitual a esas horas de la tarde, y a pesar de que podía haber recurrido a la aparición para llegar a tiempo, Zoe se había adherido a su regla de nada de magia en casos que no fueran totalmente necesarios.

Aun así, lo lamento. Siempre suelo ser puntual y odio llegar tarde, tal vez pueda pagar tu café para recompensarte por mi demora —sugirió, reposando ambas manos sobre la mesa. Zoe siempre había sido un tanto reservada y se negaba a entablar relaciones más allá que su amistad con Richard y Spencer, pero había algo en Eva que había provocado que hiciera una excepción a la regla—. Igual que tú, aburrida del trabajo. Soy magizoóloga en el Ministerio, los casos interesantes van a parar a manos de otros equipos y en las últimas semanas solo me he encargado del papeleo. Es un tanto... frustrante —murmuró con desilusión, soltando un pesado suspiro para aliviar su incomodidad—. Tú trabajas en El Profeta, ¿cierto? —preguntó, alzando una ceja. Tal vez su memoria había fallado y Eva trabajaba de alguna otra cosa, así que preguntar no estaba de más.

Zoe repasó mentalmente las cosas que le diría. Era un tanto complicado hablar de aquel asunto sin tener que divagar, debía encontrar una forma para contarle a Eva todo lo que estaba ocurriendo sin que se asustara y se negara a ayudarla. Porque sí, existía esa última posibilidad. Apenas habían compartido unas cuantas palabras y eran prácticamente desconocidas, Zoe la comprendería si su respuesta fuera un «no».

Buenas tardes, bienvenidas a Look Mum No Hands. ¿Qué puedo ofrecerles? —preguntó el camarero, observandolas a ambas con una sonrisa.

Zoe echó una mirada rápida al menú, decantándose por su pedido habitual.

Buenas tardes. Un té de manzanilla y Treacles Scones, por favor —pidió con una sonrisa, respondiendo con amabilidad y parsimonia—. ¿Tú que pedirás, Eva? Te recomiendo que pruebes alguno de los postres, son extremadamente deliciosos.

Una vez los pedidos estuvieron hechos, el hombre se retiró en dirección a la cocina. Zoe observó a su alrededor para asegurarse de que nadie la estaba observando, y con algo de dificultad, respondió a la pregunta que Eva había hecho antes de la llegada del mesero.

Bueno, es un tanto complicado de decir sin irme por las ramas. He estado recibiendo una serie de paquetes y creo alguien tiene mucho tiempo libre y se dedica a enviar cartas olvidando poner su nombre en ellas —murmuró, restándole importancia al asunto. La situación era más sería de lo que sus palabras demostraban. Pero antes de hablar con claridad, debía comprobar que Eva sería alguien de confianza dentro de todo aquel asunto—. La mayoría de los paquetes contienen adivinanzas y cosas sin sentido, pero siento que hay algo más allá de ello y no me agrada saber que alguien tiene sus ojos puestos en mi. Entonces, aquí viene la razón por la que te invité a venir aquí; creo que puedes ayudarme a descubrir el origen de las entregas. A cambio, yo te ayudaré a saber quien es V de Vaporeta. Un favor a cambio de otro favor, ¿qué te parece?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lily James
Edad del pj : 31
Ocupación : Magizoologa
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 4.313
Lealtad : Pro-Muggle
Patronus : Leopardo
RP Adicional : ---
Mensajes : 101
Puntos : 53
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4807-zoe-a-levinson#73548 http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Zoe A. LevinsonTrabajador Ministerio

Eva Waldorf el Vie Ene 19, 2018 12:10 am

- Por favor, no hace falta que me pagues el café, con la de veces que llego tarde... Es absurdo, pero muchas gracias por el ofrecimiento. - Dijo sonriendo. - Es una pena que sólo te tenga con papeleo, tienes un trabajo que podría ser muy entretenido, ojalá me manden escribir algún artículo sobre tu departamento, sería interesante hacer la investigación para el artículo. Y sí, trabajo en El Profeta como editora, pero al final siempre acabo redactando yo misma los artículos, haciéndolo todo...

En esas estaban cuando llegó el camarero para tomarles nota. Eva pidió un café mocca y una porción de tarta red velvet. Cuando se alejó hubo un momento de silencio, se podía notar que Zoe buscaba la mejor manera de comenzar a contar aquello por lo que en realidad se habían reunido, porque estaba claro que no solo quería charlar sobre el trabajo en general.

Zoe se decidió a comenzar a hablar. Eva la escuchó con mucha atención, desde luego era inquietante que alguien enviase paquetes. Aunque no contuviesen nada malo, daba miedo.

- Vaya Zoe... Pone los pelos de punta, es como las cartas anónimas que estuve recibiendo. ¿Tienes alguna sospecha sobre alguien que conozcas de tu pasado? - Sabía que era una pregunta absurda, seguro que Zoe ya había agotado todas las posibilidades que se pudiesen ocurrir.

El camarero apareció con lo que habían pedido y lo sirvió con bastante torpeza. Poco le faltó a Eva para hacer un hechizo, creyendo que derramaría todo el contenido de la bandeja, pero por suerte acabó por colocarlo todo en su sitio sin ningún incidente. Cuando se fue, después de pedir disculpas varias veces, habían perdido un poco el hilo de lo que estaban hablando.

- Ehh... Zoe, estoy de acuerdo en unirnos para descubrir quiénes se están divirtiendo a nuestra costa, desde luego no va a quedar así la cosa. Te ayudaré en todo lo que pueda. - Sonrió y dio un sorbo al café. - ¡¡Riquísimo!!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Macarena García
Edad del pj : 27
Ocupación : Trabajadora de El Profeta
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 6.701
Lealtad : Orden
Patronus : Conejo
RP Adicional : ---
Mensajes : 369
Puntos : 132
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t4477-eva-waldorf http://www.expectopatronum-rpg.com/t4954-relaciones-eva-waldorf#74916 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4819-cronologia-eva-waldorf#73627 http://www.expectopatronum-rpg.com/t4881-buzon-de-eva-waldorf
Eva WaldorfMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.