Situación Actual
8º-17º
23 noviembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Lohran M.Mejor PJ ♂
Astlyr C.Mejor PJ ♀
Egon A.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ayax & JoshuaMejor dúo
Ast A.Mejor novato
Abigail M.Especial I.
Ryan G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

A few problems [Gwendoline Edevane]

Saffron J. McAdams el Lun Dic 18, 2017 11:38 pm

~ 9:30 AM / Ministerio de Magia

Acomodando los bordes de su vestido mientras se observaba al espejo, sopesó el hecho de ponerse unos tacos o una simples botas negras altas. Odiaba tener que ir a ese lugar y más que nada porque se trataba de problemas, nada que pudiera solucionar sola.... y eso no le gustaba. No era orgullosa pero esto de tener algo entre sus manos que le quemaba y que iba y venía no era tampoco algo que en sí le supusiera un encanto, para nada, no. Su hermana había cometido un par de errores contra personas que no debía, y cuando había intentado arreglar las cosas se dio cuenta de que era algo que estaba por encima de sus capacidades. Y, al estar en una edad de rebelión, había expresado casi públicamente que optaba por un lado de la guerra y no por el otro, cosa que de no arreglarse rápidamente, comenzaría a estirarse hacia todos lados y luego sería por demás peligroso. Sabía que debía tomar el asunto entre sus manos, sus padres ya estaban algo mayores para estas cosas y ella como hermana mayor quería hacerse cargo y tomar el toro por las astas. por eso es que se hallaba a estas horas de la temprana mañana vistiéndose de forma correcta y seria para hacer una visita al ministerio y pedir ayuda.

Le habían pasado el dato acerca de esta mujer, que no era demasiados años mayor que ella, quizá tendría uno 30 años, quizá menos. "Ella será capaz de ayudarte, porque no es solo eficiente según he escuchado, sino que también está de nuestro lado", le informó una de las personas que solía ayudar con víveres frecuentemente para que llevar a los demás fugitivos que estaban demasiado temerosos aún para salir de detrás de las sombras.

Al cabo de unos 20 minutos en que terminó de maquillarse y de meter las cosas en su cartera, se dirigió al ministerio. Al llegar a la gran edificación subió las escaleras y moviendose con pasos firmes y seguros se acercó hasta el escritorio de la secretaria principal. -Disculpe, buen día, ¿Podría indicarme dónde queda el despacho de Gwendoline.... Espera.- Sacó de dentro del bolsillo de su cartera Chanel (la única que tenía y cuidaba más que al oro mismo) un trozo de papel medio roto, que contenía los datos básicos de la extraña -Gwendoline Edevane, trabaja para el Departamento de Accidentes Mágicos y Catástrofes.- Aclaró con más énfasis, a lo que la mujer le contestó sin siquiera verla, ni mucho menos saludarla -Tercer piso, izquierda, pasando el salón, al final.- Y esa fue toda la indicación. A pesar de eso, la muchacha sonrió de lado, agradeciendo, y empezó a caminar hacia donde le había dicho. Sabía que la mujer, Edevane, no estaba en los altos cargos del Ministerio, pero que seguramente, podría ayudarla con su problema. Una vez frente a la puerta, golpeó dos veces y esperó, viéndose los zapatos, pues sí; había decidido finalmente por los zapatos de tacón, color negro.
avatar
Imagen Personalizada : Hi!
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 22
Ocupación : Universitaria (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 6.776
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Kiwi
RP Adicional : 000
Mensajes : 62
Puntos : 29
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5327-saffron-j-mcadams http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Gwendoline Edevane el Mar Dic 19, 2017 12:25 am

9:30 am - Ministerio de Magia.

Había llegado al Ministerio un poco antes de las nueve. La puntualidad me gustaba. Prefería llegar cinco minutos antes que cinco minutos tarde. Aquello me permitía dar un repaso a mi escritorio—me constaba que lo limpiaban cada noche, pero nunca estaba de más ordenar mis cosas—, así cómo plantearme un poco el trabajo del día.
Cómo era habitual en mí, al llegar saludé a todos los que me encontraba por el camino con sus respectivos "Buenos días" y leves sonrisas políticamente correctas. No todos ellos me gustaban, especialmente las "nuevas incorporaciones", pero podía agradecer a mi personalidad tranquila y casi siempre inexpresiva el hecho de ser capaz de vivir rodeada de ellos.
Al entrar en mi oficina, me di cuenta en seguida que aquella mañana no iba a ser de las más ociosas: una pila de pergaminos descansaban sobre mi mesa, el papeleo que mi jefe de departamento no quería hacer.
Me quité el abrigo, colgándolo de un perchero cercano con un movimiento de varita, y me senté a la mesa. Dejé la varita sobre la mesa y alcancé el primero de los pergaminos. Abrí un cajón del lado derecho del escritorio y saqué pluma y tintero de su interior. Me puse a leer.
El tiempo se me pasó volando, a decir verdad. Todavía no había llegado nadie más. El despacho, amueblado con otros tres escritorios y sus respectivas sillas, normalmente estaba ocupado por mis tres compañeros y yo. Quizás se les hubiesen pegado las sábanas, o quizás fuesen a llegar tarde con motivo de algún trabajo en el exterior.
Estaba distraida, repasando un atestado de carácter mágico ocurrido en una calle de Londres, cuando escuché dos golpes que sonaban en la puerta. Levanté la cabeza del documento, con una mueca extrañada, y entonces volví al mundo real.
Abrí la puerta—las bisagras rechinaron un poco, ya solucionaría ese problema más tarde—y me encontré con una joven que esperaba ante la puerta. Parecía estar mirando sus zapatos.

Buenos días.Saludé con una sonrisa educada y todo lo cálida que era capaz.¿Puedo ayudarla en algo?

Ver a la desconocida mirándose los zapatos me hizo pensar instintivamente en mi aspecto. Me había puesto una túnica elegante de trabajo, y llevaba el pelo oscuro con reflejos castaños recogido en una coleta. ¿Mostraría el mejor aspecto para recibir visitas? Algo en mí me dijo que no fuese tan paranóica.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 650
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 834
Puntos : 416
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Saffron J. McAdams el Mar Dic 19, 2017 4:54 am

Subió la vista al escuchar que la puerta se abría y al encontrar a la mujer esbozó una sonrisa de amabilidad. -Buen dia ¿Es usted la srta. Edevane?- Preguntó elevando las cejas mientras la veía, parecía decente, y no veía nada raro al menos por ahora. Aún así estaba un poquito nerviosa y no podía evitar pensar que quiza no deberia haber venido en busca de ayuda. A ver... que tampoco había sido un hecho tan grave al fin y al cabo, y ni siquiera había sido algo que se hubiera sucedido por su culpa pero de todas formas sentía que alguien debía tomar las riendas y de una manera u otra rescatar la culpabilidad de su hermana y de ser posible quizá revertirla. Lo que había pasado era simple. Sarah había jugado en su última visita a casa, con la ouija que había en la familia... y lo malo, es que había involucrado a su varita en el proceso, cosa que no estaba nada bien. Por ende, la había terminado por embrujar y gracias a ello, se había llenado la casa de fantasmas y espectros que no habían llegado a su lugar mejor.

El problema devino en que al no saber que hacer, tomó la ouija y la metió en el ático de uno de sus vecinos muggles, que desde entonces estaban total y completamente locos. Parecía una tontería o algo que acabaría, pero lo cierto es que había traído problemas mayores a los que se esperaban. Y claramente, Sarah no le había dicho a nadie, fue Saffron quien se enteró, sola, del hecho, cuando había ido a visitar a sus padres, y allí se involucraban algunas personas que reconocía como del bando "opuesto" y las cosas se tornaban feas... porque de una tontería de niña adolescente, había pasado a mayores.

-Porque me dijeron que podría encontrarla aquí en este despacho y de verdad... De verdad necesito su ayuda para algo.- Comentó, apretando levemente la manija de cuero de su cartera que descansaba sobre su hombro, mientras volvia a ver a la mujer.
avatar
Imagen Personalizada : Hi!
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 22
Ocupación : Universitaria (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 6.776
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Kiwi
RP Adicional : 000
Mensajes : 62
Puntos : 29
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5327-saffron-j-mcadams http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Gwendoline Edevane el Mar Dic 19, 2017 1:32 pm

Mi visitante era una chica joven. Quizás rondase la veintena, pero nunca se me había dado demasiado bien estimar edades. Había intentado perfeccionar esa técnica, pero había llegado a la conclusión de que no había forma alguna de acertar siempre. Demasiadas variables.
La chica me sorprendió al mencionar mi apellido. Al parecer, alguien le había indicado que podía encontrarme en este mismo despacho. Y al parecer, necesitaba mi ayuda con algo.
Pese a la intriga que sentí en ese momento, pensé que llamarle a aquella serie de cubículos "despacho" era ser muy generoso. Un detalle nimio, que hice a un lado inmediatamente.
Aquel asunto parecía mucho más importante que una cuestión semántica.

Efectivamente, soy Gwendoline Edevane. ¿Y usted es...?Por un momento me dejé llevar por la curiosidad y olvidé mis modales. Así que me disculpé.Disculpe, no pretendía ser brusca. ¿Le gustaría pasar?

Los temas importantes había que hablarlos en privado. Eso era algo que sabía desde mucho antes de que Voldemort llegase al poder. Y si ya antes era importante... ahora lo era mucho más.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 650
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 834
Puntos : 416
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Saffron J. McAdams el Mar Dic 19, 2017 8:59 pm

Estaba saltando en una pata internamente en cuanto le informó que efectivamente era ella la mujer de aquel nombre tan largo, y no otra persona. Porque lo cierto es que no tenía demasiadas ganas de pedirle ayuda a alguien que no fuera quien le habían recomendado. La información de ciertas cosas podía acabar en manos equivocadas y lo que era una travesura que había salido mal, podía terminar como un error  bastante grande que no se podría subsanar solo con un par de palabritas... La situación en su mundo no estaba exactamente en el mejor lugar de todos, es más, estaba completamente jodida y aunque no tuviera que cuidarse tanto la espalda porque no estaba cerca de Hogwarts y tampoco poseía ningún tipo de sangre mixta, la pregunta acerca de que si eras completamente invisible para los de bando contrario, aún existía en el trasfondo de la mente de todos, o casi todos los magos que habitaban la tierra. O bueno, esa parte de la tierra. No creía que en otras partes del mundo todo estuviera tan, francamente, mal.

-Sí, muchas gracias.-
Accedió a pasar al interior de despacho, el cual en su interior tenía más escritorios, sillas y alguna que otra biblioteca pequeña a sus costados, organizadores... lo típico en oficinas que no fueran a gran escala. -Saffron McAdams, un placer.- Extendió la mano para poder estrechar la de la otra mujer en forma de saludo discreto.

Se dispuso frente al escritorio de Edevane, viéndola con quizá un poco de timidez, pero lo bastante firme al hablar.-Me recomendaron a ti... tengo un uh, cierto problema. Y me dijeron que dentro de este lugar, en ti podía confiar. No puedo decirte quién me lo dijo pero...-Relojeó alrededor con los ojos y era obvio que estaban totalmente solas. -Esta persona mencionó el hecho de que estás de nuestro lado. Del buen lado.- Dejó caer como quien no quiere la cosa.
avatar
Imagen Personalizada : Hi!
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 22
Ocupación : Universitaria (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 6.776
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Kiwi
RP Adicional : 000
Mensajes : 62
Puntos : 29
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5327-saffron-j-mcadams http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Gwendoline Edevane el Mar Dic 19, 2017 9:53 pm

La joven aceptó mi invitación de pasar al despacho, dónde podríamos hablar de un tema que se antojaba delicado con más comodidad e intimidad. No me hubiese gustado entrar en detalles en pleno pasillo. Los oídos indeseables estaban por todas partes en aquel edificio. Pensar lo que había sido, y lo que era ahora... daba rabia.
Cerré la puerta tras nosotras mientras la chica se presentaba: Saffron McAdams. El nombre no me sonaba. Sin embargo, estreché su mano, con otra de mis leves sonrisas.

Es un placer, Saffron.Dicho lo cual, nos dirigimos a mi escritorio, dónde tomé asiento y cogí mi varita. Con una floritura y un hechizo que no pronuncié, la silla al otro lado, destinada a invitados, se separó un poco del escritorio para que Saffron pudiese sentarse. La varita volvió a ocupar su lugar en la mesa.

Saffron me explicó el motivo de haber acudido a mí. La escuché con atención, mi rostro abandonando poco a poco la sonrisa para adoptar la seriedad. Alguien le había hablado de mí, alguien cuyo nombre no reveló—chica lista—y que aseguró que en mí se podía confiar. Alguien que aseguró que yo estaba de su lado, del lado bueno.
Se me ocurrían algunos nombres que podrían haber dado aquella descripción sobre mí, pero no indagué demasiado en ese asunto. Era cierto, después de todo. No me gustaban las cosas cómo eran actualmente. El Ministerio en manos de magos tenebrosos, Azkaban llena de inocentes—inocentes cómo mi madre—y una política basada en el miedo.
Muy retorcida tenía que ser una persona para opinar que aquello estaba bien. Alguien cómo la propia Ministra de Magia.

Te han informado bien.Dije, abandonando el tratamiento formal y en un tono de voz más bajo.No soy cómo esos que se pasean por ahí exhibiendo la Marca. Cuéntame tu problema.

Me refería, por supuesto, a la Marca Tenebrosa. Ostentarla en estos días era sinónimo de estatus, de pertenecer al equipo ganador. Al equipo que tenía la razón.
Que asco me daba el mundo mágico actualmente...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 650
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 834
Puntos : 416
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Saffron J. McAdams el Miér Dic 20, 2017 10:02 pm

Hasta ahora parecía una persona muy cálida, distante, pero amable. Toda una profesional. Esperó a que removiera la silla para poder tomar asiento y así lo hizo, mientras la miraba a los ojos y sonreía apenas de lado, a pesar de la extrañeza de todo el encuentro. Esperaba que le diera la noción afirmativa de que habia venido al lugar correcto, con la persona correcta, y no que por alguna casualidad de la vida le hubieran dicho algo que no era... Hoy en día, todo esto era posible. Quizá una persona querría hacerle mal y por ese mismo motivo le daría el nombre de una persona que estaba lamiéndole las botas al señor tenebroso constantemente. Aunque, al oír que estaba en realidad bien informada de asunto y de que no tiraba para aquel bando tan horroroso, suspiró con un alivio que la relajó de pies a cabeza, aún cuando todavía faltaba relatarle bien qué habia pasado para ver si podía encontrarle una solución viable.

-Bien, por lo menos no me mintieron acerca de los datos... De verdad, que tranquilidad.-
Comentó cruzando las piernas por debajo del escritorio de la mujer y entonces, empezó. -Mi hermana cometió un error. Ella tomó la ouija que había en casa, en la casa de mis padres en el mundo muggle... la embrujó. No había manera de echar a esos espectros, estaban ensañados con el hogar de mis papás por ende, Sarah tomó la ouija y la ocultó en la casa de mis vecinos.- Explicaba mientras hacía unos leves ademanes con las manos, acompañando su relato en todo momento.

-Lo que sucede es que mis vecinos se asustaron tanto, que dos de ellos terminaron en un hospital psiquiátrico... el caso tomó demasiado revuelo, y llegó a los oídos de gente que no debía haber llegado... Y se involucraron y empezaron a preguntar, y mi hermanita está en la mira. Tengo miedo de que le puedan hacer algo.-
Tragó saliva y apreto las manos sobre su falda.-¿Se puede hacer algo? Retroceder el hechizo.. deshacerlo, no sé... algo.-
avatar
Imagen Personalizada : Hi!
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 22
Ocupación : Universitaria (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 6.776
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Kiwi
RP Adicional : 000
Mensajes : 62
Puntos : 29
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5327-saffron-j-mcadams http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Gwendoline Edevane el Miér Dic 20, 2017 11:55 pm

Saffron McAdams tomó asiento cuando la silla, que parecía haber cobrado vida propia debido a la magia de mi varita, se separó de la mesa. Se la veía muy nerviosa. Me recordaba un poco a cómo había sido yo misma en mi época en Hogwarts, aunque había aprendido a mantener la compostura incluso a pesar de los nervios. Entonces no sabía lo útil que me resultaría aquella singular habilidad en el futuro.
Le dediqué toda mi atención, y aunque al principio la miraba a los ojos, no tardé en alcanzar un pedazo de pergamino en blanco y mi pluma, dispuesta a tomar nota de todo lo que me dijese. No iba a reflejar lo que me dijese en un informe oficial, ni mucho menos, pero necesitaba tomar nota de todo. No quería que se me olvidase nada.
Saffron mencionó en primer lugar a su hermana, quién había cometido un error. La mención a la palabra "ouija" me hizo levantar un momento la vista del pergamino. La sorpresa me hizo abrir los ojos un poco más durante un segundo, pero no la interrumpí. Anoté en el pergamino "Ouija embrujada por accidente".
A continuación, Saffron me habló de espectros. En mi cabeza formulé la hipótesis de que quizás se tratase de energía psíquica residual que hubiese tomado forma de fantasmas a raíz de algún hechizo. Anoté a continuación "¿Fantasmas o Magia?".
Al parecer, su hermana, posiblemente aterrorizada por lo que había causado sin pretenderlo, había cogido la ouija y se había deshecho de ella escondiéndola en casa de unos vecinos muggles.
Estaba anotando en el pergamino las palabras "Muggles implicados", y entonces Saffron, visiblemente más nerviosa por la forma en que gesticulaba, mencionó que dos de esos muggles habían terminado en un hospital psiquiátrico. Aquello sería complicado. Añadí a mis anotaciones "Dos muggles. Hospital psiquiátrico."
Pero la parte peliaguda era que algunos indeseables se habían enterado del asunto. Y me imaginaba a qué indeseables se refería Saffron. Añadí "Posible implicación de Mortífagos" a mis anotaciones.
Saffron concluyó entonces su relato. Me llevé el dedo índice izquierdo a la sién en gesto pensativo, valorando todas las opciones para realizar aquel trabajo sin llamar la atención del Ministerio.

No te voy a mentir: es un trabajo complicado.Empecé, pero no cometí el error de dejar la afirmación en el aire, pues podría ponerla más nerviosa.Pero puede hacerse.Añadí con una sonrisa, esperando ser lo bastante tranquilzadora. Entonces, proseguí.Respecto a la ouija en sí, yo no puedo hacer mucho. Puedo recogerla e incautarla con algún pretexto falso. Tampoco es que nadie lea nunca estos documentos.Señalo la pila de documentos que hay a mi izquierda.Respecto a los muggles, lo normal sería pedir ayuda a algún desmemorizador, pero teniendo en cuenta que el departamento está bastante atareado últimamente... voy a tener que encargarme yo del asunto.Compongo una sonrisa complice, dándole a entender que el departamento no está tan ocupado cómo digo, si no que estoy dispuesta a hacerle el favor.Respecto a los implicados más... "indeseables", esos que tienen su atención puesta en tu hermana, ¿puedes decirme algo más sobre ellos?

Necesitaba saber algo más sobre ellos. A fin de cuentas, los muggles eran los que menos me preocupaban: una visita al hospital psiquiátrico, una limpieza rápida de memoria, y los médicos pensarían que habían padecido algún episodio temporal de alucinaciones, o algo así.
El problema eran los otros. No sería sencillo borrarles la memoria, aunque quizás pudiese deshacerme de sus sospechas de alguna otra manera...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 650
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 834
Puntos : 416
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Saffron J. McAdams el Jue Dic 21, 2017 3:45 pm

Mientras le estaba contando a la mujer mayor lo que había pasado, se daba cuenta de que todo había comenzado como una real y boba tontería. No creía que de algo tan pequeño como ser un juego de adolescente hubiera terminado en algo de tal magnitud en al cual, terminarias corriendo peligro. Era casi vergonzoso. Y lo cierto era que, no tenía por qué hacerse cargo de lo que su hermana cometía dentro de la extensa larga de errores... pero se querían y sobretodo, la quería, como al hermanita que era... No podía dejarla a la deriva, y sus padres no estaban demasiado enterados, por ende como responsable que era, tomaría la posta acerca del tema y haría lo que estuviera a su alcance. Con suerte, con la ayuda de la señorita Edevane.. o tal vez... no. No había oído su veredicto aún. Al concluir miré como posicionaba su dedo en la sien, quizá notándola algo conflictuada por lo que ahora sabía.

Asintió de una vez al escuchar las primeras palabras -Yo lo sé... yo lo sé... Y no hubiera venido hasta aquí a molestarte de no ser porque hay peligro de que mi hermana sea atacada, o peor.- Agregó aunque algo más tranquila dado el semblante serio pero relajado dentro de todo que poseía la otra mujer de cabellos más oscuros. -Gracias por eso.-Murmuró captando el hecho de que Edevane tomaría todo en su cargo para ver que las cosas no se pusieran aún peor de lo que estaban.

Se acomodó sobre su silla al escuchar la pregunta, lo cierto es que no tenía demasiada información para compartir acerca de ellos... Los había visto una o dos veces, merodear y entrar en la casa de sus vecinos. La primera vez fue después de que ambos cayeran en un psiquiatrico, eso sería un dato importante, suponía -Pues uh.. para serte sincera, no es que tenga un libro de las verdades acerca de estos tipos... Se que son tres hombres, altos, uno de cabellos negros largos, otro rubio, mirada penetrante, las dos veces usaban un saco oscuro pero no negro... Y el otro, rubio o quizá pelirrojo, no lo llegué a ver bien...- Más o menos describió fisicamente a quienes había visto en esas pocas oportunidades. -La primera vez que los vi, fue luego de que John Roberts se volviera completamente loco e intentara asesinar a su esposa... Se lo llevaron, y al otro día, a su esposa, May. Ese mismo día luego de que se la llevaran en una ambulancia, observé cómo registraban la casa por fuera, de manera muy... muy rápida.- Y le llamaba la atención de vedad la rapidez con que habían hecho esto. Había sido de madrugada, cuando la mayoría de los muggles dormían, suerte a su insomnio por hacerla percatar de esto la verdad.

-Lo siguiente fue una vez que mi hermana había salido a tomar un helado con una amiga. Ellos estaban en el patio trasero, por entrar en la casa (cosa que luego hicieron) pero antes de eso, fijaron las miradas en Sarah, por unos segundos, hasta que ya se habia perdido entre el resto de la gente.-
Encogió los hombros al acabar y chasqueó la lengua -¿Hay archivos sobre los magos, no? Quizás aquí hayan... algunos fichajes, no lo sé.-
avatar
Imagen Personalizada : Hi!
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 22
Ocupación : Universitaria (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 6.776
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Kiwi
RP Adicional : 000
Mensajes : 62
Puntos : 29
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5327-saffron-j-mcadams http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Gwendoline Edevane el Jue Dic 21, 2017 9:54 pm

Siempre había tenido... digamos que algunos problemas a la hora de mostrarme cálida y cercana con la gente. Había llegado a escuchar que levantaba barreras a mi alrededor, y era cierto. Poca gente se esforzaba en los tiempos que corrían a la hora de ver más allá de esas barreras. Esas barreras me habían venido muy bien a la hora de trabajar en el mismo edificio que los simpatizantes de Voldemort sin ponerme enferma.
Y aún así, me hubiese gustado ser un poco más... cálida. Y más en una situación cómo aquella.
De todas formas, hice todos mis esfuerzos por mostrarme así. Y creo que lo llegué a conseguir: Saffron pareció relajarse un poco cuando terminé de hablar. Claro que también podría deberse al hecho de que iba a encargarme del tema. Lo poco que sabía hasta ahora de Saffron era que quería a su hermana. Nadie se metería en tantos problemas por otra persona si no la quisiese.
Saffron me agradeció entonces mi oferta de ayuda, y prosiguió a decirme lo que sabía de aquellos hombres. Volví a ponerme a tomar notas, aunque no servirían de mucho. Apenas algunos rasgos físicos. Sin embargo, había aprendido que en aquel trabajo, cualquier pequeño detalle puede suponer la diferencia entre hacer las cosas bien y fracasar estrepitosamente.
Anoté "Un individuo de pelo negro. Otro individuo de pelo rubio. Un tercero que podría ser rubio o pelirrojo." En la línea inferior, justo debajo de las dos últimas descripciones, añadí una pregunta: "¿Hermanos?" y dos líneas que señalaban al segundo y al tercero. Era una posibilidad remota, pero si fuese así, la cosa sería mucho más fácil.
Levanté la vista de la hoja de pergamino y miré a Saffron mientras hablaba, escuchando el resto del relato. Pasó a relatarme en qué circunstancias había visto a esos hombres, y tomé nota de todo.
Y no solo eso: los nombres de los muggles salieron a colación. En la línea relacionada con ellos y su ingreso en el hospital psiquiátrico, añadí: "John y May Roberts".

Gracias, Saffron.Le dije cuando terminó de hablar, componiendo otra ve< una leve sonrisa.Esta información me será útil a la hora de hacer el trabajo.

Pensé entonces un poco acerca de su última pregunta. Sí, había en el Ministerio un registro de Magos y Brujas no solo de toda Inglaterra, si no también de otras partes del mundo. El problema era que revisarlo de arriba abajo nos llevaría una vida entera, y el asunto apremiaba.

Tenemos un registro, sí. Pero no nos será demasiado útil a no ser que primero hagamos un proceso de criba.Tampoco creía que identificarlos fuese lo más urgente. Después de todo, si habían estado vigilando a Sarah, cabía esperar que siguiesen haciéndolo.Pero tienes que saber que, si siguen vigilándola, son buenas noticias. Eso quiere decir que no tienen nada contra ella.

Con lo cual, si no tenían nada contra ella, la cosa era sencilla: tenía que hacerme con esa ouija antes que ellos, y de esa manera tal vez todo saliese bien. En mi cabeza ya empezaba a formarse un plan bastante sólido, aunque debía tener cuidado.
Después de todo, tenía que hacerlo sola, y no podía inmiscluir a ningún otro empleado del Ministerio.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 650
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 834
Puntos : 416
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Saffron J. McAdams el Sáb Dic 30, 2017 8:46 pm

Si bien antes de venir era obvio que se encontraba notablemente nerviosa, algún aire de seguridad había comenzado a trepar por su cuerpo porque a la otra persona de verdad le interesaba ayudar o al menos eso era lo que llegaba a parecer, después de todo si era honesta consigo misma no conocía a la mujer frente a ella, aunque viniera recomendada por gente buena y que estaba de su lado aún era una fuente de preocupación algo grande, tampoco hay que ser tonto. Habían muchas personas que querían demostrar que eran una cosa cuando en realidad eran otra, y que seguían otro tipo de valores diferentes y mucho más oscuros a los que uno podia llevar, eso también podía suceder, y no era tan dificultoso encontrar personas así, estaban a cada vuelta de la esquina, oh sí.

-El problema, Srta. Edevane, es que quizás el vigilarla es solo algo que están haciendo por el momento y de verdad es una posibilidad que en algún momento tomen realmente el asunto en sus manos y la capturen o no lo sé, cosas peores.-
Explayó sobre sus miedos, y el terror que le daba siquiera imaginarse que la tuvieran en sus manos. Era todavía una niña a sus ojos, y quizá manipulable, quizá no, seguia siendo una jovencita y eso interfería en el camino de redencion de ser un buen hechichero, que siguiera las fuerzas del bien, no del terror y el dolor.

Chasqueó la lengua pensativa y volvió a observarla, moviendo de forma bastante sistemática y sileciosa sus dedos sobre su falda le preguntó -¿Podrá sola con todo esto? ¿No sería mejor si yo... ayudara, o algo? No dudo de sus capacidades es solo que creo que sería mucho más rápido... o algo, eficiente, no tengo idea.- Ya desde un primer momento no podría saber quienes eran aquellos que mantenían un ojo sobre su hermana actuando sola, eran demasiadas personas, y aún buscando por aspecto físico si se redujeran las posibilidades era un long shot diríamos. -Si me necesita, estoy; por favor no lo dude, disponible.
avatar
Imagen Personalizada : Hi!
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 22
Ocupación : Universitaria (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 6.776
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Kiwi
RP Adicional : 000
Mensajes : 62
Puntos : 29
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5327-saffron-j-mcadams http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Gwendoline Edevane el Lun Ene 01, 2018 12:10 pm

El plan que empezaba a dibujarse en mi mente con claridad, por norma general, requeriría la cooperación de varios empleados del departamento. Estaba claro que la magnitud de los hechos era demasiado grande cómo para controlarla con hechizos desmemorizadores, pues había demasiados muggles implicados.
No, la cosa era mucho más sencilla que todo eso: incautar la ouija, y buscar una buena excusa que justificase que los muggles acabasen en un hospital psiquiátrico.
Ese último punto era relativamente fácil, pero de todas formas necesitaría hablar cara a cara con los miembros de la familia muggle implicada en el incidente. Necesitaba hacer que "fuesen propensos" a creer la excusa que me iba a inventar para los fenómenos extraños que habían presenciado.
Saffron, pese a mis intentos de conseguir lo contrario, no logró tranquilizarse. No es que me extrañase, pues estando su hermana en un problema, lo natural era que estuviese preocupada.

No harán nada contra ella si actuamos rápido, te lo garantizo.También tendría que modificar los recuerdos de esos tres individuos. Pero, si lo que Saffron decía era cierto, aquello tampoco iba a ser difícil: bastaba con presentarse en el lugar y esperar a que apareciesen.

Saffron se ofreció a ayudarme. Y lo cierto es que su ayuda podría resultarme de utilidad. Dos cabezas piensan mejor que una, suele decirse. Y el asunto iba a ser bastante complicado, así que podría venirme bien su ayuda.

De hecho, podría venirme bien tu ayuda.Le dije.Necesitaré, para empezar, que me digas el nombre y la dirección del hospital psiquiátrico en que se encuentran los dos muggles implicados, así cómo que me acompañes a la residencia de estos. Esto último será lo primero que hagamos.

También necesitaría pasarme por alguna tienda de electrónica. Ese era un paso vital a la hora de llevar a cabo este plan sin fallo alguno.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 650
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 834
Puntos : 416
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Saffron J. McAdams el Mar Ene 02, 2018 2:55 am

En todo ese tiempo que habia pasado sentada alli solo podia tener en su mente todos los problemas que había traido consigo el tema y todo lo que sus padres no sabían... y que si supieran, la matarían, porque sabía que aunque fuera mayor por unos años que su hermanita, no era una tontería que cualquiera podía manejar. Aunque bueno, había venido en búsqueda de ayuda de alguien que si supiera lo que estaba haciendo y no una simple hechicera como ella que sería captada al momento por cualquiera que fuera tan solo un poco inteligente y revisara, suponiendo que era pariente de la involucrada... pum, todo se iba a caer como si de un castillo hecho de naipes se tratara. Empezó a validar todas las opciones que llegaban a su cabeza, quizá no debería haber venido, quizá habían opciones que en aquel momento de desesperación no había notado.

Es cierto que no había mencionado en ningún momento que el hecho en cuestión ya había pasado hacía más de una semana, y quizá tendría que haber dado aviso de todo de forma más temprana, pero al ser algo de este tamaño no había quedado del todo segura en cómo accionar. No era tonta ni mucho menos pero no se quería arriesgar y empeorar todo cuando una mano amiga quizá llegaría a ser tendida.

Esperaba con ansias poder ser de algún tipo de ayuda para la mujer que se veía mucho más hábil en aquel campo que ella, y se relamió los labios con satisfacción y alivio al oirla, podría formar parte entonces y dar su grano de arena, bien. -Nombre y dirección...-Apretó los ojos viendo a la nada y empezó a asentir -Sanatorio Royals, Cavanaugh av.- Dijo luego de unos breves segundos en los que volvía a su memoria la información que necesitaban, que había investigado unos días antes.

-¿Hay algo en lo que pueda colaborar desde ya? ¿Deberíamos visitar el sanatorio? Lo siento si no es de carácter tan urgente pero para mi es... es de verdad ahora, o quizá nunca. No quiero pensar en lo peor ni tener que llegar a ello para preocuparme.-
Expresó algo compungida.
avatar
Imagen Personalizada : Hi!
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 22
Ocupación : Universitaria (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 6.776
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Kiwi
RP Adicional : 000
Mensajes : 62
Puntos : 29
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5327-saffron-j-mcadams http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Gwendoline Edevane el Mar Ene 02, 2018 3:13 pm

Los últimos fragmentos de información que necesitaba me llegaron por fin: ya sabía el nombre y la dirección del hospital psiquiátrico. Tomé nota en el pergamino en que había anotado lo demás. Con toda la información ya en mis manos, dejé la pluma nuevamente en el tintero.
Miré entonces a Saffron, deseando ser una persona a la que se le diese mejor calmar los nervios de la gente. Nunca lo había sido, y gestos tan naturales para otras personas, cómo podrían ser poner una mano en el hombro a una desconocida a fin de transmitirle fuerza y ánimos, no me salían. Y si me salían, eran demasiado forzados.
Así que opté por mirarla a los ojos, intentando mantenerle la mirada unos segundos.

Tienes razón. Tenemos que hacerlo ya. Y vamos a hacerlo.Aparté la mirada entonces, fingiendo ordenar mis pensamientos, antes de explicarle brevemente el plan.Lo primero que tenemos que hacer es deshacernos de esos hombres que viste acechando a tu hermana, y por supuesto de la ouija. Y tengo una idea para que ese tema pase cómo una simple broma: un reproductor de cd o un radiocasette.Sonaba sencillo, casi insultántemente sencillo, pero a veces las cosas sencillas eran las más efectivas: un radiocasette plantado en lugar de la ouija explicaría los sonidos extraños que habían vuelto locos a los pobres muggles.Una vez hecho eso, iremos al hospital psiquiátrico y me aseguraré de que los muggles crean esa historia. Achacaremos todo a alguna broma malintencionada de algún gamberro desconocido.

En mi cabeza, el plan era factible. De todas formas, había cosas que podían complicarse. Los individuos desconocidos podían ser magos, e incluso Mortífagos. Debía ir preparada en caso de que pensasen en luchar. No me apetecía tener que limpiar otro entuerto más, este causado por mí.
Y la idea de matarlos, ni se me pasaba por la cabeza; siempre había otra forma de hacer las cosas.
Me puse en pie entonces, quitándome la túnica que llevaba por encima de mi ropa de calle, enviándola al perchero con un movimiento de varita, y acto seguido atrayendo mi abrigo de polipiel de la misma manera.

¿Vamos allá?Pregunté a Saffron mientras me ponía la chaqueta, para acto seguido enrollar el pergamino con mis anotaciones y guardármelo en un bolsillo; entonces, me di cuenta de una cosa:¿Sabes si hay alguna tienda de electrónica de camino?

Conocía algunas tiendas aquí y allá, pero prefería no tener que andar dando vueltas, e ir directamente a solucionar el problema. El reloj marcaba las 10:12 minutos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 29
Ocupación : Jefa de Desmemorizadores
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 650
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Tortuga marina
RP Adicional : ---
Mensajes : 834
Puntos : 416
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5349-gwendoline-edevane http://www.expectopatronum-rpg.com/t5353-relaciones-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5368-cronologia-de-gwendoline http://www.expectopatronum-rpg.com/t5354-correspondencia-de-gwendoline
Gwendoline EdevaneDesmemorizador

Saffron J. McAdams el Mar Ene 02, 2018 5:49 pm

Asintió convencida de actuar en el momento, tomando en consideración las cosas que le decía -Me parece bien, aunque no creo que se arregle solo haciendo creer que era una broma de muy mal gusto... ¿Es posible borrarles la memoria tanto a los médicos, a ellos como a los vecinos? ¿O es demasiado? No creo que esa familia pueda volver como si nada a aquella casa si todos piensan que son unos dementes de remate.- Comentó con preocupación dado que si bien nunca había sido gran amiga de sus vecinos, tampoco quería que quedaran con la vida arruinada.

Estaba ansiosa al máximo pero al menos sus nervios estaban mermando, no porque estuviera tranquila en sí, sino más que nada porque la mujer se había mostrado muy concentrada, eficiente y prestándole la atención debida a todo el problema y eso ya le daba muchas pautas de que estaba tomándola enserio y no de que se había equivocado llevándole su problema.

Esperaba que su hermana fuera un poco más inteligente en próximas oportunidades y no jugara con la magia como si fueran simples trucos de muggles. Como aquellos de sacar un conejo de la galera o de desaparecer tras un manto o una sábana con estrellas. No, esto era complejo de verdad, y podía llegar a dar muchísimo miedo dado que la magia pocos límites tenía... Al menos se podía quedar tranquila porque siendo adolescente no estaba al cien por ciento de sus capacidades como hechicera, todavía le faltaban años por recorrer hasta a ella misma y le daba algo de respiro para que mientras tanto no se mandara ningún acto del que tuviera que temer luego, o arreglar... tal y como este se diría.

Al oír la pregunta se puso en pie acomodando el plisado del vestido, viendo que nada hubiera quedado corrido o arrugado -Sí, hay un negocio de electrónica a dos calles de aquí, yendo por el costado del parque.-Avisó mientras se acercaba a la puerta ya lista para partir, la abrió y pasó fuera, viendo alrededor... nada fuera de lo común, todo seguía tranquilo. -¿Crees que alguien sospeche? Quiero decir, no es asunto de estado pero... te vas luego de que yo vengo, y conmigo... Quizás debería retirarme antes. Esperarte afuera.- Sugirió la chica de ojos claros mientras la observaba ya fuera del despacho, en el que hasta esa hora todavía no había ingresado ninguno de los supuestos compañeros de la señorita Edevane. Eso era raro, al menos para ella, no cumplir horarios.
avatar
Imagen Personalizada : Hi!
RP : 8
PB : Barbara Palvin
Edad del pj : 22
Ocupación : Universitaria (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 6.776
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Kiwi
RP Adicional : 000
Mensajes : 62
Puntos : 29
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t5327-saffron-j-mcadams http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.